Printer Friendly

La imprenta y el diseno en la obra de Valle-Inclan.

Resumen

Este articulo trata la importancia del diseno del libro, las normas tipograficas y los usos de los cajistas como los causantes de la mayoria de los cambios de texto en las ediciones de Valle-Inclan. Particularmente, se centra en las cuatro primeras ediciones de Sonata de primavera.

Palabras clave: Ramon del Valle-Inclan, Sonata de primavera, imprenta, cajista, justificacion de parrafos, puntuacion

Abstract

This research article discusses the significance of the editorial design, typographical norms and practices of typesetters as the source of most of the textual changes in Valle-Inclan's editions. Particularly, the article examines the first four editions of Sonata de primavera.

Keywords: Ramon del Valle-Inclan, Sonata de primavera, printing house, typesetter, paragraphs justification, punctuation

**********

Con escasas excepciones, se cine este trabajo a las Memorias del marques de Bradomin, particularmente a la Sonata de primavera (1), pues si ya resulta imposible explicar detalladamente un solo titulo, por la exagerada extension, cuanto mas varias obras. Cada volumen debe analizarse separadamente pues ni todos los volumenes ni todas las reediciones plantean los mismos problemas. Nada tiene que ver Tirano Banderas, compuesto mecanicamente, con la Sonata elegida como testigo, que se compuso manualmente.

Los cambios de texto en la obra de Valle-Inclan no han sido estudiados mas alla de la mera constatacion de su presencia o un inane nominalismo, pero todas las aproximaciones se basan en dos topicos: los cambios son deseo del autor y todos ellos obedecen a un afan de estilo, sin otra explicacion ni analisis, sin considerar su relevancia, causas o motivaciones. Ambos topicos son, en general, falsos y, en concreto, matizables. Ignorar el proceso de la fabricacion del libro o de las publicaciones periodicas unicamente produce monstruos. ?Alguien puede pensar que un diario, nada mas recibir un original de Valle-Inclan, componia el texto, enviaba una prueba a su autor, que a su vez la devolvia corregida para ser publicada de inmediato?

La fecha de la publicacion no es la fecha de la creacion, y fragmentos o la obra, aparentemente completa, en publicaciones periodicas, no implica secuencia alguna en el proceso creativo. Las Sonatas, Romance de lobos o La guerra carlista se compusieron e imprimieron bien mientras aparecian como folleton, bien con anterioridad.

Las incognitas son otras. ?Cuantos cambios fueron realizados por el autor? ?Cuantos por cajistas o compositores tipograficos? ?Cuales se deben a normas de imprenta, al espacio concedido en la publicacion periodica o al gasto de papel en la edicion? Y, primus inter pares, ?al diseno del libro?

Los motivos por los que un autor varia el texto abarcan esta amplia gama de causas, a las que se debe anadir la censura, o la autocensura forzada por las circunstancias. Cualquiera que lea con mediana atencion las tres Sonatas publicadas en El Imparcial tendra por evidente la presencia de la tijera censora. Han sido precisos bastantes anos hasta que, a traves de cartas olvidadas entre Valle-Inclan y Ortega Muni11a, se acepte la palmaria evidencia de que los textos de las Sonatas no eran sino un "atajo", en palabras del autor, realizado entre ambos (Serrano Alonso y De Juan Bolufer, "Epistolario" 112).

Considero irrelevante cotejar las Sonatas publicadas en El Imparcial con las ediciones, pues no son versiones anteriores de las obras, sino todo lo contrario: estan adaptadas para el diario a partir de un texto anterior, el de la primera edicion plausiblemente, aceptando los cortes por la censura y la necesidad de ajustarse al espacio concedido. Es hecho frecuente en las colaboraciones de Valle-Inclan, tanto en sus primeros pasos como al alcanzar la fama. Asi ocurre con "Rosita Zegri", incompleta en El Imparcial (Madrid), el 14 de julio de 1902, pero integra en Revista Iberica al dia siguiente, con titulo diferente, "La reina de Dalicam" (Valle-Inclan, "Rosita" y "La reina"). Tomando solamente Caras y Caretas en 1909, se ven fragmentos de La guerra carlista, "La hazana de Roquito" (1 de mayo) o una version reducida del relato "Mi hermana Antonia" (21 de agosto) (Valle-Inclan, "La hazana" y "Mi hermana").

Irrelevante es la puntuacion. No pertenece al autor, al que muy poco o nada le preocupaba este aspecto. Abundan los testimonios de la libertad con que los cajistas la variaban, bien para ajustar lineas, bien para evitar divisiones de palabras incorrectas. Un poema festivo reza:
   El corrector, se limita
   a cotejar el trabajo,
   poniendo al margen aquello
   que al obrero se ha olvidado,
   o a borrar lo repetido,
   y tambien (no es duro el caso)
   poner alguna comita
   que el sentido va dictando.
   (Garcia Garcia 9)


Y tan tarde como 1933, en una polemica publica entre correctores, uno sugiere: "prometeme por tu parte que no volveras a meter mas comas al objeto de justificar o ajustar las lineas y que solo colocaras las que te ordene tu buen sentido" (El Corrector Mas Pequeno) (2).

Subrayo que no indican seguir la puntuacion del autor, sino la que dicte su buen sentido. Los ejemplos mas evidentes se hallan en las dos ediciones de La lampara maravillosa, pues permiten cotejar textos identicos en el mismo volumen, pero con diferente puntuacion (3):
   Para el ojo que se abre en el gnostico
   triangulo, todas las flechas que dispara
   el Sagitario estan quietas.


Sin embargo, en la plana 255, amen del cambio en el cuerpo de letra, se dispone el texto de manera diferente, resultando:
   Para el ojo que se abre en el gnostico triangulo,
   todas las flechas que dispara el Sagitario,
   estan quietas.


Se ha anadido una coma tras "Sagitario" para justificar, pues no es posible dividir "es--/ tan" que provocaria una linea en exceso larga para la composicion.

Lo mismo acontece con el punto y aparte, que depende del espacio o de los problemas al componer. En Sonata de primavera el capitulo finaliza asi: "flores: mariposa blanca, alondra cantora, juvenilia de luz, alma de aromas". No hay posibilidad de emplear puntos y aparte porque la plana tendria 25 lineas, contra las 24 de norma, amen de forzar la supresion del filete con que se indica el fin de capitulillo. En la siguiente edicion (1905), tiene espacio en la plana de birli:
   flores:
   !Mariposa blanca!
   !Alondra cantora!
   !Juvenilia de luz!
   !Alma de aromas! (4)


Los puntos y aparte son de nuevo retirados en 1907 pues la caja esta llena, lo que forzaria una composicion muy desigual asi como llevar tres lineas a la plana siguiente que va en blanco, para ser eliminados definitivamente en 1913 pues el culo de vaso es incompatible con este signo ortografico. Sin abundar en el tema, aporto un ultimo ejemplo de este asunto. Si en 1904 reza:
   [...] grandes salas.
   Maria Rosario fue el unico amor de
   mi vida. Han pasado muchos anos, y al
   recordarla ahora todavia se llenan de
   lagrimas mis ojos aridos, ya casi ciegos
   [Fin de capitulillo]


En 1905 es ligeramente diferente:
   [...] grandes salas. Maria Rosario fue el
   unico amor de mi vida. Han pasado muchos
   anos, y al recordarla ahora todavia se llenan
   de lagrimas mis ojos aridos, ya casi ciegos
   [Fin de capitulillo].


Si mantuviese el punto y aparte tras Maria Rosario, pasaria a la siguiente plana, que va en blanco, "de lagrimas mis ojos aridos, ya casi ciegos" IFin de capitulillo], y no esta permitida una plana con una unica linea. Bien se podria recortar texto, bien anadir, pero lo mas sencillo es retirar el punto y aparte. Y el caso contrario, anadirlos para lograr una plana de birli correcta; si en 1905 no agregase tres puntos y aparte --uno fuera de toda norma, ya que divide el parlamento de la bruja--, "yo hare delirar por vuestros amores a la se--/ nora Princesa. / ?No quereis, Excelencia?", la plana de birli tendria una sola linea (5).

La correccion, bien realizada en la imprenta, bien por mano del autor que delego esta labor en su esposa, Josefina Blanco, durante un periodo indeterminado, o si finalmente no existio o resulto altamente deficiente, exige una revision de titulos demasiado extensa y prolija. Someramente, cabe decir que hay volumenes sin erratas, como Epitalamio (1897) o con abundancia de moscas como Aguila de blason (1922), donde deslucen "herrumbruso son de armaduras", "galgos y perdigueros que corretean", "marcelinas" por "mancerinas", "la ventanas", "arriman" por "arrima", "agluacil" por "alguacil" ..., a las que habria que sumar otras trece sin considerar errores ortograficos o de acentuacion (6). En mi opinion, Valle-Inclan presto mucha mas atencion al diseno y la estetica del libro que a la tarea minuciosa de cazar gazapos, en ocasiones tan evidentes como: "Comento el posadero santiguandose, metiendose los dedos en la faja:--!Vaya un mozo!" (7).

El paso previo al envio del original a la imprenta hubo de ser el traslado, la transcripcion manual que, ademas de servir como, digamos, copia de seguridad, abarataba costes al presentar un texto mas limpio, por tanto mas facil de componer y consecuentemente con ahorro de costes. Fuese quien fuese el responsable de esa labor, las divergencias son inevitables. El unico que he consultado, realizado por Josefina Blanco, generalmente encargada de esta tarea, ya en la primera pagina enmienda al autor que escribe "figura zanquilenda" mudado a "figura zanquilarga", ademas de variar la puntuacion y la ortografia. Si lapsus calami o creacion del autor, como "zorratera" en este mismo texto, no tiene respuesta concluyente (Joaquin del Valle-Inclan, Valle-Inclan inedito 313), pero persiste la duda de si Josefina Blanco realizo otros cambios tanto en traslados como al corregir ediciones.

La primera publicacion en prensa de Sonata de primavera indica meridianamente la tijera censora. El final de la obra--entre otros fragmentos eliminados--lo publico el autor bajo el titulo "Fue Satanas" muy poco despues (8).

En segundo lugar, la primera edicion de Sonata de primavera (1904) forzosamente se imprimio mientras aparecia en el diario madrileno, como asi se reconoce: "Hace pocos dias terminabamos en nuestra hoja de Los Lunes la publicacion de una parte de este volumen, ahora aparecido en libreria" (subrayado propio), un hecho corroborado por otras notas de prensa, aparecidas el 11 de julio en El Imparcial ("Sonata" 4), y el 14 de julio en El grafico (El Bachiller Iznajar 1), respectivamente. Dado que El Imparcial finalizo las entregas el veintisiete de junio y la obra esta a la venta el once de julio --tiempo insuficiente para componer, imprimir y encuadernar--es irrebatible que lo aparecido en prensa no puede considerarse anterior al volumen, al contrario, consiste en una modificacion de un texto previo y, por tanto, el folleton no aporta nada para analizar las variantes de texto.

Dado que Valle-Inclan fue con escasas excepciones su propio editor, la imprenta elegida, el papel, la decoracion ..., nos indican su disponibilidad economica. La primera edicion de Sonata de primavera, en 1904, es un pequeno volumen (16 centimetros de altura), mal papel, mal compuesto y peor impreso, letra de cuerpo 8, estimacion probablemente correcta, pero no indiscutible pues sin tener los tipos originales, no hay seguridad alguna ya que lo impreso no es el cuerpo de la letra. Lleva 24 lineas por plana como norma, aunque a veces aparezca lo que se llamaba "colgar lineas", o sea, disminuir o aumentar su numero para evitar problemas de composicion. Esto se hacia ayer y hoy. En la traduccion al ingles de dos cuentos de Tolstoi, editada en 2015 (vease la bibliografia final), puede observarse que las planas 16 y 17 tienen una linea menos que las demas para evitar linea corta de fin de parrafo; si este recurso se emplea en el siglo XXI, con la infinidad de medios tecnicos, considerese en el siglo pasado y con composicion manual.

Defino la primera edicion como mal compuesta por muestras como "judiostorvosybarbudos", "detormentas", "aliento-dellamas" (9) ... Cierto que los cajistas acochinaban el espaciado por decirlo en su jerga, o sea, reducirlo, cuando se presentaban problemas de composicion, pero unir palabras, no. En la primera edicion de Sonata de primavera, este y otros casos abundantes en el volumen son desidia y mal oficio. Solamente la cubierta en estilo modernista, modelo empleado para varias obras, apunta a su interes por el diseno tipografico.

La segunda edicion en 1905 ya mas cuidada, mejor papel, impresion y composicion, con 18 lineas por plana, letra cuerpo 11 o 12. Entre las dos primeras ediciones, considero significativas diecinueve variantes de texto, la mayoria de muy escasa entidad (10). Primeramente los cambios por coherencia, o en otras palabras, para deshacer incongruencias, equivocos y contradicciones en el texto. Se observa un afan de unificar el tratamiento de respeto con la eliminacion de "senora" (variantes 9, 10 y 11) o su sustitucion por "Excelencia"--a partir de 1913, aunque con excepciones por errores de composicion, solamente se empleara con mayuscula para la princesa Gaetani--; los cambios numerados 6, 8 y 17 corresponden al mismo caso. El primero indica el tiempo "que durante la noche velaran"; el segundo, "otras santas que", evita la ambiguedad, pues sin el anadido no deja claro a que mujeres se refiere, mientras que el tercero, "fue aquella manana lluviosa", evita una contradiccion pues se indica en la plana anterior que "la manana temblaba cristalina".

No siempre las incongruencias fueron subsanadas, asi en la Sonata de primavera aparece "Maria Socorro", pero entre las cinco hijas de la Princesa Gaetani no hay ninguna con ese nombre (11).

Las normas tipograficas son otra causa (variantes 15 y 18). El anadido, "gentil caballero", evita que la ultima linea del parlamento de la bruja sea incorrecta, pues seria una linea ladrona--"dio"--o con el defecto muy evidente de abrir mucho el espaciado "medio"; la segunda variante resulta evidente, pues, al ser la ultima pagina del capitulo, no hay espacio suficiente lo que obliga a recortar el texto. Las numeradas 5, 13, 14 y 19, "tan solo" frente a "solamente", "hierbas" frente a "yerbas", "hiciesen" frente a "hiciese" provienen de los usos del o de los cajistas, y probable mala lectura. Restan solamente siete modificaciones (1-4, 7, 12 y 16) que, exceptuando la doceava, apenas tienen entidad.

En cualquier caso, las alteraciones son harto insuficientes para justificar afan estilistico o mudanzas en su estetica que nadie detalla con exactitud, idea que conduce a una irremediable paradoja; pues, de transformar su estetica dos veces en dos anos--tres en cuatro anos de incluir la edicion de 1907-, mas que normas serian veleidades en franca contradiccion con los conceptos expuestos en una conversacion con Severino Aznar en 1907, donde formula conceptos plasmados posteriormente en La lampara maravillosa (vease Aznar).

Al estudiar los cambios de texto, merece ser recordada la sugerencia que Juan Jose Morato realiza en su, de aquella muy famosa, Guia practica del compositor tipografico:
   El cajista no se limitara a reproducir mecanicamente lo
   escrito en el original. El buen compositor debe darse
   cuenta de lo que compone, no ya para enmendar puntuacion
   o aquellos errores que el pueda percibir y sean
   evidentes, sino tambien para llamar la atencion de
   quien corresponda cuando encuentre algo disparatado.
   (26)


La frontera entre errores evidentes, sumada a los habitos del cajista, la mala lectura o la incomprension de voces gallegas, resulto extremadamente tenue.

La variante mas amplia en 1905--"!Que extrana impresion senti, viendo a Maria Rosario vestida con el habito monacal que habia de llevar toda su vida!" (12)--no volvera a aparecer en ninguna edicion, lo que induce serias dudas sobre la importancia que el autor concedia a tales cambios, corroboradas por el hecho de que la tercera edicion siga la primera. En pocas palabras, todos los cambios realizados en la segunda desaparecen.

La tercera edicion, aparecida en 1907, se imprime en Barcelona, compuesta en maquina "linotype", es decir, composicion mecanica, letra de cuerpo 10 o 11, y 21 lineas por plana como norma13. Sin duda conocian la edicion de 1905, pues tanto en la cubierta como en las planas de respeto luce el mismo escudo nobiliario con la misma firma y ano que se acaba de indicar. Si la edicion estuvo al cuidado de Valle-Inclan o no, lo ignoramos, aunque las escasas variantes apuntan a que si intervino14. Inevitablemente surgen puntuaciones diferentes, yerros al acentuar, erratas corregidas y nuevas, mala ortografia, defectos en el espaciado y problemas de composicion, como el orden de los capitulillos, que no se resenan, cinendonos a cambios de texto relevantes, en total cinco (de los cuales dos son errores al componer). Otros dos--"olas. El son" frente a "olas, y el son" y "rosados" frente a "rosaceos"--son altamente dudosos sobre su origen y unicamente el cambio "genios marinos" a "monstruos marinos" podria deberse al autor.

Al reeditar Sonata de primavera en 1913, ya en el formato de la Opera Omnia, compartiendo diseno con las otras tres, al igual que otros volumenes formando una serie como La Guerra Carlista o los esperpentos. Es la primera vez que Valle-Inclan puede editar a su plena satisfaccion, invirtiendo cantidades notables de dinero que, aunque no hay tiempo para tratarlo, le producian cuantiosos beneficios con excepcion de algun titulo como El embrujado. Si bien en las anteriores ediciones apenas hay cambios, en esta, al emplear el diseno de la Opera Omnia, surgen cuantiosas modificaciones, excepto en aquellos capitulos donde el texto encaja en el nuevo diseno: el 4, 13 y 20.

Esencialmente el diseno consiste en una gran capitular y en cerrar cada capitulillo con un culo de vaso, lampara o como se prefiera, finalizado con un adorno, en adelante grabado de cierre. A la dificultad que entrana, sumese la inflexibilidad de don Ramon en sus normas: todas las capitulares han de ser altas, del mismo tamano y estilo, sin blanco en el texto que debe rodearlas por completo y con la linea bajo la capitular mas larga que el ancho de la letra. Todos los finales deben ser en culo de vaso y con un grabado de cierre.

No hay obligacion de que sea asi, por ejemplo Perez Galdos, al editar los episodios nacionales en la imprenta de La Guirnalda, obra que considero un "museo de las artes del diseno aplicadas a la tipografia" (V), emplea, en el mismo titulo, diferentes capitulares en estilo y tamano, coloca ilustraciones o no a comienzo de capitulo y finaliza con grabado de cierre o no.

Las capitulares fuerzan pequenos cambios de texto por no tener un numero suficiente para la impresion tal y como ocurre en otros titulos. Debe estimarse que en 1913 estan imprimiendo entre mayo y julio cuatro obras que emplean los mismos tipos lo que hace mas plausible la insuficiencia de letras iniciales. Como muestra, en 1907 reza "Mi estancia tenia"; frente a 1913, "[capitular L|a biblioteca tenia" (15). La pretension de evitar blanco en las arracadas, las lineas que rodean la capitular, impone evitar el dialogo; asi, si en 1907 comenzaba con un parlamento de la princesa Gaetani, en 1913 varia el texto para eludirlo (16), y la frase "!Dios mio, venid en mi ayuda!" se cambia, ya que es demasiado larga y fuerza una linea corta de fin de parrafo en la plana siguiente.

El culo de vaso es fuente de numerosas variantes, pues evidentemente no tolera el punto y aparte, exige unas proporciones en las lineas forzando en ocasiones aumentar o retirar texto. El final de la Sonata de primavera en las tres ediciones anteriores era invariablemente "--!Fue Satanas!... !Fue Satanas!", pero para componerlo en el nuevo diseno se reduce: "!FUE SATANAS!". Tambien las tres ediciones anteriores finalizaban el primer capitulo con "tan alta mision", pero en 1913, de seguir la redaccion anterior remataria en la plana 20, 1. 17, dejando la siguiente en blanco, sin culo de vaso ni grabado de cierre. Por tanto, anade texto:
   tan alta mision. Yo soy Bibiena di Rienzo, por la linea
   de mi abuela [fin de la pagina 20] paterna. Julia Aldegrina,
   hija del Principe / Maximo de Bibiena, que murio en 1770,
   en--/ venenado por la famosa comedianta Simone- / ta
   la Corticelli, que tiene un largo ca--/pitulo en
   las Memorias del Caballero / de Sentgal (17).


Las normas de imprenta proscriben, entre otros defectos, la linea corta de fin de parrafo asi como la linea ladrona. Un ejemplo del primer caso, el mas abundante, puede verse en la modificacion de una frase "--!Hija mia, no quieras saberlo! ... !Hemos corrido toda Ligura", que en 1913 se reduce a: "--!Hemos corrido toda Ligura", para no llevar a la plana siguiente: "--noras se miraron sonriendo", que crea el antedicho defecto (18).

Linea ladrona es aquella que tiene menos de cinco letras en un volumen de estas medidas. Aunque no se cumple rigurosamente, pues aceptan cuatro letras, y tambien cuentan los signos de puntuacion para dar la medida (19), solamente dos letras y un signo de puntuacion no es admisible. Si en las ediciones anteriores rezaba "abrio los brazos consternado", en 1913 se convierte en "abrio los brazos definitivamente consternado", pues de no aumentar texto se forma una linea ladrona solo con la ultima silaba: "do" (20).

Los cambios por coherencia subsanan lapsus del autor al escribir, y en 1913, al revisar la obra se enmiendan varios. Por ejemplo, si antes describia "El cielo estaba negro y amenazador: una rafaga calida y humeda paso", en 1913 reza "Una rafaga aborrascada paso", pues la "rafaga calida" encaja mal con el cielo "negro y amenazador" y resulta totalmente incompatible con los pajaros "con estremecimientos llenos de frio" unas lineas despues (21).

Las variantes acarreadas por el diseno--capitulares, culos de vaso--y por las normas de imprenta--linea corta de fin de parrafo, linea ladrona, mala division de palabras--se triplican en la edicion de 1913, a las que pudieramos denominar estilisticas, y con mucha mayor extension de texto.

Otra serie de cambios de muy escasa entidad plantea la duda de si es intervencion del autor, de su esposa o del compositor. Asi "le causais" frente a "la causais", "me tenia prometido" versus "me habia prometido"; o "camara donde agonizaba", frente a "camara en que agonizaba" (22), de los que carecemos de certeza al no conocer pruebas, aunque si tengamos la seguridad de que tanto al realizar un traslado o componer un libro, ineluctablemente se producen deslices y se emplean los usos gramaticales y lexicos del amanuense o del cajista.

Por supuesto, no siempre se da una diferenciacion nitida entre las causas, pudiendo combinarse varias. En 1907 leemos: "Cogi audazmente su mano, y haciendole sentir la fuerza de la mia, la bese. Vi palidecer intensamente sus mejillas y brillar el odio en sus ojos"; frente a 1913 (179, l. 12-14): "Cogi audazmente su mano, y la bese, haciendole sentir la presion decidida y fuerte de mis labios." (23) y sigue el mismo texto. En mi opinion, apretujarle la mano a la princesa Gaetani es incongruente, mientras que la variante de 1913 perfila mejor la actitud de Bradomin y la causa del odio de la dama.

Sobradamente se que dejo muchos aspectos sin mencionar, desde el papel--puede hacerse un volumen con un numero de planas impar, pero es mas oneroso--, la confeccion de la estereotipia, las escasas variantes en reediciones posteriores hasta la ultima, en 1933, donde por ser una edicion vendida de antemano, fue la segunda ocasion de hacerla a su plena satisfaccion. Tal empeno requiere un desarrollo que supera los limites de este trabajo y la paciencia que sus lectores han mostrado y les agradezco.

JOAQUIN DEL VALLE-INCLAN ALSINA

Sociedad Amigos de Valle-Inclan

NOTAS

(1.) En adelante, no se mencionara el titulo cuando se cite textualmente la Sonata de primavera, simplemente se indicara la pagina seguida de las lineas que corresponden al texto citado, salvo que se cite mas de una edicion.

(2.) Para mayor abundamiento en la puntuacion, vease J. del Valle-Inclan, Ramon del Valle-Inclan y la imprenta 239-62.

(3.) Comparese Valle-Inclan, La lampara, en su edicion de 1916 (91, 252, 176, 255); y en la de 1922 (63, 243, 83, 244, 97, 244, 136, 246).

(4.) Veanse las paginas, con indicacion de lineas, en las siguientes ediciones de Sonata de primavera: 1904 (163, 1. 15-17); 1905 (192, 1. 13-16); y 1907 (167,1. 20-21).

(5.) Igual que en nota supra, veanse ediciones de Valle-Inclan, Sonata: 1904 (157,1.16) y 1905 (184,1. 5, 16, 18).

(6.) Vease la edicion de 1922, Valle-Inclan, Aguila (19, 24, 25, 36, 139).

(7.) Aparece en todos los volumenes, sea cual sea el falso editor, de Gerifaltes de antano (1909) (Valle-Inclan, Gerifaltes 88).

(8.) La ultima entrega en El Imparcial (Madrid), 27 de junio (1904); "Fue Satanas", en El Grafico (Madrid), 13 y 14 julio (1904): 6-7 y 5 (comparese con J. y J. del Valle-Inclan, Bibliografia 44-47).

(9.) Veanse las ediciones citadas a continuacion (Valle-Inclan, Sonata): 1904 (40, l. 15; 47, l. 16 y 18; 53, l. 16; 112, l. 21; 120, l. 10; 122, l. 6; 123, l. 6); se consignan otros ejemplos de acochinado en la edicion de 1904 (23, l. 9; 123, l. 3; 124, l. 5; 132, l. 6; 141, l. 4-5; y 182, l. 16).

(10.) Se relacionan a continuacion las siguientes variantes (cursiva mia): 1.--1904 (24, 1. 14-16): "La camara donde agoniza Monsenor Estefano Gaetani estaba sumida en religiosa obscuridad"; frente a 1905 (25, l. 2-4): "La camara donde agonizaba Monsenor Estefano Gaetani hallabase sumida en religiosa obscuridad"; 2.-1904 (24, l. 20-23): "corvo perfil de patricio [...] como el perfil de las estatuas"; frente a 1905 (25, l. 8-10): "corvo perfil de patricio [...] como las estatuas"; 3.--1904 (40, l. 2-3): "por el demonio, hasta"; frente a 1905 (40, 1. 17): "por Satanas, hasta"; 4.--1904 (40, 1. 21): "causaba horror. Alla"; frente a 1905 (41, 1. 16): "causaba temor. Alla"; 5.--1904 (44,1. 20): "camino tan solo con"; frente a 1905 (45, l. 2-3): "camino solamente con"; 6.--1904 (74, 1. 9): "que velaran"; frente a 1905 (78, l. 10): "que durante la noche, velaran"; 7.--1904 (75, l. 9): "la tersa diestra"; frente a 1905 (79, 1. 14): "la candida, diestra"; 8.--1904 (75, l, 11): "otras que"; frente a 1905 (79, 1. 22): "otras santas que"; 9. 1904 (106, l. 12): "cielo, senora\"; frente a 1905 (117, l. 6): "cielo, Excelencia!"; 10.--1904 (107, l. 1): "Cierto, senora, ciertisimo"; frente a 1905 (118, l. 1): "Cierto, ciertisimo"; 11.--1904 (107, l. 13): "dia, senora, ya"; frente a 1905 (118, l. 12): "dia, ya"; 12.--1904 (111, 1. 1): "Como en"; frente a 1905 (123, l. 1-4): "!Que extrana impresion senti, viendo a Maria Rosario vestida con el habito monacal que habia de llevar toda su vida! Como en"; 13.--1904 (135-40); frente a 1905 (159-166), cambia el orden de los capitulillos, y el correspondiente a "Judios de carton" se antepone; 14.-1904 (141, l. 7): "las hierbas humildes"; frente a 1905 (167, l. 6): "las yerbas humildes"; 15.--1904 (150, l. 23): "tengo que"; frente a 1905 (177, l. 5): "tengo, gentil caballero, que"; 16.--1904 (165, l. 11-12): "pase en gran edificacion."--, frente a 1905 (154, l. 1-2): "pase como un pecador empedernido." 17.--1904 (167, l. 8-9): "fue aquel lluvioso amanecer..."; frente a 1905 (155, l. 13): "fue aquella manana lluviosa.."; 18.--1904 (169-170, l. 23-2): "llegaban con vaguedad de poesia y de misterio, los arrullos de dos tortolas que cuidaba"; frente a 1905 (158, l. 14-16): "llegaban crueles y estridentes, los gritos de un loro que cuidaba"; 19.--1904 (183, l. 5): "le hiciesen aquel"; frente a 1905 (207, l. 10-11): "le hiciese aquel".

(11.) En 1904 (29-30) son "Maria del Rosario, Maria del Carmen, Maria del Pilar, Maria de la Soledad, Maria de las Nieves"; pero en 1904 (98), y en todas las ediciones posteriores, leemos: "Maria Socorro".

(12.) Vease Valle-Inclan, Sonata, 1905 (123, l. 1-3).

(13.) En Valle-Inclan, Sonata, la edicion de 1907 (85, 87, 93, 94, 106) tiene 20 lineas en vez de 21.

(14.) Se registran las siguientes variaciones entre las ediciones de 1905 y 1907: 1.-1905 (33, l. 12-13): "Don Antonino? / Don Antonino"; frente a 1907 (30, l. 16-17): "Don Antonio? / Don Antonio [sic]". Error del cajista; 2.-1905 (52, l. 9): "olas [sic] El son"; frente a 1907 (50, l. 8-9): "olas, y el son"; 3.--1905 (52, l. 14): "rosados laureles"; frente a 1907 (50, l. 14): "rosaceos [sic] laureles"; 4.--1904 (54, l. 8): "viejos genios marinos"; frente a 1907 (52, 1. 2): "viejos monstruos marinos"; 5.--1905 (66, l. 17-18): "... Es preciso que tome algo, y vosotras tambien", suprimido por error al componer la obra en 1907 (62, l. 9-10).

(15.) Otros cambios entre las ediciones de 1907 y 1913 son los siguientes: 1907 (49, l. 1) frente a 1913 (53, 1. 1); posible escasez de capitular M. Se emplean en las planas 29, 63, 69 y 201.

(16.) Comparense para este ejemplo las ediciones de 1907 (131, l.1-2) y 1913(143, l. 1-10).

(17.) Comparese 1907 (200), frente a 1913 (218); 1907 (18, l. 13), frente a 1913 (20, l. 17-18 y 21, l. 1-6).

(18.) Vease 1907 (105, l. 7), frente a 1913 (111, l. 12).

(19.) Tales son los casos observados en 1913 (45, l. 6; 79, l. 3; y 130, l. 5) (Valle-Inclan, Sonata).

(20.) Vease, asimismo, 1907 (46,1. 4), frente a 1913 (50, l. 16-17).

(21.) Vease 1907 (167, l. 9-10), frente a 1913 (182, l. 9-10).

(22.) Vease 1907 (42, l. 7): "le causais"; frente a 1913 (46, l. 8): "la causais"; 2.-1907 (43, l. 6): "me tenia prometido"; frente a 1913 (48, l. 2): "me habia prometido"; 3.--1907 (44, l. 13-14): "camara donde agonizaba"; frente a 1913 (49, l. 1-2): "camara en que agonizaba".

(23.) Vease la edicion de 1907 (163, l. 7-8): "mano, y haciendole sentir la fuerza de la mia, la bese. Vi [...]"; frente a 1913 (179, l. 12-14): "mano, y la bese, haciendole sentir la presion decidida y fuerte de mis labios. / Vi [...]" (Valle-Inclan, Sonata).

OBRAS CITADAS

Alonso, Cecilio, y Amparo de Juan Bolufer. "Epistolario de Ramon del Valle-Inclan a Jose Ortega Munilla". Anales de la Literatura Espanola Contemporanea 34.3 (2009): 95-152. Anuario Valle-Inclan IX.

Aznar, Severino. "Viva la bagatela (Recuerdos de Valle-Inclan)". El Correo Espanol [Madrid] 28 mayo 1907: s. p.

Garcia y Garcia, J. "En la casa del herrero ...". La Tipografia [Madrid] l.1 (octubre 1906): 9.

El Bachiller Iznajar. "Las Sonatas de Valle-Inclan". El Grafico [Madrid] 14 julio 1904: 1.

El Corrector Mas Pequeno. "Replica al linotipista medio". El Sol [Madrid] 19 enero 1933: 2.

Morato, Juan Jose. Guia practica del compositor tipografico. Madrid: Hernando y Compania, 1900.

Perez Galdos, Benito. Episodios nacionales. Vol. X. Madrid: Admon. La Guirnalda, 1885.

"Sonata de primavera". El Imparcial [Madrid] 11 julio 1904: 4

Tolstoy, Leo. How Much Land Does a Man Need? London: Penguin Random House, 2015.

Valle-Inclan, Ramon del. Aguila de blason. Madrid: Sociedad General Espanola de Libreria, 1922.

--. "La hazana de Roquito". Caras y Caretas [Buenos Aires] 1 mayo 1909: s. p.

--. La lampara maravillosa. Madrid: Sociedad General Espanola de Libreria, 1916.

--. "Mi hermana Antonia". Caras y Caretas [Buenos Aires] 21 agosto 1909: s. p.

--. "La reina de Dalicam". Revista Iberica [Madrid] 1.1 (15 julio 1902): 9-17.

--. "Rosita Zegri". El Imparcial [Madrid] 14 julio 1902: 2.

--. Sonata de primavera. Madrid: A. Marzo, 1904.

--. Sonata de primavera. Madrid: Arroyave Gonzalez y Compania, 1905.

--. Sonata de primavera. Barcelona: F. Granada y Cia, 1907.

--. Sonata de primavera. Madrid: Perlado, Paez y Compania, 1913.

--. Valle-Inclan inedito. Ed. Joaquin del Valle-Inclan. Madrid: Espasa Calpe, 2008.

Valle-Inclan Alsina, Joaquin del. Ramon del Valle-Inclan y la imprenta [Una introduccion], Madrid: Biblioteca Nueva, 2006.

Valle-Inclan Alsina, Joaquin, y Javier del. Bibliografia de don Ramon Maria del Valle-Inclan (1888-1936). Valencia: Pre-Textos, 1995.
COPYRIGHT 2017 Society of Spanish and Spanish American Studies
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Del Valle-Inclan Alsina, Joaquin
Publication:Anales de la Literatura Espanola Contemporanea
Date:Jun 22, 2017
Words:5761
Previous Article:En busca de la similitud perdida: ?es posible traducir a Valle-Inclan?
Next Article:Alonso Zamora Vicente, origen y sentido del valleinclanismo.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters