Printer Friendly

La relacion entre creatividad y expertise: contribuciones teoricas y empiricas.

Creatividad y expertise son temas que estan recibiendo una atencion creciente por parte de investigadores de distintos campos del conocimiento. Atributos personales que se asocian a una alta produccion creativa y factores que favorecen el desarrollo de alta competencia y creatividad son topicos que han estado en la mira de un gran numero de estudios. Se observa, en la literatura acerca de la creatividad, que el expertise constituye un elemento clave para la produccion creativa. Por otro lado, en los estudios sobre expertise, autores como Sternberg (2000) hacen tambien referencia a la creatividad como un factor relevante. En su modelo de desarrollo de expertise Sternberg incluyo, por ejemplo, cinco elementos clave que interactuan mutuamente, influyendo uno sobre otro de forma directa e indirecta, siendo uno de ellos el pensamiento critico y creativo. Los demas elementos son las habilidades metacognitivas, las habilidades de aprendizaje, el conocimiento y la motivacion, que tambien contribuyen para explicar la produccion creativa del individuo.

El presente estudio trata sobre las relaciones entre creatividad y expertise. Se consideran los elementos comunes al desarrollo de la creatividad y el expertise, asi como las caracteristicas de los ambientes educacionales que los promueven. Asimismo, se describen los modelos teoricos y los estudios empiricos al respecto.

Como punto de partida, es relevante decir que la creatividad es un fenomeno complejo, multidimensional, plurideterminado y dinamico. Esto explica la dificultad para alcanzar una definicion precisa y la variedad de concepciones ya propuestas para el termino. Estas concepciones han priorizado aspectos diversos como las caracteristicas de la persona, el proceso de creacion, los elementos presentes en el producto creativo o los factores del ambiente donde el individuo se encuentra inserto, senalando el papel de ese ambiente para la expresion creativa. Los ejemplos que se encuentran a continuacion ilustran esta pluralidad de aspectos:

Creatividad es la habilidad de producir trabajo que es tanto nuevo (esto es, original, inesperado) como apropiado (esto es, util, adaptativo en lo que dice respecto a las caracteristicas de la tarea (Sternberg & Lubart, 1999).

Creatividad es el proceso de tornarse sensible a problemas, deficiencias, lagunas en el conocimiento; identificar la dificultad; buscar soluciones, formulando hipotesis a respecto de las deficiencias, testar y retestar estas hipotesis; y, finalmente, comunicar los resultados (Torrance, 1965).

Un producto o respuesta seran juzgados como creativos en la extension en que (a) son nuevos y apropiados, utiles o de valor para una tarea; (b) la tarea es heuristica y no algoritmica (Amabile, 1996).

Creatividad no es un atributo del individuo, pero antes de sistemas sociales que hacen juicios sobre individuos... Son las condiciones sociales y culturales en interaccion con las potencialidades del individuo que hacen emerger objetos y comportamientos a que denominamos creativos (Csikszentmihalyi, 1994).

Con relacion al expertise, se observa que este termino ha sido usado sistematicamente para caracterizar individuos cuya performance en un dominio es consistentemente superior a la de los no expertos (Ericsson, Tesch-Romer & Kramp, 1993; Galvao, 2001), pese a que los criterios para la evaluacion de los desempenos varian entre los campos de conocimiento (Cellier, Eyrolle & Marine, 1997; Sternberg, 1996). Para Galvao (2001), expertise se refiere a "la capacidad adquirida por medio de la practica o el estudio individual deliberado, de desempenar particularmente bien una tarea especifica de un dominio" (p. 223). Entre las caracteristicas mas frecuentemente asociadas al expertise destacan (Chase & Simon, 1973; de Groot, 1978): a) alta organizacion e integracion del conocimiento, b) profundo conocimiento de conceptos del dominio, c) reconocimiento de padrones significativos entre conceptos y principios del dominio, d) reconocimiento de procedimientos del dominio (conocimientos estrategicos), e) facil acceso a las informaciones almacenadas, f) reconocimiento de cuando una idea nueva es valida y significativa, y g) desarrollo de procesos autorreguladores, como automonitoreo, examen de adecuacion de las tacticas de solucion de problemas utilizadas, evaluacion de relevancia de las informaciones obtenidas y sensibilidad al feedback informativo. Es interesante observar que muchos de estos aspectos son tambien identificados en individuos creativos.

Pese al interes que la creatividad esta despertando, hay varias ideas erroneas respecto a la misma, lo que ha interferido en la promocion de condiciones adecuadas para el desarrollo y la expresion de la capacidad de crear, tanto en el contexto educativo como en la sociedad en general. Es comun, por ejemplo, concebir la creatividad como un talento natural que no puede ser ensenado ni aprendido, presente unicamente en algunos pocos individuos (Fleith, 2007). Es tambien frecuente la creencia de que la expresion creativa ocurre independientemente de las condiciones ambientales, predominando una concepcion unilateral de la creatividad, como un fenomeno de caracter intrapsiquico, eminentemente de naturaleza cognitiva, subestimandose elementos de naturaleza afectiva y la influencia significativa de la escuela y la sociedad en su desarrollo y sus expresiones (Lubart, 2007). Todavia comun es la consideracion de la creatividad como un fenomeno magico y misterioso (Isaksen, 1987). Se observa tambien el desconocimiento del rol importante que juega una base solida de conocimiento, y la desconsideracion de la motivacion y el esfuerzo para la produccion creativa. Otra idea erronea es la concepcion de la creatividad como un destello de inspiracion que ocurre en determinados individuos sin una razon explicable (Alencar & Fleith, 2003a).

Diversos elementos que promueven el potencial para crear han sido senalados en las teorias sistemicas de la creatividad. Para Sternberg y Lubart (1995, 1996), por ejemplo, un modelo completo de la creatividad debe incluir tanto el ambiente como variables personales que facilitan o impiden su manifestacion, destacando la inteligencia, los estilos intelectuales, la personalidad, la motivacion y el conocimiento. Asimismo, Sternberg y Lubart (1995, 1996) resaltan que el tipo de ambiente que facilita la expresion de la creatividad depende de otros factores, como el nivel del potencial creativo de la persona y el area en que ella se expresa creativamente, senalando que el ambiente que facilita la expresion creativa interactua con variables personales y situacionales de una forma compleja.

Con relacion al conocimiento, elemento fundamental tanto en la creatividad como en el expertise, son dos los tipos de conocimiento senalados por Sternberg: a) el conocimiento explicito de un dominio, que engloba el conocimiento de factores, formulas, principios e ideas centrales de un area de investigacion, siendo este el mas frecuentemente estudiado por los especialistas en expertise, y b) el conocimiento implicito o tacito relacionado a un determinado campo, o sea, a la organizacion social de los fundamentos del conocimiento. Es relevante resaltar que, para Sternberg (2000), el expertise supone la adquisicion, almacenamiento y utilizacion de esos dos tipos de conocimiento.

Tambien Amabile (1996, 1999; Amabile & Tighe, 1993), en su modelo componencial de creatividad, considera al expertise como fundamental para la produccion creativa. Son tres los componentes necesarios de la creatividad: habilidades de dominio, procesos creativos relevantes y motivacion intrinseca. El primero de ellos incluye varios elementos relacionados al nivel de expertise en un dominio, como la inteligencia basica para actuar en un dominio (frecuentemente referido como talento), el conocimiento adquirido por medio de la educacion formal e informal, la experiencia en un dominio y las habilidades tecnicas. Resalta tambien que algunos de esos elementos potenciales son innatos (por ejemplo, la buena memoria auditiva para reproducir sonidos musicales), pero la educacion y experiencia de vida son fundamentales para su desarrollo.

El segundo componente del modelo propuesto por Amabile (1999) --procesos creativos relevantes-- incluye el estilo cognitivo y los estilos personales de trabajo que conducen a la generacion de ideas nuevas y valiosas. El estilo cognitivo tiene como caracteristicas la quiebra de patrones usuales de pensamiento, la produccion de varias opciones de respuestas, la tolerancia y ambiguedad, el uso de categorias amplias para almacenaje de informacion, la suspension de juicios en el momento de generacion de ideas, la transferencia de contenidos de un contexto hacia otro, entre otras. Por su parte, el estilo de trabajo creativo tiene como caracteristicas la habilidad de concentrarse por largos periodos de tiempo, la dedicacion intensa al trabajo, la persistencia frente a dificultades, la busqueda de la excelencia y la habilidad de abandonar ideas improductivas (Alencar & Fleith, 2003b).

El tercer componente lo constituye la motivacion intrinseca, presente en la persona que se envuelve y se dedica intensamente a la tarea, impulsada por un interes apasionado por lo que hace. Amabile (1999) observa que la creatividad florece mas facilmente cuando el individuo realiza tareas movilizado mas por el placer y la satisfaccion que por la obligacion y el deber.

Conocimiento y preparacion como elementos necesarios para la produccion creativa

Son numerosos los elementos, atributos de personalidad, factores motivacionales y actitudes, comunmente presentes entre los individuos que se destacan por su produccion creativa. Una de las caracteristicas mas evidentes esta en relacion con la gran dedicacion a los proyectos de trabajo, aspecto observado entre profesionales de las mas diversas areas que vienen destacandose por sus contribuciones creativas. Es asi que Alencar (1997a, 2006; Alencar, Neves-Pereira, Ribeiro & Brandao, 1997), quien ha realizado estudios con investigadores reconocidos por su produccion creativa en distintas areas como biologia, geologia, matematica y quimica, constato un intenso compromiso, dedicacion al trabajo y perseverancia, tipicos de personas altamente motivadas que buscan una actualizacion constante, como se ilustra en los senalamientos siguientes de los participantes de la investigacion:
   En el trabajo creativo, la gente no vive el 100% de creatividad, de
   momentos creativos. Como yo dije, es el 10%, el 20%, de momentos
   creativos y mucho tiempo de trabajo, de dedicacion al trabajo.

   Trabajar es una constante. No tiene realmente un asueto, tampoco
   inconsciente.

   Yo creo que en esta actividad intelectual las personas estan
   fijadas todo el tiempo. Mismo que usted no este trabajando en el
   ambiente, en el sitio de trabajo, usted esta fijado.

   Yo soy madrugador. Yo tengo un proceso de constante dedicacion a
   los problemas de pesquisa que me envuelven. Ya me despierto medio
   que fijado. Y voy pensando sobre el tema ... de una manera que dura
   dias.

   Yo creo que, hasta en el proceso creativo, usted tiene que ser
   'full time'. Hay que dedicarse exclusivamente a la causa. Hay que
   transpirar esta causa. Porque el proceso creativo ... tiene aquella
   transpiracion de que habla el gran poeta... el 90% de transpiracion,
   el 10% de inspiracion.


Ademas, al solicitar a los participantes que determinen el nivel en que una relacion de atributos habia contribuido para su desempeno como investigadores, se observo que la dedicacion al trabajo y el entusiasmo fueron los dos atributos considerados mas relevantes para explicar su produccion creativa como investigadores.

Tambien Roe (como se cita en Hayes, 1989), quien realizo un estudio con fisicos y biologos reconocidos por su elevada produccion cientifica, constato que la profunda absorcion en el trabajo a lo largo de muchos anos y la frecuente exclusion de todo lo demas, era lo que mejor caracterizaba a este grupo.

Paralelamente a una intensa dedicacion al trabajo, se observa tambien en los expertos que se destacan por sus producciones creativas, un alto nivel de preparacion, aspecto resaltado por estudiosos tanto de la creacion artistica como de la cientifica. En este sentido, Smirnov y Leontiev (1960) senalan, por ejemplo, que una intensa preparacion es indispensable para crear una obra artistica, la cual no es producto solo de un momento de inspiracion o iluminacion.

Investigaciones realizadas con compositores de proyeccion internacional constataron tambien que las grandes obras musicales fueron producidas solo despues de muchos anos de dedicacion a la musica. Uno de los estudios mas conocidos en el area musical fue realizado por Hayes (1989), quien examino datos biograficos de 76 compositores de renombre internacional, determinando el periodo en que estos se interesaron seriamente por la musica e identificando las fechas de sus composiciones mas notables (el criterio utilizado para esta identificacion fue la existencia de por lo menos cinco grabaciones diferentes disponibles en el mercado norteamericano en el ano en que los datos fueron recogidos). Asi, Hayes (1989) analizo mas de 500 piezas, constatando que solo tres habian sido compuestas antes del decimo ano de carrera del compositor. Un analisis similar fue hecho por este investigador en una muestra de 131 pintores famosos, cuyas obras eran reproducidas en enciclopedias de Historia del Arte. Tambien en este caso la preparacion se mostro como un elemento importante, pues las producciones posteriores a los seis primeros anos productivos de estos artistas eran las usualmente representadas.

De la misma manera, musicos reconocidos como muy creativos por editores y criticos culturales, asi como por directores de instituciones de cursos superiores en el area musical, participaron en un estudio conducido por Fleith, Rodrigues, Cerqueira y Viana (2000) sobre el proceso de creacion en la musica. Ellos relataron que la preparacion es una etapa indispensable para la produccion creativa y destacaron la importancia de la mejora de la tecnica, del entrenamiento instrumental y de la investigacion sobre temas para futuras composiciones.

En el caso del cientifico la importancia de la preparacion es tambien incuestionable, exigiendo de este profesional una mejora continua por medio de la lectura constante de publicaciones recientes y de la interaccion con pares en congresos y demas reuniones cientificas, especialmente debido al rapido progreso en las distintas areas del conocimiento. Por esta razon Beveridge (1988) considera que el investigador debe permanecer como aprendiz durante toda su vida, no teniendo fin su preparacion, dado que es indispensable acompanar continuamente el avance del conocimiento en el area de interes.

El papel de la preparacion para la produccion creativa fue tambien senalado por los investigadores que participaron del estudio desarrollado por Alencar, Neves-Pereira, Ribeiro y Brandao (1997), en relacion con los factores institucionales y personales que promueven una mayor produccion creativa. En relacion con los elementos facilitadores a su produccion creativa, muchos de estos profesionales senalaron la importancia del conocimiento, como se ilustra en las respuestas transcritas a continuacion:
   Tener el dominio de la tecnica, del lenguaje y del conocimiento... Y
   mas imaginacion.

   Usted tiene que primero conocer el estado del arte. Para despues
   saber lo que puede mejorar. O innovar. O inventar.


La importancia de la preparacion ha sido tambien senalada en investigaciones sobre expertise. En este sentido, Galvao (2001) y Alencar y Galvao (2007) senalan que investigaciones longitudinales en una variedad de areas han indicado que las diferencias en las primeras experiencias de vida, los intereses, los habitos y las oportunidades, y principalmente, el estudio individual deliberado cualitativa y cuantitativamente eficiente, son los principales determinantes para la obtencion de la capacidad del experto. Para que alguien se convierta en un jugador de ajedrez capaz de disputar torneos internacionales, por ejemplo, son necesarios por lo menos diez anos de preparacion sistematica (Simon & Chase, como se cita en Alencar & Galvao, 2007). Ademas este es el tiempo minimo de estudio individual deliberado para que el expertise sea alcanzado en areas diversas como musica instrumental, matematica, tenis, ciencias y literatura, segun investigaciones realizadas con distintas muestras.

Se observa que la practica deliberada y el expertise interactuan de forma bidireccional. Asi, la practica deliberada conlleva al expertise y, a su vez, la satisfaccion del expertise conlleva a mas practica deliberada, existiendo una variedad de elementos asociados, en especial en los anos de desarrollo del expertise, como el reconocimiento social, entre otros (Sternberg, 2000). Ericsson, Nandagopal y Roring (2005) comparten esta idea al explicar que la diferencia entre el desempeno de elite y el desempeno medio resulta no solo de la duracion del entrenamiento en el area de excelencia, sino tambien de las actividades especificas del area de conocimiento y de los ambientes en que el individuo esta inserto como, por ejemplo, el soporte parental. Los autores utilizan ejemplos del mundo de los deportes afirmando que "en muchas situaciones, los padres de futuros atletas de elite invierten grandes sumas en entrenadores, aparatos de apoyo al deporte y dedican una parte considerable de su tiempo en llevar sus hijos a los entrenamientos y competencias" (p. 294).

Creatividad y expertise: ?complementarios o autoexcluyentes?

Para Ericsson (1999), el expertise facilita la creatividad al posibilitar que la creacion sea desarrollada con el uso de tecnicas y habilidades capaces de superar aquello que ya fue alcanzado. Asi, para que se alcancen nuevas etapas de desarrollo en un area, algo que Ezra Pound (1934/1982) llama inversion, es necesario el dominio experto de lo que ya fue realizado. El dodecafonismo de Shomberg, por ejemplo, es consecuencia de un dominio altamente especializado de la armonia occidental, que conlleva a una nueva propuesta de armonia que revoluciona la relacion entre tonos y semitonos en el discurso musical. Otro ejemplo es James Joyce. El escritor irlandes que dominaba la tecnica del estilo literario al extremo, reinvento el romance como tecnica para la percepcion de las significaciones discursivas que idealizaba. Esto es particularmente visible en obras como Ulysses y Finnegans Wake.

Los ejemplos anteriores, como argumenta Weisberg (2006), ilustran como el amplio conocimiento sobre un dominio sirve de base para la creacion de algo nuevo. Por otro lado, hay cierta incredulidad acerca de la relacion entre creatividad y expertise por parte de algunos autores, quienes llegan a considerar que el expertise quizas vaya en detrimento de la expresion creativa (Ericsson, 1998; Weisberg, 1999). Los argumentos varian desde la idea de que el expertise envuelve un modo automatico de respuesta a los problemas (Endsley, 2006), hasta la vision del papel fundamental del talento en el alcance del desempeno superior (Sternberg, 1996). Ademas, se argumenta tambien que para innovar debe romperse con el pasado y operar outside the box (1) (Csikszentmihalyi, 1996). Adicionalmente, Sternberg (1996) argumenta que los expertos siempre corren el peligro de quedar atrincherados en sus campos de expertise, operando siempre con los mismos repertorios y sin acompanar cambios externos que puedan mejorar operaciones ya cristalizadas. Esto es algo de hecho evidenciado en otras investigaciones (Adelson, 1984; Galvao, 2000).

De la misma manera, Simonton (1983) resalta que el conocimiento no es suficiente para garantizar una produccion creativa. Segun este autor "una educacion formal puede fomentar un desarrollo creativo una vez que promueve la adquisicion de conocimientos y habilidades intelectuales, pero el exceso de entrenamiento academico puede producir un compromiso exacerbado con las perspectivas tradicionales relativas a las cuestiones cientificas y artisticas" (pp. 149-150). Asi, no solo el bagaje de informacion almacenada es importante para el proceso creativo, sino tambien la forma como el individuo accede, procesa y establece interconexiones con la informacion.

La actividad experta es normalmente limitada a un dominio de conocimiento. Tentativas de transferencia de habilidad entre diferentes dominios, algo que ciertamente apela a la creatividad, han mostrado poca efectividad en dominios como el ajedrez (Gobet & Simon, 1996), la ingenieria hidraulica y la musica (Galvao, 2000). Ademas, la autoconfianza exagerada de los expertos, basada en un amplio repertorio de solucion de problemas en un area determinada, puede comprometer el desarrollo de soluciones innovadoras, necesarias en el contexto de cambios paradigmaticos en un dominio. Investigaciones en ajedrez (Chi, 1978), fisica y musica (Glenberg & Epstein, 1987) mostraron fracasos de los expertos en comparacion con novatos, ocurridos debido a la autoconfianza exagerada o a procedimientos cristalizados. Adelson (1984) uso este argumento para explicar el hecho de que los novatos presentaron mejor memoria de codigos computacionales que los expertos. Tal rigidez tambien puede estar presente en el propio proceso de estudio individual deliberado. Una investigacion de Galvao (2000) sobre el estudio individual deliberado de musicos profesionales indico que musicos expertos no se preocupan en mejorar estrategias de aprendizaje. Ellos desarrollan un repertorio de estrategias de resolucion de problemas que se torna automatico y que permite poco espacio para innovaciones. En contraste, profesionales al inicio de su carrera son mas abiertos a innovaciones y cuestionamientos sobre metodos de aprendizaje.

Por otro lado, debe considerarse que ser un experto no significa ser un robot, con respuestas automaticas preestablecidas, adecuadas a cada situacion. Si asi fuese, ya habrian sido creados modelos computacionales de desempeno experto mucho mas eficientes de los que existen hasta ahora. La respuesta automatica de un experto en el contexto de la resolucion de problemas tipicos del area comprende procedimientos que evidencian una nocion de automocion que es distinta de aquella observada en modelos computacionales. Como argumenta Galvao (2005), la estructura bien controlada de los programas de computadoras es diferente a las sutilezas que el sistema cognitivo humano tiene para trabajar en sus tareas cotidianas. A diferencia de la computadora, el sistema humano de memoria, por ejemplo, opera en conexion con numerosos sistemas diferentes, que incluyen dimensiones de orden emocional, motivacional, moral y social, que estan en constante interaccion para determinar el sentido de la existencia y de los actos humanos en terminos de eventos pasados y sus significaciones presentes.

Conocer un area a profundidad supone conocer sus simbolos, sus codigos y tener una amplia cultura procedimental y declarativa sobre el objeto de expertise. Esto no solo no interfiere con la creatividad, sino que puede ser un combustible fundamental para el comportamiento creativo. Gran parte de las mentes altamente creativas tienen un conocimiento tanto procedimental como declarativo de su area de actuacion. Esto parece haber sido alcanzado por medio de un largo periodo de estudio deliberado. Los preludios del clavicordio bien temperado de J. S. Bach, que al inicio fueron concebidos como ejercicios diarios de contrapunto y armonia, dan una idea del tipo de interface entre expertise y creatividad. La automocion procedimental alcanzada por el experto libera el sistema cognitivo (atencion, percepcion, memoria y representacion) del compromiso con las funciones basicas de la actividad, las cuales son realizadas automaticamente, para que este pueda desprender energia con problemas de orden superior y abrir espacio para la innovacion creativa.

Los expertos adquieren una estructura conceptual de un dominio que es rica y altamente compleja, y la usan conscientemente para representar situaciones. El pensamiento creativo que apunta hacia la redefinicion de las fronteras de un area determinada no supone necesariamente un rechazo al pasado, como creen algunos (Csikszentmihalyi, 1996; Simonton, 1999). En verdad, las evidencias indican que el pensamiento creativo de los expertos es construido sobre el pasado, segun explican Ward, Smith y Vaid (1997), "ideas creativas son siempre una mezcla de informacion antigua y nueva" (p. 23). La innovacion creativa superior en un dominio es alcanzada cuando el individuo creativo va mas alla de las fronteras del dominio y lo redefine, y, por lo tanto, se presenta la necesidad de un conocimiento profundo del estado del arte del area: un conocimiento experto.

El estudio de Weisberg (2006), que consistio en una serie de estudios de casos sobre el pensamiento creativo de alto nivel en areas como musica y pintura, constituye una fuerte evidencia de las conexiones entre creatividad y expertise. Weisberg (2006) examino, por ejemplo, el numero de composiciones producidas por Mozart durante su carrera y descubrio que su produccion aumento despues de los 10 primeros anos, indicando que el estaba dominando cada vez mas su arte. Al evaluar la calidad de la obra de Mozart con el criterio cuantitativo de numero de grabaciones por ano de composicion de la obra, Weisberg (2006) concluyo que la calidad de las obras fue mejorando con el tiempo. Particularmente, un analisis mas cuidadoso de la obra de Mozart para piano, por ejemplo, indica que el compositor austriaco se comprometio en una practica deliberada, probablemente guiada por su padre que tambien era musico. Sus primeros conciertos para piano, por ejemplo, escritos cuando tenia cerca de 10 anos, no pasan de simples arreglos musicales de otros compositores. Esto, continua Weisberg (2006), contradice la vision de Sternberg (1996) de que la mayoria de los compositores no seria capaz de competir con la produccion inicial de Mozart. El Mozart final presenta un nivel de creatividad e innovacion que lo pone en una condicion privilegiada en la historia de la musica, pero esto no ocurre con su produccion inicial, que es similar a la de la mayoria de los principiantes que fundamentan su aprendizaje en la observacion y en el estudio atento de autores mas consagrados. El analisis del desarrollo de la carrera de otros compositores de la tradicion clasica, especialmente Bach, Beethoven y Haydn (Weisberg & Sturdivant, 2006), el estudio sobre los Beatles en la musica popular, y sobre artes visuales focalizado en pintores como Pablo Picasso (Weisberg, 2003, 2004), dan apoyo a los hallazgos relativos a Mozart.

En suma, el conjunto de estas investigaciones apoyan la idea de que el desarrollo del expertise en padrones tipicos de entrenamiento llevan al dominio y a la superacion creativa de los limites de un dado campo de conocimiento, colocando al expertise como la base operacional a partir de la cual se desarrolla la innovacion creativa mas profunda y revolucionaria.

Practicas pedagogicas que promueven la creatividad y el expertise

Diversos autores llaman la atencion sobre la importancia de implementar practicas pedagogicas propicias a la emergencia de la produccion creativa y al desarrollo del expertise. Para Fleith (2007), constituyen practicas favorables al desarrollo de la creatividad: a) dedicar tiempo para el pensamiento creativo, b) recompensar ideas y productos creativos, c) estimular al alumno a correr riesgos, d) aceptar el error como parte del proceso de aprendizaje, e) posibilitar al alumno a imaginar otros puntos de vista, f) propiciar oportunidades para el cuestionamiento de presupuestos, g) valorizar comportamientos creativos, h) llevar al alumno a tornarse un aprendiz independiente, i) involucrar al alumno en la evaluacion de su propio trabajo y en el aprendizaje a partir de los propios errores, j) enfatizar la cooperacion en vez de la competencia, k) equipar la clase con material diverso y abundante, y l) proteger el trabajo creativo del alumno de la critica destructiva.

Al investigar los factores que estimulan e inhiben la creatividad en la clase de Ensenanza Fundamental, Fleith (2000) identifico que el ambiente estimulador de la creatividad se caracteriza por la aceptacion de ideas diferentes, la promocion de la autoconfianza, la atencion a los intereses y habilidades de los alumnos. En un ambiente inhibidor de la creatividad las ideas de los alumnos son ignoradas, los profesores son controladores y los errores no son admitidos, ademas de haber exceso de reglas.

En un estudio realizado por Alencar (1997b), se pregunto a alumnos de posgrado cuales serian las caracteristicas del profesor facilitador de la creatividad. Los resultados revelaron que flexibilidad, entusiasmo por la actividad docente y respeto a las ideas de los alumnos eran aspectos altamente favorables a la produccion creativa.

Para Renzulli (1992), la promocion de un aprendizaje creativo implica considerar tres dimensiones: el alumno, el profesor y el curriculo escolar. Con relacion al alumno, tres aspectos deben ser contemplados: las habilidades cognitivas y caracteristicas afectivas, los estilos de aprendizaje y los intereses. Es importante que los profesores obtengan informacion sobre sus alumnos y planeen sus clases a partir de estos datos. Toda la informacion sobre los alumnos (trabajos de aula y extraclase, pruebas, entrevistas, etc.) debe ser documentada y guardada en un portafolio, de forma que sus puntos fuertes, intereses y estilos de aprendizaje sean resaltados y el profesor pueda, por lo tanto, conocerlos mejor y estructurar la clase buscando atender las necesidades educacionales de sus alumnos (Purcell & Renzulli, 1998; Renzulli, 1997). Tambien es necesario que los aprendices tengan oportunidades de obtener conocimiento personal acerca de sus habilidades, intereses y estilos de aprendizaje. Para ello, deben ser expuestos a diversas areas del conocimiento, estilos de ensenanza y formas de evaluacion. Ademas, se recomienda que sean implementadas actividades que animen a los alumnos a producir muchas ideas, a analizar criticamente un acontecimiento, a generar multiples hipotesis y a definir problemas (Alencar & Fleith, 2003a).

El profesor que contribuye con la promocion de la creatividad en clase, segun Renzulli (1992), domina el contenido que ensena, tiene entusiasmo por el contenido que transmite y por la actividad docente, y utiliza una diversidad de tecnicas instruccionales (aula expositiva, discusion en grupo, dramatizacion, instruccion programada, tutoria, juegos, estudio individual, etc.). El profesor comprometido con el desarrollo de la creatividad de sus alumnos es mas flexible, establece una relacion positiva con estos, estimula el cuestionamiento en clase, cultiva el sentido del humor, pasa mas tiempo con los alumnos de lo necesario, interacciona con ellos fuera de clase, comparte experiencias personales relacionadas al contenido comunicado y presenta informaciones significativas, actualizadas y conectadas entre ellas.

El curriculo escolar es el tercer factor a ser considerado en el desarrollo de un aprendizaje creativo. Tres aspectos del curriculo deben ser introducidos a los alumnos: la estructura de la disciplina, el contenido y metodologia de la disciplina, y el llamado a la imaginacion. Con relacion a la estructura de la disciplina, es esencial que el conocimiento a ser ensenado sea organizado, sea contextualizado y que la interdisciplinariedad de contenidos sea enfatizada. Respecto al contenido y metodologia de la disciplina, se espera que los principales conceptos y principios sean presentados y conectados a la realidad de los alumnos, que topicos representativos del area sean seleccionados y que los metodos de investigacion empleados y problemas aun no solucionados en el area sean discutidos en clase. De esa manera, los alumnos seran llevados a analizar, evaluar, cuestionar, criticar y solucionar problemas. Finalmente, un curriculo creativo y desafiante ofrece a los alumnos la oportunidad de usar su imaginacion, de visualizar consecuencias para sucesos futuros, de analizar una situacion bajo diferentes angulos y de vivenciar el proceso de aprendizaje con placer (Fleith, 2001, 2002; Renzulli, 1992; Root-Bernstein & Root-Bernstein, 1999).

Tambien Amabile (1989) propone la adopcion de varias practicas pedagogicas que pueden estimular la creatividad y favorecer el desarrollo del expertise en el contexto educacional: a) fomentar la autonomia, b) enfatizar valores en vez de reglas, c) valorizar realizaciones en vez de notas o premios, d) estimular el placer por el aprendizaje, e) promover experiencias de estimulo a la creatividad, f) promover el cuestionamiento y la curiosidad, g) ofrecer la oportunidad de eleccion, h) presentar personas creativas como modelos, i) compatibilizar contenidos de aprendizaje y experiencias, intereses y experiencias de los alumnos, y j) promover un ambiente divertido de aprendizaje.

Son innumerables las practicas pedagogicas que pueden ser implementadas con vistas a contribuir al desarrollo de la creatividad y del expertise. Para que eso se vuelva una realidad es necesario un ambiente escolar que este abierto a cambios, que valorice ideas originales, que reconozca la importancia del conocimiento actualizado e interdisciplinar, y que evalue constantemente, junto a alumnos y profesores, las practicas utilizadas. Es importante observar que creatividad y expertise no deben ser vistos como un conjunto fijo de talentos, sino como habilidades que pueden ser desarrolladas a lo largo de la vida (Fleith, 2002).

Consideraciones finales

En la actualidad hay un reconocimiento creciente sobre la importancia de la creatividad. Por esta razon, el propiciar condiciones para el desarrollo de habilidades creativas ha sido destacado por profesionales y organizaciones de distintas areas como un camino necesario para atender a las demandas de una sociedad altamente competitiva y en permanente transformacion. Asimismo, la profundidad y amplitud de conocimiento en un determinado dominio es tambien de inestimable valor. Se considera que el conocimiento, aliado a la capacidad elevada de crear, ayudan a los individuos a identificar problemas apropiados y a solucionarlos de manera adecuada, pudiendo favorecer la identificacion de oportunidades que pueden pasar desapercibidas a personas desprovistas de una base solida de conocimiento.

Recibido el 15 de marzo, 2009

Aceptado el 14 de mayo, 2009

Referencias

Adelson, B. (1984). When novices surpass experts: The difficulty of a task may increase with expertise. Journal of Experimental Psychology: Learning, Memory and Cognition, 10, 483-495.

Alencar, E. M. L. S. (1997a). Pesquisadores que se destacam por sua producao criativa: habitos de trabalho, escolha profissional, processo de criacao e aspiracoes. Cadernos de Pesquisa NEP, 3, 11-23.

Alencar, E. M. L. S. (1997b). O estimulo a criatividade no contexto universitario. Psicologia Escolar e Educacional, 1, 29-37.

Alencar, E. M. L. S. (2006). El proceso creativo: mecanismos subyacentes. En S. Torre & V. Violand (Eds.), Comprender y evaluar la creatividad (pp. 191-206). Malaga: Aljibe.

Alencar, E. M. L. S. & Fleith, D. S. (2003a). Criatividade. Multiplas perspectivas. Brasilia: UnB.

Alencar, E. M. L. S. & Fleith, D. S. (2003b). Contribuicoes teoricas recentes ao estudo da criatividade. Psicologia: Teoria e Pesquisa, 19, 1-8.

Alencar, E. M. L. S. & Galvao, A. (2007). Condicoes favoraveis a criacao nas ciencias e nas artes. En A. M. R. Virgolim (Ed.), Talento criativo. Expressao em multiplos contextos (pp. 103-120). Brasilia: UnB.

Alencar, E. M. L. S., Neves-Pereira, M. S., Ribeiro, R. & Brandao, S. N. (1997). Fatores facilitadores e inibidores a producao criativa do pesquisador. Cadernos de Psicologia, 1, 143-152.

Amabile, T. M. (1989). Growing up creative. Buffalo, NY: The Creative Education Foundation Press.

Amabile, T. M. (1996). Creativity in context. Boulder, CO: Westview Press.

Amabile, T. M. (1999, Enero/Febrero). Como nao matar a criatividade. HSM Management, 110-116.

Amabile, T. M. & Tighe, E. (1993). Questions of creativity. En J. Brockman (Ed.), Creativity (pp. 7-27). Nueva York: Touchstone.

Beveridge, W. I. B. (1988). The art of scientific investigation. Nueva York: Vintage Books.

Cellier, J. M., Eyrolle, H. & Marine, C. (1997). Expertise in dynamic environments. Ergonomics, 40, 28-50.

Chase, W. G. & Simon, H. A. (1973). The mind's eyes in chess. En W. G. Chase (Ed.), Visual information processing (pp. 215-281). Nueva York: Academic Press.

Chi, M. (1978). Knowledge structure and memory development. En R. Siegler (Ed.), Children's thinking: What develops (pp. 73-96). Hillsdale, NJ: Erlbaum.

Csikszentmihalyi, M. (1994). The domain of creativity. En D. H. Feldman, M. Csikszentmihalyi & H. Gardner (Eds.), Changing the world: A framework for the study of creativity (pp. 135-157). Nueva York: Cambridge University Press.

Csikszentmihalyi, M. (1996). Flow: The psychology of optimal experience. Nueva York: Harper and Row.

De Groot, A. (1978). Thought and choice in chess. La Haya: Mouton.

Endsley, M. (2006). Expertise and situation awareness. En K. A. Ericsson, N. Charness, P. Feltovich & R. Hoffman (Eds.), The Cambridge handbook of expertise and expert performance (pp. 633-652). Nueva York: Cambridge University Press.

Ericsson, K. A. (1998). The scientific study of expert levels of performance: General implications for optimal learning and creativity. High Ability Studies, 9, 75-100.

Ericsson, K. A. (1999). Creative expertise as superior reproducible performance: Innovative and flexible aspects of expert performance. Psychological Inquiry, 10, 329-333.

Ericsson, K. A., Nandagopal, K. & Roring, R. W. (2005). Giftedness viewed from the expert-performance perspective. Journal for the Education of the Gifted, 28, 287-311.

Ericsson, K. A., Tesch-Romer, C. & Kramp, R. (1993). The role of deliberate practice in the acquisition of expert performance. Psychological Review, 100, 363-406.

Fleith, D. S. (2000). Teacher and student perceptions of creativity in the classroom environment. Roeper Review, 22, 148-152.

Fleith, D. S. (2001). Criatividade: novos conceitos e ideias, aplicabilidade a educacao. Cadernos de Educacao Especial, 17, 55-61.

Fleith, D. S. (2002). Ambiente educacionais que promovem a criatividade e a excelencia. Sobredotacao, 3, 27-39.

Fleith, D. S. (2007). Como desenvolver a criatividade no contexto educacional. En SESI--Departamento Nacional (Ed.), Criatividade (pp. 9-30). Brasilia: SESI - Departamento Nacional.

Fleith, D. S., Rodrigues, M. A., Cerqueira, T. C. & Viana, M. C. (2000). The creation process of Brazilian musicians. The Journal of Creative Behavior, 34, 61-75.

Galvao, A. (2000). Practice in orchestral life: An exploratory study of string players' learning processes. Tesis doctoral no publicada, Reading University, Reino Unido.

Galvao, A. (2001). Pesquisa sobre expertise: perspectivas e limitacoes. Temas em Psicologia da SBP, 9, 223-238.

Galvao, A. (2005). O computador como modelo da mente humana: alguns limites de aplicacao. En M. H. Freitas & N. Venturinha (Eds.), A expressao do indizivel: estudos sobre filosofia e psicologia (pp. 315-338). Brasilia: Universa.

Glenberg, A. & Epstein, W. (1987). Inexpert calibration of comprehension. Memory and Cognition, 15, 84-93.

Gobet, F. & Simon, H. (1996). Recall of rapidly presented random chess positions is a function of skill. Psychonomic Bulletin and Reviews, 3, 159-163.

Hayes, J. R. (1989). Cognitive processes in creativity. En J. A. Glover, R. R. Ronning & C. R. Reynolds (Eds.), Handbook of creativity (pp. 135-145). Nueva York: Plenum Press.

Isaksen, S. G. (1987). Introduction--An orientation to the frontiers of creativity research. En S. G. Isaksen (Ed.), Frontiers of creativity research. Beyond the basics (pp. 1-26). Buffalo, NY: Bearly.

Lubart, T. (2007). Psicologia da criatividade. Porto Alegre: Artmed.

Pound, E. (1982). ABC da literatura: como ler. Sao Paulo: Cultrix. (Trabajo original publicado en 1934)

Purcell, J. H. & Renzulli, J. S. (1998). Total talent portfolio. Mansfield Center, CT: Creative Learning Press.

Renzulli, J. S. (1992). A general theory for the development of creative productivity through the pursuit of ideal acts of learning. Gifted Child Quarterly, 36, 17-182.

Renzulli, J. S. (1997). Interest-a-lyzer. Mansfield Center, CT: Creative Learning Press.

Root-Bernstein, R. & Root-Bernstein, M. (1999). Sparks of genius. Nueva York: Houghton Mifflin.

Simonton, D. (1983). Formal education, eminence and dogmatism: The curvilinear relationship. The Journal of Creative Behavior, 17, 149-162.

Simonton, D. (1999). Origins of genius. Darwinian perspectives on creativity. Oxford: Oxford University Press.

Smirnov, A. A. & Leontiev, A. N. (1960). Psicologia. Buenos Aires: Grijalbo.

Sternberg, R. J. (1996). Costs of expertise. En K. A. Ericsson (Ed.), The road to excellence: The acquisition of expert performance in the arts and sciences, sports and games (pp. 347-354). Hillsdale, NJ: Erlbaum.

Sternberg, R. J. (2000). Giftedness as developing expertise. En K. A. Heller, F. J. Monks, R. J. Sternberg & R. F. Subotnik (Eds.), International handbook of giftedness and talent (2da. ed.) (pp. 55-66). Oxford: Elsevier Science.

Sternberg, R. J. & Lubart, T. I. (1995). Defying the crowd. Cultivating creativity in a culture of conformity. Nueva York: Free Press.

Sternberg, R. J. & Lubart, T. I. (1996). Investing in creativity. American Psychologist, 51, 677-688.

Sternberg, R. J. & Lubart, T. I. (1999). The concept of creativity: Prospects and paradigms. En R. J. Sternberg (Ed.), Handbook of creativity (pp. 3-15). Cambridge: Cambridge University Press.

Torrance, E. P. (1965). Rewarding creative behavior. Experiments in classroom creativity. Englewood Cliffs, NJ: Prentice Hall.

Ward, T. B., Smith, S. M. & Vaid, J. (1997). Conceptual structures and processes in creative thought. En T. B. Ward, S. M. Smith & J. Vaid (Eds.), Creative thought (pp. 1-27). Washington, DC: American Psychological Association.

Weisberg, R. (1999). Creativity and knowledge: A challenge to theories. En R. J. Sternberg (Ed.), Handbook of creativity (pp. 226-250). Nueva York: Cambridge University Press.

Weisberg, R. (2003). Case studies of innovation. En L. Shavinia (Ed.), International handbook of innovation (pp. 238-260). Nueva York: Elsevier Science.

Weisberg, R. (2004). On structure in the creative process: A quantitative case-study of the creation of Picasso's Guernica. Empirical Studies in the Arts, 22, 23-54.

Weisberg, R. (2006). Modes of expertise in creative thinking: Evidence from case studies. En K. A. Ericsson, N. Charness, P. Feltovich & R. Hoffman (Eds.), The Cambridge handbook of expertise and expert performance (pp. 761-787). Nueva York: Cambridge University Press.

Weisberg, R. & Sturdivant, N. (2006). Career development of classical composers: An example of the 'equal-odds' rule. Manuscrito no publicado.

(1) Expresion del idioma ingles que traducida significa "fuera de la caja", es decir, fuera de las normas establecidas.

Eunice Soriano de Alencar (1) y Afonso C. T. Galvao (2)

Universidade Catolica de Brasilia, Brasil

Denise de Souza Fleith (3)

Universidade de Brasilia, Brasil

(1) Profesora de la Universidade Catolica de Brasilia, profesora emerita de la Universidade de Brasilia e investigadora del Consejo Nacional de Desarrollo Cientifico y Tecnologico. Contacto: Universidade Catolica de Brasilia, Campus II, SGAN 916, Modulo B, Asa Norte, Brasilia, DF, 70.790-160, Brasil; ealencar@pos.ucb.br

(2) Director del Programa de Maestria y Doctorado en Educacion de la Universidade Catolica de Brasilia. Contacto: Universidade Catolica de Brasilia, Campus II, SGAN 916, Modulo B, Asa Norte, Brasilia, DF, 70.790-160, Brasil; agalvao@pos.ucb.br

(3) Profesora asociada del Instituto de Psicologia de la Universidade de Brasilia y pesquisadora del Consejo Nacional de Desarrollo Cientifico y Tecnologico. Contacto: Instituto de Psicologia, Universidade de Brasilia, Campus Universitario, Brasilia, DF, 70910-900, Brasil; fleith@unb.br
COPYRIGHT 2009 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2009 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:de Alencar, Eunice Soriano; Galvao, Afonso C.T.; de Souza Fleith, Denise
Publication:Psicologia
Date:Jan 1, 2009
Words:7072
Previous Article:La maternidad en la vida de las adolescentes: implicancias para la accion.
Next Article:Programa de comprension de lectura para alumnos de quinto grado de primaria de Lima.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |