Printer Friendly

La pluma entre las plumas: la presencia de los paaaros en las cronicas urbanas de Pedro Lemebel.

El Diccionario de la Real Academia presenta varias acepciones para la palabra pluma. Entre ellas esta "cada una de las piezas de que esta cubierto el cuerpo de las aves.>> Tambien encontramos "escritor, autor de libros u otros escritos.>> Ademas, la pluma puede aludir al "afeminamiento en el habla o los gestos de un varon.>> Esta relacion transversal entre literatura, aves y homosexualidad no es ajena a la literatura hispanoamericana. En efecto tanto Reinaldo Arenas como Severo Sarduy e incluso Federico Garcia Lorca perpetuan esta "filiacion" literaria entre pajaros y homosexuales.

Uno de los autores que mas se ha caracterizado en los ultimos anos por la representacion de una homosexualidad deliberadamente transgresiva es el autor chileno Pedro Lemebel. Al leer sus cronicas encontramos a menudo travestis hombre-a-mujer que aparecen como garzas o aves mas o menos exoticas en relacion directa con otros personajes, enriqueciendo de esta manera el "bestiario" de la literatura hispanoamericana. Siguiendo a Michel Foucault (ver Microfisic....), Judith Butler (1) y Kulawik, intentaremos demostrar aqui como Pedro Lemebel se ha erigido como uno de los continuadores de esta tradicion literaria que vincula pluma y homosexualidad.

Por medio de sus cronicas, Lemebel da voz a la marginalidad, a la llamada "loca,>> en su representacion mas extrema: el travesti homosexual. El lenguaje de esta voz es una performance hecha de metaforas, imagenes y alusiones. Al igual que el cuerpo de la "loca,>> que con su presencia denuncia "la discontinuidad radical entre el sexo del cuerpo y los generos culturalmente construidos" (Butler 2006: 67), la escritura de Lemebel "es y no es,>> se transforma, se trasviste y, por ende, perturba. Se trata de la "escritura vivencial de [un] cuerpo deseante" (Lemebel 2000: 88), (2) un cuerpo "nacional,>> que denuncia y critica, haciendo visible lo que no se quiere ver. A traves de sus cronicas, Lemebel escribe una historia "efectiva" que nos permite "conocer" para "saber" en el sentido dado por Foucault; es decir, no para comprender sino "para hacer tajos" (3) (Foucault 1991: 20).

Las cronicas lemebelianas buscan precisamente desbloquear la memoria, indagando en los recuerdos dolorosos y en las heridas para facilitar la integracion del pasado y el presente chilenos sin exclusiones. El tema de la memoria historica, en oposicion a la "sabana blanca" (4) de la transicion democratica chilena que busca una amnesia colectiva, aparece como una de las razones por las que Lemebel decide dejar el cuento para escribir cronicas, segun lo senala en una entrevista otorgada a Fernando Blanco y Juan G. Gelpi:
   Tal vez fue la cronica el gesto escritural que adopte porque no
   tenia la hipocresia ficcional de la literatura que se estaba
   haciendo en ese momento. Esa inventiva narrativa operaba en algunos
   casos como borron y cuenta nueva. Especialmente en los escritores
   del neoliberalismo. Ese mercado, esa foto familiar de la cursileria
   novelada. El Chile novelado por el whiskey y la Coca del status
   triunfalista. Un pais descabezado, sin memoria, expuesto para la
   contemplacion del rating economico. (151)


El nombre de Pedro Lemebel comienza a adquirir notoriedad en Chile en los anos ochenta, gracias a la polemica que sucitaron sus primeras apariciones publicas. Entre las que mas han marcado la historia cultural chilena de los ultimos veinte anos, podemos mencionar la lectura de su "Manifiesto (Hablo por mi diferencia)" en septiembre de 1986, durante una reunion de los partidos de izquierda en la Estacion Mapocho de Santiago de Chile. El autor, que fue un duro opositor a la dictadura de Pinochet, por medio de su manifiesto interpela a la izquiera por su actitud con los homosexuales.
   En Nueva York los maricas se besan en la calle
   Pero esa parte se la dejo a usted
   Que tanto le interesa
   Que la revolucion no se pudra del todo
   A usted le doy este mensaje
   Y no es por mi
   Yo estoy viejo
   Y su utopia es para las generaciones futuras
   Hay tantos ninos que van a nacer
   Con una alita rota
   Y yo quiero que vuelen companero
   Que su revolucion
   Les de un pedazo de cielo rojo
   Para que puedan volar (Lemebel 1997: 89).


En este pasaje aparece una clara asociacion entre pajaros y varones homosexuales, o que van a serlo cuando crezcan. Observamos, tambien, la alusion a la homosexualidad como un defecto innato, cuya herida en la auto-estima se busca sanar de algun modo. Encontramos al mismo tiempo algunas huellas intertextuales o "sombras" (Moreno 2005: 199), como senala Fernando Moreno, de otro autor que relacionaba la homosexualidad con la figura de los pajaros. En nuestro caso nos referimos a Federico Garcia Lorca y a su libro Poeta en Nueva York. En los poemas "Navidad en Hudson" y "Oda a Walt Whitman,>> escritos entre 1929 y 1930 cuando se encontraba estudiando en la Universidad de Columbia, Lorca deja en evidencia el dolor y el desgarro que le significaba sentirse "diferente.>> O con un ala "rota" como dice Lemebel. La virulencia de los versos es chocante: "Por eso levanto mi voz [...]/[...] contra vosotros, maricas de las ciudades,/de carne tumefacta y pensamiento inmundo,/madres del lodo, arpias, enemigos sin sueno/del Amor que reparte coronas de alegria./[...] Contra vosotros siempre [...]/[...] Pajaros de la Habana" (Lorca 1957: 453). Este ataque al hombre homosexual afectado, urbano y escandaloso en contraposicion, quizas, al homosexual sencillo, rustico y discreto, puede interpretarse como un reflejo de la homofobia imperante en los anos 30 y de la cual el yo poetico se hace eco porque problablemente la ha interiorizado. Como lo sugiere ya en 1940 el critico Juan Larrea: "Federico Garcia Lorca era victima, cuando escribio este libro, de una torturadora crisis interior.[...] No puede vivir complacido dentro de una sociedad que repele como tara su anormalidad congenita, ni perversa ni infame" (Larrea 1976:118).

Como lo hemos indicado en su manifiesto Lemebel interpela a la izquierda, pero por extension lo hace a toda la sociedad chilena. Por medio de su discurso Lemebel denuncia lo complejo que resultaba construir una identidad para los homosexuales dados el rechazo y los prejuicios asociados a la homosexualidad. Al referirse a los jovenes del manana, a sus derechos, Lemebel esta "absorbiendo" otro texto de Lorca (5) para transformar su mensaje y hacerlo audible a traves de un tono de denuncia. Este nino con la "alita rota" se relaciona con el puber o nino del poema "Suicidio" del libro Canciones (1921-1924) de Lorca.
   SUICIDIO

   (Quizas fue por no saberte la Geometria)
   El jovencito se olvidaba.
   Eran las diez de la manana.
   Su corazon se iba llenando
   de alas rotas y flores de trapo.
   Noto que ya no le quedaba
   en la boca mas que una palabra.
   Y al quitarse los guantes, caia,
   de sus manos, suave ceniza.
   Por el balcon se veia una torre.
   El se sintio balcon y torre.
   Vio, sin duda, como le miraba
   el reloj detenido en su caja.
   Vio su sombra tendida y quieta
   en el blanco divan de seda.
   Y el joven rigido, geometrico,
   con un hacha rompio el espejo.
   Al romperlo, un gran chorro de sombra
   inundo la quimerica alcoba. (Lorca 1957: 334).


Este poema alude a un cliche literario que asociaba la homosexualidad con sufrimiento, suicidio o muerte tragica. El personaje homosexual podia tener existencia "literaria" e incluso podia llegar a conocer la felicidad, pero no le estaba permitido vivir porque su orientacion sexual transgredia la norma. El nino del poema necesitaba una imagen positiva que el espejo no le da porque la sociedad valora la norma, la geometria, el equilibrio y el representa el desorden y la asimetria. Esa ceniza que cae de la mano que cubre el guante, podria interpretarse como una existencia que para poder vivir en sociedad ha tenido que quemar su esencia y cubrirla. En efecto, como senala Gil-Albert "la unica alternativa que se les ofrecia a los homosexuales que aspiraban a formar parte de la sociedad era quemarse" (Sahuquillo 1991: 353).

Al retornar esta "sombra" del texto lorquiano, Lemebel reactualiza una problematica existencial ligada al sufrimiento por ser diferente. Pero el no esquiva el insulto. Mas bien se apropia de el y con su voz "marica" y su "lengua salada" (Lemebel 2008:11) exige un espacio para la loca: "Mi hombria fue morderme las burlas./Comer rabia para no matar a todo el mundo./Mi hombria es aceptarme diferente." (Lemebel 1997: 88).

Otra de las facetas que han ayudado a la notoriedad publica de Lemebel, la podemos encontrar en las provocaciones artisticas del grupo "Las Yeguas del Apocalipsis.>> (6) Esta dupla, formada junto a Francisco Casas, logro escandalizar a un pais que vivia "adormecido" entre la "cultura oficial" de la dictadura militar manifestada en la television publica, la censura y el miedo que provocaba la represion. Este colectivo fundado en 1987 buscaba remecer a la sociedad chilena, abriendo espacios, desde los margenes, sobre temas prohibidos, tales como la situacion de los detenidos-desaparecidos, el sida y los derechos de las minorias sexuales. Como telon de fondo aparecia un vinculo con la homosexualidad; pero no con el modelo cosmopolita del gay proveniente de lo Estados Unidos, sino con la homosexualidad vinculada a la pobreza y a la marginalidad. Las "yeguas" representaban entonces lo autentico, lo nacional, que resistia a los intentos del mercado por "normalizar" la homosexualidad."

Experiencias politico-culturales (7) como las realizadas a fines de los anos ochenta, son un buen ejemplo de este remecer a la sociedad chilena. En la sede de la Comision Chilena de Derechos Humanos el 12 de octubre de 1989, Las yeguas del Apocalipsis bailaron un pie de cueca descalzos sobre un mapa de America Latina cubierto con diez botellas trizadas de Coca-Cola hasta cubrirlo de rojo, fruto de las auto-flagelaciones. En otra ocasion, durante un encuentro entre los intelectuales con los representantes de los partidos politicos que lideraban el "no" al plesbicito de Pinochet, Francisco Casas y Pedro Lemebel, que no formaban parte de los invitados, subieron al escenario vestidos como vedettes. Es decir, con plumas, tacos y zungas. Luego colgaron un lienzo en medio del escenario que decia "Homosexuales por el cambio" y permanecieron en el lugar hasta que algunos de los asistentes reaccionaron del asombro y terminaron por pedirles que se fueran.

Esta forma de (re)escribir la historia con sangre, plumas y tacos, buscando denunciar, iluminan el "suceso crudo" por medio de la performance para luego retomarlo por medio de la escritura: "Maria Felix, fumando de una larga boquilla de carey, lleva puesto un vestido futurista, largo, de terciopelo rojo. Sobre su cabeza parece volar un faisan disecado--con las alas distendidas--el que en medio del delirio de una descomunal competencia fashion se puso en la testa a modo de sombrero" (Casas 2004:186).

Como bien senala Krzysztof Kulawik "los textos de Casas y Lemebel proponen entonces un nuevo discurso fragmentado, alternativo al tradicional, al utilizar el travestismo como una postura artistica y politica radical para descentrar nociones de la identidad, no solamente sexual, sino nacional, emica y cultural" (Kulawik 2008: 104). En este sentido, las plumas de Casas y Lemebel establecen "una relacion de fuerzas que se invierte" (Foucault 1991: 21), permitiendo que las palabras vuelen y se liberen, desnudando de paso los artificios de la verdad "oficial." Veamos, por ejemplo, como Lemebel enrostra a Joan Manuel Serrat la ausencia de los homosexuales en sus canciones: "Nunca supo entonces del pajaro Lorqui-ano de Federico, destripado por las puas del franquismo. Acaso no hubo un mariposon espanol que pintara el aire de rojo al llegar el socialismo" (Lemebel 1997:119).

Esta tradicion literaria que relaciona plumas, pajaros y homosexualidad tiene un origen en la mitologia griega del cual se han inspirado los sucesivos autores que han abordado el tema del amor homosexual. Nos referimos al rapto de Ganimedes por parte de Zeus. Como sabemos segun esta leyenda, el rey de los dioses olimpicos se enamoro del principe troyano y, transformandose en aguila, lo rapto y se lo llevo al Olimpo en sus alas para hacerlo su amante. Lemebel y Lorca se unen, se relacionan, se absorben por medio de plumas y pajaros a traves de una malla de textos que van desde la Antiguedad, pasando por Gongora, Casas, Cernuda, Sarduy, Arenas y tantos otros que mantienen y mantendran viva esta filiacion literaria que reclama un espacio para las alas rotas.

Bibliografia

Abalos, A. Rojas y D. Zurita, Yeguas del Apocalipsis, Santiago de Chile, Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile, 2007. Web. [consultado el 30.09.08] http://www.cybertesis.cl/tesis/uchile/2007/abalos_c/html/index.frames.html

Blanco, Fernando (ed.). Reinas de otro cielo. Modernidad y autoritarismo en la obra de Pedro Lemebel, Santiago: LOM, 2004. Print.

Butler, Judith.: Trouble dans le genre, Paris: La Decouverte, 2006. Print.

Casas, Francisco. Yo yegua, Santiago de Chile: Seix Barral/Planeta, 2004. Print

Foucault, Michel. Microfisica del poder, Madrid: La piqueta, 1991. Print.

Garcia Lorca, Federico. "Oda a Walt Whitman." En Obras Completas, Madrid: Aguilar, 1957. Print.

Lemebel, Pedro. Loco afan, Santiago de Chile, LOM,1997. Print.

"Homoeroticas urbanas" (o apuntes profugos de un petalo coliflor), Loco afan, Barcelona, Anagrama, 2000. Print.

Serenata cafiola, Santiago, Planeta-Seix Barral, 2008. Print.

Kulawik, Krzysztof. "Travestir para reclamar espacios: la simulacion Sex/Text-UAL de Pedro Lemebel y Francisco Casas en la urbe chilena.>> En Alpha, No. 26 (2008). Print.

Larrea, Juan. "Asesinado por el cielo.>> En Trece de nieve 1-2, diciembre, (1976) [1940] : 117-124. Print.

Moreno, Fernando. "Sombra.... y algo mas. Notas en torno a Nocturno de Chile.>> En: Roberto Bolano. Una literatura infinita. Poitiers: CRLA Archivos, 2005. Print.

Moulian, Tomas. Chile Actual: Anatomia de un Mito, Santiago: LOM, 2002. Print. Robles, Victor Hugo. Bandera Hueca: Historia del Movimiento Homosexual de Chile. Santiago: Arcis-Cuarto Propio, 2008. Print.

Sahuquillo Vazquez, Angel. Federico Garcia Lorca y la cultura de la Homosexualidad Masculina. Instituto de Cultura "Juan Gil-Albert," Alicante: Diputacion de Alicante, 1991. Print.

Henri Billard

Universite de Poitiers-CRLA Archivos

Notas

(1) La "loca" pone en evidencia lo que Judith Butler llama "la discontinuidad radical entre el sexo del cuerpo y los generos culturalmente construidos." Ver Trouble dans le genre :67.

(2) "La flama busquilla de la marica relampaguea siempre en presente y equivoca su captura en el espejo cambiante de su sombra. La ciudad se lo perdona, la ciudad se lo permite, la ciudad la resbala en el taconeo suelto que pifia la identidad con la errancia de su cronica rosa. Una escritura vivencial del cuerpo deseante, que en su oleaje temperado palpa, roza y esquiva los gestos sedentarios en los rios de la urbe que no van a ningun mar."

(3) La cita completa dice: "el saber no ha sido hecho para comprender, ha sido hecho para hacer tajos."

(4) E Blanco y J. G. Gelpi,, "El desliz que desafia otros recorridos. Entrevista con Pedro Lemebel," Reinas de otro ciel.....: 152.

(5) Para mayor informacion sobre la relacion entre pajaros y alas en Lorca, ver el estudio de Angel Sahuquillo Vazquez.

(6) Para mayor informacion sobre la historia y las actividades de este colectivo, ver C. Abalos, A. Rojas y D. Zurita, Yeguas del Apocalipsis. [consultado el 30.09.08] http://www.cybertesis.cl/tesis/uchile/2007/abalos_c/html/index_frames.html

(7) Ver http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0044728.pdf
COPYRIGHT 2012 University of Northern Colorado, Department of Hispanic Studies
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Billard, Henri
Publication:Confluencia: Revista Hispanica de Cultura y Literatura
Article Type:Ensayo critico
Date:Sep 22, 2012
Words:2711
Previous Article:Dictadura y (des)madre: Mina cruel de Alicia Borinsky.
Next Article:Un acercamiento bibliografico a Virgilio Pinera.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters