Printer Friendly

Las incertidumbres historicas sobre la potestad pontificia de disolver un matrimonio rato y no consumado: una clave interpretativa de la formacion del vinculo matrimonial.

Resumen: La potestad vicaria del Papa de disolver un matrimonio rato y no consumado se formo en sus elementos fundamentales durante los pontificados de Alejandro III e Inocencio III. Desde el primer momento, esta institucion planteo importantes reservas tanto a teologos como canonistas. Este articulo pretende mostrar, en primer lugar, las dimensiones inherentes para la adecuada comprension de esta potestad pontificia, entre otras--y no la menos importante--la teologia sacramental subyacente en la institucion matrimonial.

En un segundo momento se presenta una sintesis historica del origen y evolucion de esta figura, situando en su debido contexto las llamadas <<teoria del consentimiento>> y <<teoria de la copula>>. Se presta especial atencion al tratamiento dado a esta cuestion en el Decreto de Graciano y a su distincion entre matrimonium initiatum y matrimonium ratum, teniendo en cuenta las distintas etapas de su redaccion. Al hilo de esta exposicion, se realizan finalmente algunas consideraciones sobre la congruencia de esta institucion con el caracter indisoluble del matrimonio.

Palabras clave: Potestad papal, Disolucion del matrimonio rato y no consumado, Teoria del consentimiento, Teoria de la copula, Decreto de Graciano, Indisolubilidad del matrimonio.

Abstract: Papal power to dissolve a non-consummated marriage was established mainly during the pontificates of Popes Alexander III and Innocent III. Since the beginning, this institution has faced significant objections from both theologians and canonists. First, this article focuses on the elements required for an adequate understanding of such papal authority, including the underlying sacramental theology of marriage. Second, a historical overview of the origin and evolution of this power will be outlined, setting the so-called <<consent theory>> and <<coital theory>> in their proper context. Special attention will be paid to the distinction between matrimonium initiatum and matrimonium ratum in the Decretum Gratiani, taking into account the different stages of its composition. Finally, there is a brief discussion of the degree to which such papal authority is coherent with the indissolubility of marriage.

Keywords: Papal Power, Dissolution of a NonConsummated Marriage, Consent Theory, Coital Theory, Decretum Gratiani, Indissolubility of Marriage.

Historical Difficulties as Regards the Papal Power to Dissolve a Non-Consummated Marriage: An Interpretative Key to the Formation of the Matrimonial Bond

1. INTRODUCCION

A primera vista, la cuestion de la disolucion del matrimonio rato y no consumado podria parecer en la actualidad una problematica realmente excepcional en la experiencia de la vida conyugal, una dimension del todo periferica en relacion con la esencia de la institucion matrimonial. Y sin embargo, no solo se trata en la practica de un supuesto menos raro de lo que se piensa (1), sino que tambien--y sobre todo--esta institucion se encuentra situada en una posicion nuclear en relacion con la constitucion del vinculo conyugal. Esto es asi por la relacion que guarda la disolucion del matrimonio rato y no consumado con dos elementos fundamentales de la constitucion del matrimonio, esto es, el consentimiento y la copula. Y, por tanto, el estudio de esta figura incide de forma clara en la comprension de que es el matrimonio y como se forma.

Desde una primera aproximacion, no deja de llamar la atencion el contraste producido entre la clausula mateana <<lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre>> (Mt 19,6) y la institucion por la cual un matrimonio sacramental validamente celebrado, pero no consumado, es disuelto por la fuerza de la autoridad papal. ?Como pueden conciliarse ambos extremos en el seno de la doctrina de la Iglesia?

Y relacionado con lo anterior, surge tambien con fuerza una cuestion metafisica --si se quiere llamar asi--que todavia no ha sido estudiada en profundidad: ?como actua la intervencion del Papa en la disolucion del matrimonio? ?que es lo que sucede con el vinculo? ?de que forma es disuelto? Desde el punto de vista dogmatico, este problema nunca ha sido debidamente resuelto. Como se vera mas adelante, a partir de las intervenciones de Alejandro III, despues de un proceso complejo, se llego a una respuesta que apelaba a la potestad vicaria del sucesor de Pedro, pero sin aportar de modo claro las razones por las que el Romano Pontifice poseia tal autoridad.

Por otra parte, a pesar de las buenas sintesis realizadas sobre la historia del matrimonio en general y de la dispensa del rato y no consumado en particular (2), el estudio de la formacion del vinculo matrimonial en la Edad Media no ha sido abordado en plenitud (3). Las dificultades para ello son multiples.

En primer lugar, en lo que se refiere a las fuentes. Mientras que los canonistas y sus obras son en cierta medida accesibles gracias al mapa trazado por Kuttner en su obra Repertorium der Kanonistik, no sucede lo mismo con la literatura teologica, de la que solo se dispone de descripciones incompletas e inconexas entre si (4).

En segundo lugar, por lo que se refiere a la terminologia. Conviene precisar que, al menos hasta finales del siglo X, no se aprecia en los textos juridicos una preocupacion especial por la determinacion de los elementos constitutivos del vinculo, sino mas bien por las irregularidades que podian afectar la union matrimonial (5). Ademas, no siempre es posible distinguir las promesas de matrimonio de las verdaderas nupcias; y los terminos divortium y separatio muestran ambiguedades, pues pueden referirse indistintamente a la <<separacion de mesa y lecho>>, a una declaracion de nulidad del matrimonio o a una verdadera disolucion del matrimonio existente.

Por ultimo, es necesaria todavia una amplia labor investigadora para precisar los vinculos existentes entre las escuelas teologicas francesas (especialmente la Escuela de Laon (6) y la Escuela de Paris) y la literatura canonica en Italia, asi como establecer la reciproca influencia ejercitada entre la doctrina de los decretalistas y las decisiones papales. Afortunadamente, las investigaciones de los ultimos decenios, impulsadas en gran medida por el <<Stephan Kuttner Institute of Medieval Canon Law>>, han cristalizado en un mejor conocimiento en este campo, en la publicacion de diversas ediciones criticas y en una mejor comprension de las etapas de composicion del Decreto de Graciano (7).

A lo largo de estas paginas procuro enumerar las diferentes dimensiones que se deben tomar en consideracion para afrontar el estudio de esta institucion. Dedicare especial atencion a la simbologia sacramental presente en la constitucion y consumacion del matrimonio, asi como a la concordia realizada por Graciano de las diversas tradiciones existentes a este respecto. Posteriormente, me ocupare de las decretales pontificias--principalmente las de Alejandro III e Inocencio III--que dieron lugar a la constitucion de la disolucion del matrimonio rato y no consumado, asi como de las reacciones ante esas disposiciones por parte de la doctrina. Por ultimo, al hilo de estas reflexiones historicas, propondre unas consideraciones sobre la disciplina actual de esta institucion.

2. DIMENSIONES IMPLICADAS

Para adquirir una adecuada comprension del instituto de la disolucion del matrimonio rato y no consumado es preciso tener en consideracion toda una serie de aspectos que estan implicados en esta cuestion.

En primer lugar se debe senalar la realidad del matrimonio como institucion natural, tal y como es descrita por Jesucristo en la clausula de Mateo (19,3-9), donde se hace referencia al orden establecido en la creacion.

En intima relacion con el anterior aspecto, pero con unas dimensiones del todo propias, esta la consideracion del matrimonio como realidad sacramental, que tiene su punto de partida en la comparacion paulina del matrimonio con el misterio de Cristo y la Iglesia (Ef 5,32). Esta categoria sacramentaria comportara unas consecuencias fundamentales para la institucion en estudio (8). Ademas, hay que tener en cuenta, que en la epoca de formacion del instituto, esto es los siglos XI-XII, la configuracion del matrimonio cristiano se encuentra todavia en evolucion y que la teologia sacramentaria queda todavia lejos de estar asentada (9). La referencia en este punto a la literatura teologica del momento resulta ineludible.

En tercer lugar, la reflexion canonica-teologica sobre el matrimonio no se encuentra aislada del mundo donde vive. Asi, es preciso tener en cuenta tanto el influjo del derecho judio (10) y romano (11) como, con posterioridad, la impronta de los usos y costumbres germanas, donde la copula Beilager poseia una gran significacion, asi como de la legislacion carolingia, que era bastante tolerante ante la cuestion del divorcio (12).

Por ultimo conviene hacer referencia tambien, aunque en una dimension mas reducida, a otra serie de cuestiones colaterales relacionadas, como la importancia cultural de la fecundidad de la union, la concepcion peyorativa de la mujer y de las relaciones sexuales y las concepciones magicas de la primera relacion sexual entre marido y mujer en la Edad Media.

Como todo trabajo relacionado con las fuentes, la interpretacion juega un papel de primer orden, y mas todavia--como en este caso--cuando las fuentes son escasas. En este sentido, no es sencillo introducirse en la sociedad medieval europea, donde no solo la vida diaria, sino tambien el trabajo y literatura cientifica estaban totalmente impregnados de un profundo sentido religioso. El hombre medieval vivia, pensaba y sentia de una manera mucho mas objetiva que en el caso de nuestra sociedad actual, donde la subjetividad es el principio interpretativo por antonomasia (13).

Por ello, pienso que no ayuda a la comprension de la evolucion doctrinal de la institucion matrimonial las tesis aprioristicas de dos prominentes autores. El primero, Harold Berman, que en su obra Law and Revolution describia la <<Reforma gregoriana>> como un movimiento tendente a establecer una pura estructura de poder (14). El segundo, Georges Duby, que en sus riquisimas investigaciones refleja la sociedad medieval desde una clave interpretativa marcadamente sociologica, presentandola como una lucha de poder a traves de la separacion radical de clerigos y laicos y la primacia absoluta del primer grupo a traves de la barrera sexual--elitista--del celibato (15).

3. LOS FUNDAMENTOS TEOLOGICOS Y EL DECRETO DE GRACIANO

No es facil ofrecer en pocas paginas una sintesis sobre la disolucion del matrimonio mediante dispensa papal en la canonistica medieval, ya que las fuentes que se han conservado sobre el desarrollo de esta institucion--sobre todo en la segunda mitad del siglo XII--muestran una situacion compleja, y porque solo puede ser afrontada en relacion con la doctrina medieval sobre el matrimonio.

La aparicion y desarrollo de la disolucion papal del matrimonio rato y no consumado es bien conocida en sus aspectos basicos. Como la doctrina no fue pacifica en la legitimacion de la dispensa papal hasta que, con motivo de las criticas vertidas por humanistas y protestantes, canonistas y teologos cerraron filas en defensa de esta potestad del romano pontifice influenciados por los escritos del cardenal Cayetano (16).

Los fundamentos teologicos de tal resultado son los siguientes. La reflexion teologica medieval se cimento sobre la doctrina matrimonial de san Agustin y su concepto de matrimonium ratum, que establecia la indisolubilidad del matrimonio en relacion con el bonum sacramenti (17). Si bien la concepcion eclesial del matrimonio estaba asentada en la tradicion consensualista transmitida por los modelos juridicos judio y romano, no es hasta el siglo IX cuando se encuentra el primer testimonio que define de manera autoritativa el consentimiento como causa del matrimonio. Se trata de la respuesta de Nicolas I a las consultas de los bulgaros en el ano 866 (18).

Sin embargo, diversos elementos comenzaron a distorsionar esta tradicion consensualista. En primer lugar se introdujo una distincion entre <<matrimonio cristiano>> y <<matrimonio originario>>; este ultimo <<menos>> indisoluble. Parece que la irrupcion de esta diferenciacion se debe a la aceptacion por parte de la Glossa Ordinaria de la Biblia (19) y de las colecciones de sententiae de la Escuela de Laon de la exegesis a 1 Cor 7,15 realizada por el Ambrosiaster (s. IV) (20). Este autor se caracteriza por ser el unico en la tradicion patristica que afirma explicitamente que el matrimonio entre gentiles (verdadero matrimonio) puede ser disuelto in favorem fidei, segun una interpretacion del pasaje paulino desde esta perspectiva (21). Esta exegesis quedo aislada y fue explicitamente rechazada por los comentaristas de la Sagrada Escritura hasta finales del s. XI, pero empezo a cobrar vigor en el s. XII (22).

Otro elemento distorsionador de la tradicion consensualista fue la doctrina de Hinemaro de Reims ([cruz] 882), autor de la primera formulacion de la teoria de la copula en su obra De nuptiis Stephani et filiae Regismundi comitis, donde se juzgaba como no vinculante el matrimonio de un joven noble que se habia negado a consumarlo aduciendo que no queria cometer incesto, puesto que anteriormente se habia unido carnalmente con una pariente de la joven desposada (23). La tradicion manuscrita de esta obra de Hincmaro se apoya principalmente en dos textos manipulados (24).

El primero de ellos es un pasaje de la carta de Leon Magno al obispo Rustico de Narbona donde el Papa definia el matrimonio siguiendo la doctrina consensualista propia del derecho romano (25) y de la tradicion patristica (26). De un modo sorprendente, Hincmaro enlaza el texto de Leon con otro falsamente atribuido a san Agustin que, en realidad, contradice diametralmente no solo el texto leonino, sino tambien la doctrina agustiniana sobre la formacion del vinculo (27). Ambos textos venian a establecer--con base en la teologia paulina de Ef 5,32--el momento de la sacramentalidad del matrimonio en la realizacion de la copula conyugal, llegando de este modo a identificar el Coristi et Ecclesiae sacramentimi con la relacion sexual (28).

El peso de la autoridad de Leon Magno y de san Agustin, junto con la recepcion de estos textos en el Decreto de Graciano (29), hara que la teoria de la copula cobre una especial fuerza. Pero con anterioridad a la difusion del Decreto, se puede decir que la doctrina en relacion con la constitucion del vinculo era mayoritariamente consensualista. Por poner algunos ejemplos, Pedro Damian ([cruz] 1072) se referia al matrimonio inconsumado de Maria y Jose para oponerse a la teoria de la copula (30). Ivo de Chartres ([cruz] 1116) tambien se muestra partidario de la teoria consensualista. Concretamente, en relacion con el matrimonio espiritual, la doctrina del entorno del obispo de Chartres plantea implicitamente que la relacion sexual no sea esencial al matrimonio. Esta opinion fue precisada por autores de su generacion o de la sucesiva, como Anselmo de Laon y Hugo de San Victor (31).

Ahora bien, es preciso advertir, que considerada la mas alta significacion sacramental en el momento de la copula, las argumentaciones de los defensores de la teoria consensualista contienen diversas incoherencias. Por ejemplo en el caso de Hugo de San Victor ([cruz] 1141), cuyos escritos (32) se situan en la misma epoca en que la teoria de la copula era consagrada en el Decreto de Graciano. Para solventar la dificultad de conciliar el consentimiento como momento constitutivo del matrimonio con la sacramentalidad que proviene de la copula, Hugo recurre a una operacion un tanto artificiosa (33). El desdobla en dos momentos la sacramentalidad del matrimonio. Uno relativo al objeto esencial, el sacramentam coniugii, que simboliza la union de Dios con el alma humana; otro relativo al momento accidental: el sacramentam camalis officii, imagen de la union de Cristo con su Iglesia mediante la Encarnacion (34). Si este ultimo es un magnum sacramentam, segun la expresion paulina, el primero es considerado por Hugo como un majus sacramentam (35). El matrimonio es sacramental e indisoluble desde el mismo momento de su celebracion mediante el consensus de praesenti (a diferencia de los desposorios (36)). El matrimonio no puede disolverse por ningun motivo ni antes ni despues de la copula (37).

Pedro Lombardo ([cruz] 1160) (18) retoma esta ensenanza pero la corrige en un punto, al hablar de un solo sacramento. Asi, la sacramentalidad de Cristo y la Iglesia contiene en el consentimiento un elemento espiritual (quae fit per charitatem), y en la copula uno carnal o fisico (quaefit per naturae conformitatem). Esta doble distincion simbolico-sacramental permanece hasta nuestros dias. Al igual que sucede con Hugo, esta distincion no le impide a Pedro afirmar que el consentimiento con palabras de presente conlleva la absoluta indisolubilidad (39).

Frente a esta doctrina de la absoluta indisolubilidad del matrimonio, ya antes de la copula, el pensamiento de Graciano se estructura de otra manera. Pero antes de pasar a la exposicion de la Concordia de Graciano, es preciso advertir sobre las posibles relaciones de este con las escuelas teologicas francesas (40). Se trata, sin embargo, de una cuestion no pacifica en la doctrina actual.

En un articulo publicado en 1999, Giuseppe Mazzanti puso de manifiesto la fiabilidad de una cronica del monasterio de San Victor de Paris, donde se afirma que Graciano fue conscolaris de Rolando Bandinelli en dicho monasterio. Su presencia en este centro teologico explicaria su conocimiento de las grandes cuestiones sobre la sacramentalidad del matrimonio y de las auctoritates no transmitidas en las colecciones canonicas precedentes y si en los florilegios de las distintas escuelas (41). En la misma linea, Jose Miguel Viejo-Ximenez pone de manifiesto que muchas de las auctoritates y razonamientos de Graciano son comprensibles unicamente a la luz del medio teologico parisino (42).

Por otra parte, en relacion con el tratado De Poenitentia (43) del Decretum, John Wei ha demostrado que el Magister utilizo para su composicion la Suma Deus itaque summe, que debe considerarse del circulo de influencia de la Escuela de Laon, aunque no estrictamente de dicha Escuela (44). De hecho, considera Italia o el sur de Alemania, como su mas probable lugar de composicion.

En cualquier caso los diversos estudios mencionados, y sobre todo el analisis de Jose Miguel Viejo-Ximenez, ponen de manifiesto como tanto la eleccion de las auctoritaes como los razonamientos que estructuran la Causa 28 se explican unicamente a la luz de la reflexion teologica sobre el matrimonio que se esta produciendo en ambito frances y que tiene en la sacramentalidad su cuestion central. Una formacion francesa, tal y como avalan los estudios de Mazzanti y De Leon, encuentran en esta Causa una confirmacion ulterior (45).

Pasemos, ahora si, a la exposicion de la constitucion del vinculo matrimonial segun el Decreto de Graciano (46).

El tema se encuentra tratado sobre todo en la C.27 q.2. Graciano procura armonizar los numerosos textos que afirman explicitamente el caracter consensual del matrimonio (cc. 1-15), con otros que afirman que el sacramento se da solo con la consumacion (cc. 16 y 17). Para ello articula dos proposiciones. La primera consiste en afirmar que el consentimiento inicia el matrimonio, mientras que la consumacion lo perfecciona, haciendolo rato (firme) (47). Segun esta proposicion, el consentimiento da lugar a un verdadero matrimonio, aunque muchos de sus efectos se produciran con la consumacion.

En la segunda proposicion, en cambio, Graciano considera que el termino esposo se equipara en la tradicion canonica con el de conyuge por razon de lo que ocurrira en el futuro y no en razon de los efectos producidos en el presente (48). Es decir, se trata de un consentimiento que no da lugar al matrimonio, asimilandolo a los meros esponsales; pero matiza, al mismo tiempo, que la simple copula no constituye el matrimonio, sino solo aquella que convierte en acto consumativo la promesa previa de matrimonio. Estas dificultades dan lugar a la distincion entre un consentimiento que consiste en una promesa de matrimonio--fides pactionis--y un consentimiento que constituye el matrimonio --fides consensus--. Distincion corroborada con posterioridad a Graciano mediante una palea que recoge una auctoritas de san Agustin y que constituira el c. 51 de la version divulgada del Decreto (49).

Es preciso senalar que gracias a los estudios sobre la Redaktionsgeschichte de esta obra se ha podido advertir una evolucion y precision terminologica en el pensamiento del Magister. Si bien en el manuscrito de Sankt Gallen (50) (probablemente la version mas primitiva de la Causa 27 conocida hasta ahora) (51), recogiendo auctoritates surgidas en el ambito teologico (52), Graciano establecio dos momentos sucesivos en la formacion del vinculo, el consentimiento y la consumacion (matrimonium initiatum-matrimonium ratum) (53), la introduccion en el manuscrito de Florencias (54) del termino "perficitur" (55) asimila el matrimonio a los contratos reales del derecho romano, en los que la entrega de la cosa es la que perfecciona el negocio haciendolo irrescindible. De este modo, el valor de la copula en la formacion del vinculo aparece como el elemento juridico fundamental. Sin embargo, para no vaciar totalmente de contenido la funcion del consentimiento, equiparo los sponsalia de futuro con los de presente, denominando a dicho fenomeno como matrimonium initiatum (56).

Es decir, segun la version divulgada del Decreto, con el respaldo de la teoria de la copula de Hincmaro de Reims, el consentimiento da lugar al matrimonium initiatum, que solo mediante la copula camal se convertira en un matrimonium ratum. Antes de ese momento los contrayentes son solo spomi, mientras que tras la copula se convierten en copulati (57). Solo el matrimonio consumado es perfecto y totalmente sacramental, signo de la union de Cristo con su Iglesia. Para sustentar esta opinion recoge la sentencia atribuida a Leon Magno y Agustin: <<Non dubium est illam mulierem non pertinere ad matrimonium, cum qua docetur non fuisse conmixtio sexus>> (58). Como se ha comentado con anterioridad, con la interpolacion de la particula <<non>> el sentido del texto leonino cambia radicalmente, haciendo depender la plena sacramentalidad de la consumacion del matrimonio (59).

Estos dos textos pasaron al Decreto de Graciano no directamente a traves de la obra de Hincmaro, sino a traves de las Sententiae Magistri A., una coleccion de sentencias teologicas que se adscribe a la Escuela de Laon (60).

La posterior polemica entre la teoria del consenso y la teoria de la copula se explica por la gran difusion que tuvo el Decreto de Graciano, por una parte, y las Sententiae de Pedro Lombardo por otra.

4. LAS DECISIONES PAPALES Y LA DOCTRINA DE LOS CANONISTAS

La prehistoria del instituto de la dispensa super rato tiene como sustrato las costumbres y creencias sobre las que primero Hincmaro y despues Graciano construyeron sus modelos juridicos, especialmente el realismo de las costumbres germanas y la legislacion de la epoca carolingia, todavia muy tolerante en relacion con el divorcio (61). Ademas existia una confusa tradicion que consentia el discessus del conyuge ad ingrediendam meliorem vitam (la vida de consagracion religiosa), que fue recogida tambien entre las auctoritates de Graciano (62).

Estos elementos confluyeron a traves del Decreto de Graciano en las escuelas canonisticas y en las nacientes universidades. La actividad interpretativa de los canonistas, primero con los comentarios al Decreto y, despues, a las cada vez mas numerosas decretales papales, dio lugar al momento mas fructifero de la canonistica, conocido como epoca clasica del derecho canonico (1140-1348) (63).

La cuestion de la dispensa papal super ratum esta necesariamente unida con la evolucion de la doctrina sobre el momento de la constitucion del matrimonio, por lo que hare referencia en las paginas que siguen a ambos elementos.

Sin poder detenerme en todos los detalles de esta evolucion doctrinal, aludo en primer lugar a Rufino, uno de los principales representantes de la Escuela de Bolona, que escribio su influyente Stimma Decretorum (64) poco antes de 1159. Rufino, siguiendo la exposicion de Hugo de San Victor, distingue tambien una doble sacramentalidad en el matrimonio: el solo consentimiento simboliza la union de Dios con el alma humana, mientras que la consumacion del matrimonio simboliza la union de Cristo con la Iglesia. Asi como el alma puede separarse de la union con Dios por el pecado mortal, del mismo modo el solo consentimiento, el matrimonium initiatum, puede ser disuelto por diversas causas; mientras que el matrimonio consumado, plenamente sacramental, es indisoluble, igual que la union de Cristo con su Iglesia (65).

Segun Rufino, el matrimonium initiatum puede ser disuelto por las siguientes causas (66): 1) tras un segundo matrimonio consumado, 2) tras una relacion sexual libremente consentida con otra persona, 3) por rapto, 4) por impotencia (maleficium), 5) por entrada en religion, 6) por delito gravisimo (67), 7) por enfermedad permanente y 8) por cautividad duradera (68).

Esta regulacion solo es comprensible teniendo en cuenta la concepcion de aquel tiempo sobre la doble sacramentalidad del matrimonio. Ademas--y en polemica con las distincion esponsalicia de las escuelas francesas--para Rufino desposorios y celebracion del matrimonio son la misma realidad, esto es, ambas contienen la promesa de vivir en el futuro en comunidad carnal.

Con posterioridad, los representantes de la Escuela de Bolona seran mas receptivos sobre las distinciones de las escuelas francesas e integraran sus elementos esenciales (69). Vease en este sentido la posicion de Esteban de Tournai (70), alumno de Rufino, o de la Stimma del magister Rolando (71). Y asi, frente al modelo de la version divulgada del Decreto, que fija en la copula el elemento juridico fundamental para la formacion del vinculo, se fue asentando en la doctrina nuevamente el principio consensualista, aunque atribuyendo una serie de consecuencias juridicas a la copula. La labor de las decretales papales fue determinante para ello.

Aparte de un pronunciamiento de Inocencio II (1130-1143), donde establece que el status de conyuge se adquiere con la simple prestacion del consentimiento en forma legitima (72), alrededor de treinta anos despues de la difusion del Decreto de Graciano, con Alejandro III (1159-1181) se producen una serie de pronunciamientos pontificios, principalmente para resolver la clasica cuestion practica de la sponsa duorum.

La actividad de este Papa constituye un momento fundamental en la evolucion de la doctrina del perfeccionamiento de la union conyugal. Sin embargo, subsisten graves dificultades para reconstruir en los terminos exactos el pensamiento de Alejandro III (73). En primer lugar porque hasta hace pocos anos los estudiosos identificaban a Rolando Bandinelli (futuro Alejandro III) con el magister Rolando, mientras que segun el estado actual de la investigacion se puede afirmar que se trata de personas distintas (74). El segundo y principal problema estriba en que las decisiones al respecto de Alejandro III no reflejan un pensamiento uniforme. Esto se ve dificultado por la incertidumbre en la datacion de algunas de sus decretales (75).

Por una parte, en algunas de ellas, Alejandro III sigue la logica de la teoria del consentimiento. Asi, en una ocasion y tras alguna ambiguedad, afirma la prevalencia del primer matrimonio todavia no consumado (<<nullo sacerdote presente nec adhibita solempnitate>>) sobre un segundo que la mujer celebro y consumo con otro hombre (76). En este sentido es representativa su decretal Licet: si una mujer y un varon se intercambian el consentimiento con palabras de presente, ninguno de los dos puede ya tomar a otro por esposo. Y si lo hiciera, aunque hubiese consumado esa segunda union, debe separarse de su segunda pareja y volver a la primera, y esto aun cuando algun Papa anterior haya decidido de manera distinta (77).

Sin embargo, se encuentran tambien algunas decisiones de Alejandro III que no se ajustan a este esquema consensualista. En dos de sus decretales parece entenderse que solo el matrimonio consumado es perfecto e indisoluble, como en las decretales Veruni (78) y Ex publico (79), donde se concede a las partes la posibilidad, antes de la consumacion, de pasar a la vida religiosa. Al conyuge que queda en el mundo le autoriza a contraer un nuevo matrimonio. Y sin embargo, en otra de sus decretales (Sicut Romana. Porro) parece negar al conyuge que queda en el mundo la posibilidad de volver a contraer matrimonio (80).

En la decretal Veniens, concede ex dispensatione una nueva celebracion de matrimonio a un hombre que, antes de consumar su matrimonio, habia mantenido relaciones carnales con la madre de su mujer. Es decir, segun esta decision, no es la affinitas superveniens por si misma la que disuelve el matrimonio todavia no consumado, sino la suprema decision de la Iglesia (81). Mas alla, declara Alejandro que el segundo matrimonio celebrado tras una disolucion injusta o erronea de un primer matrimonio--si esta disolucion se ha llevado a cabo con el consentimiento de la Iglesia--, no puede ser ya disuelto. La falsa declaracion de nulidad del primer matrimonio y la celebracion de un segundo con el permiso eclesiastico, constituyen unos hechos tan notorios que ya no hay vuelta atras posible (82). Una decision muy similar a esta se encuentra tambien en una decretal de Clemente III (1187-1191) (83).

Ante esta falta de homogeneidad en las decisiones de Alejandro III, diversos autores han intentado establecer una serie de etapas evolutivas en su pensamiento. El orden asi establecido entre las decretales para lograr que reflejen un corpus que evoluciona armonicamente se basa en una suposicion previa: que Alejandro III tenia la intencion de reducir a la unidad un sistema matrimonial muy plural segun la praxis de los distintos paises. Sin embargo, esta suposicion ha sido puesta en cuestion recientemente por Anne Duggan, quien afirma que el mejor modo de interpretar las decretales del papa Bandinelli es como soluciones concretas a una multitud compleja de causas matrimoniales y la pluralidad de elementos teoricos presentes en la doctrina de las distintas escuelas (84).

Las incongruencias observadas en las decisiones de Alejandro III dejan entrever las tensiones existentes entre la tradicion consensualista de una parte y las diversas praxis locales por otra. En este sentido la Summa Parisiensis (85) (ca. 1170) refleja las oposiciones entre la praxis de la Iglesia francesa y la de la Iglesia romana (86).

Con posterioridad a Alejandro III se encuentran tambien decisiones papales a este respecto, como la de Urbano III (1185-1187), que disolvio un matrimonio no consumado por lepra de una de las partes (87). Este mismo Papa se pronuncio sobre un supuesto matrimonial por defeccion de la fe de uno de los contrayentes, pero no esta claro si se trato de la disolucion del vinculo o, simplemente, de separacion de mesa y lecho (88).

Si es patente, sin embargo, la decretal de Celestino III (1191-1198) Laudabilem, que aprueba la decision de un archidiacono de disolver un matrimonio consumado por defeccion de la fe de una de las partes. Se trata en este caso de un hombre que reniega de la fe, abandona a su mujer y se une a una pagana. El archidiacono permite a la mujer contraer un segundo matrimonio y precisa que la mujer no esta obligada a regresar con su primer marido si este vuelve a la fe. La parte culpable no puede contraer nuevo matrimonio mientras que no fallezca la parte inocente. El pontifice justifica esta decision sobre la base de que tal contumelia creatoris disuelve el matrimonio (89).

Inequivoca es tambien la critica de Inocencio III (1198-1216) hacia esta decision. Admite que predecesores suyos hayan disuelto matrimonios no consumados por entrada en religion, o matrimonios entre infieles (matrimonio natural) cuando uno de ellos se convierte y el otro no consiente en convivir sin grave ofensa al Creador; sin embargo, no permite que la contumelia creatoris disuelva un matrimonio sacramental (rato) (90).

Junto con Alejandro III, es Inocencio III el otro gran pontifice que influyo decisivamente en la configuracion de la constitucion del vinculo matrimonial. Su posicion, sin embargo, tampoco es totalmente neta en este asunto. Reafirma la solucion dada por Alejandro III sobre la sponsa duorum, pero requerira --a diferencia de este ultimo, que aceptaba palabras de presente o de futuro seguidas de la copula--un consentimiento actual (con la presuncion de que lo hay tras la copula: matrimonio presunto). Es decir, con su legislacion, Inocencio III hace prevalecer la desponsatio de praesenti no seguida de la copula sobre una sucesiva despomatio seguida de la copula (91). Por lo que en la formulacion concisa de los canonistas podra afirmarse que contractus iam perfectimi est per solum consensum (92).

Sin embargo, no se puede afirmar que las decisiones de Inocencio se encuadren en un sistema puramente consensualista, como se puede apreciar en su decretal Debitum, donde resuelve la duda, ya tratada por Pedro Lombardo (93), de si el matrimonio con una viuda virgen determinase irregularidad por bigamia para el marido que quisiera ser ordenado sacerdote (94). Esta irregularidad, que consiste en una imperfeccion o defectus sacramenti que afecta al segundo matrimonio en el plano simbolico de la relacion entre Cristo y la Iglesia, solo se da cuando el segundo matrimonio ha sido consumado. Y esto es asi porque al encontrarse la significacion de la relacion de Cristo con su Iglesia exclusivamente en la copula del primer matrimonio, solo la bigamia consumada esta en grado de romper el signo sacramental de la union de Cristo y la Iglesia (95). Por tanto, el <<sistema>> de Inocencio parte de la teoria consensualista, pero otorgando a la copula una serie de efectos, que sera la base para la formalizacion de la disolucion del matrimonio rato y no consumado.

No obstante esta descripcion del <<sistema>> de Inocencio III, se aprecia todavia en su pensamiento una relacion todavia no resuelta entre el favor hacia el estado religioso y el principio de indisolubilidad. En un rescripto al arzobispo de Lyon acepta (y por tanto tipifica) de manera reticente la disolucion de un matrimonio no consumado frente a la entrada en religion, y hace alusion a su proposito de reformar la disciplina (96). Aunque Inocencio no tuvo tiempo de realizar sus proyectos restrictivos del instituto todavia en formacion, bajo su influjo las Decretales de Gregorio IX abolieron todas las causas de disolucion del matrimonio no consumado excepto por ingreso en religion (97).

La doctrina de Alejandro III, como hemos visto aceptada por Inocencio III, a favor de la posibilidad de disolver un matrimonio no consumado por entrada en religion sera seguida por Huguccio ([dagger] 1210) (98) En su Summa super Decretum (99), probablemente el mejor y mas extenso comentario medieval a la obra de Graciano, Huguccio sintetiza las teorias precedentes sobre la simbologia matrimonial y la sacramentalidad. El reconduce el dualismo de las alegorias relativas al consentimiento y a la copula a un unico sacramento, dando lugar asi a una configuracion que se convertira en clasica en los terminos por el utilizados. En su comentario a la Causa 27 del Decretam, manifiesta que el matrimonio es perfecto e integro con el consentimiento, y que desde ese momento es ya un sacramento, sin necesidad de intervencion de la copula. Sin embargo, la integridad estructural del matrimonio generado por el consentimiento no impide que el matrimonio alcance una significacion mas perfecta a traves de la copula 10[grados]. El sacramento es uno, dos son las significaciones (101).

De este modo quedaban fijadas las bases legales que establecian la prestacion del consentimiento como momento esencial de la constitucion del vinculo. Sin embargo, permanecieron institutos juridicos basados en la copula camalis: como el matrimonium praesumptum, que se perfecciona ipso iure mediante la relacion carnal entre los desposados; el matrimonium impuberum, en donde el vinculo se presume cuando, alcanzada la edad fisiologicamente necesaria, la pareja realiza la primera copula sexual; y el matrimonio condicionado, donde la consumacion hace presumir la verificacion del objeto de la condicion interpuesta; y, por supuesto, la disolucion del matrimonio no consumado por entrada en religion (102).

Rudolf Weigand clasifica de este modo las decisiones papales durante la segunda mitad del s. XII en relacion con la disolucion del matrimonio: por affinitas superveniens (Alejandro III), por lepra de uno de los esposos (Urbano III), por defeccion de la fe (Celestino III y quizas tambien Urbano III) y la tolerancia de un segundo matrimonio tras una disolucion irregular del primero (Alejandro III y Clemente III). Cuando estas decisiones tocan a la consumacion del matrimonio, siguen principalmente la posicion doctrinal de muchos de los representantes de la Escuela de Bolona con sus diversos supuestos de disolucion de un matrimonio no consumado. Sin embargo, a partir del inicio del s. XIII comenzaron los papas--en primer lugar Inocencio III--a cenirse mas estrictamente al principio de la indisolubilidad a como lo habian hecho sus predecesores. Despues de Inocencio III, durante dos siglos, no vuelve a aparecer ni un solo testimonio--aparte de la entrada en religion--donde se refleje la potestad papal de disolver un matrimonio no consumado. Solo con Martin V (1417-1431) volveran a empezar a concederse con gran cautela nuevos casos de disolucion de matrimonios no consumados (103).

Sin poder entrar en demasiados detalles, pasemos a considerar las reacciones de los decretalistas a estas decisiones papales. Nuevamente es Weigand quien realiza una sintesis compacta (104).

Solo pocos autores, entre los cuales destaca Melendus, Ricardus, Vincentius Hispanus y--con menos claridad--tambien Alanus, reconocen la plena potestad del Papa para disolver un matrimonio rato. Lo justifican ya sea a traves de una ficcion legal (Ricardus), ya mediante la opinion de que la indisolubilidad del matrimonio no consumado se trata de una norma de derecho eclesiastico, a diferencia de la indisolubilidad del matrimonio consumado, que corresponde al derecho natural (Alanus).

Otros autores opinan que la practica anterior de la dispensa del matrimonio rato fue abrogada por Inocencio III por considerarla un abuso del derecho (por ejemplo, Albertus). Mas incisivos fueron Huguccio y Laurentius --Tancredo de un modo mas mitigado--al rechazar las dispensas otorgadas por los Papas. Pero la mayoria de los decretalistas evitan una confrontacion directa con las decisiones de los pontifices, e interpretan estos textos como una confirmacion de la indisolubilidad del matrimonio (con excepcion de la entrada en religion) al mismo tiempo que salvaguardan la autoridad papal.

Pero en conjunto se puede decir que los decretalistas, una gran parte de los canonistas de las siguientes generaciones y la mayoria de los teologos entre los siglos XIII y XV niegan la potestad del Papa de disolver un matrimonio no consumado (105). Este espacio de tiempo coincide con la ausencia de testimonios de dispensas papales del rato y no consumado. Pareceria como si los Papas, durante cerca de dos siglos, no estuvieran ciertos sobre el alcance de su potestad para disolver matrimonios ratos. Solo a partir del s. XV comenzaron de nuevo a conceder este tipo de dispensas hasta el dia de hoy (106).

Por lo que respecta a la cuestion de quien fue el primer Papa que en virtud de su potestad vicaria concedio una dispensa super rato, el tema es todavia debatido. Algunos autores como Freisen, Fahrer, Charland, Dauvillier, Naz-Lerouge, Casoria y Saurwein opinan que fue Alejandro III el primero en otorgarla o, al menos, que con el se dieron todos los elementos juridicos necesarios para el nacimiento de esta dispensa. Otros autores como Wernz y Cappello afirman que no fue hasta el pontificado de Martin V cuando se concedieron las primeras dispensas (107).

5. REFLEXIONES CONCLUSIVAS

Como se ha podido apreciar en las paginas precedentes, ni la praxis de los pontifices de los siglos XI a XV ni las reflexiones de los doctores, estuvieron en grado de establecer un criterio preciso en base al cual el pontifice podia usar la potestad de disolver un matrimonio no consumado en favor de la entrada en religion u otros motivos. Tambien ha quedado patente como la doctrina no fue unanime al reconocer al Papa este poder (108). Es sintomatica la opinion de los opositores a las dispensas papales, que interpretaban las intervenciones de los pontifices analizadas anteriormente como disolucion de simples esponsales, de casos de impotencia o de otros impedimentos dirimentes (109).

La generalizacion de un principio de disolubilidad del matrimonio rato y no consumado, mas alla del abandono del conyuge por solemne profesion religiosa (110), fue propuesta por vez primera por Alanus Anglicus (111) alrededor de 1210, y a continuacion por diversos decretalistas, pero sin que se pudiese aplicar durante algunos siglos una praxis consistente sobre esta opinion, a causa de la ausencia de un aval generalizado por parte de los teologos (112). Es comprensible esta dificultad de los teoricos por elaborar dogmaticamente un instituto juridico teniendo como base una praxis fluctuante.

Como se ha dicho ya anteriormente, con posterioridad a Inocencio III siguieron alrededor de dos siglos sin que se encuentre ningun registro de la concesion de disolucion de un matrimonio no consumado, a excepcion de la profesion religiosa. Los primeros ejemplos seguros de dispensas acordadas por el pontifice de un matrimonio no consumado en virtud de la potestad vicaria del Papa empezaron a concederse durante el pontificado de Martin V.

En ese mismo periodo, el Panormitano (1386-1445), el ultimo de los grandes decretalistas, manifestaba que si no fuera porque existe una praxis contraria de la Iglesia, el afirmaria que el matrimonio no consumado--fuera del tradicional caso de la entrada en religion--es, por si mismo, absolutamente indisoluble (113). Del mismo modo, dos teologos eminentes como Antonio de Florencia (1389-1459) yjuan de Torquemada (1388-1468), reconocian la hostilidad de la escuela teologica a la disolucion pontificia de los matrimonios no consumados, dejando constancia de la diversa posicion de la canonistica y de la praxis pontificia (114).

En 1599 Clemente VIII constituyo una comision de estudio sobre la posibilidad de un poder de gracia sobre el matrimonio no consumado. La respuesta de esta comision, donde peso principalmente la opinion del prestigioso teologo Tomas Sanchez, fue positiva. Sanchez afirma de modo decidido, siguiendo en esto la opinion tradicional, que la indisolubilidad no depende de la sacramentalidad, sino del significado simbolico de la union indefectible de Cristo con su Iglesia realizado con la copula carnal (115). A partir de aqui, con alguna que otra voz disonante, la doctrina de Tomas Sanchez sera seguida de modo mayoritario, hasta tal punto que Benedicto XIV (1740-1758), siglo y medio despues, pudo considerar esta doctrina como pacifica. Situacion que no ha cambiado hasta nuestros dias (116).

Al hilo de los datos historicos que hasta aqui he ido exponiendo, querria proponer como colofon a estas paginas algunas reflexiones que pongan en relacion el nucleo de la institucion matrimonial con la disciplina actual. Pienso que la cuestion sobre el momento constitutivo del vinculo matrimonial necesita todavia de una clarificacion sustancial a nivel teologico y, por consiguiente, una configuracion juridica mas congruente con su naturaleza. La cuestion, desde luego, no es sencilla: ya Paucapalea, en su comentario a la Causa 27 del Decreto de Graciano comentaba la dificultad interpretativa que conllevaban dichos textos: <<quae quaestio, quia prolixe ac obscure tractata est>> (117).

Como se ha visto, hasta bien entrado el siglo XVIII la aceptacion de la potestad papal de disolver los matrimonios ratos y no consumados no pudo considerarse como pacifica. Es mas, tuvo la oposicion de eminentes teologos y canonistas. La solucion vino dada a traves de un recurso extrinseco a la realidad concreta antropologica y sacramental del matrimonio: la potestad vicaria del Papa. Y ello en un contexto de confrontacion con los protestantes.

Creo que en este punto puede resultar de vital importancia la distincion entre matrimonio iniciado y matrimonio consumado que elaboro Graciano en un primer momento, antes de la version divulgada de su Decretavi, cuando su obra estaba mas cerca del ambiente teologico de las escuelas francesas (118). En efecto, la no consumacion de un matrimonio contraido podria indicar en muchos casos--sobre todo en la actualidad--cierta ausencia de firmeza en la voluntad matrimonial de uno o ambos conyuges. Tal vez la praxis medieval de diferir la consumacion del matrimonio por un tiempo podria ser un reflejo de como la voluntad matrimonial iba formandose gradualmente en la mente de los esposos. En relacion con esta practica, Alberto Magno imponia el espacio de un mes de continencia, con la justificacion de disponer de un tiempo de reflexion sobre la posibilidad de pasar al estado superior de la vida consagrada (119); y Alejandro III, en su decretal Ex publico, establecio este tiempo en dos meses (120).

Desde luego, la falta de firmeza volitiva puede estar tambien motivada por causas de naturaleza psiquica, como una afeccion mental. Por otra parte, habria que plantearse en relacion con los institutos similares a la dispensa super rato, como son el privilegio paulino y el petrino, si un buen numero de los casos concretos--tanto historicos como actuales--de disolucion del matrimonio no lleven tras de si una fuerte presuncion de nulidad (121).

Pero aparte de las causas matrimoniales que conllevan fuertes indicios o presunciones de nulidad (como, por ejemplo, por falta de verdadera voluntad matrimonial o por incapacidad psiquica para asumir las obligaciones esenciales del matrimonio)--y cuyo traspaso a la potestad vicaria del Romano Pontifice para que proceda a la disolucion de esos matrimonios me parece altamente inconveniente--, existen otros supuestos en los que no se aprecian, al menos de modo evidente, esas presunciones de nulidad.

En estos casos, si se considera de modo objetivo que el matrimonio no consumado se caracteriza por una falta de firmeza volitiva, es decir, por cierta falta de plenitud--no solo sacramental, sino tambien natural--, podria postularse la conveniencia de no acudir a la potestad extraordinaria del Papa para disolver un matrimonio en el que al menos una de las partes no esta dispuesta a consumarlo. A mi parecer, podria bastar un acto <<declarativo>>--no constitutivo--por el que la autoridad jerarquica--por ejemplo, el obispo diocesano--declararia como <<caducado>> un matrimonio no perfeccionado por la primera copula. Esta declaracion vendria a reconocer o confirmar la caducidad o decaimiento del consentimiento matrimonial emitido. De este modo, la indisolubilidad --propiedad esencial del matrimonio--no se veria danada por la excepcion en virtud de una especial potestad del Romano Pontifice (122).

Creo que la actual praxis de tramitar por el procedimiento de la dispensa super rato--motivada por la mayor celeridad de esta via--matrimonios no consumados que contienen en si fuertes indicios de nulidad (123), obliga al Papa de un modo innecesario a ejercer una potestad extraordinaria y, desde luego, lesiona la coherencia teologica y juridica de la institucion matrimonial.

Este punto me parece de vital importancia, porque si la indisolubilidad natural del matrimonio queda en cierta manera minada o lesionada por una institucion que fundamenta--de un modo extrinsicista y no atendiendo a la realidad propia del vinculo conyugal--en la potestad vicaria del Papa la posibilidad de disolver un matrimonio no consumado, ?que impide que tal potestad no se pueda ampliar a otros casos? (124)

En este sentido no carecen de cierta logica las conclusiones a las que han llegado ciertos autores, principalmente del ambito germano, contemplando la evolucion historica de esta institucion y las perplejidades mostradas por los papas medievales: ?podria tal vez la Iglesia disolver todos los matrimonios, aunque todavia no sea consciente de ello? (125).

Sin embargo, a la vista de mi estudio pienso que la conclusion mas coherente seria la contraria: ?no sera mas bien que la Iglesia no tiene la potestad de disolver el matrimonio rato y no consumado, aunque todavia no es consciente de ello?

Aunque con esta provocativa sentencia no pretendo pronunciarme en contra de la potestad del Papa de disolver un matrimonio no consumado (126), no cabe duda de que la misma existencia de esta institucion plantea un grave problema de fondo. Si bien se podria afirmar que en relacion con esta potestad existe un magisterio ordinario, atestiguado sobre todo por la praxis, ello no esta corroborado por una explicacion teologica convincente, ni puede considerarse que haya magisterio infalible sobre este asunto. Pienso que para salvaguardar la coherencia con el caracter indisoluble del matrimonio, esta potestad vicaria del Papa--que tantas reservas y problemas planteo en los siglos pasados a teologos y canonistas--necesita de un estudio mas profundo y, en todo caso--a efectos de la praxis actual y mientras no se aclare la cuestion-, deberia ser usada de un modo mas restrictivo; es decir, solo de modo subsidiario, cuando se haya constatado de alguna manera fehaciente que el matrimonio en cuestion es valido (127).

DOI 10.15581/016.111.229-269

RECIBIDO: 4 DE ENERO DE 2016 / ACEPTADO: 19 DE FEBRERO DE 2016

Joaquin SEDANO

Profesor Adjunto de Historia del Derecho Canonico

Facultad de Derecho Canonico. Universidad de Navarra

jsedano@unav.es

Bibliografia

I. FUENTES PRIMARIAS

A. Fuentes manuscritas

Ms. Fd, Firenze, BNC, Conventi Soppresi A.I.402.

Ms. Sg, St. Gallen, Stiftsbibliothek, Cod. Sang. 673.

B. Fuentes publicadas

1 Fuentes legales

Corpus luris Canonici, E. Friedberg (ed.), 2 vols., Leipzig 1879-1881 = Graz 1959.

Lex Romana Burgundiorum seu Liber Papiani, F. Bluhme (ed.), MGFI, III, Hannover 1863, 579-630.

Lex Romana Ostrogothorum seu Edictum Theodorici regis, F. BLUHME (ed.), MGH, V, Hannover 1875-1889, 145-179.

Lex Romana Wisigothorum seu Breviarium Alarici regis, G. Hanel (ed.), Lipsiae 1849.

Regesta Pontificum Romanorum. Ab condita ecclesia ad annum post Christum natum MCXCVIII, 2 vols., P. Jaffe--G. Wattenbach (eds.), Lipsiae 1885-1888 = Graz 1956.

Regesta Pontificum Romanorum. Inde ab A. post Christum natum MCXCVIII ad A. MCCCIV, 2 vols., A. POTTHAST (ed.), Regesta Pontificum Romanorum. Inde ab A. post Christum, natum MCXCVIII ad A. MCCCIV, 2 vols., Berolini 1874-1875 = Graz 1957.

2 Otras fuentes

BENEDICTOS XIV, Quaestiones canonicae et morales in materiis ad Sacram Concila Congregationem spectantibus ..., Venetiis 1788, XLV.

BERNARDUS PAPIENSIS, Breviarium extravagantium (Prima compilatio antiqua), en E. FRIEDBERG (ed.), Quinque compilationes antiquae ..., Lipsiae 1882 = Graz 1956, 1-104.

GOFFREDUS TRANENSIS, Summa in tit. decreta lis super Liber Extra, Venetiis 1564.

HUGONIS DE SANCTO VICTORE, De sacramentis christianae fidei, en PL 176, coll. 173-618.

--, De Beatae Mariae virginitate, en PL 176, coll. 857-876.

JOHANNES Gallensis, Secunda compilano antiqua, en E. Friedberg (ed.), Quinque compilations antiquae ..., Lipsiae 1882 = Graz 1956, 66-104.

JUSTINIANUS, Novellae 22,1 [535], 117 [542].

MCLAUGHLIN, T. P. (ed.), <<The Summa Parisiensis>> on the Decretum Gratiani, Toronto 1952.

PAUCAPALEA, Summa super Decretum, J. F. VON SCHULTE (ed.), Giessen 1890 = Aalen 1963.

PETRUS BENEVENTANUS, Tenia compilano antiqua, en E. Friedberg (ed.), Quinque compilations antiquae ..., Lipsiae 1882 = Graz 1956, 105-134.

PETRUS LOMBARDUS, Libri IVSententiarum, 2 vols., Florentiae 1916.

ROLANDUS, MAGISTER, Summa Magistri Rollandi. Mit anhang inceni auctoris quaestiones, F. Thaner (ed.), Innsbruck 1874 = Aalen 1973.

RUFINUS VON BOLOGNA (MAGISTER RUFINUS), Summa Decretorum, H. Singer (ed.), Paderborn 1903 = Aalen 1963.

STEPHANUS TORNACENSIS, Summa super Decretum, J. F. VON SCHULTE (ed.), Giessen 1891 = Aalen 1965.

TOMAS SANCHEZ, Disputationum de Sancto matrimonii Sacramento ... Libri decem, Venetiis 1607, L. II, disp. XIV.

II. ESTUDIOS Y MONOGRAFIAS

ALVAREZ DE LAS ASTURIAS, N., La formacion del vinculo matrimonial de Graciano a Alejandro III: ?tan solo una cuestion historica?, lus Canonicum 53 (2013) 621-654.

--, La formacion del vinado matrimonial de Graciano a Alejandro III: ?tan solo una cuestion historica?, Ius Canonicum 53 (2013) 621-654.

ALVAREZ DE LAS ASTURIAS, N.--Parma, M., El favor fidei y el Decreto de Graciano: investigacion sobre los origenes canonicos de la disciplina actual en materia de disolucion del vinculo, lus Ecclesiae 26 (2014) 311-333.

AMENTA, P, Le procedure amministrative in materia di matrimonio canonico. Storia, legislazione e prassi, Citta del Vaticano 2008, 21-67.

ASTOLFI, R., Il matrimonio nel diritto romano preclassico, Padova 2002.

--, Il matrimonio nel diritto romano classico, Padova 2006.

BASDEVANT-GAUDEMET, B., Le mariage d'apres la correspondance d'Ives de Chartres, Revue historique de droit francais et etranger 61 (1983) 200-206.

BERLINGO, S., La causa pastorale della dispensa, Milano 1978, 279-284.

BERMAN, H. J., Law and Revolution. The Formation of the Western Legal Tradition, Cambridge Mass. 1983.

BONFANTE, R, Istituzioni di diritto Romano, Torino 1957, 181 ss.

BONNET, P. A., I fondamenti teologico-canonici dell'indissolubilita del sacramento del matrimonio, en Lo scioglimento del matrimonio canonico. Atti del XLIV Congresso Nazionale di Diritto Canonico, Assisi 3-6 settembre 2012, Citta del Vaticano 2013, 107-134.

BROOKE, C. N. L., Il matrimonio nel medioevo, Bologna 1991.

BRUNNER, H., Deutsche Rechtsgeschichte, I, Leipzig 1892, 74 ss.

BRYS, J., De dispensatione in iure canonico preasertim apud decretistas et decretalistas usque ad medium saeculum decimum quantum, Brugis 1925.

CANTELAR RODRIGUEZ, E, El matrimonio de herejes. Bifurcacion del <<impedimentum disparis cultus>> y divorcio por herejia, Salamanca 1972, 167-189.

CARRILLO AGUILAR, A., Disolucion del vinculo y potestad de la Iglesia. (?Puede la Iglesia disolver el matrimonio sacramental consumado?), Cordoba 1976.

CARTRIDGE, N., Medieval marriage. Literary Approaches, 1100-1300, Cambridge 1997, 16.

CASORLA, J., De matrimonio rato et non consummato, Romae 1959.

CHARLAND, R., Le pouvoir de l'Eglise sur les liens du mariage, Revue de droit canonique 16, N. 1 (1966) 44-57.

CHATILLON, J., Le mouvement canonial au Moyen Age. Reforme de l'Eglise, spiritualite et culture, Paris-Turnhout 1992.

CHENU, M. D., La theologie au douzieme siecle, Paris 1957.

CLARK, E. A., <<Adam's Only Companion>>: Augustine and the Early Christian Debate on Marriage, en R. R. Edwards--S. Spector (eds.), The Old Daunce. Love, Friendship, Sex and Marriage in the Medieval World, New York 1991, 30.

CONDE CID, J. C., L'origine del <<privilegio paolino>>. 1 Cor 7, 12-11 a: esegesi, storia dell'interpretazione e ricezione nel diritto della Chiesa, Roma 2009.

--, L'origine del privilegio paolino, lus Ecclesiae 26 (2014) 335-358.

D'AVACK, P. A., Cause di nullita e di divorzio ilei diritto matrimoniale canonico, Firenze 1952.

D'ONOFRIO, G. (dir.), Storia della teologia nel Medioevo. 2, La grande fioritura, Casale Monferrato 1996.

DA SANT'ELIA, A., La dispensa del matrimonio rato e non consumato con particolare riguardo alla legislazione concordataria italiana, Roma 1943, 46-64.

DAUVILLIER, J., Le manage dans le Droit classique de l'Eglise depuis le Decret de Gratien (1140) jusqu'a la mort de Clement V (1314), Paris 1933.

DE LERY, L. C., La dissolution du mariage et de pouvoir des clefs, Sciences ecclesiastiques 10 (1958) 321-339.

DELPINI, E, Indissolubilita matrimoniale e divorzi dal I alXIIsecolo, Milano 1979. --, Divorzio e separazione dei coniugi nel diritto romano e nella dottrina della chiesa fino al secolo V, Torino 1956, 21-35, 105-133.

DIENI, E., Tradizione <<juscorporalista>> e codificazione del matrimonio canonico, Milano 1999.

DOLLINGER, I. VON, Heidentum und Judentum, Regensburg 1857.

DONAHUE JR., CH., The Policy of Alexander the Third's Consent Theory of Marriage, en S. KUTTNER (ed.), Proceedings of the Fourth International Congress of Medieval Canon Lava. Toronto 21-25, August 1972, Citta del Vaticano 1976, 251-281.

DUBY, G., Le chevalier, la femme et le prette. Le mariage dans la France feodale, Paris 1981.

DUGGAN, A. J., Master of Decretals. A Reassessment of Alexander III's Contribution to Canon Law, en P. D. CLARKE--A. J. DUGGAN (eds.), Pope Alexander III (1159-1181). The An of Survival, Farnham 2012, 365-417.

ERRAZURIZ M., C. J ., Il matrimonio e la famiglia quale bene giuridico ecclesiale. Introduzione al diritto matrimoniale canonico, Roma 2016 (en prensa).

ESMEIN, A., Le mariage en Droit canonique, 2 vols., Paris 1929-1935.

FAHRNER, I., Geschichte der Ehescheidung im kanonischen Recht. 1, Geschichte des Unaufloslichkeitsprinzips und der vollkommenen Scheidung der Ehe im kanonischen Recht, Freiburg i.Br. 1903.

FERRETI, W., Il matrimonio in San Pier Damiani, Sacra doctrina 82 (1976) 529-543.

FINK, K. A., Fruhe urkundliche Belege fur die Aufiosung des matrimonium ratum non consummatum dutch papstliche Dispensation, ZRG Kan 46 (1960) 434-442.

FRANCESCHI, H., Lo scioglimento del matrimonio in favore della fede. I fondamenti teologico-canonici, en Lo scioglimento del matrimonio canonico. [Atti del XLIV Congresso Nazionale di Diritto Canonico, Assisi 3-6 settembre 2012 / a cura dell'Associazione Canonistica Italiana], Citta del Vaticano 2013, 48-52.

FRANSEN, G., La formation du lien matrimonial au Moyen Age, Revue de droit canonique 21 (1971) 106-126.

--, L'indissolubilite du mariage a Vepoque classique, Revue de droit canonique 38 (1988) 64-65.

FREISEN, J., Geschichte des kanonischen Eherechts: bis zum Verfall der Glossenliteratur, Paderborn 1893 = Aalen 1963.

GARCIA Y GARCIA, A., La indisolubilidad matrimonial en elprimer ?nilenio, con especial referencia a los textos divorcistas, en El vinculo matrimonial ?Divorcio o indisolubilidad?, Madrid 1979, 117-164.

GAUDEMET, J., Sur trois <<dicta Gratiani>> relatifs au <<matrimonium ratum>>, en Etudes de droit et d'histoire. Melanges Mgr H. Wagnon, Louvain 1976, 544.

--, Le lien matrimonial. Les incertitudes du Haut Moyen-Age, Revue de droit canonique 21 (1971) 93.

--, L'evolution de la notion de <<sacramentum>> en matiere de mariage, Revue de droit canonique 41 (1991) 71-79 = J. GAUDEMET, La doctrine canonique medievale, Aldershot-Brookfield 1994, XVI, 71-79.

--, Il matrimonio in Occidente, Torino 1989.

--, L'apport d'Augustin a la doctrine medievale du mariage, Augustinianum 27 (1987) 559-570 = J. GAUDEMET, Droit de l'Eglise et vie sociale au Moyen Age, Northampton 1989, XII, 559-570.

--, Recherche sur les origines historiques de la faculte de rompre le mariage non consomme, en S. KUTTNER--K. PENNINGTON (eds.), Proceedings of the Fifth International Congress of Medieval Canon Law. Salamanca, 21-25 September 1916, Citta del Vaticano 1980, 309-331 = Les origines historiques de la faculte de rompre le mariage non consomme, en J. GAUDEMET, Societes et mariage, Strasbourg 1980, 210-229.

GERWING, M., Theologie im Mittelalter. Personen und Stationen theologisch-spiritueller Suchbewegung im mittelalter lichen Deutschland, Paderborn 2000.

GIRAUD, C., Per Verba Magistri. Anselme de Laon et son ecole au XIle siecle, Turnhout 2010.

GIUNTI, R, <<Consors vitae>>. Matrimonio e ripudio en Roma antica, Milano 2004.

GNEO, C., La dottrina del matrimonio nel <<De Beatae Mariae virginitate>> di Ugo diS. Vittore, Divinitas 17 (1973) 374-394.

GOMMENGINGER, A., Zur Unaufloslichkeit der Ehe, Orientierung 33 (1969) 10.

GOSSMANN, W. E., Die Bedeutung der Liebe in der Eheaujfassung Hugos von St. Victor und Wolframs von Eschenbach, Munchener theologische Zeitschrift 6 (1954) 205-213.

HELMHOLZ, R. H., Marriage Litigation in Medieval England, London-New York-Cambridge 1974, 31-40.

HUNTER, D. G., On the Sin of Adam and Eve: A Little-Known Defense of Marriage and Childbearing by Ambrosiaster, Harvard Theological Review 82 (1989) 283-299.

JASPER D.--FUHRMANN, H., Papal Letters in the Early Middle Aves, Washington D.C. 2001, 110-125.

JOYCE, G. H., Christian mamage: An historical and doctrinal study, London 1948.

KUTTNER, S., Repertorium der Kanonistik (1140-1234). 1, Prodromns corporis glossarum, Citta del Vaticano 1937.

LANDGRAF, A. M., Introduccion a la historia de la literatura teologica de la Escolastica incipiente. Desde el punto de vista deformacion de las Escuelas, Barcelona 1956.

LARRAINZAR, C., La distincion entre <<fidespactionis>>y <<fides consensus>> en el <<Corpus iuris canonici>>, lus Canonicum 41 (1981) 31-100.

--, Datos sobre la antiguedad del manuscrito Sg: su redaccion de C.21 q.2, en O. CONDORELLI (ed.), <<Pania rei>>. Studi dedicati a Manlio Bellomo, III, Roma 2004, 205-237.

--, La firma bolonesa del Decreto de Gradano, Initium 9 (2004) 495-515.

--, El Decreto de Gradano del codice Fd (= Firenze, Biblioteca Nazionale Centrale, Conventi Soppressi A.1.402). In memoriam Rudolf Weigand, lus Ecclesiae 10 (1998) 421-489.

--, El borrador de la <<Concordia>> de Gradano: Sankt Gallen, <<Stiftsbibliothek>> MS 673 (= Sg), lus Ecclesiae 11 (1999) 593-666.

--, La formacion del Decreto de Gradano por etapas, ZRG Kan. Abt. 87 (2001) 67-83.

--, L'edizione critica del dearto di Graziano, Folia Canonica 9 (2006) 69-92; IDEM, Metodos para el analisis de la formacion literaria del <<Decretum Graduai>>. Etapas y esquemas de redaccion, en P. ERDO--Sz. A. SZUROMI (eds.), Proceedings of the Thirteenth International Congress of Medieval Canon Law, Esztergom 3-8 August 2008, Citta del Vaticano 2010, 85-115.

LARSON, A. A., Master of penance. Gradan and the development of penitential thought and law in the twelfth century, Washington D.C. 2014.

LE BRAS, G., <<Mariage--III. La doctrine du mariage chez les theologiens et les canonistes depuis l'an mille>>, en DTC, IX, 2, Paris 1927, coll. 2132-2133.

LEHNHERR, T., Zur Uberlieferung des Kapitels <<Duae sunt, inquit, leges>> (Decretimi Gradarli C.19 q.2 c.2), Archiv fur katholisches Kirchenrecht 168 (1999) 359-384.

LLOBELL, J., Los procesos matrimoniales en la Iglesia, Madrid 2014, 365-368.

LOBRICHON, G., Une nouveaute: les gloses de la Bible, en P. RlCHE--G. LOBRICHON (eds.), Le Moyen Age et la Bible, Paris 1984, 95-114.

LUNN-ROCKLIFFE, S., Ambrosiaster's Political Theology, Oxford 2007.

MARONGIU, A., <<Divorzio--Storia dell'istituto>>, en Enciclopedia del Diritto, XIII, Milano 1964, 489-490.

MATECKI, B., Der Traktat <<In primis hominibus>>. Eine theologie--und kirchenrechtsgeschichtliche Untersuchung zu einem Ehetext der Schule von Laon aus dem 12. Jahrhundert, Frankfurt a.M. 2001.

MAZZANTI, G., Graziano e Rolando Bandinelli, en Studi di storia del diritto II, Milano 1999, 79-103.

MEYER, S., Die Rechte der Israeliten, Athener und Romer mit Riicksicht auf die neuen Gesetzgebungen: fur Juristen ..., II, Leipzig 1862, 371 ss.

MOLINA MELIA, A., La disolucion del matrimonio inconsumado. Antecedentes historicos y Derecho vigente, Salamanca 1987.

MULLENDERS, J., Le mariage presume, Roma 1971.

MULLER, W. P., Huguccio. The Life, Works, and Thought of a Twelfth-Century Jurist, Washington D.C. 1994.

ORESTANO, R., La struttura giuridica del matrimonio romano dal diritto classico al dirimo giustininaeo, I, Milano 1951.

PENNINGTON, K., La biografia di Graziano, il Padre del diritto canonico, Rivista Internazionale di Diritto Comune 25 (2014) 25-60.

PERELS, E. (ed.), MGH, Epistolamm tomus VI, Berolini 1925, 570.

POIREL, D., Ugo di S. Vittore. Storia, scienza, contemplazione, Milano 1997.

PORTMANN, H., Wesen und Unaufloslichkeit der Ehe in der kirchlichen Wissenschaft und Gesetzgebung des 11. und 12. Jahrhunderts, Emsdetten 1938.

REDAKTION, Wiederverheiratung geschiedener in der Kirchef, Orientierung 34 (1970) 211 ss.

REINHARDT, H. J. E, Die Ehelehre der Schule des Anselm von Laon: Eine Theologie- und kirchenrechtgeschichtliche Untersuchung zu den Ehetexten der friihen Pariser Schule des 12. Jahrhunderts, Munster 1974.

RINCON-PEREZ, T., El matrimonio, misterio y signo. III. Siglos IX-XIII, Pamplona 1971.

RITZER, K., Formen, Riten und religioses Brauchtum der Eheschliefung in den christlichen Kirchen des ersten Jahrtausends, Munster Westfalen 1981, 7-13.

ROMAN, J., <<Summa>> d'Huguccio sur le Decret de Gratien, d'apres le Manuscrit 3891 de la Bibliotheque Nationale. <<Causa XXVII, Quaestio II>>. (Theories sur la formation du mariage), Nouvelle Revue Historique de Droit Francais et Etranger 27 (1903) 746-805.

ROSSBACH, A., Romische Hochzeits--und Ehedenkmdler, Leipzig 1871.

--, Untersuchungen uber die romische Ehe, Sttutgart 1953.

SAURWEIN, E., Der Ursprung des Rechtsinstitutes der papstlichen Dispens von der nicht vollzogenen Ehe: eine Interpretation der Dekretalen Alexanders III. und Urbans III., Roma 1980.

SCHABEL, C. (ed.), Theological Quodlibeta in the Middle Ages. I. The thirteenth century. II. The Fourteenth Century, Leiden-Boston 2006-2007.

SCHULTE, J. F. VON, Deutsche Reichs--und Rechtsgeschichte, Stuttgart 1892, 28 ss.

--, Zur Geschichte der Literatur uber das Dekret Gratians, II, Wien 1870.

SEDANO, J., Transmision de los textos e investigacion sobre las fuentes historicas del Derecho canonico, lus Canonicum 50 (2010) 430-441.

SMALLEY, B., The Study of the Bible in the Middle Ages, Oxford 1941.

VERNET, F., <<Hugo de Saint-Victor>>, en DTC, Vili, 1, Paris 1922, coll. 240-308.

VIEJO-XIMENEZ, J. M., La composicion de C. 28 del Decreto de Gradano, en B. D'ALTEROCHE--F. DEMOULIN-AUZARY--O. DESCAMPS--B. O. BUACHALLA --F. ROUMY (eds.), Melanges en l'honneur d'Anne Lefebvre-Teillard, Paris 2009, 1007-1029.

--, <<Graciano>>, en J. OTADUY--A. VIANA--J. SEDANO (eds.), Diccionario General de Derecho Canonico [DGDC], IV Cizur Menor (Navarra) 2012, 240-241.

--, <<Decreto de Graciano>>, en DGDC, II, 957-962.

--, Graciano y la <<inartificiosa eloquentia>>, en P. MAFFEI--G. M. VARANINI (eds.), Honos alit artes. Studi per il settantesimo compleanno di Mario Ascheri, I, Firenze 2014, 439-450.

--, <<Costuras>> y <<descosidos>> en la version divulgada del Decreto de Gradano, en P. ERDO--Sz. A. SZUROMI (eds.), Proceedings of the Thirteenth International Congress of Medieval Canon Law, Esztergom 3-8 August 2008, Citta del Vaticano 2010, 337-356.

--, La composizione del Decreto di Graziano, en A. SZUROMI (ed.), Medieval Canon Law Collections and European ius commune, Budapest 2006, 97-169.

--, La redaccion original de C.29 del Decreto de Graciano, lus Ecclesiae 10 (1998) 149-185.

--, <<An inter uouentes possit esse matrimonium>>. El texto de C. 21 q.l en los manuscritos antiguos del Decreto de Graciano, Initium 9 (2004) 73-126.

--, La composicion del Decreto di Graziano, lus Canonicum 45 (2005) 431-485.

--, Accusano in scriptis semper fieri debet. A proposito del metodo de trabajo y sobre Gradano, Revista Espanola de Derecho Canonico 64 (2007) 309-338.

--, Variantes textuales y variantes doctrinales en C.2 q.8, en K. PENNINGTON--U.-R. BLUMENTHAL--A. A. LARSON (eds.), Proceedings of the Twelth International Congress of Medieval Canon Law (Washington 1-8 August 2004), Citta del Vaticano 2008, 161-190.

VOGELS, H. J., Das Corpus Paulinum des Ambrosiaster, Bonn 1957.

WACHTER, K. G., Uber Ehescheidungen bei den Romeni, Sttutgart 1822.

WEI, J. C., Penitential Theology in Gratiaris Decretum: Critique and Criticism of the Treatise 'Bapdzato homine', ZRG Kan. Abt. 95 (2009) 78-100.

--, Gradan and the School of Laon, Traditio 64 (2009) 279-322.

WEIGAND, R., Liebe und Ehe im Mittelalter, Goldbach 1998.

--, Die Lehre der Kanonisten des 12. und 13. Jahrhunderts von den Ehezwecken, Studia Gratiana 12 (1967) 445-478 = IDEM, Liebe und Ehe im Mittelalter, cit., 3-36.

--, Das Scheidungsproblem in der mittelalterlichen Kanonistik, Theologische Quartalschrift 151 (1971) 52-60 = IDEM, Liebe und Ehe im Mittelalter, cit., 179-187.

--, Unaufloslichkeit der Ehe und Eheauflosungen durch Pdpste im 12. Jahrh undent, Revue de droit canonique 20 (1970) 44-64 = IDEM, Liebe und Ehe in Mittelalter, cit., 157-177.

--, Magister Rolandus und Papst Alexander III., Archiv fur katholisches Kirchenrecht 149 (1980) 3-44.

WIELOCKX, R., Autour de la Glossa Ordinaria, Recherches de Theologie Ancienne et Medievale 49 (1982) 222-228.

WINROTH, A., Where Gradan Slept: The Life and Death of the Father of Canon Law, ZRG Kan. Abt. 99 (2013) 105-128.

--, Le manuscrit florentin du Decret de Graden. Une critique des travaux de Carlos Larrainzar su Graden I, Revue de droit canonique 51 (2001) 211-231.

(1) En concreto, fueron 235 casos los que llegaron durante los 9 primeros meses de 2011 a la Congregacion para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, antes de que la competencia pasara a la Rota Romana. En 2012 fueron 296 las causas que llegaron a la Rota Romana, 280 en 2013 y 247 en 2014. Cfr. L'attivita della Santa Sede nel 2011, 454; L'attivita della Santa Sede nel 2012, 639; L'attivita della Santa Sede nel 2013, 741; L'attivita della Santa Sede nel 2014, 792.

(2) Vease por ejemplo: J. Freisen, Geschichte des kanonischen Eherechts: bis zum Verfall der Glossenliteratur, Paderborn 1893 = Aalen 1963; I. Fahrner, Geschichte der Ehescheidung im kanonischen Rechi. 1, Geschichte des Unaufloslichkeitsprinzips und der vollkommenen Scheidung der Ehe im kanonischen Rechi, Freiburg i.Br. 1903; J. Brys, De dispensatione in iure canonico preasertim apud decretistas et decretalistas usque ad medium saemlum decimum quartum, Brugis 1925; A. Esmein, Le mariage en Droit canonique, 2 vols, (puestos al dia por R. Genestal y J. Dauvillier), Paris 1929-1935; J. Dauvillier, Le mariage dans le Droit classique de l'Eglise depuis le Decret de Gratien (1140) jusqu'a la mort de Clement V (1314), Paris 1933; H. PORTMANN, Wesen und Unaufloslichkeit der Ehe in der kirchlichen Wissenschaft und Gesetzgebung des 11. und 12. Jahrhunderts, Emsdetten 1938; G. H. Joyce, Christian marriage: An historical and doctrinal study, London 1948; T. Rincon-Perez, El matrimonio, misterio y signo. III. Siglos IX-XIII, Pamplona 1971; E Delpini, Indissolubilita matrimoniale e divorzi dal I al XII secolo, Milano 1979; A. MOLINA MELIA, La disolucion del matrimonio inconsumado. Antecedentes historicos y Derecho vigente, Salamanca 1987; E. Saurwein, Der Ursprung des Rechtsinstitutes der papstlichen Dispens von der nicht vollzogenen Ehe: eine Interpretation der Dekretalen Alexanders III. und Urbans III., Roma 1980; P. Amenta, Le procedure amministrative in materia di matrimonio ca nonico. Storia, legislazione e prassi, Libreria Editrice Vaticana, Citta del Vaticano 2008, 21-67.

(3) Vease por ejemplo esta afirmacion en J. Gaudemet, Sur trois <<dicta Gratiani>> relatifs au <<matrimonium ratum>>, en Etudes de droit et d'histoire. Melanges Mgr H. Wagnon, Louvain 1976, 544.

(4) S. Kuttner, Repertorium der Kanonistik (1140-1234). 1, Prodromus corporis glossatimi, Citta del Vaticano 1937.

En el ambito teologico hasta el momento la guia mas completa es la version espanola de la obra de A. M. Landgraf, Introduccion a la historia de la literatura teologica de la Escolastica incipiente. Desde el punto de vista de formacion de las Escuelas, Barcelona 1956. Los datos de esta obra deben ser completados por las cronicas y articulos de la revista Recherches de theologie ancienne et medievale y otras obras como: M. D. Chenu, La theologie au douzieme siecle, Paris 1957; G. d'Onofrio (dir.), Storia della teologia nel Medioevo. 2, La grande fioritura, Casale Monferrato 1996; C. ScHABEL (ed.), Theological Quodlibeta in the Middle Ages. I. The thirteenth century. II. The Fourteenth Century, Leiden-Boston 2006-2007; M. Gerwing, Theologie im. Mittelalter. Personen und Stationen theologischspiritueller Suchbewegung im mittelalterlichen Deutschland, Paderborn 2000.

(5) Cfr. J. GAUDEMET, Le lien matrimonial. Les incertitudes du Haut Moyen-Age, Revue de droit canonique 21 (1971) 93. A finales del siglo X, es decir, en los albores de la renovacion teologica y doctrinal que preparo el derecho canonico clasico, la determinacion del elemento generador del vinculo (consentimiento o copula) permanece impreciso y el vocabulario es equivoco. El principio de la indisolubilidad va siendo poco a poco afirmado con mas fuerza por la doctrina y sancionado por la legislacion.

(6) Sobre la incidencia de las escuelas teologicas en la doctrina matrimonial canonica vid. N. ALVAREZ DE LAS ASTURIAS, La formacion del vinculo matrimonial de Graciano a Alejandro III: ?tan solo una cuestion historica?, Ius Canonicum 53 (2013) 625-627. En relacion con la Escuela de Laon cfr. especialmente H. J. F. Reinhardt, Die Ehelehre der Schule des Anselm von Laon: Line Theologie--und kirchenrechtgeschichtliche Untersuchung zu den Ehetexten der friihen Pariser Schule des 12. Jahrhunderts, Munster 1974; C. GIRAUD, Per Verba Magistri. Anselme de Laon et son ecole au Xlle siecle, Turnhout 2010; B. Matecki, Der Traktat <<In primis hominibus>>. Eine theologie--imd kirchenrechtsgeschichtliche Untersuchung zu einem Ehetext der Schule von Laon aus dem 12. Jahrhundert, Frankfurt a.M. 2001.

(7) Cfr. J. SEDANO, Transmision de los textos e investigacion sobre las fuentes historicas del Derecho canonico, Ius Canonicum 50 (2010) 430-441.

(8) Una buena sintesis de los aspectos teologicos implicados se puede encontrar en P. A. BONNET, I fondamenti teologico-canonici dell'indissolubilita del sacramento del matrimonio, en Lo scioglimento del matrimonio canonico. Atti del XLIV Congresso Nazionale di Diritto Canonico, Assisi 3-6 settembre 2012, Citta del Vaticano 2013, 107-134.

(9) Vid. entre otros: J. GAUDEMET, L'evolution de la notion de <<sacramentimi>> en matiere de mariage, Revue de droit canonique 41 (1991) 71-79 = J. GAUDEMET, La doctrine canonique medievale, Aldershot-Brookfield 1994, XVI, 71-79.

(10) Cfr. I. VON DOLLINGER, Heidentum und Judentum, Regensburg 1857; S. Meyer, Die Rechte der Israeliten, Athener und Romer mit Rucksicht auf die neuen Gesetzgebungen: furjuristen..., II, Leipzig 1862, 371 ss.; I. Fahrner, Geschichte der Ebescheidung..., cit., 1-11; K. Rjtzer, Formen, Riten und religioses Brauchtum der Eheschliefiung in den christlichen Kirchen des ersten Jahrtausends, Munster Westfalen 1981, 7-13; P. Giunti, <<Consors vitae>>. Matrimonio e ripudio en Roma antica, Milano 2004; R. ASTOLFI, Il matrimonio nel diritto romano preclassico, Cedam, Padova 2002; Idem, Il matrimonio nel diritto romano classico, Cedam, Padova 2006.

(11) De la numerosa literatura existente se puede consultar, entre otros: K. G. WACHTER, Uber Ehescheidungen bei den Romeni, Sttutgart 1822; A. ROSSBACH, Romische Hochzeits--und Ebedenkmaler, Leipzig 1871; IDEM, Untersuchungen uber die romische Ehe, Sttutgart 1953; R. Orestano, La struttura giuridica del matrimonio romano dal diritto classico al dirimo giustininaeo, I, Milano 1951; E Delpini, Divorzio e separazione dei coniugi nel diritto romano e nella dottrina della chiesa fino al secolo V, Torino 1956, 21-35, 105-133; P. Bonfante, Istituzioni di diritto Romano, Torino 1957, 181 ss.; K. Ritzer, Formen, Riten..., cit., 21-28.

(12) Cfr. H. Brunner, Deutsche Rechtsgeschichte, I, Leipzig 1892, 74 ss.; J. F. VON SCHULTE, Deutsche Reichs--und Rechtsgeschichte, Stuttgart 1892, 28 ss.; I. Fahrner, Geschichte der Ehescheidung..., cit., 47-104; A. Marongiu, <<Divorzio--Storia dell'istituto>>, en Enciclopedia del Diritto, XIII, Milano 1964, 489-490; K. Ritzer, Formen, Riten..., cit., 256-287; J. GAUDEMET, Il matrimonio in Occidente, Torino 1989, 96-97.

(13) Cfr. R. Weigand, Die Lehre der Kanonisten des 12. und 13. Jahrhunderts von den Ehezwecken, Studia Gratiana 12 (1967) 445-478 = Idem, Liebe und Ehe im Mittelalter, Goldbach 1998, 35.

(14) H. J. Berman, Law and Revolution. The Formation of the Western Legal Tradition, Cambridge Mass. 1983.

(15) Cf., por ejemplo, G. Duby, Le chevalier, la femme et le pretre. Le mariage dans la France feodale, Paris 1981.

(16) Cfr. A. Molina Melia, La disolucion del matrimonio inconsumado..., cit., 69-70.

(17) Sobre esta cuestion vid., entre otros: J. GAUDEMET, L'apport d'Augustin a la doctrine medievale du mariage, Augustinianum 27 (1987) 559-570 = J. Gaudemet, Droit de l'Eglise et vie sociale au Moyen Age, Northampton 1989, XII, 559-570.

(18) <<(...) ac per hoc sufficiat secundum leges solus eorum consensus, de quorum coniunctionibus agitur. Qui consensus si solus in nuptiis forte defuerit, cetera omnia edam cum ipso coitu celebrata frustrantur, Ioanne Chrysostomo magno doctore testante, qui ait: Matrimonium non facit coitus, sed voluntas>>: Nicolaus capitulis 106 ad Bulgarorum consulta respondet, cap. 3, en E. Perels (ed.), MGH, Epistolarum tomus VI, Berolini 1925, 570. Sobre la tradicion textual de esta carta de Nicolas I vid. D. JASPER--H. Fuhrmann, Papal Letters in the Early Middle Ages, Washington D.C. 2001, 110-125.

(19) Sobre la Glosa Ordinaria vid. B. Smalley, The Study of the Bible in the Middle Ages, Oxford 1941; R. WIELOCKX, Autour de la Glossa Ordinaria, Recherches de Theologie Ancienne et Medievale 49 (1982) 222-228; G. Lobrichon, Une nouveaute: les gloses de la Bible, en P. RICHE--G. LOBRICHON (eds.), Le Moyen Age et la Bible, Paris 1984, 95-114.

(20) La Glosa Ordinaria atribuyo esta interpretacion a san Ambrosio.

(21) Cfr. N. Alvarez DE LAS Asturias--M. Parma, El favor fidei y el Decreto de Gradano: investigacion sobre los origenes canonicos de la disciplina actual en materia de disolucion del vinculo, lus Ecclesiae 26 (2014) 321. El principal pasaje afirma: <<Contumelia creatoris solvit ius matrimonii circa eum qui relinquitur>>. Vid. R. Weigand, Das Scheidungsproblem in der mittelalterlichen Kanonistik, Theologische Quartalschrift 151 (1971) 52-60 = Idem, Liebe und Ehe im Mittelalter, cit., 181; J. C. Conde Cid, L'origine del <<privilegio paolino>>. 1 Cor 7,12-17a: esegesi, storia dell'interpretazione e ricezione nel diritto della Chiesa, Roma 2009, 182-190. Sobre la identidad del Ambrosiaster, vid. S. Lunn-Rockliffe, Ambrosiaster's Political Theology, Oxford 2007, especialmente los capitulos 13. Su obra ha sido editada por H. J. Vogels, Das Corpus Paulinum des Ambrosiaster, Bonn 1957. Sobre su teologia del matrimonio y su importancia en el medioevo, cfr. J. C. CONDE CID, L'origine del privilegio paolino, lus Ecclesiae 26 (2014) 335-358; D. G. Hunter, On the Sin of Adam and Eve: A Little-Known Defense of Marriage and Childbearing by Ambrosiaster, Harvard Theological Review 82 (1989) 283-299.

(22) Por algun motivo, que podria ser el descubrimiento durante el s. XU de textos olvidados, la Glossa ordinaria a la Biblia y la tradicion de sententiae de la Escuela de Laon recogieron la exegesis del Ambrosiaster a 1 Cor 7,15. La enorme influencia de la Glossa y de las sententiae de la Escuela de Laon estan, por tanto, en el origen el privilegio paulino por la funcion que tuvieron en la recuperacion y transmision de la exegesis del Ambrosiaster: cff. J. C. Conde Cid, L'origine del <<privilegio paolino>>. 1 Cor 7,12-17a..., cit., 278. En las paginas anteriores se estudian autores medievales precedentes que, conociendo la exegesis del Ambrosiaster, la rechazan plenamente, como es el caso de Lanfranco de Bee (cff. ibid., 253-256).

(23) <<Sciat (...) pro talibus nuptiis, sicut istae fuerunt, non esse coniugium, quibus defuit coniunctio sexuum ac cum prolis spe fidei sacramentum: quae ut plurimum in ornni salutari actione, tum etiam in hoc negotio in quo per nuptiale mysterium vir et uxor una caro efficiuntur, sed et in baptismate operosius operatur, quo per fidei sacramentum non solum generaliter omnis ecclesia corpus Christi, ut dicit apostolus, et plenitudo fit eius, verum singillatim singulus quisque fidelis Christo incorporants membrum eius efficitur>>: Ep. 136, MGH, Epistolarum tomus VIII.1, Berolini 1939, 99-100. Sobre este argumento vid. B. Matecki, Der Traktat <<In primis hominibus>>..., cit, 347-372.

(24) De entre la abundante bibliografia que ha tratado esta cuestion puede consultarse J. GAUDEMET, Recherche sur les origines historiques de la faculte de rompre le mariage non consomme, en S. KUTTNER --K. PENNINGTON (eds.), Proceedings of the Fifth International Congress of Medieval Canon Law. Salamanca, 21-25 September 1976, Citta del Vaticano 1980, 309-331 = Les origines historiques de la faculte de rompre le mariage non consomme, en J. GAUDEMET, Societes et mariage, Strasbourg 1980, 210-229.

(25) <<Nuptias non concubitus, sed consensus facit>>: Digest. 50.17.30 y 35.1.15. Aunque esta sentencia podria tratarse de una interpolacion cristiana: vid. N. Cartlidge, Medieval marriage. Literary Approaches, 1100-1300, Cambridge 1997, 16; E. A. CLARK, <<Adam's Only Companion>>: Augustine and the Early Christian Debate on Marriage, en R. R. Edwards--S. SPECTOR (eds.), The Old Daunce. Love, Friendship, Sex and Marriage in the Medieval World, New York 1991, 30; R. ORESTANO, La struttura giuridica del matrimonio romano..., cit., 73, 239-243, 260-263.

(26) He aqui el texto del papa Leon segun la edicion de los hermanos Ballerini: <<Unde cum societas nuptiarum ita ab initio constituia sit, ut praeter sexuum coniunctionem haberet in se Christi et Ecclesiae sacramentum, dubium non est earn mulierem non pertinere ad matrimonium, in qua docetur nuptiale non fuisse mysterium>> (PL 54, col. 1204; JL 544).

(27) <<Et nos e ragione hinc etiam ostendere possumus, quia non ornnes nuptiae coniugalem copularti faciunt, quas non sequitur commixtio sexuum (...) Nec habent nuptiae in se Christi et ecclesiae sacramentum, sicut beams Augustinus dicit, si se nuptialiter non utuntur, id est, si eas non subsequitur commixtio sexuum. Nec pertinere poterit illa mulier ad matrimonium, cum qua docetur non fuisse commixtio sexuum, sicut dubium non est earn mulierem non pertinere ad matrimonium, in qua docetur nuptiale non fuisse mysterium>>: Ep. 136, MGH, Epistolarum tomus VIII.1, 93. Sobre esta interpolacion, vid. el completo estudio de J. GAUDEMET, Recherche sur les origines..., cit., 309-331.

(28) He aqui el texto de Hincmaro: <<... secundum definitionem sancti Leonis papae et traditionem doctorum superius demonstratam dubium non est earn mulierem non pertinere ad matrimonium, in qua coniunctione sexuum non docetur Christi et Ecclesiae sacramentum, hoc est nuptiale fuisse mysterium>> (MGH, Epistolarum tomus VIII.1, 97).

(29) <<Sed Agustinus contra testatur, dicens: Non dubium est, illam, mulierem non pertinere ad matrimonium, cum qua docetur non fuisse conmixtio sexus>>: C.27 q.2 c.16. <<Item Leo Papa. Cum societas nuptiarum ita a principio sit instituta, ut preter conmixtionem sexuum non habeant in se nuptiae Christi et ecclesiae sacramentum, non dubium est, illam mulierem non pertinere ad matrimonium, in qua docetur non fuisse nuptiale misterium>>: C.27 q.2 C.17. En Graciano, el texto leonino aparece interpolado con un <<non>>, con el que adquiere un significado totalmente contrario al original. Sin embargo, de esta manera, el texto leonino es ahora coherente con la auctoritas atribuida a Agustin.

(30) <<[Maria] non nupsit et tamen juxta Scripturae sententiam absque dubio nuptias celebravit; quomodo dicitur, ubi concubitos defuit, nuptias dici non posse? Nos autem e diverso libere profitemur, et concubitum posse sine nuptiis fieri et sine concubito recte nuptias appellari>>: PL 145, col. 662. Los desposorios virginales de Maria yjose es un tema ocurrente en los tratados matrimoniales medievales para demostrar la no esencialidad de la copula para la existencia del matrimonio. Sobre la doctrina consensualista de Pedro Damian vid. G. Le Bras, <<Mariage--III. La doctrine du mariage chez les theologiens et les canonistes depuis l'an mille>>, en DTC, IX, 2, Paris 1927, coll. 2132-2133; W. Ferreti, Il matrimonio in San Pier Damiani, Sacra doctrina 82 (1976) 529-543; E. Dieni, Tradizione <<juscoiporalista>> e codificazione del matrimonio canonico, Milano 1999, 118-119.

(31) En una de las colecciones atribuidas a Ivo se encuentra uno de los primeros testimonios implicitos sobre la posibilidad de la renuncia reciproca entre los esposos al debito conyugal en el momento de la boda, sobre el presupuesto de que el concubitus no sea esencial en el matrimonio (cfr. Decretum 8.14): cfr. E. DIENI, Tradizione <<juscorporalista>> ..., cit., 200-201. Por otra parte, para Ivo, el pacto conyugal contraido mediante juramento--esto es, los esponsales--<<ex majori parte sacramentum coniugale implevit>> (Ep. 161: segun A. ESMEIN, Le mariage en droit canonique ..., cit., I, 114 nt. 3). Cfr. tambien B. Basdevant-Gaudemet, Le mariage d'apres la correspondance d'Ives de Chartres, Revue historique de droit francais et etranger 61 (1983) 200-206. La mejor edicion de las colecciones atribuidas a Ivo se encuentra en: http://ivo-of-chartres.github.io.

(32) En relacion con Hugo y su ensenanza cfr.: F. VERNET, "Hugo de Saint-Victor", en DTC, VIII, 1, Paris 1922, coll. 240-308; W. E. GOSSMANN, Die Bedeutung der Liebe in der Eheauffussung Hugos von St. Victor imd Wolframs von Eschenbach, Munchener theologische Zeitschrift 6 (1954) 205213; T. Rincon-Perez, El matrimonio, misterio y signo ..., cit., 148-163; C. Gneo, La dottrina del matrimonio nel "De Beatae Mariae virginitate" di Ugo di S. Vittore, Divinitas 17 (1973) 374-394; D. POIREL, Ugo di S. Vittore. Storia, scienza, contemplazione, Milano 1997; E. DIENI, Tradizione "juscorporalista" ..., cit., 205-215. En relacion con su teologia matrimonial vid.:]. CHATILLON, Le mouvement canonial au Moyen Age. Reforme de l'Eglise, spiritualite et culture, Paris-Turnhout 1992. Su doctrina sobre el matrimonio se contiene principalmente en los tratados De sacramentis christianae fidei (PL 176, coll. 173-618) y De Beatae Mariae virginitate (PL 176, coll. 857-876).

(33) La nocion que tiene de sacramento, signo sensible que suscita la gracia (PL 176 col. 483), es un tanto mas restringida que la correspondiente a la teologia de la epoca (sigmtm rei sacrae): cfr. T. RINCON-PEREZ, El matrimonio, misterio y signo ..., cit., 149.

(34) <<Coniugum sacramentum fuit eiusdem societatis spiritualis quae per dilectionem erat inter Deum et animam in qua societate anima sponsa erat et sponsus Deus. Officium conjugii sacramentum fuit cuiusdam societatis quae futura erat per carnem assumptam inter Christum et Ecclesiam, in qua societate Christus sponsus futurus erat et Ecclesia sponsa": De sacramentis (PL 176, col. 314). Cfr. E. Dieni, Tradizione <<juscorporalista>> ..., cit., 208-209; R. Weigand, Das Scheidungsproblem ..., cit., 179-182.

(35) Esta estructura binaria de la sacramentalidad se remonta a Ivo de Chartres: vid. B. Basdevant-Gaudemet, Le mariage ..., cit., 195-215.

(36) Sobre la dificultad de distinguir en las fuentes medievales entre las realidades de desposorio, matrimonio no consumado y matrimonio clandestino vid.: J. GAUDEMET, Le lien matrimonial ..., cit., 84-85; G. Fransen, La formation du lien matrimonial au Moyen Age, Revue de droit canonique 21 (1971) 108-119. Vid. tambien a este respecto: R. H. Helmholz, Marriage Litigation in Medieval England, London-New York-Cambridge 1974, 31-40.

(37) Cfr. R. WEIGAND, Das Scheidungsproblem ..., cit., 180; H. PORTMANN, Wesen und Unaufloslichkeit der Ehe ..., cit., 138.

(38) Es probable que Pedro Lombardo fuera discipulo de Hugo de San Victor y, ciertamente, conocia el Decreto de Graciano, pues dejo una copia a los canonigos de Notre Dame de Paris. Cfr. E. DIENI, Tradizione "juscorporalista" ..., cit., 216-220.

(39) Cfr. Sent. 4.26.6, 4.31.2. Cfr. H. PORTMANN, Wesen imd Unaufloslichkeit der Ehe ..., cit., 111 ss.; G. Fransen, La formation da lien matrimonial ..., cit., 106-126; R. Weigand, Das Scheidungsproblem..., cit., 180.

(40) Cfr. J. M. VIEJO-XIMENEZ, La composicion de C. 28 del Decreto de Graciano, en B. D'Alteroche F. Demoulin-Auzary--O. Descamps--B. O. Buachalla--F. Roumy (eds.), Melanges en l'honneur d'Anne Lefebvre-Teillard, Paris 2009, 1007-1029.

(41) Vid. G. Mazzanti, Graziano e Rolando Bandinelli, en Studi di storia del diritto II, Milano 1999, 79-103.

(42) Cfr. J. M. VIEJO-XIMENEZ, "Graciano", en J. Otaduy--A. VIANA--J. Sedano (eds.), Diccionario General de Derecho Canonico, IV Cizur Menor (Navarra) 2012, 240-241 (en adelante, DGDC); Idem, Graciano y la "inartificiosa eloquentia", en P. Maffei--G. M. VARANINI (eds.), Honos alit artes. Studi per il settantesimo compleanno di Mario Ascheri, I, Firenze 2014, 439-450; Idem, "Costuras" y "descosidos" en la version divulgada del Decreto de Graciano, en P. Erdo--Sz. A. SZUROMI (eds.), Proceedings of the Thirteenth International Congress of Medieval Canon Law, Esztergom 3-8 August 2008, Citta del Vaticano 2010, 337-356, especialmente 343-345 y 351-354.

(43) Una vision general reciente sobre el De poenitentia y su posible modo de composicion, que cambia en parte la narrativa tradicional, se encuentra en: A. A. LARSON, Master of penance. Gratian and the development of penitential thought and law in the twelfth century, Washington D.C. 2014.

(44) Cff. J. C. Wei, Penitential Theology in Gratian's Decretum: Critique and Criticism of the Treatise 'Baptizato homine', ZRG Kan. Abt. 95 (2009) 78-100; Idem, Gratian and the School of Laon, Traditio 64 (2009) 279-322. En este ultimo, afirma: "Gratian's indebtedness to Deus itaque summe links him to the School of Laon, although not nececessarily to Anselm of Laon (...) At the very least, it suggests that the theology of the Decretum needs to be understood against the background of writings associated with the School of Laon" (321).

(45) Sin embargo, en su ponencia sobre la biografia de Graciano en el "XIV International Congress of Medieval Canon Law", celebrado en Toronto en agosto de 2012, Anders Winroth afirmo que el conocimiento que Graciano muestra de la teologia se explica por las obras teologicas presentes en Italia, siendo innecesario recurrir a su formacion francesa: Where Gratian Slept: The Life and Death of the Father of Canon Law, ZRG Kan. Abt. 99 (2013) 105-128. Vid. tambien, K. PENNINGTON, La biografia di Graziano, il Padre del diritto canonico, Rivista Internazionale di Diritto Comune 25 (2014) 25-60.

(46) Sobre la compleja cuestion de la evolucion del pensamiento de Graciano vid. N. ALVAREZ DE LAS ASTURIAS, La formacion del vinado matrimonial ..., cit., 629-639, articulo que sigo para el desarrollo de este punto.

(47) "Sed sciendum est, quod coniugium desponsatione initiatur, conmixtione perficitur. Unde inter sponsum et sponsam coniugium est, sed initiatum; inter copulatos est coniugium ratum": C.27 q.2 dpc.34.

(48) "Sponsae appellantur coniuges consuetudine scripturae spe futurorum, non effectu presentium": C.27 q.2 dpc.39.

(49) Sobre todo esto vid.: N. ALVAREZ DE LAS ASTURIAS, La formacion del vinculo matrimonial ..., cit., 631-632.

(50) Sankt Gallen, Stiftsbibliothek MS 673 (Sg). Sobre esta distincion vid. C. Larrainzar, La distincion entre <<fides pactionis>> y <<fides consensus>> en el <<Corpus iuris canonici>>, Ius Canonicum 41 (1981) 31-100.

(51) Cfr. C. LARRAINZAR, Datos sobre la antiguedad del manuscrito Sg: su redaccion de C.27 q.2, en O. CONDORELLI (ed.), <<Punta rei>>. Studi dedicati a Manlio Peliamo, III, Roma 2004, 205-237; C. LARRAINZAR, La firma bolonesa del Decreto de Gradano, Initium 9 (2004) 495-515; J. M. VIEJO-XIMENEZ, La composizione del Decreto di Graziano, en A. SZUROMI (ed.), Medieval Canon Law Collections and European ius commune, Budapest 2006, 97-169. Frente a esta opinion vid. A. WINROTH, Le manuscrit florentin du Decret de Gratien. Une critique des travaux de Carlos Larrainzar su Graden I, Revue de droit canonique 51 (2001) 211-231.

(52) Sobre la posible influencia de la expresion de Ivo de Chartres ("pactum coniugale ex maiori parte sacramentum implet") vid. G. Fransen, La formation du lien matrimonial ..., cit., 111-112.

(53) "Sciendum vero, quod desponsatione coniugium initiatur, coniunctione postea consumatur. Vnde inter sponsos coniugium est initiatum, set inter copulates coniugium est ratum": C.2 5 q.2 C.14 Sg (fol. 169ra). Vid. transcripcion en C. Larrainzar, Datos sobre la antiguedad del manuscrito Sg ..., cit., 235. En el manuscrito Sg, la Causa 25 es la que aparecera como Causa 27 en la version divulgada del Decreto.

(54) Firenze, BNC, Conventi Soppresi A.I.402 (Fd).

(55) <<Sed sciendum est, quod coniugium desponsationem initiatur, conmixtione perficitur. Vnde inter sponsum et sponsam coniugium est, sed initiatum, inter copulates est coniugium ratum>>: C.27 q.2 (fol. 80va Fd). Y asi se transmitio en la version divulgada del Decreto, de modo que la literalidad es identica a la que aparece en la edicion de Friedberg (C.27 q.2 dpc.34).

(56) Sobre la Redaktionsgeschicbte del Decreto de Graciano consultese: T. Lehnherr, Zar Uberliefening des Kapitels "Duae sunt, inquit, leges" (Decretum Gratiani C. 19 q.2 c.2), Archiv fur katholisches Kirchenrecht 168 (1999) 359-384; C. LARRAINZAR, El Decreto de Graciano del codice Fd (= Firenze, Biblioteca Nazionale Centrale, Conventi Soppressi A.I.402). In memoriam Rudolf Weigand, Ius Ecclesiae 10 (1998) 421-489; Idem, El borrador de la "Concordia" de Graciano: Sankt Gallen, "Stiftsbibliothek" MS 611 (= Sg), Ius Ecclesiae 11 (1999) 593-666; IDEM, La formacion del Decreto de Graciano por etapas, ZRG Kan. Abt. 87 (2001) 67-83; IDEM, Datos sobre la antiguedad del manuscrito Sg..., cit., 205-237; Idem, Dedizione critica del decreto di Graziano, Folia Canonica 9 (2006) 69-92; Idem, Metodos para el analisis de la formacion literaria del "Decretum Gratiani". Etapas y esquemas de redaccion, en P. Erdo--Sz. A. SZUROMI (eds.), Proceedings of the Thirteenth International Congress of Medieval Canon Lavi, 85-115; J. M. VIEJO-XlMENEZ, "Decreto de Graciano", en DGDC, II, 957-962; Idem, La redaccion original de C.29 del Decreto de Gradano, Ius Ecclesiae 10 (1998) 149-185; Idem, "An inter uouentespossit esse matrimonium". El texto de C.21 q.l en los manuscritos antiguos del Decreto de Graciano, Initium 9 (2004) 73-126; Idem, La composicion del Decreto di Graziano, lus Canonicum 45 (2005) 431-485; Idem, Accusatio in scriptis semper fieri debet. A proposito del metodo de trabajo y sobre Graciano, Revista Espanola de Derecho Canonico 64 (2007) 309-338; Idem, Variantes textuales y variantes doctrinales en C.2 q.8, en K. PENNINGTON--U.-R. Blumenthal --A. A. Larson (eds.), Proceedings of the Twelth International Congress of Medieval Canon Law (Washington 1-8 August 2004), Citta del Vaticano 2008, 161-190.

(57) "Apparet ergo, hanc non fuisse coniugem, cui uiuente sponso alteri nubendi licentia non negater. Quomodo ergo secundum Ambrosium et reliquos Patres sponsae coniuges appellantur, et his omnibus argumentis coniuges non esse probanter? Sed sciendum est, quod coniugium desponsatione initiatur, commixtione perficitur. Unde inter sponsum et sponsam coniugium est, sed initiatum; inter copulates est coniugium ratum>>: C.27 q.2 dpc.34.

(58) C.27 q.2 cc.16-17.

(59) Los Correctores romanos eran ya conscientes de la falsa atribucion de este texto a san Agustin y de la interpolacion del texto de Hincmaro: cfr. las anotaciones a los cc. 16 y 17 de la C.27 q.2 en la edicion de Friedberg.

(60) Cfr. N. ALVAREZ DE las Asturias, ha formacion del vinculo matrimonial ..., cit., 634.

(61) Cfr. A. Marongiu, <<Divorzio>> ..., cit., 489-490; J. GAUDEMET, Il matrimonio in Occidente ..., cit., 96-97.

(62) Entre los representantes de esta tradicion se encuentran ante todo Gregorio Magno y Gregorio II. Cfr. E. Dieni, Tradizione <<juscorporalista>> ..., cit., 251.

(63) Estas fechas coinciden con la difusion del Decreto de Graciano y la muerte de Juan de Andres, ultimo de los grandes decretalistas.

(64) Rufinus von Bologna (Magister Rufinus), Summa Decretorum, H. Singer (eds.), Paderborn 1903 = Aalen 1963.

(65) Cfr. Summa Decretorum, cit., 441-442.

(66) <<Multa enim sunt que desponsationem inter personas omnino legitimas et legitime celebratam, utrolibet edam eorum vivente, dissolvunt; de quibus ea, que presenti memorie occurrunt, breviter numerabo: posterior desponsatio carnis commixtione perfecta--sicut magister nobis in hac serie tradidit--, spontanea alterius fornicario, raptas, maleficium, melioris propositi electio, orrendi criminis perpetrado, alterius perpetua egritado et captivitatis continua detenido>>: Stimma Decretorum, cit., 443.

(67) El Sinodo de Verbene (ca. 753-756) permitia al marido, victima del complot de conyugicidio por parte de su mujer, separarse de ella y volverse a casar (incluso tratandose de un matrimonio consumado). Este texto fue recogido por Regino de Prum, Burcardo e Ivo de Chartres, pero eliminando la clausula sustancial <<et, si voluerit, aliam ducere>>. Cfr. J. GAUDEMET, Le lien matrimonial ..., cit., 99-102.

(68) Muchas de ellas proceden de las Novelas de Justiniano (N. 22,1 [535], N. 117 [542]). Las leyes barbaras recogian mas o menos las mismas (Edictum Theodorici, art. 54; Lex Romana Burgundiorum, tit. 21; Lex Wisigothorum 3.6.3). Cfr. A. Garcia Y Garcia, La indisolubilidad matrimonial en el primer milenio, con especial referencia a los textos divorcistas, en El vinculo matrimonial ?Divorcio o indisolubilidad?, Madrid 1979, 117-164. Otras causas de disolucion que se han dado en la historia son las siguientes: por afinidad sobrevenida; por parentesco espiritual (Alejandro III se opuso a esta practica); por enfermedad grave, como algunos casos de lepra; por herejia; por abandono, ausencia o servidumbre. Aunque es preciso advertir que las circunstancias de algunos de estos casos estan lejos de ser claras, entre otras la de si se trataba de matrimonios ratos o firmes o meros desposorios o promesas de futuro.

(69) Cfr. R. Weigand, Das Scheidungsproblem ..., cit., 182.

(70) Stephanus Tornacensis, Summa super Decretimi, J. F. VON SCHULTE (ed.), Giessen 1891 = Aalen 1965, 236-237.

(71) MAGISTER Rolandus, Summa Magistri Rollandi. Mit anhang incerti auctoris quaestiones, F. Thaner (ed.), Innsbruck 1874 = Aalen 1973, 126-133.

(72) Cfr. 1 Comp. 4.1.10, Super eo quad interrogasti.

(73) Rincon-Perez resume asi el pensamiento de Alejandro III: <<su postura parece ser, en principio, conciliadora: en un nivel natural, los Padres hablan de un verdadero matrimonio ya desde su inicio en el consentimiento; mas desde el punto de vista sacramental, Rolando hace portador del misterio de Cristo y de la Iglesia exclusivamente al matrimonio consumado, sin aludir a otro tipo de contenido sacramental para el matrimonio iniciado. Luego implicitamente esta dando a entender que el sacramento solo se realiza en la consumacion>>: El matrimonio, misterio y signo ..., cit., 249. Una sintesis mas elaborada de su pensamiento y aceptada a nivel general se encuentra en: C. N. L. Brooke, Ilmatrimonio nelmedioevo, Bologna 1991, 166-168,172-173. Cfr. tambien Ch. DONAHUE JR., The Policy of Alexander the Third's Consent Theory of Marriage, en S. KUTTNER (ed.), Proceedings of the Fourth International Congress of Medieval Canon Law. Toronto 2T25, August 1912, Citta del Vaticano 1976, 251-281.

(74) Cfr. R. Weigand, Magister Rolandus und Papst Alexander III., Archiv fur katholisches Kirchenrecht 149 (1980) 3-44.

(75) Cfr. A. J. Duggan, Master of Decretals: A Reassesment of Alexander III's Contribution to Canon Law, en P. D. Clarke-A. J. Duggan (eds.), Pope Alexander III (1119-1181). The Art of survival, Famham 2012, 387-409.

(76) Cfr. 1 Comp. 4.4.6, Significasti. Super eo (JL 14234, 1169-1181).

(77) <<(...) si inter virum et mulierem legitimus consensus (...) interveniat de praesenti (...) non licet mulieri alii nubere. Et si nupserit, etiamsi camalis copula sit secuta, ab eo separan debet, et ut ad primum redeat, ecclesiastica districtione compelli, quamvis alii aliter sentiant, et aliter edam a quibusdam praedecessoribus nostris sit aliquando iudicatum>>: X 4.4.3 (1 Comp. 4.4.3) (JL 14091, 1159-1181).

(78) <<Veruni post [ilium] consensum legitimum de praesenti licitum est alteri, altero edam repugnante eligere monasterium, sicut edam sancti quidam de nuptiis vocati fuerunt, dummodo carnalis commixdo non intervenerit inter eos, et alteri remanenti, si commonitus continentiam servare noluerit, licitum est ad secunda vota transiret, quia, quum non fuissent una caro simul effecti, satis potest unus ad Deum transire, et alter in saeculo remanere>>: X 3.32.2 (1 Comp. 3.28.2) <JL 14091, 1159-1181).

(79) <<Sane, quod dominus in evangelio dicit, non licere viro, nisi ob causam fornicationis uxorem suam dimitiere, intelligendum est secundum interpretationem sacri eloquii de his, quorum matrimonium carnali copula est consummatum, sine qua matrimonium consummari non potest>>: X 3.32.7 (1 Comp. 3.28.7) (JL 13787, 1159-1181).

(80) <<Sane quamquam mulieri desponsatae et a uiro nondum cognitae liceat ad religionem transire, aliam tamen non potest ducere in uxorem>>: 1 Comp. 4.4.5 (7) (JL 12293, 1173/74). Aunque probablemente esta ultima decretal puede interpretarse de modo distinto: cfr. R. WEIGAND, Unaufloslichkeit der Ehe und Eheauflosungen durch Papste im 12. Jahrhundert, Revue de droit canonique 20 (1970) 44-64 = Idem, Liebe und Ehe in Mittelalter, cit., 159-160.

(81) <<(...) Si occultami esset huiusmodi peccatum, non posset matrimonium rescindere, quod publiee contraxisset. Verum, si publicum est, quod matrem sponsae suae cognovit, et sponsae numquam camaliter adhaesit, imponenda est ei poenitentia paulo maior quam pro adulterio, qua peracta, vel parte ipsius, poterit ex dispensatione cum alia matrimonium contrahere, et illa alii nubere, et pater sponsae, si vult, potest factum dissimulare. Ceterum si sponsam cognovit antequam matrem vel post, numquam earn vel aliam potest accipere in uxorem>>: X 4.13.2 (1 Comp. 4.13.3) (JL 14058, 1159-1181). En este caso de affinitas superveniens constata Dauvillier la incoherencia de la decision de Alejandro III en relacion con otras de sus decretales: cfr. J. DAUVILLIER, Le mariage dans le Droit classique ..., cit., 298-299.

(82) <<Si vir et uxor, aut alter eorum ad secunda vota transivit, nullum aliud remedium superesse videretur, nisi ut testibus de periurio, et adulterio uno pluribusve, quibus causam dederunt, poenitentia indicatur>>: X 2.20.9 (1 Comp. 2.13.7).

(83) <<Expedit autem, ut penitentiam ei competentem iniungas pro eo quod contra conscientiam suam separati consensit, et insuper eam penitentiam sibi experiatur inflictam, ut ad secundae coitu cum dolore, si fuerit requisitas, teneaur accedere, tamen arbitretur se ius reposcendi ab ea carnale debitum amisisse>>: 2 Comp. 4.13.2 (JL 16611, 1187-1191).

(84) <<The marriage decretals must be seen for what they were: twenty years of responding to some of the most intricate and bewildering situations that human beings could get themselves into (...) To assume a legislative purpose behind the Alexandrine instructions in marriage cases is to misunderstand the processes described above>>: A. J. Duggan, Master of Decretals ..., cit., 392 y 395. Citado por N. Alvarez de las Asturias, La formacion del vinculo matrimonial ..., cit., 641.

(85) T. P. McLaughlin (ed.), <<The Summa Parisiensis>> on the Decretum Gratiani, Toronto 1952, 11.

(86) <<Alterius, i.e. contrariae vel huic non subditae. Invenitur quaedam consuetudo quae aliter hodie in Francia, aliter in ecclesia Romana observatur. Si enim aliquis aliquam verbis de praesenti desponsaverit et benedictionem cum ea sacerdotalem susceperit, sed antequam earn cognoscat, ab alio desponsata carnaliter cognita fuerit, ecclesia Franciae cogit eam redire ad primum, sed non ecclesia Romana. Et adhuc quid sit melius ignoratur>>: D.l 1 c.l 1. Cfr. J. F. VON SCHULTE, Zur Geschichte der Literatur uber das Dekret Gratians, II, Wien 1870, 23.

(87) Cfr. X 4.8.3 (1 Camp. 4.8.4) (JL 15734, 1185-1187).

(88) <<Si vero iudicio ecclesiae ab eo sine spe matrimonii redintegrandi recessit, ad recipiendum eum nullatenus eam dicimus compellendam>>: X 4.19.6 (1 Comp. 4.20.5) (JL 15734, 1185-1187). Cfr. R. Weigand, Unaufloslichkeit der Ehe..., cit., 161.

(89) <<Viro propter odium uxoris Christum negante et sibi copulante paganam et ex ea filios procreante Christiana in opprobrium Iesu Christi relicta, cum assensu archidiaconi sui ad secundas nuptias convolavit et filios suscepit ex ipsis; non enim videtur nobis, quod si prior maritus redeat ad unitatem ecclesiasticam, eadem a secundo debeat recedere et resignan priori, maxime quum ab eo visa fuerit ecclesiae iudicio discessise et teste Gregorio contumelia creatoris solvat ius matrimonii circa eum qui relinquitur odio fidei Christianae (...) Filii etiam in supradicto utroque casu legnimi censeantur>>: X 3.33.1 (2 Comp. 3.20.2) (JL 17649, 1191-1198). Este extracto de la decretai Laudabilem no fue incluido por Raimundo de Penafort en las Decretales de Gregorio IX. Cfr. J. Dauvillier, Le mariage dans le Droit classique..., cit., 336. Vease el estudio de esta decretal realkado por F. Cantelar Rodriguez, El matrimonio de herejes. Bifurcacion del <<impedimentum disparis cultus>> y divorcio por herejia, Salamanca 1972, 167-189.

(90) <<Nos (...) distinguimus, licet quidam praedecessor noster sensisse aliter videatur, an ex duobus infidelibus alter ad fidem catholicam convertatur, vel ex duobus fidelibus alter labatur in haeresim, vel decidat in gentilitatis errorem (...) non credimus, quod in hoc casu is, qui relinquitur, vivente altero possit ad secundas nutpias convolare, licet in hoc casu maior appareat contumelia creatoris. Nam etsi matrimonium verum quidem inter infideles exsistat, non tamen est ratum. Inter fideles autem verum quidem et ratum exsistit, quia sacramentum fidei (...); sed ratum efficit coniugii sacramentum, ut ipsum in coniugibus ilio durante perduret>>: X 4.19.7 (3 Comp. 4.14.1) (Pott. 684, 1.5.1199). En esta respuesta dirigida a Huguccio, Inocencio III critica y <<deroga>> la decision de Clemente III, afirmando la absoluta indisolubilidad del matrimonio rato y no consumado.

(91) <<Ex quo matrimonium inter legitimas personas per verba de praesenti contrahitur, illis viventibus in nullo casu possit dissolvi, ut vivente reliquo alter ad secunda vota transmigret, etiamsi unus fidelium, inter quos est ratum coniugium, fieret haereticus et nollet permanere cum altero sine contumelia creatoris, nisi forte secus fieret ex revelatione divina, quae superat omnem legem, sicut a quibusdam sanctis legitur esse factum>>: X 3.32.14 (4 Comp. 3.25.1) (Pott. 2651, 12.1.1206). En su decretal Tuas dudum (X 4.4.5; 3 Comp. 4.3 [Pott. 1238, 1200]), Inocencio III recrimina al obispo de Modena por no adecuarse a la prohibicion de disolver el primer matrimonio no consumado en favor de una union sucesiva consumada.

(92) Glossa Cognovisset ad X 4.4.5. Poco despues de la promulgacion del Liber Extra (1234), Gofredo de Trani (f 1245) tambien consagro este principio: <<Sponsalia de praesenti sunt idem quod matrimonium non consummatum. Inter matrimonium consummatum et non consummatum quo ad essentiam matrimonii nihil interest>> (Summa in tit. decretate super Liber Extra, Venetiis 1564, De sponsal., N. 6, 342). Cfr. P. A. d'Avack, Cause di nullita e di divorzio nel diritto matrimoniale canonico, Firenze 1952, 32.

(93) Cfr. Sentent. IV d.27 c.14.

(94) <<Quum ergo propter sacramenti defectum inhibitum sit, ne bigamus aut maritus viduae praesumat ad sacros ordines promoveri, quoniam nec illa est unica unici, nec iste unus unius: prefecto, ubi deficit inter huiusmodi coniuges commixtio corporum, non deest huismodi signaculum sacramenti. Unde is, qui mulierem ab alio viro ductam, sed minime cognitam, duxit uxorem, hoc impediri non debet, quin possit ad sacerdotium promoveri>>: X 1.21.5 (3 Comp. 1.14.2) (Pott. 2875, 1206). Para que se produzca la irregularidad considera necesaria que la segunda relacion se trate de un verdadero matrimonio (mediante la prestacion del consentimiento), puesto que solo un matrimonio sucesivo podria estar caracterizado por un defectus sacramenti. Por el contrario, los concubinarios o los simples fornicadores no incurren en esta irregularidad (cfr. decretal Quia circa, X 1.21.6).

(95) <<Quum ergo propter sacramenti defectum inhibitum sit, ne bigamus aut maritus viduae praesumat ad sacros ordines promoveri, quoniam nec illa est unica unici, nec iste unus unius: profecto, ubi deficit inter huiusmodi coniuges commixtio corporum, non deest huiusmodi signaculum sacramenti. Unde is, qui mulierem ab alio viro ductam, sed minime cognitam, duxit uxorem, quia nec illa, nec ipse camem suam divisit in plures propter hoc impediri non debet, quin possit ad sacerdocium promoved>>: X 1.21.5. Cfr. E. DlENl, Tradizione <<juscorporalista>>..., cit., 231-232; T. RiNCON-PEREZ, El matrimonio, misterio y signo..., cit., 380-383.

(96) Cfr. Ex parte X 3.32.14 (3 Comp. 3.25.1) (Pott. 2651, 12.1.1206). Mediante esta decretal Inocencio tipifico de modo claro la dispensa del matrimonio rato por entrada en religion. Cfr. I. Fahrner, Geschichte der Ehescheidung..., cit., 195.

(97) Cfr. A. Molina Melia, La disolucion del matrimonio inconsumado..., cit., 65.

(98) Sobre Huguccio cfr. W. P. MULLER, Huguccio. The Life, Works, and Thought of a Twelfth-Century Jurist, Washington D.C. 1994. Sobre su doctrina matrimonial cfr. T. RINCON-PEREZ, El matrimonio, misterio y signo..., cit., 237-243.

(99) Su comentario a la C.27 q.2 ha sido editado en J. Roman, <<Stimma>> d'Huguccio sur le Decret de Gratien, d'apres le Manuscrit 3891 de la Bibliotheque Nationale. <<Causa XXVII, Quaestio II>>. (Theories sur la formation du mariage), Nouvelle Revue Historique de Droit Francais et Etranger 27 (1903) 746-805.

(100) <<Nota quod matrimonium est sacramentum duorum et duo significai. Nam interveniente desponsatione matrimonium significai conjunctionem fidelis ad Deum per fidem et caritatem, et ideo adveniente carnali commixtione Christi et Ecclesiae per naturam, quae coniunctio facta in utero virginali>>: J. Roman, <<Summa>> d'Huguccio stir le Decret de Gratien ..., cit., 793.

(101) <<Nec sunt ibi duo sacramenta (...) sed unum sacramentum, id est unum significans, scilicet matrimonium, et duo significata scilicet conjunctio animae ad Deum per caritatem, et conjunctio Christi et Ecclesiae per naturam>>: ibid., 764. Vid. E. DlENI, Tradizione <<juscorporalista>>..., cit., 224-225.

(102) Cfr. J. Dauvillier, Le manage dans le Droit classique..., cit., 55-75; J. MULLENDERS, Le manage presume, Roma 1971; P. A. d'Avack, Cause di nullita e di divorzio..., cit., 34; E. DIENI, Tradizione <<juscorporalista>> ..., cit., 247.

(103) Cfr. R. WEIGAND, Unaufloslichkeit der Ehe ..., cit., 163-164; K. A. FINK, Fruhe urkundliche Belege fur die Auflosung des matrimonium ratum non consummatum durch papstliche Dispensation, ZRG Kan 46 (1960) 434-442; G. H. Joyce, Christian marriage ..., cit, 433.

(104) Cfr. R. WEIGAND, Unaufloslichkeit der Ehe ..., cit., 164-177.

(105) Cfr. G. H. Joyce, Christian marriage ..., cit., 430-439.

(106) Vease la bibliografia indicada poco mas arriba en relacion con Martin V.

(107) Cfr. A. Molina Melia, La disolucion del matrimonio inconsumado ..., cit., 61-64.

(108) Cfr. G. Fransen, L'indissolubilite du mariage a l'epoque classique, Revue de droit canonique 38 (1988) 64-65.

(109) Por otra parte, no aparece rastro de doctrina alguna sobre esta potestad pontificia ni en los Padres de la Iglesia ni en ninguna otra fuente antigua. Cfr. A. Molesta Melia, La disoliuion del matrimonio inconsumado ..., cit., 74; K. A. FINK, Fruhe urkundliche Belege fur die Auflosung ..., cit., 434-442.

(110) Sobre esta causa de disolucion del matrimonio no consumado en la legislacion justinianea vid. A. DA Sant'Elia, La dispensa del matrimonio rato e non consumato con particolare riguardo alla legislazione concordataria italiana, Roma 1943, 56-60.

(111) Cfr. L. C. DE LERY, La dissolution du mariage et de pouvoir des clefs, Sciences ecclesiastiques 10 (1958) 325.

(112) Cfr. R. Charland, Le pouvoir de l'Eglise sur les liens du mariage, Revue de droit canonique 16 (1966) 51.

(113) En su comentario a X 3.32.7, N. 16. Cfr. G. Fransen, Lindissolubilite du mariage a l'epoque classique, cit., 68.

(114) Cfr. I. Fahrner, Geschichte der Ehescheidung ..., cit., 214 ss.; J. Casoria, De matrimonio rato et non consummato, Romae 1959, 35. Domingo de Soto (1494-1560)--y el episodio es del todo sintomatico--llego a dudar de la autenticidad de los documentos en virtud de los cuales Antonio de Florencia sostenia que estas dispensas se habian otorgado en el periodo entre Martin V y Eugenio IV Cfr. K. A. FINK, Fruhe urkundliche Belege fur die Auflosung ..., cit., 435-436.

(115) Hasta tal punto es asi que pone en sombra el argumento de la superioridad del estado religioso, diciendo que si asi fuera, tambien se podrian disolver los matrimonios consumados, lo que no es el caso. Cfr. Disputationum de Sancto matrimonii Sacramento ... Libri decem, Venetiis 1607, L. II, disp. XIV Citado por E. DlENI, Tradizione <<juscorporalista>>..., cit., 258. Sobre la doctrina de Sanchez en relacion con la dispensa super rato cfr. S. BERLINGO, La causa pastorale della dispensa, Milano 1978, 279-284.

(116) <<Nullam de potestate S. Pontificis moveri amplius posse quaestionem, in eo quod attinet ad dispensandum super matrimonio rato et non consummato, cum hodie opinio affirmativa sit communis inter theologos et canonistas et in praxi recepta, ut notorium est>>: Quaestiones canonicae et morales, Venetiis 1788, Xiy c. 479. En esa misma epoca, sin embargo, san Alfonso Maria de Ligorio sostenia que ambas opiniones eran igualmente probables. En 1741 Benedicto XTV emano la constitucion Dei miseratione, que regulaba el procedimiento de las dispensae super rato.

(117) Paucapalea, Stimma super Decretum, J. F. von Schulte (ed.), Giessen 1890 = Aalen 1963, 114.

(118) En este sentido, la introduccion de las categorias romanistas hicieron un flaco servicio a la comprension de la realidad matrimonial. Cfr. N. ALVAREZ DE LAS ASTURIAS, La formacion del vinculo matrimonial ..., cit., 646-649.

(119) Cfr. Sentent. IV d.27 a.8.

(120) La decretal versa sobre una mujer, que no habiendo todavia consumado el matrimonio, desea abrazar la vida religiosa. La respuesta pontificia, que propone la alternativa <<vel ad religionem transire, vel ad viram suum redire infra duoram mensium spatium>> (X 3.32.7), cristalizo en un principio que concedia dos meses de tiempo a los conyuges para decidir si pretendian consumar el matrimonio--suspendiendo durante ese periodo el debito conyugal--o preferian mejor <<ad religionem transire et eligere meliorem vitam qua derimatur status matrimonii>>. Cfr. E. DIENI, Tradizione <<juscorporalista>>..., cit., 198-199.

(121) Cfr. al respecto las observaciones y propuestas de H. FRANCESCHI, Lo scioglimento del matrimonio in favore della fede. I fondamenti teologico-canonici, en Lo scioglimento del matrimonio canonico. [Atti del XL1V Congresso Nazionale di Diritto Canonico, Assisi 3-6 settembre 2012 / a cura dell'Associazione Canonistica Italiana], Citta del Vaticano 2013, 48-52. Vid. tambien: J. Llobell, Los procesos matrimoniales en la Iglesia, Madrid 2014, 365-368.

(122) Vease esta posicion en C. J. Errazuriz M., en una obra que esta a punto de salir a la luz: Il matrimonio e la famiglia come bene giuridico ecclesiale. Introduzione al diritto matrimoniale canonico.

(123) Es comprensible que en una cuestion tan importante como esta, la autoridad eclesiastica desee resolver lo mas pronto posible la duda sobre el estado canonico de los fieles. Sin embargo, pienso que se deberian adoptar vias o medios procesales mas rapidos, si, pero sin que desvirtuen la realidad de la institucion matrimonial.

(124) Vid. por ejemplo A. CARRILLO Aguilar, Disolucion del vinculo y potestad de la Iglesia. (?Puede la Iglesia disolver el matrimonio sacramental consumado?), Cordoba 1976, 153-155, 290-311.

(125) <<Schliessen die heilige Schrift und unfehlbare Verlautbarungen des kirchlichen Lehramtes die Ausdehnung auf alle Ehen aus? Karm vielleicht die Kirche alie Ehen auflosen, aber weifi sie es noch nicht?>>: A. GOMMENGINGER, Zur Unaufloslichkeit der Ehe, Orientierung 33 (1969) 10. Cfr. tambien: Redaktion, Wiederverheiratunggeschiedener in der Kirche?, Orientierung 34 (1970) 211 ss.

(126) Pio XII, en un Discurso a la Rota Romana, amonesto a quienes negaban la potestad del Papa de disolver un matrimonio no consumado: <<Al quale riguardo due sono i passi dei Libri Santi, che in certo modo indicano i limiti, entro i quali la soluzione del vincolo deve rimanere, e che escludono sia il lassismo odierno sia il rigorismo contrario alla volonta e al mandato divino (...) L'altro e: "Non servitud subiectus est frater aut soror ...; in pace autem vocavit nos Deus" [1 Cor 7,15]; vale a dire, non vi e pio servito ne vincolo ove Dio lo scioglie e permette cosi al coniuge di passare lecitamente a nuove nozze. In ogni caso, la norma suprema, secondo la quale il Romano Pontefice fa uso della sua potesta vicaria di sciogliere matrimoni, e quella che gia in principio abbiamo additata come la regola dell'esercizio del potere giudiziario nella Chiesa, vale a dire la salus animaram, per il cui conseguimento cosi il bene comune della societa religiosa, e in generale dell'umano consorzio, come il bene dei singoli trovano la dovuta e proporzionata considerazione>> (3-X-1941).

(127) <<Cabe sugerir, contrariamente a la vigente disciplina (cfr. can. 1681 con las sucesivas especificaciones acogidas en la DC art. 153), no dar prioridad ni considerar meramente alternativa la disolucion respecto a la declaracion de nulidad, sino subordinar la disolucion a la previa constatacion de que el matrimonio es valido, pues si es nulo no es posible disolverlo; y, ademas, la difusion de esa disolucion podria ofrecer un injustificado motivo de escandalo>>: J. Llobell, Los procesos matrimoniales en la Iglesia ..., cit., 366.
COPYRIGHT 2016 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:OTROS ESTUDIOS
Author:Sedano, Joaquin
Publication:Ius Canonicum
Date:Jun 1, 2016
Words:19331
Previous Article:L'estensione della potesta primaziale nel disegno costituzionale.
Next Article:Elementos de la futura reforma de la curia romana prevista por el papa Francisco.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters