Printer Friendly

La medicina y los musicos.

Al Dr. Malaquias Lopez Cervantes, con fraternal agradecimiento.

En un texto anterior (Proceso, 1720) hablamos sobre aquellos personajes que lograron plasmar su amor por la ciencia de los sonidos sin menoscabo de su actividad profesional como artistas de la curacion y artifices de la salud. Asi, con las variantes propias de cada individualidad, mencionamos a los versados en ambas disciplinas que optaron por dedicarse a la musica -Berlioz y Kreisler como ejemplos paradigmaticos-, a los que prefirieron ejercer la medicina -Pasteur, Jenner y Schmidt- y a aquellos pocos que fueron capaces de escindirse para acatar ambas vocaciones. De estos ultimos, raros por la facultad de llevar una vida doble, nos enfocamos en Borodin y Aniceto Ortega.

Pero antes de acercarnos a otros personajes analogos en su exitosa dualidad profesional -los traemos a cuento para sumarnos a los festejos de este 23 de octubre- (1) acaso sea pertinente trazar algunos paralelismos que nos ayuden a entender el fenomeno de la anchurosa devocion que, desde siempre, los galenos le han profesado a la musica.

Para empezar, digamos que el medico antepone cualquier sacrificio en aras de curar o mantener en vida a sus semejantes; igualmente el musico dedica todo su esfuerzo por darle vida a las obras que compone o interpreta. Ambos saben de la fragilidad de la existencia --tanto la fisica como la intangible del sonido--y no ahorraron energia--contabilizada en interminables anos de estudio--para desentranar sus misterios y buscar su terapeutica. En un ejemplo nitido, pensemos en la sala operatoria como un escenario teatral donde se pone a prueba el virtuosismo del cirujano quien, si no sale airoso puede depararle la muerte al paciente (el musico que yerra en publico, dana o mata a la obra que interpreta).

Ahondando, el cirujano se prepara mentalmente para la proeza por realizar y cuando ingresa al quirofano todo esta listo para recibirlo --igual que el solista que es aguardado por orquesta y publico--, y una vez comenzada la operacion no hay manera de interrumpirla.

Asimismo, para rematar, sobresale el hecho de que, invariablemente, se elija musica de concierto para acompanar las faenas del quirofano, remitiendonos a la deseada simbiosis que se opera entre un medico artista y un musico sanador: ambos fueron escogidos para hacer alarde de una inquebrantable presencia de animo, de una fina acuidad sensorial, de una soberbia precision de gestos, al punto que la coincidencia de estos factores los posibilita para navegar, cuales demiurgos o chamanes, entre los linderos de la muerte y la vida, o tambien para surcar las fronteras entre la nada y la armonia.

Orgullosamente prusiano.- En la hermosa isla de Rugen, a orillas del Mar Baltico, tuvo lugar el nacimiento de Theodor Billroth (1829-1894), un hombre extraordinario que logro avances importantes en la medicina sin dejar de lado su notable faceta de musico.

Habiendose criado en un ambiente propicio para el desarrollo de su sensibilidad artistica (sus abuelos habian sido cantantes de opera y su madre pianista), Theodor inicio el estudio de la musica a temprana edad. El piano fue el instrumento electo y el repertorio sajon lo exalto hasta el delirio. Tanto amaba tocar el instrumento que su desempeno escolar fue mediocre. En su adolescencia no albergo ningun recelo sobre su futuro como concertista, sin embargo, sus padres lo convencieron de que seria prudente cursar una carrera menos eterea. Su condicion para estudiar medicina fue que seguiria tocando con la intensidad acostumbrada.

Al concluir sus posgrados en las universidades de Gottingen y Berlin, quedo claro que su talento se enfilaria hacia la cirugia. En ella asentaria precedentes impensables para su epoca; realizar las primeras extirpaciones de laringe, piloro y esofago; amen de ser pionero en prevenir las infecciones postoperatorias (se le considera un padre de la asepsia y un precursor del uso de la bata blanca).

Finalizado su doctorado, Theodor se traslado a Suiza y ahi, al tiempo que daba clases para la Universidad de Zurich y aprendia a tocar la viola, tuvo ocasion de conocer a Brahms, quien se volveria uno de sus mejores amigos. Poco despues y quiza para seguirlo, Billroth se establecio en Viena, ciudad donde la bifurcacion de actividades florecio en el modo que su temperamento artistico demandaba. No dejo pasar una velada sin hacer musica--a menudo componia canciones para sus amigos--y Brahms encontro en el a un colega con los tamanos suficientes para hacerle criticas a sus obras recien compuestas.

[ILUSTRACION OMITIR]

Practicamente todas las partituras de camara de Brahms fueron estrenadas en la Billrothhaus, y como prueba del aprecio mutuo sobrevive un epistolario de trescientas cartas. No sobra anotar que los primeros cuartetos de cuerda de Brahms (2) fueron dedicados a Billroth y que este consagro los ultimos anos de vida a indagar sobre las causas fisiologicas que determinan el gusto por la musica. En sus escritos puede leerse uno de los credos de su vida: "otro de los absurdos de nuestra epoca es ver a la ciencia y al arte como opuestos, ya que la Imaginacion es la madre de ambos".

Bajo el manto de Apolo.--Demetrius Constantine Dounis (1886-1954) vio la luz en Atenas y, al Igual que Billroth, conto con un ambiente familiar propicio y con un talento de insospechado alcance. A los siete anos ofrecio para sus atonitos coterraneos su primer recital como violinista, y a las catorce realizo una gira por la Union Americana como virtuoso de la mandolina. (3)

Analogamente, la familia Duonis sugirio que una carrera menos volatil era la decision correcta, por tanto Demetrius se transfirio a Viena para matricularse en la Escuela de Medicina -sus especializaciones fueron la neurologia y la psiquiatria-, sin abandonar, por supuesto, su perfeccionamiento violinistico -fue discipulo del celebre Ondricek- como parte irrenunciable de su ser. Al estallar la Primera Guerra Mundial se enrolo como medico de la armada griega y no desaprovecho la oportunidad de tocar para los heridos. Con ello cayo en la cuenta de las sustanciales mejorias que la musica tenia sobre el animo quebrantado de los soldados. Firmado el armisticio, Demetrius retorno a su patria para convertirse en un aclamado profesor del conservatorio de Salonica, empero sus grandes logros estaban todavia por llegar.

Siguiendo el consejo de un colega, emprendio la travesia oceanica para desembarcar en Nueva York. No tardo mucho en degustar, desde su apartamento en la Fifth Avenue, el sueno americano. Sus fabulosas dotes como observador y su amplio conocimiento de la psiquis humana lo catapultaron a la fama. Por su consultorio desfilaron aquellos instrumentistas que habian abusado de su cuerpo y que ya resentian averias en su ejecucion. Estrellas de la magnitud de Heifetz, Primrose y George Neikrug se beneficiaron con los ejercicios especificos que les diseno, y merced a ellos pudieron seguir brillando. Como testimonio de su apolineo ingenio, Duonls publico 37 libros en los que titila su Artist's Technique of Violin Playing: A Scientific Method for Obtaining, in the Shortest Possible Time, an Absolute Mastery of the Higher Technical Difficulties ...

Un chilango en Nueva York.- Para el compatriota Samuel Zyman (1956), la decision de volverse musico no fue tan precoz como en los casos precedentes, pues hubo de arribar a la universidad para tomarla. Su historia personal, tambien impregnada por un dualismo preliminar, reza que en su infancia recibio lecciones de piano y que en la adolescencia se inscribio en el Conservatorio, pero que a la hora de elegir su senda profesional opto por inscribirse en la Facultad de Medicina de la UNAM.

En el segundo ano entendio que su corazon palpitaba mas con los sonidos que con las patologias, mas tuvo el temple para concluir la carrera e, Incluso, para ser maestro en su propia facultad. Tenia que partir de su esposa la idea de participar en un concurso de composicion para que su vida cambiara. El exito de su primera obra seria la motivacion para perseguir un doctorado en musica, y que mejor lugar que la prestigiosa Juilliard School. Para reafirmar su valia, su segunda Alma Mater lo contrato como profesor. Desde la Big Apple van sucediendose los frutos compositivos que una miriada de interpretes se afana por saborear ...

(1) Desde 1937, el Dia del Medico se celebra en Mexico en este dia. Se eligio por haber sido ese dia la creacion del Establecimiento de Ciencias Medicas en 1833, antecedente de la actual Facultad de Medicina de la UNAM.

(2) Se recomienda la audicion de alguno de ellos. Encuentrelos en la pagina: proceso.com.mx

(3) Se sugiere la escucha de una grabacion rara donde toca la mandolina. Acceda al vinculo: www.youtube. com/watch?v=RlvOLUWipoo
COPYRIGHT 2016 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Maynez Champion, Samuel
Publication:Proceso
Date:Oct 23, 2016
Words:1549
Previous Article:Su legado.
Next Article:El color en la escultura antigua.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters