Printer Friendly

La metodologia de uso del tiempo: sus caracacteristicas, limitaciones y potencialidades.

The Methodology of the Use of Time: Its Characteristics, Limitations and Potentialities

1. La nocion de uso del tiempo

El tiempo, al igual que el espacio, puede ser considerado como un vector (1) que organiza la vida social. Simultaneamente, estos vectores son producidos y sancionados socialmente a traves de un sistema de representaciones que los organizan. Para una vasta literatura socio-antropologica, el tiempo es pensado y experimentado de manera diversa en cada grupo social. Esta diversidad es producto, tanto, de criterios internos a la estructura simbolica de los grupos sociales, como tambien, de las relaciones de jerarquia que presiden una sociedad basada en las clases (2).

La utilizacion del tiempo es expresiva de la forma que toman los diferentes tipos de relaciones sociales. Asi, las definiciones sociales de tiempo o temporalidades son fuertemente marcadas por la experiencia de clase social, genero y grupo etareo. Derivado de lo anterior, los segmentos de tiempo adquiriran significados distintos para cada una de las categorias sociales recortadas por estos ejes clasificatorios.

Desde la perspectiva de Szalai (citado en Bruschini, 2006), el tiempo contabilizado en los estudios de uso del tiempo constituye una "referencia estructurante" de las proporciones del compromiso/involucramiento de las personas en toda una serie de actividades diarias. No es, por lo tanto, el tiempo en si mismo y si el uso que las personas hacen de ese tiempo el objetivo de los denominados estudios de uso del tiempo.

Muchos aspectos interesantes de la vida social estan asociados con la distribucion temporal de las actividades humanas, regularidades de ritmo, duracion, frecuencia y orden secuencial. Esto es, ciertas tecnicas de recoleccion de datos permiten el computo razonablemente itemizado y mensurado de como las personas asignan su tiempo dentro de los limites de un dia de trabajo, un fin de semana o cualquier otro periodo relevante.

La asignacion, utilizacion y significados atribuidos a los usos del tiempo, en tanto sistema de comunicaciones, nos brinda una variable doblemente util. Por un lado, porque la percepcion del tiempo (tiempo de trabajo y tiempo de no-trabajo) esta condicionada por la concepcion antropologica del trabajo que los agentes poseen, por el lugar que ocupa en la vida de cada uno y por las expectativas creadas en torno de el. Adicionalmente, permite la comprension de los procesos de jerarquizacion de las actividades cotidianas. Es, en este sentido, que la metodologia de uso del tiempo o de presupuestos de tiempo se constituye en una herramienta valiosa para dar cuenta de la duracion de los diferentes tipos de actividades, sus ritmos y secuencias, asi como tambien, el contexto social en el cual esas actividades son desarrolladas (3).

2. Las caracteristicas basicas de la metodologia de uso del tiempo

El objetivo basico de los estudios de uso del tiempo o presupuestos de tiempo es viabilizar la comprension de las formas y de las maneras especificas que tienen las sociedades humanas de ordenarse temporalmente. Es decir, este tipo de metodologia intenta dar cuenta del modo por el cual formar parte de un grupo social especifico determina el uso del tiempo de las personas. Las diferentes tecnicas utilizadas para dar cuenta de este objetivo suponen la posibilidad de realizar una mensura, un conteo exhaustivo del tiempo asignado a las diversas actividades durante un periodo especifico. Si bien la forma mas desarrollada intenta captar la totalidad de actividades durante un periodo de 24 horas, esta metodologia tambien se utiliza para relevar solo algun tipo especifico de actividades (trabajar, leer, por ejemplo) durante periodos de tiempo variables (parte de un dia o varios dias).

Desde la perspectiva de Belloni (1988), lo que define el metodo de los presupuestos de tiempo es el conjunto de elecciones efectuadas al utilizar esa tecnica, las finalidades y el ambito de investigacion que le corresponde. Asi, el objetivo principal del metodo se encuentra en proporcionar una ilustracion, una descripcion de los comportamientos generalizados que aparecen en la poblacion estudiada; ademas de permitir extraer indicaciones de caracter mas orientativo, mas causal, a condicion de que se exploten con rigor las posibilidades del instrumento.

Sin lugar a dudas, en una direccion similar a estos postulados camina el enfasis puesto por Gershuny y Sullivan (1998) sobre la necesidad de dotar de un analisis verdaderamente sociologico a la informacion captada con la metodologia de uso del tiempo. Este tipo de analisis abriria la puerta a un estudio en profundidad de los diferentes aspectos de la temporalidad de la experiencia humana, aspectos que serian soslayados con un simple conteo de las horas asignadas a cada actividad.

Las principales contribuciones de los estudios de uso del tiempo se centran en permitir relevar y aprehender en detalle la vida cotidiana de una manera especifica, no alcanzada por ninguna otra metodologia. En este sentido, el metodo permitiria aprehender el estilo de vida de las personas, incluyendo su vida social, sobre la base de los patrones a partir de los cuales usan su tiempo (Hirway, 2001).

Centrada en un perspectiva que brinda un peso mayor a la dimension politica, Duran (1997, 2005) senala que los estudios de uso del tiempo son una de las formas de analisis del contrato social, o mejor aun una forma de analisis de la "ejecucion real" del contrato social. En este sentido, el crecimiento de los estudios sociales y economicos, de los que formaria parte el desarrollo sin igual de los estudios de uso del tiempo, constituiria un medio para facilitar la toma de decisiones politicas y la gestion de necesidades y recursos humanos.

Esta metodologia fue utilizada fundamentalmente para explorar aquella parte de la vida de las personas sobre las cuales no habia otra informacion disponible e, incluso, sobre aquellas areas que eran sistematicamente oscurecidas por otras metodologias. Es asi, que en las ultimas decadas fue utilizada para medir el trabajo no remunerado, el trabajo "invisible" realizado por hombres y mujeres (pero esencialmente por estas ultimas) y estimar la contribucion de ese tipo de trabajo al bienestar de la poblacion. Asi, el trabajo no remunerado, y en particular el trabajo domestico, se convirtieron en el foco en torno al cual se desarrollaron buena parte de los estudios y encuestas de uso del tiempo en los paises desarrollados.

Para Carrasco (2005b), las macroencuestas de uso del tiempo llevadas adelante en Europa colaboraron en la construccion de bancos de datos que muestran la multiplicidad de tareas que componen el trabajo del hogar, los tiempos de cada una de ellas y el desigual reparto del trabajo familiar domestico entre hombre y mujeres. De esta manera, las encuestas de uso del tiempo aportaron un elemento esencial a la concrecion de un cuadro estadistico capaz de medir la "carga global de trabajo" a la que se enfrentan hombres y mujeres y un marco integrado bajo el que sea posible observar las interrelaciones entre el trabajo remunerado y el trabajo familiar domestico y se pueda analizar -desde una perspectiva global y realista-, el funcionamiento del mercado de trabajo, la forma de vida y de reproduccion de las personas y la division sexual del trabajo.

El trabajo domestico como nucleo fuerte de analisis se ha mantenido en los estudios de uso del tiempo desarrollados en America Latina y en los paises asiaticos. Sin embargo, estos ultimos han incorporado paulatinamente nuevos e interesantes objetivos, tales como el analisis de las redes economicas de trabajo de la poblacion vulnerable, la mejora en las estadisticas laborales, la mejora en las estimaciones del ingreso nacional y la utilizacion de los datos obtenidos para el diseno de politicas de reduccion de la pobreza, generacion de trabajo y promocion del bienestar. Dentro de este ultimo objetivo, la gran contribucion de los estudios y encuestas de uso del tiempo consistiria en "proveer bases solidas para entender, medir y monitorear la sociedad sobre la cual deben ser formuladas, basadas y redisenadas las politicas sociales" (Hirway, 2001).

3. Las criticas a la metodologia, sus limites e insuficiencias

La metodologia de uso del tiempo, como cualquier otra metodologia de investigacion en el campo de las ciencias sociales, presenta una serie de limitaciones, las cuales lejos de invalidarla enfrentan al investigador con desafios y recaudos tanto desde el punto de vista teorico como tecnico. En el caso particular de la metodologia de uso del tiempo varios de esos puntos debiles han sido recogidos en las ultimas decadas con el objetivo de perfeccionar los instrumentos de captacion y analisis de los datos.

Las limitaciones y las criticas a la metodologia pueden ser agrupadas en dos grandes nucleos. El primero de ellos esta relacionado con la falta de informacion sobre los aspectos mas subjetivos del tiempo y el segundo refiere al tipo de testimonios recogidos o a lo que Duran (2002) denomino "la intermediacion del sujeto".

Una de las criticas mas incisivas realizada a lo que denominamos el primer nucleo de criticas a la metodologia de uso o presupuestos de tiempo fue la desarrollada por William Grossin en 1998. El articulo publicado en un numero tematico de la revista francesa Temporalistes centra su hilo argumental en la arbitrariedad del patron de medida utilizado. Para el autor, en las investigaciones de presupuestos de tiempo se considera a la hora como un envase, el dia igual para todos, el fraccionamiento como valido y las operaciones aritmeticas como posibles. Este "a priori indiscutido" seria el que actua otorgando validacion al metodo.

De forma contraria, Grossin (1998) considera que tanto el dia como la hora constituyen imposiciones de la sociedad industrial que actua recortando artificialmente el tiempo. En este sentido, la definicion del dia como unidad periodica resulta de un efecto de imposicion social, consustancial a las sociedades industriales cuyo desarrollo esta muy vinculado al factor tecnologico. Es el imperio de la maquina y la tecnologia, implicito en la ideologia productivista, el que condiciona esta division biofisica del dia en unidades temporales precisamente recortadas. Eso justifica la adopcion de una escala por horas para dar cuenta de los "sistemas de actividades" que sirven de sintesis descriptiva de los comportamientos previstos en la perspectiva de las veinticuatro horas recurrentes de los individuos y grupos.

Esta critica referida a la teoria implicita es trasladada consecuentemente al metodo utilizado. En lo expuesto por Grossin (1998), la medida abstracta de horas y minutos empleados en actividades deja de lado la forma en que el actor efectua esas actividades, las experimenta y las considera. Esto hace que desde el punto de vista economico, sociologico y personal las horas no sean intercambiables o equivalentes. De forma contraria, el calculo de horas de actividades aparentemente similares reduce a las personas interrogadas a una poblacion de individuos estadisticamente intercambiables. Las adiciones, oposiciones y comparaciones de actividades en terminos de horas y minutos serian intrinsecamente falsas, tratandose mas bien de una aberracion inducida por una representacion tipicamente contemporanea del tiempo. Esta representacion actuaria confiriendo al tiempo un valor material.

Para el autor, son los hombres los que producen el tiempo de su actividad, un tiempo especifico al que le otorgan su propia medida. Dentro de este postulado, el reparto artificial del tiempo asignado o dedicado a una u otra actividad elimina las secuencias y articulaciones que les dan valor y sentido, asi como tambien las yuxtaposiciones y las influencias que se ejercen inevitablemente entre las actividades en el cotidiano.

Desde la perspectiva de Gershuny y Sullivan (1998), la idea de la existencia de dos tipos contrapuestos o tipos duales de temporalidades, una "cientifica o matematica" y otra "social", es cuestionable. Para los autores, la segmentacion lineal del tiempo y la conformacion del denominado "tiempo del reloj", es un aspecto distintivo de cualquier sociedad compleja y tecnologicamente desarrollada. Consecuentemente, cualquier persona que viva en un sistema social de estas caracteristicas sera, necesariamente, afectado por esta manifestacion de la experiencia del tiempo (4). Este aspecto temporal de la experiencia humana, caracterizado por una secuencia lineal o progresiva de actividades, convive o se manifiesta de forma conjunta con la percepcion relacionada con ese tiempo. Esta percepcion es fuertemente dependiente de un gran numero de significados simbolicos y atributos emocionales que se corresponden con significaciones especificas y prioridades relacionadas con actividades o eventos especificos.

De esta manera, el imperio, en los sistemas sociales urbanos y desarrollados, de una segmentacion lineal del tiempo en unidades facilmente medibles que constituye, por un lado, un aspecto necesario de su funcionamiento, y por el otro, un componente fundamental de la experiencia humana en estas sociedades, no supone desconocer la existencia de una pluralidad de tiempos. Dentro de esta coexistencia de diferentes temporalidades, cualquiera de ellas puede tomar prioridad en un punto particular dentro de la existencia individual cotidiana.

Mas que centrarse en el debate sobre si la existencia de un "tiempo cientifico o matematico" y un "tiempo social" posibilitarian la construccion de un objeto de estudio sociologico, Gershuny y Sullivan (1998) prefieren reconocer que las personas experimentan el tiempo en diferentes y, potencialmente, simultaneas formas, todas ellas imbuidas de significacion sociologica. En este sentido, una forma apropiada de medir el tiempo seria tratarlo como una secuencia lineal de actividades que permita, a su vez, medir la duracion y la densidad de las actividades que constituyen esta secuencia. En este estudio del significado de las actividades, ni la cualidad del tiempo ni el reparto interno de las actividades pueden ser ignorados sin sesgar la investigacion. Ambos elementos caminan en forma conjunta y cada uno otorga significado al otro.

Como es posible observar, las respuestas a la feroz critica planteada por Grossin (1998) terminan incorporando algunas de sus lineas de analisis, particularmente aquellas que van en la direccion de anexar la valoracion que hacen los actores, los protagonistas de sus propias actividades, asi como tambien la dinamica y el contexto en el cual las desarrollan. Estas respuestas han tenido, en los ultimos anos, su correlato en diversas reformulaciones realizas a los instrumentos de recoleccion y analisis de la informacion con el objetivo de superar buena parte de este nucleo de limitaciones y criticas.

El segundo nucleo en torno al cual se han desarrollado una serie de criticas, y que sin lugar a dudas es fundamental considerar para poder realizar el analisis de los datos dentro de determinadas limitaciones, esta relacionado con el tipo de testimonios recogidos.

En este sentido, una primera cuestion a considerar esta relacionada con lo que Belloni (1988) denomino la "incapacidad de evidenciar la anomia". Dentro de las investigaciones de presupuestos de tiempo no se deben esperar informaciones sobre los comportamientos que ridiculizan la moral corriente, a proposito de los cuales las personas entrevistadas emiten juicios de valor aceptables por el entrevistador. Aparte de los comportamientos verdaderamente criminales, la censura de los protagonistas se ejerce sobre los actos, no necesariamente ilegales, sino juzgados reprensibles. En el mismo sentido Grossin (1998) senala que ni siquiera la garantia del anonimato logra que el entrevistado reconozca la realizacion de aquellas actividades juzgadas como reprensibles. "Los entrevistados son modelos de virtud y asexuales. No tienen pereza, no vagean, no tienen conversaciones amorosas y no dedican ningun tiempo a sus relaciones intimas" senala el autor ironicamente.

Para Duran (2002) este tipo de limitaciones no solo se refiere a la metodologia de uso del tiempo sino que puede hacerse extensible a las encuestas en general. La autora considera que la intermediacion del sujeto en ciencias sociales es inevitable, tanto por parte de los observadores como de los observados. Las encuestas (tanto de opinion como descriptivas de hechos) requieren de la cooperacion de informantes cuyas declaraciones no equivalen exactamente a su conducta real o a los hechos descriptos. En este sentido, el deseo de ocultacion, la consciencia de los hechos y el grado de conocimiento son algunos elementos que mediatizan las respuestas. Segun Duran (2002), un tipo especial de sesgo es el denominado "deseo politicamente correcto" que empuja al entrevistado a decir lo que cree que debe decir; y que se suma a la "declaracion interesada" o sesgo a favor de respuestas que el entrevistado percibe como mas conveniente para si mismo, o al efecto "congraciamiento" que presiona al entrevistado a decir lo que cree que desea escuchar el entrevistador.

Una segunda cuestion, relacionada con el tipo de testimonio que permite recoger la metodologia de los presupuestos de tiempo, es que "solo informan sobre lo que se manifiesta abiertamente" (Belloni, 1988) y, mas aun, que esos "testimonios son fragiles" (Grossin, 1998). La "fragilidad" estaria relacionada, en parte, con la inexactitud de la memoria en recordar el periodo de referencia (incluso cuando ese periodo de referencia es el dia anterior). Este postulado plantea desde el punto de vista practico tres inconvenientes: 1.- la tendencia a informar sobre las actividades de un dia "tipico" y no sobre las actividades realmente realizadas durante el dia anterior o incluso sobre las actividades "anormales" realizadas; 2.- una tendencia a infravalorar determinadas actividades por considerarlas banales, usuales y rutinarias o intersticiales a dos actividades principales y/o aquellas actividades realizadas en solitario, 3.- contrariamente, el tiempo consignado en el desarrollo de otras actividades se presenta largamente superior al tiempo demandado para su realizacion.

Finalmente, una ultima critica se relaciona con el hecho que los presupuestos de tiempo no tienen en cuenta los elementos que sobredeterminan las condiciones materiales de existencia y la cultura de los encuestados. Comprendiendo, asi, situaciones fijas, mientras que los grupos sociales se des-estructuran y se re-estructuran sin cesar, ya que toda vida social es reorganizacion y cambio. En este sentido, la metodologia no permitiria distinguir lo que permanece, lo que esta incluido en la tradicion y la rutina, de aquello que pertenece a la dinamica social, a los cambios y a la movilidad (Grossin, 1998).

En una direccion similar Belloni (1988) enfatiza que toda actividad diaria informada es el resultado de una "eleccion" dentro de un sistema complejo de relaciones internas y externas al acto, que hace efectiva su realizacion. De esta manera, en los protagonistas existiria una actitud cambiante que los lleva a definirse frente a esas "elecciones" y a someterse a normas impuestas por un medio ambiente normativo, institucional y cultural o por practicas en las cuales se inscriben.

4. La reformulacion critica de la metodologia

Como senalaramos anteriormente, tres nucleos de informacion se constituyen, desde sus inicios, en los elementos basicos de la metodologia de los presupuestos de tiempo o uso del tiempo: el tipo de actividades desarrolladas por las personas, la ubicacion temporal de esas actividades (es decir, el momento del dia en el que fue realizada) y el tiempo demandado en su realizacion. Mas recientemente una serie de autores (Belloni, 1988; Carrasco, 2005b; Duran, 1997 y 2005; Glorieux, 1998; Glorieux y Elchardus, 1999) vienen remarcando la necesidad de ampliar el tipo de informacion recolectada a fin de posibilitar un analisis mas complejo, mas cualitativo, pero por sobre todo mas cargado de "significacion" del uso del tiempo. Los autores han sugerido ampliar la mirada hacia cuatro ejes fundamentales:

* El estudio de las simultaneidades o intensificacion de uso del tiempo (actividades distintas realizadas dentro de la misma franja horaria): intenta observar, dentro de lo que permite la informacion, cuales son las simultaneidades mas habituales y quienes las realizan. Desde la perspectiva de Garcia Sainz (2005), la reiterada ausencia de esta dimension se fundaria en el modelo de tiempo lineal presente en las encuestas de uso del tiempo. Dentro del modelo de tiempo lineal, expresado en los diarios de actividades a partir de la cuantificacion cronometrica, las acciones se suceden en el tiempo de una manera secuencial y ordenada. Sin embargo, el tiempo no solo fluye linealmente sino que tambien se vive y se percibe como ciclico, adquiriendo su representacion una dimension circular (Garcia Sainz, 2005; Luhmann, 1996; Ramos Torres, 1997). Esta forma de entender el tiempo, le permite a Luhmann (1996) introducir la distincion entre sucesion/causalidad (unas cosas suceden antes y otras despues) y simultaneidad (todo ocurre a la vez). Es, justamente, este modelo de entender el tiempo y, consecuentemente, la posibilidad que ofrece de establecer la distincion entre sucesion y simultaneidad, el que brinda el marco conceptual a los desarrollos teoricos centrados en la necesidad de introducir la captacion y el analisis de los simultaneidades en los estudios de uso del tiempo. Desde estas perspectivas, las personas acostumbran a realizar mas de una actividad al mismo tiempo; o mejor, buena parte de las actividades cotidianas se realizan de manera simultanea y compartida. La expresion luhmanniana "todo lo que acontece, acontece simultaneamente" (Luhmann, 1996:160) mostraria que cualquier actividad se produce en un entorno con el que se relaciona en simultaneidad. Asi, la captacion del contexto en el que se realizan las acciones ofrece un universo analitico mas amplio que la descripcion cronometrica para interpretar los datos temporales (Garcia Sainz, 2005). En esta misma linea de analisis, Ramos Torres (1997) senala que la simultaneidad no hace sino mostrar las dificultades de un presente que resulta demasiado complejo (5). La simultaneidad es un hecho importante a estudiar por lo que ella refleja, tanto desde una vertiente positiva -vinculada con la capacidad de organizacion y realizacion simultanea- como desde una vertiente negativa -relacionada con su falta de reconocimiento y valoracion social-, asi como tambien por las repercusiones que puede tener en la salud y calidad de vida de las personas que las realizan (Carrasco, 2005b). El fortalecimiento de esta dimension en los estudios de presupuestos de tiempo permitiria profundizar los analisis centrados en la utilizacion del tiempo como ilustrativa de la forma en la que operan los patrones de genero. En este sentido, diversos estudios han senalado que la realizacion simultanea de tareas -no remuneradas o remuneradas y no remuneradas- es, en general, un hecho diferencial de las mujeres. Por otra parte, la introduccion de la simultaneidad en los analisis enfrenta al investigador con un problema de orden metodologico: ?quien define cual es la actividad principal y cual es la actividad accesoria? Duran (1997, 2005) senala que en algunos casos se ha pedido expresamente al sujeto entrevistado que decida por si mismo y priorice, pero habitualmente la estructura del cuestionario o el tipo o nombre de institucion que promueve el estudio favorecen una perspectiva concreta y no otra. No muy alejadas de esta perspectiva se encuentran las consideraciones de Garcia Sainz (2005), para quien la distincion entre actividades principales y secundarias presupone un consenso en torno a lo que informantes y estadisticos consideran como principal y secundario. De ahi que sean escasas las posibilidades de que los encuestados consideren principales algunas de las rubricas reservadas para actividades secundarias. La mayor parte de la poblacion seguira la orientacion marcada, con lo que se reproducira el guion establecido. Asi, lo que el cuestionario situa como principal aparecera como tal con independencia de que el individuo lo considere mas o menos importante. La posibilidad de que los individuos construyan o interpreten el tiempo de acuerdo con su propio criterio es reducida; mas aun bajo la aplicacion de tecnicas de investigacion cuantitativas.

* Centrar la atencion en los momentos del dia en los cuales las actividades son realizadas y su encadenamiento secuencial: mas alla de la simple cuantificacion del tiempo invertido en cada una de las actividades, el analisis de las actividades por franjas horarias posibilita intentar reconstruir el desarrollo de un dia en la vida de las personas (Carrasco, 2005b).

* La incorporacion del lugar donde se realizan las actividades: hacia fines de la decada del 80, Belloni (1988) destacaba que los estudios de presupuestos de tiempo habian permanecido alejados de la necesidad de situar las actividades en relacion a los lugares donde se ejecutan. Esta circunstancia impedia, por un lado, comprender mejor los comportamientos y, por el otro, elaborar un mapa logico que permitiera redefinir las actividades y el significado al cual estan ligadas, de una forma que incorporara la movilidad espacial de los sujetos. La inclusion de la dimension espacial, se convertiria, para la autora, en un elemento fundamental en los estudios relativos al entorno urbano. Sin embargo, desde la decada del 90, han venido realizandose una serie de intentos por incorporar las variables referidas al lugar en la metodologia de los presupuestos de tiempo. Mientras que por un lado, algunas investigaciones realizadas con la tecnica del diario de actividades han simplemente incorporado esta dimension en los instrumentos de recoleccion, por el otro estan desarrollandose intentos mas abarcadores que comienzan a explorar la posibilidad de conjugar los supuestos teorico-metodologicos de los presupuestos de tiempo con el enfoque de la time geography (6). Es, justamente en esta direccion, que se encamina el planteo de Ellegard (2001), el cual busca testear la utilizacion de nuevas tecnologias para el desarrollo de un metodo que permita, por un lado, mejorar las oportunidades de presentar y de ilustrar el uso del tiempo y, por el otro, comprender el resultado de las regulaciones y restricciones a las que estan sometidas las actividades. La aplicacion del programa VR (7) le permitira a Ellegard representar el tiempo y el patron de actividades de una poblacion de una manera diferente pero complementaria a los promedios de tiempo utilizados por los presupuestos de tiempo y a los dioramas utilizados por la time geography. Asi, el planteo se orienta a sortear algunos limites de la metodologia de los presupuestos de tiempo centrandose en situaciones mas detalladas y mas complejas de la vida cotidiana, como serian el contexto de las actividades y proyectos en los cuales se insertan las actividades especificas, o incluso sobre la distribucion de las actividades entre los miembros de una familia. En resumidas cuentas, es posible establecer que para la mayoria de los autores la incorporacion de la ubicacion o el lugar donde se realizan las actividades actuan aportando informacion de tipo cualitativa para interpretacion de las descripciones temporales.

* Recabar informacion de las personas junto a las cuales se realizo la actividad: la ampliacion de las variables referidas a la compania, al lugar y a la valoracion subjetiva que los informantes otorgan a las actividades, vienen siendo resaltadas por diferentes autores (Garcia Sainz, 2005) como los ejes que aportarian al aprovechamiento de los diarios de actividades una dimension mas cercana al tiempo social y que brindarian una mayor posibilidad para comprender el contexto de las actividades y las vivencias que tiene la ciudadania sobre su vida cotidiana.

Desde el punto de vista teorico-metodologico todos estos ejes van en la direccion de dotar de "significacion" al uso del tiempo (Belloni, 1988; Glorieux, 1998; Glorieux y Elchardus, 1999) y estan orientados a la tentativa de establecer relaciones entre los elementos recogidos (Belloni, 1988). En tanto, desde el punto de vista tecnico, es importante resaltar que mientras algunos de ellos pueden resolverse redefiniendo o afinando la etapa del analisis de los datos, para otros es esencial la reformulacion del instrumento de recoleccion de la informacion.

5. Las diferentes tecnicas dentro de la metodologia de uso del tiempo

Aun cuando la metodologia del uso del tiempo se constituye por antonomasia a partir de la tecnica del diario de actividades -a tal punto que en los paises anglosajones las expresiones time budget studies y time budget surveys suelen usarse de forma intercambiable- se han desarrollado y aplicado diferentes tecnicas para recabar informacion sobre las formas en las cuales una comunidad o un grupo de personas distribuye sus actividades y les asigna tiempo para su realizacion a lo largo de un dia. A continuacion se detallan las diferentes tecnicas, sus principales caracteristicas, sus alcances y limites.

a) Diario de actividades (8)

Desde la perspectiva de Duran (1997, 2005), el diario de actividades es una forma de relato en que el sujeto informa sobre si mismo o sobre algun acontecimiento con periodicidad diaria, y se caracteriza -como el genero literario- por la autonomia del estilo y contenido. Para la autora, la utilizacion de este tipo de informacion a efectos de observacion extensiva y, por tanto, comparable, requiere suprimir las condiciones de libertad de percepcion y descripcion del sujeto, para someterlo a un formulario muy claramente pautado que precisa exactamente lo que el sujeto ha de observar y transcribir. En definitiva, transforma el diario en una encuesta.

Desde el punto de vista tecnico, el cuestionario toma la forma de un diario, una grilla -similar a las agendas o a los "libros de contabilidad" (Ramos Torres, 1990)- donde se encuentran delimitados los intervalos temporales dentro de los cuales el informante consignara, en sucesion, las actividades desarrolladas. Puede, de forma adicional, contener espacios donde informar las denominadas actividades secundarias (aquellas actividades que responden a las pregunta ?que mas estaba haciendo?), la ubicacion espacial donde las actividades se desarrollan y si la actividad fue realizada en solitario o si el informante estaba en compania de otras personas. Los instrumentos se complementan con informacion demografica de los informantes y otros relativos a la vivienda, familia, etc. y pueden ser administrados externamente (por un entrevistador o supervisor) o auto-administrados; de igual manera, las actividades relevadas pueden estar codificadas o ser agrupadas con posterioridad.

Entre las principales ventajas del uso de esta tecnica es posible enumerar:

a) por la propia disposicion del formulario, las actividades no pueden sumar mas de 24 horas diariamente, que es el mayor riesgo de los recuentos de memoria ante listas de actividades (Duran, 1997, 2005; Ramos Torres, 1990).

b) al seguir de cerca las actividades de cada sujeto en uno o varios dias, evita cierto sesgo hacia la reconstruccion del dia promedio al que pueden tender la tecnica de lista de actividades y, en ese sentido, puede lograr mayor precision y exactitud (Duran, 1997, 2005; Ramos Torres, 1990).

Sin embargo, a pesar de estas ventajas, para algunos autores el diario de actividades no es la panacea y entre los inconvenientes o desventajas mas resaltados cabe senalar:

a) requiere una colaboracion intima del entrevistado (Duran, 1997, 2005), una familiaridad con la escritura (Aguiar, 1999; Duran, 1997, 2005; Garcia Sainz, 2005) y una capacidad de auto-observacion que para algunos grupos sociales puede ser disuasoria.

b) en aquellas oportunidades que se recoge informacion sobre varias personas del mismo hogar, la observacion yuxtapuesta posibilita analisis muy enriquecedores, pero tambien genera problemas relevantes, porque la resistencia a informar aumenta en la medida en que disminuye la conciencia del anonimato (Duran, 1997, 2005). Para algunos autores, la desconfianza de los informantes aumentaria en el caso de acciones indagatorias promovidas por el gobierno (Garcia Sainz, 2005).

c) el elevado costo economico (Duran, 1997, 2005; Garcia Sainz, 2005; Hirway, 2001), fundamentalmente, porque requieren de la disponibilidad de los investigadores en el campo durante mucho tiempo y porque en el caso de los diarios auto-administrados es frecuente que el investigador deba retornar varias veces a buscarlos (Hirway, 2001).

d) la cuantificacion cronometrica en la que se basa la tecnica del diario de actividades constituiria la mayor expresion del modelo de tiempo lineal. Este modelo es visto como poco ilustrativo de las vivencias que experimentan los individuos en sus vidas cotidianas (Garcia Sainz, 2005).

e) no considera el esfuerzo de los agentes y la eficiencia en la realizacion de las actividades (Hirway, 2001).

f) no tiene en cuenta la tecnologia usada o los obstaculos que se presentan en la realizacion de las actividades (Hirway, 2001).

b) Lista o encuesta de actividades

Este tipo de tecnica, constituye mas una alternativa (Garcia Sainz, 2005; Ramos Torres, 1990) que una variante a los diarios de actividades o encuestas de uso del tiempo. Lo que se busca es establecer si una determinada poblacion ha realizado, en el dia anterior a la entrevista o en un periodo temporal mas amplio (semana, mes, etc.), un conjunto previamente fijado de actividades sobre el que se pregunta directamente.

Tienen la ventaja de poder sacar a la luz la participacion en actividades poco frecuentes, secundarias o de duracion muy corta, que no aparecen o estan sub-representadas en las encuestas de uso del tiempo (9). Tambien puede ser superior a estas ultimas en capacidad para determinar la participacion real en los distintos tipos de actividades (Ramos Torres, 1990). Estos elementos llevan a algunos autores a considerar que, aun cuando las encuestas o listas de actividades se apoyan tambien en tecnicas distributivas, estan menos cenidas que los diarios de actividades a procedimientos estandarizados, posibilitando de esta manera una perspectiva mas conceptual y analitica, asi como tambien una percepcion dinamica de lo social (Garcia Sainz, 2005).

No obstante, son consideradas un instrumento imperfecto para determinar la duracion de las actividades; la razon de este argumento estaria relacionada con los mecanismos de la memoria (Ramos Torres, 1990). En este sentido, la reconstruccion de las actividades realizadas durante la jornada anterior siguiendo la secuencia temporal de su desarrollo (encuesta de uso del tiempo) es mas precisa que el establecimiento de la duracion de una actividad sin tener ningun punto de referencia temporal (lista o encuesta de actividades), hecho que llevaria consignar las actividades en terminos normativos (lo que suele durar o debe durar). Adicionalmente, cuantas mas sean las actividades sobre las que se pregunte tanto mas probable es que el dia acabe durando mas de 24 horas, cosa imposible en los diarios o en las encuestas de uso del tiempo (Duran, 1997, 2005; Ramos Torres, 1990).

Buena parte de los estudios de uso del tiempo realizados en Espana y en America Latina se apoyan en este tipo de tecnica.

c) Observacion participante

Existen referencias de realizacion de estudios de uso del tiempo basados en la tecnica de la observacion participante en Brasil en pueblos originarios y comunidades campesinas. Este tipo de estudios tenia como objetivo cronometrar la organizacion social de comunidades cuya poblacion no poseia educacion formal (Aguiar, 1999).

Este tipo de tecnica presenta entre sus limitaciones que muy pocos casos pueden ser observados al mismo tiempo, asi como tambien que la propia metodologia interfiere en las actividades que estan siendo observadas. Sin embargo, aun cuando estas investigaciones se vean restringidas en los estudios de gran escala, aportan un gran valor exploratorio para la realizacion de estudios mas sistematicos (Aguiar, 1999).

d) Entrevistas grabadas

De forma similar a la tecnica de la observacion participante, los estudios de uso del tiempo basados en entrevistas grabadas son de gran utilidad cuando se trabaja con poblaciones con bajo o ningun nivel de instruccion, con pueblos originarios o campesinos o con poblaciones de edad avanzada. En tanto, sus limites se relacionan con la tendencia de los entrevistados a relatar un dia tipico en sus vidas y no las actividades del dia previo (que generalmente es la informacion solicitada), y con las dificultades que presentan para una mediacion estandarizada.

e) Diarios o encuesta de actividades combinados con entrevistas

La combinatoria de la tecnica del diario o de la lista de actividades con entrevistas se ha comenzado a utilizar con mayor sistematicidad en las ultimas decadas. El objetivo fundamental de esta combinatoria de tecnicas es lograr una comprension mas cabal de las actividades cuantificadas y dotar de "significacion" al uso del tiempo. En la medida en que una actividad y/o su realizacion no siempre estan dotadas de la misma significacion, el recurso de la entrevista actua permitiendo su comprension dentro de un contexto especifico.

6. Consideraciones finales. Las potencialidades de la metodologia de uso del tiempo para el analisis sociologico

En terminos generales, el surgimiento de los estudios de uso del tiempo puede situarse en el periodo comprendido entre mediados del siglo XIX y las primeras decadas del siglo XX (Delfino, 2007). Sin lugar a dudas, su alumbramiento esta intimamente vinculado a la preocupacion por conocer y disponer de datos sobre la vida cotidiana de las familias urbanas, su dedicacion a actividades economicas mercantiles y a actividades no remuneradas durante el periodo de emergencia de la sociedad industrial (Garcia Sainz, 2005a).

A partir de entonces, y a lo largo del siglo XX, otras orientaciones y objetivos fueron, paulatinamente, incorporandose a las encuestas y estudios de uso del tiempo, tales como el conocimiento de las pautas de consumo, la cultura y el ocio, el desarrollo de la industrializacion y urbanizacion y las necesidades de planificacion, fundamentalmente. Pero, sin lugar a dudas, son las reivindicaciones feministas de la decada del 70 y los desarrollos teoricos direccionados a revisar el concepto de trabajo de las ultimas decadas -elementos que confluyen en la intencion de recuperar aquellas actividades que se habian convertido en invisibles bajo la logica del capitalismo- los que abren un campo de estudios practicamente inexplorado en los estudios de uso del tiempo: la distribucion diferencial de las actividades por sexo. A partir de entonces, la metodologia de uso del tiempo se convierte en un instrumento privilegiado tanto para evidenciar y mostrar la importancia del trabajo de reproduccion social no remunerado como para recoger informacion adecuada relacionada con este tipo de trabajo.

Si, como plantearamos al inicio de este articulo, la utilizacion del tiempo es expresiva de la forma que toman los diferentes tipos de relaciones sociales, la informacion estadistica construida a partir de este tipo de herramienta tiene la potencialidad de brindar la evidencia empirica que permita dar cuenta de las desigualdades -constitutivas de las relaciones de genero como de las relaciones que presiden una sociedad de clases- al proporcionar elementos que den cuenta del tamano y del alcance de esas diferencias.

Recibido: 20-03-08/ Aceptado: 16-05-09

Referencias bibliograficas

AGUIAR, N. (1999) "Time Use Analysis in Brazil: How far will time use studies have advanced in Brazil by the year 2000?" Paper presented at the 1999 IATUR Conference "The State of Time Use Research at the End of the Century", University of Essex, 6-8 October.

BELLONI, M.C. (1988) "Les limites de recherche des budgets-temps". Temporalistes, No. 8, avril, 21-24. Disponible en internet via: http://www.sociologics.org/temporalistes. Consultado 12/03/2007.

BRUSCHINI, C. (2006) "Trabalho domestico: inatividade economica ou trabalho nao-remunerado?" Revista Brasileira de Estudos de Populacao, vol. 23, No. 2, Sao Paulo, July/Dec.

CARBONELL CAMOS, E. (2004) Debates acerca de la antropologia del tiempo. Universitat de Barcelona.

CARRASCO, C. (2005a) "Tiempo de trabajo, tiempo de vida. Las desigualdades de genero en el uso del tiempo", en AGUIRRE, Rosario, GARCIA SAINZ, Cristina y CARRASCO, Cristina. El tiempo, los tiempos, una vara de desigualdad. Santiago de Chile: Naciones Unidas, CEPAL, Unidad Mujer y Desarrollo No. 65, julio.

CARRASCO, C. (2005b) "Hacia una metodologia para el estudio del tiempo y del trabajo", en Consejo Nacional de la Mujer y Consejo Nacional de Coordinacion de Politicas Sociales Decir mujer es decir trabajo. Metodologias para la medicion del uso del tiempo con perspectiva de genero. Capacitacion. Buenos Aires: Presidencia de la Nacion, Consejo Nacional de Coordinacion de Politicas Publicas, Consejo Nacional de la Mujer, Embajada de Espana, AECI, mayo.

DELFINO, A. (2007) "Las potencialidades de la metodologia de uso del tiempo para el estudio de los patrones de actividad laboral y familiar". Ponencia presentada en el 8vo. Congreso Nacional de Estudios del Trabajo: "25 Aniversario de Aset". Asociacion Argentina de Especialistas en Estudios del Trabajo. Del 8 al 10 de Agosto, Buenos Aires, Argentina.

DURAN, M.A. (1997) "La investigacion sobre uso del tiempo en Espana: algunas reflexiones metodologicas". Revista Internacional de Sociologia, No. 18, septiembre-diciembre, 163-189.

DURAN, M.A. (2002) "La contabilidad del tiempo". Praxis Sociologica, No. 6, Universidad de Castilla, La Mancha.

DURAN, M.A. (2005) "La investigacion sobre uso del tiempo en Espana en la decada de los noventa. Algunas reflexiones metodologicas", en Consejo Nacional de la Mujer y Consejo Nacional de Coordinacion de Politicas Sociales Decir mujer es decir trabajo. Metodologias para la medicion del uso del tiempo con perspectiva de genero. Capacitacion. Buenos Aires: Presidencia de la Nacion, Consejo Nacional de Coordinacion de Politicas Publicas, Consejo Nacional de la Mujer, Embajada de Espana, AECI, mayo.

ELLEGARD, K. (2001) "The individual and her household in the population. A VR-visualisation of activity patterns" Paper presented at the IATUR-conference Time Use 2001: Statistics Norway. Oslo, October 3-5.

FLORES, F. (2002) "Trabajo, genero y rutinas temporales". Scripta Nova, Revista Electronica de Geografia y Ciencias Sociales, Universidad de Barcelona, Vol. VI, No. 119 (48). Disponible en internet via: http://www.ub.es/geocrit/sn/sn119-48.htm. Consultado 02/11/2006

GARCIA SAINZ, C. (2005) "Aspectos conceptuales y metodologicos de las encuestas de uso del tiempo. Aplicacion al caso de Espana", en Consejo Nacional de la Mujer y Consejo Nacional de Coordinacion de Politicas Sociales Decir mujer es decir trabajo. Metodologias para la medicion del uso del tiempo con perspectiva de genero. Capacitacion. Buenos Aires: Presidencia de la Nacion, Consejo Nacional de Coordinacion de Politicas Publicas, Consejo Nacional de la Mujer, Embajada de Espana, AECI, mayo.

GELL, A. (1996) The anthropology of time. Cultural constructions of temporal maps and images. Washington, D.C.: Berg.

GERSHUNY, J. y SULLIVAN, O. (1998) "The sociological uses of time-use diary analysis". European Sociological Review, Vol 14, No. 1, 69-85.

GIDDENS, A. (1989) A constituicao da sociedade. Sao Paulo: Martins Fontes.

GLORIEUX, I. (1998) "Que signifie votre temps? Quelques arguments pour inclure, dans la recherche sur les budgets-temps, des indicateurs sur le signification du temps". Temporalites, No. 39, 18-25. Disponible en internet via: http://www.sociologics.org/temporalistes. Consultado 12/03/2007.

GLORIEUX, I. y ELCHARDUS, M. (1999) What does your time mean? Some arguments for including indicators on the meaning of time use in time budget research. Paper prepared for de 1999 IATUR Conference "The state of time use research at the end of century". University of Essex, Colchester, UK, 6-8 october.

GROSSIN, W. (1998) "Limites, insuffisances et artifices des etudes de budgets-temps". Temporalistes, No. 39, mars, 8-17. Disponible en internet via: http://www.sociologics.org/temporalistes. Consultado 12/03/2007.

HIRWAY, I. (2001) "Time Use Studies: Conceptual and Methodological Issues with Reference to the Indian Time Use Survey". Paper sent to the 2001 meeting of the International Association of Time Use Research, Oslo, Norway 2001.

LUHMANN, N. (1996) Introduccion a la teoria de los sistemas. Mexico DF: Anthropos.

RAMOS TORRES, R. (1990) Cronos Dividido. Uso del tiempo y desigualdad entre mujeres y hombres en Espana. Madrid: Ministerio de Asuntos Sociales, Instituto de la Mujer.

RAMOS TORRE, R. (1997) "La ciencia social en busca del tiempo". Revista Internacional de Sociologia, No. 18, septiembre-diciembre, 11-37.

THOMPSON, E.P. (1984) "Tiempo, disciplina de trabajo y capital industrial", en Tradicion, revuelta y conciencia de clase. Estudios sobre la crisis de la sociedad preindustrial. Critica, Barcelona.

Andrea Delfino *

* Una version preliminar de este articulo fue presentada en el 8vo. Congreso Nacional de Estudios del Trabajo. Asociacion Argentina de Especialistas en Estudios del Trabajo. Buenos Aires, Argentina, agosto de 2007. La version final de este trabajo recoge los comentarios y sugerencias realizados por dos evaluadores anonimos de la revista Espacio Abierto.

** Universidad Nacional de Rosario. Argentina. E-mail: andelfino@yahoo.com.ar

(1) El concepto fisico de vector refiere a toda magnitud en la que ademas del numero real que la mide (cuantia) es necesario considerar el punto de aplicacion, la direccion y el sentido.

(2) Esta problematica constituye uno de los ejes centrales en torno al cual se articula la denominada antropologia del tiempo. Las ideas sobre el tiempo como construccion social/cultural y sobre las disimiles conceptualizaciones que culturas diferentes elaboran acerca del tiempo constituyen las premisas fundamentales de este debate. Mas recientemente ambas premisas han sido reformuladas en torno a la idea del tiempo como practica social configuradora de identidad (Carbonell Camos, 2004; Gell, 1996). Dentro de esta subdisciplina, la cronometrizacion del tiempo es una de las claves que distinguen las sociedades llamadas industriales de las sociedades llamadas no (o pre) industriales.

(3) Estas consideraciones deben restringirse a las sociedades modernas occidentales, abarcadas por el largo proceso de transformaciones en la nocion y percepcion del tiempo, que comenzo en la Edad Media. La ofensiva por la consolidacion de una disciplina del tiempo en relacion al trabajo forma parte -desde entonces- del panorama del capitalismo industrial disciplinado y se asocia al ahorro del tiempo, a la clara demarcacion entre trabajo y ocio, y al mas amplio proceso de mercantilizacion. Desde la perspectiva de Thompson (1984), dicho proceso supuso un cambio en el enfoque del tiempo de trabajo, conllevando un pasaje desde el trabajo orientado para las tareas de la epoca preindustrial hacia una nueva situacion en la cual el trabajo pasa a ser regulado por el tiempo de las horas. A partir de esta revolucion temporal, es el ritmo estandarizado del reloj el que pasa a gobernar la rutina y el tiempo de trabajo.

(4) Esta nocion es largamente compartida dentro de la sociologia del tiempo e incluso Aguiar (1999) senala, que en aquellas sociedades con una relativa capacidad de lecto-escritura existen suficientes signos temporales en todas partes, dando cuenta de como un sector de esa sociedad con capacidad de leer y escribir es responsable de la mediacion del tiempo a traves de relojes. Las tablas de horarios del transporte, los programas de radio, las campanas de la iglesia, las sirenas de las fabricas, etc., constituyen marcas temporales desarrolladas por organizaciones, las cuales son reconocidas por el conjunto de la poblacion y no solo por el grupo con capacidad de leer o escribir. Como fue senalado anteriormente, desde la perspectiva de la autora, incluso aquellos grupos que dentro de la sociedad poseen una capacidad parcial de lecto-escritura y una escasa accesibilidad a los relojes se ven forzados a usar numeros, incluso antes de aprender a escribir. De la misma manera, investigaciones desarrolladas en Brasil dan cuenta de como estos grupos son capaces de presupuestar y gerenciar su tiempo.

(5) En el marco de esta complejidad, la simultaneidad conlleva seleccion. No todo puede hacerse a la vez, sino solo unas pocas cosas y las otras deben esperar un tiempo o someterse al destino de nunca ser realizadas (Ramos Torres, 1997).

(6) Esta corriente, desarrollada por Torsten Hagerstrand, se basa en la reconstruccion de las trayectorias individuales en el espacio y situa los lugares y los momentos en los que se asumen los diferentes roles, focalizando en la identificacion de los factores que influencian, cercenan y/o restringen la actividad humana. Estas influencias proveen las fronteras globales que limitan el comportamiento de los agentes en el tiempo y en el espacio. Para poder concretar sus proyectos, los agentes deben utilizar los recursos inherentemente limitados de espacio y tiempo con el objeto de superar las restricciones con que son confrontados. Dentro de esta perspectiva se confiere especial atencion a las restricciones a las actividades derivadas de las propiedades fisicas del cuerpo y de los ambientes en los cuales los agentes se mueven (Ellegard, 2001; Flores, 2002; Giddens, 1989). Desde la perspectiva de Giddens (1989), la time geography es la unica vertiente de la geografia que ha podido construir su armazon conceptual en torno a los modos por los cuales los sistemas sociales son constituidos a traves del espacio-tiempo; apartandose, asi, de la concepcion del espacio y tiempo como meros contextos de accion. Para el autor, al centrar el analisis en las restricciones que dan forma a las rutinas de la vida cotidiana, la time geography comparte con la teoria de la estructuracion el enfasis en la centralidad del caracter practico de las actividades para la constitucion de la conducta y de las instituciones sociales. Sin embargo, el autor encuentra que este enfoque posee, por un lado, una concepcion simplista de los agentes y de los escenarios de interaccion y, por el otro, una teoria del poder debilmente desarrollada.

(7) Los programas VR (Realidad Virtual) son herramientas informaticas que intentan sumergir al usuario en un espacio virtual que le hace perceptible (por medio de tecnicas avanzadas de procesamiento de imagenes y de la manipulacion de perifericos que permiten la interaccion y el desplazamiento multidimensional, asi como el diseno de una rica interfase grafica) un extenso conjunto de datos. Permiten de esta manera visualizar, manipular e interactuar con computadoras y con datos en extremo complejos. Sus aplicaciones son vastas y variadas y van desde la educacion, la investigacion, el arte y el diseno y la capacitacion de personal, hasta la publicidad y el entretenimiento.

(8) Diario de actividades, encuesta de uso del tiempo, encuesta de presupuestos de tiempo o time-budget survey son expresiones equivalentes.

(9) En este sentido Garcia Sainz (2005a) senala que, respecto al concepto de trabajo, las listas o encuestas de actividades tratan de hacer visible lo que ha permanecido oculto a los indicadores sociales y economicos; por ello, se pone el enfasis en el trabajo no remunerado, tratando de neutralizar la hegemonia de lo mercantil y sus efectos discriminantes (ingresos, prestaciones, etc.).
COPYRIGHT 2009 Espacio Abierto, Cuaderno Venezolano de Sociologia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2009 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Delfino, Andrea
Publication:Espacio Abierto: Cuaderno Venezolano de Sociologia
Article Type:Report
Date:Apr 1, 2009
Words:8791
Previous Article:Revista de Teoria y Didactica de las Ciencias Sociales.
Next Article:Representaciones sobre la violencia entre jovenes. Estigma, miedo y exclusion.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters