Printer Friendly

La persistencia de una errata: Simone de Beauvoir.

?Por que presentar una separata de la revista Nomadias en un Coloquio flosofco de mujeres? ?Una confusion? ?Un desacierto o cosa errada? Recientemente, subiendo un morro, me preguntaba que lugar le damos a los errores y a las errancias en nuestras vidas. Respecto de los primeros es sabido que nos equivocamos una y otra vez, de manera simple o compleja, individual o colectivamente, perturbandonos su ocurrencia. Y con relacion a las errancias, esos movimientos que suponen acciones de busquedas o ensayos un tanto vagabundos, parecen generar cierta inquietud por no tener claros sus fnes y destinos.

A proposito de una errata respecto del nombre de Simone de Beauvoir, como 'Simone de Beaboir', que persistia en las ediciones previas a la edicion fnal de la separata Nomadias, pese a la insistencia que yo hacia para su correccion, quisiera hacer una relacion de esa errata con el desacierto, con el error de desestimar a Simone de Beauvoir como flosofa y considerarla mas cercana a la literatura que a la flosofia. El termino errata, referido generalmente a la inscripcion grafca, podriamos extenderlo tambien a los yerros en las interpretaciones. (2)

La cualidad flosofca de la escritura de Simone de Beauvoir se ha ido evidenciando durante las ultimas decadas, aunque todavia insufcientemente; podriamos interpretar que la situacion de menos ser que ha tenido en el campo flosofco tiene su razon no solo en el menor lugar de reconocimiento que se le ha dado tradicionalmente a las mujeres flosofas a partir de logicas andro y falocentricas, y en un modo de entender la flosofia, sino tambien en el hecho de que la misma Beauvoir no se consideraba flosofa, pese a su confesada pasion por la refexion flosofca. ?De que manera entendia la flosofia para no sentirse incluida en ella? ?Que diferencia establece entre ser flosofa y pensar y escribir flosofcamente?

Retomo para este desarrollo, las propias expresiones de la flosofa respecto de restarse de esa categoria:
"Sin embargo, no me consideraba una filosofa, sabia muy bien que mi
desenvoltura para entrar en un texto venia precisamente de mi falta de
inventiva. En ese terreno, los espiritus verdaderamente creadores son
tan pocos que es ocioso preguntarme por que no trate de ser uno de
ellos; mas bien habria que explicar como ciertos individuos son capaces
de llevar ese delirio concertado que es un sistema y de donde les viene
el empecinamiento que da a sus premisas el valor de llaves universales.
Ya he dicho que la condicion femenina no predispone a ese genero de
obstinacion" (1961, p. 231).


Son varios los puntos a considerar en este parrafo que podrian hacer incluso problematica la misma apuesta de De Beauvoir por deconstruir los condicionamientos psiquicos y sociales de la diferencia sexual, al referirse a la "condicion femenina" y a la predisposicion de esta a ciertas maneras de pensar. Podriamos hacernos la pregunta respecto de la relacion del contenido de su enunciado "La mujer no nace, llega a serlo" con ella misma. En que sentido queda atrapada en esas determinaciones culturales que la hacen, la inclinan a ciertas formas de pensar y a otras no y que ella llamara "condicion femenina". Cual el pliegue de un posible limite en la liberacion de la subjetividad sujetada a formas que de acuerdo al planteo de Beauvoir radicaria en un modo de pensar en tanto mujeres y, por tanto, la relacion con el mundo. La construccion y la dominacion de las formas patriarcales, puestas en cuestion de manera implacable y radical por Beauvoir, podrian dejar una huella que, pese a todas las operaciones emancipatorias, quedara como un residuo de la diferencia sexual construida social y politicamente. Hechas como mujeres en una condicion especular respecto de los hombres, podria ser que nos representaramos a nosotras mismas como pensadoras en una diferencia que puede conducirnos a un estilo de menor solidez o cierre, a modos de pensar que no arman sistema y que permiten transitares de caracter mas errante (3). El problema, asi puesto, no es la obstinacion como la marca de la diferencia respecto de los hombres, sino el tipo de obstinacion. La obstinacion de los "verdaderos creadores", de acuerdo a Beauvoir, seria la de construir sistemas y dar a sus premisas el valor de "llaves universales". Beauvoir no esta "predispuesta" hacia los sistemas orientados a lo universal, sino a la refexion de la experiencia singular en la que se obstina. Su escritura autobiografca esta inspirada en tal sentido.

Podriamos dar un giro a lo que venimos planteando y considerar que esa "condicion femenina" asociada a formas de pensar y escribir podria no ser lo residual del proceso de hacerse y deshacerse, sino la voluntad afrmativa por producir una escritura refexiva de caracter flosofco cercana a la experiencia como mujer, en un mundo de hegemonia masculina, la que debe decirse en el lenguaje como movimiento del despliegue critico de si misma.

Por otra parte, volviendo al texto citado, se puede percibir que hace una suerte de contrapunto entre el arrojo del pensamiento en el que se reconoce y la verdadera creacion; entre su propia "desenvoltura" en la consideracion de los textos, en oposicion a su "falta de inventiva". Llama esto ultimo la atencion por parte de quien sentia la fuerza creativa del trabajo escritural que habia asumido sin vacilacion como proyecto existencial y que dio lugar a varios ensayos, dos estudios voluminosos, novelas, cuentos, una obra de teatro, textos autobiografcos. El punto de distincion que hace Beauvoir es en torno a la condicion de "verdaderos creadores" que serian los flosofos constructores de sistemas, construccion para la cual no siente inclinacion. Efectivamente Simone de Beauvoir no construye un sistema, pero sin embargo produce una refexion flosofco-politica de tal contundencia que se constituye en un referente ineludible para el pensamiento flosofco feminista. Desde la decada de los 70' hasta la actualidad, es releida y analizada recurrentemente por los distintos feminismos que han tenido lugar desde ese tiempo.

Mas alla de la autoconciencia de si misma como flosofa, puede ser reconocida como flosofa politica: como flosofa de la emancipacion de las mujeres a traves de su libro clave El segundo sexo, y como lucida interprete de las implicancias politicas del desprecio y segregacion de la ancianidad en su libro La vejez. Asimismo, recurrio de manera importante a la escritura de si como estilo flosofco, en que desde el cuerpo y su lugar en el mundo trama una refexion que toca la vida personal y politica.

Teresa Lopez Pardina equipara la fgura de Simone de Beauvoir con la de Rousseau, como asimismo los libros respectivos de El segundo sexo y El contrato social, en tanto Beauvoir habria radicalizado el principio igualitario de la democracia al incluir a las mujeres en una suerte de deber ser del pacto social:
"Beauvoir, como filosofa, inicia a mediados del siglo XX y con la
rejilla conceptual del existencialismo, una manera diferente y original
de abordar la dilucidacion de lo que son las mujeres, esos seres
disimetricos e inferiores al otro componente de los grupos humanos que
son los varones. El segundo sexo constituye un corpus teorico que
desmonta la desigualdad entre mujeres y hombres porque nos demuestra
que la desigualdad es algo construido, una construccion cultural. Y, al
mismo tiempo, nos proporciona las herramientas teoricas para reemplazar
esa construccion anti-igualitaria e injusta por otra igualitaria y
justa; para terminar con un estado de opresion y reemplazarlo por un
estado de distension, en el que cada cual, hombres y mujeres, convivan
fraternal y libremente" (2009, p.100).


Me propuse presentar la separata de la revista Nomadias dedicada al movimiento estudiantil feminista a partir de esa errata presente en los disenos preparatorios que fnalmente fue corregida. Se debia sin lugar a dudas al error en la digitacion de un nombre en otro idioma, pero ese error tenia una potencia posible que, en este caso, dio lugar a leer la relacion entre error y fgura flosofca, que sostiene mi participacion en este Coloquio. Valia la pena aceptar ciertos riesgos en presentar un pasquin en una mesa de flosofia, pero la errata me lo permitia y hacia posible dar lugar a la consideracion de un documento relativo al movimiento estudiantil feminista en este espacio del Coloquio.

Me interesa subrayar la importancia de la letra, de la palabra y la imagen como componentes de un lenguaje politico, que en su economia grafca sostienen una historia de mujeres en la accion y en el pensamiento y que puede leerse tambien desde la flosofia. Dos enunciados de Simone de Beauvoir son citados en la separata: "La mujer no nace, llega a serlo" y "Ser libre es querer la libertad de los demas". Ya hemos dicho algo respecto del primer enunciado. Si nos detenemos un momento en el segundo, podria ser asociado al cambio de la flosofa respecto de su relacion con el feminismo. En El segundo sexo es critica respecto de este, en tanto lo asocia a un movimiento restringido a los derechos juridicos y al sufragismo. La decada de los 70' la hace salir de una politica de caracter mas individual referida a la diferencia de los sexos y acercarse a una politica que se vive en el movimiento social feminista en sus luchas por el aborto libre y que reconoce a Beauvoir como un referente critico. Beauvoir se volcara junto a cientos de mujeres a la calle, su cuerpo llegara a ser tambien colectivo. La libertad que puede conquistarse junto a otras sujetos tiene un caracter diferente a las conquistas que damos a nivel personal; tanto unas como las otras son politicas, pero cuando se entraman marcan la historia social y subjetiva de manera signifcativa. Las luchas colectivas tienen un tipo de complejidad particular, dada por la tension que provocan al lidiar con las dinamicas del poder estructural y estructurante, lo que genera un saber politico especifco que se manifesta en la accion y en el pensamiento. De ese saber da cuenta Beauvoir en algunos de sus textos.

La cuartilla Nomadias feminista, pone en escena distintos momentos del feminismo, los hace complices y los engarza como circunstancias de una gesta transformadora emprendida hace siglos, que en la modernidad posrevolucion francesa adquiere sus propios ribetes que aun hoy tienen fuerza politica, como es el reclamo de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. La memoria emerge en nombres de revistas y afches del siglo pasado, La Mujer Nueva, Memch Antologia, Isis Ediciones de la Mujeres, La Palanca, Accion femenina, Nosotras. La aparicion del pasado emerge junto a la memoria documental del registro reciente de las imagenes y de los enunciados materializados en afches, escrituras en los cuerpos, pancartas. La cuartilla o separata, se produjo colectivamente en reuniones realizadas entre mayo y junio del 2018, en donde participaron el equipo editorial de Nomadias, estudiantes de pre y posgrado, colaboradores permanentes de la revista, invitadas e invitados. De manera colectiva se defnieron los materiales, se buscaron archivos iconografcos y textuales, se hizo registro fotografco, se seleccionaron los que ya se tenian, se decidio el formato, y fnalmente tomo forma con el trabajo de diseno y edicion fnal de Eugenia Prado, Juan Pablo Sutherland y Adolfo Esquivel. Mi insistencia en que advirtieran la errata fue sostenida; luego corregida y ahora presente en esta presentacion. Vuelvo a ella en una suerte de despedida, Simone de Beaboir.

NOTAS

(1.) Presentacion de la separata de la revista Nomadias, en el Coloquio filosofico de mujeres, realizado en octubre 2018, organizado por estudiantes del Departamento de Filosofia de la Universidad de Chile.

(2.) O fallos en los cursos de la vida Es lo que hace Benjamin Franklin en su diario, respecto de esto ultimo, usandolo en plural como erratas, donde se refiere a los diversos errores de su propia vida https://www.lifeder.com/fe-de-erratas/ consultado el 15 de octubre 2018.

(3.) Simone de Beauvoir, por lo demas, junto a su obstinacion por escribir tenia la de caminar y vagar incansablemente.

BIBLIOGRAFIA

DE BEAUVOIR, Simone. La plenitud de la vida, (1961). Buenos Aires: Debolsillo, 2006.

LOPEZ PARDINA, Teresa. "Beauvoir, la flosofia existencialista y el feminismo". Investigaciones Feministas 2009, vol 0, p. 99-106.

Olga Grau

Universidad de Chile

ograu_2000@yahoo.com
COPYRIGHT 2018 Universidad de Chile, Facultad de Filosofia y Humanidades
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Grau, Olga
Publication:Nomadias
Date:Dec 1, 2018
Words:2221
Previous Article:La otra escena: nuestra flomimesis.
Next Article:Carta para una incansable pornobrera del transfeminismo: Sobre Atrincheradas en la Carne: Lecturas en torno a las practicas postpornografcas de Lucia...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters