Printer Friendly

La sombra del Tibet.

La visita del Dalai Lama estuvo precedida por un despliegue de publicidad y de polemica que no es comun ver en Mexico. Todos los dias aparecian noticias en la prensa. Dalai Lama, Tour de la Paz, Mexico, Octubre 3-8 2004, decian los desplegados que circularon en los diarios con el sello de Ticket-master. Llegaba al pais el Premio Nobel de la Paz 1989, el depositario de mas de 57 doctorados honoris causa, el guia del budismo en el Tibet. Santiago Creel y Marta Sahagun anunciaron que lo recibirian como lider espiritual, aunque no como jefe de Estado, pero el gobierno de China, a traves de su Chancilleria, senalo la contradiccion: los organizadores de la visita del Dalai Lama lo presentaban, no como lider religioso, sino como el dirigente de un Estado. El secretario Derbez, entonces, que dice que la politica exterior de Mexico tiene como eje la defensa de los derechos humanos en el mundo, aconsejo, presionado por Pekin, no tener contacto oficial con el Dalai Lama, dirigente espiritual de un pueblo cuyos derechos mas sagrados son sistematicamente violados por China.

Pocos gobiernos en el mundo, en efecto, violan los derechos humanos de manera tan sistematica como lo hace China en esa parte de los Himalayas. En 1951, el presidente Mao ordeno la invasion del Tibet, que para 1965, luego de una decada de guerra, habia sido reducido a la mitad de su territorio: el resto quedo adscrito a las provincias aledanas de Qinghai, Gansu, Sicuani y Yunnan. Mas tarde, a partir de 1966, los guardias rojos de la Revolucion Cultural asentaron a los nomadas en comunas, redujeron a escombros los monasterios y enviaron a campos de reeducacion laboral a los monjes. Murieron cientos de miles de tibetanos.

Esos datos son bastante conocidos. La mayoria de los analistas que comentaron la visita del Dalai Lama recordaron en sus columnas, al hablar del Tibet, el horror que significo "su incorporacion pacifica a la Madre Patria", como decia Mao. Muy pocos, sin embargo, evocaron la situacion de su pueblo antes de la invasion de los chinos. Es una historia cubierta por una sombra muy negra, que narra en un reportaje, con datos y cifras, el periodista colombiano Alvaro Sierra, corresponsal de El Tiempo en China.

?Como era la vida en el Tibet antes de la invasion de Mao? ?Era una arcadia?/,Era el paraiso? ?Era el lugar mas pacifico de la Tierra? Nada de eso: era una especie de teocracia. "Los monasterios eran los duenos de la tierra, los cultivos y los campesinos, y tenian el monopolio del conocimiento y la medicina", escribe Sierra. "Una reducida capa de lamas disponia del poder y de la fe. La aristocracia religiosa explotaba, no solo al grueso de la poblacion, sino tambien a los monjes, tenia sus propiedades, distintas de las del monasterio y practicaba la usura de modo corriente".

Eran varios cientos de lamas que reinaban en un mundo de alrededor de 8 mil monjes. ?Como vivia el resto de la poblacion? "Hasta bien entrados los anos cincuenta, los campesinos tenian que pagar con la ula (el trabajo forzado para los lamas importantes) el derecho a cultivar su parcela de centeno. Artesanos como los herreros y los carniceros sufrian una terrible discriminacion y debian, una vez al ano, hacer suntuosos presentes al Dalai Lama". Un simbolo de esa desigualdad era la estatua mortuoria del quinto Dalai Lama en el Potala, el nombre del palacio de 13 pisos, rojo y blanco, que desde el siglo XVII domina la ciudad de Lhasa. La estatua, forrada con cuatro kilos de oro, cubierta por 10 mil gemas, dominaba un paisaje cubierto por el polvo, donde la poblacion apenas podia arrancar a la tierra unos pocos granos de centeno para hacer su pan.

?Como llegaron los lamas a detentar ese poder? Es antigua la historia del Tibet, como recuerda Sierra. "Los tibetanos fueron un pueblo conquistador y guerrero, que entre los siglos Vil y IX construyo un inmenso imperio y llego a saquear, en el ano 763, la gran capital de los tang: Chang-an. El budismo en sus comienzos persiguio de modo inquisitorial al bon, la religion chamanica tradicional. Los lamas fueron los primeros aliados en Asia que tuvieron los mongoles y el titulo de Dalai lo otorgo uno de sus Kanes. En 1642, los gelupka derrotaron a los nyingmapa e impusieron desde entonces el credo y la teocracia, que duraron hasta 1959".

El Dalai Lama, dirigente de los gelupka ("gorros amarillos"), no apoyo la lucha contra China, luego de la invasion del Tibet. Condeno la rebelion de los khambas, los guerreros de la region de Kham, que formaban un tercio de la poblacion del Tibet. Declaro traidores a quienes lucharan contra China. Al igual que la mayoria de los jefes de gobierno en el mundo --en Washington, en Londres, en Delhi, en Moscu--, tambien 61 opto por contemporizar con Pekin. "!Oh, presidente Mao! Tu esplendor y tus hechos igualan a los de Brahma y Mahasammata", escribio por esos anos en un poema dedicado al jefe de China.

En marzo de 1959, con todo, estallo la rebelion en Lhasa, reprimida a sangre y fuego por Pekan. "El episodio de la huida del Dalai Lama a India, celebrado en Occidente como una gesta heroica, fue en realidad un rapto. Los khambas arrestaron a los ministros del Dalai Lama por connivencia con los chinos y, literalmente, secuestraron al jerarca religioso, demandandole ponerse de su parte con la intencion de mantenerlo como lider simbolico de la rebelion contra los chinos en Loka". Era la ultima provincia que dominaban aun en el Tibet. Al no resistir mas, lo llevaron a la India. Ahi vive todavia el Dalal Lama. Es un simbolo de resistencia en el Tibet, donde la posesion de su foto se castiga con la carcel.
COPYRIGHT 2004 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2004 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Dalai Lama
Author:Tello Diaz, Carlos
Publication:Proceso
Date:Oct 10, 2004
Words:1061
Previous Article:Vicisitudes de una iniciativa.
Next Article:"Los excluidos" o el sabor del odio.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters