Printer Friendly

Las fuentes del periodismo de investigacion sobre el servicio de inteligencia CNI.

The sources of investigative journalism on Spanish service of intelligence CNI (National Intelligence Center)

Sumario: 1. Introduccion. 2. Periodismo de investigacion; 2.1. Las fuentes oficiosas; 2.2. La proteccion de las fuentes; 2.3. Confirmacion de datos. 3. El Periodismo de investigacion y las fuentes en los temas del servicio de inteligencia; 3.1. Los agentes y ex agentes; 3.2. El Gobierno; 3.3. Los parlamentarios; 3.4. Gabinete de prensa del CNI; 3.5. La cupula del CNI; 3.6. Colaboradores e informantes; 3.7. Fuentes aledanas; 3.8. Fuentes materiales. 4. Conclusiones. 5. Referencias bibliograficas.

1. Introduccion

Desde el inicio de la democracia en Espana han existido limitaciones legales importantes del servicio de inteligencia al trabajo de los periodistas, recogidas en la Ley de Secretos Oficiales y en la Ley Reguladora del CNI. Sin embargo, estas trabas no han impedido en ningun momento el control por parte de los periodistas de las actividades del servicio de inteligencia.

El periodismo de investigacion sobre los servicios de inteligencia es una materia de la que unicamente existe una tesis doctoral y nada de material cientifico, debido posiblemente al oscurantismo del CNI, anteriormente llamado CESID (Centro Superior de Informacion de la Defensa), y al reducido numero de profesionales que tratan habitualmente este tipo de temas. A pesar de la relevancia del tema, hay que tener en cuenta la dificultad de su estudio dada la necesidad de los informadores de ocultar la identidad de sus fuentes. Sin embargo es un tema relevante academicamente por la necesidad de conocer como se construye el conocimiento en esta parcela. Ademas, para los profesionales es un tema necesario para saber como funcionan en la realidad estas investigaciones. Finalmente, es un asunto de interes divulgativo porque la opinion publica tiene el derecho a conocer como se montan informaciones que frecuentemente son motivo de escandalo en la sociedad.

El estado de la cuestion justifica ampliamente la necesidad de esta investigacion, pues hasta el momento no se ha producido ninguna aportacion cientifica sobre el tema de las fuentes en los temas de espionaje, mas alla de una tesis doctoral en Periodismo que toca el tema de las fuentes sin entrar en profundidad. Existe una legislacion claramente limitativa del trabajo de los periodistas, pero el estudio de los casos seleccionados permitira sacar a la luz importantes conclusiones. Casos que son una base teorica suficiente para generar una investigacion.

El objeto del presente trabajo ha sido estudiar cuales son las fuentes que facilitan a los profesionales de la informacion esas noticias. En muchos casos resulta factible descubrir la identidad de las mismas y en la mayoria identificar la institucion para las que trabajan.

Partiamos de la hipotesis de que la mayor parte de los periodistas habian obtenido sus informaciones relacionandose con fuentes oficiosas que serian agentes y ex agentes, aunque aceptabamos la posibilidad de que desde otras instituciones o grupos de personas vinculadas con los asuntos de inteligencia tambien podian colaborar. La experiencia del autor como periodista especializado en la materia durante muchos anos fue de gran utilidad a la hora de senalar esas posibles fuentes.

Hemos utilizado como metodo cientifico el analisis cualitativo y de contenido de las informaciones publicadas. Partiendo del analisis de contenido como "un metodo que busca descubrir la significacion de un mensaje, ya sea este un discurso, una historia de vida, un articulo de revista ..." (Gomez, 2000: web), nos hemos introducido en el analisis cualitativo siguiendo las apreciaciones de Ruiz Olabuenaga (2012: 24): "Opera en dos dimensiones y de forma circular. No solo se observan y graban los datos, sino que se entabla un dialogo permanente entre el observador y lo observado, entre induccion (datos) y deduccion (hipotesis), al que acompana una reflexion analitica permanente entre lo que se capta del exterior y lo que se busca cuando se vuelve, despues de cierta reflexion, de nuevo al campo de trabajo".

Para conseguir el objetivo, analizamos 265 acontecimientos que fueron noticia en la prensa, reflejados en 7.950 elementos, publicados entre los anos 1983 y 2013, referidas a las actividades del CNI y el CESID. Ademas, analizamos las informaciones de 3 diarios digitales y 28 libros que trataban sobre las actividades del servicio de inteligencia. Posteriormente, procedimos a analizar los elementos que cualitativamente mas se ajustaban a la presente investigacion y redujimos la lista a 20 noticias, que aparecian recogidas en los diarios El Mundo, El Pais y ABC; el semanario Tiempo; los diario digitales www.elpais.com, www.elmundo.es y www.elconfidencialdigital.es; y cinco libros.

A partir de este analisis se han identificado casos paradigmaticos de la relacion fuentes-periodista: la dimision del director del CNI Alberto Saiz; "Nota Interior" del CESID sobre la muerte de la etarra Urigoitia; la reunion de Carod Rovira con dirigentes de ETA; la desclasificacion de documentos del CNI tras el atentado del 11-M; comparecencia en el Congreso del director Felix Sanz para hablar de Metodo 3; la visita de Xabier Arzalluz a la sede del CNI; la entrega de una condecoracion a Mikel Lejarza; el cese de Cassinello como Director Tecnico de Inteligencia; el plan del director Calderon para cambiar la imagen del CESID; el chantaje al ciudadano marroqui Ouazzani; la detencion de una funcionaria de la Seguridad Social al servicio del CESID; los casos de espionaje en la decada de los 80 a altas autoridades del Estado; el apoyo de un espia a los escuadrones de la muerte en El Salvador; el "Manual de Inteligencia" publicado integramente en un semanario; el espionaje a Adolfo Suarez cuando era presidente del Gobierno; investigacion sobre la vida privada y publica del ex agente Perote; y el alquiler de la vivienda del ministro Serra por una empresa tapadera del CESID.

2. Periodismo de investigacion

?Como conseguir penetrar en las alcantarillas del poder de la que forman parte los servicios de inteligencia, si los responsables del mismo, tanto politicos como profesionales, hacen todo lo que esta en sus manos para evitar que se conozcan sus desviaciones de poder y han tendido un manto de silencio, incluso presionando tacita o abiertamente a los que pudieran conocer algun aspecto del comportamiento irregular?

La respuesta esta en el periodismo de investigacion. Caminos Marcet (1997: 17) explica que "el periodismo de investigacion tiene un sello de identidad propio, caracterizado porque va mas alla y busca esa informacion que no circula por los cauces normales. Es un periodismo profundo, que exige tiempo y dedicacion, busqueda constante". Pepe Rodriguez (1994: 23) define al periodista investigador como aquel que "utilizando tecnicas habituales de la profesion u otras especificas y/o habitualmente atribuibles a profesiones ajenas a la suya, elabora una informacion producto de un numero indeterminado de fuentes (atribuibles o no) y de un analisis personal de datos, contrastados con mayor o menos eficacia, que le conducen a comunicar una noticia sobre una realidad que, por su propia configuracion y naturaleza, estaba destinada a permanecer oculta durante un periodo de tiempo indefinido".

Petra Secanella (1986: 34) recoge los tres requisitos trascendentales para considerar un trabajo encuadrado en el periodismo de investigacion: Que sea el resultado del trabajo del periodista, no la informacion elaborada por profesionales como la Policia; que el objeto de la investigacion sea razonablemente importante para un gran sector de la poblacion; y que los investigados intenten esconder esos datos al publico.

Carlos Soria (1997: 180) prefiere hablar de periodismo de denuncia, pues defiende que "todo el periodismo digno de este nombres siempre es periodismo de investiga cion". En esta linea aporta una nueva vision sobre su campo de actuacion al especificar que "versa sobre hechos o actuaciones ilegales o no eticas producidas en el ambito publico, que el poder politico, el poder economico o los poderes sociales no tienen interes alguno en que sean publicamente conocidos".

La trascendencia del periodismo de investigacion queda reflejada en el estudio realizado por el profesor norteamericano Silvio Waisbord (2001: web), quien explica que "el reportaje producto de investigacion es una de las contribuciones mas importantes de la prensa a la democracia", senala que "el periodismo puede contribuir al rendimiento de cuentas mediante la vigilancia del funcionamiento de las instituciones" y defiende que "la prensa ha mantenido vivas las alegaciones de conducta ilegal o poco etica y, a la postre, en algunos casos, ha forzado a los organismos legislativo y judicial a actuar".

Conviene hacer una importante matizacion. A veces lo que se publica en Espana sobre los servicios de inteligencia no es periodismo de investigacion, sino periodismo de filtracion que busca mejorar la imagen del servicio de inteligencia. Ramon Reig (2000: 102) cuenta el caso de un reportaje emitido por Antena 3 en abril de 1994, bajo la etiqueta de un programa especial del equipo de investigacion de la cadena. Senala que el reportaje estaba elaborado muy certeramente, con una presentacion formal muy cuidada, llena de misterios, en el que se observaban puertas que se cierran y caras en la sombra de agentes del CESID. La conclusion de este experto es clara: el programa tuvo "una buena puesta en escena pero nada de investigacion. Muy al contrario, a veces da la impresion de que se trata de un reportaje promocional".

2.1. Las fuentes oficiosas

El tema de las fuentes es trascendental en el periodismo. El de informacion se caracteriza por utilizar generalmente fuentes abiertas y habitualmente disponibles para los periodistas. El periodismo de investigacion utiliza esas mismas fuentes y otras no atribuibles. Estas ultimas pertenecen a ambitos habitualmente no accesibles al periodista corriente. Son las fuentes oficiosas, que Pepe Rodriguez (1994: 97) define como "preferentemente de orden general, confidencial, tanto voluntaria como involuntaria e igualmente asidua como ocasional". Tambien habla de que la informacion que facilitan estas fuentes es singularizada y original y que no suele asumir la paternidad de la misma.

Esas fuentes pueden desvelar al periodista informaciones que violen la Ley de Secretos Oficiales y la Reguladora del CNI. En ese caso, como en todos los demas, el periodista debera aplicar escrupulosamente los principios generales del periodismo de investigacion, y valorar si la informacion es de interes para la opinion publica, si habla de un comportamiento ilegal que alguien trata de ocultar y conseguir que en todo momento la iniciativa de la investigacion le pertenezca a el. Este proceso implica que los danos que se produzcan--normales tras la difusion de una investigacion--afecten a personas e instituciones, pero no perjudiquen autenticamente a los intereses del Estado.

En los ultimos anos, de una forma creciente, el analisis de contenido de las informaciones muestra como hay una excesiva tendencia en los periodistas a no especificar la identidad de sus informantes. El Observatorio chileno de Medios Fucatel (Munizaga, 2008: web) bautiza ironicamente a este fenomeno como el "Senor Fuentes", en referencia a este tipo de enunciados que "alude ambigua y genericamente al origen de una informacion, ocultando la verdadera identidad del hablante: su nombre, su cargo u oficio, su calificacion y experiencia y, mas relevante aun, su confiabilidad e idoneidad".

Frente a esta critica referida al periodismo de informacion, la Defensora del Lector del diario El Pais (Perez Oliva, 2010: web) reconoce que se pueden encontrar en las paginas de su diario, con mas frecuencia de lo deseable, cronicas y reportajes "basados en fuentes anonimas cuya ocultacion no esta en absoluto justificada". Y anade que este tipo de fuentes son imprescindibles en periodismo y explica que "es imposible hacer buen periodismo de investigacion sin tener que recurrir en ocasiones a fuentes que exigen permanecer en el anonimato".

El tema de las fuentes oficiosas siempre ha sido motivo de debate. Jose Luis Dader (2002: 26) explica que "ni siquiera en el caso extremo de una "garganta profunda" que por su propio interes busque al informador para suministrarle unos datos o revelaciones, cabe confundir el autentico periodismo de investigacion con la simple aceptacion de la intoxicacion".

2.2. La proteccion de las fuentes

Las fuentes de los temas de servicios de inteligencia son especialmente sensibles al necesario secreto profesional y al "off the record". El informador se encuentra con frecuencia en la necesidad de estar pendiente de protegerlas. El periodista de investigacion debe hacer saber a su fuente que si la situacion llega al extremo de que un juez cita al periodista y le pide que revele su identidad, se negara a identificarlo, llegando incluso a preferir la carcel antes de faltar a su deber profesional y al acuerdo alcanzado. Accion que repercutira en el propio beneficio del investigador, que al garantizar el anonimato conseguira que el informante se sienta mas libre para desvelar todo lo que sabe. Especialistas en Derecho a la Informacion como Maria Pilar Cousido (1994: 42) defienden la necesidad de respetar el secreto profesional y hacerlo compatible con la Ley de Secretos Oficiales.

En algun caso se ha llegado a probar que por filtrar informacion una fuente ha sido amenazada de muerte. Es el caso denunciado en la revista Tiempo (Rueda, 1995: 16) bajo el titulo de "Un asesino a sueldo, listo para matar a Perote". La historia desvelaba que el ex agente del CESID habia recibido amenazas para acabar con su vida tras filtrar documentos que probaban unas escuchas ilegales del servicio secreto al Rey, y a otras personalidades de la vida publica.

El caso mas representativo en la historia del periodismo sobre proteccion a una fuente tuvo lugar en 1972 a raiz del "caso Watergate". Bob Woodward y Carl Bernstein, comenzaron investigando la entrada clandestina de unos ladrones en la sede del Partido Democrata. Despues, poco a poco, llegaron a la conclusion de que ese robo formaba parte de una campana mucho mas amplia del Partido Republicano para desprestigiar a sus oponentes.

Nadie sabia de donde procedia la informacion tan importante que iban publicando. Posteriormente se descubrio que tenian un informador bien colocado en la cupula del gobierno. Le bautizaron como "garganta profunda", pero siempre se negaron a des velar su identidad para evitarle cualquier tipo de represalia. Unos cuantos anos despues, el profesor de Periodismo y premio Pulitzer, Clark Mollenhoff (Fernandez, 1992: 3) considero que "la utilizacion de "Garganta profunda" no fue muy correcta porque probablemente no era una prueba directa, sino de segunda o tercera mano. Sin embargo, Woodward y Bernstein compensaron ese defecto practicando una investigacion sistematica".

Mollenhoff estaba equivocado, pero ninguno de los periodistas que conocia la identidad de la fuente le corrigio. Tuvieron que esperar casi 33 anos para que finalmente se divulgara oficialmente quien era. El hombre tenia ya 91 anos y una fragil salud. Se llamaba Mark Felt y era el numero dos del FBI cuando tuvo lugar el escandalo. Desde ese puesto, tenia acceso a toda la informacion reservada sobre lo que estaba pasando en Estados Unidos.

Felt tenia argumentos para el resentimiento (Del Pino, 2005: 8): esperaba que le nombraran director del FBI, pero el presidente Nixon opto por un politico amigo. El, reconociendo lo anterior, especificaba que su obligacion era impedir la presencia de un politico corrupto en la Casa Blanca.

2.3. Confirmacion de datos

Aunque las fuentes que utilice el periodista sean de la maxima credibilidad y confianza, la investigacion siempre impone la exigencia de contrastar los datos aportados, para evitar que de una forma consciente o inconsciente toda la informacion o una parte de ella termine resultando falsa.

El periodismo anglosajon utiliza desde el exito periodistico del citado "caso Watergate" la teoria de las tres fuentes: toda informacion para poder ser publicada tiene que estar apoyada en tres testimonios distintos, de personas fiables, sin intereses contra el objeto de la investigacion y necesariamente desconectadas entre ellas.

Aunque un periodista investigador como Pepe Rodriguez (1994: 107) reconoce que "mientras no se obtenga esta triple confirmacion, el periodista deberia poner en duda el dato y no utilizarlo", el mismo y otros profesionales y estudiosos coinciden en que la teoria de las tres fuentes puede servir como referencia teorica, pero no como practica habitual.

El periodista investigador trabaja en la verificacion de una forma distinta en cada caso. A veces dos fuentes distintas le ofrecen la suficiente garantia para pasar a la publicacion, porque considera suficientemente probada la informacion y contrastados los datos. En muchas ocasiones no llega a publicar la informacion, a pesar de contar con mas de tres fuentes porque no esta plenamente seguro de lo que tiene entre manos o porque no podria sustentarlo ante un juez. Aqui el periodista se plantea la prueba del algodon: si un juez le llamara y tuviera que probar la veracidad de la noticia, descontando las fuentes anonimas cuya identidad no puedo desvelar, ?dispondria de suficientes pruebas?

Caminos Marcet (1997: 150) cita al periodista de investigacion Jose Maria Irujo para anadir un nuevo dato. Afirma que muy raras veces se dispone de tres fuentes distintas y que suele ser suficiente disponer de dos. En algunos casos, cuando el periodista tiene la posibilidad de acceder a documentos vitales "o la fuente es seria, rigurosa, honrada [...] actua por conciencia o porque el periodista ha tomado la iniciativa, podemos publicar el tema con una sola confirmacion".

3. El periodismo de investigacion y las fuentes en los temas del servicio de inteligencia

El periodismo de investigacion sobre servicios de inteligencia se enfrenta a mas limitaciones que cualquier otra especialidad. Las mas importantes tienen que ver con la Ley 9/1968, de 5 de abril, de Secretos Oficiales, parcialmente modificada por la Ley 48/1978, de 7 de octubre. En su articulo 2 se establece que son materias clasificadas las que asi sean expresamente declaradas por la ley y se trate de "asuntos, informaciones, documentos, datos y objetos cuyo conocimiento por personas no autorizadas pueda danar o poner en peligro la seguridad y la defensa del Estado".

Un texto lo suficientemente amplio para abarcar casi cualquier informacion referida al CNI o a su antecesor el CESID. Es una restriccion que atane tanto al periodista como a sus fuentes y que en general limita la difusion de informaciones que pongan en riesgo lo llamado genericamente "seguridad nacional", en aplicacion de la "razon de Estado".

Mas clara y directa, en este caso dirigido a las fuentes, es la Ley 11/2002, de 6 de mayo, reguladora del Centro Nacional de Inteligencia, que en su articulo 5.1 sobre actividades del CNI establece que son secreto todas sus actividades, su organizacion y estructura interna, medios y procedimientos, personal, instalaciones, bases y centros de datos, fuentes de informacion y las informaciones o datos que puedan conducir al conocimiento de las anteriores materias.

Estas prohibiciones imposibilitarian casi en su totalidad que ninguna fuente que se atuviera a la ley hablara con los periodistas para facilitar cualquier tipo de informacion sobre los excesos o comportamientos inmorales, ilegales o ilegitimos de personas que trabajan en el CNI, de la propia institucion como tal o de sus mandos politicos.

3.1. Los agentes y ex agentes

Una parte importante de las fuentes son los agentes, oficiales de inteligencia o espias --segun las diversas terminologias--y los ex agentes, que comparten con sus companeros en activo las mismas limitaciones legales para comunicarse con periodistas, igual que tuvieron en su dia el mismo acceso a la informacion. Todos ellos tienen que rubricar antes de ser admitidos un compromiso de confidencialidad.

Las razones que llevan a un agente en activo a facilitar informacion a un periodista, violando la norma que con toda claridad se lo impide, pueden ser muy variadas. Intereses personales, motivos de conciencia, ansias de venganza ... El hecho es que puede que la fuente tuviera algun problema, que sus motivaciones en la difusion de la historia sean espurias, pero el periodista debe valorar si la informacion habla de comportamientos ilicitos, inmorales o ilegales, proceder a confirmarla y ampliarla, para despues publicarla siempre que sea de interes general. Sacar a la luz ese tipo de comportamientos es una obligacion para los periodistas de investigacion.

El 2 de julio de 2009, el entonces director del CNI, Alberto Saiz, presento su dimision ante las informaciones difundidas en los medios de comunicacion referentes a sus comportamientos privados durante el ejercicio de su mandato. Tres meses antes, el diario El Mundo (Rubio, 2009a: 6) habia empezado a publicar una investigacion en la que denunciaba que Saiz habia utilizado recursos y fondos publicos para su uso personal y disfrute durante sus viajes al extranjero.

En junio de ese ano, poco tiempo despues de que el servicio de inteligencia y su director no consiguieran evitar que siguieran apareciendo informaciones sobre la presunta corrupcion (Rubio, 2009b: 4), diez agentes fueron "invitados" a someterse a una prueba del poligrafo. Tres rehusaron ateniendose a la imposibilidad de obligar a los agentes a someterse al veredicto de la llamada "maquina de la verdad". La difusion de esta noticia (Garcia Abadillo, 2009a: 1) demostro lo que ya se sospechaba: las filtraciones de las irregularidades de Saiz solo podian proceder de agentes en activo con acceso a los documentos internos. El analisis poligrafico no fue concluyente. Pero que no pudieran acusar directamente a algunos de ellos no impedia que existiera la certeza de que la fuente o fuentes estaban dentro del servicio de inteligencia.

El propio Saiz denuncio ante la Comision de Secretos Oficiales del Congreso que la filtracion a la prensa de las informaciones contra su persona eran una venganza de agentes del antiguo CESID (Sanchez, 2009: 1). Version en linea por la aportada en varios medios, que hablaban de agentes descontentos, pues en sus cinco anos de mandato al frente del CNI habia cesado a mas de 30 altos cargos. Fuera o no esta la razon, el hecho es que la informacion era de interes general y sirvio para sacar a la luz un comportamiento poco etico.

Un caso similar, pero protagonizado por un ex agente, se produjo anos antes, en 1995. La reproduccion de la "Nota Interior" del CESID con numero "KA/5104/03-1187", produjo un enorme revuelo politico (Cerdan y Rubio, 1996: 1). El informe senalaba que agentes de la Guardia Civil habian manipulado algunas pruebas del caso judicial para simular que la muerte de la etarra Lucia Urigoitia en 1987, durante el asalto al domicilio donde estaba escondida, se habia producido en un tiroteo y no en un asesinato a sangre fria. La informacion sobre esa actuacion ilegal procedia, segun se supo posteriormente, de las microfichas que Juan Alberto Perote, ex jefe de la unidad operativa del CESID, se habia llevado antes de abandonar su destino. Habia sido el antiguo oficial de inteligencia el que habia filtrado esa informacion voluntariamente a los periodistas.

3.2. El Gobierno

Los agentes y ex agentes no son las unicas fuentes posibles en el periodismo de investigacion sobre servicios de inteligencia. El CNI envia sus informes al presidente del Gobierno y al vicepresidente, de quienes depende directamente, y a los ministros a los que puede interesar o convenir el conocimiento de una parte de ellos. Los mas habituales en recibir esos documentos son Asuntos Exteriores, Defensa, Interior y, en los ultimos tiempos tras la actual crisis, Economia.

El 26 de enero de 2004, el diario ABC publicaba en su portada una noticia inquietante (Molina, 2004: 1): "Carod Rovira ultima un pacto con ETA para que no perpetre atentados en Cataluna", a la que acompanaban los datos de la reunion del dirigente de ERC y Conseller en Cap de la Generalitat con dos miembros de la cupula de la organizacion terrorista en Perpinan. La informacion desato una crisis en el ejecutivo catalan. Carod Rovira denuncio que habia sido una maniobra del gobierno del presidente Aznar para acabar con el. La noticia, procedente de un informe del CNI, obligo al politico a presentar la dimision de su cargo en el ejecutivo catalan. Posteriormente, toda la oposicion coincidio en acusar al gobierno de la Nacion de utilizar los servicios secretos para atacar a ERC (Diez, 2004: web).

Un caso mucho mas claro fue el que tuvo lugar el 18 de marzo de 2004, pocos dias despues del atentado del 11-M en Madrid. El Consejo de Ministros decidio desclasificar varios documentos del CNI para intentar demostrar que no habia mentido durante la crisis posterior al estallido de las bombas en varios trenes. A pesar de que en los anos anteriores tanto el gobierno del PSOE como el del PP se habian negado a ensenar papeles del servicio secreto alegando razones de seguridad, en este caso se saltaron la norma buscando un beneficio politico propio (D.M. y J.P., 2004: 12).

3.3. Los parlamentarios

Otras fuentes del tema son los parlamentarios que forman parte de la Comision de Secretos Oficiales del Congreso de los Diputados, cuya denominacion actual es la de Comision de Fondos Reservados. Su objetivo es que dentro de las cuatro paredes de la sala donde se reunen, los miembros competentes del gobierno y el secretario de Estado Director del CNI expliquen temas sensibles a un reducido grupo de diputados. Baste senalar, para entender la importancia que se da a esta comision, que los pequenos grupos nacionalistas mas radicales no han conseguido hasta la fecha que sus representantes sean aceptados como miembros.

Todos los integrantes de la comision acuden sabiendo que estan obligados a guardar silencio sobre lo que alli escuchen, pero no ha habido ni una sola vez en la que la informacion alli transmitida no haya llegado a los medios inmediatamente. Asi ocurrio el 19 de marzo de 2013. El director del CNI, Felix Sanz, comparecio para hablar sobre su investigacion sobre la princesa Corinna y su vinculacion con la agencia de detectives Metodo 3. Al dia siguiente, todos los medios de prensa desvelaban lo que dijo. El diario El Pais relataba que Sanz habia acusado a la Generalitat de intentar identificar a sus agentes (Gonzalez, 2013: 17) y el periodista Javier Fumero aseguraba en El Confidencial Digital que "los asistentes a este foro nunca guardan la debida reserva" (2013: web).

Los parlamentarios son tambien fuentes en otras ocasiones. Algunos diputados, que tienen entre sus competencias el control de los servicios secretos, reciben directamente del gobierno informacion de cierta calidad. Es el caso de Inaki Anasagasti, del PNV, diputado en las primeras legislaturas y posteriormente senador. En un libro publicado en 2004 (Anasagasti, 2004: 255) cuenta sin tapujos su visita y la de Xabier Arzalluz, por entonces presidente del partido, a la sede del CNI y explica con todo lujo de detalles la identidad y los alias de los agentes con los que trato y la informacion que le contaron. Por ejemplo, saltandose lo prohibido por la ley, menciona a "Jose Maria Zaldua Mur, alias "Zaldivar", teniente coronel de Infanteria de Marina".

3.4. Gabinete de prensa del CNI

Tras la decada de los 90, y en algunos paises desde antes, servicios de inteligencia como el BND aleman crearon sus propios gabinetes de prensa y relaciones publicas para relacionarse con los medios de comunicacion. Oficialmente pretendian hacer frente al oscurantismo que tanto se les criticaba en la sociedad. Y, de paso, tambien les sirvio para levantar un organismo que se relacionara directamente con los medios, facilitandoles informaciones abiertas--porcentaje de civiles y militares, actos en los que intervendra el director...--y al mismo tiempo poder conocer con anterioridad cuales eran los temas sobre los que iban a informar.

En Espana existe el Gabinete de Prensa del CNI, que inicialmente fue llevado por agentes mas o menos cercanos a la informacion periodistica y que desde la llegada de Felix Sanz a la direccion en 2009, tiene como director a un civil. Su trabajo y el de sus colaboradores consiste en recibir las peticiones de los medios de comunicacion, notificarles que las van a poner en conocimiento de sus jefes y, cuando el tema es conflictivo, negar la contestacion. Tambien filtran informacion cuando corresponde a los intereses del servicio de inteligencia, como cualquier otro gabinete de prensa.

Son muchas las noticias en las que aparecen citados genericamente los miembros del gabinete de prensa. Un ejemplo claro tuvo lugar a raiz de la concesion de una medalla a Mikel Lejarza, un agente que estuvo infiltrado en ETA. El articulista "El Chivato" de El Confidencial Digital (2010: web) afirma que ha preguntado sobre el tema y "la respuesta de un portavoz oficial ha sido que ni confirma ni desmiente la ceremonia. Una respuesta que hay que interpretar como una confirmacion".

Algunos acreditados testimonios de primera mano muestran el verdadero fin de estos gabinetes de prensa. Sainz de la Pena (2001: 33), profesor de la Facultad de Ciencias Politicas y ex agente del CESID, afirma que la relacion entre ambos estamentos adopta dos formas. "La primera es la de cobertura", en la que el servicio utiliza a la prensa para proporcionar cobertura a un agente--bien sea este un verdadero periodista reclutado por el servicio, bien un agente provisto de una acreditacion de prensa--o como infraestructura operativa--caso de las delegaciones en el extranjero de las agencias de noticias nacionales--. "La segunda forma es la de la manipulacion, cuando el servicio usa a la prensa para manipular la informacion", con una gama de actuaciones que van desde la censura hasta la difusion de las noticias falsas. El ex agente deja el concepto claro: los servicios de inteligencia ven a los periodistas como una herramienta para conseguir sus fines.

La misma tesis sobre la manipulacion de los periodistas como fin primordial de los servicios de inteligencia la defiende el profesor Seijas (2001: 77), que ha conocido profesionalmente estos temas: "La CIA es consciente de que no hay mas remedio que convivir con los medios de comunicacion y si se puede, servirse de ellos". La pregunta es como hacerlo. La respuesta son los mencionados departamentos de "relaciones institucionales", bajo los que se esconden una serie de actividades, la principal de las cuales es "captar periodistas que trabajen para ellos y formar coberturas en todo el mundo sin levantar sospechas".

3.5. La cupula del CNI

Al margen del gabinete de prensa, las fuentes oficiales mas productivas que buscan los periodistas estan en la cupula del servicio secreto. La periodista Pilar Cernuda ha reconocido publicamente sus comidas informativas con el director Emilio Alonso Manglano (Bardavio "et al", 2000: 247), otros han hecho lo mismo con el secretario general posterior Jesus del Olmo. Fernando Jauregui (Bardavio "et al", 2000: 382) ha descrito los habituales encuentros del director Javier Calderon con numerosos periodistas y tambien fueron frecuentes los encuentros de Jorge Dezcallar y Alberto Saiz con directores de medios. Jauregui y Cernuda llegaron a publicar sobre Javier Calderon que "su talante abierto y dialogante, su inequivoco sello de democrata, le granjearon grandes simpatias entre los profesionales de la informacion".

Todos estos casos divulgados de contactos de periodistas con la direccion del servicio secreto, y otros habituales y frecuentes con otros altos cargos, demuestran que los mandos del CESID antes y el CNI ahora tienen establecida una ancha linea de comunicacion directa con la prensa. Mientras publicamente defienden la necesidad de que no se hable de sus actividades, cada vez que lo consideran oportuno se convierten en fuente de informacion. Bien para contar algunos de sus exitos, bien para actuar como agentes de influencia.

Ese mismo objetivo, al que podriamos sumar la consideracion de venganza o defensa propia--segun la optica desde la que se mire--fue la que llevo a la direccion del servicio secreto a filtrar a los medios de comunicacion una informacion que perjudicaba a uno de sus agentes. Agustin Cassinello fue cesado como Director Tecnico de Inteligencia el 12 de noviembre de 2009 por el director del CNI, Alberto Saiz. Nombrado hacia solo cuatro meses, el cese se debio en realidad al enfrentamiento de Cassinello con el Director Tecnico de Operaciones, Francisco Montes, por un tema de competencias. Sainz le solicito que presentara su dimision y al negarse lo ceso. Tres dias despues, el 15 de noviembre de 2008, el diario ABC publico una noticia ofreciendo otra version: Cassinello habia sido destituido por presuntos fallos de informacion en el ataque de un suicida taliban llevado a cabo el 9 de noviembre en Afganistan, que habia costado la vida al brigada Juan Andres Suarez y al cabo Ruben Alonso. Segun el diario El Mundo, que relato pormenorizadamente la historia, "fuentes conocedoras del incidente apuntan a la direccion del CNI como responsable de la filtracion al rotativo" (Garcia Abadillo, 2009b: web).

Otro elemento trascendental a tener en cuenta y que demuestra la presencia intencionada de la direccion del servicio secreto en los medios de comunicacion es la existencia de campanas de imagen. El 15 de abril de 1997, el director del entonces CESID, Javier Calderon, anunciaba en una reunion con periodistas en el palacio de la Moncloa un plan para cambiar la imagen del Centro (Rueda, 1999: 159). Constaba de tres fases: una entrevista en prensa, un libro y una intervencion en television. En los meses siguientes, concedio una entrevista al semanario Tiempo, la periodista Pilar Urbano publico el libro "Yo entre en el CESID" y finalmente hizo unas declaraciones en el programa de television "Caiga quien caiga". Paralelamente, llevaron a cabo una politica de "puertas abiertas", invitando a visitar su sede a politicos, jueces y periodistas. La idea era demostrar que no tenian nada que ocultar.

3.6. Colaboradores e informantes

Otras fuentes relacionadas directamente con los servicios de inteligencia, aunque con un estatus un tanto peculiar, son los colaboradores e informantes. Personas que ayudan puntualmente con la cesion de una casa o la contratacion de una empresa para trabajos especiales, o gente que colabora facilitando informacion que el servicio necesita para cumplir determinadas misiones. Carecen de la obligacion legal de secreto, aunque el servicio de inteligencia confie en su discrecion.

Son informantes que puntualmente, en temas concretos, ofrecen a los periodistas una informacion de maxima calidad. Dos casos practicos explican perfectamente la actitud de este tipo de fuentes. En abril de 1988, el ciudadano marroqui Tarik Ouazzani estaba convencido de que no tardaria mucho tiempo en conseguir la nacionalidad espanola (Rueda y Pradas, 1997: 169). En su escrito de solicitud habia explicado que su madre habia nacido en Melilla, por lo que interpretaba que reunia la condicion establecida por la ley espanola. Ante el retraso en la concesion, fue a visitar a Juan Jose Pretel, Subdirector de Nacionalidad en el Ministerio de Asuntos Exteriores, que le aseguro que habia algunos problemas que seguro que se solucionarian. Ouazzani no entendio a que se referia hasta que un agente del entonces CESID se presento en su casa y le dijo que si queria ser espanol tenia que hacerles previamente algunos favores. En los meses siguientes tuvo que ayudar en la captacion por parte del servicio de inteligencia de una secretaria de la embajada de Marruecos en Madrid y escribirles informes detallados sobre personas que habia conocido cuando vivia en Marruecos. Mas tarde, le pidieron que intentara facilitarles contactos en el circulo intimo del rey Hassan, ante lo que se nego en rotundo. Le dio mil vueltas a su complicada situacion y solo encontro un camino para conseguir la nacionalidad: recurrio a la prensa y conto como el CESID le habia chantajeado. Tarik consiguio la nacionalidad espanola.

Un segundo caso es el protagonizado por Maria Isabel del Barrio, funcionaria de la Seguridad Social (El Mundo, 2007: web). En 1985 fue contactada por un agente del CESID para que le sacara los datos de determinadas personas en las que el servicio secreto tenia depositado su interes para algunas investigaciones--una accion ilegal-. La mujer accedio y comenzo a recibir unos emolumentos mensuales por su trabajo. Anos despues, paso a sacar informacion--igualmente ilegal--para detectives privados tambien a cambio de dinero. En 2001, cuando llevaba 16 anos colaborando con el servicio de inteligencia, la policia la detuvo al descubrir que vendia informacion a detectives. Maria Isabel pidio ayuda a su contacto en el servicio secreto y al no recibirla, decidio destapar el trabajo que habia estado haciendo para ellos. Hablo con la prensa y describio el trabajo sucio por el que la habian estado pagando, facilitando nombres de empresarios y actrices a los que habia investigado su vida laboral por requerimiento del CESID.

3.7. Fuentes aledanas

Para llevar a buen puerto las investigaciones de los periodistas en materia de espionaje hay un ultimo tipo de fuentes humanas que hay que cultivar y que son tremendamente productivas. Los temas que tratan los servicios de inteligencia tienen campos en comun con otras instituciones. Aunque la lista podria ser muy amplia, convendria destacar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los cuerpos policiales de varias autonomias y los funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores. Con frecuencia se convierten en fuentes motivados por sentir una invasion de sus competencias por parte del CNI o porque consideran que han jugado sucio con ellos.

Los casos con policias y guardias civiles se dan continuamente, pero fueron especialmente numerosos--y han sido documentados--durante el enfrentamiento abierto que mantuvieron esas instituciones con el CESID en la decada de los 80 por un conflicto de competencias. En esos anos aparece publicado en prensa (Aroca, 1984: 38) en distintos momentos el espionaje al que fueron sometidos, entre otros, Jeronimo Arozamena, vicepresidente del Tribunal Constitucional; Francisco Pera Verdaguer, presidente de la Sala Tercera del Supremo; Jose Luis Corcuera, ministro del Interior; Gregorio Peces Barba, presidente del Congreso de los Diputados; y Alberto Oliart, ministro de Defensa. En casi todos los casos, las historias son similares: policias de escolta han descubierto los seguimientos de agentes del CESID. Las informaciones que se filtran a los medios van contra el servicio de inteligencia y solo pueden proceder de funcionarios del Ministerio del Interior, molestos con la actuacion de sus colegas del espionaje.

Los diplomaticos nunca han tenido ese enfrentamiento abierto, aunque tampoco han tenido reparos en denunciar a espias que no actuaban segun las reglas eticas que ellos consideraban imprescindibles. Es el caso del embajador en El Salvador a mediados de los anos 80, Fernando Alvarez de Miranda (Rueda, 1997: 73). Un periodista de investigacion se puso en contacto con el en el ano 1997 para confirmar y ampliar datos sobre una historia en la que estaba trabajando. Un agente del CESID, Vicente Lopez Pascual, habia estado en El Salvador durante los anos 80 apoyando, nada mas y nada menos, que a los escuadrones de la muerte que tanto dano habian llevado al pais. El embajador accedio a contar todo lo que sabia y ademas especifico que el personalmente habia telefoneado al director del servicio de inteligencia para quejarse del comportamiento del agente.

3.8. Fuentes materiales

Junto a todas estas fuentes personales, cobran una relevancia especial las materiales. Los documentos del CNI tienen por su objetividad y credibilidad un valor destacable para cualquier informador. El inconveniente es que la mayor parte son considerados secretos, aunque por su contenido existen algunos de dudoso encaje en ese concepto. Por ejemplo, el "Manual de inteligencia" que reprodujo el semanario Tiempo (Rueda, 1995), trata de ensenar a los agentes los conceptos teoricos del trabajo del espia, pero no parece contener nada de informacion susceptible de danar la seguridad nacional.

Hay documentos que teniendo la consideracion de secretos son publicados por los informadores porque consideran que aportan credibilidad a la historia, no ponen en riesgo ni a personas ni a instituciones, y desvelan una informacion que la opinion publica tiene derecho a conocer.

Este fue el caso descubierto en 1996. Documentos del CESID, acompanados de una cinta, apoyaron una historia sorprendente (Rubio y Cerdan, 1995: 1): en 1978, cuando Adolfo Suarez era presidente del gobierno, visito la sede del servicio secreto y se reu nio con sus mas importante mandos. Alli hablaron sobre todos los temas conflictivos, entre los que estaba la lucha contra ETA, en la que Suarez se mostro claramente partidario de no utilizar la guerra sucia, aunque sus palabras en algun momento pudieron parecer ambiguas. Anos despues, se dijo que alguien en el gobierno socialista de ese momento pensaba utilizarlas para probar que la UCD apoyo la guerra sucia. La informacion publicada aportaba la prueba material de la existencia del documento y el contenido de la conversacion grabada por mandos del servicio secreto sin el conocimiento del presidente. De ese modo, la manipulacion quedo finiquitada.

Otro caso fue el del documento del CESID llamado "Somosierra-Cilindro-Perellon", que recogia la investigacion que habian llevado a cabo durante varios anos sobre la vida privada y publica de Juan Alberto Perote, ex jefe de los Grupos de Apoyo Operativo (Belloch, 1997: 16). En el informe se aportaban datos obtenidos gracias a registros de su oficina de trabajo, intervenciones telefonicas y seguimientos. El objetivo de su filtracion, realizada aparentemente por el propio servicio secreto, pretendia hacer llegar a la opinion publica el mal comportamiento de un antiguo agente que habia estado pasando informacion secreta sobre irregularidades del servicio.

Las otras fuentes materiales habituales en el periodismo de investigacion son los archivos publicos, de uso muy interesante y mas habitual en esta especialidad de lo que podria pensarse. Son fuentes abiertas y en ellas se puede encontrar, entre otros datos, empresas y pisos que son utilizadas en el CNI para sus actividades clandestinas. Disponiendo previamente de una pista, es facil obtener los datos registrales y el nombre de los accionistas o propietarios.

Uno de los casos mas claros es el que ocurrio en 1983 con el alquiler del piso en el que iba a vivir el ministro de Defensa, Narcis Serra (Rueda, 1991: 18). Preocupados por su seguridad, el director del CESID, Emilio Alonso Manglano, se ofrecio a ayudar a su mujer a buscar uno y cuando lo encontraron decidieron que lo alquilara una de sus empresas tapadera, Uzcalar. Defendieron que fue por motivos de seguridad, aunque el hecho de que nunca mas en la historia de Espana un servicio secreto alquilara el piso de un ministro da pabulo a otra teoria: lo utilizaban tambien para asuntos oscuros, como espiar a algunas de las embajadas cercanas. El hecho es que el periodista recibio la pista sobre la extrana situacion y busco en el registro mercantil los datos de la citada empresa. Descubrio que todos sus cargos directivos eran agentes del servicio, lo que le permitio escribir la historia de denuncia.

4. Conclusiones

Las limitaciones impuestas por la Ley de Secretos Oficiales y por la Ley Reguladora del CNI no han impedido el control por parte de los periodistas de las actividades del servicio de inteligencia. Y ha sido gracias a las numerosas fuentes con que han contado los profesionales, mucho mas numerosas de las que podrian pensarse en un primer acercamiento al tema.

Se observa del analisis una tipologia de fuentes resenadas que se concretan en las siguientes: los agentes y ex agentes; los miembros del Gobierno; los parlamentarios; el gabinete de prensa del CNI; la cupula del CNI; colaboradores e informantes del servicio de inteligencia; las fuentes aledanas; y las fuentes materiales.

Todas las personas vinculadas de una u otra manera con los asuntos que tratan los servicios de inteligencia pueden verse impelidas a filtrar a la prensa informaciones que conocen o colaborar facilitando datos. Como ha quedado referenciado, las fuentes estudiadas han colaborado en algun momento con los profesionales de los medios de comunicacion cuando sus intereses particulares o politicos asi se lo recomendaba. Obviando los limites impuestos por las leyes citadas.

La actividad de las fuentes no oficiales despierta malestar en el CNI y el gobierno. Que cualquier persona conocedora de estos asuntos hable con la prensa sin permiso es uno de los mayores pecados que puede cometer. Para ellos son traidores que tratan de danar al servicio y a los intereses del pais. Sin embargo, miembros de los distintos gobiernos y de las cupulas directivas del servicio secreto se saltan las normas restrictivas cuando lo aconsejan sus propios intereses.

http://dx.doi.org/10.5209/rev_ESMP.2014.v20.n1.45247

5. Referencias bibliograficas

ANASAGASTI, Inaki (2004): Agur Aznar, memorias de un vasco en Madrid. Madrid, Temas de Hoy.

AROCA, Santiago (1984): "Ministros y periodistas han sido espiados por el CESID", en Tiempo, 19 de noviembre, pp. 38-43.

BARDAVIO, Joaquin; CERNUDA, Pilar; y JAUREGUI, Fernando (2000): Servicios secretos. Barcelona, Plaza y Janes.

BELLOCH, Santiago (1997): "La verdadera vida del agente Perote", en Tiempo, 7 de julio, pp. 16-22.

CAMINOS MARCET, Jose Maria (1997): Periodismo de investigacion: teoria y practica. Madrid, Sintesis.

CERDAN, Manuel; RUBIO, Antonio (1995): "El CESID grabo con microfonos ocultos a Suarez mientras hablaba sobre ETA", en El Mundo, 27 de febrero, pp. 1, 6 y 7.

CERDAN, Manuel; RUBIO, Antonio (1996): "El Gobierno en funciones niega al juez un documento sobre la guerra sucia", en El Mundo, 3 de abril, pp. 1 y 7.

COUSIDO, Maria del Pilar (1994): "Libertad de informacion y seguridad nacional". Revista Espanola de Defensa, junio de 1994, p. 42.

DADER, Jose Luis (2002): Periodismo de precision, via socioinformatica de descubrir noticias. Madrid, Sintesis.

DIEZ, Anabel (2004): "Zapatero acusa al Gobierno de utilizar los servicios secretos para atacar al PSOE", en El pais: http://elpais.com/diario/2004/01/30/espana/1075417203_850215.html [Consulta: 12-11-2012]

DEL PINO, Javier (2005): "Garganta profunda, ?deber o venganza?", en El Pais, 2 de junio, p. 8.

D.M. y J.P. (2004): "El Gobierno desclasifica papeles del 11-M para intentar demostrar que no mintio en la crisis", en ABC, 19 de marzo, pp. 12-14.

"EL CHIVATO" (2010): "La medalla a "El Lobo", enemigo publico numero uno de ETA, y los silencios del CNI", en El Confidencial Digital: http://elconfidencialdigital.com/seguridad/049941/la-medalla-a- el-lobo-enemigo-publico-numero-uno- de-eta-y-los-silencios-del-cni?IdObjeto=24791 [Consulta: 18-04-2013]

EL MUNDO (2007): "Voy a ir a la carcel por trabajar para el Estado", en El mundo: http://www.elmundo.es/elmundo/2007/08/12/espana/1186890142.html [Consulta: 3-01-2013]

FERNANDEZ, J.M. (1992): "Garganta profunda, el misterio", en El Mundo, 12 de junio, Suplemento de Comunicacion, p.3.

FUMERO, Javier (2013): "Espionaje espanol a puerta cerrada", en El Confidencial Digital: http://blogs.elconfidencialdigital.com/javierfumero/2013/03/20/espionajeespanol-a-puerta-cerrada/ [Consulta: 20-03-2013]

GARCIA ABADILLO, Casimiro (2009a): "Saiz somete a 10 agentes del CNI a la maquina de la verdad", en El Mundo, 22 de junio, pp. 1, 3, 4 y 5.

GARCIA ABADILLO, Casimiro (2009b): "El cuestionado jefe de los espias", en El Mundo: http://www.elmundo.es/opinion/columnas/casimiro-garcia-abadillo/2009/01/2580345.html [Consulta: 18-12-2012]

GOMEZ MENDOZA, Miguel Angel (2000): "Analisis de contenido cualitativo y cuantitativo: Definicion, clasificacion y metodologia". Revista de Ciencias Humanas, mayo de 2000, numero 20: http://www.utp.edu.co/~chumanas/revistas/revistas/rev20/gomez.htm [Consulta: 12-03-2013]

GONZALEZ, Miguel (2013): "El jefe del CNI acusa a la Generalitat de identificar a sus agentes en el extranjero", en El Pais, 20 de marzo, p. 17.

MOLINA, Jesus (2004): "Carod-Rovira ultima un pacto con ETA para que no perpetre atentados en Cataluna", en ABC, 26 de enero, PP. 1, 10 y 11.

MUNIZAGA, Giselle (2008): "Uso frecuente de fuentes no identificadas: la permanencia del fenomeno", en Observatorio Fucatel: http://www.observatoriofucatel.cVindex.php?s=estudio+sobre+uso+de+fiientes+no+identificadas+en+la+prens a+chilena. [Consulta: 12-11-2012]

PEREZ OLIVA, Milagros (2010): "Demasiadas fuentes anonimas", en El Pais: http://elpais.com/diario/2010/09/26/opinion/1285452005_850215.html [6-10-2012]

REIG, Ramon (2000): Periodismo de investigacion y pseudoperiodismo. Madrid, Ediciones Libertarias.

RODRIGUEZ, Pepe (1994): Periodismo de investigacion: tecnicas y estrategias. Barcelona, Paidos.

RUBIO, Antonio (2009a): "Agentes del CNI dicen que el director utiliza el centro en su propio beneficio", en El Mundo, 14 de abril, p. 6.

RUBIO, Antonio (2009b): "Acusan al director del CNI de pescar en Senegal con dinero publico", en El Mundo, 16 de junio, pp. 4 y 5.

RUEDA, Fernando (1991): "Serra vive en un piso del servicio secreto", en Tiempo, 2 de diciembre, pp. 18-20.

RUEDA, Fernando (1995): "Manual de inteligencia del CESID", en Tiempo, 3 de julio, libro entregado conjunta e inseparablemente con el numero del semanario.

RUEDA, Fernando (1995): "Un asesino a sueldo, listo para matar a Perote", en Tiempo, 16 de octubre, pp. 16--22.

RUEDA, Fernando y PRADAS, Elena (1997): KA: licencia para matar. Que hacen y como son los espias mas peligrosos del CESID. Madrid, Temas de Hoy.

RUEDA, Fernando (1999): Por que nos da miedo el CESID. Madrid, Foca.

RUIZ OLABUENAGA, Jose Ignacio (2012): Metodologia de la investigacion cualitativa. Pamplona, Universidad de Deusto.

SAINZ DE LA PENA, Jose Antonio (2001): "Los servicios de inteligencia del Magreb", en MACIA, Juan: Periodismo y servicios secretos. Madrid, Universitas.

SANCHEZ, Manuel (2009): "Saiz denuncia una "venganza" de agentes del antiguo CESID", en El Mundo, 24 de junio, pp. 1, 3, 4 y 5.

SECANELLA, Petra (1986): Periodismo de investigacion. Madrid, Tecnos.

SEIJAS, Leopoldo (2001): "La CIA y los medios de comunicacion", en MACIA, Juan: Periodismo y servicios secretos. Madrid, Universitas.

SORIA, Carlos (1997): El laberinto informativo: una salida etica. Pamplona, EUNSA.

WAISBORD, S. (2001): "Por que la democracia necesita del periodismo de investigacion", en Sala de Prensa: www.saladeprensa.org/art231.htm. [Consulta: 16-062005]

Fernando RUEDA RIEU

Centro Universitario Villanueva (UCM)

frueda@villanueva.edu

Recibido: 30 junio de 2013

Aceptado: 19 de noviembre de 2013
COPYRIGHT 2014 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:CNI es la sigla de Centro Nacional de Inteligencia
Author:Rueda Rieu, Fernando
Publication:Estudios sobre el Mensaje Periodistico
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2014
Words:8824
Previous Article:Recuperacion de la cronica de Cortes durante la Transicion democratica: los Apuntes parlamentarios de Victor Marquez Reviriego.
Next Article:Prensa y sociedad en Chile en los comienzos republicanos: El Araucano como modelo de prensa estatal.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters