Printer Friendly

La politica de la historia y la ley de memoria en Rusia.

The politic of history and the Memory law in Russia

El 6 de mayo de 2009 un proyecto de ley sobre memoria fue propuesto por primera vez en la Duma (el parlamento ruso) por un grupo de diputados de la Rusia Unida, el partido en el poder. El proyecto contemplaba una modificacion al codigo penal destinada a reprimir cualquier presentacion falsa de las decisiones del tribunal de Nuremberg con el objetivo de rehabilitar el nazismo, como tambien cualquier intento de declarar como criminales a las acciones de los miembros de la coalicion antihitlerista. Las sanciones previstas eran una multa de 300.000 rublos (7.000 euros) o una pena de tres anos de carcel o, si estos delitos fueron cometidos por una persona con alguna posicion publica o a traves de los medios de comunicacion, la multa seria de 500.000 rublos o una pena de cinco anos de reclusion. (2)

La idea de introducir una ley para proteger la memoria de los soldados sovieticos que murieron durante la Segunda Guerra Mundial se remonta a la oposicion ruso-estonia de abril de 2007 a proposito del traslado del monumento de bronce del "desconocido soldado sovietico" del centro de Tallin a un cementerio militar. La opinion publica rusa reacciono a este traslado de una manera extremadamente brutal, tanto mas porque las imagenes de los desfiles de los ex combatientes estones de las SS habian sido ampliamente difundidas por la television rusa. Estos ultimos anos han sido testigos de intensos conflictos de memoria entre Rusia y ciertos paises de la Europa del Este como Ucrania, Polonia y los Paises Balticos. Cualquier critica a la URSS en relacion con el pacto germano-sovietico de agosto de 1939, que la habria hecho compartir con la Alemania nazi las responsabilidades por el estallido de las Segunda Guerra Mundial, o por haber liberado a Europa oriental del yugo del nazismo solo para sustituirlo por otro regimen totalitario, se percibe cada vez mas como una ofensa a la dignidad nacional.

En la decada del 2000, la Gran Guerra Patriotica (nombre con el que se designa en Rusia a la Segunda Guerra Mundial) se transformo en un verdadero mito de los origenes de la Rusia postsovietica. Segun una reciente encuesta, la gran mayoria de los rusos esta de acuerdo con que la victoria de la URSS sobre la Alemania nazi fue el acontecimiento mas grande de la historia del siglo XX. Aunque la historiografia reciente presenta un escenario de la guerra mucho mas contrastante con relacion a su imagen heroica convencional, (3) esto no impide que este mito, sostenido por la propaganda estatal, siga conquistando a la opinion rusa. Actualmente, como en los dias del poder sovietico, la memoria de la guerra, traumatica y gloriosa al mismo tiempo, (4) sirve para eclipsar otra memoria, la del terror estalinista, y para convencer a los rusos del papel positivo del Estado en la historia nacional. Segun la expresion de la historiadora rusa Dina Khapaeva, esta memoria funciona como un verdadero "mito de barrera" (Khapaeva, 2007).

La historia siempre fue utilizada por el regimen comunista como instrumento de legitimacion. Por lo tanto, no es sorprendente que en el tiempo de la la deslegitimacion de este regimen tambien se haya producido en el campo de la historia (Ferro, 1985; Khapaeva y Koposov 1992). A principios de los anos 90 del siglo pasado, la concepcion neo estalinista de la historia parecia por completo superada. A pesar de una dispersa simpatia por Stalin hacia la mitad de los anos 90, la opinion mas difundida en la sociedad rusa era la de "considerar que el pasado pertenencia al pasado". A medida que las penurias del periodo de Yeltsin dieron paso a la prosperidad relativa de los anos de Putin, la sociedad pos-sovietica se ha mostrado mas indulgente hacia su propio pasado. Esta se ha fijado en su presunto lado heroico, sin reflexionar sobre sus aspectos tragicos, de los que, por cierto, es perfectamente consciente. (5)

Esto se inscribe en el proceso de revalorizacion masiva del pasado nacional, en particular del legado sovietico, que se puso en marcha en Rusia desde principios de la decada del 2000. El mito del pstico de la Rusia del rdad con relaciaricipios ovietico, sobre sus aspectos trsoviestalinista, y para convencer a los rusos del pueblo inocente y glorioso aparece en el centro de las representaciones colectivas que han hecho posible esta revaluacion. (6) El sentimiento de inferioridad con relacion a Occidente, caracteristico de la Rusia del ultimo decenio comunista y del periodo de las reformas democraticas, ha sido actualmente suplantando por el "amor a la patria", una patria que el fuerte aumento de los precios del petroleo ha hecho mas atractiva que nunca.

El gobierno no ha fallado en explotar y reforzar este estado de animo. Aunque acepta una critica moderada al estalinismo, ha concentrado sus esfuerzos en la glorificacion del Estado, bien sea que se trate del imperio de los Romanov, o del regimen comunista. En la medida en que la guerra de 1941- 1945 pueda considerarse tanto como un triunfo del Estado y como una accion heroica del pueblo, su memoria sirve como lugar de encuentro privilegiado entre la ideologia estalinista y el orgullo nacional. (7)

Fue en estas condiciones que el poder, al comienzo de la decada del 2000, empezo a manifestar su interes en la historia al intervenir en el contenido de los libros de texto escolares, (8) que practicamente no habian tenido ninguna injerencia estatal durante la decada anterior. Sin embargo, fue necesario esperar el 60 aniversario de la victoria sobre el nazismo, celebrada con gran pompa en 2005, para que tomara forma una verdadera "politica de la memoria". En 2006, el presidente Putin, aprovechando un encuentro con profesores de historia, ataco violentamente a los "falsificadores del pasado", subvencionados, evidentemente, por fundaciones extranjeras. En aquella ocasion declaro que a partir de ese momento el Estado se aseguraria de que los libros de texto fueran preparados de manera "objetiva". Cuando se publico el primero de estos libros de texto, lo que afirmo Filippov, miembro de un grupo de expertos [think tank] pro-gobierno, el "Estado fuerte" era representado como un dato primordial de la historia rusa (Filippov, 2007). A pesar de una ola de protestas desde las filas de los historiadores profesionales, los libros de texto fueron aprobados por el Ministerio de Educacion e impresos cientos de miles de ejemplares. Si el intento de tomar el control de la ensenanza de la historia por parte del gobierno es aqui evidente, no es seguro que los profesores hayan aplicado los preceptos: al parecer, esto les importa poco.

Con una intervencion paralela se creo toda una industria televisiva de documentales y de peliculas de ficcion con vocacion historica, destinada a alimentar el imaginario ruso con la epopeya del pasado sovietico. La banalizacion del terror estalinista y la heroizacion del ejercito, de la policia y de los servicios secretos son dos de los temas principales de esta historia trasmitida por la television.

Para completar el cuadro, vale la pena recordar dos episodios ocurridos en diciembre de 2008, mes en que se inauguro en Moscu, bajo el auspicio de la ONG rusa Memorial, un congreso internacional sobre la historia del estalinismo:

1. La incautacion, por parte de la policia, de los discos duros de las computadoras de estas ONG en su oficina de San Petersburgo, con el pretexto de efectuar una investigacion en contra del extremismo; algunos meses mas tarde, al final de un proceso, el registro fue declarado ilegal y los discos duros fueron devueltos a Memorial.

2. Casi simultaneamente un ideologo del regimen, Gleb Pavlovsky, publico un articulo que acusaba a Memorial de ser la responsable del estado deplorable de la memoria nacional (Pavlovskiy, 2008). Segun el, Memorial, en lugar de organizar debates publicos con el objeto de llegar a un consenso nacional sobre el pasado sovietico, se limitaba a formular una version parcial y exclusivamente negativa de ese pasado. Sosteniendo que, despues de la muerte de las ideologias tradicionales, la politica de la memoria era la unica forma concebible de politica, Pavlovsky, distorsionando una reflexion de Pierre Nora--pero sin citarlo--, ponia en evidencia las profunda razones del interes del regimen por la historia.

Es en este contexto que se llevo a cabo una campana de propaganda a favor de las leyes sobre memoria. En febrero de 2009 el Ministro de Situaciones de Emergencia, Sergei Choigou, un dirigente de Rusia Unida, anuncio en una reunion de excombatientes la intencion de redactar una ley destinada a contrastar el revisionismo historico sobre la Gran Guerra Patriotica, pero sin precisar que la ley ya estaba en preparacion. Al dia siguiente, el procurador general Yuri Tchaika se expreso publicamente a favor de la ley. Poco despues, Rusia Unida anuncio que se estaba discutiendo una ley destinada a reprimir la negacion del papel decisivo del pueblo sovietico en la victoria sobre la Alemania Nazi. Sin embargo, los medios de comunicacion informaron de algunos rumores, segun los cuales el partido de gobierno estaba dividido con respecto a esta ley. No obstante, hacia finales de abril, las dudas aparentemente quedaron esclarecidas, ya que los representantes de Rusia Unida declararon que el proyecto de ley estaba listo y que buscarian su aprobacion antes del 9 de mayo, aniversario de la victoria Rusa sobre el nazismo.

El 20 de abril el proyecto de ley se publico sobre el sitio web de Regnum en una forma mucho mas larga que la presentada en la Duma. Regulaba dos medidas relacionadas: en primer lugar, la creacion de un tribunal civil encargado de la preservacion de la memoria nacional, de la elaboracion de una "politica de la memoria", de la identificacion de los casos de "justificacion del nazismo" y de la creacion de programas que combatan estos; en segundo lugar, la modificacion del codigo penal, con el fin de que los autores de los delitos descritos puedan ser condenados a tres o cinco anos de prision. El tribunal civil estaria constituido por un tercio de miembros designados por el presidente de la Republica, por un tercio de miembros de la Duma y por un tercio de la Camara civil, de modo que el presidente no tuviera el control completo ni de su composicion ni de sus actividades.

Lo extravagante de este largo proyecto de ley es que el mismo establece que no solo los ciudadanos rusos, sino tambien los de los nuevos Estados independientes que formaron parte de la URSS desde el 22 de junio de 1941, estarian sujetos a la ley, por la unica razon de la que la Rusia actual es la heredera legal de la URSS. El proyecto de ley tambien establece una serie de acciones en contra de estos nuevos Estados, en caso de que se los declare culpables del delito de "rehabilitacion del nazismo", lo que va desde sanciones economicas hasta la interrupcion de las relaciones diplomaticas. Solo las intervenciones militares fueron, afortunadamente, declaradas inapropiadas. La ironia de la historia es que la frontera de la URSS del 22 de junio de 1941, a la que se refiere el proyecto de ley, se fijo de comun acuerdo con la Alemania nazi, antes de ser declarada ilegal por la Union Sovietica en julio de 1941, en el momento de la formacion de la coalicion anti-Hitlerista.

En general, el proyecto de ley se presento como una respuesta a una agresion externa, ya que su propio titulo hacia referencia a los intentos de "rehabilitacion del nazismo en los nuevos Estados independientes en el territorio de la antigua Union Sovietica". El texto agrega, ademas, que la expresion de opiniones personales, asi como la actividad cientifica, si no apuntan a la rehabilitacion del nazismo, no serian castigados por la nueva ley. Sin embargo, precisa que los organismos de investigacion estarian sometidos a los efectos de esta ley.

No se conoce con certeza la identidad del autor de esta ley. Los medios de comunicacion plantearon la hipotesis de que el proyecto fue preparado por un grupo de trabajo constituido en diciembre de 2008 y dirigido por el vicepresidente del comite de la Duma para los asuntos de la Comunidad de los Estados independientes, Konstantin Zatulin. De cualquier manera, el proyecto se discutio efectivamente en una reunion celebrada en la Duma para la presidencia del propio Zatulin.

Al parecer, Rusia Unida prefirio finalmente no presentar oficialmente este proyecto de ley a la Duma, probablemente debido a los obvios absurdos que contenia. Sin embargo, dos semanas despues de su publicacion los eventos tomaron un curso diferente. El 6 de mayo, la modificacion del codigo penal (mencionada al principio del articulo) fue propuesta oficialmente ante el parlamento. Al dia siguiente, el presidente Dmitri Medvedev publico en su blog, con ocasion del 9 de mayo, un mensaje-video en el que declaraba que las falsificaciones de la historia rusa se habian vuelto cada vez mas agresivas y que era necesario enfrentarlas. "No permitiremos que nadie arroje dudas sobre la proeza de nuestro pueblo", escribio (Medvedev, 07.05.2009). Esta no fue la primera vez que Medvedev se opuso a las "falsificaciones de la historia". El 27 de enero, en una reunion del Comite para la Victoria (el encargado de preparar los aniversarios de la victoria sobre el nazismo), el presidente ya se habia expresado en el mismo sentido. La diferencia era que, esta vez, su discurso fue seguido por un decreto, firmado el 15 de mayo, que establecia "una comision de la presidencia encomendada a ponerle fin a los intentos de falsificacion de la historia en detrimento de Rusia" (Medvedev, 15.05.2009).

Las funciones de esta comision son muy similares a las del "tribunal civil" en el proyecto de ley original, aunque su composicion es distinta. Nombrada por el Presidente con la tarea de asesorarlo sobre la politica de memoria y sobre los casos de falsificacion de la historia, la comision esta compuesta por 28 miembros y dirigida por el jefe de la administracion presidencial, Sergei Narychkin. Solo cuenta con tres historiadores, que en este caso son los representantes oficiales de la profesion en el poder: el director del Instituto de Historia Universal de la Academia de las Ciencias, Alexandr Tchoubarian (relativamente liberal), el director del Instituto de Historia de Rusia, Andrei Sakharov (un nacionalista extremo, al punto de estar marginado dentro de la profesion), y el director del Archivo Nacional, Vladimir Kozlov. Dos miembros de la comision, que podriamos definir como "intelectuales publicos", historiadores de formacion: la nacionalista Natalia Narochnitskaya y el periodista liberal Nikolai Svanidze. Los otros miembros son los viceministros de Exteriores, Defensa, Educacion y Cultura, como tambien representantes de los servicios secretos y de algunos comites del Parlamento. Por otro lado, se admitio que los historiadores de oficio podrian participar en los grupos de trabajo que la comision crearia.

Parece que la opinion publica ha sido favorable a la idea de una ley sobre la memoria. Segun una encuesta realizada en mayo de 2009, el 60% de los rusos la apoya, mientras que solo el 26% dice declararse hostil. Esto no es sorprendente dado el rol politico que desempena el mito de la Gran Guerra Patriotica en Rusia. No obstante, varios expertos, entre ellos historiadores de oficio, han criticado publicamente el decreto y la ley, ya que afecta la libertad de expresion y de investigacion y porque es extremadamente dificil definir que es la verdad historica y donde inicia la falsificacion deliberada. Una peticion promovida por un grupo de historiadores y de intelectuales de San Petersburgo protestaron contra cualquier intento de introducir en Rusia una legislacion sobre memoria. Pierre Nora, en nombre de la asociacion, expreso su solidaridad con esta peticion. Por su parte, Armita Jones, directora ejecutiva de la (AHA), dirigio una carta al presidente Medvedev en la que se pronuncia en contra de cualquier intervencion del Estado en la definicion de la verdad historica, tratese de Rusia o de cualquier otro pais. Asimismo, William Taubman, presidente de la (AAASS), en una carta dirigida al presidente ruso expreso la solidaridad de esta asociacion con la posicion de la AHA. Un grupo de historiadores italianos tambien tomo una posicion a favor de la libertad de investigacion historica en Rusia. (9)

Por supuesto, estas protestas no pudieron impedir que la Duma aprobara el proyecto de ley. La intencion original de los autores del proyecto era que fuese aprobado antes de las vacaciones de verano, pero no tuvieron exito. Aunque las batallas de la memoria se reanudaron con fuerza en julio y agosto, suscitadas, esta vez, por el 70 aniversario del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, la Organizacion para la Seguridad y la Cooperacion en Europa, reunida en Vilna [Lituania] del 29 de junio al 3 de julio de 2009, condeno, en una misma resolucion, al nazismo y al estalinismo. (10) En respuesta a la "Declaracion de Vilna", el parlamento ruso hizo publica su condena de cualquier intento de equiparar al nazismo con el comunismo. La declaracion de la Duma acuso a los parlamentarios europeos de querer "revisar los resultados de la Segunda Guerra Mundial" (Duma, 07.07.2009). Estas ideas fueron desarrolladas por el presidente del Consejo de la Federacion (la camara alta del parlamento ruso), Sergei Mironov, quien publico un articulo donde denunciaba las "falsificaciones de la historia", consideradas como "un peligro para la seguridad nacional" de Rusia. Al igual que otros defensores de las leyes sobre memoria, tambien Mironov afirmaba que la mayor parte de los nuevos Estados independientes que emergieron de la antigua Union Sovietica desarrollaron una politica de memoria extremadamente agresiva hacia Rusia, y que una "respuesta adecuada" por parte de esta ultima era urgente. En cuanto a la responsabilidad por el estallido de la guerra, sostenia que esta pertenecia a todos los paises que habian intentado negociar con Hitler y que, por tanto, el pacto Ribbentrop-Molotov no podia considerarse como el unico caso de complicidad con el nazismo. En fin, justificando la creacion de la comision presidencial, Mironov afirmaba que la libertad de expresion y de investigacion no se veria, en ningun caso afectada y que, por el contrario, la comision propondria una estrategia que estimulara la investigacion historica "objetiva" (Mironov, 2009).

La comision, cuya primera reunion fue el 28 de agosto de 2009, trato de presentar sus objetivos de manera similar. Los medios de comunicacion anunciaron que la discusion de esta tenia que ver con la apertura de archivos, la organizacion de la investigacion y la ensenanza de la historia. Casi simultaneamente, se publicaron dos colecciones de documentos ineditos, que se referian, respectivamente, a la politica exterior de Polonia y de los Paises Balticos antes de la guerra (Sekrety polskoi politiki:sbornik dokumentov, 1935-1945, 2011). Estos documentos, provenientes en su mayoria de los archivos de los servicios secretos, demostraban, en particular, que la Union Sovietica no tuvo otra alternativa que concluir el pacto del 23 de agosto. Paralelamente, en una transmision televisada el publico ruso fue "informado" sobre el papel negativo que, segun estos mismos documentos, Polonia habria desempenado en el estallido de la guerra.

Los eventos de fines de agosto marcaron el punto algido de la campana sobre memoria, misma que se desacelero abruptamente en septiembre. Mientras tanto, se produjo un cambio importante en la politica exterior rusa. En julio, la reunion entre el presidente Medvedev y Barack Obama inauguro un cierto acercamiento entre Rusia y los Estados Unidos. Al mismo tiempo, tambien las relaciones con Polonia mejoraron. Fue en este contexto en el que el gobierno ruso emitio una opinion desfavorable del proyecto de ley sobre memoria. No obstante, la carta oficial del gobierno, fechada el 29 de julio, permanecio desconocida para los periodistas hasta el siguiente enero.

La "distension" en la "guerra de la memoria" entre Rusia y Polonia comenzo el 30 de agosto de 2009, cuando Vladimir Putin, durante su visita a Polonia con motivo del septuagesimo aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial, publico En la "Gaceta Wyborca" un articulo sobre la politica de la historia. Su tono pacifico contrastaba con el articulo ya citado de Sergei Mironov. Putin, a su vez, repitio que cada pais tiene su parte de responsabilidad por los crimenes del pasado, pero tambien condeno los del estalinismo. Segun Putin, Rusia y Polonia deben conservar la memoria tragica de su historia, pero al mismo tiempo deben dejar que el pasado pase (Putin, 2009).

Poco despues, el 30 de octubre, dia nacional de conmemoracion de las victimas de las represiones politicas, el presidente Medvedev denuncio, de manera mucho mas radical, los crimenes estalinistas. Por un lado, el presidente puso en pie de igualdad la importancia y el caracter "sagrado" de la memoria de las victimas de la represion y, por el otro, la memoria de las hazanas del pueblo ruso durante la Segunda Guerra Mundial. Aun mas, se expreso contrario a los intentos actuales de rehabilitar a Stalin en nombre de la supuesta eficacia de su forma de gobernar. Medvedev recordo que ninguna racionalidad politica podia justificar el sufrimiento de la gente y que se debia luchar en contra de cualquier falsificacion de la historia (Medvedev, 30.10.2009).

Este discurso desmiente todo lo que los dirigentes del Estado, incluido el propio Medvedev, continuaron apoyando despues de la llegada de Vladimir Putin al poder en el 2000. Algunos comentaristas sostenian que Medvedev habia intentado distanciarse de Putin y elaborar una "plataforma" ideologica mas liberal y una politica de la memoria mas equilibrada. En cualquier caso, en lo que respecta al proyecto de ley sobre la memoria se hizo evidente que la situacion politica le era desfavorable. Fue entonces cuando la opinion negativa del gobierno sobre el proyecto de ley finalmente atrajo la atencion de los periodistas.

Debe recordarse que el proyecto contemplaba una modificacion del codigo penal para reprimir, en particular, cualquier intento de "declarar criminales las acciones emprendidas por los paises miembros de la coalicion anti-Hitlerista". Segun la lectura del gobierno, la expresion "declarar criminal" no es suficientemente clara, y no lo es ni siquiera la naturaleza de las "acciones tomadas por los paises miembros de la coalicion anti-Hitlerista". El gobierno declaro que debido a esta falta de claridad no apoyaba el proyecto, al tiempo que reafirmaba la necesidad de proteger la memoria de la guerra de posibles ataques. (11)

El 14 de enero de 2010, el diario "Vedomosti" anuncio la noticia de esta opinion negativa, tomada luego por varios medios: . (12) La publicacion de la carta del gobierno puede explicarse por el contexto de la preparacion del sexagesimo quinto aniversario de la victoria. El 22 de enero, el ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, declaro a la prensa que los jefes de Estado de la Comunidad de Estados Independientes habian sido invitados a la celebracion y que los dirigentes militares de estos paises estaban discutiendo la posible participacion de sus tropas en el desfile. Es probable que, en aquel momento, el gobierno intentara evitar una situacion en la que Rusia pudiera verse aislada diplomaticamente en el momento de la celebracion del 65 aniversario. De ahi la decision de distanciarse publicamente de los autores del proyecto de ley. Sin embargo, el proyecto no ha sido abandonado. En cambio, sus autores se pusieron a trabajar para presentar una nueva version revisada teniendo en cuenta las criticas formuladas por el gobierno.

El 16 de abril de 2010, la nueva version fue presentada a la Duma por el mismo grupo de diputados. El proyecto, revisado a la luz de las criticas formuladas por el gobierno, que lo rechazo por falta de claridad, no se hizo mucho mas claro. En lugar de indicar con precision la naturaleza de las afirmaciones en el campo historico que se proponian reprimir, los autores del proyecto se refugiaron detras del veredicto del tribunal de Nuremberg. Ahora el proyecto se limita a estipular que: "La negacion o aprobacion de los crimenes nazis contra la paz y la seguridad de la humanidad, establecidos por el veredicto del tribunal de Nuremberg, se castigarian con una de las siguientes penas: multa de 300,000 rublos o tres anos de prision". (13)

Este texto laconico da lugar a diversas reflexiones. En primer lugar, el veredicto de Nuremberg es de acceso bastante dificil, por no mencionar el hecho de que es largo y complejo. Por lo tanto, incluso con su edicion rusa, los ciudadanos comunes, que no son ni juristas ni historiadores, pueden tener dificultades para entenderlo. Ademas, no esta especificado, en ninguna parte, sobre la base de las normas juridicas, que los ciudadanos deban conocer este veredicto. Entonces, en este caso, ?como puede castigarseles por la negacion de crimenes establecidos sobre la base de un documento que tienen el derecho de no conocer?

Se tiene la impresion de que los autores del proyecto no consultaron el documento en el que se basan. Si lo hubieran hecho, seguramente se habrian dado cuenta de que la referencia al veredicto no resuelve su problema, que consiste en justificar la politica de la URSS contra las tres acusaciones formuladas en su contra con respecto a su participacion en la Segunda Guerra Mundial. Estas acusaciones son: estar involucrada en el desencadenamiento de la guerra, los crimenes militares cometidos por el Ejercito Rojo y el haber instaurado regimenes titeres en las "democracias populares" en Europa del Este.

Sobre todo, la referencia al veredicto se formula en el proyecto de una manera extremadamente torpe. Uno de los principales meritos del Tribunal de Nuremberg es el de haber establecido una clasificacion clara e inequivoca de los crimenes de los lideres nazis. Esta clasificacion se ha convertido en uno de los fundamentos del derecho internacional, que incluye tres categorias principales: "crimenes contra la paz" (que son "la direccion, la preparacion, el desencadenamiento o la continuacion de una guerra de agresion"); "Crimenes de guerra" ("violacion de las leyes y costumbres de la guerra"); "Crimenes de lesa humanidad" (exterminio de poblaciones civiles y "persecuciones por motivos politicos, raciales o religiosos"). (14)

?Como relacionar la terminologia del proyecto de ley con esta clasificacion? ?Que quieren decir los autores con "crimenes contra la seguridad de la humanidad"? ?Son estos crimenes comparables con los crimenes contra la paz o los crimenes contra la humanidad? En el primer caso, es evidente que la ley no preve, por ejemplo, ningun castigo por la negacion del Holocausto. ?Quien tendra que decir cuales fueron las intenciones del legislador cuando no cumplio con la obligacion de formular sus ideas con precision? Ademas, los crimenes militares de los nazis ni siquiera se mencionan en el proyecto, por lo que los "falsificadores de la historia" pueden seguir negandolos sin correr riesgos.

El legislador no parecio tener mucho cuidado con lo que la ley, una vez adoptada, permitira o no prohibira. De las tres acusaciones en contra de la Union Sovietica mencionadas anteriormente, el proyecto se refiere solo a una. Vale recordar que el primer proyecto prohibia "las acusaciones destinadas a calificar como criminal cualquier accion emprendida por un Estado miembro de la coalicion antihitlerista". Esta formulacion permitia, bien o mal, ofrecer una proteccion juridica al Ejercito Rojo y su conquista de Europa del Este. Pero fue precisamente esta formulacion la que el gobierno considero imprecisa. De hecho, esta podria haber sido interpretada como un intento de justificar las represiones estalinistas. Los autores del nuevo proyecto no hicieron ningun esfuerzo por precisarla, y simplemente la abandonaron. Ahora solo aspiran a defender la reputacion de la Union Sovietica sobre un unico punto: el comienzo de la guerra.

Sin embargo, tambien sobre este punto el veredicto de Nuremberg no es muy util. De hecho, para poder usarlo con el objeto de distinguir inequivocamente las responsabilidades del desencadenamiento de la guerra, seria necesario que ninguna de las razones dadas por este haya sido revisada. De hecho, no se especifica en ninguna parte por quien y como podrian distinguirse las motivaciones que siguen siendo validas y las que ya no lo son. El hecho es que, en varios puntos, las motivaciones han sido objeto de revision, y por parte de las mismas autoridades rusas.

Consideremos los ejemplos de los acuerdos de Munich de 1938 y del pacto Ribbentrop-Molotov. El veredicto de Nuremberg no dice nada sobre la voluntad de los gobiernos frances y britanico en Munich de dirigir contra la Union Sovietica la agresion de Alemania; ni siquiera dice nada sobre el papel del pacto germano-sovietico en el desencadenamiento de la guerra. El protocolo secreto en virtud del cual Stalin y Hitler se repartieron a Europa del Este ni siquiera se menciona en el veredicto, aunque se haya discutido durante mucho tiempo el proceso.

Esto no es sorprendente: los Aliados no establecieron un tribunal para confesar sus propios exabruptos. El hecho es que la condena del fascismo en Nuremberg desempeno un papel extremadamente positivo para el progreso de la democracia y para lo que dejo al sistema contemporaneo de seguridad internacional. Tambien debe entenderse que el tribunal no siempre podia decir (o ni siquiera establecer) la verdad sobre el pasado, y que hoy no es necesario seguir indiscriminadamente cada una de sus conclusiones. Incluso para distinguir entre ellas seria necesario contar con todo un trabajo de interpretacion historica y juridica.

El protocolo secreto germano sovietico fue condenado oficialmente por el Parlamento ruso. Refiriendose a esta decision, el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, invito recientemente a los gobiernos occidentales a condenar tambien oficialmente los errores cometidos por Occidente, incluido el acuerdo de Munich (Lavrov, 2010). Los autores del proyecto de ley probablemente no se dieron cuenta de que esto significa la constatacion de una revision ya efectuada sobre las decisiones del tribunal de Nuremberg y un llamado para continuar con esta revision.

Finalmente, tomemos la condena oficial de la masacre de Katyn por parte de las autoridades rusas, que reconocen la responsabilidad de la Union Sovietica. Bajo la presion de la URSS, el tribunal de Nuremberg habia acusado inicialmente a los nazis de esta masacre, pero el veredicto no lo menciona. Testimonios acusatorios irrefutables contra los sovieticos fueron presentados durante el juicio, pero el tribunal prefirio, en ultima instancia, no aceptarlos. Sin embargo, no por este motivo el tribunal rechazo la acusacion inicial, y el paragrafo correspondiente del veredicto comienza con la afirmacion de que es imposible enumerar todos los crimenes cometidos por los nazis (Wieviorka, 2006: 134-142). ?Se debe concluir que el tribunal establecio formalmente la responsabilidad alemana de este crimen? y ?los representantes del gobierno ruso que ahora asumen la responsabilidad de Katyn y niegan que se trate de un crimen nazi son pasibles de ser condenados por la nueva ley?

De hecho, despues de finales de 2009, en el contexto de la "distension" en las relaciones ruso-polacas, los lideres rusos--comenzando por el mismo Putin--, anunciaron repetidamente que la NKVD (el Ministerio del interior en la epoca de Stalin) habia cometido la masacre de oficiales polacos en 1940. En noviembre de 2010, la Duma hizo una declaracion oficial condenando a Katyn como un crimen estalinista y calificando al estalinismo como totalitarismo. (15) Ahora, fueprecisamente esta calificacion la que la declaracion de la Duma de julio de 2009 (evocada anteriormente) considero como un intento de revision de los resultados de la Segunda Guerra Mundial. Tras su declaracion de noviembre de 2010, el Comite Central del Partido Comunista de Rusia acuso a la Duma de revisar las decisiones del tribunal de Nuremberg (CPRF, 28.11.2010).

En resumen: el veredicto y otros documentos de la Corte de Nuremberg son fuentes historicas extremadamente dificiles de interpretar. Para establecer inequivocamente cuales afirmaciones historicas pretenden prohibir, los legisladores tendrian que asumir sus responsabilidades y proponer formulaciones no ambiguas y utilizables en todos los tribunales de justicia. En su lugar, optaron por no hacerlo, o simplemente no lo consiguieron, de modo que la ley que proponen, si es adoptada por la Duma, desembocaria en el arbitrio de los jueces y en una justicia selectiva, de la cual hemos visto varios ejemplos en estos ultimos anos.

Es dificil predecir como terminara este proyecto de ley. El sitio oficial de la Duma no ha registrado ningun movimiento en este sentido desde abril de 2010, cuando su segunda version fue presentada al parlamento. Es probable que, si no se abandona formalmente, se olvide al menos mientras dure el periodo de "distension" en las relaciones entre Rusia y Occidente o mientras el gobierno continue con una cierta "desestalinizacion" simbolica (recuerdese al respecto el "proyecto de desestalinizacion" propuesto al presidente Medvedev en febrero de 2011 por su Consejo para el desarrollo de la sociedad civil). Se puede comparar el proyecto de ley sobre la memoria con el tren blindado de una vieja cancion sovietica, que espera su hora en tiempos de paz.

No es indiferente observar que, con su logica antifascista, los partidarios del proyecto de ley sobre memoria agitan el mismo fondo de ideas que los comunistas sovieticos sabian explotar tan habilmente en el pasado. Varios autores, entre ellos Francois Furet, han denunciado repetidamente los peligros inherentes a esta logica (Furet, 1995; Furet y Nolte, 2000). La oposicion binaria entre el fascismo y sus adversarios permite, de hecho, a estos ultimos eximirse anticipadamente de cualquier eventual critica, a pesar de los crimenes que ellos mismos cometieron. Esta logica ha permitido, en el pasado, justificar la politica de la URSS; hoy, esta misma logica protegeria su memoria. La realidad historica es evidentemente mucho mas compleja. Luchar contra los intentos de rehabilitar del nazismo no debe significar, en modo alguno, desatender la existencia de regimenes contemporaneos al nazismo, igualmente detestables.

La memoria de varios paises de Europa del Este, contra los cuales parece dirigida la politica actual de la memoria del gobierno ruso, ha estado profundamente marcada por su destino historico. Como ha senalado Timothy Snyder, Europa del Este, primero con la ocupacion nazi y despues con los regimenes comunistas instaurados bajo la autoridad de la Union Sovietica, ha sufrido del totalitarismo mas que cualquier otra region del mundo (Snyder, 2005; Snyder, 2010). La victoria contra la Alemania nazi no trajo la libertad a estos paises. Segun Snyder, hoy esta region esta tratando de hacer oir su voz, una voz que los vencedores de la Segunda Guerra Mundial no parecen muy dispuestos a escuchar. Los defensores de la ley rusa sobre la memoria intentan jugar la carta de solidaridad anti-nazi con los paises occidentales para obtener su apoyo contra los paises de Europa del Este, los que, por su parte, utilizan cualquier argumento en su critica del totalitarismo, descuidando asi las diferencias entre fascismo y comunismo.

Los partidarios de la nueva ley se justifican recurriendo regularmente al ejemplo de paises occidentales como Francia, donde existen leyes sobre la memoria. Sin embargo, pasan por alto una diferencia esencial entre la nueva ley rusa y una ley sobre la memoria como la ley Gayssot: en esta ultima, la memoria protegida es la de las victimas de regimenes criminales o de politicas de opresion establecidas por el Estado, mientras que para los legisladores rusos, es la memoria del Estado la que debe ser protegida de los ataques de la memoria de sus victimas. La unica legislacion francesa sobre memoria comparable al actual proyecto de ley ruso es la ley del 23 de febrero de 2005, que estipulaba que los programas escolares debian reconocer "el papel positivo de la presencia francesa en el extranjero". No es fortuito constatar que esta disposicion fue posteriormente derogada bajo la presion de la opinion publica.

En una vieja democracia como Francia, que tiene un sistema judicial bastante independiente y una solida tradicion de debates publicos, los peligros potenciales de las leyes sobre memoria son mucho menos graves que en un pais como Rusia, que aun no ha roto por completo con varios elementos constitutivos de la cultura politica sovietica.

Si es necesario combatir los intentos de rehabilitacion de los regimenes totalitarios, es entonces imposible definir, por ley, la verdad historica. El pensamiento critico y los debates publicos son nuestro unico recurso para poder medir todo el espesor tragico del pasado que hemos heredado.

Bibliografia

Adler, N. (2005). The Future of the Soviet Past Remains Unpredictable: The Resurrection of Stalinist Symbols Amidst the Exhumation of Mass Graves. EuropeAsia Studies, 57 (8), 1093-1119.

Afanassiev, Y. (1996). Drugayavoyna (Otra guerra). Moscu: Edicion de RGGU.

Declaracion del Comite Central del Partito comunista de la Federacion rusa: "Sobre la inadmisibilidad de revisar el resultado del proceso de Nuremberg en relacion con el caso Katyn". (28 de noviembre de 2010). Recuperado de: http://katyn.ru/index.php?go=News&in=view&id=207

Ferretti, M. (2004). Obretiennay aidentitchnost'. Novaya 'ofitsialnayaistoriya' poutinskoi Rossii (Una identidad reencontrada. La nueva 'historia oficial' en la Rusia de Putin). Neprikosnovennyi Zapas, (36), 7885.

Ferro, M. (1985). L'histoiresoussurveillance. Science et conscience de l'histoire. Paris: Calmann-Levy.

Filippov, A. (2007). Noveychayaistoriya Rossii, 1945-2006 (Historia contemporanea de Rusia 1945-2006)--Moscu: Prosvechtcheniye.

Furet, F. (1995). Le passe d'une illusion. Essai sur l'idee communiste au XXe siecle. Paris: R. LaffontCalmann-Levy.

Kaplan, V. (2005). History Teaching in Post-Soviet Russia. Coping with Antithetical Traditions, en B. Elkof, L. Holmes y V. Kaplan (Eds.), Educational Reform in Post-Soviet Russia: Legacies and Prospects (pp. 247271). London: Frank Cass.

Kaplan, V. (2009). The Vicissitudes of Socialism in Russian History Textbooks. History and Memory 21 (2), 83109.

Khapaeva, D. y Koposov, N. (1992). Les demi-dieux de la mythologie sovietique. Etude sur les representations collectives de l'histoire 47 (4-5), 963-987.

Khapaeva, D. (2007). Gotitcheskoyeobchtchestvo. Morfologiyakochmara (La sociedad gotica. Una morfologia de la pesadilla). Moscu: Novoye literatourn oyeobozreniye.

Koposov, N. (2010). Le debatrusse sur les loismemorielles. Le Debat (158) 50-59.

Koposov, N. (2011). Pamait' strogogorejima. Istoriya i politika v Rossii. Moscu: Novoye Literaturnoie Obozreniye, 2011.

Lavrov, S. (2010). 65-letiye velikoypobedy (El 65 aniversario de la Gran Victoria). Recuperado de: http://www.mid.ru/brp_4.nsf/0/11B29D877B188D4AC32576AC0025F4CD.

Medvedev, D. (7 de mayo de 2009). (Sobre la Gran Guerra Patria, la verdad historica y nuestra memoria). Recuperado de: http://blog.da- medvedev.ru/post/11/transcript

Medvedev, D. (30 de octubre de 2009). Pamiat' o natsionalnykh tragediyakh tak je sviachtchenna, kak pamiat' o pobedakh (La memoria de las tragedias nacionales es tan sagrada como las de las victorias).

Meltioukhov, M. (2008). Oupouchtchennyichans Stalina. Skhvatkaza Evropou 1939- 1941 (Una oportunidad perdida por Stalin. La batalla por Europa 1939-1941), 3a ed. Moscu: Vetche.

Merridale, C. (2003). Redesigning History in Contemporary Russia. Journal of Contemporary History 38 (1), 13-28.

Mironov, S. (17 de julio de 2009). Prigovor istorii objalovaniyou ne podlejit (La sentencia de la historia es inapelable). Rossiyskaya Gazeta.

Neprikosnovennyi Zapas. (2005). Pamiat' o voine 60 let spoustya. Rossiya, Germaniya, Evropa (La memoria de la guerra sesenta anos despues. Rusia, Alemania, Europa), (40- 41).

Nolte, E & Furet, F. (2000). Fascisme et communisme. Paris: Hachette.

Pavlovskiy, G. (17 diciembre de 2008). Plokho s pamiatiou--plokho s politikoy (Donde la memoria no es buena, ni siquiera la politica lo es). Rousskiy Journal. Recuperado de: http://www.russ.ru/

Pribaltika i geopolitika, 1935-1945. Rassekrechennye dokumenty sluzhby vneshnei razvedki Rossiiskoi Federatsii (Paises balticos y geopolitica 1935-1945. Documentos desclasificados de los servicios de informacion externa de la Federacion Rusa). (2010). Moscu: Ripol.

Putin, V. (2009). Stranitsyistoriyu-- povoddliavzaimnykhpretenziyiliosnovadliaprimireniya i partnerstva? (Las paginas de la historia ?Un pretexto para los reproches mutuos o una base para la pacificacion y la asociacion?).

Rees, A. (2010). Managing the History of the Past in the Former Communist States, en M. Pakier y B. Strath (Eds.), A European Memory? Contested Histories and Politics of Remembrance (pp. 219- 232). New York-Oxford: Berghahn Books.

Roginski, A. (2009). Memoire du stalinisme. Le Debat, (155), 119-130.

Shlapentokh, D. (2009). Russian History and the Ideology of Putin's Regime Through the Window of Contemporary Russian Movies. Russian History, 36 (2), 278-301.

Shlapentokh, V & Bondartsova, V. (2009). Stalin in Russian Ideology and Public Opinion: Caught in a Conflict Between Imperial and Liberal Elements. Russian History, 36(2), 385-400.

Sekrety polskoi politiki: sbornik dokumentov, 1935-1945 (Los secretos de la politica polaca: coleccion de documentos 1935-1945). (2011). Minsk: Mastatskaia literatura.

Snyder, T. (2005). Balancing the Books. Index on Censorship 34(2), 72-75.

Snyder, T. (2010). La realiteignoree de l'extermination des Juifs. Le Debat, (158),108-117.

Snyder, T. (2010). Bloodlands. Europe Between Hitler and Stalin. London: Vintage.

Solonin, M. (2007). 22 iyunya, ili Kogdanatchalas' Velikayaotetchestvennayavoyna? (El 22 de junio o ?Cuando comenzo la Gran Guerra Patriotica?). Moscu: Yaouza.

Svechnikov, A. (2004). Bor'bavokrugchkolnykhoutchebnikovistorii v postsovetskoy Rossii (La lucha en torno a los manuales escolares de historia en la Rusia postsovietica). Neprikosnovennyi Zapas, (36), 70-78.

Vasquez Linan, M. (2010). History as a propaganda tool in Putin's Russia. Communist and PostCommunist Studies, (43), 167-178

Wieviorka, A. (2006). Le proces de Nuremberg, Paris: L. Levi.

Notas

(1) Este articulo retoma algunos de los temas de mi libro (2011) Pamait' strogogorejima. Istoriya i politika v Rossii (La memoria de un regimen duro: historia y politica en Rusia). Presenta una version modificada de mis articulos publicados en la revista "Le Debat" (2010) y en el sitio web de la asociacion. Liberte pourl'histoire http://www.lph- asso.fr/indexc8e5.html?option=com_content&view=article&id=73&Itemid=181&lang=fr

(2) El texto completo del proyecto de ley federal "sobre algunas modificaciones del Codigo penal de la Federacion rusa" vease el sitio oficial de la Duma: http://www.duma.ru, proyecto de ley no 197582-5. En lo que sigue de este articulo, todas las referencias a los documentos se proporcionan sobre la base de este sitio web. Para las traducciones del proyecto de ley en frances e ingles, consulte el sitio web de la asociacion Liberte pour l'histoire http://www.lph-asso.fr

(3) Entre los libros recientes que desarrollan la tesis de que el Ejercito Rojo habria sido sorprendido por el ataque de Hitler en el momento en que estaba preparando su "guerra preventiva" contra Alemania, se deben mencionar M. Meltioukhov (2008); Solonin (2007) y Afanassiev (1996).

(4) Vease: Neprikosnovennyi Zapas (2005), una de las mejores revistas de opinion en Rusia.

(5) Segun una encuesta realizada por mi y Dina Khapaeva en junio de 2007, sobre distintas muestras representativas de mil personas cada una, la mayoria de los rusos dicen que son plenamente conscientes de la amplitud del terror estalinista. En San Petersburgo solo el 19.5% de los encuestados piensa que el numero de victimas no supero los 10 millones, mientras que el 34,4% las situa entre los 20 y los 30 millones, y el 20,3% a mas de 30 millones. Un cuarto de los entrevistados no se pronuncia. Tambien en Ulianosk, una ciudad de provincial que forma parte del "cinturon rojo" (region donde la influencia del partido comunista es muy fuerte), las respuestas no son diferentes: el 33.9% menos de 10 millones, 26.1% entre 10 y 30 millones, 15,9% mas de 30 millones, y tambien aqui una cuarto de los encuestados no responde. El 69,9% de las personas encuestadas en San Petersburgo y el 55,9% en Ulianovsk piensan que estas hecatombes no tenian justificacion. Sin embargo, esto no impide que Stalin, figure, en nuestra encuesta, como en muchas otras, en la tercera posicion de la lista de personajes historicos mas populares, superado solo por Pedro el Grande y por Catalina II. A la pregunta si el papel de Stalin en la historia rusa habia sido bastante positivo o bastante negativo, el 27,8% en San Petersburgo y el 46,2% en Ulianovsk optaron por positivo, contra el 47% y el 34% respectivamente por negativo. Mas aun, tratandose del papel de Stalin en la Gran Guerra Patriotica, las evaluaciones positivas aumentaron a un a 51.5% y 74%.

(6) Segun nuestra encuesta, la mayoria de las personas interrogadas comparten la opinion de que, en la epoca sovietica, las personas ordinarias no estaban involucradas en el regimen del terror y que, a pesar de las peores dificultades, permanecieron agradables y abiertas (63.6% en San Petersburgo y el 67,5% en Ulianovsk) y que la cultura y la moral publica de la Rusia actual podrian beneficiarse de las tradiciones de esa epoca. Esta vision del pueblo ruso es similar en todos los puntos a la expresada en nuestras encuestas de 1990 (Khapaeva y Koposov, 1992).

(7) Nuevamente, segun nuestra encuesta de 2007, la mayoria de las personas encuestadas estan de acuerdo en que los soldados sovieticos llevaron la libertas a los pueblos europeos (75,5% en San Petersburgo y 86% en Ulianovsk; otra encuesta, efectuada en marzo de 2009 por el Centro ruso para estudio de la opinion publica sobre una muestra representativa nacional, arroja una cifra del 77%) y que arriesgaron su vida por proteger las poblaciones civiles (68.1% y 81.4%). solo una pequena minoria (16,8% e 17,3%) cree que son culpables de robos y violaciones, y un tercio (31,5% y 35,6%) que contribuyeron a instalar los regimenes de ocupacion en los territorios liberados.

(8) Diferentes estudios han sido consagrados en estos ultimos anos a los usos del pasado en Rusia bajo la era de Putin (Vease, por ejemplo: Svechnikov, 2004; Ferretti, 2004; Merridale, 2003; Adler, 2005; Shlapentokh, 2009; Shlapentokh y Bondartsova, 2009; Roginski, 2009; Kaplan, 2005; Kaplan, 2009; Rees, 2010 y Vasquez Linan, 2010).

(9) Para las traducciones francesas e inglesas de estas peticiones, vease el sitio web de la asociacion Liberte pour l'histoire (http://www.lph-asso.fr/).

(10) La traduccion al frances de esta resolucion se encuentra en http://www.voltairenet.org/article161169.html.

(11) http://duma.gov.ru, proyecto de ley no 197582-5.

(12) http://www.vedomosti.ru/newspaper/article/2010/01/14/222888.

(13) http://duma.gov.ru, proyecto de ley no 197582-5.

(14) Los materiales del proceso de Nuremberg aqui citados se toman del sitio web de la Yale LawSchool: http://avalon.law.yale.edu.

(15) La declaracion de la Duma: Sobre la tragedia di Katyn y sus victimas aparece en http://duma.gov.ru, 26 de noviembre de 2010.

Nikolay Koposov

Emory University, Estados Unidos

nikolay.koposov@emory.edu

Recibido: 10 de octubre de 2018 | Aceptado: 29 de octubre de 2018 | Publicado: 4 de enero de 2019

https://doi.org/10.24215/23468971e080
COPYRIGHT 2019 Universidad Nacional de la Plata. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Koposov, Nikolay
Publication:Trabajos y Comunicaciones
Date:Jan 1, 2019
Words:8332
Previous Article:El pasado que no pasa: Cortocircuitos en las politicas de la memoria en Croacia.
Next Article:La profesionalizacion del cuidado sanitario. La enfermeria en la historia argentina.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters