Printer Friendly

La gestion del acueducto en dosquebradas risaralda, una historia de autogestion y privatizacion.

THE AQUEDUCT MANAGEMENT IN DOSQUEBRADAS, RISARALDA, A HISTORY OF SELF-ADMINISTRATION AND PRIVATIZATION

El caso que presento a continuacion, muestra el contraste entre la gestion del recurso hidrico para la prestacion de un servicio publico como el de acueducto para un sector poblacional del municipio de Dosquebradas marginado de la atencion estatal, y una politica publica de corte centralista que historicamente ha sido ejecutada principalmente por actores privados. Lo interesante del caso es descubrir la manera como la poblacion, ante la inexistencia de atencion estatal para la prestacion del servicio de acueducto, decide instalar de manera colectiva sistemas de abastecimiento de agua para consumo humano, administrados directamente por los mismos usuarios.

En este sentido, el caso de la gestion del servicio de acueducto del municipio de Dosquebradas en el departamento de Risaralda (Colombia), se constituye en una contradictoria experiencia de gestion del recurso agua. Porque mientras la forma en que la poblacion historicamente resuelve el problema de desabastecimiento de agua para consumo humano deberia ser considerada un patrimonio social por parte de las administraciones municipales y el Gobierno departamental y nacional, la labor que desarrollan los habitantes se convierte en motivo de conflicto ante la intencion privatizadora de los servicios publicos domiciliarios por parte de las instituciones estatales. Ya que en el marco de un esquema neoliberal, la gestion colectiva del servicio de acueducto es vista como un modelo que desestabiliza las negociaciones economicas de refinanciacion de la deuda externa entre el Gobierno nacional y los paises industrializados, y una limitante para el ingreso paulatino de la inversion extranjera en el sector.

Por tanto, el conflicto ambiental en torno a los acueductos comunitarios de Dosquebradas forma parte del proceso politico relacionado con el acceso y la gestion del recurso natural agua. Este analisis permite identificar como la tendencia mundial de privatizacion del agua, de la que hablan entre otros Barlow y Clarke (2004), aparece en el marco de la politica local, y forma parte de un proceso mas general de mercantilizacion del recurso hidrico y de los servicios publicos en Colombia.

El conflicto en torno a la gestion del agua suscitado entre las Asociaciones de acueductos comunitarios y el Estado colombiano, es consecuencia de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional --FMI-- en lo referente a procesos de negociacion de la deuda externa, en el sentido de reducir el deficit publico mediante la eliminacion de las subvenciones, la disminucion de la funcion publica y el autofinanciamiento de los servicios publicos. Ello ha llevado a la contraccion de las inversiones publicas en la prestacion del servicio de acueducto, a la reduccion de los subsidios para la construccion de infraestructura y a la privatizacion de los recursos en la prestacion de servicios.

Pese a ello, las presiones de la sociedad civil y la conformacion de organizaciones sociales han aparecido como una respuesta al deterioro en la calidad de vida de la poblacion marginal. Es decir que son las presiones, reclamaciones y la organizacion de la sociedad civil las que han garantizado reivindicaciones y respuesta del Estado en la gestion del sector. En el ambito nacional, la presion de los obreros y campesinos en 1936 permitio la promulgacion de la primera ley que definio la responsabilidad estatal en la prestacion del servicio de acueducto en el pais. De igual forma, las acciones reivindicativas desde una vision ecologista de la vida y de proteccion a la naturaleza, que lidero el movimiento ambiental en la decada del setenta con profesionales integrados a la gestion institucional del entonces Instituto Nacional de los Recursos Naturales Renovables --INDERENA--, concluyo con la promulgacion del Codigo de los Recursos Naturales en 1974.

En el municipio de Dosquebradas, la formulacion del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado en 1986, que excluyo la participacion de los acueductos comunitarios para la prestacion del servicio, es la coyuntura que da paso a la aparicion de una organizacion de segundo nivel: la Asociacion Municipal de Acueductos Comunitarios de Dosquebradas --AMAC--, cuyo principal fin es la defensa del modelo de gestion colectiva del agua.

A continuacion se detallan las principales caracteristicas de los periodos en que aparecen las transformaciones en la gestion del servicio publico de acueducto en Dosquebradas, y en los cuales la formulacion de la politica publica, mediante la legislacion y los planes de desarrollo, son cambios en la orientacion del sector que coinciden con la intencion privatizadora del Gobierno en los ambitos nacional, regional y local.

Dosquebradas, uno de los 14 municipios risaraldenses, cuenta en la actualidad con una poblacion aproximada de 179.000 habitantes. Es una ciudad industrial con una importante presencia de barrios con urbanizacion precaria. En 1972 fue elevado a la categoria de municipio, principalmente gracias a que contaba con servicio de agua ofrecido por acueductos comunitarios. Hoy, en un territorio de 70 [km.sup.2], existen 57 sistemas de abastecimiento de agua sostenidos directamente por habitantes de las areas urbanas y rurales.

Desde mediados del siglo XIX, ante la ausencia del Estado para atender las necesidades de vivienda y agua, los pobladores cubrieron la demanda mediante esquemas de gestion privada y colectiva. Las viviendas construidas por los primeros habitantes del municipio de Santa Rosa de Cabal, al cual pertenecia en ese entonces el corregimiento de Dosquebradas, se caracterizaban por ser ranchos espaciosos con adaptaciones para el abastecimiento de agua. Segun el historiador Gomez Valderrama "trajeron el agua limpisima y fresca en canoas hasta el patio de la casa que era un descuaje de troncos y de maderas tumbadas; amarrando estacones con bejucos atacorral e hicieron un gran pozo rodeando el rancho" (1994, p. 45).

Gracias a la abundancia del recurso hidrico, segun Luis Enrique Valencia:

por decenas de anos los habitantes utilizaron las aguas de los nacimientos que proliferaban en todas partes, o de la que se acumulaba en los aljibes construidos en el patio o trascorral de las casas. En la parte inferior de la plaza de Santa Rosa de Cabal, habia un abundante manantial al que acudian los muchachos del vecindario con ollas y tarros de guadua [...] Los pobladores no tenian, pues, problema por carencia de agua en toda epoca del ano. El lavado de ropas lo hacian en casa, en bateas de madera o acudian a orillas del San Eugenio o a las quebradas del Paraiso y la Paz, a pocas cuadras de la plaza [...] A pesar de la escasez de recursos economicos, la administracion municipal conto con la contribucion legal, gratuita y personal de los vecinos [...]. (1984, p. 277)

Entre 1844 y 1924, "las pajas de agua" o "permisos" que otorgaba el Gobierno departamental a las grandes haciendas era la forma como los primeros habitantes del corregimiento de Dosquebradas, procedentes de Antioquia, podian acceder al agua. Como la prioridad del Estado era garantizar agua para las incipientes industrias y la construccion y funcionamiento del ferrocarril, los campesinos aparceros de la epoca debian autoabastecerse, lavando sus ropas en las quebradas y transportando el agua para consumo, en canutos de guadua desde las quebradas hasta las viviendas. En los siguientes terminos relata esta experiencia uno de los descendientes en cuarta generacion de los primeros campesinos de la epoca, Jose Holguin (2):

La gente se reunia alli en la quebrada Milan los domingos, para los efectos de lavado de ropa y bano general de las personas, cada uno tenia su piedra, una piedra especifica donde ir a lavar su ropa, una piedra grande. Se reunian ademas a ponerse al dia, con todos los comentarios familiares, a contarse todas las anecdotas, o los cuentos, o los chismes, o lo que tuvieran que decirse [...] Se utilizaba un trozo de guadua de mas o menos uno con veinte y entonces destapaban hasta el fondo y dejaban una tapita [...] Para cargar el agua llenaban todo el tarro de guadua y luego cubrian la parte de encima con una frazadita humeda. Luego la traian de forma horizontal, sobre el hombro pa' llevarla pa' la casa. Pa' surtir la casa de agua pal dia se llevaban varios tarrados. Alla habia cocos de lata grandes, uno llevaba el tarro alla y lo vaciaba ahi y volvia por otro, hasta surtir el agua pal dia en cocos de latas que habia en la casa, eran los tarros donde venia la manteca antiguamente, esa era la forma en esa epoca.

Fue solo en 1925 cuando los primeros pobladores del sector La Capilla accedieron al servicio de acueducto a traves de las redes domiciliarias que instalaron los mismos vecinos. Comenta Jose Holguin (3) que entre todos:

empezaron el trazado y excavaciones de las zanjas cuando el terreno lo permitia, o si no recurrian a canoas de guadua y palma. Con ayuda de todos se inicio el trabajo desde la quebrada Juncos por la orilla izquierda, aprovechando la ley de gravedad fueron abriendo el canal que poco a poco les entrego agua hasta las viviendas a los primeros 124 moradores del sector [...] He aqui el primer acto comunitario desarrollado con exito en Dosquebradas, pionero de los acueductos comunitarios y que sirve de modelo y ejemplo para otras comunidades.

Simultaneamente, en un contexto de politica bipartidista, en donde los gobernantes se encausaron principalmente a impulsar el desarrollo economico del pais, a garantizar el escenario administrativo para el mantenimiento en el poder de los partidos politicos tradicionales y a establecer la forma de relacion con Estados Unidos de America, como potencia financiera. En 1936 debido a la presion ejercida por la poblacion civil para exigir garantias de salubridad y mejores condiciones de vida, en medio de las precarias condiciones de explotacion en que se encontraban los obreros en las incipientes industrias manufactureras y los campesinos en las explotaciones bananeras, petroleras y cafeteras, el Gobierno de Lopez Pumarejo aprobo la primera ley (65) e inauguro la politica de salubridad referida a la destinacion de auxilios para la construccion de acueductos en el pais. Politica que con un enfoque desarrollista dependio del Ministerio de Obras Publicas y busco impactar sobre los beneficios economicos mas inmediatos que la inversion en el sector podria generar, en comparacion con las inversiones en salud o educacion. Con la ventaja adicional que los costos en infraestructura de servicios traian beneficios para los contratistas (Bushnell, 2005).

Posteriormente, con la dinamica de industrializacion latinoamericana y la instalacion de las fabricas de comestibles La Rosa y de Panos Omnes en Dosquebradas, se incremento el asentamiento en territorio biquebrandense, de muchas personas del centro y sur del pais que huian de la violencia bipartidista desatada a partir de 1948 con la muerte del lider popular Jorge Eliecer Gaitan. A partir de este ano en Dosquebradas, el modelo de poblamiento disperso en parcelas campesinas familiares, empezo a transformarse en un asentamiento concentrado a cargo de urbanizadores privados sin ninguna regulacion estatal.

Por ello, el acelerado proceso de asentamiento en Dosquebradas a partir de la segunda mitad del siglo XX, incremento la ocupacion de las areas periurbanas a traves de cinco sistemas de urbanizacion: invasion, construccion por urbanizador privado, urbanizacion mediante loteo y venta por el propietario del terreno, autoconstruccion en lote donado o con venta financiada, y programas institucionales de vivienda de interes social. En estas modalidades de urbanizacion, la mayoria de las residencias no contaron con conexion domiciliaria a los servicios publicos basicos de acueducto, alcantarillado y energia electrica.

Hasta mediados del siglo XX la nacion asignaba recursos a los municipios y departamentos, en forma de auxilios para construccion de acueductos. Despues de 1950, luego de que el pais se declaro en conmocion interior con el asesinato del caudillo liberal, el Gobierno se encargo de atender las emergencias sanitarias que se presentaron en varias zonas del pais, busco garantizar eficiencia administrativa, extender el servicio de acueducto a varias regiones del territorio nacional e implanto medidas legislativas, entre ellas la conversion del Instituto de Fomento Municipal --INSFOPAL--, antes Fondo de Fomento Municipal, e introdujo la modalidad de prestamos para obras de fomento e inversion recuperable en acueductos y alcantarillados.

En Dosquebradas, ante la falta de garantias por parte de los urbanizadores para atender el requerimiento de acueductos, aun en 2005 los habitantes de sectores periurbanos continuaban instalando sistemas comunales para el abastecimiento de agua, pese a que desde 1966 el municipio le viene comprando agua a Pereira y Santa Rosa de Cabal, para atender con el servicio a una proporcion de la poblacion.

Es preciso resaltar que los acueductos comunitarios que siguieron al de La Capilla, consistian en una caneca dispuesta en sector estrategico del barrio y una red de mangueras superficiales de distribucion hasta las viviendas. Esto ha ido cambiando y la infraestructura de la mayoria de acueductos comunitarios en la actualidad se componen basicamente de una bocatoma, un desarenador con sedimentadores o filtros, tanques de almacenamiento, una caseta de cloracion y redes de captacion y distribucion. Su principal caracteristica radica en que los mismos pobladores realizan el diseno y la construccion del sistema de abastecimiento, de manera artesanal en la mayoria de los casos, aprovechando el conocimiento empirico de un grupo de personas del sector, entre quienes siempre existe como minimo un maestro de construccion.

Para la construccion de los acueductos comunitarios los recursos surgen de los aportes que realizan los habitantes del sector que se beneficiara, y el mantenimiento se garantiza con el pago de tarifas unicas por consumo por parte de los usuarios. Ademas de comprar los materiales que requieren las obras de infraestructura, la poblacion aporta mano de obra durante las jornadas de trabajo en la construccion, mediante la practica del convite (4).

El convite es una practica de trabajo voluntario en la que grupos de personas se reunen para la realizacion de labores en obras de beneficio colectivo. Ninguna persona recibe un pago o compensacion monetaria por su trabajo en el convite, porque su ayuda se retribuira posteriormente con el servicio que le preste el sistema de abastecimiento de agua. En las Asociaciones de acueductos comunitarios de Dosquebradas, mediante convites se construyen tanques de almacenamiento, casetas de cloracion y bocatomas, se instalan redes, se realizan labores de reforestacion como siembra y mantenimiento de arboles en la cuenca, limpieza de tanques y arreglo de fugas en las redes de distribucion. Ademas del acueducto, mediante convites, la poblacion tambien pavimenta vias, instala alcantarillados, construye casetas comunales, entre otros.

Para la administracion que requiere el mantenimiento del sistema, los usuarios de los acueductos comunitarios de Dosquebradas, constituyeron inicialmente comites adscritos a las Juntas de Accion Comunal --JAC-- de los barrios. Pero debido a la distribucion indiscriminada de recursos para rubros diferentes al sostenimiento del sistema de acueducto, desde finales de la decada de los noventa, muchos usuarios decidieron independizarse y adoptar la figura asociativa para administrarlos de manera independiente. Por este motivo la Asociacion es la forma organizativa mas frecuente que eligen en la actualidad los pobladores para gestionar colectivamente el servicio de agua para consumo humano.

En Colombia a partir de la decada del setenta, los gobiernos mas que garantizar la universalizacion del servicio buscaron responder a las exigencias del sector financiero internacional mediante las reformas de las instituciones estatales encargadas de gestionar el servicio de acueducto. El Estado central justifico politicamente su actuacion economica desde el modelo de descentralizacion administrativa para permitir el ingreso del capital privado, a traves de la oferta de creditos a las empresas prestadoras del servicio de acueducto. En definitiva, el Gobierno central actuo como promotor del ingreso del capital financiero nacional y extranjero para la financiacion del sector, al limitar su papel a la constitucion y legalizacion de Empresas Publicas Municipales con caracter comercial que contaran con eficientes modelos tarifarios para la prestacion de servicios publicos.

Por tal motivo, entre 1975 y 1985 se presento una epoca de dependencia financiera y debilitamiento de la presencia estatal en el sector acueducto. Para esta decada los municipios se debieron encargar de administrar autonomamente el servicio en sus respectivos territorios a traves de Empresas Municipales de servicios publicos; la construccion de las obras de infraestructura se realizo mediante creditos que otorgo el INSFOPAL y el mantenimiento de cada sistema de acueducto debia garantizarse con ingresos procedentes de tarifas y creditos con el sector financiero. Para el caso de Dosquebradas, la Empresa de Obras Sanitarias de Risaralda --EMPORIS Ltda.-- se encargo de la administracion del servicio, entregando a los habitantes agua que compro a la Empresa Publica Municipal de Santa Rosa de Cabal --EMPOCABAL S.A.--.

Finalmente en el periodo comprendido entre 1986 y 2006, se han producido dos cambios fundamentales que afectan al servicio de acueducto en Colombia. En primer lugar, de ser considerada un bien social que permite la reproduccion de las actividades humanas, se ha pasado a concebir el agua como un elemento escaso y mercantilizable, fundamental para el desarrollo economico del pais. El segundo gran cambio, corresponde a la privatizacion del servicio y la reduccion del papel del Estado en su prestacion. Asi, de un modelo de gestion centralizada en la cual el Estado administraba financieramente el sector y suministraba el servicio de acueducto, se paso a una estructura mercantil en manos de actores privados, bajo el esquema de la descentralizacion administrativa como orientacion politica que legitima el proceso economico.

Si bien del periodo se reconoce el avance en la definicion de una estructura institucional para la gestion de la politica ambiental colombiana con la promulgacion de la Ley 99 de 1993, se debilito la inversion en el sector acueducto con la recuperacion del control por parte del Ministerio de Obras. Lo cual significo recuperar la vision desarrollista del sector agua potable vigente a principios del siglo XX. Ahora ligada nuevamente a un requerimiento de infraestructura para el desarrollo economico, mas que a la concepcion de derecho a la vida y a la salud humana.

Esto sucede porque desde 1994, la gestion gubernamental en el ambito del servicio de acueducto, con la promulgacion de la Ley 142, es el resultado de un proceso concertado entre el Gobierno nacional y la banca internacional, para la privatizacion de las empresas estatales que prestaban el servicio, y del agua como bien natural. Por ello, el modo como se produjo la descentralizacion administrativa en el pais permitio al Gobierno nacional centralizar la toma de decisiones para la distribucion de los recursos economicos destinados a las regiones, y promover la inversion privada en el sector. En este proceso descentralizador, los departamentos y municipios actuaron unicamente como recaudadores de recursos a traves de impuestos locales, que debian contribuir a engrosar las arcas del presupuesto nacional, o destinarse a la cofinanciacion de proyectos de desarrollo regional.

Este proceso se extrapolo localmente con tal precision, que en 1993 cuando aun gobernaba como presidente de la Republica Cesar Gaviria Trujillo, oriundo de Dosquebradas, se creo en este municipio la empresa privada de servicio de acueducto --ACUASEO S.A.--. Y en 1996 al no contar con un sistema de abastecimiento propio, el Gobierno local adecuo la estructura institucional para la prestacion del servicio de acueducto, buscando dar cumplimiento a lo establecido en la Ley 142 de 1994. Para ello aprobo la liquidacion de la Empresa Municipal de Servicios Publicos y creo la Empresa de Servicios Publicos Domiciliarios de Dosquebradas (ESPD) Serviciudad, en forma de sociedad por acciones en la modalidad de economia mixta, para realizar la facturacion del servicio a los habitantes, mediante la distribucion del agua procedente de los municipios de Santa Rosa de Cabal y Pereira.

Y desde mayo de 2004 se constituyo una empresa de economia mixta denominada "Aguas de Dosquebradas" como sociedad anonima de servicios publicos conformada por las alcaldias de Pereira, Dosquebradas, la empresa Aguas y Aguas de Pereira, y Serviciudad. La cual tiene como proyecto piloto la construccion de una planta de tratamiento financiada por la banca nacional e internacional, cuyo principal proposito es monopolizar la cobertura municipal en la prestacion del servicio de acueducto, pese a que por su localizacion y en virtud a los rasgos topograficos del municipio, cuenta con grandes debilidades para entregar agua a todos los sectores de la ciudad.

Por tanto, la perdida de recursos estatales para la inversion publica en acueductos municipales significo debilitamiento de la empresa publica municipal y la entrega de acciones a inversionistas privados en la empresa mixta denominada "Aguas de Dosquebradas". Ahora el Gobierno municipal dificilmente puede mantener su imparcialidad para actuar como regulador en una empresa de la cual es accionista. Opcion que, por el endeudamiento economico que adquirio la empresa, requiere competitividad mercantil y no permite la concertacion complementada o distribucion del servicio por zonas, con las organizaciones que mediante el modelo de gestion colectiva, durante mas de ochenta anos administran sistemas de acueducto en el municipio.

En conclusion, la historia de abastecimiento de agua para una gran proporcion de la poblacion habitante de sectores marginales en el municipio de Dosquebradas mediante la gestion comunal del servicio de acueducto, muestra el aporte significativo que han realizado sus habitantes mediante la autogestion, para la adaptacion del entorno y el establecimiento de condiciones basicas de habitabilidad.

En contraste con lo anterior, la direccion de la politica publica en el municipio y la nacion colombiana para la gestion en el sector acueductos ha mantenido una vision principalmente desarrollista, con manejo centralizado de los recursos estatales en pro del fortalecimiento del sector privado y con limitado apoyo para el desarrollo de alternativas locales, como en el caso de la gestion colectiva del agua mediante la figura de acueductos comunitarios.

La privatizacion por tanto, es el modelo que ha prevalecido a traves de la historia colombiana para la prestacion del servicio de acueducto. A finales del siglo XIX fueron "las pajas de agua" o "permisos" que otorgaron los gobiernos departamentales y municipales como concesiones a las grandes haciendas para la instalacion domiciliaria del servicio de acueducto. Luego, durante gran parte del siglo XX, el Estado busco monopolizar la prestacion de los servicios publicos mediante la inversion subsidiada en el sector, hasta que hacia 1983 la banca internacional presiono al Gobierno nacional para la entrega progresiva del sector a los actores privados y el endeudamiento del Estado para garantizar inversion social, aprovechando entre otros el proceso de descentralizacion administrativa. Por este motivo, la descentralizacion administrativa, la reforma constitucional de 1991 y la Ley 142 de 1994 dieron paso nuevamente a la prevalencia del modelo privado para la prestacion del servicio de acueducto.

Por tanto, en este contexto de mercantilizacion del servicio de acueducto, modelos alternativos como en el caso de la gestion colectiva que permiten el acceso al agua potable para sectores mas desfavorecidos, son percibidos como una competencia e impedimento para el proposito de ampliar la cobertura con fines de rentabilidad economica exclusivamente.

BIBLIOGRAFIA Y DOCUMENTACION CONSULTADA

* Alcaldia Municipal de Dosquebradas. (2002) Informe del Instituto Municipal de Desarrollo. Dosquebradas, Colombia. 15p.

* --. (2004a). Inventario de Viviendas en zonas de riesgo en el municipio de Dosquebradas. Alcaldia de Dosquebradas, Instituto de Desarrollo Municipal, CARDER, Serviciudad, Dosquebradas, Colombia.

* --. (2004b). Plan de Desarrollo "Dosquebradas un proyecto colectivo de ciudad que deja huella 2004-2007". Alcaldia de Dosquebradas, Dosquebradas, Colombia.

* Barco, Virgilio. (1986). Plan de economia social. Plan Nacional de Desarrollo 1986-1990. Departamento de Planeacion Nacional, Bogota, Colombia.

* Barlow, Maude y Clarke Tony. (2004). Oro Azul. Las Multinacionales y el Robo Organizado de Agua en el Mundo. Barcelona-Espana: Ediciones Paidos Iberica, S.A. 417p.

* Betancur Cuartas, Belisario. (1983). Cambio con Equidad. Plan de Desarrollo 1983-1986. Departamento Nacional de Planeacion, Bogota, Colombia.

* Bushnell, David. (2005). Colombia Una Nacion A Pesar de Si Misma: De los Tiempos Precolombinos a Nuestros Dias. Bogota: Planeta Editores.

* Convenio DRI 076/07. (2007). Primer Informe de Avance "Fortalecimiento de Acueductos Comunitarios ubicados en la zona de influencia del Poliducto Puerto Salgar-Cartago en el municipio de Dosquebradas". Ecopetrol, Cruz Roja Colombiana, Asojuntas, Alcaldia de Dosquebradas, Universidad Tecnologica de Pereira, AMAC y ACURD. Dosquebradas, Risaralda.

* Cuervo, Luis Mauricio. (1989). Compendio leyes relacionadas con la prestacion de servicios publicos en Colombia. Bogota: CINEP.

* Gomez Valderrama, Francisco. (1994). Historia y Futuro 1844-1944. Santa Rosa de Cabal. Pereira: Editorial Papiros. 410p.

* Lopez Michelsen, Alfonso. (1975). Para cerrar la brecha. Plan Nacional de Desarrollo 1975-1978. Departamento de Planeacion Nacional, Bogota, Colombia.

* Pastrana Arango, Andres. (1999). Cambio para construir la paz. Plan Nacional de Desarrollo 1999-2002. Departamento de Planeacion Nacional, Bogota, Colombia.

* Pastrana Borrero, Misael. (1972). Las Cuatro Estrategias. Plan de Desarrollo 1971-1974. Departamento Nacional de Planeacion, Bogota, Colombia.

* Turbay Ayala, Julio Cesar. (1979). Plan de Integracion Nacional. Plan Nacional de Desarrollo 1979-1982. Departamento de Planeacion Nacional, Bogota, Colombia.

* Uribe Velez, Alvaro. (2002). Hacia un Estado comunitario. Plan Nacional de Desarrollo 2003-2006. Departamento de Planeacion Nacional, Bogota, Colombia.

* Valencia, Luis Enrique. (1984). Historia de Santa Rosa de Cabal. Manizales: Imprenta Departamental de Caldas.

ENTREVISTA

* Holguin, Jose. 88 anos. Descendiente en cuarta generacion de los primeros aparceros habitantes de Dosquebradas. Entrevistas, 15 y 25 de Febrero de 2006.

ANA PATRICIA QUINTANA RAMIREZ (1)

Manizales, 2009-11-03 (Rev. 2010-05-20).

(1.) Trabajadora Social. Magister en Sociologia de la Cultura. Ph.D en Antropologia Social y Cultural. Actualmente es Profesora Asociada de la Facultad de Ciencias Ambientales de la Universidad Tecnologica de Pereira.

(2.) Jose Holguin. Entrevista, 15 de febrero de 2006.

(3.) Jose Holguin. Entrevista, 25 de febrero de 2006.

(4.) El convite es un termino derivado del latin que significa banquete. "El mestizaje de America le dio una nueva acepcion como forma de trabajo comunal propiamente dicho, asimilandolo al hecho de que a aquel a quien se convida durante su dia libre, asiste por si mismo, de manera voluntaria, solidaria y automotivada para participar activamente, incluso con sus propias herramientas" (Convenio DRI, 2007, p.1).
COPYRIGHT 2010 Universidad de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Quintana Ramirez, Ana Patricia
Publication:Luna Azul
Article Type:Report
Date:Jan 1, 2010
Words:4623
Previous Article:"Praeizar" el proyecto educativo institucional: una alternativa para incluir la dimension ambiental en la educacion basica y media.
Next Article:La vivienda rural. Su complejidad y estudio desde diversas disciplinas.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters