Printer Friendly

Literatura y sensibilidad moral: el lugar de la educacion universitaria en el actual contexto colombiano/Literature and moral sensibility: The status of university education in the actual Colombian context/Literatura e sensibilidade moral: o lugar da formacao universitaria no atual contexto colombiano.

Tragicamente, el hombre esta perdiendo el dialogo con los demas y el
reconocimiento del mundo que lo rodea, siendo que es alli donde se dan
el encuentro, la posibilidad del amor, los gestos supremos de la vida.

La resistencia, Ernesto Sabato.


Introduccion

Un maestro acaba de recibir antes de lo previsto la notificacion de que se jubilara de la universidad en la que ha trabajado por un largo tiempo. El, un maestro d iteratura que ensena a sus estudiantes su misma profesion, decide en su ultimo dia no dar su catedra de forma habitual, inicia hablandoles del sentido de dicha labor, de como en un ano ellos seran maestros de literatura y de que quizas lo mas importante no sea la literatura misma, no sea ensenar verdades absolutas acerca de ella, sino ensenar a dudar y a pensar a sus futuros estudiantes. Les da la mision de no ensenar sencillamente literatura, sino de despertar en sus estudiantes lo que el llama el dolor de la lucidez. Con esta escena inicia la pelicula argentina Lugares comunes, del director Adolfo Aristarain que fue estrenada en el 2002. A partir de ella es posible preguntarse por el sentido de la formacion de los estudiantes dentro de la universidad, ?a que debe darse mas importancia?, ?que sentido tienen los saberes que se imparten en ella? y ?como la formacion profesional responde a las necesidades del contexto colombiano actual?

Autores como De Sousa Santos (2004) resaltan el papel de la universidad en la sociedad, en tanto esta debe responder a las necesidades socioculturales de los contextos donde se encuentra; sin embargo, en la practica esto no suele ocurrir asi, pues la universidad ha venido centrandose en temas meramente economicos, dejando entrever como la educacion se convierte en un bien mercantil cuya finalidad es formar profesionales productivos. Es importante reconocer que el trabajo de reformar estructuralmente el sentido de la educacion universitaria es una tarea de largo aliento, por lo que propuestas investigativas que busquen fortalecer la educacion humanista, que respondan a las necesidades sociales y que se encaminen en la formacion de profesionales que contribuyan a la sociedad, son fundamentales, puesto que cada paso que se de en esta direccion permitira que la universidad recobre el sentido con el cual fue creada.

Desde esta perspectiva, la universidad es entendida como una institucion de caracter social, en la cual se interpreta la realidad, sirviendo de mediadora en las relaciones entre Estado y sociedad (De Sousa, 2004). Es en la universidad donde la educacion superior se materializa, posibilitando a las personas el desarrollo de sus potencialidades de una manera integral, propiciando su formacion academica y profesional, tal como lo contempla la Ley 30 de 1992; de esta forma, la universidad no solo debe propiciar en sus estudiantes una buena formacion profesional, sino tambien debe propiciar una formacion como ciudadanos que les permita entender su contexto y trabajar sobre el, de alli que su formacion sea integral.

Sin embargo, dicha formacion no ha sido una tarea sencilla, puesto que como lo manifiesta Nussbaum (2016a), actualmente, la universidad ha centrado sus esfuerzos, no tanto en la formacion ciudadana de sus profesionales, sino en responder a indicadores internacionales de calidad, que buscan mas la produccion capitalista que la formacion humanista, por lo que el trabajo y esfuerzo en generar espacios de formacion ciudadana, donde la sensibilidad moral sea el centro, es una necesidad en la educacion universitaria, mas teniendo en cuenta el contexto colombiano y la necesidad de formar ciudadanos que contribuyan a la generacion de paz.

Perspectivas como la de Nussbaum, permiten ver las emociones como aquellas que guardan en si mismas un conocimiento particular, que fundamenta la moral de la persona y se reflejan en la interaccion del ser humano con su contexto. Nussbaum (2008) da un lugar primordial al arte para comprender las emociones centrandose en la literatura, ya que esta permite una relacion no solo cognitiva, sino afectiva frente al conocimiento de las propias emociones, asi, la literatura se entiende como aquella que permite la reflexion etica sobre la vida misma; por lo tanto, para Nussbaum (2008), la literatura es entendida como un instrumento de deliberacion, con el que el sujeto profundiza en su intimidad emocional y puede percibir de forma clara y distinta aquello que valora. De esta forma, la literatura profundiza en la emocionalidad del sujeto permitiendole cuestionar y problematizar todo aquello a lo que este da significado en su vida.

Nussbaum (2014) resalta la importancia de inspirar las emociones hacia propositos comunes, ya que si se indaga sobre los principios politicos, estos requieren para materializarse y ser estables en el tiempo, de un apoyo emocional que les permita protegerse de la jerarquizacion, por lo que el cultivo de sentimientos como la simpatia y el amor fortalecen los principios politicos, de alli que a la hora de hablar de la formacion de ciudadanos no se reduzca el discurso a meros contenidos, sino que se vinculen las emociones y el cultivo de los sentimientos para que dicha formacion trascienda.

El desarrollo de la sensibilidad moral, mas alla de ser un tema de estudio, se ha convertido en el ultimo tiempo en una necesidad, dado un escenario como el actual, donde la cotidianidad de la violencia crea distancias entre los sujetos que habitan un mismo espacio. La necesidad de acortar estas brechas hace que se busquen estrategias para que los sujetos puedan reconocerse en los otros; por ello, la necesidad de pensar en formas de desarrollar la sensibilidad moral lleva a ver los espacios ficcionales como lugares donde reside la historia del pais y desde donde pueden empezar a construirse escenarios de paz a partir las realidades sociales, politicas y culturales que ha atravesado Colombia. La literatura se presenta como un espacio de significacion del sujeto, donde este puede poner en escena su historia y reconocer la de los otros como algo que no le es ajeno.

De esta manera, la literatura permitiria al sujeto entender de forma amplia su contexto y, a su vez, situarse dentro de el desde lo ficcional, con el fin de comprender su papel en la transformacion social, por lo que la literatura seria entendida mas alla de lo meramente estetico y cobraria importancia frente a lo social, se relacionaria con los niveles etico, politico y moral del sujeto, contribuyendo a la formacion de los ciudadanos y acercando los discursos sobre politica, Estado y ciudadania a un nivel en el cual la emocionalidad cobra un papel fundamental. Hablar de las emociones en el campo de la politica en general y de la formacion en politica en particular, lleva a explorar en Aristoteles, y quienes, partiendo de el, como Martha Nussbaum, dan lugar a las virtudes morales, la felicidad, los sentimientos, y la formacion del caracter humano, entre otros aspectos, permitiendo entender la formacion del ciudadano mas alla del mero aprendizaje de normas, reglamentos, o procedimientos justos, centrandolo en lo propiamente humano y su papel en dicha formacion.

El presente articulo pretende generar una reflexion en torno al lugar que ocupa la literatura en el desarrollo de la sensibilidad moral de estudiantes universitarios, teniendo como base la pregunta sobre el lugar de la educacion universitaria en el contexto colombiano actual; de esta forma, en un primer momento se situa el lugar de la literatura dentro de la compresion social y el reconocimiento del otro, resaltando la importancia del arte como lugar de significacion y compresion del sujeto y del mundo, y tomando distancia de la idea de la literatura como un simple instrumento educativo o didactico; igualmente, se aborda la importancia de la sensibilidad moral en la educacion universitaria, resaltando el papel de la educacion y la formacion de estudiantes que comprendan el momento sociohistorico por el cual atraviesa el pais en la actualidad; por ultimo, se presenta una reflexion en torno a la necesidad de formar a los estudiantes universitarios politicamente desde lugares sensibles, con el fin de fortalecer no solo sus saberes disciplinares, sino la forma de relacionar dichos saberes con las realidades sociales en las cuales se encuentran inmersos.

La literatura dentro de la compresion social y el reconocimiento del otro

Theodor Adorno, en su libro Teoria estetica (1984), hace referencia al arte como un hecho social y estetico a la vez, ya que, por una parte, se disocia a si mismo de la realidad empirica y con ello de la multiple complejidad que constituye a la sociedad, ademas, por otra parte, pertenece a aquella realidad empirica y al complejo social de la cual hace parte. De una forma u otra el arte en relacion con lo social conduce a hablar inevitablemente del lenguaje, aquel que establece la relacion del sujeto con el mundo.

Si se piensa en la literatura como obra de arte es posible identificar la potencialidad de esta para reconocer al sujeto y al otro, la literatura devendria de ese sujeto y la lectura de su mundo, esta seria entonces un acto eminentemente metafisico, estaria ligada a la existencia, al moldeamiento del lenguaje y la relacion que estableceria el sujeto con este. La literatura estaria representada en dos planos; por un lado, la del sujeto que escribe, el cual entraria en un proceso donde conjugaria su mundo y su humanidad, mismos que estarian insertos en un momento historico y social determinado, y la del sujeto que se acerca a ella, en la cual, este conjugaria su ser y su mundo con el del que escribe para dar significado a lo que lee y construir a partir de ello una interpretacion propia.

La literatura entonces no podria ser leida como un mero conjunto de palabras estructuradas, al contrario, iria mas alla de ello, se instituiria como un ejercicio que pasa por la existencia de aquel que escribe y toma el lenguaje para crear mundos o realidades paralelas a su mundo, su historicidad, su contexto y lugar; y aquel que lee, el cual interpreta los mundos que se le presentan para apropiarse de ellos y realizar sus propias interpretaciones. Lo que indicaria que la literatura permite descubrir otras formas de leer el mundo, de entenderlo y de apropiarse de el; seria una lectura que no se encuentra en la superficie del mundo como tal, sino una lectura del sujeto, de lo profundo de este en relacion con el mundo y otros sujetos, una lectura en la que emerge la complejidad y contrariedad de la relacion del sujeto con el mundo.

De alli que la literatura se presente como un lugar desde donde puede explorarse la relacion del sujeto con el mundo y con los otros, siendo esta una relacion que no solo permite la existencia del sujeto mismo, sino a su vez una consciencia del mundo. La literatura como expresion social reflejaria a su vez las relaciones del sujeto con el otro, mismas que dan significado al mundo. Frente a esto, Sabato (1976) manifiesta que en la literatura esta el espiritu humano, aquel en el que se plasma el pensamiento y el arte, profundizando en la existencia del ser; de esta forma, la literatura daria una mirada profunda frente a la relacion del sujeto con el otro, permitiendo entender dicha relacion y, a su vez, como influye el mundo en ella.

La sensibilidad moral en la educacion universitaria

La relacion del sujeto con el otro, y el reconocimiento de ese otro como parte de si, es un proceso que no pasa meramente por la racionalidad, no es un proceso eminentemente cognitivo, sino que es a su vez un proceso emocional y sensitivo, de alli que su comprension requiera acercar al sujeto a lenguajes sensibles que le permitan comprender, desde lo sensible y desde lo racional, como establece una relacion con el mundo y con los otros. Dicha relacion, hace referencia necesariamente con la vida politica del sujeto y acercarse a ella implica desplazamientos a otros lugares, no solo a los establecidos para la comprension del sujeto, sean estos la filosofia, la psicologia, la sociologia o la misma pedagogia.

Asi, el lenguaje literario se presenta como un espacio para comprender al sujeto y, a su vez, comprender las formas en las que establece relaciones con el otro (Nussbaum, 1995). La pregunta sobre que aspectos determinan dicha relacion se encuentra estrechamente ligada con la emocion, es la emocion la que determinara, entre otras, las formas en que el sujeto establece relaciones con otros. Hablar de las emociones, implica necesariamente abordar a Aristoteles (trad. 1998), quien define las pasiones en su Etica nicomaquea como afecciones que se acompanan del placer y la pena, pasiones tales como el temor, la colera, el odio, la envidia, la alegria, la piedad son reconocidas por Aristoteles como aquellas que permiten que las personas cambien sus juicios y sean, en cierta medida, volubles; de esta forma, la emocion, juega un papel importante en los juicios de valor que da el sujeto sobre una cosa u otra.

Desde la perspectiva de Nussbaum (2008), la emocion guarda una estrecha relacion con la creencia en tanto existen elementos de las creencias que dan sentido a la emocion. Las creencias como la emocion estarian intimamente ligadas con la inteligencia y a su vez se entenderian como capaces de ser modificadas por la racionalidad, lo que permitiria entender que las emociones guardan una estrecha relacion con la capacidad cognitiva del ser humano. La emocion entonces propiciaria una comprension moral, es asi como la reaccion de la emocion estaria ligada a un cierto valor que se le asigne a la accion o hecho que ocurra frente al sujeto. De esta manera el sentimiento estaria relacionado con la moralidad y no tanto la racionalidad, por lo que se podria definir, de acuerdo con Nussbaum (2010), que los sentimientos morales son aquellos que posibilitan el desarrollo cognitivo desde la infancia, permitiendo al nino amar y amarse, al tiempo que comprender el lugar del bien y el mal en sus situaciones cotidianas. El proceso de los sentimientos morales se daria desde la infancia, pero no como un proceso meramente individual, sino como un proceso que adquiere sentido en relacion con los otros que rodean al nino y que irian preformando su relacion politica con los otros a traves del crecimiento.

Es por esto por lo que se presentan, de acuerdo con Nussbaum (2010), cuatro sentimientos morales, que con el pasar del tiempo se van resignificando y complejizando cognitivamente. El primero es la empatia, la cual se evidencia en la relacion que establece el nino con su madre, a medida que el nino se forma como un ser social requiere de este sentimiento para establecer vinculos interpersonales; el siguiente sentimiento es la verguenza que se vincula a la inestabilidad en el desarrollo de la infancia, permitiendole al nino la construccion de relaciones jerarquicas con sus padres y creando psicologicamente unos limites para no atentar contra el otro; el tercero responde a la repugnancia, el cual puede ser definido como un caracter anormal que genera impotencia ante asuntos de la vida; por ultimo, esta el pensamiento critico que se desarrolla en la etapa de la pubertad, en la que el sujeto tiene la capacidad de comprenderse como un ser humano y social, entendiendo la reciprocidad como un elemento fundamental para reconocer al otro. Asi, podria decirse que es en el pensamiento critico donde se evidencia el desarrollo de los tres sentimientos anteriores que se iran habituando y reconceptualizando en la adultez, permitiendo la comprension del otro como fin y no como medio.

De esta manera, los sentimientos morales, son vistos como un proceso que se da desde la ninez, y desde donde la conciencia del otro permite los vinculos que puedan establecerse con el, es por esto que se podria decir que desde la familia se establecen ciertos sentimientos morales que de una forma u otra responden a un proyecto politico en medio del cual crece el nino y que puede variar de un lugar a otro. Es asi como los sentimientos morales guardan relacion con la vida publica y se fortalecen durante todo el ciclo de vida del ser humano, a medida que este se relaciona con otros, los sentimientos entonces adquieren sentido a traves de la experiencia del sujeto con el entorno y con los demas.

Frente al lugar de la educacion, la educacion moral resalta la congruencia entre el decir y el hacer al momento de dar un juicio de valor, es asi como el sujeto se hace responsable de aquello que dice y hace frente a una situacion o persona; de esta forma se entiende la responsabilidad con el otro y se reconoce la capacidad del sentimiento para comunicar y establecer puentes con los otros con los cuales se comparte un espacio. Autores como Adela Cortina (1994), resaltan la capacidad del ser humano para desarrollar su vida tanto moral como politica, haciendo enfasis en que el cuidado es aquel valor que permite vivir con otros, por lo que la educacion en ciudadania parte de un valor etico, tanto propio como compartido, que permite reconocer el nivel de humanidad que maneja una sociedad. Si bien la vida moral y la politica se forman paralelamente en el ser humano, y procesos como el de la educacion en ciudadania propenden por dicha formacion, es posible preguntarse por la educacion y la practica pedagogica. Ruiz (2000) resalta en este marco la importancia de la practica pedagogica, ya que esta posibilita la reflexion moral, trascendiendo de una mera transmision de saberes y hallando una relacion con la vida politica de los sujetos.

Teniendo en cuenta lo anterior, se podria argumentar que los sentimientos morales se relacionan con la sociedad y no atanen tan solo a lo individual, sino que reflejan el sentido de una epoca y lo que se espera de la misma; es por esto que una educacion enfocada en la sensibilidad moral, mas alla de exaltar el humanismo, necesario en los espacios educativos, busca pensar la epoca actual para transformarla, asi se entenderia que la formacion politica y en valores es mas que necesaria si se piensa en el momento historico por el que atraviesa Colombia.

El lugar de la educacion universitaria y la formacion de estudiantes en el actual contexto colombiano

La pregunta por la educacion universitaria y la formacion de estudiantes que reconozcan al otro es una pregunta actual, en tanto se relaciona con la construccion de paz y el papel de la universidad en dicha construccion. No puede hablarse de universidad sin hablar del conocimiento, en ella se produce conocimiento a traves del dialogo, las ideas y las reflexiones sobre el mundo, la ciencia y el saber, dicho conocimiento permite entrever la responsabilidad social de la universidad en tanto repercute, en cierta medida, en ella; sin embargo, en la actualidad, la universidad ha perdido dicho sentido, ya que se encuentra atada a indicadores que responden exclusivamente a temas de pertinencia, y que, mas alla de responder a las necesidades de los contextos socioculturales, se centra en temas meramente economicos, dejando entrever como la educacion se convierte en un bien mercantil (Hoyos, 2009).

Si bien, la universidad surge para dar un espacio al conocimiento, en la actualidad dicho conocimiento es entendido como una inversion, como un producto que se capitaliza. De esta forma, la problematizacion frente al analisis de la universidad en la actualidad rescata los postulados criticos de las teorias decoloniales (De Sousa, 2004), cuestionando la importancia que da la universidad a los rankings internacionales versus la poca relevancia que da a la generacion de conocimiento relevante para su contexto local y regional. La universidad entonces adquiere un caracter empresarial donde se patenta el saber y los hallazgos cientificos con el fin de comercializarlos a nivel mundial.

Es por esto que es importante pensar en la identidad de las instituciones educativas partiendo de la discusion y reflexion en torno a la formacion humanista (Nussbaum, 2016b). Si se parte de que la responsabilidad social de la universidad va mas alla de ser un tema meramente de economia sostenible y se analiza como algo intrinseco de las instituciones, seria posible reconocer que su finalidad no se situa en la mera formacion de profesionales utiles al mercado, sino que tambien se relaciona con la formacion de seres humanos y ciudadanos, mas si se tiene presente que todo proceso educativo debe orientarse a la formacion ciudadana, esto atendiendo a la responsabilidad designada a la educacion de formar al ser humano integralmente (Hoyos, 2009).

Sin embargo, ante las demandas que hace el neoliberalismo a la educacion en general, queda claro que su fin no es la formacion de ciudadanos, ni la sociedad, sino el mercado, de alli que se cuestione constantemente la legitimidad y relevancia de la universidad y la produccion que esta hace del conocimiento. La idea de comparar a la universidad con una empresa, permite que la universidad sea entendida como un lugar donde se invierte y se espera una produccion, su problema no es el estudiante, su problema es producir un conocimiento que sea rentable, esto plantea una crisis en la forma en que se entiende la universidad, y a su vez muestra un desafio enorme, pues permite ver la necesidad de replantear su finalidad en la sociedad con el fin de no desaparecer. La universidad requiere preguntarse por el entorno social, por las poblaciones, reconociendo su responsabilidad social, promoviendo el desarrollo humano y formando a sus estudiantes como ciudadanos activos que contribuyan a la sociedad (De Sousa, 2004).

Es por ello que se hace necesario retornar a las funciones centrales de la universidad que eran: cultivar el conocimiento, de alli el lugar de la investigacion; formar integralmente a la persona, y tener una proyeccion critica sobre la sociedad (De Sousa, 2004). Dichas funciones no pueden obedecer al mercado, pues se perderia de entrada la necesidad de formar ciudadanos criticos; al respecto, se podria decir, en palabras de Rosa Ludy Arias (2), que la necesidad de formar ciudadanos criticos desde la universidad requiere de una reestructuracion politica y social de la misma, la cual permita visibilizar el papel de la universidad hoy, donde lo social no sea sencillamente un agregado en algunas carreras profesionales, sino un lugar que resignifique los saberes que aprenden los estudiantes en la universidad.

Si se analiza la forma en que los programas profesionales se organizan en la actualidad, es posible comprender que mas alla de la responsabilidad de la universidad por formar politicamente o por producir conocimiento significativo, esta se ha venido centrando en aspectos como la cobertura y las tasas de graduados por ano en sus programas, dejando de lado aspectos como la formacion del ser, la produccion de conocimiento y la transformacion social; de alli que la educacion universitaria necesite retornar al humanismo, pues desde alli podria irse formando un saber que parta del dialogo, la argumentacion y la interculturalidad que confluye en Colombia (Hoyos, 2009).

Es asi que la educacion universitaria debe configurarse no como aquella que permite alcanzar el exito, sino como parte fundante de la vida del ser humano y de la construccion de ciudadanos que comprendan su existencia a traves de los otros, que comprendan su lugar y las culturas que confluyen en el. Nussbaum (2012) reconoce que la ciudadania que se propende en la educacion para el nuevo humanismo debe llevar a la persona a concebirse como un ser humano vinculado a otros por lazos de reconocimiento y preocupacion, para que puedan entenderse no como ciudadanos de una parte, sino como ciudadanos del mundo.

Ante este reto, cabe senalar la pertinencia por la pregunta frente a como desarrollar la sensibilidad moral de estudiantes universitarios, destacando el valor del arte en la educacion mas alla de la instrumentalizacion y reconociendo en este un espacio para que el sujeto establezca relaciones con la realidad de manera sensible, permitiendole, a medida que se acerca a la obra de arte, que reconozca los vinculos que lo relacionan al otro y asi pueda aportar a la construccion de paz en el pais. La literatura en particular permite que dicho vinculo se de de forma mas amplia en tanto la narracion ficcional permite profundizar en la emocionalidad de la persona, haciendo que el sujeto vea de otra forma aquello que valora o considera correcto (Nussbaum, 1995).

Es importante resaltar que la educacion superior tiene un compromiso profundo con la construccion de ciudadanos que se desempenen de forma creativa y constructiva en la sociedad, la universidad debe responder con ella en la construccion de un modelo social sostenible y justo para la construccion social, como lo resalta Alonso Pena (2008), es por esto que la universidad colombiana necesita replantear el papel que cumple frente a la construccion de paz en el pais, ya que mas alla de buscar responder a una normativa del Ministerio de Educacion Nacional, debe empoderarse de un discurso que parta del conocimiento y del saber que de ella emerge para formar estudiantes que construyan, desde sus disciplinas y saberes las bases de la construccion de paz que el pais requiere. No puede ser la paz un simple tema optativo dentro de la universidad, es necesario que el estudiante que haga parte de una institucion universitaria, sea cual sea su profesion, reconozca la historia de Colombia, la historia del horror que ha llevado al pais a hablar de paz, con el fin de que pueda, a traves de su profesion, contribuir a la construccion de dicha paz.

Conclusiones

Comprender el aporte de la literatura al desarrollo de la sensibilidad moral en estudiantes universitarios, en un contexto pedagogico que contribuya a la construccion de paz, implica el reconocimiento de experiencias, estudios, procesos y proyectos que se han venido realizando sobre el tema. El recorrido por las investigaciones al respecto permite entender que el objetivo de la universidad va mas alla de formar profesionales para el trabajo, puesto que resaltan la importancia de formar el caracter humano en los estudiantes que ingresan a la formacion profesional; de esta forma, en la actualidad, la pregunta sobre la ensenanza universitaria en Colombia tiene una estrecha relacion no solo con los saberes y disciplinas, sino con la formacion ciudadana, el desarrollo de la sensibilidad moral y el contexto social en el cual estan inmersos los estudiantes, con el fin de que generen espacios de convivencia que permitan la construccion y transformacion del pais.

La importancia de profundizar en los estudios sobre el desarrollo de la sensibilidad moral de estudiantes universitarios radica fundamentalmente en el momento sociohistorico por el cual atraviesa el pais. A partir del segundo semestre del 2012, el Gobierno nacional y los representantes de las Farc (3), iniciaron un trabajo en conjunto para llegar a un acuerdo que pusiera fin al conflicto armado entre las dos partes; esto llevo a pensar profundamente el tema de la paz y como a traves de dialogos y acuerdos era posible establecer un fin a la violencia que ha aquejado al pais por decenios. En este marco se reconoce la importancia del trabajo en conjunto de toda la sociedad para construir una paz sostenible que permita a todos los ciudadanos del pais convivir en paz, es por esto que, respondiendo a lo anterior, y buscando generar un espacio para el aprendizaje, la reflexion y el dialogo sobre la cultura de paz, se da la expedicion de la Ley 1732 de 2014, en la cual se establece la catedra de la paz en todas las instituciones educativas del pais, incluyendo la educacion superior. En el caso de la universidad, la catedra de la paz se debe desarrollar de acuerdo con su modelo educativo y sus programas academicos, teniendo presente el principio de autonomia universitaria.

Frente a este desafio, las universidades colombianas han venido desarrollando iniciativas importantes para implementar la catedra de la paz, como lo son: foros, cursos, catedras abiertas, conferencias y disertaciones academicas sobre el tema, en su gran mayoria impulsados por bienestar universitario, medio universitario, observatorios de derechos humanos, o unidades de proyectos estrategicos, entre otros; al igual que los movimientos estudiantiles, que generan espacios de dialogo con la comunidad universitaria y la comunidad en general, movilizaciones, folletos, muestras artisticas como performances, etc.

Todos estos esfuerzos logran generar espacios de analisis y reflexion en torno a la paz y la importancia de esta en el pais, sin embargo, al ser procesos transversales y autonomos que se brindan abiertamente a la comunidad universitaria en general, dificilmente logran impactar en todos los estudiantes, ya que en ocasiones estos no llegan a conocer de dichos procesos, o estos espacios tienen cupos limitados u horarios que no son factibles para todos los estudiantes, siendo ajenos al total de la poblacion estudiantil o impactando solo a unos pocos. Un ejemplo de ello es el taller "Conciencia y relacion. Habilidades sociales para la paz", ofertado para los estudiantes, desde la coordinacion del programa de cultura para la paz de la Pontificia Universidad Javeriana, que en su sede de Bogota D.C. contaba en el 2013 con 22 000 estudiantes de pregrado, en sus dieciocho facultades, y cuyo cupo se reducia a tan solo 30 personas.

Por lo anterior, se hace necesario buscar estrategias que permitan brindar una formacion no solo profesional, sino politica a todos y cada uno de los estudiantes universitarios. No puede olvidarse que la universidad en el contexto actual, mas alla de desarrollar competencias laborales, debe preocuparse por formar a sus estudiantes en y desde lo humano, con el fin de que puedan convivir, respetar y reconocer a los otros, permitiendoles no solo comprender la importancia y trascendencia de la construccion de la paz en sus contextos, sino, a su vez, reconocer al otro y su historia como parte de si, de lo que los constituye como seres humanos, ciudadanos y colombianos. (Hoyos, 2009).

Es por esto que es importante trabajar sobre la formacion etica, emocional y en valores de los estudiantes universitarios desde lenguajes sensibles tales como los del arte, ya que estos permiten conectar tanto lo cognitivo como lo sensible del ser humano en la comprension de las realidades, haciendo posible que los estudiantes reconozcan al otro por medio de lenguajes distintos a los meramente academicos, permitiendoles crear lazos con el otro que se les presenta a traves de las obras artisticas (Nussbaum, 2008). Entre las obras artisticas, se destaca la literatura no solo porque esta le permite al sujeto profundizar en su emocionalidad desde lo cognitivo y lo sensible, o por el valor de la literatura para la comprension profunda del ser humano y del mundo, sino tambien porque en el caso puntual del estudiante universitario, este ha tenido algun acercamiento a la literatura desde los primeros anos de su formacion escolar o antes, dependiendo de su contexto familiar, social y cultural, lo cual facilita la mediacion de la literatura en los espacios universitarios, ya que podria decirse que existe algun acercamiento por parte de los estudiantes a ella.

La necesidad de formar a los estudiantes universitarios humana y politicamente desde lugares sensibles tales como la literatura, con el fin de fortalecer no solo sus saberes disciplinares, sino su forma de relacionar dichos saberes con las realidades sociales en las cuales se encuentran inmersos, de forma que puedan transformar las complejas realidades del pais, se presenta aqui como una invitacion para continuar explorando en torno a la literatura, la sensibilidad moral, la educacion universitaria y la construccion de paz, temas que requieren del compromiso y trabajo de investigadores y academicos que comprendan, que analicen, que desarrollen procesos, proyectos e iniciativas que sean cercanas a las realidades sociales, que esten comprometidos con la trasformacion y el desarrollo social del pais.

Un gran desafio para la investigacion universitaria es el de pensar la universidad y el sentido de la misma dentro de la sociedad, resaltando su papel en la construccion de paz. La universidad requiere, desde la investigacion y la produccion de saberes, ampliar su mirada frente al tema de la paz; por ello, debe empezar a construir conocimiento para la paz en todos los niveles y escenarios de la sociedad, le corresponde formar a sus estudiantes politica y humanamente, de forma que estos logren ser profesionales que asuman una responsabilidad etico-politica frente al saber y frente a lo que ocurre en el pais, reconociendo al otro y sus realidades. Es fundamental que la universidad potencie el trabajo academico mas alla de los discursos tradicionales, fortaleciendo el reconocimiento de la historia del pais, trabajando con las comunidades y dando un lugar preponderante a la sociedad, para este fin la sensibilidad moral y el desarrollo de esta a traves de la literatura se convierten en espacios desde donde pueden darse los primeros pasos en este gran desafio.

Referencias

Adorno, T. (1984). Teoria estetica. Madrid: Ediciones Orbis.

Alonso, J. (2008). El sentido social de la universidad. Educacion superior y sociedad. 13(2),49-63.

Aristoteles. (trad. 1998). Etica Nicomaquea. Mexico D.F.: Editorial Porrua.

Congreso de la Republica de Colombia. (01 de septiembre de 2014). [Ley 1732 de 2014]. Recuperado de http://wsp.presidencia.gov.co/Normativa/Leyes/Documents/LEY%201732%20DEL%2001%20DE%20SEPTIEMBRE%20DE%202014.pdf

Congreso de la Republica de Colombia. (28 de diciembre de 1992). [Ley 30 de 1992]. Recuperado de https://www.cna.gov.co/1741/articles-186370 ley_3092.pdf

Cortina, A. (1994). Etica de la empresa: claves para una nueva cultura empresarial. Madrid: Editorial Trotta.

De Sousa, B. (2004). La universidad del siglo XXI. Para una reforma democratica y emancipadora de la universidad. Bolivia: Plural Editores.

Hoyos, G. (2009). Educacion para un nuevo humanismo. Magis, 2, pp. 425-433.

Nussbaum, M. (1995). Justicia poetica. La imaginacion literaria y la vida publica. Barcelona: Editorial Andres Bello.

Nussbaum, M. (2008). Paisajes del pensamiento. La inteligencia de las emociones. Barcelona: Editorial Paidos.

Nussbaum, M. (2010). Sin fines de lucro. Por que la democracia necesita de las humanidades. Buenos Aires: Katz Editores.

Nussbaum, M. (2012). Crear capacidades. Propuesta para el desarrollo humano. Barcelona: Editorial Paidos.

Nussbaum, M. (2014). Las emociones politicas. ?Por que el amor es importante para la justicia? Barcelona: Editorial Paidos.

Nussbaum, M. (2016a). Inclusion, equidad y mercado: ?objetivos de la educacion superior? Nomadas, 44,13-25.

Nussbaum, M. (2016b). Una carta para el pueblo colombiano. En: P. Gentili, S. Alvarado y E. Rueda Barrera. (Eds.), Paz en Colombia. Perspectivas, desafios, opciones. (pp. 17-19). Buenos Aires: Clacso.

Ruiz, A. y Quintero, M. (2000). Analisis desde la etica de la responsabilidad, de los criterios valorativos, eticos, politicos y pedagogicos en los procesos de formacion en valores. Bogota: Fun-vhec y Colciencias.

Sabato, E. (1976). El escritor y sus fantasmas. Buenos aires: Emece Editores.

Caterine Pardo Mojica (1)

Recibido: 03-07-2018 Aceptado: 11-03-2019

(*) El presente articulo hace parte de la investigacion titulada: El aporte de la literatura al desarrollo de la sensibilidad moral de estudiantes universitarios en un contexto pedagogico para la construccion de paz. La cual, a partir de la pregunta sobre como contribuye la literatura al desarrollo de la sensibilidad moral de estudiantes universitarios en un contexto pedagogico que propicie la construccion de paz, y partiendo de los postulados teoricos de autores como Martha Nussbaum, se desarrollo una investigacion desde una perspectiva cualitativa, con un enfoque hermeneutico, en la cual participaron cuatro expertos en temas de universidad y paz, cuatro maestros, y 36 estudiantes de tres universidades de Bogota D.C., con los cuales se realizaron entrevistas, grupos focales, conversatorios de literatura y observacion participante. El analisis de la informacion recolectada se fundamento en el analisis del discurso. Los resultados obtenidos permitieron comprender el lugar de la literatura en la compresion social y el reconocimiento del otro, la importancia de la sensibilidad moral en la educacion universitaria y el papel de la educacion universitaria en la formacion de estudiantes que comprendan su lugar dentro de la construccion de paz. Se concluyo con la necesidad de formar a los estudiantes universitarios politicamente desde lugares sensibles tales como la literatura, con el fin de fortalecer no solo sus saberes disciplinares, sino su forma de relacionar dichos saberes con las realidades sociales en las cuales se encuentran inmersos.

(1) Docente investigadora. Licenciada en Psicologia y Pedagogia; especialista en Psicologia Educativa; magister en Investigacion en Problemas Sociales Contemporaneos; magister en Educacion, Pontificia Universidad Javeriana. Correo electronico: caterinepardo@gmail.com

(2) Comunicacion personal, 17 de octubre de 2016.

(3) Llamadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia hasta el 31 de agosto de 2017 que se constituyen como el partido politico Fuerza Alternativa Revolucionaria del Comun.
COPYRIGHT 2019 Universidad Distrital Francisco Jose de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Mojica, Caterine Pardo
Publication:Cuidad paz-ando
Date:Jan 1, 2019
Words:6520
Previous Article:Reconciliacion democratica, reconocimiento y superacion de la violencia/Democratic reconciliation: recognizing and overcoming violence/Reconciliacao...
Next Article:Construccion de paz a partir del potencial social universitario: una experiencia de innovacion en posgrado/Developing peace from social university...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters