Printer Friendly

Las funciones como problemas: Un encuentro entre Luhmann-Deleuze.

Functions as problems: a Luhmann-Deleu%e encounter

INTRODUCCION

En este articulo, se muestra como ciertos aspectos de las obras del filosofo frances Gilles Deleuze proporcionan apoyo estrategico a la teoria de sistemas del sociologo aleman Niklas Luhmann. Deleuze y Luhmann han sido comparados en el tema del poder (Pottage 1998), post-ontologia (Lehmann 2004) y autopoiesis (Philippopoulos-Mihalopoulos 2013). El interes del presente articulo radica en el tratamiento teorico de los problemas. Para ambos pensadores los problemas no se enmarcan en terminos morales, como algo malo o incorrecto que preferiblemente deberiamos evitar o idealmente corregir, sino que son asumidos en terminos operacionales. En pocas palabras, lo que esta ocurriendo bajo nuestros ojos puede interpretarse como la solucion dada a un cierto problema. La leccion aqui es que no producimos conocimiento u

obtenemos informacion al eliminar problemas, sino al (re)construirlos cuidadosamente.

Deleuze es mas explicito que Luhmann en esto, habla de problemas en detalles y en relacion con otros conceptos como idea, multiplicidad, virtualidad, evento e intensidad, por nombrar algunos (Deleuze 1968). El hecho de que Luhmann tambien tenga algo que decir sobre los problemas tal vez este oscurecido o desviado por su discusion sobre la sociedad moderna. Por un lado, Luhmann claramente toca la cuestion de los problemas cuando presenta su trabajo teorico como analisis funcional (Luhmann 1984; Bednarz Jr. 1984; Borch 2012; Wagner 2012). Alli hace una conexion directa entre funciones y problemas, lo que es contrario a la intuicion ya que nuestro sentido comun asociaria mas facilmente los problemas con disfunciones. Para Luhmann los problemas se introducen como puntos de referencia para fines comparativos, el truco es admitir soluciones multiples para cualquier problema. Las soluciones son funcionalmente equivalentes en la medida en que neutralizan eficazmente el problema en cuestion y al mismo tiempo pueden destacarse como comparativamente diferentes entre si en terminos de costos, efectos secundarios, precondiciones, linea de tiempo, etc. Por lo tanto, los problemas definen contextos dinamicos que generan diferencias desde adentro, por asi decirlo. Este enfoque compromete al investigador a la selectividad, la contingencia y la complejidad. Formulo la siguiente proposicion:

Diferenciacion funcional: implica que los subsistemas no solo estan circunscritos (al menos en teoria) por codigos binarios y medios de comunicacion simbolicamente generalizados, sino tambien (o alternativamente) por problemas. Por lo tanto, podemos argumentar que el subsistema politico, los subsistemas legales, el subsistema economico, el subsistema cientifico, etc., son efectivamente distintos entre si en la medida en que giran en torno a problemas diferentes.

No debemos separar la vision de diferenciacion funcional de Luhmann de su comprension del analisis funcional, ya que este ultimo establece claramente una relacion entre funciones y problemas. Si se ha descuidado esta relacion, debemos trabajar para reafirmarla.

Esto justifica la busqueda de similitudes entre Deleuze y Luhmann. Es decir, podemos aprovechar lo que Deleuze esta diciendo sobre los problemas para complementar y reforzar lo que Luhmann ha senalado sobre el mismo tema.

Para ilustrar rapidamente la primera proposicion, hacemos uso del ejemplo de la historia del turismo analizado por el sociologo Ignacio Farias. El turismo surgio como un subsistema funcional cuando viajar ya no se experimentaba como trabajo, sino como ocio.

Esta nueva forma de movilidad requeria superar la incompatibilidad historica y practica entre el viaje y el ocio; dos fenomenos que, durante siglos, tenian historias completamente separadas. Los viajes de peregrinos, comerciantes, chevaliers medievales o jovenes de clase alta en Grand Tours tenian diferentes intenciones que el ocio: comercio, politica, educacion, religion, etc. Por lo tanto, si bien el viaje representaba una forma de trabajo, y si seguimos la etimologia como una forma de tortura, el ocio era su opuesto: una licencia de las obligaciones de la vida cotidiana. Al referirse a esta incompatibilidad problematica, la comunicacion turistica no solo implicaba compatibilizar el viaje y el ocio, sino que incluso hacia atractiva esa combinacion. Una breve mirada a las guias turisticas revela como la comunicacion turistica esta orientada a presentar el encuentro con otros lugares, culturas e idiomas como algo entretenido o al proporcionar recomendaciones para aliviar la inconveniencia de viajar. Asi, en esta incompatibilidad de viajes y ocio, la comunicacion turistica encuentra un problema de referencia que permite su ascenso y expansion. (Farias 2014: 33-34)

La idea de que cada subsistema funcional esta anclado a un problema determinado implica que la comunicacion y la realidad social engendrada por el no pueden reducirse a enunciados performativos, porque cada problema depende de condiciones especificas. Estas condiciones nos presentan la paradoja de hacer compatible lo que es incompatible, utilizar la formulacion de Farias o el desafio de asegurar las condiciones de compatibilidad en condiciones de incompatibilidad. Quizas podamos pensar en la compatibilidad total y la incompatibilidad total como dos extremos muy similares al orden y al desorden. Como tal, ambos son callejones sin salida, pero los sistemas sociales solo surgen en el abismo entre ellos.

Los problemas de referencia definen diferentes perspectivas de modo que la realidad adquiere diferentes colores y matices cuando se observa desde el punto de vista de un subsistema u otro. Sin embargo, esta presentacion deja de lado lo que debe ser tratado como problematico en si mismo. En resumen, Luhmann a menudo parece mas preocupado por los problemas de referencia que por la referencia a problemas. El perspectivismo es fundamental, por supuesto, pero si tuvieramos que detenernos aqui, nos detendriamos demasiado pronto. Lo que queda por hacer es aislar las condiciones detras de cada perspectiva, es decir, el problema sin el cual nunca surgiria una perspectiva original.

1. APRENDER COMO METAFORA ORIENTADORA

Los problemas tienen una mala reputacion: nadie los quiere. Pero esto puede ser solo una cuestion de viejos habitos. De hecho, hay diferentes formas de hablar sobre los problemas, diferentes formas de definirlos. Es cierto que los problemas se presentan con frecuencia en una luz negativa, pero aun es posible mirarlos desde un angulo diferente. Los problemas tambien pueden ser positivos. O tal vez la distincion positiva/negativa esta ligeramente fuera de objetivo. El punto aqui no es que deberiamos celebrar los problemas en lugar de evitarlos, sino que no podemos distinguir entre problemas y no problemas o entre la presencia de problemas y su ausencia. No hay una situacion que no este entrelazada con un problema u otro. En ese sentido, los problemas asumen el papel de lo que otros podrian llamar mecanismos causales. No se puede evitar los problemas mas que la causalidad. Por lo tanto, los problemas no son malos, aunque tampoco son rigurosamente buenos. Ellos simplemente son.

Si queremos cambiar dicha perspectiva para dejar de referirnos de los problemas en terminos negativos, un paso en esa direccion es conectar los problemas con el proceso de aprendizaje, ya sea literalmente en algunos casos o metaforicamente en otros casos. Como explica Deleuze (1968: 248), aprender [apprendre] no es lo mismo que saber [savoir]. Este ultimo depende de un entorno institucional donde los estudiantes deben someterse a pruebas para ser calificados por un instructor. Para aprobar las pruebas, los estudiantes deben ejecutar lo que el instructor quiere que hagan. Si tienen exito, se certifica que los estudiantes ahora saben algo: como escribir, como conducir, como completar una oracion, como realizar una operacion matematica, etc. Aqui el conocimiento es una cuestion de entrenamiento oficial y reconocimiento publico. Para Deleuze, el aprendizaje es un proceso diferente. En primer lugar, el aprendizaje tiene lugar en la medida en que uno enfrenta lo desconocido. Hasta que el proceso llegue a su fin, no podemos decir exactamente que es lo que estamos aprendiendo. En consecuencia, los problemas estan mas cerca de los enigmas que los cuestionarios. Nadie mas sabe de antemano lo que debe hacer o decir, nadie esta ocultando la solucion. Mientras que el conocimiento se trata de transmitir dentro de un entorno social controlado, aprender es generar conocimiento desde cero. Quizas el conocimiento producido a traves del aprendizaje no se puede transmitir en absoluto o lo que se transmite a traves de pruebas y clasificacion es un tipo diferente de conocimiento. En segundo lugar, el aprendizaje tiene un efecto transformador. Una vez que aprendes algo, ya no eres el mismo, porque los problemas que te cautivan son parte de ti. Uno lucha con los problemas de la misma manera que uno lucha con uno mismo o con los demonios internos de uno. Cuando uno finalmente resuelve sus problemas, rompe sus limites y renace como una nueva persona, no como la persona que uno siempre aspiro a ser, sino realmente una persona que nunca sono o imagino que se convertiria. Aprender significa cambiar y cambiar significa sorprenderse a si mismo.

El antropologo Gregory Bateson (1976: 17-18) ilustra esta vision del aprendizaje en un dialogo (metalogo) imaginario entre un padre y su hija. En el medio del dialogo, la hija hace una pausa para reflexionar:

D: Papa, ?nuestras conversaciones tienen reglas? La diferencia entre un juego y solo jugar es que un juego tiene reglas.

F: Si. Dejame pensar sobre eso. Creo que tenemos una especie de reglas y creo que un nino jugando con bloques tiene reglas. El bloque en si mismo hace una especie de reglas. Se equilibraran en ciertas posiciones y no se equilibraran en otras posiciones. Y seria una especie de trampa si el nino usara pegamento para hacer que los bloques se levanten en una posicion de la que de lo contrario se caeria.

D: ?Pero que reglas tenemos?

F: Bueno, las ideas con las que jugamos traen una especie de reglas. Existen reglas sobre como las ideas se pondran de pie y se apoyaran entre si. Y si se unen erroneamente, todo el edificio se derrumba.

Este pasaje ilumina como estamos intrincados en los problemas que nos preocupan. Las reglas que el padre y su hija estan tratando de definir son las reglas de sus propias conversaciones. Para definirlos, deben continuar hablando: deben proceder ciegamente marchando en la oscuridad. Ademas, el pasaje subraya que los problemas estan ligados a precondiciones especificas: los bloques de construccion con los que el nino juega se equilibraran si se colocan en ciertas posiciones, pero no en otras. El desafio es determinar que posiciones funcionan y cuales no mediante la experimentacion con los bloques (mas en las siguientes condiciones). Bateson (1976: 19-20) escribe:

F: Si. El punto es que el proposito de estas conversaciones es descubrir las "reglas". Es como la vida, un juego cuyo objetivo es descubrir las reglas, reglas que siempre cambian y son siempre indescifrables.

D: Pero no lo llamo un juego, papa.

F: Quizas no. Yo lo llamaria un juego, o al menos "juego". Pero ciertamente no es como el ajedrez o la canasta. Es mas como lo que hacen los gatitos y los cachorros. Quizas. No lo se.

2. LOS PROBLEMAS Y SUS SOLUCIONES

Alejarse de una tradicion que estigmatiza los problemas implica alterar la supuesta relacion entre los problemas y sus soluciones. Cuando los problemas se representan en una luz negativa, las soluciones como sus contrapartes aparecen como positivas. Ademas, encontrar una solucion para un problema es sinonimo de hacer desaparecer el problema. Una vez que tenemos una solucion, ya no tenemos un problema. Un problema termina donde comienza su solucion o, por el contrario, un problema comienza donde termina su solucion. Por lo tanto, los esfuerzos se dirigen exclusivamente a la busqueda de una solucion, como si los problemas se entendieran claramente desde el principio. Deleuze explica, sin embargo, que los problemas y las soluciones no son externos entre si. Las soluciones no se originan en una fuente diferente a los problemas. Mas bien, las soluciones estan determinadas por los problemas mismos y la forma en que se definen.

Los problemas nunca son evidentes por si mismos o son transparentes, o de lo contrario no serian problemas. En consecuencia, cuando se trata de un problema, uno debe tratar de definirlo con precision. La definicion de un problema puede ser mas o menos precisa o mas o menos completa. Por lo tanto, la definicion de un problema implica una especie de continuo o un rango de posibilidades que cubre las diferentes soluciones para el. De hecho, puede haber mas de una solucion para un problema, pero todas las soluciones para el mismo problema pueden no ser iguales entre si. Algunas soluciones son admisibles solo a nivel general.

Otras soluciones encajan mas estrechamente con el problema. En resumen, definir un problema es un asunto progresivo (Deleuze 1968: 233; DeLanda 2002: 177). Al principio, el problema se define en grandes trazos, de manera bastante tosca. Todavia puede ser suficiente para delimitar un primer conjunto de soluciones. Mas adelante, a medida que mejoramos las definiciones anteriores, podemos reducir las soluciones cortando conjuntos cada vez mas pequenos dentro del conjunto original con cada nueva iteracion. En otras palabras, el primer intento de definir un problema determina una primera condicion o criterio para todas las soluciones admisibles. Luego, el segundo intento, que da un paso mas en el examen de informacion adicional, determina una segunda condicion, reduciendo asi el numero total de soluciones admisibles en ese nivel de precision, y asi sucesivamente con todos los intentos posteriores.

Para subrayar que los problemas se definen progresivamente, Deleuze (1968: 245) habla de puntos regulares y singulares o puntos ordinarios y notables. Estas nociones se relacionan con el calculo diferencial en matematicas (Deleuze 1968.: 221). Fuera de una funcion matematica, uno puede trazar una curva geometrica en un plano calculando la derivada de esta funcion. La derivada indica la pendiente de la curva. La pendiente puede tomar diferentes valores: positivo, negativo o cero. Un valor positivo significa que la curva esta subiendo, un valor negativo significa que esta cayendo, y un cero significa que la pendiente es plana. (Duffy 2013: 16-17). Lo que llamamos puntos singulares son aquellos puntos en la curva donde la pendiente cambia de valores, es decir, donde la trayectoria de la curva se esta refrenando y toma una direccion diferente. Por oposicion, los puntos regulares son todos los puntos entre dos puntos singulares. De un punto regular a otro, el valor de la pendiente permanece sin cambios.

Mientras imaginamos puntos en una curva, el nucleo de la metafora no es la curva misma. Es decir, para apreciar completamente la analogia de Deleuze, no debemos comenzar con una curva en un plano, sino con la funcion matematica. Es la funcion matematica que representa el problema como enigma. Por lo tanto, comenzamos con la ecuacion y no sabemos de inmediato que tipo de curva dibuja en un plano (Deleuze 1968: 20-21). Para resolver esto, tenemos que calcular la ecuacion, lo que puede ser problematico segun su nivel de dificultad.

Ademas, los puntos en el plano no crean simplemente una curva. Mas precisamente, toda la curva puede interpretarse como una replica del comportamiento de un sistema fisico (un ejemplo muy simple seria un pendulo). Los puntos notables indican los umbrales mas alla de los cuales el sistema sufre una transformacion al comenzar a comportarse de manera diferente. En resumen, la importancia de los puntos regulares y singulares no es puramente formal, geometrica o matematica. Estas nociones tambien se aplican al fenomeno concreto (DeLanda 2002). Para Deleuze, estos fenomenos se relacionan con los problemas, es decir, toman forma a medida que los problemas detras de ellos se van definiendo progresivamente a traves de la exploracion de sus puntos regulares y singulares.

Los puntos regulares y los puntos singulares ayudan a definir los problemas al marcar una diferencia entre lo que deja intacto el comportamiento de un sistema y lo que lo altera. Esta es la contribucion de la teoria de grupos en las matematicas, a la cual Deleuze tambien se refiere (Deleuze 1968: 233; DeLanda 2002: 184). Todas las soluciones para un problema (o una ecuacion) son como operaciones especificas o manipulaciones aplicadas a un sistema (el termino tecnico es transformacion). Algunas transformaciones no modifican el sistema tal como es. Son como puntos regulares en la curva y delinean una primera serie de soluciones para el problema. De hecho, dentro de la misma seccion de la curva, podemos sustituir un punto regular por otro punto regular sin consecuencias para el valor de la pendiente de la curva.

Tomados en conjunto, los puntos regulares forman un grupo dentro del cual todas las soluciones para el mismo problema son intercambiables. Estas soluciones pueden ser diferentes entre si, pero todas abordan el problema con resultados similares. Otras transformaciones, cuando se aplican al sistema, desencadenan un cambio en el. Establecen otro conjunto que debe distinguirse del primero. Cambiar del primer conjunto al segundo es como cruzar un punto notable en la curva. A medida que se identifican mas y mas puntos notables, el problema se revela lentamente en todas sus articulaciones y luego podemos discriminar entre soluciones vagas y mas precisas, o entre soluciones parciales y mas exhaustivas.

3. MULTIPLICIDAD Y VIRTUALIDAD

Esto nos lleva al concepto de multiplicidad. Podemos concebir los problemas como multiplicidades por derecho propio. Por un lado, los problemas pueden tener multiples soluciones. Por otro lado, todas estas soluciones pueden no ser iguales entre si ya que encajan el problema con distintos niveles de precision. El resultado es que el mismo problema nos puede colocar frente a una variedad de casos empiricos (los fenomenos concretos evocados anteriormente). Los casos se conectan juntos como soluciones para el mismo problema, y sin embargo, aparecen como muy diferentes el uno del otro. Esta es una de las razones por las cuales Deleuze quiere deshacerse del concepto de esencia. Debe haber un parecido entre las esencias y el objeto que las encarna. De acuerdo con esta logica, un caballo real deberia parecerse a la esencia (o forma) de todos los caballos o de lo contrario no seria un caballo en absoluto. Sin embargo, para Deleuze, una solucion no tiene que parecerse al problema que soluciona y todas las soluciones para el mismo problema no tienen que parecerse entre si. El concepto de multiplicidad senala exactamente eso.

Que los problemas constituyan multiplicidades debido a la variedad o heterogeneidad de sus soluciones es la primera leccion que quiero extraer aqui. Como investigadores, mientras nos concentramos en el caso especial que hemos elegido para nosotros mismos, no obstante, debemos desarrollar una vision lateral o transversal. El caso empirico que tenemos delante esta determinado por el problema para el que ofrece una posible solucion. Para dar cuenta de este caso particular debemos configurar para explorar el problema detras de el. Trazar el problema como un todo, o mejor, como una multiplicidad, requiere que estudiemos las otras soluciones alternativas, una estrategia que a su vez nos obliga a dar un paso atras y expandir nuestro campo de vision para considerar casos adicionales que se alinean en el lado. Esto ciertamente resuena con el analisis funcional de Luhmann. Aunque no podemos tratar de explicar todo al mismo tiempo, tampoco podemos limitarnos a un solo caso porque la investigacion debe proceder por medio de comparaciones. Por lo tanto, para formular al menos una explicacion hipotetica para un caso o estado de cosas, debemos examinarlo en relacion con otro caso, preferiblemente incluso en relacion con un tercer caso, y un cuarto caso, etc.

La multiplicidad de casos empiricos, lo que significa no solo su numero, sino tambien sus variaciones reciprocas, descansa en la realidad del problema. Mas rigurosamente, Deleuze califica los problemas como virtualmente reales. Para Deleuze, lo virtual es real a su manera. En otras palabras, no concibe la virtualidad en oposicion con la realidad.

Lo que es real es real, pero tambien lo es lo virtual, aunque lo virtual no sea real. Deleuze explica ademas que virtual no es sinonimo de potencial o posible. Para una mejor comprension, podemos pensar en los problemas como atractores (Farias 2014). Por ejemplo, sabemos que ciertos sistemas fisicos se comportan oscilando alrededor de un punto de equilibrio. Tal punto nunca llega a actualizarse en el sistema (o en la curva) y, sin embargo, deben admitirse como parte de el, ya que ciertamente estan involucrados o implicados en el comportamiento del sistema (DeLanda 2002: 14). Los atractores como estos son reales, pero no reales, porque nunca pasan por un proceso de actualizacion. Son reales, pero virtuales.

El concepto de Deleuze de lo virtual es muy importante ya que nos permite designar un problema como algo que es real pero que aparentemente no esta alli. De hecho, esta alli, pero no en la superficie. Los problemas se encuentran debajo de la superficie, en profundidad. Para Deleuze (1968: 295-296), la diferencia entre la superficie y la profundidad es similar a la diferencia entre las propiedades extensivas y las propiedades intensivas, o entre la extension y la intensidad Como se menciono anteriormente, sabemos que los sistemas fisicos pueden experimentar transformaciones importantes cuando se los excede de ciertos umbrales criticos. Por ejemplo, un volumen de agua (un sistema de moleculas) comenzara a hervir cuando su temperatura aumente. En este caso, la temperatura es una propiedad intensiva del sistema. Un cambio en la temperatura marca un cambio en el comportamiento del sistema: de una fase de conduccion, a una fase de conveccion, a una fase de turbulencia (DeLanda 2002: 19). Ademas, el sistema tambien tiene propiedades extensas como longitud y volumen. Sin embargo, aumentar o reducir estas otras propiedades no altera la forma en que se comporta el sistema. Lo que Deleuze llama una superficie son las propiedades extensivas de un sistema, mientras que lo que llama profundidad se refiere a sus propiedades intensivas. Dicho de otra manera, las propiedades extensivas son la parte visible del sistema, mientras que las propiedades intensivas designan su parte invisible.

Otra forma de pensar sobre superficies y profundidades seria describir las superficies como planas. Las superficies son solo bidimensionales, mientras que la profundidad constituye una tercera dimension. Los sistemas nos parecen en sus propiedades extensas (y cualitativas) a las cuales los observadores externos deben agregar propiedades intensivas. De hecho, los sistemas ya contenian sus propias intensidades (umbrales criticos, puntos notables o singulares). Al decir que las propiedades intensivas deben sumarse, queremos decir que los sistemas deben considerarse en una dimension suplementaria que de otro modo permaneceria oculta, ya que sus propiedades extensivas no la muestran. Esta dimension suplementaria es profundidad. ?Como percibir la profundidad entonces? Para hacer esto, debemos traer un fenomeno o caso empirico o estado de cosas en proximidad con otro para compararlos. De hecho, una descripcion no es suficiente; se requiere un minimo de dos. Si consideramos cada descripcion como una fuente de informacion en si misma, cualquier diferencia entre las descripciones constituye una nueva fuente de informacion. Asi es exactamente como Bateson (1980: 69-70) explica las ventajas de la vision binocular:
   La imagen binocular, que parece no dividirse, es de hecho una
   compleja sintesis de informacion del lado izquierdo del cerebro
   derecho y una correspondiente sintesis del frente material del lado
   derecho del lado izquierdo del cerebro. (...) De este acuerdo
   elaborado, se obtienen dos tipos de ventajas. El vidente puede
   mejorar la resolucion en los bordes y contrastes; y mas capaz de
   leer cuando la impresion es pequena o la iluminacion es pobre. Mas
   importante, se crea informacion sobre la profundidad. En un
   lenguaje mas formal, la diferencia entre la informacion
   proporcionada por una retina y la proporcionada por la otra es en
   si misma informacion de un tipo logico diferente. A partir de este
   nuevo tipo de informacion, el vidente agrega una dimension extra de
   ver.


Seguir un enfoque comparativo como el analisis funcional de Luhmann significa ir en profundidad al permitir que se abra la dimension de lo virtual. El concepto de virtual de Deleuze hace que sea mas facil comprender los problemas por lo que estan por encima y mas alla de cualquiera de sus soluciones contingentes. Dicho esto, tampoco debemos descuidar las soluciones. Si lo virtual existe por si mismo, nunca deja de estar en relacion con lo real. Para comprender un problema y sus condiciones debemos mirar hacia atras, hacia lo real, o mas precisamente lo que se ha actualizado previamente y lo que esta actualmente disponible en un sistema en el momento presente.

4. PROBLEMAS Y SUS CONDICIONES

Para Deleuze los problemas (o las ideas como problemas o las ideas problematicas o los campos problematicos) no son lo mismo que las esencias. Por esta razon, no existen sub specie aeternitatis. Los problemas surgen bajo condiciones especificas ligadas a ciertos desarrollos historicos o evolutivos. Por lo tanto, el cambio no solo ocurre en un plano real cuando nos movemos a traves de una sucesion de soluciones (o conjuntos de soluciones) para el mismo problema. El cambio tambien ocurre en un

plano virtual, ya que la resolucion de un problema actual puede conducir a nuevos problemas nunca antes experimentados. En resumen, los problemas como estructuras muestran caracteristicas fractales (autosimilares): los problemas estan formados por problemas. Los problemas se penetran entre si y crean una cadena que los atraviesa a todos. Esta es otra razon para llamarlos multiplicidades. Pero, ?como podemos distinguir entre un problema y otro? ?No estamos sumidos en la confusion? Preguntas como estas deben ser cambiadas: determinar el problema al que nos enfrentamos, o hacer una clara distincion entre el problema que nos concierne y todos los otros problemas que podemos permitirnos ignorar en este momento, es necesariamente el primer problema para comenzar. Es decir, siempre comenzamos en medio de una profusion de problemas y lo primero que debemos hacer es identificar que problema resulta ser nuestro problema en ese momento.

Para capturar este proceso dual de cambio--cambio en el plano virtual junto con cambio en el plano real--Deleuze (1968: 270) habla de different/ ciation. Por un lado, la diferentiacion (con t) funciona en el plano virtual y crea escalas intensivas mediante el establecimiento de un umbral critico (Protevi 2013: 6-7). Entonces tenemos una primera division entre dos mitades, por asi decirlo: una mitad por debajo del umbral correspondiente y la otra mitad por encima de ella.

Por otro lado, la diferenciacion (con c) describe las transformaciones que ocurren en un sistema cuando cruza estos umbrales criticos. Por ejemplo, cuando un embrion comienza a desarrollarse, no tiene extremidad ni organo. Estas partes aparecen en etapas posteriores de desarrollo solamente. Se crean por diferenciacion a traves de la especializacion celular (DeLanda 2002: 62-65). Las celulas que solian ser identicas a todas las otras dentro del embrion cambian y se vuelven diferentes del resto. Al final, podemos distinguir y separar claramente el esqueleto del resto del organismo (entre muchas otras cosas).

Para aclarar mejor la relacion entre un problema y sus condiciones particulares, debemos examinar como la aparicion de nuevos problemas depende de la resolucion de problemas mas antiguos. Cada vez que un problema recibe una solucion, se inicia un proceso de actualizacion. Cualquier resultado de esto puede funcionar como las condiciones para el proximo problema. Si un primer problema (A) se encuentra en el tiempo (t), entonces la resolucion de este problema se produce en el momento (t + 1). Pero antes de que esto ocurra, debemos imaginar otro problema (B) y su propia resolucion. Como las cosas se mueven en dos pasos, este otro problema debe ubicarse en el momento (t-2) y su resolucion en el tiempo (t-1). Ambos problemas son virtuales, mientras que sus respectivas soluciones son reales (o actualizadas). Ademas, ambos problemas surgen de ciertas condiciones. La pregunta es: ?de donde vienen estas condiciones? Como el problema (B) precede al problema (A) en el tiempo, es la solucion del primero la que proporciona las condiciones de este ultimo.

Por el contrario, ?como surge un problema de una serie de condiciones? Esquematicamente, el desafio es crear orden fuera del desorden. Un conjunto de condiciones revela un problema o conduce a un problema en la medida en que contiene o incorpora una parte del desorden. Por lo tanto, las condiciones de las que tipicamente dependen los problemas consisten en una serie de elementos que de alguna manera estan interrelacionados, aunque sus relaciones siguen siendo inestables o impredecibles. Los diversos elementos coexisten en un estado de desorganizacion o su copresencia accidental compensa una situacion caotica. El problema es salir de esta situacion. Esto no es un problema etico como si el caos fuera injusto o injusto sino tecnico: ?que relacion debe prevalecer entre los elementos para estabilizarlos de una manera que permita una transformacion de la situacion general de la desorganizacion a la organizacion?

Los problemas surgen de la complejidad causada por las interacciones entre multiples elementos. Esta es otra razon por la cual Deleuze define problemas como multiplicidades. Cada problema se adjunta a una coleccion de elementos (a diferencia de una esencia autonoma). La dificultad es descubrir como estos elementos se conectan entre si de manera precisa, es decir, como varian en relacion reciproca. Esto nos remite a la referencia de Deleuze (1968: 237), al calculo diferencial como metafora. El calculo trata con ecuaciones multivariantes y mide la tasa de cambio entre variables. Cada ecuacion presenta la estructura de un problema tal como lo concibe Deleuze, a saber, un conjunto de relaciones entre diferentes elementos. No conocemos los elementos por lo que son en si mismos, sino solo a traves de sus variaciones reciprocas.

CONCLUSION

Partimos del hecho de que Luhmann y Deleuze conciben los problemas como herramientas analiticas en lugar de insuficiencias, anomalias o dificultades. Los problemas no designan situaciones que no podemos aceptar o tolerar sobre la base de nuestras normas culturales o ideales sociales. En cambio, los problemas actuan como maquinas abstractas, es decir, definen las tendencias internas de los estados dinamicos de los asuntos. En esta perspectiva, el objetivo del observador no es deshacerse de los problemas, sino mapear el rango de soluciones habilitadas o liberadas por ellos. Por lo tanto, entender los problemas significa rastrear las trayectorias o caminos siempre nuevos hacia el cambio que se abren continuamente en el curso de la evolucion. Pero mientras Luhmann y Deleuze comparten este enfoque hacia los problemas, Luhmann es el unico que lo relaciona con el concepto de funcion. El objetivo de este articulo fue precisamente completar este eslabon perdido. En otras palabras, lo que Deleuze explica sobre los problemas debe aplicarse a las funciones a medida que Luhmann habla de ellas. La conexion se ejecuta a traves del analisis funcional.

Para Luhmann, el analisis funcional se lleva a cabo mediante comparaciones en multiples casos. ?Como delimitar el conjunto de casos para comparar entre si? Esto se hace mediante la definicion de un problema comun. Si bien son diferentes entre si, los diversos casos son, sin embargo, funcionalmente equivalentes en el sentido de que todos resuelven el mismo problema. Sin embargo, para el analisis, la resolucion de un problema no es el final del proceso, sino todo lo contrario, su comienzo. De hecho, los casos se reunen solo para revelar sus variaciones reciprocas. La equivalencia funcional (operativa) no debe confundirse con la identidad total. El problema seleccionado sirve como punto de referencia, ya que no incluye todo lo que sucede al mismo tiempo. Aunque en principio los casos examinados proporcionan una solucion satisfactoria o suficiente para el mismo problema, todavia divergen en muchos otros aspectos practicos. El proposito del analisis es precisamente poner en juego estos otros aspectos y sus diferencias mutuas.

El concepto de multiplicidad de Deleuze refuerza claramente este metodo. Los problemas se denominan multiplicidades porque expresan las relaciones variables o diferenciales entre elementos multiples, pero tambien porque dan la bienvenida a mas de una solucion unica. Si bien un problema puede tener muchas soluciones diferentes, este ultimo puede no parecerse entre si. El concepto de multiplicidad, por lo tanto, nos alerta de las diferencias que existen en el mundo de una manera no reduccionista sin abandonar esa sobreabundancia a la mera aleatoriedad.

Al confiar en el concepto de virtual de Deleuze, podemos establecer la existencia de estos problemas en su nivel adecuado. Al ser virtuales, los problemas no coinciden con nada especifico en el plano real. Dicho de otra manera, cualquier cosa que se actualice no agota la sustancia de un problema, porque los problemas no son reales. Los problemas son virtuales y, no obstante, son reales.

DOI: 10.5354/0719-0527.2018.51036

Recibido: marzo 2018

Aceptado: mayo 2018

REFERENCIAS

Bateson, G. (1976). Pasos hacia una ecologia de la mente. Buenos Aires: Carlos Lohle.

Bateson, G. (1980). Espiritu y naturaleza.. Buenos Aires: Amorrortu.

Bernardz, J. (1984). Functional Method and Phenomenology: The View of Niklas Luhmann. Human Studies, 7(3-4), 343-362.

Borch, C. (2012). Functional Eclecticism: On Luhmann's Style of Theorizing. Revue internationale de philosophie, 259(1), 123-142.

De Landa, M. (2002). Intensive Science and Virtual Philosophy. London: Continuum.

Deleuze, G. (2004). Difference and Repetition. London: Continuum.

Duffy, S. (2013). Deleuze and the History of Mathematics. London: Bloomsbury.

Farias, I. (2014). Virtual Attractors, Actual Assemblages: How Luhmann's Theory of Communication Complements Actor-Network Theory. European Journal of Social Theory, 17(1), 24-41.

Lehmann, N. (2004). On Different Uses of Difference Post-Ontological Though in Derrida, Deleuze, Luhmann, and Rorty. Cybernetics & Human Knowing, 11(3), 5680.

Luhmann, N. (1984). Sistemas sociales. Lineamientos para una teoria general. Barcelona: Anthropos, UIA, CEJA.

Philippopoulos-Mihalopoulos, A. (2012). The Autopoietic Fold: Critical Autopoiesis between Luhmann and Deleuze. In: A. La Cour & A. Philippopoulos-Mihalopoulos (Eds), Luhmann Observed : Radical Theoretical Encounters (pp. 60-81). New York: Palgrave McMillan.

Protevi, J. (2013), Life, War, Earth. Minneapolis: University of Minneapolis Press.

Pottage, A. (1998). Power as an Art of Contingency: Luhmann, Deleuze, Foucault. Economy and Society, 27(1), 1-27.

Wagner, G. (2012). Function and Causality. Revue international de philosophie, 259(1), 35-53.

Revista MAD | Magister en Analisis sistemico aplicado a la sociedad | ISSN 0718-0527

Departamento de Antropologia | Facultad de Ciencias Sociales | Universidad de Chile Avenida Capitan Ignacio Carrera Pinto 1045 Nunoa 7800284 | Santiago | Chile revistamad.uchile@facso.cl | RevMadUChile (Twitter, Facebook) | +56 2 29787760

Felix Ernesto Gonzalez Geraldino

Becario CONICET, Argentina.

gonzalezgeraldino@gmail.com
COPYRIGHT 2018 Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Sociales
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Niklas Luhmann, sociologo; Gilles Deleuze, filosofo
Author:Gonzalez Geraldino, Felix Ernesto
Publication:Revista Mad. Revista del Magister en Analisis Sistemico Aplicable a la Sociedad
Article Type:Ensayo critico
Date:May 1, 2018
Words:6046
Previous Article:Logicas de auto observacion de la falla para una innovacion efectiva.
Next Article:Compromisos de valor generalizados: elementos conceptuales para investigar episodios de crisis desde la teoria sociologica de Talcott Parsons.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters