Printer Friendly

La reduccion del resarcimiento por culpa de la victima. Reflexiones a la luz del analisis de algunas fuentes romanas.

Reduction in damages in cases of contributory negligence. Reflections in light of some Roman law's sources

Introduccion

Analizar el rol que juridicamente corresponde a la victima de un dano es esencial para distribuir adecuadamente los riesgos de la vida en sociedad, como ha sido reconocido desde antiguo; asi, el derecho siempre se ha ocupado de analizar la influencia que la conducta de la victima ha tenido en la produccion y extension del dano sufrido. Con tal objetivo, a partir del derecho romano se forjo la expresion culpa de la victima. Sin embargo, las soluciones no han sido uniformes a lo largo de la historia, ni tampoco iguales en todos los sistemas juridicos. Asi, por ejemplo, hasta el siglo XX, en el Common Law se mantuvo la regla en virtud de la cual si la victima habia participado negligentemente en la produccion de su dano, no tenia derecho a resarcimiento alguno. Por el contrario, los ordenamientos de corriente romano-germanica introdujeron desde temprano reglas que permiten un reparto de la responsabilidad entre victima y agente, en aquellos casos en que ambos deben ser considerados causantes del dano, situacion conocida como culpa concurrente de la victima, por oposicion a la culpa exclusiva de la victima, que si tiene la virtud de exonerar de responsabilidad al agente. A traves del Codigo Civil peruano de 1852, esta ultima corriente legislativa tuvo influencia en el codigo civil chileno (1855) y, con el correr de los anos, se ha erguido como la solucion uniformemente aceptada (1).

Asi, segun el articulo 2330 del codigo civil chileno (2), "la apreciacion del dano estara sujeta a reduccion cuando el que lo ha sufrido se expuso a el imprudentemente"; pero el caracter sucinto de esta disposicion ocasiona una serie de interrogantes, que es preciso contestar para entender a cabalidad la influencia de la conducta de la victima en la determinacion y extension de la responsabilidad civil (3). con todo, este trabajo se limita a abordar en perspectiva historica algunos aspectos relativos a la problematica de los factores a considerar por el juez a la hora de aplicar la reduccion ordenada en el articulo 2330 y, por consiguiente, repartir la responsabilidad entre victima y agente (4). Este cuestionamiento es una constante en el analisis de la llamada culpa de la victima (5), al punto que en la doctrina espanola se ha llegado a sostener que "el problema mas grave asociado a la compensacion de culpas en nuestro sistema es la falta de criterios jurisprudenciales sobre la repercusion economica que la culpa de la victima puede tener en la reparacion a que tiene derecho" (6).

Para efectuar la reduccion del dano en virtud de la culpa concurrente de la victima, la doctrina y la legislacion comparadas conocen tres sistemas: (i) reparticion en partes viriles (7); (ii) consideracion de la gravedad de la culpa de cada parte (8), y (iii) consideracion de la eficacia causal, que propone una reparticion objetiva sobre la base de la incidencia causal de cada conducta (9). Por su parte, en Chile se han propuesto tres alternativas: (i) la gravedad de las culpas de ambas partes (10); (ii) la eficacia causal del hecho de cada una de las partes (11), y (iii) una combinacion de ambos factores, la intensidad de la culpa y la relevancia causal (12). La jurisprudencia chilena pareciera inclinarse por la eficacia causal, pero en realidad no se pronuncia expresamente al respecto (13), aunque hay sentencias que reconocen una cierta discrecionalidad del juez en la materia (14).

Por nuestra parte, estimamos que una herramienta util para resolver el problema de la identificacion de los factores que debe tener en cuenta el juez al momento de dividir la responsabilidad entre victima y agente consiste en el analisis de las fuentes historicas en que se encuentra el origen de nuestro actual sistema de responsabilidad civil, especificamente, el derecho romano (15). En consecuencia, este trabajo presenta una reflexion sobre la forma en que los juristas romanos resolvian estos casos de culpa concurrente de la victima. con tal proposito se realiza la exegesis de dos pasajes del Digesto en los que se presenta el problema de una culpa de la victima y es posible apreciar el razonamiento conducente a resolver el asunto; pasajes que, por consiguiente, pueden ofrecer pautas para solucionar problemas semejantes en la actualidad.

Antes de comenzar con el analisis, debemos advertir respecto al empleo del derecho romano en la materia del articulo. En efecto, en la doctrina existe la idea mas bien generalizada de que los juristas romanos habrian resuelto de manera identica los problemas atinentes a culpa exclusiva y a culpa concurrente de la victima: en ambos casos habrian exonerado de responsabilidad al autor del dano. Segun esta vision, tratandose de culpas concurrentes, en Roma habria regido la llamada compensacion de culpas, siendo merito de CHRISTIAN WOLFF el haber contemplado la posibilidad de repartir la responsabilidad. Sin embargo, esta posicion generalizada es incorrecta, siendo necesario que nos detengamos un momento en este punto, antes de abordar el analisis de los dos fragmentos, ya que solo asi puede entenderse el porque de la utilidad de revisar el derecho romano para brindar respuestas al problema planteado en este analisis.

Por lo anterior, en la primera parte del trabajo se expondra el problema de la compensacion de culpas y su superacion, para luego ocuparnos de la reduccion del resarcimiento por culpa de la victima en derecho romano; finalmente, expondremos nuestras observaciones conclusivas.

I. La "compensacion de culpas" y su superacion

A. La supuesta regla de "todo o nada" en derecho romano

Como se anticipo, una opinion ampliamente difundida sostiene que en derecho romano habria operado una regla de todo o nada, o principio de compensacion de culpas (16), en virtud del cual, si la victima intervenia culpablemente en la produccion del dano (17), no tenia derecho a indemnizacion alguna. La unica excepcion estaba dada por el caso en que el agente actuara con dolo, caso en el cual la antedicha compensacion no operaba (18).

Dicho principio encontraria numerosas consagraciones en el Corpus Iuris (19) y estaria resumido en la regla formulada en D. 50.17.203:

Pomponius 8 ad q. muc. "Quod quis ex culpa sua damnum sentit, non intellegitur damnum sentire". [No se entiende que el que sufre dano por su culpa sufre dano] (20).

Tal situacion ha sido justificada de diversas maneras (21): (i) para algunos, se trata de una aplicacion del principio "volenti non fit iniuria" (22); (ii) para otros, la negligencia del perjudicado interrumpe o altera el nexo de causalidad entre la culpa del agente y el dano (23); (iii) para otros, se trata de un principio de economia juridica (24); y (iv) por ultimo, se ha senalado que la regla era el fruto del sistema procesal romano, donde la rigidez de la formula permitia al juez solo condenar o absolver, impidiendo, en consecuencia, repartir el riesgo del dano sufrido entre agente y victima (25).

B. El surgimiento de la expresion "compensacion de culpas"

A pesar de los numerosos pasajes del Digesto que son citados en su apoyo, lo cierto es que la expresion compensacion de culpas no tiene origen en el derecho romano. Asi, segun indica Castresana, los romanos jamas usaron dicha expresion. Sera el glosador Bassiano ([cruz] 1197) quien por primera vez hable de concausalidad y de la concurrencia y compensacion de culpas a proposito del "damnum inuria datum" y de la responsabilidad aquiliana. Mucho tiempo despues la Pandectistica ensena el criterio de la 'Schuldkompensation' (26). En opinion de CUTURI, la razon del surgimiento de la expresion en cuestion se encuentra en que los glosadores consideraban que por ley la existencia de dos culpas privaba de toda eficacia a la relacion obligatoria derivada del ilicito; es mas, segun tales autores la misma ley excluia que surgiera la obligacion y, en caso de controversia, el juez solo debia constatarlo y declararlo (27).

En sintesis, la expresion compensacion de culpas no se encuentra en el Corpus luris; ella habria sido forjada durante el derecho medieval a partir de algunas disposiciones que hablan de compensatione negligentiae (28) y sobre la horma de la compensacion de deudas, para indicar que cuando concurria la culpa de la victima, la culpa del agente era anulada o compensada (29).

Cualquiera sea la razon y el origen de la expresion compensacion de culpas, lo cierto es que durante el Medioevo esta institucion fue utilizada para justificar la exclusion del resarcimiento en caso de culpa de la victima, asi como para explicar ciertas reglas relacionadas con la utilitas contrahentium. Asi, se conjugaron las reglas relativas a la culpa in eligendo con D. 50.17.203 y los criterios de atribucion de responsabilidad en el deposito (30). Analizando tales reglas, los juristas medievales concluyeron que si se celebraba un deposito con un depositario negligente y la cosa se perdia por su culpa, el depositante carecia de accion para reclamar indemnizacion de perjuicios, porque el mismo habia incurrido en culpa al no elegir bien a su contraparte, regla que se hacia extensiva a los varios tipos de contrato (31). en sintesis, la culpa del depositante compensaba la culpa del depositario y, por consiguiente, este quedaba exento de responsabilidad.

De esa manera, se afirmo la idea de que en caso de mediar culpa por parte de quien sufria un dano no habia lugar al resarcimiento, a menos que el autor del dano hubiera actuado con dolo (32). dicha idea se mantuvo practicamente durante toda la vigencia del derecho precodificado, e incluso encontro acogida en los primeros intentos de codificacion del derecho germano (33). Asi, en su Comentario sobre la culpa de 1761, Friedrich PUFENDORF afirma que cuando el dano sufrido proviene de culpa propia y la otra parte no esta en culpa, o bien su culpa es de un grado igual al del perjudicado, no hay lugar a la indemnizacion, porque el dano proviene de la propia victima (34).

C. Superacion de la supuesta regla de "compensacion de culpas" en la obra de CHRISTIAN WOLFF

Una vez generalizada la regla de la compensacion de culpas, que como vimos no es como tal romana, su superacion sera merito de CHRISTIAN WOLFF (1679-1754) (35). En el sentido tradicional, sostiene CASTRESANA, "va a ser CHRISTIAN WOLFF el primero en hacer quebrar esta firme tesis sobre la exclusion de responsabilidad ex damno en caso de concurrencia de culpas del agente y de la victima. WOLFF se aleja definitivamente de aquel obligado dogma romanistico del "todo o nada" que expresa la formula procesal y admite el prorrateo de danos de acuerdo con el grado de culpabilidad en el que haya incurrido la victima cuando, con su propia intervencion, se coloca en situacion de damnum" (36).

En efecto, partiendo siempre de la supuesta culpa in eligendo del depositante, Wolff afirma que si el depositante entrega la cosa a un depositario negligente, incurre en culpa (37); pero, agrega, la culpa del depositante no libera al depositario, sino que el dano debe ser dividido en proporcion a las respectivas culpas (38). En sintesis, si la cosa pereciere o se deteriorase en manos del depositario negligente, el dano debe ser repartido entre depositante y depositario, en razon de la culpa de cada uno (39).

La doctrina de este autor sera recogida en el Codigo Civil prusiano (ALR, 1794), el cual contiene reglas que conllevan una parcial superacion del todo o nada, sobre la base de la gravedad de las culpas alegadas y el caracter mediato o inmediato del dano sufrido (40).

Mas tarde, tal doctrina seria recogida en el codigo civil austriaco (ABGB, 1811), y desde aqui pasaria a ser conocida por el resto del mundo (41). en cuanto a la forma en que debe realizarse la reparticion, el ABGB solo senala que debe ser proporcional, pero se entiende que dicha proporcion es en razon a la gravedad de la culpa de cada parte (42), tal y como proponia WOLFF. Sin embargo, dado que el mismo jurista reconocia las dificultades practicas de su planteamiento (43), el ABGB agrego una regla complementaria, en virtud de la cual, cuando la proporcion no pueda determinarse, la reparticion se hace en partes iguales.

Es importante senalar que la doctrina chilena que se ha ocupado de este argumento indica a tales disposiciones como la fuente directa del articulo 233 odel codigo de Bello. en este sentido, DOMINGUEZ AGUILA afirma: "Bello cita como fuente al art. 2199 del codigo prusiano; pero [la regla] tambien se encontraba en el art. 1304 del codigo austriaco que parece haber sido mas bien el inspirador de dicha norma" (44). en efecto, la nota al articulo 2494 del Proyecto de 1853, correspondiente al actual 2330, senala: "QP. 2199"; sin embargo, quien haya consultado o simplemente revisado la estructura del A LR advierte de inmediato que BELLO no podia referirse a este codigo, toda vez que el carece de un articulo 2199, pues no contiene una enumeracion correlativa de articulos, sino que esta dividido en partes, titulos y parrafos, y las disposiciones relativas a la culpa de la victima se encuentran en la Parte I, tit. VI, [seccion] [seccion] 18 a 21. Asi, la inspiracion del citado articulo 2 33onecesariamente proviene de alguna otra de las fuentes utilizadas por BELLO, y la comparacion evidencia que se trato del codigo civil peruano de 1852, que precisamente en su articulo 2199 contiene una disposicion casi identica a la del articulo 2330[45] esta conclusion es avalada por los dichos de GUZMAN BRITO, quien senala que esta fue la unica referencia de BELLO al codigo peruano y que los editores del proyecto, pensando que era un error, cambiaron la sigla original (c. Per.) por C.P., que era la sigla utilizada por BELLO para referirse al Codigo prusiano (46). Asi se explica entonces el error historico en que ha incurrido la doctrina civilista chilena.

II. Concurrencia de culpas en derecho romano

A. Las fuentes romanas generalmente citadas en apoyo

de la compensacion de culpas se explican a la luz de otros principios

Conforme a lo senalado en el titulo precedente, el resultado todo o nada consecuencia de la vision medieval de la compensacion de culpas fue definitivamente superado en el derecho germanico gracias a la obra de CHRISTIAN WOLFF, quien establecio como criterio para la division de responsabilidades la gravedad de las respectivas culpas.

Sin embargo, precisamente desde finales del siglo xix se ha venido cuestionando que los romanos hayan efectivamente aplicado la regla de todo o nada o principio de compensacion de culpas (47), pues, como reconoce ROSSI, al lector atento no se le escapa "que todos o casi todos los textos mencionados, que dan lugar a la exoneracion de la responsabilidad del autor del dano por mediar la culpa de la victima, podrian interpretarse con las mismas consecuencias sin utilizar este principio" (48).

En efecto, el que participa de un acto deportivo se expone voluntariamente a los riesgos que conlleva tal actividad; ademas, dado que la lesion se produce sin haber infringido las reglas del juego, el agente no comete iniuria, presupuesto basico de la responsabilidad aquiliana (D. 9.2.11). Tampoco comete inuria quien se ejercita en el campo de tiro (D. 9.2.9.4) (49), o el que poda un arbol en lugar privado donde no hay camino (D. 9.2.31). el tabernero que se defiende del ladron actua en legitima defensa (D. 9.2.52.1). Solamente en el caso de quien se deja rasurar por un barbero que coloca su silla en un lugar peligroso (D. 9.2.11 pr.) podria establecerse la exoneracion de responsabilidad del barbero en razon de la culpa del cliente; sin embargo, en este caso podria hablarse de asuncion del riesgo por parte de la victima, que acepta ser rasurada consciente del peligro que ello significa (50).

Tratandose de pasajes relacionados con la responsabilidad contractual, la solucion se explica recurriendo a reglas propias de este regimen. Asi, el depositario responde exclusivamente por su dolo (y luego de culpa lata), en razon de la utilitas contrahentium (D. 16.3.20). La obligacion del vendedor es garantizar al comprador el goce pacifico de la cosa durante el tiempo necesario para adquirirla por prescripcion; si esta no se verifica por culpa del comprador, la conducta de este interrumpe el nexo de causalidad entre el hecho del vendedor y el dano sufrido (D. 21.2.56.3). La sociedad es un contrato de confianza, los socios se conocen mutuamente, eso justifica que algunos juristas sostuvieran que la diligencia debia apreciarse en concreto y, por consiguiente, no cabia exigir responsabilidad al socio conocidamente negligente (D. 17.2.72).

En sintesis, si bien en el Corpus Iuris se han identificado diversos pasajes en que la culpa de la victima actua como eximente de responsabilidad, de ellos no se sigue que en Roma hubiera regido un principio de compensacion de culpas, pues falta la ilicitud de la conducta del agente (51), ya sea por ausencia del elemento iniuria o porque el perjudicado asumio el riesgo de la lesion. Por tanto, de esos mismos pasajes no es posible deducir que, una vez demostrada la responsabilidad del agente (damnum e iniuria), la culpa de la victima hubiera sido en todo caso suficiente para eliminar esta responsabilidad. Ni siquiera D. 50.17.203 es suficiente para hacer una generalizacion en tal sentido, pues es perfectamente posible que en el caso concreto el jurista hiciera referencia a un caso de culpa exclusiva de la victima, cosa que no sabemos, pues no disponemos de los elementos suficientes para reconstruir los hechos (52).

En conclusion, los pasajes citados por la doctrina para fundar la regla todo o nada se explican mas bien a la luz de otras reglas y no aluden a casos de culpa concurrente de la victima. Se trata de casos en que la victima es la unica responsable del dano sufrido; por tanto, modernamente tampoco darian lugar a una disminucion del resarcimiento, sino a una exencion de responsabilidad (53).

B. La reparticion de responsabilidades entre victima y agente segun las fuentes romanas

Tras asumir que en el Corpus Iuris no se encuentran aplicaciones concretas de la compensacion de culpas, el mayor argumento de quienes afirman que en Roma regia este principio es la ausencia de ejemplos en sentido contrario (54). Asi, LAWSON reconoce que los pasajes que cita para ilustrar la regla constituyen situaciones en que el agente derechamente no es responsable, y que de ellos no se desprende cual era la solucion romana para el caso de concurso de culpas, pero, agrega, es de suponer que se seguia el mismo principio de exoneracion que operaba en caso de culpa exclusiva de la victima, pues si la solucion hubiese sido distinta habria noticias de ello (55).

Sin embargo, un analisis detenido de las fuentes evidencia que los juristas romanos si contemplaron la posibilidad de repartir la responsabilidad entre victima y agente. en efecto, de algunos pasajes del Digesto se desprende que la culpa del perjudicado en la generacion del dano podia actuar no solo como eximente, sino tambien como atenuante de responsabilidad, siempre y cuando existieran criterios objetivos sobre la base de los cuales efectuar la disminucion del resarcimiento. En esta parte del trabajo se ofrecen dos ejemplos de lo que venimos diciendo (56).

I. Disminucion de la condena cuando la culpa de la victima ha interferido en la produccion del dano: D. 14.1.7 pr.

El primer ejemplo que demuestra la aptitud de la culpa de la victima para atenuar la responsabilidad del agente es una opinion de JULIANO--que llega a traves de AFRICANO- en materia de 'actiones adiecticiae qualitatis'57, contenida en D. 14.1.7 pr.:

Africanus 8 quaest. "Lucius Titius Stichum magistrum navis praeposuit: is pecuniam mutuatus cavit se in refectionem navis eam accepisse: quaesitum est, an non aliter titius exercitoria teneretur, quam si creditor probaret pecuniam in refectionem navis esse consumptam. respondit creditorem utiliter acturum, si, cum pecunia crederetur, navis in ea causa fuisset, ut refici deberet: etenim ut non oportet creditorem ad hoc adstringi, ut ipse reficiendae navis curam suscipiat et negotium domini gerat (quod certe futurum sit, si necesse habeatprobare pecuniam in refectionem erogatam esse), ita illud exigendum, ut sciat in hoc se credere, cui rei magister quis sitpraepositus, quod certe aliter fieri non potest, quam si illud quoque scierit necessariam refectioni pecuniam esse: quare etsi in ea causa fuerit navis, ut refici deberet, multo tamen maior pecunia credita fuerit, quam ad eam rem esset necessaria, non debere in solidum adversus dominum navis actionem dari". [Lucio Ticio puso a Stico por patron de una nave, y habiendo este recibido dinero en mutuo, aseguro que lo habia recibido para reparar la nave; se pregunto ?acaso no quedaria obligado Ticio por la accion ejercitoria de otro modo, que si probase el acreedor que el dinero se invirtio en la reparacion de la nave? Respondio, que el acreedor ejercitaria la accion utilmente, si, cuando se prestase el dinero, la nave hubiese estado en situacion de que debiese ser reparada; porque asi como no conviene que el acreedor sea obligado a esto, a que el mismo cuide de que sea reparada la nave, y sea gestor de un negocio del dueno, lo que ciertamente habria de suceder si tuviera necesidad de probar que el dinero se gasto en la reparacion, asi tambien se ha de exigir esto, que sepa que el presta para aquella cosa para la que cualquiera haya sido nombrado patron; lo que verdaderamente no puede suceder de otro modo, que si ademas supiere esto, que es necesario el dinero para la reparacion. Por lo cual, aunque la nave se hubiere hallado en estado de ser reparada, pero se hubiere prestado mucha mayor cantidad de dinero de la que para tal objeto fuese necesaria no debe darse por el todo accion contra el dueno de la nave].

Este pasaje proviene de las Quaestiones de Africano, pero la verdadera paternidad de la solucion contenida en el pasaje corresponde a Juliano (58), de quien Africano habria sido discipulo (59).

El problema analizado en el pasaje se refiere a la posibilidad de ejercer la actio exercitoria y al resultado que con ella se podia lograr; por consiguiente, resulta util recordar algunos aspectos relacionados con esta accion. La actio exercitoria correspondia a la accion que el pretor daba contra un armador (exercitor) cuando se habia celebrado con el capitan de la nave (magister navis) un negocio concerniente a la gestion de la misma, conforme a las ordenes dadas por el armador, a fin de obtener todo aquello que era exigible en virtud del contrato (60).

En el marco del contrato con el armador, el magister navis recibia ordenes o instrucciones sobre el modo en que debia conducir los negocios que se le encargaban. estas ordenes iban incluidas en la lexpraepositionis, en fuerza de la cual el magister quedaba autorizado para celebrar todas las convenciones necesarias para el desarrollo de la gestion que se le encargaba (61). Si el actuaba conforme a sus instrucciones, el armador quedaba obligado plenamente frente al tercero por todos los contratos celebrados (62).

Sin embargo, respecto del dinero recibido en mutuo por el capitan, la cuestion no es del todo pacifica. Segun refiere ULPIANO, el mutuante tenia siempre accion contra el armador por los dineros efectivamente invertidos, pero respecto de aquellos malversados por el capitan tenia accion solo cuando (mediante una lex contractus (63)) se hubiere declarado el destino que se le daria al dinero (D. 14.1.1.8-9). Sin embargo, la doctrina no esta de acuerdo sobre la autenticidad de estas soluciones, y precisamente en este contexto se situa D. 14.1.7 pr.

Dicho pasaje trata de un acreedor que presto dinero para la reparacion de una nave, que luego fue malversado por el magister navis. En la celebracion del contrato se dijo expresamente que los dineros eran para la reparacion de la nave, con lo cual, en virtud de lo sostenido por ULPIANO en D. 14.1.9, el mutuante quedaria a salvo de la malversacion, es decir, procederia la actio exercitoria contra el armador. Sin embargo, a fin de establecer si efectivamente procede la accion contra el propietario, el jurista analiza la necesidad que presentaba la nave de ser reparada. Asi, afirma que si la nave efectivamente necesitaba reparaciones, el acreedor tiene derecho a ejercitar la accion, de lo contrario no. Ademas, agrega, en caso que la nave efectivamente hubiere necesitado reparaciones, pero la cantidad prestada hubiere excedido lo necesario para llevarlas a cabo, el mutuamente podra recuperar la cantidad necesaria para las reparaciones, incluso en caso de que no se hubieren realizado. En definitiva, el mutuamente que quiere asegurar la devolucion integra del prestamo debe cerciorarse de que la cantidad prestada corresponda a la necesaria para reparar la nave.

En este punto surge la pregunta: ?como se explica que el mutuante tenga que cerciorarse de la necesidad del dinero mutuado? en opinion de COSTA, esto se explica por la combinacion de dos factores: (i) el fundamento de la praepositio es la voluntad del praeponens (el armador) de celebrar los negocios ejecutados por el praepostus (magister navis) (64), y (ii) la praepositio se integra tacitamente con la facultad de realizar todos los actos necesarios para la gestion del negocio encomendado (65). Asi, cuando la nave necesitaba reparaciones, se entendia que el magister navis estaba tacitamente autorizado para celebrar el mutuo necesario. en consecuencia, la necesidad del mutuo era indispensable para que surgiera la obligacion de restitucion del armador. Por el contrario, de no haber sido necesario, decaia la presuncion de que este habria prestado su voluntad para la celebracion del contrato (66). La opinion de este autor aparece convincente. Ciertamente el armador no habria autorizado la celebracion de un mutuo innecesario; por consiguiente, un mutuo semejante quedaba fuera de la praepositio y el armador no resultaba obligado a restituir el dinero.

Sin embargo, dicho razonamiento deberia llevar a que el praeponens tampoco quedara obligado cuando el praepostus, en el ejercicio de su encargo, cometiera un ilicito, pues tambien este caso queda claramente fuera de la praepositio; no obstante, el mismo autor refiere dos casos relativos a la actio institoria (67) (D. 14.3.5.8 y D. 14.3.9), en que el praeponens se obliga para con el tercero en virtud de un acto ilicito del praepostus. En definitiva, concluye este autor, para que nazca la obligacion entre el praeponens y el tercero basta que el hecho del praepostus sea ejecutado en el ambito del negocio para el que fue praepostus, sin importar que se trate de un contrato o bien de un delito (68). De esta manera, el mismo autor contradice su razonamiento y la respuesta proporcionada para justificar la solucion del pasaje bajo analisis resulta insuficiente.

la doctrina ha intentado otra posible respuesta. Asi, DE MARTINO afirma que la opinion de JULIANO se debe a un cambio en el modo en que operaba el mutuo al interior de la praepositio. A diferencia de otros, este autor afirma que el mutuo--incluso cuando era necesario para la reparacion de la nave--no entraba en la praepositio, sino cuando habia sido expresamente incorporado. En consecuencia, para que el armador se obligara con el mutuante era siempre necesaria una lex contractus de que el dinero seria invertido en la reparacion de la nave y, ademas, que fuera efectivamente empleado en ello. Desde esta perspectiva, la opinion de Juliano habria disminuido las exigencias de la lex contractus, estableciendo el requisito menos estricto de la necesidad en el lugar del empleo efectivo. Se trataria de una solucion mas adecuada a los usos del trafico maritimo, pues la otra forma hacia casi imposible que el magister navis encontrara a alguien dispuesto a prestarle el dinero (69). En definitiva, segun esta tesis, Juliano habria ideado una solucion que conjugaba los intereses de todas las partes involucradas.

Ahora bien, sin duda, cuando el mutuo no habia sido autorizado expresamente, la jurisprudencia romana se planteaba el problema de si el estaba o no incluido en las facultades del magister, o sea, si daba o no origen a la accion contra el exercitor, sin que hubiera pleno consenso al respecto (70). Por tanto, sea que aceptemos o no la tesis formulada por DE MARTINO, debemos concordar con este autor en que Juliano quiso dar una solucion al problema, introduciendo el criterio de la necesidad.

Cabe entonces preguntarse: ?que implicancias tiene para el acreedor la solucion propuesta por JULIANO? En nuestra opinion, ella implica imponerle una carga de diligencia al momento de contratar, pues tendra que cerciorarse de que el dinero prestado sea efectivamente necesario (71). Asi, si actua negligentemente, al punto de no cerciorarse en lo absoluto de que el dinero que esta prestando es realmente necesario para los fines indicados en el contrato, no hay accion contra el exercitor; pero si la negligencia consiste solo en la estimacion de la suma necesaria, entonces la accion se limita a lo necesario (72). el mismo principio es repetido por AFRICANO en los dos pasajes siguientes: en el primero, D. 14.7.1, sostiene que si se presto dinero para un fin que no podia ser realizado en el lugar en que se presto, el acreedor no dispone de la accion contra el dominus, y, aclara, esto es porque el acreedor debe prestar diligencia (actuar diligentemente) (73); en el segundo, D. 14.1.7.2, se refiere, por analogia, a la actio institoria, sosteniendo que si el dinero fue prestado al esclavo para la compra de mercancias que no eran necesarias y este lo malverso, nada hay que reclamar contra el dominus. en sintesis, la necesidad se transforma en criterio para delimitar el quantum a restituir por parte del tercero civilmente responsable.

La doctrina moderna niega que la solucion contenida en el pasaje analizado corresponda a JULIANO. Asi, segun LONGO, la disminucion de la summa condemnations hasta el monto de la necesidad es, a todas luces, un agregado bizantino. A este autor no le parece posible que JULIANO hubiera realizado tales consideraciones (74). Lo mismo sostiene respecto del llamado a la diligentia incorporado en el pasaje siguiente. En su opinion, este seria ciertamente, y en su totalidad, de proveniencia justinianea (75).

Por nuestra parte, sin perjuicio de que el pasaje haya podido ser intervenido, no estimamos inverosimil que la solucion ahi contenida pertenezca a JULIANO, pues mediante la distincion introducida se conjugan definitivamente los intereses de las tres partes involucradas: (i) el del magister navis, quien podra ejercitar su encargo mas expeditamente; (ii) el del mutuante, quien podra recuperar la suma prestada sin tener que supervigilar los trabajos de reparacion; y, (iii) el del exercitor, que es tutelado de manera indirecta a traves de la diligencia del mutuante. en efecto, si el mutuante sabe que podra recuperar solo el monto necesario, evitara prestar mas de ello, disminuyendo asi el riesgo de que el magister solicite grandes prestamos para realizar reparaciones de poca monta, con el consiguiente perjuicio del exercitor, todo lo cual esta plenamente de acuerdo con el modo de razonar de JULIANO. De hecho, reflexiones practicamente identicas han sido realizadas a proposito de diversos pasajes del Corpus Iuris en los cuales se refleja el pensamiento del mismo jurista (76).

JULIANO utilizaba ampliamente el quantum respondeatur como una herramienta para restablecer el equilibrio patrimonial perdido, con lo cual existen razones para suponer que la solucion contenida en D. 14.1.7 pr. es de su autoria. La unica razon para pensar en el origen posclasico de la solucion se refiere a la formula del contrato de mutuo. En efecto, el mutuo daba origen a una formula con intentio certa y de derecho estricto; por consiguiente, en principio, las consideraciones facticas no debian verse reflejadas en la sentencia, el juez debia condenar o absolver sin vias intermedias. Asi, resulta dificilmente justificable la reparticion de responsabilidades realizada por el jurista, quien estaba ligado a la estructura de la formula. Sin embargo, una situacion semejante se producia en el caso de la actio ex lege Aquilia y, segun se dijo, JULIANO senalo mas de una vez que la cuantia de la condena podia ser utilizada para corregir las iniquidades a que hubiera llevado una aplicacion estricta de la formula.

En sintesis, en el pasaje analizado puede observarse una disminucion de la summa condemnationis basada en la negligencia del acreedor, quien no se cercioro de la necesidad del dinero prestado. Por esa via, JULIANO reparte el riesgo (y el dano) entre el armador que no eligio adecuadamente al capitan de su nave y el prestamista que actuo a la ligera, llegando asi a una solucion diametralmente opuesta al todo o nada impuesto por la compensacion de culpas.

Para efectuar el reparto el jurista utiliza un criterio objetivo: la necesidad de las reparaciones; mediante este criterio es posible determinar la cantidad de dinero que no se hubiera prestado y, por tanto, la cantidad de dinero que no puede recuperar el prestamista. de esta manera, JULIANO nos da una pauta sobre como deben resolverse los casos semejantes, esto es, mediante la identificacion de criterios objetivos que permitan conectar la conducta del sujeto con el parte de riesgo (dano) que le corresponde asumir.

2. El no resarcimiento del mayor dano causado "ex domini neglegentiaD. 9.2.52 pr.

En D. 9.2.52, ALFENO analiza una serie de casos en que la culpa de quien sufre el dano es el factor determinante del nexo causal (77). entre ellos se encuentra D. 9.2.52 pr.:
   Alfenus libro secundo digestorum. "Si ex plagis servus mortuus
   esset neque id medici inscienta aut domini neglegentia accidisset,
   recte de iniuria occiso eo agitur". [Si un esclavo hubiese muerto
   de las heridas, y esto no hubiese sucedido por ignorancia del
   medico, o por negligencia del dueno, debidamente se ejerce la
   accion por la muerte de aquel].


El pasaje se refiere a un esclavo herido por un tercero que muere una vez pasado un lapso de tiempo. el dueno del esclavo consulta al jurista si es posible demandar por la muerte del esclavo. ALFENO responde que si la muerte se produjo efectivamente por las heridas, y no por la ignorancia del medico o bien la negligencia del propio dueno, procede la demanda mediante el ejercicio de la actio ex lege Aquilia (78). A contrario sensu, si la muerte se produjo por domini negligentia, el dueno no tiene derecho a indemnizacion por ella.

La exencion de responsabilidad establecida en D. 9.2.52 pr. ha sido historicamente interpretada como una manifestacion de la regla todo o nada o compensacion de culpas (79). en efecto, la interpretacion tradicional del pasaje sostiene que "si la muerte se hubiese producido por ignorancia del medico o por la culpa del amo, este nada habria podido reclamar, puesto que su culpa, o la del medico, segun resulta del texto transcrito, absorbia la culpa o el dolo del autor de las heridas" (80). esta lectura, que si bien en lo que se refiere a la muerte del esclavo es correcta, descuida un antecedente fundamental: la division interna de lex Aquilia.

En efecto, la lex Aquilia estaba compuesta de tres titulos: (i) el primero sancionaba el homicidio del esclavo o de un animal cuadrupedo y de rebano (D. 9.2.2 pr., Gai. 3.210); (ii) el segundo se habria referido al adstipulator que hubiese hecho fraudulentamente aceptilatio de la obligacion, lesionando asi el derecho del stipulator (Gai. 3.215-216); y, (iii) el tercero tenia un caracter mas general, pero, en todo caso, solo consideraba aquel dano ejecutado mediante una conducta material consistente en urere, frangere, rumpere, un bien material propiedad de la victima (81) (D. 9.2.27.5, Gai. 3.217-218). en consecuencia, los titulos i y iii sancionaban conductas tipicas, consistentes, respectivamente, en: servum, quadrupedemve occidere (82), o en un rumpere, urere, frangere aliquit (83) En virtud de dicha division, las acciones para reclamar de la muerte y las heridas eran distintas, al punto que era posible demandar primero por las heridas, y luego, si a causa de las mismas heridas el esclavo moria, podia demandarse tambien por la muerte. Asi lo sostiene Ulpiano en D. 9.2.46:
   Ulpianus 50 ad sab. "Si vulnerato servo lege aquilia actum sit,
   postea mortuo ex eo vulnere agi lege aquilia nihilo minus potest".
   [Si se ejercito la accion de la ley Aquilia por haber sido herido
   un esclavo, despues, muerto de la misma herida, puede no obstante
   reclamarse por la ley Aquilia] (84).


Por lo demas, segun sostienen CELSO, ULPIANO y MARCELO, cuando una persona hubiera primero herido a un esclavo (incluso mortalmente) y luego otra lo hubiere matado, ambas quedan obligadas por la ley Aquilia: la primera por las heridas y la segunda por la muerte (D. 9.2.11.3).

En consecuencia, la pregunta propuesta por el consultante a ALFENO debio haber sido del siguiente tenor: Ticio dio una cuchillada a mi esclavo estico y este, despues de una semana, murio: ?puedo pretender que mato, o solamente que lo hirio? Tecnicamente traducido, ello significa querer saber si el propietario del esclavo, actor contra el tercero ex lege Aquilia, puede solicitar la pena prevista en el primer capitulo (de iniuria occiso) o bien solo aquella resultante del tercero (de iniuria [cor]rupto) (85).

De haber mediado negligencia del amo, Alfeno excluye que pueda demandarse por la muerte del esclavo, pero su respuesta se refiere exclusivamente a la muerte, no se pronuncia respecto de las heridas. Por consiguiente, si bien de acuerdo al jurista el dominus no podia demandar conforme al primer acapite de la ley Aquilia, nada le impedia demandar sobre la base del tercero (86). Tal solucion sera luego expresamente enunciada por PAULO en D. 9.2.30.4:
   Paulus 22 ad ed. "Si vulneratus fuerit servus non mortifere,
   neglegentia autem perierit, de vulnerato actio erit, non de
   occiso". [Si un esclavo hubiere sido herido no mortalmente, pero
   hubiere perecido por negligencia, habra accion por haber sido
   herido, no por haber sido muerto] (87).


De esta manera, si el amo de un esclavo herido omitia los cuidados necesarios para evitar que las heridas le causaran la muerte, juridicamente, el era responsable de la muerte; por consiguiente, no podia demandar una indemnizacion fundada en ella. Sin embargo, ello no significaba que el agresor quedara exento de toda responsabilidad, sino solo que esta se limitaba a las heridas. de esta manera, cuando la muerte de un esclavo se debia a la culpa del amo que omitia los cuidados necesarios para que no se agravaran las heridas sufridas, la estructura y funcionalidad de ley Aquilia permitian una reparticion de la responsabilidad sobre la base del dano causalmente conectado a la actividad (u omision) de cada interviniente (88), sin que tuviera lugar la compensacion de culpas.

Una vez mas, vemos que es posible repartir el riesgo (en este caso de la muerte del esclavo producto de unas heridas) sobre la base de un criterio objetivo: la division del dano en dos partidas, las heridas y la muerte. Las heridas son atribuidas al agente, que responde por ellas. la muerte es atribuida al dominus, que asume su autorresponsabilidad.

Observaciones finales

Una opinion generalizada sostiene que en derecho romano se habria aplicado el principio de compensacion de culpas con su resultado todo o nada; sin embargo, la expresion compensacion de culpas, con el valor aqui atribuido, no se encuentra en las fuentes romanas, sino que es producto del trabajo de los juristas medievales, quienes la forjaron a partir de la interpretacion de diversos pasajes del Corpus luris que aluden a la culpa de la victima como causal de exoneracion de responsabilidad del agente. Sin embargo, todos esos pasajes pueden ser explicados a la luz de otras reglas. Asi, en algunos casos falta el elemento iniuria, requisito esencial de la responsabilidad aquiliana, en otros se configura una asuncion de riesgos de parte de la victima, o bien se trata de la aplicacion de otras reglas tales como la utilitas contrahentium. En consecuencia, a partir de tales pasajes no es posible concluir que en Roma se aplicaba el principio compensacion de culpas o regla de todo o nada. Al contrario, en este trabajo ha quedado demostrado que en el Digesto se encuentran casos en que opera un reparto de la responsabilidad entre victima y agente.

estos casos presentan como caracteristica comun la posibilidad de establecer una division objetiva del riesgo que corresponde soportar a la victima, ya sea porque recae sobre una cosa divisible, como el dinero, o bien porque hay lugar a una fragmentacion ideal sobre la base de los diferentes capitulos de la lex Aquilia. Asi, el reparto se realiza mediante la conexion causal entre la conducta de la victima y aquella especifica parte de riesgo que le corresponde soportar. De ahi que la principal preocupacion fuera establecer criterios objetivos que permitieran hacer dicha conexion. Asi, en D. 14.1.7 pr. el reparto se hace sobre la base de la necesidad del dinero prestado: el prestamista tiene derecho a recuperar solo hasta el monto necesario para realizar las reparaciones de la nave. Por su parte, en D. 9.2.52 pr. el reparto se logra mediante la adscripcion del dano al especifico titulo de la lex Aquilia: el agente responde por las heridas, mientras que el dominus soporta la muerte del esclavo.

No hemos logrado identificar casos en que se realizara un reparto de responsabilidad sobre la base de criterios subjetivos, aplicables a casos en que no fuera posible la fragmentacion objetiva del riesgo. En consecuencia, conforme con la opinion vigente, debemos atribuir a CHRISTIAN WOLFF el merito de haber extendido la reparticion de responsabilidades a los danos indivisibles, fundandose en la gravedad de las culpas.

Estimamos que el analisis efectuado puede contribuir a arrojar luces sobre la discusion en torno a los criterios que deberia emplear el juez a la hora de aplicar la disminucion del resarcimiento por culpa concurrente de la victima. En este sentido, el derecho romano nos ensena que el primer esfuerzo debe consistir en establecer criterios que permitan conectar objetivamente la conducta de la victima con una parte especifica del dano sufrido. En aquellos casos en que esta conexion causal no resulte posible, conforme con las ensenanzas de WOLFF, debe recurrirse a la gravedad de las culpas (89) Finalmente, si ninguna de esas opciones parece plausible, deberia considerarse la solucion supletoria del Codigo Civil austriaco, segun la cual debe dividirse el dano en partes iguales.

Bibliografia

AEDO BARRENA, CRISTIAN EDUARDO (2010): "El uso de estacionamientos como acto de consumo: reflexiones sobre la causalidad y la culpa. Comentario a la sentencia de la Corte de Apelaciones de Antofagasta, de 3ode marzo de 2010", Revista de Derecho Universidad Catolica del Norte, Antofagasta, Universidad Catolica del Norte, ano 17, no. 1, pp. 213-239.

AEDO BARRENA, CRISTIAN EDUARDO (2013): "El tratamiento dogmatico de la culpa de la victima en la responsabilidad civil: una mirada desde la imputacion objetiva", en Dominguez, Carmen et al. (eds.). Estudios de derecho civil viii, Santiago, Legalpublishing-Thomnson Reuters, pp. 505-523.

AGUIAR, HENOCH D. (1950): Hechos y actos juridicos en la doctrina y en la ley, t. ii, Buenos Aires, tea.

ALESSANDRI RODRIGUEZ, ARTURO (1943): De la responsabilidad extracontractual en el Derecho civil chileno, Santiago, Imprenta Universitaria.

ARAYA JASMA, FERNANDO (2003): La relacion de causalidad en la responsabilidad civil, Santiago, LexisNexis Chile.

AUMANN, PETER (1964): Das mitwirkende Verschulden in der neueren juristischen Dogmengeschichte, Hamburg, Universitat Hamburg.

BAHAMONDES, CLAUDIA Y PIZARRO, CARLOS (2012): "La exposicion de la victima al dano: desde la culpabilidad a la causalidad", Revista de Derecho de la Pontificia Universidad Catolica de Valparaiso, Valparaiso, Pontificia Universidad Catolica de Valparaiso, XXXIX, pp. 39-52.

BARAONA GONZALEZ, JORGE (2005): "La culpa de la victima en los accidentes del trabajo: dogmatica y jurisprudencia chilenas", Cuadernos de Extension Juridica, Santiago, Universidad de los Andes, no. 10, pp. 123-153.

BARAONA GONZALEZ, JORGE (2011): "La culpa de la victima en los accidentes del trabajo: dogmatica y jurisprudencia chilenas", Cuadernos de Extension Juridica, Santiago, Universidad de los Andes, no. 20, pp. 147-181.

BARCIA LEHMANN, RODRIGO (2010): Lecciones de Derecho Civil Chileno, t. ii, De las Fuentes de las Obligaciones, Santiago, Juridica de Chile.

BARONCEA, DEMETRE J. (1930): Essai sur la faute et le fait du creancier (cause justificative du debiteur en matiere contractuelle), Paris, E. Duchemin.

BARROS BOURIE, ENRIQUE (2006): Tratado de la responsabilidad extracontractual, Santiago, Juridica de Chile.

BASEVI, GIOACCHINO (1859): Annotazioni pratiche al Codice civile austriaco, 7.a ed., Milano, 1859, disponible en: http: //dlib-pr.mpier.mpg.de/rn/kleioc/0010/ exec/wrapbooks/% 22101934% 22

BASSIANVS, IHOANNES (1983): De regulis luris, Severino Caprioli y Ferdinando Treggiari (eds.), Rimini, Maggioli.

BECCHI, PAOLO (2000): Giuristi eprincipi, Genova, Compagnia dei Librai.

BENIGNI, PLACIDO (1906): "La cosi detta compensazione della colpe", Revista Crititca di Diritto e Giurisprudenza no. 5-6, 7-8, 11-12, Napoli, Prem. Stab. Tip. cav. G. M. Priore.

BETTI, EMILIO (1935): Diritto romano, Padova, cedam.

BEUCHOT, MAURICIO (1985): "El proyecto de una ciencia universal en Cristian Wolff", disponible en: <http: //www.elementos.buap.mx/num03/pdf/37.pdf>.

BONFANTE, PIETRO. Corso di diritto romano, vol. 4, Le obbligazioni, Milano, Giuffre.

BRANDAO PROENCA, JOSE CARLOS (2007): A conduta do lesado como pressuposto e criterio de imputagao do dano extracontractual, reimp., Coimbra, Almedina.

CALIXTO, MARCELO JUNQUEIRA (2008): A culpa na responsabilidade civil. Estrutura e fungao, Rio de Janeiro, Renovar.

CANDICE, VINCENZO (1920): La compensazione delle colpe nel diritto civile, Napoli, Luigi Pierro.

CANNATA, CARLO AUGUSTO (1997): Per una storia della scienza giuridica europea, i. Dalle origini all'opera di Labeone, Torino, Giappichelli.

COPPA-ZUCCARI, PASQUALE (1909): La "compensazione delle colpe", Modena, Societa Tipografica Modenese.

CORBINO, ALESSANDRO (2005): Hdanno qualficato e la Lex Aquilia, Padova, Cedam.

CORRAL TALCIANI (2003): Lecciones de responsabilidad civil extracontractual, Santiago, Juridica de Chile.

CARVAJAL, PATRICIO-IGNACIO (2010): "Nuevas pautas investigativas en la ciencia juridica (Derecho: ley y ciencia, sociedad e historia)", Revista Chilena de Derecho, vol. 37, no. 1, pp. 191-196.

COSTA, EMILIO (1891): Le azioni exercitoria e institoria, Parma, Casa Editrice Luigi Battei.

CUTURI, TORQUATO (1909): Trattato delle compensazioni nel dirittoprivato, Milano, Societa Editrice Libraria.

DALLA, DANILO (1974) "Giuliano e il 'longum intervallum' in tema di applicazione dell'Aquilia", Archvio Giuridico, vol. CLXXXVII, fasc. 1 y 2, pp. 145-176.

DE LOS MOZOS, JOSE LUIS (1996): "codificaciones latinoamericanas, tradicion juridica y principios generales del Derecho", Roma e America. Diritto Romano Comune. Rivista di Diritto dell'integrazione e unificazione del diritto in Europa e in America Latina, Roma, Mucchi Editore, pp. 29-40.

DE MARTINO, FRANCESCO (1941): "Studi sull'actio exercitoria", Rivista di diritto della navigazione, ano vii, no. 1-2.

DE ROBERTIS, FRANCESCO MARIA (2000): Damnum inuria datum, vol. I, Bari, Cacucci.

DE SARLO, LUIGI (1940): Alfeno Varo e suoi Digesta, Milano, Giuffre.

DEL CASTILLO SANTANA, MARIA SOLEDAD (1994): Estudio sobre la casuistica de las lesiones en la jurisprudencia romana, Madrid, Dykinson.

DIEZ SCHWERTER, JOSE LUIS (1997): El dano extracontractual. Jurisprudencia y doctrina, Santiago, Juridica de Chile.

DOMINGUEZ AGUILA, RAMON (1966): "El hecho de la victima como causal de exoneracion de responsabilidad civil", Revista de Derecho Universidad de Concepcion, no. 136, pp. 29-54.

DOMINGUEZ AGUILA, RAMON (2000): "Aspectos de la relacion de causalidad en la responsabilidad civil con especial referencia al derecho chileno", Roma e America, no. 10, 2000, pp. 115-127.

DOMINGUEZ AGUILA, RAMON (2001): "Aspectos de la relacion de causalidad en la responsabilidad civil, con especial referencia al Derecho chileno", Revista de Derecho Universidad de Concepcion, no. 209, pp. 7-27.

FEDTKE, JORG, MAGNUS, ULRICH (2004): "Contributory negligence under German law", en ULRICH MAGNUS Y MIQUEL MARTIN CASALS (eds.), Unification of tort law: Contributory negligence, The Hague, Kluwer Law International, pp. 75-98

FERCIA, RICCARDO (2002): Criteri di responsabilitd dell'exercitor, Torino, Giappichelli.

FERCIA, RICCARDO (2009): Responsabilita per fatto degli ausiliari nel diritto romano, Padova, Cedam.

FERRINI CONTARDO (1906): voz "Danni (azioni di)", en Enciclopedia giuridica italiana, Editrice Libraria, vol. iv.

GATICA PACHECO, SERGIO (1959): Aspectos de la indemnizacion de perjuicios por incumplimiento del contrato, Santiago, Juridica de chile.

GLUCK, CRISTIANO FEDERICO (1907): Commentario allepandette, libros XIV-XV, trad. italiana de P Bonfante, Milano, Societa Editrice Libraria.

GUZMAN BRITO, ALEJANDRO (2006): Historia de la codificacion civil en Iberoamerica, Navarra, Thomnson/Aranzadi.

HALLER, MARGUERITE (1926): Essai sur Rinfluence du fait et de la faute de la victime sur son droit a reparation, Paris, LGDJ.

HEINTEREGGER, MONIKA (2004): "Contributory negligence under Austrian law", ULRICH MAGNUS Y MIQUEL MARTIN CASALS (eds.), Unification of tort law: contributory negligence, The Hague, Kluwer Law International, pp. 9-23.

LARENZ, KARL (1958): Derecho de obligaciones, t. i, trad. de JAIME SANTOS BRIZ, Madrid, Revista de Derecho Privado.

LAWSON, FREDERICK HENRY (1962): Negligence in the civil law, Oxford; Latimer, Trend & Co. Ltd, reimpr. de la ed. de 1955.

LE TOURNEAU, PHILIPPE (2004): La responsabilidad civil, trad. de JAVIER TAMAYO JARAMILLO, Bogota, Legis.

LEON GONZALEZ, JOSE MARIA (2001): "Significado y funcion de la culpa en el actual derecho de danos. (Especial consideracion de la culpa de la victima)", en ALFONSO MURILLO VILLAR (coord.), Actas del Congreso Interamericano y vii Congreso Iberoamericano de Derecho Romano, Burgos, Universidad de Burgos, pp. 21-40.

LONGO, GIANNETTO (1972): "Actio exercitoria, actio institoria, actio quasi institoria", en Grosso, Giuseppe. Studi in onore di Gaetano Scherillo, vol. ii, Milano, Cisalpino-Goliardica, pp. 581-626.

LUIG, KLAUS (1969): "Uberwiegendes Mitverschulden", Ius Commune, mpi para la historia del derecho europeo, Helmut Coing (ed.), 2.a ed., Frankfurt am Main.

MARTINEZ RAVE, GILBERTO (1998): Responsabilidad civil extracontractual, 10.a ed., Bogota, Temis.

MAZEAUD, HENRI, MAZEAUD, LEON Y TUNC, ANDRE (1958): Traite theorique et pratique de la responsabilite civile delictuelle et contractuelle, 5.a ed., Paris, Montchrestien.

MAZEUD, HENRY, MAZEAUD, LEON Y MAZEAUD, JEAN (1960): Lecciones de Derecho civil, Parte segunda, vol. ii, trad. de LUIS ALCALA-ZAMORA Y CASTILLO, Buenos Aires, ejea.

MEDINA ALCOZ, MARIA (2003): La culpa de la victima en la produccion del dano extracontractual, Madrid, Dykinson.

MIGUEL, ALEXANDRE (2003): "A responsabilidade civil no novo codigo civil: algumas consideragoes", Revista dos Tribunais, vol. 92, no. 809, pp. 11-27.

ORESTANO, RICCARDO (1957): voz "Africano, Sesto Cecilio", Novissimo digesto italiano, vol. I (1).

PACCHIONI, GIOVANNI (1910): "Della cosiddetta compensazione delle colpe", Rivista di diritto commerciale, VIII, II.

PUFENDORF, SAMUEL VON (1980): De la obligacion del hombrey del ciudadano segun la ley natural en dos libros, t. I, trad. de LELIA B. V. DE ORTIZ, Cordoba, Universidad Nacional de Cordoba.

QUINTERO FUENTES, DAVID (2008): "Sentencia sobre un caso de exposicion imprudente al dano. Un analisis de su efecto moderador en la determinacion del quantum indemnizatorio (Corte de Apelaciones de Antofagasta)", Revista de Derecho, Valdivia, Universidad Austral, vol. XXI, no. 2, pp. 273-283.

RODRIGUEZ GREZ, PABLO (2010): Responsabilidad extracontractual, Santiago, juridica de Chile.

ROSSI MASELLA, BLAS E. (1951): La lex Aquiliay la responsabilidad extracontractual en el derecho romano y su proyeccion en el derecho uruguayo, Montevideo, Universidad de Montevideo.

SAINT-JOSEPH, FORTUNE ANTHOINE (1840): Concordance entre les codes civils etrangers et le code Napoleon, Paris y Leipzig, Charles Hingray y Brochaus et Avenarius.

SAN MARTIN NEIRA, LILIAN C. (2012): La carga del perjudicado de evitar o mitigar el dano, Bogota, universidad Externado de colombia.

SAVARESE, CAMILLO (1934): "La compensazione delle colpe", Rassegna giudiziaria, ano v, fasc. III-V.

SCHIPANI, SANDRO (1969): Responsabilita 'ex Lege Aquilia'. Criteri di imputazione e problema della 'culpa', Torino, Giappichelli.

SCHIPANI, SANDRO (2009): "Rileggere i digesta. Enucleare i principii. Proporli", en TRISCIUOGLIO, Andrea (ed.). Valori e principii del diritto romano, Atti della Giornata di Studiper i 100 anni di Silvio Romano Maestro di Istituzioni, Napoli, Edizioni Scientifiche Italiane.

SCHULZ, FRITZ (1968): Storia della giurisprudenza romana, trad. de GUGLIELMO NOCERA, Firenze, Sansoni.

SOLAZZI, SIRO (1941) "L'eta dell'actio exercitoria", Rivista di diritto della navigazione, ano vii, no. 3-4, pp. 243-264.

TAMAYO JARAMILLO, JAVIER (1999): De la responsabilidad civil, t. II, Bogota, Temis.

TEIXEIRA DE FREITAS, AUGUSTO (2000): Regras de direito: selegao classica em quatro partes, Sao Paulo, Lejus.

VALDITARA, GIUSEPPE (2005): Damnum inuria datum, 2.a ed., Torino, Giappichelli.

WOLFF, CHRISTIAN (1968-1972): Jus naturae; Jus gentium; Institutiones; Oeconomica; Ratio praelectionum; Grundsatze des natur- und Volckerrechts, Hildesheim, New York, Georg Olms.

ZILIOTTO, PAOLA (2000): L'imputazione del danno aquiliano, Padova, Cedam.

ZIMMERMANN, REINHARD (1992): The law of obligations. Roman foundations of the civilian tradition, South Africa--Deventer (Boston), Juta & Co. y Kluwer.

Jurisprudencia citada

Perez Arrau Maria Francisca con Fisco de Chile (2011): Corte de Apelaciones de Concepcion, 15 de abril de 2011 (accion de indemnizacion de perjuicios), CL/jUR/3279/2011, Rol no. 495-2010.

* Este trabajo forma parte del Proyecto Anillo de Investigacion Asociativa en Ciencias Sociales, Estudios Histerico-Dogmaticos de Derecho Patrimonial Privado: Una mirada a los articulos de los libros n y iv del Codigo Civil de Chile", soc IIII, de Conicyt. Fecha de recepcion: 19 de junio de 2014. Fecha de aceptacion: 25 de agosto de 2014. Para citar el articulo: L. C. San Martin N., "La reduccion del resarcimiento por culpa de la victima. Reflexiones a la luz del analisis de algunas fuentes romanas", Revista de Derecho Privado, Universidad Externado de Colombia, no. 27, julio-diciembre de 2014, pp. 35-67.

(1) Vid. Lilian C. San Martin Neira. La carga del perjudicado de evitar o mitigar el dano, universidad externado de Oolombia, Bogota, 2012, passim.

(2) Art. 2357 del codigo civil colombiano.

(3) entre otros, pueden mencionarse: (i) ?que diferencia hay entre la culpa exclusiva de la victima y la situacion regulada en el articulo 2330?; (ii) ?la culpa de la victima constituye un problema de culpa o de causalidad?; (iii) ?puede hablarse de culpa de la victima en caso de victimas incapaces?; (iv) ?procede la reduccion contemplada en el articulo 2 330cuando quien demanda es una victima por rebote?; (v) ?el articulo 2 330tiene o no aplicacion en la responsabilidad contractual?; (vi) ?como se distingue la asuncion de riesgos de la culpa de la victima y que relacion hay entre ambos institutos?

(4) conviene destacar que el articulo en cuestion no alude a la hipotesis de culpa exclusiva de la victima, que da lugar a exencion de responsabilidad del agente, sino a la concurrencia de culpas entre victima y agente. De esta manera, la norma tiene aplicacion solo una vez que se ha determinado la responsabilidad del demandado y que conjuntamente con este ha concurrido la propia victima. Sobre esta distincion en cuanto al ambito de aplicacion de la norma, vease Aguiar, Henoch D. Hechos y actos juridicos en la doctrina y en la ley, t. ii, tea, buenos Aires, 1950, p. 298; Ramon Dominguez Aguila, El hecho de la victima como causal de exoneracion de responsabilidad civil, en Revista de Derecho Universidad de Concepcion (Concepcion), no. 136, 1966, p. 30; Maria Medina Alcoz, La culpa de la victima en la produccion del dano extracontractual, Dykinson, Madrid, 2003, pp. 123 y 141; Philippe Le Tourneau. La responsabilidad civil (traducido del ingles por Javier Tamayo Jaramillo) Legis, Bogota, 2004, p. 95.

(5) Vease Marguerite Haller. Essai sur linfluence du fait et de la faute de la victime sur son droit a reparation, lgdj, Paris, 1926, pp. 2 ss.; Maria Medina Alcoz, La culpa de la victima en la produccion del dano extracontractual, cit., p. 194 ss.; Jorg Fedtke y Ulrich Magnus. Contributory negligence under German law, en Ulrich Magnus y Miquel Martin Casals (eds.), Unification of tort law: Contributory negligence, Kluwer Law International, The Hague, 2004, pp. 75-98.

(6) cfr. Carlos Gomez Liguerre, y Jose Pineiro Salguero, . Culpa del perjudicado, en Pablo Salvador Coderch y Fernando Gomez Pomar (eds.). Tratado de respomabilidad civil del fabricante, Thomson/civitas, Navarra, 2008, p. 353.

(7) Esta es la posicion sostenida por parte de la doctrina francesa y se justifica basicamente en las dificultades que acarrea cualquier otro metodo de division. cfr. Henri Mazeaud, Leon Mazeaud y Andre Tunc. Traite theorique etpratique de la responsabilitecivile delictuelle et contractuelle, Montchrestien, Paris, 19582, p. 342; Henri Mazeaud, Leon Mazeaud, y Jean Mazeaud. Lecciones de Derecho civil, Parte segunda, vol. n (trad. castellana de AlcalA-Zamora y Luis Castillo,), EJEA, Buenos Aires, 960, p. 499.

(8) Javier Tamayo Jaramillo. De la responsabilidad civil, t. II, Temis, Bogota, 1999, p. 383; Miguel Alexandre. A responsabilidade civil no novo codigo civil: algumas considerares, en Revista dos Tribunais, vol. 92, no. 809, 2003, p. 26; Miguel Kfouri Neto. Graus da culpa e redugdo equitativa da indenizagdo, en Revista dos Tribunais, vol. 839, septiembre de 2005, p. 52 ss. Un analisis detallado del panorama brasileno en Marcelo Junqueira Calixto. A culpa na responsabilidade civil. Estrutura e fungdo, Renovar, Rio de Janeiro, 2008, pp. 327 ss.

(9) Karl Larenz. Derecho de obligaciones, t. I, trad. castellana de Jaime Santos Briz, en Revista de Derecho Privado, Madrid, 1958, p. 226; Gilberto Martinez Rave, Responsabilidad civil extracontractual, Temis, Bogota, 1998 (10), p. 148; Medina Alcoz. La culpa de la victima en la produccion del dano extracontractual, cit., p. 195.

(10) Sergio Gatica Pacheco. Aspectos de la indemnizacion de perjuicios por incumplimiento del contrato, Juridica de Chile, Santiago, 1959, p. 188.

(11) Arturo Alessandri Rodriguez. De la responsabilidad extracontractual en el Derecho civil chileno, Imprenta Universitaria, Santiago, 1943, p. 574; Dominguez Aguila. El hecho de la victima como causal de exoneracion de responsabilidad civil, cit., p. 47; David Quinteros Fuentes. Sentencia sobre un caso de exposicion imprudente al dano. Un analisis de su efecto moderador en la determinacion del quantum indemnizatorio (Corte de Apelaciones de Antofagasta), en Revista de Derecho Universidad Austral, Valdivia, vol. XXI, no. 2, 2008, p. 283.

(12) Enrique Barros Bourie. Tratado de la responsabilidad extracontractual, Juridica de Chile, Santiago, 2006, p. 436.

(13) Vid. Quinteros Fuentes. Sentencia sobre un caso de exposicion imprudente al dano. Un analisis de su efecto moderador en la determinacion del quantum indemnizatorio (corte de Apelaciones de Antofagasta), cit., pp. 281 ss.

(14) En tal sentido la Corte de Apelaciones de Concepcion (Chile) sostuvo que la "reduccion [establecida en el articulo 2330] no tiene ningun indice matematico, por lo que para fijarla es necesario examinar cada caso concreto y resolver prudencialmente. La reduccion, en todo caso, debe estar en relacion con la entidad de la imprudencia de la victima". Perez Arrau Maria Francisca con Fisco de Chile (2011): Corte de Apelaciones de Concepcion (Chile), 15 de abril de 2011 (accion de indemnizacion de perjuicios), CL/jUR/3279/2011, Rol no. 495-2010.

(15) Sobre la importancia del estudio del derecho romano para dar soluciones a problemas juridicos actuales, vease Jose Luis de los Mozos. Codificaciones latinoamericanas, tradicion juridica y principios generales del Derecho, en Roma e America. Diritto Romano Comune. Rivista di Diritto dell'integrazione e unificazione del diritto in Europa e in America Latina, Mucchi Editore, Roma, 1996; Sandro Schpani. Rileggere i digesta. Enucleare i principii. Proporli, en Andrea Trisciuoglio (ed.). Valori e principii del diritto romano, Atti della Giornata di Studi per i 100 anni di Silvio Romano Maestro di Istituzioni, Edizioni Scientifiche Italiane, Napoli, 2009; Patricio-Ignacio Carvajal. Nuevas pautas investigativas en la ciencia juridica (Derecho: ley y ciencia, sociedad e historia), en Revista Chilena de Derecho, vol. 37, no. 1, 2010.

(16) Sobre este concepto vease Pasquale Coppa-Zuccari. La "compensazione delle colpe", Societa Tipografica Modenese, Modena, 1909, pp. 1 ss.; Giovanni Pacchioni. Della cosiddetta compensazione delle colpe, en Rivista di diritto commerciale, VIII, II, 2010, pp. 1032 ss.; Haller. Essai sur Rinfluence du fait et de la faute de la victime sur son droit a reparation, cit., p. 68 ss.; Demetre J. Baroncea, Essai sur la faute et le fait du creancier (cause justificative du debiteur en matiere contractuelle), E. Duchemin, Paris, 1930, pp. 14 y 59 ss.; Frederick Henry Lawson. Negligence in the civil law, Latimer, Trend & Co. Ltd., Oxford, 1955, reimpr. 1962, pp. 53 ss.; Jose Maria Leon Gonzalez. Significado y funcion de la culpa en el actual derecho de danos (Especial consideracion de la culpa de la victima), en Alfonso Murillo Villar (coord.), Actas del Congreso Interamericanoy vu Congreso Iberoamericano de Derecho Romano, Universidad de Burgos, Burgos, 2001, pp. 26 ss.; Reinhard Zimmermann. The law of obligations. Roman foundations of the civilian tradition, Juta & Co.-Kluwer, South Africa-Deventer (Boston), 1992, p. 1047; Medina Alcoz. La culpa de la victima en la produccion del dano extracontractual, cit., pp. 193 ss.

(17) Sobre que entendemos por intervencion culpable de la victima vease San Martin Neira. La carga del perjudicado de evitar o mitigar el dano, cit., pp. 75 ss.

(18) En este sentido se dice que cuando en la produccion del dano concurrian el dolo del agente por un lado y la culpa de la victima por el otro, en virtud de lo dispuesto en D. 9.2.9.4 y D. 9.2.31, el resarcimiento era igualmente debido, pues la culpa de la victima no era suficiente para compensar el dolo del agente. Dicho de otro modo, el dolo absorberia la culpa de la victima, a menos que esta tambien haya actuado con dolo, pues en tal caso se vuelve a la compensacion. Vease Coppa-Zuccari. La "compensazione delle colpe", cit., p. 28 y p. 42; Camillo Savarese. La compensazione delle colpe, en Rassegna giudiziaria, ano v, fasc. iii-v, 1934, p. 27; Zimmermann. The law of obligations. Roman foundations of the civilian tradition, cit, p. 1010.

(19) D.9.2.9.4, D.9.2.11 pr., D.9.2.28.1, D.9.2.31, D. 9.2.52.1; D.9.2.7.4; D. 16.1.17 pr.; D. 17.2.52.4; D.17.2.72; D.21.2.56.3; D.39.2.44 pr.; D.50.17.203.

(20) Vale la pena citar en este punto la traduccion realizada por Teixeira de Freitas, pues exalta el elemento de autorresponsabilidad involucrado en el pasaje. Ella dice: "Dano, quem o sofre por sua culpa, imputa-lo deve a si, nao a outrem": Augusto Teixeira de Freitas. Regras de direito: selegao classica em quatro partes, Lejus, Sao Paulo 2000, p. 60.

(21) Sobre ellas vease Savarese. La compensazione delle colpe, cit., pp. 44 ss.; Medina Alcoz. La culpa de la victima en la produccion del dano extracontractual, cit., pp. 196 ss.

(22) Asi Demelius, cuyo pensamiento exponen Placido Benigni. La cosi detta compensazione della colpe, en Revista Crititca di Diritto e Giurisprudenza no. 5-6, 7-8, 11-12, Napoli, 1906, pp. 27 ss.; Giovanni Pacchioni. Della cosiddetta compensazione delle colpe, en Revista di diritto commerciale, viii, ii, 1915, p. 1033; Candice, Vincenzo. La compensazione delle colpe nel diritto civile, Luigi Pierro, Napoli, 1920, p. 79; Savarese. La compensazione delle colpe, en Rassegna giudiziaria, cit., p. 46.

(23) Asi, Pernice, citado por Benigni. La cosi detta compensazione della colpe, cit., p. 4; Pacchioni. Della codsidetta compensazione delle colpe, cit., p. 1034; Candice. La compensazione delle colpe nel diritto civile, cit., pp. 79 ss.; Blas E. Rossi Masella. La lex Aquiliay la responsabilidad extracontractual en el derecho romano y su proyeccion en el derecho uruguayo, Universidad de Montevideo, Montevideo, 1951, p. 193, y tambien por Lawson. Negligence in the civil law, cit., p. 54.

(24) La expresion corresponde a Rossi Masella. La lex Aquilia y la responsabilidad extracontractual en el derecho romano y su proyeccion en el derecho uruguayo, cit., p. 194, quien a su vez la atribuye a Ferrini. Sustancialmente en este mismo sentido se habia pronunciado Pacchioni, para quien la regla consiste en "una massima di diritto positivo introdotto dalla giurisprudenza colla quale, per ragioni di convenienza ed opportunita, si rbolveva con un taglio netto un problema che avrebbe altrimenti dato luogo a gravi e quasi insuperabili difficolta teoriche e pratiche". Cfr. Pacchioni. Della cosidetta compensazione delle colpe, cit., p. 1034. Opinion seguida tambien por Candice. La compensazione delle colpe nel diritto civile, cit., pp. 80 ss.

(25) Asi, Zimmermann. The law of obligations. Roman foundations of the civilian tradition, cit., p. 1047.

(26) Cfr. Amelia Castresana. Nuevas lecturas de la responsabilidad aquiliana, Universidad de Salamanca, Salamanca, 2001, p. 77.

(27) Torquato Cuturi. Trattato delle compensazioni nel diritto privato, Societa Editrice Libraria, Milano, 1909, p. 59; vease tambien pp. 91 ss. y 42oss., donde el autor, disintiendo de la doctrina inmensamente mayoritaria, explica que, a diferencia de los demas autores, Bartolo y Baldo, "avevano benissimo intuito ilpensiero dei giurisconsulti romani (...) [por consiguiente] Nel caso (...) di semplice concorso della colpa o del dolo del danneggiato, la ragione al risarcimento vi sara, ma ne sara diminuita praticamente Lefficacia, secondo il giudizio che il magistrato dovra dare, ex bono et aequo, della condotta di lui". Cfr. ibid., p. 431.

(28) Cfr. D.16.2.10 pr.

(29) Vease Benigni. La cosi detta compensazione della colpe, cit., p. 7; Coppa-Zuccari. La "compensazione delle colpe", cit., p. 11 ss.; Cuturi. Trattato delle compensazioni nel diritto privato, cit., p. 56 ss.; Castresana. Nuevas lecturas de la responsabilidad aquiliana, cit., p. 77; Medina Alcoz. La culpa de la victima en la produccion del dano extracontractual, cit., pp. 196 ss.

(30) Segun las reglas de utilitas contrahentium en el deposito (a titulo gratuito) el depositario respondia exclusivamente por el dolo, al cual se asimilaba la culpa grave. Sin embargo, en opinion de Celso, si el depositario se comportaba en el cuidado del deposito de la misma manera que en el cuidado de las cosas propias, aunque fuera gravemente negligente, estaba exento de responsabilidad, pues no podia decirse que hubiera actuado dolosamente. Celso, D. 16.3.32.

(31) En este sentido vease el comentario de Juan Basiano (s. XII) a D.50.17.203 en Ihoannes Bassianvs. De regulis luris, ed. de Severino Caprioli y Ferdinando Treggiari, Maggioli Editore, Rimini, 1983, p. 98.

(32) Vease P. 7.25.6.

(33) La aplicacion extensiva del principio de compensacion de culpas encontro cabida en el codigo de Baviera, Codex Maximilianeus Bavaricus Civilis de 1756, cuya P. iv. cap. i, [seccion] 20, n. 4 establecia que el culpable de un dano o de la perdida, en materia contractual, no podia solicitar el resarcimiento a la otra parte que hubiera incurrido igualmente en culpa. el mismo principio se encontraba en el codigo civil sajon, Burgerliche Gesetzbuch fur das Konigreich Sachsen de 1863, que en su [seccion] 688, referido a los contratos, establecia que el perjudicado no puede solicitar el resarcimiento del dano que el hubiera podido evitar con el empleo de la diligencia del atento padre de familia, excepto en el caso en que el hecho lesivo se remontara a dolo ajeno; principio reforzado en materia extracontractual, donde el [seccion] 781 establecia que quien acarrea dano a si mismo no puede pretender algun resarcimiento. Benigni. La cosi detta compensazione della colpe, cit., pp. 56 ss.

(34) Vid. Esaias von Frederich Pufendorf. De culpa comementatio juri naturali et civilis, Lemgovie, Meier, 1741, P III, cap. II, [seccion] i, p. 155.

(35) Sobre el punto vease Peter Aumann. Das mitwirkende Verschulden in der neueren juristischen Dogmengeschichte, Universitat Hamburg, Hamburg, 1964; Klaus Luig. Uberwiegendes Mitverschulden, en lus Commune, Vittorio Klostermann, Frankfurt am Main, 19692, pp. 189 ss.; Zimmermann. The law of obligations. Roman foundations of the civilian tradition, cit., pp. ioioss. y 1047-1048; Medina Alcoz. La culpa de la victima en la produccion del dano extracontractual, cit., pp. i93 ss.

(36) Qr. Amelia Castresana. Nuevas lecturas de la responsabilidad aquiliana, cit., 2001, p. 85. Un desarrollo mas extenso de esta idea puede verse en Jose Carlos Brandao Proenqa. A conduta do lesado como pressuposto e criterio de imputagao do dano extracontractual, reimpr., coimbra, Almedina 2007, pp. 353 ss.

(37) "Si deponens rem cuftodiendam commitit homini, quem negligentem efe novit, & negligentia ejes detur damnum; ipse in culpa eft" ["Si alguien entrega en deposito una cosa a un hombre, que el sabe que es negligente, y por causa de esta negligencia ha acaecido un dano, el mismo [depositante] esta en culpa"]. Oir. Wolff, Ohristian. Jus naturae; Jus gentium; Institutiones; Oeconomica; Ratio praelectionum; Grundsatze des natur- und Volckerrechts, Georg Olms, Hildesheim-New York, 1968-1972, pars. iv, cap. iii, [seccion] 590.

(38) "Si damnum tuum colliditur cum damnum alterius, nec uterque veftrum vacat; illud dividendum eft in ratione culpa" ["Si tu dano coincide con el dano de otro, sin que ninguno este libre de culpa, el dano debe dividirse en razon de la culpa"]. cfr. Wolff. Jus naturae; Jus gentium; Institutiones; Oeconomica; Ratio praelectionum; Grundsatze des natur- und Volckerrechts, cit., pars. ii, cap. iii, [seccion] 632. Wolff propone una division matematica de la responsabilidad entre victima y victimario (acreedor y deudor), pues, en cuanto profesor de matematicas y de Derecho, consideraba que este ultimo era el conjunto de las proposiciones juridicas ordenadas en el mismo modo en que se agrupan las proposiciones de la matematica, algo que ya habia propuesto en su Filosofia practica universal (vease Paolo Becchi. Giuristi e principi, compagnia dei Librai, 2000, p. 133). En lo que atane al espiritu matematico de Wolff se ha dicho que "Like many other philosophers of the Modern period, such as Descartes, Hobbes, and Spinoza, Wolff believed the method of mathematics, if properly applied, could be used to expand other areas of human knowledge. Perhaps more so than any of his contemporaries, Wolff took this style of exposition to an extreme". cfr. Matt Hettche, Stanford Encyclopedia of Philosophy, Christian Wolff, en linea, consultado el ii de junio de 2014, disponible en: <http: //plato.stanford.edu/entries/wolff-cbristian/#PriSufRea>. Para una breve sintesis sobre el pensamiento de Wolff en relacion al metodo matematico, vease Mauricio Beuchot. El proyecto de una ciencia universal en Cristian Wolff, en linea, consultado el ii de junio 2014, disponible en: <http: //www.elementos.buap.mx/num03/pdf/37.pdf>).

(39) "Si deponens rem cuftodiendam committit homini negligenti, quem negligentim effe novit, vel noffe poterat, & res deposita negligentia depofitarii vel perit, vel deterioratur; damnum inter deponentem & depofitarium dividendum in ratione culpa utriusque" ["Si alguien entrega en deposito una cosa para que la cuide a un hombre, que el sabe que es negligente, o bien habria podido saberlo, y la cosa depositada, por negligencia del depositario perece o bien sufre dano, el dano debe ser dividido entre el depositante y el depositario en razon de la culpa de cada uno"]. Qfr. Christian Wolff (1968-1972): Jus naturae; Jus gentium; Institutiones; Oeconomica; Ratio praelectionum; Grundsatze des natur- und Volckerrechts, Hildesheim-New York, Georg Olms, pars. iv, cap. iii, [seccion] 591.

(40) Bajo este codigo, si el perjudicado actuaba con culpa leve o levisima y el agente con culpa grave, este debia todo el resarcimiento; si el perjudicado actua con culpa grave y el agente tambien con culpa grave, se deben solo los danos inmediatos; si el perjudicado actua con culpa grave y el agente con culpa leve o levisima, no es debido ningun resarcimiento. Vease Codigo Prusiano, i Parte, Tit. vi, [seccion][seccion] 18 a 21. Vease una traduccion al ingles de estas reglas en Lawson. Negligence in the civil law, cit., pp. 57 ss.

(41) ABGB [seccion] 1304: "Se nel danno concorra anche la colpa del danneggiato, questi lo sopporta proporzionalmente colVautore del danno, e se non puo determinarsi la proporzione lo portano in parti uguali". El texto italiano tiene tambien el caracter de 'version oficial', gracias a la promulgacion que se hizo del abgb en el Reino Lombardo-Veneto, donde estuvo en vigor desde 1866. Esta version, con uno de sus comentarios mas famosos, el de Gioachino Basevi. Annotazioni pratiche al Codice civile austriaco, en linea, consultado el ii de junio de 2014, disponible en: <http: //dlib-pr.mpier. mpg.de/m/kleioc/ooio/exec/wrapbooks/% 22101934% 22 >.

(42) en este sentido la doctrina expresamente sostiene: "The damage is apportioned in proportion to the seriousness of either partyys misconduct". cfr. Monika Heinteregger. Contributory negligence under Austrian law, en Magnus Ulrich y Miquel Martin Casals (eds.). Unification of tort law: contributory negligence, Kluwer Law International, The Hague, 2004, p. 9.

(43) Asi Zimmermann. The law of obligations. Roman foundations of the civilian tradition, cit., p. 1048.

(44) cfr. Ramon Dominguez Aguila. Aspectos de la relacion de causalidad en la responsabilidad civil con especial referencia al derecho chileno, en Roma e America 10, 2000, p. 124. la misma idea repite en Ramon Dominguez Aguila. Aspectos de la relacion de causalidad en la responsabilidad civil, con especial referencia al Derecho Chileno, en Revista de Derecho Universidad de Concepcion no. 209, enero-junio de 2001, p. 22. en el mismo sentido, Gonzalo Figueroa Yanez (redactor). Codigo Civil y leyes complementarias, Santiago, 19982, p. 240; Claudia Bahamondes y Carlos Pizarro. La exposicion de la victima al dano: desde la culpabilidad a la causalidad, en Revista de Derecho de la Pontificia Universidad Catolica de Valparaiso XXXIX, 2012, p. 41.

(45) Textualmente este articulo senala: "La estimacion del dano es sujeta a reduccion, si el que lo sufrio se ha expuesto a el imprudentemente".

(46) ALEJANDRO GUZMAN BRITO. Historia de la codificacion civil en Iberoamerica, Thomnson/Aranzadi, Navarra, 2006, p. 209, nota 47.

(47) como puede advertirse de la bibliografia citada en este trabajo, en la literatura italiana de principios del siglo XX hay numerosas obras dedicadas al argumento "della cosiddetta compensazione delle colpe", o sea, "de la llamada compensacion de culpas".

(48) Cfr. ROSSI MASELLA. La lex Aquilia y la responsabilidad extracontractual en el derecho romano y su proyeccion en el derecho uruguayo, cit., p. 191.

(49) A proposito de este pasaje senala Castresana "es claro que el 'intempestive' que califica la conducta del servus hace de esta la unica accion culpable del caso y, por ello, es la propia victima, el servus, con su intervencion la que se coloca en la situacion de damnum. Ademas, Wollschlager ha observado, con razon, que en este caso no hay en el conjunto causal dos origenes distintos de culpabilidad, dado que el lanzador no ha hecho un lanzamiento culpable, y lo que finalmente sirve a la decision del supuesto aqui planteado es el origen de la culpa. El esclavo es productor de su propia muerte ya que no debia estar en la zona de tiro. No hay concurrencia de culpabilidades": Castresana. Nuevas lecturas de la responsabilidad aquiliana, cit., p. 75.

(50) ZIMMERMANN. The law of obligations. Roman foundations of the civilian tradition, cit., p. 1013. Vease la opinion contraria de Coppa-Zuccari, para quien este es precisamente un ejemplo de la forma en que operaba la llamada compensacion de culpas. En concreto, este autor afirma: "il radere, come il farsi radere in luogo tanto pericoloso costituisce colpa; ed al barbiere come alio schiavo e quindi imputabile Veffetto dannoso sopravvenuto.--Percio riteniamo anche noi che in questo passo si consideri in caso di c.d. C., risoluto con la statuizione della irrepetibilitd del danno da colpa comune: ogni risarcimiento e escluso": Coppa-Zuccari. La "compensazione delle colpe", cit., pp. 33-34. En el mismo sentido Candice. La compensazione delle colpe nel diritto civile, cit., pp. 76 ss. En el mismo sentido Castresana, quien afirma: "mas que de concurso de culpas, hay que hablar aqui de asuncion voluntaria de un riesgo--que se conoce o se ha podido prever--por parte de la victima, como causa de exclusion de responsabilidad para el agente que ha intervenido en el damnum dare": Castresana. Nuevas lecturas de la responsabilidad aquiliana, cit., p. 104.

(51) En este sentido, se ha dicho que "i giuristi romani esigono la culpa, il comportamento colposo di chi sembra causa fisica delPavvenimento. Percio negano lazione se Vautore materiale del danno abbia agito come un diligens pater familias nello svolgimento del negozio giuridico ed invece la culpa sia insita nella persona del leso": Benigni. La cosi detta compensazione della colpe, cit., p. 9. Vease tambien Coppa-Zuccari. La "compensazione delle colpe", cit., pp. 26 ss., quien destaca que en practicamente todos los casos citados como ejemplos de la "llamada compensacion de culpas", en realidad, falta el elemento de la 'culpa comun', es decir, se trata de culpa exclusiva de la victima. En el mismo sentido vease Candice. La compensazione delle colpe nel diritto civile, cit., pp. 64 ss.

(52) Tajantemente en el sentido de que D. 50.17.203 se refiere precisamente a un caso de "culpa exclusiva de la victima", vease Coppa-Zuccari. La "compensazione delle colpe", cit., p. 27.

(53) La doctrina civilista reconoce que si no ha habido culpa por parte del agente, no cabe aplicar las reglas de disminucion del quantum respondeatur, pues estas se refieren al caso de culpas concurrentes. en caso de culpa exclusiva de la victima el problema se resuelve exclusivamente en el plano de la causalidad y no hay responsabilidad alguna del agente. Dominguez Aguila. El hecho de la victima como causal de exoneracion de responsabilidad civil, cit., p. 37; Le Tourneau. La responsabilidad civil, cit., p. 95. En el mismo sentido se ha dicho que "si la culpa de la victima aparece como causa exclusiva del dano, porque su conducta ha sido para el agente algo imprevisible, o previsible pero inevitable, absorbe integralmente la causalidad": Medina Alcoz. La culpa de la victima en la produccion del dano extracontractual, cit., p. 141; vease tambien p. 158, donde la autora agrega: "la explicacion de la exoneracion del agente danoso en el caso de culpa exclusiva de la victima se encuentra exclusivamente en la causalidad y no en el caracter culpable o no de la conducta de esta". Similarmente se ha dicho: "si el dano deriva exclusivamente de la culpa de la victima no hay delito ni cuasidelito y, en consecuencia, tampoco responsabilidad": Aguiar. Hechos y actos juridicos en la doctrina y en la ley, t. n, cit., p. 298.

(54) Expresamente en este sentido Savarese, quien afirma: "La rigorosita del principio quod quis ex culpa sua ... non ha permesso ad alcuno di portare un solo esempio di ripartizione nel diritto romano della responsabilita tra denneggiato e danneggiante per un danno causato dalla colpa comune, e di una quantunque, in questi casi responsabilita del terzo": Savarese. La compensazione delle colpe, cit., pp. 25-26.

(55) Cfr. Lawson. Negligence in the civil law, cit., pp. 53 ss.

(56) Otros ejemplos, referidos principalmente a la culpa de la victima en la agravacion del dano, pueden verse en San Martin Neira. La carga del perjudicado de evitar o mitigar el dano, cit., passim.

(57) Sobre estas acciones en general vease Emilio Betti. Diritto romano, Cedam, Padova, 1935, pp. 127 ss.; Cristiano Federico Gluck. Commentario alle pandette, libros XIV-XV, trad. al italiano de Bonfante, P, Societa Editrice Libraria, Milano, 1907, pp. 1 ss.; Zimmermann. The law of obligations. Roman foundations of the civilian tradition, cit., pp. 51 ss.; Riccardo Fercia. Criteri di responsabilita dell'exercitor, Giappichelli, Torino, 2002, pp. 1 ss.; Riccardo Fercia. Responsabilita per fatto degli ausiliari nel diritto romano, cedam, Padova, 2009, pp. 1 ss.

(58) Asi Emilio Costa. Le azioni exercitoria e institoria nel diritto romano, casa editrice Luigi Battei, Parma, 1891, p. 68. Por lo demas, el mismo jurista sostiene que la solucion es de un tercero, pues usa el verbo responder en tercera persona: "respondit", y con toda seguridad se trata de Juliano.

(59) Africano fue contemporaneo de Juliano (s. ii d. C.) y hay pleno acuerdo en que habria sido discipulo de este; en razon de ello, existe una fuerte conexion entre las Quastiones de Africano y la obra de Juliano, tanto asi que se considera demostrable que, en algunos casos, donde aparece simplemente el ait respondit y expresiones similares, debe entenderse: "Juliano responde o dice": cfr. Fritz Schulz. Storia della giurisprudenza romana, trad. italiana de Guglielmo Nocera, Sansoni, Firenze, 1968, pp. 144 ss.; Riccardo Orestano. S.v. "Africano Sesto Cecilio", en Novissimo Digesto Italiano, vol. i (i), Utet, Torino, p. 392.

(60) Cfr. Gluck. Commentario allepandette, libros XIV-XV, cit. p. 8. Veanse Costa. Le azioni exercitoria e institoria, cit., pp. 29 ss.; Pietro Bonfante. Corso di diritto romano, vol. iv, Le obbligazioni, Giuffre, Milano, 1963, pp. 362 ss.; Francesco De Martino, . Studi sullactio exercitoria, en Rivista di diritto della navigazione, ano vii, no. 1-2, 1941, pp. 5 ss.; Siro Solazzi. Uetd dellactio exercitoria, en Rivista di diritto della navigazione, ano vii, no. 3-4, 1941.

(61) Vease Costa. Le azioni exercitoria e institoria, cit., pp. 64 ss.; De Martino. Studi sullactio exercitoria, cit., pp. 5 ss.

(62) Cfr. Gluck. Commentario alle pandette, libros XIV-XV, cit., p. 10; Zimmermann. The law of obligations. Roman foundations of the civilian tradition, cit., p. 52.

(63) DE MARTINO. Studi suWactio exercitoria, cit., p. io; Giannetto Longo. Actio exercitoria, actio institoria, actio quasi institoria, en Giuseppe Grosso. Studi in onore di Gaetano Scherillo, vol. ii, cisalpino-Goliardica, Milano, 1972, p. 591.

(64) esto es tambien lo que nos dice Gayo en Gai. 4.71. Aunque la doctrina discute sobre la autenticidad de este pasaje. Para la tesis negativa, vease Solazzi. L'eta delVactio exercitoria, cit., p. 29. En el lado opuesto vease Longo. Actio exercitoria, actio institoria, actio quasi institoria, cit., pp. 581 ss.

(65) COSTA. Le azioni exercitoria e institoria, cit., pp. 64 ss.

(66) Cfr. ibid., p. 66.

(67) La praepositio es un elemento comun de las acciones institoria y excercitoria, regida en ambos casos por las mismas reglas. Vease Costa. Le azioni exercitoria e institoria, cit., pp. 44 ss.; Solazzi. L'eta deWactio exercitoria, cit., p. 193.

(68) Cfr. Costa. Le azioni exercitoria e institoria, cit., pp. 70-73. Sobre la responsabilidad del excercitor por el hecho ilicito del praepostus, vease Fercia. Criteridi responsabilita dellexercitor, cit., pp. 2 ss.

(69) Vease De Martino. Studi sulLactio exercitoria, cit., pp. 13 ss. Esta opinion es sustancialmente seguida por Longo. En efecto, este autor, despues de haber senalado que el pasaje no es original, sino que sufrio modificaciones de contenido, afirma: "il giurista diceva, assaipianamente e in una coerenza limpida con la nota corrispondenza tra praepositio e sue conseguenze, che quando le riparazioni, in realta, avessero dovuto operarsi, il mutuo bene era stato contratto e il creditore bene avesse potuto rivolgersi contro l'exercitor". Cfr. Longo. Actio exercitoria, actio institoria, actio quasi institoria, cit., p. 593.

(70) en este aspecto concuerda toda la doctrina, ademas, salta a la vista toda vez que es uno de los principales problemas que se plantea la jurisprudencia a la hora de analizar el contenido de la praepositio. Veanse D. 14.1.1.8-9 y D. 14.1.7 pr.

(71) en este mismo sentido se pronuncia Bonfante. este autor sostiene que, cuando no estaba del todo claro si el negocio celebrado con el magister navis entraba o no en la praepositio, como en el caso del mutuo, "incombe al terzo lobbligo della diligenza, cioe di assicurarsi in limiti discreti che il denaro e veramente destinato a tale scopo": Bonfante. Corso di diritto romano, vol. 4.0, cit., p. 365.

(72) Eu este sentido se pronunciaba el mismo Costa: "El mutuante deve assicurarsi che veramente la necessitd di quelle riparazioni esista, che le spese occorrentiper esse corrispondano alia somma richiestagli e che questa non ecceda soverchiamente su quelle; che esistapoi in ogni caso la possibilitd diprovvedere alie occorrenze della nave nel momento e nel luogo in cui il mutuo e contratto": Costa. Le azioni exercitoria e institoria, cit., p. 67.

(73) La misma explicacion nos da en Air. D.16.1.17 pr., cuando concede a la mujer la excepcion contra el acreedor que habia aceptado la delegatio solvendis.

(74) A este autor le parece del todo aberrante la idea de que, cada vez que se debiera dar una suma en mutuo para las reparaciones de la nave, el mutuante debiera verificar si la cantidad era adecuada a la envergadura de las reparaciones a realizar, lo cual "rende tranquilli circa la fonte di questa parte del testo". Cfr. Longo. Actio exercitoria, actio institoria, actio quasi institoria, cit., p. 594.

(75) Ibid., pp. 592 ss.

(76) A modo de ejemplo, en tal sentido cabe mencionar: (i) D. 19.1.13 pr., en donde Juliano, para efectos de la summa condemnationi derivada de la actio empti, distingue entre el vendedor de buena y de mala fe; (ii) D. 19.2.33, en donde Juliano limita el summa condemnation de la actio empti a lo que el comprador habia pagado por concepto de precio; (iii) D. 9.2.47, en donde Juliano establece que si se demanda por las heridas de un esclavo y este luego muere a causa de las mismas heridas, el actor puede demandar por la muerte, pero de la condena se descontara lo que haya obtenido en el primer juicio; (iv) D. 17.2.52.4, en donde Ulpiano, refiriendo la opinion de Juliano, afirma que si un socio, en la realizacion de las actividades sociales, sufre un dano en su patrimonio personal, este debe ser soportado por todos los que componen la sociedad a prorrata de sus cuotas; (v) D. 19.1.23, en donde Juliano, con la nota critica de Marcelo, sostiene que quien hubiere manumitido al esclavo vendido con peculio, se obliga no solo por razon del peculio habido al tiempo de la manumision, sino tambien por lo que adquiera despues y, ademas, debe dar caucion de que se habra de restituir cualquier cosa que heredare del liberto; y (vi) D. 9.2.51.1-3, en donde se discute el caso de dos que hirieron mortalmente a un mismo esclavo, pero en momentos diversos: el jurista sostiene que ambos deben responder segun el primer titulo de la ley Aquilia, pero por distintos montos. Asi, "aunque Juliano hace responsable ex primo acapite a los dos que lesionan, sin embargo el calculo de la pena es distinto en uno y otro caso: el primero tendra que pagar el valor mas alto del esclavo dentro del ultimo ano a contar desde que se produjo la lesion. El segundo sera condenado a pagar el valor mas alto del esclavo en el ultimo ano previo al tiempo de la muerte (...) el sistema de estimacion del damnum propuesto por Juliano, ademas de original, permite adecuar la medida de responsabilidad de cada agente a las consecuencias lesivas que realmente trae consigo su accion, mas alla de la consideracion de las conductas tipicas en la que se detiene Celso. Y ademas la victima del ilicito obtiene asi una mejor tutela": Castresana. Nuevas lecturas de la responsabilidad aquiliana, cit., p. 55; Danilo Dalla. Giuliano e il longum intervallum in tema di applicazione dellAquilia, en Archivio Giuridico, vol. CLXXXVII, fasc. 1 y 2, 1974, p. 168. Sobre el caracter innovador de la solucion propuesta por Juliano en este ultimo caso, vease ibid., pp. 156 ss.

(77) El parrafo 1. se refiere a una rina originada por un pasajero que se llevaba el farol con que un ventero iluminaba el ingreso a su taberna; este, tratando de recuperar el farol, se defendio del golpe propinado por el pasajero que insistia en llevarse el farol y termino vaciandole un ojo. El jurista sostiene que el ventero no ha cometido iniuria, pues el pasajero fue el primero en golpear, por consiguiente, el ha sido la "causa" del dano sufrido por el mismo. El parrafo 3. trata de la venta de un buey que deriva en un problema delictual por el dano sufrido por el esclavo del comprador en virtud de la cornada propinada por el buey comprado. Alfeno afirma que si la conducta del esclavo no fue la adecuada con relacion al buey, esta constituye culpa y en ella debe verse la "causa" del dano; por consiguiente, el dueno del esclavo nada puede reclamar al vendedor del animal.

(78) la reconstruccion del caso debe ser hecha por hipotesis, a partir del responso del jurista, pues solo este nos viene dado por las fuentes, debiendo, en todo caso, ser considerado integro. cfr. Sandro Schipani. Responsabilita iex Lege Aquilia' Criteri di imputazione e problema della 'culpa' Giappichelli, Torino, 1969, p. 78. Para la reconstruccion del pasaje vease tambien Maria Soledad del Castillo Santana. Estudio sobre la casuistica de las lesiones en la jurisprudencia romana, Dykinson, Madrid, 1994, pp. 57 ss.

(79) Sobre el punto, y en sentido critico, vease Coppa-Zuccari. La "compensazione delle colpe", cit., pp. 39 ss.

(80) Cfr. Henoch D. Aguiar. Hechos y actos juridicos en la doctrina y en la ley, t. ii, cit., p. 311.

(81) Cfr. Lawson. Negligence in the civil law, cit., pp. 6 ss.; Zimmermann. The law of obligations. Roman foundations of the civilian tradition, cit., pp. 957 ss.; Paola Ziliotto. L imputazione del danno aquiliano, Cedam, Padova, 2000, pp. 1 ss.; Giuseppe Valditara. Damnum inuria datum, 2.a ed., Giappichelli, Torino, 2005, p. 11; Alessandro Corbino. Il danno qualficato e la Lex Aquilia, Cedam, Padova, 2005, pp. 31 ss.

(82) Sobre este verbo, que es el que nos interesa en esta sede, hay una expresa definicion de Juliano, en D.9.2.51 pr. en doctrina vease Castresana. Nuevas lecturas de la responsabilidadaquiliana, cit., pp. 28 ss.; Valditara. Damnum inuria datum, cit., pp. 19 ss.; Corbino. Il danno qualficato e la Lex Aquilia, cit., pp. 71 ss.

(83) Cfr. Valditara. Damnum inuria datum, cit., p. 19. En el mismo sentido: Schipani. Responsabilita iex Lege Aquilia*. Criteri di imputazione e problema della 'culpa' cit., pp. 41 ss.; Zimmermann. The law of obligations. Roman foundations of the civilian tradition, cit., pp. 962 ss.; Francesco Maria De Robertis. Damnum inuria datum, vol. i, Cacucci, Bari, 2000, pp. 24 ss. Gran parte de la doctrina, basandose en la jurisprudencia de la epoca, afirma que los verbos contemplados en la ley Aquilia son taxativos, y que solo el dano causado por una de dichas conductas era objeto de tutela mediante los instrumentos previstos en ella.

(84) En todo caso, esta neta division del an debeatur no se veia reflejada en el quantum respondeatur, pues aqui los juristas tuvieron el buen cuidado de aclarar que procediendo de ese modo el dueno no podia obtener en el segundo juicio todo el valor del esclavo, sino que debia tenerse en cuenta aquello que hubiera obtenido en el primero, de manera que no obtuviera mas de lo que habria obtenido si desde el principio hubiera accionado por la muerte del esclavo; vease D.9.2.47: lulianus 86 Dig. "Sed si priore iudicio aestimatione facta, pos-tea mortuo servo, de occiso agere dominus instituerit, exceptione doli mali opposita compelletur, ut ex utroque iudicio nihil amplius consequatur, quam consequi deberet, si initio de occiso homine egisset" ["Pero si hecha la estimacion en el primer juicio, despues, muerto el esclavo, hubiere intentado el dueno reclamar por haber sido matado, sera repelido opuesta la excepcion de dolo malo; para que por ambos juicios no consiga nada mas de lo que deberia conseguir, si al principio hubiese demandado por haber sido muerto el esclavo"].

(85) Carlo Augusto Cannata. Per una storia della scienza giuridica europea, I. Dalle origini allopera di Labeone, Giappichelli, Torino, 1997, p. 284. En el mismo sentido vease Contardo Ferrini. S.v. "Danni (azioni di)", en Enciclopedia giuridica italiana, vol. iv, Libraria, Milano, p. 30; Luigi De Sarlo, . Alfeno Varo e i suoi Digesta, Giuffre, Milano, 1940, p. 46.

(86) En este mismo sentido vease ibid., p. 130, donde se pone en evidencia la importancia practica de esta solucion en materia de quantum respondeatur.

(87) Sobre este pasaje vease Benigni. La cost detta compensazione della colpe, cit., pp. 19 ss.; quien concluye: "Il danneggiante non risponde di occiso perche il suo colpo non fu causa adeguata della morte, imputabile solamente al padrone del servo il quale nulla ha fatto per impedirla, nessuna energia ha spiegato sia ricorrendo come ogni altro diligens pater familias alPopera del medico, sia prendendo le altre opportune provvidenze" (p. 20). En el mismo sentido Coppa-Zuccari. La "compensazione delle colpe", cit., pp. 37 ss., para quien "la serie causale iniziata dal ferimento non conduce alia morte, la quale e dovuta esclusivamente alla domini neglegentia (...). Il dire che lo schiavo non sarebbe morto per negligenza, se non fosse stato ferito, suppone la confusione tra i concetti di condizione e di causa" (pp. 38-39). Vease tambien Corbino, quien pone el acento en que la causa de la muerte esta dada por la inactividad del dominus. Al efecto senala: "se il servo ferito in modo non mortale e morto poi per le omesse cure, il feritore risponde solo della ferita: delle omesse cure (che qui sipresentano come pura 'non attivitd') non risponderd (come sottolinea Paolo, non vi sardpercid actio de occiso)": Corbino. Il danno qualficato e la Lex Aquilia, cit., pp. 125-126.

(88) De manera general esta idea es compartida por Savarese. La compensazione delle colpe, cit., p. 41 ss. En sintesis, este autor sostiene que el no resarcimiento por la muerte se debe puramente a la posibilidad de evitar el dano, que conserva el nexo causal con el hecho del agente. Sin embargo, el dueno tiene derecho a aquella parte de dano provocada por las heridas, fenomeno que el llama "parziale compensazione delle col-pe".

(89) Establecer que significa en esta sede gravedad de la culpas y como debe realizarse la conexion causal supone un analisis que excede los objetivos de este trabajo y que trataremos en otra sede. Con todo, algunas ideas pueden adelantarse:

A) La gravedad de las culpas no alude exactamente a la triparticion de la culpa contemplada en el Codigo de Bello (art. 44 Codigo Civil chileno), pero sin duda sera un criterio a considerar. Ademas, el juez deberia tener en consideracion, por ejemplo, (i) la relevancia de las normas legales infringidas por cada parte, (ii) el tipo de conducta desarrollada y (iii) las circunstancias en que se desenvolvia cada parte.

b) La conexion causal entre el hecho de la victima y el dano auto-inferido debe necesariamente realizarse en sede de causalidad normativa, sobre la base de criterios que permitan discernir que dano debe ser considerado indirecto respecto a la conducta del agente. Estimamos que los criterios mas apropiados para realizar este juicio son la causalidad adecuada y el riesgo creado.

LILIAN C. SAN MARTIN NEIRA, Licenciada en Ciencias Juridicas y Sociales, Universidad de Concepcion (Chile). Master y doctor en "Sistema Juridico Romanista", Universita degli Studi di Roma--"Tor Vergata" (Italia). Profesora de Derecho Civil, Universidad Alberto Hurtado, Chile. Contacto: lsanmar@uahurtado.cl
COPYRIGHT 2014 Universidad de los Andes (Colombia)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:San Martin Neira, Lilian C.
Publication:Revista de Derecho Privado
Article Type:Ensayo
Date:Jul 1, 2014
Words:16713
Previous Article:O casamento putativo no direito portugues e seu papel perante a protecao das relacoes juridicas do agregado social--Conjuges, filhos e terceiros.
Next Article:Los desafios de la promocion del derecho civil frances en lengua inglesa.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters