Printer Friendly

La respuesta del sistema de Naciones Unidas ante la situacion de crisis prolongada en Haiti.

The response of the United Nation System to the protraded crisis in Haiti

1. Planteamiento del caso: el compromiso de las Naciones Unidas con la consolidacion de la paz, la democracia y los derechos humanos en Haiti

Haiti se ha erigido en un factor de inestabilidad regional que ha derivado en su consideracion por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (1) como una amenaza a la paz y a la seguridad internacionales a lo largo de los anos. En este sentido, situaciones tan dispares como el derrocamiento de un gobierno legitimamente electo (2), la vulneracion de los derechos humanos (3) o el desplazamiento de personas (4) han sido el detonante de la invocacion en diferentes ocasiones desde los anos 90 hasta nuestros dias del capitulo Vil de la Carta de San Francisco (5).

La presencia internacional en el pais bajo el paraguas de la ONU tiene su origen en la organizacion de las primeras elecciones libres y democraticas celebradas en Haiti el 16 de diciembre de 1990. Este hito en la historia del pais fue el desencadenante de las diferentes intervenciones llevadas a cabo por el sistema de las Naciones Unidas y que alcanzaron su punto algido con la aprobacion en el ano 2004 de la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, Mision que continua presente en el pais doce anos des'pues (6).

Los anos 2014 y 2015 estuvieron marcados por el inicio del proceso de reflexion sobre la pertinencia de reconfigurar la MINUSTAH con vistas a una posible reduccion e incluso retirada del contingente militar de las Naciones Unidas en el pais. Asi pues, el 24 de marzo de 2014, el Consejo de Seguridad, examino en su sesion matinal cinco opciones para la reconfiguracion de la Mision mas alla del ano 2016 (7).

Las opciones que se barajaron abarcaron distintos escenarios entre los que se incluyeron la designacion de un enviado especial de las Naciones Unidas para asesorar en la buena gobernanza politica, el establecimiento de una mision politica especial manteniendo la capacidad de desarrollar la policia nacional haitiana, la creacion de una nueva mision de mantenimiento de la paz con un rol esencialmente politico y una reduccion sustancial de los efectivos sobre el terreno, el establecimiento de una nueva operacion de mantenimiento de la paz mas reducida y con menos presencia de policia y militares de las Naciones Unidas o una reduccion del actual mandato de mantenimiento de la paz (8). Sin embargo, a pesar de la iniciativa adoptada en este sentido y ante la falta de acuerdo a la hora de determinar cual era la mejor opcion para el pais, en fecha 13 de octubre de 2016, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas decidio prorrogar hasta el 15 de abril 2017 el mandato de la MINUSTAH manteniendo el numero de efectivos en el pais (9). Conviene destacar asimismo, que esta resolucion, dada la falta de consenso en el seno del Consejo de Seguridad, deja la puerta abierta a la posibilidad de <<la posible retirada de la MINUSTAH y la transicion hacia una presencia futura de las Naciones Unidas que comenzaria no antes del 15 de abril de 2017>> (10). Esta iniciativa puso de manifiesto, sobre todo a traves del hecho de no reducir ni los efectivos de la MINUSTAH ni el componente de policia respecto de las anteriores prorrogas de los anos 2014 (11) y 2015 (12), las dudas que existian en el seno del Consejo de Seguridad cuando aprobaron la resolucion 2243 (2015) sobre las capacidades de Haiti de asegurar la estabilidad y la alternancia democratica con sus propios recursos. Dudas que quedarian confirmadas con la celebracion de las elecciones presidenciales diez dias despues y la reciente resolucion del Consejo de Seguridad 2316 (2016) a la que hemos hecho referencia.

Desgraciadamente, en el ano 2015, cuando el pais parecia que iba a consolidar definitivamente la alternancia democratica como norma de juego en la direccion del Estado (13), las elecciones presidenciales, cuya primera vuelta se llevo a cabo el 25 de octubre (14), no pudieran culminar en la conformacion de una presidencia democratica electa. Tras las acusaciones de fraude electoral llevadas a cabo por la alianza opositora y la creciente escalada del clima de tension y violencia en el pais, las autoridades electorales de Haiti decidieron posponer la segunda vuelta de las elecciones ante la negativa del Sr. Jude Celestin, candidato que habia quedado en segundo lugar por detras del oficialista Sr. Jovenel Moise, a concurrir a la segunda vuelta de las elecciones (15). A pesar de este bloqueo constitucional, los diferentes actores politicos del pais, con la intermediacion de la comunidad internacional, han sido capaces de llegar un acuerdo para la formacion de un gobierno provisional encabezado por el presidente del Senado haitiano, Sr. Jocelerme Privert (16), encargado de organizar las elecciones para el 24 de abril con vistas a la instalacion del nuevo presidente el 14 de mayo de 2016 (17). Sin embargo, dada la interinidad del Gobierno en funciones y las dificultades de la clase politica haitiana para llegar a acuerdos, la fecha de la celebracion de la repeticion de <<las elecciones presidenciales de 2015 y las elecciones legislativas, junto con la primera ronda de elecciones para una tercera parte de los escanos del Senado cuyos titulares finalizaran su mandato en enero de 2017>> (18) se aplazo finalmente al 9 de octubre de 2016 (19). Finalmente, y tras el paso del huracan Matthew, hubo que posponer nuevamente la contienda electoral cuya nueva fecha prevista de celebracion sera previsiblemente el 20 de noviembre de 2016 (20).

2. Antecedentes basicos: los esfuerzos de la comunidad internacional para dar una respuesta a las situaciones acaecidas

Entre los anos 1993 y 2016, el Consejo de Seguridad ha autorizado en dos ocasiones el despliegue de Fuerzas Multinacionales con el fin de dotarse de la flexibilidad para poder llevar a cabo actuaciones en Haiti tendentes a revertir situaciones determinadas susceptibles de suponer una amenaza a la paz y a la seguridad internacionales. Para el Consejo de Seguridad se trata de un instrumento muy util ya que, aunque su despliegue es autorizado por el mismo, su operatividad no se ve sometida a la direccion de las Naciones Unidas al otorgarse el mando de la misma a un pais. La implementacion de este tipo de iniciativas no puede considerarse como operaciones de mantenimiento de la paz en tanto que conlleva una actuacion militar extranjera que no se encuentra bajo el mandato de las Naciones Unidas, aunque cuente con su beneplacito (21).

Estas Fuerzas Multilaterales desplegadas en momentos de especial dificultad en Haiti permitieron a la ONU, como veremos a continuacion, dotarse de una herramienta agil y operativa de cara al establecimiento de la bases necesarias para el posterior despliegue de las operaciones de mantenimiento de la paz lideradas por las Naciones Unidas. En este periodo de tiempo se han autorizado varias misiones de las Naciones Unidas en Haiti con presencia de componentes extranjeros (22). En todas y cada una de ellas, el Consejo de Seguridad ha querido dejar patente su apuesta por la resolucion de las crisis producidas poniendo de relieve su compromiso con la seguridad y los derechos humanos.

a) La Mision Civil Internacional en Haiti: MICIVIH (1993-2000)

La Mision Civil Internacional en Haiti (MICIVIH) fue creada a peticion del Presidente Aristide como consecuencia del golpe de Estado producido en Haiti en 1991. Su objetivo era el de controlar la situacion de los derechos humanos en el pais. Esta iniciativa fue ideada conjuntamente por las Naciones Unidas y la Organizacion de los Estados Americanos. La importancia de la MICIVIH radica en que es la primera mision conjunta entre una organizacion regional, la Organizacion de los Estados Americanos (OEA) y la Organizacion de las Naciones Unidas (ONU) (23).

Esta iniciativa puso de manifiesto que era posible implementar una operacion conjunta entre las Naciones Unidas y otra organizacion regional dejando de lado los protagonismos y las dificultades de coordinacion sobre el terreno (24). El 20 de abril de 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobo la Resolucion 47/20 B (25), por la cual se autorizaba el despliegue del contingente de Naciones Unidas en la MICIVIH junto con la OEA.

Hay que indicar que, a pesar de que esta mision conjunta fuera calificada de exito en terminos de cooperacion regional (26), los primeros en reaccionar ante la situacion que se produjo en el pais fueron la Organizacion de los Estados Americanos. Esta Organizacion envio un grupo de 18 observadores con el objetivo de contribuir a la reduccion de la violencia en general y al respeto de los derechos humanos, cooperar con la distribucion de la ayuda humanitaria y evaluar los progresos para la solucion politica de la crisis en Haiti. La Mision Civil de la OEA inicio sus labores a mediados de septiembre de 1992. Sin embargo, tres meses despues de su despliegue, el gobierno haitiano considero que la Mision no tenia base legal, por lo que les conmino a abandonar el pais (27).

Fue a raiz de este contratiempo que el Consejo Permanente de la OEA decidio, mediante la Resolucion del 10 de noviembre de 1992 (28), solicitar a las Naciones Unidas que participase en la Mision Civil de la OEA, concrecion que se produciria con la resolucion del Consejo de Seguridad 841 (1993) (29). De acuerdo con la Resolucion 47/20B, la labor de esta mision era la de verificar el cumplimiento de las labores internacionales de Haiti en materia de derechos humanos, prestando especial atencion al respeto de los derechos a la vida, la integridad y seguridad de la persona, la libertad personal, de expresion y de asociacion (30). En el momento algido de la Mision, la MICIVIH llego a contar con un total de 220 empleados internacionales, entre los que se encontraban 102 observadores de Derechos Humanos, de los cuales 26 eran voluntarios de las Naciones Unidas (31).

b) La Mision de las Naciones Unidas en Haiti: UNIMH (1993-1996) y el controvertido despliegue de una fuerza multilateral en el ano 1994

La UNMIH, cuya finalidad era la aplicacion de los Acuerdos de Governors Island (32), tuvo su origen en estos acuerdos de fecha 3 de julio de 1993 (33). Esta mision fue la herramienta utilizada por la comunidad internacional para hacer valer lo acordado en esta isla situada en la bahia de Nueva York. Asi pues, el Secretario General de las Naciones Unidas, en su informe sobre Haiti de fecha 25 de agosto de 1993 (S/26352 (34)), recomendaba al Consejo de Seguridad que autorizara el establecimiento y el envio inmediato, en cuanto se hubieran cumplido las condiciones estipuladas en el acuerdo de Governors Island, de la Mision de las Naciones Unidas en Haiti. Posteriormente, en su informe S/26480 (35), de fecha 21 de septiembre de 1993, y como respuesta al requerimiento realizado por el Consejo de Seguridad (36), el Secretario General desgranaba cuales deberian ser los pormenores de la futura mision, a la par que propone como enviado especial para Haiti a la persona al mando de la Mision, el Sr. Dante Caputo.

La Resolucion del Consejo de Seguridad 867 (1993) aprobo <<el establecimiento y el inmediato envio de la Mision de las Naciones Unidas en Haiti (UNMIH) por un periodo de seis meses>> (37). En un primer momento, esta Resolucion establecio que la funcion del componente militar de la UNIMH era la de modernizar las fuerzas armadas, mientras que el de los observadores de la policia de las Naciones Unidas seria el de orientar y asesorar a la policia de Haiti en todos los niveles y supervisar la forma en que se llevan a cabo las operaciones de policia. De acuerdo con lo establecido en el parrafo segundo de la Resolucion 867 (1993), la Mision de las Naciones Unidas debia estar integrada por 567 observadores de policia de las Naciones Unidas y una unidad de construccion militar con aproximadamente 700 integrantes, incluidos 60 instructores militares. Sin embargo, debido a la falta de cooperacion por parte de las autoridades militares del pais (38), la Mision no pudo realizar el despliegue de la totalidad de sus efectivos ni llevar a cabo su mandato.

En el ano 1993, en contra de lo establecido en el Acuerdo de Governors Island (39) el gobierno golpista del General Cedras no permitio el despliegue de la Mision, lo que provoco que se invocara el capitulo VII de la Carta de las Naciones Unidas. El Consejo de Seguridad, en su sesion celebrada el 13 de octubre de 1993, se mostro <<profundamente preocupado por los obstaculos que siguen impidiendo la llegada de la Mision de las Naciones Unidas en Haiti (UNMIH), enviada en cumplimiento de la Resolucion 867 (1993), y por el hecho de que las Fuerzas Armadas de Haiti no hayan cumplido su obligacion de permitir que la Mision de comienzo a su labor>> (40).

Este organo, a traves de las Resoluciones 873 (1993) y 940 (1994) establecio una serie de medidas coercitivas, por las cuales se decretaba en un primer lugar un embargo sobre Haiti (41), para despues autorizar la creacion de una fuerza multinacional (42), con la facultad de recurrir a <<todos los medios necesarios>> (43) para facilitar la partida de Haiti de los dirigentes militares, y de este modo hacer cumplir los Acuerdos de Governors Island (44). En todo caso, en relacion con la Resolucion 940 (1994) que autorizo el despliegue, el representante mexicano, Sr. Flores Olea mostro su preocupacion por el hecho de que en el proyecto de Resolucion no existiera ninguna mencion al marco temporal en el que debian desarrollarse las acciones propuestas. Para el, este texto otorgaba <<una suerte de <<carta en blanco>> para que una indefinida fuerza multinacional actue cuando lo considere conveniente>>, calificando esta practica de <<altamente peligrosa en el campo de las relaciones internacionales>> (45).

En septiembre de 1994, un primer grupo compuesto por 2.000 militares estadounidenses desembarcaba en Puerto Principe, alcanzando el contingente internacional un total de mas de 15.600 militares diez dias despues (46). Bajo mando y control unificado, dirigido por los Estados Unidos de America, este contingente llego a estar integrado por 28 naciones (47). Esta intervencion cumplio con su cometido al forzar la salida de los militares golpistas y establecer las condiciones necesarias para el despliegue de la UNMIH.

Como se puede constatar de la lectura de los debates previos a la adopcion de la Resolucion 940 (1994) (48), la misma no estuvo exenta de polemica al ser varios los paises en el seno de las Naciones Unidas los que se posicionaron contra la misma. Sin embargo, dado que ni Mexico, Cuba (49), Uruguay o Brasil tenian derecho a voto no pudieron hacerlo constar en la votacion. La principal critica consistio en el temor expresado a que el despliegue de la fuerza multinacional se convirtiera en un peligroso precedente (50). A partir de octubre de 1994, una vez restaurado el gobierno Constitucional en el pais, el Consejo de Seguridad modifico el mandato de la mision en dos ocasiones. La primera se realizo a traves de la Resolucion 940 (1994) (51) que, en virtud del capitulo VII de la Carta, autorizo a los Estados Miembros a <<integrar una fuerza multinacional bajo mando y control unificados y, dentro de ese marco, a recurrir a todos los medios necesarios para facilitar la partida de Haiti de los dirigentes militares>>. Para Alexander Micic, este texto constituyo una Resolucion sin precedentes, ya que por primera vez el Consejo <<autorizo el retiro de un Gobierno y la restauracion de otro en un conflicto que practicamente no constituia amenaza a otros Estados>> (52).

El nuevo mandato consistia esencialmente en asistir al gobierno democratico en la preservacion de un entorno estable y seguro en el pais, convertir a las fuerzas armadas en una fuerza profesional y crear un cuerpo separado de policia. Asimismo, ya que deberian trabajar en lograr un entorno propicio para la celebracion de elecciones legislativas libres y limpias decidio aumentarse la dotacion militar de las Naciones Unidas hasta los 6.000 efectivos.

La segunda modificacion del mandato de la Mision se produjo en el ano 1995. En esta ocasion fue la Resolucion 975 (1995) (53) la que consagro el cambio. En este documento, una vez acreditada la existencia de un entorno seguro y estable en el pais (54), se establece la adopcion de las medidas necesarias para que la UNMIH asuma las funciones de la fuerza multinacional y complete la transferencia de las mismas, produciendose el traspaso definitivo de responsabilidades el 31 de marzo de 1995 (55). En junio de 1995 tuvieron lugar las elecciones legislativas, mientras que las presidenciales se celebraron el 17 de diciembre de 1995, transfiriendose el poder a Rene Preval el 7 de febrero de 1996. El Sr.Wlosowiz, delegado de Polonia en el debate sobre <<La cuestion de Haiti>> que tuvo lugar en el seno del Consejo de Seguridad en febrero de 1996, se hizo eco del hecho de que se tratara de <<la primera sucesion presidencial democratica en la turbulenta historia de Haiti>> (56). Lo que se olvido mencionar el delegado polaco es que, si bien es cierto que se produjo una transicion democratica bajo el paraguas de la UNMIH, el anterior presidente, Sr. Aristide, se habia visto obligado a exiliarse en el ano 1991, y no habia podido volver al pais hasta 1994. El mandato de la UNMIH finalizo el 30 de junio de 1996, de conformidad con lo establecido en la Resolucion 1048 (1996) (57). En febrero de 1996, el Consejo de Seguridad, a traves de la Resolucion que acabamos de citar, redujo el contingente de la Mision a un total de 1.200 efectivos de la UNMIH y a 300 policias civiles. Por su lado Canada financio el despliegue de 700 soldados adicionales (58). Tras su finalizacion, el Secretario General recomendo una Nueva Mision de las Naciones Unidas en el pais (59).

Las gestiones llevadas a cabo por la UNMIH complementaron aquellas de los organismos de la ONU que ya se encontraban prestando asistencia humanitaria y asistencia para el desarrollo. Mediante un acuerdo singular en el sistema de la ONU, el Coordinador Humanitario del PNUD/DAH y Coordinador Residente del sistema de la ONU, el Sr. Cristian Ossa, hizo las veces de Representante Especial Adjunto del Secretario General para Haiti. (60)

A la finalizacion de la Mision, el Secretario General desgrano los principales problemas de los que adolecia el sistema haitiano (61). En su opinion los principales obstaculos a los que debia de enfrentarse el pais eran la falta de personal cualificado para integrar los organismos del Estado, la fragilidad del sistema democratico en el pais, la necesidad de consolidacion de las instituciones y la penuria economica. Asimismo, resaltaba el deber de continuar con la reconstruccion y de mantener la presencia y la asistencia de la comunidad internacional en Haiti, ya que el retiro de la fuerza de la ONU podria poner en riesgo los logros realizados hasta ese momento (62).

c) La Mision de Apoyo de las Naciones Unidas en Haiti: UNSMIH (1996-1997)

Con fecha de 31 de mayo de 1996, el Presidente de Haiti, Rene Preval envio una carta al Secretario General de las Naciones Unidas en la cual expresaba el deseo de Haiti de prorrogar la presencia de la fuerza internacional en el pais por un periodo adicional de seis meses (63). En respuesta a esta peticion, el Secretario General propuso una nueva operacion de menores dimensiones bajo el nombre de Mision de Apoyo de las Naciones Unidas en Haiti (UNSMIH).

El mandato de la UNSMIH se fundamentaba en tres pilares: La asistencia al Gobierno de Haiti en la profesionalizacion de la policia, la asistencia a las autoridades haitianas en sus esfuerzos por establecer y capacitar una fuerza nacional policial efectiva y la coordinacion de las actividades del sistema de las Naciones Unidas para propiciar la formacion institucional, la reconciliacion nacional y la rehabilitacion economica en Haiti (64).

De acuerdo con lo establecido en la Resolucion 1063 (1996), la composicion inicial de la UNSMIH estaria conformada por 300 funcionarios de policia civil y 600 efectivos (65). El 13 de noviembre de 1996, el Presidente Preval, solicito una nueva prorroga (66). Tras dos prorroga mas, recogidas en las Resoluciones 1085 (1996) (67) y 1086 (1996) (68). El 30 de julio de 1997, el Consejo de Seguridad aprobo la Resolucion 1123 (1997) (69), a traves de la cual daba por amortizada la UNSMIH y establecia la Mision de Transicion de las Naciones Unidas en Haiti (UNTMIH) con un mandato limitado a un solo periodo de cuatro meses.

El informe emitido por el Secretario General (70) a la finalizacion de la Mision puso de manifiesto la dificultad de la tarea emprendida y los problemas que iban surgiendo ante la perspectiva de una retirada de las fuerzas de las Naciones Unidas.

d) La Mision de Transicion de las Naciones Unidas en Haiti: UNTMIH (1997)

La UNTMIH tuvo su base en el informe del Secretario General S/1997/564 (71), el cual se hizo eco de la declaracion publica realizada por el Presidente Preval, de fecha 14 de mayo de 1997, en la cual consideraba que serian necesarios entre ocho y doce meses (72) para que la Policia Nacional Haitiana (PNH) pudiera mantener un entorno seguro y estable sin el apoyo internacional.

En este informe de fecha 19 de julio de 1997, el Sr, Kofi Anan, por entonces Secretario General de las Naciones Unidas, recomendo al Consejo de Seguridad que examinara la posibilidad de mantener el apoyo de las Naciones Unidas a la PNH. Ademas el Secretario General de las Naciones Unidas recogio que, en caso de tomar en consideracion su recomendacion, el Consejo de Seguridad podria establecer una nueva mision denominada Mision de Transicion de las Naciones Unidas en Haiti (UNTMIH), y cuyo mandato tendria una duracion de cuatro meses. De acuerdo con sus recomendaciones el contingente de la nueva mision estaria compuesto por elementos civiles y militares, en concreto entre 250 y 300 oficiales de la policia civil y entre 50 y 500 efectivos de cuartel general.

Por su lado, el Representante Especial del Secretario General, Enrique ter Horst, seguiria coordinando las actividades del sistema de las Naciones Unidas en Haiti encaminadas a promover el desarrollo institucional, la reconciliacion nacional y la rehabilitacion economica. El Consejo de Seguridad a traves de la Resolucion 1123 (1997) (73), de 30 de julio de 1997, y siguiendo la recomendacion del Secretario General, establecio la UNTMIH por un periodo de cuatro meses. El delegado de Kenia, en el debate que se produjo sobre la situacion de Haiti en el Consejo de seguridad y en el que se trato el tema de la UNTMIH considero que el periodo establecido para la mision era adecuado:

<<Mi delegacion tambien esta de acuerdo con la recomendacion que el Secretario General formula en su informe en el sentido de que esa fuerza no debe permanecer en Haiti demasiado tiempo y que un periodo de cuatro meses es adecuado>> (74).

En la carta de fecha 29 de octubre de 1997 (75), el Presidente Preval, a la vista del inminente fin de la Mision, solicita la partida de todas las fuerzas militares de las Naciones Unidas de Haiti, a la vez que insta a continuar con la labor de fortalecimiento de la PNH llevada a cabo por la ONU.

El Consejo de Seguridad, establecio como tareas principales de la mision <<ayudar al Gobierno de Haiti apoyando la profesionalizacion de la Policia Nacional Haitiana y contribuyendo a ella, segun lo indicado en los parrafos 32 a 39 (76) del informe del Secretario General de fecha 19 de julio de 1997>> (77). Entre las principales tareas de la policia civil se incluia la capacitacion de unidades especializadas de la Policia Nacional Haitiana. Estas unidades, una vez reforzadas, tenian como objetivo contribuir a la mejora de la eficacia de la PNH, que se iria desarrollando al mismo tiempo.

En cuanto a la colaboracion entre la UNTMIH y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se acordo que ambas instituciones continuarian con las labores de preparacion de un programa de tres anos de asistencia tecnica para proporcionar a la Policia Nacional Haitiana capacidad de alto nivel en materia de ejecucion de la ley. Las debilidades detectadas en el informe del Secretario General, ahondaban en lo ya mencionado con respecto de las anteriores misiones, con la peculiaridad de que en septiembre de 1997 la Camara de Diputados aprobo una disposicion que exigia la salida de Haiti de todos los cuerpos armados extranjeros (78), peticion que no fue atendida.

e) La Mision de Policia Civil de las Naciones Unidas en Haiti: MIPONUH (1997-2000).

La MIPONUH tiene su origen en el informe del Secretario General S/1997/832 (79), de fecha 31 de octubre de 1997. Este informe, el ultimo respecto de la UNTMIH, hace balance de la situacion del pais y comunica que ha iniciado los contactos necesarios para que, en el caso de que el Consejo de Seguridad lo estimara oportuno, establecer en Haiti una mision de seguimiento, cuyo cometido principal consistiria una vez mas en apoyar a la PNH en su proceso de profesionalizacion.

La particularidad de esta nueva mision consistia en que estaria compuesta unicamente por un contingente civil, en virtud de la voluntad expresada por el Presidente Preval, en su carta de fecha 29 de octubre de 1997, en la cual afirmaba que ya se podia contemplar la posibilidad de la partida de todas las fuerzas militares de las Naciones Unidas mientras solicita la continuidad del apoyo para la PNH.

<<Hoy podemos contemplar con tranquilidad la partida de todas las fuerzas militares de las Naciones Unidas. No obstante, es importante continuar con la labor de fortalecimiento de nuestra policia, que ha estado en accion solamente dos anos, especialmente en lo que respecta a la administracion de personal y al material, y a la capacitacion de sus unidades especializadas para combatir la creciente inseguridad, el bandidaje y el trafico de drogas>> (80).

En vista de la peticion del Presidente haitiano, y tras las consultas realizadas por parte del Secretario General con los Estados Miembros para determinar la disponibilidad del personal necesario, el 20 de noviembre de 1997, se informo del resultado de estas consultas al Consejo de Seguridad. El informe del Secretario General S/1997/832/Add.1 hace referencia a una posible mision complementaria y un marco conceptual de operaciones. Asi pues, se solicita formalmente al Consejo de Seguridad que considere la <<posibilidad de establecer una mision policial de las Naciones Unidas en Haiti, que se denominara MIPONUH, a fin de asistir al Gobierno en sus esfuerzos permanentes por aumentar la profesionalidad de la Policia Nacional Haitiana>> (81). Esta nueva iniciativa estaria compuesta por un maximo de 290 oficiales de policia, incluida una unidad especial de policia de 90 efectivos. Tambien se menciona expresamente la necesidad de estrechar la cooperacion entre la MIPONUH y MICIVIH. El representante del gobierno de Chile en el Consejo de Seguridad, quiso dejar clara su posicion dias antes de adoptar la Resolucion que instauro la MIPONUH, respecto de esta iniciativa. Para su gobierno esta mision representaba no solamente la respuesta adecuada a las necesidades que enfrentan el pueblo y Gobierno haitianos, sino que era a la vez a la vez <<la expresion del compromiso de las Naciones Unidas con la paz y la seguridad de uno de sus Miembros>> (82).

Una vez analizado este informe, el Consejo de Seguridad establecio la Mision de Policia Civil de las Naciones Unidas en Haiti traves de la Resolucion 1141 (1997) (83), de 28 de noviembre de 1997, con la finalidad principal de supervisar, formar y apoyar a la Policia Nacional Haitiana. De acuerdo con lo defendido por Ramon Martinez Guillem en su tesis doctoral <<La detencion operativa en la frontera entre el Derecho Internacional Humanitario y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos>>:

<<Con la Resolucion 1141 de 1997, se llego a la hasta ese momento mas perfeccionada intervencion policial en el curso de una OMP, estableciendose por el Consejo de Seguridad la MIPONUH (United Nations Civilian Police Mission in Haiti), con un componente, como su propio nombre indica, esencialmente policial, destinado a fines de supervision, formacion, apoyo, etc. de la nueva policia haitiana>> (84).

Es interesante subrayar, el hecho de que el Consejo de Seguridad se haga eco en esta Resolucion de que <<para la paz y la seguridad a largo plazo del pais es esencial un compromiso sostenido de la comunidad internacional y de las instituciones financieras internacionales de prestar asistencia y apoyo al desarrollo economico, social e institucional de Haiti>>. Hemos de enmarcar esta referencia a la continuidad de la presencia internacional en Haiti como respuesta a la solicitud de salida, llevada a cabo por el parlamento en septiembre de ese mismo ano, y por el Presidente del pais un mes despues (85).

En relacion con la coordinacion solicitada por el Secretario General entre MIPONUH y MICIVIH, el Consejo de Seguridad establecio que la Mision de Policia Civil de las Naciones Unidas en Haiti se hiciera cargo del personal de la UNTMIH y los activos de propiedad de las Naciones Unidas que necesitara para cumplir su mandato (86). El Consejo de Seguridad, a la par que afirmo la importancia de un cuerpo de policia nacional profesional, plenamente operacional y autonomo, con una estructura y un tamano adecuados, capaz de desempenar todas las funciones policiales, para consolidar la democracia y revitalizar el sistema de administracion de justicia, establecio que la mision estaria compuesta por 300 policias civiles (10 mas de los sugeridos por el Secretario General), y tendria un mandato limitado a un solo periodo de un ano que terminaria el 30 de noviembre de 1998 (87).

Tras el informe del Secretario General 1064 (1998) (88), de 11 de noviembre de 1998, en el que se solicitaba una prorroga de la Mision al considerarse que la PNH no estaba plenamente capacitada para llevar a cabo sus funciones con garantias de forma autonoma, el Consejo de Seguridad, a traves de la Resolucion 1212 (1998) (89) decide prorrogar la MIPONUH hasta el 30 de noviembre de 1999. Una vez mas, el Consejo de Seguridad a traves de la Resolucion 1277 (1999) (90), decidio mantener en funciones la MIPONUH a fin de garantizar una transicion por etapas, que culminaria el 15 de marzo de 2000, a una futura Mision Civil Internacional de Apoyo a Haiti (MICAH).

La tarea principal encargada a la MIPONUH era la de ofrecer asistencia al Gobierno de Haiti en la profesionalizacion de la Policia Nacional de Haiti. La MIPONUH, otorgo especial atencion a la asistencia a nivel de supervisores y en la formacion de unidades especializadas de policia. Otras tareas incluian vigilar la actuacion de la policia, orientar a los oficiales de policia en cuanto a sus obligaciones diarias y mantener una estrecha coordinacion con los asesores tecnicos de la PNH subvencionados por el PNUD y los donantes bilaterales (91).

A pesar de que se fueron cumpliendo los objetivos marcados, la dificultad para la organizacion y cumplimiento del organigrama previsto de cara a la celebracion de las elecciones legislativas y municipales previstas para el 19 de marzo de 2000 y la falta de consolidacion de las instituciones democraticas fueron los principales escollos a los que se tuvo que enfrentar esta mision. Durante el tiempo que duro lo misma, se produjeron reuniones de coordinacion entre la MIPONUH y la MICIVIH para armonizar sus respectivas actividades y preparar la transicion a la Mision Civil Internacional de Apoyo en Haiti (MICAH) (92).

f) La Mision Civil Internacional de Apoyo en Haiti: MICAH (marzo 2000-febrero de 2001)

El 16 de marzo de 2000, la Mision Civil Internacional de Apoyo en Haiti (MICAH) sustituyo a la MINOPUH. La Asamblea General, en su Resolucion 54/19393 de fecha 17 de diciembre de 1999, decidio establecer la MICAH con el fin de consolidar los resultados conseguidos por la Mision Civil Internacional en Haiti, la Mision de Policia Civil de las Naciones Unidas en Haiti y misiones anteriores de las Naciones Unidas. Las tres esferas de actividad de la mision eran justicia, derechos humanos y policia. Asimismo, se determino que la Mision debia durar hasta el 6 de febrero de 2000 y que se transferirian a esta el personal y las propiedades de la Mision Civil Internacional en Haiti y la Mision de Policia Civil de las Naciones Unidas en Haiti.

Tal y como reconocio el propio Secretario General de las Naciones Unidas en su Informe sobre la Mision Civil Internacional de Apoyo en Haiti, de fecha 19 de abril de 2001, la MICAH se creo inicialmente con un mandato de 11 meses, de los que tres se perdieron debido al retraso de las contribuciones voluntarias necesarias. Esta demora se prolongo como consecuencia de la lentitud de los procedimientos de contratacion de asesores, la mayoria de los cuales no ocuparon sus puestos hasta agosto de 2000. Se puede decir que esta mision no cumplio con sus expectativas y si tildarla de fracaso es un termino un poco duro, desde luego no se lograron los objetivos pretendidos. El Secretario General, y cito textualmente, dijo respecto de la MICAH:

<<La ejecucion de la mayoria de los programas de la MICAH se concentraron en apena unos meses y que la Mision nunca se desarrollo completamente ... La brevedad del periodo de trabajo limito la eficacia global de la MICAH>> (94).

Su mandato (95) fue el de consolidar los resultados conseguidos por la MINOPUH y misiones anteriores de las Naciones Unidas en Haiti, asi como por la MICIVIH, que era una labor conjunta de las Naciones Unidas y la Organizacion de los Estados Americanos (OEA) para fomentar el respeto por los derechos humanos en Haiti. La mision tenia como objetivo seguir fomentando los derechos humanos y fortalecer la efectividad de la policia y el sistema judicial de Haiti, asi como coordinar y facilitar el dialogo de la comunidad internacional con los agentes politicos y sociales de Haiti.

Durante el ano que duro la mision se consiguio consolidar la estructura de la PNH, sin embargo, ante la falta de colaboracion de las autoridades haitianas la inseguridad publica aumento y los donantes bilaterales optaron por dejar de proporcionar la ayuda directamente al gobierno haitiano y la canalizaron a traves de ONG. Fue la Resolucion del Consejo de Seguridad 1277 (1999), la que establecio que el mandato de la MIPONUH finalizaba el 15 de marzo de 2000 (96).

g) El apoyo unanime al despliegue de una Fuerza Multinacional Interina en el ano 2004

El 5 febrero de 2004, estallo una rebelion armada en la ciudad de Gonaives que se propago rapidamente a lo largo del pais. Ante la incapacidad del aparato del Estado para hacer frente a la insurreccion, las tropas rebeldes fueron cercando la capital de la Republica. A pesar de los intentos de mediacion por parte de la comunidad internacional, la oposicion a Aristide amenazo con entrar en Puerto Principe, lo que provoco la salida del Presidente.

El 26 de febrero de 2004, ante la situacion de conflicto interno que habia estallado en Haiti, el Consejo de Seguridad emitio la Declaracion S/ PRST/2004/4, en la cual expreso su profunda preocupacion por el deterioro de la situacion politica, humanitaria y de seguridad en Haiti (97). Esta Declaracion dejo la puerta abierta a la posibilidad de intervenir militarmente en el pais al establecer que consideraria con caracter urgente y de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, <<las opciones de actuacion internacional, incluida la de una fuerza internacional en apoyo de un arreglo politico, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas>> (98). Unos dias mas tarde, el 29 de febrero de 2004 el Presidente Aristide abandono el pais, dando lectura a su carta de dimision el Primer Ministro Yvonne Neptune (99). Hay que decir que en los debates previos a la Resolucion del Consejo de Seguridad que autorizo despliegue llevado a cabo en el ano 2004 no existen opiniones en contra, ni siquiera por parte de aquellas naciones que intervinieron sin derecho a voto, tal y como habia ocurrido en el ano 1994, aprobandose unanimemente la Resolucion 1529 (2004) por la cual se autorizaba el despliegue de una fuerza multinacional (100) y se subraya la necesidad de establecer unas condiciones adecuadas para el respeto de los derechos humanos (101). Poco despues de la renuncia de Aristide, el Presidente de la Corte Suprema de Haiti, Boniface Alexandre, juraba su cargo como Presidente interino del pais (102).

La Resolucion del Consejo de Seguridad 1529 (2004), de 29 de febrero de 2004, tras declarar que la situacion de Haiti constituia una amenaza para la paz y la seguridad internacionales (103), asi como para la estabilidad del Caribe, autorizo el despliegue de una Fuerza Multinacional Provisional (FMP) (104), bajo mandato de los Estados Unidos de America, por un periodo maximo de tres meses (105). Esta Resolucion autorizaba la adopcion de todas las medidas que fueran necesarias para el cumplimiento de su mandato. Entre las funciones de la Fuerza Multinacional estaba el ayudar al restablecimiento del orden, facilitar la distribucion de asistencia humanitaria a quienes mas la necesitaran, asi como asistir a la policia y a la guardia costera haitianas a mantener el imperio de la ley y a proteger los derechos humanos en ese pais (106).

En este plazo de tres meses, el Presidente Interino Boniface Alexandre, tenia que organizar unas elecciones libres y democraticas, cosa que resulto imposible. La FMP se desplego en base a criterios geograficos e intervinieron fuerzas armadas de los Estados Unidos de America, Francia, Canada y Chile bajo el nombre <<Operacion Manana Seguro>> (101). Previamente, el Representante Permanente de Haiti en las Naciones Unidas (108), presento la solicitud de asistencia del Presidente interino del pais, en el que este autorizaba la entrada de tropas en el pais (109). Tambien declaro su disposicion a establecer una fuerza de estabilizacion y seguimiento de las Naciones Unidas destinada a apoyar la continuacion del proceso politico pacifico y constitucional y a mantener un entorno seguro y estable, abriendo de este modo la puerta al despliege de una Mision internacional en el pais bajo mandato de la ONU.

Finalmente, tras la visita de la mision de evaluacion multidisciplinaria al pais en marzo de 2004 (110) encabezada por Hocine Medili, el Consejo de Seguridad recomendo el establecimiento de la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti (MINUSTAH).

3. La mision de estabilizacion de las Naciones unidas en Haiti: minustah (2004-2016)

La presencia continuada de fuerzas y cuerpos de seguridad multinacionales en el componente de la MINUSTAH permitio realizar una transicion politica pacifica y democratica. Partiendo de una situacion de conflicto civil caracterizado por la ausencia de estructuras de Estado se logro convergir en un gobierno democratico surgido de unas elecciones libres y transparentes de acuerdo con los estandares internacionales. El sistema de estabilizacion disenado por las Naciones Unidas para el pais ha logrado un hito en la historia de Haiti. Por primera vez en sus mas de doscientos anos de independencia, en el ano 2010 se logro llevar a cabo una alternancia politica pacifica en la jefatura del Estado mediante el traspaso de poder de un Presidente elegido democraticamente a otro de la oposicion surgido de una contienda electoral democratica avalada por la comunidad internacional.

a) La contribucion del contingente de Naciones Unidas a la consolidacion de la democracia en el pais

La Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti (MINUSTAH) (111) se establecio el 1 de junio de 2004 a traves de la Resolucion 1542 (2004) (112) del Consejo de Seguridad, de fecha 30 de abril de 2004, en base a que los obstaculos para la estabilidad politica social y economica seguian constituyendo una amenaza a la paz y a la seguridad internacionales de la region, lo que dio pie a actuar en virtud del capitulo VII de la Carta de las Naciones Unidas.

La Mision, estaba autorizada a incorporar un contingente hasta 6.700 efectivos militares y 1.622 policias civiles (113). Ademas se incorporaron a la misma, cerca de 550 funcionarios civiles internacionales, 150 voluntarios de las Naciones Unidas y 1.000 miembros del personal civil local (114). Como veremos mas adelante, en estos mas de diez anos trascurridos desde que desembarco la MINUSTAH en el pais, el contingente y el mandato de la Mision se han ido adaptando a las circunstancias. Bajo supervision de la ONU, en el ano 2006, se celebraron elecciones nacionales libres e imparciales (115). El Consejo de las Naciones Unidas, en la Resolucion 1658 (2006) de fecha 14 de febrero, felicitaba al pueblo de Haiti <<por haber celebrado satisfactoriamente la primera ronda de las elecciones>> (116) en fecha 7 de febrero de ese ano.

Desgraciadamente, cuando los indicadores economicos y sociales empezaban a dejar vislumbrar una cierta mejora en la situacion de Haiti, un terremoto de magnitud 7 en la escala de Richter sacudio el pais. Era el 12 de enero de 2010. Hubo que lamentar la perdida de mas de 200.000 personas (117), entre ellas 102 funcionarios de las Naciones Unidas, entre los que se encontraban el Representante Especial, Sr. Hedi Annabi, el Representante Especial Adjunto, Sr. Luiz Carlos da Costa, el Comisionado de Policia interino, Sr. Douglas Coates, el Director de Asuntos Politicos, Sr. Gerard Le Chevallier, el Jefe de la Dependencia de Elecciones, Sr. Marc Plum, y otros miembros del personal militar, civil y de policia. Asimismo, hubo miles de heridos y mas de un millon de desplazados. El terremoto destruyo Puerto Principe y supuso un duro golpe para la economia, la gobernabilidad y las infraestructuras del pais. Segun el gobierno haitiano, un tercio de los cerca de 60.000 funcionarios publicos perdieron la vida. Esta desgracia contribuyo a aumentar el clima de incertidumbre politica que ha caracterizado a este pais a lo largo de su historia, interrumpiendo un periodo de relativo progreso hacia la celebracion de elecciones municipales, legislativas y presidenciales, que estaban programadas para febrero de 2010.

A la luz de las gravisimas consecuencias del terremoto sobre la capacidad del Estado haitiano, el Consejo de Seguridad, en su Resolucion 1908 (2010) (118), de 19 de enero, apoyo la recomendacion del Secretario General de aumentar la dotacion general de la MINUSTAH con 2.000 soldados y 1.500 policias adicionales, para ayudar en las tareas inmediatas de recuperacion, reconstruccion y estabilidad en el pais.

En el informe S/2010/200119, de fecha 22 de abril de 2010, sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, el Secretario General incluyo recomendaciones sobre el futuro papel de MINUSTAH. Estas recomendaciones habian sido aprobadas previamente por el Grupo Integrado de Planificacion Estrategica de las Naciones Unidas y Haiti el 7 de abril de 2010 en Puerto Principe. Se establecio que la Mision ayudaria al Gobierno a preservar los avances logrados hasta la fecha en materia de estabilizacion y facilitaria una transicion sin tropiezos a una reconstruccion a largo plazo. Tambien se constataba que gran parte de esa intensificacion se podria lograr ampliando las actividades dentro del mandato actual, mientras que en algunas esferas la Mision deberia prestar mayor asistencia tecnica, operacional y logistica al Gobierno y las instituciones estatales.

El Consejo de Seguridad, en su Resolucion 1927 (2010) (120), de 4 de junio de 2010, autorizo el despliegue temporal de 680 agentes de policia adicionales con el objetivo de reforzar la capacidad de la PNH. Ademas, la Resolucion se hacia eco que la potestad y la responsabilidad primordial con respecto a la estabilizacion y el desarrollo correspondian al Gobierno y al pueblo de Haiti, reconociendo el papel de apoyo de la MINUSTAH al respecto. El Consejo de Seguridad tambien reconocia la necesidad de que la MINUSTAH ayudara al Gobierno de Haiti a proporcionar una proteccion adecuada a la poblacion, prestando particular atencion a las necesidades de los desplazados internos y otros grupos vulnerables, especialmente las mujeres y los ninos. Pedia asimismo la continuidad de su colaboracion con la Oficina de Coordinacion de Asuntos Humanitarios (OCAH) y con el equipo de las Naciones Unidas en el pais para apoyar la labor humanitaria y las tareas de recuperacion.

Ademas, el Consejo solicitaba a la MINUSTAH que siguiera prestando al Gobierno de Haiti y al Consejo Electoral Provisional el apoyo que estos solicitaran para los preparativos y la celebracion de las elecciones y que, en cooperacion con otros interesados internacionales, como la Organizacion de los Estados Americanos, coordinaran la asistencia electoral internacional. De este modo, en virtud del mandato del Consejo de Seguridad, la MINUSTAH apoyo al Gobierno en las elecciones presidenciales y legislativas, prestando asistencia tecnica, logistica y administrativa, y manteniendo la seguridad permanente.

El resultado de las elecciones proclamo vencedor al cantante Michel Martelly en la segunda vuelta, que tuvo lugar el 20 de marzo de 2011. El Secretario General, Ban Ki-Moon, elogio las elecciones y al pueblo de Haiti por dar tan importante paso hacia la consolidacion de la democracia y en su informe S/2011/540 (121), de 25 de agosto de 2011, el Sr Ban escribio: <<Haiti ha experimentado, por primera vez en su historia, una transferencia pacifica del poder de un presidente democraticamente electo a otro de la oposicion>>, lo que nos permite calificar estas elecciones como un hito en la historia del pais y una gran contribucion de las Naciones Unidas en la consolidacion de democracia haitiana (122).

b) La adaptacion de los mandatos de la Mision a los cambios de realidades producidos en el transcurso del tiempo sobre el terreno

Tras mas de un decenio sobre el terreno, las circunstancias a las que se ha tenido que enfrentar la Mision a lo largo del tiempo han evolucionado. En este sentido, el sistema de las Naciones Unidas, a traves del Consejo de Seguridad, ha tenido que adaptar los mandatos de la MINUSTAH a estas modificaciones.

Actualmente, la funcion principal de la MINUSTAH se centra en el dialogo politico y elecciones, aumento de la autoridad del Estado y refuerzo de sus capacidades, apoyo institucional, seguridad publica, apoyo a la reforma del estado de derecho y derechos humanos (123). Hasta llegar a estas prioridades de actuacion, el Consejo ha variado en multiples ocasiones los fines de las operaciones y su dotacion, para adaptarlos a las circunstancias cambiantes y a las nuevas necesidades impuestas por la situacion politica, de seguridad y socioeconomica del pais.

En el ano 2004, a raiz del desembarco de la MINUSTAH en Haiti, el mandato inicial de la Mision se establecio en la ya mencionada Resolucion 1542 (2004). En este primer momento se propuso un mandato de caracter general consistente esencialmente en llevar a cabo una actuacion integral que permitiera actuar tanto en el ambito de la seguridad como en el establecimiento de las bases para un desarrollo a largo plazo (124).

Un ano despues, en 2005, mediante la Resolucion 1608 (2005) (125) el Consejo solicito a la MINUSTAH que concentrara la utilizacion de sus recursos, incluidos los de policia civil, en aumentar la seguridad y la proteccion en el periodo electoral, lo que incluia una revision del mandato de cada uno de los oficiales de policia civil. Asimismo, se hizo hincapie en la necesidad de que se llevara a cabo una coordinacion efectiva con las autoridades de Haiti para que tanto la policia civil de la MINUSTAH como la PNH orientaran sus esfuerzos en la misma direccion. El Consejo de Seguridad considero oportuno dotar a la MINUSTAH de las funciones necesarias para investigar y certificar al personal nuevo de la PNH. Por otro lado, solicito a MINUSTAH que aumentara su capacidad para ejecutar proyectos de efecto rapido e insto a que se estrechara la coordinacion entre las diversas entidades de desarrollo en Haiti para lograr una mayor eficiencia en la labor de desarrollo.

En el ambito de los derechos humanos, el Consejo de Seguridad requirio a la MINUSTAH la puesta en funcionamiento a la mayor brevedad posible de la Brigada Conjunta de Investigaciones Especiales, cuerpo que tenia como mision apoyar la labor de investigacion en los casos de violaciones de los derechos humanos, especialmente en aquellos en los que se mediara denuncia por la participacion de la PNH. Como novedad, con esta Resolucion las Naciones Unidas deciden llevar a cabo una labor pedagogica respecto de la Mision al establecer una estrategia de comunicacion enfocada a que la poblacion de Haiti entendiera mejor su mandato y su funcion.

Por su parte, en la Resolucion 1702 (2006) (126), de fecha 15 de agosto, el Consejo introdujo un nuevo componente en el mandato de la Mision al solicitarle expresamente a la MINUSTAH que orientara sus esfuerzos en el ambito de la promocion del dialogo y la reconciliacion nacional. Se produjo de este modo una reorientacion de sus trabajos de desarme, desmovilizacion y reintegracion mediante la ejecucion de un programa comunitario amplio de reduccion de la violencia adaptada a las condiciones locales. Este programa se enfoco principalmente a asistir a las iniciativas que se produjeran en el ambito del fortalecimiento de la gobernanza local y el Estado de derecho, promoviendo las oportunidades de empleo a ex integrantes de bandas armadas y a jovenes en situacion de riesgo. Conforme se fueron alcanzando los objetivos de pacificacion, seguridad y estabilizacion, el Consejo amplio el ambito de actuaciones a otros sectores. Este fue el caso del Servicio de Guardacostas de Haiti o el apoyo a las administraciones judicial y penitenciaria.

En el ano 2007, gracias a las Resoluciones 1743 y 1780 (2007) (127), el Consejo amplio una vez mas las responsabilidades de la MINUSTAH al encargarle que apoyara los esfuerzos del Gobierno en relacion con la estabilizacion y buena gobernanza del pais. Del mismo modo, se empezo a tomar consciencia de la necesidad de coordinarse con otros actores asi como que la presencia de las Naciones Unidas en el pais fuera acompanada de una mejora de las condiciones de vida de la poblacion. Durante este ano 2007, se introdujo la gestion de fronteras en la agenda del Consejo, lo que implico llevar a cabo un programa de capacitacion ad hoc. Tambien deciden reafirmar el mandato de la MINUSTAH en materia de derechos humanos y exhorta a las autoridades de Haiti a que sigan procurando la promocion y la proteccion de los derechos humanos.

Ante la oportunidad que se abrio gracias al proceso politico que estaba teniendo lugar en Haiti, el Consejo, a traves de la Resolucion 1840 (2008) (128), de fecha 14 de octubre, considero oportuno mostrar su apoyo expreso a traves de la MINUSTAH. Asi, en cooperacion con el Gobierno de Haiti, se encargo que se llevara a cabo un dialogo politico inclusivo y de reconciliacion nacional, prestando asistencia logistica y de seguridad en el proceso electoral.

La Resolucion 1892 (2009) del Consejo de Seguridad encomendo nuevas tareas a la MINUSTAH (129), tendentes a apoyar el proceso politico en el pais, promover un dialogo politico y de reconciliacion nacional y prestar asistencia logistica y de seguridad de cara a la celebracion de las elecciones previstas para el ano siguiente.

Tras el devastador terremoto que azoto a Haiti el 12 de enero de 2010 (130), el Consejo de Seguridad, a traves de las Resoluciones 1908 y 1927 (2010) (131) aumento la dotacion general de la MINUSTAH como apoyo en las tareas inmediatas de recuperacion, reconstruccion y estabilidad, lo que constituyo una intervencion humanitaria de caracter militar por catastrofes naturales. Asimismo, las Naciones Unidas encargaron a la MINUSTAH que siguiera cumpliendo su mandato y colaboracion con la Oficina de Coordinacion de Asuntos Humanitarios y con el equipo de las Naciones Unidas en el pais, apoyando la labor humanitaria y de recuperacion.

La MINUSTAH continuo aportando apoyo logistico y tecnico al Gobierno de Haiti con el fin de llevar a buen termino sus operaciones, fomentar la capacidad de las instituciones del estado de derecho en el plano nacional y local, y acelerar la aplicacion de la estrategia del Gobierno para la reubicacion de los desplazados. A pesar de que, dada la situacion la celebracion de las elecciones en el plazo previsto se convirtio en una tarea titanica, el Consejo pidio a la MINUSTAH que siguiera prestando su apoyo al Gobierno de Haiti y al Consejo Electoral Provisional en los preparativos y la hipotetica celebracion de las elecciones, asi como que coordinara la asistencia electoral internacional en colaboracion con otras instancias como la Organizacion de los Estados Americanos.

En otro orden de cosas, y al tratarse de una Mision tan sostenida en el tiempo, el Consejo de Seguridad ha ajustado hasta en nueve ocasiones el contingente de la Mision. Poco a poco, y conforme pasaron los anos, se fue reduciendo el componente militar de la MINUSTAH y se le dio mas importancia al componente de policia civil para de este modo reducir la presencia de fuerzas armadas en el pais y establecer las bases necesarias para transferir las responsabilidades de seguridad a la PNH.

Como ya hemos visto, el ano 2010 se produjo un importante retroceso en cuanto a los avances logrados a raiz del terremoto que asolo el pais. Este supuesto de fuerza mayor obligo a las Naciones Unidas a dar marcha atras a su plan de retirada de las fuerzas armadas, viendose obligada a aumentar el componente militar para poder hacer frente a las consecuencias de aquella tragedia y asegurar la seguridad en el pais. Una vez mas, con el transcurso de los anos y una vez superado el terremoto se ha podido volver a disminuir la presencia de fuerzas militares extranjeras en el pais y fortalecer nuevamente el componente de policia civil. El contingente de MINUSTAH fue objeto de cambios en su composicion a raiz de las siguientes Resoluciones del Consejo de Seguridad (132): 1542 (2004), 1608 (2005), 1702 (2006), 1780 (2007), 1892 (2009), 1908 y 1927 (2010), 2012 (2011), 2070 (2012) y 2119 (2013).

A modo de recapitulacion, en agosto de 2016, un total de 19 paises aportaban tropas al contingente militar, mientras que 46 lo hacen a la policia civil, convirtiendo a esta Mision de las Naciones Unidas en una de las mas internacionales de su historia (133).

c) El componente de Derechos Humanos como eje de la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti

La Seccion de Derechos Humanos de la MINUSTAH, en adelante Seccion, se constituyo el 30 de abril de 2004 como parte integrante de la Mision a traves de la Resolucion 1542 (2004) del Consejo de Seguridad (134). El maximo responsable de esta Seccion es, con el fin de poder llevar a cabo la mejor coordinacion posible entre los organismos que componen el sistema de las Naciones Unidas, el representante de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en Haiti (135).

El mandato de la MINUSTAH en el ambito de los derechos humanos, consistia principalmente en apoyar al Gobierno de transicion, a las instituciones y a los grupos haitianos de derechos humanos, en sus esfuerzos por promover y proteger estos derechos, centrandose especialmente en las mujeres y los ninos. Ademas, la MINUSTAH coopero con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos con el objetivo supervisar su situacion en especial respecto de los refugiados y las personas que regresan.

Asimismo se insto a la MINUSTAH a prestar asesoramiento y asistencia en la investigacion de las infracciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, en colaboracion con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, <<con objeto de poner fin a la impunidad>> (136). Este mandato, confirmado a lo largo del tiempo por las diferentes Resoluciones del Consejo de Seguridad (137) relativas a las prorrogas de la Mision, ha sido asumido por la Seccion a traves de ocho oficinas regionales y cuatro locales sitas en Puerto Principe.

Es importante mencionar en este sentido la Resolucion 2070 (2012) del Consejo de Seguridad, en la cual se considero necesario reafirmar el mandato de la Mision en materia de derechos humanos, calificandolo como un <<componente esencial>> (138) de la misma. El Consejo de Seguridad va un paso mas lejos al determinar que el respeto a los derechos humanos en Haiti constituye un elemento imprescindible para la estabilidad del pais, y por ende para poder llevar a cabo las actividades necesarias en cualquier ambito de desarrollo. Las actividades de la Seccion (139) se llevan a cabo en base a tres pilares: los derechos humanos y la administracion de justicia, los derechos humanos en el campo de las politicas publicas y del fortalecimiento de las capacidades y los derechos humanos en el campo de la proteccion humanitaria y el desarrollo. Entre sus acciones cabria destacar el establecimiento de un sistema de comunicacion con las diferentes entidades nacionales gubernamentales y no gubernamentales que se ocupan de los derechos humanos en el pais. Se ha priorizado el establecimiento de contactos y relaciones en el ambito de la justicia y la seguridad ciudadana, la sociedad civil y la Oficina de Proteccion del Ciudadano (OPC). Tras anos de Mision en el pais y la mejora de las condiciones de seguridad, la Seccion ha tratado de acercarse al ciudadano y a la sociedad para que no sea vista tanto como un organo integrado en la maquinaria de los cuerpos y fuerzas de seguridad de las Naciones Unidas, sino como un organismo que favorece el desarrollo y el bienestar de la sociedad haitiana a traves de la colaboracion y el trabajo conjunto con sus entidades e instituciones (140).

No podemos olvidar el papel primordial que ha jugado la Seccion en el ambito de la pacificacion y creacion de un entorno seguro en Haiti. Hay que recordar que este organismo fue el encargado de apoyar y coordinar la puesta en marcha de un sistema comun de seguridad creado por los cuerpos y fuerzas de seguridad de las Naciones Unidas, las Organizaciones No Gubernamentales y la PNH. Esta iniciativa ha permitido, a traves de un plan de desarrollo estrategico, llevar a cabo una iniciativa comun de mantenimiento del orden y desplegar, tras el terremoto, agentes de policia en determinados campos de refugiados con el fin de proteger a sus moradores. Asimismo, la Seccion ha llevado a cabo talleres de formacion en el campo de los derechos humanos, en particular en lo referente a la violencia sexual y el genero (141).

La Comision Interamericana de Derechos Humanos, en su informe del ano 2008, reconocio los esfuerzos llevados a cabo por el pais, aunque se mostraba preocupada por la violencia que se ejercia sobre los ninos y las mujeres. En este sentido el referido informe aplaude dos iniciativas llevadas a cabo por el gobierno haitiano como son el <<compromiso de expresado por el Gobierno de Haiti de ratificar los tratados de derechos humanos de los cuales Haiti todavia no es parte>> y el compromiso renovado para establecer <<un comite inter-ministerial encargado de la coordinacion de las comunicaciones entre el Gobierno de Haiti y los organos creados por los tratados de derechos humanos>> (142). Asimismo se destaca la elaboracion e implementacion por parte del Ministerio de la Mujer de un plan de accion que incorporaba elementos de prevencion, educacion publica, reduccion de la pobreza y proteccion para las mujeres.

En relacion con este informe de la Comision hay que hacer mencion al muy critico voto particular del Comisionado Freddy Gutierrez Trejo, el cual califica la actuacion de las Naciones Unidas en el pais de deplorable a traves de la MINUSTAH, a la que tilda de fuerza de ocupacion. Ademas, unos parrafos mas adelante da a entender que esta Mision ha llevado a cabo innumerables actos de barbarie y de violencia sistematica (143). Hay que decir que en el informe al que hemos hecho referencia no consta ninguna otra denuncia a la actuacion de la MINUSTAH en este sentido. De hecho, el informe anual de la Comision del ano 2009 alaba la actuacion de la MINUSTAH a la que reconoce su compromiso en asegurar las condiciones de paz y de seguridad en el pais desde el ano 2004 (144).

Si bien es cierto que el terremoto del ano 2010 supuso un retroceso, los indicadores y diferentes informes demuestran que el hecho de que se haya producido una estabilidad en el ambito de la seguridad ha permitido en gran medida normalizar la vida democratica, lo que ha redundado en una mejora generalizada de las condiciones de vida. Hasta este momento, los avances habian sido considerables, como asi lo ponia de manifiesto el Sr. Michael Forst en su informe de mayo del ano 2010.

<<Es indispensable recordar que el pais estaba encauzado en la via del progreso y es importante reafirmar que el impulso que se venia dando al pais desde hacia varios meses solo ha quedado interrumpido, y no quebrado. Se habian realizado progresos notables en la esfera de los derechos civiles y politicos, pese a que aun quedaba mucho camino que recorrer hasta que el pais tuviese un ordenamiento penal que respondiese a las exigencias del estado de derecho. La situacion de la seguridad habia mejorado, habia disminuido el numero de secuestros, los principales jefes de pandillas habian sido detenidos, todo ello constituia un cuadro en que podian divisarse senales alentadoras>> (145).

Tras el terremoto, la defensa y promocion de los derechos humanos volvieron a situarse en el epicentro de las iniciativas emprendidas en el pais. Amnistia Internacional, en una declaracion enviada al Secretario General de las Naciones Unidas nada mas producirse el terremoto solicitaba a la Asamblea General de las Naciones Unidas situar a los derechos humanos en el epicentro de los esfuerzos a realizar para la asistencia y reconstruccion del pais (146). Por su parte, el Sr. Forst expreso su preocupacion acerca de la desconexion entre las ONG haitianas y la Seccion (147) y achaco el problema al hecho de que esta Seccion este integrada en la Mision.

Desde septiembre de 2015, la MINUSTAH ha prestado apoyo a la Office de la Protection du Citoyen, equivalente al defensor del pueblo espanol, a traves de la adscripcion de un experto internacional cuya labor consiste fundamentalmente en colaborar en la elaboracion del plan estrategico que debe abarcar el periodo comprendido entre 2016 y 2019 (148).

d) La implicacion de las Fuerzas Armadas espanolas en el contingente de la MINUSTAH

El 2 de julio de 2004, el Consejo de Ministros del Gobierno espanol acordo destacar una mision humanitaria a Haiti (149). Por su lado, el Presidente del Gobierno, comparecio el 6 de julio ante el Pleno del Congreso de los Diputados (150) para solicitar su aprobacion. En la citada comparecencia informo de dicha participacion, sometiendola a votacion. El resultado fue de 309 votos emitidos, todos ellos a favor. El 10 de septiembre de 2004 (151) el Consejo de Ministros aprobo la participacion del Reino de Espana en la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti (MINUSTAH) (152).

Espana participo en esta mision bajo la denominacion de FIMEX-H (153), con la Unidad de la Brigada de Infanteria de Marina. El nucleo principal lo conformo el Batallon Hispano-Marroqui bajo direccion espanola. El FIMEX-H, recibio del Jefe de Estado Mayor de Defensa (JEMAD) el mandato de <<integrarse en las Fuerzas de las Naciones Unidas para la Estabilizacion de Haiti, para contribuir a mejorar la seguridad y facilitar la asistencia humanitaria>>154. Los primeros militares espanoles, unos 200 hombres y mujeres desembarcaron en Cap Haiti en el 30 de octubre de 2004, tras haber realizado la travesia del oceano atlantico a bordo del Buque de Asalto Anfibio <<Castilla>>. La base de la unidad se establecio en Fort Liberte, poblacion situada en la costa noroeste de Haiti, fundando la Base Miguel de Cervantes. Esta poblacion era relativamente tranquila y contaba con la presencia de la PNH y la rama civil de la MINUSTAH.

Entre los principales problemas a los que tuvieron que hacer frente se encontraban la asistencia humanitaria y las actuaciones contra bandas armadas. Dada la proximidad del paso fronterizo con la Republica Dominicana de Ouanaminthe (155) y Fort Liberte, y el foco de problemas en el que se convertia los dias de mercado (156), se decidio establecer un destacamento en este lugar durante 18 meses. El incidente mas destacado se produjo el 12 de enero de 2006 (157) cuando una turba ataco al destacamento hispano-marroqui y lanzo cocteles molotov contra la sede del mismo. El incidente se saldo con dos haitianos muertos consecuencia de los disparos realizados por las fuerzas de seguridad haitianas. En febrero de 2006 se celebraron elecciones presidenciales. Las principales dificultades detectadas por la FIMEX-H fueron la ausencia de carnet de identidad y de un censo fiable, la falta de infraestructuras y la inseguridad de las aldeas remotas. La organizacion del proceso electoral fue llevada a cabo por el Departamental Joint Electoral Security Center-DJESC, el cual estaba compuesto por representantes civiles y militares de las Naciones Unidas, la OEA, la PNH, la policia de Naciones Unidas (UNPOL) y observadores internacionales. Las tropas espanolas enviaron a sus representantes permanentes cuando fueron requeridos para integrar estas unidades electorales.

En la region del Noreste se establecieron 47 puntos electorales, lo que implicaba otros tantos puestos de seguridad (158). Todo este despliegue de seguridad hubo de llevarse a cabo con el destacamento hispano-marroqui, compuesto por 364 personas. Una vez finalizado el proceso electoral se procedio al empaquetado y transporte de los resultados hasta Puerto Principe. Hay que destacar que la realizacion de las elecciones, de las que salio elegido Rene Preval, se llevo a cabo sin que se produjera ningun conflicto de grandes dimensiones. Asimismo, las tropas espanolas pertenecientes a la FIMEX-H, ante la escasa presencia de organizaciones humanitarias en esa zona del pais, llevo a cabo labores humanitarias a traves del reparto de alimentos procedentes de Espana y la asistencia sanitaria a la poblacion local. La estancia de las tropas espanolas en Haiti bajo el paraguas de las MINUSTAH finalizo el 26 de marzo de 2006, con la ceremonia de transferencia de autoridad, celebrada en la <<Base Cervantes>>, a las fuerzas armadas uruguayas.

A modo de conclusion decir que la Armada espanola, a traves de sus mas de 1.000 Infantes de Marina destacados, estuvo presente en el pais durante 18 meses. En relacion con el despliegue de la FIMEX-H, el Coronel de Infanteria de Marina, Gacio Painceira dijo sobre Haiti y su poblacion:

<<A la mayoria de los que alli estuvimos nos impactaron las condiciones de vida de los haitianos. Pudimos ver sus casas, en las que no habia casi de nada, pudimos ver sus paisajes, bellos pero infra desarrollados, y pudimos conocer a sus gentes; la mayoria buena gente. Hicimos lo posible para ensenarles a encontrar un futuro prospero y pacifico, aunque la sensacion al salir de alli fue la de haberles dejado a sus expensas. A cambio, ellos tambien nos ensenan algo: que se puede ser feliz con muy poco>> (159).

4. Consideraciones finales: ?es valido el actual modelo de gestion DE LAS naciones UNIDAS FRENTE A LA SITUACION HAITIANA?

Las Naciones Unidas no pueden dejar pasar la oportunidad de demostrar al mundo a traves de su intervencion en Haiti que su modelo de gestion para solventar las crisis internacionales puede resultar efectivo y adecuado en ambitos como la consolidacion de la paz, el respeto a los derechos humanos y el desarrollo en aquellos lugares que mas lo necesitan (160).

En nuestra opinion, en caso de no se logre este objetivo, las consecuencias para el sistema actual de mediacion de conflictos de las Naciones Unidas podrian ser muy perniciosas al verse seriamente desprestigiado y deslegitimado, dando aun mas la razon a aquellos que solicitamos que la necesaria reforma institucional de las Naciones Unidas se acelere (161).

No debemos olvidar que la respuesta del sistema de las Naciones Unidas ante las crisis haitianas ha garantizado durante mas de diez anos unas condiciones de paz y estabilidad que han servido de base para importantes avances en otros ambitos. Sin embargo, una vez mas y a raiz de las fallidas elecciones presidenciales de octubre de 2015, la comunidad internacional se encuentra en una situacion complicada en la que debe ejercer de mediador con el fin de que el proceso democratico que se inicio en el ano 2004 no descarrile una vez mas.

Hemos de poner de manifiesto la excesiva complejidad institucional y electoral establecida por la Constitucion haitiana del ano 1987. El profesor Anthony P. Maingot ya afirmaba en el ano 1998 que <<el sistema electoral es de una complejidad tal que no existe la capacidad, tecnica o financiera del Estado haitiano para manejarlo>>162. Esta reflexion, de radiante actualidad, no solamente ilustra con claridad la problematica endemica del sistema electoral haitiano, sino que pone asimismo en evidencia la ausencia de capacidad de la administracion nacional haitiana para gestionar de una manera eficaz la complejidad electoral derivada de su estructura institucional. A la vista de las circunstancias seria coherente indicar que el sistema de Naciones Unidas no ha sido capaz de revertir a lo largo de los anos las principales circunstancias que periodicamente provocan la paralisis del sistema democratico de Haiti.

El problema relativo a la complejidad del sistema electoral del pais surge del hecho que el legislador haitiano quiso dotarse de un instrumento tan extremadamente garantista que dificulta considerablemente que un pais en las circunstancias de Haiti pueda cumplir con los requisitos electorales establecidos por su ordenamiento juridico, y en ultima instancia disponer de un poder democratico legitimado mediante las urnas. El elevado numero de citas electorales establecidas en periodos diferentes, la multitud de organos creados o que han de crearse, y la falta de recursos tecnicos y economicos son los principales obstaculos a los que se enfrenta el pais. El sistema tal y como esta organizado en la actualidad no sera sostenible una vez finalice el apoyo de la comunidad internacional al pais (163). En este sentido, y en aras de lograr la consolidacion de Haiti como una nacion democratica autonoma, seria recomendable simplificar el sistema establecido por su norma fundamental. Es de lamentar la oportunidad perdida en el ano 2012 cuando se procedio a reformar la Constitucion de 1987 en una serie de ambitos y se dejo de lado el sistema electoral ya que se realizo una reforma de minimos por la falta de consenso para abordar temas estructurales (164).

En este sentido, la ONU unicamente puede acompanar a Haiti en el proceso. Cualquier otra iniciativa de la comunidad internacional tendente a modificar la norma fundamental del pais podria ser considerada como una injerencia inaceptable en su soberania nacional, lo que daria pie a que aquellos que pretenden mostrar la MINUSTAH como una fuerza de ocupacion al servicio de intereses extranjeros utilizaran la modificacion constitucional como argumento a su favor.

Las Naciones Unidas se encuentran en una dificil tesitura en estos momentos. Es evidente que su presencia militar y policial no puede perpetuarse en Haiti, como lo es asimismo que no esta en posicion de hacer frente sine die a las constantes cargas economicas que derivan de la complejidad de los procesos electorales que se producen el pais. Haiti debe entender que la consolidacion democratica no puede recaer unicamente sobre las espaldas de la comunidad internacional, por lo que deben adoptar medidas para ser capaces de gestionar ellos mismos estos procesos democraticos en base a unos criterios de libertad y transparencia. Asi pues, resulta de muy poca ayuda el hecho de que unas elecciones como las que se produjeron en octubre de 2015, respaldadas por las misiones de observacion electoral de la Union Europea y la Organizacion de los Estados Americanos, no prosperaran debido al bloqueo institucional de la oposicion y a la utilizacion de la violencia por sus seguidores (165).

Haiti, una vez mas esta entrando en una peligrosa espiral de deslegitimacion y violencia que puede desembocar en el fracaso de los esfuerzos llevados a cabo por el sistema de las Naciones Unidas desde hace ya mas de diez anos (166). Hace unos meses podia considerarse que el modelo de gestion de las Naciones Unidas, a pesar de sus deficiencias, habia logrado el objetivo propuesto de consolidar la paz y la democracia en el pais. En noviembre de 2016, y dadas las actuales circunstancias se puede afirmar que el sistema esta en entredicho. Los proximos meses seran clave para determinar si una vez mas la MINUSTAH es capaz de adaptarse a las nuevas circunstancias que se producen y enderezar la situacion.

En este sentido, el Consejo de Seguridad, a traves de la Resolucion 2313 (2016), ha considerado oportuno prolongar la presencia de las tropas de la ONU en Haiti hasta el 15 de abril de 2017 con el fin de hacer frente a las amenazas que en materia de consolidacion democratica y seguridad se ciernen sobre el pais. Sera a partir de esta fecha cuando, en base al informe correspondiente a realizar sobre la <<capacidad general de Haiti de garantizar la seguridad y la estabilidad y de las condiciones de seguridad sobre el terreno>> (167), las Naciones Unidas entren a considerar una posible retirada de la MINUSTAH y un nuevo marco que regule <<una futura presencia de las Naciones Unidas>> en el pais.

Si no se apuntaban los logros conseguidos se corre el riesgo, como ya ocurrio en el ano 1997168, de volver a practicas y comportamientos del pasado que, ademas de menguar la credibilidad del sistema de resolucion de conflictos de las Naciones Unidas, echarian por tierra el trabajo desarrollado en Haiti desde hace mas de diez anos por parte de la comunidad internacional.

RECIBIDO: 20 DE ABRIL DE 2016 / ACEPTADO: 31 DE MAYO DE 2016

DOI: 10.15581/010.32.297-336

Jordi Feo Valero

Doctor en Derecho. Universidad de Valencia

Colaborador de Human Rights Research and Education Centre. Universidad de Ottawa

jordifeo@gmail.com

(1) Garcia, R. y Lopez-Jacoiste Diaz, E., La reforma institucional, Universidad Complutense de Madrid, Unidad de Investigacion sobre Seguridad y Cooperacion Internacional- UNISCI Discussion Papers, no. 10, enero 2006.

(2) S/PV.3376, Consejo de Seguridad, 3376a sesion, 6 de mayo de 1994.

(3) S/RES/1529 (2004), Consejo de Seguridad, 4919a sesion, 29 de febrero de 2004.

(4) S/RES/841(1993), Consejo de Seguridad, 3238a sesion, 16 de junio de 1993.

(5) Esteve Molto, J.E., <<La inaccion del Consejo de Seguridad ante la amenaza a la paz y seguridad internacionales: El caso de Birmania>>, Anuario Espanol de Derecho Internacional, XXVI (2010), pp. 111-141. Autores como Esteve Molto o Genser afirman que el hecho de calificar una determinada situacion como una amenaza a la paz es una cuestion politica que sera determinada por el Consejo. Esta casuistica producir la paradoja de que dos situaciones identicas puedan ser consideradas en algunos casos como amenaza a la paz y a la seguridad internacionales y en otros no.

(6) Feo Valero, J., Haiti, un dificil equilibrio entre el derecho internacional, los derechos humanos y el desarrollo, Tesis doctoral, Programa de Doctorado: Derechos Humanos, Democracia y Justicia Internacional, Universitat de Valencia, Valencia, 2015, pp. 233-245.

(7) S/PV.7147, Consejo de Seguridad, 7147a sesion, Lunes 24 de marzo de 2014, Nueva York.

(8) S/2014/162, Informe del Secretario General sobre la mision de estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 7 de marzo de 2014, parrafos 54-62.

(9) S/RES/2316 (2016), Consejo de Seguridad, 7799a sesion, 13 de octubre de 2016.

(10) S/RES/2316 (2016), op. cit., parrafo 4.

(11) S/RES/2180 (2014), Consejo de Seguridad, 7277a sesion, 14 de octubre de 2014; S/RES/2243 (2015), Consejo de Seguridad, 7534a sesion, 14 de octubre de 2015. Tanto la resolucion 2180 (2014) en su parrafo 2 como la 2243 (2015) en su parrafo 2 establecen que la dotacion total maxima de la MINUSTAH sea de 2.370 efectivos y un componente de policia de hasta 2.601 efectivos.

(12) S/RES/2243 (2015), op. cit., parrafo 3. Organizacion de los Estados Americanos, C-203/01, <<Secretario General de la OEA establece grupo de amigos de Haiti>>, 2 de octubre de 2001. La negociacion de la resolucion giro en torno a las dos posturas sostenidas por Francia y EE.UU. Francia, por su parte planteo una serie de propuestas de maximos en la que sugeria la renovacion del mandato de la MINUSTAH por un periodo inferior al ano, la reduccion de efectivos a partir de junio y la mencion expresa de que esta renovacion seria la ultima. Ante esta postura el resto de integrantes del conocido como Grupo de Amigos de Haiti rechazo la misma, lo que obligo a Francia ante su aislamiento, a aceptar las propuestas de compromiso presentadas por EE.UU.como <<penholder>>.

(13) S/2015/667, Secretario General, Informe del Secretario General sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 31 de agosto de 2015, parrafo 15. Durante el periodo de que se informa, el entorno de seguridad siguio en general estable y fue mucho mas tranquilo y menos violento que en los anteriores ciclos electorales. No se registraron aumentos de la inseguridad ni la violencia en los departamentos de los que se retiro el componente militar, entre ellos los de Centro, Artibonite y partes del Oeste.

(14) De acuerdo con las informaciones proporcionadas por las Misiones de Observacion Electoral desplegadas en el pais (UE, OEA, Parlatina [promovida por Canada] y CARICOM) y en especial la MOE-UE presidida por la eurodiputada espanola Elena Valenciano, la primera vuelta de las elecciones se llevo a cabo en un clima de calma y tranquilidad con una mejorada organizacion de los comicios en todos los sentidos.

(15) De acuerdo con las estimaciones obtenidas por la MOE-UE, el candidato del partido PHTK del Presidente Martelly, Jovenel Moise, habria obtenido en torno al 35% de los votos y Jude Celestin de LAPEH el 23%, pasando estos dos candidatos a la segunda vuelta. El Conseil Electoral Provisoire publico posteriormente sus resultados en los que otorgaba a Moise el 32,76% de los votos y a Celestin el 25,29%, cifras que si bien no coincidian exactamente con las estimaciones de la MOE-UE en nada afectaba a la determinacion de los contendientes que debian competir en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

(16) En fecha 14 de febrero de 2016 el presidente del Senado haitiano, Jocelerme Privert, fue elegido por la Asamblea Nacional como el jefe de Estado interino. La sesion duro mas de diez horas y fue necesaria una segunda votacion para que obtuviera la mayoria de los votos de la Asamblea Nacional.

(17) S/2016/225, Secretario General, Informe del Secretario General sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 8 de marzo de 2016, parrafo 12.

(18) S/RES/2316 (2016), op. cit., p. 1.

(19) S/2016/753, Informe del Secretario General sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 31 de agosto de 2016, parrafo 2.

(20) Conseil Electoral Provisoire, <<Calendrier electoral 2016-2017 revise>>, 14 de octubre de 2016, apartado 142, p. 4.

(21) Ramon, Chornet, C., El Derecho Internacional Humanitario ante los nuevos conflictos armados, Tirant Lo Blanch Monografias, 2002, pp. 319-354.

(22) Iglesias, Velasco, A. J., <<El marco juridico de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas>>, Foro, Nueva epoca, no. 1 (2005), pp. 127-177.

Debemos tener en consideracion el hecho de que no existe una definicion oficial adoptada por las Naciones Unidas de lo que debe entenderse por OMP. Tal y como explica el profesor Alfonso J. Iglesias Velasco estas misiones no se encuentran recogidas en la Carta de las Naciones Unidas, sino que fueron surgiendo con el transcurso del tiempo para hacer frente a determinadas necesidades detectadas, ya que era necesario disponer de alguna herramienta que permitiera dar cumplimiento a lo establecido en la Carta de San Francisco.

(23) Milet, P., <<El rol de la OEA. El dificil camino de prevencion y Resolucion de conflictos a nivel regional>>, Pensamiento Propio, no. 19, Cries, Buenos Aires (enero-junio 2004), pp. 143-181. centro DE Noticias DE la OEA-S-001, Declaracion del Secretario General de la ONU ante el Consejo Permanente de la OEA, Comunicado de prensa, 12 de febrero de 2013. Disponible en <www.oas.org/es/centro_noticias/comunicado_prensa.asp?sCodigo=S-001>.

(24) Peck, C., Sustainable Peace. The Role of the UN and Regional Organizations in Preventing Conflict, Carnegie Commission on Preventing Deadly Conflict series, Rowman and Littlefield Publishers, Maryland, 1998, p. 149.

(25) A/RES/47/20 B, Asamblea General de las Naciones Unidas, 20 de abril de 1993.

(26) Peck, C., op. cit., p. 149.

(27) OEA/Ser.L/V/II.83, <<Informe sobre la situacion de los derechos humanos en Haiti>>, Doc. 18, 9 marzo 1993.

(28) CP/RES. 594 (923/92), Resolucion del Consejo Permanente de fecha 10 de noviembre de 1992.

(29) Pezzano, L., <<La adopcion de medidas coercitivas por los organismos regionales: un analisis del articulo 53 de la Carta de las Naciones Unidas a la luz de la practica de la OEA>>, Anuario Mexicano de Derecho Internacional, vol. xil, 2012, pp. 292-293. S/RES/841(1993), op. cit.

(30) A/RES/47/20 B, op. cit, parrafo 1.

(31) Department of Public Information, United Nations, International Civilian Mission in Haiti--MICIVTH, United Nations Peace Keeping, Press Release, 31 August 1996. Disponible en <www.un.org/en/peacekeeping/missions/past/micivih.htm>.

(32) Martinez Guillem, R., La detencion operativa en la frontera entre el Derecho Internacional Humanitario y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Tesis doctoral, Programa de Doctorado: Derechos Humanos, Democracia y Justicia Internacional, Universitat de Valencia, Valencia, 2012, p. 262.

(33) comision Interamericana de Derechos Humanos, no. 20/93, Acuerdos de Governors Island, 3 de julio de 1993.

(34) S/26352, Informe del Secretario General sobre Haiti, 25 de agosto de 1993, parrafo 20.

(35) S/26480, Informe del Secretario General sobre Haiti, 21 de septiembre de 1993, parrafo 20.

(36) S/RES/862 (1993), Consejo de Seguridad, 3272a sesion, 31 de agosto de 1993.

(37) S/RES/867 (1993), Consejo de Seguridad, 3282a sesion, 23 de septiembre de 1993.

(38) Estos extremos son reconocidos por el Secretario General en sus informes 54, 593, 742, 765, 828, 871, 1012, 1143 y 1180 de 1994.

(39) Acuerdos de Governors Island de fecha 3 de julio de 1993 y Pacto de Nueva York de fecha 16 de julio de 1993; A/47/975, S/26063, Asamblea General, Situacion de la democracia y los derechos humanos en Haiti, 12 de julio de 1993.

(40) S/RES/873 (1993), Consejo de Seguridad en su 3291a sesion, 13 de octubre de 1993. Por su lado la Resolucion 841 (1993) establecia el embargo sobre el pais.

(41) Bennouna, M., <<L'embargo dans la pratique des Nations Unies. Radioscopie d'un moyen de pression>>, Cursos Mediterraneos Bancaja de Derecho Internacional, vol. 1, Aranzadi, Pamplona, 1998, pp. 205-240.

(42) Bermejo Garcia, R., El marco juridico internacional en materia de uso de la fuerza: ambiguedades y limites, Civitas, Madrid, 1993, pp. 109-150.

(43) S/RES/940 (1994), op. cit., parrafos 4 y 5.

(44) Schachter, O., <<The Legality of Pro-Democratic Invasion>>, American Journal of International Law (AJIL), vol. 78 (1984), p. 650. Algunos autores como Schachter critican como a lo largo de la historia ha quedado patente la cantidad de injusticias y barbaridades que se han cometido por parte de diferentes Estados bajo la bandera de la <<causa justa>> y la defensa de los valores democraticos.

(45) S/PV.3413, Consejo de Seguridad Provisional, 3413a sesion, 31 de julio de 1994, a las 11.55 horas, Nueva York.

(46) S/1994/1143, Informe del Secretario General sobre la cuestion de Haiti, 28 de septiembre de 1994.

(47) Division de Noticias y Medios de Informacion del Departamento de Informacion Publica, en colaboracion con el Departamento de Operaciones de Paz. Organizacion de las Naciones Unidas. Disponible en <www.un.org/es/peacekeeping/missions/past/unmih.htm>.

(48) S/PV.3413, op. cit.

(49) El representante de Cuba alego que se trataba de un asunto interno del pais, por lo que daba a entender que esta actuacion suponia una vulneracion de su soberania. Para profundizar sobre el tema puede consultarse:

Micic Tager, A., <<El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la accion colectiva: La cuestion de la soberania estatal>>, Revista Pleyade, no. 3, Centro de Analisis e Investigacion Politica-CAIP, Santiago de Chile (2009), pp. 171-200.

(50) S/PV.3413, op. cit., pp. 4-7. Respecto de la Resolucion 940 (1994) que autorizo el despliegue, el Representante Mejicano, Sr. Flores Olea dijo: <<Preocupa, igualmente, que en el proyecto de Resolucion no exista mencion alguna del marco del tiempo en que se efectuaran las acciones propuestas. Es decir, se otorga una suerte de <<carta en blanco>> para que una indefinida fuerza multinacional actue cuando lo considere conveniente. Esta es una practica que nos parece altamente peligrosa en el campo de las relaciones internacionales>>. El representante cubano, Sr. Rodriguez Parrilla denuncio la politica estadounidense. Representante Cubano: <<El regimen militar de facto es expresion de una dictadura creada, sostenida y financiada durante decadas por los Estados Unidos. El golpe de Estado fue resultado de esa politica>>. Por su parte, el Representante Uruguayo matizo que <<El Uruguay no apoyara ninguna intervencion militar en la hermana Republica de Haiti, sea de naturaleza unilateral o multilateral>>. Representante brasileno: <<El Brasil se abstendra en la votacion>>.

(51) S/RES/940 (1994), Consejo de Seguridad, 3413a sesion, 31 de julio de 1994, parrafos 9 y 10. S/1994/1180, Report of the Secretary-General on the question concerning Haiti, 18 de octubre de 1994, parrafo tercero. La fuerza multinacional se desplego en el pais el 19 de septiembre de 1994 y fue liderada por los EE.UU.

(52) MICIC Tager, A., <<El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la accion colectiva: La cuestion de la soberania estatal>>, Revista Pleyade, no. 3, Centro de Analisis e Investigacion Politica (CAIP), Santiago de Chile (2009), p. 193.

(53) S/RES/975 (1995), Consejo de Seguridad, 3496a sesion, 30 de enero de 1995, parrafos 7 y 9.

(54) S/RES/975 (1995), op. cit., parrafo 5.

(55) Seccion del Sitio Internet de la ONU de la Division de Noticias y Medios de Informacion del Departamento de Informacion Publica, en colaboracion con el Departamento de Operaciones de Paz. Disponible en <www.un.org/spanish/Depts/dpko/dpko/co_mission/unmih.htm>.

(56) S/PV.3638, Consejo de Seguridad, Quincuagesimo primer ano, 3638a sesion, 29 de febrero de 1996, a las 18.00 horas, Nueva York, p. 9.

(57) S/RES/1048 (1996), Consejo de Seguridad, 3638a sesion, 29 de febrero de 1996, parrafo 9.

(58) S/1996/416, Informe del Secretario General sobre la Mision de las Naciones Unidas en Haiti, 5 de junio de 1996. parrafo octavo.

(59) S/1996/416, op. cit., parrafo 34.

(60) Division de Noticias y Medios de Informacion del Departamento de Informacion Publica, en colaboracion con el Departamento de Operaciones de Paz. Disponible en <www.un.org/spanish/Depts/dpko/dpko/co_mission/unmih.htm>.

(61) S/1996/416, op. cit.

(62) S/1996/416, op. cit., pp. 2-11.

(63) S/1996/416, op. cit.

(64) S/RES/1063 (1996), Consejo de Seguridad, 3676a sesion, 28 de junio de 1996.

(65) S/RES/1063 (1996), op. cit., parrafo 3.

(66) S/1996/956, carta de fecha 15 de noviembre de 1996 dirigida al Presidente del Consejo de Seguridad por el Secretario general y Anexo conteniendo la Carta de fecha 13 de noviembre de 1996 dirigida al Secretario General por el Presidente de Haiti.

(67) S/RES/1085 (1996), Consejo de Seguridad, 3719a sesion, 29 de noviembre de 1996.

(68) S/RES/1086 (1996), Consejo de Seguridad, 3721a sesion, 5 de diciembre de 1996.

(69) S/RES/1123 (1997), Consejo de Seguridad, 3806a sesion, 30 de julio de 1997.

(70) S/1997/564, Informe del Secretario General sobre la Mision de Apoyo de las Naciones Unidas en Haiti, 19 de julio de 1997.

(71) S/1997/564, Informe del Secretario General sobre la Mision de Apoyo de las Naciones Unidas en Haiti, de fecha 19 de julio de 1997, parrafos 33, 34 y 36.

(72) S/1996/956, carta de fecha 15 de noviembre de 1996 dirigida al Presidente del Consejo de Seguridad por el Secretario General.

(73) S/RES/1123 (1997), Consejo de Seguridad, 3806a sesion, 30 de julio de 1997.

(74) S/PV.3806, Consejo de Seguridad, 3806a sesion, 30 de julio de 1997, Nueva York, p. 11.

(75) S/1997/832, Carta de fecha 29 de octubre de 1997 dirigida por el Presidente Rene Preval al Secretario General.

(76) S/1997/564, Informe del Secretario General sobre la Mision de Apoyo de las Naciones Unidas en Haiti, 19 de julio de 1997, parrafos 31 a 39.

A modo de resumen de lo indicado en los parrafos 31 a 39 (S/1997/564), podemos decir que el mandato de la UNTMIH consistia en prestar asistencia al Gobierno de Haiti, proporcionandole apoyo y contribuyendo a la profesionalizacion de la Policia Nacional Haitiana tal y como se recoge en la resolucion 1123 (1997).

(77) S/RES/1123 (1997), op. cit, parrafo 2.

(78) S/1997/832, Informe del Secretario General sobre la Mision de Transicion de las Naciones Unidas en Haiti, 31 de octubre de 1997, parrafo 10.

(79) S/1997/832, op. cit., parrafo 40 y anexo II en el que se contiene la carta de fecha 29 de octubre de 1997 dirigida por el presidente Preval al Secretario General de las Naciones Unidas.

(80) S/1997/832, op. cit., Anexo II, parrafo segundo.

(81) S/1997/832/Add.1, Informe del Secretario General sobre la mision de las Naciones Unidas para la transicion en Haiti. 20 de noviembre de 1997.

(82) S/PV.3949, Consejo de Seguridad, 3949a sesion, 25 de noviembre de 1998, Nueva York, p. 3.

(83) S/RES/1141 (1997), Consejo de Seguridad, 3837a sesion, 28 de noviembre de 1997.

(84) Martinez Guillem, R., La detencion operativa en la frontera entre el Derecho Internacional Humanitario y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Tesis doctoral, Programa de Doctorado: Derechos Humanos, Democracia y Justicia Internacional, Universitat de Valencia, Valencia, 2012, p. 263.

(85) S/1997/832, Informe del Secretario general sobre la Mision de Transicion de las Naciones Unidas en Haiti, de fecha 31 de octubre de 1997.

(86) S/RES/1141 (1997), Consejo de Seguridad, 3837a sesion, 28 de noviembre de 1997.

(87) S/RES/1141 (1997), op. cit., parrafo 2 y 7; S/1997/832/Add.1, op. cit., parrafo 2.

(88) Previamente, en fecha 22 de octubre de 1998, el Presidente de la Republica de Haiti habia solicitado por carta dirigida al secretario general a las Naciones Unidas que <<tengan a bien seguir cooperando con Haiti con miras al fortalecimiento de la policia. La forma que ha de revestir esa cooperacion y los medios que hayan de utilizarse podran ser objeto de discusiones entre las instancias especializadas de las Naciones Unidas y de Haiti.>>

S/1998/1003, Anexo, Carta de fecha 27 de octubre de 1998 dirigida al Secretario General por el representante permanente de Haiti ante las Naciones Unidas.

S/1998/1064, Informe del Secretario General sobre la Mision de la Policia Civil de las Naciones Unidas en Haiti, 11 de noviembre de 1998, parrafo 32.

(89) S/RES/1212 (1998), Consejo de Seguridad, 3949a sesion, 25 de noviembre de 1998.

(90) S/RES/1277 (1999), Consejo de Seguridad, 4074a sesion, 30 de noviembre de 1999.

(91) Establecido en la Resolucion 1141 (1997), su tarea era <<segun los arreglos descritos en los parrafos 39 y 40 del informe del Secretario General de 31 de octubre de 1997 y en los parrafos 2 a 12 de la adicion de ese informe incluida la supervision de la actuacion de la Policia Nacional de Haiti sobre el terreno>>.

S/1997/832, Informe del Secretario general sobre la Mision de Transicion de las Naciones Unidas en Haiti, 31 de octubre de 1997, parrafos 39 y 40.

S/1997/832/Add.1, Informe del Secretario General sobre la mision de las Naciones Unidas para la transicion en Haiti, parrafos 2 a 12.

(92) La informacion reflejada se ha obtenido del Informe del Secretario General sobre la Mision de Policia Civil de las Naciones Unidas con fecha de 25 de febrero de 2000 (S/2000/150) y de Declaracion del Presidente del Consejo de Seguridad sobre Haiti con fecha de 15 de marzo de 2000 (S/PRST/2000/8).

S/2000/150, Informe del Secretario General sobre la Mision de Policia Civil de las Naciones Unidas en Haiti, 25 de febrero de 2000.

S/PRST/2000/8, Declaracion del Presidente del Consejo de Seguridad, 15 de marzo de 2000.

(93) A/RES/54/193, Asamblea General, 18 de febrero de 2000.

(94) A/55/905, Informe del Secretario General sobre la Mision Civil Internacional de Apoyo a Haiti, 19 de abril de 2001.

(95) A/RES/54/193, op. cit.

(96) S/RES/1277 (1999), op. cit., parrafo 1.

(97) Bermejo Garcia, R. y Lopez-Jacoiste Diaz, E., <<De la intervencion por causas humanitarias a la responsabilidad de proteger. Fundamentos, similitudes y diferencias>>, Cuadernos de estrategia, no. 160, Ministerio de Defensa, Instituto Espanol de Estudios Estrategicos, 2013, pp. 18-76 Autores como Bermejo Garcia y Lopez-Jacoiste Diaz, sostienen que <<la proteccion de los derechos humanos fundamentales ha ido escapando del ambito de accion del principio de no intervencion, recogido en el articulo 2, parrafo 7 de la Carta de las Naciones Unidas>>.

(98) S/PRST/2004/4, Declaracion del Presidente del Consejo de Seguridad, 4917a sesion del Consejo de Seguridad celebrada el 26 de febrero de 2004.

(99) S/2004/164, Consejo de Seguridad, Proyecto de Resolucion, 29 de febrero de 2004.

(100) S/PV.4919, Consejo de Seguridad, 4919a sesion, 29 de febrero de 2004, Nueva York; S/ RES/1529 (2004), op. cit, parrafo 2.

(101) Lopez-Jacoiste Diaz, E., <<La responsabilidad de proteger: reflexiones sobre sus fundamentos y articulacion>>, Anuario de Derecho Internacional, no. 22 (2006), pp. 285-315

(102) S/2004/300, Informe del secretario General sobre Haiti, 16 de abril de 2004.

(103) Gutierrez Espada, C., El <<uso de la fuerza>> en los Informes del Grupo de Alto Nivel (2004), del Secretario General (2005) y, a la postre, en el documento final de la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, Anuario espanol de Derecho Internacional, no. 21 (2005).

(104) Centro de Noticias DE LA ONU, <<Consejo de Seguridad autoriza fuerza multinacional interina para Haiti>>, Nota de prensa de fecha 1 de marzo de 2004. Disponible en <www.un.org/ spanish/News/story.asp?NewsID=1930#.UzATrKh5OHM>.

(105) Garcia MagariNO, S., <<Un analisis de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU ante el principio de la responsabilidad de proteger>>, Dilemata, numero 13, 2013, pp. 93-119.

(106) S/RES/1529 (2004), op. cit.

(107) Pike, J., <<Operation secure tomorrow>>, en <globalsecurity.org>, 2011.

(108) S/PV.4917, S/PV.4917, Acta de la 4917a sesion del Consejo de Seguridad, 26 de febrero de 2004, p. 6.

(109) S/2004/300, Informe del Secretario General sobre Haiti, 16 de abril de 2004.

(110) S/2004/300, op. cit.

(111) Informacion proporcionada por la Seccion de Paz y Seguridad del Departamento de Informacion Publica en cooperacion con el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz. Disponible en <www.un.org/es/peacekeeping/missions/minustah/>.

Fundacion para las Relaciones Internacionales y el Dialogo Exterior-FRIDE, Informe de Conferencia, Nueva York, 28 de enero de 2008. Disponible en <www.fride.org/descarga/ CR04_Haiti_seminario_ESP_abr08.pdf>.

(112) S/RES/1542 (2004), Consejo de Seguridad, 4961a Sesion, 30 de abril de 2004.

(113) BISBAL, Pons. F., <<Operacion MINUSTAH en Haiti>>, Revista Atenea Seguridad y Defensa, no. 10 (2014), pp. 52-60.

(114) S/RES/1542 (2004), op. cit.

(115) S/2006/592, Informe del Secretario General sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 28 de julio de 2006.

(116) S/RES/1658 (2006), Consejo de Seguridad, 5372a sesion, 14 de febrero de 2006.

(117) S/2010/200, Informe del Secretario General sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 22 de abril de 2010.

(118) S/RES/1908 (2010), Consejo de Seguridad, 6261a sesion, 19 de enero de 2010.

(119) S/2010/200, Informe del Secretario General sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 22 de abril de 2010.

(120) S/RES/1927 (2010), Consejo de Seguridad, 6330a sesion, 4 de junio de 2010.

(121) S/2011/540, Informe del Secretario General sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 25 de agosto de 2011.

(122) Hemos de precisar que durante el periodo electoral se produjeron denuncias de intervencion politica hacia la Mision de Monitoreo Electoral de la OEA en Haiti.

Johnston, J. y weisbrot, M., <<Las elecciones fracasadas de Haiti>>, Centro de Investigacion en Economia y Politica, febrero 2011; Rosnick, D., <<La Organizacion de Estados Americanos en Haiti: ?Monitoreo electoral o intervencion politica?>>, Center for Economic and Policy Research, Washington, 2011, p 12.

(123) Se puede consultar informacion relativa al mismo en frances en <www.minustah.org/la-mission/ mandat-de-la-minustah/>. Asimismo en el anexo referente a las Misiones se ha reflejar pormenorizadamente los ambitos de actuacion con sus correspondientes funciones.

(124) S/RES/1542 (2004), op. cit., parrafo VII.

En este sentido, las principales tareas enunciadas consistian en ayudar al Gobierno de transicion a establecer un entorno seguro y estable, la supervision, reestructuracion y reforma de la PNH, la prestacion de asistencia mediante programas integrales y a largo plazo de desarme, desmovilizacion y reinsercion, asistir en el restablecimiento y mantenimiento del estado de derecho, la seguridad publica y el orden publico, proteger al personal de las Naciones Unidas, los servicios, las instalaciones y el equipo y a los civiles que se encontraran en riesgo inminente de violencia fisica, apoyar el proceso politico y constitucional, ayudar en la tarea de organizar, supervisar y llevar a cabo elecciones municipales, parlamentarias y presidenciales libres y limpias, apoyar al Gobierno de transicion y a las instituciones y organizaciones haitianas en sus esfuerzos por promover y proteger los derechos humanos; e informar sobre la situacion de los derechos humanos en el pais.

(125) S/RES/1608 (2005), Consejo de Seguridad, 5210a sesion, 22 de junio de 2005.

(126) S/RES/1702 (2006), Consejo de Seguridad, 5513a sesion, 15 de agosto de 2006.

(127) S/RES/1743 (2007), Consejo de Seguridad, 5631a sesion, 15 de febrero de 2007; S/RES/1780 (2007), Consejo de Seguridad, 5758a sesion, 15 de octubre de 2007.

(128) S/RES/1840 (2008), Consejo de Seguridad, 5993a sesion, 14 de octubre de 2008.

(129) S/RES/1892 (2009), Consejo de Seguridad, 6200a sesion, 13 de octubre de 2009.; S/RES/1780 (2007), op. cit.

(130) Diario El Pais, <<Un fuerte terremoto reduce a escombros la capital de Haiti>>, articulo publicado el 13 de enero de 2010.

(131) S/RES/1908 (2010), Consejo de Seguridad, 6261 sesion, 19 de enero de 2010; S/RES/1927 (2010), Consejo de Seguridad, 6330a sesion, 4 de junio de 2010.

(132) S/RES/1542 (2004), op. cit., parrafo 4.

Esta Resolucion establecio un maximo de 6.700 efectivos militares y un maximo de 1.622 miembros de la policia civil, incluidos los asesores y las unidades constituidas. Ademas la mision conto con 548 personal civil internacional, 154 voluntarios de las Naciones Unidas y 995 personal civil local. S/RES/1608 (2005), Consejo de Seguridad, 5210a sesion, 22 de junio de 2005; S/RES/1702 (2006), el Consejo de Seguridad, 5513a sesion, 15 de agosto de 2006; S/RES/1780 (2007), Consejo de Seguridad, 5758a sesion, 15 de octubre de 2007; S/RES/1892 (2009), Consejo de Seguridad, 6200a sesion, 13 de octubre de 2009; S/RES/1908 (2010), Consejo de Seguridad, 6261a sesion, 19 de enero de 2010; S/RES/1927 (2010), Consejo de Seguridad, 6330a sesion, 4 de junio de 2010; S/RES/2012 (2011), Consejo de Seguridad, 6631a sesion, 14 de octubre de 2011; S/RES/2070 (2012), Consejo de Seguridad, 6845a sesion, 12 de octubre de 2012; S/RES/2119 (2013), Consejo de Seguridad, 7040a sesion, 10 de octubre de 2013. La Resolucion 2119 (2013) redujo el contingente militar de MINUSTAH hasta dejarlo en 5.021 efectivos militares y mantuvo el de policia en 2.601 agentes.

(133) S/2016/753, op. cit., pp. 20-22.

(134) S/RES/1542 (2004), op. cit.; Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, <<OACDH en Haiti (2006-2007)>>, Antecedentes, OACDH, noviembre de 2014.

(135) Haut-Commissariat des Nations Unies aux Droits de l'Homme/ Mission de Stabilisation DES Nations Unies EN Haiti, Rapport semestriel sur les droits de l'homme en Haiti, Juillet-Decembre 2012, abril 2013.

(136) S/RES/1542 (2004), op. cit.

(137) Para un estudio pormenorizado de los cambios producidos en los mandatos de la Mision de las Naciones Unidas para la Estabilizacion de Haiti desde el ano 2004 hasta el 2013 se puede consultar el epigrafe correspondiente a esta Mision recogido en el capitulo anterior.

(138) S/RES/2070 (2012), Consejo de Seguridad, 6845a sesion, 12 de octubre de 2012.

(139) Informacion facilitada por la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti. Disponible en <www.minustah.org/>.

(140) Mision de las Naciones Unidas para la Estabilizacion de Haiti, Actividades, Derechos Humanos. Informacion disponible en <www.minustah.org/activites/droits-de- lhomme/>. Para mas profundizacion se puede consultar entre otros los siguientes informes: S/2004/908, Informe del Secretario General sobre la mision de estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 18 de noviembre de 2004; S/2006/592, Informe del Secretario General sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 28 de julio de 2006; S/2008/586, Informe del Secretario General sobre la mision de estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 27 de agosto de 2008; S/2010/200, Informe del Secretario General sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, de 22 de abril de 2010; S/2011/540, Informe del Secretario General sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 25 de agosto de 2011; S/2012/678, Informe del Secretario General sobre la mision de estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 31 de agosto de 2012; S/2013/493, Informe del Secretario General sobre la mision de estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 19 de agosto de 2013; S/2014/617, Informe del Secretario General sobre la mision de estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 29 de agosto de 2014.

(141) Seccion de Paz y Seguridad del Departamento de Informacion Publica, en cooperacion con el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz. Disponible en <www.un.org/ fr/peacekeeping/issues/humanrights.shtml>.

(142) OEA/Ser.L/V/II.131, doc. 36, Comision Interamericana de Derechos Humanos, Organizacion de los Estados Americanos, Observaciones de la CIDH sobre su visita a Haiti en abril de 2007, 2 de marzo de 2008.

(143) OEA/Ser.L/V/II.131, doc. 36, op. cit., voto razonado de Comisionado Freddy Gutierrez Trejo sobre informe Haiti aprobado durante el 129 periodo extraordinario de sesiones de la CIDH en septiembre de 2007 (Asuncion, Paraguay).

(144) Comision Interamericana de Derechos Humanos, Informes, Informe anual de la Comision Interamericana de Derechos Humanos 2009, cap. IV, Haiti, parrafo 396.

(145) A/HRC/14/44, Consejo de Derechos Humanos, Asamblea General, Informe del Experto independiente sobre la situacion de los derechos humanos en Haiti, Michel Forst, 3 de mayo de 2010.

(146) A/HRC/S-13/NGO/1, Consejo de Derechos Humanos, Asamblea General, Written statement submitted by Amnesty International, a non-governmental organization in special consultative status, 26 de enero de 2010.

(147) A/HRC/17/42, Consejo de Derechos Humanos, Asamblea General, Informe del Experto independiente sobre la situacion de los derechos humanos en Haiti, Michel Forst, 4 de abril de 2011.

(148) S/2016/225, op. cit., parrafo 21; S/2016/753, op. cit., parrafo 14.

(149) Consejo DE Ministros, Rueda de Prensa, 2 de julio de 2004.

(150) Congreso DE los Diputados, Boletin Oficial de las Cortes Generales, no. 49, 6 de julio de 2004, p. 11 y 12.

(151) Consejo DE Ministros, Rueda de Prensa, 10 de septiembre de 2004.

(152) Como base de este epigrafe se ha obtenido la informacion del libro <<El conflicto de Haiti>>, publicado por el Ministerio de Defensa en el ano 2011. Gonzalez Hernandez, M. y Manero Salvador, A., El Conflicto de Haiti, Ministerio de Defensa, Madrid, 2011, pp. 170-194.

(153) Fuerza Expedicionaria de Infanteria de Marina en Haiti.

(154) Gonzalez Hernandez, M. y Manero Salvador, A., op. cit., p. 122.

(155) Entre Fort Liberte y Ouanaminthe hay 22 kilometros.

(156) Lunes y viernes.

(157) Redaccion., <<Dos muertos en Haiti durante una revuelta contra la que actuaron tropas espanolas>>, El Confidencial.com, articulo publicado el 13 de enero de 2006.

(158) La prelacion de seguridad se realizo cromaticamente, indicando el verde, amarillo y rojo los diferentes niveles.

(159) Gonzalez Hernandez, M. y Manero Salvador, A., op. cit., p. 185.

(160) Ramon Chornet, C., Conflictos armados: de la vulneracion de los Derechos Humanos a las sanciones del Derecho Internacional, Tirant lo Blanch, Valencia, 2014, pp. 121-127.

(161) Bermejo Garcia, R. y Lopez-Jacoiste Diaz, M. A., <<La reforma institucional de las Naciones Unidas>>, UNISCI Discussion Papers, no. 10 (2006), pp. 23-73.

(162) Rial Roade, J. y Zovatto G. D., Elecciones y democracia en America Latina, 1992-1996: urnas y desencanto politico, Instituto Interamericano de Derechos Humanos, Centro de Asesoria y Promocion Electoral, 1998, p. 135.

(163) S/2015/667, Informe del Secretario General sobre la Mision de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Haiti, 31 de agosto de 2015. Ademas de la suma de 13,82 millones de dolares ya aportados al fondo colectivo para las elecciones administrado por el PNUD, el Gobierno asigno 24,5 millones de dolares. En una reunion de los asociados internacionales celebrada el 16 de julio se recaudaron otros 14,5 millones de dolares para el fondo colectivo y para la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos, lo que dejo un deficit de financiacion de 21,8 millones de dolares para la conclusion del ciclo electoral.

(164) Loi constitutionnelle portant amendement de la Constitution de 1987, Le Moniteur, No. 98, 19 Juin 2012.

(165) S/2016/225, op. cit., parrafos 5-11.

(166) Bermejo Garcia, R. y LOPEz-JacoisTE Diaz, E., <<Un mundo mas seguro: la responsabilidad que compartimos, informe del Grupo de Alto Nivel sobre las amenazas, el desafio y el cambio a modo de introduccion>>, Anuario Espanol de derecho internacional, no. 21, 2005.

(167) S/RES/2313 (2016), op. cit., parrafo 4.

(168) A/52/499, Asamblea General, Quincuagesimo segundo periodo de sesiones, Situacion de los derechos humanos en Haiti, Nota del Secretario General, 17 de octubre de 1997, parrafos 96-99.
COPYRIGHT 2016 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Valero, Jordi Feo
Publication:Anuario Espanol de Derecho Internacional
Date:Jan 1, 2016
Words:19320
Previous Article:100 anos de libre determinacion de los pueblos. La evolucion del principio.
Next Article:Union Europea-Cuba: relacion compleja, futuro incierto.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters