Printer Friendly

La locura y sus laberintos: el filme La isla siniestra logra una fuerza interpelante en torno a la cuestion acuciante del dolor humano.

[ILUSTRACION OMITIR]

El consagrado director estadounidense Martin Scorsese nos sorprende en estos dias con su ultimo filme, La isla siniestra, cuyo titulo original es Shutter Island y que esta basada en la novela homonima de Dennis Lehane.

Protagonizada por Leonardo Di Caprio, cuenta con las actuaciones de Michelle Williams, Mark Ruffalo, Ben Kingsley, Emily Mortimer, Max Von Sydow, Jackie Earle Haley y Patricia Clarkson, entre otros.

Corre el ano 1954 y el alguacil federal Teddy Daniels (Di Caprio) y su companero Chuck Aule (Ruffalo) son convocados a Shutter Island para investigar la desaparicion de una paciente con un cruento historial criminal. La isla es una gran institucion psiquiatrica donde son tratados algunos de los criminales mas peligrosos del pais, que fueron declarados dementes durante el proceso penal.

A poco de comenzado el filme, el espectador va siendo introducido en un ambiente brumoso y agobiante, en el que se destaca la constante tension de la trama hasta su desenlace final. Realmente Scorsese logra fascinarnos, mezclando planos convencionales con otros de inusitada belleza, interpolando la vigilia y el simbolismo del relato onirico. Su obra es un viaje cargado de dramatismo, al interior de la mente humana.

Cimentada en la brillante actuacion de Di Caprio --que en este filme realiza uno de sus trabajos mas logrados--, La isla siniestra adquiere una fuerza interpelante en torno a la cuestion acuciante del dolor humano, cuando su intensidad adquiere un grado tan insoportable que pone en riesgo la salud mental de la persona.

Los laberintos sombrios de la locura hacen las veces de intrincadas digresiones (ya sean racionalistas, alucinatorias o epicas contra una aparente confabulacion), a traves de las cuales la mente posterga el enfrentamiento demoledor con la verdad.

Como una especie de odisea hacia el interior de los circulos infernales de la culpa y de todas sus mascaras, el relato nos va llevando paulatinamente al punto de quiebre: lo que parecia real es ficcion y lo que parecia ficcion es realidad.

?Que es mejor, vivir como un monstruo o morir como un hombre bueno? Esa es la pregunta que queda flotando al final del filme, pregunta que formula el prisionero numero 67 al enfrentar docilmente su ultimo sacrificio para huir del dolor.

Eduardo Alonso, S.J.

COPYRIGHT 2010 Residencia San Roberto Bellarmino
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Alonso, Eduardo
Publication:Mensaje
Date:May 1, 2010
Words:398
Previous Article:El lado oscuro del corazon: la pelicula Criaturas de lo noche admite varias lecturas, pero en todas ellas nos conmueve la ternura y fragilidad de sus...
Next Article:En busca de culpables: el inquietante relato La cinto blanca (Das weisse Band, 2009) no deja indiferente. No solo por sus reflexiones, sino tambien...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters