Printer Friendly

La globalizacion en la redefinicion de lo politico / Globalization and the Redefinition of Politics.

1. La politica frente a los desafios globales

1.1. Menos de tres minutos para el fin del mundo

El reloj del fin del mundo marca las 23:57:30. Para los miembros del comite de ciencia y seguridad del Bulletin of the Atomic Scientists, el fin de la humanidad es una amenaza latente. El Bulletin, fundado en 1945 por los cientificos del Proyecto Manhattan que "no podian mantenerse al margen de las consecuencias de su trabajo" y que desde entonces evalua los avances cientificos de acuerdo con su potencial beneficio o dano al mundo y sus habitantes, considera que los principales elementos de riesgo en la actualidad son el cambio climatico, el arsenal nuclear y el desarrollo de nuevas tecnologias que, utilizadas de manera negligente o malintencionada, pudieran representar un riesgo para la vida en este planeta. El reloj solo habia estado mas cerca de la medianoche en 1953, luego de que tanto Estados Unidos como la Union Sovietica respectivamente realizaran, a manera de prueba, la detonacion de una bomba de hidrogeno. Los anos siguientes la humanidad pudo contemplar como las manecillas se alejaban de la hora funesta a partir de que, desde 1991, se llevara a cabo la firma de tres tratados de desarme nuclear entre las dos potencias militares de la Guerra Fria. En los ultimos anos, sin embargo, la principal fuente del peligro ha pasado a fundamentarse sobre todo en el cambio climatico. Los cientificos encargados de ajustar la hora del doomsday clock confirman que la situacion actual todavia no adopta un caracter irreversible, pero senalan un serio fracaso por parte de los dirigentes a la hora tomar las medidas necesarias para "alcanzar lo que representa su mas importante responsabilidad: asegurar y preservar el bienestar de la civilizacion humana" (2). Urgen a los gobiernos para que tomen acciones de manera inmediata e imploran a los ciudadanos del mundo a que, a su vez, demanden de sus dirigentes una estrategia que pueda contrarrestar la amenaza que se cine sobre ellos (3 4).

No obstante que el riesgo del estallido de un conflicto nuclear durante la Guerra Fria hubiese representado una alarma mayor que la se vive actualmente, lo cierto es que el problema que enfrenta la humanidad ahora amerita una solucion cuya realizacion parece mucho mas complicada que entonces. La razon principal es que esta vez no se reduce a una conciliacion entre dos potencias economico-militares, sino que tanto problematica como solucion tienen un caracter global. En lo que se refiere al armamento nuclear: Estados Unidos y Rusia, a pesar de que juntos poseen cerca del 93 % del total de armas nucleares en el mundo, no solo han estancado cualquier pretension de desarme, sino que ahora sus lideres esgrimen sendas retoricas belicistas que amenazan con reavivar la perniciosa carrera armamentistica de antano. Mientras tanto, el resto de paises que cuentan con este tipo de arsenal en su poder se encuentran, o bien modernizandolo o bien desarrollandolo. De la lista que incluye al Reino Unido, Francia, China, Israel, India y Pakistan, destaca en lo particular Corea del Norte, pais que ha confirmado su pertenencia a esta lista de forma definitiva tras la exitosa prueba nuclear efectuada el 3 de septiembre de 20175. Si realmente se desea llegar a un acuerdo en pos de mejorar esta situacion, este tendria que contar, al menos, con la firme voluntad de cada uno de estos paises, pues se estima poco probable que una nacion decida iniciar un programa de desarme nuclear, a la vez que ve como aumenta el arsenal de alguna otra, con la que pudiera estar en conflicto o a la que considere un enemigo potencial. Si mas paises se ven inmiscuidos en esta logica belicista de buscar constantemente equiparar o superar el arsenal del pais vecino o enemigo, cuyo ejemplo patente podemos encontrar en la relacion India-Pakistan6, es logico pensar en la posibilidad de que se desate una reaccion en cadena que incremente enormemente los riesgos de un desastre nuclear.

Sin embargo, los problemas relacionados con el desarrollo tecnologico van alla del ambito armamentistico. El propio Stephen Hawking, una de las voces mas aclamadas entre los entusiastas por el desarrollo tecnologico (o precisamente debido a ello), durante su vida nunca dejo de alertar acerca de sus peligros:
La mayoria de las amenazas que enfrentamos son consecuencia de los
avances que hemos hecho en ciencia y tecnologia. Como no vamos a
detener el progreso o a revertirlo, debemos entonces identificar los
riesgos y ponerlos bajo control. Soy optimista y creo que podemos
hacerlo (7).


Destacan los relacionados con la ingenieria genetica y la inteligencia artificial. En ambos casos la mayor causa de riesgo tiene que ver con un uso negligente de esta tecnologia o con que su avance sea tal, que el acceso a estas resulte demasiado sencillo para organizaciones criminales o grupos terroristas.

Las mejores formas de mitigar estos riesgos pasan por una adecuada regulacion en la investigacion y desarrollo de estas tecnologias, asi como de un estricto control sobre sus resultados. Sin embargo, la cooperacion internacional nuevamente resulta ser un elemento esencial a la hora de alcanzar este cometido. Hoy en dia, por ejemplo, es completamente posible para un hacker ubicado en Nueva Zelanda robar informacion clasificada de caracter militar o financiera de una computadora ubicada en Estados Unidos para despues almacenarla en un servidor clandestino de Afganistan; con la posibilidad, por supuesto, de filtrar dicha informacion a traves de internet, logrando asi que en cuestion de minutos miles de personas alrededor del mundo puedan disponer de estos datos para el proposito que sea. Todo ello, con la confianza de que la posibilidad de ser rastreado o llevado ante las autoridades afectadas es considerablemente baja. La receta del desastre seria que sea un grupo terrorista y no un hacker, desde un lugar indeterminado del planeta con una insuficiente regulacion de seguridad, sea quien, haciendo uso en este caso de la biotecnologia, desarrollase un virus epidemiologico altamente letal y contagioso con el objetivo de desatar sus efectos en otro lugar del mundo, donde los frutos de la devastacion se alineen mejor a cualesquiera que sean los objetivos de su agenda (8). El hecho de que las agencias estadounidenses de inteligencia hayan sido incapaces de prevenir la interferencia del gobierno ruso en las elecciones de 2016 es una situacion que devela la manifiesta vulnerabilidad de los Estados ante un posible uso malintencionado de las tecnologias de la informacion.

Por ultimo, el que ahora es el mayor de los problemas: el deterioro del medio ambiente. Es probablemente el de mas dificil solucion sobre todo porque, en este caso, no es posible ubicar a un individuo o grupo en particular como los causantes del cambio climatico; no hay un enemigo postrado frente a nosotros al cual combatir, al cual temer, al cual culpar. En este caso, el enemigo se encuentra en cierta medida dentro de cada uno de nosotros; son todos los paises, cada uno con algun grado de implicacion, los que han contribuido y contribuyen dia con dia a hacer de este problema el mas critico para la humanidad. La emision de gases de efecto invernadero es una circunstancia que intrinsecamente forma parte del desarrollo y del funcionamiento de la civilizacion pues es ocasionada principalmente por los procesos de generacion de energia, por la industria y por el transporte (9). Sin embargo, si a nivel global se implementaran medidas de eficiencia energetica y se incrementaran los esfuerzos por incentivar el desarrollo y la utilizacion de alternativas funcionales a los combustibles fosiles como las llamadas energias renovables, seria posible limitar de forma importante la cantidad de emisiones. No obstante, y a pesar del riesgo, lo que parece imposibilitar en mayor medida la toma de acciones contundentes en este sentido no es solo la relevancia que aun tiene en la economia global la utilizacion de estos combustibles, sino tambien el valor que representan como recursos en si mismos dentro de la escena geopolitica.

1.2. El calentamiento global como riesgo esencial

La cantidad precisa de gigatoneladas de C[O.sub.2] y la dimension exacta de la catastrofe son datos que permanecen imposibles de determinar por ahora ya que dependen de cuan susceptible pueda ser el medio ambiente a la cantidad total de dioxido de carbono en el. En este sentido se estima que, en un escenario moderado, si se mantiene el aumento en las emisiones a nivel mundial (2.2 % anual entre 2000 y 2010), las consecuencias serian que para finales del siglo ventiuno la temperatura media global habria aumentado entre 3.1 [grados]C y 5.2 [grados]C por encima de los niveles preindustriales (actualmente se encuentra alrededor de 0.8 [grados]C por encima). Se sabe que con el aumento en la temperatura promedio tambien se incrementan el nivel del mar, el promedio de precipitaciones a nivel global y la acidificacion de los oceanos (10). Es por ello por lo que los expertos anticipan que niveles de entre 1 [grados]C y 2 [grados]C conllevarian un alto riesgo a experimentar danos irreversibles al ecosistema y fenomenos meteorologicos extremos. Mientras que un aumento a niveles cercanos a 4 [grados]C tendria como consecuencia "importantes extinciones de especies, inseguridad alimentaria mundial y regional, limitaciones para actividades humanas normales y capacidad potencial limitada para la adaptacion en algunos casos" (11). Si ademas consideramos que en un escenario pesimista la temperatura media global podria llegar a aumentar hasta en 7.8 [grados]C, resulta mas clara la dimension de una posible catastrofe.

A partir de la Conferencia de Cancun (2010) se ha establecido cierto consenso en fijar los 2 [grados]C como la cifra limite en el aumento medio de la temperatura y es necesario decir que algo se ha hecho a nivel internacional por lograr este cometido. El mas importante avance realizado en este sentido fue concretado en diciembre de 2015, cuando 194 paises firmaron el acuerdo de Paris en el que cada nacion dejo estipuladas diversas "promesas" encaminadas a reducir la utilizacion de combustibles fosiles e implementar politicas de estimulo a favor del desarrollo de energias renovables, todo ello con el objetivo de mantener el nivel de aumento en la temperatura media global "muy por debajo" del limite de 2 [grados]C.

Tristemente, hay muy pocos argumentos sobre los cuales soportar una actitud optimista con relacion a Paris. Hoy el acuerdo enfrenta principalmente tres grandes retos que debe superar para alcanzar su cometido:

(1) Garantizar la eficacia en el cumplimiento de las disposiciones. Hay muchas voces criticas que apuntan sobre todo hacia el hecho de que las promesas firmadas en el acuerdo no sean obligatorias ni incorporen medidas de sancion, sino que se encuentran fundamentadas en mera buena voluntad, dando al acuerdo un enfoque "suave" que simplemente no funcionara (12). Senalan, ademas, como en realidad estas promesas no son el resultado de una verdadera negociacion sino de las estimaciones propias de los paises firmantes de acuerdo con un escenario de business as usual (13).

(2) Lograr un incremento en el alcance de los compromisos adoptados. Se trata de un reto que resulta crucial, pues tal como se encuentran las cosas ahora, aun cuando cada pais llegase a cumplir sus promesas al pie de la letra, el objetivo de mantener el aumento de la temperatura promedio por debajo de los 2 [grados]C no podria alcanzarse (14). Para que ello sea posible es necesario que las emisiones de C[O.sub.2] experimenten "una reduccion de entre el 40 % y el 70 % para 2050 en comparacion con 2010, y niveles de emisiones proximos a cero o inferiores en 2100" (15). Estos niveles se encuentran abismalmente lejos de lo prometido en Paris. La propia Christiana Figueres, quien fuera la secretaria de la UNFCCC durante la Conferencia de Paris (2015), declaro ante la prensa que lo que en realidad habia motivado la disposicion de llegar a un acuerdo y el caracter de las promesas no tenian que ver con ninguna responsabilidad moral o con la intencion del salvar al planeta, sino con el interes particular de cada pais por su economia (16). La franqueza aqui en las palabras de Figueres partia de exaltar el valor simbolico del acuerdo y la esperanza de que, a partir de el, se pudiera alcanzar en los anos siguientes algun acuerdo mas ambicioso y que se encontrase, este si, mas cercano a los objetivos planteados desde 2009 en Copenhague.

(3) Sobrevivir a una eventual salida de los Estados Unidos. El presidente Donald Trump, en concordancia con su politica America First, anuncio al mundo en junio de 2017 su intencion de sacar a su pais del acuerdo de Paris. Este acto ha constituido el colofon de lo que inicio como una serie de pronunciamientos por parte de diversos actores politicos tanto dentro del partido republicano como dentro del circulo cercano al presidente, tendientes a descalificar o poner bajo cuestionamiento la veracidad cientifica del propio calentamiento global o, en el mejor de los casos, de su cualidad antropogenica, situacion que ha propiciado una preocupante polarizacion politica de la cuestion en aquel pais (17). Si bien es cierto que personajes como Emmanuel Macron y Xi Jinping han respondido asumiendo el liderazgo de la lucha en el plano internacional en contra del calentamiento global, la salida de un pais como Estados Unidos, por lo que significa y por tratarse del segundo pais mas contaminante en terminos de emisiones de C[O.sub.2], puede terminar de echar por tierra un esfuerzo como el de Paris, que, no obstante, implica una contribucion apenas incipiente a la causa del calentamiento global. "Don't take Trump literally, take him seriously". Se trata de una acertada frase que ha acompanado al ahora presidente de los Estados Unidos desde la campana y describe casi a la perfeccion esta situacion, ya que, segun lo estipulado en el articulo 28 del acuerdo de Paris, el plazo minimo para que sea efectiva una retirada del mismo es de al menos cuatro anos luego de su entrada en vigor. Por lo que la fecha mas cercana en la que los Estados Unidos podrian estar abandonando el acuerdo seria el 4 de noviembre de 2020, un dia despues de la fecha en la que habran de realizarse las proximas elecciones presidenciales. Es decir que, al menos por ahora, la intencion del gobierno estadounidense de abandonar el simbolico acuerdo de Paris es a su vez simbolica (Don't take Trump literally). Pero es ese simbolismo el que puede provocar consecuencias letales en la lucha contra el calentamiento global, pues, a fin de cuentas, el gobierno de Trump pudo haberse limitado simplemente a incumplir sus promesas sin siquiera el temor a enfrentar sanciones. En cambio, ha decidido hacerlo parte elemental de su bandera politica (take him seriously).

1.3. Un contexto de desafio politico

"Los problemas del medio ambiente solo se pueden resolver mediante discusiones y acuerdos internacionales" (18). Es por ello que, si de verdad se quiere reducir el uso de combustibles fosiles, resulta necesario contar con la (buena) voluntad de los gobiernos nacionales para regular o desincentivar su consumo. Pueden hacerlo, pues tienen a su disposicion diferentes herramientas para ello que, de hecho, en algunos casos ya estan siendo implementadas. Los ejemplos mas claros de esto son los estimulos fiscales en favor del uso de energias renovables; los gravamenes fiscales encaminados a desincentivar la produccion de combustibles fosiles, como es el caso del aclamado carbon tax o las regulaciones de caracter ambiental que directamente fijan limites de emisiones. Sin embargo, como se alertaba antes, lo que mas dificulta la resolucion o la mitigacion de las amenazas globales es que no basta con que una nacion por si sola decida someterse a los dictados de la razon, es necesario que haya un esquema de cooperacion a gran escala para que pueda haber esperanza.

Asi pues, la unica salida visible no se encuentra ni en el egoismo ni en los mercados sino en la cooperacion entre Estados. Pero la cooperacion tiene por fuerza que pasar por la aduana de la politica, y es precisamente desde esta realidad que la problematica que acarrean estas amenazas (todas) adquiere sus dimensiones reales. El caso del calentamiento global nos muestra el ejemplo paradigmatico. Hoy que, aunque de manera incipiente, ha dado inicio la transicion hacia las energias renovables, el statu quo del poder global que ha sido forjado en gran medida gracias a la importancia de los combustibles fosiles se ve amenazado. Por lo tanto, es logico que en los grandes centros de poder, tanto del lado de la oferta (los paises de la OPEC, Rusia, Estados Unidos) como incluso, del lado de la demanda (China, la Union Europea, Estados Unidos de nuevo), los paises se muestren reacios a aceptar sin reticencias la nueva era de la energia renovable. Y es que el hecho de que las nuevas fuentes de energia se encuentren mucho mas diversificadas hace posible que aumente el numero de actores involucrados en su produccion. Ademas, el fomento y aprovechamiento de los recursos renovables depende de un nuevo tipo de circunstancias de caracter topografico o climatico que no necesariamente seguiran favoreciendo a aquellos que hasta ahora han gozado de disponer de las mayores reservas de petroleo, gas y carbon (19). En consecuencia, la estrategia parece estar encaminada a hacer que esta transicion sea lo suficientemente paulatina como para que los ahora grandes protagonistas del juego geopolitico pierdan el menor poder posible en el proceso, aun si con ello ponen en riesgo el futuro de la humanidad.

La politica es el sistema por el cual es posible y deseable explotar las vias de accion necesarias para aliviar el riesgo de que estas catastrofes sucedan y lograr alcanzar con ello cierto grado de seguridad. Pero mientras que las causas del peligro aqui descritas tienen un caracter eminentemente global, la politica mantiene su centro de poder en los Estados, constrenido a los tradicionales limites espaciales de estos:
De lo que fundamentalmente se trata es de percibir como esta
institucion [el Estado], que siempre ha vivido por y para la
territorialidad y el control se esta viendo desbordada en estos dos
ambitos por efecto directo de la combinacion entre los fenomenos de la
mundializacion y la complejidad creciente, que se encuentran en una
relacion de retroalimentacion mutua. Una sociedad compleja, corporativa
y plural y, por ejemplo, un sistema productivo y financiero que
trascienden las fronteras, no se pueden someter hoy sin graves
distorsiones dentro de limites territoriales circunscritos a un poder
politico concreto. La consecuencia es que este, o bien se ve obligado a
renunciar a muchas de sus atribuciones tradicionales o debe
replantearse drasticamente la forma en la que trata de imponerse sobre
los diferentes campos sociales (20).


Por otro lado, los intentos por establecer mecanismos de accion ejecutados fuera de estos limites estatales a traves de organismos o acuerdos trasnacionales no han tenido la efectividad deseada. Si consideramos que el comienzo del auge de la globalizacion sucedio en el ocaso del sistema Bretton Woods, estariamos hablando de que en mas de treinta anos la politica no ha sido capaz de romper el cascaron y tener un papel mas funcional en la escala global. No ha sido capaz de dejar atras el viejo Westphalian frame.

1.4. La acuciante necesidad de transformacion de la politica

Si en 1650, la gran preocupacion de Thomas Hobbes (1588-1679) a la hora de escribir el Leviatan consistia en la capacidad del Estado para garantizar la seguridad de los ciudadanos que lo conformaban; hoy, a menos de cuatro siglos de distancia, no solo la gran mayoria de los Estados no han sido capaces de garantizar la seguridad de sus ciudadanos ante los peligros surgidos desde su propio interior, sino que los leviatanes modernos se nos presentan ahora indefensos ante las mas graves amenazas que se yerguen sobre los ciudadanos del mundo.

El 11 de septiembre de 2001 posiblemente haya marcado el momento en que el paradigma de la seguridad se transformo de manera definitiva. Si bien estos no fueron los primeros atentados terroristas, marcaron un antes y un despues en la historia de la seguridad de los Estados. Fue a partir de entonces cuando se hizo patente el riesgo que significan este tipo de organizaciones como amenazas transfronterizas que ya no funcionan bajo los clasicos codigos westfalianos. La yihad global fue capaz de hacer mella en la entonces nacion mas poderosa del mundo y que a la fecha sigue siendo la que mas gasta en "defensa". Lo del "9/11", al igual que otros acontecimientos posteriores, fue un golpe de realidad para una politica que funciona con una logica cada vez mas desfasada, un "repentino despertar en el extrano nuevo mundo de la sociedad del riesgo" (21).

El paso del tiempo evidencia el hecho de que, a la hora de intentar prevenir este tipo de problemas, las medidas de talante estatalista han fracasado por completo en el largo plazo. Aun cuando muchas de estas sean implementadas con la firme conviccion de sacrificar todos los medios necesarios en aras de alcanzar los fines trazados --el intervencionismo a la Monroe; el establecimiento de protectorados de facto como parte de una estrategia geopolitica heredada de la Guerra Fria; el convenio de escandalosos pactos de caracter economico o politico con sanguinarios regimenes dictatoriales; o el intervencionismo militar en cualquiera de sus formas--no pueden seguir siendo moneda corriente en la resolucion de conflictos o en el alivio de amenazas, mucho menos si se habla de problemas seguridad global como estos. Alli donde la miseria ha sido el mejor combustible a la hora de alimentar el odio y de fomentar una insoportable antagonia en contra de lo considerado occidental, es necesario implementar estrategias enfocadas verdaderamente en buscar el desarrollo de aquellos sitios en las que se gestan estos sentimientos. No es suficiente con "llevar la democracia" a una nacion vejada y humillada por la supremacia militar de un grupo de potencias; es necesario, en primer lugar, garantizar una paz social (democratica o no) que sea viable y sustentable. Errores como los de Afganistan e Iraq no pueden seguir repitiendose.

Esta realidad global tiene de particular que se inscribe en un proceso (22) o en una historia (23) cuya principal caracteristica es que no es posible definir con exactitud las condiciones de su sustancia ya que no ha sido culminado y sigue cambiando de manera constante. Ademas, es importante recalcar que este proceso no discurre sobre una sola via, tampoco tiene efectos sobre un unico ambito de la vida social, "ni sigue una logica, ni repercute por igual en las diferentes sociedades, grupos, empresas o sectores productivos". Si se entiende la globalizacion como la "progresiva 'extension' de las formas de relacion y organizacion social, que desbordan los espacios tradicionales y se expanden hasta abarcar el mundo entero" (24), queda claro por que lo global es mas que la suma total de las relaciones transnacionales (25) y es posible, en consecuencia, hablar de una globalizacion de los riesgos, de la economia, de la cultura, etc.

Esta circunstancia implica tambien que no todos los campos de la actividad humana se globalizan al mismo ritmo, algunos como es el caso de la politica, se mantienen rezagados. Y es que, como se mencionaba arriba, ha sido muy poco lo que esta ha cambiado desde el inicio de las mundializaciones, desde el inicio de esta realidad global. El proceso de renovacion ha sido principalmente subpolitico, quedando a cargo de la economia, la ciencia y la tecnologia; ambitos de caracter autorreferencial (Niklas Luhmann,1927-1998) que no se rigen bajo mecanismos democraticos, se trata de una subpolitica que "ha quitado a la politica del rol dirigente de la configuracion social" (26).

Se esta contemplando pues, el paulatino triunfo de lo que Pierre Rosanvallon llama la "contrademocracia impolitica" (27). Es por ello que ahora, cuando en palabras de Carl Schmitt (1888-1985) las amenazas globales se nos presentan como el enemigo ontico del ser humano, queda demostrada la negligente lentitud de la politica para adaptarse a los ultimos procesos de transformacion; y tendriamos que empezar a hablar, sin que se nos acuse de alarmistas, de que hemos entrado a un periodo de emergencia y de que hay acciones que tienen que ser emprendidas cuanto antes. Pues si hasta hace unos anos el riesgo seguia consistiendo en un retorno al estado de naturaleza, de la guerra de todos contra todos, hoy, ya no nos quedaria ni eso, y nos estamos acercando al punto de no retorno.

Sin embargo, para que todo esto mantenga cierto sentido es necesario contar con un tanto de optimismo y pensar que, con la urgencia como sustituto de un verdadero framework de cooperacion internacional, sera posible implementar las suficientes medidas contingentes como para que la humanidad pueda "salir del paso" del problema del calentamiento global. Pero estas medidas contingentes tendrian que ser entendidas como lo que verdaderamente significan: una manera de ganar tiempo valioso. No pueden ser utilizadas solamente para posponer lo que hoy, de acuerdo con las categorias de Nick Bostrom, representa un "riesgo existencial" (28). Y es que aun cuando el sueno de la ingenieria ambiental se llegase a hacer realidad y se perfeccionasen los milagrosos procesos de captura y almacenamiento de dioxido de carbono de tal manera que el problema del calentamiento global pudiera ser arreglado como por arte de magia (29), es probable que, en el futuro, sea otro problema el que encienda las alarmas de la aniquilacion mundial mientras la impavida politica, ejercida a traves de la clasica constelacion de naciones, planee una estrategia cuyos calculos de riesgo se encuentren, todavia, cuantificados en votos.

Es por ello que, llegados a este punto, parece que el principal problema global paradojicamente no tiene su origen en la globalizacion misma, sino en la falta de una adecuada globalizacion politica.

2. Hacia una globalizacion politica

2.1. El Estado como el nucleo del proceso de transformacion de la politica

La cuestion ahora radica en preguntarnos el como de una globalizacion politica. Deberiamos de ser capaces de encontrar un camino que plantee una salida funcional: viable y sustentable; uno a partir del cual nos sea posible dejar atras aquellos rasgos que mas lastran el proceso de redefinicion de lo politico pero que, al mismo tiempo, nos permita conservar lo construido hasta ahora. Tendriamos que ser capaces, ademas, de resolver una de las cuestiones mas fundamentales al hablar de una globalizacion politica: la pertinencia del Estado. ?Es esta forma de organizacion politica mas que una estructura obsoleta, un cascaron que nos impide crecer? ?Es que acaso no hay politica deseable mas alla del Estado? ?Hay una sola respuesta o un solo planteamiento que seguir respecto de un proyecto de globalizacion politica? "?Estamos ante el fin del Estado y su sustitucion--a su debido tiempo--por una forma de organizacion politica distinta o ante un 'nuevo' Estado en evolucion?" (30).

Hoy, que seguimos postrados frente a la misma duda, parece que el fin del Estado o una profunda evolucion de este son procesos que no han iniciado a gestarse y que no lo haran, al menos en el futuro previsible. Es posible que la globalizacion de los ambitos sociales nunca llegue a transformar a los Estados. ?En que medida podrian transformarse como para que dejasen de ser Estados? Por otro lado, si es posible observar cambios derivados de un proceso globalizador en la politica y, aunque estos no sean lo suficientemente importantes como para considerar que la politica se encuentra en posibilidad de hacer frente a los problemas globales mencionados antes, la evidencia de que ha iniciado un proceso de transformacion en este ambito hace pensar que seran las formas de este proceso las que determinaran el futuro del Estado y no al contrario. Prueba de ello es que los cambios que la figura del Estado ha sufrido en esta epoca no tienen que ver con su estructura, sino que, tal y como se acusaba en parrafos anteriores, tiene que ver con una reduccion en la capacidad de cumplimentar sus funciones. Esto "aplica para todas las funciones clasicas del Estado, desde la salvaguarda de la paz y de la seguridad fisica hasta la de garantizar la libertad, el estado de derecho y la legitimacion democratica" (31) y podriamos ir incluso mas lejos en esta enumeracion de transformaciones si tomamos en cuenta lo que Arjun Appadurai llama ethnoscapes; es decir, si tomamos en cuenta que la globalizacion de las identidades ha comenzado a erosionar, por su parte, la capacidad del Estados de configurar su propio demos (32).

Hay que decir que un proyecto de globalizacion politica no constituye un objetivo que los Estados, como tales, no puedan alcanzar. En sentido amplio se puede decir que siempre ha existido una politica en el nivel global, la propia Paz de Westfalia puede ser un ejemplo de ello. La diferencia es que el proceso de globalizacion, de desbordamiento de los espacios tradicionales que experimenta la politica ahora, implica un cambio de paradigma respecto de su esfera de repercusion. No se trata tanto de la politica que sucede fuera de los Estados, sino del reconocimiento de una politica que afecta a todos los Estados. El post-Westphalian frame exige tener claro que, en un mundo globalizado, un tratado multilateral afecta tambien a las naciones no firmantes. Por lo que las tensiones entre el viejo paradigma y la nueva realidad aumentaran a medida que, a su vez, aumenten los actores internacionales (no estatales), se agraven los problemas globales (33) y los Estados, que a pesar de todo se mantienen como los principales actores en la dimension global, sigan actuando conforme a sus propios intereses, atendiendo solo al interior de sus fronteras y sin preocuparse demasiado por las consecuencias que ello pueda acarrear en una escala internacional. Es por ello por lo que los Estados habran de mantenerse como puntos de referencia a la hora de hablar de un proyecto de globalizacion politica, asi sea para proyectar su extincion.

Entre los muchos planteamientos sobre el futuro de una politica global, probablemente uno de los mas comunes sea aquel que concibe la creacion de una unidad politica que abarque el total de los paises en el mundo: bajo la forma de una comunidad tejida en torno al concepto de lo humano en la que la existencia de los Estados-nacion no tendria cabida; o mediante el forjamiento de una sociedad global erigida al amparo de una organizacion mundial que se mantenga o bien por encima de los Estados, o bien los organice como partes de una federacion o confederacion global. Roland Robertson considera que este tipo de propuestas surgen a partir de diferentes respuestas a la globalizacion y las clasifica en dos rubros principales en funcion de lo que podriamos llamar una adscripcion mas o menos comunitarista: Global Gemeinschaft y Global Geisellschaft (34). Asi pues, ya sea que se proyecte la desaparicion de los Estados en favor de una unica entidad supranacional absoluta o solo se los pretenda someter a esta, pensar en ese ente politico total es algo que parece, quiza hoy mas que nunca, demasiado desapegado de la realidad. Hay multiples consideraciones que fomentan el escepticismo en este sentido; la propia disposicion de las naciones en torno a un proyecto de tales caracteristicas ya suena demasiado irreal, sobre todo en cuanto a la conformacion de un demos global se refiere. Y es que no solo hay que tener en cuenta la gran cantidad de insalvables conflictos entre paises que ya hacen imposibles las relaciones bilaterales entre ellos. Ademas, esta idea nos obliga a sopesar los aspectos de caracter ideologico, cultural o religioso que entrarian en contradiccion con un proyecto planteado desde el "etnocentrismo occidental".

Un planteamiento de estas caracteristicas tendria que presuponer una revision del estado en el que se encuentran las relaciones de occidente con "cada uno de sus otros". Mientras que las diferencias, principalmente con el islam, parecen hacerse cada vez mas rispidas, los valores de Occidente, pretendidamente universales, siguen siendo valores a universalizar; y, si no parece haber una estrategia muy clara respecto a como lograr tal cometido, mucho menos se puede visualizar por donde seria posible comenzar a construir las bases de una nacion que las abarque a todas, mucho menos las de una unica comunidad humana. Que se este padeciendo un desajuste entre los problemas globales y la medida en que la politica es incapaz de superar sus limites tradicionales no implica que sea necesario ampliar los limites espaciales de las unidades politicas hasta crear una sola absoluta y definitiva. Se trata mas bien, al menos por ahora, de dotar de capacidad a la politica para que pueda actuar fuera de las fronteras de los Estados en un ambito de aplicacion comun.

Es posible que la idea de una nacion o comunidad absoluta sea la culminacion del proceso de globalizacion politica, pero ahora que nos encontramos en una primera instancia de ese proceso de postnacionalizacion caracterizado por (1) el surgimiento de nuevas formaciones que aglutinan la lealtad de aquellas identidades que se encuentran dispersas; (2) el surgimiento de nuevas formas de organizacion a partir de las cuales regular el trafico de ideas y recursos a escala global y (3) la proliferacion de formas nacionales que buscan romper las limitaciones territoriales en las que se encuentran inmersas (35); los Estados, como las esferas de organizacion politica que son, continuan siendo un instrumento elemental de este mismo proceso, aun si de lo que se trata es de hacerlos desaparecer.

2.2. La economica, la globalizacion por excelencia

El actual marco de negociacion de caracter transnacional que funciona a traves de tratados y convenciones que firman los paises, como parte de las relaciones bilaterales entre estos o como parte de su participacion en diferentes organismos y estructuras internacionales, es probablemente el mas desarrollado y explotado proyecto de globalizacion politica hasta el momento. Sin embargo, estamos hablando de un marco de negociacion que sigue regido por la logica westfaliana de toda la vida y los acuerdos a los se llega en este, en la mayoria de los casos, dejan fuera a otros importantes actores del terreno global como es el caso de los grandes poderes economicos que, no obstante, toman otras vias y estrategias para hacer valer el peso de sus intereses. Por ello, de nada serviria que se firmase un acuerdo en el que las naciones mas poderosas se comprometieran a regular el nivel de emisiones de contaminantes en el interior de sus fronteras si, al mismo tiempo, el modus operandi de las grandes empresas sigue consistiendo en colocar fabricas en paises en vias de desarrollo con el fin de aprovechar los bajos salarios, las muy limitadas prestaciones laborales y las laxas leyes ambientales del pais en cuestion. Pues como se ha visto antes, tratandose de calentamiento global, poco importa donde se ubiquen las fabricas.

Gracias al dinamismo que ha traido consigo la globalizacion economica, cualquier empresa que este en capacidad de permitirselo puede alcanzar ganancias exorbitantes si produce en paises en desarrollo, vende sus productos mundialmente y cotiza en las principales bolsas de valores del mundo. Sin embargo, esta forma de hacer negocios genera diversas complicaciones que se anaden a las ya expuestas en el escenario global, pues incentiva a los paises en desarrollo a buscar atraer a la inversion extranjera al punto de estar dispuestos a hacer del dumping en cuestiones ecologicas, laborales y financieras el centro de su estrategia. Y aunque es verdad que este esquema de las cosas aporta, al menos en el corto plazo, beneficios a todas las partes involucradas, estos son altamente desiguales. En el caso de los paises en vias de desarrollo, se pretende alcanzar cierto nivel de crecimiento que permita la inversion en infraestructura con el fin de atraer mas inversion. Tristemente, el crecimiento al que llegan estos paises en muy pocas ocasiones se traduce en una mejora en la calidad de vida o en las garantias sociales de los ciudadanos; lo impiden la existencia de oligarquias, la corrupcion endemica y la propia incompatibilidad que esto tiene con el concepto de "competitividad". Para el caso de los paises que el Fondo Monetario Internacional denomina "economias avanzadas", el beneficio llega por una doble via: la primera consiste sobre todo en la apertura de mercado para los productos que ellos mismos producen, principalmente vehiculos, maquinaria, equipo medico, farmacos, equipamiento electronico, combustible y armas; la segunda via es la de los mercados financieros, a partir de los cuales se obtiene un beneficio del crecimiento de las companias que explotan el dumping de los paises en desarrollo. Asi pues, mientras la situacion es de ganar-ganar para los pocos que venden cara la membresia a su selecto grupo, los que buscan alcanzar un mayor nivel de desarrollo, que son la inmensa mayoria, compiten por lo bajo, unos con otros, en la famosa race to the bottom.

Es por ello por lo que no es posible no hacer notar el hecho de que algunos rasgos del esquema plasmado por Immanuel Wallerstein en su economia-mundo durante los anos ochenta se mantienen vigentes. "El intercambio desigual de bienes y servicios, de tal forma que, en la mayor medida posible, aquella plusvalia extraida de las zonas perifericas de la economia-mundo sea trasladada a las zonas centrales" es un factor que, de la mano con el imperativo del libre comercio, preserva la hegemonia de los paises desarrollados a la vez que empuja a los otros a caer en las estrategias de catching-up (36).

Nadie obliga a los paises en desarrollo a participar de este sistema y hacerles el juego a las grandes potencias economicas, se podra objetar, pero ?hay alternativa? Quiza vayan demasiado lejos quienes claman que lo que se vive actualmente no es mas que una actualizacion del sistema imperialista de antano, pero lo cierto es que hay una similitud evidente. Muchos paises de los llamados en desarrollo no tienen otra alternativa que adaptarse a las demandas dictadas por los paises que representan para ellos sus mayores mercados. Y es que no se puede entrar en el mercado global solo un poco, se tiene que entrar de lleno "y a lo loco". Asi lo prescribe el Consenso de Washington, al que todos los Estados han de adscribirse tal como amablemente receta el FMI, pues en el mercado global del libre comercio regido por la OMC, la unica libertad que al parecer tienen los Estados es la del libre comercio.

En esta economia post-Bretton Woods, como apunta Dani Rodrik, los Estados han perdido un importante espacio de maniobra: el que les permitia implementar politicas con la finalidad tanto de fomentar como de proteger de las presiones de los mercados externos la propia industria y ciertos sectores productivos clave. Lo que pasa es que ahora el establecimiento de aranceles especiales sobre bienes de importacion, de subsidios en favor de una unica industria o sector, o cualquier medida que pueda ser considerada discriminatoria o que viole el principio de la nacion mas favorecida (MFN), se encuentran proscritos por la Organizacion Mundial de Comercio. Y aunque dentro de la reglamentacion de esta organizacion hay una consideracion especial en favor de los paises en desarrollo y ciertos casos de excepcion, muchas de estas naciones experimentarian mejores resultados fuera de los estrictos esquemas de este libre comercio a rajatabla, donde pudieran implementar medidas mas acordes con su situacion particular y no una mera apertura indiscriminada (37).

Resuenan las palabras de Figueres cuando senalaba que los paises firmaban el acuerdo de Paris pensando cada uno en su propia economia. Por momentos parece que toda aspiracion por una politica global ha sido copada por las consideraciones de caracter economico de los Estados y si no hay espacio para otro tipo de planteamientos en el terreno global, no hay duda en que las complicaciones para una politica atrapada en la westfalia no hacen mas que aumentar. El sistema capitalista global, cuya realizacion depende de la busqueda permanente de producir y crecer, de la ambicion por el poder a traves del dinero o de la fuerza y de las condiciones de vida que este sistema ha impuesto sobre los ciudadanos "menos afortunados", tiene una estrecha relacion con cada uno de los problemas globales aqui mencionados: contaminacion, competencia armamentistica, organizaciones terroristas, organizaciones criminales; y, a todo esto, tendriamos que anadir migracion. Hablamos de problemas globales que por globales no son menos discriminatorios, pues mientras las riquezas se acumulan arriba, los riesgos se acumulan abajo, justo donde la vulnerabilidad a los mismos es mayor (38). Sin embargo, y pese a que a alguno le pudiera parecer lo contrario, no se pretende trasladar la decimononica lucha de clases a una escala global y dotar de nueva vida a cierta idea de alternativa al capitalismo, ya sea esta reciclada o replanteada. Pues, aunque alguna variante del marxismo hubiese tenido en algun momento en mente la implementacion de un sistema politico global de caracter supranacional, hoy, a mas de un cuarto de siglo desde la caida del muro de Berlin, somos testigos de como el capitalismo se pudre de exito y de como este ultimo parece formar tanto parte de nosotros mismos que la posibilidad de aplicar cualquier alternativa se nos muestra como una empresa tanto mas dificil que la de formar un Estado que los abarque a todos.

2.3. La Union Europea, un experimento globalizador

Aun cuando el ideal romantico del fin del capitalismo pudiera parecer demasiado lejano como para plantear a partir de el una posible alternativa al como de la globalizacion politica, sigue habiendo esperanza. Probablemente, la mejor respuesta que han podido dar los paises a los problemas globales ha sido la creacion de organismos transnacionales a los que han encomendado diversas tareas muy especificas; tal es el caso de la Organizacion de las Naciones Unidas y sus respectivas agencias especializadas, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organizacion para la Cooperacion y el Desarrollo Economicos.

Por supuesto, estos esfuerzos no han estado exentos de vicios y debilidades. A lo largo de los anos se ha podido constatar como esta asignacion de tareas tambien ha venido acompanada de una cierta delegacion de responsabilidad por parte de los Estados que, en muchas ocasiones, llegan al punto de actuar en contraposicion de los dictados emanados por estos organismos, aun cuando sigan "formando parte" de ellos y continuen aportando en su financiacion. La falta de una potestad mayor o de atribuciones de caracter vinculante y la excesiva burocratizacion de su funcionamiento han impedido en gran medida que estos organismos alcancen metas mas significativas. Y pese a que seguramente con su creacion se habran alcanzado importantes logros y mejorado con ello la vida de una incontable cantidad de personas, es claro que su participacion en el ecosistema politico global no ha gozado del suficiente impacto como para contrarrestar los efectos que la voragine capitalista ha tenido sobre el medio ambiente y el subdesarrollo.

Frente a este tipo de organismos que funcionan como actores de politica internacional ajenos a los Estados que los auspician esta la Union Europea que, asi sea catalogada como un organismo o como una comunidad politica, es una entidad que realmente ha sabido colocar su campo de accion sobre los paises que la integran. Lograr la aplicacion de normativas comunes en tal cantidad de paises, algunos tan dispares como Francia y Estonia, no ha sido una tarea facil de alcanzar, y se han necesitado muchos anos y el desarrollo de una sofisticada red de instituciones y organismos que operan de manera conjunta para procurar tanto su buen funcionamiento como tambien la integracion entre sus miembros.

A pesar de lo anterior, la legitimacion democratica, uno de los principales objetivos politicos de la UE, ha trascendido como el aspecto mas problematico para este organismo y hoy en dia amenaza con volverse su punto de quiebre ya que no se ha logrado establecer una identidad comunitaria europea solida sobre la cual establecer una esfera publica que satisfaga este imperativo politico. Y es que, si bien la UE ha tenido el tino de no fundamentarse unicamente sobre una serie de prerrogativas economicas, sino que ha buscado hacerlo, ademas, sobre la base de un entendimiento comun y del establecimiento de un conjunto de principios politico-culturales--fundamentalmente la democracia, los derechos humanos, la multiculturalidad, la libertad, la igualdad y la cooperacion--, no ha sabido postrarse como el elemento de salvaguarda de los mismos. Toda vez que las cuestiones relativas a hasta que punto y como se cumplen estas disposiciones de caracter sustantivo siguen formando parte de la soberania de cada una de las naciones, la calidad de la democracia o el nivel de respeto a los derechos humanos son elementos que no resultan tan homogeneos como se querria dentro de los paises miembros. No obstante, esto resulta entendible si se tiene claro que este organismo no es un gran Estado que haya surgido de la fusion de otros mas pequenos; sino en todo caso, se trata de una estructura politica surgida de una serie de acuerdos firmados por los paises miembros, sujetos de derecho internacional que, como tales, mantienen cada uno una soberania propia. En consecuencia, la Union Europea mas alla de garantizar la "libre circulacion de personas" entre algunos de los paises miembros y de homologar ciertas disposiciones normativas de segundo orden, es un ente cuya importancia mayor radica, a fin de cuentas, en lo economico.

Al no existir una verdadera identidad europea, el unico elemento que realmente une a los europeos es el euro. La moneda, contante y sonante como es, une de facto el destino de los ciudadanos. Y aunque cada pais posee su propio patrimonio y una economia particular, no hay momento que haga brotar con mas energia el sentimiento de pertenencia a Europa que cuando el Banco Central Europeo decide desembolsar una cantidad inconmensurable de dinero en pos de rescatar a algun pais en desgracia o cuando ese pais rescatado es al que uno pertenece y, en este caso, el problema radica en encontrar la forma de pagar el prestamo (o de no pagarlo). Es por ello por lo que no sorprende que cuando hay momentos de crisis o de politicas de austeridad es cuando mas crece el llamado euroescepticismo. Europa muestra su faceta mas hostil, y entre sus ciudadanos comienzan a surgir expresiones que en muchos casos contravienen los principios sobre los que en el papel se encuentra fundada la union, debilitando aun mas los lazos que la mantienen unida.

Resulta paradojico que la principal critica que se hace a la Union Europea sea que no es lo suficientemente democratica, cuando han sido precisamente en las elecciones al Parlamento europeo donde los partidos mas euroescepticos y menos democraticos han tenido su mayor exito. En un principio era comun escuchar la explicacion de que esta circunstancia se debia precisamente a la percepcion de un deficit democratico. No obstante, mientras que la Union Europea no se ha vuelto mas democratica, la popularidad de una prototipica serie de partidos radicales y populistas si se ha incrementado considerablemente en la mayoria de los paises miembros y ya no solo en cuanto a lo que a las elecciones europeas se refiere. La Union Europea es, ademas, un gran ejemplo de lo que Rosenau llama las dinamicas de la "fragmegracion", las cuales denotan como cada tendencia globalizadora da origen a una localizadora y viceversa; en este caso, "cada propuesta encaminada a buscar una mayor integracion ha sido respondida por intensos esfuerzos de parte de algunos de los gobiernos y comunidades afectadas, por adoptar politicas disenadas para preservar prerrogativas y practicas locales" (39).

2.4. El fin de la humanidad

Con todas las deficiencias o fallas de diseno de la Union Europea, resulta hasta cierto punto inadecuado senalar a esta organizacion como la unica responsable de lo que ocurre en cada uno de los paises miembros, pues como se ha dicho, estos mantienen su soberania en gran medida y en la mayoria de los aspectos de relevancia. Pues aun dentro de los lineamientos establecidos por los tratados firmados como parte del marco de los acuerdos de la UE, mantienen la potestad de decidir por si mismos las politicas a aplicar en temas fiscales, laborales, educativos, economicos, etc. En consecuencia, es posible afirmar que, en gran medida, la creacion de una identidad europea fundamentada en los principios mencionados antes tiene que ver con la falta de una mayor integracion social de estos principios dentro de los propios paises miembros.

Supongamos que las principales potencias economicas se comprometieran verdaderamente con el medio ambiente y el respeto a los derechos humanos (ya no digamos con la cooperacion activa con el desarrollo de otros paises), de tal manera que estuviesen dispuestos a limitar el uso de combustibles fosiles y a acabar con el dumping economico y social descrito antes. Si sometieran la decision a un referendum, ?los ciudadanos votarian a favor de estas medidas aun a sabiendas de que ello implicaria un deterioro en su calidad de vida? Esta pregunta hipotetica dista mucho de ser a la vez retorica, no hay una respuesta clara ni es aqui un objetivo el estar en condiciones de saber cual podria ser esta. Lo que si esta claro, respecto de los hipoteticos resultados que tendria este referendum, es que, si bien la balanza pudiera no encontrarse ya inclinada hacia una respuesta negativa, en los ultimos anos hemos sido testigos de como la tendencia apunta hacia esa direccion. A veces pareciera que las sociedades, en general, han experimentado tal sobrecarga de globalizacion que han buscado retornar de lleno al viejo state-centric world (40), tratando de resguardarse asi en toda la certidumbre que los Estados nacion puedan llegar a otorgarles.

Desde finales del siglo pasado se ha senalado como el factor identitario se hacia cada vez mas importante. Esto fue confirmado anos despues en la voz de figuras como Angela Merkel y David Cameron cuando anunciaron el fracaso de la vision multiculturalista en sus paises. Ha sido justamente en las sociedades de mayor diversidad etnica, o en las que han experimentado mayor inmigracion, en las que lo comun no ha sabido anteponerse a lo diferente, sino que ambas cualidades se han engarzado en una dinamica de canibalismo mutuo (41) que ha terminado por potenciar los conflictos de caracter identitario. Y es que por mas chocantes que nos puedan resultar a veces los diagnosticos postmodernistas, lo cierto es que el salto hacia atras que de manera generalizada parece haber dado el pensamiento de las sociedades occidentales es algo que resulta cada vez mas constatable. Algo similar ha pasado con la cultura, que, frente a la apertura de una inmensa multiplicidad de oportunidades culturales que ha traido el avance en las tecnologias de la informacion, los usuarios han optado por aferrarse a los clasicos referentes locales, o por dejarse llevar por el mainstream dictaminado desde los Estados Unidos. Hoy mas que nunca parece que el unico progreso al que puede aspirar la humanidad es a uno que pueda traducirse a partir de la tasa de crecimiento del PIB, o ya ni eso.

Si se observan los resultados electorales y las politicas implementadas en los ultimos anos en los paises con los mas altos niveles de educacion, bienestar y desarrollo en Europa, se puede apreciar con facilidad que, en ellos, tambien hay un creciente distanciamiento con los ideales de la Union Europea, los cuales son en realidad meras recapitulaciones de los ideales de la Ilustracion. Estos paises que en algun otro momento no dudariamos en senalar como los mejores exponentes del progreso de la humanidad, estas "sociedades fuertes", hoy son, sin embargo, los mejores exponentes del desencanto. Resulta desconcertante intentar explicar las razones de por que el desarrollo economico, tecnologico y cientifico no se encuentra acompanado a su vez por un desarrollo moral, o si se quiere, politico. Educacion, calidad de vida, seguridad social, libertad, riqueza, distribucion de la riqueza, transparencia, bajos niveles de corrupcion y hasta calidad de la democracia; toda una serie de aspectos relacionados con el ejercicio del poder publico susceptibles de ser cuantificados y que son utilizados para hacer comparaciones entre naciones, les otorgan de manera generalizada a ciertos paises del norte y centro de Europa, y a sus habitantes, una posicion privilegiada. ?Cual es la combinacion adecuada de parametros o el nivel de desarrollo necesario para lograr llegar al punto de ver desterrada de un pais toda accion popular encaminada a echar abajo aquello que el ideal ilustrado y la democracia ha construido durante decadas? Es en estas naciones en las que menos se esperaria que aconteciese un considerable crecimiento en los votos a partidos populistas con discursos que van desde el nacionalismo a la xenofobia y cuya afiliacion democratica es, por decir lo menos, muy cuestionable.

No hay nada realmente construido dirian algunos. Se trata solamente de una farsa conjugada alrededor de la hipocrita persecucion de cierto ideal politico que en el fondo unicamente pretende preservar las viejas estructuras de poder economico de toda la vida. La sociedad burguesa actual se encuentra condenada a derrumbarse sobre su vacio contenido y por el propio peso de sus contradicciones. La estrategia de los partidos antidemocraticos esta montada sobre la propia logica bajo la que funciona la alienada sociedad capitalista. Donde muchos quieren ver la antitesis del ideal burgues, lo que enfrentan, si es que en verdad lo enfrentan, es en realidad un virus engendrado dentro del propio sistema capitalista, que se aprovecha de las fallas de este para utilizarlas a su favor.

Lo que distingue a los democratas de los antidemocratas no radica en una pretendida afiliacion bondadosa de los ideales occidentales sino una cuestion de indiscrecion: donde los primeros hacen una explotacion mas o menos controlada de las sociedades capitalistas y hacen lo posible porque esta se mantenga sustentable, los segundos van demasiado lejos, no se atanen a las reglas de este juego de caballeros oligarcas y en su hambre de poder estan mas que dispuestos a comerse hasta las plumas de esa gallina que pone huevos de oro. No hay nada construido alrededor del ideal ilustrado mas alla de una gigantesca red de poder acumulado en unas pocas manos. Generaciones y generaciones de excesos, lujos y depravacion cimentadas sobre siglos de injusticia y hambre.

No obstante, si se quiere apelar a un poco de principio de certidumbre, no es posible cerrarse en banda, proclamar una vez mas el fin de la humanidad y senalar, de esta manera encarnizada, que toda presuncion de progreso no es mas que una farsa o una ilusion inocente. Por mas desencanto por la sociedad que podamos recabar, es un hecho que los progresos tecnologicos que la humanidad ha alcanzado desde el auge de la revolucion industrial han ayudado a mejorar la vida de los individuos, incluso las de aquellos mas desamparados. Esto, por supuesto, no se ha dado en la forma en que todos quisieran, ni mucho menos ha cumplido con las expectativas depositadas en este desarrollo o en la llamada tercera ola de la democratizacion. Pero ver las cosas en terminos absolutos y culpar de todo al capitalismo, a las globalizaciones o cualquiera que sea el siniestro personaje de moda, no nos ofrece ni siquiera el atisbo de una posible solucion.

2.5. De vuelta al Estado

Despues de todo, no parece muy plausible pretender que un organismo como la Union Europea, por mas que sea la mejor expresion de globalizacion politica con la que contamos en la actualidad, cumpla con los imperativos de justicia que pudieran ser expresados desde una renovada teoria de la esfera publica adaptada a la realidad global actual, sobre todo si consideramos la cantidad de cabos sueltos derivados de ello.
?Es posible que las esferas de lo publico hoy, ofrezcan suficiente
eficacia a la opinion publica como para limitar a los varios poderes
que determinan las condiciones de vida de sus interlocutores? Y si lo
es, ?como? ?Que tipo de cambios (institucionales, economicos,
culturales y comunicativos) serian necesarios tan solo para imaginar
que las esferas de lo publico puedan tener un rol genuinamente critico
y democratizador bajo las circunstancias actuales? ?Donde estan los
poderes soberanos que la opinion publica deberia estar limitando en
este momento? ?Que publicos son relevantes para que poderes? ?Quienes
son los miembros relevantes de un determinado publico? ?En que
lenguajes y a traves de que medios pueden comunicarse estos? ?Y a
traves de que infraestructura comunicativa? (42).


Ante lo anterior, cabria cuestionarnos ademas cuantas de las naciones europeas son o fueron capaces de cumplir cabalmente con los requisitos para la legitimidad y la eficacia de la opinion publica en estos terminos, aun si consideramos unicamente la era westfaliana. A pesar de que la propia Nancy Fraser ofrece algunas "pistas" sobre como resolver el como de una globalizacion politica: "el reto es doble: de un lado, crear nuevos poderes publicos transnacionales; del otro, hacerlos responsables ante las nuevas esferas publicas transnacionales" (43); no parece nada claro cual sera el motor que posibilite la alineacion de las multiples voluntades e intereses de caracter nacional-westfaliano. Mas aun, no parece claro como fomentar en la gran mayoria de ciudadanos un sentido de solidaridad tal que los haga estar dispuestos a sacrificar su calidad de vida en favor otros ciudadanos ubicados en otro lado del mundo, con los que no mantengan comunicacion alguna, ni compartan geografia, cultura, religion o historia. Ni parece claro como hacer conscientes a los ciudadanos de la necesidad de una esfera publica global, por mas instituciones y poderes publicos que, operando a escala transnacional o supranacional, sean responsables ante una "opinion publica" global. ?Como lograr en los ciudadanos todo lo anterior si todavia hay una gran cantidad de ellos que no estan muy convencidos de conceptos como la democracia, los derechos humanos, la multiculturalidad, la libertad, la igualdad y la cooperacion?

Las ensonaciones cosmopolitas de autores como David Held tampoco dan respuesta alguna a este tipo de cuestionamientos, ni siquiera aquellas pensadas para el "corto plazo". Y aunque este autor acote que "el hecho de exponer los objetivos de un modelo cosmopolita de democracia no implica que se crea que todo ello pueda ser alcanzado inmediatamente, !por supuesto que no!" (44), el alejar de tal manera el foco de la atencion sobre los problemas de la convivencia global actual hace que este tipo de modelos terminen resultando ser meros ejercicios de ingenieria institucional. Antes de plantear la construccion de organismos supranacionales encaminados a solventar el deficit de globalizacion politica (deficit de poder) y el clasico deficit de legitimacion de lo politico, es necesario finalizar la construccion de las que serian sus unidades constitutivas y volver al Estado con el objetivo de culminar de una vez por todas con ese proyecto politico.

Considero que el Estado no esta completamente inventado aun, que no hay Estado que haya llevado los ideales de la ilustracion hasta sus ultimas consecuencias y tanto gobierno como sociedad rijan sus dias a partir de ellos. Por supuesto, un mundo repleto de Estados perfectos no es una perspectiva poco ambiciosa, sin embargo, cuando aqui se habla de culminar el proyecto de Estado, se tiene en mente un esquema de minimos. Dicho esquema dependeria tan solo de un verdadero reconocimiento de los derechos humanos como norma primordial. Pero, siguiendo el tono llevado hasta ahora, esta preponderancia de los derechos humanos tambien tendria que romper con las limitaciones espaciales clasicas y adaptarse a la realidad global: tendria que constituirse como parte de una verdadera esfera publica global. El nuevo paradigma radicaria en que cada unidad politica del plano global procurase el imperio de estos derechos en la esfera transnacional. Ningun proyecto de Estado puede estar ni minimamente completo si limita la procuracion de los derechos humanos tan solo a sus ciudadanos y obtiene beneficios, aunque sea de manera derivada, de la vulneracion que de estos derechos sufren los ciudadanos de otros Estados.

El como de una globalizacion politica tambien estaria limitado a aspirar a un esquema de minimos. En este sentido, probablemente el mejor camino sea el de buscar potenciar la cooperacion entre las naciones existentes sin pretender la creacion de un organismo supranacional que sea capaz de someter a los Estados y arregle todos los problemas.
La solucion no consiste en construir una esfera publica supranacional,
sino en transnacionalizar las esferas publicas nacionales existentes.
De esta forma las ultimas seran mas responsivas entre ellas sin
necesidad de cambios drasticos en la infraestructura actual. Al mismo
tiempo, las barreras de las esferas publicas nacionales podrian
convertirse en ventanas para un entendimiento mutuo (45).


Se trata pues de buscar algo similar a lo que Martin Albrow llama el Estado global, uno que se constituya a partir de una red policentrica de practicas a nivel global (46), un Estado que se siga los lineamientos expuestos por Ulrich Beck (1944-2015) cuando habla de "Estados transnacionales", es decir, de unos Estados mucho mas dispuestos a la cooperacion y que hagan de la globalizacion un proyecto politico (47). Un escenario asi no requiere de un sometimiento ideologico "occidentalizador", ni de la resolucion de antagonismos milenarios, sino de un entendimiento en comun de que hay problemas globales y deficits de poder que solo pueden ser cubiertos de manera conjunta. No hay una pretension "occidentalizadora" en ese sentido, pero si parece indispensable la participacion de las principales naciones que integran tal polo ideologico, pues a pesar de que cada vez son mas las fuerzas politicas que preferirian enfrentar la globalizacion haciendo que sus naciones adoptasen la forma de comunidades cerradas (Global Gemeinschaft), siguen siendo estas naciones "occidentales" las mas propicias a mantenerse como sociedades abiertas (Global Geisellschaft) (48). Sin embargo, para que sea posible alinear la voluntad de tales naciones, o de sus ciudadanos, es necesario dotar de entera realidad a los ideales ilustrados sobre los que se formaron esos proyectos de Estado democratico constitucional. Estos ideales no pueden seguir encontrandose meramente en el papel como cartas de buenas intenciones o como parte de una protocolaria moral politica ejercida solo de dientes para afuera y frente a las camaras. Cierto nivel de congruencia en la politica de estas naciones es necesario para que los ciudadanos que se encuentran bajo su cobijo comulguen, aunque sea tambien en un esquema de minimos, con estos ideales. Solo entonces parece que sera posible continuar con la edificacion de los numerosos aspectos procedimentales que aun se encuentran pendientes en los ambitos local y global de este proceso de redefinicion de lo politico.

Referencias bibliograficas

Albrow, Martin, The Global Age: State and Society Beyond Modernity, Polity Press, Cambridge, 1996.

Appadurai, Arjun, Modernity at Large: Cultural Dimensions of Globalization, University of Minnesota, Minneapolis, 2009.

Beck, Ulrich, La sociedad del riesgo, Paidos, Barcelona, 1998.

--, ?Que es la globalizacion? Falacias del globalismo, respuestas a la globalizacion, Paidos, Barcelona, 2008.

--, World at Risk, Polity Press, Cambridge, 2009.

Beckstead, Nick, y Ord, Toby, "Managing Existential Risk from Emerging Technologies", en Mark Peplow (ed.), Annual Report of the Government Chief Scientific Advisor 2014. Innovation: Managing Risk, Not Avoiding It, Government Office for Science, London, 2014, pp. 115-120.

Bostrom, Nick, "Existential Risk Prevention as Global": Global Policy, vol. 4, no. 1 (2013), pp. 15-31.

Casey, Michael, "Can this Woman Convince the World to Act on Climate Change?": CBS (2-10-2015). Disponible en: https://goo.gl/DK4Rvt (6-7-2017).

Cotton-Barratt, Owen, et. al., Global Catastrophic Risks 2016, The Global Challenges Foundation, Global Priorities Proyect, 2016. Disponible en: https://goo.gl/8w5ZYs (6-7-2017).

FitzRoy, Felix R., y Papyrakis, Elissaios, An Introduction to Climate Change Economics and Policy, Routledge, London, 2016.

Fraser, Nancy, "Transnationalizing the Public Sphere: On the Legitimacy and Efficacy of Public Opinion in a Post-Westphalian World", en Nancy Fraser et al., Transnationalizing the Public Sphere, Polity Press, Cambridge, 2014.

Habermas, Jurgen, Europe: The Faltering Project, Polity Press, Cambridge, 2009.

Held, David, Democracy and the Global Order: From the Modern State to Cosmopolitan Governance, Stanford University Press, Stanford, 1995.

Hickman, Leo, "Timeline: How BECCS Became Climate Change's 'Saviour' Technology": Carbon Brief (13-4-2016). Disponible en: https://goo.gl/XwkgfU (6-7-2017).

IPCC, Climate Change 2014: Impacts, Adaptation, and Vulnerability. Part A: Global and Sectoral Aspects. Contribution of Working Group II to the Fifth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change, Cambridge University Press, Cambridge. Disponible en: https://goo.gl/xdWxzP (6-7-2018).

--, Climate Change 2014: Mitigation of Climate Change. Contribution of Working Group III to the Fifth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change, Cambridge University Press, Cambridge, 2014. Disponible en: https://goo.gl/ZKho2K (6-7-2017).

Krever, Mick, "U.N. Climate Chief: Countries Acting for Economy, Not Planet": CNN (1-12-2015). Disponible en: https://goo.gl/5KLw8k (6-7-2017);

Kugelman, Michael "Kashmir Conflict: Do Nuclear Weapons Prevent All-out War?": CNN (30-9-2016). Disponible en https://goo.gl/jZU7NG (6-7-2017).

Mecklin, John (ed.), "It is Still 3 Minutes to Midnight, 2016 Doomsday Clock Statement": Bulletin of the Atomic Scientists (2016). Disponible en: https://goo.gl/fTVS64 (7-6-2017).

--, "It is Two and a Half Minutes to Midnight, 2017 Doomsday Clock Statement": Bulletin of the Atomic Scientists (2017). Disponible en: https://goo.gl/o3XFkz (28-9-2017).

Olivier, Jos G. J., et al., Trends in Global CO2 Emissions: 2015 Report, PBL Netherlands Environmental Assessment Agency, The Hague, 2015. Disponible en: https://goo.gl/pMJUV2 (6-7-2017).

Paltsev, Sergey, "The Complicated Geopolitics of Renewable Energy": Bulletin of the Atomic Scientists, vol. 72, no. 6 (2016), pp. 390-395. Disponible en: https://doi.org/10.1080/00963402.2016.1240476 (6-7-2017).

Reilly et al., Energy & Climate Outlook. Perspectives From 2015, Massachusetts Institute of Technology, Cambridge, 2015. Disponible en: https://goo.gl/6JREiQ (6-7-2017).

Rodrik, Dani, The Globalization Paradox, Norton, New York, 2011.

Robertson, Roland, Globalization: Social Theory and Global Culture, SAGE Publications, London, 1992.

Rosanvallon, Pierre, Por una historia conceptual de lo politico, Fondo de Cultura Economica, Buenos Aires, 2003.

--, La contrademocracia: La politica en la era de la desconfianza, Manantial, Buenos Aires, 2007.

Rosenau, James N., Turbulence in World Politics. A Theory of Change and Politics, Princeton University Press, Princeton, 1990.

--, The Study of the World Politics, Volume 2: Globalization and Governance, Routledge, London, 2006.

Shukman, David, "Hawking: Humans at Risk of Lethal 'Own Goal'": BBC (19-1-2016). Disponible en: https://goo.gl/XfXt5J (6-7-2017).

Stiglitz, Joseph E., "Overcoming the Copenhagen Failure with Flexible Commitments": Economics of Energy and Environmental Policy, vol. 4, no. 2 (2015), pp. 29-36.

UNFCCC, Climate Action Now: Summary for Policymakers 2017, United Nations Climate Change Secretariat, Bonn, 2017. Disponible en: https://goo.gl/LfYRDw (6-7-2017).

Vallespin, Fernando, El futuro de la politica, Taurus, Madrid, 2000.

Wallerstein, Immanuel, The politics of the World-economy, Cambridge University Press, Cambridge, 1984.

Daniel Flores Gaucin (1)

(1) Universidad Autonoma de Madrid (Espana)

E-mail: flores.gaucin@gmail.com

(2) John Mecklin (ed.), "It is Still 3 Minutes to Midnight, 2016 Doomsday Clock Statement": Bulletin of the Atomic Scientists (2016). Disponible en: https://goo.gl/fTVS64 (7-6-2017).

(3) Si bien los riesgos para la humanidad pueden ser catalogados entre antropogenicos y no antropogenicos, los del primer orden resultan mucho mas preocupantes debido a que la probabilidad de que deriven en una catastrofe es considerablemente mayor. Acerca de esta categorizacion de los riesgos vease Nick Beckstead y Toby Ord, "Managing Existential Eisk from Emerging Technologies", en Mark Peplow (ed.), Annual Report of the Government Chief Scientific Advisor 2014. Innovation: Managing Risk, Not Avoiding It, Government Office for Science, London, 2014, pp. 115-120; y Cotton-Barratt et al., Global Catastrophic Risks 2016, The Global Challenges Foundation, Global Priorities Proyect. Disponible en: https://goo.gl/8w5ZYs (6-7-2017). Si tomamos en cuenta que, como especie, no contamos aun con las herramientas necesarias para hacer frente o siquiera prever con suficiente margen de tiempo las catastrofes de orden natural ante las que somos susceptibles, resulta claro que el tipo de riesgos que nos interesa abordar aqui son los que pudieran tener una solucion que este en manos humanas.

(4) John Mecklin (ed.), "It is Two and a Half Minutes to Midnight, 2017 Doomsday Clock Statement": Bulletin of the Atomic Scientists (2017). Disponible en: https://goo.gl/o3XFkz (28-9-2017).

(5) Por si fuera poco, esta prueba ha estado acompanada de una serie de declaraciones desafiantes dirigidas contra los Estados Unidos que han sido respondidas con el mismo tenor por parte del presidente Donald Trump a traves de Twitter. Todo ello ha alimentado la zozobra ante una posible agresion nuclear. Prueba de ello es que Kevin Rudd, ex primer ministro de Australia y ahora presidente de un renombrado think tank, ha declarado recientemente (septiembre de 2017) que estimaba la probabilidad de una agresion nuclear como consecuencia de esta alza en las tensiones en uno entre cuatro.

(6) Michael Kugelman, "Kashmir Conflict: Do Nuclear Weapons Prevent All-out War?": CNN (30-9-2016). Disponible en: https://goo.gl/jZU7NG (6-7-2017).

(7) David Shukman, "Hawking: Humans at Risk of Lethal 'Own Goal'": BBC (19-1-2016). Disponible en: https://goo.gl/XfXt5J (6-7-2017).

(8) Cotton-Barratt et al., Global Catastrophic Risks 2016.

(9) IPCC, Climate Change 2014: Mitigation of Climate Change. Contribution of Working Group III to the Fifth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change, Cambridge University Press, Cambridge, 2014, pp. 41-50. Disponible en: https://goo.gl/ZKho2K (6-7-2017).

(10) John Reilly et al., Energy & Climate Outlook. Perspectives From 2015, Massachusetts Institute of Technology, Cambridge, 2015. Disponible en: https://goo.gl/6JREiQ (6-7-2017).

(11) IPCC, Climate Change 2014: Impacts, Adaptation, and Vulnerability. Part A: Global and Sectoral Part A: Global and Sectoral Aspects. Contribution of Working Group II to the Fifth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change, Cambridge University Press, Cambridge, 2014, p. 63. Disponible en: https://goo.gl/xdWxzP (6-7-2018).

(12) Para consultar algunas perspectivas criticas sobre el tema de los acuerdos climaticos no vinculantes, vease: Joseph Stiglitz, "Overcoming the Copenhagen Failure with Flexible Commitments": Economics of Energy and Environmental Policy, vol. 4, no. 2 (2015), pp. 29-36; Felix R. FitzRoy y Elissaios Papyrakis, An Introduction to Climate Change Economics and Policy, Routledge, London, 2016; y Sergey Paltsev, "The Complicated Geopolitics of Renewable Energy": Bulletin of the Atomic Scientists, vol. 72, no. 6 (2016), pp. 390-395. Disponible en: https://doi.org/10.1080/00963402.2016.1240476 (6-7-2017).

(13) Para consultar en detalle y el alcance de estas promesas: Jos G. J. Olivier et al., Trends in Global CO2 Emissions: 2015 Report, PBL Netherlands Environmental Assessment Agency, The Hague, 2015. Disponible en: https://goo.gl/pMJUV2 (6-7-2017). Y UNFCCC, Climate Action Now: Summary for Policymakers 2017, United Nations Climate Change Secretariat, Bonn, 2017. Disponible en: https://goo.gl/LfYRDw (6-7-2017).

(14) En ello coinciden: Mecklin, "It is Two and a Half Minutes to Midnight, 2017 Doomsday Clock Statement"; Paltsev, "The Complicated Geopolitics of Renewable Energy", pp. 390-395; y Reilly et al., Energy & Climate Outlook. Perspectives From 2015.

(15) IPCC, Climate Change 2014: Impacts, Adaptation, and Vulnerability. Part A: Global and Sectoral Aspects, pp. 11-20.

(16) Sobre las declaraciones de Figueres: Mick Krever, "U.N. Climate Chief: Countries Acting for Economy, Not Planet": CNN (1-12-2015). Disponible en: https://goo.gl/5KLw8k (6-7-2017); Michael Casey, "Can this Woman Convince the World to Act on Climate Change?": CBS (2-10-2015). Disponible en: https://goo.gl/DK4Rvt (6-7-2017).

(17) Mecklin, "It is Two and a Half Minutes to Midnight, 2017 Doomsday Clock Statement".

(18) Ulrich Beck, La sociedad del riesgo, Paidos, Barcelona, 1998, p. 54.

(19) Paltsev, "The Complicated Geopolitics of Renewable Energy", pp. 390-395.

(20) Fernando Vallespin, El futuro de la politica, Taurus, Madrid, 2000, pp. 106-107.

(21) Ulrich Beck, World at Risk, Polity Press, Cambridge, 2009, pp. 67-68.

(22) Probablemente quienes mejor han abordado el tema de la globalizacion como un proceso son: Roland Robertson, Globalization: Social Theory and Global Culture, SAGE Publications, London, 1992; y Martin Albrow, The Global Age: State and Society Beyond Modernity, Polity Press, Cambridge, 1996. Sin duda, dos de los principales teoricos de la globalizacion.

(23) Pierre Rosanvallon, Por una historia conceptual de lo politico, Fondo de Cultura Economica, Buenos Aires, 2003, passim.

(24) Vallespin, El futuro de la politica, pp. 30-31.

(25) Albrow, The Global Age, p. 120.

(26) Beck, La sociedad del riesgo, p. 20.

(27) Para mas sobre las formas de lo subpolitico: Pierre Rosanvallon, La contrademocracia: La politica en la era de la desconfianza, Manantial, Buenos Aires, 2007. Habria que considerar rebautizar este concepto como "contra-contrademocracia".

(28) Nick Bostrom, "Existential Risk Prevention as Global": Global Policy, vol. 4, no. 1 (2013), pp. 15-31.

(29) Leo Hickman, "Timeline: How BECCS Became Climate Change's 'Saviour' Technology": Carbon Brief (13-4-2016). Disponible en:https://goo.gl/XwkgfU (6-7-2017).

(30) Vallespin, El futuro de la politica, p. 91.

(31) Jurgen Habermas, Europe: The Faltering Project, Polity Press, Cambridge, 2009, p. 91.

(32) Arjun Appadurai, Modernity at Large: Cultural Dimensions of Globalization, University of Minnesota Press, Minneapolis, 2009, pp. 27-47.

(33) James N. Rosenau (1924-2011) denomino esta situacion como "turbulencias" en James N. Rosenau, Turbulence in World Politics. A Theory of Change and Politics, Princeton University Press, Princeton, 1990.

(34) En total son ocho las formas que adoptan las respuestas de la globalizacion dentro del esquema de Robertson en Robertson, Globalization, pp. 78-79.

(35) Appadurai, Modernity at Large, pp. 48-50.

(36) Immanuel Wallerstein, The Politics of the World-Economy, Cambridge University Press, Cambridge, 1984, pp. 54-55.

(37) Dani Rodrik, The Globalization Paradox, Norton, New York, 2011, pp. 159-184.

(38) Beck, La sociedad del riesgo, pp. 40-41.

(39) James N. Rosenau, The Study of the World Politics, Volume 2: Globalization and Governance, Routledge, London, 2006, p. 36.

(40) Rosenau, Turbulence in World Politics, pp. 243-296.

(41) Appadurai, Modernity at Large, pp. 39-40.

(42) Nancy Fraser, "Transnationalizing the Public Sphere: On the Legitimacy and Efficacy of Public Opinion in a Post-Westphalian World", en Nancy Fraser et al., Transnationalizing the Public Sphere, ed. de Kate Nash, Polity Press, Cambridge, 2014, pp. 26-27.

(43) Ibid., p. 33.

(44) David Held, Democracy and the Global Order: From the Modern State to Cosmopolitan Governance, Stanford University Press, Stanford, 1995, p. 281.

(45) Habermas, Europe: The Faltering Project, p. 183.

(46) Albrow, The Global Age, pp. 178-180.

(47) Ulrich Beck, ?Que es la globalizacion? Falacias del globalismo, respuestas a la globalizacion, Paidos, Barcelona, 2008, pp. 206-216.

(48) Robertson, Globalization, pp. 78-79.

Recibido: 12 de junio de 2017 / Aceptado: 8 de marzo de 2018

http://dx.doi.org/10.5209/FOIN.61510
COPYRIGHT 2018 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gaucin, Daniel Flores
Publication:Foro Interno
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2018
Words:13322
Previous Article:Retorica, emociones y pluralismo: deficit democratico en la identidad politica del actual independentismo catalan (2011-2017) / Rhetoric, emotions...
Next Article:Un estudio del pacto lockeano que funda el gobierno en la confianza del pueblo a la luz del caso de la prerrogativa / A Study of the Lockean Pact...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters