Printer Friendly

Las competencias en educacion: ?concepto empresarial o concepto social?

[ILUSTRACION OMITIR]

Introduccion:

Las transformaciones experimentadas en los ultimos anos en la sociedad venezolana, han conllevado hacia cambios evolutivos en las instituciones educativas del pais. Esta correlacion se hace especialmente trascendental, si se toma en cuenta el perfil conceptual de estas instituciones, el cual esta relacionado con el aseguramiento de la formacion cultural y la capacitacion profesional de los ciudadanos, al servicio de un sistema educativo que prepare a las jovenes generaciones para el trabajo y la actividad social. Estos principios formativos poseen una determinante incidencia en los valores culturales del individuo, valores estos que se expresan como adelantos cualitativos de la sociedad en su desarrollo material y espiritual en las esferas de la ciencia, humanidades, tecnologia productiva, educacion y arte.

Unos de los planteamientos formativos estudiados sistematicamente en los ultimos cuarenta anos es el modelo pedagogico por competencias, el cual representa uno de los proyectos que ha tenido mayor auge y al mismo tiempo, mayores controversias en el ambito de un amplio espectro internacional. Las innumerables discusiones planteadas en los diversos paises conllevan a veces a situaciones antagonicas y aparentemente irreconciliables. Unos plantean un modelo pragmatista empresarial, en tanto garantice la preparacion de sus trabajadores bajo el esquema de la optimizacion de los recursos humanos. Otros conciben el modelo en funcion del desarrollo del potencial humano para los retos de transformacion social. Este articulo tiene como objeto el analisis de los diferentes modelos por tan intrincados caminos historicos del pensamiento.

Desarrollo:

* Conceptos

Para comprender mejor la cuestion de los diferentes modelos pedagogicos por competencias es necesario un breve recorrido historico del concepto. En las decadas de los 30 y 40 del siglo XX, el concepto de competencias fue estudiado desde la optica de la filosofia, por el austro-britanico Ludwig Wittgenstein. Wittgenstein (1999) ubica el termino en el contexto del lenguaje y sus significados y parte del principio que el escrutinio del lenguaje es de caracter conductista: se trata de estudiar como se comportan los usuarios de un lenguaje, como aprendemos a hablar y para que sirve. Posteriormente, la idea de competencias fue estudiada en la linguistica por Chomsky hacia mediados del siglo XX, en los Estados Unidos. Chomsky (1965) desarrolla las ideas de competencia como un sistema que permite formar un numero indefinido de frases gramaticales en la lengua materna y comprender frases nunca oidas. En pocas palabras, los seres humanos se apropian del lenguaje y lo emplean para comunicarse.

En el campo de la sociologia tambien fueron realizados aportes sobre el estudio de las competencias, por parte del argentino Veron. En su teoria social, expuso que en los discursos se realizan selecciones de palabras, donde luego se colocan en un determinado orden, de acuerdo a los fines que se persigue. Este fenomeno selectivo responde a un proceder ideologico discursivo. Es por ello que Veron (1969, 1970) lo llamo competencia ideologica. Tobon (2005) explica que:
   Veron trasciende la concepcion de la
   ideologia como algo alienante, aunque
   en ocasiones lo sea. Plantea que todo
   acto de hablar es en si ideologico por el
   proceso de seleccion y organizacion que
   hay que hacer, lo cual tiene como base la
   influencia implicita o explicita de la
   sociedad a partir de la interiorizacion de
   ciertas reglas y principios en un contexto
   determinado. (P. 28)


A partir de los conceptos filosoficos, linguisticos y sociologicos el termino ha evolucionado con diversas acepciones, las cuales han sido utilizadas extensamente por la psicologia y la pedagogia, en el ambito de los procesos de ensenanza-aprendizaje. Es asi como, el concepto de competencia comenzo a ser empleado en el campo de la educacion a partir de los anos 70. El termino competencia emerge tanto de las exigencias del mundo del trabajo como del propio desarrollo de la ciencia, fenomenos que tambien guardan una estrecha relacion entre si. Fernandez (2003) hace algunas reflexiones teoricas desde la psicologia al problema de las competencias. Afirma que con el desarrollo acelerado de la ciencia y la tecnologia en los ultimos anos, la humanidad ha tenido la necesidad de prepararse para nuevos procesos productivos, nuevos empleos, nuevos aprendizajes. Expresa que comienza a emerger el termino de competencias considerandose como tales aquellos componentes tangibles, concretos y mensurables de la conducta de los profesionales, lo que es capaz de hacer una persona que trabaje en un area laboral concreta, tratandose de acciones, conductas o resultados. Ello trajo como consecuencia, a finales del siglo XX, el desarrollo de un movimiento conductista que derivo una educacion tecnocratica y segmentada en la formacion de profesionales en los Estados Unidos.

A raiz de eso surgen nuevas ideas en los anos siguientes como las teorias de Pearson, (1984 citado en Elliott, 2000), las cuales establecen una distincion entre el conocimiento tecnico habitual y conocimiento tecnico inteligente. El conocimiento tecnico habitual Capacita a una persona para desarrollar de manera refleja ciertas rutinas necesarias, pero no suficiente, de la competencia. Pearson hace la comparacion con un conductor de autos y dice que dentro de la adquisicion de capacidades reflejas esta la de arrancar, poner en marcha o detener el vehiculo. Ese conductor podria poseer el adecuado conocimiento tecnico habitual y, sin embargo, hacer desastres y crear un caos en la carretera. De esta manera se concluye que ese conductor es incompetente. Para que sea competente, el conductor tiene que demostrar, ademas, su comprension de la situacion. El conocimiento tecnico inteligente, supone el ejercicio de capacidades de discernimiento, discriminacion y accion inteligente. Se requieren acciones inteligentes en situaciones no estructuradas, asi como creatividad y busqueda de alternativas ante la toma de decisiones. Solo mediante la practica de esas capacidades puede un conductor evitar hacer estragos en la carretera y poner en peligro la seguridad de otros.

Es de destacar, que la psicologia de la personalidad, como busqueda del sistema de categorias, refleja las relaciones sistemicas y al mismo tiempo, permite una salida practica a las diferentes esferas de la psicologia aplicada. Ello no solo responde a la logica interna del desarrollo de la ciencia, sino que es tambien una exigencia social. Gonzalez (2002) reconoce el enfoque personologicos de la competencia:
   ... una categoria psicologica que integra
   determinados componentes figurativos,
   procedimentales, actitudinales y
   personologicos en funcion de lograr un
   desempeno eficiente en un contexto
   concreto de actuacion (...) La competencia
   profesional es una configuracion
   compleja, la cual incluye componentes de
   orden motivacional e intelectual que se
   integran en diferentes niveles de
   desarrollo funcional en la regulacion de la
   actuacion profesional del sujeto. Un profesional
   es competente no solo porque
   posee conocimientos y habilidades que le
   permiten resolver eficientemente los
   problemas profesionales sino tambien
   porque manifiesta una motivacion
   profesional sustentada en intereses y
   valores profesionales y dispone de
   recursos personologicos que le permiten
   funcionar con flexibilidad, reflexion
   personalizada, iniciativa, perseverancia,
   autonomia, perspectiva futura en su
   actuacion profesional. (p. 48)


Asi mismo, Gonzalez (2002) establece que la competencia profesional en sus niveles superiores manifiesta planos de expresion armonica entre el sentir, pensar y hacer del sujeto y expresa que esos planos se dividen en dos: un plano interno (reflexivo, vivencial) y un plano externo (conductual), lo cual se podria esquematizar de la siguiente forma:

[FIGURA 2 OMITIR]

Posteriormente aparece un nuevo constructo de competencia que incluye los saberes anteriores, no como producto final tangible coincidente solo con normas funcionales, sino tambien con capacidades complejas y conductas inteligentes:

... "capacidades agregadas y complejas para desempenarse en los diferentes ambitos que hacen a la vida humana en general y a una profesion en particular y que funciona como un dispositivo en permanente proceso de revision critica y recreacion" (Braslavsky, citado en Fernandez, 2003:2)

..."la adecuada integracion de habilidades, conocimientos, disposiciones, etc. que posibilitan, por el grado de perfeccionamiento logrado la elaboracion de respues-tas eficaces ante situaciones que lo requieran" (Lafourcade, citado en Fernandez, 2003: 2)

"Una configuracion psicologica compleja que integra en su estructura y funcionamiento motivacionales, cognitivas y recursos personologicos que se manifiestan en la calidad de la actuacion profesional del sujeto, y que garantizan un desempeno profesional responsable y eficiente" (Gonzalez 2002 citado en Cejas y Castano, 2003:3)

"La competencia profesional es el resultado de la integracion, esencial y generalizada de un complejo conjunto de conocimientos, habilidades y valores profesionales, que se manifiesta a traves de un desempeno profesional eficiente en la solucion de los problemas de su profesion, pudiendo incluso resolver aquellos no predeterminados". (Forgas 2003 citado en Cejas y Castano, 2003: 4).

"Una configuracion psicologica compleja que integra en su estructura y funcionamiento formaciones motivacionales, cognitivas y recursos personologicos que se manifiestan en la calidad de la actuacion profesional del sujeto, y que garantizan un desempeno profesional responsable y eficiente". (Gonzalez 2002: 4).

A manera de integracion de los conceptos expuestos, donde se destacan indicadores funcionales como pudieran ser un alto nivel de flexibilidad, de reflexion, un comportamiento alternativo ante la solucion de problemas, etc. que apuntan a un nivel de regulacion superior, se podria asumir como definicion integral la de los investigadores del Centro de Estudios Educacionales del Instituto Superior Pedagogico "Enrique Jose Varona" (ISPEIV), en la ciudad de La Habana y recogido por Perez (2006): "Configuracion psicologica que integra diversos componentes cognitivos, metacognitivos, motivacionales y cualidades en estrecha unidad funcional, autorregulando el desempeno real y eficiente en una esfera especifica de la actividad, atendiendo al modelo de desempeno deseable socialmente construido en un contexto historico concreto" (P. 34-35)

En este recorrido epistemologico del termino competencia, se pudo observar la evolucion historica de las ideas relacionadas con el concepto. Ahora bien, la aplicacion de estas teorias derivo en caminos distintos, los cuales fueron creando diversos enfoques controversiales. Ambos enfoques se realizan a partir de las necesidades educativas para poder articular su puesta en practica real. Por un lado, un enfoque instruccional se empleo en un sentido estrictamente laboral, protagonizados por los intereses de los grandes grupos economicos, con el fin de buscar optimizar sus ganancias economicas a un menor costo. Por el otro, una tendencia pedagogica mas amplia e integral de su puesta en practica conllevo a la profundizacion de ideas de impacto social en sus esferas tanto material como espiritual. Para entender un poco mas estos enfoques, es preciso recorrerlos en sus inicios paralelos en el ultimo tercio del siglo pasado. Primer enfoque:

* Las competencias empresariales

McClelland (citado en Valle, 2006) es considerado como el artifice de la definicion del termino competencias laborales, en la decada de los 70. Este propuso una nueva variable para poder entender el concepto de motivacion: Performance/Quality, considerando el primer termino como la necesidad de logro (resultados cuantitativos) y la segunda como la calidad en el trabajo (resultados cualitativos). Agregaba ademas, que las aptitudes academicas y contenido por si solas no predicen un alto desempeno laboral, sino que son las caracteristicas del individuo o competencias las que pueden identificar este alto desempeno. No obstante, otros autores ven el origen de estos conceptos en los paises industrializados, los cuales poseian problemas para vincular el aspecto productivo con el educativo, durante la decada de los 80.

En el plano de las competencias laborales, las ideas desarrolladas del termino fue cobrando un gran impulso en el mundo empresarial privado, donde, desde una vision pragmatica, se relacionaban el saber-hacer con la capacidad de competir. Esto se traduce en ganancias por sobre los otros competidores mediante el logro de una mayor rentabilidad. Es asi como el concepto de competencias fue explotado en el sentido de la capacidad laboral y por consecuencia se fueron tejiendo propuestas de reformas curriculares en el campo de la educacion, que fueron expandiendose por muchos paises. Arguelles (2001) sostiene que esta acepcion de las competencias educativas tiene sus antecedentes en los anos treinta del siglo XX, en los Estados Unidos con la intension de aplicar normas para producir un cambio en las circunstancias industriales y economicas, a traves del programa de Educacion Basada en Normas de Competencias (EBNC).

Arguelles afirma que muchos paises que adoptaron la EBNC, lo hicieron por las exigencias economicas, tal es el caso de Australia, donde a mediados de los anos 80 se reconocio que debian producirse cambios que se reflejaran en las habilidades y destrezas de la mano de obra para que se pudiera llevar a cabo una reestructuracion industrial en el pais y seguir siendo competitivos frente a otros paises de la OCDE. Lo mismo ocurrio con Alemania y Reino Unido. Esto dedujo que la naturaleza cambiante del trabajo y los mayores requisitos que esto implica--en los terminos expuestos--exigian la adopcion de normas de competencias nacionales convenidas entre todos los interesados (P. 22-23).

En 1994, el Banco Mundial en su calidad de agencia multinacional y en un intento por globalizar estas politicas educativas de los sectores empresariales, publica el documento La ensenanza superior: las lecciones derivadas de la experiencia. En este documento, se elaboraron planes de exhortacion a los gobiernos, para aplicacion de politicas en materia educativa universitaria y su relacion entre el mundo educativo y el mundo laboral. Como se podra observar mas adelante, estos planes guardan una estrecha relacion con los modelos empresariales de competencias educativas, ya que--entre otras--la respuesta a estas politicas de exhortacion derivo en los acuerdos universitarios europeos conocidos como "Tuning":

En el documento del Banco Mundial se privilegia al sector privado en relacion con la academia: "La participacion de representantes del sector privado en los consejos de administracion de las instituciones de nivel terciario, publicas o privadas, contribuye a asegurar la pertinencia de los programas academicos". (Salmi, 1994: 22)

Al mismo tiempo, en el mismo documento se fija una critica posicion ante las instituciones oficiales y estatales de educacion universitaria: "Si bien hay algunas excepciones, la calidad de la ensenanza y la investigacion se ha deteriorado marcadamente en las instituciones publicas de nivel postsecundario en el mundo en desarrollo. Muchos sistemas publicos funcionan en condiciones adversas de hacinamiento, deterioro de sus instalaciones fisicas, personal insuficiente, recursos escasos para las bibliotecas y equipos cientificos y materiales didacticos insuficientes". (Salmi, 1994: 28)

Igualmente, plantea condicionamientos politicos y economicos a los gobiernos:

... los prestamos del Banco Mundial para la ensenanza superior tienen otra justificacion importante: apoyar los esfuerzos de los paises para adoptar reformas de politica que permitan al subsector funcionar en forma mas eficiente y a un menor costo publico. Se seguira dando prioridad a los paises dispuestos a adoptar un marco de politicas en materia de educacion superior que haga hincapie en la estructura diferenciada de las instituciones y una base de recursos diversificada y mayor importancia a los proveedores y al financiamiento privado. (Salmi, 1994:24)

Estas propuestas de reformas universitarias que privilegian al sector empresarial, tuvieron su eco poco tiempo despues en America Latina. En 1997 surge un documento similar de otro organismo de financiamiento multilateral. Se trata de La educacion superior en America Latina y el Caribe, publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (Moura, 1997: 31). Al igual que en el documento del Banco Mundial, se establecen temas relacionadas a pagos de matriculas, politicas tributarias, doctrinas de financiamiento, llegando incluso a tocar temas altamente sensibles de la poblacion, como el de la privatizacion de servicios educativos. En pocas palabras, el documento exhorta a los gobiernos latinoamericanos y del Caribe a sostener el sistema de formacion universitaria sobre las leyes del mercado empresarial.

En consecuencia a estas las politicas, un grupo de universidades europeas, en el ano 2000, fueron convocadas por sus respectivos gobiernos en la ciudad italiana de Bolonia, donde comenzaron a sentarse las bases del proyecto denominado "Tuning Sintonizar las estructuras educativas de Europa". En el se desarrollaron las ideas educativas basadas en las competencias, sobre las cuales se determinaron sus especificidades a traves de consultas a personal universitario, estudiantes y, muy especialmente, a los empleadores; es decir, a los empresarios de los grupos economicos. Concretamente, el plan se propone fijar puntos de referencia para las competencias genericas y las especificas de cada disciplina, en los diferentes ambitos tematicos: estudios empresariales, ciencias de la educacion, geologia, historia, matematicas, fisica y quimica. Se elaboro una lista de 85 competencias y destrezas diferentes, las cuales se convirtieron en las recomendaciones a las instituciones de educacion universitaria del grupo Tuning. Estas recomendaciones fueron consideradas pertinentes por companias privadas. Luego se realizaron el analisis del significado de las mencionadas competencias, para reducir su numero y evitar la repeticion de ambitos y significados. Ello trajo como resultado, una lista de treinta competencias, que fueron clasificadas en instrumentales, interpersonales y sistemicas. Es de hacer notar, que durante el analisis de las encuestas, causo inquietud el escepticismo en areas como "aprecio por la diversidad y por la multiculturalidad", "compromiso etico" y "habilidades de investigacion". Esto llama a la reflexion en el sentido de la determinacion del destinatario. Es decir, hay que tomar en cuenta, en primer lugar, hacia quien va dirigido el producto de la formacion profesional universitaria. De esta manera, comienza un profundo debate sobre la existencia--por una parte--de los grupos economico como norte de la formacion universitaria y por otra la sociedad, como destinataria y razon de ser del sistema educativo de un pais.

Las respuestas a estas aplicaciones no se hicieron esperar; jovenes estudiantes de los paises involucrados se manifestaron en las calles de las diferentes ciudades europeas en contra de los acuerdos de Bolonia, bajo el lema de la no mercantilizacion de los saberes en las universidades. Numerosos autores han realizado estudios criticos sobre la cuestion de los modelos pedagogicos de competencias laborales. Llanio (2008) realiza un analisis sobre las tendencias y politicas internacionales en educacion, donde en diferentes reuniones internacionales se han planteado fuertes criticas a los organismos multinacionales de credito de America Latina, ya que estos privilegian una formacion individual que solo abarca el conocimiento tecnico y funcional del saber. En una cita a Juan Trimboni (Coordinador Programa Educacion del Consumidor/a Oficina para America Latina y el Caribe), senala:
   Un sistema educativo que se aleje de esta
   politica no es rentable y ello tambien
   explica la escasa atencion que se brinda
   a la educacion para jovenes y adultos en
   numerosos paises de la region (...) Esto
   se vincula con la formacion de recursos
   humanos al servicio de las empresas y
   ello es coherente con que la logica mercantil
   sea la que defina finalidades y prioridades.
   Ya es habitual hablar del 'mercado
   de los productos y de los servicios
   pedagogicos'. (P. 5)


Para Gonzalez, citado en Martinez (2006) el asunto de influencia de las empresas en el sistema educativo afecta, no solamente a los programas del curriculo, sino tambien al area de las investigaciones que las instituciones realizan:
   ... la relacion entre el mercado y la
   universidad puede enfocarse desde dos
   perspectivas. Una, que tiene que ver con
   los contenidos de la ensenanza. Y, otra,
   con la forma como se asumen las preguntas
   de investigacion. La universidad pierde
   autonomia si el contenido de la ensenanza
   se amarra a las necesidades del
   mercado. Pero pierde su pertinencia si
   los cursos no responden a las necesidades
   de la sociedad, expresadas en las
   demandas que hacen las profesiones. (P.
   82)


Una vez expuesto los causas y consecuencias del primer enfoque de aplicacion de competencias educativas, es necesario volver historicamente hacia el ultimo tercio del siglo pasado y analizar los procesos relacionados con el segundo enfoque:

* Las competencias sociales

El desarrollo de las ideas en torno a las competencias en el campo de la ensenanza, fue tomando paralelamente otro rumbo mucho mas amplio; esta vez no en el reducido termino del desempeno laboral de las empresas, sino mirando hacia horizontes relacionados con la formacion integral del individuo dentro del concierto social. Asi por ejemplo, en los Estados Unidos, en la ciudad de Milwaukee, el Colegio Alverno--centro catolico de educacion superior--comenzo a estudiar en 1979 un modelo de capacidades genericas desarollables en el educador. Para ello, se realizo una revision teorica en el campo de las competencias educativas, las cuales fueron puestas en practica en los mas diversos campos. Para Perrenoud (1995) la estructura del pensum propuesto y practicado en este centro educativo norteamericano, resulta una excelente idea de como se puede conciliar la cuestion de las competencias con las inquietudes surgidas de las culturas generales en un todo homogeneo y coherente. El modelo de desarrollo de competencias educativas de la institucion fue llevado a un "mapa" de cinco ambitos de habilidades: El de la conceptualizacion, en la cual se integran las disciplinas del conocimiento en un marco educativo con una amplia gama de saberes a fin de planificar y poner en practica el aprendizaje; el del diagnostico y su relacion con las observaciones de la conducta y sus situaciones con el fin de fomentar el aprendizaje; el de la coordinacion de la gestion eficaz de recursos para apoyar el aprendizaje; el comunicacional como uso de los distintos medios orales y escritos para estructurar y reforzar los procesos de aprendizaje y por ultimo, el de interaccion integral, la cual representa la demostracion de responsabilidad profesional en el aprendizaje del medio ambiente.

Igualmente, desde la decada de 1970, Philippe Perrenoud en Suiza comenzo a investigar la produccion de las desigualdades y el fracaso escolar, tratando de comprender lo que sucede en la escuela, en un intento de hacerla menos injusta. Desde ese punto de partida, Perrenoud (1995) estudio la cuestion de las competencias en el proceso de transferencias de los conocimientos a las situaciones laborales y extra laborales. Afirma que esa transferencia pasa a integrarse en competencias de reflexion, de decision y de accion en la medida de las situaciones complejas. Critica las corrientes teoricas sobre competencias, llamadas por Perrenoud "rigurosamente profesionales" y "utilitarista" en sus--segun el--pobres acepciones: asimilar la competencia a un objetivo (en terminos de conductas observables, empleadas desde hace 30 anos y ya obsoletas); asimilarla a un desempeno potencial o; asimilarla a un savoir-faire. Sostiene que sus planteamientos distorsionan con un conductismo rudimentario, taxonomias interminables, fraccionamientos excesivos de los objetivos, etc. Afirma que la nocion de competencias puede oponerse a la de desempeno, en tanto que el desempeno observado es un indicador de la competencia mas o menos debil y medible solo indirectamente y que las competencias -+-de esa forma--termina convirtiendose en sinonimo de saber-hacer, como por ejemplo saber abrir una lata de conservas o saber hacer componendas para ganar unas elecciones.

Perrenoud (1995) ve una definicion a la que el ha llamado "mas exigente" de las competencias. Las concibe como integracion de multiples recursos cognitivos en el tratamiento de situaciones complejas. Estos recursos son de ordenes diferentes: esquemas de percepcion, pensamiento, accion, intuicion, suposicion, opinion, valores, representaciones construidas de la realidad, saberes, combinandolos en un proceso de estrategias de resolucion de problemas como consecuencia de un razonamiento, inferencia, anticipacion, estimacion de probabilidades respectivas de diversos eventos, de un diagnostico a partir de un conjunto de indicios, etc. Perrenoud ve la integridad en las competencias en el sentido de la formacion del espiritu que pasa por la capacidad de analisis, de relacionar, de lectura critica, de cuestionamiento y de transposicion en un marco antropologico de cultura y de formacion de la personalidad.

En America Latina, Angel Villarini, de la Universidad de Puerto Rico, habla del caracter humanista, hermeneutico-critico y emancipador de la educacion y de las competencias humanas generales como formas de conciencia. Villarini estuvo desde 1983 a 1986 en Milwaukee participando en un programa de formacion profesional en el arriba mencionado Colegio Alverno, donde desarrollo sus teorias sobre competencias. Villarini (2007), profundizando en el caracter holistico y social sostiene que las competencias son capacidades, habilidades y formas de conciencia que se desarrollan como parte del proceso de maduracion biopsicocultural, producto de la integracion de conceptos, destrezas y actitudes, que dota al ser humano de una capacidad de entendimiento, accion y transformacion de sus relaciones con el mundo, el/ella mismo incluido.

Al igual que Perrenoud, Villarini (2007) critico las llamadas--por este ultimo--versiones conductista e instrumentalistas que en su opinion, ven en la competencia una mera destreza o proceso que puede aprenderse y "dominarse" por medio de "entrenamiento" (comillas de Villarini). Afirma que la emancipacion de las competencias humanas encuentra grandes obstaculos creados por la modernidad. Uno de ellos es la division y las condiciones del trabajo y la creciente tendencia a la especializacion en la linea de produccion o en las profesiones. Otro, el desarrollo de la sociedad de mercado y el creciente consumismo, que han llevado al desarrollo unilateral y a la perdida de capacidades humanas generales y por ende de capacidades productivas y autogestivas.

Es por ello que Villarini amplia el concepto a competencias humanas generales como formas de conciencia desde una perspectiva humanista critica y emancipadora donde se expresan atributos culturales del ser humano integral que permiten entenderlas, apreciarlas y manejarse en ellas. Para estos propositos, sostiene que la seleccion de un modelo de cada competencia es tanto un acto de ciencia, como de filosofia y politica. En sintesis, ser competente para Villarini significa tener un conocimiento declarativo, es decir, sabe lo que hace, por que lo que hace y conoce el objeto sobre el que actua; tener una capacidad de ejecucion, que comprende el conocimiento procesal o las destrezas intelectuales y psicomotoras para en efecto llevar a cabo la ejecucion sobre el objeto y; tener la actitud o disposicion para querer hacer uso del conocimiento declarativo y procesal y actuar de manera que se considera correcta.

El concepto de competencias ha sido tratado, tanto en lo teorico como en sus aplicaciones, desde diferentes enfoques que han creado posiciones opuestas. Este fenomeno de posiciones encontradas tiene una sola causa que las genera: el destinatario. El modelo pedagogico por competencias tiene la gran virtud de planificar su recorrido curricular luego de una consulta, especialmente dirigida--aunque no exclusivamente--a los a los receptores finales. Cuando aqui se habla de receptores, se refiere al objeto final del proceso de formacion profesional que se beneficia de los egresados. En el caso del primer enfoque, el empresario es el receptor final del modelo, ya que lo concibio para lograr optimizar sus ganancias a un menor costo. En el caso del segundo enfoque, el receptor es la sociedad en constante movimiento la cual exige los cambios necesarios para su transformacion. Estos dos polos conceptuales originan la interaccion de posiciones en este juego dialectico. Fernandez (2003) habla de esas posiciones conceptuales:
   Asimismo, para poder ser consecuentes
   posteriormente en nuestra practica pedagogica,
   tambien consideramos necesario
   esclarecer que concebimos como
   competencias, ya que el concepto ha sido
   trabajado desde sus primeros enfoques
   de corte conductista, como sumatoria de
   acciones, hasta otros de caracter mas
   holistico que contemplan la actuacion
   inteligente, la creatividad, la incorporacion
   de elementos axiologicos; como
   combinaciones complejas, capacidades
   complejas, lo que queda a nuestro juicio
   mas claramente establecido como
   configuraciones que integran diferentes
   componentes personologicos, autorregulando
   el desempeno eficiente en una
   esfera especifica de la actividad. (P. 8)


CONCLUSIONES:

Es preciso hacer algunas consideraciones de colofon con el fin de poder realizar aportes a este debate dialectico propio de las investigaciones sociales. Al inicio del presente trabajo se hizo mencion a las transformaciones en el sistema educativo del pais, el cual prepara a las jovenes generaciones para el trabajo y la actividad social. Asi mismo, el modelo por competencias se ha situado desde sus inicios principalmente en el plano del desempeno profesional. Por lo tanto, la ultima proposicion de este silogismo deduce que el centro de la observacion se focaliza especialmente en la etapa formativa universitaria que, en el caso venezolano, experimenta un proceso multiple de creaciones de proyectos en los ultimos anos. Esta gama creativa va desde proyectos tematicos, donde se cristalizan instituciones para la preparacion en determinadas areas del saber, hasta proyectos fundamentados en el metodo de aplicacion como los politecnicos de estudios abiertos.

Igualmente es importante considerar que el modelo de competencias se centra mas hacia los macro objetivos de la preparacion, instruccion o formacion, que hacia los micro aspectos relacionados con los problemas de la didactica. El modelo plantea, en primer lugar las consultas a los destinatarios sobre sus necesidades, para luego estructurar un plan de tareas desarrollables en un recorrido curricular, de manera que finalmente conlleven al optimo desempeno laboral y social. Pareciera entonces perfectamente viable la aplicacion de los mas diversos repertorios en materia de las teorias de la didactica, nacidos en los ultimos cuarenta anos, en el arriba mencionado recorrido curricular.

Por ultimo, queda aqui un aspecto--el mas sensible de todos--relacionado con el "ser o no ser" del modelo en cuestion. Se evidencia un modelo que nacio de la motivacion de grupos economicos en su busqueda por optimizar el desempeno de los trabajadores a favor de obtener mayores plusvalias. Ese modelo originario ha sido aprovechado en su estructura metodologica y ha ido ganando terreno en el ambito social, de tal manera que la brujula destinataria ha comenzado a desplazarse desde el lado del empresariado hacia el lado del gran universo social. La cuestion central ahora se plantea desde la siguiente perspectiva: disenar modelos pedagogicos de competencias para satisfacer las grandes demandas del pueblo en su lucha por conseguir la justicia social.

Recibido: 20/07/2010--Aceptado: 14/11/2010

BIBLIOGRAFIA

Arguelles, A. (compilador) (2005). Competencia laboral y educacion basada en normas de competencia. Mexico, D.F.: Limusa-Noriega.

Chomsky, N. (1995). Aspects of the theory of syntax. Volumen 11 de Special technical report of the Research Laboratory of Electronics of the Massachusetts Institute of Technology (19a ed.). Cambridge, MA: MIT Press

Cejas, E. & Castano R. (2003). Habilidades y capacidades rectoras versus competencias laborales. Revista Electronica de Pedagogia Profesional. 3 (1). Disponible en: http://www.ispetp.rimed.cu/pages/ Revista/VOL1 %20no3/articulo2cejas2.htm (consultada en junio 2009)

Elliott, J. (2000). El cambio educativo desde la investigacion-accion. Madrid: Morata

Fernandez, A., Castellanos B. & Llivina, M. (2003). De las capacidades a las competencias: una reflexion teorica desde la psicologia. Revista Varona. 36-37,. 22-25

Gonzalez, V. (2002). ?Que significa ser un profesional competente? Reflexiones desde una perspectiva psicologica. Revista Cubana de Educacion Superior, 1 (XXIII), 45 53.

Llanio, G. (2008). El modelo de curriculo por competencias. Revista Pedagogia Universitaria. 3 (13), 1-16.

Martinez, O. (2006). La formacion basada en competencias en la educacion superior: una aproximacion conceptual. Revista de la Comision de Investigacion de FIMPES. 1 (1), 78-85

McClelland, D. (1973). Testing for competence rather than for "intelligence". American Psychologist. 1 (28), 1-14

Moura, C. & Levy, D. (1997), La educacion superior en America Latina y el Caribe. Washington D.C.: Banco Interamericano de Desarrollo.

Perez, R. (2006). Modelo del perfil de los cargos por Competencias laborales del tecnico medio en construccion civil para el mejoramiento de la formacion y la eficiencia del trabajo. Tesis en opcion al grado cientifico de doctor en ciencias pedagogicas, Instituto Superior Pedagogico "Enrique Jose Varona", Ciudad de La Habana, Cuba.

Salmi, J. (1994). Enseignement superieur: ce que nous a appris l'experience. Washington DC.: Publications de la Banque Mondiale.

Perrenoud, Ph. (1995). Des savoirs aux competences: De quoi parle-t-on en parlant de competences? Pedagogie collegiale. Octobre 1995, Vol. 9 no. 1

Tobon, S. (2005). Formacion basada en competencia: pensamiento complejo, diseno curricular y didactica (2da ed). Bogota: Ecoe.

Tobon, S. (2006). Competencias en la Educacion Superior. Politicas hacia la Calidad. Bogota: Ecoe.

Trimboli, J. (2003). Educacion y equidad: un debate necesario. Carta de la Red de Educacion del Consumidor, 14, 1-7.

Tuning (2000). Convergence des structures educatives en Europe: Un projet pilote soutenu par la Commission europeenne dans le cadre du programme Socrates Disponible en: http://ec.europa.eu/education/policies/ educ/tuning/tuning_fr.html (consultada en mayo 2009)

Valle, I. (2006). Sobre competencias laborales. Disponible en: http://www.uv.es/selva/gestion/articles/ sobrecomp.htm (consultada en mayo 2009)

Villarini, A. (2007). Calidad educativa desde una perspectiva humanista, critica y emancipadora. Disponible en: http://www.renovacionmagisterial.org/comunidad/docs/c ongreso/calidad/001.pdf (consultada en noviembre 2010)

Wittgenstein, L. (1999). Ludwig Wittgenstein Werkausgabe Band 1. Frankfurt am Main: Suhrkamp

Zubiria, S. (2006). Las competencias argumentativas: la vision desde la educacion. Bogota: Magisterio

Rafael Jose Saavedra Vasquez:

Universidad de Los Andes--Facultad de Arte. Profesor asistente a dedicacion exclusiva. Miembro del equipo de Investigaciones sociales, pedagogicas y musicologicas de la Universidad de la Sorbona-Paris IV Egresado del Conservatorio Estatal P.I. Chaikovsky de Moscu--Rusia, donde obtuvo el titulo de Master en Bellas Artes, en la mencion de Director Coral y Profesor de Disciplinas corales. Estudio en la Escuela de Musica y Arte Dramatico de Viena--Austria, en la Facultad de Guitarra Concertistica y en el Conservatorio de la misma ciudad, en la Facultad de Direccion Orquestal. Es profesor del Departamento de Direccion Coral, Facultad de Arte de la Universidad de Los Andes en Merida--Venezuela. Es asesor de la Direccion General de Cultura y Extension de la misma universidad. Asi mismo, es miembro del equipo de investiga- ciones sociales, pedagogicas y musicologicas del Observatorio Musical Frances en la Universidad de la Sorbona-Paris IV, donde realiza una tesis doctoral. Fue director de la Escuela de Musica Miguel Angel Espinel, de la ciudad de San Cristobal, Estado Tachira y asesor academico en el Consejo Nacional de la Cultura en Caracas. Fue coordinador de Investigaciones Musicales en la Biblioteca Nacional de Venezuela (1990-1994), donde realizo labores junto al musicologo uruguayo de origen aleman Francisco Curt Lange y docente de diversas catedras en diferentes escuelas oficiales de musica del pais. Dentro de sus publicaciones se destacan: Teoria y Entrenamiento Musical (1993), El Analisis Armonico (1995), Hemerografia Musical Venezolana del Siglo XX. El Cojo Ilustrado (2000), Lenguaje Musical: Estudios Basicos de Musica (1991), Practica Coral (1991-1992) y articulos en revistas especializadas. rsaavedra@ula.ve
COPYRIGHT 2010 Universidad Nacional Experimental Simon Rodriguez. Nucelo Barquisimeto
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Saavedra Vasquez, Rafael Jose
Publication:Revista de filosofia y sociopolitica de la educacion TERE
Article Type:Report
Date:Jul 1, 2010
Words:6121
Previous Article:Simon Rodriguez: voz y tinta masculina que se pronuncia ante la opresion y la desigualdad, con ideales socialistas y feministas.
Next Article:Gestion participativa como paradigma de inclusion en Liceos Bolivarianos rurales del municipio Andres Eloy Blanco del Estado Lara.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters