Printer Friendly

La mujer como objeto (de explotacion) teatral.

La crisis ha provocado que los productores se valgan de todo con tal de tener exito. Asimismo, los empresarios se han tenido que poner a olfatear que es lo que en algunos casos esta pegando en taquilla para, de una y otra forma, emularlo y hacer que el teatro pueda continuar con el show. De esta manera, en tiempos recientes y a partir de 1994, para ser exactos, los espectaculos, obras y propuestas diversas en tomo a la homosexualidad (u otras variantes eroticas) comenzaron a pulular como una moda. Los desnudos tampoco se hicieron esperar y se enlistaron en las modas. Pero tambien el tema femenino latia con interminable lista de probabilidades para su explotacion. Y, de explotacion en explotacion, de pronto los espectaculos de desnudos y diversidades sexuales comenzaron a agotarse en si mismos. Los productores cansaron el tema o, mejor dicho, cansaron al publico con dichos temas tan reiterados --hasta la saciedad--, pero sobre todo, tan sumidos en la mediocridad y la falta de categoria estetica y calidad artistica. Asi, esa moda se hizo efimera y, aun hoy, cuando todavia tiende a subsistir y a procrearse, ha ido perdiendo adeptos, porque, lo sabemos, no son las modas, temas u otros intereses mercantiles los que logran atrapar --realmente-- al publico, sino la relevancia propositiva de los creadores e interpretes; pero sobre todo, la reflexion.

Por eso, ahora resulta muy sintomatica la evidente moda que los productores mexicanos vienen haciendo del tema femenino en escena, lo cual surge despues del exito sostenido, durante mas de cinco anos, de la comedia de Santiago Moncada, Entre mujeres que ha sobrevivido a todos los embates de la crisis, con un publico cautivo que parece no agotarse. En Entre mujeres, la presencia de cinco actrices de reconocida trayectoria para el publico (ante todo por su perseverancia en las pantallas caseras) fueron uno de los primeros atractivos del producto. Raquel Olmedo, Rosa Maria Bianchi, Macaria, Silvia Mariscal y Nuria Bages, constituyeron el elenco idoneo para encarnar esta historia de recuentos existenciales donde un grupo de ex condiscipulas se reunen para gritarse el precio, atisbar en sus errores vitales, en sus vidas sedentarias y declararse el amor-odio que las mantendra siempre unidas. Esto es, en pocas palabras, el sustento argumental de Entre mujeres, claro que apoyado por el talento de las actrices, el eficaz texto de Moncada y la decorosa produccion de Televiteatros bajo el cuidado ejecutivo de otras dos emprendedoras mujeres de nuestro medio teatral: Carmen Castineira y Ana Maria Cureno.

De su estreno a la fecha, Entre mujeres continua siendo (al lado de obras como La senora presidenta, con Gonzalo Vega y 11 y 12, de Chespirito) las obras mexicanas mas exitosas del fin de siglo en la cartelera comercial. Y esa es su relevancia. Por lo mismo, algunos productores parecieron darse cuenta --aunque nunca es demasiado tarde-- de que la estaban regando, que no habian atendido a Entre mujeres como se merecia y, para reproducir el exito, solo bastaba un libreto que convocara a varias mujeronas, las pusiera a pelearse, a llorar, a bailar y reir, para que el publico corriera a retacar las butacas de las salas cada vez mas tristemente solas. Claro que los repartos tendrian que ser llamativos.

Y, asi, las Confesiones de mujeres de 30 fue el primer golpe de prueba; la obra, sobre mujeres, tambien tuvo exito producida por Ocesa y Morris Gilbert, aunque no contaba con Los grandes nombres, pero si con un texto eficaz y una direccion igualmente acertada. El exito ahora se ha querido repetir con Nosotras que nos queremos tanto.... de Miguel Falabella. Nuevamente Ocesa y Gilbert reproducen la formula. Mas cercana a Entre mujeres..., que las Confesiones... Nosotras... fue encomendada a cuatro actrices, dos de ellas figuras de la television y el cine, las otras dos con una trayectoria que aun pertenece por mayoria de incidencias al teatro. Luz Maria Aguilar, Maria Sorte, Ana Bertha Espin y Montserrat Ontiveros hacen de Nosotras que nos queremos tanto... un delicioso espectaculo en el Teatro Tepeyac, dirigido por Lia Jelin, aun cuando la noche de estreno las criticas llovieron por el descarado parecido de la obra con la comedia pionera de Santiago Moncada.

Asi entonces, cuando arriba al escenario del Teatro San Jeronimo Las muchachas del club, de Ivan Menchell, bajo la direccion de Jose Sole, la cosa no puede ser menos afrentosa: es lo mismo que Entre mujeres, solo que aqui con personajes (y actrices) mas entradas en anos: Maria Victoria, Ofelia Guilmain y Magda Guzman. Pero la formula de Entre mujeres vuelve a ser igual de reiterativa y cansa. Cansa, porque es obvio el interes, la inquietud de los productores por apostarle a lo seguro, pero sin detenerse a pensar en lo manido de su trabajo y en la autotrampa en que caen, porque al publico no se le engana tan facilmente, menos cuando se le ofrece la misma gata, nomas que revolcada.

Hay ahora tres obras que son copia de copia, de copia. El espectador tiene la ultima palabra. Todas son Entre mujeres. Y entre mujeres agotaran el tema una vez mas, porque aqui ya no se utiliza a la mujer --como antes se decia-- cual objeto sexual, sino como un pretexto mercantil, como un barato objeto teatral que, muy pronto (tal cual sucedio con la explotacion insaciada del teatro gay) ni a las mujeres actrices que se presten para hacerlo, interesara. Pero en fin, si usted quiere ver la misma obra con diferentes repartos, consulte horarios y vea Entre mujeres, Nosotras que nos queremos tanto..., La muchachas del club y Confesiones de mujeres de 30, ahora que, si solo ve una, no se preocupe, habra visto todas.
COPYRIGHT 1998 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 1998 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:TA: critique of various plays about women; Mexico; TT: Women as objects (of exploitation) in the theater; critica de varias obras de teatro sobre mujeres; Mexico
Author:Valdes Medellin, Gonzalo
Publication:Siempre!
Date:May 14, 1998
Words:1017
Previous Article:Taliesin.
Next Article:Recuento.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters