Printer Friendly

La produccion del espacio: relaciones entre la ciudad edificada y los practicantes de parkour en Cali/The production of space: relations between the built city and parkourists in Cali.

Introduccion

La ciudad ha sido campo de interes para diversos investigadores y sociologos en diferentes epocas, tales como Simmel (2002), Park (1999), Wirth (1938), Lefebvre (1972, 2013), Joseph (1988a, 1999a, 1999b), Hannerz (1986), entre otros, porque presenta multiples interacciones y usos del espacio que convergen en ella. En este sentido, es importante contribuir a los estudios de la vida urbana, para comprender por que el espacio es el resultado de practicas y relaciones. Experiencias de la accion social que lo producen desde las representaciones, percepciones, vivencias, usos, significados y simbolos. El presente documento elabora un analisis preliminar de la practica conocida como parkour, que consiste en el desplazamiento por la arquitectura urbana de manera efectiva y eficiente usando unicamente el cuerpo humano. Esta pone en tension el diseno urbanistico y los usos emergentes que se hacen del espacio publico, un tema contemporaneo relevante en lo que respecta a la comprension de la ciudad y las nuevas formas de habitarla, teniendo en cuenta que el uso de los espacios publicos es una cuestion central en la vida de cualquier ciudadano.

La importancia de esta investigacion se centro en la elaboracion de una etnografia urbana de espacios publicos de Cali en los que jovenes realizan parkour, practica que no es autoctona de Colombia pero que "ha tomado fuerza a partir de narrativas en medios masivos de comunicacion y en redes sociales a partir de videos en los que practicantes de todo el mundo exploran la ciudad con diversas apropiaciones espaciales" (Leyden, 2013, p. 42).

El articulo toma como base la trialectica espacial propuesta por Lefebvre (2013)--espacio percibido, espacio concebido, espacio vivido--, la nocion de descripcion densa (Geertz, 1973) y el enfoque microsociologico de Goffman (1979) aplicado a los contextos urbanos. El objetivo es comprender la relacion que establecen los practicantes de parkour con el espacio publico de Cali, porque problematizan la idea de que, en las construcciones arquitectonicas al estar preestablecidas funcionalmente, la vida cotidiana solo tiene lugar a partir del conjunto de normas y ordenaciones de comportamiento implicitas a la vida publica en la que las personas coexisten. No obstante, hacen un uso alternativo del espacio publico logrando impregnarlo de significados, simbolos y cristalizaciones al punto de concebir el espacio funcional como un espacio de vida.

Respecto a lo metodologico, se elaboro una descripcion de cinco escenarios de Cali, en los cuales se realiza la practica abarcando las tres dimensiones del espacio, con el proposito de dar cuenta de como se esta produciendo la trialectica propuesta por Lefebvre (2013). Los espacios fueron la Unidad Deportiva Alberto Galindo, situada en la comuna 19, en la que se encuentran dos sub espacios: el Muro de Parkour Cali, que se ubica en el exterior en una zona verde y la Liga de Gimnasia Vallecaucana, la cual esta dentro del Coliseo El Pueblo, escenario cubierto; el Parque de los Estudiantes o "Jovita", escenario ubicado en la comuna 3; el parque 1 de mayo situado en la comuna 17; el coliseo Alberto Leon Betancourt, escenario localizado en el complejo deportivo de la Universidad del Valle, sede Melendez, comuna 22 y el Museo la Tertulia que se encuentra en la comuna 3. El trabajo de campo se realizo durante los eventos y entrenamientos programados por los practicantes, se participo en dos ocasiones del entreno masivo, realizado en el Parque 1 de Mayo. Anualmente en el mes de marzo durante los anos 2016 y 2017; y el encuentro anual nacional de practicantes llamado Ajisie, el cual usa varios espacios de la ciudad y se realizo en diciembre del 2016. Ademas, se asistio a entrenamientos de los grupos Sifakas, Team Motion y Wild Street, en el periodo de marzo a julio del 2017. Las fuentes utilizadas fueron: la observacion participante, permitiendo que el cuerpo del investigador fuese el medio para un primer punto de analisis y una herramienta para la investigacion, porque "para comprender los tres momentos del espacio social, podemos remitirnos al cuerpo" (Lefebvre, 2013, p. 98). Asimismo, la informacion se complemento con notas de campo, entrevistas etnograficas (Guber, 2011), consulta de paginas virtuales oficiales de los grupos y fotografias. El analisis se hizo desde la lectura personal, al vivenciar el parkour, describir las situaciones observadas y las narraciones contadas por los practicantes.

En el desarrollo de la investigacion se cambio el orden en que Lefebvre (2013) organizo los tres componentes de su trialectica espacial, de la siguiente manera: iniciando con el espacio concebido, porque permitio ubicar al investigador con la ordenacion urbanistica; desde los referentes de normatividad y reglamentacion, procurando identificar, describir y clasificar el espacio publico desde los propositos que se pretenden desde el gobierno local, que define unas normas, signos, codigos de ordenacion, fragmentacion y restriccion. Posteriormente, se paso al espacio percibido teniendo en cuenta que es la relacion que se tiene con la infraestructura de la ciudad y las maneras de usarla, a partir de los recorridos realizados, que corresponden a lo urbano y encuentran cierta sensibilidad por la morfologia de los lugares, recorriendolos en gran parte desde la manera vivencial en la experiencia empirica del Parkour, dado que se practica el espacio al percibir su composicion, su esencia, sus formas y sus usos en la cotidianidad. Finalmente, se reviso el espacio vivido, que los practicantes de Parkour o trazadores, como se hacen llamar, cargan de significados y sentidos, siendo importante los usos in situ, imagenes, videos y formas de narrar el espacio urbano.

El articulo desarrolla los siguientes asuntos: en la primera parte expone la perspectiva del espacio publico desde lo concebido y su funcionalidad implicita, la cual es transformada desde los usos, logrando que el espacio percibido emerja en las interacciones a partir de los recursos y expresiones del parkour; en la seccion sucesiva se hace una aproximacion al espacio vivido, considerando que los practicantes en la espontaneidad y creatividad de los desplazamientos que realizan en la ciudad, apropian el espacio publico y lo reestructuran constantemente. En el ultimo apartado se sugiere que la apropiacion fisica y simbolica de algunos escenarios de la ciudad, propiciada desde la practica, logra transformaciones en la percepcion, haciendo que se perciban como seguros para la comunidad aledana. Las consideraciones presentadas constituyen un conjunto de reflexiones iniciales sobre el parkour y la trialectica espacial propuesta por Lefebvre (2013). Se espera que puedan ser utiles para trabajos futuros, abierto a lectores sociologos y aquellos de otras disciplinas de las ciencias sociales, para que estos independientemente de su formacion sean quienes validen la pertinencia.

La configuracion espacial urbana y la re-configuracion espacial en el Parkour
Se puede apuntar que el espacio arquitectonico y urbanistico en la
modernidad tiende hacia ese caracter homogeneo: lugar de la confusion y
de la fusion entre lo geometrico y lo visual, que engendra un malestar
fisico. Todo se parece. Ya no hay localizacion ni lateralizacion. Los
significantes y significados, las marcas, los indicadores se anaden
despues como decorado. Lo que refuerza la impresion desertica y el
malestar. (Lefebvre, 2013, p. 245)


Esta cita inicial nos permite sugerir que existe un "decorado" que conforma a los cinco escenarios analizados y lleva consigo una ideologia que estructura el orden urbano, de acuerdo con algunos parametros de tipo politico y economico impuestos por los agentes productores la ciudad concebida. En los recorridos se reconocieron los diferentes y diversos elementos "fisicos" que componen, lo que el MECEP (2010) considera espacio publico desde la perspectiva de normatividad y reglamentacion, que para Lefebvre (2013) es el espacio concebido. Esto es, las observaciones de campo tenian el objetivo de plasmar la operacionalizacion de la categoria a partir de: a) la concepcion espacial de orden urbanistico, reflejada en la conformacion del area o zona que aloja el escenario y en la arquitectura de los edificios o construcciones; b) los simbolos, signos, senales y objetos que determinan los usos del espacio, como es el caso de las senales de trafico urbano, las canecas publicas de reciclaje de basura, entre otras; c) los dispositivos de control del espacio que se reflejan en la presencia de camaras de vigilancia, el personal de seguridad y los avisos que sancionan el mal uso.

Esto permitio reconocer que cada uno de los escenarios analizados esta pensado para ser un bien publico colectivo, y supone que en su uso los ciudadanos deben tener cierto cuidado para que se garantice su permanencia en el tiempo, ademas su construccion fue pensada desde un criterio funcional a la ciudad. Por ello, encontramos que cada estructura fisica (parque, museo, plaza, complejo deportivo, coliseo universitario, etc.) cumple con un proposito enmarcado desde su concepcion y posterior construccion

Cabe indicar que no es solo la arquitectura, sino el propio espacio publico el que ofrece una fuerte imposicion de los usos suscitados en el espacio percibido, dado que cada escenario fue pensado desde una perspectiva funcional. Se sugiere entonces que lo concebido inscribe categorias sociales, como las identificadas en el Coliseo El Pueblo, escenario deportivo usado principalmente para el baloncesto y sede de las ligas vallecaucanas de tenis de mesa, gimnasia, lucha, taekwondo, esgrima, judo, entre otros. Su "decorado" es pensado para la practica de disciplinas consideradas deportes de alto rendimiento y aunque recientemente se han construido espacios fisicos para otras practicas emergentes o informales (Lebreton, Routier y Pardo, 2012) como el skateboarding y el parkour, no son legitimadas como deportes. Tambien se reconoce un decorado puntual en el Museo La Tertulia, que fue pensado como un espacio propicio para la cultura y es reconocido porque en sus salas hay una actividad constante de exposiciones de arte moderno y contemporaneo. Es decir, como espacios concebidos tienen una intencion simbolica, al respecto Balandier (1994) menciona:
Toda ciudad se va enriqueciendo, a lo largo de su historia, de estos
lugares a los que puede serles atribuida una funcion simbolica, que
reciben de manos del destino o que obtienen de los acontecimientos
(...) Ciertos sitios expresan el poder, imponen su sacralidad, mejor de
lo que podria hacerlo cualquier explicacion. (p. 26)


En los dos escenarios indicados es posible reconocer la imposicion simbolica desde lo que ofrece la arquitectura, pese a que como se menciono en el parrafo anterior el espacio publico por si solo fomenta usos en el espacio practicado. Esto es visible en los recorridos realizados por los demas escenarios en los que se practica parkour, se evidencia que desde el poder municipal se piensan diferentes dispositivos para el control de los cuerpos, como los pasajes del Parque de los estudiantes "Jovita", el exterior del Coliseo de la Universidad del Valle y el Complejo Deportivo Alberto Galindo, zonas pensadas para favorecer la movilidad y por ello tienen falta de asientos; en contraste con el Parque 1 de Mayo y el Museo La Tertulia, escenarios en los que su alrededor tienen mobiliario publico para el descanso, tambien se identifico en el museo la presencia de camaras de vigilancia y seguridad privada. Ademas, se evidencio la ordenanza civica, en algunos letreros encontrados en el Parque 1 de Mayo y dentro de la Liga de Gimnasia, los cuales indican como hacer un uso adecuado de los espacios, evitando arrojar basuras, cuidar de los bienes ajenos y procurar levantar las heces de las mascotas. Existe entonces la intencion de guiar a los ciudadanos en la manera adecuada de practicar la ciudad (foto 1).

Como corolario de lo mencionado, Bourdieu (1999) enuncia la imbricacion simbolica entre el espacio concebido y la practica espacial de la siguiente manera:
El espacio es uno de los lugares donde se afirma y ejerce el poder, y
sin duda en la forma mas sutil, la de la violencia simbolica como
violencia inadvertida: los espacios arquitectonicos (...) son en verdad
los componentes mas importantes, a causa de su misma invisibilidad
(...) de la simbolica del poder y de los efectos totalmente reales del
poder simbolico. (p. 122)


Entonces, el primer hallazgo tiene que ver con que a pesar de que no se puede desconocer que hay una implantacion simbolica en la planificacion urbanistica que se hace de la ciudad, los usuarios y trazadores recurren a diversos recursos y expresiones en el espacio urbano. A saber, el espacio percibido se configura de un orden de interaccion (Goffman, 1991). Para operacionalizar la categoria de lo percibido se consideraron importantes las formas materiales del espacio urbano y la percepcion de los sentidos para comprender los escenarios y lo que estos propician, desde la sensibilidad por la morfologia y su relacion con el uso vivencial o funcional coherente, es decir, lo percibido se reconoce a partir de la experiencia empirica porque se practica el espacio al percibir su composicion, su esencia, sus formas y sus usos en la cotidianidad. Este tipo de orden social se establece en el plano de la interaccion y abarca los comportamientos relacionados con la perspectiva formal que sugiere la ciudad construida. En palabras de Lefebvre (2013): "Lo que concierne al espacio social y a la relacion con el espacio de cada miembro de una sociedad determinada, esta cohesion implica a la vez un nivel de competencia y un grado especifico de performance" (p. 92).

Se pueden encontrar diversos comportamientos realizados por los ciudadanos, en los casos observados en el trabajo de campo. El coliseo Alberto Leon Betancourt se usa para hacer actividades y reuniones que no estan relacionadas con lo deportivo, como presentaciones sociales y culturales; algunos espacios del Museo La Tertulia y el Parque de los estudiantes "Jovita" son usados para el consumo de bebidas alcoholicas o sustancias psicoactivas por algunos adolescentes; la Liga de Gimnasia ha permitido la inclusion de practicas como el Pole Dance, entre otras. De esta manera se hace visible la "pugna" entre la funcionalidad concebida y el uso que es atribuido por los ciudadanos, el cual generalmente esta en tension entre el diseno urbanistico y lo que se considera urbano. En esta logica de performance, se evidencio que los trazadores logran una suerte de deformacion a partir del uso de los espacios de la ciudad, favoreciendo la posibilidad de recorrerlos de manera alternativa desde la agencia y el actuar libremente. En el siguiente parrafo se da entrada a esta idea, a partir de notas de campo:
El 19 de febrero en un entrenamiento, en el Coliseo, se nos indico que
aquellos que sabian hacer algunos movimientos de parkour los
realizariamos en un recorrido sobrepasando unos obstaculos de llantas,
como minimo se debian realizar dos trazos diferentes por obstaculo. Mi
destreza fisica y acercamiento a la practica me permitio sobrepasar las
llantas, haciendo sutilmente los movimientos con los que me
familiarizaba. Posteriormente, el 5 de marzo, en el mismo espacio se
nos propuso que hicieramos un juego en el cual pasaramos las llantas,
un practicante seguido del otro, el primero haria un movimiento, el
segundo lo imitaria y adicionaria otro, hasta pasar todos. Se trataba
de un juego de memoria fisico y mental, el ultimo en pasar tenia que
recordar los movimientos propuesto por todos. No es el espacio por si
solo, con las habilidades que vas adquiriendo se inventan cosas nuevas
en cualquier tipo de espacio. Hay espacios que se prestan mas porque
tienen mas obstaculos y hay otros que no tienen o tienen pocas cosas,
entonces hay que adquirir mas habilidades y mas creatividad para
desarrollar o combinar movimientos. (Notas de Campo, 2017)


Esta condicion performativa se identifico en los escenarios del coliseo Alberto Leon Betancourt de la Universidad del Valle, el Parque 1 de Mayo y un espacio cercano al Muro de Parkour, los trazadores tienen un sitio fisico que se han permitido modificar al utilizar modulos y llantas para lograr una "arquitectura precaria" que les suscite algunos trazos--usos alternativos del espacio--. En cuanto al Museo La Tertulia, este se convierte en un lugar de encuentro en el que pueden apreciar su arquitectura no solo como una edificacion con canones de "arte", sino como posibilidad de crear y realizar desplazamientos. La Liga de Gimnasia, en las observaciones, se convirtio en un lugar para realizar movimientos acrobaticos, no desde la disciplina y tecnica que implica el gesto deportivo gimnastico, sino desde la circunstancia de realizar acrobacias para sobrepasar obstaculos. Quizas el unico espacio cuya estructura cumple con un uso pensado desde lo concebido es el muro construido para la practica del parkour dentro del Complejo Deportivo Alberto Galindo. No obstante, los ejemplos mencionados dan cuenta de que la practica del espacio suscita otras formas de habitar la ciudad (foto 2). En este sentido, es posible comprender la tension que surge de manera constante entre lo urbanistico y lo urbano, en el espacio practicado desde la creatividad de los trazadores que converge en un abanico de numerosos movimientos y usos parkour (1), los cuales no son coherentes con el diseno preestablecido de los escenarios urbanos y son inmanentes a la relacion que establecen los individuos con las formas urbanisticas construidas (arquitectura) desde su singularidad que se refleja en su preparacion fisica y el desarrollo de diversas habilidades motrices.

Es importante establecer una relacion del parkour con los rituales de interaccion en el espacio publico. Goffman (1967) entiende lo ritual desde una perspectiva diferente a la de la antropologia clasica, que vincula la nocion con ceremonias religiosas, el la utiliza para referirse a las relaciones "cara a cara". Mencionado esto, los rituales de interaccion en el espacio publico de los escenarios observados se caracterizaron por ser en su mayoria de "interacciones no focalizadas" (Joseph, 1999a), en las que cada individuo se dedicaba a sus asuntos sin tener un foco de atencion compartido; en el trabajo de campo esta condicion fue mas evidente en el Parque de los Estudiantes "Jovita", escenario que funciona como un lugar de paso y de multiples interacciones: los ciudadanos vienen y van para la estacion del trasporte masivo MIO, pasan motos, llegan jovenes a la escalinata, se sientan y se juntan a conversar o consumir licor o sustancias psicoactivas. En este escenario realiza sus entrenamientos el grupo de practicantes de parkour conocido como Sifakas, interactuando en el espacio publico como "unidades vehiculares" (Goffman, 1979) desde sus circulaciones, ejecutadas en diversos espacios en los que practican, porque incluso cuando se encuentran reunidos masivamente, en sus eventos como el entreno masivo o el Ajisie, consiguen evitar chocar unos con otros, teniendo una cooperacion implicita que les permite mantenerse en movimiento. Cabe mencionar otra condicion visible cuando se reunen los practicantes de parkour su: "copresencia"; un ejemplo registrado fue en el entreno masivo, el cual en su sexta version uso el Parque 1 de mayo, convocando gran cantidad de practicantes nacionales de parkour, propiciando que los trazadores fueran "unidades de participacion" (Goffman, 1979) interactuando en los espacios publicos manteniendo por momentos atencion visual y cognitiva, dando paso a algunas "interacciones focalizadas" (Joseph, 1999a). Ahora bien, la interaccion de los trazadores y los multiples usos que estos hacen del mobiliario urbano se desarrolla "ritualmente" siguiendo un orden especifico observable como una rutina cotidiana en cada uno de sus encuentros. Para precisar con las notas de campo:
Un dia de entrenamiento parkour puede describirse de la siguiente
manera, ellos desarrollan una estructura organizativa, siguiendo un
orden que inicia haciendo movimientos articulares, luego pasan a hacer
ejercicios de calentamiento, gestos tecnicos de Parkour, una
distribucion espacial de los practicantes y finalmente cierran la
actividad con estiramientos y comentarios del entrenamiento. Este orden
se ha evidenciado en los eventos y en el marco de los entrenamientos
semanales agenciados por Sifakas y Wild Street. Se sugiere entonces que
las acciones cotidianas de las actividades Parkour en el espacio
publico se ritualizan. (Notas de Campo, 2017)


El parkour y la apropiacion simbolica de los espacios

Sabemos que para Lefebvre (2013) existe el espacio vivido, el cual complementa los espacios concebido y percibido analizados en los parrafos anteriores. Este tercer momento espacial se relaciona con la representacion y permite, que los ciudadanos sean "mucho mas que un interprete" (Joseph, 1988, p. 30), que exista la posibilidad de liberarse del espacio concebido, de "la tirania del signo y de las imposiciones imaginarias del marquetin urbano" (Joseph, 1999b, p. 52). Para operacionalizar este espacio se busco profundizar en las nuevas posibilidades de la realidad espacial que hacen los practicantes de parkour, a partir de sus voces, en sus relatos. Porque "el sentido de la vida social se expresa particularmente a traves de discursos que emergen en la vida diaria, de manera informal, bajo la forma de comentarios, anecdotas, terminos de trato y conversaciones" (Guber, 2011, p. 69). Es decir, la posibilidad de reconocer a los trazadores como usuarios que presentan "resistencia" y "creatividad" ante las ideas impuestas por el orden urbanistico. En este sentido, siguiendo a Lefebvre (1972) "en la escena espontanea de la calle yo soy a la vez espectaculo y espectador, y a veces, tambien, actor" (p. 14). En el trabajo de campo se identifico que los practicantes de parkour--en la espontaneidad y creatividad de los desplazamientos que realizan en los escenarios de la ciudad--hacen de la calle y del espacio publico, espacios de representacion. Una suerte de obra abierta en la que el "arte del desplazamiento", como tambien es nombrada la practica, crea permanentemente el espacio. Se regresa de nuevo a notas de campo para precisar:
Estoy en el Entreno Masivo 6, en el Parque 1 de Mayo, a eso de las 2:00
pm, los espectadores superan las 100 personas, entre hombres, mujeres y
ninos... aplauden para motivar y dar apoyo a los trazadores, quienes
ejecutan libremente movimientos, en el mobiliario urbano. Los aplausos
al unisono se transforman en una suerte de ritual y "efervescencia
social" (Durkheim, 1993). La dinamica de espectaculo que surgio hace
que transeuntes y asistentes tomen fotografias o graben videos. La
actividad se hizo durante mas de media hora, fue un despliegue de
diversas acrobacias en las que su cuerpo se transformo en un vehiculo o
performance corporal, porque propicio una accion artistica, o muestra
escenica, en la que la improvisacion, el asombro y la busqueda de la
estetica eran protagonistas. (Notas de Campo, 2016)


A partir de este fragmento se sugiere que el Parkour apropia el espacio, tal como indica Lefebvre (2013):
El grupo se apropia de un espacio natural modificado para servir a sus
necesidades y posibilidades. La posesion (propiedad) solo fue una
condicion y lo mas a menudo una desviacion de esta actividad <<
apropiativa >> que alcanza su cima en la obra de arte (...) A menudo se
trata de una construccion, de un monumento o de una edificacion, pero
no siempre es asi: un sitio, una plaza o una calle pueden ser
perfectamente considerados como espacios << apropiados >>. (pp. 213214)


De acuerdo con lo expresado, se identifico la "apropiacion" con mas fuerza en los eventos Entreno Masivo y Ajisie, agenciados por Sifakas y Wild Street, dos grupos, representantes del parkour en Cali, los cuales reunen a los practicantes nacionales anualmente. Sentado esto, hay una oposicion a la idea de propiedad relacionada con el espacio dominante, porque el espacio vivido permite "dominar" el espacio concebido. A pesar de que estas apropiaciones se dan de una manera que nombraremos como transitoria, en los trazos que ejecutan y en la instalacion de modulos como los del Parque 1 de Mayo (Wild Park) y la Universidad del Valle (Move Park) el espacio publico es el "ambito por antonomasia del juego" (Delgado, 1999, p. 14). Es decir, la "volatilidad" del uso que hacen no impide que se propicien apropiaciones, las cuales producen resignificaciones del espacio publico y en simultaneo ponen en tension los significados que la planificacion urbanistica le atribuye a la calle, porque hay un aprovechamiento creativo de la ciudad en el que se dota de otros sentidos el mobiliario urbano. Respecto a esto, Mayol (1999) menciona:

De acuerdo con lo expresado, se identifico la "apropiacion" con mas fuerza en los eventos Entreno Masivo y Ajisie, agenciados por Sifakas y Wild Street, dos grupos, representantes del parkour en Cali, los cuales reunen a los practicantes nacionales anualmente. Sentado esto, hay una oposicion a la idea de propiedad relacionada con el espacio dominante, porque el espacio vivido permite "dominar" el espacio concebido. A pesar de que estas apropiaciones se dan de una manera que nombraremos como transitoria, en los trazos que ejecutan y en la instalacion de modulos como los del Parque 1 de Mayo (Wild Park) y la Universidad del Valle (Move Park) el espacio publico es el "ambito por antonomasia del juego" (Delgado, 1999, p. 14). Es decir, la "volatilidad" del uso que hacen no impide que se propicien apropiaciones, las cuales producen resignificaciones del espacio publico y en simultaneo ponen en tension los significados que la planificacion urbanistica le atribuye a la calle, porque hay un aprovechamiento creativo de la ciudad en el que se dota de otros sentidos el mobiliario urbano. Respecto a esto, Mayol (1999) menciona:
Frente al conjunto de la ciudad, atiborrada de codigos que el usuario
no domina pero que debe asimilar para poder vivir en ella, frente a una
configuracion de lugares impuestos por el urbanismo, frente a las
desnivelaciones sociales intrinsecas al espacio urbano, el usuario
consigue siempre crearse lugares de repliegue, itinerarios para su uso
o su placer que son las marcas que ha sabido, por si mismo, imponer al
espacio urbano. (p. 10)


En otras palabras, los lugares de repliegue impuestos al espacio urbano en este documento son los distintos escenarios presentados, aquellos que han sido "apropiados" por los practicantes para el Parkour y son los referenciados para sus reuniones, eventos o trazos cotidianos. Para Walter Rodriguez, caleno de 31 anos, que entrena desde hace doce anos y es uno de los lideres de Sifakas, grupo reconocido como el primero en iniciar con el parkour en Cali, al hablar del uso de los espacios indica "los practicantes deberian procurar hacer con los espacios, no necesariamente ir a enterrar llantas o a construir (...) pero si apropiarse del sitio donde este entrenando para que la comunidad sepa que se hace algo que no es malo". Por su parte Diego Lopez, caleno de 33 anos, entrena desde hace diez anos, menciona "el parkour es desplazarse por la parte urbana (...) cualquier cosa nos puede generar movimiento, cualquier murito pequeno que nos encontramos en la calle o un bolardo nos puede generar muchas cosas". Gabriela Camacho, calena de 20 anos, entrena desde hace tres anos y medio, al preguntarle sobre su experiencia con el parkour indico "cuando llego a esos espacios a entrenar, a saltar, es como que cambio de estado inmediatamente. Es decir, paso de estar mal a sentirme mejor, a estar en calma conmigo misma, pues son espacios que me ayudan a mi en la parte mental, como persona y en la parte fisica pues porque tambien voy a entrenar y fortalezco el cuerpo". En el caso de Jefferson Corrales, caleno de 19 anos, entrena desde hace dos anos y medio, al describir la manera de relacionarse con los espacios de la ciudad a traves del parkour, menciona "al igual que al escribir si uno tiene muchas palabras empieza a usar mas, es lo mismo en el movimiento (...) entonces entre mas movimientos aprenda, mas funcionalidad hay, mas fluidez hay".

Aunque cada testimonio presenta una singularidad, posiblemente al preguntar a otros trazadores se identificarian cosas en comun asociadas con la manera alternativa de relacionarse con el mobiliario urbano. Esto es, reconocer como los trazadores hacen "espacios diferentes, esos otros lugares, esas impugnaciones miticas y reales del espacio en el que vivimos" (Foucault, 2008, p. 43). Es decir, heterotopias dado el uso que propician de los escenarios y la calle, producen espacios heterogeneos que se proyectan sobre los espacios reales, como una suerte de contraespacios, aquellos "lugares que se oponen a todos los demas y que de alguna manera estan destinados a borrarlos, compensarlos, neutralizarlos o purificarlos" (Foucault, 2008, p. 42). En otras palabras, frente a la planificacion urbanista, las heterotopias logran el espacio vivido produciendo "otros espacios" sobre el espacio oficial. Por tanto, los muros, bancas, tubos, gradas, cualquier parte de la infraestructura de los escenarios utilizados se transforman (foto 3) (2). En clave de Goffman (1967), los rituales de interaccion que hace el parkour en los espacios resignifican el "decorado" simbolos y significados en el intersticio de la ciudad concebida y percibida.

Es por esto que los practicantes logran establecer un lazo afectivo con los escenarios que frecuentan que varia dependiendo de la singularidad de cada uno; ademas, es importante precisar en como ellos a partir de la realizacion del parkour logran un tipo de habitus, considerando que Bourdieu (2007) lo entiende como la gramatica generativa de las practicas, el sistema de disposiciones duraderas, producto de todas las experiencias pasadas, que se pueden transponer analogicamente para resolver otros problemas y asumir tareas enormemente diferenciadas, ya que constituyen una matriz de percepciones, apreciaciones, acciones. En tanto el habitus del parkour actua como mediador entre el saber corporal y la accion o movimiento contingente por realizar en los diferentes espacios urbanos.

El parkour y la seguridad en la ciudad

Recientemente en Colombia la palabra inseguridad, es una de las mas mencionadas en los reportajes nacionales, para el caso de Cali, existen noticias (4) que mencionan diversos modelos de delincuencia que van desde los robos de celulares hasta el homicidio. Sin embargo, una investigacion que realizo el Observatorio de Politicas Publicas de la Universidad Icesi (5) hallo a partir de datos comparativos entre la percepcion de seguridad y los hechos de inseguridad reales, que las personas que han sido victimas de un hecho delictivo son una minoria. El coronel Henry Jimenez, de la Policia Metropolitana de Cali, menciono que la percepcion de inseguridad se debe a que quienes son victimas de hurtos, le cuentan a un gran numero de personas el hecho contagiando la sensacion. El estudio tambien permitio identificar a las barras bravas como estructuras en las que se mueve el microtrafico de estupefacientes, armas, hurtos y homicidios.

Ahora bien, los practicantes de parkour tambien se pueden considerar como una comunidad que esta estructurada de manera similar a las barras bravas. La sociedad contemporanea ha posibilitado la emergencia de diversos grupos tribales asociados a numerosas actividades como "los deportes de alto riesgo, el ecoturismo, los grandes festivales culinarios, sexuales, artisticos, musicales, los viajes exoticos, los programas televisivos de concurso" (Maffesoli, 1988, p. 8). Estas tienen la intencionalidad de luchar contra el aburrimiento y la desesperanza, a partir del codeo mutuo. Pero, a diferencia de las actividades delictivas que realizan las barras bravas, cuando se reunen los practicantes de parkour en los escenarios de la ciudad propician que estos espacios "cambien" temporalmente, haciendo incluso que se perciban mas seguros para ellos, sus acompanantes y demas ciudadanos. Esto se evidencio en los entrenamientos de "Parkour pa' la gente" en el Muro de Parkour y en el Parque de los Estudiantes "Jovita", lugares en los que es habitual encontrar consumo de drogas alucinogenas como la marihuana y percibir cierta inseguridad, que en lo practico va mas alla de la percepcion, porque efectivamente son zonas inseguras de la ciudad; pero cuando los practicantes de parkour habitan estos espacios el ambiente se aprecia diferente. Se incluye un fragmento de las notas de campo, para precisar:
Estoy en el Muro de Parkour, necesito un registro fotografico, sin
practicantes, por ello he venido el domingo. Son aproximadamente las
12:00 m. Sin embargo, el espacio me propicia sensaciones diferentes a
cuando he estado en los entrenamientos los sabados. De lejos, observo
algunas personas que me generan sospecha. Me siento vulnerable,
rapidamente saco mi celular, para tomar algunas fotografias del lugar y
agilmente me alejo trotando. (Notas de Campo, 2017)


En contraste, los practicantes de parkour mediante la apropiacion fisica y simbolica propician una suerte de espacios seguros; como en el Parque 1 de Mayo, lugar que implemento con ayuda de la comunidad aledana, una zona para la practica como estrategia para recuperarlo del uso inadecuado de basuras y de la territorializacion de los consumidores de sustancias psicoactivas. En este caso puntual se busco que el cambio no fuese transitorio, sino que lograra trascender en el tiempo y en la actualidad ha presentado interesantes resultados, siendo un referente para la practica en Cali. Se debe senalar ademas que el parkour permite a sus practicantes una manera de conocer la ciudad, porque generalmente estan buscando nuevos lugares para trazar, situacion que ayuda a resignificar el uso de ciertos espacios como los ya senalados y contribuye a largo plazo en el impacto de los imaginarios y percepciones de inseguridad. El parkour propicia un ambiente cordial en el que el respeto por el mobiliario y el otro son fundamentales. Habria que decir tambien que sus practicantes en ningun momento buscan conflicto con diferentes grupos urbanos, ni desplazarlos intencionalmente, por el contrario, sus relaciones se basan en la coexistencia a partir de "interacciones no focalizadas" (Joseph, 1999a).

Reflexiones finales

La investigacion que origino este articulo hace parte de un esfuerzo orientado a pensar y examinar como las personas, en particular los practicantes de parkour de Cali, se las arreglan para producir el espacio social a partir de las representaciones, percepciones, vivencias, usos, significados y simbolos, que convergen en el habitar la ciudad. Como se ha mencionado, en este estudio se hace una aproximacion a un tema novedoso usando de referente teorico para el analisis de las relaciones entre lo urbanistico y las personas en el espacio publico, los tres momentos del espacio que desarrollo Lefebvre (2013) en La produccion del espacio que dan cuenta de la interrelacion de las nociones de espacio percibido, concebido y vivido. Con el analisis de esta trialectica se aspiro a "sacar de las sombras" como el mismo Lefebvre (2013) senalo y hacernos a una comprension mas decantada de la convergencia de estas dimensiones en la produccion del espacio social. En palabras de Beatriz Rendon (2008):
Se trata por tanto de valorar el espacio urbano, mas que con el
criterio de funcionalidad arquitectonica, con el de la vivencialidad y
apropiacion que este pueda propiciar a su potencial para ser
incorporados de manera sensible por el sujeto, es decir, como espacios
articulados al grupo social en que se inscriben. (p. 39)


Por ello, la investigacion se oriento a captar lo "concreto" dado que como propuso Lefebvre (2013) la triada pierde su alcance si se le atribuye como "modelo abstracto". En este sentido, se identificaron los tres espacios en la informacion producida etnograficamente, contextualizando los diferentes escenarios en los recorridos desde lo urbanistico lo cual sugiere una idea mas elaborada del significado de la ciudad, tanto para los que la viven como para aquellos que tienen el rol de planificarla y edificarla. Ademas, permitio hacer frente a aquellos estudios que ven en la concepcion del espacio una planificacion funcional que condiciona a sus habitantes en la cual, existe interes en la imposicion de modelos que transmiten una determinada funcionalidad e imponen instrucciones sobre el uso y la interpretacion del espacio publico, generando en ocasiones la omision de la diversidad de dinamicas sociales existentes.

A partir de lo desarrollado, se trato de ver en el espacio urbano las promesas ilimitadas de accion y experiencias de libertades individuales y colectivas que propician una tension entre el diseno urbanistico y los usos emergentes que se hacen del espacio publico. En otras palabras, desde el enfoque etnografico se intento interpretar la relacion entre el entorno construido desde lo institucional y los trazadores que lo habitan como usuarios, para contrarrestar la idea de la naturalizacion originada en las "estructuras sociales convertidas en estructuras espaciales" (Bourdieu, 1999, p. 121). Se sugiere entonces que hoy como ayer, la planificacion de la ciudad monopoliza y legitima expectativas del como se debe ser en el espacio publico para un mejor vivir y bienestar de las personas. Pero debe ser claro que a pesar de la implantacion urbanistica los individuos habitan las ciudades al realizar diversas practicas emergentes que estan fuera del orden preestablecido y propician un flujo de usos, significados, simbolos, de lo que implica habitar la ciudad y producir el espacio social, lo cual remite a la afirmacion de que "cada sociedad produce un espacio" (Lefebvre, 2013, p. 90).

El trabajo de campo permitio sugerir algunas respuestas, con relacion a las posibilidades espaciales y sobre todo perfilar nuevas preguntas y desafios en lo que respecta a la comprension de la ciudad y las nuevas formas de habitarla, teniendo en cuenta que el uso de los espacios publicos es una cuestion central en la vida de cualquier ciudadano. Para terminar, es importante resaltar que este estudio accedio a una mayor comprension de la relacion existente entre el espacio publico (urbano construido) y sus usuarios (trazadores) para dar cuenta de un espacio que se produce en la interdependencia de lo concebido, percibido y vivido, como unico, es decir que la separacion de la triada solo se hace con fines analiticos porque en la vida cotidiana los usuarios constantemente habitan la ciudad pasando de un espacio a otro, haciendo enfasis desde su singularidad; lo cual permite sugerir que este se produce socialmente en el resquicio, en su constante cambio.

Referencias bibliograficas

Balandier, G. (1994). El poder en escenas. De la representacion del poder al poder de la representacion. Barcelona, Espana: Paidos.

Bourdieu, P. (1999). Efectos de lugar. En P. Bourdieu, La miseria del mundo (pp. 119-124). Madrid, Espana: Akal.

Bourdieu, P. (2007). El sentido practico. Buenos Aires, Argentina: Siglo XXI Editores.

Delgado, M. (1999). El animal publico. Barcelona: Anagrama.

Durkheim, E. (1993). Las formas elementales de la vida religiosa. Madrid: Alianza.

Foucault, M. (2008). Topologias. Fractal, (48), 39-62. Recuperado de http://www.mxfractal.org/RevistaFractal48MichelFoucault.html.

Geertz, C. (1973). Descripcion densa: hacia una teoria interpretativa de la cultura. En C. Geertz, La interpretacion de las culturas (pp. 19-40). Barcelona, Espana: Gedisa S.A.

Goffman, E. (1967). Ritual de interaccion. Buenos Aires: Editorial Tiempo Contemporaneo.

Goffman, E. (1979). Relaciones en publico. Espana: Alianza Editorial.

Goffman, E. (1991). Los momentos y sus hombres (textos seleccionados y presentados por Yves Winkin). Barcelona, Espana: Paidos.

Guber, R. (2011). La etnografia, metodo, campo y reflexividad. Buenos Aires, Argentina: Siglo XXI Editores.

Hannerz, U. (1986). Exploracion de la ciudad: hacia una antropologia urbana. Espana: Fondo de Cultura Economica.

Joseph, I. (1988). El transeunte y el espacio urbano. Argentina: Gedisa S.A.

Joseph, I. (1999a). Erving Goffman y la microsociologia. Espana: Gedisa S.A.

Joseph, I. (1999b). Retornar a la ciudad el espacio publico como lugar de accion. Colombia: Universidad Nacional de Colombia.

Lebreton, F., Routier, G. y Pardo, R. (2012). Deportes informales para conquistar los espacios urbanos. El caso de Paris. Gazeta de Antropologia, 28(1), Recuperado de http://www.gazeta-antropologia.es/?p=77.

Lefebvre, H. (1972). La revolucion urbana. Madrid, Espana: Alianza.

Lefebvre, H. (2004). Elementos de ritmo-analisis. New York: Continuum.

Lefebvre, H. (2013). La produccion del espacio. Espana: Capitan Swing Libros.

Leyden, J. R. (2013). Parkour, Cuerpos que trazan heterotopias urbanas. Revista colombiana de Antropologia, 49(2). Recuperado de http://www.scielo.org.co/pdf/rcan/v49n2/v49n2a03.pdf.

Maffesoli, M. (1988). El tiempo de las tribus: El ocaso del individualismo en las sociedades posmodernas. Mexico: Siglo XXI.

Mayol, P. (1999). La invencion de lo cotidiano 2: habitar, cocinar. Mexico: Universidad Iberoamericana.

MECEP. (2010). Manual de Diseno y Construccion de los Elementos Constitutivos del Espacio Publico. Cali: Alcaldia de Santiago de Cali.

Park, R.E. (1999). La ciudad y otros ensayos de ecologia urbana. Espana: Ediciones del Serbal.

Rendon, B. M. (2008). Espacios de ciudad y estilos de vida- El espacio publico y sus apropiaciones. Recuperado de http://aprendeenlinea.udea.edu.co/: http://aprendeenlinea.udea.edu.co/revistas/index.php/educacionfisicaydeporte/article/viewFile/2246/1807

Simmel, G. (2002 (1903)). La metropolis y la vida mental. En G. Simmel (ed.), Sobre la individualidad y las formas sociales (pp. 388-402). Quilmes: Universidad Nacional de Quilmes.

Wirth, L. (12 de 10 de 1988 (1938)). Antologia de sociologia urbana. Recuperado de https://etnografiaurbana.files.wordpress.com: https://etnografiaurbana.wordpress.com/

COMO CITAR ESTE ARTICULO:

Velasco-Arboleda, J.A. (2018). La produccion del espacio: relaciones entre la ciudad edificada y los practicantes de parkour en Cali.Revista de Antropologia y Sociologia: VIRAJES, 20(2), 125-144. DOI: 10.17151/rasv.2018.20.2.7.

JONNY ANDRES VELASCO-ARBOLEDA (**)

Recibido: 16 de abril de 2018

Aprobado: 15 de junio de 2018

Articulo de Investigacion

(*) Articulo de investigacion: Presenta los resultados del trabajo de maestria en sociologia titulado "Cuerpos y Trazos en el Lienzo Urbano: La Practica del Parkour en Cali", realizado con el apoyo del Grupo de Investigacion Accion Colectiva y Cambio Social de la Universidad del Valle.

(**) Profesional en Recreacion y Magister en Sociologia de la Universidad del Valle. Profesor de la misma universidad en el Instituto de Educacion y Pedagogia. Es integrante de la linea de investigacion recreacion, intersubjetividades e interculturalidad adscrita al Grupo de Investigacion de Educacion Popular de la Universidad del Valle. Universidad del Valle, Cali-Colombia. E-mail: jonny.velasco@correounivalle.edu.co. [iD] ORCID: 0000-0002-0879-1543. Google Scholar

(1) En el trabajo de campo se reconocieron tres grupos de movimientos: a) Recepciones, utilizadas para distribuir la fuerza del impacto ocasionado por los saltos y el peso del practicante, generando un movimiento que minimice las lesiones fisicas; b) Saltos, utilizados para sobrepasar obstaculos, de manera rapida y fluida; c) movimientos acrobaticos, retomados de otras practicas como la gimnasia, la capoeira y el break dance.

(2) Las fotografias dan cuenta del espacio vivido en clave de que representan una vision "desde dentro" de la practica, en tanto los trazadores han intervenido las imagenes para ensenar lo significativo de sus desplazamientos en el espacio.

(3) 1. Foto de perfil Facebook Gabriela Reina, 27 de julio de 2015. Recuperado el 25 de febrero de 2019, de https://www.facebook.com/photo.php?fbid=837696856284050&set=a.117715151615561&type=3&theater. 2. Foto de Portada Facebook Jonathan Julio barrera, 9 de marzo del 2013. Recuperado de https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10200727789537887&set=a.10200727606253305&type=3&theater. 3. Foto de Portada Facebook Sebastian Mantilla, 4 de junio del 2013. Recuperado de https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10201309237592292&set=a.3976490090010&type=3&theater.

(4) Para mayor informacion consultar: http://www.elpais.com.co/noticias/inseguridad

(5) Informacion consultada en el diario El Pais de Cali del 14 de mayo del 2017. http://www.elpais.com.co/judicial/por-que-los-calenos-se-sienten-mas-inseguros-de-lo-que-estan-en-realidad.html
COPYRIGHT 2018 Universidad de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Velasco-Arboleda, Jonny Andres
Publication:Antropologia y Sociologia: Virajes
Date:Jul 1, 2018
Words:7578
Previous Article:Ciudades campamento y tierras desoladas. El caso de Antioquia 1997 - 2013/Camps cities and desolate lands. The case of the department of Antioquia...
Next Article:Representaciones sociales y espacio publico en la construccion de ciudad/Social representations and public space in the construction of the city.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters