Printer Friendly

Las prestaciones mutuas en caso de nulidad de contrato: caracter indemnizatorio o restitutorio en el derecho civil chileno.

Sumario: Introduccion. i. Relacion de la nulidad con la indemnizacion de perjuicios. 1. Normas referentes a la compatibilidad entre la pretension indemnizatoria y la anulatoria y revision de las causales de nulidad que pueden dar lugar a la accion de perjuicios. ii. La naturaleza extracontractual de la accion de perjuicios derivada de hechos que pueden dar origen a la anulabilidad de un contrato. iii. El caracter indemnizatorio (o no) de las prestaciones mutuas en caso de nulidad de contrato. 1. Naturaleza de las restituciones procedentes en caso de nulidad. 2. Compatibilidad entre las restituciones y la responsabilidad, en el caso del articulo 1687 (1746). Conclusiones.

Restitutions in case of contract avoidance: Compensatory or restitutory nature in Chilean Civil Law

Introduccion

Hace algun tiempo se viene estudiando la relacion entre las acciones de danos y de nulidad, en particular, la compatibilidad entre el deber de reparar el dano y la obligacion de restituir, en caso de que en virtud del contrato nulo se hayan producido desplazamientos patrimoniales. para el proposito anterior se revisan las condiciones o presupuestos necesarios para el ejercicio conjunto de ambas acciones, pero siempre destacando, junto con el resto de la doctrina, la independencia de la accion resarcitoria y la accion de nulidad; esto es, se remarca que, si bien pueden interponerse conjuntamente, tambien lo pueden ser independientemente cumpliendo los requisitos de la accion en cada caso. se analizara asimismo el codigo civil chileno, para intentar determinar si de el puede extraerse una regla general o, al menos, si existen algunas disposiciones especiales que se pronuncien sobre la compatibilidad en determinados casos, revisando los casos identificados hasta el momento por la doctrina nacional.

Determinada la compatibilidad e independencia de las acciones de nulidad y de danos, se investigara el caracter precontractual, contractual o extracontractual de la accion, pasando a revisar las reglas de nulidad que parecen vincularse con la indemnizacion de perjuicios.

Nos detendremos en la naturaleza indemnizatoria o no de las prestaciones mutuas, en caso de que en virtud de la declaracion de nulidad del contrato las partes se encuentren en el deber de restituir lo dado o pagado en virtud del contrato declarado nulo, aspecto que consideramos el mas original de nuestro trabajo, separando para ello las prestaciones que debe ejecutar el poseedor vencido (en nuestro caso, el vencido en el juicio de nulidad) en beneficio del reivindicante (el demandante vencedor en el juicio de nulidad), asi como tambien las que debe cumplir el reivindicante a favor del poseedor vencido, llegando a la conclusion de que la naturaleza juridica de sus obligaciones es diferente, segun tendremos oportunidad de explicar.

Finalmente se tratara el campo de colision entre los efectos de la nulidad y la reparacion del dano que, via articulo 2314 (1) (2341) del Codigo Civil de Bello1 (2), se puede verificar en el caso del inciso 11 del articulo 1687 (1746).

I. Relacion de la nulidad con la indemnizacion de perjuicios

La nulidad, como se sabe, consiste en la declaracion de invalidez del contrato mas la privacion de los efectos del mismo; con todo, su alcance dependera de los efectos que en el trafico se hayan producido en virtud del contrato. Sin embargo, la responsabilidad civil a que puedan dar lugar los hechos que tambien han dado lugar a la declaracion de nulidad de un contrato no se relaciona, directa ni indirectamente, con el efecto anulatorio. De ahi que es natural que el codigo civil no contenga una regla general en la materia de procedencia conjunta o no de las acciones anulatorias y resarcitorias, ni normas particulares que agrupen los casos de vicios del consentimiento. Sin embargo, si contiene disposiciones aisladas que se refieren a la posibilidad contingente de demandar danos y perjuicios como consecuencia de la celebracion de un acto o contrato viciado.

Las condiciones de procedencia de la accion resarcitoria deben cenirse, en todo, a los requisitos establecidos en los articulos 2314 (2341) y siguientes, que conforman el estatuto juridico general y supletorio de responsabilidad civil extracontractual. De este modo, con independencia de que los hechos fundantes puedan dar origen a la accion de nulidad, el actor de la accion de perjuicios debera probar el dano, la culpa del ofensor y la relacion de causalidad existente entre la conducta desplegada por el responsable y los danos ocasionados a la victima.

En este sentido, la doctrina exige la falta de culpabilidad y buena fe de quien ha sufrido el dano, una conducta maliciosa o culpable y la relacion de causalidad entre ambas (3), requisitos que, como podra advertirse, coinciden, en lo grueso, con los requisitos de procedencia de la accion de perjuicios bajo el regimen de responsabilidad civil extracontractual del articulo 2314 (2341).

Si la naturaleza juridica de la accion de perjuicios que puede derivarse de un contrato anulable o nulo es la responsabilidad civil extracontractual, entonces tal accion nada tiene que ver con la anulacion o anulabilidad del contrato, es un hecho completamente independiente, y si se cumplen los requisitos del articulo 2314 (2341), la indemnizacion sera de todos modos procedente. De ahi, entonces, no se puede inferir que de la nulidad de un contrato surja inmediatamente el deber de reparar el dano, respecto de una parte para con otra, sino que previamente se debe determinar que concurren los supuestos que dan lugar a responsabilidad civil.

Si se dan estos supuestos de responsabilidad civil, la doctrina acepta el ejercicio conjunto de una y otra accion. Los autores, en sistemas como el nuestro, declaran la compatibilidad de la accion de perjuicios con la pretension anulatoria de un contrato. En esa linea, Diez-Picazo (4) y De castro (5) se inclinan abiertamente por la compatibilidad. Al respecto Morales ensena: "se admite la posibilidad de que concurran ambas en un mismo supuesto (por ejemplo, cuando se mezcla el engano con el incumplimiento)" (6). La compatibilidad es admitida tambien en Alemania (7), Francia (8) y en el derecho uniforme: asi lo senala en terminos explicitos el articulo 3.18 de los Principios de Unidroit y, en relacion con el derecho europeo de contratos, consagran tambien la compatibilidad el articulo 4:117 de los Principios del Derecho Europeo de Contratos (pecl), el articulo 11.-7:214 del Marco Comun de Referencia (dcfr) (9) y el articulo 147.3 del Codigo Europeo de Contratos (Pavia).

En chile, Alessandri explica que, entre los efectos de la nulidad, la ley no menciona expresamente la obligacion de indemnizar estos perjuicios; pero es un principio general de derecho que todo dano imputable a culpa o dolo de otro debe ser indemnizado por este, en virtud de lo dispuesto en el articulo 2314 (2341) del Codigo Civil (10). En igual sentido, Baraona esta por la compatibilidad de la indemnizacion de danos y perjuicios con una demanda de nulidad absoluta o relativa (11). Por su parte, Barros sostiene que de la declaracion de nulidad se pueden seguir perjuicios atribuibles a la culpa de una de las partes con motivo de la negociacion o celebracion del contrato (12). En un sentido similar, Rodriguez (13) indica que si se celebra un acto juridico y posteriormente se declara su nulidad, es perfectamente posible que se cause un dano y que este dano tenga como antecedente causal la conducta o comportamiento de la contraparte. De modo que la nulidad puede dar lugar a una accion indemnizatoria a favor de aquel en contra de quien se pronuncia la nulidad o aquel en favor de quien ella se declara (14).

En este orden de ideas, la doctrina, directa o indirectamente, se pronuncia por la independencia de las acciones anulatoria y resarcitoria. Directamente, lo hace por ejemplo Jerez, quien senala que la pretension indemnizatoria es compatible con las reglas de la nulidad contractual, "y a la vez, es independiente de ellas, porque tiene su fundamento en el principio de responsabilidad civil extracontractual" ((15).

Como tendremos oportunidad de ver en el acapite subsiguiente, la gran mayoria de los autores, por no decir la totalidad, piensan que la accion resarcitoria se enmarca dentro de la responsabilidad civil extracontractual. A los autores que se han pronunciado en el sentido indicado los agrupamos dentro de la doctrina que, indirectamente, se pronuncia tambien aceptando la independencia de ambas acciones, idea que supone que para proceder a indemnizar danos se deben cumplir los requisitos generales de toda accion de danos extracontractual, en orden a que la razon de la independencia de la accion indemnizatoria respecto de la accion de nulidad se encuentra, como hemos dicho, en el principio de responsabilidad civil extracontractual recogido en el articulo 2314 (2341) del Codigo Civil.

Con base en la independencia de ambas acciones expuesta anteriormente, al tratarse de pretensiones diferentes, con diverso fundamento, no conviene mezclar los requisitos de la indemnizacion de perjuicios con la causal de nulidad. La nulidad se declara sobre la base de la inobservancia de las reglas que establecen los requisitos para que el contrato produzca efectos juridicos. La indemnizacion se ordena por la concurrencia de los requisitos que configuran un ilicito civil. por una parte, la causa del reclamo es la falta de validez del contrato, por la otra, el dano producido por la privacion de efectos del contrato. De lo que se sigue que los eventos de colision entre ambas acciones sean contingentes, esto es, cuando la ineficacia del contrato provoca un dano a una parte y responsabilidad de repararlo a la contraria. De modo que el punto de partida del problema es una declaracion de nulidad que eventualmente puede dar lugar a perjuicios (no existe un supuesto en el que una condena en responsabilidad civil pueda dar lugar a una pretension anulatoria), de manera que, a nuestro entender, los requisitos de procedencia de la reparacion de los danos en virtud de una declaracion de nulidad deben ser los mismos requisitos generales para la reparacion de los danos.

1. Normas referentes a la compatibilidad entre la pretension indemnizatoria y la anulatoria y revision de las causales de nulidad que pueden dar lugar a la accion de perjuicios

Respecto a las condiciones de procedencia de la accion de nulidad con la accion de perjuicios, el codigo civil de Bello, como senala Baraona, no contiene una regla general en la materia, como tampoco normas particulares que agrupen los casos de vicios del consentimiento analizados desde la perspectiva de la compatibilidad de acciones, pero si contiene disposiciones aisladas que se refieren a la posibilidad de demandar danos y perjuicios como consecuencia de la celebracion de un acto o contrato nulo--arts. 1353 (1410), 1455 (1512) y 1458 (1515), 1814 (1870) inc. final, entre otros--(16), por lo que de la normativa del codigo no es posible extraer una regla aplicable a la generalidad de los casos.

Con respecto a la compatibilidad entre la declaracion de nulidad y la indemnizacion, Baraona se muestra favorable, dependiendo de la causal invocada y de las circunstancias en que se ha celebrado el contrato, tanto con respecto a quien demanda la nulidad como con respecto a la demanda reconvencional de perjuicios por la parte demandada. Para el primer caso precisa que quien pida la nulidad y quiera ser indemnizado debe estar de buena fe respecto del vicio que la produce, y que a la contraparte ha de podersele atribuir culpa, sea por la induccion dolosa al contrato o al menos por una reticencia o negligencia (debia saber del vicio). Para el segundo caso agrega que, cuando el que pide la indemnizacion es quien debe sufrir la nulidad, debe estar de buena fe (no haber sabido ni debido saber del vicio por el que se anula el acto), y corresponde que acredite dolo o negligencia de su contraparte (mala fe), respecto del vicio que da lugar a la nulidad (17).

La doctrina enumera ciertos articulos del Codigo Civil que reconocerian, mas o menos explicitamente, para ciertos casos, la compatibilidad de la accion de nulidad con la accion indemnizatoria, entre otros, los articulos 1353 (1410), 1455 (1512), 1458 (1515) y 1814 (1870) (18). Por su parte, Alessandri estima que son solo dos preceptos los que, a su parecer, se refieren a la posibilidad de demandar conjuntamente nulidad y perjuicios: estos son los articulos 1455 (1512) y 1814 (1870) (19). Revisaremos si realmente dichos preceptos permiten sostener la compatibilidad, aunque solo sea para el caso particular a que cada disposicion alude.

El articulo 1353 (1410) dispone, para el caso de la particion de una comunidad, que el participe que no quisiere o no pudiere intentar la accion de nulidad o rescision conservara los otros recursos legales que para ser indemnizado le correspondan. En consecuencia, no se produce en este caso la situacion de acumulacion de acciones, pues la hipotesis que regula se refiere al caso en que "el participe no quisiere o no pudiere intentar la accion de nulidad o rescision", dejando a salvo, en ambos casos, la accion indemnizatoria. Por lo dicho, y para los efectos de nuestro trabajo, tal disposicion nada prueba respecto de la concurrencia o no concurrencia de las acciones civiles referidas, y mas bien apunta a la independencia de las acciones de nulidad y por danos.

Ei articulo 1455 (1512), como se sabe, senala que el error acerca de la persona con quien se tiene intencion de contratar no vicia el consentimiento, salvo que la consideracion de esta persona sea la causa principal del contrato, agregando que la persona con quien erradamente se ha contratado tendra derecho a ser indemnizada de los perjuicios en que de buena fe haya incurrido por la nulidad del contrato. El articulo comentado resuelve, para este caso especifico, positivamente el problema de la procedencia de la accion de nulidad de contrato por error en la persona, asi como de la accion por los danos que pudieran haberse causado a la victima del error; pero todavia y aun en este caso, no se soluciona el problema de la compatibilidad de los efectos, de que por una parte se ordene restituir--efectos de la nulidad--y por la otra reparar--efectos de la accion indemnizatoria-.

El articulo 1458 (1515), que trata de la nulidad por dolo principal, prescribe que el dolo no vicia el consentimiento sino cuando es obra de una de las partes, y cuando ademas aparece claramente que sin el no se hubiera contratado. En los demas casos, el dolo da lugar solo a la accion de perjuicios contra la persona o personas que lo han fraguado o que se han aprovechado de el; contra las primeras por el total valor de los perjuicios, y contra las segundas hasta concurrencia del provecho que han reportado del dolo. Dicho articulo, mencionado entre aquellos que consagran aunque sea de modo especial la compatibilidad entre la accion de nulidad y la accion resarcitoria (20), no cumple la funcion que tradicionalmente han creido ver los autores, toda vez que dicha relacion es en terminos negativos y no positivos, pues otorga accion de perjuicios precisamente para aquellos casos en que, existiendo dolo, este no es suficiente para provocar la nulidad del contrato. Sin embargo, se ha precisado que al utilizar el parrafo segundo la frase "en los demas casos el dolo da lugar solamente a la accion de perjuicios", contrario sensu podria significar que si en los demas casos (dolo incidental) el dolo da lugar "solamente" a la accion de perjuicios, en el caso de dolo principal--unico que puede provocar la nulidad del contrato--este podria dar lugar a mas acciones, entre ellas, la resarcitoria y la restitutoria (21), interpretacion, en todo caso, que podria ser del todo discutible.

Entre las normas mas frecuentes que citan los autores (22) para aseverar la compatibilidad--aunque sea casuistica--entre la accion de nulidad y la accion de perjuicios suele mencionarse el articulo 1814 (1870), disposicion que en su inciso tercero indica que el que vendio a sabiendas lo que en todo o en una parte considerable no existia, resarcira los perjuicios al comprador de buena fe. Tampoco este articulo aclara mucho, y ni siquiera, estimamos, puede citarse entre aquellos que servirian para probar realmente la posibilidad de concurrencia conjunta per se de ambas acciones, puesto que nada mas senala "que el que vendio a sabiendas lo que en todo o en una parte considerable no existia, resarcira los perjuicios al comprador de buena fe", no exigiendo en ninguna parte que dicho contrato deba declararse nulo, y ni siquiera insinua que lo pueda, aunque sabemos que es posible. Mas aun, es viable, en el mismo caso del parrafo tercero del articulo 1814 (1870), que la accion pudiera ejercerse junto con la accion resolutoria--art. 1489 (1546)--o dentro del marco de la responsabilidad civil contractual, en cuanto se estime que son perjuicios que se han causado dentro del contexto de un contrato aparentemente valido--art. 1556 (1613)--.

De lo dicho anteriormente puede concluirse que en definitiva existen muy pocas normas que aun, en el contexto de la especialidad, se refieran en forma directa a la compatibilidad de las acciones resarcitorias y de nulidad. de los articulos que se mencionan--1353 (1410), 1455 (1512), 1458 (1515) y 1814 (1870)-, unicamente, a nuestro juicio, los articulos 1455 (1512) y 1458 (1515) sirven para el proposito antes enunciado. Con la advertencia de que en el caso del articulo 1458 (1515), cuando se utiliza en el dolo incidental "en los demas casos" la voz "solamente", debe interpretarse--idea que no expresa el inciso primero del articuloque en el caso del dolo principal puede ejercitarse la accion de nulidad junto a otras que puedan resultar procedentes.

Ahora bien, en lo que respecta a las causales de nulidad que podrian hacer procedente la accion de perjuicios, en el ultimo tiempo dos son los autores que han efectuado un analisis exhaustivo de cada una de las causales de nulidad con el proposito de determinar si puede admitirse, en cada caso, la procedencia conjunta de las acciones de nulidad y de perjuicios: nos referimos a los profesores Baraona y Rodriguez (23).

La accion de perjuicios podria corresponder tanto al que demando la nulidad como a aquel en contra quien se dirigio la accion, como ocurre en el caso de los articulos 1455 (1512) y 1814 (1870), con las salvedades que mas adelante se diran (24).

Respecto de los supuestos de causales de nulidad absoluta, Rodriguez sostiene que no puede pedirse indemnizacion, porque de alguna manera ambas personas serian responsables de la nulidad, dado que se habrian vulnerado normas de "orden publico" (25). Explica que la indemnizacion de perjuicios supone un acto malicioso que provoca causalmente un dano que debe ser acreditado; si el acto adolece de nulidad absoluta, la malicia o negligencia que encierra la presencia de la causal de nulidad es compartida por las partes; asi, quien celebra un contrato que adolece de objeto o causa ilicita se encuentra igualmente implicado en la ilicitud, sin que resulte posible distinguir una mayor o menor responsabilidad en ello. Y concluye que, declarada la nulidad absoluta, no hay lugar a la indemnizacion de los danos, ni siquiera en los dos casos en que la causal no es de orden publico (causa ilicita por contravenir las buenas costumbres y por la omision de requisitos establecidos en consideracion a la naturaleza de ellos) (26).

Por su parte, Baraona piensa, por el contrario, que pueden existir casos de nulidad absoluta que hagan procedente la accion indemnizatoria; a partir del articulo 1683 del Codigo Civil, afirma que la contraparte que esta de buena fe en el contrato, en el caso de que no supiera, ni debiera saber, el vicio que lo invalidaba, podria pedir no solo la nulidad del contrato, sino ademas la indemnizacion por danos y perjuicios (27). Para confirmar su tesis--como se ve, opuesta a la de Rodriguezrealiza un interesante analisis acerca de las diversas causales de nulidad absoluta que podrian dar lugar a la accion resarcitoria (28).

En lo que respecta a las causales de nulidad relativa, Baraona y Rodriguez realizan, con diversos matices, un profundo analisis de las diversas causales de nulidad relativa, resenando en cada caso las condiciones que deben darse para estimar compatibles las acciones de nulidad relativa y la de danos y perjuicios (29). Es asi como, especialmente en lo que respecta a dolo principal, fuerza y error en la persona, admiten la compatibilidad de acciones, exigiendo, en cada caso, diversos requisitos para su procedencia conjunta.

Respecto del analisis que de las diversas causales de nulidad efectuan Rodriguez (30) y Baraona (31), intentando determinar en cada caso si procede la accion resarcitoria, y aunque se perciben diferencias entre ambos autores--especialmente en lo referido a la nulidad absoluta-, en lo vinculado a las causales de nulidad relativa aceptan, en algunos casos, y con exigencias bien precisas, la procedencia de la accion resarcitoria.

Si invertimos el estudio de ambos autores, y agrupamos los casos en que por diversas razones consideran que no procede la accion de perjuicios, veremos que estos casos conforman la gran mayoria y, por tanto, la regla general, quedando los casos de compatibilidad per se como una excepcion. Argumento que se ve reforzado por la posicion doctrinal que senala que la naturaleza de la accion de danos que puede derivar de la nulidad de un contrato es extracontractual, tal como se muestra en el apartado siguiente.

II. La naturaleza extracontractual de la accion de perjuicios derivada de hechos que pueden dar origen a la anulabilidad de un contrato

La doctrina, en general, esta de acuerdo en que la naturaleza juridica de la accion de responsabilidad civil, que puede derivarse de los hechos que logran tambien ser constitutivos de la accion de nulidad, es extracontractual (32). Con todo, existe una opinion minoritaria que sostiene que podria tratarse de una responsabilidad civil especial, que no puede adscribirse simplemente a la responsabilidad con tractual o extracontractual (33). Entre tales autores, Barros explica que la nulidad tiene por efecto privar de eficacia al contrato, extinguiendo las obligaciones que nacen para las partes. Ei contrato se reputa no haber existido y los efectos de su anulacion operan retroactivamente, de modo que ningun vinculo preexistente entre el autor del dano y el demandante puede ser invocado como fundamento. En consecuencia, la responsabilidad que se sigue de la declaracion de nulidad es extracontractual. Mas especificamente, es un caso de infraccion de deberes de cuidado precontractuales, durante la negociacion o con ocasion de la celebracion del contrato (34).

Dominguez senala, por su lado, que en todos los supuestos de responsabilidad consiguiente a la declaracion de nulidad de un negocio, la accion indemnizatoria, como ya se dijo, no es producto de la nulidad, no es efecto de esta, es independiente (a diferencia de las restituciones, que si son dependientes). El dano no proviene del vicio que produjo la nulidad, sino del hecho de la celebracion del negocio nulo por haber existido culpa precontractual de la otra parte. Asi ambas acciones coinciden en los hechos, pero mantienen su independencia por sus diversos fundamentos y propositos, hasta el punto de que la extincion de una de ellas no acarreara la de la otra (35).

Por la naturaleza extracontractual se manifiesta del mismo modo Rodriguez: "en cuanto a la naturaleza de esta responsabilidad, ella no es de ninguna manera contractual. Pero los elementos que configuran la culpa deben ser analizados en cada caso, pues ciertos supuestos conectan con criterios de buena o mala fe o expectativa de la confianza, que han de configurarse de una manera peculiar y por lo mismo distinta de la nocion general de culpa o negligencia. en lo demas debe calificarse como extracontractual" (36). Tapia suarez senalaba tambien con claridad que "siendo nulo el contrato este en realidad no existe, y no mediando un contrato no puede tampoco existir responsabilidad contractual, lo cual no es sino aplicacion del principio que hemos enunciado como primer requisito de esta especie de responsabilidad. Por consiguiente, la responsabilidad que tendra lugar en los casos de contratos nulos, sera la responsabilidad delictual o cuasidelictual, y en este sentido se ha orientado la opinion de los tratadistas y la jurisprudencia de los tribunales" (37).

Alessandri, en un razonamiento parecido, expresa que "la responsabilidad en que incurre el contratante que celebro el contrato con dolo o culpa en lo concerniente al vicio que lo invalidaba, es extracontractual. Al anularse el contrato, este se reputa como si nunca hubiese existido; en consecuencia, la fuente de esta responsabilidad no es el contrato, que no existe, sino el hecho ilicito del contratante de haber procedido a celebrarlo en esas condiciones" (38).

En colombia, desde otra perspectiva, Hinestrosa senala que "el deber restitutorio propio de la nulidad [...] es del todo ajeno a la culpa o inocencia de las partes y corresponde simplemente a la exigencia de restablecimiento de la legalidad" (39).

En espana, las conclusiones son muy similares. DiEz-PicAzo ha restado importancia a la cuestion de si estamos ante responsabilidad contractual o extracontractual, explicando que se trata de responsabilidad por los danos y perjuicios causados por culpa (dolo o negligencia) y del correspondiente deber de resarcirlos. A juicio del autor, el tema de "los danos y perjuicios ocasionados por la ineficacia del contrato" encaja en "el estudio de la llamada responsabilidad precontractual, articulo 1902 del Codigo civil espanol (40), que puede calificarse como responsabilidad civil precontractual para aludir en concreto a la aplicacion del articulo 1902 a los actos culposos realizados en el periodo de la formacion del contrato, como regla general. Por esta razon, a efectos de legitimacion pasiva hay que remitir a los criterios de imputacion de la responsabilidad civil extracontractual, debiendo concurrir todos sus presupuestos" (41).

Ei mismo autor, al comentar la norma de los principios europeos del Derecho de Contratos (pecl) (42), que admite la indemnizacion por danos para los supuestos de nulidad relativa o anulabilidad, ha explicado que se trata de una responsabilidad precontractual (culpa in contrahendo) relacionada con la doctrina inglesa de la misrepresentation, distinta de la responsabilidad contractual (43).

De lo dicho se puede concluir preliminarmente que la doctrina, muy mayoritaria, considera como responsabilidad extracontractual aquella que puede derivarse de hechos que tambien pueden ser constitutivos de nulidad de contrato; es mas, casi todos los autores citados la califican de precontractual, en cuanto se la estima una subcategoria de la responsabilidad civil extracontractual.

Por tanto, las condiciones de procedencia de la accion resarcitoria deben cenirse en todo a los requisitos establecidos en los articulos 2314 (2341) y siguientes que conforman, como se sabe, el estatuto juridico de la responsabilidad extracontractual.

III. El caracter indemnizatorio (o no) de las prestaciones mutuas en caso de nulidad de contrato

Si la nulidad consiste en la declaracion de invalidez del acto o contrato, unida a la privacion de los efectos del mismo, determinar el alcance normativo y factico de la ineficacia ocurrida en virtud de la invalidez del acto contrato dependera de las consecuencias que en el trafico juridico se hayan verificado, esto es, de si las partes han cumplido con las prestaciones que disponia el contrato.

Entonces, precisamente, las restituciones que ordena el inciso segundo del articulo 1687 (1746) constituyen el efecto propio de la ineficacia que ha tenido lugar a proposito de la nulidad unicamente cuando se hayan cumplido las prestaciones que el contrato nulo establecia. De ahi entonces que las restituciones son solo un efecto contingente de la nulidad, y no uno necesario. Por otro lado, la responsabilidad civil a que puedan dar lugar los hechos que tambien han dado lugar a la declaracion de nulidad de un contrato es independiente del efecto restitutorio derivado directamente de la nulidad, salvo en el presupuesto contingente al que haremos inmediata referencia.

I. Naturaleza de las restituciones procedentes en caso de nulidad

La nulidad judicialmente declarada da el derecho a las partes para ser restituidas al estado anterior a la celebracion del acto o contrato. Por lo tanto, las restituciones procederan en el caso de que se hayan cumplido las prestaciones (o algunas de ellas) que establecia el contrato nulo. Asi entonces, en tales supuestos, las restituciones son un efecto necesariamente derivado de la nulidad.

En el derecho comparado se ha demostrado la posibilidad teorica de una influencia de la responsabilidad sobre las restituciones tras la declaracion de nulidad (44). en el derecho frances se han ensayado diversas teorias para fundamentar la independencia de las restituciones con la nulidad, dado que la nulidad es independiente de la responsabilidad, para asi luego poder fundar la influencia de las restituciones sobre la responsabilidad. uno de los argumentos indica que las restituciones despues de la declaracion de nulidad se encontrarian fundadas en el pago de lo no debido. Para otro argumento la restitucion se encontraria fundada en el enriquecimiento sin causa. otra posicion indica que las restituciones estarian basadas en el derecho de propiedad de cada parte sobre el objeto de la prestacion en que recaia el contrato declarado nulo (45).

Desde otra perspectiva se indica que el nexo entre la nulidad y las restituciones no es directo, sino que mas bien se trata de una relacion indirecta, en el sentido de que al suprimir la eficacia del negocio, la nulidad le resta soporte juridico a las traslaciones patrimoniales efectuadas en virtud del contrato declarado nulo. Asi entonces, la restitucion consiste en una puesta en el estado anterior a la ejecucion de la prestacion (46). Dicha conclusion alcanzada en el derecho frances, a falta de texto normativo, parece encajar perfectamente con el texto del inciso primero del articulo 1687 (1746).

En derecho frances, cuando el fundamento que se considera para las restituciones es el derecho de propiedad, lleva a distinguir segun la buena o mala fe de las partes, aplicandose las reglas del derecho de bienes (47), tal como en el codigo Civil de Bello lo contempla expresamente el articulo 1687 (1746), el cual ordena que las restituciones se rijan por las reglas generales, tomando en cuenta la buena o mala fe de las partes.

Ahora bien, apareceria que el codigo de civil de Bello vincula expresamente las restituciones con la responsabilidad, toda vez que indica que cada parte sera responsable (segun su buena o mala fe, de acuerdo con las reglas generales). Asi entonces, al hablar el Codigo de responsabilidad, tenderia a identificar las restituciones con aquellas, de modo que estas serian una forma de indemnizacion. En este punto el factor de atribucion del deber de reparar esta fundado en el hecho de haber recibido prestaciones en virtud de un contrato declarado nulo. Al respecto se precisan algunos aspectos en el apartado siguiente.

De modo que, tal como se expresa en los parrafos sucesivos, si se demandan perjuicios fundados en la declaracion de nulidad de un contrato, si proceden prestaciones mutuas y estas se han declarado y ejecutado, el dano ya se encontraria reparado, al menos en parte.

2. Compatibilidad entre las restituciones y la responsabilidad, en el caso del articulo 1687 (1746)

El articulo 1687 (1746) da a las partes derecho para ser restituidas al mismo estado en que se hallarian si no hubiese existido el acto o contrato nulo, prescribiendo en su inciso segundo que en las restituciones mutuas que han de hacerse los contratantes, sera cada cual responsable de la perdida de las especies o de su deterioro, de los intereses y frutos, todo ello, declara el mismo parrafo, "segun las reglas generales". Se trata de aquellas prescritas bajo el epigrafe de "prestaciones mutuas" para el caso de reivindicacion pero que, como se sabe, no se reduce al ejercicio de la accion reivindicatoria; incluye tambien la accion de peticion de herencia, art. 1266 (1323), y de manera especial la declaracion de nulidad de un contrato que ha producido efectos.

A nuestro juicio, es relevante analizar el caracter indemnizatorio de las prestaciones mutuas que se deben las partes por mandato expreso del articulo 1687 (1746) del Codigo Civil de Bello (para el caso de que hayan ocurrido desplazamientos patrimoniales en virtud del contrato), puesto que si dichas prestaciones tienen en algun grado el caracter de indemnizatorias, esto sera relevante en el tratamiento de la cuestion acerca de la procedencia de un eventual deber de reparacion de los danos y de su monto, a que puede dar lugar la declaracion de nulidad (48).

Como se sabe, las prestaciones mutuas consisten en las devoluciones e indemnizaciones que reciprocamente se deben el reivindicante y el poseedor, cuando este es vencido en la reivindicacion (49).

De acuerdo con la linea argumentai del presente estudio, es necesario hacer alguna labor de conexion entre la regulacion de las prestaciones mutuas y su caracter, o no, indemnizatorio (50).

En primer termino, debemos hacernos cargo de la distincion efectuada en torno a las "restituciones" y/o "indemnizaciones" que debe el poseedor vencido al reivindicante, por un lado, y las que debe el reivindicante al poseedor vencido, por el otro.

Debemos recordar que solo nos estamos ocupando de los efectos de la nulidad entre las partes, en los terminos ya expuestos y previstos por el articulo 1687 (1746), por lo que debemos excluir los efectos respecto de terceros, entre ellos, precisamente, el ejercicio de la accion reivindicatoria que pudiera corresponder frente a terceros poseedores.

Ahora debemos analizar que debemos entender por prestaciones que adeuda el "poseedor vencido al reivindicante", y que entenderemos por prestaciones que debe el "reivindicante al poseedor vencido".

En lo adeudado por el "poseedor vencido al reivindicante" debemos comprender aquellas prestaciones que debe realizar, por regla general, aquel en contra de quien se ha declarado la nulidad, que posee una cosa (51) como consecuencia de los efectos que produjo el contrato declarado nulo, a favor del sujeto en cuyo beneficio se ha declarado la nulidad.

Hemos advertido que dichas prestaciones deben ser realizadas por aquel "en contra de quien se ha declarado la nulidad", afirmacion que requiere de varias precisiones.

Entrando al articulado del codigo civil en lo relativo a las prestaciones que adeuda el poseedor vencido al reivindicante, puede observarse que el legislador habla de restitucion de la cosa y de sus frutos--arts. 904 (52) (961), 905 (962) y 907 (964)-; de responsabilidad de los deterioros sufridos por la cosa; y de los gastos de custodia y conservacion de la cosa durante el juicio reivindicatorio--art. 906 (963)-.

Senalemos brevemente que el articulo 906 (963) del Codigo de Bello dispone que el poseedor de mala fe es responsable de los deterioros que por su hecho o culpa ha sufrido la cosa, en tanto el poseedor de buena fe, mientras permanece en ella, no es responsable de estos deterioros, sino en cuanto se hubiere aprovechado de ellos; por ejemplo, destruyendo un bosque o arbolado, y vendiendo la madera o la lena, o empleandola en beneficio suyo.

El articulo 907 (964), en su inciso primero, por su parte, prescribe que el poseedor de mala fe es obligado a restituir los frutos naturales y civiles de la cosa, y no solamente los percibidos sino tambien los que el dueno hubiera podido percibir con mediana inteligencia y actividad, teniendo la cosa en su poder.

Por lo que, utilizando el legislador en el articulo 906 (963) la frase "es responsable de los deterioros que por su hecho o culpa ha sufrido la cosa", refiriendose a los deterioros (dano) que por culpa del poseedor vencido ha sufrido la cosa del reivindicante, nos hace llegar a otra conclusion preliminar: las prestaciones reguladas en el articulo 906 (963) que debe el poseedor vencido al reivindicante tienen caracter indemnizatorio, y en consecuencia, decretadas estas y pagadas en el contexto de un juicio de nulidad, no pueden ser decretadas y pagadas en un juicio por danos y perjuicios.

Respecto de la voz "restitucion" utilizada en los articulos 904 (961)--de la cosa-, 905 (962)--de sus accesorios--y 907 (964)--de los frutos-, pensamos que no esta utilizada en el sentido de la accion restitutoria, sino que estas restituciones tienen por objeto reponer al reivindicante (en este caso, al que ha sufrido danos como consecuencia de la celebracion del contrato) en el mismo estado en que estaria si no hubiera perdido la cosa--entendiendose "en el mismo estado en que estaria si no se hubiera celebrado el contrato". Por tanto, estas "restituciones" son parte de la reparacion in natura de la obligacion debida, cuestion que puede corroborarse, toda vez que el mismo articulo 907 (964) se encarga de aclarar, en su inciso segundo, que "[s]i no existen los frutos, debera el valor que tenian o hubieran tenido al tiempo de la percepcion", esto es, la obligacion que no puede cumplirse in natura debe ser satisfecha en equivalencia (53).

Veamos ahora que y cuales son las prestaciones que adeuda el reivindicante al poseedor vencido.

Debemos entender por aquellas las prestaciones que debe realizar aquel en cuyo favor se ha declarado la nulidad, en contra de quien se ha declarado la nulidad y que poseia una cosa, como consecuencia de los efectos que produjo el contrato declarado nulo.

Las prestaciones que debe el reivindicante al poseedor vencido son: la indemnizacion de los gastos ordinarios por la produccion de los frutos y la indemnizacion por las mejoras introducidas en la cosa.

Hemos de advertir que en los articulos 908 (965), 909 y 910 (9Oo) (54), que se refieren a las prestaciones que debe el reivindicante al poseedor vencido, se utiliza la voz "abonar", senalando que el poseedor vencido tiene o no tiene, en cada caso, derecho a que se "abonen" determinadas expensas. Debe notarse que el codigo civil de Bello, cuando se refiere a las obligaciones del poseedor vencido utiliza la expresion "restituir" o "sera responsable".

Asi como en el caso anterior vemos naturaleza "indemnizatoria" en las denominadas "restituciones", ahora, por el contrario, estimamos que los "abonos" que debe hacer el reivindicante al poseedor vencido no tienen naturaleza indemnizatoria.

Las prestaciones que debe realizar el reivindicante en beneficio del poseedor vencido, en nuestro caso el que ha obtenido a su favor la declaracion de nulidad del contrato, no tienen como fundamento el dano y, por tanto, la indemnizacion de perjuicios, ya que no existe un sujeto culpable o malicioso que lo haya causado, sino el enriquecimiento ilicito que podria producirse en caso de que el "reivindicante" recibiera una cosa con mejoras (riqueza) que el no efectuo con cargo a su patrimonio, sino del poseedor vencido (55), quien resultaria injustamente empobrecido. El principio fundamental es que el acto o contrato nulo no debe hacer mas ricos a quienes fueron partes en el (56).

PENAILILLO recuerda que la accion indemnizatoria se dirige al autor del perjuicio, "en tanto que la de reembolso por enriquecimiento sin causa, al beneficiado (que pudiera no coincidir con el autor del hecho o acto que ha creado la situacion) [...]. La indemnizacion de perjuicios requiere del elemento imputabilidad, culpa o dolo (con las salvedades para la responsabilidad objetiva), que en la accion por enriquecimiento no es necesario. Aquel elemento es decisivo en la accion indemnizatoria que tiene aca, como equivalente, otra exigencia: la ausencia de causa del enriquecimiento" (57). Como puede apreciarse, la justificacion de las prestaciones que debe realizar el reivindicante en provecho del poseedor vencido tiene como fundamento juridico el enriquecimiento ilicito o sin causa, no el deber de indemnizar danos causados con culpa o dolo.

De modo que las prestaciones mutuas a que pueda dar lugar una eventual accion de perjuicios que se intente junto o debido a la nulidad de un contrato a favor del reivindicante, tienen caracter de indemnizatorias; por lo que, decretadas judicialmente y pagadas, estas o excluyen la accion de reparacion de danos, o provocan el efecto de que la accion de danos deba ser ejercitada unicamente por el saldo no pagado del dano efectivamente producido.

Pensamos, ademas, que el legislador intento cerrar las restituciones (en el caso de las debidas por el poseedor vencido al reivindicante: indemnizaciones) que se deben las partes en caso de que se declare la nulidad de un contrato, lo que haria dificil la procedencia general de la accion de perjuicios derivada de la declaracion de nulidad de un contrato, pues si las prestaciones mutuas decretadas y pagadas cubren el total de los perjuicios sufridos por el reivindicante (demandado de nulidad de contrato vencido), la accion resarcitoria no sera procedente (58).

En resumen, en lo relativo a las prestaciones mutuas que deben ejecutar las partes en caso de que se declare la nulidad de un contrato que ha producido efectos, en los terminos del articulo 1687 (1746), de acuerdo con la naturaleza juridica que tienen tales "prestaciones", que en algunos casos puede ser indemnizatoria, dicha indemnizacion debera necesariamente excluirse, por los limites negativos que impone el principio de reparacion del dano de cualquier accion indemnizatoria que pueda intentarse con posterioridad. Es asi como, si en las prestaciones mutuas resulta completamente reparada la parte que ha sufrido dano, no existira posibilidad de accionar posteriormente por dichos danos; en cambio, si la reparacion que se ha logrado como resultado de la determinacion y pago de las prestaciones mutuas es parcial, la accion resarcitoria que pueda intentarse debera comprender solamente el monto no solucionado. Esto ocurre respecto de las prestaciones que debe cumplir el poseedor vencido al reivindicante, las que tienen caracter indemnizatorio. Ei codigo civil, cuando se refiere a ellas, utiliza las voces "indemnizar" y "restituir", comprendiendo la reparacion en naturaleza y por equivalencia de la obligacion de dejar a la contraparte en el mismo estado que si no se hubiera contratado.

En lo que se refiere a las prestaciones mutuas que debe el reivindicante al poseedor vencido, no vemos en ella naturaleza indemnizatoria, sino que su fundamento se encontraria en el enriquecimiento ilicito que podria producirse en caso de que el reivindicante recibiera una cosa con mejoras (aumento patrimonial) que efectuo, con cargo a su patrimonio, el poseedor vencido.

Conclusiones

La doctrina mayoritaria, a la cual nos adscribimos, estima que la accion indemnizatoria que se origina, o puede originarse, en caso de nulidad de contrato, tiene como fundamento la infraccion al deber de diligencia general exigible a los sujetos, contenido en el articulo 2314 (2341) del Codigo Civil.

Segun considera tambien la mayoria de la doctrina, a la que asimismo nos unimos, la accion resarcitoria es independiente de la accion de nulidad y viceversa: ambas acciones pueden ejercitarse con independencia de si el actor decide ejercitar la otra.

Parece ser que la unica accion indemnizatoria que realmente se relaciona con la nulidad tiene que ver con las prestaciones que adeuda aquel en contra de quien se declaro la nulidad (poseedor vencido), de acuerdo a lo previsto en el articulo 1687 (1746) en relacion con los articulos 904 (961) y siguientes, ya sea que las prestaciones se soliciten conjuntamente a la accion de nulidad, en el cumplimiento incidental o bien como accion ejecutiva.

Para determinar el monto del dano a reparar debe primero resolverse lo relativo a las prestaciones mutuas; solo en tal momento se podra saber si queda algo por ser indemnizado.

Dado que el dano no se puede reparar dos veces, las prestaciones mutuas, en caso de que se ejerza una accion de responsabilidad, deben ser computadas para determinar el monto del dano a reparar.

Bibliografia

Alessandri Besa, Arturo (2008). La nulidad y la rescision en el derecho civil chileno, 3.a ed., t. ii, Santiago, Juridica de Chile.

Baraona Gonzalez, Jorge (2012). La nulidad de los actos juridicos. Consideraciones historicas y dogmaticas, Pontificia Universidad Javeriana, Grupo Ibanez, Bogota.

Baraona Gonzalez, Jorge (2007). "Nulidad e indemnizacion de danos y perjuicios", en Estudios juridicos en homenaje a los profesores Fernando Fueyo Laneri, Avelino Leon Hurtado, Francisco Merino Scheihing, Fernando Mujica Bezanilla, Hugo Rosende Subiabre, editor Hugo Fabrega Vega, Universidad del Desarrollo, Santiago, pp. 59-77.

BARROS BOURIE, ENRIQUE (2010). Tratado de responsabilidad extracontractual, Juridica de chile, santiago.

CELEDON FORSTER, ROSARIO Y SILBERMAN VESPREMI, PATRICIA (2010). Responsabilidad precontractual por ruptura de negociaciones contractuales, Juridica de Chile, Santiago.

CLARO SOLAR, LUIS (1979). Explicaciones de derecho civil chileno y comparado. De las obligaciones, vol. 5, Juridica de Chile, Santiago.

DE CASTRO Y BRAVO, FEDERICO (1985). El negocio juridico, Civitas, Madrid.

DE LA MAZA GAZMURI, INIGO (2006). "Contratos especiales. Error esencial en la identidad especifica de la cosa. Corte de Apelaciones de Antofagasta 30 de setiembre de 2003, Corte Suprema, 13 de junio de 2005, numero identificador Lexis Nexis 32202", en Revista Chilena de Derecho Privado, no. 7, pp. 269-277.

DE VERDA Y BEAMONTE, JOSE RAMON (2007). "Comentario a la Sentencia del Tribunal Supremo de 18 de enero de 2007. Responsabilidad derivada de 'dolo in contrahendo'. autonomia de la accion de responsabilidad civil respecto de la accion de anulacion por dolo. Posibilidad de pedir el resarcimiento, sin necesidad de demandar la anulacion del contrato", en Cuadernos Civitas de Jurisprudencia Civil, no. 75, pp. 1319-1328.

DIEZ-PICAZO Y PONCE DE LEON, LUIS (2007). Fundamentos del derecho civil patrimonial, t. i, 6.a ed., Thomson Civitas, Pamplona.

DOMINGUEZ AGUILA, RAMON (2012). Teoria general del negocio juridico, 2d ed., Juridica de Chile, Santiago.

DUCCI CLARO, CARLOS (2005). Derecho civil. Parte general, reimpr. de la 4.a ed., Juridica de Chile.

FLUME, WERNER (1998). El negocio juridico, 4.a ed., trad. de Jose Maria Miquel Gonzalez, Fundacion Cultural del Notariado, Madrid.

HINESTROSA, FERNANDO (2008). "Las restituciones consecuenciales a la eliminacion del contrato", en Mantilla, F y Pizarro, C. (coord.), Estudios de derecho privado en homenaje a Christian Larroumet, Bogota, Universidad del Rosario, pp. 463-484.

JEREZ DELGADO, CARMEN (2011). La anulacion del contrato, Thomson Reuters, Pamplona.

MORALES MORENO, ANTONIO (2003). "Validez del contrato", en Derecho privado europeo, coordinado por Sergio Camara Lapuente, Capitulo 14, Madrid, pp. 371-398

PENAILILLO AREVALO, DANIEL (2007)--Los bienes. La propiedad y otros derechos reales, Juridica de Chile, Santiago.

PENAILILLO AREVALO, DANIEL (2009). Obligaciones, Teoriageneraly clasificaciones, La resolucion por incumplimiento, Juridica de Chile, Santiago.

RODRIGUEZ GREZ, PABLO (2004). Inexistencia y nulidad en el Codigo Civil chileno, Teoria bimembre de la nulidad, Juridica de Chile, Santiago.

TAPIA SUAREZ, ORLANDO (2006). De la responsabilidad civil en general y de la responsabilidad delictual entre los contratantes, Lexis Nexis, Santiago.

THIBIERGE, CATHERINE (2010). Nulidad, restituciones y responsabilidad, trad. de Gustavo de Greiff, Universidad Externado de Colombia, Bogota.

ZULOAGA RIOS, ISABEL MARGARITA (2008). Teoria de la responsabilidad precontractual. Aplicaciones en la formacion del consentimiento de los contratos, 3.a ed., LegalPublishing, Santiago.

Normas

Principios Unidroit

Principios del Derecho Europeo de Contratos (PECL)

Marco Comun de Referencia (DCFR)

Codigo Civil

Codigo Europeo de Contratos (PAVIA)

Ruperto Pinochet Olave **

Ricardo Concha Machuca ***

* El presente trabajo sigue la linea de investigacion del articulo, R. Pinochet olave (2013), "El caracter indemnizatorio de las prestaciones mutuas en caso de declaracion de nulidad de contrato", en Estudios de derecho patrimonial en homenaje a los 35 anos de la Facultad de Derecho de la Universidad Catolica de Concepcion, C. Cespedes (ed. cientifico), Thomson Reuters, 2013, pp. 85-103. Este es, en todo caso, un trabajo inedito y diferente del articulo antes referido, que fue preparatorio a este; aquel, en consecuencia, lo abarca y lo supera. Fecha de recepcion: 22 de diciembre de 2014. Fecha de aceptacion: 16 de marzo de 2015. Para citar el articulo: R. Pinochet olave y R. Concha Machuca. "Las prestaciones mutuas en caso de nulidad de contrato: caracter indemnizatorio o restitutorio en el derecho civil chileno", Revista de Derecho Privado, Universidad Externado de Colombia, no. 28, enero-junio de 2015, pp. i29-i52.

** Doctor en Derecho Civil por la Universidad de Barcelona. Profesor de Derecho Civil y Director del Departamento de Derecho Privado y Ciencias del Derecho de la Universidad de Talca, Chile. Contacto: Casilla 747, Talca, rpinoche@utalca.cl

*** Doctor en Derecho por la Universidad de Chile. Profesor de Derecho Civil de la Facultad de Ciencias Juridicas y Sociales de la Universidad de Talca, Chile. Contacto: Casilla 747, Talca, rconcha@utalca.cl

(1) "El que ha cometido un delito o cuasidelito que ha inferido dano a otro, es obligado a la indemnizacion; sin perjuicio de la pena que le impongan las leyes por el delito o cuasidelito".

(2) Toda referencia a articulos sin indicar el codigo o ley debe entenderse hecha al codigo civil de Bello, vigente en chile. Entre parentesis se indica el articulo equivalente del codigo civil de Bello, vigente en colombia. Cuando el texto de ambos sea diverso en la primera referencia se incluira, en nota al pie, el texto de la version chilena.

(3) solo a modo de ejemplo y respecto de algunas de las causales de nulidad relativa, Baraona senala: "En cuanto a la fuerza como vicio del consentimiento, y dado que la doctrina y jurisprudencia chilena estiman que ella, entre otros requisitos, debe ser injusta (contraria al derecho), creo que permite impetrar una indemnizacion por parte de quien la padece. La fuerza injusta no esta amparada por el Derecho, por ello no solo debe autorizar a pedir la nulidad relativa del contrato, cuando es ilicita, moral, grave y determinante, ademas es legitimo que quien la sufre pueda ser indemnizado de los perjuicios que le ha acarreado un acto como el descrito. Hay un acto ilicito que, si causa dano, califica en el articulo 2314 del Codigo Civil". Respecto del error in personae, senala que si ambos estan en el error, las culpas se compensan y no puede pedirse indemnizacion. "Distinto es el caso de si la contraparte hubiese sabido del error. Hay aqui una reticencia, que si no califica como dolosa, al menos podria servir para atribuir dano, pues conociendo del error de su contraparte no se lo advirtio. Por lo mismo, puede afirmarse que, en este caso, quien pide la nulidad tambien podria demandar una indemnizacion de danos y perjuicios, fundado en que se vio arrastrado a celebrar un contrato nulo, si no apoyado en el dolo, al menos fundado en una grave negligencia de la parte contraria". J. Baraona, "Nulidad e indemnizacion de danos y perjuicios", op.cit., pp. 67-68. En tanto que Rodriguez concluye que la fuerza y el dolo hacen posible que quien los sufre pueda demandar los perjuicios no reparados con la sola invalidacion del acto. En caso de error sustancial (1453 y 1454) descarta la indemnizacion, al igual que en el caso del error accidental. Finalmente, por disposicion de la ley, estima procedente la indemnizacion por error en la persona en los terminos del articulo 1455 (1512). P Rodriguez, Inexistencia y nulidad en el Codigo Civil chileno, teoria bimembre de la nulidad, juridica de Chile, Santiago, 2004, p. 290.

(4) Este autor indica que "[n]o existe problema, en nuestra opinion, para que la parte perjudicada acumule en su demanda la accion de nulidad y la de resarcimiento de danos y perjuicios": L. Diez-Picazo y Ponce de Leon, Fundamentos del Derecho civil patrimonial, t. 1, 6.a ed., Thomson Civitas, Pamplona, 2007, pp. 574-575. En este sentido, tambien Jerez, C., La anulacion del contrato, Thomson Reuters, Pamplona, 2011, p. 293.

(5) Quien senala que "[e]l negocio nulo, como acto, puede originar responsabilidad por danos (articulo 1902)": F de Castro y Bravo, El negocio juridico, Civitas, Madrid, 1985, p. 477.

(6) A. Morales, "Validez del contrato", en S. Camara (coord.), Derecho Privado Europeo, Cap. 14, Colex, Madrid, 2003, p. 394.

(7) Ed este sentido Flume indica: "No obstante, el bgh (Bundesgerichtshof, Tribunal Supremo Federal) ha admitido que, en el caso de que el vendedor haya enganado al comprador dolosamente sobre las cualidades de la cosa comprada, al comprador le corresponde contra el vendedor una pretension indemnizatoria extracontractual por el interes de cumplimiento": W. Flume, El negocio juridico, 4.a ed. no modificada, Fundacion Cultural del Notariado, Madrid, 1998, p. 666.

(8) Ripert y Boulanger senalan que "al invocar la nulidad una parte puede causar un perjuicio a la otra; se ha incurrido en gastos, el beneficio que el co-contratante habia esperado obtener del contrato se pierde. ?Este perjuicio puede ser fundamento de un derecho de reparacion?". Respondiendo a la pregunta que ellos mismos se plantean senalan que "es necesario aplicar aqui el derecho comun de la responsabilidad. El que reclama la anulacion no puede estar obligado a una reparacion mas que si la nulidad es debida a una falta que el ha cometido en la conclusion del contrato [...]. Debe suponerse que el cocontratante ha podido, de muy buena fe, ignorar la causa de nulidad; por ejemplo una parte comete, por imprudencia o ligereza, un error que motiva la anulacion del contrato y la otra parte no puede descubrir ese error. Cuando, por el contrario, el contrato es anulado por causa ilicita o inmoral, cada uno de los contratantes se ha expuesto por su culpa al perjuicio que sufre; no debe acordarse por lo tanto ninguna indemnizacion. Cuando tiene lugar la responsabilidad es delictual": G. Ripert y J. Boulanger, Tratado de Derecho Civil, La Ley, Buenos Aires, 1964, p. 454. Con fundamento en el articulo 1382 del Code civil se admite la procedencia de ambas acciones.

(9) Preparado por la red de excelencia europea copecl, conformada por los destacados profesores Christian von Bar, Eric Clive y Hans Schulte-Nolke, Hugh Beale, Johnny Herre, Jerome Huet, Matthias Storme, Stephen Swann, Paul Varul, Anna Veneziano y Fryderyk Zoll. El instrumento puede consultarse en: http://ec.europa.eu/justice/policies/civil/docs/dcfr_outline_edition_en.pdf

(10) A. Alessandri, La nulidad y la rescision en el derecho civil chileno, 3.a ed., t. ii, Juridica de Chile, Santiago, 2008, p. 366.

(11) J. Baraona, La nulidad de los actos juridicos. Consideraciones historicas y dogmaticas, Grupo Ibanez, Bogota, 2012, p. 91.

(12) E. Barros, Tratado de responsabilidad extracontractual, Juridica de Chile, Santiago, 2010, p. 1013, indica que "la nulidad de un contrato puede ser atribuible a un hecho negligente o doloso de una de las partes: el error puede deberse a una inadvertencia culpable de quien la sufre, como tambien a la falta de informacion acerca de la cosa que se adquiere; el dolo, por su parte, da lugar a responsabilidad por perjuicios que se siguen, haya sido o no determinante en el consentimiento y, en consecuencia, conduzca o no a la nulidad del contrato (articulo 1458 II]; tambien la omision de una formalidad o la informacion acerca de la imposibilidad de la prestacion puede ser atribuible a la negligencia de una de las partes".

(13) Cita en apoyo de su postura a Planiol y Ripert; Ripert y Boulanger; Henri, Leon y Jean Mazeaud, y, en Chile, a Arturo Alessandri Besa: Rodriguez, Inexistencia y nulidad en el Codigo Civil chileno, cit., p. 299.

(14) Pero no todas las causales de nulidad hacen posible el surgimiento del derecho a la reparacion. En efecto, hay causales que, atendida su naturaleza, comprometen la responsabilidad de todos aquellos que intervienen en el acto o contrato. Rodriguez, Inexistencia y nulidad en el Codigo Civil chileno, cit., p. 286.

(15) Jerez, La anulacion del contrato, cit., p. 292; su referencia al articulo 1902 debe entenderse hecha al articulo 1902 del Codigo Civil espanol. Se pronuncia por la independencia, en forma directa en Chile, R. Dominguez, Teoria general del negocio juridico, 2.a ed., Juridica de Chile, Santiago, 2012, p. 228. A proposito de la independencia de las acciones cfr. De Verda y J. Beamonte, "Comentario a la Sentencia del Tribunal Supremo de 18 de enero de 2007. Responsabilidad derivada de 'dolo in contrahendo'. Autonomia de la accion de responsabilidad civil respecto de la accion de anulacion por dolo. Posibilidad de pedir el resarcimiento, sin necesidad de demandar la anulacion del contrato", Cuadernos Civitas de Jurisprudencia Civil, no. 75, 2007, pp. 1319 ss.

(16) J. Baraona, "Nulidad e indemnizacion de danos y perjuicios", en Estudios juridicos en homenaje a los profesores Fernando Fueyo Laneri, Avelino Leon Hurtado, Francisco Merino Scheihing, Fernando Mujica Bezanilla, Hugo Rosende Subiabre, Universidad del Desarrollo, Santiago, 2007, pp. 59-77.

(17) J. Baraona, La nulidad de los actos juridicos. Consideraciones historicas y dogmaticas, Grupo Ibanez, Bogota, 2012, p. 72.

(18) Baraona, "Nulidad e indemnizacion de danos y perjuicios", cit., p. 61, senala que "existen disposiciones aisladas que si se refieren a la posibilidad de demandar danos y perjuicios como consecuencia de la celebracion de un acto o contrato nulo o rescindible".

(19) A Alessandri, La nulidad y la rescision en el derecho civil chileno, 3.a ed., t. ii, Juridica de Chile, Santiago, 2008, p. 366.

(20) Baraona, "Nulidad e indemnizacion de danos y perjuicios", cit., p. 61.

(21) "La palabra 'solamente' es indicativa de que esta accion tambien esta disponible en el caso del inciso primero, es decir, cuando hay derecho para pedir la reposicion del acto o contrato por haber sido inducido a celebrar un contrato por la contraparte y esta induccion ha sido determinante para la celebracion del mismo": J. Baraona, La nulidad de los actos juridicos. Consideraciones historicas y dogma-ticas, Grupo Ibanez, Bogota, 2012, p. 92.

(22) Alessandri, La nulidad y la rescision en el derecho civil chileno, cit. p. 366. Baraona, "Nulidad e indemnizacion de danos y perjuicios", cit. p. 61.

(23) Alessandri, La nulidad y la rescision en el derecho civil chileno, cit. pp. 367 ss.

(24) Baraona, La nulidad de los actos juridicos, cit., p. 90.

(25) Rodriguez, Inexistencia y nulidad en el Codigo Civil chileno, cit., p. 286.

(26) Ibid., pp. 286-287.

(27) Baraona, "Nulidad e indemnizacion de danos y perjuicios", cit., pp. 70-71.

(28) Respecto de la falta de objeto y el objeto ilicito, piensa que de la regla del articulo 1814 dada para la compraventa puede extraerse otra, de caracter general, que resulte aplicable no solo al objeto, sino ademas a la falta de causa; expresa: "La falta de objeto o de causa puede ser ocultada, y el dolo implicito en este comportamiento debe ser sancionado. Ei objeto o la causa de un acto juridico se prestan para ser escamoteados". En lo relativo a la incapacidad absoluta, explica que un incapaz absoluto no puede jamas ser responsable, pero sostiene que no sucede lo mismo con el que con dolo o culpa se aprovecha, por ejemplo, de un demente, estimando en ese caso perfectamente admisible la accion indemnizatoria: cfr. ibid., pp. 71-72.

(29) Interesantes reflexiones hace tambien De la Maza en lo que respecta al error. I. de la Maza, "contratos especiales. Error esencial en la identidad especifica de la cosa. Corte de Apelaciones de Antofagasta 30 de setiembre de 2003, Corte Suprema 13 de junio de 2005, numero identificador Lexis Nexis 32202", en Revista Chilena de Derecho Privado, no. 7, 2006, p. 271.

(30) Rodriguez senala que "no todas las causales de nulidad hacen posible el surgimiento del derecho a la reparacion. [...] [L]a nulidad absoluta no da nunca lugar a indemnizacion de perjuicios, sea en relacion a quien reclama la nulidad o a quien debe soportarla". Respecto de los vicios del consentimiento indica que "la fuerza y el dolo hacen posible que quien lo sufre demande indemnizacion de perjuicios si los danos sufridos no se reparan con solo la invalidacion del contrato. En caso de error sustancial e impropio, se descarta de plano la indemnizacion. Asimismo, no hay derecho a indemnizacion cuando el error recae en una calidad accidental. Finalmente, por disposicion expresa de la ley, hay derecho a indemnizacion en caso de error en la persona, en favor de aquella con quien se ha contratado y que no tuvo conocimiento de que esa circunstancia era la causa principal del contrato". Con respecto a los actos de los incapaces senala que "los actos nulos en razon de haber sido celebrados por relativamente incapaces no dan lugar a indemnizacion de perjuicios". En relacion con la omision de formalidades habilitantes, indica que, "en cuanto ellas se refieren a completar la voluntad de los relativamente incapaces, nos remitimos a la nulidad proveniente de la incapacidad relativa antes examinada. En cuando se refiere a otras formalidades (muerte presunta, tasacion de bienes y publica subasta), no dan derecho a indemnizacion de perjuicios porque todas ellas estan referidas a la validez del titulo y ello es imputable a todos los que participan en la convencion": Rodriguez, Inexistencia y nulidad en el Codigo Civil chileno, pp. 286-294.

(31) cfr. nota 3. "Quien debe sufrir la nulidad del contrato por el error esencial o substancial de su contraparte podria pedir una indemnizacion, bajo el criterio de que no es justo que sufra la privacion de la expectativa contratada, si al final no tuvo responsabilidad (culpa) en dicho error. Los extremos que habria que establecer son, por una parte que quien yerra no haya sido inducido a contratar dolosamente por su contraparte, y que su error pueda explicarse por una negligencia inadmisible. Es necesario, ademas, que quien pide la indemnizacion este de buena fe, es decir, que no haya sabido, ni estuviera en posicion de saber del error que padecio su contraparte". Para los casos de nulidad derivada de una causal de incapacidad indica que, "de existir provecho en la contraparte, doloso o fundado en un acto negligente, debera soportar la nulidad relativa del acto con la sancion general del articulo 1688 y, eventualmente, una demanda de danos y perjuicios en todo aquello que quede sin resarcimiento con la pura declaracion de nulidad y las restituciones consiguientes [...]. Por lo que cuenta de las incapacidades habilitantes [...] si hay escamoteo doloso de las circunstancias de una persona, habra derecho a pedir una indemnizacion, cuyo fundamento esta en el dolo. Un ocultamiento simplemente negligente habra de analizarse con cuidado, a fin de detectar que haya podido ser efectivamente desconocido por la contraria, sin negligencia de su parte": Baraona, "Nulidad e indemnizacion de danos y perjuicios", cit., pp. 67-70.

(32) "La opinion de los autores, en general, hace aplicables las disposiciones de la responsabilidad extracontractual a la indemnizacion de perjuicios que puede causar la nulidad": Rodriguez, Inexistencia y nulidad en el Codigo Civil chileno, cit., p. 298. "Por consiguiente, la responsabilidad que tendra lugar en los casos de contratos nulos, sera la responsabilidad delictual o cuasidelictual, y en este sentido se ha orientado la opinion de los tratadistas y la jurisprudencia de los tribunales": o. Tapia, De la responsabilidad civil en general y de la responsabilidad delictual entre los contratantes, Lexis Nexis, Santiago, 2006, p. 81.

(33) I. Zuluaga, Teoria de la responsabilidad precontractual. Aplicaciones en la formacion del consentimiento de los contratos, 3.a ed., LegalPublishing, Santiago, 2008, pp. 124 y ss.; y R. Celedon y R silberman, Responsabilidad precontractual por ruptura de negociaciones contractuales, Juridica de chile, Santiago, 2010, pp. 132 y ss.

(34) E. Barros, Tratado de responsabilidad extracontractual, Juridica de Chile, Santiago, 2010, p. 1013.

(35) R. Dominguez, Teoria general del negocio juridico, 2.a ed., Juridica de Chile, Santiago, 2012, p. 228.

(36) Rodriguez, Inexistencia y nulidad en el Codigo Civil chileno, cit., p. 77.

(37) Tapia, De la responsabilidad civil en general y de la responsabilidad delictual entre los contratantes, cit., p. 81.

(38) Alessandri, La nulidad y la rescision en el derecho civil chileno, cit., p. 367. Cfr. L. Claro solar, Explicaciones de derecho civil chileno y comparado. De las obligaciones, vol. 5, Juridica de Chile, Santiago, 1979, p. 189.

(39) F. Hinestrosa, "Las restituciones consecuenciales a la eliminacion del contrato", en F Mantilla y C. Pizarro (coords.), Estudios de derecho privado en homenaje a Christian Larroumet, Bogota, Universidad del Rosario, 2008, p. 466.

(40) equivalente al articulo 2314 del Codigo Civil chileno que senala: "Ei que por accion u omision causa dano a otro, interviniendo culpa o negligencia, esta obligado a reparar el dano causado".

(41) explica asimismo: "La indemnizacion por responsabilidad civil extracontractual cubre el interes negativo, pero no el interes contractual positivo (que es lo propio de la responsabilidad contractual). En ese sentido, Mariano Alonso Perez explicaba que no es admisible dar a 'la responsabilidad contractual una amplitud similar o identica a la contractual": L. DiEz-PiCAZo y ponce de Leon, Fundamentos del derecho civil patrimonial, t. i, 6.a ed., Thomson Civitas, Pamplona, 2007, p. 574.

(42) En tal sentido, el articulo 4:117 de los Principios del Derecho Europeo de Contratos, bajo el epigrafe "Danos y perjuicios", prescribe: "(1) La parte que denuncia un contrato en virtud del presente capitulo podra solicitar de su contraparte una indemnizacion por danos y perjuicios que le permita volver a una situacion lo mas parecida posible a la que tendria de no haberse celebrado el contrato, siempre que la otra parte hubiera sabido o hubiera debido saber que existia error, dolo, intimidacion, un beneficio excesivo o una ventaja injusta. (2) La parte que teniendo derecho para anular un contrato conforme a este capitulo, no lo ejerce o lo ha perdido en virtud de las disposiciones de los articulos 4:113 o 4:114, puede reclamar una indemnizacion por danos y perjuicios como senala el apartado (1), limitada a las perdidas sufridas como consecuencia del error, dolo, intimidacion, beneficio excesivo o ventaja injusta. Los mismos criterios se aplicaran para el calculo de los danos cuando la parte hubiera actuado erroneamente en funcion de una informacion incorrecta en el sentido del articulo 4:106. (3) Por lo demas y con los ajustes que correspondan, se aplicaran a la indemnizacion por danos y perjuicios las disposiciones correspondientes de la seccion 5 del capitulo 9".

(43) Tambien A. Morales, "validez del contrato", en S. Camara (coord.), Derecho privado europeo, cit., pp. 394 a 396.

(44) O. Thibierge, Nulidad, restituciones y responsabilidad, universidad Externado de Colombia, Bogota, 2010, p. 555.

(45) Estas posiciones se pueden ver ibid., pp. 555-560.

(46) Ibid., p. 573.

(47) Estas doctrinas se pueden ver bien explicadas en Thibierge, Nulidad, restituciones y responsabilidad, cit., p. 650.

(48) Alessandri, La nulidad y la rescision en el derecho civil chileno, cit. p. 365, se refiera a las prestaciones mutuas al tratar la nulidad como fuente de responsabilidad extracontractual, pero solo les asigna la funcion de evitar el enriquecimiento ilicito o sin causa: "Aplicando estas reglas, se obtiene que las partes no se hagan mas ricas con la nulidad, la cual, como dijimos, no puede ser fuente de lucro para ellas".

(49) D. Penailillo, Los bienes. La propiedad y otros derechos reales, Juridica de Chile, Santiago, 2007, p. 542.

(50) Eh un sentido diverso, se senala que "el regimen de las restituciones no tiene por que estar influido, y menos determinado, por los conceptos de responsabilidad y culpa": Hinestrosa, "Las restituciones consecuenciales a la eliminacion del contrato", cit., 2008, p. 465.

(51) Debemos formular la siguiente precision. Utilizamos la nocion "cosa" en un sentido amplio, mas alla de los terminos originales del Codigo Civil de Bello. Comprendemos en ella cosas corporales e incorporales y, mas aun, todo lo que pueda ser comprendido dentro del concepto de "prestacion" susceptible de ser restituida in natura o por equivalencia y, en todo caso, como se comprendera, en un sentido mucho mas extenso que la nocion que entrega el Codigo Civil de "cosas susceptibles de ser reivindicadas".

(52) El articulo 904 del Codigo Civil de Chile reza: "Si es vencido el poseedor, restituira la cosa en el plazo que el juez senalare; y si la cosa fue secuestrada, pagara el actor al secuestre los gastos de custodia y conservacion, y tendra derecho para que el poseedor de mala fe se los reembolse".

(53) Si bien es cierto que los articulos 904 (961) y 905 (962) no contienen una norma similar para el caso de que se haga imposible la restitucion de la cosa o de sus frutos, no puede llegarse a una conclusion distinta, admitiendose tambien en este caso el pago en equivalencia, tanto por las reglas generales que gobiernan el pago de las obligaciones, como por aquellas que regulan lo referido a la responsabilidad civil.

(54) El articulo 966 del Codigo Civil de Colombia contiene, con identica redaccion, los articulos 909 y 910 del Codigo Civil de Chile.

(55) Igual razon se encuentra en el caso de que el reivindicante deba restituir una cosa que recibio como consecuencia de los efectos que alcanzo a producir el contrato declarado nulo posteriormente.

(56) O. Ducci, Derecho civil. Parte general, Juridica de Chile, Santiago, 2005, p. 346. En derecho aleman, afirma Flume: "A las prestaciones realizadas en cumplimiento de un contrato obligatorio nulo les son aplicables en principio las normas del enriquecimiento injustificado, al carecer de causa juridica, por no ser valido el contrato obligatorio, las prestaciones hechas para su cumplimiento": W Flume, El Negocio Juridico, 4.a edicion no modificada, Fundacion Cultural del Notariado, Madrid, 1998, p. 651.

(57) D. Penailillo, Obligaciones, Teoria general y clasificaciones, La resolucion por incumplimiento, Juridica de Chile, Santiago, 2009, p. 120.

(58) claro que no es dificil imaginar casos en que, a pesar de solicitarse la declaracion de nulidad de un contrato que produjo efectos, las partes no hubieren solicitado que se decreten las prestaciones mutuas, evento en el cual el problema debera resolverse por la via de la ejecucion del fallo o, por el contrario, subsistira, en este caso, la accion de perjuicios de acuerdo a las reglas generales. Revisada la jurisprudencia chilena, precisamente, encontramos una sentencia en que, declarada la nulidad, el tribunal no puede pronunciarse sobre las prestaciones mutuas por no haber sido solicitadas: cfr. Corte Suprema, 3 de julio de 2007, rol 3901-05: "Que esta Corte deja expresado el hecho de no disponer decision respecto de las prestaciones mutuas entre las partes, pues nada se solicito a su respecto, debiendo limitar la resolucion de la litis a los aspectos que han conformado la controversia".
COPYRIGHT 2015 Universidad de los Andes (Colombia)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Pinochet Olave, Ruperto; Concha Machuca, Ricardo
Publication:Revista de Derecho Privado
Date:Jan 1, 2015
Words:12416
Previous Article:La intervencion notarial en la mediacion. Consideraciones de 'lege ferenda' en la prevencion/ resolucion de conflictos en el ordenamiento juridico...
Next Article:Una mirada a la proteccion contractual del consumidor en Italia.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters