Printer Friendly

La subtitulacion aficionada de animacion japonesa: una aproximacion intertextual.

El presente articulo constituye una aproximacion a la subtitulacion aficionada de animacion japonesa (SAAJ) desde la perspectiva de la intertextualidad. Se busca, en lo esencial, mostrar la idoneidad del marco teorico adoptado para el estudio de actividades discursivas de la compleja naturaleza de la SAAJ y proporcionar la base para una consideracion adecuada de esta practica en particular.

Palabras clave: Subtitulacion aficionada, animacion japonesa, discurso, intertextualidad, interdiscursividad.

The present article purports to approach amateur subtitling of Japanese animation (ASJA) from an intertextual perspective. With this we aim to show the adequacy of the theoretical framework here usedfor the study of discursive activities of the complex nature of ASJA, as well as to provide the basis for a proper account of this particular practice.

KEY WORDS: Amateur subtitling, Japanese animation, discourse, intertextuality, interdiscursivity.

Amateur subtitling of japanese animation: an intertextual approach

Introduccion

La subtitulacion, (2) practica comunmente reconocida como una modalidad de la traduccion audiovisual, consiste, en esencia, en traducir por escrito--a diferencia del doblaje, que es oral--y en forma mas bien sintetica lo que se dice de manera tanto oral como escrita--aunque sobre todo de manera oral--en peliculas y programas de television varios. Las secuencias escritas que resultan de esta practica, como el prefijo sub sugiere, se ubican por lo general en la parte inferior de la pantalla de tal manera que interfieran lo menos posible con la captacion de los acontecimientos correspondientes al material audiovisual original por parte del espectador. (3)

En un comienzo, la subtitulacion estuvo vinculada de manera directa a la industria cinematografica y televisiva, pero esto cambiaria con el surgimiento de una nueva variante de la actividad: el llamado fansubbing. La palabra fansubbing corresponde a una contraccion de fansubtitling, voz anglosajona que literalmente podria traducirse como subtitulacion hecha por aficionados (fans)', sin embargo, en un comienzo el termino no se usaba para aludir a la subtitulacion aficionada en su globalidad, sino tan solo a la subtitulacion aficionada de animacion japonesa (SAAJ); y, de hecho, pese a algunas excepciones (Bold, 2011; Martinez Garcia, 2010; Micheli, 2007), tal uso sigue siendo el mas comun en la actualidad (Bogucki, 2009; Diaz Cintas & Munoz, 2006; Ferrer Simo, 2005; Kayahara, 2005; O'Hagan, 2003; Perez-Gonzalez, 2007a, 2007b).

En cuanto a la practica comunmente asociada al termino fansubbing, es decir, la SAAJ, si bien su origen se remonta a la decada de los ochenta, con la tecnologia VHS, su verdadera masificacion se dio junto con la expansion de Internet. De hecho, hoy en dia en la red prolifera un gran numero de grupos subtituladores aficionados, cada uno con su respectivo nombre y sitio web, los cuales se encargan de trabajar con los diversos materiales animados que son producidos en Japon (Ferrer Simo, 2005).

Pero este tipo de traduccion audiovisual no se caracteriza unicamente por su medio de difusion, por lo masiva que es (para lo cual el dudoso estatus legal de la actividad no parece ser impedimento) y por el material audiovisual con el que se trabaja, sino que cuenta con otras caracteristicas distintivas que la apartan en importante grado, tanto de la subtitulacion comercial estandar como de la subtitulacion aficionada en general (Diaz Cintas & Munoz, 2006; Ferrer Simo, 2005; Martinez Garcia, 2010; Nornes, 1999; Perez-Gonzalez, 2007a, 2007b). De hecho, esta desviacion respecto de otras formas de subtitulacion es tan notable que es muy facil caer en la tentacion de asociar a la SAAJ conceptos como los de incorreccion e inadecuacion en un primer analisis.

El presente trabajo tiene por objetivo aproximarse a la SAAJ recurriendo al abanico teorico que ofrecen las ciencias del lenguaje, en particular la linguistica del texto y los estudios del discurso. Mas especificamente, aqui se propone una caracterizacion de la SAAJ frente a los demas tipos de subtitulacion, desde la perspectiva de la intertextualidad, entendida como la relacion de dependencia historico-textual que interviene en la produccion y recepcion de distintos textos, lo cual llevara a distinguir tras la actividad estudiada un genero discursivo de pleno derecho, es decir, una potencialidad de recursos semioticos sociocognitivamente determinada, definible segun criterios especificos. La caracterizacion propuesta servira, en lo esencial, a dos propositos: por un lado, mostrar la idoneidad con la que puede aplicarse la nocion de intertextualidad en el estudio de la SAAJ y de la subtitulacion en general, que constituyen practicas discursivas en las que al componente verbal no se le puede asignar un protagonismo claro (aunque ante la palabra subtitulacion uno tienda a pensar en las secuencias escritas correspondientes a los subtitulos en si antes que en cualquier otra cosa), y, por otro lado, proporcionar una base que permita una adecuada consideracion de la practica estudiada en el ambito academico.

TEXTO Y DISCURSO

Un primer paso para acercamos al objetivo propuesto en esta ocasion es referimos, aunque sea en forma superficial, a los conceptos tras las palabras texto y discurso, en tomo a los cuales historicamente ha existido cierto grado de confusion. Ambos terminos, cuyo uso extendido en la linguistica de la segunda mitad del siglo XX refleja la necesidad de estudiar las distintas manifestaciones linguisticas del hombre yendo mas alla del tradicional limite de la oracion, han sido entendidos segun distintas definiciones, algunas de las cuales, a veces por diferencias entre las denominaciones existentes en distintas lenguas, incluso han llegado a hacer que ambas palabras sean consideradas sinonimas. Sin embargo, en especial a partir de la decada de los ochenta, la especificidad de texto y discurso como terminos no exactamente identicos, aunque si muy cercanos, se ira consolidando y homogeneizando entre varios estudiosos del area.

Segun Pym (1992), ya Widdowson en 1979 concebia el analisis textual y el analisis del discurso como practicas cuyos objetivos diferian; segun el ultimo autor mencionado, el proposito del analisis textual es estudiar "las propiedades formales de un segmento linguistico" y el del analisis del discurso, estudiar "la forma en que las oraciones se emplean comunicativamente en la realizacion de actos sociales" (citado en Pym, 1992, p. 231). (4) En una linea similar, autores como Adam (1976) y Van Dijk (1990) simplifican matematicamente la oposicion diciendo que, en esencia, el discurso se origina al sumar el texto, en cuanto construccion linguistica, a sus condiciones de produccion (contexto). Tenemos, pues, que los terminos texto y discurso sirven para designar dos caras de los eventos comunicativos: el primero se vincula al hecho construccional, mientras que el segundo se relaciona con la produccion y la emision.

Ahora bien, ante tal delimitacion conceptual, mas de alguno podria limitarse a asociar texto y discurso exclusivamente al plano verbal; no obstante, como senalan, entre otros, Kress y Van Leeuwen (2001), la comunicacion puede darse a traves de distintos modos semioticos (puesto que podemos comunicar a traves de la voz, la escritura, las imagenes, etc.) y, de hecho, generalmente estos modos coexisten en los textos que producimos y procesamos en la vida cotidiana. En otras palabras, se trata de textos multimodales. Asi pues, para mantener lo esencial de la distincion entre texto y discurso esbozada hasta ahora sin tener que limitarse tan solo al plano de la comunicacion verbal, al referimos a un texto en sentido general mas que hablar de una construccion linguistica convendria hablar de una construccion semiotica, o siguiendo a Eco (1981), de una maquina semantico-pragmatica, la cual, por supuesto, al considerarse como parte de una interaccion comunicativa concreta, pasara a adquirir el estatus de discurso, como presencia semiotica actual (Magarinos De Morentin, 1983).

INTERTEXTUALIDAD, INTERDISCURSIVIDAD Y GENEROS DISCURSIVOS

El termino intertextualidad, que se usara repetidamente en este trabajo, fue acunado por Kristeva (1978), quien a partir de sus lecturas de Bakhtin (1981) llega a la siguiente conclusion: "Todo texto se construye como un mosaico de citas, todo texto es absorcion y transformacion de otro texto" (p. 190). Al hablar de intertextualidad, Kristeva alude a la relacion de dependencia de indole historica que tienen los textos respecto de otros textos anteriores. En la misma linea, enfatizando tambien la naturaleza historica de la intertextualidad, De Beaugrande y Dressier (2005), por su parte, dicen que este fenomeno es el responsable de la forma en que evolucionan los distintos tipos de textos, a saber, distintas clases textuales que poseen patrones caracteristicos.

De otro lado, Fairclough (1992), siguiendo los pasos de la escuela francesa del analisis del discurso, distingue entre intertextualidad manifiesta e intertextualidad constitutiva:
   En la intertextualidad manifiesta, otros textos estan
   explicitamente presentes en el texto analizado ... La
   intertextualidad constitutiva de un texto, por otra parte,
   corresponde a la configuracion de convenciones discursivas que
   influye en la produccion de este (p. 104).


Para referirse a la intertextualidad constitutiva este autor propone el termino alternativo interdiscursividad, con lo cual queda claro que, para el, este fenomeno corresponde mas a la esfera discursiva--relativa a la produccion y a la emision--que a la textual propiamente dicha--solo construccional--.

La interdiscursividad, al estar relacionada a la forma en que las convenciones estructuran los ordenes del discurso, es la responsable de la existencia de, entre otras cosas, los llamados generos discursivos, asi como de la posibilidad de combinacion de estos resultante en innovaciones discursivas varias. Fairclough (1992) define los generos discursivos, en esencia, como conjuntos de convenciones discursivas que tienen relacion con actividades sociales concretas, con lo cual se supera la idea de tipo de texto que antes se veia en De Beaugrande y Dressler (2005), asi como otras concepciones acaso mas rigidas. En palabras de Fairclough (1992): "Un genero implica no solo un determinado tipo de texto, sino tambien determinados procesos de produccion, distribucion y consumo de textos" (p. 126).

Otra conceptualizacion similar de los generos discursivos, y una bastante util a nuestro juicio, es la que se halla en un libro editado por Parodi (2008a) en que se trata el tema de los generos del discurso academico y profesional, especificamente en el primer capitulo de dicho libro, escrito, precisamente, el autor mencionado. Parodi (2008b) parte de una perspectiva sociocognitiva, como el mismo indica en el titulo de su trabajo, diciendo lo siguiente:
   En mi opinion, el genero constituye una constelacion de
   potencialidades de convenciones discursivas, sustentada por los
   conocimientos previos de los hablantes/escritores y
   oyentes/lectores (almacenados en la memoria de cada sujeto), a
   partir de constricciones y parametros contextuales, sociales y
   cognitivos. ... En su manifestacion concreta, los generos son
   variedades de una lengua que operan a traves de conjuntos de rasgos
   linguistico-textuales coocurrentes sistematicamente a traves de las
   tramas de un texto, y que se circunscriben linguisticamente en
   virtud de propositos comunicativos, participantes implicados
   (escritores y comprendedores), contextos de produccion, ambitos de
   uso, modos de organizacion discursiva, soportes y medios, etc. (p.
   26).


La conceptualizacion de los generos discursivos que ofrece el autor recien citado es, en lo esencial, compatible con la de Fairclough (1992). Lo que resulta en particular interesante de la propuesta de Parodi (2008b) esta, a nuestro parecer, en la idea de ver los generos como potencialidades de recursos textuales sociocognitivamente determinadas, en virtud de factores discursivos como los propositos comunicacionales y los contextos de emision. Por otra parte, el unico problema que podria suponer la forma en que este autor define los generos discursivos en relacion con los fines aqui propuestos es el enfasis que, dados los objetivos del trabajo referido, se pone en la comunicacion verbal (por ejemplo, mediante la sucesion de palabras como hablantes, oyentes, escritores ...). De todas formas, conviene senalar que, con minimas modificaciones en la definicion antes citada, se podria extender la concepcion de genero discursivo propuesta por Parodi incluso a instancias de comunicacion en que no haya signos verbales en absoluto. (5)

Pero volvamos un momento a Fairclough (1992) antes de concluir esta seccion. Este autor, explica que la intertextualidad en general no es un fenomeno que se de de un modo exactamente libre, sino que esta, en mayor o menor medida, controlada; por esto, para Fairclough, explicar la intertextualidad es algo que no se puede hacer sin hablar de estructuras sociales, de hegemonia. Para ilustrar esto, valga considerar, sin ir mas lejos, las paginas que estan siendo leidas en este preciso instante. El hecho de que el presente trabajo este elaborado del modo en que esta no es algo casual, sino todo lo contrario; la elaboracion de este trabajo responde a las convenciones generales del discurso academico, y en particular a las convenciones propias de publicaciones tales como revistas universitarias y libros monograficos colectivos editados por especialistas de un area del saber. Asi, para que este trabajo fuese aceptable en su ambito discursivo y pudiera ser publicado tal como se presenta aqui, tuvo que cumplir con una serie requisitos, los cuales fueron evaluados en una revision, que probablemente no habria pasado con exito de haber sido escrito de manera confianzuda o vulgar, o de no haber tenido un resumen del articulo con su respectiva traduccion al ingles, o incluso de no haber estado estructurado en secciones tituladas. Tenemos, pues, que convencion discursiva y poder (y por tanto tambien subordinacion) son cosas inseparables.

HACIA UNA CARACTERIZACION INTERTEXTUAL DE LA SUBTITULACION AFICIONADA DE ANIMACION JAPONESA

Es en esta seccion, como su titulo sugiere, donde se intentara caracterizar la SAAJ desde la perspectiva del fenomeno de la intertextualidad, tal como ya ha sido explicado. Para ello, comenzamos refiriendonos a algunas de las caracteristicas mas relevantes y distintivas de la SAAJ, partiendo de la bibliografia existente en tomo al tema. Luego, a partir de dichas caracteristicas se abordara la forma en que se da la intertextualidad en la practica discursiva estudiada desde tres puntos de vista: el de la intertextualidad manifiesta; el de la interdiscursividad y los generos discursivos; y el del control discursivo.

Caracteristicas distintivas de la subtitulacion aficionada de animacion japonesa

Nivel textual: aspectos construccionales

Es Ferrer Simo (2005) la primera en inventariar de modo relativamente exhaustivo las caracteristicas textuales vinculadas a la SAAJ, dividiendolas en las categorias de presentacion y contenido. Dichas caracteristicas se resumen en la Tabla 1. (6)

En seguida abordaremos con mas detalle algunas de las caracteristicas aludidas en dicha Tabla, y tambien mencionaremos otras a las que se han referido otros autores que resulten de importancia para los propositos del presente articulo.

La primera caracteristica que menciona Ferrer Simo (2005) en cuanto a presentacion es que los tipos de letras (fonts, en ingles) que se uti- lizan para los subtitulos en la SAAJ suelen variar entre los distintos grupos subtituladores, siendo lo comun que, a diferencia de lo que sucede las subtitulaciones comerciales tradicionales, y tambien en otros tipos de subtitulacion aficionada, se utilicen tipos bastante distintos de las tipicas Arial o Times New Roman (Diaz Cintas, 2001). Asi mismo, tal como observa Ferrer Simo al nombrar el segundo rasgo de la categoria de presentacion, en la practica aqui estudiada se da la peculiaridad de que muchas veces se opta por usar subtitulos de distintos colores, a fin de senalar a que personaje corresponde cada intervencion, practica que es habitual en las subtitulaciones para personas con problemas auditivos (Neves, 2005). En otras palabras, hay aqui elementos visuales que actuan, en un marco discursivo multimodal (Perez-Gonzalez, 2007b), como verdaderas guias de procesamiento. Un punto importante en relacion con esto es que la eleccion del color de los subtitulos con la antedicha funcion no es arbitraria, sino que responde a una serie de factores (Perez-Gonzalez, 2007a, 2007b), de los que destacamos el cabello y vestuario de los personajes, en especial cuando se trata de peliculas o series cuyos personajes tienen vestuarios distintivos recurrentes, o colores de cabello peculiares como azul, rojo, amarillo, etcetera.

Todo lo que se ha mencionado en el parrafo anterior puede apreciarse en la Figura 1, en la que se muestran dos planos consecutivos correspondientes al trabajo que hizo el grupo Nine Tails (ahora Backbeard) (7) con el episodio 2 de la serie Tengen Toppa Gnrren Lagann (Nakashima & Imaishi, 2007).

[FIGURA 1 OMITIR]

Otro rasgo clave de la practica que se busca aqui caracterizar es el quinto que menciona Ferrer Simo (2005) en cuanto a presentacion, es decir, el uso de notas en la parte superior de la pantalla, similares a las notas al pie de pagina que se usan en las traducciones de algunos textos. Al respecto, Diaz Cintas y Munoz (2006) ofrecen las siguientes palabras: "Ciertos referentes culturales ... se explican mediante notas y glosas del traductor. Estas notas ... aparecen y desaparecen junto con los subtitulos que acompanan, por lo que leerlas resulta mas bien dificil" (p. 46).

Este rasgo aparece ilustrado en la Figura 2, correspondiente a la subtitulacion que hizo el grupo Yume Anime Team (8) de la primera en- trega de la serie de OVA (Original video animation) (9) Rurouni Kenshin: Tsuiokuhen (Furihashi, Naruke, Noguchi, Sogo & Furuhashi, 1999), en uno de cuyos planos se usa una nota que explica que es el Shinsen-Gumi (segun la nota: "Grupo de Sentinelas de Kyoto" [sic]).

[FIGURA 2 OMITIR]

Esta caracteristica, que corresponde a una de las mas notables innovaciones de la SAAJ respecto de la subtitulacion estandar, de hecho ha logrado hacerse camino hacia el ambito de la subtitulacion comercial, existiendo hoy en dia ediciones en DVD que dan la posibilidad de activar notas aclaratorias (Caffrey, 2009).

Ahora bien, estas notas no son sino reflejo de otra caracteristica vinculada a la SAAJ, que consiste en aplicar un metodo cuasi filologico (Reiss, 1983) al traducir lo que dicen los personajes de las distintas peliculas y series, similar al metodo empleado en la traduccion de ciertas clases de textos (por ejemplo, aquellos con muchos elementos de dificil aprehension, tales como textos de filosofia, o simplemente textos antiguos o de culturas lejanas, en particular cuando han adquirido un cierto estatus historico), dejando que la audiencia -que como se vera suele tener un especial interes en la cultura japonesa- acceda del modo mas directo posible a los elementos culturales especificos presentes en la obra original. En palabras de Ferrer Simo (2005):
   Parece que el fansub se impone como una version aficionada y
   primitiva de las versiones "anotadas" o eruditas. El aficionado que
   quiera saber algo mas no recurrira a una version original (pues no
   sabe tanto japones), sino a una version fansub que le explicara
   exactamente lo que quiere saber de un referente cultural en
   concreto, y que mantendra siempre el "sabor local" del producto (p.
   43).


Para terminar con lo que se podria considerar como parte de los aspectos de presentacion, mencionaremos una caracteristica que Ferrer Simo no expone pero a la que si aluden Martinez Garcia (2010) y Perez-Gonzalez (2007a, 2007b). Como estos autores comentan, en varias ocasiones los grupos subtituladores optan por distanciarse aun mas de lo tradicional e incluyen secuencias escritas, ya no en la parte inferior ni en la parte superior de la pantalla, sino tambien ocupando otras areas, en ocasiones en que en la obra original aparezca alguna secuencia escrita (por ejemplo, en letreros, mensajes de texto en celulares, etc.). Muchas veces, esta practica no se limita a una mera superposicion en las imagenes originales, sino que llega a involucrar una edicion visual bastante mas compleja, tal como se puede apreciar en la Figura 3, en la que se muestra como se ve un mismo plano del episodio 1 de la serie Kami Nomi zo Shiru Sekai (Kurata & Takayanagi, 2010), en los trabajos de dos grupos subtituladores: Anime Underground (10) y Deshi no Sekai. (11)

Como se puede notar, todas las caracteristicas que se han visto hasta ahora son ajenas al plano propiamente linguistico; sin embargo, la practica subtituladora estudiada tambien se caracteriza por ciertas peculiaridades pertenecientes a dicho plano, cosa que Ferrer Simo deja claro cuando habla de aspectos de "contenido". Como esta autora observa, en varias de las subtitulaciones hechas por aficionados, en los subtitulos y sobretitulos en si, se pueden observar con cierta frecuencia "problemas linguisticos"--por llamarlos de algun modo--, tanto de naturaleza meramente normativa/estilistica (ortografia, redaccion ...) como vinculados al sentido. En relacion con esto, lo cual se debe en gran parte al hecho de que quienes hacen las traducciones en este contexto por lo general no son traductores profesionales, Ferrer Simo (2005), emite una valoracion bastante categorica: "Desde el punto de vista profesional (las traducciones que se hacen en el marco de la SAAJ) no son validas como trabajo real, y desde el punto de vista academico son buenos ejemplos para entrenar estudiantes en la correccion de traducciones" (p. 29).

[FIGURA 3 OMITIR]

Pero una de las cosas mas curiosas de estos problemas, como los hemos llamado, es que muchas veces, como se sugiere en la Tabla 1 se relacionan al ingles incluso si los subtitulos estan en otra lengua. (12) Esto se debe al sencillo hecho de que muchas veces los subtitulos corresponden a traducciones de otras traducciones que se han hecho al ingles de las interacciones verbales de las peliculas o series con que se trabaja--fenomeno que, de hecho, tambien se da con cierta frecuencia en la traduccion profesional en general, pues no es infrecuente que en este ambito se encargue la traduccion de un texto que ya es en si una traduccion, escrito en otra lengua--. Esto puede notarse en el siguiente ejemplo, ofrecido tambien por Martinez Garcia, que corresponde a la subtitulacion que hizo el grupo DNA Project (13) del episodio 295 de la serie Bleach (Sogo & Abe, 2010).

[FIGURA 4 OMITIR]

En este ejemplo se puede apreciar que el traductor, primero, explicita un sujeto que hubiera sido mas normal mantener tacito; segundo, mantiene la perifrasis verbal con el verbo auxiliar ser en forma de gerundio, que se hubiera podido expresar con un solo verbo; y tercero, utiliza estar en presente de indicativo siendo que la estructura pide preterito de subjuntivo, lo que probablemente se deba a que se confundio la contraccion they'[we]re, que equivale a nuestro estuviesen/estuvieran (preterito de subjuntivo), con la contraccion they'[a]re, que equivale a nuestro estan (presente de indicativo). (14) Para contrastar, Martinez Gar- cia tambien muestra como tradujo el grupo Tensa Zangetsu (15) la misma secuencia linguistica: "Es como si fueran atraidos por algun otro poder". En este caso, como se puede ver, el producto resulta menos calcado del ingles, ademas de resultar mas conciso y, por consiguiente, mas rapido de leer como subtitulo.

En suma, son variadas las caracteristicas textuales que distinguen la SAAJ de otros tipos de subtitulacion, algunas de las cuales incluso llegan a poner en duda la pertinencia de utilizar tan solo el termino subtitulacion para referirse a aquella practica.

Nivel discursivo: aspectos contextuales

Aunque es probable que lo que mas cause impresion acerca de la SAAJ sean sus peculiares caracteristicas textuales, tan distantes en ocasiones de las caracteristicas de las subtitulaciones a las que uno se acostumbra viendo television o yendo al cine, la SAAJ no se distingue solo desde el punto de vista construccional, sino tambien desde un punto de vista discursivo mas amplio, en el que los elementos contextuales adquieren vital importancia.

Un primer punto que conviene tratar a este respecto es el del perfil de los participantes de la practica discursiva que es la SAAJ, esto es, los subtituladores (16) (emisores) y la audiencia (destinatarios). Como es de esperar, en el ambito de la subtitulacion comercial, los subtituladores, al formar parte de una industria, son en esencia personas que hacen un trabajo, por el cual naturalmente reciben una remuneracion. Resulta obvio: si no fuese asi no tendria mucho sentido utilizar el adjetivo comercial. La motivacion tras el trabajo de estos subtituladores es, al menos en parte, monetaria. Pero en el caso de la SAAJ, asi como en el de la subtitulacion aficionada en general, la situacion es distinta. Las personas que se dedican a esta practica lo hacen sin ninguna remuneracion monetaria, (17) ante lo cual surge la pregunta: ?cual es la motivacion entonces? En este punto conviene recordar el termino anglosajon con el cual se ha aludido comunmente a la SAAJ: fansubbing, el cual esta formado con el signo anglosajon fan, que corresponde a una abreviacion de fanatic (fanatico). El uso de este termino se ha justificado por el hecho de que la SAAJ se ha visto, desde sus inicios, estrechamente relacionada al movimiento denominado otaku, al cual pertenecen individuos que son empedernidos entusiastas del manga y la animacion japonesa, asi como de la cultura nipona en general (Menkes, 2012); o sea que los subtituladores aficionados de animacion japonesa no son meramente aficionados a subtitular animacion japonesa, sino aficionados a la animacion japonesa en si misma, que buscan contribuir en la difusion de aquello que los apasiona. He aqui, pues, una diferencia discursiva sustantiva entre la subtitulacion aficionada en general y la subtitulacion comercial (estandar o no estandar): no solo la audiencia (tambien relacionada en gran parte al movimiento otaku) se supone entusiasta de las obras subtituladas; igualmente lo son los subtituladores, a quienes Perez-Gonzalez (2007a, 2007b) llega a concebir como verdaderos intervencionistas.

Por otra parte, tambien la forma en que se consumen las obras subtituladas varia de manera notable entre la SAAJ y otros tipos de subtitulacion. En el caso de la SAAJ, asi como en la subtitulacion aficionada en general, Internet ha tenido un papel decisivo, como ya se adelanto en la introduccion. A diferencia de lo que sucede con las subtitulaciones comerciales, que estan siempre destinadas a consumirse en el cine, en la television o en ediciones en DVD (es decir, en medios que suponen una remuneracion a cambio de la posibilidad de acceso a las obras), la difusion de las peliculas y series subtituladas por aficionados se inicia hoy en dia siempre en la red, a traves de los sitios web de los grupos subtituladores, de sitios para ver peliculas o series en linea, de blogs de descargas, etc. Incluso, el hoy conocidisimo sitio web Youtube es una maquina de difusion de subtitulaciones aficionadas, lo cual se puede constatar iniciando en dicho portal una busqueda con combinaciones de palabras como anime, fansubs, espanol --y ello a pesar de sus politicas de copyright (Martinez Garcia, 2010)--. (18) Este hecho, que por lo general es visto mas bien anecdoticamente, supone un rasgo discursivo fundamental que tendra importantes implicaciones para la caracterizacion propuesta en este trabajo.

Relaciones intertextuales en la subtitulacion aficionada de animacion japonesa

Intertextualidad manifiesta

Antes de poder comenzar a hablar de como se manifiesta la intertextualidad en la SAAJ, es pertinente referirse a un hecho al que, aunque pueda considerarse obvio, conviene asignarle de inmediato el estatus de supuesto explicito al momento de hacer una caracterizacion como la aqui propuesta. Nos referimos al hecho de que cualquier pelicula o episodio de serie subtitulado es, en cuanto texto, una entidad comunicativa en si misma, distinta de la pelicula o el episodio original, que por su parte correspondera a otro texto, a otra entidad comunicativa, independientemente de lo similares que puedan ser entre si ambas entidades desde el punto de vista construccional, es decir, independientemente de que en ambas se muestren los "mismos" elementos visuales y se escuchen los mismos dialogos y efectos sonoros. Se trata--insistimos--de un supuesto elemental analogo que subyace a denominaciones del ambito de los estudios de traduccion como texto fuente y texto meta, que hacen patente que un original y su traduccion son siempre entidades comunicativas distintas: si un texto es, como se ha dicho, una construccion semiotica, se desprende logicamente que al modificarse los elementos semioticos de un texto cualquiera, por leve que sea la modificacion, el resultado sera una entidad textual nueva. Este supuesto, por obvio que sea, no puede dejar de tenerse en mente, pues sin el no tendria sentido hablar de intertextualidad de clase alguna en relacion con la SAAJ, ni en realidad respecto de ninguna modalidad de subtitulacion.

Ahora que ya se ha hecho esta precision, referirse a la forma en que se da la intertextualidad manifiesta en la practica que aqui nos interesa se toma bastante mas sencillo. Se ha dicho ya que en el caso de cualquier pelicula o episodio subtitulado lo que se tiene es un texto en el que se presentan elementos semioticos de otro texto (la pelicula o el episodio original, sin subtitular), tal como aparecian en el (ademas de otros tantos elementos semioticos nuevos, pues cualquier acto de subtitulacion involucra al menos la presencia de las secuencias escritas correspondientes a los subtitulos, como resulta obvio). Asi mismo, varias paginas atras se definio la intertextualidad manifiesta como aquella en que "otros textos estan explicitamente presentes en el texto analizado" (Fairclough, 1992, p. 104). Entonces, ?puede decirse que la relacion existente entre una pelicula o un episodio que ha resultado de la SAAJ y la pelicula o el episodio original es una relacion de intertextualidad manifiesta? Consideramos que la respuesta a esta pregunta es afirmativa. A pesar de que generalmente se habla de explicitud solo en relacion con producciones verbales (sean orales o escritas), si por explicito entendemos algo "que expresa clara y determinantemente una cosa" (Real Academia Espanola, 2001, p. 1022) podemos sin ningun problema emplear el termino para hablar de la SAAJ. No hay, pues, desde el punto de vista estrictamente intertextual, ninguna diferencia entre el traspaso de elementos semioticos intactos que se da en la SAAJ y el traspaso de elementos linguisticos intactos que se da en el caso de las llamadas citas textuales, que constituyen el fenomeno de intertextualidad manifiesta por antonomasia: en ambos casos hay una presencia intertextual totalmente explicita, independientemente de que se trate de codigos y modos semioticos distintos.

Mas ?no se da este fenomeno con todo material audiovisual que ha sido subtitulado, y no solo con las subtitulaciones hechas en el marco de la SAAJ? En efecto, ya se ha dicho que cualquier material audiovisual subtitulado constituye un texto en el que tambien se halla presente de manera explicita el texto que corresponde al material audiovisual original, en su estado puro, por lo cual pareciera que este fenomeno intertextual no es algo caracteristico de la SAAJ, sino que es mas bien una condicion para que la subtitulacion, sin apellidos, pueda existir. Sin embargo, hay ciertas matizaciones que se pueden hacer a este respecto. Piensese en el penultimo rasgo comentado en el apartado correspondiente al nivel textual, es decir, el de la modificacion de las imagenes que se muestran en pantalla, tras los subtitulos y sobretitulos, cuando en ellas se aparecen secuencias escritas. Si consideramos el plano visual, cada vez que se emplea este recurso se esta reduciendo gradualmente la explicitud del texto original (sin subtitular) en el texto nuevo (ya subtitulado). A modo de ilustracion, considerese la oposicion entre citas textuales y citas parafrasticas: si en una instancia discursiva determinada se reproducen las palabras de otra persona al pie de la letra, sin agregar ni quitar elementos expresivos, el texto citado sera plenamente visible e identificable en el nuevo; en cambio, en la medida en que se vaya reduciendo la fidelidad linguistica de la cita respecto del texto original, empleando elementos expresivos propios y, por tanto, pasando de una cita textual a una parafrasis, la visibilidad y la identificabilidad del texto original disminuiran. De igual manera, pues, en la medida en que se reduzca la fidelidad semiotico-visual de un texto filmico subtitulado respecto del texto filmico original, incorporando elementos nuevos, el texto original se hara en algun grado menos visible e identificable; o sea, su presencia sera menos explicita.

Entonces, es posible concluir que si bien en la SAAJ la intertextualidad manifiesta se da en forma muy similar a como se da en los demas tipos de subtitulacion, asi como en otras esferas de la subtitulacion aficionada, la primera se distingue por una mayor parafrasis visual--si es permitido el termino--frente a sus contrapartes, que optan por una mayor "textualidad" (entendida aqui entre comillas como la caracteristica de las citas textuales). Tanto en un tipo de subtitulacion como en el otro habra un traspaso de una serie de elementos semioticos intactos, es decir, en ambos casos habra explicitud; la diferencia entre un tipo y otro a este respecto es, por tanto, en esencia cuantitativa.

Interdiscursividad: ?puede hablarse de un genero discursivo en el caso de la subtitulacion aficionada de animacion japonesa?

Ahora que ya nos hemos referido a como se da la intertextualidad manifiesta en la SAAJ corresponde en este apartado tratar el tema de como se da la intertextualidad constitutiva, o interdiscursividad, la cual, a nuestro juicio, es la que en este caso resulta mas fructifera de estudiar. Especificamente, en este apartado, como ya se adelantaba en la introduccion, nos concentraremos en abordar a la SAAJ desde la perspectiva de los generos discursivos, entendidos como las potencialidades de recursos semioticos, las entidades semioticas formales (es decir, obtenidas mediante una formalizacion), que surgen de las distintas configuraciones de convenciones discursivas.

En el ambito cinematografico, el uso de la palabra genero no es para nada nuevo y de hecho, tampoco constituye un uso especialmente tecnico. Pocas serian las personas que se extranarian al oir a alguien decir, segun los criterios de la industria, que el western, la comedia, el slasher, etc., corresponden a generos cinematograficos, al menos pocas mas de las que se extranarian al oir a alguien decir que la novela y el cuento corresponden a generos literarios. Asi mismo, en el ambito de la animacion japonesa es comun que se hable de distintos generos y subgeneros, delimitados desde distintos puntos de vista, como por ejemplo el harem, donde un protagonista masculino sin muchas peculiaridades de repente se ve rodeado por muchas mujeres atractivas; el mecha, donde se muestran robots de combate gigantes que son piloteados por humanos; el yuri, donde la trama gira en tomo a relaciones lesbicas mas bien explicitas;19 etc. Pero ?que sucederia si alguien dijese que la SAAJ constituye, en si misma, un genero? Muy probablemente, en este caso la extraneza aumentaria.

?Sera, pues, posible considerar la SAAJ ya no meramente como una practica, sino como un verdadero genero discursivo? Para responder esta interrogante, sirvanos volver a uno de los temas que surgen mas recurrentemente en el campo de los estudios de traduccion, nos referimos al tema de la relacion entre la traduccion y los generos discursivos. Hatim (2001), al respecto, reconoce dos ideas hasta cierto punto opuestas: de un lado, la idea de que al traducir un texto uno traduce tambien el genero al que este corresponde y, de otro lado, la idea de que la traduccion corresponde en si a un genero. Respecto de la ultima idea mencionada, que es la que resulta de interes para los propositos del presente articulo, el antedicho autor se pregunta: "?Puede uno referirse a una traduccion en el mismo sentido en que se refiere a una receta de cocina o a una carta al director?" (Hatim, 2001, p. 144). Y de inmediato cita a James, quien asegura que "el genero 'traduccion' existe, aunque tiene un estatus especial" (citado en Hatim, 2001, p. 144). Pero, de hecho, esta idea, como bien observa Cozma (2008), puede rastrearse hasta el famoso ensayo "Miseria y esplendor de la traduccion" de Ortega y Gasset (1996), en el que se lee: "Yo diria: la traduccion ni siquiera pertenece al mismo genero literario que lo traducido. Convendria recalcar esto y afirmar que la traduccion es un genero literario aparte, distinto de los demas, con sus normas y finalidades propias" (p. 443).

La interrogante de si la traduccion en general puede equipararse o no a un genero discursivo, considerandose una suerte de genero cuasi transparente, es de bastante complejidad en gran medida debido a lo dificil que resulta determinar que es exactamente traducir, lo cual requeriria en realidad un numero de paginas bastante mayor que el que es pertinente dedicarle en el presente trabajo; sin embargo, se trata de una interrogante que constituye un buen punto de partida para la reflexion sobre los puntos que se busca tratar en este apartado. En efecto, en el caso de aquello que recibe en general el nombre traduccion, tenemos, de un lado, normas y finalidades especificas, como senala Ortega y Gasset (1996), pero tambien tenemos, de otro lado, participantes con caracteristicas constantes: un emisor con conocimiento de al menos dos lenguas y culturas y un destinatario que carece de las competencias necesarias para acceder de manera satisfactoria al texto en que se basa la traduccion. Con esto en consideracion, no seria descabellado delimitar un genero discursivo llamado traduccion, aunque seria un genero, por asi decirlo, bastante general. Y algo similar puede decirse en el caso de la SAAJ, solo que con mas determinacion: tenemos diversos textos audiovisuales (que, como ya hemos dicho antes, constituyen entidades de existencia propia, no coincidentes con las entidades en que se basan) en los que se puede reconocer una serie de constantes que son distintivas respecto de otras modalidades de subtitulacion, y dichas constantes no son tan solo construccionales, sino tambien contextuales, pues se relacionan con factores sociales tales como el proposito comunicacional, las situaciones de produccion y emision y las caracteristicas de los emisores y destinatarios.

Es mas, las constantes textuales que hallamos en la SAAJ no solo coocurren con las constantes contextuales antes mencionadas, sino que surgen y se justifican a causa de ellas. Para ilustrar esto recuerdese, a modo de ejemplo, el rasgo de las notas aclaratorias en la parte superior de la pantalla, al que se hacia alusion paginas atras, asi como el comentario de Diaz Cintas y Munoz (2006) acerca de lo dificil que resulta leerlas. En una primera instancia uno podria inclinarse a pensar, en especial a partir del comentario de los antedichos autores, que el uso de estas notas es asituacional, y por tanto un signo de una forma de subtitulacion inapropiada. En efecto, tal como dejan ver Diaz Cintas y Munoz, estas notas aclaratorias son muy dificiles de leer en condiciones normales--es decir, en las condiciones en que las personas tradicionalmente han visto series y peliculas, sea en casa o en el cine--, esto debido a que aparecen por muy poco tiempo en pantalla y a que el espectador debe ademas concentrarse en los subtitulos en si (las secuencias de la parte inferior de la pantalla) y en la escena de fondo. De hecho, la nota de la Figura 2, en comparacion con otras que a veces se ven en ciertas subtitulaciones, es relativamente corta; o sea que existen casos en los que es verdaderamente imposible atender a la nota sin tener que recurrir a la pausa, en especial cuando la secuencia de los subtitulos tiene cierta extension, como demuestra Cafirey (2009) en los resultados de su tesis doctoral, la cual estudia los efectos de las notas aclaratorias en la percepcion de subtitulaciones (en este caso, subtitulaciones comerciales). (20) Pero ?que tal si la audiencia de las peliculas y series de animacion japonesa subtituladas por aficionados, de hecho, considera como un habito normal el poner pausa cada vez que aparece una nota? Esto resulta bastante plausible, no solo por la na- turaleza misma de las notas, sino tambien porque este tipo de material siempre esta disponible en Internet, por lo cual muchas personas ven sus peliculas y series directamente en la computadora, sea en linea o luego de haberlas descargado, teniendo la pausa tan solo a una tecla o a un clic de distancia;21 sin embargo, no muchos parecen ser los estudiosos que han manifestado en forma explicita reflexiones como esta (Caffrey, 2009; Diaz Cintas, 2005; Nomes, 1999). Teniendose la posibilidad mencionada presente, la situacionalidad no se ve para nada contravenida por la existencia de notas como las que se han descrito, incluso si son extensas. Algo similar podria decirse de otros recursos semioticos que se emplean de manera recurrente en la SAAJ, los cuales, aunque contravengan las convenciones mas tradicionales de la subtitulacion, y por tanto no resulten aceptables en los contextos correspondientes a esas convenciones, resultan a fin de cuentas pertinentes en la SAAJ, practica a la que estan asociadas normas discursivas especificas. Asi, por ejemplo, por mas que los subtitulos que surgen en el marco de la SAAJ presenten una serie de incorrecciones linguisticas desde el punto de vista de instituciones normativas (como por ejemplo la Real Academia Espanola en el caso particular del espanol), no se trata de algo muy distinto al hecho de que cuando las personas hablan en contextos coloquiales tampoco siguen ferreamente los canones de correccion linguistica establecidos. Todo depende, pues, de las caracteristicas que posea la situacion comunicacional.

Entonces, recapitulando, por cuanto estamos frente a una potencialidad de recursos semioticos vinculada a una serie de factores contextuales, que ademas se justifica desde una perspectiva practica a causa de dichos factores, parece del todo valido hablar de la existencia de un genero discursivo distintivo tras la SAAJ, el cual, por supuesto, podra ser delimitado respecto de otros generos de subtitulacion similes segun criterios determinados.

En cuanto esta posibilidad de delimitacion, un trabajo que en nuestra opinion contiene lineamientos metodologicos interesantes es el de Parodi, Venegas, Ibanez y Gutierrez (2008), en el cual se clasifican los generos discursivos de los ambitos profesional y academico del corpus PUCV-2006, de acuerdo con la concepcion expuesta por Parodi (2008b), a la cual ya se ha hecho alusion. Estos autores recurren a cinco criterios generales en su clasificacion:

1. Macroproposito comunicativo, que corresponde al proposito general en cuya configuracion interviene una serie de propositos menores.

2. Relacion entre los participantes, que comprende a la relacion entre el conocimiento del emisor y el del destinatario respecto del area del conocimiento relacionada al genero correspondiente.

3. Modo de organizacion del discurso, que se refiere a la seleccion predominante de entre los tipos basicos de enunciados en cuanto secuenciadores de contenido (descriptivos, narrativos o argumentativos).

4. Contexto de circulacion ideal, que concierne al tipo de situacion en el cual se supone que se transmitiran los textos pertenecientes al genero.

5. Modalidad, relativa a la seleccion de modos semioticos para la constitucion del texto.

A su vez, estos criterios se operacionalizan en variables mas especificas; asi, por ejemplo, para el macroproposito comunicativo se utilizan variables como "instruir acerca de una materia disciplinar especifica", "regular conductas y/o procedimientos", "persuadir acerca de un planteamiento teorico o ideologico", etc., mientras que en el caso de la relacion entre los participantes se utilizan variables como "escritor experto y lector experto" y "escritor experto y lector lego".

Analogamente, se podria establecer en este caso una serie de criterios generales, operacional izados en una serie de variables mas especificas, que sirvan para caracterizar el genero correspondiente a la SAAJ frente a otros generos de subtitulacion. Algunos criterios y variables podrian ser los que se especifican en la Tabla 2.

Como se ve, el unico criterio que se corresponde con uno de los criterios de Parodi et al. (2008) es el 2. Los criterios 1 y 3, por su parte, estan basados en dos de los utilizados por los antedichos autores (relacion entre los participantes y modalidad, respectivamente), pero han sido modificados para ser aplicados en este contexto en particular. El macroproposito comunicativo no fue considerado en este caso, puesto que podriamos decir que el proposito general de todas las subtitulaciones, al ser textos cuasi transparentes desde el punto de vista de lo que comunican, es dar a una audiencia acceso a obras en que se habla una lengua distinta de la suya; tampoco fue considerado el modo de organizacion del discurso, ya que sin importar lo util que este criterio pueda ser para textos de la naturaleza de los que pertenecen al corpus PUCV2006 su aplicabilidad en el caso de textos como los que aqui interesan es mas bien nula, pues siempre se tratara de textos narrativos. (22) Por otra parte, los criterios 3 y 5 no tienen su origen en el trabajo de Parodi et al. (2008), sino que surgieron de las observaciones de como se distingue la SAAJ de otros tipos de subtitulacion.

De acuerdo a estos criterios y variables, podriamos por ejemplo delimitar los generos discursivos correspondientes a la subtitulacion comercial estandar (SCE), a la subtitulacion aficionada tradicionalizada (SAT) y a la SAAJ (vease Tabla 3). (23)

Esta clasificacion es--reiteramos--un mero ejemplo, y la lista de criterios y variables utilizada es solo tentativa, pero perfeccionando y ampliando dicha lista podria llegarse a una clasificacion bastante completa que incluya generos como la subtitulacion para personas con problemas auditivos y la subtitulacion comercial de animacion japonesa mas innovadora (es decir, del tipo que incorpora elementos de la SAAJ). Lo importante, por ahora, es mostrar que una metodologia como la que usan Parodi et al. (2008) para los generos escritos que componen su corpus puede usarse tambien para contrastar generos semioticamente tan complejos como lo son los generos de subtitulacion.

El control discursivo en la subtitulacion aficionada de animacion japonesa: su alcance a otros generos

Hasta el momento se ha caracterizado a grandes rasgos la SAAJ como una practica discursiva distintiva e incluso se ha llegado a afirmar que existe un genero discursivo particular tras ella; pero todavia queda otro punto interesante por revisar; la cuestion del control, la cuestion hegemonica que, como se veia antes con Fairclough (1992), resulta indispensable para explicar de manera cabal el fenomeno de la intertextualidad.

Si se piensa en la subtitulacion comercial estandar, se trata de una practica que, por supuesto, gira en tomo a instituciones, y por eso mismo seria extrano que se diese licencia para mucha innovacion en ella; en otras palabras, los patrones intertextuales estan controlados en un grado bastante alto en dicha actividad. En contraste, la subtitulacion aficionada se da realmente al margen de la ley (Bogucki, 2009; Diaz Cintas & Munoz, 2006; Ferrer Simo, 2005; Perez-Gonzalez, 2007b), que es la razon por la que en ella se dan tantas practicas que resultan alejarse tanto de lo comun y que muy dificilmente se hubiesen dado en el entorno profesional; he aqui el porque de la autonomia de la SAAJ en cuanto a caracteristicas propias.

Sin embargo, lo anterior no implica que la SAAJ no este vinculada a ningun tipo de control discursivo, y ello queda de inmediato al descubierto por el solo hecho de que, como se ha visto, en ella se pueden encontrar las caracteristicas de un genero; dicho de otro modo, la propia convencionalizacion que ha tenido lugar en la SAAJ implica un cierto control, solo que este control se da en forma mas sutil, o podria tambien decirse, en forma mas popularizada, seguramente por el hecho de que se trata de una actividad que no esta motivada por intereses monetarios, sino por el amor al arte--por asi decirlo--, a diferencia de lo que sucede con la subtitulacion comercial estandar. A proposito de este tema, Ferrer Simo (2005) trae a colacion un caso bastante interesante. Esta autora nos cuenta sobre el caso de la serie Chobits (Gensho, Ono & Sekido, 2002), uno de cuyos personajes se llama Sumomo. Sucede que en la traduccion al espanol de la version en comic (manga) (en la cual se basa la version animada) se opto por traducir Sumomo como Ciruela, que es como se traduciria el sustantivo comun japones sumomo al espanol, por considerarlo un nombre poseedor de un "significado" relevante de acuerdo a las caracteristicas del personaje; sin embargo, tal medida no pudo mantenerse a la hora de trabajar con la serie animada, puesto que muchas personas ya habian visto una version que habia sido subtitulada por aficionados, en la que el nombre original se habia mantenido acorde a la convencion de dar acceso a los elementos culturales originales en la forma mas transparente posible, convencion que, como se ha dicho, es la que hace que sea frecuente el uso de elementos como notas aclaratorias. Asi, para satisfacer los estandares de la audiencia, se opto simplemente por el nombre japones, incluso si ello implicaba pasar por alto la convencion de traducir el contenido asociativo de ciertos nombres cuya funcion fuera mas alla de tan solo designar un personaje. Tambien podria a este respecto considerarse la exportacion de las notas aclaratorias en la parte superior de la pantalla a la subtitulacion comercial; aunque en este caso no se trata de una demostracion de poder colectivo tan obvia como en el anterior, se trata a fin de cuentas de la subordinacion de un genero a las convenciones de otro.

En sintesis, no solo existe un control discursivo asociado a la SAAJ, sino que dicho control incluso se manifiesta, en ocasiones, irrumpiendo en ambitos discursivos distintos, en algun grado sometiendolos. Este vendria a ser el efecto mariposa de la SAAJ, por utilizar la metafora de Perez-Gonzalez (2007a); en palabras de este mismo autor: "En un entorno informacional globalmente conectado, los fans (agentes del caos) han dado origen a nuevas practicas en la subtitulacion ... cuyo futuro impacto en las convenciones de la subtitulacion comercial es algo que no debe subestimarse" (p. 276).

CONSIDERACIONES FINALES

En este articulo esperamos haber mostrado la idoneidad del marco teorico empleado para el proposito de caracterizar una actividad como lo es la SAAJ, la cual, como se ha visto en estas paginas, se muestra como una practica discursiva muy peculiar, atendiendose tanto a sus aspectos puramente construccionales como a sus aspectos contextuales.

Al distinguir un genero discursivo de pleno derecho tras la SAAJ, y al ver como desde ese genero puede ejercerse un particular tipo de poder colectivo, se ha puesto un especial enfasis en la gran importancia de considerar las caracteristicas de los contextos en que los textos que resultan de esta practica adquieren el estatus de discursos al momento de emprender su estudio, sin limitarse a un analisis puramente textual. No basta con observar las caracteristicas construccionales mas evidentes vinculadas a esta practica y sacar conclusiones pensando aun en la forma en que alguien ve una pelicula subtitulada en el cine o en la television, ya que se trata de dinamicas discursivas diferentes, que no solo involucran diferentes formas de acceder a los textos, sino que pueden incluir tambien diferentes expectativas por parte de los usuarios.

Tal como deberia hacerse en el caso de cualquier practica discursiva, hay que tener sumo cuidado al momento de hacer algun tipo de valoracion de la SAAJ; no tiene sentido, pues, mantener la monolitica idea de que el subtitulador debe lograr ser invisible para lograr un trabajo de calidad, idea que ha sido expresada de manera explicita por autores como Gottlieb (1994). Algo similar se puede decir en el caso de investigaciones empiricas; si se emprende, por ejemplo, un estudio experimental acerca de la SAAJ o acerca de otros tipos particulares de subtitulacion, las condiciones debieran ser las adecuadas para ello, es decir, debieran coincidir con las condiciones que correspondan al genero estudiado. He aqui la principal debilidad de la novedosa investigacion de Caffrey (2009), debilidad que, por cierto, el propio autor senala. (24)

Fecha de recepcion: 16/10/12. Aceptacion: 08/02/13.

Bibliografia

Adam, J. M. (1976). Linguistique et discours litteraire: Theorie etpratique des textes. Paris, Francia: Larousse.

Anime Underground, (s. f.). [Grupo de subtitulacion aficionada de animacion japonesa]. Disponible en http://www.aunder.org/

Backbeard. (s. f.). [Grupo de subtitulacion aficionada de animacion japoneasa]. Disponible en http://www.backbeard.es/

Bakhtin, M. M. (1981). The dialogic imagination. Austin, TX, EE.UU.: University of Texas Press.

Bogucki, L. (2009). Amateur subtitling on the Internet. En J. Diaz Cintas & G. Anderman (Eds.), Audiovisual translation: Language transfer on screen (pp. 49-57). Elampshire, Inglaterra: Palgrave Macmillan.

Bogucki, L. & Kredens, K. (Eds.). (2010). Perspectives on audiovisual translation. Francfort del Meno, Alemania: Peter Lang.

Bold, B. (2011). The power of fan communities: An overview of fansubbing in Brazil. Traducao em Revista, 11. Recuperado el 7 de septiembre de 2012 de http://www.maxwell.lambda.ele.puc-rio.br/ trad_em_revista.php?strSecao=input0

Caffrey, C. (2009). Relevant abuse? Investigating the effects of an abusive subtitling procedure on the perception of TV anime using eye tracker and questionnaire. Tesis de doctorado sin publicar. Dublin City University, Dublin Irlanda. Recuperada el 13 de marzo de 2013 de http://doras.dcu.ie/14835/

Cobos, T. L. (2010). Animacion japonesa y globalizacion: la latinizacion y la subcultura otaku en America Latina. Razon y palabra, 72. Recuperado el 2 de enero de 2013 de http://www.razonypalabra.org. mx/N/N72/Varia_72/32_Cobos_72.pdf

Cozma, M. (2008). Genre and translation. Romanian Journal of English Studies, 5, 68-80. Recuperado el 15 de agosto de 2012 de http://www.litere.uvt.ro/vechi/RJES/no5.htm

De Beaugrande, R. & Dressier, W. U. (2005). Introduccion a la linguistica del texto. Barcelona, Espana: Ariel.

Deshi No Sekai (s.f.). [Grupo de subtitulacion aficionada de animacion japonesa]. Recu perado de http://deshinosekai.tk

Diaz Cintas, J. (2001). La traduccion audiovisual: el subtitulado. Salamanca, Espana: Almar.

Diaz Cintas, J. (2003). Teoria y practica de la subtitulacion: ingles-espanol. Barcelona, Espana: Ariel.

Diaz Cintas, J. (2005). El subtitulado y los avances tecnologicos. En R. Merino Alvarez, E. Parajes Infante & J. M. Santamaria Lopez (Eds.), Trasvases culturales: literatura, cine y traduccion 4 (pp. 155-176). Vitoria, Espana: Universidad del Pais Vasco.

Diaz Cintas, J. & Anderman, G. (Eds.). (2009). Audiovisual translation: Language transfer on screen. Hampshire, Inglaterra: Palgrave Macmillan.

Diaz Cintas, J. & Munoz, P. (2006). Fansubs: Audiovisual translation in an amateur environment. The Journal of Specialised Translation, 6, 37-52. Recuperado el 16 de julio de 2012 de http://www.jostrans. org/issue06/issue06_toc.php

Eco, U. (1981). Lector in fabula. La cooperacion interpretativa en el texto narrativo. Barcelona, Espana: Lumen.

Fairclough, N. (1992). Discourse and social change. Cambridge, MA, EE.UU.: Polity Press.

Ferrer Simo, M. R. (2005). Fansubs y scanlations: la influencia del aficionado en los criterios profesionales. Puentes, 6, 27-44.

Furihashi, K., Nakure, Y., Noguchi, K. (Productores), Sogo, M. (Guionista) & Furuhashi, K. (Director). (1999). RurouniKenshin: Tsuiokuhen. Kiru Otok [Cinta cinematografica]. Japon: Studio Deen.

Gensho, T., Ono, T. & Sekido, Y. (Productores). (2002). Chobits [Serie de television], Tokio, Japon: Madhouse.

Gottlieb, H. (1994). Subtitling: People translating people. En C. Dollerup & A. Lindegaard (Eds.), Teaching translation and interpreting II: Insights, aims, visions (pp. 261-274). Amsterdam, Holanda: John Benjamins.

Hatim, B. (2001). Teaching and researching translation. Londres, Inglaterra: Longman.

Kayahara, M. (2005). The digital revolution: DVD technology and the possibilities for audiovisual translation. The Journal of Specialised Translation, 3, 64-74. Recuperado el 16 de marzo de 2013 de http:// www.jostrans.org/issue03/issue03 toc.php

Kress, G. & Van Leeuwen, T. (2001). Multimodal Discourse. Londres, Inglaterra: Arnold.

Kristeva, J. (1978). Semiotica. Madrid, Espana: Fundamentos.

Kurata, H. & Takayanagi, S. (2010). Flag. 1.0 Sekai wa ai de Ugoite Iru [Episodio de una serie de television]. En A. Matsuda & S. Wada (Productores), Kami Nomi zo Shiru Sekai. Tokio, Japon: Manglobe.

Magarinos De Morentin, J. A. (1983). Del caos al lenguaje. Buenos Aires, Argentina: Tres Tiempos.

Martinez Garcia, E. M. (2010). Los fansubs: el caso de traducciones (no tan) amateur. Tonos, 20. Recuperado el 2 de abril de 2012 de http:// www.um.es/tonosdigital/znum20/secciones/monotonos-los_fansubs.htm

Menkes, D. (2012). La cultura juvenil otaku: expresion de la posmodernidad. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Ninez y Juventud, 70(1), 51-62. Recuperado el 2 de abril de 2013 de http:// revistaumanizales.cinde.org.co/index.php/Revista-Latinoamericana/article/view/580/313

Micheli, P. (2007). Problemas, tecnicas e inadecuaciones en el subtitulaje amateur de Lost en tres variedades dialectales de espanol. Tesina de licenciatura no publicada. Pontificia Universidad Catolica de Chile, Chile.

Nakashima, K. (Guionista) & Imaishi, H. (Director). (2007). Ore ga Norutte Itten da!! [Episodio de una serie de television]. En Y. Takeda & T. Akai (Productores), Tengen Toppa Gurren Lagann. Tokio, Japon: Gainax.

Neves, J. (2005). Audiovisual translation: Subtitling for the deaf and hard-of-hearing. Tesis doctoral no publicada. Roehampton University, Inglaterra.

Nomes, A. M. (1999). For an abusive subtitling. Film Quarterly, 52(3), 17-34.

O'Hagan, M. (2003). Middle Earth challenges to Japanese subtitling. Recuperado el 1 de abril de 2012 de http://www.translationdirectory.com/article441 .htm

Orero, P. (Ed.). (2004). Topics in audiovisual translation. Filadelfia, PA, EE.UU.: John Benjamins.

Ortega y Gasset, J. (1996). Miseria y esplendor de la traduccion. En D. Lopez Garcia (Coord.), Teorias de la traduccion: antologia de textos (pp. 428-446). Cuenca, Espana: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Parodi, G. (Ed.). (2008a). Generos academicos y generos profesionales: accesos discursivos para saber y hacer. Valparaiso, Chile: Ediciones Universitarias de Valparaiso.

Parodi, G. (2008b). Generos del discurso escrito: hacia una concepcion integral desde una perspectiva sociocognitiva. En G. Parodi (Ed.), Generos academicos y generos profesionales: accesos discursivos para saber y hacer (pp. 17-38). Valparaiso, Chile: Ediciones Universitarias de Valparaiso.

Parodi, G., Venegas, R., Ibanez, R. & Gutierrez, R. M. (2008). Generos del discurso en el corpus PUCV-2006: criterios, definiciones y ejemplos. En G. Parodi (Ed.), Generos academicos y generos profesionales: accesos discursivos para saber y hacer (pp. 39-73). Valparaiso, Chile: Ediciones Universitarias de Valparaiso.

Paz Gago, J. M. (2001). Teorias semioticas y semiotica filmica. Cuadernos-FHYCS, 77,371-387. Recuperado el 14dejuliode2012dehttp:// www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_issuetoc&pid=1668810420010002&lng=es&nrm=iso

Perez-Gonzalez, L. (2007a). Fansubbing anime: Insights into the "butterfly effect" of globalisation on audiovisual translation. Perspectives: Studies in Translatology, 14(4), 260-277.

Perez-Gonzalez, L. (2007b). Intervention in new amateur subtitling cultures: A multimodal account. Linguistica Antverpiensia, 6, 67-80.

Pym, A. (1992). Limits and frustrations of discourse analysis in translation theory. Revista de Filologia de la Universidad de La Laguna, 11, 227-239.

Real Academia Espanola (2001). Diccionario de la Lengua Espanola. Madrid, Espana: Espasa.

Reiss, K. (1983). Adequacy and equivalence in translation. The Bible Translator (Technical Papers), 34(3), 301-308.

Sogo, M. (Guionista) & Abe, N. (Director). (2010). Subete wa Wana ... Shikumareta Kizuna! [Episodio de una serie de television]. En J. Aoki, et al. (Productores), Bleach. Tokio, Japon: Pierrot.

Tensa Zangetsu. (s. f.). [Grupos de subtitulacion aficionada de animacion japonesa]. Disponible en http://www.tzfansub.net/

Van Dijk, T. (1990). The future of the field: Discourse analysis in the 1990's. Text, 10, 133-156.

Yume Anime Team (s. fi). [Grupo de subtitulacion aficionada de animacion japonesa], Disponible en http://www.yume-anime-team.org/

(1) Carlos I. Echeverria Arriagada (1) Instituto Profesional Chileno Norteamericano, Chile. Correo electronico: echeverria.arriagada@gmail.com C. Moneda 1467, C.P. 8340483; Santiago, Santiago, Chile.

(2) Para una revision de los aspectos generales de la subtitulacion, el lector puede consultar los trabajos de Bogucki y Kredens (2010), Diaz Cintas (2001, 2003), Diaz Cintas y Anderman (2009) y Orero (2004).

(3) En ocasiones, por ejemplo cuando en el material original con el que se trabaja se muestran palabras en la parte inferior de la pantalla, como cuando aparece un pasaje en una lengua distinta de la original y este se traduce con subtitulos de antemano, los nuevos subtitulos pueden paradojicamente ir en la parte superior de la pantalla. En casos como este se hablara de sobretitulos.

(4) Todas las citas de obras escritas en ingles han sido traducidas al espanol especialmente para este articulo.

(5) La bibliografia que existe en tomo a la nocion de genero discursivo es muy abundante como para hacer una revision integral en este trabajo. Aqui, pues, nos limitamos tan solo a las concepciones que resultan mas pertinentes y fertiles.

(6) Se ha omitido lo relativo a los formatos digitales en que se guardan los documentos correspondientes a los subtitulos.

(7) http://www.backbeard.es/

(8) http://www.yume-anime-team.org/

(9) Termino usado para referirse a lanzamientos de animacion japonesa que se hacen directamente en formato de video, es decir, sin previo estreno en la television ni en cines.

(10) http://www.aunder.org/

(11) Ultima direccion conocida, http://www.deshinosekai.tk

(12) De todas formas, Ferrer Simo se limita a hablar de problemas lexicos a este respecto, a pesar de que, como se vera mas adelante, los problemas producto del contacto con el ingles pueden ir mas alla.

(13) Ultima direccion conocida: http://www.dna-revolution.com

(14) La version original en ingles, correspondiente a una subtitulacion cuyo autor desconocemos, pero que se encuentra disponible en varios sitios para ver animacion japonesa en linea, dice: It's as if they're being drawn in by some

other giant power. Respecto de la traduccion que hemos analizado, Martinez Garcia senala que no hay concordancia entre el verbo y el sujeto; consideramos que la autora simplemente quiso referirse a la cuestion de la conjugacion en modo indicativo a la que se ha hecho alusion aqui.

(15) http://www.tzfansub.net/

(16) Por subtituladores entenderemos a todas las personas que tienen participacion en el proceso de subtitulacion, sean traductores, editores, etcetera.

(17) Ferrer Simo (2005), invocando fuentes desconocidas de Internet, comenta que "los traductores que participan en los fansubs suelen cobrar entre 30 y 60 dolares por un episodio de unos 20 minutos" (p. 28). No obstante, al menos en la actualidad, los subtituladores aficionados parecen no recibir remuneracion por su trabajo (Martinez Garcia, 2010; Nomes, 1999).

(18) Precisamente por dichas politicas, es muy probable que, cuando este articulo haya sido publicado, las direcciones de Youtube proporcionadas ya no funcionen.

(19) Se proporcionan estas breves definiciones dado que el lector occidental promedio muy probablemente no estara familiarizado con los generos mencionados. Para mas informacion al respecto puede consultarse el trabajo de Cobos (2010).

(20) Perez-Gonzalez (2007a, 2007b) muestra que existen casos en los que la nota se mantiene en pantalla por unos segundos luego de que el subtitulo al que acompana desaparese, posiblemente para facilitar su lectura. Sin embargo, incluso en estos casos se trata, de notas muy dificiles (si no imposibles) de leer sin poner pausa.

(21) Ni siquiera la tecnologia DVD proporciona iguales condiciones, pues diria que algo tienen las computadoras que mantiene a las personas particularmente mas activas al usarlas, incluso si es para un hecho tan pasivo como ver una serie o una pelicula. En cambio, no es muy corriente ver peliculas en DVD con el control remoto siempre en la mano.

(22) Respecto del concepto de narracion en el contexto cinematografico, puede consultarse el trabajo de Paz Gago (2001).

(23) Estos nombres son por supuesto, tentativos, y al menos en parte arbitrarios. Notese que, incluso cuando se utiliza la denominacion SAAJ para uno de los generos, ningun criterio tiene que ver con la naturaleza del material audiovisual subtitulado ni con su procedencia; por esto, tambien seria perfectamente valido un nombre como subtitulacion aficionada multimodal, interrumpida y parafrastica, atendiendose a las variables que le corresponden. Sin embargo, el nombre elegido se justifica en alguna medida por el hecho de que, al menos hasta donde sabemos las caracteristicas que le corresponden al genero descrito solo se dan en subtitulaciones de peliculas y series japonesas animadas.

(24) "El que los sujetos no pudieran pausar los fragmentos fue otra de las desventajas que surgieron con el uso del rastreador ocular ... Esta fue una de una de las mayores debilidades del diseno del experimento, pero era inevitable si se queria usar el rastreador ocular" (Caffrey, 2009, p. 128).
TABLA 1
Caracteristicas de la Subtitulacion aficionada
DE ANIMACION JAPONESA

Presentacion   Tipografia variable segun grupo subtitulador
               Uso de colores para distinguir personajes
               Alternancia de numero de caracteres
                 estandar/no estandar
               Numero de lineas de subtitulo variable
               Notas en la parte superior de la
                 pantalla con subtitulos
               La posicion de subtitulo varia
               Sincronia correcta
               Adicion de subtitulo estilo karaoke
                 para opening y ending
               Omision (titulos de credito)
               Adicion (titulos de credito de subtituladores)

Contenido      Errores de traduccion (sentido)
               Errores de transcripcion de textos en original
               Calcos sintacticos del japones y
                 estructuras confusas
               Calcos lexicos del ingles no (2005).

Fuente: Ferrer Sir

Tabla 2
CRITERIOS Y VARIABLES PARA LA DELIMITACION DE LOS GENEROS
DE SUBTITULACION

Criterios generales        Variables especificas

1. Perfil del emisor/      a. Emisor/subtitulador no necesariamente
   subtitulador               entusiasta de las obras subtituladas

                           b. Emisor/subtitulador entusiasta de las
                              obras subtituladas

2. Contexto de             a. Restringido a contextos de pago, directo o
   circulacion ideal          indirecto

                           b. De libre acceso mediante Internet

3. Modalidad en            a. Subtitulos o sobretitulos monomodales
   los subtitulos o        b. Posibilidad de subtitulos o sobretitulos
   sobretitulos               multimodales

4. Forma de lectura        a. La lectura podra darse sin necesidad de
   de subtitulos o            interrumpir la narracion
   sobretitulos respecto   b. Puede ser necesario interrumpir la
   de la narracion            narracion para poder leer los subtitulos o
   audiovisual de fondo       sobretitulos

5. Fidelidad visual a      a. Salvo por los subtitulos o sobretitulos
   la pelicula o serie        hay una fidelidad absoluta
   original                b. Ademas de los subtitulos o sobretitulos,
                              pueden existir elementos visuales
                              modificados

Fuente: Elaboracion propia.

TABLA 3
APLICACION DE LOS CRITERIOS Y
LAS VARIABLES DE CLASIFICACION

                Variables por cada criterio

Generos de      Criterio   Criterio   Criterio   Criterio   Criterio
subtitulacion      1          2          3          4          5

SCE                a          a          a          a          a
SAT                b          b          a          a          a
SAAJ               b          b          b          b          b

Fuente: Elaboracion propia.
COPYRIGHT 2014 Departamento de Estudio de la Comunicacion Social, Universidad de Guadalajara
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Echeverria Arriagada, Carlos I.
Publication:Comunicacion y Sociedad
Date:Jul 1, 2014
Words:11844
Previous Article:El lugar del columnismo politico en el periodismo actual.
Next Article:Aro Tolbukhin y la superposicion de los niveles ficcionales.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |