Printer Friendly

La frontera que vino del norte.

La frontera entre Mexico y Estados Unidos, esa realidad compleja y abstracta que algunos han llamado Mexamerica, vuelve a ser hoy una herida abierta que supura todo el pus de la nacion mexicana. Y como el titulo de este libro (1) apunta con el dedo a los vecinos del norte, acusandoles de complices o demiurgos en la sombra de esta realidad fronteriza, debemos reconocer que la frontera tambien supura a ambos lados de la linea el pus de la nacion caput mundi (2). La frontera que vino del norte presenta el escenario en que se desarrolla hoy la vida economica, cultural y politica de una region en constante derramamiento de sangre. No es un libro sobre las ciudades fronterizas, sino una obra sobre la reflexion politica, cultural y economica que subyace bajo la vida diaria de esta enorme franja de tierra que obliga a los dos paises a fingir relaciones de buena vecindad.

[ILUSTRACION OMITIR]

La frontera, como bien senala Gonzalez Herrera, va mucho mas alla de una division politica llevada a cabo mediante una linea imaginaria (3), sino que es un territorio cultural y moral que se construye dia a dia por medio de un proceso de osmosis. Sus vinculos son mas profundos de lo que a simple vista podria entenderse, ya que, al contrario de lo que sucede en otras fronteras del mundo, ambos paises son representantes de la civilizacion occidental. La frontera, nos recuerda el autor citando a Turner, se construyo a la par que se construia un espacio mitico magnificado por la cultura popular del siglo XX (la conquista del oeste), que, como no podia ser menos, banalizo aquel teatro de operaciones reduciendo al minimo las consecuencias que tuvo para los indios nativos y los vecinos del sur. La llamada epica del western (que tuvo sus grandes "cantores de baladas" en la literatura y el cine) creo tambien paradigmas y estereotipos que viajan en el tiempo, en palabras de Gonzalez Herrera, "la invencion de un territorio virgen y vacio colonizado gracias al arrojo, el espiritu pionero y la vision de futuro de hombres blancos" (p. 30). Quiero enfatizar aqui los adjetivos "virgen y vacio", ya que, desgraciadamente, vuelven a aflorar en las conclusiones de este libro iluminador, pero ahora como conceptos atribuibles a la vision del centro de Mexico con respecto a la frontera: "El caracter periferico y marginal que se le ha dado a la region en el proyecto de construccion nacional, desde el siglo XIX, ha promovido la imagen de espacio vacio y donde todo, o casi todo, se vale" (p. 258). Periferico. Marginal. Vacio. Salvaje. La conclusion solo puede ser una: la frontera sigue siendo, en el imaginario colectivo de mexicanos y estadounidenses, un territorio mitico que goza de buena salud, ya que la cultura popular sigue insistiendo en el caracter sordido y peligroso de la vida alli. Es decir: la border deja de ser border para transformarse en frontier; la linea imaginaria deja de ser frontera fisica para transformarse en teatro de exploraciones del alma humana en territorios sin ley donde todo es posible. Gonzalez Herrera desarrolla muy bien la diferencia entre ambos vocablos en el primer capitulo de su libro (pp. 29-41).

La frontera que vino del norte quedo marcada para siempre a partir del tratado de Guadalupe-Hidalgo (1848), en el que Mexico perdio dos millones de kilometros cuadrados. Yo, a manera de juego, completaria el significado del titulo indicando que esa perdida territorial y su consecuente frontera impuesta vinieron a estrellarse contra la frontera que vino, no del sur, sino del centro, ese Mexico centripeto que, todavia hoy, recuerda tanto al viejo Saturno mientras devora a sus hijos. Hay que agradecerle a Gonzalez Herrera el recordamos que no toda la culpa de los problemas de la frontera se deben al vecino del norte, abusador y poderoso, sino tambien al desinteres y absoluto desprecio que ha existido en el centro de Mexico por sus regiones fronterizas. Este nativismo, este eugenismo, este racismo sin signos de interrogacion, es analizado en la ideologia estadounidense por el autor en el capitulo 3 (pp. 57-64), y el lector sabra ver en que medida estas teorias han prosperado en un pais como Mexico, donde, desde el centro, se ningunea la personalidad del norte que ha logrado una simbiosis especial con la cultura norteamericana, a lo que, en buena medida, han contribuido la nefasta centralizacion del pais y el desinteres por su frontera norte.

La construccion de la frontera como espacio mitico en el imaginario colectivo global goza de buena salud, y quien lea este libro encontrara muchas de las claves que hoy torturan a una region abandonada por todos a su destino. La obra de Carlos Gonzalez Herrera hace un repaso, no tanto de la historia de la frontera, sino de la historia de la percepcion de la frontera en ambos lados de la cicatriz divisoria. Solo desearia que hubiese abordado el tema de la industria maquiladora, fuente laboral de gran importancia para la zona, que genero riqueza de la que estas ciudades nunca se beneficiaron y que no supo traducirse en mas cultura y mejores condiciones de vida para sus habitantes. Las consecuencias de la frontera que no solo vino del sur, sino que vampiriza el centro, estan hoy en la primera plana de todos los periodicos. Y en comics, novelas, peliculas que gozan de fama y distribucion internacional, proporcionando una imagen de la frontera como espacio mitico del que los principales responsables politicos harian bien en avergonzarse. Si tuvieran verguenza.

(1) Carlos Gonzalez Herrera, La frontera que vino del norte, Taurus/Colegio de Chihuahua, Mexico, 2008.

(2) "El territorio fronterizo sigue siendo, en mas de un sentido, el espacio que nos separa del vecino poderoso y abusivo", p. 258.

(3) "La legislacion migratoria de Estados Unidos fue pensada en los puertos maritimos y no en la frontera de Mexico, cuyos limites son fundamentalmente imaginarios" (Cita de F. W. Berkshire, Inspector de inmigracion en El Paso, p. 85).

Ricardo Vigueras Fernandez (Murcia, Espana). Espanol, doctor en Letras Clasicas por la Universidad de Murcia. Su mas reciente libro es Breve Introduccion a la novela policiaca latina (2009). Residente en la frontera norte de Mexico, es profesor de la Universidad Autonoma de Ciudad Juarez.
COPYRIGHT 2009 Confluencia, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2009 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vigueras, Ricardo
Publication:Archipielago
Date:Oct 1, 2009
Words:1151
Previous Article:Las barreras estructurales a la reforma migratoria.
Next Article:Un paisaje de la desolacion: despues de la lectura de La Guerra de la sed, de Guadi Calvo.

Terms of use | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters