Printer Friendly

La revista Cine en 7 Dias (1961-1973) y la crisis del star-system. Imagenes, personajes e historias de las estrellas en la prensa cinematografica.

Resumen. Las revistas cinematograficas han sido durante mucho tiempo el principal medio a traves del cual han llegado a los publicos las estrellas de cine. Buena parte de los estudios sobre las estrellas estan sustentados en su utilizacion como fuente junto a las peliculas, pero en pocas ocasiones son las propias publicaciones las que centran la investigacion. A traves del analisis de los contenidos de la revista Cine en 7 Dias este articulo reflexiona sobre la prensa cinematografica como vehiculo de transmision de los textos publicitarios, informativos o literarios que alimentan el culto a las estrellas.

Palabras clave: Prensa cinematografica; estrellas de cine; Claudia Cardinale; Elisabeth Taylor; Brigitte Bardot.

[en] The magazine Cine en 7 Dias (1961-1973) and the star system crisis. Images, characters and stories of movie stars

Abstract. For a long time motion picture magazines have been the main medium through which film stars have been made accessible to the general public. A great part of the studies about these stars use these magazines as the main source for information, together with the movies, but only on a few occasions are the publications themselves the focus of research. Through the analysis of the contents of the magazine Cine en 7 Dias, this article reflects on the motion picture press as a vehicle to transmit advertising, informative or literary texts that feed the star cult.

Keywords: Motion Picture Press; Movie Stars; Claudia Cardinale; Elisabeth Taylor; Brigitte Bardot.

Sumario. 1. Introduccion. 2. Cine en 7 Dias y la crisis del star-system. 3. Las imagenes, los personajes y las historias de las estrellas. 4. Claudia Cardinale, Elisabeth Taylor y Brigitte Bardot. 5. Conclusiones. 6. Referencias bibliograficas.

Como citar: Nieto Ferrando, Jorge (2017): "La revista Cine en 7 Dias (1961-1973) y la crisis del star-system. Imagenes, personajes e historias de las estrellas en la prensa cinematografica", en Estudios sobre el Mensaje Periodistico 23 (1), 489-503.

1. Introduccion

Las publicaciones periodicas han sido durante mucho tiempo--hasta la difusion de la television--el medio principal a traves del cual han llegado a los publicos las estrellas de cine. Desde el momento en que, ya en los anos veinte, la imagen de estas se construye a partir de los personajes que encarnan en las peliculas y tambien de las historias que protagonizan fuera de ellas, la prensa, en especial la cinematografica, es esencial para permitir la "constante comunicacion, oficial e intima, con el reino de las estrellas". Las revistas "vierten sobre los fieles todos los elementos vivificantes de la fe: fotos, entrevistas, cotilleos, vidas noveladas, etcetera" (Morin, 1972: 59). Ningun estudio sobre las estrellas de cine omite el papel fundamental de la prensa cinematografica en su creacion y difusion (vid. Decordova, 1990; Sennett, 1998: 47-81; o Vincendeau, 2000:14-17), incluso muchos estan sustentados en su utilizacion como fuente. Sin embargo, en pocas ocasiones son las propias publicaciones son las que centran la investigacion (2).

A partir del caso concreto de la revista espanola Cine en 7 Dias, publicada entre 1961 y 1973 con periodicidad semanal bajo la direccion de Martin Abizanda, el objetivo de este articulo es analizar al papel de la prensa cinematografica como vehiculo de transmision de los textos publicitarios--carteles, fotografias promocionales, etcetera--, informativos--noticias, reportajes, etcetera--o literarios--biografias--que alimentan el culto a las estrellas; transmision y tambien transformacion, dado que estos materiales de partida son procesados por criticos y periodistas y convertidos en relatos a medio camino entre la ficcion, la persuasion y la informacion. El objetivo del articulo son las estrategias empleadas por la prensa cinematografica para generar las imagenes de las estrellas y para convertirlas en personajes principales de sus propias historias. Todo ello, ademas, en un momento muy concreto, el de la crisis del sistema que sustentaba el estrellato a finales de los anos cincuenta.

Para ello se han elaborado los indices de los 661 numeros de Cine en 7 Dias. A partir de aqui han sido identificadas las principales estrellas que protagonizan sus paginas, y han sido seleccionadas tres de las mas asiduas: Claudia Cardinale, Elisabeth Taylor y Brigitte Bardot. Como veremos en el ultimo epigrafe, a cada una, ademas, se le asocian unos atributos diferentes. Finalmente, se ha procedido al analisis de los procedimientos de indole narrativa empleados por la revista para relatar las historias de las estrellas y como, a partir de estas, y tambien de la fotografia, son construidas sus imagenes.

Se prefiere abordar con cierto detalle el caso concreto de la revista Cine en 7 Dias, antes que dispersar el analisis en las numerosas cabeceras dedicadas casi en su totalidad a las estrellas. Las razones se deben a la encrucijada en la que se encuentra la publicacion, como veremos en el siguiente epigrafe. Por una parte, Cine en 7 Dias retoma y actualiza la manera en que son narradas las estrellas desde mediados de los anos veinte; por otra, puede considerarse un antecedente del tratamiento que recibiran a partir de los anos ochenta no solo las estrellas cinematograficas sino tambien otras celebridades, donde prima la confusion entre el ambito de lo publico y lo privado.

2. Cine en 7 Dias y la crisis del star-system

Cine en 7 Dias surge cuando la prensa cinematografica generalista esta en crisis en Espana. Sus contenidos se repartian entre los textos reflexivos sobre estetica e ideologia, la critica de cine, cierto interes por cuestiones de cinematografia y, sobre todo, el tratamiento de las estrellas. En los primeros anos de la decada de los sesenta desaparecen cabeceras adscritas a este modelo nacidas tras la Guerra Civil como Primer Plano, Radiocinema, Imagenes y Cine Mundo. Solo sobrevive Fotogramas. Comienza en estos momentos a desarrollarse una prensa cinematografica mas especializada--Documentos Cinematograficos, Film Ideal, Nuestro Cine o Cinestudio--en la que imperan la critica y la reflexion cinematograficas, quedando desatendidas las estrellas. El modelo generalista de prensa cinematografica, hegemonico entre los anos veinte y finales de los cincuenta, no vuelve a recuperarse, al menos en cuanto al numero de cabeceras, hasta la decada de los ochenta.

Por otra parte, la vida de Cine en 7 Dias discurre en un momento en que el estrellato deja atras su edad dorada--tambien entre los anos veinte y los cincuenta--. Perviven las estrellas pero desaparece, al menos en parte, el sistema que las sustentaba--el star system--. Las estrellas, ademas, comienzan a volverse mas problematicas: "El publico continua alimentandose con sus vidas; pero no se saborea ya el elixir prometedor de felicidad, ni la buena vida por su persona interpuesta; el alimento viene de sus dramas, su miseria. [...] El universo de Hollywood [antes] era maravilloso porque estaba filtrado, perfumado, euforizado por los cuidados del star system y de la cultura de masas" (Morin, 1972: 134-135).

Sin duda a ello contribuye la diversificacion de las opciones de ocio con la difusion de la television, la musica popular o el deporte de masas, que tienen capacidad para crear sus propios firmamentos. Durante mucho tiempo las estrellas cinematograficas nutrieron de personajes a las celebridades, hasta tal punto que podian casi equipararse unas y otras. La aparicion de otro tipo de famosos ya en los anos cincuenta acabara por desplazar--al menos en Espana--a los provenientes del cine. Esto puede apreciarse muy bien en las revistas del corazon. Desde los anos cuarenta las estrellas de cine ocupan buena parte de las paginas de Hola, Semana o Lecturas. A principios de los anos cincuenta, en Lecturas, por ejemplo, incluso sus cubiertas son copadas por estrellas como Grace Kelly, Gina Lollobrigida, Sofia Loren o Brigitte Bardot. En la decada siguiente esta revista busca sus personajes tambien en la musica popular y la television y, ya en los anos setenta, solo aparecen en las cubiertas de manera recurrente tres actrices: Marisol, Rocio Durcal y Concha Velasco. La propia Cine en 7 Dias acaba orientando parte de sus paginas hacia la musica y la television, primero a traves de secciones especificas y mas tarde con articulos y reportajes independientes.

Pero tambien puede apreciarse en la revista como, ya en la segunda mitad de los anos sesenta, resulta dificil encontrar personajes asiduos cuya imagen cumpla con los requisitos estelares, donde en estos momentos priman la cotidianeidad y la polemica. Las principales estrellas que protagonizan sus paginas provienen de la decada anterior. Las que nacen en estos momentos, como Claudia Cardinale, apenas pueden sustentar su imagen en una vida extrafilmica agitada, por mucho que la revista dedique muchos esfuerzos para atribuirsela. Cine en 7 Dias resuelve este problema--ademas de con los articulos sobre musica y television--con una mayor abundancia de reportajes fotograficos dedicados a las starletts, con un aumento de las paginas que atienden a los interpretes espanoles y, sobre todo a partir de 1970, con cierto regreso a las peliculas y los directores.

En los anos sesenta, ademas, aparece el denominado "cine de autor", menor en terminos economicos en comparacion con las peliculas de Hollywood y sustentado en ocasiones en una concepcion del cine como arte. El interes que generan sus peliculas esta fundamentado en el tratamiento innovador de temas poco abordados con anterioridad y en el prestigio de sus directores. El nuevo cine no requiere de grandes figuras y, al menos en principio, tampoco puede permitirselas, aunque en ocasiones podra crearlas--reciben trato como tales en Cine en 7 Dias Jeanne Moreau, emblema de la Nouvelle Vague, o Monica Vitti, por ejemplo (Abizanda, 1966; "Monica, sus horas bajas", 1968; "Entrevista con Jeanne Moreau", 1971; o Alba, 1961)--y algunas de las ya consolidadas acudiran en busca de prestigio a sus producciones. Muchos textos de la revista se esfuerzan en encontrar futuras estrellas en este nuevo cine, pero por "nuevo" se entiende mas bien "cine del momento", dado que las actrices que lo protagonizan apenas intervienen en las propuestas cinematograficas mas innovadoras de la decada de los sesenta, o a lo sumo pueden considerarse todavia starletts o simples actrices. Es indudable que la relevancia de este cine, y la difusion de paradigmas criticos que ponen el acento en el director--que convierten al director, ahora denominado autor, en la estrella--a la hora de atender incluso al cine mainstream, influye en la ya comentada especializacion de la prensa cinematografica.

Cine en 7 Dias es, ademas, una publicacion cinematografica cercana a la prensa del corazon. De hecho, sus anos de existencia coinciden con el periodo de "consolidacion" (1957-1966) y "expansion" (1967-1976) de esta, segun la cronologia establecida por Gomez Mompart (1992: 55). Como en la prensa del corazon (ibid.: 50), tambien podemos detectar en ella las herencias provenientes de la mitologia clasica, los folletines decimononicos, los chismorreos de mentideros del siglo XVIII, la novela rosa, las cronicas de sociedad y la denominada "prensa femenina". Esta ultima, por ejemplo, aporta su tono intimista y el predominio de los temas tradicionalmente considerados femeninos, vinculados al ambito de lo privado. Pero sin duda el vinculo con la prensa del corazon mas destacable es apreciable en el predominio absoluto de los personajes de las estrellas sobre las peliculas u otros asuntos propios del cine y la cinematografia. La critica queda reducida a una seccion. Los textos dedicados a las peliculas, cuando aparecen, tienen fines publicitarios y siempre quedan supeditados a los estrellas.

Esto puede apreciarse muy bien con un ejemplo. En el numero 93 (1963) la revista publicita El gatopardo (Il gattopardo, Luchino Visconti, 1963) de la siguiente manera:
Un traje con 50 metros de tul.
Claudia Cardinale entre Burt Lancaster y Alain Delon.
La Sicilia romantica y sangrienta de Garibaldi en la pantalla (Cine en
7 Dias, 1963: "Claudia Cardinale entre Burt Lancaster y Alain Delon".
Num. 93, pp. 12-13)


Casi todos los titulos de los articulos en Cine en 7 Dias aparecen estructurados como los titulares de una noticia--con su antetitulo, titulo y subtitulo--, independientemente de si corresponden a noticias, reportajes o entrevistas. Cuando el articulo esta dedicado a una pelicula, la referencia a la misma queda en el subtitulo, que aqui solo remite al espacio y el tiempo en el que esta ambienta su historia, a pesar de que el cuerpo del texto evidencie que el tema central es El Gatopardo. El titular es reservado en exclusiva a las estrellas. Lo frecuente es que el contenido del articulo acabe derivando tambien hacia la estrella--este caso es una excepcion--, a alguna vicisitud que haya padecido en el rodaje, destacando siempre cualquier situacion conflictiva que pueda darse o el periodista intuya, o a la relacion que guarda el personaje que interpreta con su personaje e imagen como estrella. Podria decirse que todos los contenidos parten de la estrella y concluyen en ella.

Es indudable que en las publicaciones de este tipo el personaje--asiduo, esporadico y efimero en funcion de la frecuencia de aparicion en sus paginas--y la revista se necesitan mutuamente. La revista permite al personaje mantenerse en la agenda publica, lo que puede favorecerle en otros ambitos de su vida profesional, y este contribuye a su difusion. Ademas de los contratos con representantes o productoras destinados a la promocion y la publicidad de las estrellas o sus peliculas--y sin salirse en muchos casos de estos--, los hechos que justifican la presencia de un personaje en las paginas de Cine en 7 Dias pueden ser de indole privada--una nueva relacion sentimental--o publica--el estreno de una pelicula--: los primeros no suelen ser relevantes en si mismos sino porque estan protagonizados por las estrellas; el tratamiento de los segundos suele acabar tambien en el ambito de lo privado (3). Esto hace que la revista diluya la diferencia que algunos autores establecen entre celebridades, caracterizadas por un alto grado de exposicion publica de su vida fuera de la pantalla, profesionales o actores (Geraghty, 2000: 187-196), dado que tambien intenta convertir las dos ultimas categorias en celebridades.

3. Las imagenes, los personajes y las historias de las estrellas

Podriamos definir la imagen de una estrella como las concepciones generadas en los publicos sobre esta de manera que les permiten identificarla y diferenciarla respecto a otras estrellas. La construccion de la imagen de la estrella esta sustentada en las informaciones fragmentadas de las historias extra filmicas que protagoniza, en sus peliculas, sus fotografias, etcetera, y es resultado de la simplificacion de un conjunto de atributos que se le asocian y acaban por conformar una totalidad mas o menos coherente. Shingler y Gledhill (2008: 67-68) diferencian entre las nociones de personalidad--"A collection of surface traits by which a person becomes known (that is, the psychological, cognitive, emotional and physical characteristics of an individual)"--, personaje--"A more crafted and consolidated public projection of the person, in which film roles and media appearances play a part in creating the mask that ensures consistency, which can be used as an element of performance"--y, muy cercano al anterior, imagen: "This contains some star attributes and aspects of roles but also what is circulated in publicity, what is said and valued or criticized in reviews. This is the conceptualization of critics, fans and the public, projecting onto the star specific ideals, aspirations, desires, and so on".

Dado que nos situamos en el ambito de la recepcion, la imagen de la estrella no esta controlada en su totalidad por la industria. En primer lugar, los medios de comunicacion, y mas aun la prensa cinematografica, ya concretan, tamizan o modifican las imagenes propuestas. Estas, a traves de las peliculas y de los materiales que generan las productoras, no necesariamente son la unica fuente de informacion a la que recurren los periodistas. En el proceso de formacion de las estrellas desde el principio los estudios idearon biografias que, en funcion de su criterio, podian ser utiles para la promocion de los actores o actrices y con ellos de sus peliculas. Tambien ejercieron cierta vigilancia sobre la informacion que podia llegar a la prensa (Basinger, 2007: 49-52). No obstante, determinados acontecimientos escaparon a su control--la muerte de una estrella, por ejemplo--, aunque bien pudieran influir con posterioridad en su tratamiento o fueran aprovechados con fines promocionales. En segundo lugar, debemos diferenciar la recepcion de la estrella en la prensa cinematografica y la recepcion de la estrella a traves de la prensa cinematografica. De hecho, la imagen propuesta por la prensa tambien esta sometida a la concrecion por parte de los publicos, y esta puede variar en funcion del contexto desde el que actuan como tales o de parametros sociologicos, entre muchos otros (Dyer, 1987).

El primer elemento para la creacion de la imagen de la estrella es la fotografica glamurosa. Como afirma Jacques Aumont (1998: 66), el glamour--"encantamiento"--nace de la necesidad de publicitar las peliculas cuando este cometido es encargado a los actores y las actrices: "El glamour es, sobre todo, una sensualidad registrada en la foto, en la misma materia fotografica, como luz, como centelleo [...], que aumenta y pone de relieve la sensualidad de las materias fotografiadas, seda y saten, carne, ojos languidos, bocas generosamente maquilladas". El autor considera tambien que el glamour fue evolucionando, y "a un glamour 'dulce', que daba a los rostros un aspecto sonador, predominante durante los anos veinte, sucedio un estilo mas duro, mas directo, mas dramatizado y, hay que decirlo, mas expresionista" (ibid.; vid. Gundle, 2008). Si bien no le es exclusivo, el glamour parece mas apreciable en el primer plano. Algunos autores consideran, siguiendo de cerca las reflexiones de Bela Balazs (1972), que resulta esencial el desarrollo de este tipo de planos en el cine para suscitar el fenomeno de la estrella cinematografica, dado que enfrenta cara a cara al espectador con el artista, aisla su personalidad, apariencia y especificidad (Walker, 1970: 5, en Dyer, 2001: 30-31). Apenas extrana el uso recurrente del primer plano en las cubiertas de las revistas cinematograficas dedicadas a las estrellas.

La fotografia es esencial en Cine en 7 Dias. Buena parte de sus paginas estan confeccionadas para ser vistas antes que leidas, de ahi que, sobre todo en los reportajes fotograficos, reduzcan en ocasiones el texto escrito a pie de imagen. Las fotografias pueden depender de acontecimientos o no. Los acontecimientos provienen del ambito laboral--rodajes, estrenos, galas beneficas, etcetera--o privado--eventos familiares, viajes de vacaciones, etcetera--. Si bien en el primer caso el hecho y el personaje--un festival de cine y las estrellas que asisten al mismo--justifican la fotografia en las paginas de la revista, en el segundo prima en exclusiva el personaje. Pero Cine en 7 Dias tambien publica fotografias no directamente vinculadas a acontecimientos. La mayoria son retratos y tienen por funcion la identificacion del personaje, dado que buscan dotar de una identidad visual al actor o la actriz.

Los retratos destacan sobre todo en las cubiertas. En la mayoria de las revistas cinematograficas espanolas generalistas anteriores estan protagonizadas por primeros planos abiertos y planos medios de las estrellas, con algun que otro plano americano y plano general. En Cine en 7 Dias esta relacion se invierte, y los planos generales y los planos americanos son los mas habituales. Ello es asi en gran medida porque permiten apreciar el cuerpo de las actrices en un momento en que el erotismo es una de las ultimas bazas del estrellato. De hecho, estas son presentadas, en especial desde 1965, como pin-ups. Dyer (2001: 73-74) insiste en la necesidad de diferenciar la pin-up como tipo, donde situa a Marilyn Monroe--"como modelo social, la pin-up promueve la apariencia superficial y la despersonalizacion, la mujer como un espectaculo sexual, como un objeto sexual"--, de la fotografia pin-up. Estas son imagenes sugerentes y cargadas de erotismo, propias, aunque no exclusivas, de las aspirantes al estrellato y de las estrellas en ciernes, las denominadas starletts, y por tanto suelen estar protagonizadas por actrices escasamente conocidas por el publico. Las estrellas consagradas tambien pueden volver a recurrir a este tipo de fotografias, en especial cuando buscan reactivar su carrera o replantear su imagen. Las imagenes que protagonizan las cubiertas de Cine en 7 Dias seran cada vez mas atrevidas en la presentacion de los cuerpos de las estrellas.

Si bien la fotografia de la estrella es un elemento clave de su imagen, esta se infiere sobre todo de las historias que protagonizan. La narracion de dichas historias recurre a infinidad de estrategias, donde no son menores las propias de generos como el melodrama, sobre todo aquellas que tienen que ver con la anagnorisis: el secreto revelado, la confesion, la confidencia, etcetera. Todas las historias contienen su correspondiente conflicto dramatico. Tampoco falta la dosificacion serial. En algunas ocasiones la historia es presentada mediante capitulos consecutivos que mantienen entre si lazos causales y temporales; en otras, sin embargo, el espectador la construye a partir de episodios independientes, pequenos fragmentos e informaciones muchas veces redundantes, incluso con referencias explicitas o implicitas a articulos publicados con anterioridad.

Pueden ser historias sin final, diluidas si la estrella deja de ser rentable para la publicacion o la industria, o que concluyen cuando, una vez alcanzada la fama, abandona con todo boato su actividad publica o fallece. En estas ocasiones las revistas disfrutan de algunos de sus grandes momentos (4). Pero la desaparicion de las estrellas siempre es temporal, y regresan para protagonizar reportajes de cariz evocador, aproximaciones a la evolucion del estrellato, comparaciones con las estrellas actuales o calibrar el efecto que todavia generan en el publico (vid. Singer, 1961; "Ventana al pasado", 1966; "Su nombre era Humphrey", 1970; Abizanda, 1971; o Pages, 1971). No es un hecho menor que buena parte de estos textos que miran al pasado con nostalgia sean frecuentes en Cine en 7 Dias desde finales de los anos sesenta, cuando ya resulta complicado encontrar entre los actores y actrices del momento posibles estrellas, al menos equiparables a las que habian protagonizado el estrellato en las decadas anteriores.

La imagen de la estrella encarna tipos sociales o conceptos idealizados sobre comportamientos. La estrella los personaliza al generar su propio personaje, cuyas caracteristicas coinciden en lineas generales con las atribuibles a los personajes de la ficcion, tal como fueron concebidos desde la novela burguesa decimononica. Los personajes de las estrellas son singulares, autonomos--dado que parecen tener "vida propia"--, complejos al estar caracterizados por multiples rasgos, y susceptibles al desarrollo y al cambio. Tambien poseen una vida interior, realizan actos motivados, son coherentes y despiertan la identificacion, primer paso para la imitacion (Dyer, 2001: 122-131). Como afirma Dyer (ibid.: 126), "la concepcion burguesa del personaje intenta producir personajes que sean unicos e individualizados. Sin embargo, no tan unicos e individualizados para estar mas alla de la comprension o de la representatividad".

En la construccion de la imagen de la estrella en la prensa cinematografica intervienen todos los generos periodisticos, pero sin duda muy relevantes son la entrevista y el reportaje. Ambos constituyen el instrumento basico para contar sus historias: permiten la individualizacion de la estrella, en ocasiones dejan entrever su complejidad, su vida propia e interior, los posibles cambios que experimentan a lo largo del tiempo, aportan coherencia y permiten la identificacion. Cada nuevo acontecimiento narrado contribuye a la caracterizacion de la estrella, a dotarla de coherencia como personaje y a establecer las fronteras de lo que es verosimil en relacion con sus proximas acciones. Dicha coherencia es lo que permite inferir una motivacion a sus acciones: puesto que son asi, actuan asi. Los acontecimientos que protagoniza la estrella no son casuales, azarosos o caprichosos--y si lo son, tampoco importa--, sino que responden a ciertas reglas narrativas.

A la hora de aproximarse a la manera en que son narradas las historias de las estrellas en Cine en 7 Dias podemos encontrar dos patrones argumentales recurrentes: el ascenso y el precio del triunfo. Las historias que rigen ambos patrones pueden confluir, ya que el ascenso tal vez conduzca al exceso, y este se paga caro. En el primero, sustentado en la movilidad social--tan propio del capitalismo avanzado que genera la estrella como el consumismo o el ocio, en el que en ocasiones tambien pone el enfasis su tratamiento--, es apreciable la "cotidianeidad" de la estrella, valor en alza en estos momentos. Las estrellas son mas normales de lo que parecen, incluso surgen desde muy abajo hasta alcanzar las alturas del estrellato. Buena parte de los textos dedicados a ellas abordan sus biografias incidiendo siempre en su partida desde el anonimato. Tal como senala Richard Dyer (2001: 61), "el mito del exito, particularmente en el Star System, intenta armonizar distintos elementos contradictorios: que la normalidad es el sello de la estrella; que el sistema premia el talento y la 'singularidad'; que los golpes de suerte, al alcance de cualquiera, tipifican la carrera de la estrella, y que el duro trabajo y la profesionalidad son necesarios para el estrellato".

La crisis del star system hacia finales de los cincuenta, acompanado por algunas sonadas tragedias--las muertes de James Dean (1955) y Marilyn Monroe (1962), por ejemplo--, acrecientan la atencion a los aspectos oscuros de la fama. Evidentemente no desaparecen los articulos amables, que muestran las curiosidades de unas vidas armoniosas y lujosas, pero el sufrimiento y los conflictos de las estrellas generan cada vez mayor interes. De hecho, cuando no existen, el periodista los busca o sospecha de su existencia. Los conflictos, la base de sus historias, pueden ser interiores, de situacion, de relacion, sociales o cosmicos. Las estrellas son las que generan sus propios problemas, sus complicaciones, debido a sus inseguridades, sus excesos y vicios--conflicto interior--, pero estos tambien estan condicionados por el mundo fastuoso en el que viven--conflicto de situacion--, lleno de rivalidades profesionales y sentimentales--conflicto de relacion--, por la necesidad de afirmarse frente al grupo y sus convenciones--conflicto social--o por una fuerza superior a la que es imposible escapar: el inefable destino--conflicto cosmico--. Como veremos, las historias de las estrellas pueden discurrir de un conflicto a otro.

Las historias que concretan ambos patrones son abordadas en muchas ocasiones apelando a la verdad y la confidencia. A pesar de recurrir a numerosas estrategias de la ficcion, el lector asume o finge asumir que dichas historias son veraces, que informan sobre o comentan acontecimientos que han tenido una existencia en la realidad. Puede afirmarse que el efecto de real es equivalente al conseguido por el docudrama; o en otras palabras, que la realidad de las estrellas aparece docudramatizada. Al mismo tiempo, se genera la expectativa en el lector de que la historia ira a la entrana del personaje, escarbara mas alla de lo que es conocido del mismo, y aportara algunas informaciones que matizan el brillo del olimpo y lo situan al alcance de su mano. Este efecto se acrecienta en gran medida combinando los patrones argumentales mencionados con el papel de narrador autodiegetico de la propia estrella (5), ya sea a traves de la entrevista o de algunos reportajes, o dejando la funcion de narrador a personajes que le son cercanos, del entorno mas proximo y privado de la estrella. Las narraciones homodiegeticas, sin embargo, mas que narrar el ascenso a la fama o su precio, permiten el acceso a lo mas cotidiano e intimo de las estrellas a traves de un testigo privilegiado (Puyuelo, 1961; o "Diario de mi mujer", 1961).

4. Claudia Cardinale, Elisabeth Taylor y Brigitte Bardot

Veamos como se concreta lo comentado hasta aqui en el tratamiento que reciben Claudia Cardinale, Elisabeth Taylor y Brigitte Bardot en Cine en 7 Dias.

Claudia Cardinale, a diferencia de Elisabeth Taylor y Brigitte Bardot, despunta como estrella en la decada de los sesenta, cuando ya el sistema que sustenta el estrellato esta agotado. La primera aparicion de relevancia de la actriz en las paginas de Cine en 7 Dias la encontramos en el numero 19 ("Para relevar a Gina y a Sofia", 1961), donde se hace referencia a los factores que le han permitido llegar a la fama, entre los que destaca la necesidad de la industria del cine en Italia de buscar recambios para Sofia Loren y Gina Lollobrigida. Son muy frecuentes en la revista los articulos que buscan sustitutas a las estrellas consagradas, incluso sus reencarnaciones, entre las starletts, las actrices o las nuevas estrellas (Halpern, 1962; o "Marilyn 72", 1972). Pocos anos mas tarde el descubrimiento de Cardinale es transformado en una sofisticada estratagema para desbancar a las mencionadas estrellas, a la que se anade una supuesta rivalidad por el trono estelar europeo con Brigitte Bardot (Hierro, 1967).

En los articulos mencionados aparece el conflicto de relacion con otras actrices. No obstante, la mayoria de las aproximaciones a la vida de Cardinale recurren al patron argumental del ascenso aportando nuevos detalles de su biografia. La imagen que esta genera incide en su cotidianeidad: es presentada como una muchacha corriente (Sartorio, 1966), muy dependiente de su familia y amigos, llena de defectos fisicos de los que es consciente ("Radiografia indiscreta...", 1962), aunque con un trabajo excepcional. Algun articulo, ademas, plantea la diferencia entre la imagen sugerida por los personajes que interpreta en sus peliculas, incluso por la publicidad, y la de su propio personaje extracinematografico: "Las dos o tres peliculas suyas que conocemos nos la muestran como una criatura de caracter atrevido y naturaleza frivola e inconsciente. Sucede lo contrario, C.C. [...] es una muchacha timida, silenciosa y formal [...]. La presencia de Claudia Cardinale nos prueba que se puede ser rico, cuerdo y bueno al mismo tiempo. Es muy dificil, sin embargo, que [...] el publico acepte estas cualidades" ("Claudia Cardinale", 1963).

Una vida sin polemicas resulta poco atractiva para los lectores. La revista pronto busca rumores sobre algunas relaciones sentimentales, distorsiones en su imagen de chica sencilla: el silencio de la actriz a causa de un posible accidente en el rodaje de Mando perdido (Lost Command, Mark Robson, 1966) (Zalacain, 1965), los problemas que le pueden generar el divorcio de Franco Cristaldi, su prometido ("Claudia Cardinale y el productor...", 1966), o el descuido de su figura ("Carta a Claudia Cardinale", 1967). Tras algunas entrevistas en las que el personaje incide todavia mas en su imagen cotidiana, sencilla y familiar, y despues de su matrimonio con Franco Cristaldi, la historia de Cardinale se diluye y aparece ya casi en exclusiva para promocionar y publicitar algunas de las peliculas que protagoniza.

El principal conflicto de Liz Taylor es contra una fuerza sobrenatural, el destino tragico, aunque tambien podemos encontrar algunos conflictos emanados de la situacion en que desenvuelven sus historias las estrellas. "'Cleopatra Taylor'. Reposo absoluto" (1962), por ejemplo, insiste en ciertos rumores, gestados por los publicistas con el objetivo de entorpecer su carrera, sobre sus problemas de salud o un posible embarazo, lo que perjudicaria el largo rodaje de Cleopatra (Joseph L. Mankiewicz, 1963), o las supuestas aventuras extramatrimoniales de Eddie Fisher, su marido.

El destino tragico es presentado como el precio a pagar por la fama. Nacida en el seno de una familia acomodada y nina prodigio, a los doce anos comienza una carrera llena de exitos profesionales. Sin embargo, su salud es fragil, no ha podido disfrutar de una adolescencia feliz y desde los dieciocho anos encadena matrimonios desgraciados: con Conrad Hilton, heredero de los famosos hoteles, con el actor britanico Michael Wilding y con Mike Todd, hombre hecho a si mismo y muy del agrado del publico estadounidense, que muere al ano de matrimonio. Ademas, dos de sus amigos mas cercanos, James Dean y Montgomery Clift, sufren graves accidentes de automovil. Todos estos hechos la convierten en un personaje melodramatico, y como tal superado por unos acontecimientos que no puede controlar. Los textos que abordan su biografia, muchos de ellos redundantes, insisten en el destino tragico que la rige, y la imagen que generan, cargada de patetismo, busca despertar conmiseracion del lector ("Liz Taylor", 1961; "Liz Taylor, una bellisima...", 1961; "Una Mujer marcada", 1962). La desgracia, sin embargo, no impide--mas bien acrecienta--su enorme popularidad.

Conviene que nos detengamos en "Una mujer marcada. Elizabeth Taylor" (1962). Publicado por entregas entre los numeros 60 y 64 muestra una estructura marcadamente serial. Cada episodio concluye con un momento de especial intensidad dramatica, a la manera de los cliffhangers de los seriales, para mantener el interes del lector por la siguiente entrega. Asi, el numero 60 presenta a la estrella como un iman para los desastres, comenta la buena recepcion de sus primeras peliculas infantiles, para acabar por senalar que "el exito logrado elevo a Elizabeth a la categoria de estrella. Tenia entonces doce anos, la edad que los ninos prodigios no tienen derecho a pasar. Pero Sara Taylor [su madre] tenia pergenada una idea. En cualquier caso, el amaestramiento de Liz proseguiria, encerrada en una jaula dorada". Se emplea el recurso a la anticipacion que genera en el publico la expectativa del cumplimiento en el siguiente episodio.

La siguiente entrega (no 61) comienza con la voluntad de su madre, antigua actriz frustrada, de convertir todo lo relacionado con Taylor en publicidad, y las consecuencias personales para la actriz que ello conlleva. La conclusion en este caso es un potente reves: la depresion que sufre por el fin de su matrimonio con Hilton empieza a repercutir en su vida profesional, lo que conduce a que la MGM la envie a Gran Bretana para que tome distancia con el rodaje de Ivanhoe (Richard Thorpe, 1952). La tercera entrega (no 62) acaba igualmente en un reves en el plano personal, la muerte de Todd, aunque en el profesional se abre la esperanza que supone el fin del contrato con la MGM.

Lo interesante es que el reportaje hace evolucionar la imagen de la actriz en la ultima entrega (no 64) narrando las vicisitudes de su matrimonio con Eddie Fisher, primero, casado y mejor amigo Mike Todd, su marido fallecido--este habia sido presentado como el amor de su vida--, y la relacion sentimental con Richard Burton durante el rodaje de Cleopatra, que supone tambien la ruptura de su relacion con Fisher y del matrimonio de Burton. En esta entrega confluyen su vida sentimental y profesional de una manera sin precedentes, y de una imagen sustentada en la compasion se pasa a otra banada por la polemica, aunque pueda motivarse su comportamiento en los episodios previos de la historia que protagoniza: la tragedia personal conduce a la desesperacion y esta motiva actos poco meditados. Al mismo tiempo, su carrera profesional alcanza unas cotas desconocidas, siendo considerada la actriz mejor pagada del momento.

A partir de aqui Cine en 7 Dias se interesa sobre todo por la relacion de la actriz con Burton, destacando aquellos aspectos oscuros que encierra: el influjo que ejerce Burton sobre la estrella, que en sus entrevistas aparece insatisfecha con su vida (Hardtfield, 1965), los supuestos celos que siente de la actriz Genevieve Bujold durante el rodaje de Ana de los mil dias (Anne of the Thousand Days, Charles Jarrott, 1969), protagonizada por su marido, y que conduce a un pequeno ajuste de cuentas de la revista--"Y Elizabeth Taylor sabe que en cualquier momento habra que pagar su deuda con el destino: 'ojo por ojo, diente por diente' y 'como midais, sereis medidos', segun la antigua e implacable filosofia" (Gavin, 1969: 27)--, o los problemas con el alcohol de la pareja (Ferron, 1967).

Al igual que habia sucedido con Claudia Cardinale y su matrimonio con Franco Cristaldi, una vez la relacion de Liz Taylor con Richard Burton se afiance la estrella reducira sus apariciones en Cine en 7 Dias a la promocion de las peliculas que protagoniza. Es indudable que la estabilidad sentimental, a pesar de dejar siempre resquicios para la polemica, hace perder fulgor a las estrellas, pero tambien lo es que poco a poco dejan de interesar al publico sus historias tanto como antes. Asi, Brigitte Bardot, que nunca renunciara al escandalo, tambien acabara limitandose a publicitar peliculas.

El conflicto de Brigitte Bardot es en gran medida de cariz social: la lucha por imponerse y reafirmarse en un contexto que todavia permanece marcado por corses morales. La imagen de Bardot se asienta en el erotismo de su personaje, una de las ultimas bazas, ya ensayada con Marilyn Monroe, para recuperar la atencion sobre las estrellas y sus peliculas cuando lleva tiempo descendiendo la asistencia del publico a las salas de exhibicion. En ella confluyen con una coherencia desconocida en las anteriores los personajes que encarno en sus peliculas--donde siempre protagoniza escenas de striptease--, la imagen fotografica--nunca dejo de posar como una pinup mientras fue joven, encarnando tambien su tipo--y su historia confeccionada en las entrevistas y reportajes. La imagen de Bardot es la de la libertad, independencia y naturalidad, con buenas dosis de frivolidad, capricho y sensualidad, caracteristicas asociadas, ademas, a su origen frances. Asi, Sartorio (1963) afirma que, como francesa, muestra "un abierto sentido de la independencia. [...] No hay nada de circulos cerrados en torno a su figura; por principio no teme a nada ni a nadie. !Que diferencia con sus colegas italianas, por ejemplo! Con Sofia Loren, bajo la mirada clueca de su marido, Carlo Ponti; con Gina [Lollobrigida], bajo la ferrea presencia fiscal, delante o detras de la cortina, de su esposo, Mirko".

Apenas extrana que sea el personaje mas frecuente en Cine en 7 Dias. Muchos textos intentan descubrir sus misterios, sobre todo su capacidad para influir en el publico, en ocasiones desde las perspectivas mas esotericas. En "Brigitte Bardot. En sus peinados esta la clave de su destino" (1963) se afirma, por ejemplo, que su cabello constituye todo un programa. Su tendencia a resaltar la parte posterior de la cabeza indica que se ama a si misma por encima de todo--de ahi que necesite continua adulacion--, que le importa poco lo que digan los demas a la hora de seguir sus impulsos. Esto constituye un peligro, dado que es justamente su peinado lo mas imitado por las jovenes de todo el mundo. A ello se anade que, por el hecho de haber nacido bajo el signo de libra, es una persona caprichosa.

Buena parte de los textos que abordan a Bardot insisten en su fisico, que se considera creado y modelado por el director Roger Vadim, su descubridor y primer esposo ("El caso B.B.", 1963). Punto por punto son abordadas las transformaciones que ha ido experimentando, incidiendo en aquellas que le dan un aspecto, segun se indica, "candoroso", la clave de su secreto: la boca voluptuosa con labios carnosos, los cabellos despeinados, las lineas sinuosas y graciles o los "ojos inolvidables, largos, profundos, ingenuos y perversos, ojos de angel y de demonio" (ibid.: 15). En el numero 123 (C. S., 1963) aparecen algunos elementos mas: su capacidad para combinar "la feminidad eterna y la belleza moderna", que llega a eclipsar los personajes que encarna en sus peliculas, y el hecho de que todo ello sea fruto de la publicidad: "Su belleza parece ser la que puede encontrarse [...] en la calle, y no da por tanto, esa sensacion de "inaccesibilidad", de lejania inalcanzable, propia de los productores norteamericanos del star-system. Es un mito, pero un mito mas facil, mas cotidiano: vivo y accesible".

Con todo, algunas entregas de su historia comienzan a plantear la evolucion del personaje. Esto puede apreciarse con motivo del rodaje de El desprecio (Le mepris, Jean-Luc Godard, 1963), pelicula que formaba parte de ese nuevo cine centrado en el director que podia dar prestigio a las estrellas. En consonancia, se considera que con esta pelicula comienza una nueva carrera para la actriz: la imagen erotica y moderna, ingenua y perversa--su mito era el de Lolita, se afirma--, ha quedado en el pasado (Agde, 1963). Pero nada cambia a la hora de publicitar la pelicula:
Con aire cansado, roto...
Asi ven a la inquieta Brigitte Bardot en Roma (Detalle de la pelicula
El desprecio, Jean-Luc Godard, 1963)


La estrella continua ocupando el lugar central. Lo importante es su estado de animo, su "inquietud", coherente con la imagen elaborada de Bardot a traves de las diferentes entregas que permiten construir su historia. Solo al final se habla de El desprecio. Si bien todavia protagonizara entrevistas, incluso narraciones homodiegeticas que contrapuntan su imagen (6), su presencia en las paginas de Cine en 7 Dias, como la de Claudia Cardinale o Liz Taylor, quedara con el tiempo centrada en exclusiva en la promocion de las peliculas.

5. Conclusiones

La prensa cinematografica desempena un papel esencial en el fenomeno del estrellato. Buena parte de los estudios sobre las estrellas acuden a ella como fuente. Las propias particularidades de las revistas cinematograficas, sin embargo, determinan la manera en que estas son procesadas a partir de los materiales publicitarios de las productoras y expuestas al publico. Este articulo, a traves del caso de Cine en 7 dias, se ha propuesto transformar la mera fuente en objeto de analisis.

Cine en 7 Dias es una revista crepuscular. Se publica en un momento en que el sistema que sustenta al estrellato esta en crisis por la aparicion de otras celebridades y otras maneras de entender el cine. Esto puede apreciarse en las historias de Claudia Cardinale, Liz Taylor y Brigitte Bardot. La primera muestra las dificultades para construir una estrella desde principios de los anos sesenta, sobre todo por mantenerse dentro de los limites de la norma, cuya trasgresion es esencial en la elaboracion de personajes que seduzcan al publico (Marshall, 1997:105-107). Liz Taylor y Brigitte Bardot, que vienen de la etapa anterior, no dudan en quebrantar la norma moral. La primera ratifica la estrecha relacion entre su agitada vida y su cotizacion como actriz; la segunda, ademas, encarna el tipo pin-up.

Hemos manejado aqui e interrelacionado las nociones de imagen de la estrella, personaje de la estrella e historia de la estrella. La imagen, entendida como la concepcion de la estrella generada en los publicos, surge fundamentalmente de su personaje y de las historias extrafilmicas que como tal protagoniza. La nocion de "imagen" esta emparentada con el termino homonimo empleado en el ambito de la comunicacion corporativa; de hecho, el aparato conceptual y las metodologias aplicados a esta deberian emplearse en el analisis del fenomeno del estrellato. Pero nos hemos centrado en la imagen sugerida desde las paginas de Cine en 7 Dias. No se renuncia a abordar en otros trabajos revistas mas recientes, lo que permitira calibrar hasta que punto puede corresponder la imagen sugerida por las publicaciones con la creada por los espectadores/lectores.

Las estrellas son personajes de historias; es decir, de series de acontecimientos ligados por relaciones causales en una progresion dramatica hacia su conclusion, aunque en ocasiones el final quede diluido cuando la estrella deja de interesar a la publicacion. Dichas historias recurren a patrones argumentales y conflictos propios de la ficcion, aunque son tomadas por los publicos como veraces. Esto se aprecia especialmente la influencia del melodrama, sobre todo con el recurso a la anagnorisis y, en ocasiones, a personajes superados por los acontecimientos. Sus historias, ademas, son fragmentadas. En muchas ocasiones presentan una fragmentacion serial, ya sea de manera formal si un reportaje se divide en diferentes entregas, o informal cuando, sin presentarse de manera serial, diferentes articulos, entrevistas o reportajes van anadiendo informaciones nuevas que permiten construir la historia de la estrella. Pero la fragmentacion tambien implica a otros medios. Si bien nos hemos centrado en la prensa cinematografica, y en concreto en el caso de Cine en 7 Dias, los publicos tambien acceden a las estrellas a partir de fotografias, de sus peliculas, de sus apariciones en television--en anuncios, concursos, entrevistas, programas de sociedad, etcetera--e incluso a traves de chismorreos y cotilleos. Esto nos permite afirmar que los relatos de las estrellas y, a partir de estos, la construccion de la historia por parte del receptor, son un antecedente de lo que hoy en dia se denomina "narracion transmedia".

6. Referencias bibliograficas

Abizanda, Martin (1966): "Monica, la esfinge". Cine en 7 Dias, 250, 12-13.

Abizanda, Martin (1971): "Todo un hombre. Gary Cooper". Cine en 7 Dias, 524, 17-19.

Agde, Paul (1963): "Con aire cansado, roto... Asi ven a la inquieta Brigitte Bardot en Roma. Detalle de su ultima pelicula El desprecio". Cine en 7 Dias, 112, 16-17.

Alba, Marcos (1961): "Nueva Monica Vitti". Cine en 7 Dias, 556, 8-9.

Aumont, Jacques (1998): El Rostro en el cine. Barcelona, Paidos.

Balazs, Bela (1972): Theory of the Film: Character and Growth of a New Art. New York, Arno Press.

Basinger, Jeanine (2009): The Star Machine. New York, Vintage Books.

Cine en 7 Dias (1961):"Diario de mi mujer, por Bob Hope". Num. 5, 26-27.

Cine en 7 Dias (1961): "Liz Taylor. ?Es victima de un destino incierto?". Num. 12, 14-15.

Cine en 7 Dias (1961): "Yo fui un delincuente. Confesiones de Tony Curtis". Num. 13-16.

Cine en 7 Dias (1961): "Para relevar a Gina y a Sofia, Italia lanza a Claudia Cardinale" Num. 19, 11-12.

Cine en 7 Dias (1961): "Liz Taylor, una bellisima mujer victima de su propio destino" (1961). Num. 23, 16-17.

Cine en 7 Dias (1962): "'Cleopatra Taylor'. Reposo absoluto". Num. 41, 18-19.

Cine en 7 Dias (1962): "Mi verdadera vida, por Marilyn Monroe" Num. 43-45.

Cine en 7 Dias (1962): "Yo, por Jean Simmons". Num. 51, 20.

Cine en 7 Dias (1962): "Una mujer marcada. Elizabeth Taylor". Num. 60-64.

Cine en 7 Dias (1962): "Radiografia indiscreta de Claudia Cardinale". Num. 65.

Cine en 7 Dias (1963): "El caso B.B. Nuevo mito de Pigmalion. Num. 92, 14-15.

Cine en 7 Dias (1963): "Claudia Cardinale entre Burt Lancaster y Alain Delon". Num. 93, 12-13.

Cine en 7 Dias (1963): "Brigitte Bardot. En sus peinados esta la clave de su destino". Num. 99, 6-7.

Cine en 7 Dias (1963):"Claudia Cardinale. Una chica timida convertida en vampiresa". Num. 100, 16-18.

Cine en 7 Dias (1963): "Un escritor famoso, Marcel Achard, ataca a Brigitte Bardot". Num. 123, 15-17 (firmado por C.S.)

Cine en 7 Dias (1965): "Ahora que no se nos oye. Hablan, revelan, suponen... Brigitte Bardot vista por su madre y por su mayordomo". Num. 206, 12-15.

Cine en 7 Dias (1966): "Claudia Cardinale y el productor Franco Cristaldi, ?tendran que renunciar a la nacionalidad italiana para casarse?". Num. 255, 18-19.

Cine en 7 Dias (1966): "Ventana al pasado. Joan Crawford". Num. 293, 18-19.

Cine en 7 Dias (1967): "Carta a Claudia Cardinale". Num. 313, 12-13.

Cine en 7 Dias (1968): "Yo, jurado en Cannes. Habla Monica Vitti". Num. 374, 12-13.

Cine en 7 Dias (1968): "Monica, sus horas bajas". Num. 391, 20-21.

Cine en 7 Dias (1970): "Su nombre era Humphrey". Num. 477, 20-21.

Cine en 7 Dias (1971): "Entrevista con Jeanne Moreau" Num. 513, 26-27.

Cine en 7 Dias (1972): "Marilyn 72. Nacio en El Salvador y fue descubierta en Espana". Num. 567, 20-21.

Dyer, Richard (1987): Heavenly Bodies: Film Stars and Society. Basingstoke, Macmillan.

Dyer, Richard (2001): Las estrellas cinematograficas. Barcelona, Paidos.

Ferron (1967): "?Alcoholizados? Una sombra amenaza la dicha de Liz Taylor". Cine en 7 Dias, no 342, 14-15.

Gallego, Juana (1990): Mujeres de papel. De !Hola! a Vogue. La prensa femenina en la actualidad. Barcelona, Icaria.

Gavin, Mario (1969): "Liz Taylor, celosa de la actriz que interpreta el papel de Ana Bolena", Cine en 7 Dias, num. 429, 27.

Geraghty, Christine (2000): "Re-examining Stardom: Questions of Texts, Bodies, and Performance". En Gledhill, Christine; Williams, Linda (Eds.): Reinventing Film Studies. Londres: Arnold, pp. 183-201.

Gundle, Stephen (2008): Glamour: A History. Oxford, Oxford University Press.

Gomez Mompart, Josep Lluis (1992): "Medio siglo de prensa del corazon en Espana (1940-1990)". Analisi, 14, 47-59.

Halpern, F. (1962): "Ursula Andress. Actriz suiza, esposa de John Derek. La nueva Greta". Cine en 7 Dias, no 64, 10-11.

Hardtfield, Charles (1965): "?Que le pasa a Liz Taylor?". Cine en 7 Dias, num. 232, 19.

Hierro, Galo (1967): "Operacion C. C.". Cine en 7 Dias, num. 318, 13 de mayo, p.18.

Marshall, David P. (1997): Celebrity and Power: Fame in Contemporary Culture. Minneapolis, University of Minnesota Press.

McDonald, Paul (2000): The Star system: Hollywood's production of popular identities. London, Wallflower.

Morin, Edgar (1972): Las stars. Servidumbres y mitos. Barcelona, Dopesa.

Pages, Eduardo (1971): "De Valentino a Delon". Cine en 7 Dias, num. 534, 24-25.

Pizarroso, Alejandro y Rivera, Julia (1994): Corazones de papel. Sensacionalismo y prensa del corazon en Espana. Barcelona, Planeta.

Puyuelo, Marcela (1961): "Sofia Loren vista por su doncella". Cine en 7 Dias, num. 2.

Sartorio, L. (1963): "Memorias de Brigitte Bardot". Cine en 7 Dias, num. 139, 13-15.

Sartorio, Dolores (1966): "Los puntos cardinales de Claudia". Cine en 7 Dias, num. 270, 14-15.

Singer, Jane y Kurt (1961): "Ayer y hoy de Greta Garbo". Cine en 7 Dias, num. 9, 4-6.

Shingler, M.; Gledhill, C. (2008). "Bette Davis: actor/star". En Screen, 49 (1), 67-76.

Vincendeau, Ginette (2000): Stars and Stardom in French Cinema. London/New York, Continuum.

Walker, Alexander (1970): Stardom: The Hollywood Phenomenon. New York, Stein and Day.

Zalacain, A. (1965): "El "cardenal" de Claudia Cardinale, ?es la causa del silencio de la actriz?". Cine en 7 Dias, num. 220, 4-5.

Jorge Nieto Ferrando (1)

Recibido: 14 de enero de 2016 / Aceptado: 4 de julio de 2016

(1) Universitat de Lleida.

E-mail: nietojordi@filcat.udl.cat

(2) Algo diferente sucede con las publicaciones dedicadas a las celebridades, que comparten muchos aspectos con las cinematograficas. La prensa del corazon espanola, por ejemplo, ha sido abordada por Gomez Mompart (1992) o Pizarroso y Rivera (1994), entre muchos otros.

(3) Asi ocurre, por ejemplo, con Monica Vitti, miembro del jurado en el festival de Cannes de 1968. Este acontecimiento es apenas una excusa para que la actriz, como narradora autodiegetica, reflexione sobre su forma de ver el mundo y sus gustos personales ("Yo, jurado en Cannes", 1968).

(4) Asi sucede, por ejemplo, con la muerte de Marilyn Monroe desde el numero 70 (1962).

(5) Los ejemplos son numerosos, en especial en los primeros anos de la revista: "Yo fui un delincuente", 1961; "Mi verdadera vida", 1962; "Yo, por Jean Simmons", 1962.

(6) En "Ahora que no se nos oye. Hablan, revelan, suponen... Brigitte Bardot vista por su madre y por su mayordomo" (1965), su mayordomo la presenta como una persona ahorradora y equilibrada en su casa, en contraste con la imagen que desprenden otros episodios de su historia.

Jorge Nieto Ferrando es Profesor Ayudante Doctor de la Facultat de LLetres de la Universitat de Lleida.
COPYRIGHT 2017 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:INVESTIGACIONES Y DOCUMENTOS
Author:Ferrando, Jorge Nieto
Publication:Estudios sobre el Mensaje Periodistico
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2017
Words:9067
Previous Article:Indicadores de transparencia y buen gobierno de las webs municipales espanolas.
Next Article:La formacion de la critica literaria chilena. Prensa, cultura y poder.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters