Printer Friendly

Las guerras napoleonicas en los Balcanes.

Napoleonic Wars in the Balkans

Estudios recientes sobre las guerras napoleonicas, como el de Charles Esdaile (2009), afirman que la amplia literatura hasta ahora publicada sobre este tema lo ha tratado a partir de las biografias detalladas de Napoleon, o de la descripcion de sus campanas, tachando esta aproximacion de unidimensional. Esdaile considera que, para comprender las causas y consecuencias de las guerras napoleonicas en Europa, no solo es necesario tener en cuenta las batallas de Napoleon o su desmesurada ambicion y belicismo, mezclados con egolatria y obsesion por el poder, que le empujaban a la conquista insaciable de nuevos territorios, sino los escenarios de la guerra que se encontraban en la periferia del continente: los Balcanes, la Peninsula Iberica o Escandinavia.

Estando de acuerdo con Esdaile en que la comprension de los hechos y procesos historicos de los Bacanes nos pueden deparar una vision mas acabada de la dimension paneuropea de las campanas napoleonicas, nos centraremos:

1) En el contexto politico y geoestrategico de los Balcanes a comienzos del siglo XIX, en la perspectiva de las relaciones internacionales. Para ello nos ocuparemos de la Primera Revuelta Campesina serbia en 1804, asi como del surgimiento, un ano despues, de la tercera coalicion contra Francia entre las potencias, tradicionalmente enemigas entre si, que ejercian dominio o influencia en los Balcanes: Rusia, el Imperio austrohungaro, Inglaterra, Suecia y Napoles. La derrota de dicha alianza en Austerlitz, (la llamada "batalla de los tres emperadores"), el 1 de diciembre de 1805 --primer aniversario de la coronacion de Napoleon como Emperador--, demostro la capacidad de Bonaparte para convertirse en el verdadero amo de Europa, llevandose por delante un enemigo tras otro, y alecciono decisivamente a las potencias derrotadas acerca de la necesidad de deponer sus rivalidades mientras Napoleon campase a sus anchas por el continente. La victoria de Austerlitz, lograda en unas condiciones muy adversas (45.000 soldados franceses contra mas de 100.000 hombres de la coalicion), dio a Bonaparte la llave de los Balcanes.

2) En las consecuencias en dicha region de las guerras napoleonicas, en lo que intenta ser una modesta contribucion al debate sobre la difusion del liberalismo y del nacionalismo, las dos ideologias que moldearon la Europa moderna, por las campanas napoleonicas. Trataremos a los casos de Croacia y Eslovenia --que Napoleon convirtio en las Provincias Ilirias de su Imperio (1809-1813)--, asi como de los de Bosnia y Herzegovina y Serbia, donde nunca estuvieron los ejercitos del Corso, pero que vivieron los acontecimientos europeos de la epoca a su particular manera.

3) En la formacion del ideal unitario yugoslavo a traves del Movimiento Ilirio, surgido en 1830 como un efecto diferido de las guerras napoleonicas.

1. El contexto politico y geoestrategico de los Balcanes a los comienzos del siglo XIX

Todos los personajes que han dejado alguna huella en nuestra historia y cultura, durante el dominio de los grandes imperios [austrohungaro y otomano], llevan el signo fatalista del destino balcanico: la pesada herencia de la sociedad en la que todo va mas lento, donde es mas dificil conseguir cualquier cosa que en las otras partes del mundo, y donde todo esfuerzo, desde el mismo principio esta condenado a perderse como agua en la arena que se estaba almacenando durante siglos. Nuestro destino consiste no solo en el conflicto entre las dos religiones [Islam y cristianismo], sino que se trata del choque entre Occidente y Oriente, una lucha que ha dividido nuestra identidad con una pared ensangrentada (Andric, 1997:126.)

Napoleon emergio en una Europa marcada por la Revolucion francesa de 1789 y el desencadenamiento en toda Europa Occidental de la impugnacion politica del Antiguo Regimen, que supo aprovechar de modo oportunista para hacerse con el poder. Sin embargo, sus guerras contra las grandes potencias de la epoca estuvieron determinadas por lo que acontecia en la Europa del Este. A los comienzos del siglo XIX, las zonas mas calientes de la politica internacional europea eran Polonia (un Estado ya difunto, dominado por el Imperio Ruso) y los Balcanes, teatro de tensiones entre los Imperios ruso, austrohungaro y otomano, aunque solo los dos ultimos ejercian un dominio territorial en la region. Los Habsburgo controlaban los territorios de lo que hoy son Eslovenia y Croacia, mientras los otomanos ocupaban el resto de los Balcanes.

La larga supervivencia de los Habsburgo (803-1918; otros imperios habian perdido dinastias, pero no territorios; los Habsburgo perdian territorios --que recuperaban despues gracias a alianzas militares o matrimoniales--, pero su dinastia permanecio incolume) y de su Imperio se fundamentaba en la lealtad de sus subditos a la doble corona y a la dinastia, y en un ejercito comun y un eficaz sistema burocratico que garantizaba el control del centro sobre las periferias, asi como en el predominio del idioma aleman y de la religion catolica, ambos de caracter oficial. A pesar de que los diferentes pueblos que formaban parte del Imperio gozaban de una cierta autonomia cultural, esta terminaria a causa de las tensas relaciones entre eslavos y alemanes, los dos grupos etnicos mas numerosos y diferentes entre si, cuyas disensiones fueron el catalizador de la Primera Guerra Mundial. Los alemanes se creian superiores en todos los sentidos --cultural, politica y economicamente--a los otros pueblos del Imperio, pero, sin embargo, no eran la mayoria. Los eslavos les superaban en numero, aunque se les considerara mas debiles, pues constituian una poblacion mayoritariamente campesina.

Los otomanos tenian una organizacion politico-administrativa muy diferente, basada en la division de la poblacion en comunidades religiosas, los millet, a las que se concedia un gran margen de autonomia, si bien esta suponia, para los grupos no islamicos, un estatuto inferior respecto a la umma, la comunidad musulmana. Cada comunidad subalterna, tributaria del gobierno islamico, seguia en su funcionamiento interno las leyes particulares del millet, segun un regimen que implicaba subordinacion, pero tambien privilegios, como el de ser gobernada por sus propias autoridades religiosas. Los musulmanes dependian directamente del centro del poder, del sultan. Los cristianos ortodoxos y los armenios formaban dos millet, los judios el tercero. El ortodoxo fue creado en 1454, un ano despues de la caida de Constantinopla. Los catolicos, en su mayoria de origen veneciano y genoves, solo llegaron a tener un millet propio a partir de 1839.

La larga supervivencia del Imperio otomano se explica frecuentemente por la situacion "pluralismo jerarquizado" de las comunidades religiosas. Pero mas importante aun que la tolerancia religiosa para el sostenimiento y la continuidad del Imperio fue su expansionismo, que dictaba las dos necesidades basicas de la politica interior de la Sublime Puerta: guerreros y dinero. Mientras el sultan lograra la satisfaccion de estas exigencias, las libertades de los subditos, sobre todo la religiosa, no se verian amenazadas.

Esta solida estructura politico-religiosa empezo a cuartearse a raiz de los enfrentamientos con los imperios cristianos, austrohungaro y ruso. Los planes extranjeros para poner fin a la dominacion turca en los Balcanes se remontaban al siglo XV, pero no fueron viables hasta que los Estados cristianos lograron que los musulmanes se pusieran a la defensiva. En 1699, Austria conquistaria Hungria y Croacia; Rusia llego al Mar Negro y, en 1774, tras la destruccion de la marina turca (17681774) gano el derecho de intervenir en los asuntos otomanos con el fin de proteger a los subditos cristianos ortodoxos. Entonces, Jose II y Catalina la Grande trazaron un plan para dividirse los Balcanes, segun el cual Austria se apoderaria de Bosnia y Herzegovina (sueno que desde entonces perseguirian los Habsburgo, hasta cumplirlo en 1908, anexionandose este territorio y contribuyendo asi al conflicto que haria estallar la Gran Guerra), parte de Serbia, Dalmacia y Montenegro, y Rusia controlaria el resto. Lejos de apoyar a los movimientos independentistas, los despotas ilustrados se proponian sustituir la dominacion imperial musulmana por su equivalente catolico u ortodoxo.

El conflicto entre imperios abrio la puerta, timidamente al comienzo, a la economia capitalista. Tras la guerra entre los otomanos y austriacos, en 1739, las mercancias pudieron circular libremente en el territorio de Serbia. El Imperio otomano no consiguio librarse de las crecientes repercusiones del capitalismo occidental, especialmente cuando el comercio se vinculo a los mercados de Europa central y Francia. Estaba obligado a cambiar, a modernizarse. A ello le forzo en mayor medida su enfrentamiento con los austriacos y rusos, pero solo despues de la Revolucion Francesa de 1789, de las guerras napoleonicas y las rebeliones de los serbios (18041815) y griegos (1821), se demostro que el Imperio otomano no era capaz de mantener su organizacion politica tradicional. El sultan Mahmut II (1807-1839) siguio la politica reformista que habia comenzado Selim III en 1789, con la ambicion de convertir el Imperio otomano en un Estado moderno. Tratando de imitar al genio militar corso, los otomanos crearon un ejercito profesional, enviaron a sus oficiales a las escuelas francesas (1827) e iniciaron en 1831 una reforma legislativa que llevaria a la proclamacion de la igualdad de derechos para todos sus subditos, fueran musulmanes o no.

De todos los factores exteriores que debilitaron a la Sublime Puerta, la Revolucion Francesa fue la que tuvo mayor influencia en la aparicion del nacionalismo en los Balcanes. Mientras los imperios cristianos intentaban reemplazar al sultan por varias dinastias autocraticas que gobernarian sus propios reinos poliglotos en constante expansion, en Francia el Antiguo Regimen se enfrentaba a su final. La Revolucion Francesa demostro que la emancipacion podia ser fruto de la accion de las masas. El derrocamiento de la monarquia francesa, la ascension de Bonaparte y, sobre todo, la invasion francesa del Egipto otomano en 1798, radicalizaron las tendencias revolucionarias y secesionistas de las elites cristianas en los Balcanes.

Napoleon trato de establecer su influencia en la Europa del Este y los Balcanes, primero, buscando aliados (envio ayuda al sultan Selim III durante la rebelion serbia en 1804), y luego, en un enfrentamiento abierto con los austriacos y rusos, algo inevitable, porque sus intereses geoestrategicos rivalizaban con los de estos, y, para realizarlos, la estrategia de Bonaparte exigia la particion de Polonia y del Imperio otomano.

En 1804, la Revuelta Campesina serbia deparo una gran oportunidad a las ambiciones rusas. La rebelion, en principio, no tuvo un claro signo nacionalista, por mucho que unos treinta anos despues sirviera a Vuk Stefanovic Karadjic, un poligrafo romantico que sistematizo los saberes basicos de la identidad nacional serbia, como base principal de la invencion de la tradicion, en el sentido que atribuyen a este concepto Eric Hobsbawm y Terence Ranger (1). La revuelta se produjo contra el poder turco local, arbitrario y abusivo, pero en ningun momento cuestiono el poder del sultan Selim III. Tuvo que ver con la creciente debilidad de los otomanos en relacion con los imperios cristianos, y con las disensiones entre el sultan y los jenizaros (la elite del ejercito). Serbia estaba en la periferia del Imperio, lejos del poder central. Tal circunstancia dificultaba el control del sultan sobre estos territorios y propiciaba las rivalidades y la codicia de los funcionarios locales turcos. Cuando los pachas de Belgrado asesinaron al gobernador enviado por Selim III, el moderado Hadji Mustafa, desatando al mismo tiempo la represion contra los serbios, los cabecillas de estos decidieron organizarse contra los turcos. El exito de la rebelion se produjo gracias al apoyo decisivo de los bandoleros serbios (hajduks), cuyo sentimiento patriotico era dudoso (antes de la rebelion hostigaban a los ricos, fueran estos serbios o turcos) y a la autoridad de su jefe, Karadjordje Petrovic--Crni Dorjordje (Jorge el Negro)--, un acaudalado terrateniente que comerciaba con ganado porcino. La aspiracion de los rebeldes era conseguir la autonomia politica dentro del Imperio otomano, no la independencia, pues eran conscientes de la inviabilidad de una soberania serbia. La autonomia politica fue reconocida en 1830 cuando, en nombre del sultan, se otorgo el firman a Milos Obrenovic. El reconocimiento internacional de Serbia como Estado independiente llegaria casi medio siglo mas tarde, en el Congreso de Berlin de 1878.

Antes de 1804, los rusos no tenian casi ningun contacto con los serbios del Imperio otomano, y, de hecho, la posicion rusa inicial ante la rebelion campesina fue de neutralidad: el comandante de las fuerzas rusas en la costa adriatica se nego a facilitar armas a los rebeldes, mientras el Ministro de Asuntos Exteriores declaraba que el asunto no interesaba en absoluto a Rusia, definiendolo como un disturbio mas de los que surgian por doquier en el Imperio otomano. Ni el paneslavismo ni el imperialismo marcaban la politica de Rusia de comienzos del siglo XIX en los Balcanes: el objetivo no era conquistar la region, ni repartirla con Francia, sino mantener al Imperio Otomano como un Estado aliado que protegeria las fronteras meridionales de Rusia. Serbia solo interesaba a los rusos en tanto existiera la probabilidad de una agresion austriaca o francesa en los Balcanes, y esto dependia totalmente de como se desarrollaran los acontecimientos en Europa.

Francia, por su parte, intentaba atraerse a los austriacos como aliados en contra de Rusia. Los Habsburgo iban a sufrir importantes perdidas territoriales, pero Napoleon queria ofrecerles un lugar en la Europa napoleonica mediante una alianza comun contra Rusia y garantias de que Viena podria contar con compensaciones territoriales en los Balcanes. Como el resultado final de estas maniobras diplomaticas preocupaba mucho mas a Rusia que lo que ocurriera en los Balcanes, los rebeldes serbios carecian de apoyo exterior. La ayuda rusa a los serbios, a partir de 1806, se debio a la gran derrota infligida por Francia a la coalicion formada por Rusia, Austria, Suecia, Inglaterra y Napoles en la batalla de Austerlitz (1805). Por el tratado de Pressburg, de 26 de diciembre de 1805, Austria se vio obligada a ceder Venecia, Dalmacia e Istria al Reino de Italia. Las dos ultimas formarian parte, a partir de 1809, de las Provincias Ilirias.

El 1806 Rusia demostro que no tenia ninguna intencion de permitir que Napoleon tuviera via libre. Firmo un acuerdo con Prusia para asegurarse la neutralidad de esta en caso de que Francia atacase a Rusia y garantizar asimismo la integridad del Imperio otomano. A partir de entonces, su estrategia en los Balcanes se perfilo con mas claridad: consistiria en apoyar los movimientos nacionalistas de los pueblos cristianos ortodoxos y forzar el enfrentamiento entre otomanos y franceses en la frontera de las Provincias Ilirias, esto es, en Bosnia y Herzegovina. Apoyo a los serbios, que en 1806 asaltaron Belgrado y rechazaron las condiciones de paz ofrecidas por los otomanos. Karadjordje no solo contaba con el respaldo ruso, sino tambien con la ambicion francesa de desmantelar el Imperio Otomano en los Balcanes, aunque Napoleon nunca ayudo directamente a los serbios, sino que ademas, en 1804, ofrecio su ayuda a Selim III.

En 1806, Napoleon pretendia, sobre todo, mantener a Rusia fuera de los Balcanes y quebrar su resistencia a Francia en la Europa Central y el Adriatico. No contento con ello, Napoleon establecio un Estado polaco, y, de este modo, acabo hiriendo a Rusia en sus pretensiones de convertirse en una gran potencia europea. La invasion de Rusia en 1812 fue la consecuencia logica de las ambiciones francesas y de la victoria obtenida en Austerlitz, aunque seria el comienzo del fin de Bonaparte y lo que haria decir mucho despues al mariscal de campo Montgomery, "la primera norma de la guerra consiste en no intentar nunca tomar Moscu" (Esdaile, 2009: 529). Parece ser que la intencion inicial de Napoleon no fue tanto adentrarse en Rusia, como ganarse nuevos aliados en Europa del Este y obligar al zar a mostrarse sumiso. Para sorpresa de la mayoria de los contemporaneos, este plan no funciono. Polonia estaba agradecida por la proteccion francesa, pero el resto de los paises del Este estaban en manos de los austriacos, que, despues de la humillacion en Austerlitz, no iban a pactar con Francia mas de lo estrictamente necesario. El conflicto con Rusia provoco una revuelta general en Francia como no se habia visto desde la crisis de 1793. La terrible catastrofe humana que supuso la marcha hacia Moscu iba a jugar su papel. Napoleon declaro que "la muerte no es nada, pero vivir derrotado y sin gloria es morir dia a dia" (Esdaile, 2009: 529). La campana en Rusia suponia la dosificacion de muerte a diario, pero no afectaria al poder que el Emperador detentaba en Francia, Italia o Alemania hasta que se inicio la retirada. El levantamiento general contra el imperio napoleonico ocurrira a partir de entonces y sera la causa principal de su caida.

La ayuda rusa a los serbios prosiguio despues de la caida de Napoleon. Rusia conservo su papel de protectora de las pequenas naciones de cristianos ortodoxos, disfrazando de este modo su principal interes, que siempre ha marcado su tradicional modelo de politica exterior: crear zonas de influencia externas a los territorios delimitados por sus fronteras estatales. Esta politica, cuyas raices se encuentran en la epoca de los imperios europeos, se confirmaria durante la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fria, y en las manifestaciones actuales contra la OTAN y su ampliacion hacia el este.

?Por que creo Napoleon unas Provincias Ilirias? Los ilirios habian sido los primeros pobladores de los Balcanes. Ocuparon, antes de los eslavos, los territorios de la antigua Yugoslavia y Albania. Habrian caido en olvido, de no haber sido identificados historicamente con los eslavos. En el siglo XV, epoca del primer Renacimiento, las obras de teatro que se escribian y representaban en idiomas eslavos en los territorios del dominio de la Republica Veneciana fueron denominadas "ilirias", asi como las lenguas en que fueron escritas. Las Provincias Ilirias creadas por Napoleon fueron resultado de las consecutivas derrotas infligidas por los franceses al Imperio austro-hungaro. Primero, en 1805, Austria fue obligada a ceder los territorios de Venecia, Istria y Dalmacia a Napoleon. Luego, en 1809, Austria declaro de nuevo la guerra a Francia, y fue derrotada otra vez en la batalla de Wagram, lo que se tradujo en nuevas concesiones territoriales por el acuerdo de Schonbrunn (14 de octubre de 1809): Eslavonia, Eslovenia y el sur de Carintia, que formarian parte, junto con Dalmacia e Istria, de las Provincias Ilirias. No esta claro por que Napoleon eligio este nombre. Posiblemente, para la gran mayoria de los franceses, "ilirios" era el unico nombre conocido de estas tierras. De hecho, el nombre de Dalmacia proviene de la palabra iliria delme, "oveja". Los ilirios eran identificados como tribus de pastores que se dedicaban a la cria de ganado (ovejas, vacas y cerdos). Los viajeros del siglo XVIII llamaban a los dalmatas "morlacos", termino que en Espana se refiere al toro de lidia, y donde se puede percibir un analogo vinculo etimologico con los ilirios.

La fugaz existencia de las Provincias Ilirias (1809-1813) contribuyo a la modernizacion de este territorio: estaba dividido en cuatro distritos administrados desde la costa adriatica --Zadar, Split, Makarska y Sibenik--; se encomendo su gobierno al general Marmont, y se impuso el frances como idioma oficial. En los cinco anos de dominio napoleonico, se cerraron muchos monasterios para abrir escuelas laicas donde, ademas del frances, se ensenaba el idioma local. La construccion de carreteras y las reformas administrativas de las instituciones locales contribuyeron a la modernizacion. Comerciantes franceses abrieron sucursales de sus empresas en las regiones conquistadas. En 1810, el gobernador Marmont envio una delegacion iliria a Paris, con motivo de la boda del Emperador. Cada ano se enviaban cien jovenes ilirios a las escuelas militares francesas. Algunos de estos croatas y eslovenos participaron en la invasion de Rusia en 1812. Sin embargo, para los franceses, las Provincias Ilirias tenian un significado mas geoestrategico que politico: estaban en la frontera con el Imperio otomano (Bosnia) y constituyeron el punto de arranque de la penetracion napoleonica en los Balcanes, iba a significar la derrota de los austriacos y la inhibicion (temporal) de los rusos. Despues del desastre de Bonaparte en Rusia, Austria, en 1813, exigio la devolucion de Dalmacia como precio de su neutralidad. En 1815, en el Congreso de Viena, se reconocio internacionalmente su devolucion a los austriacos. La breve existencia de las Provincias Ilirias fue suficiente para la idealizacion de la dominacion francesa, que los croatas recuerdan como un periodo de libertad, teniendo en cuenta que les libro de los austriacos, aunque aquellas no llegaran a constituir mas que un simulacro de Estado (una provincia, en realidad) satelite de Francia.

2. Napoleon y Bosnia y Herzegovina

Es el ultimo viernes de octubre de 1806. Sentados en sus respectivos sitios, los beyes conversan en voz baja. La conversacion gira en torno de una noticia muy importante. Uno de ellos, un tal Suleiman bey Ajvaz, que en esas fechas habia estado en Livno por asuntos de negocios, se habia encontrado alli con un hombre de Split, una persona seria, segun el, que le habia contado la noticia que ahora transmitia a los beyes. (...)

Y esto fue lo que paso. El buen hombre me pregunto: "?Estais ya preparados para recibir huespedes en Travnik?" "!Que va!", le conteste, "a nosotros no nos interesan los invitados". "Ea, tomadlo como querais, pero mas os vale empezar con los preparativos", dijo, "porque a vuestra ciudad llegara un consul frances. Bonaparte ha solicitado permiso a la Sublime Puerta, en Estambul, para enviar a su consul, a fin de que este abra un consulado en Travnik y se instale alli. Y ya lo tiene concedido. Este invierno, sin ir mas lejos, podeis contar con su llegada". Me lo tome a broma y replique: "Cientos de anos hemos vivido sin esos consules, asi que podemos continuar sin ellos, y ademas, ?que va a hacer un consul en Travnik?", pero el seguia insistiendo. "Poco importa como habeis vivido, ahora os toca vivir con el consul. Los tiempos cambian, y ya encontrara el consul algo de que ocuparse; se sentara al lado del visir para ordenar y disponer, para observar como se portan los beyes y los agas por una parte y el pueblo por otra, y rendir cuentas de todo a Bonaparte". "Nunca fueron asi las cosas y nunca lo seran", contradije yo al infiel, "jamas nadie metio nariz en nuestros asuntos, y tampoco lo hara este". "Pues ya vereis lo que haceis", me dijo, "pero a fe mia que no os quedara mas remedio que recibir al consul, porque hasta hoy nadie ha rechazado una peticion de Bonaparte, ni tampoco lo haran los que mandan en Estambul. Por otra parte, en cuanto Austria vea que habeis aceptado al consul frances, exigira que tambien acojais al suyo, y Rusia no se quedara atras." "Pues no vas tu lejos ni nada, amigo", lo interrumpi, pero el se limito a sonreir, el latino bellaco, y tirandose del bigote continuo: "Me juego el mostacho a que las cosas suceden tal como te las ha contado, o, al menos, de manera muy parecida." (Andric, 2001:8).

Ningun libro sobre la historia de los Balcanes describe con tanta precision historica la situacion en Bosnia y Herzegovina entre 1807 y 1815, como lo ha hecho este del premio Nobel yugoslavo, Ivo Andric, su novela Cronica de Travnik, y, en parte, su tesis doctoral (El desarrollo de la vida espiritual en Bosnia, bajo la influencia del dominio otomano, 1924). Cronica de Travnik es una novela historica: Andric utilizo los archivos diplomaticos del consul frances Pierre David, y la correspondencia entre el consul austriaco Paul von Mitterer con su amigo vienes Jacob von Paulich, asi como el Viaje a traves de Bosnia en los anos 1807y 1808, de Chaumette des Fosses.

Napoleon fue el primero en abrir un consulado en Bosnia, en 1807. El permiso de la Sublime Puerta se lo habia ganado a pulso. En 1804, ofrecio su ayuda economica y armamentistica al Sultan Selim III para acabar con la Revuelta Campesina serbia, que la Sublime Puerta acepto, ganandose asi un aliado contra Rusia. Sin embargo, la llegada del consul frances a Travnik, en 1807, coincidio con el asesinato de Selim III por su adversario Mohamed II. El homicidio de Selim III --un sultan que intento mantener la paz en la periferia del Imperio enviando gobernadores moderados (recuerdese que la Revuelta Campesina serbia comenzo a causa del asesinato de uno de ellos por los notables turcos locales)--reflejaba la profunda crisis que padecia el Enfermo del Bosforo. Como no podia ser menos, esta crisis se manifesto de modo particularmente intenso en Bosnia, la region balcanica que contaba con mayor numero de musulmanes, despues de Albania. Austria, Rusia y Francia intentaron aprovechar la coyuntura. Teniendo en cuenta que Bosnia Herzegovina solo accedio a la condicion de Estado independiente e internacionalmente reconocido en 1995, a raiz los Acuerdos de Dayton, no es exagerado afirmar que Bosnia ha sido una de las claves territoriales en las relaciones entre las grandes potencias, pero tambien entre las tres grandes religiones del Libro: cristianismo (catolico y ortodoxo), judaismo (muchos de los sefardies expulsados de Espana en 1492 se asentaron alli, aunque el numero de los sefardies bosnios fue siempre menor que el de los de Salonica, Esmirna y la misma Estambul) e Islam.

La gran mayoria de los musulmanes en Bosnia son eslavos que descienden de los que se convirtieron al Islam de ortodoxia suni tras la llegada de los otomanos. Los expertos coinciden en que la conversion no fue forzada, toda vez que los no musulmanes pagaban impuestos mas altos y no gozaban de los privilegios de los musulmanes. El Imperio estaba interesado en que los no musulmanes subsistieran, porque sus tributos contribuian a la financiacion de la expansion militar otomana. Sin embargo, Andric, en su ya mencionada tesis doctoral, sostiene que es cinico afirmar que la conversion al Islam no fue forzada, habida cuenta de las ventajas economicas y el estatuto politico y social que obtuvieron los que aceptaron el Islam. La conversion fue el medio de conservar la propiedad de tierra (lo mas importante en una sociedad de labradores y terratenientes) y el poder real que esta llevaba aparejado.

El sistema del millet garantizaba la autonomia cultural y religiosa, pero tambien la subordinacion politica de otras religiones al Islam. Por todo ello, fortalecio la identificacion de los pueblos con sus religiones, sobre todo en el caso de los cristiano-ortodoxos (griegos, bulgaros y serbios). En la epoca de las guerras napoleonicas, los balcanicos identificaban el concepto de millet con el de nacion, de uso corriente ya en Europa occidental en el sentido de "comunidad politica". Sin embargo, los musulmanes, protegidos por el Imperio y gozando de privilegios superiores, no emprenderian luchas por la creacion de Estados independientes, hasta el derrumbe del propio Imperio otomano, a finales del siglo XIX. Antes de eso, Mahmut II emprendio una politica reformista con el objetivo de convertir el Imperio otomano en un Estado moderno. Pero, en la epoca de Napoleon, los musulmanes de Bosnia, encabezados por Kapetan Husein Gadasevic, se rebelaron contra Estambul reclamando la autonomia de Bosnia con el proposito de frenar la modernizacion y conservar la jerarquia y privilegios anteriores, presentandose a su vez como defensores del Islam. No lograron la autonomia, pero si la continuidad del privilegio: es significativo que la servidumbre en Bosnia fuera abolida tan tardiamente como en 1919. La conservacion del statu quo social y en gran medida politico hasta 1878 (en el Congreso de Berlin se dio el visto bueno a la "ocupacion y administracion" de Bosnia por parte del Imperio austrohungaro) impidio la aparicion de un nacionalismo moderno entre los musulmanes bosnios.

Para Napoleon, Bosnia siempre represento la frontera del Imperio otomano con el mundo cristiano, pero tambien un posible aliado contra Rusia. Para los musulmanes de Bosnia, Napoleon significaba una amenaza para sus privilegios. Aunque, como dice Hamdi bey al final de Cronica de Travnik, "todo volvera a ser como siempre ha sido por voluntad divina". El particular Antiguo Regimen de Bosnia tendria aun un siglo mas de vigencia.

--Siete anos--dice pensativo y estirando palabras Hamdi bey--, !siete anos! ?Os acordais de cuanto jaleo y ruido se organizo por estos consules y por ese. ese. Bonaparte? Bonaparte por aqui, Bonaparte por alla. Va a hacer esto, no va a hacer aquello. El mundo es demasiado pequeno para el, su fuerza no tiene limite ni medida. Y estos infieles nuestros aprovecharon para levantar la cabeza como espigas esteriles. Unos se arrimaron a las faldas del consul frances, otros a las del austriaco y los terceros esperando al del Moscu. Y vaya, como enloquecio y se enardecio el populacho. En fin, ocurrio y se acabo. Los emperadores se lanzaron y aplastaron a Bonaparte.

Los consules dejaran Travnik. (.) Y todo volvera a ser como siempre ha sido, por voluntad divina. (Andric; 2001: 472)

3. Las consecuencias de las Guerras Napoleonicas en los Balcanes y el Movimiento Ilirio

Ha sido habitual considerar que Napoleon contribuyo, incluso a su pesar, a difundir el liberalismo y el nacionalismo, dos de las grandes fuerzas modeladoras de la historia europea despues del Congreso de Viena. Pero, como afirma Esteban Canales (2008: 521), al contrario de lo que sostiene Charles Esdaile, la historiografia reciente ha coincidido en rebajar la importancia de este legado de Bonaparte. El regimen napoleonico difundio por Europa los ecos de la Revolucion Francesa y por unos anos transformo el mapa europeo, pero no consiguio estabilizar su dominio. La caida de Napoleon se produjo como resultado de una derrota militar en toda regla (y con la invasion del perimetro frances en febrero y marzo de 1814), y definitiva a causa del agotamiento de los recursos militares y del cansancio entre la poblacion francesa despues de tantos anos de guerra. La desaparicion de Napoleon de la escena politica permitio aplicar los acuerdos del Congreso de Viena. Estos tuvieron un exito inesperado en el campo de las relaciones internacionales, al sentar las bases de un complejo equilibrio de poderes que, durante casi un siglo, evito nuevas guerras entre las grandes potencias. El legado de Napoleon no tuvo la misma importancia en todos los terrenos. El de las reformas institucionales y administrativas, en la linea del reforzamiento de los poderes del Estado asi como de la modernizacion de los ejercitos, fue mucho mas significativo que el legado ideologico, como bien afirma Canales (2008: 523).

En Bosnia, como hemos visto, los terratenientes musulmanes se alzaron incluso en contra de las reformas institucionales y administrativas de modernizacion que trato de introducir el propio sultan. En Serbia, la rebelion campesina comenzo contra el poder turco local, pero no contra el sultan. ?Hasta que punto se puede afirmar que las guerras napoleonicas influyeron en el surgimiento del nacionalismo en los Balcanes? El griego Theodoros Kolikotronic, que participo en la rebelion nacionalista griega de 1821, describe asi su influencia real en la misma:

A mi juicio, la revolucion francesa y las acciones de Napoleon abrieron los ojos del mundo. Antes, las naciones no sabian nada, y el pueblo pensaba que los reyes eran dioses en la tierra y se veia obligado a decir que todo lo que hacian estaba bien hecho. Debido al presente cambio, es mas dificil gobernar al pueblo (citado en Mazower, 2001: 141).

Pero, en nuestra opinion, las guerras napoleonicas influyeron solo indirectamente en el surgimiento del nacionalismo en los Balcanes. Fue el sistema de millet lo que catalizo los procesos de construccion de identidades nacionales modernas, fortaleciendo la identificacion de los pueblos con sus religiones. Las acciones de Napoleon condicionaron indirectamente tales procesos al involucrar en las guerras al Imperio austrohungaro, arrebatandole sus territorios balcanicos, y representando una continua amenaza sobre las posesiones otomanas. Acelero asimismo la cristalizacion de Rusia como gran patron de los paises cristiano-ortodoxos, papel que ya los rusos ambicionaban mucho antes de las guerras napoleonicas, pero que no se habian atrevido a asumir.

En la creacion y la aparicion del nacionalismo serbio fueron determinantes la crisis del sistema de millet provocada por la modernizacion del Imperio otomano y la apertura de comercio libre en su territorio, lo que supuso la generalizacion de la economia monetaria. A lo que se anadiria la intervencion singular de Vuk Karadzic, un intelectual con raices en el pais, pero que escribio toda su obra en el extranjero, teniendo en su contra a los representantes oficiales de la alta cultura serbia de la epoca, contra los que llevaria a cabo una titanica invencion de la tradicion serbia demotica. Las guerras napoleonicas pusieron el contexto en que comenzo a surgir la conciencia nacional serbia, pero las raices historicas de esta fueron otras muy diferentes.

Tampoco se puede afirmar que durante las guerras napoleonicas existiera un nacionalismo croata. Napoleon gano los territorios croatas a los austriacos, y la breve pertenencia de los mismos al Imperio frances no se debio a una emancipacion nacional u otro proceso similar. La modernizacion que los franceses introdujeron en las Provincias Ilirias sigue siendo un grato recuerdo, pero las reivindicaciones del Movimiento Ilirio, que promovio el ideal nacional de Yugoslavia, se debieron mas a la identificacion romantica de los eslavos del sur con los primeros pobladores de los Balcanes, subrayando asi sus derechos historicos a esos territorios, que al proyecto napoleonico.

No tiene mucho sentido buscar la huella de la ideologia liberal en los Balcanes de la epoca napoleonica, toda vez que la historia demuestra la casi completa ausencia de esta en la region, e incluso su debilidad en epocas posteriores (las Guerras Balcanicas; las dos guerras mundiales, la doble creacion de Yugoslavia (1918-1941 y 1943-1991), en que predominaron tres ideologias opuestas al liberalismo: nacionalismo etnico, comunismo y fascismo. No esta de mas recordar que los pueblos balcanicos solo tuvieron oportunidad de elegir democraticamente su propio futuro tras el colapso general del comunismo (1989-1991). Hasta entonces, los Balcanes, antes y despues de las guerras napoleonicas, fueron solo un escenario de los enfrentamientos de las grandes potencias europeas.

La obra de Vuk Karadzic fue uno de los origenes intelectuales del grupo Iliri, aunque el no participara en su fundacion. Los Iliri fueron un punado de intelectuales romanticos que auspiciaron la creacion de un Estado independiente de los eslavos del sur o yugoslavos (jug, en serbocroata, significa "sur"). Este ideal politico se basaba en el hecho de hablar una misma lengua. El nombre del grupo--en el que participaban croatas, eslovenos y serbios--fue una aportacion del croata Ljudevit Gaj, el verdadero fundador de los Iliri en 1830. Ilirio, como hemos visto, era el nombre literario que daban los venecianos, desde el Renacimiento, al idioma de los eslavos de la costa dalmata.

Ljudevit Gaj admiraba profundamente la obra de Karadzic. A imitacion de este, que habia reformado el idioma y el alfabeto serbio para distanciarlo del antiguo eslavo eclesiastico y del ruso, Gaj reformo el alfabeto croata, separandolo del hungaro. Tal fue el origen del idioma normalizado que se llamaria serbocroata a lo largo del siglo XX. La idea de crear un movimiento para propugnar un Estado comun de los eslavos de sur se debio principalmente a intelectuales romanticos croatas. En 1850, filologos serbios, croatas y eslovenos (Vuk Karadzic por parte serbia, Ljudevit Gaj y Stanko Vraz, por la croata, y los hermanos Ivan y Anton Mazuranic en representacion de los eslovenos) firmaron el Acuerdo Literario, una suerte de reconocimiento de la estandarizacion del doble alfabeto. El idioma comun debia unir a los eslavos del sur, aunque, como se demostraria a lo largo de la historia de las dos Yugoslavias, la monarquica y la comunista, los programas nacionales serbio, croata y esloveno eran incompatibles, lo que llevo en ambas ocasiones a la implosion del Estado plurinacional.

Por otra parte, y desde el principio, entre los intelectuales romanticos hubo un desacuerdo significativo, aunque parezca solo simbolico. Ljudevit Gaj proponia el nombre de Iliri para todos los eslavos del sur (o yugoslavos). Pero los serbios rechazaron siempre ese etnonimo. Karadzic llego a decir que resultaria muy dificil convencer a los croatas de que, en realidad, todos los yugoslavos son serbios. "Nosotros estariamos locos si aceptaramos dejar nuestro nombre famoso por adoptar otro, muerto --Iliri--, que hoy en dia no significa nada" (Milosevich, 2000: 56). La opinion de Karadzic demuestra que entre los serbios no hubo identificacion con los Iliri de la antiguedad y menos aun con las Provincias Ilirias.

El Movimiento Ilirio no tenia un vinculo directo con la criatura geopolitica de Napoleon. La idea de un Estado comun de los eslavos del sur fue una mas de las muchas utopias nacidas de la desesperacion y un reflejo de la crisis del Antiguo Regimen en los Imperios alogenos que dominaron en los Balcanes, mas que de una conciencia nacional autoctona.

Bibliografia

ANDRIC, Ivo (2001): Cronica de Travnik, Barcelona, Debate.

--(1997): Razvoj duhovnog zivota y Bosni pod uticajem turske vladavine, Beograd, Prosveta.

BIDELEUX, Robert y JEFFRIES, Ian (2002): A History of Eastern Europe. Crisis and Change, London, Routledge.

DJOKIC, Dejan (2003): Yugoslavism. Histories of a Failed Idea, 1918-1992, London, Hurst & Company.

ESDAILE, Charles (2009): Las Guerras de Napoleon. Una historia internacional 18031815, Barcelona, Critica.

CANALES, Esteban (2008): Europa Napoleonica 1792-1815, Madrid, Catedra.

FRIEDMAN, Francine (1996): The Bosnian Muslims. Denial of a nation, UK, WestviewPress.

GARCIA CARCEL, Ricardo (2008): El sueno de la nacion indomable. Los mitos de la Guerra de la Independencia, Madrid, Temas de Hoy.

GOW, James y CARMICHAEL, Cathie (2000): Slovenia and the Slovenes. A Small State and the New Europe, London, Hurst & Company.

HUPCHICK, Dennos, P. (2004): The Balkans. From Constantinopla to Communism, New York, Palgrave /Macmillan.

MALCOLM, Noel (1996): Bosnia. A short history, London, Papermac.

MAZOWER, Mark (2001): Los Balcanes, Barcelona, Mondadori.

MILOSEVICH, Mira (2003): Vuk Karadzic (1787-1864): Los saberes de la nacion serbia (tesis doctoral inedita), UCM.

--(2001): El Trigo de la Guerra. Nacionalismo y violencia en Kosovo, Madrid, Espasa Calpe.

--(2000): Los tristes y los heroes. Historias de los nacionalistas serbios, Madrid, Espasa Calpe.

TANNER, Marcus (2001): Croatia. A nation forged in war, New Haven, Yale University Press.

Recibido: 14 de febrero de 2010

Aceptado: 23 de junio de 2010

Mira MILOSEVICH

(Instituto Universitario de Investigacion Ortega y Gasset)

miram@terra. es

(1) La invencion de la tradicion es un proceso de formalizacion y ritualizacion de ciertas situaciones y comportamientos del pasado que se imponen de un modo repetitivo en el presente. Su funcion principal es reforzar la cohesion social, legitimar las instituciones e inculcar en la masa de la poblacion sistemas de valores, creencias y pautas de comportamiento.
COPYRIGHT 2010 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Milosevich, Mira
Publication:Cuadernos de Historia Contemporanea
Date:Jan 1, 2010
Words:7006
Previous Article:Las Cortes de Cadiz: Nacion, soberania y territorio.
Next Article:Las independencias americanas. Reflexiones historiograficas con motivo del Bicentenario.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters