Printer Friendly

La ley que no fue.

[ILUSTRACION OMITIR]

Solo 16 dias antes de concluyera el periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Union, a un par de meses de la eleccion del Estado de Mexico y a poco mas de un ano de la eleccion presidencial, el coordinador de los diputados priistas, Francisco Rojas, en acuerdo con el PAN, empezo a presionar al resto de los partidos para aprobar las reformas a la Ley Nacional de Seguridad.

En esta fincaba el gobierno de Felipe Calderon sus esperanzas de legalizar la actuacion de las Fuerzas Armadas contra el narcotrafico, de abrir la puerta al estado de excepcion y de autorizar el uso de la fuerza a discrecion del Ejecutivo.

Primero en la Junta de Coordinacion Politica, que encabeza la presidenciable panista Josefina Vazquez Mota, se acepto la discusion del predictamen de 81 cuartillas elaborado por el mexiquense Alfonso Navarrete Prida, en donde se plasmaron las demandas del Ejercito que no pudieron incluirse en la minuta del Senado. Incluso se pidio que, si bien la minuta esta en cinco comisiones, solo se procesara en una de ellas a fin de ahorrar tiempo y avalarla en el pleno antes del 30 de abril.

Pero el lunes 25, cuando el resto de los partidos propusieron cambios sustanciales al documento y la Sedena recibio la nueva redaccion, empezo a cerrarse la posibilidad de aprobar la reforma en ese plazo. Rojas convoco para el dia siguiente al consejo consultivo de su fraccion, integrado por los coordinadores estatales de sus 237 legisladores.

La primera en hablar fue la expresidenta nacional del PRI, Beatriz Paredes, quien molesto a Rojas al plantear sus dudas en tono provocador, segun asistentes al encuentro.

"Lo primero que tenemos que preguntarnos es a quien le interesa sacar esta ley. Y no se si se ha tenido contacto con el Senado. Recordemos que ahi el PRI es segunda fuerza. Por otra parte, nos quedan tres dias de sesion. ?,Se podra sacar? Otra: como dictaminarla, pues no se si se previo que las cinco comisiones en las que se encuentra deben dictaminarla", dijo Beatriz Paredes.

Para incomodidad de Rojas, la cenecista solto: "?Ya se midio el impacto politico, sobre todo en procesos electorales, en el proceso que viene?". Se referiaa la eleccion del 4 de julio en el Estado de Mexico.

La secundo Gerardo Sanchez, dirigente de la Confederacion Nacional Campesina: "?,Se pretende aprobar en forma apresurada? Hay que tener cuidado: recordemos lo que nos sucedio con la reforma laboral (sepultada por la oposicion luego de que se pretendio dar un albazo)". El tamaulipeco Carlos Flores Rico se manifesto en el mismo sentido. Para apaciguarlos, Claudia Ruiz Massieu, quien elaboro el predictamen con Navarrete, aclaro que llevaban "mucho tiempo trabajando" en el.

Fue entonces cuando Felipe Solis Acero, cercano a Manlio Fabio Beltrones, advirtio que no se trataba "de una correccion" a la minuta enviada por el Senado, "sino de una nueva ley". Rojas, ya desesperado, argumento que era el momento de "demostrar que hacemos todo por Mexico... y que deberiamos hacer uso de nuestra mayoria", cuenta uno de los presentes.

Y cuando Rojas dijo que no es experto en seguridad "pero debemos confiar en nuestros companeros (Navarrete Prida y Ruiz Massieu)", Gerardo Sanchez le recrimino: "Si eso ocurre, manana miercoles no sabremos como procesar el tema en la reunion previa de todo el grupo parlamentario". Solis Acero remacho: "No podemos hablar de lo que no conocemos", ya que en ese momento ninguno de los legisladores priistas tenia el documento.

La diputada y secretaria general de la dirigencia nacional del PRI, Cristina Diaz, les recordo: "Debe estar el PRI unido, platicar con el Senado para mantenernos unidos hasta el 2012, la eleccion presidencial". Rojas replico: "Pero si nosotros siempre sacamos lo que el Senado nos manda".

Para zanjar el tema de momento, el predictamen llego en la media noche del martes 26 al correo de cada legislador priista; y en el Consejo Consultivo se acordo no abor dar el tema en la reunion previa del miercoles 27 de abril.

0bjeciones de Ja Sedena

El mismo martes 26 llegaron a la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena) las seis modificaciones a la iniciativa de ley propuestas por la oposicion. Tres se consideraron inaceptables.

Segun apuntes en poder de Proceso, la primera es la prohibicion para que las Fuerzas Armadas intervengan en actos relacionados con movimientos o conflictos de caracter politico, electoral o social. La posicion de la Sedena es que debe hacerse la excepcion cuando dichos movimientos sociales constituyan una amenaza a la seguridad.

La dependencia desaprobo igualmente la propuesta de especificar que la informacion para generar inteligencia se recabe con medios y procedimientos Iicitos, aunque si acepto la acotacion de que dicha labor se realizara con respeto a los derechos humanos y las garantias individuales.

El otro punto inaceptable para la Sedena es que "solo a ellos" se les mencionara explicitamente como los que, en caso de cometer un ilicito, seran perseguidos y sancionados por los tribunales competentes, no asi los elementos de la Secretaria de Seguridad Publica, de la Procuraduria General de la Republica o del propio Cisen. El argumento de la dependencia es que toda la autoridad jurisdiccional debe regir su actuacion y sus acciones se sujetan a la revision de una autoridad superior.

Para entonces aun se esperaba que estas inconformidades pudieran discutirse. Sin embargo, el martes 26 y el miercoles 27 se presentaron en la Comision de Defensa Nacional el poeta Javier Sicilia; el sacerdote Jose Alejandro Solalinde; el padre Miguel Concha, del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria; Edgar Cortez, del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia; la familia Lebaron de Chihuahua y Eduardo Gallo y Tello, asi como Ricardo Sepulveda, del Observatorio Nacional Ciudadano; Karime Suri, de Incide Social; Ignacio Suarez Huape, de la Red por la Paz y la Justicia; y Silvano Cantu, de la Comision Mexicana de Defensa y Promocion de los Derechos Humanos.

Todos les recriminaron a los diputados que se pretendiera votar una "ley criminal" para sistematizar la violencia y no la paz. Senalaron que si aprobaban los cambios serian considerados "traidores" a la ciudadania. El padre Solalinde incluso les advirtio que la sociedad esta organizada y que ellos estan dispuestos a dar la vida por defender sus derechos.

Encontronazo panista

El miercoles 27, el diputado Porfirio Munoz Ledo abandono el salon donde se encontra ban los activistas de derechos humanos y se fue al pleno para hablar con el panista Javier Corral, presidente de la comision de Gobernacion. Regreso y solto el petardo: "Vengo de hablar con Javier Corral y me envia un mensaje: no convocara a su comision para dictaminar la citada ley".

Fuentes especializadas en temas de seguridad revelaron que esa noche la Presidencia de la Republica ya buscaba el modo de deshacerse de la reforma y evitar que el tema se discutiera. El mensaje de Corral, a quienes algunos panistas identifican con el grupo de Santiago Creel --otro aspirante a la candidatura presidencial del PAN-, fue el pretexto que buscaba Felipe Calderon.

Al dia siguiente, jueves 28, la fraccion del PRI realizo su plenaria para discutir el tema. Ahi, Navarrete Prida expuso su documento y Cesar Augusto Santiago comento que en varios aspectos requiere de una adecuacion constitucional; tambien destaco que faltaba zanjar el hecho de que el documento fue elaborado por "un grupo de trabajo" y no por una de las comisiones a las que se turno la iniciativa.

Luego sugirio realizar un seminario durante el receso, "revisar el tema y decidir si se convoca a periodo extraordinario", pero Navarrete considero que "mas adelante no habra condiciones para citar a un periodo extraordinario".

La diputada Carolina Viggiano, cunada del dirigente nacional del PRI, Humberto Moreira, critico la ambiguedad del dictamen, su contraposicion con varias leyes, y que "se pretende institucionalizar" la presencia del Ejercito en las calles. La mayoria de la bancada coincidio con ella cuando alerto que "la aprobacion tendra un alto costo politico para el PRI, ya que no hay tiempo para procesada".

Navarrete Prida informo que el dia anterior les habia comunicado a los organismos de derechos humanos que no convocaria a la Comision de Gobernacion, primera a la que se le dio el turno legislativo y por lo tanto la primera obligada a dictaminar la iniciativa.

Al respecto, el coordinador Francisco Rojas pidio a los priistas "esperar los efectos de las declaraciones de Corral" y les dejo entrever que se le dejaria al PAN el costo politico. Por lo pronto, Rojas iba a medir "el pulso" en la Junta de Coordinacion Politica, que se reunida enseguida.

A las 12 del dia, al arrancar la junta, la coordinadora panista Josefina Vazquez Mota impulsaba la aprobacion en su bancada mientras Javier Corral mantenia su posicion de no convocar a la Comision de Gobernacion. "La decision de Corral --comento un diputado del PRI- sirvio para que Calderon se desistiera luego del rechazo de la sociedad civil, y para nosotros fue el pretexto perfecto para dejar el tema".

Finalmente, la Junta de Coordinacion Politica determino que la reforma se dictaminara en tres comisiones: Gobernacion, Derechos Humanos y Defensa Nacional, ademas de convocar a la sociedad civil para que aporte sus propuestas. La junta decidio reunirse el 17 de mayo a fin de evaluar si convoca o no a un periodo extraordinario para votar la ley.
COPYRIGHT 2011 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Cervantes, Jesusa
Publication:Proceso
Date:May 1, 2011
Words:1682
Previous Article:Durango, otro estado en sangrienta disputa.
Next Article:8 de mayo: el punto de quiebre.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters