Printer Friendly

Letizia y Juliana, aciertos y errores de una visita historica: Letizia llevo por primera vez la tiara de las flores de lis, las pulseras gemelas de diamantes y los pendientes de chatones destinados a las reinas de Espana, y el broche desmontable de la tiara que el rey Felipe le regalo.

En la cena de gala, Letizia llevaba la tiara desajustada, y las dos primeras damas coincidieron en el color de los vestidos en el primer dia de su encuentro

LA historica visita del presidente argentino, Mauricio Macri, y su esposa, Juliana Awada, ha supuesto tambien un punto de cambio en los usos y costumbres de la Corona. Con los Macri se ha estrenado un nuevo protocolo para las visitas de Estado con nueva tribuna y parada miliar en el Patio de la Armeria a cargo de la Guardia Real con sus uniformes de gala.

Se ha potenciado tambien la magnificencia del Salon del Trono y del comedor de gala, considerado como uno de los mas bellos de la realeza por la nobleza de sus muebles o sus impresionantes aranas.

Los Macri no ocultaron su admiracion por este suntuoso escenario, ensalzado tambien por los medios argentinos. Cambios que suponen todo un acierto y que son iniciativa del propio Felipe VI, deseoso de dar a conocer el legado que ha recibido, lleno de riqueza e historia, sobre todo ahora que ha pasado la tormenta por la sentencia del Caso Noos.

Muy complices

La visita habia generado una gran expectacion ante lo que se califico de duelo de estilo entre Letizia y Juliana, dos iconos internaciones.

Desde que el matrimonio Macri llego al esplendido Patio de la Armeria del Palacio Real, quedo patente la conexion y complicidad entre las dos Primeras Damas. Mientras Letizia opto por un sastre de Felipe Varela, la esposa del mandatario argentino opto por un look de Amelia Saban para Menage a trois, conocida firma de su pais. Las dos estaban guapas y glamurosas, pero se considero un error el que ambas vistieran de rosa palo. Posiblemente un fallo de protocolo, pues los encargados del mismo deberian saber el color del atuendo de la Reina y su invitada.

No pasaron inadvertidos los gestos complices y cordiales entre Letizia y Juliana. Estan crercanas en edad (la Reina 44 y Juliana 42) y tienen hijas pequenas, otro nexo de union. En este sentido, el mandatario comento en su discurso en la cena de gala que su hija Antonia, de cinco anos que tambien ha viajado con ellos a Espana, le pidio a su padre <<quedarse a vivir>> en el Palacio de El Pardo, donde se alojaron durante su estancia en Madrid.

Esa noche, los Reyes ofrecieron una cena de gala en el Palacio Real. La entrada de Letizia en el Salon del Trono provoco murmullos de admiracion, pues por primera vez la Soberana espanola lucio la fastuosa diadema de las flores de lis, las pulseras gemelas de diamantes y los pendientes de chatones, legado de la reina Victoria Eugenia que forman parte de las <<joyas de pasar>> que la esposa de Alfonso XII lego a sus sucesoras.

La tiara problematica

Este gran acierto tuvo como contrapartida el que diera la impresion de que en su parte frontal pareciera que la tiara estaba rota. La diadema es articulada y no estaba bien encajada en el cintillo de terciopelo sobre el que montaba. A ello se unio el que Letizia quizas podria haber optado por un recogido con mayor volumen en los laterales con lo que se hubieran mejorado la proporcion del look, pues estamos hablando de una corona de considerable tamano y altura.

Letizia al quite

Durante el brindis tambien se produjo otro fallo, esta vez por parte de Mauricio Macri. El presidente se disponia a levantar su copa cuando Letizia le interrumpio con un, <<Espere, Presidente>>, mientras le pasaba la copa de cava y el dejaba la de agua que por error habia cogido. Protocolariamente se considera un desaire brindar con agua.

Ritual milimetrico

Esa noche el chef Oscar Velasco, preparo un menu que incluia sopa de champinones, puerros y huevos de codorniz, lomo de bacalao al horno, tomate, papa canaria, pimiento rojo y sesamo y mousse de chocolate al aceite de oliva con horchata de avellana, todo ello regado con vino tinto, blanco y cava para los brindis.

Los trabajadores de Patrimonio Nacional se encargaron de todo saliera perfecto en la cena.

Cuando los Reyes y el presidente argentino con su esposa hicieron su entrada, el comedor de gala lucia en todo su esplendor. Inaugurado en 1879 para celebrar la boda de Alfonso XII y Maria Cristina de Habsburgo, la mesa esta preparada para 120 comensales cubierta con cinco manteles.

Estaba adornada por tres corbellas (grandes y pesadas bandejas), y ocho candelabros de refulgente plata y centros florales bajo y poco aromaticos. Sobre los bajoplatos se coloco la vajilla blanca de Moser con filo de oro y las iniciales de don Juan Carlos y dona Sofia y las copas de cristal de bohemia, colocadas milimetricamente con un cordel. A los lados la cuberteria de plata sobredorada de Alfonso XII. Entre comensal y comensal hay una distancia de 60 centimetros. Todo un ritual en el que se tarda en preparar mas de un dia.

Dos estilos

Tras la cena de gala, las dos parejas volvieron a coincidir en la inauguracion de la feria ARCO, que este ano tenia a Argentina como pais invitado. Letizia volvio a ejercer de perfecta anfitriona y recorrio con Juliana parte de la feria. No dejaron de compartir comentarios y confidencia y en cuanto a los looks es coincidencia que hubo empate en el duelo estilistico.

Concluida la inauguracion, se ha publicado que Letizia y Juliana almorzaron juntas y despues de fueron de compras a Zara. A la Primera Dama argentina, que tiene su propia firma de moda, le encantan las marcas lowcosty, segun parece, estaba tambien muy interesada en la ropa de cama y mesa, pues sigue renovando la residencia presidencial de Los Olivos, en Buenos Aires.

Un encuentro informal que volvio a poner de manifiesto la sintonia entre ambas. De hecho, Juliana Awada solo ha tenido palabras de afecto y admiracion por Letizia e incluso comento que la Soberana espanola es todo un referente para ella.

En El Pardo

Siguiendo el protocolo de estas visitas, los Macri ofrecieron una cena en el palacio El Pardo en la que se sirvio un menu criollo que preparo el chef argentino establecido en Espana Javier Brichetto.

Letizia volvio a causar sensacion con un vestido de coctel silueta lapiz y escote asimetrico. Le quedaba con un guante, pero para muchos no parecio muy apropiado para esta cena.

En cuanto a Juliana Awada quizas se le fue un poco la mano con el toque caribeno de su vaparoso vestido blanco de la disenadora argentina Evangelina Bomparole.

Entre los invitados a la cena se encontraban Vargas Llosa con Isabel Preysler junto al entrenador del Atletico de Madrid, Cholo Simeone y su pareja, Carla Pereyra. Tampoco falto Tini Stoessel, tambien conocida como Violeta, que lleva una temporada instalada en Madrid junto a su novio, el modelo Pepe Barroso, hijo del conocido empresario.

De forma privada, Mauricio Macri y su esposa fueron obsequiados con una cena organizada por el empresario Javier Hidalgo.

Son los detalles y anecdotas de una importante visita de Estado en los planos politico y economico, en la que las glamurosas primeras damas, ademas de ser ya grandes amigas, acapararon en buena parte el foco mediatico.

Fotos R. Lopez y Agencias

Leyenda: Para la cena, la Primera Dama argentina eligio un vestido de Gabriel Lage bordado con cristales Swarovski.

Leyenda: Sus encuentros han estado llenos de gestos de complicidad.

Leyenda: Letizia y Mauricio Macri en su llegada al comedor de gala. En primer termino, Ana Pastor, presidenta del Congreso.

Leyenda: Fue muy comentado que la propia reina Letizia corrigiera al presidente argentino cuando este se equivoco de copa a la hora del brindis

Leyenda: Mauricio Macri brinda con Letizia con la copa de cava.

Leyenda: El Patio de la Armeria del Palacio Real ofrecio una esplendida vision cie Madrid en la ceremonia de bienvenida.

Leyenda: La Reina y Juliana Awada llevaron looks muy similares en la ceremonia de llegada, lo que se considero un fallo de protocolo

Los Reyes estrenaron ceremonial de bienvenida en el Palacio Real. Todo un acierto

Alas dos primeras damas les encantan los monos y recogidos con los que estan guapas y favorecidas

Leyenda: Letizia rescato un exquisito traje sastre de Felipe Varela en tanto que Juliana Awada lucio un abrigo de Amelia Saban y zapatos de Valentino.

Leyenda: La Reina y la Primera Dama argentina tampoco se pusieron de acuerdo en sus estilismospara la cena de El Pardo: una iba de corto, otra de largo

Antonia, la hija menor de los Macri, le dijo a su padre que queria vivir en el palacio de El Pardo

Leyenda: Antonia, de 5 anos, salio en pijama para saludara Letizia antes del comienzo en la cena de El Pardo.

Leyenda: En Arco, Letizia llevo un vestido deHugo Bossy Juliana un camisero de Menage a trois.

Leyenda: La Primera Dama argentina llego-a Madrid con un abrigo en tonos pastel y unos zapatos plateados firmados por Chanel.

Famosos

LA CENA EN EL PARDO

Los Macri cumplimentaron a los Reyes con una cena en el palacio de El Pardo con la presencia de famosos argentinos como Tini Stoessel. La Violeta de Disney es uno de los idolos de las hijas de Juliana Awada y una de las argentinas mas influyentes. Prueba de ello es que asistio tambien a la cena de gran gala en el Palacio Real. Vive en Madrid con Pepe Barroso jr.

Isabel Preysler no falto acompanando a Vargas Llosa, buen amigo del presidente Macri con quien mantuvo un encuentro personal. Isabel coincidio en El Pardo con Diego Simeone y su pareja, Carla Pereyra. La espectacular modelo argentina causo sensacion. Solo cinco meses despues del nacimiento de su hija, Francesca, ha recuperado su perfecta silueta y volvio a las pasarelas en la reciente Mercedes Benz Fashion Week.

Leyenda: Carla Pereyra (28), espectacular con un vestido de Roberto Diz. Abajo, con su pareja, Simeone, e Isabel Preysler, (66)vestida por Pronovias.

Leyenda: Tini Stoessel, (19), la famosa Vineta de Disney, asistio a las cenas en el Palacio Real (a la derecha), con un traje de Red Valentino, y en El Pardo (abajo).

Diamantes para la historia

LETIZIA, POR PRIMERA VEZ, CON LAS JOYAS DE LA CORONA

La tiara de las flores de lis forma parte de lo que en su testamento Victoria Eugenia llamo <<joyas de pasar>>. Fue hecha en la Casa Ansorena en 1906 como regalo de boda de Alfonso XIII a Victoria Eugenia de Battenberg. Su uso es privilegio de las Reinas de Espana y tanto Victoria Eugenia como dona Sofia la acompanan con los pendientes de chatones y las pulseras gemelas, tambien de diamantes. Los brazaletes fueron montados por Cartier y provienen de una diadema que Alfonso XIII tambien regalo a Victoria Eugenia y por la que pago mas de un millon de pesetas ... de 1906. Piezas historicas que, por fin, Letizia ha rescatado.

Leyenda: La reina Victoria Eugenia con la diadema, los chatones y las esmeraldas de Eugenia de Montijo que vendio.

Los pendientes de chatones fueron cedidos por dona Sofia para que su hija Cristina los llevara en 1997 en su boda con Inaki Urdangarin.
COPYRIGHT 2017 Newspan Media
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Publication:Semana
Date:Mar 8, 2017
Words:1958
Previous Article:Emma Stone, directa al Oscar: sus companeros del Sindicato de Actores premiaron su trabajo en La ciudad de las estrellas (La La Land).
Next Article:Carlota disfruta de su solteria junto a Jared Leto: la joven viajo desde Francia hasta Milan para asistir al desfile de Gucci, firma de la que tanto...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters