Printer Friendly

Lo propio y lo ajeno. Definicion del estilo san pedro en la parafernalia alucinogena de los oasis del salar de atacama.

LOCAL AND INTRODUCED STYLES IN THE HALLUCINOGENIC PARAPHERNALIA OF THE SALAR DE ATACAMA OASES

Hace mas de un siglo se inicio el estudio de los elementos arqueologicos de la parafernalia alucinogena atacamena, y durante este tiempo gran parte de los investigadores centraron sus esfuerzos en definir el estilo Tiawanaku presente en las tabletas y tubos para inhalar, elementos conspicuos de las ofrendas funerarias locales, quedando fuera de un analisis mas detenido aquellas piezas que no eran reconocidas como de origen altiplanico. En parte, esto ocurrio debido a que el paradigma de la investigacion de la epoca era la idea de que el Estado Tiawanaku habia dominado el area atacamena en terminos culturales y politicos (1). Por otra parte, la llamativa iconografia de dichos objetos permitia que fuesen comparados con la iconografia de la litoescultura circum-Titicaca, asi como con tunicas en tapiceria e iconos ceramicos de la misma area; en una palabra, existian referentes iconograficos que facilitaban la tarea y de ello dan cuenta valiosos trabajos de diferentes autores (entre otros, Baron 1984; Berenguer 1985, 1987, 1993, 1998, 2001; Berenguer et al. 1980; Latcham 1938; Le Paige 1965; Llagostera 1995, 1996, 2001, 2006a, 2006b; Llagostera et al. 1988; Nunez 1962, 1963; Oyarzun 1931; Torres 1984a, 1984b, 1986, 1987a, 1987b, 1998, 2001a, 2001b, 2004; Thomas y Benavente 1984; Torres y Conklin 1995; Uhle 1913, 1915; Wassen 1965, 1972).

Con el avance de las investigaciones en el tema, ha ido quedando en evidencia que el numero de tabletas y tubos, espatulas o tubos contenedores con caracteristicas tecnicas e iconograficas claramente asimilables al arte Tiawanaku es reducido respecto del conjunto total (Llagostera 2006a; Torres 1984b, 1986). De los estudios de Torres se desprende que solo un 9% de las tabletas del salar de Atacama corresponderian a tallas confeccionadas segun los canones estilisticos e iconograficos del arte de Tiawanaku (Torres 2001). Llagostera menciona una mayor frecuencia: 17,5% (Llagostera 2006a). Recientemente, tomando como base los resultados de un analisis morfometrico -y la subsecuente propuesta de interpretacion de los mismos datos- realizado a tabletas trapezoidales con y sin iconografia tiawanaku de la coleccion del IIAM, se puede sostener que en conjunto dichas tabletas alcanzan un 25% en el universo de tabletas conservadas (2) (Figura 1a).

Aunque desde temprano hubo autores que advirtieron que no todas las tabletas descubiertas en Atacama presentaban rasgos tiawanaku, y que la mayoria -en efecto- diferia de dicho estilo (desde Uhle o Latcham mismos), no es hasta los anos 60 que surgen trabajos que empiezan a profundizar en su naturaleza particular (Nunez 1963, y mas tarde Torres 1984a, 1986) (3). En las decadas siguientes se desarrollaron investigaciones orientadas a establecer la especificidad de lo "no Tiawanaku" o lo "atacameno" entre los elementos del complejo sicotropico; aqui hay que destacar los aportes de Torres (1998), Llagostera (1995, 2001) y Llagostera et al. (1988), quienes han realizado importantes avances respecto de la definicion de estilos locales.

Observando la multiplicidad de estilos presentes en el material arqueologico alucinogeno, he ido centrando mis investigaciones en la definicion de aquellos estilos que se perfilan como estilos locales, con amplitud tanto micro como macrorregional. Para esta ultima, he propuesto la existencia de un estilo que he denominado Circumpuneno, debido a su amplio campo de dispersion, cuyo eje es el tropico de Capricornio. Se trata del area Circumpunena, la cual incluye en el norte de Chile la costa de Atacama, la cuenca del rio Loa, el salar de Atacama, y en Argentina, la Puna de Jujuy y la quebrada de Humahuaca. En terminos iconograficos el estilo Circumpuneno destaca por retratar volumetricamente dos tipos de seres basicos: antropomorfo y felino, cuyas caracteristicas se combinan generando Antropomorfos Simples (Victimas), Antropomorfos Complejos y Antropomorfos Felinizados (Sacrificadores). Sacrificadores y Victimas se diferencian por la gestualidad relacionada con el caracter especifico de cada uno, posicion corporal y ciertos objetos connotativos (vestimenta ad hoc, instrumento de la decapitacion), aunque se encuentran interconectados por medio de los roles que habrian desempenado en la coreografia del ritual chamanico del sacrificio humano por medio de la decapitacion de una o mas victimas y la inhalacion del alucinogeno depositado en las tabletas (Horta 2012).

En sintesis, he presentado una propuesta de definicion para un estilo de caracter macrorregional, el cual habria surgido despues del periodo de influencia tiawanaku, manteniendose vigente durante todo el Intermedio Tardio e incluso bajo la dominacion ejercida por los incas en el area. Pero las preguntas que han surgido son varias: mas alla del estilo foraneo (Tiawanaku) y del macrorregional (Circumpuneno), ?que sucede en el salar de Atacama durante el periodo Medio, epoca durante la cual los oasis sampedrinos reciben elementos de la parafernalia alucinogena importados tanto desde el area circumTiticaca como de otros puntos aun no definidos?, ?la sociedad local habria sido receptora pasiva de esta nueva practica inhalatoria que arribaba a Atacama desde tierras altas?, y basandose en que canones visuales y conceptuales fabricaron los atacamenos sus propios equipos para la sicotropia? En este articulo intento responder a estas preguntas desde el analisis iconografico de las piezas, integrandolo a las evidencias contextuales de los entierros con este tipo de parafernalia.

El Estilo San Pedro y el Salar de Atacama

Hilando aun mas fino por medio del analisis iconografico de los diferentes elementos del equipo alucinogeno estudiado, creo que actualmente es posible definir un estilo, en este caso de caracter microrregional, circunscrito a los oasis/ayllus del salar de Atacama. Llagostera en el curso de investigaciones previas (1995, 2001, 2004) planteo la existencia de tabletas "atacamenas", aunque sin definir sistematicamente tal estilo en terminos formales, iconograficos y contextuales, situacion que pretendo subsanar con el presente analisis. Por otra parte, la propuesta de este autor ha sido ubicar a tales tabletas en tiempos anteriores a Tiawanaku, hipotesis que no comparto basandome en evidencias que indican que la parafernalia denominada "atacamena" seria contemporanea con la altiplanica, como se expondra mas adelante.

Material y Metodo

Mi propuesta es denominar a tales elementos del complejo alucinogeno como estilo San Pedro, puesto que como se vera, su dispersion geografica es muy acotada, y no se encuentra presente en el resto del area atacamena (costa del Pacifico, cuenca del rio Loa). Ejemplares de este estilo -79 ejemplares adscritos con seguridad y cuatro inciertos debido a la alta fragmentacion de la pieza u otros obstaculos varios, en total 83 ejemplares entre tabletas, tubos para inhalar, pilones (4), cucharillas, cucharas (5) y espatulas- provienen de los ajuares funerarios de los siguientes cementerios: Coyo Oriente, Quitor 1, Quitor 2, Quitor 5, Quitor 6, Sequitor Alambrado, Solcor 3, Solcor Plaza, Solor 3, Solor 5, Toconao Oriente, Yaye 1.

La muestra analizada involucra a 610 artefactos (580 tabletas; 15 tubos para inhalar; dos cucharillas; una espatula; siete pilones y cinco cucharas), los que fueron sometidos a la observacion minuciosa de sus respectivos rasgos iconograficos. Con este numero no se agota este tipo de parafernalia, ya que todavia resta registrar piezas, fundamentalmente pilones y espatulas, con lo cual aumentara en el futuro la coleccion alucinogena del IIAM. El corpus total de tabletas registradas hasta el momento se compone de 308 ejemplares con algun tipo de iconografia, lo cual corresponde al 53%. Torres habria de llamar la atencion tempranamente sobre la alta presencia de tabletas sin iconografia en esta misma coleccion, calculando para aquel entonces en un 25% el numero de estas (Torres 1984a:189). Actualmente, como resultado de la investigacion llevada a cabo con esta coleccion, ha sido posible establecer la verdadera cuantia de las tabletas lisas en sus tres variantes esenciales: (a) lisa-rectangular; (b) lisa-semitrapezoidal y (c) lisa-trapezoidal); esta alcanza al 47% con 272 piezas, y hasta el momento ha podido ser establecida la adscripcion a estilo de 104 ejemplares.

El concepto de estilo que he utilizado en este y otros trabajos corresponde al concepto clasico de la historia del arte, aplicado notablemente por arqueologos e historiadores del arte que han realizado estudios estilisticos de gran repercusion (Menzel 1964, 1968, 1978; Rowe 1960, 1961; Wallace 1957; Kubler 1962, entre otros). "Estilo" alude a la forma especifica en que ha sido realizado un objeto, a sus rasgos formales estables que derivan en una configuracion especifica o conjuncion de caracteristicas formales y tecnicas asociadas a un contenido determinado. La aplicacion de este concepto en arqueologia ha sido fundamental, convirtiendose en herramienta basica de la clasificacion del material cultural: con ella se definen conjuntos de objetos con caracteristicas semejantes, recurrentes y exclusivas, lo cual permite su diferenciacion respecto de otros conjuntos e introduce un orden al interior de la variabilidad artefactual. Al mismo tiempo, tras cada estilo existe una eleccion cultural vigente en un tiempo y espacio especificos, y por tanto, el estilo es historicamente definido por la practica social; este ultimo rasgo ha permitido plantear en relacion con el material arqueologico que el estilo identifica grupos sociales, y como tal, es indicador de etnicidad (Hodder 1977).

En el presente trabajo utilizo ademas las directrices metodologicas propuestas por Gonzalez (1972, 1977, 1992) y Gonzalez y Baldini (1991) para el analisis iconografico integral, el que consiste en analizar una muestra lo mas amplia posible sobre cada repertorio iconografico, con el fin de determinar los atributos constantes que conforman su estilo, en terminos formales y de contenido, asi como establecer la regularidad de las asociaciones entre atributos.

De las Figuras 1b y 2 se desprende que el estilo San Pedro solo ha podido ser observado en cementerios de los oasis sampedrinos, no existiendo hasta el momento evidencias de parafernalia semejante en territorios vecinos al salar de Atacama. La Figura 1b muestra la frecuencia del estilo San Pedro segun cementerio/ayllu; de acuerdo con esto, Quitor 5 y Quitor 6 (23 y 22 ejemplares, respectivamente) son los cementerios en los cuales este estilo tiene su mayor representacion, encontrandoselo tambien presente en Coyo Oriente y Solcor 3 con 7 y 10 ejemplares cada uno, mientras que en el resto de los sitios su presencia es menor, ya que fluctua entre el 1 y 4%. En la Tabla 1 se aprecia la frecuencia de los otros estilos registrados en los contextos de los cuatro cementerios con mayor presencia de tabletas de estilo San Pedro.

Caracteristicas formales e iconograficas del estilo San Pedro

En terminos tematicos hay que senalar que -tal como ya fuese observado por Llagostera en publicaciones previas (6) - este estilo cuenta con un numero limitado de representaciones, centrandose casi exclusivamente en diferentes expresiones plasticas de la figura humana. Las tallas volumetricas que las caracterizan giran en torno a los siguientes temas:

(a) cabeza humana con o sin gorro, apendices laterales a la altura de las orejas y otros aditamentos (Figura 3),

(b) series de 2, 3, 4 o 5 figuras humanas identicas (Figura 4a, b y c; Tabla 2),

(c) figura humana individual erguida (Figura 5),

(d) figura humana con cabeza de felino sobrepuesta (Figura 6),

(e) felino completo trepado sobre figura humana (Figura 7a y b),

O bien, tableta sin talla volumetrica:

(f) lisa, rectangular (Figura 8).

[FIGURA 2 OMITIR]

Respecto del canon de representacion de la figura humana -que es en definitiva el rasgo mas notable de este estilo- hay que precisar que es basicamente esquematico, con enfasis en elementos especificos de la indumentaria (como diferentes tipos de gorros o tocados, tunicas y fajas) o del adorno personal (peinados o cabellera cubriendo la espalda, apendices [?de pelo?] a ambos lados de la cabeza, pectorales, brazaletes dobles) (Figuras 3, 4a, 5 y 6). Este hecho contrasta con la casi general omision de la representacion de rasgos faciales, especialmente la boca y los ojos en las figuras humanas. Los brazos son largos, en ocasiones llegan a tocar el suelo, o son dispuestos sobre el pecho (Figuras 4a, 4c y 5). En varios casos, la division entre las piernas se logra mediante calados en la madera (Figuras 4b y c). Las rodillas son representadas como protuberancias muy marcadas, y gran parte de las figuras humanas se encuentran sentadas -o alternativamente, erguidas- con las piernas flectadas y los brazos enlazados por la espalda conformando grupos (Figura 9). Especialmente caracteristica es la representacion de figuras o cabezas humanas identicas (Tabla 3); en estos casos, los integrantes del grupo retratado pueden vestir un mismo tipo de tunica, faja o tocado (Figuras 10a y 10b).

En cuanto a la cabeza humana tallada como elemento aislado (sin tronco), esta se conforma de una forma ovalada con representacion de las cejas unidas a la nariz en altorrelieve, lo cual genera una cavidad profunda para el alojamiento de cuentas liticas de colores. Sin embargo, los ojos incrustados con cuentas se dan en un numero menor de casos, y por lo mismo, no parece ser un atributo estable de este estilo, e incluso podria plantearse la posibilidad de que puedan ser inserciones tardias.

En la muestra analizada se han podido contabilizar 15 casos con dos figuras en serie, tres tabletas con series de 3, tres con series de 4, y tan solo una tableta con talla de cinco personajes identicos (Tabla 2 y Figura 4a, b y c). Existen tambien seis casos, que por presentar figuras humanas completas o solo cabezas humanas con rasgos que difieren del patron general (entre ellos la ausencia de extremidades y la boca con dentadura expuesta asimilable a la del felino, o el recurso tecnico de la cavidad de la tableta que presenta un reborde sobresaliente), me hacen integrarlos en un estilo diferente, cuyo origen se encontraria presumiblemente fuera de la zona atacamena (Figura 11).

Cabeza de felino sobrepuesta a cabeza de figura humana

En terminos iconograficos es preciso destacar un tema frecuentemente abordado en tabletas y pilones del estilo San Pedro, y sobre el cual Torres llamo tempranamente la atencion, definiendolo como una de las posibles representaciones de felino o "alter ego" (Torres 1984a:181). Tal como se menciono mas arriba, se trata de una composicion conformada por una cabeza de felino que se sobrepone a un personaje humano (Figura 6), o en su defecto, un felino de cuerpo completo encaramado sobre un humano (Figura 7 a y b). Ambas variantes se pueden observar igualmente en tubos encontrados en sitios de la Puna de Jujuy, en el noroeste de Argentina (Ambrosetti 1908:Figs.100 y 284), asi como en una tableta del pucara de Tilcara (preservada en el Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias de Tilcara, No. Inv. 2227; Casanova 1946:Fig. 57). Considerando esta area de dispersion, se puede plantear que el tema en cuestion habria gozado de un caracter circumpuneno, ya que no parece tener paralelos en el arte Tiawanaku.

Por su parte, Llagostera senalo que la cabeza de animal sobrepuesta "representaria la personalidad adoptada en el curso del proceso de transformacion sicologica logrado por medio del uso de alucinogenos" (traducido por la autora; Llagostera 1995:57); considero que -complementando la idea formulada por este autor, y tambien la planteada en su momento por Torres (1984a:188)- existen pruebas arqueologicas del uso de mascaras, asi como de capuchones o gorros de pellejo de felino que amplian el conocimiento acerca de esta dualidad panandina hombre-felino.

Tanto Mostny (1958) como Nunez (1962) destacaron en su momento este punto sobre mascaras de madera y cuero, se ha tenido oportunidad de ver algunos especimenes reales de capuchones que dan cuenta de este singular atuendo, permitiendo al mismo tiempo reconocerlo en las tallas de la parafernalia sicotropica. Se trata de dos ejemplares conservados por la Corporacion Cultural de Calama, uno de ellos (2002, sin contexto) corresponde a la cabeza completa de un felino, probablemente puma, con sus fauces y colmillos entrecruzados, parte del pellejo del lomo del animal, asi como tambien su cola. El otro (2201, asociado a craneo humano, pero sin contexto conocido) esta compuesto del pellejo desollado de la cabeza de un felino, cortado inmediatamente debajo del morro del animal, por lo tanto, sin fauces, y tambien de una parte tejida en tecnica de anudado, con la cual se le dio la estructura de un gorro o capuchon que se afirmaba mediante cuerdas trenzadas a la cabeza del individuo portador (Figuras 12a y 12b).

[FIGURA 3 OMITIR]

[FIGURA 4a OMITIR]

[FIGURA 4b OMITIR]

A su vez, del valle de Azapa, Arica (cementerio Azapa 2, ejemplares 27195 y 27196, se desconoce contexto mas preciso), provienen otros dos capuchones de similar confeccion que se encuentran en exhibicion en el Museo Arqueologico San Miguel de Azapa; la diferencia respecto del ejemplar 2201 de Calama radica en que los azapenos presentan cortes y costuras del cuero de felino, mediante los cuales se conformo el capuchon adaptable a la cabeza humana con un trozo ancho de pellejo cayendo por la espalda, pero en reglas generales deben haber cumplido el mismo rol de connotar con atributos felinicos al portador del atuendo (7). De esta forma, el vinculo establecido entre el chaman y el felino se debe a la transformacion del primero en el segundo durante el trance inducido por vegetales capaces de alterar el estado de la conciencia del chaman; por lo mismo, es logico inferir que el oficiante incorporara a su vestimenta o atuendos cefalicos algun elemento que lo conectara explicita o implicitamente con tal animal. Ya he senalado en otro lugar la utilizacion de gorros con dos orejas que se pueden observar en figuras talladas de Victimas y Sacrificadores de la parafernalia del estilo Circumpuneno (Horta 2012), sobre los cuales conviene hacer notar que han sido descritos como gorros que "simulan orejas de felino" (Llagostera y Costa 1984:66).

[FIGURA 4c OMITIR]

[FIGURA 5 OMITIR]

En la coleccion del IIAM ocho casos representan a individuos portando una cabeza de felino sobre sus respectivas cabezas, y otros cinco casos con felino trepado sobre un humano (Tabla 4); uno de estos ejemplares es una tableta especialmente interesante, y me referire a el en detalle. Es parte de la tumba colectiva 2094-2108 de Quitor 5, en la cual fueron enterrados 16 individuos, entre ellos, dos infantes, por lo mismo es dificil asociar el ajuar acompanante a algun individuo en especial. Este ajuar resulto especialmente rico en terminos de parafernalia alucinogena, ya que contenia seis tabletas y un pilon -todos conservados afortunadamente-, de los cuales pertenecen al estilo San Pedro el pilon y dos de las tabletas. Una de ellas es el ejemplar 9151, representando volumetricamente a un individuo con caracteristicas de personaje de alto rango, a juzgar por su vestimenta y atuendos, que se resuelven en tunica y apendices auriculares junto a las orejas, probable capuchon de pellejo de felino como tocado cubriendo tambien la espalda (Figura 13a y b). Es igualmente sugerente que dicho personaje sea flanqueado en ambos costados por dos pequenos cuadrupedos de cola enroscada (probablemente cachorros de felino), cuyas cabezas miran frontalmente, mimetizandose con las protuberancias talladas que conforman las rodillas de la figura humana. A esto hay que agregar un adorno en el pecho (probable pectoral de lamina de metal) que lo inviste indiscutiblemente de una condicion especial. Un pectoral igual se puede observar, por una parte, en el pecho de dos personajes de la otra tableta de estilo San Pedro de este mismo conjunto (tableta 9125), con el detalle adicional de que estos individuos no presentaban cabezas, tal como lo resena Gustavo Le Paige en sus notas ("antiguamente sin cabezas") y exhiben sendas hachas en la mano derecha, mientras que en la izquierda lucen brazaletes dobles (8) (Figura 14a y b). Por otra parte, de la tumba 2224 de este mismo cementerio contamos con un pilon con una figura humana, cuyo atuendo incluye el mismo pectoral y un tocado radiado y los apendices laterales a la altura de las orejas, como los que hemos visto en relacion con otros personajes del estilo San Pedro (Figura 15). En la tableta 9151 el pectoral fue trabajado en bajorrelieve, por el contrario, en la 9125 y en el pilon mencionado, en sobrerrelieve; a pesar de esta minima diferencia tecnica lo que se queria representar tenia una forma claramente definida: arriba una forma de medialuna que permite rodear el cuello, y abajo una prolongacion en forma de trapecio.

[FIGURA 6 OMITIR]

[FIGURA 7a OMITIR]

[FIGURA 7b OMITIR]

La busqueda de imagenes de pectorales semejantes me ha conducido hasta un trabajo de Gonzalez y Baldini (1992) referido a las manifestaciones culturales de La Aguada, en el cual describen a "adornos semilunares con proyeccion hacia abajo y agujeros de suspension en los extremos, fabricados sobre laminas de oro o cobre" (Gonzalez y Baldini 1992:10), acompanandolos de dibujos (Figura 16). Lo interesante es que los ejemplares recabados por dichos autores provienen de areas vecinas al salar de Atacama, como el altiplano sur o Lipes (cuatro casos), quebrada de Humahuaca (un caso), Catamarca (tres casos) y un pectoral sin proyeccion hacia abajo de Tebenquiche (puna de Jujuy). Hay que agregar tambien el ejemplar de aproximadamente 8 cm de alto publicado por Tarrago et al. (2010:Fig. 12), cuya caracteristica bimetalica (oro y plata) lo hace aun mas especial, y que igualmente proviene de la quebrada de Humahuaca (Pueblo Viejo de la Cueva). Conviene senalar el dato adicional acerca del tamano de este tipo de insignia, el cual figura en una publicacion acerca de objetos de metal de colecciones del NOA (Figura 17). El ejemplar de la foto alcanza los 15 cm de alto, dimension necesaria para constituir un pectoral en el pecho del individuo portador, al igual que otros conservados en diversos museos (9). No obstante lo senalado, tambien han sido registradas piezas de menos de 10 cm, de modo tal que algunos ejemplares menores podrian haber servido alternativamente como adornos cosidos a la vestimenta.

[FIGURA 8 OMITIR]

[FIGURA 9 OMITIR]

[FIGURA 10a OMITIR]

[FIGURA 10b OMITIR]

[FIGURA 11 OMITIR]

Aparte de lo expuesto, en territorio chileno contamos con una representacion en arte rupestre que resulta extraordinariamente interesante, compuesta de figuras humanas grabadas en el sitio quebrada de Tambores-2 cercano a San Pedro de Atacama, mostrando inusuales vestimentas y atuendos (Nunez et al. 1997:Fig. 7). El pie de foto describe la escena, senalando que "en la zona pectoral se advierten posibles placas metalicas, semidiscoidales y semialunadas"; mas adelante, anaden "se observan dos disenos aislados como estribos que recuerdan a los bancos de "kurakas" y/o pectorales metalicos" (haciendo referencia a Latcham 1938:300, Perez 1994:42). Al observar detenidamente la escena en nuestra Figura 18, es posible apreciar que los "estribos" son formalmente muy semejantes a los pectorales detectados en el pecho de los personajes de la iconografia alucinogena; por lo demas, con esta interpretacion adquiere sentido lo plasmado en la roca: un "desfile" como este de personajes importantes -portando tunicas decoradas, tocados cefalicos, bastones de mando o armas en las manos, extranos aditamentos tipo "perneras" en las piernas- de entre los cuales, uno exhibe en el pecho un pectoral cuya forma es reforzada ademas por la presencia de otros dos pectorales en un extremo del panel, es en si mismo un acto narrativo en torno a los simbolos del poder prehispanico. Aunque la escena incorpora ademas otros iconos y figuras de camelidos, dando cuenta de la densidad del discurso visual y de lo dificil que es penetrarlo, al menos la interpretacion que presento aqui arrojaria luz sobre el uso de estas insignias de metal como simbolos de jerarquia social y de connotacion ritual, asi como de su probable vigencia macrorregional.

Tabletas lisas, sin figuras talladas

Parece probable que al igual que lo que ocurre con las tabletas con o sin iconografia Tiawanaku, cuya forma general trapezoidal ha permitido definir a las lisas sin imagenes como pertenecientes al estilo Tiawanaku (Niemeyer et al. 2013), tambien el estilo San Pedro pudiera presentar una variante o subestilo sin tallados volumetricos, pero con el rasgo compartido con las que exhiben iconografia de poseer una cavidad rectangular. De esta manera, el formato rectangular podria resultar decisivo en la adscripcion estilistica, permitiendo asignar una pieza a un estilo determinado (Tiawanaku = trapezoidal o San Pedro = rectangular), aun cuando la tableta no posea imagenes (10). Es asi como se ha observado un total de 25 tabletas lisas con cavidad rectangular (Tabla 5), que quizas pudiesen ser consideradas como integrantes del estilo San Pedro, aunque la variedad de subformas dentro de la categoria de tabletas lisas rectangulares es considerable, y por tanto se requiere de investigaciones futuras centradas en el tema. Por otra parte, hay que destacar que en general, el marco de la cavidad de estas 25 tabletas lisas es estrecho, y no permite alojar incrustaciones en el borde perimetral, a diferencia de lo que ocurre con los marcos mas anchos de las tabletas de estilo Circumpuneno, en los cuales se solian colocar piedras de variadas formas y materiales diversos (Horta 2012:8).

[FIGURA 12a OMITIR]

Como ya se vio en la Figura 1, la frecuencia del estilo San Pedro en la parafernalia de los oasis sampedrinos estudiada arroja un 14%, valor que es superado por el estilo Tiawanaku con un 25%, debido basicamente a sus tabletas lisas de forma trapezoidal, ya que las con iconografia son solo 58 (vease explicacion en la Nota 2). En Otros Estilos no Definidos se consideran todas aquellas piezas que de momento no han podido ser objeto de definicion estilistica debido a diversas circunstancias, como: (a) faltan datos; se trata de ejemplares hoy ausentes, que sin embargo son consignados en las Notas de Campo de Gustavo Le Paige (1955-1975); (b) ejemplares que debido a su nivel de desgaste no presentan iconografia reconocible; (c) ejemplares con iconografias inclasificables en el estado actual de la investigacion.

[FIGURA 12b OMITIR]

Diferencias estilisticas e iconograficas del estilo San Pedro respecto de los estilos Circumpuneno y Tiawanaku

El estilo San Pedro solo ha podido ser registrado en parafernalia acotada al salar de Atacama, en tal sentido debemos considerarlo un estilo microrregional, con caracteristicas propias que permiten distinguirlo, por una parte, de los rasgos del estilo Circumpuneno que evidencia un marcado caracter macrorregional, y por otra parte, del particular estilo de la parafernalia Tiawanaku. Algunos de los aspectos diferenciales mas notables son:

1. Frontalidad. El estilo San Pedro destaca por la frontalidad de sus personajes. No se observan figuras de perfil, a diferencia de los estilos Tiawanaku y Circumpuneno; en el primero, El Sacrificador o Personaje de Nariz Prominente se retrata invariablemente de perfil. En el segundo, la posicion de perfil se reserva exclusivamente para el Custodio de Victimas (Horta 2012).

2. Enfasis en la figura humana. En efectivo, en el estilo San Pedro se observa una muy baja presencia de zoomorfos, su aparicion se remite basicamente al felino. Llagostera ha destacado una cierta obsesion por la figura humana, interpretando este hecho como una busqueda de identidad, en la cual se habria dado un "encuentro con el propio ser humano", pero al mismo tiempo vincula la representacion humana con lo sobrenatural (Llagostera 2004:102). En mi opinion no se trata de la representacion de deidades, ni tampoco de la de un ser humano cualquiera -sino de uno especial que detenta cargos politicos y religiosos- que se destaca precisamente por los atributos de connotacion jerarquica que viste, como el uso de adornos personales de metal (pectoral semilunar) o de gorros y tocados (entre ellos, los capuchones de felino que se observan en las tallas de la parafernalia). Cada uno de estos objetos -de acuerdo con el registro arqueologico del contexto funerario- parecen haber sido exclusivos y connotativos de un pequeno circulo de individuos que en tiempos prehispanicos habrian liderado ceremonias religiosas de corte chamanico; esta idea se sustenta en el hallazgo de capuchones de felino -en su doble correlato arqueologico e iconografico-, situacion que vincula al oficiante con dicho animal, y por otra parte, con la imagen del hacha. Aun cuando en el estilo San Pedro la representacion de la cabeza cortada y del hacha (atributos esenciales de la iconografia de la decapitacion y del sacrificio humano en el area centro sur andina) es claramente excepcional, hay que consignar el caso de la tableta 9125 (Figura 14a y b), cuyos personajes portan hachas enmangadas en la mano derecha. El caracter excepcional de esta representacion marca una diferencia consistente respecto de lo observado en los estilos Tiawanaku y Circumpuneno, en donde el binomio cabeza humana/hacha es parte del nucleo duro de sus respectivas iconografias.

3. Representacion en serie. Rasgo compartido en cierta forma con el estilo Circumpuneno, en cuanto a la representacion de duos (generalmente Victimas), pero el estilo San Pedro es el unico que retrata series de 3-4-5 figuras humanas identicas, que no exhiben diferencias en la vestimenta o el tocado, contrariamente a lo que ocurre en el Circumpuneno. En este ultimo se da la configuracion de tres personajes yuxtapuestos ("Triadas"), pero casi nunca son enteramente identicos, por el contrario, la diferencia entre las figuras laterales y la central se enfatiza mediante atributos exteriores de la vestimenta o de la gestualidad corporal. Es necesario preguntarse -aunque no tengamos de momento alguna pista para su respuesta- si no es un nuevo concepto de sentido de colectividad o pertenencia a una identidad grupal atacamena lo que esta en juego detras de las imagenes en serie.

4. Ausencia de narracion. A diferencia de los estilos Circumpuneno y Tiawanaku, el estilo San Pedro no se destaca por la articulacion de escenas o por incorporar elementos narrativos en las representaciones talladas en madera, aun cuando se podrian mencionar determinadas acciones, como el entrelazamiento de brazos por la espalda de figuras humanas retratadas en serie, o la accion de flectar los brazos sobre el pecho, que exhiben en ocasiones algunos personajes; tambien hay que mencionar la accion del felino trepando sobre un antropomorfo. Empero, nada de ello alcanza la dimension de la narrativa circumpunena, en donde contamos con tres tipos de personajes distintos entre si, aunque aunados en la configuracion precisa del rito de la decapitacion (Sacrificador, Victima y Custodio de Victima). Tampoco es equiparable con la narrativa moderada de las imagenes talladas en la parafernalia tiawanaku, en donde El Sacrificador hace presentacion de la cabeza humana cortada, o lleva en el tocado miembros del cuerpo humano cercenados, acciones o situaciones que permiten al observador inferir algo acerca del significado de las imagenes. En este sentido, el estilo San Pedro puede ser calificado como el mas criptico de los tres estilos: vemos en el figuras que -a pesar de su tridimensionalidad- entregan muy pocas pistas acerca de su verdadera identidad, revelando apenas algo del contexto de accion en que se habrian desenvuelto.

5. Rol del felino. En el estilo San Pedro el felino es representado basicamente como alter ego del Sacrificador, cuya vestimenta parece hacer referencia a su capacidad de transmutarse en felino. Por otra parte, al parecer el felino cumple tambien el rol activo de oficiante del rito cuando se lo retrata presentando una cabeza humana o a un ser humano de cuerpo completo (Figura 5a y b), lo cual en esta narrativa corresponderia a la victima sacrificada o al sujeto por ofrendar en el marco de un rito desconocido, en el que se usaban sustancias sicoactivas. Por tanto, el felino puede denotar al oficiante del rito al formar parte de la vestimenta de este (capuchon de felino), y tambien puede presentarse como ejecutor directo de la accion. En todo caso, esta cualidad activa del felino corresponde a un concepto difundido en un area mas amplia y manifestado de acuerdo con los diferentes patrones de cada estilo; asi es como se conocen representaciones en tubos y pilones del estilo Circumpuneno en la cuenca del rio Loa (Nunez 1962:Lam. 10b; Lam. 32a; Oyarzun 1931:Fig.12), en una espatula de Chanaral (Torres 1986:Plate 143), y otra de Taltal (Nunez 1962:Lam. 11c), en tubos del NOA (Ambrosetti 1908:Fig. 100 y 284) o en cucharas de la tumba 5382 de Coyo Oriente y de la tumba 2789-2792 de Quitor 6 (Berenguer 1986:Figs. 4 y 5). A pesar de las diferencias estilisticas observadas entre ejemplares, no cabe duda que en conjunto resultan clara expresion de una ideologia compartida por los antiguos habitantes del area Circumpunena, e incluso mas al sur, por los del area Valliserrana en el NOA, verificandose en la parafernalia atacamena un vinculo ideologico especial con la cultura La Aguada, por medio de las mencionadas cucharas, talladas magistralmente en estilo naturalista.

[FIGURA 13a OMITIR]

[FIGURA 13b OMITIR]

[FIGURA 14a OMITIR]

[FIGURA 14b OMITIR]

[FIGURA 15 OMITIR]

[FIGURA 16 OMITIR]

[FIGURA 17 OMITIR]

[FIGURA 18 OMITIR]

Consideraciones Finales

En suma, considero que la iconografia del estilo San Pedro gira en torno a un rito chamanico, cuyos oficiantes se presentan ataviados con simbolos de alto rango (pectoral, brazaletes, peinado especial) y con un tocado que haria referencia a su condicion de ser humano transmutado en felino, mediante el uso de gorro-capuchon confeccionado de cabezas desolladas de felino. Como lo senalara Torres, hablando de tabletas de San Pedro: "...es posible observar la estrecha relacion existente entre el concepto de felino, la busqueda de la vision y las experiencias extaticas facilitadas por el uso de sustancias alucinogenas" (Torres 1984a:191).

Se han podido establecer asociaciones contextuales entre el estilo Tiawanaku y el San Pedro, no asi entre los estilos Tiawanaku y Circumpuneno: en toda la muestra no se verifica la presencia simultanea en una misma tumba de tabletas u otros elementos de la parafernalia que respondan a los canones de dichos estilos; por el contrario, la coincidencia Tiawanaku/San Pedro o San Pedro/Circumpuneno suele darse, lo que refuerza la idea que se ha planteado de que el estilo Circumpuneno seria manifestacion de un desarrollo post-Tiawanaku que habria perdurado hasta tiempos incaicos. Respecto de la presencia conjunta de los estilos Tiawanaku y San Pedro, podemos referir los siguientes casos, en donde fueron registradas sus respectivas parafernalias en un mismo contexto funerario:

(1) Quitor 6, tumba individual 2742, tableta Tiawanaku (falconida incisa plana) con pilon San Pedro (veanse Figuras 5a y b); el ajuar contenia ademas: ceramica Negra Pulida (forma IV=1, forma XIII=3; una botella con mascariforme; Tarrago 1976, 1989:319); mazo de metal enmangado; un arco completo y ocho astiles (lo cual da cuenta de que el enterrado era un hombre); un lliptero ceramico; cuatro cestos decorados; una cabeza de camelido.

(2) Quitor 6, tumba 2434-2441, tableta lisa trapezoidal estilo Tiawanaku con pilon San Pedro; el ajuar contenia ademas: seis ceramicas Negra Pulida (cuatro botellones con rostro; Notas Le Paige); dos morteritos; otro pilon con figura de loro; tres arcos y astiles; ocho cestos decorados.

(3) Solcor 3, tumba 107, tableta Tiawanaku (calada, con el Personaje de Nariz Prominente) con pilon San Pedro (felino trepado sobre humano); el ajuar contenia ademas: ceramica "tipo Gris grueso" y ceramica foranea (vaso queriforme con asa) (Llagostera et al. 1988:94); arco y astiles; hacha; tubo inhalador estilo Tiawanaku con cinta de oro embarrilada; 19 "campanitas" de metal; cucharillas de madera.

(4) Solcor 3, tumba 112, tubo y tableta lisa trapezoidal Tiawanaku con tableta lisa rectangular que tentativamente podriamos asignar al estilo San Pedro, debido a que el panel superior presenta horadaciones de antiguas incrustaciones, practica poco frecuente en este estilo; el ajuar contenia ademas: "dos vasijas ovoides gris gruesas y fragmento de plato"; arco; hacha de metal (de acuerdo con los datos entregados por Llagostera et al. 1988:94); gorro tubular aterciopelado con mechas anudadas rojas, en todo semejante al gorro senalado por Oakland (1992, 1994) como gorro altiplanico (tall red hat) para la tumba 5382 de Coyo Oriente (11). En parafernalia alucinogena destaca esta tumba por ser la unica del cementerio Solcor 3 que incluye dos bolsas tejidas a telar con sendos equipos inhalatorios en el interior, compuestos de tableta, tubo, cucharilla, bolsa aterciopelada y bolsas contenedoras de cuero. Una de estas ultimas contenia un polvo que fue sometido a analisis quimico, resultando ser el primero en arrojar la presencia de "componentes psicoactivos" en materiales arqueologicos del area surandina. A su vez, se obtuvieron siete fechados 14C y seis dataciones en Tl en ceramica de esta tumba, en un rango que va desde 320 a 910 d.C., lo cual da un promedio de 780 d.C. (Torres et al. 1991:640).

Las asociaciones contextuales expuestas anteriormente estarian apoyando mi posicion contraria a la tesis de que en San Pedro habria existido un estilo local previo a las influencias tiawanaku (Llagostera 1995, 2006a; Llagostera et al. 1988). En mi opinion, la practica inhalatoria habria llegado al area atacamena desde tierras altas junto con la penetracion religiosa irradiada desde Tiawanaku. A pesar de las distintas influencias culturales que arribaron a la region, la poblacion sampedrina habria desarrollado un particular estilo en la parafernalia alucinogena con sus propios canones visuales y conceptuales, por medio de los cuales se habrian manifestado sus creencias religiosas de caracter chamanico. Queda asi de manifiesto el rol activo de la sociedad atacamena en cuanto a capacidad de generar y mantener en el tiempo sus particulares codigos culturales, tanto en la ceramica, vestimenta textil y tocados, como en la parafernalia alucinogena.

Agradecimientos. En esta ocasion reciban mi agradecimiento especial Saul Cervantes, bibliotecario del IIAM, por su colaboracion constante en mis busquedas bibliograficas. De igual manera, debo mencionar la ayuda de Arturo Torres, Guadalupe Anza, Jimena Cruz y Macarena Oviedo, de la Unidad de Colecciones y Conservacion del IIAM, quienes me auxiliaran permanentemente en la ubicacion de piezas de la coleccion del complejo alucinogeno. Asimismo, debo agradecer al colega Lautaro Nunez el haberme facilitado bibliografia antigua que no habia tenido oportunidad de consultar y que resulto de especial interes para este articulo. Vayan tambien mis agradecimientos a Jannice Rojas de la Corporacion

Cultural de Calama, quien gentilmente me asistiera en el estudio de los "capuchones" conservados por su institucion, asi como a su padre, Osvaldo Rojas, miembro fundador del Museo de Historia Natural y Cultural del Desierto de Atacama, ubicado en Calama, por darme a conocer la coleccion del complejo alucinogeno de Lasana; a Gustavo Espinosa, Encargado de Registro del Museo Arqueologico de San Miguel de Azapa, Arica, por la informacion entregada acerca de los ejemplares preservados por su museo y a Nieves Acevedo, por la busqueda de antecedentes del ejemplar de capuchon exhibido en el Museo Nacional de Historia Natural de Santiago. Finalmente, no puedo dejar de agradecer la lectura detenida de este manuscrito que hicieran, por una parte, los evaluadores anonimos y, por otra, Hermann Niemeyer, con cuyos comentarios procedi a replantear varios puntos de la argumentacion de una primera version del presente articulo, mejorando ciertos aspectos claves del mismo.

Recibido: diciembre 2013. Aceptado: agosto 2014.

Referencias Citadas

Aguero, C. 2000. Fragmentos para armar un territorio. La textileria en Atacama durante los periodos Intermedio Tardio y Tardio. Estudios Atacamenos 20:7-28.

Ambrosetti, T.B. 1908. Exploraciones arqueologicas en la ciudad prehistorica de La Paya (valle Calchaqui, Provincia de Salta). Campanas de 1906-07. Primera y segunda parte. Revista de la Universidad de Buenos Aires, Facultad de Filosofia y Letras, Publicaciones de la Seccion Antropologia No. 3.

Baron, A.M. 1984. Craneos atacamenos y su asociacion con tabletas para alucinogenos. XLIV Congreso Internacional de Americanistas, pp. 147-155, Universidad del Norte, Instituto de Investigaciones Antropologicas, San Pedro de Atacama.

Berenguer, J. 1985. Evidencias de inhalacion de alucinogenos en esculturas Tiwanaku. Chungara 14:61-69.

--1986. Relaciones iconograficas de larga distancia en los Andes: nuevos ejemplos para un viejo problema. Boletin del Museo Chileno de Arte Precolombino 1:55-78.

--1987. Consumo nasal de alucinogenos en Tiwanaku: una aproximacion iconografica. Boletin del Museo Chileno de Arte Precolombino 2:33-53.

--1993. Gorros, identidad e interaccion en el desierto chileno antes y despues del colapso de Tiwanaku. Identidad y Prestigio en los Andes: Gorros, Turbantes y Diademas, Catalogo de Exhibicion, pp. 41-64. Museo Chileno de Arte Precolombino, Santiago.

--1998. La iconografia del poder en Tiwanaku y su rol en la integracion de zonas de frontera. Boletin del Museo Chileno de Arte Precolombino 7:19-37.

--2001. Evidencias de inhalacion de alucinogenos y chamanismo en el arte de Tiwanaku, Bolivia. Eleusis 5:61-83.

Berenguer, J., V. Castro y O. Silva 1980. Reflexiones acerca de la presencia de Tiwanaku en el norte de Chile. Estudios Arqueologicos 5:81-93.

Casanova, E. 1946. The cultures of the Puna and the Quebrada of Humahuaca. Bulletin 143, Handbook of South American Indians, vol. 2:619-631. Goverment Printing Office, Washington, DC.

Gonzalez, R.A. y M. Baldini 1992. La Aguada y el proceso cultural del NOA. Origen y relaciones con el area andina. Boletin del Museo Regional de Atacama 4:6-24.

Goretti, M. (ed.) 2012. Fuego de los Dioses. Los Metales Precolombinos del Noroeste Argentino. Fundacion CEPPA, Buenos Aires.

Horta, H. 2012. El estilo Circumpuneno en el arte de la parafernalia alucinogena prehispanica (Atacama y noroeste argentino). Estudios Atacamenos 43:5-34.

Latcham, R. 1938. Arqueologia de la Region Atacamena. Prensas de la Universidad de Chile, Santiago.

Le Paige, G. 1955-1975. Notas de Campo. Material manuscrito inedito depositado en la Unidad de Colecciones y Conservacion del Instituto de Investigaciones Arqueologicas y Museo R.P. Gustavo Le Paige S.J., Universidad Catolica del Norte, San Pedro de Atacama.

--1965. San Pedro de Atacama y su zona (14 temas). Anales de la Universidad del Norte No. 4, Antofagasta.

Llagostera, A. 1995. Art in snuff trays of the San Pedro de Atacama (Northern Chile). En Andean Art: Visual Expression and Its Relations to Andean Beliefs and Values, editado por P. Dransart, pp. 51-77. Worldwide Archaeology Series, vol. 13. Avebury, Aldershot.

--1996. San Pedro de Atacama: nodo de complementariedad reticular. En Integracion Surandina: Cinco Siglos Despues, editado por X. Albo, M.I. Arratia, J. Hidalgo, L. Nunez, A. Llagostera, M.I. Remy y B. Revesz, pp. 17-42. Estudios y Debates Regionales Andinos 91, Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolome de las Casas / Corporacion Norte Grande / Taller de Estudios Andinos / Universidad Catolica del Norte, Cusco-Antofagasta.

--2001. Archaelogy of hallucinogens in San Pedro de Atacama (North Chile). Arqueologia de los alucinogenos en la region andina, Numero Especial, editado por C. Torres y A. Llagostera. Eleusis 5:101-121.

--2004. Los Antiguos Habitantes del Salar de Atacama, prehistoria atacamena. Universidad Catolica del Norte, Editorial Pehuen, Antofagasta.

--2006a. Contextualizacion e iconografia de las tabletas psicotropicas tiwanaku de San Pedro de Atacama. Chungara Revista de Antropologia Chilena 38:83-111.

--2006b. San Pedro de Atacama y el sistema reticular de interaccion punena. En Esferas de Interaccion Prehistoricas y Fronteras Nacionales Modernas: los Andes Sur Centrales, editado por H. Lechtman, pp. 303-328. Instituto de Estudios Peruanos-Intitute of Andean Research, Lima.

Llagostera, A. y M.A. Costa 1984. Museo Arqueologico R. P. Gustavo Le Paige S. J. Serie Patrimonio Cultural Chileno, Ministerio de Educacion, Santiago.

Llagostera, A., C. Torres y M.A. Costa 1988. El complejo psicotropico en Solcor-3 (San Pedro de Atacama). Estudios Atacamenos 9:61-98.

Morales, C. 2012. Tocados Prehispanicos de la Coleccion del Instituto de Investigaciones Arqueologicas y Museo R.P. Gustavo Le Paige: Conservacion, Restauracion y Analisis de Colorantes. San Pedro de Atacama, Region de Antofagasta. Tesis para optar al Postitulo en Restauracion del Patrimonio Cultural Mueble, Facultad de Artes, Universidad de Chile, Santiago. Manuscrito en poder del autor.

Mostny, G. 1958. Mascaras, tubos y tabletas para rape y cabezas trofeo entre los atacamenos. Miscellanea Paul Rivet, Octogenario Dicata, Mexico, DF.

Niemeyer, H., H. Horta y F. Gomez-Pena 2013. The Tiawanaku style of snuff trays from San Pedro de Atacama (Northern Chile): Importance of morphometric features. Manuscrito en poder de los autores.

Nunez, L. 1962. Tallas Prehispanicas en Madera. Contribucion a la Arqueologia del Norte de Chile. Tesis de licenciatura para optar al titulo profesional de profesor en Historia, Geografia y Educacion Civica. Instituto Pedagogico, Facultad Filosofia y Educacion, Universidad de Chile, Santiago.

--1963. Problemas en torno a la tableta de rape. Congreso Internacional Arqueologia de San Pedro de Atacama. Anales de la Universidad del Norte 2:149-168.

Nunez, L., V. Zlatar y P. Nunez 1975. Relaciones prehistoricas trasandinas entre el N. W. Argentino y Norte de Chile (periodo ceramico). Serie Documentos de Trabajo No. 6, Universidad de Chile, Antofagasta.

Nunez, L., I. Cartajena, J.P. Loo, S. Ramos, T. Cruz, T. Cruz y H. Ramirez 1997. Registro e investigacion del arte rupestre en la

Cuenca de Atacama (Informe Preliminar). Estudios Atacamenos 14:307-325.

Oakland, A. 1992. Textiles and ethnicity: Tiwanaku in San Pedro de Atacama, North Chile. Latin American Antiquity 3:316-340.

--1994. Tradicion e innovacion en la prehistoria andina de San Pedro de Atacama. Estudios Atacamenos 11:109-120.

Oyarzun, A. 1979 [1931]. Las tabletas y los tubos para preparar la parica en Atacama. Estudios Antropologicos y Arqueologicos. Compilacion, notas y bibliografia de M. Orellana R., pp. 112120. Editorial Universitaria, Santiago.

Perez, J.A. 1994. 2000Anos de Arte Precolombino en la Argentina. Filme Ediciones Valero, Buenos aires.

Tarrago, M. 1976. Alfareria tipica de San Pedro de Atacama (norte de Chile). Estudios Atacamenos 4:37-73.

--1989. Contribucion al Conocimiento Arqueologico de las Poblaciones de los Oasis de San Pedro de Atacama en Relacion con los Otros Pueblos Punenos, en Especial el Sector Septentrional del Valle Calchaqui. Tesis para optar al titulo de Doctor en Historia, Especialidad Antropologia. Tomos I y II. Universidad Nacional de Rosario, Facultad de Humanidades y Artes, Rosario.

Tarrago, M. (ed.) 2000. Los Pueblos Originarios y la Conquista. Nueva Historia Argentina. Tomo I. Editorial Sudamericana, Buenos Aires.

Tarrago, M., L.R. Gonzalez, G. Avalos y M. Lamami 2010. Oro de los senores. La tumba 11 de la Isla de Tilcara (Jujuy, noroeste argentino). Boletin del Museo Chileno de Arte Precolombino 15:47-63.

Thomas, C. y M.A. Benavente 1984. Reflexiones metodologicas acerca de las creencias en la cultura San Pedro a traves del analisis de correspondencia de las tabletas de rape. Simposio Culturas Atacamenas. 44 Congreso Internacional de Americanistas, pp. 157-174. Manchester 1982, Inglaterra. Universidad del Norte, Instituto de Investigaciones Arqueologicas R. P. Gustavo Le Paige S. J., San Pedro de Atacama.

Torres, C. 1984a. Tabletas para alucinogenos de San Pedro de Atacama: estilo e iconografia. Tesoros de San Pedro de Atacama, Catalogo exhibicion Museo Chileno de Arte Precolombino, Santiago.

--1984b. Iconografia de las tabletas para inhalar sustancias psicoactivas de la zona de San Pedro de Atacama, norte de Chile. Estudios Atacamenos 7:178-196.

--1986. Tabletas para alucinogenos en Sudamerica: tipologia, distribucion y rutas de difusion. Boletin del Museo Chileno de Arte Precolombino 1:37-53.

--1987a. The Iconography of South American snuff trays and related paraphernalia. Etnologiska Studier 37. Etnografiska Museet, Goteborg.

--1987b. The iconography of the Prehispanic snuff trays from San Pedro de Atacama, Northern Chile. Andean Past 1:191-254.

--1998. Psychoactive substances in the archaeology of Northern Chile and NW Argentina. Chungara 30:49-63.

--2001a. Iconografia Tiwanaku en la parafernalia inhalatoria.

En Huari y Tiwanaku: modelos versus evidencias. Segunda parte.

Editado por P. Kaulicke y W.H. Isbell. Boletin de Arqueologia de la Pontificia Universidad Catolica del Peru 5:247-454.

--2001b. Shamanic Inebriants in South America Archaeology: Recent Investigations. Eleusis new series 5:3-12.

--2004. Imagenes legibles: la iconografia Tiwanaku como significante. Boletin del Museo Chileno de Arte Precolombino 9:55-73.

Torres, C. y W. Conklin 1995. Exploring the San Pedro de Atacama/Tihuanaku relationship. En Andean Art: Visual Expression and his Relation to Andean Beliefs and Values, editado por P. Dransart, pp.78-108. Worldwide Archaeology Series. Vol. 13.

Torres, C., D.B. Repke, K. Chan, D. Mackenna, A. Llagostera y R.E. Schultes 1991. Snuff powders from Pre-Hispanic San

Pedro de Atacama: Chemical and contextual analysis. Current Anthropology 32:640-649.

Uhle, M. 1913. Tabletas de Chiu Chiu. Revista Chilena de Historia y Geografia tomo VIII, Santiago.

--1915. Los tubos y tabletas para rape de Chile. Revista Chilena de Historia y Geografia, tomo XVI, Santiago.

Wassen, H. 1965. The use of some specific kinds of South American Indian Snuff and related Paraphernalia. Etnologiska Studier 28. Etnografiska Museet, Goteborg.

--1972. A medicine man's implements and plants in a Tiahuanaco tomb in highland Bolivia. Etnologiska Studier 32. Etnografiska Museet, Goteborg.

Notas

(1) Este paradigma se expresa en los escritos de algunos autores de la epoca, cuyos planteamientos se basan en la idea de un "sistema de explotacion colonial" por parte de Tiawanaku en San Pedro de Atacama, el cual se habria mantenido por medio de una "cuidadosa conduccion religiosa" (Nunez et al. 1975:7). Estos mismos investigadores planteaban la aparicion de "oleadas de un poblamiento vinculado con el altiplano", en el marco de un "esquema de expansion colonial del altiplano que exigio el control de microambientes marginales" (Nunez et al. 1975:8).

(2) De acuerdo con la clasificacion estilistica e iconografica que he llevado a cabo de la coleccion del complejo alucinogeno del IIAM, 151 ejemplares (137 tabletas y 14 tubos de inhalacion) corresponden al estilo Tiawanaku (24,7%). Entre las tabletas adscritas a este estilo contamos con 58 que exhiben iconografia y 79 lisas trapezoidales, sin imagenes; estas ultimas no presentan figuras talladas o incisas, pero su formato es tan trapezoidal como el de las tabletas con imagenes.

(3) L. Nunez aplica en 1963 la clasificacion previamente propuesta por Krapovickas (1908) al material proveniente de San Pedro de Atacama y el vecino rio Loa, estableciendo en su Tipo II claras influencias Tiawanaku, asi como en su Tipo VI a "creaciones localistas". Al mismo tiempo, determino dos centros de manufacturacion (Zona I o San Pedro de Atacama, y Zona II o Calama-Caspana-Chiuchiu), cada uno de estos centros con tabletas de distinto formato. Planteaba que en la Zona I se habrian concentrado "tabletas de mango de seccion planiforme en abanico" (su Tipo II, al cual reconoce como de influencia Tiawanaku), mientras que en la Zona II seria mayoritaria la presencia de "labrados tridimensionales" con recurrentes formas de seres antropomorfos (su Tipo VI). Aunque este autor no define estilisticamente a los tallados de la Zona II, establece una diferencia espacialgeografica basica para estos dos tipos, punto que ha sido de gran utilidad en la definicion del estilo Circumpuneno establecida posteriormente por Horta 2012.

(4) Por pilon se entiende un instrumento de madera, estrecho y largo, cuya extremidad superior suele presentar una figura volumetrica, y la inferior remata en una punta roma o aguzada; se le asocia a pequenos morteros cilindricos con y sin tapa.

(5) Algunas de las cucharas de pala ovalada chata provenientes de entierros de los oasis sampedrinos del periodo Medio corresponden a una categoria especial de utensilios, la cual se diferencia claramente de la categoria de cucharas que abundan en tiempos posteriores. Tarrago establece que las cucharas de madera se presentan desde la fase Quitor hasta la fase Yaye (Tarrago 1989:446); igualmente, reconoce como caracteristicas del periodo Medio a "las cucharas talladas volumetricamente", consignandolas como parte del "complejo de rape" (Tarrago 1989:448). Haciendo una revision en el tema, ha sido posible establecer que las figuras talladas en los remates proximales de algunos de estos implementos tienen directa relacion con escenas del rito de la decapitacion, ya sea porque retratan a figuras humanas con hacha en las manos (cucharas de la tumba 2157-58 de Quitor 5 y 2869 de Quitor 6), por complejas escenas donde el felino trepa sobre una figura humana, o en su defecto la flanquea (aqui se pueden consignar la cuchara de la tumba 2789-92 de Quitor 6, asi como las 5382 y 3935 de Coyo Oriente).

(6) En su momento, Llagostera destaco entre las tabletas llamadas por el "atacamenas", que estas se caracterizaban por tallar "representaciones antropomorfas tridimensionales" en dos variantes; una correspondia a "figura humana sosteniendo una cabeza zoomorfica o alter ego" y la otra, "figura humana normal" (Llagostera 1995:58).

(7) Aqui hay que mencionar ademas un fardo completo proveniente de Arica (sin contexto conocido), que actualmente se encuentra en la exhibicion del Museo Nacional de Historia Natural de Santiago, sobre cuya cabeza tapada por los textiles del paquete funerario se puede observar un capuchon en todo semejante a los otros ejemplares de Arica.

(8) Es importante referir la presencia de brazaletes encontrados por Le Paige (1955-1975) en los siguientes contextos funerarios, algunos de ellos in situ en los cuerpos mismos: Quitor 5, tumba elite 2047-2076, con un rico ajuar que incluia entre otros objetos de metal, "dos brazaletes de cobre finos"; Quitor 5, tumba 3334-3350 ("el 3345 tenia un brazalete de cobre en el brazo izquierdo y dos anillos de cobre"); Quitor 6, tumba 2491-2493 ("dos pulseras de cobre al brazo"); Quitor 6, tumba 2512-2517 ("una pulsera de cobre macizo" en el brazo de uno de los cuerpos enterrados); Quitor 6, tumba 2524 ("dos pulseras de cobre al brazo izquierdo"); Quitor 1, tumba 889 ("un brazalete de plata, sencilla lamina de plata con dos hoyitos en cada extremo"); Solor 3, Tumulo Norte, tumba con "cuatro pulseras de cobre, dos en cada brazo"; Coyo Oriente, tumba 5322-25 (brazo izquierdo de adulto con "brazalete de plata" y nino con "brazaletes de cobre en cada brazo"). Resulta sugerente que varios de estos individuos hayan portado precisamente brazaletes dobles, como se puede apreciar en las figuras talladas de las tabletas para alucinogenos (Figuras 5 y 14a y b).

(9) El National Museum of American Indian de Nueva York preserva una importante coleccion de adornos personales de oro provenientes de la zona sur-Lipes (Bolivia), entre los cuales figura un "breast ornament" de 14 cm de largo, en todo semejante a los ejemplares comentados en el presente articulo (No. Inv. 15-8261; http://www.nmai.si.edu/ searchcollections/item.aspx?irn=169683&catids=2&coun try=Bolivia&src=1-3).

(10) Aqui es necesario precisar que Berenguer senalo en diferentes momentos, que las tabletas trapezoidales sin decoracion tambien podrian ser de estilo Tiawanaku (Berenguer 1993: Nota 11), ya que poseian "un contorno formalmente similar" (Berenguer 1998:31), advirtiendo al mismo tiempo, que "la cantidad de tabletas de San Pedro de Atacama imputables a una relacion con Tiawanaku podria ser harto mayor..." (Berenguer 1987: Nota 5). Estas tempranas observaciones no derivaron, sin embargo, en estudios que profundizaran en el tema de la posible identidad altiplanica de este tipo de tabletas lisas, hasta el reciente trabajo de Niemeyer et al. (2013). Este se ha centrado en la investigacion estadistica de los atributos morfometricos de 59 tabletas lisas trapezoidales consideradas por los investigadores citados como pertenecientes al estilo Tiawanaku.

(11) Otros ejemplares identicos pertenecen a la tumba 37 y 3934 de Coyo Oriente, asi como a la tumba 2532 de Quitor 6. En el registro de gorros del IIAM que se maneja hasta el momento, estos cuatro ejemplares difieren claramente, tanto en forma general como en tecnica, del tocado local o atacameno representado por el gorro con corona y casquete (Aguero 2000), ya que estos son tubulares y se conforman de una base interior de fibra vegetal trenzada plana, a la cual se cosia un tejido anillado con mechas rojas exteriores. De esta manera, se obtenia un tocado relativamente rigido, de aspecto cilindrico, cuyo tope -como lo evidencia el unico gorro que conserva el casquete en su forma original: el de la tumba 3934 de Coyo Oriente- se tejia con "tecnica de anudado con diseno por textura y volumen, en color crudo" (Morales 2012).

Helena Horta Tricallotis [1]

[1] Instituto de Investigaciones Arqueologicas y Museo R. P. Gustavo Le Paige S.J. (IIAM), Universidad Catolica del Norte, San Pedro de Atacama, Chile. hhorta@ucn.cl
Tabla 1. Frecuencia porcentual de estilos definidos en cementerios
de San Pedro de Atacama.

Statistical frequency of determined styles in San Pedro de Atacama
cemeteries.

                  Estilo       Estilo     Estilo San       no
               Circumpuneno   Tiawanaku   Pedro Otros   definidos

Quitor 6           2,2%          31%          17%          50%
Quitor 5           1,4%          25%         33,3%        40,5%
Coyo Oriente       5,1%         33,3%         9%          52,5%
Solcor 3            0%           49%          18%          33%

Tabla 2. Tabletas con figuras humanas en series.

Snuff trays with human figures in series.

No. Inv.     Sitio        Tumba     Objeto    Material

9283       Coyo O.      4040        Tableta   Madera
9008       Coyo O.      3975        Tableta   Madera
9157       Quitor 2     1311-1313   Tableta   Madera
9125       Quitor 5     2094-2108   Tableta   Madera
9135       Quitor 5     2094-2108   Tableta   Madera
9136       Quitor 5     2195        Tableta   Madera
9152       Quitor 5     2047-2076   Tableta   Madera
9267       Quitor 5     1930-1931   Tableta   Madera
9129       Quitor 5     2181-2182   Tableta   Madera
9098       Quitor 5     1962-1965   Tableta   Madera
9158       Quitor 6     2524        Tableta   Madera
9011       Quitor 6     2800-2802   Tableta   Madera
8988       Quitor 6     2820-2823   Tableta   Madera
8960       Quitor 6     3550-3552   Tableta   Madera
S/R        Quitor 6     2824-2826   Tableta   Madera
9007       Quitor 6     3631-3633   Tableta   Madera
8786?      Sin ref.     Sin ref.    Tableta   Madera
9295       Solcor 3     148         Tableta   Madera
9292       Solcor 3     144         Tableta   Madera
8862       Solor 5      148         Tableta   Madera
9060       Toconao O.   4665-4669   Tableta   Madera
9005       Yaye 1       5491-5493   Tableta   Madera

Total 22

No. Inv.              Iconografia               Estilo

9283       Dos figuras humanas identicas       San Pedro
9008       Dos figuras humanas identicas       San Pedro
9157       Tres figuras humanas identicas      San Pedro
9125       Dos figuras humanas identicas       San Pedro
9135       Dos figuras humanas identicas       San Pedro
9136       Dos figuras humanas identicas       San Pedro
9152       Dos figuras humanas identicas       San Pedro
9267       Dos figuras humanas identicas       San Pedro
9129       Dos figuras humanas identicas?      San Pedro
9098       Tres figuras humanas identicas      San Pedro
9158       Cuatro figuras humanas identicas    San Pedro
9011       Dos figuras humanas identicas       San Pedro
8988       Dos figuras humanas identicas       San Pedro
8960       Dos figuras humanas identicas       San Pedro
S/R        Dos figuras humanas identicas       San Pedro
9007       Tres figuras humanas identicas?     San Pedro
8786?      Dos figuras humanas identicas?      San Pedro
9295       Cinco figuras humanas identicas     San Pedro
9292       Cuatro figuras humanas identicas    San Pedro
8862       Dos figuras humanas identicas?      San Pedro
9060       Cuatro figuras humanas identicas    San Pedro
9005       Dos figuras humanas identicas       San Pedro

Total 22

Tabla 3. Parafernalia alucinogena con iconografia de figura y cabeza
humana.

Hallucinogenic paraphernalia with iconography of human figure and
human head.

No. Inv.           Sitio             Tumba     Objeto    Material

8989       Coyo O.                 5373-5375   Tableta   Madera
9034       Coyo O.                 4011        Tableta   Madera
8021       Coyo O.                 4120        Tableta   Madera
8964       Quitor 2                1309        Tableta   Madera

9268       Quitor 5                1923-1925   Tableta   Madera
S/No.      Quitor 5                2224        Pilon     Madera
S/No.      Quitor 5                2179        Tableta   Madera
9050       Quitor 6                2532-2546   Tableta   Madera
9198       Quitor 6                3520-3522   Tableta   Madera
S/No.      Quitor 6                2452-2453   Tableta   Madera
9003       Quitor 6                2741        Tableta   Madera

9154       Quitor 6                2527        Tableta   Madera

8970       Quitor 6                2476        Tableta   Madera

9046       Quitor 6                2843        Tableta   Madera
9066       Quitor 6                3540        Tableta   Madera
8975       Sequitor Alambrado O.   1300-1303   Tableta   Madera
9065       Sequitor Alambrado O.   5203-5205   Tableta   Madera

9058       Sequitor Alambrado O.   1665        Tableta   Madera
1573       Solcor 3                24          Tableta   Madera
1668       Solcor 3                29          Tableta   Madera
2381       Solcor 3                62          Tableta   Madera
9063       Solor 3                 439-441     Tableta   Madera

8832       Toconao O.              4503-4505   Tableta   Madera

Total 23

No. Inv.             Iconografia              Estilo

8989       Cabeza humana                     San Pedro
9034       Cabeza humana                     San Pedro
8021       Figura humana erguida             San Pedro
8964       Cabeza humana con gorro y         San Pedro
             apendices auriculares
9268       Cabeza humana                     San Pedro
S/No.      Figura humana erguida             San Pedro
S/No.      Figura humana erguida s/cabeza    San Pedro
9050       Cabeza humana                     San Pedro
9198       Cabeza humana                     San Pedro
S/No.      Cabeza humana con gorro           San Pedro
9003       Cabeza humana con gorro y         San Pedro
             apendices auriculares
9154       Cabeza humana con gorro y
             apendices auriculares
8970       Cabeza humana con apendices       San Pedro
             auriculares y pies
9046       Figura humana erguida             San Pedro
9066       Figura humana erguida             San Pedro
8975       Cabeza humana con gorro           San Pedro
9065       Cabeza humana con gorro y         San Pedro
             apendices auriculares
9058       Figura humana erguida             San Pedro
1573       Cabeza humana y pies              San Pedro
1668       Figura humana erguida             San Pedro
2381       Figura humana erguida             San Pedro
9063       Figura humana acostada            San Pedro
             de espaldas
8832       Cabeza humana?                    San Pedro

Total 23

Tabla 4. Ejemplares de la muestra analizada con iconografia de
figura humana con felino.

Analyzed samples with iconography of human figure with feline.

No. Inv.     Sitio        Tumba       Objeto     Material

9014       Coyo O.      4090        Tableta      Madera

Sin Ref.   Quitor 5     3357-3361   Espatula     Madera
Sin Ref.   Quitor 5     2094-2108   Pilon        Madera
9270       Quitor 5     2047-2076   Tableta      Madera

9148       Quitor 5     2077-2089   Tableta      Madera

9151       Quitor 5     2094-2108   Tableta      Madera

9211       Quitor 6     2587-2595   Cucharilla   Madera
Sin Ref.   Quitor 6     2742        Pilon        Madera
Sin Ref.   Quitor 6     2419        Pilon        Madera

9155       Quitor 6     2442-2447   Tableta      Madera

9277       Quitor 6     2442-2447   Tableta      Madera

3839       Solcor 3     107         Pilon        Madera
8996       Toconao O.   4552        Tableta      Madera

Total 13

No. Inv.           Iconografia            Estilo

9014       Figura humana con cabeza de   San Pedro
             felino sobrepuesta
Sin Ref.   Felino trepado sobre humano   San Pedro
Sin Ref.   Felino trepado sobre humano   San Pedro
9270       Figura humana con cabeza de   San Pedro
             felino sobrepuesta
9148       Figura humana con cabeza de   San Pedro
             felino sobrepuesta
9151       Figura humana con cabeza de   San Pedro
             felino sobrepuesta
9211       Felino trepado sobre humano   San Pedro
Sin Ref.   Felino trepado sobre humano   San Pedro
Sin Ref.   Figura humana con cabeza de   San Pedro
             felino sobrepuesta
9155       Figura humana con cabeza de   San Pedro
             felino sobrepuesta
9277       Figura humana con cabeza de   San Pedro
             felino sobrepuesta
3839       Felino trepado sobre humano   San Pedro
8996       Figura humana con cabeza de   San Pedro
             felino sobrepuesta

Total 13

Tabla 5. Tabletas rectangulares de la muestra analizada sin ningun
tipo de iconografia.

Analyzed samples without any iconography.

No. Inv.         Sitio            Tumba     Objeto    Material

8944       Coyo O.              4024-4025   Tableta   Madera
9069       Quitor 1             3458        Tableta   Madera
8880       Quitor 1             3458        Tableta   Madera
8878       Quitor 1             3449        Tableta   Madera
8850       Quitor 2             1326-1327   Tableta   Madera
9127       Quitor 5             2196-2198   Tableta   Madera
9128       Quitor 5             2000-2002   Tableta   Madera
9137       Quitor 5             1981-1983   Tableta   Madera
Sin Ref.   Quitor 5             2207-2208   Tableta   Madera
9139       Quitor 5             2210        Tableta   Madera
9149       Quitor 5             2163        Tableta   Madera
9099       Quitor 5             2029        Tableta   Madera
9102       Quitor 5             2250        Tableta   Madera
9192       Quitor 6             3589        Tableta   Madera
8798?      Quitor 6             3548-3549   Tableta   Madera
9177       Quitor 6             2678-2679   Tableta   Madera
9240       Sequitor Alambrado   1666        Tableta   Madera
             Oriente
9178       Sin Ref.             Sin Ref.    Tableta   Madera
8929       Sin Ref.             4334        Tableta   Madera
1425       Solcor 3             16          Tableta   Madera
3058       Solcor 3             49          Tableta   Madera
3679       Solcor 3             97          Tableta   Madera
8438       Solcor 3             112         Tableta   Madera
Sin Ref.   Solcor Plaza         1378        Tableta   Madera
Sin Ref.   Toconao O.           4586-4589   Tableta   Madera

Total 25

No. Inv.      Iconografia        Estilo

8944       Lisa, rectangular   San Pedro
9069       Lisa, rectangular   San Pedro
8880       Lisa, rectangular   San Pedro
8878       Lisa, rectangular   San Pedro
8850       Lisa, rectangular   San Pedro
9127       Lisa, rectangular   San Pedro
9128       Lisa, rectangular   San Pedro
9137       Lisa, rectangular   San Pedro
Sin Ref.   Lisa, rectangular   San Pedro
9139       Lisa, rectangular   San Pedro
9149       Lisa, rectangular   San Pedro
9099       Lisa, rectangular   San Pedro
9102       Lisa, rectangular   San Pedro
9192       Lisa, rectangular   San Pedro
8798?      Lisa, rectangular   San Pedro
9177       Lisa, rectangular   San Pedro
9240       Lisa, rectangular   San Pedro

9178       Lisa, rectangular   San Pedro
8929       Lisa, rectangular   San Pedro
1425       Lisa, rectangular   San Pedro
3058       Lisa, rectangular   San Pedro
3679       Lisa, rectangular   San Pedro
8438       Lisa, rectangular   San Pedro
Sin Ref.   Lisa, rectangular   San Pedro?
Sin Ref.   Lisa, rectangular   San Pedro

Total 25

Figura 1a. Distribucion de parafernalia inhalatoria segun estilo
(tableta, tubo, pilon, cucharilla, cuchara, espatula). Muestra
total: 610 ejemplares (Col. IIAM, UCN, San Pedro de Atacama). Snuff
paraphernalia according each style (snuff tray, tube, pestle,
spoons, spatula). Total sample: 610 (IIAM collection, UCN, San
Pedro de Atacama).

San Pedro 13,6% (83 ejemplares)             13,6%
Tiawanaku 24,7% (151 ejemplares)            24,7%
Otros No Definidos 52,4% (320 ejemplares)   52,4%
Circumpuneno 9,7% (56 ejemplares)           9,7%

Nota: Tabla derivada de grafico de segmentado.

Figura 1b. Frecuencia estadistica del estilo San Pedro segun
cementerio.

Statistical frequency of San Pedro style according cemeteries.

Coyo Oriente     7
Quitor 1         5
Quitor 2         3
Quitor 5         23
Quitor 6         22
Sequitor
  Alambrado O.   4
Sin sitio        3
Solcor 3         10
Solcor Plaza     1
Solor 3          1
Solor 5          1
Toconao          4
Yaye 1           1

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.
COPYRIGHT 2014 Universidad de Tarapaca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Horta Tricallotis, Helena
Publication:Revista Chungara. Revista de Antropologia Chilena
Article Type:Report
Date:Oct 1, 2014
Words:11410
Previous Article:Arboricultura y silvopastoralismo en el periodo formativo (1.400 a.C.-500 d.C.) de la cuenca del salar de atacama.
Next Article:Soldados historicos en un panel de arte rupestre, puno, Peru: los caudillos del siglo XIX y el comentario politico andino.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |