Printer Friendly

Las herramientas prehistoricas de las minas de variscita de Palazuelo de las Cuevas (Zamora) y Pico Centeno (Huelva). Analisis comparativo.

Prehistoric mining tools of the variscite mines of Palazuelo de las Cuevas (Zamora) and Pico Centeno (Huelva). A comparative analysis

1. Introduccion

La variscita es un raro mineral verde que fue profusamente empleado durante la Prehistoria Reciente de Europa Occidental para la elaboracion de adornos personales (Forde, 1930; Roscian et al., 1992; Villalba et al., 2001) y que en la Peninsula Iberica solo cuenta con tres afloramientos de entidad tal como para ser susceptibles de ser explotados: aquellos que se localizan en la comarca de Aliste (Zamora) (Arribas et al., 1971) y en los municipios de Gava (Barcelona) (Alonso et al., 1978) y Encinasola (Huelva) (Moro Benito et al., 1991). Hasta el momento solo se habian estudiado con detenimiento las evidencias arqueologicas de mineria prehistorica en el caso de los filones barceloneses (Villalba et al., 1986; Bosch y Borrell, 2009), entre cuyas publicaciones se cuentan, logicamente, descripciones de los utiles mineros (Villalba et al., 1986: cap. 7; Bofill y Borrell, 2009). Recientes intervenciones, tanto en las minas de Zamora como en las de Huelva (1), han permitido recuperar varios lotes de artefactos relacionados con las actividades mineras, por lo que el objetivo de estas paginas es presentar los resultados de un analisis de su encuadramiento cronologico, morfologia y capacidades tecnologicas (Fig. 1).

2. Contextualizacion arqueologica del instrumental de las minas de variscita a estudiar

2.1. Las minas de la comarca de Aliste (Zamora)

A finales de la decada de los anos 60 del s. XX se descubrieron los afloramientos de variscita de Palazuelo de las Cuevas y otros lugares de la comarca zamorana de Aliste en los cuales, ademas, se identifico la existencia de minas antiguas (Arribas et al., 1971; Campano Lorenzo et al., 1985; Fernandez Turiel et al., 1992). Recientes trabajos han retomado el estudio de estas evidencias arqueologicas, y sus resultados se pueden sintetizar en que, aunque se constaten pruebas de extraccion de variscita en distintos puntos de la comarca, es en los cerros de Las Cercas (Palazuelo de las Cuevas) y La Cogolla (Palazuelo de las Cuevas/San Vicente de la Cabeza) donde se concentra la mayor parte de las minas--de tipo trinchera, pozo y galeria (Villalobos Garcia y Odriozola, 2016)--(2). Estas fueron resultado de la actividad extractiva de minerales verdes desarrollada principalmente durante la Prehistoria Reciente (Villalobos y Odriozola, 2016) y epoca romana (Gutierrez Perez et al., 2015).

En directa relacion espacial con el filon de mineral y las minas identificadas se ha recuperado en superficie cerca de un centenar de artefactos de piedra tallada que procede de cuatro yacimientos distintos, a saber: Pena el Sierro (n = 40), Solana de Abajo (n = 2), Los Fornicos II (n = 53) y Altos de la Vaca (n = 1). Pena El Sierro se halla en la ladera suroriental del cerro de Las Cercas (Palazuelo de las Cuevas), Solana de Abajo en la ladera noroccidental del cerro de La Cogolla (Palazuelo de las Cuevas), Los Fornicos II en la ladera suroriental del Cerro de la Cogolla (Palazuelo de las Cuevas/San Vicente de la Cabeza) y el artefacto de Los Altos de la Vaca procede del cerro del mismo nombre (San Vitero) (Fig. 1, arriba). A excepcion del objeto de Los Altos de la Vaca, que fue recuperado en la excavacion arqueologica de un pozo que perforaba la roca encajante de la variscita, todos los artefactos fueron recogidos en prospecciones de superficie. No obstante, la aplicacion de una prueba de correlacion espacial (3) muestra que la distribucion de estos utiles esta relacionada de forma estadisticamente significativa con la ubicacion de minas y mineral, lo que nos sirve como prueba para defender que los objetos de Pena El Sierro, Solana de Abajo y Los Fornicos II tambien participaron en las actividades de minado de los cerros de Las Cercas y La Cogolla.

2.2. Las minas de Encinasola (Huelva)

En la decada de los anos 80 del s. XX se identificaron filones de variscita en el cerro de Pico Centeno, en la localidad onubense de Encinasola (Moro et al., 1991), y pocos anos despues se documentaron en este lugar varias minas antiguas (Nocete y Linares, 1999). Al igual que en el caso zamorano, las intervenciones arqueologicas actuales han servido para descubrir nuevos afloramientos y pruebas de su minado en varios puntos del area circundante, cuya explotacion tuvo lugar en distintos momentos, entre ellos la Prehistoria Reciente (Odriozola et al., 2010, 2016; Odriozola y Villalobos, 2015).

Los casi setenta artefactos recuperados en esta zona proceden de diferentes yacimientos. En prospeccion se recogieron junto a las minas y puntos de extraccion de Pico Centeno Mina 2 (n = 8), Barrancos (n = 1), Barreros (n = 1), La Carvajera (n = 1), Sierra de la Lapa (n = 2) y El Tejar (n = 3). La totalidad de estos yacimientos se localiza en los cerros entre los que serpentea el rio Murtigas a su paso por el municipio de Encinasola (Fig. 1, abajo izquierda). A esto debemos anadir los artefactos procedentes de la excavacion arqueologica de Pico Centeno Mina 2 (n = 50).

2.3. Adscripcion cronologica de los utiles

Debido al contexto de recuperacion de los artefactos, bien en la propia excavacion de la trinchera de extraccion de variscita en el caso de Pico Centeno, o dispuestos a lo largo del filon de variscita y las distintas minas en el caso de Palazuelo de las Cuevas, consideramos probado que se encuentran vinculados directamente con la actividad de extraccion de este mineral verde. En la Peninsula Iberica, ademas del uso de variscita durante la Prehistoria Reciente que antes hemos citado, tambien se conoce su aprovechamiento en epoca romana (Gutierrez Perez et al., 2015) y, de forma esporadica, en la Edad Moderna (Garcia-Guinea et al., 2000). Asimismo, dataciones radiocarbonicas y osl de la trinchera de Pico Centeno indican una frecuentacion intermitente de este lugar entre el Neolitico y la epoca de la "fiebre del cobre" decimononica (Odriozola et al., 2016).

Dado que ni el periodo de uso de la materia prima explotada ni las dataciones absolutas de la citada mina permiten adscribir estos utiles a una epoca concreta, es mediante la tipologia comparada como hemos encarado este problema. El hecho de que sea un instrumental minero elaborado en su totalidad en piedra es tenido generalmente como indicativo de su cronologia prehistorica, pero debemos apuntar que la perduracion de determinadas herramientas petreas durante momentos posteriores, ya historicos, es una cuestion que todavia se debate, tal y como sucede con el caso del clasico martillo acanalado (cf Hunt, 2003: 281-283; Domergue, 2008: 96-100; Blas y Suarez, 2009). No obstante, entre los utensilios que aqui presentamos no se encuentra ningun martillo acanalado ni similar sino que, como describiremos a continuacion, son un conjunto de objetos configurados principalmente mediante la talla para la obtencion de extremos afilados y/o apuntados. Herramientas de este tipo se documentan en la Peninsula Iberica en minas neoliticas de silex (Capote, 2011; Tarrino et al., 2011) y variscita (Villalba et al., 1986), y tambien en algunos casos de minas calcoliticas de cobre (Hunt, 2003: 119-120), pero desaparecen del registro material a partir de la generalizacion del instrumental minero de hierro durante la segunda mitad del i milenio cal a. C. (Craddock, 1995: 47-48, 63-67 y 71-73; Hunt, 2003: 283; Montero, 2010).

Por tanto, debido a que con anterioridad al i milenio cal a. C. el unico momento en el que en el occidente peninsular se utilizo de forma generalizada la variscita fue durante el Neolitico y el Calcolitico (Villalobos Garcia y Odriozola, 2016: fig. 7), consideramos muy probable que los conjuntos de herramientas de Pico Centeno y Palazuelo de las Cuevas que aqui presentamos fueran disenados y utilizados fundamentalmente durante el iv y III milenios cal a. C.

3. Los artefactos para la extraccion de variscita de Zamora y Huelva. Caracteristicas morfologicas, tecnologicas y tipologicas

Para el analisis de las caracteristicas de los conjuntos de herramientas mineras hemos tomado aquellos que ofrecen una muestra de mayor tamano, y que son los de Pena el Sierro (ps) y Los Fornicos II (f) de Zamora y el de Pico Centeno Mina 2 (pc) de Huelva. De ellos hemos seleccionado aquellas piezas 1) conclusas--pues, como se vera mas adelante, existen elementos en proceso de elaboracion--y 2) completas--es decir, no rotas--. Por tanto, a excepcion de en el epigrafe 3.4.3, a lo largo de los siguientes parrafos excluiremos conscientemente los materiales en proceso de elaboracion y rotos a la hora de cuantificar la cantidad de objetos con presencia/ ausencia de los distintos atributos en relacion con el total de artefactos de cada conjunto. Asi, la cantidad de herramientas consideradas para cada yacimiento sera de 40 para Pena el Sierro, 53 para Los Fornicos II y 40 para Pico Centeno Mina 2.

3.1. Materia prima, dimensiones y peso

En todos los casos, y aun a falta de analisis petrograficos, hemos identificado la cuarcita como la materia prima mas utilizada. Sobre esta roca se encuentran elaborados el 100% de los utiles de Los Fornicos II, el 98% de los de Pena el Sierro y el 79% de los de Pico Centeno. Si bien en el entorno inmediato de los yacimientos la cuarcita no aflora de forma natural, los mapas geologicos MAGNA (4) muestran que tanto en el caso zamorano como en el onubense esta es asequible a menos de un par de kilometros, junto a los cauces de los rios Aliste y Murtigas, respectivamente. Otras materias primas que hemos creido identificar igualmente de visu son, a nuestro entender, rocas sedimentarias de tipo conglomerado y/o arenisca y algun ejemplar de chert.

Al respecto de los soportes, en todos los yacimientos nos encontramos con objetos elaborados tanto sobre nucleos como sobre lascas, pero podemos decir que en los tres casos la mayoria de los utensilios fue realizada sobre nucleos. Del total de artefactos en los que pudo identificarse adecuadamente el tipo de soporte hemos determinado que se elaboraron a partir de nucleos el 54% de los utiles de Pena el Sierro, el 60% de los de Los Fornicos II y el 90% de los de Pico Centeno. A partir de tales soportes se procedio a la configuracion del utillaje minero principalmente a traves de la talla, tecnica que se identifica en el 100% de los utiles de Pena el Sierro y Fornicos II y en el 85% de los de Pico Centeno. El 15% restante de los artefactos de Pico Centeno se trabajo mediante el piqueteado, una tecnica que no aparece en ningun caso en los materiales de los yacimientos zamoranos.

Sobre las variables de dimensiones y peso podemos apuntar que los tres casos presentan unos valores similares en cuanto a altura y anchura pero que difieren en cuanto a espesor y peso (Fig. 2). Al respecto de estas dos ultimas hay que destacar que, mientras que los utiles zamoranos de Pena el Sierro y Los Fornicos II se mueven en unos valores similares, son los onubenses de Pico Centeno los que muestran unos valores que, al ser comparados con los demas, ofrecen diferencias estadisticamente significativas (5) 4 5. Esto se traduce en que aunque los tres conjuntos muestren una silueta similar--c. 125 mm de altura y 90 mm de anchura medias--es, gracias a su mayor espesor, por lo que los artefactos de Pico Centeno son marcadamente mas pesados--de media c. 500 g los artefactos zamoranos frente a los c. 1000 g los onubenses--.

3.2. El problema de encontrar una tipologia adecuada para caracterizar los utiles mineros prehistoricos

Hay varias materias primas minadas durante la Prehistoria reciente de la Peninsula Iberica como son, ademas de la ya citada variscita, silex (Ramos, 1998; Capote et al., 2008; Tarrino et al., 2011), cobre (Hunt, 2003; Blas, 2011) o sal (Abarquero y Guerra, 2010). Al respecto de las herramientas empleadas en esas labores podemos encontrarnos con picos de asta de ciervo o con alguna posible cuna metalica (Blas y Suarez, 2009), pero, como ya mencionamos, lo mas habitual en estos contextos son los utensilios de piedra. De estos los mas conocidos son los martillos acanalados, habituales en minas prehistoricas de cobre (Blanco Freijeiro y Rothenberg, 1981; Domergue, 1990: 115-118; Hunt, 2003: 281-285; Blas, 2011), aunque tambien se cita la presencia esporadica de hachas pulimentadas (Delibes de Castro et al., 2003; Hunt, 2003: 47, 52 y 286; Hunt et al., 2011).

Sin embargo, hay otro tipo de utiles que se caracterizan por ser piedras trabajadas de formas que incluyen preferentemente la talla y, en ocasiones, tambien el piqueteado (Blanco Freijeiro y Rothenberg, 1981: fig. 39; Capote, 2011: fig. 2; Tarrino Vinagre et al., 2011: 26), y que en la literatura arqueologica suelen denominarse de forma vaga como 'martillos', 'cunas', 'picos', etc. Esto no es algo exclusivo de la Prehistoria peninsular, y en otros yacimientos europeos se han propuesto a tal efecto clasificaciones tipologicas que quieren distinguir 'martillos' de 'herramientas de machacado' y 'picos o cunas', entre otros (Timberlake y Craddock, 2013). Sin embargo, al tratar de aplicarlas a nuestro caso de estudio hemos comprobado que resultan demasiado rigidas, pues entre los utiles de Palazuelo de las Cuevas o de Pico Centeno es posible encontrar configuraciones que, como describiremos, permiten que una misma pieza haya podido funcionar al mismo tiempo como pico y como cuna o como martillo.

3.3. El analisis de Unidades Tecno-Funcionales

Debido a la imposibilidad de adscribir nuestros utiles mineros a las distintas categorias propuestas hemos optado por realizar una clasificacion no dirigida hacia el tipo de artefacto sino hacia los tipos de las varias partes funcionales con que contaria cada utensilio. Desde hace tiempo se aplica a las herramientas del Paleolitico inferior y medio y de forma mas reciente al utillaje macrolitico de la Prehistoria Reciente el llamado analisis de Unidades Tecno-Funcionales (UTF), el cual se enfoca hacia la caracterizacion de las distintas zonas de un util "que se singularizan por sus capacidades funcionales propias y homogeneas" (Donnart, 2010: 181). Asi, se distinguen UTF de contacto transformativo (UTF CT), como aquellas obtenidas para actuar directamente sobre la materia a transformar; UTF de contacto prensil (UTF CP), como aquellas preparadas para el enmangue o agarre de la herramienta, y UTF de contacto receptivo de energia (UTF cr), como aquellas adecuadas para recibir mediante el golpeo la energia que permita el correcto funcionamiento del util (Donnart, 2010: 181).

Una vez clasificada la funcion de las unidades se plantea el distinguir la tecnica de obtencion de las mismas. De este modo se diferencian UTF naturales de transformadas (6); entre las segundas se separan UTF no conformadas de conformadas (7); y, de estas ultimas, se discriminan UTF no talladas de talladas (8) (Donnart, 2010: 183). De un modo ya mas desdibujado se plantea caracterizar la delineacion o forma de la UTF. Aqui introducimos nuestra propia clasificacion, pues para el caso que nos ocupa nos hemos encontrado con UTF de formas planas, convexas, afiladas, apuntadas y en escotadura (Fig. 3).

Para realizar una caracterizacion lo suficientemente representativa del utillaje empleado en la mineria de variscita del occidente peninsular hemos seleccionado para su analisis los artefactos de aquellos yacimientos que nos han ofrecido una muestra de mayor tamano, que son los de los lugares zamoranos de Pena el Sierro y Los Fornicos II y los del onubense de Pico Centeno Mina 2. Hemos representado una seleccion de los mismos en las Figs. 4 a 6, en donde senalamos las UTF identificadas de modo que su funcion, tecnica y forma aparecen consignadas con el codigo funcion/tecnica/forma segun las claves de las distintas categorias que se expresan en la Fig. 3. El lector interesado en consultar los dibujos de la totalidad de los artefactos aqui tratados puede acceder a ellos on-line (9). De este modo una UTF "CT/ctrs/ap" sera aquella cuya funcion seria el "Contacto Transformativo" (ct), su tecnica la "conformada tallada por retoque simple" (ctrs) y su forma "apuntada" (ap); una "UTF CR/n/pl" sera en la que la funcion seria el "Contacto Receptivo de energia" (CR), su tecnica ninguna, esto es, el uso de la superficie "natural" (n), y su forma "plana" (pl); como ultimo ejemplo, una UTF "CP/cnt/es" sera una UTF cuya funcion seria el "Contacto Prensil" (CP), su tecnica la "conformada no tallada", que generalmente suele ser mediante piqueteado (cnt), y su forma "escotadura" (es). Ademas, hemos complementado las representaciones de las distintas huellas de uso apreciables de visu en cada una de las herramientas, empleando lineas en zigzag para simbolizar bordes mellados o machacados, puntos negros alineados para simbolizar zonas pulidas y grandes flechas blancas para simbolizar la presencia y direccion de pseudorretoques (Figs. 7 y 8).

Hay que decir que, pese a que tecnica y forma son variables objetivas, la funcion es una interpretacion que hemos realizado en cada caso a partir de la forma, de la disposicion de las distintas UTF en cada artefacto y de las huellas de uso identificadas. Asi, hemos entendido que un util con una UTF plana en un extremo y una UTF apuntada y con huellas de uso de tipo machacado y/o pulido en el otro, probablemente, haya sido utilizado a modo de cincel, recibiendo energia en su zona plana y perpendicular al eje para transformar materia con su zona apuntada y alineada con el eje (vid. PS6, PS9, F1, F2 o PC94). De forma similar, hemos considerado que una UTF localizada en un espacio intermedio entre otras de ct y cr, rodeando al eje alrededor de su zona central y con forma de escotadura, probablemente haya funcionado para facilitar el enmangue (vid. PC51 o PC117). En los casos en los que hemos creido identificar la funcion con claridad lo hemos representado en los dibujos empleando el codigo 'CT', 'CR' o 'CP', pero en las ocasiones en las que esto se ha limitado a una mera sospecha, hemos optado por indicarlo con la presencia de un interrogante: 'CT?', 'CR?' o 'CP?'.

3.4. Algunas caracteristicas de los conjuntos instrumentales de Pena el Sierro, Los Fornicos II y Pico Centeno identificadas a traves de las UTF

3.4.1. Tipos de UTF: de Contacto Transformativo (CR), de Contacto Receptivo de Energia (CR) y de Contacto Prensil (CP)

A partir de los criterios expuestos en el punto anterior hemos clasificado los distintos tipos de UTF apreciables en los artefactos mineros de Zamora y Huelva. Como UTF de contacto transformativo (UTF ct) priman las afiladas (af) y apuntadas (ap), pero tambien existen casos de convexas (cn). Las afiladas se documentan en 38 (el 95%) de los utensilios de Pena el Sierro (e. g. PS18, PS28), en los 53 (100%) de los de Los Fornicos II (e. g. F36, F46) y en 21 (el 53%) de los de Pico Centeno (e. g. PC25, PC100), y practicamente todas ellas estan elaboradas mediante la talla por retoque simple (ctrs) a excepcion de 3 de los casos de Pico Centeno, que cuentan con partes afiladas que aprovechan la propia forma de la corteza natural (PC21) o que se han obtenido mediante retoque plano (PC93). Las apuntadas, por su parte, aparecen en 21 (el 53%) de los utiles de Pena el Sierro (e. g. PS1, PS6), en 36 (el 68%) de los de Los Fornicos II (F2, F9) y en tan solo 6 (el 15%) de los de Pico Centeno (e. g. PC94), y todas se han configurado a partir de la talla por retoque simple (ctrs) a excepcion de 1 util (PC90) que aprovecha la forma natural del nodulo. En ultimo lugar, al respecto de las convexas debemos destacar que solo las hemos identificado en los artefactos de Pico Centeno (e.g. PC29, PC117), en concreto en 15 de ellos (38%), de las cuales hay 10 en las que se aprovecha la forma natural de la corteza, 4 obtenidas mediante retoque simple y 3 a traves del piqueteado.

Mientras que los conjuntos zamoranos se caracterizan por una presencia casi absoluta de UTF ct afiladas que ademas se ven acompanadas en bastantes de los casos de UTF CT apuntadas, el de Pico Centeno muestra una distincion entre utiles que cuentan solo con UTF CT afiladas--que suponen aproximadamente la mitad--, solo con UTF CT convexas--aproximadamente un tercio--y solo con UTF apuntadas--que se corresponde con la fraccion restante--. Si consideramos que las UTF CT apuntadas han sido concebidas para aplicar la energia en un punto concreto, las afiladas a lo largo de una linea y las convexas en un plano, podriamos entender que su utilizacion habria sido a modo de picos, cunas y martillos, respectivamente. Asi, es posible apreciar que mientras que los utiles zamoranos se habrian concebido para ser empleados como cunas (e. g. PS28, PS34, F40, F46) y, de forma accesoria, picos (e. g. PS2, PS8, F9, F35), los de Pico Centeno se muestran algo mas variados, al presentarse tres subconjuntos diferenciados que serian el de cunas (e. g. PC21, PC51, PC93), el de picos (e. g. PC90, PC94) y el de martillos (e. g. PC29, PC117). A favor de esta interpretacion se puede aducir que el subconjunto de utiles de Pico Centeno con UTF CT convexas es significativamente mas pesado que el del resto de artefactos del mismo yacimiento (p < 0,01) (10): mientras que los picos y cunas son herramientas cuya accion se enfoca en un punto o una linea, el martillo sacrifica precision a cambio de enfocarse en la transmision de mas energia. El hecho de que nuestros pretendidos martillos sean mas pesados permitiria que cumplieran mejor esa funcion.

En cuanto a las UTF de contacto receptivo de energia (UTF cr) hay que decir que las hemos identificado en aproximadamente la mitad de los utiles de cada yacimiento, que son fundamentalmente de morfologia plana (pl), y que se han obtenido en proporcion similar mediante el aprovechamiento de planos naturales de la corteza (n) o a traves del retoque abrupto (ctra). Asi, 19 (el 48%) de las herramientas de Pena el Sierro, 35 (el 66%) de las de Los Fornicos II y 25 (el 63%) de las de Pico Centeno cuentan con este tipo de UTF cr (e. g. PS11, F1, PC21). De forma mucho mas reducida nos encontramos con UTF cr de morfologia convexa (cn), presente en 2 utiles (el 5%) de Pena el Sierro--PS18 y PS19, en ambos casos corteza natural--y en 7 (el 17%) de los de Pico Centeno--tanto cortezas naturales como piqueteado (e. g. PC29)--.

Aqui podemos introducir un grupo de posibles UTF cr que, debido a su morfologia afilada, no las consideramos del todo adecuadas para ejercer tal funcion. No obstante, hay herramientas en las que una UTF afilada aparece en el extremo opuesto a una UTF apuntada, y dado que un extremo apuntado resulta totalmente inoperante para recibir energia hemos considerado, por descarte, que la parte receptiva seria la opuesta. Aun asi, nuestras dudas nos han llevado a representarlas en los dibujos como "cr?/ ctrs/af'. Aparecen en 19 (el 40%) de los utiles de Pena el Sierro, 12 (el 23%) de los de Los Fornicos II y tan solo 1 (el 3%) de los de Pico Centeno.

En ultimo lugar tenemos a las UTF de contacto prensil (UTF CP), presentes en proporciones mucho mas reducidas que las dos anteriores. En cuanto a escotaduras (es) dispuestas alrededor del eje de funcionamiento de los utiles solo hay 1 entre los artefactos zamoranos (psl). En cambio, este tipo de UTF es mas abundante en el conjunto de Pico Centeno, donde se presenta en un total de 8 (el 20%), en los cuales se habrian obtenido mediante retoques simples en todos los casos salvo en 1 (PC100), donde se realizo mediante piqueteado. Otras posibles UTF cp son aquellas en las que el eje se ve rodeado no por una serie de escotaduras sino, en cambio, de distintas superficies planas (pl) contrapuestas que posiblemente sirvieran para favorecer el agarre. De estas hay 2 (el 5%) entre los artefactos de Pena el Sierro (PS18 y PS20), 1 (el 2%) entre los de Los Fornicos II (F36) y, de forma mas abundante, 17 (el 43%) entre los de Pico Centeno (e. g. PS29), que se conformaron en todos los conjuntos en similar proporcion mediante el aprovechamiento de planos naturales de la corteza (n) y/o a traves de retoques abruptos (ctra).

3.4.2. Combinaciones de varias UTF CT en un mismo util

Como comentamos al respecto de la clasificacion del utillaje minero por tipos de herramientas (punto 3.2), entre nuestros materiales se da el hecho de que en un mismo artefacto coexisten UTF ct de distinta forma y, asumiendo la distincion que hemos realizado para su aptitud para ser empleadas como picos, cunas y martillos, tambien de distinta funcionalidad. Contamos con utiles con dos UTF CT dispuestas en cada uno de los extremos del eje longitudinal de la pieza de tal forma que una se halla opuesta a la otra y ambas con la misma forma y, por tanto, misma funcion. Esto es lo que Timberlake y Craddock (2013) denominan, para los martillos, "Type aa" o "double-end mining hammers". Solo hay un util que cuente con dos UTF CT opuestas de morfologia apuntada (F4), pero son mas abundantes los casos de morfologia convexa y afilada. En cuanto los utiles con dos UTF CT convexas contrapuestas, que habrian actuado a modo de esos 'martillos dobles' (PC29, PC117, etc.), supondrian la mitad de los utiles con UTF CT convexas de Pico Centeno --recordemos que no hay UTF CT convexas en los conjuntos zamoranos--. Pero lo que, si siguieramos esta nomenclatura, serian "cunas dobles", no suelen aparecer simplemente como tal sino combinadas con otras disposiciones de UTF tambien funcionales, en lo que podria denominarse 'utiles multiples', que describimos a continuacion.

Asi, entre nuestros conjuntos de artefactos mineros hay varios utiles que cuentan con dos configuraciones de UTF distribuidas a lo largo de distintos ejes y totalmente funcionales cada una de forma independiente. Se corresponden a este proceder aquellas piezas que cuentan en su eje longitudinal con una configuracion funcional--e. g. una UTF CT apuntada en un extremo y una UTF cr plana en el otro--y otra distinta y tambien funcional en el eje transversal, como pueden ser UTF CT afiladas contrapuestas a UTF cr planas (PS4, F10, PC25, etc.) o dos UTF CT afiladas contrapuestas entre si (PS11, F16, etc.). De este modo se hace posible que existan no solo lo que se podrian denominar 'picos-cuna' y 'martillos-cuna', sino, tambien, lo que serian 'cunas multiples'. Tambien debemos apuntar que hemos documentado el caso unico de un util que cuenta con tres configuraciones de UTF funcionales (cr/n/ cn frente a CR/n/pl) y que es PC30, lo que le haria lo que se podria denominar un 'martillo triple'.

Sin embargo, la presencia de estos utiles compuestos no tiene el mismo peso en los tres conjuntos. Mientras que en Pena el Sierro y Los Fornicos II suponen el 88% y el 91% respectivamente del total de los utensilios mineros--entre los que hay aproximadamente en la misma proporcion de artefactos en los que se combinan UTF CT apuntadas con UTF CT afiladas y de artefactos en los que combinan UTF CT afiladas con UTF CT afiladas-, la frecuencia se reduce hasta el 18% en el caso de Pico Centeno. No obstante, hay que apuntar que en las UTF CT afiladas de 4 (el 16%) de los 'picos-cuna' de Pena el Sierro y de 9 (el 29%) de los de Los Fornicos II no se aprecian huellas de uso. Por ello entendemos que, aunque fueran disenados para cumplir las dos funciones, probablemente solo una de ellas, la de pico, fuera la principal.

3.4.3. Utiles mineros en proceso de elaboracion

De entre los artefactos procedentes de los yacimientos zamoranos y onubense hay varios que, atendiendo a distintas circunstancias, nos indican que han llegado a nosotros, bien en proceso de produccion, o bien concluidos, pero sin marcas de haber sido utilizados (Fig. 9). PC118, PC103, PS40 y PS41 son objetos que no ofrecen la misma silueta que el resto de herramientas de sus respectivos conjuntos y parece bastante claro que les falta parte del proceso de manufactura: en el caso de PC118 restaria posiblemente una mayor dedicacion a lo que parece un esbozo de UTF cr plana y la configuracion completa de lo que seria la UTF CT, y PC103 muestra varias potenciales UTF cr, pero, segun parece, no llego a concluirse ninguna UTF CT apropiada. En cuanto a PS40 y PS41 queremos apuntar la similitud que guardan con alguno de los esbozos de hachas pulimentadas identificados en otros contextos peninsulares (e. g. Risch y Martinez Fernandez, 2008: figs. 3-5); probablemente les falte un trabajo de retoque simple bifacial para completar la delineacion de la silueta, asi como, tambien, una mas detallada configuracion de sus distintas UTF. Ademas, ninguno de estos -Pc103, PC118, PS40 y PS41--cuenta con huellas de uso de ningun tipo. En segundo lugar hay otros que si que parecen haberse concluido, como F11, F23 y F47, pero la total ausencia de huellas de uso nos sugiere que no llegaron a ser utilizados.

La presencia de utiles en proceso de elaboracion y de utiles todavia no utilizados, junto con la recuperacion--en los yacimientos zamoranos-- de pequenos percutores y alguna pequena lasca de cuarcita (Fig. 10), son pruebas que apuntan a la manufactura in situ de los artefactos mineros. Ya hemos mencionado la existencia de afloramientos naturales de cuarcita en puntos no muy alejados de cada uno de los yacimientos, por lo que es presumible que la cadena operativa completa de los utiles mineros--obtencion de materia prima, elaboracion, uso y abandono--se desarrollara por completo en el entorno cercano de las minas de variscita.

4. La tecnologia empleada en la mineria prehistorica de variscita en

Palazuelo de las Cuevas y Pico Centeno

El analisis conjunto de estos materiales de piedra tallada empleados en la mineria de variscita nos ha permitido identificar, entre ambos grupos, varias similitudes. Pero, tambien, hemos advertido importantes diferencias.

En ambos casos la materia prima preferida es la cuarcita, una roca asequible en los alrededores de las minas zamoranas y de las onubenses y que fue empleada para manufacturar las herramientas probablemente a pie de mina. El analisis de Unidades Tecno-Funcionales nos ha permitido identificar que se produjeron actuaciones sobre los utiles encaminadas a la configuracion de UTF de contacto transformativo (ct), UTF de contacto receptivo de energia (CR) y UTF de contacto prensil (CP) mediante el aprovechamiento de las formas naturales de los nodulos, de la aplicacion de retoques simple y abruptos y, en menor medida, del piqueteado.

Por otro lado, las diferencias radican en que los utiles de Pico Centeno son significativamente mas pesados que los zamoranos y que en cada caso la configuracion se ha orientado a la obtencion de un conjunto de herramientas ligeramente diferente. Aunque en todos los yacimientos haya utiles compuestos e, incluso, utiles compuestos que ofrecen varias funciones--que en un sentido pudieron trabajar como cunas y en otro como picos o martillos--, estos son mucho mas abundantes en los conjuntos zamoranos. Mientras que en Pico Centeno la mayoria de los artefactos se encuentran elaborados para ser usados de una manera y para una tarea especifica, en Pena el Sierro y Los Fornicos II la mayor parte de los utiles son multifuncionales, bien cunas en distintos ejes, o bien picos-cuna. Otra diferencia es que en los yacimientos zamoranos no hay UTF CT convexas, que serian aquellas que permitirian a los utiles funcionar como martillos, y que en cambio se encuentran bien representadas en el conjunto de Pico Centeno.

En todos los aspectos analizados los dos yacimientos zamoranos coinciden casi a la perfeccion, lo que permite plantear que quienes explotaron la variscita del cerro de Las Cercas (Pena el Sierro) y del de La Cogolla (Los Fornicos II) fueron o bien el mismo grupo, o bien personas de distintos grupos, pero que compartian un mismo proceder tecnologico. Sin embargo, son bastantes las diferencias entre la tecnologia de los mineros de Palazuelo de las Cuevas y los de Pico Centeno.

?A que se deberian, por tanto, las distintas soluciones tecnologicas identificadas en la produccion de los conjuntos de utiles zamoranos y el onubense? Varias pueden ser las explicaciones.

Una de ellas podria ser el que el tipo de roca encajante puede determinar tanto la morfologia de la mina como el tipo de utillaje preciso para el minado (Borkowski, 1995). Sin embargo, tanto en la comarca de Aliste como en los alrededores de Encinasola el contexto geologico--rocas encajantes siliceas--, forma de las mineralizaciones--horizontales y orientadas con direccion N100E--, etc., son circunstancias practicamente identicas (Moro et al., 1995) que, a su vez, son radicalmente distintas de las que se presentan en las minas de Barcelona (Villalba et al., 1998).

Otra explicacion seria que hubiera distintas estructuras mineras. Sin embargo, tanto en Aliste como en Encinasola predominan las trincheras y otras minas mayoritariamente superficiales (Odriozola y Villalobos Garcia, 2015) (11), al contrario de como sucede en el caso barcelones, donde las labores fueron fundamentalmente subterraneas (Villalba et al., 1998).

Una tercera posibilidad seria explicar las diferencias como resultado de una explotacion en distintas epocas. Fechar una mina prehistorica es una labor complicada (Hunt, 1996) y, como explicamos en el punto 2, nuestros yacimientos no son una excepcion (cf tambien Odriozola et al., 2016). Por ello, con objeto de afinar en esta cuestion, podemos rastrear la cronologia del uso del material explotado. Existen determinadas caracteristicas compositivas en la variscita que permiten discriminar si un adorno prehistorico provendria del filon de Aliste o del de Encinasola (Odriozola et al., 2010a), y los analisis de composicion realizados hasta la fecha muestran que en el Oeste peninsular resultan mucho mas abundantes los adornos prehistoricos de variscita alistana (Odriozola et al., 2012, 2013a, 2013b; Odriozola y Garcia Sanjuan, 2013). No obstante, los contextos de consumo de adornos de variscita onubense conocidos (Odriozola et al., 2010b) son adscribibles a la primera mitad del III milenio cal a. C. (Valera et al., 2000), lo cual es totalmente coincidente con el momento de maximo apogeo de la explotacion prehistorica de variscita zamorana (Villalobos y Odriozola, 2016). Por lo tanto, no hay pruebas para defender que necesariamente hubiera habido una diferencia cronologica entre ambas explotaciones.

Dado que ni el contexto geologico, las formas de minado o la cronologia muestran diferencias claras, creemos posible hallar la respuesta al introducir la variable de la escala de la explotacion. Como deciamos, parece que durante la Prehistoria reciente la variscita alistana habria sido distribuida de forma mas amplia y en mayor cantidad que la onubense. Esto es algo que puede relacionarse con la cuantia de las labores mineras identificadas. Frente al total de 4 trincheras de entre 6 y 20 m de longitud documentadas en Encinasola (Odriozola y Villalobos, 2015), en los cerros zamoranos de Las Cercas y La Cogolla se identifican en torno a una veintena de pozos y trincheras, extendiendose las cinco mas grandes de estas ultimas a lo largo de entre 200 y 470 m de longitud cada una (12). Si bien es posible que parte de las minas zamoranas sean resultado de la explotacion romana (Gutierrez Perez et al., 2015), la cantidad de utiles recogidos aconseja el no infravalorar la cuantia de las labores prehistoricas: en la prospeccion superficial previa a la excavacion de PCM2 tan solo se recuperaron una veintena de artefactos (13), mientras que la prospeccion superficial de Pena el Sierro y Los Fornicos II ofrecio medio centenar de ellos en cada caso. Incluso puede considerarse que el numero de artefactos recogidos en Palazuelo de las Cuevas se hallaria infrarrepresentado debido a la visibilidad practicamente nula que en 2011 nos encontramos en la mayor parte de la superficie de ambos cerros por causa de la densa vegetacion de matorral. A este respecto resulta interesante apuntar que a comienzos de la decada de los anos 80 del s. XX, cuando la superficie del cerro de La Cogolla se hallaba despejada casi en su totalidad al hallarse explotada por la agricultura cerealista (14), se recogieron c. 600 artefactos que por entonces fueron interpretados como industrias paleoliticas, pero que, a tenor de las fotografias publicadas (Cuadrado, 1983), nos parecen asimilables al instrumental minero con el que hemos trabajado.

Por tanto, consideramos como la opcion mas probable que el factor que explique las diferencias tecnologicas entre los conjuntos de herramientas mineras sea el hecho de que las minas zamoranas fueran explotadas a una escala mucho mayor que las onubenses. Asi, que el instrumental de Pena el Sierro y Los Fornicos II sea de tamano mas reducido y cuente con una presencia significativamente mayor de utiles multifuncionales que el instrumental de Pico Centeno podria haber sido el resultado de la experiencia acumulada por los grupos que a lo largo de muchas repetidas incursiones se habrian dedicado a la extraccion de la variscita zamorana.

Sin embargo, sea por este o por otros motivos, en todo caso parece bastante seguro que en Encinasola y la comarca zamorana de Aliste existieron dos tradiciones tecnologicas independientes. Esto nos faculta a plantear que, aunque los productos--adornos de variscita--se distribuyeran a escala suprarregional (Villalba et al., 2001; Dominguez-Bella, 2004; Querre et al., 2012; Odriozola et al., 2013)15, los grupos responsables de la explotacion de los distintos afloramientos no habrian llegado a interactuar, al menos de forma significativa, entre si.

DOI: http://dx.doi.org/10.14201/zephyrus2016777998

Bibliografia

ABARQUERO, F. J. y GUERRA, E. (eds.) (2010): Los yacimientos de Villafafila (Zamora) en el marco de las explotaciones salineras de la prehistoria europea. Valladolid: JCyL.

ALONSO, M.; EDO I BENAIGES, M.; GORDO, L.; MILLAN, M. y VILLALBA, M. J. (1978): "Explotacion minera neolitica en Can Tintore (Gava, Barcelona)", Pyrenae, 13-14, pp. 7-14. http://www.raco.cat/index.php/Pyrenae/article/ view/164938 (01-12-2015).

ARRIBAS, A.; GALAN, E.; MARTIN-POZAS, J. M.; NICOLAU, J. y SALVADOR, P. (1971): "Estudio mineralogico de la variscita de Palazuelo de las Cuevas, Zamora (Espana)", Studia Geologica Salmanticensia, 2, pp. 115-132.

BLANCO FREIJEIRO, A. y ROTHENBERG, B. (1981): Exploracion Arqueometalurgica de Huelva (EAH). Barcelona: Labor.

BLAS, M. A. (2011): "Las minas prehistoricas del norte de Espana en el contexto de la paleomineria del cobre del Occidente de Europa". En MATA-PERELLO, J. M.; TORRO, L. y FUENTES, M. N. (eds.): Actas v Cong. Int. sobre mineria y metalurgia historicas en el suroeste europeo. Madrid: SEDPGYM, pp. 101-130.

BLAS, M. A. y SUAREZ, M. (2009): "Utillaje faunistico inedito de las labores de cobre prehistoricas de La Profunda (Leon) y su datacion C14 (AMS)", Zephyrus, LXIV, pp. 5-18. http://revistas.usal.es/index.php/0514-7336/article/ view/7205 (01-03-2013).

BOFILL, M. y BORRELL, F. (2009): "Utillatge macrolitic neolitic de les mines 83, 84, 85 i 90 de Cava". En BOSCH, J. y BORRELL, F. (eds.): Interventions arqueologiques a les Mines de Gava (sector serra de les Ferreres). Anys 1998-2009. Cava: Museu de Cava, pp. 139-147.

BORKOWSKI, W. (1995): "Elements d'analyse du systeme d'amenagement d'une miniere: l'exemple de Krzemionki". En PELEGRIN, J. y RICHARD, A. (eds.): Les mines de silex au Neolithique en Europe: avancees recentes. Paris: CTHS, pp. 67-72.

BOSCH, J. y BORRELL, F. (eds.) (2009): Interventions arqueologiques a les Mines de Gava (sector serra de les Ferreres). Anys 1998-2009. Cava.

CAMPANO, A.; RODRIGUEZ MARCOS, J. A. y SANZ MINGUEZ, C. (1985): "Apuntes para una primera valoracion de la explotacion y comercio de la variscita en la Meseta Norte", Anuario del Instituto de Estudios Zamoranos Florian de Ocampo, 1985, pp. 13-22.

CAPOTE, M. (2011): "Working in the flint mine: Percussion tools and labour organisation at Casa Montero (Spain)". En CAPOTE, M.; CONSUEGRA, S.; DIAZ-DEL-RIO, P. y TERRADAS, X. (eds.): Proceedings 2nd International Conference of the UISPP Commission on Flint Mining in Pre- and Protohistoric Times. Oxford: Archaeopress, pp. 231-242.

CAPOTE, M.; CASTANEDA, N.; CONSUEGRA, S.; CRIADO, C. y DIAZ-DEL-RIO, P. (2008): "Flint mining in Early Neolithic Iberia: A preliminary report on 'Casa Montero' (Madrid, Spain)". En ALLARD, P.; BOSTYN, F.; GILIGNY, F. y LECH, J. (eds.): Flint Mining in Prehistoric Europe. Interpreting the archaeological records. Oxford: Archaeopress, pp. 123-137.

CRADDOCK, P. T. (1995): Early Metal Mining and Production. Edinburgh: eup.

CUADRADO, E. (1983): "La industria de cantos trabajados del rio Aliste (Zamora)", Boletin de la Asociacion Espanola de Amigos de la Arqueologia, 17, pp. 30-37.

DELIBES DE CASTRO, C.; FERNANDEZ MANZANO, J. y HERRAN, J. I. (2003): "Notas sobre mineria y metalurgia calcoliticas en la Submeseta Norte Espanola". EN FERNANDEZ MANZANO, J. y HERRAN, J. I. (eds.): Mineros y fundidores en el inicio de la Edad de los Metales. El Midi frances y el Norte de la peninsula Iberica. Leon: Caja Espana, pp. 120-132.

DOMERGUE, C. (1990): Les mines de lapeninsule Iberique dans l'Antiquite Romaine. Roma: EFR.

DOMERGUE, C. (2008): Les mines antiques. La production des metaux aux epoquesgrecque et romaine. Paris: Picard.

DOMINGUEZ-BELLA, S. (2004): "Variscite, a prestige mineral in the Neolithic-Aeneolithic Europe. Raw material sources and possible distribution routes", Slovak Geological Magazine, 10 (1-2), pp. 147-152.

DONNART, K. (2010): "L'analyse des unites techno-fonctionnelles appliquee a l'etude du macro-outillage neolithique", LAnthropologie, 114 (2), pp. 179-198. http://doi.org/10.1016/j.anthro.2010.03.001 (01-12-2015).

FERNANDEZ TURIEL, J. L.; GIMENO, D.; LOPEZ SOLER, A. y QUEROL, X. (1992): "Las mineralizaciones fosfaticas de los materiales paleozoicos de la provincia de Zamora", Anuario del Instituto de Estudios Zamoranos Florian de Ocampo, 1992, pp. 463-506.

FORDE, C. D. (1930): "On the Use of Greenstone (Jadeite, Callais, etc.) in the Megalithic Culture of Brittany", The Journal of the Royal Anthropological Institute of Great Britain and Ireland, 60, pp. 211-234. http://doi.org/10.2307/2843867 (24-02-2014).

GARCIA-GUINEA, J.; SAPALSKI, C.; CARDENES, V. y LOMBARDERO, M. (2000): "Mineral inlays in natural stone slabs: techniques, materials and preservation", Construction and BuildingMaterials, 14 (6-7), pp. 365-373. http://doi.org/10.1016/S0950-0618(00)00047-7 (24-01-2014).

GUTIERREZ PEREZ, J.; VILLALOBOS, R. y ODRIOZOLA, C. P. (2015): "El uso de la variscita en Hispania durante la Epoca Romana. Analisis de composicion de objetos de adorno y teselas de la zona noroccidental de la Meseta Norte", Spal, 24, pp. 165-181. http://dx.doi.org/10.1279 5/spal.2015i24.07 (01-12-2015).

HUNT, M. A. (1996): "Prospeccion arqueologica de caracter minero y metalurgico: fuentes y restos", Acontia, 2, pp. 19-28.

HUNT, M. A. (2003): Prehistoric mining and Metallurgy in South West Iberian Peninsula. Oxford: Archaeopress.

HUNT, M. A.; CONSUEGRA, S.; DIAZ DEL RIO, P.; HURTADO, V. y MONTERO, I. (2011): "Neolithic and Chalcolithic--vi to III millenia BC--use of cinnabar (Hgs) in the Iberian peninsula: analytical identification and lead isotope data for an early mineral exploitation of the Almaden (Ciudad Real, Spain) mining district". En ORTIZ, J. E.; PUCHE, O.; RABANO, I. y Mazadiego, L. F. (eds.): History of research in mineral resources. Madrid: IGME, pp. 3-13.

MONTERO, I. (2010): "Tecnologia de la metalurgia de la base cobre". En MONTERO, I. (ed.): Manual de Arqueometalurgia. Alcala de Henares: MAR, pp. 159-188.

MORO, M. C.; GIL, M. D.; CEMBRANOS, M. L.; PEREZ DEL VILLAR, L. y FERNANDEZ, A. (1995): "Las mineralizaciones estratiformes de variscita (Aluminofosfatitas) siluricas de los Sinformes de Alcanices (Zamora) y Terena (Huelva, Espana)", Boletin Geologico y Minero, 106 (3), pp. 33-49.

MORO, M. C.; GIL, M. D.; MONTERO, J. M.; CEMBRANOS, M. L.; PEREZ DEL VILLAR, L.; FERNANDEZ, A. y HERNANDEZ, E. (1991): "Las mineralizaciones de variscita asociadas a los materiales volcano-sedimentarios siluricos del Sinforme de Terena, Encinasola (prov. de Huelva)", Boletin de la Sociedad Espanola de Mineralogia, 14 (1), pp. 101-102.

NOCETE, F. y LINARES, J. A. (1999): "Las primeras sociedades mineras en Huelva". En JURADO, J. M. y MARQUEZ, J. A. (dirs.): Historia de la provincia de Huelva. Huelva: Mediterraneo, vol. 1, pp. 49-64.

ODRIOZOLA, C. P. y GARCIA SANJUAN, L. (2013): "Las cuentas de collar de piedra verde de Matarrubilla (Valencina de la Concepcion, Sevilla)". En GARCIA SANJUAN, L.; VARGAS, J. M.; HURTADO, V.; RUIZ MORENO, T. y CRUZ-AUNON, R. (eds.): El asentamiento prehistorico de Valencina de la Concepcion (Sevilla): Investigacion y Tutela en el 150 Aniversario del Descubrimiento de La Pastora. Sevilla: Univ. Sevilla, pp. 485-494.

ODRIOZOLA, C. P.; LINARES, J. A. y HURTADO, V. (2010a): "Variscite source and source analysis: testing assumptions at Pico Centeno (Encinasola, Spain)", Journal of Archaeological Science, 37 (12), pp. 3146-3157. http://doi.org/10.1016/j.jas.2010.07.016 (25-01-2013).

ODRIOZOLA, C. P.; LINARES, J. A. y HURTADO, V. (2010B): "Perdigoes green beads provenance analysis", Apontamentos de Arqueologia e Patrimonio, 6, pp. 47-51. http://www.nia-era.org/publicacoes/doc_download/6-apontamentos-6 (01-12-2015).

ODRIOZOLA, C. P.; MATALOTO, R.; MORENO-GARCIA, J.; VILLALOBOS, R. y MARTINEZ-BLANES, J. M. (2012): "Produccion y circulacion de rocas verdes y sus productos en el sw peninsular: el caso de Anta Grande do Zambujeiro", Estudos Arqueologicos de Oeiras, 19, pp. 125-142.

ODRIOZOLA, C. P.; SOUSA, A. C.; BOAVENTURA, R. y VILLALOBOS, R. (2013): "Componentes de adorno de pedra verde de Vila Nova de Sao Pedro (Azambuja): Estudo de proveniencias e redes de troca no 3o milenio a.n.e. no actual territorio portugues". En ARNAUD, J. M.; MARTINS, A. y NEVES, C. (eds.): Arqueologia em Portugal. 150 anos. Lisboa: Associacao dos Arqueologos Portugueses, pp. 457-462.

ODRIOZOLA, C. P. y VILLALOBOS, R. (2015): "La explotacion de variscita en el Sinforme de Terena: el complejo minero de Pico Centeno (Encinasola, Huelva)", Trabajos de Prehistoria, 72 (2), pp. 342-352. http://doi.org/10.3989/tp.2015.12158 (07-01-2016).

ODRIOZOLA, C. P.; VILLALOBOS, R.; Boaventura, R.; Sousa, A. C.; MARTINEZ-BLANES, J. M. y CARDOSO, J. L. (2013): "Las producciones de adorno personal en rocas verdes del sw peninsular: los casos de Leceia, Moita da Ladra y Penha Verde", Estudos Arqueologicos de Oeiras, 20, pp. 605-622.

ODRIOZOLA, C. P.; VILLALOBOS, R.; BURBIDGE, C. I.; BOAVENTURA, R.; SOUSA, A. C.; RODRIGUEZ-ARIZA, O.; PARRILLA, R.; PRUDENCIO, M. I. y DIAS, M. I. (2016): "Iberian Variscite mining and consumption: distribution and chronological framework from Pico Centeno (Encinasola, Spain)", Quaternary Reseach, 85, pp. 159-176. http://doi.org/10.1016/j.yqres.2015.11.010 (23-022016).

QUERRE, G.; DOMINGUEZ-BELLA, S. y CASSEN, S. (2012): "La variscite iberique. Exploitation, diffusion au course du Neolithique". En MARCHAND, G. y QUERRE, G. (eds.): Roches et Societes de la Prehistoire. Entre massifs cristallins et bassins sedimentaires. Rennes: PUR, pp. 307-315.

RAMOS MILLAN, A. (1998): "La mineria, la artesania y el intercambio de silex durante la Edad del Cobre en el Sudeste de la Peninsula Iberica". En DELIBES DE CASTRO, G. (ed.): Minerales y metales en la Prehistoria Reciente. Algunos testimonios de su explotacion y laboreo en la peninsula iberica. Valladolid: Univ. Valladolid, pp. 13-40.

RISCH, R. y MARTINEZ FERNANDEZ, F. (2008): "Dimensiones naturales y sociales de la produccion de hachas de piedra en el Noreste de la Peninsula Iberica", Trabajos de Prehistoria, 65 (1), pp. 47-71. http://doi.org/10.3989/tp.2008.v65.i1.135 (17-04-2014).

ROSCIAN, S.; CLAUSTRE, F. y DIETRICH, J. E. (1992): "Les parures du Midi Mediterraneen du Neolithique ancien a l'Age du Bronze: origine et circulation des matieres premieres", Galliaprehistoire, 34, 209-257. http://doi.org/10.3406/galip.1992.2303 (03-02-2015).

TARRINO, A.; LOBO, P. J.; GARCIA-ROJAS, M.; ELORRIETA, I.; ORUE, I.; BENITO, A. y KARAMPANGLIDIS, T. (2011): "Introduccion al estudio de las minas neoliticas de silex de la Sierra de Araico (Condado de Trevino): campana de excavacion del 2011", Estudios de Arqueologia Alavesa, 27, pp. 7-48.

TIMBERLAKE, S. y CRADDOCK, B. R. (2013): "Prehistoric metal mining in Britain: the study of cobble stone mining tools based on artefact study, ethnography and experimentation", Chungara, 45 (1), pp. 33-59. http://www.chungara.cl/Vols/2013/45-1/Timberlake_y_Craddock_45-1-2013.pdf (06-06-2014).

VALERA, A. C.; LAGO, M.; DUARTE, C. y EVANGELISTA, L. S. (2000): "Ambientes funerarios no complexo arqueologico dos Perdigoes: uma analise preliminar no contexto das praticas funerarias calcoliticas no Alentejo", Era Arqueologia, 2, pp. 84-105.

VILLALBA, M. J.; BANOLAS, L.; ARENAS, J. y ALONSO, M. (1986): Les mines neolitiques de Can Tintorer, Gava. Excavacions 1978-1980. Barcelona.

VILLALBA, M. J.; EDO I BENAIGES, M. y BLASCO, A. (1998): "Explotacion, manufactura, distribucion y uso como bien de prestigio de la calaita en el Neolitico. El ejemplo del complejo de Can Tintorer". En DELIBES DE CASTRO, G. (ed.): Minerales y metales en la Prehistoria Reciente. Algunos testimonios de su explotacion y laboreo en la peninsula iberica. Valladolid: Univ. Valladolid, pp. 41-70.

VILLALBA, M. J.; EDO I BENAIGES, M. y BLASCO, A. (2001): "La callai's en Europe du Sud-Ouest. Etat de la question". En LE ROUX, C.-T. (ed.): Du monde des chasseurs a celui des metallurgistes. Rennes, pp. 267-276.

VILLALOBOS, R. y ODRIOZOLA, C. P. (2016): "Organizing the Production of Variscite Personal Ornaments in Later Prehistoric Iberia: The Mines of Aliste and the Production Sites of Quiruelas de Vidriales (Zamora, Spain)", European Journal of Archaeology, 19. http://doi.org/10.1080/14619571.2016.1147316 (23-02-2016).

(1) Las ultimas prospecciones y excavaciones de las minas de variscita de Zamora y Huelva han sido financiadas por la Junta de Castilla y Leon--"La explotacion minera de variscita durante el Neolitico y Calcolitico en el sinclinal de Alcanices (Zamora)"--y la Junta de Andalucia--"El patrimonio historico minero de Andalucia"--.

(2) Tambien Villalobos, R. y Odriozola, C. P.: "Las minas de variscita de la comarca de Aliste (Zamora, Espana)". En VIII Cong. Int. Mineria y Metalurgia en el Sudoeste Eu ropeo. Presente y futuro de los paisajes mineros del pasado: estudios sobre mineria, metalurgia y poblamiento. Granada, en prensa.

(3) Cf. Villalobos y Odriozola, op. cit. n. 2, fig. 2.

(4) Nos referimos en concreto a las hojas 338 (Alcanices) y 895 (Encinasola) de los Mapas Geologicos de Espana a escala 1:50.000 y sus respectivas memorias, disponibles para su consulta en www.igme.es.

(5) La aplicacion de una serie de pruebas estadisticas de significacion "t de Student" y "U de Mann-Whitney" mediante el software "Past 3.0" nos ofrece valores p < 0,01 al comparar los pesos y la anchura de los conjuntos de utiles de Pico Centeno con los de Pena el Sierro y con los de Los Fornicos II, pero no al comparar los de Los Fornicos II con los de Pena el Sierro. Esto habla a favor de la semejanza entre si de los conjuntos zamoranos y de su diferencia con el conjunto onubense.

(6) Transformee en el original.

(7) Fagonnee en el original.

(8) Taillee en el original.

(9) La representacion de los artefactos zamoranos se recoge en pp. 239 a 247 y en el anexo II de la tesis doctoral de uno de nosotros (RVG): Analisis de las transformaciones sociales en la Prehistoria reciente de la Meseta Norte Espanola (milenios VI-III cal a.C.) a traves del empleo de la variscita y otros minerales verdes como artefactos sociotecnicos (disponible en http://uvadoc.uva.es/handle/10324/l6693) y la de los onubenses en la web http://www.carlos.odriozola.us.es/ documentos.

(10) Este es el resultado de aplicar una prueba u de MannWhitney con el software past 3.0.

(11) Villalobos y Odriozola, op. cit. n. 2.

(12) Villalobos y Odriozola, op. cit. n. 2.

(13) Estos materiales, algunos de los cuales aparecen en una fotografia publicada con anterioridad (Odriozola et al., 2010: fig. 2), fueron identificados en una visita preliminar al lugar, pero debido a que no se recogieron no han formado parte del analisis realizado en este trabajo.

(14) Esta circunstancia se aprecia a la perfeccion en las fo tografias aereas tomadas durante el periodo 1977-1983, que el Instituto Tecnologico Agrario de Castilla y Leon ofrece para su consulta en ftp.itacyl.es (consultado 14-04-2014).

(15) Tambien Villalobos, R.: Analisis de las transformaciones sociales en la Prehistoria Reciente de la Meseta Norte Espanola (milenios VI-III cal a.C.). Valladolid: Univ. Valladolid, en prensa, cap. 3.4.1.s

Rodrigo VILLALOBOS GARCIA, Dpto. de Prehistoria, Arqueologia, Antropologia Social y cc y tt Historiograficas. Facultad de Filosofia y Letras. Univ. de Valladolid. Plaza del Campus, s/n. 47011 Valladolid. Correo-e: rodrigovillalobosgarcia@gmail.com

Carlos P. ODRIOZOLA LLORET, Dpto. de Prehistoria y Arqueologia. Facultad de Geografia e Historia. Univ. de Sevilla. C/Maria de Padilla, s/n. 41004 Sevilla. Correo-e: codriozola@us.es

Recepcion: 9/04/2015; Revision: 6/02/2016; Aceptacion: 20/03/2016

Leyenda: FIG. 1: Localizacion de los distritos mineros de variscita de Aliste y de Pico Centeno en la Peninsula Iberica con los respectivos mapas de detalle que muestran la distribucion de los yacimientos que han deparado utiles mineros (cartografia elaborada a partir de la btn 100 [c] Instituto Geografico Nacional de Espana).

Leyenda: FIG. 3: Esquema de clasificacion de Unidades Tecno-Funcionales por funcion, tecnica y forma.

Leyenda: FIG. 4: Seleccion de artefactos de piedra tallada recuperados en Pena el Sierro (Palazuelo de las Cuevas, Zamora).

Leyenda: FIG. 5: Seleccion de artefactos de piedra tallada recuperados en Los Fornicos II (Palazuelo de las Cuevas/San Vicente de la Cabeza, Zamora).

Leyenda: FIG. 6: Seleccion de artefactos de piedra tallada recuperados en Pico Centeno Mina 2 (Encinasola, Huelva).

Leyenda: FIG. 7: Fotografias de detalle de varios artefactos: arriba izda. UTF CT/ctrs/ap con huellas de uso de tipo pulido (F4); arriba dcha. UTF CT/ctrs/af con huellas de uso de tipo mellado y pulido (PC6); abajo izda. UTF CR/n/pl y CR/ctra/pl (F31); abajo dcha. UTF CR?/ctrs/ af con huellas de uso de tipo pseudorretoque (PS21). La escala grafica representa aproximadamente 1 cm en todos los casos.

Leyenda: FIG. 8: Fotografias de detalle de varios artefactos: arriba izda. UTF CT/ctrs/af con huellas de uso de tipo pulido (PS21); arriba dcha. UTF CT/ctrs/af con huellas de uso de tipo mellado (F5); abajo izda. UTF CP/ctrs/es para el agarre (PC117); abajo dcha. UTF CT/n/ cn con huellas de uso de tipo machacado y pseudorretoque (PC117) --vease tambien, en segundo plano, la ubicacion de la escotadura para el agarre representada en la fotografia anterior--. La escala grafica representa aproximadamente 1 cm en todos los casos.

Leyenda: FIG. 9: Artefactos en proceso de elaboracion recuperados en los tres yacimientos.

Leyenda: FIG. 10: Distintos objetos representativos del proceso de manufactura procedentes de los yacimientos zamoranos: arriba izqda. lascas resultado de la talla; arriba dcha. utensilio en proceso de tallado; abajo percutores.
FIG. 2. Medidas de centralidad (media, [barra.x])y dispersion
(desviacion estandar, s) de las variables metricas de
los conjuntos de artefactos.

Conjunto                     Altura (mm)    Anchura (mm)

                            [barra.x]   s   [barra.x]   s

Pena el Sierro (n = 40)        122     25     84      12
Los Fornicos II (n = 53)       121     28     82      15
Pico Centeno PCM2 (n = 40)     133     34     95      21

Conjunto                     Espesor (mm)   Peso (g)

                            [barra.x]   s   [barra.x]    s

Pena el Sierro (n = 40)        38      8      456     153
Los Fornicos II (n = 53)       39      10     512     273
Pico Centeno PCM2 (n = 40)     53      15    1079     633
COPYRIGHT 2016 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Villalobos Garcia, Rodrigo; Odriozola Lloret, Carlos P.
Publication:Zephyrus
Date:Jan 1, 2016
Words:9788
Previous Article:Planteamientos interpretativos para el arte levantino a partir del estudio del abrigo del Arquero de los Callejones Cerrados (Albarracin, Teruel).
Next Article:El horno de origen oriental procedente del septimo nivel de habitat de El Soto de Medinilla (S. VII A. C.).
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters