Printer Friendly

La interpretacion filosofica y politica de La violencia y lo Sagrado de Rene Girard, y su influencia en la antropologia latinoamericana.

A PHILOSOPHICAL AND POLITICAL INTERPRETATION OF GIRARD'S VIOLENCE AND THE SACRED. ITS IMPACT ON LATINAMERICAN ANTHROPOLOGY

NUESTRA INTENCION ES OFRECER UN ANALISIS de uno de los textos mas relevantes del pensamiento de Rene Girard desde un punto de vista politico y antropologico. Se trata de saber si su texto nos proporciona la posibilidad de plantear una filosofia politica con bases antropologicas.

La sociedad politica tiene su origen en la competencia y en la lucha o, incluso, en la opresion. Como ejemplo de esto podemos considerar, a nivel historico, la division del trabajo. Ahora bien, Girard plantea la teoria del origen de la sociedad a partir de la violencia y, en particular desde el sacrificio como medio de union de una civilizacion primordial. En La violencia y lo sagrado (1985), el autor comienza su analisis tratando el argumento principal: el sacrificio como origen de todas las sociedades.

De hecho, el caracter sagrado de la victima revela la ambivalencia del ritual sagrado, pues en esta figura se identifica una imagen pura e inocente y, a su vez, la victima es de por si el ser en el que la sociedad desahoga toda su violencia.

La verdad del sacrificio esta escondida en muchos niveles: (a) La racionalidad intervino en la naturaleza del hombre para esconder su naturaleza violenta. Las religiones, la Ilustracion, el positivismo e, incluso, el comunismo no hicieron mas que cubrir la verdad sobre el origen de la civilizacion humana y sobre las implicaciones que la convivencia lleva consigo. (b) Este--el sacrificio--revela la violencia del ser humano. (c) A traves del estudio del sacrificio podemos entender nuevamente esta naturaleza que, de otra forma, permanecera escondida. (d) Esta naturaleza, de la que hablamos, no es otra cosa sino la esencia de las estructuras sociales humanas.

La verdad de la que habla Girard es el estudio de los metodos mediante los cuales el hombre desahoga su violencia en formas socialmente aceptables. En este momento, se vuelve fundamental el rol de la victima sacrificada, es decir, de aquel ser cuyo sufrimiento satisface la necesidad de agresividad de la comunidad. Pero si dicho fenomeno no es controlado-- en otras palabras, la agresividad del hombre y sus formas de manifestarla--se puede comprometer la vida de toda la sociedad.

El hombre, para poder vivir en su sociedad, afirma Girard, necesita construir un sistema muy equilibrado para desahogar su violencia y su agresividad en una forma socialmente aceptada. Aun asi, no podemos esconderle al lector que este sistema del que estamos hablando incluye en si mismo manifestaciones muy distintas: desde el sacrificio humano hasta el deporte, y, pasando por el ejemplo magistral de la tragedia clasica griega: bajo la mascara del actor encontramos todos los personajes que actuan en un complejo ritual de sacrificio.

Por ejemplo, Girard se refiere a un cierto tipo de pez que no puede ser privado de sus adversarios: los machos de su misma raza. Efectivamente, el compite contra ellos para obtener el control del territorio. Si esta lucha no se verifica, como cuando el pez es llevado en cautiverio, entonces, necesariamente este canaliza sus tendencias agresivas contra su misma familia terminando por destruirla. De esta forma, el intenta eliminar la razon por la que la naturaleza le concedio su violencia. Si, como creemos, Girard cita esta historia para describir la naturaleza humana, podemos establecer diversas interpretaciones:

1. Primer nivel interpretativo

a. GIRARD NOS SUGIERE QUE LA VIOLENCIA es parte fundamental de la naturaleza humana y que el hombre no puede ser considerado necesariamente un ser social, porque, de otra forma, no se podria explicar su agresividad contra sus semejantes, contra aquellos que hacen parte de su misma comunidad e, inclusive, contra sus familiares. El hombre como animal social esconde una profunda contradiccion.

b. Para constituir una sociedad y una civilizacion el hombre debe haber sacrificado, si no por completo, por lo menos en gran parte, su lado agresivo y violento. Este sacrificio quedo, naturalmente, incompleto.

c. Para vivir junto con los demas o para vivir mejor, dejando de lado su parte primitiva, el hombre tiene que desahogar su violencia natural en rituales socialmente aceptables. Entonces, podemos suponer que sin esta violencia aceptada y ritualizada no seria posible una sociedad y todos los alcances de la civilizacion no existirian.

d. En consecuencia, y aqui estamos en un nivel de suposicion, la violencia y la necesidad de esconderla, existen hoy como fundamento de la sociedad, y hay rituales para salvar al hombre de si mismo.

2. Segundo nivel interpretativo

a. LLEGANDO MAS ALLA DE LA INTERPRETACION LITERAL del texto de Girard, podemos suponer una teoria sociopolitica partiendo del cuento citado anteriormente.

b. Podemos suponer que la civilizacion esta fundada inicialmente en la violencia y en la agresividad; la sociedad encuentra, entonces, formas aceptables de competicion y de violencia para callar el instinto agresivo, ya que sin estas manifestaciones se pondria en riesgo la existencia de la comunidad.

c. Girard individua estas formas en los ritos sacrificiales, reales como los pueblos antiguos o imaginarios como en las sociedades mas avanzadas. Se puede deducir que una de las formas contemporaneas de estos ritos que permite desahogar la violencia, sea la competencia economica, senalando asi a la base principal del capitalismo.

d. Despues del nacimiento de la ciudad y con ella de la division del trabajo, que permitio un desarrollo mas organizado de la comunidad, prevalecio entre los hombres la competencia economica o la competencia laboral como formas socialmente aceptadas de desahogo de la violencia.

e. Pensamos, entonces, que la competencia economica y por ende el capitalismo como tal, constituyen una especie de substrato religioso de la vida religiosa del hombre. De hecho, la rivalidad economica sustituyo algunos rituales religiosos.

f. ?Cual es entonces la idea misma del comunismo? ?Que es?, ?que lo diferencia conceptualmente del capitalismo? Es el hecho de querer eliminar la injusticia social entre los hombres: el dinero, la propiedad, que implica la eliminacion de la competencia economica, de la lucha social y de la violencia que esta lleva consigo.

g. En consecuencia, partiendo del texto de Girard, se infieren numerosos analisis que no yacen en las palabras mismas y literales del autor. Por ejemplo, se puede decir que el comunismo, en sus principios fundamentales, niega ese acuerdo secreto y tacito entre los hombres que permite un nivel socialmente aceptable de violencia y, por lo tanto, impide que una comunidad se autodestruya. Por ende, se puede suponer que el comunismo no puede funcionar en su estructura general hasta que no admita una forma de violencia y de competencia aceptable entre los hombres, que sustituya la rivalidad economica y la lucha de clases. O, el comunismo no es apto para la naturaleza misma del hombre, o tenemos que suponer que para superar los defectos actuales de la sociedad, tenemos que esperar una evolucion estructural de la naturaleza y la psicologia del hombre.

3. Tercer nivel interpretativo

DAMOS UN PASO ADELANTE Y VEMOS que pasa cuando unimos lo que acabamos de tematizar con uno de los textos mas inteligentes sobre la dictadura mundial, y que permite hacer un analisis de las sociedades contemporaneas, estamos hablando del 1984 de George Orwell.

a. Si retomamos el discurso sobre el comunismo, entonces tenemos que ver que, segun la teoria girardiana, ese sistema economico, el comunismo por supuesto, puede resistir o podemos suponer que pudo resistir gracias a la presencia de un enemigo externo real o imaginario.

b. Gracias a este enemigo, el regimen comunista pudo involucrar la violencia colectiva en contra de alguien, sin que esa agresividad pudiera ser desahogada en contra de los mismos ciudadanos, poniendo asi en riesgo la estructura misma de la sociedad. De esta forma, en la historia alcanzaron a mantenerse en vida la mayoria de las dictaduras y de las tiranias pasadas. Podemos afirmar que en realidad este complejo del enemigo exterior es una parte verdadera de todas las estructuras sociales, politicas y economicas. Ahora bien, los otros sistemas colectivos, tal como el capitalismo, aunque admitieron una forma interna de desahogar la naturaleza del hombre a partir de la lucha economica por el exito laboral, tienen el destino de fallecer sin admitir una victima sacrificial externa, es decir, sin un enemigo exterior en contra del cual se puedan unir todas las fuerzas del pais.

c. Retomando lo que Girard expone, sabemos que la victima establecida para el sacrificio tiene que parecer humana porque si no guarda esa semejanza, no podria permitir el desahogo verdadero del ser humano. Por ejemplo, si un hombre tiene una ira incontenible y asesina a una hormiga, esto no aplacaria su violencia porque la comunidad tiene que escoger muy bien a su victima para que el sacrificio sea eficiente. El sacrificio sirve para enganar la violencia, dado que si la ilusion no esta bien construida no puede apagar un deseo real, exactamente como el hambre no puede satisfacerse sin comer. El rito tiene que ser practicado por una persona reconocida como el representante de toda la sociedad: un juez, un sacerdote o el rey; alguien que a traves de su brazo pueda actuar como si fuera toda la sociedad.

d. La violencia sagrada actua en dos niveles: (i) El nivel preventivo, en el que por medio de un ritual se satisface la violencia que de otra forma quedaria insatisfecha; y (ii) el nivel penalizador, es decir, que actua como creacion de una estructura social, como el tribunal, la religion y hasta el mismo Estado, que no solamente previene la violencia a traves del sacrificio, sino que al mismo tiempo castiga la eventual violencia de los demas.

De un lado, entonces, el rito sacrificial brinda una satisfaccion aparente que permite desahogar la violencia de la sociedad. Del otro, esta violencia sagrada permite la creacion de un complejo al mismo tiempo religioso y juridico, en torno al sacerdote rey, quien actuando solo la agresividad y teniendo en su mano todo el poder decisivo, se hace responsable de toda la violencia. Podemos ver como Girard profetiza que como fundamento de cualquier orden social, de cualquier estructura comunitaria, ciudad o Estado, esta la violencia misma.

Esto permite que no nazca ese circulo vicioso que una violencia no sagrada provocaria, hasta poner en riesgo la existencia misma del hombre. El juez o sacerdote esta reconocido como tercero imparcial entre todos los demas, lo que le permite ejercer la violencia sin que esto constituya la razon para crear un circulo de violencia interminable. El tercero imparcial, el Estado o el rey sacerdote, puede ejercer la violencia sin que esto justifique la venganza de los demas.

La tragedia griega nos brinda un ejemplo formidable de esta ilusion cuando, en Esquilo, el Ajax, el guerrero con el gran escudo, deja ver que es lo que sucede cuando la violencia no se puede desahogar de forma directa. En ese relato, de hecho, Esquilo nos dice que Ajax, cuando Agamenon quiso dar las armas de Aquiles, nuestro heroe enloquecio y salio de su campamento para matar a los reyes Menelao y Agamenon, pero los dioses, con el fin de protegerlos, hicieron que Ajax viera a unos rebanos como si estos fuesen los reyes, matandolos con brutalidad.

Ese relato, segun Girard, es un ejemplo de como se puede substituir una violencia verdadera con una imaginaria; la tragedia griega toma de hecho el lugar de un ritual sagrado.

El sacrificio es considerado por Girard como un pharmakos, que significa al mismo tiempo veneno y cura. En efecto, la violencia es una enfermedad que provoca contagio en la sociedad, pero, al mismo tiempo, en su forma sacrificial, la violencia puede ser la cura de si misma. Naturalmente, hay un peligro muy evidente que a Girard no le hace falta indicar: el peligro de la crisis sacrificial. La violencia, segun Girard, efectivamente, constituye un circulo: el circulo de la violencia, este circulo puede ser interrumpido por la violencia sagrada misma. La crisis sacrificial llega en el momento en el que la violencia sagrada no interrumpe el circulo de la violencia sino que le da su inicio. En efecto, el rito sacrificial sigue algunas reglas fundamentales. Ya hemos hablado del papel del rey sacerdote, que tiene que ser reconocido por toda la sociedad como brazo de toda la comunidad entera. Al lado contrario del sacrificio se encuentra la victima que tiene que ser externa a la comunidad, por eso, como victima sacrificial, normalmente son elegidos los marginados, los enemigos, los esclavos, los huerfanos, las viudas; en otras palabras, las personas que viven al margen de la sociedad, dado que ellos no pueden suscitar el deseo de venganza porque estan solos.

1. El sacrificio implica una continuidad y una distancia con la violencia que debe satisfacer. En esta forma: (a) la continuidad tiene como objetivo permitir que la ilusion de la violencia sustituta sea eficiente y aplaque la energia agresiva y vengativa de la comunidad. (b) La distancia: si la violencia es demasiado evidente, si la victima es exageradamente humana, entonces la agresividad no se reduce sino que se revive.

2. Este es el caso de la crisis sacrificial. (c) El autor trae el ejemplo de la tragedia de la furia de Heracles. (d) Podemos afirmar que, si el rito sacrificial no tiene el efecto esperado y no respeta todas las categorias, puede producir el efecto contrario, eliminando la posibilidad de la salvacion y generando el final de la sociedad.

Para concluir, podemos afirmar que a partir de Girard, es posible emprender una interpretacion muy interesante y profunda de la psicologia de la sociedad humana, hasta entender sus mas profundos y reconditos niveles.

Queremos agradecer a todos los que hicieron posible este lindo encuentro sobre las diferentes interpretaciones de Rene Girard en America Latina.

RECIBIDO: 05.10.10 ACEPTADO: 25.11.10

Referencia

GIRARD, R. (1985). La violencia y lo sagrado. Barcelona: Anagrama.

MICHELE ROZZI, Universidad Nacional de Colombia.
COPYRIGHT 2010 Pontificia Universidad Javeriana
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Rozzi, Michele
Publication:Universitas Philosophica
Date:Dec 1, 2010
Words:2421
Previous Article:Subjetividad posmoderna e identidad reconciliada. Una recepcion teologica de la teoria mimetica.
Next Article:Mimesis y noviolencia. reflexiones desde la investigacion y la accion.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |