Printer Friendly

La formacion del espacio en la Zona Sur del Lago de Maracaibo: una aproximacion a su estudio.

Space formation in the Sur del Lago de Maracaibo area: An approach its study

1. Introduccion

Conferirle historicidad a la evolucion del espacio y del poblamiento en la Zona Sur del Lago de Maracaibo, desde antes de la colonia, hasta epocas relativamente recientes, tratando de ubicar dicho espacio en un determinado regimen, el cual, a su vez, se debe corresponder con una organizacion economica, social y familiar particular, es decir, con una formacion socioeconomica especifica, es un reto no solo dificil y muy ambicioso, sino que supera el objetivo de este ensayo.

Por otra parte, cualquier esfuerzo en ese sentido, requiere reconstruir dentro de una perspectiva temporo-espacial, lo que habria sido la panoramica de las sociedades antiguas en la region, sus patrones de asentamiento, sus sistemas de subsistencia, sus medios de circulacion y sus relaciones con las poblaciones cercanas; en fin, seria reconocer la forma como se insertan, en cada momento del proceso historico, las distintas formaciones sociales a un modo de produccion determinado.

A su vez, esa perspectiva, como bien lo expresa Delgado (1981), no implica necesariamente una evolucion lineal ni una continuidad per-se de procesos y formas espaciales. Por el contrario, dicha perspectiva surge, se modifica, se desintegra e incluso desaparece de acuerdo al funcionamiento de un modo de produccion dominante, relacionado con modos de produccion no dominantes. Logicamente, esa especificidad evolutiva, responde a patrones regionales, nacionales y extranacionales estrechamente mancomunados y a fuerzas externas e internas que los determinan en los diferentes momentos historicos.

Advertida toda esa serie de dificultades, aunadas al hecho, tal como lo observa Vargas Arenas (1990), de que el sur de la cuenca del Lago de Maracaibo es una de las regiones con mayor vacio bibliografico, tanto en terminos geograficos como historicos, en lo que se refiere al conocimiento sobre las sociedades antiguas que poblaron la region durante el periodo pre-hispanico y, al mismo tiempo, conscientes de que no ha sido nunca nuestro proposito innovar y formular una propuesta teorico-metodologica acabada; bastenos con intentar un esquema que nos permita delinear someramente el perfil del espacio surlaguense, en diferentes momentos historicos, fundamentandonos basicamente en la implantacion del poblamiento, sus actividades productivas y sus medios de circulacion, entendidos esos tres elementos como puntuales en la organizacion del espacio. De hecho, ese seria el objetivo central del trabajo.

Bajo esa optica, es oportuno senalar que, al menos en la primera parte del trabajo, nos apegamos a la periodizacion utilizada por diversos autores, entre otros: Acosta Saignes, 1954; Cardozo, 1965; Chaves Vargas y Vivas, 1972; Chaves Vargas 1992, 1998; Vargas Arenas, 1990; Delgado Delgado 1978, 1981; Sanoja y Vargas, 1978; etc., quienes presentan como denominador comun cierta homogeneidad temporal en cuanto a dicha periodizacion. En efecto, se ensaya a continuacion el esquema evolutivo propuesto, corriendo incluso el riesgo de incurrir en un boceto reduccionista, ya que en todo momento solo se hara referencia a lo acontecido en el area sur del lago de Maracaibo, omitiendo la relacion de lo alli acontecido con la evolucion seguida por el espacio en lo que hoy son la Region Zuliana y la Region de Los Andes e inclusive en Venezuela, es decir, se prescinde conscientemente de examinar patrones regionales, nacionales y extra-nacionales, sin que por ello se niegue dicha relacion.

2. La Zona Sur del Lago de Maracaibo

Antes de proseguir es preciso puntualizar, en primer lugar, que este ensayo forma parte de un trabajo mas amplio y constituye un requerimiento, para posteriormente, estudiar la distribucion espacial de la poblacion en la Zona Sur del Lago de Maracaibo, en funcion de su representacion cartografica, valga decir, previo a dibujar dicha distribucion, es preciso acotar como se formo ese espacio, donde luego se asento la poblacion alli ubicada.

En segundo lugar, es necesario especificar que para efectos de este estudio, se entiende como Zona Sur del Lago de Maracaibo, la misma area que previamente se determino en 1983, cuando adelantamos el proyecto "Dimension espacial de los procesos socioeconomicos: Zona Sur del Lago de Maracaibo".

En ese entonces, se delimito la Zona bajo criterios fundamentalmente politicos y fisiograficos asi como tambien, de uso de la tierra y predominio de las actividades productivas basicas: la produccion ganadera y la produccion platanera. En efecto, se definio la Zona Sur del Lago de Maracaibo, como ese extenso territorio, localizado al norte de los estados Tachira, Merida y Trujillo y al sur del estado Zulia, especificamente al sur del lago de Maracaibo, con una extension, alrededor de un millon ciento noventa y dos mil quinientas hectareas (1.192.500 ha), comprendida entre los valores altitudinales de cero metros en la linea de la costa del lago y doscientos cincuenta metros de altitud, referidos a una curva de nivel dentro de la unidad paisajistica de piedemonte en su parte baja, correspondiente a la vertiente norte de la cordillera de Merida. En direccion NE el limite esta definido por el rio Poco y hacia el SW el lindero lo marca el trazado internacional con Colombia. En su totalidad la Zona Sur del Lago de Maracaibo esta emplazada dentro de la llanura aluviolacustre del lago de Maracaibo. Desde el punto de vista politico-territorial, a dicho ambito se le adjudico su configuracion espacial, bajo la division politico-administrativa vigente para el Censo General de Poblacion y Vivienda, 1981.

Replanteados nuevamente los mismos criterios de delimitacion y advertidos que el area tiene igual referencia espacial en cuanto a su extension superficial, solo que ahora la division politico-territorial se ajusta a la modificacion de la Ley de Reforma Parcial de la Ley Organica de Regimen Municipal, refrendada en el mes de junio de 1989, se considera como Zona Sur del Lago de Maracaibo, a los fines de este articulo y para el ano 2001, toda esa vasta extension conformada por parte de los estados Merida, Tachira y Zulia, cuya configuracion se especifica a continuacion: Estado Merida: parroquias Presidente Betancourt, Presidente Paez, Presidente Romulo Gallegos, Hector Amable Mora, Jose Nucete Sardi y Pulido Mendez del municipio Alberto Adriani; los municipios Obispo Ramos de Lora y Caracciolo Parra Olmedo; la parroquia Capital y la parroquia Independencia del municipio Tulio Febres Cordero y; la parroquia Capital del municipio Julio Cesar Salas. Estado Tachira: municipios Garcia de Hevia y Panamericano; la parroquia Capital y la parroquia Bocono del municipio Samuel Dario Maldonado. Estado Zulia: municipios Catatumbo, Colon, Francisco Javier Pulgar, Jesus Maria Semprun y Sucre.

3. Evolucion de la formacion del espacio en la Zona Sur del Lago de Maracaibo

Para el area sur del lago de Maracaibo, segun Chaves Vargas y Vivas (1972), hay cierto acuerdo en afirmar que para la epoca prehispanica (primera parte del siglo XVI), la ocupacion del espacio en una primera fase conto con el establecimiento de los llamados grupos pre-arawacos: colectores, cazadores y pescadores. En la segunda fase, tribus de la familia linguistica arawaco, se mezclan con los primitivos recolectores y pescadores occidentales. En ese mismo orden de ideas, Vargas Arenas (1990), afirma que, para esa fase, historicamente la region fue testigo de interesantes y complejos procesos, tales como la aparicion de las formas sociales mas antiguas (cazadores-recolectores) y la coexistencia, en menor escala, del modo de produccion teocratico, correspondiente a los agricultores superiores de procedencia andina, tales como los timotocuicas, aunque ese modo de produccion no dejo mayor huella en el espacio surlaguense.

La organizacion social de los grupos derivaba en un estado economico de subsistencia, asentado en comunidades con cierto grado de aislamiento, semipermanente y sedentario, fundamentado principalmente en la caza y en la pesca y, en menor proporcion, en el cultivo de la yuca amarga. Las relaciones sociales de produccion eran muy simples, estructuradas sobre la base de una economia natural y en formas primarias agricolas. En las conexiones de distribucion, privaban las vias naturales, limitadas fundamentalmente al entorno aldeano.

A la llegada de los espanoles (Chaves Vargas y Vivas, 1972), el area sur del lago de Maracaibo estaba ocupada basicamente por aquellos grupos recolectores y pescadores del lago de Maracaibo que hablaban dialectos arawacos. A pesar de que la conquista en Venezuela se inicio en los territorios insulares por el noreste (Cubagua: 1500) y hacia el sur de los Llanos Occidentales comienza en el ano 1576, en el sur del lago de Maracaibo la dominacion espanola surge a partir del ano 1592, con la fundacion de la villa San Antonio de Gibraltar. Ello permite afirmar que durante todo el siglo XVI, la mayor parte del territorio surlaguense, continuo bajo el dominio indigena.

En la opinion de Briceno Monzon (2005), quien enfoca su estudio bajo la concepcion de region historica, entendida como un espacio con su respectiva delimitacion geografica y su propio proceso historico, el sur del lago, desde los inicios de la conquista y la colonizacion espanola, constituyo una comunicacion clave en el proceso de circulacion e intercambio con la region geohistorica de los Andes. Agrega el mencionado autor que esa red geografica de circulacion entre las regiones altas andinas y el sur del lago, sujeta a circunstancias geograficas, utilizo los valles formados en las depresiones de los principales rios (Mocoties, Grita, Chama, Escalante, etc.) y dio inicio al proceso de estructuracion de vias, desde la cordillera de Merida hasta la cuenca sur del lago, configurandose una red de rutas terrestres y acuaticas a lo largo de dichos rios. Una vez estructurada, reforzo la antigua malla de caminos y constituyo el tejido donde se fue ubicando y reubicando el poblamiento.

Bajo la optica de Parra Grazzina et al. (2008), a dicha red hay que agregar la funcion cumplida por las recuas. En efecto, los caminos de recuas constituyeron la via terrestre de mayor cobertura geografica y de circulacion de bienes. En palabras de la autora, su papel fue mas alla, cuando afirma que terminaron sustentando una relacion historica y geografica en un area mayor que el propio sur del lago.

Durante el siglo XVII, se inicia el desarrollo de la agricultura comercial, constituyendose el cacao en el sur del lago de Maracaibo, en uno de los primeros y principales productos coloniales de exportacion. No obstante, Chaves Vargas y Vivas (1972), nos advierten que el siglo XVII es mas una etapa de consolidacion de los territorios colonizados que de expansion de la colonizacion. Por otra parte, Sanoja y Vargas (1978), al contacto entre en la economia y la cultura colonizadora espanola y los grupos sociales indigenas con su respectiva economia y cultura, le denominan indistintamente modo de produccion indohispanico. Sin embargo, los mismos autores reconocen que en el sur del lago, durante todo el siglo XVII y hasta postrimerias del siglo XVIII, las areas de produccion indohispanicas constituidas por los cazadores, pescadores y recolectores, no deberian considerarse como parte integrante de la formacion economica social indohispanica, sino como areas donde algunos elementos transculturizantes modificaron en parte la economia indigena, manteniendose la estructura socioeconomica prehispanica, sin ocurrir una integracion total al modo de produccion indohispanico.

Sanoja y Vargas (1978), senalan que, dentro de ese modo de produccion, insertado en una formacion colonial, la economia tenia un caracter autosuficiente, hasta el momento en que la agricultura de productos tropicales se fundamento en la apropiacion de tierra por parte de algunas familias, generandose la modalidad del trabajo esclavo. A su vez, la circulacion, fundamentalmente de bienes alimenticios, continuaba a traves de las redes de intercambio ya existentes para el momento del contacto, simbolizadas por esa marana de canos y rios que surcan el sur del lago y el papel que desde su fundacion a finales del siglo XVI y durante el siglo XVII venia cumpliendo Gibraltar, como sitio de trasbordo entre Los Andes y Maracaibo.

Durante el siglo XVIII el aporte agricola en la economia venezolana se baso fundamentalmente en los denominados productos coloniales. En el sur del lago de Maracaibo se introdujo ampliamente el cultivo del cacao. Como en todas las regiones donde se desarrollo la agricultura colonial, la plantacion esclavista genero la modalidad del trabajo esclavo. Es asi como durante la primera parte del siglo XVIII cobra mayor significado en el espacio surlaguense la trata negra, con la traida de esclavos africanos, particularidad que sutilmente se habia iniciado a finales del siglo XVII.

De hecho, afirma Chaves Vargas (1998), que las primeras regiones cacaoteras venezolanas, son las que hoy tienen mayor expresion de poblacion negra, caracteristica que se puede hacer extensiva a los antiguos centros productores de cana de azucar. Al mismo tiempo, nos refiere Chaves Vargas (1998), la formacion economica y social colonial vigente durante buena parte del siglo XVIII, resulta de la accion del capital comercial sobre la economia colonial, creando el desarrollo de la agricultura de exportacion, un excedente que se acumula en manos de una clase terrateniente: los blancos criollos. A su vez, dentro de la formacion colonial el modo de produccion dominante es el capitalismo mercantilista basado en la hacienda esclavista y, el cacao en el Sur del Lago de Maracaibo se constituye en la base principal de ese modo de produccion. Areas de hacienda, en menor importancia tambien se ubicaron alli, a modo marginal, en el mismo espacio ocupado por las plantaciones explotadas por mano de obra esclava.

Segun Brito Figueroa (1973), el regimen esclavista se inicia con trescientos negros que se ocupan fundamentalmente en las plantaciones de cacao, en las haciendas de Gibraltar y sus alrededores, lo que hace que ese pueblo conserve su posicion de primacia dentro de la Zona durante la primera parte del siglo XVIII, no solo por la implantacion del cultivo del cacao y posteriormente del tabaco, sino tambien, por su condicion de puerto de embarque y transbordo de esos productos, provenientes de Barinas y del sur del lago.

En la segunda parte del siglo XVIII (Chaves Vargas y Vivas, 1972), se incorporan al proceso de circulacion, mediante la movilizacion y el transbordo, los puertos situados sobre los rios Escalante, Catatumbo y Chama y ocurre la implantacion de algunos centros poblados en el sur del lago (Santa Maria: 1773; Encontrados: 1778; San Carlos del Zulia: 1781). Santa Maria cumpliria funciones portuarias y de transbordo de algunas mercancias procedentes de los Andes. Encontrados, San Carlos del Zulia y Santa Barbara fungirian, respectivamente, el primero como el lugar de transbordo de Santa Fe de Bogota, ya que alli operaba la Aduana del Catatumbo y los dos segundos como sitios de transbordo de mercancias de La Grita y San Cristobal; mientras que Santa Cruz del Zulia constituia un paraje de paso hacia Santa Barbara.

Finaliza el siglo XVIII, como bien lo expresa Delgado Delgado (1978), con un proceso de ocupacion del territorio que no termina alli, sino que se complementa con la fundacion de pueblos y el alargamiento y la ampliacion de las rutas que antiguamente sirvieron a la actividad comercial de los aborigenes, cumpliendose ahora funciones de conectividad interna entre centros poblados e insertando cada vez mas el espacio surlaguense en la economia externa, dada la dominancia comercial de las funciones portuarias.

En Venezuela, el siglo XIX fue escenario de numerosos cambios historicos, economicos y politicos que incidieron notablemente en el devenir del pais y logicamente en la conformacion del espacio a nivel nacional. En efecto, es comun afirmar que a principios de siglo, la sociedad colonial entro en crisis. Dicha crisis tambien afecto al sistema de plantacion esclavista y en muchas regiones lo sustituyo por el latifundio semi-feudal, basado en el peonazgo y la aparceria, como formas sustitutivas de la esclavitud.

En el sur del lago de Maracaibo, en los albores del siglo XIX, (Cardozo 1965), Bobures alcanza la primacia de los pueblos de la region y desplaza a Gibraltar, localidad que desde la segunda parte del siglo XVIII venia perdiendo jerarquia, dadas las repetitivas incursiones indigenas y las contiendas piratas que continuamente lo azotaban. A medida que se introduce el cultivo de la cana de azucar y se establecen algunos ingenios destinados a su procesamiento, Bobures aumenta aun mas su cuantia poblacional, al adicionar poblacion negroide esclava que se desplazo hacia sus zonas aledanas, proveniente de las plantaciones de cacao abandonadas en los alrededores de Gibraltar

Igualmente, senala el mismo autor que, la produccion de cacao disminuida desde mediados del siglo XVIII, la importancia que cobra el cultivo de la cana de azucar y la incipiente siembra de pastos, perfilan el sur del lago bajo nuevas modalidades de uso agricola y pecuario e incorporan en proporcion cada vez mayor la figura del terrateniente criollo, fortaleciendose la aristocracia nativa, reforzada con estratos de comerciantes europeos, sobre todo en los puertos de exportacion y manteniendose restos de esclavitud hasta 1854, ano en que se decreto su abolicion. Todo ello conllevo al resurgimiento de la actividad comercial, la cual continuo contando con el predominio de las vias de comunicacion lacustre y fluvial. Para ese entonces, en el sur del lago de Maracaibo, los rios Escalante, Zulia, Catatumbo y Grita, conformaban la red fluvial, aunada a la via lacustre y a la comunicacion terrestre, fundamentada principalmente en caminos de paso de hombres y bestias de carga. Ese era el marco comunicacional de la cuenca sur del lago de Maracaibo y el eje que permitia el flujo de personas y mercancias entre los Andes, los puertos fluviales y lacustres y Maracaibo, puerto de adosamiento con el exterior.

Por otra parte, al capital invertido de la oligarquia agroexportadora se suma la magnitud alcanzada por el capital extranjero en la economia del pais, a pesar del decaimiento del cacao. Dicho incremento se expreso a traves de otros cultivos: el cafe, al consolidarse como producto de exportacion y alcanzar valor de 'frutooro' y el significado alcanzado por el trigo y el tabaco a nivel regional, tal como lo expresa Cardozo (1965), ejercieron accion de primer orden, cobrando vigor el capital extranjero como elemento de insercion externa en la organizacion del espacio. En efecto, nos lo recuerda Malave Mata, (1975:120), "hacia 1830 se establecen en Venezuela, entre otras, las casas comerciales Boulton, Blohn, Fleury, Dalton, Bliss, Paoli, Graft, Brandt, etc., vinculadas a capitales y corporaciones europeas, principalmente inglesas, alemanas y francesas".

El sur del lago no escapa a la insercion del capital extranjero. Insiste Cardozo (1965), que en el ano 1837, sesenta inmigrantes alemanes inician la explotacion del cedro, la caoba, el algarrobo y el laurel, especies valiosas de la flora surlaguense. Ademas, una vez instaladas en Maracaibo las firmas Van Dissel (1857), Montavio & Minlos (1860), Roncajolo & Cia. y H.L. Boulton, ambas alrededor de 1860-1865, la actividad de importacion y exportacion de mercancias se incremento en el sur del lago, asi como tambien, su funcion portuaria, mas aun, a medida que la produccion agricola, lease cafe, aumentaba en la cordillera. En efecto, las relaciones sociales de produccion de tipo mercantilistas, se vieron afianzadas por conexiones de circulacion de enlace con el exterior que permitian el flujo de mercancias, desde los lugares de produccion a los sitios de transbordo.

Retomando a Parra Grazzina, (2008 et al.) fue el modelo economico liberal venezolano el factor estructural que, al favorecer la incursion de capital extranjero orientado a la explotacion agricola y a la especializacion productiva, requirio integrar con mayor eficacia los centros productores de materia prima con los mercados europeos, encontrando en las tierras planas un medio propicio para el establecimiento del ferrocarril; constituyendose en la mayor inversion economica en la Venezuela del siglo XIX, sin haber alcanzado, en la opinion de la autora, mayor impacto economico y social. En cambio, segun sus propias palabras, resulto una innovacion, y dejo una impresion cautivadora, construyendo tal vez nuevas relaciones entre las gentes y sembrando la idea de progreso.

No obstante, finalizando el siglo XIX, el repunte logrado por la actividad comercial y la formacion de una burguesia embrionaria de tipo comercial, el exito alcanzado por la produccion cafetalera y el aumento de las operaciones de exportacion requirio, primero, mayor apoyo del transporte fluvial y mas eficacia de las vias de comunicacion y luego, la utilizacion de la maquina de vapor en el transporte ferroviario. Fue asi, como el sur del lago vio surgir en su espacio una seccion del incipiente sistema ferrocarrilero que se iniciaba en Venezuela. Dicha seccion cubria la ruta Santa Barbara-El Vigia y Encontrados-La Fria-Estacion Tachira. En consecuencia, nos refiere Chaves Vargas y Vivas (1972), las mercancias se transportaban por caminos desde los valles interiores hasta los sitios de transbordo en el piedemonte (El Vigia, La Fria, Estacion Tachira); de alli eran transportadas por ferrocarril a puertos fluviales (Encontrados en el Catatumbo, Santa Barbara en el Escalante o lacustres, La Ceiba). Proseguia luego el transporte en embarcaciones a vapor hasta Maracaibo, el puerto de exportacion.

Delgado Delgado (1981) afirma que alrededor del ano 1896, se construye la primera linea del llamado Gran Ferrocarril del Tachira, la cual unia a Encontrados con La Fria y Colon. Posteriormente, iniciandose el siglo XX, en 1909, se construyo la linea del ferrocarril El Vigia-Santa Barbara del Zulia. Ambas lineas, constituyeron hasta el ano 1924, un canal de actividad agrocomercial que giraba en torno a dos ejes, los cuales rebosaban el sur del lago en cuanto a territorio servido, ya que el primero integraba el transporte de mercancias entre San Cristobal-La Grita-Encontrados-Santa Barbara y el segundo cubria el trayecto El Vigia-Santa Barbara, pero transportaba toda la produccion cafetalera proveniente de Tovar, Santa Cruz de Mora y Mesa Bolivar. De esa manera, el ferrocarril reforzo las comunicaciones fluviales y lacustres y privilegio la funcion portuaria. A su vez, tambien expresa Delgado Delgado (1981), las estaciones del ferrocarril, al usar los puntos de convergencia de rutas como lugares de transbordo, propiciaron la configuracion actual del espacio, dentro de un modelo de economia fundamentalmente agroexportadora.

Al iniciarse el siglo XX otras facetas contribuyen a tipificar la organizacion del espacio en el sur del lago. El cultivo de la cana de azucar continuo su incremento revelado desde mediados del siglo anterior, fundamentalmente en los entonces distritos Colon y Sucre, ubicandose primero en los margenes de los rios y posteriormente a lo largo de las vias ferreas. San Carlos del Zulia, Gibraltar, Bobures y El Batey constituyen testimonio del auge canero; llegandose incluso a establecer ingenios para su procesamiento. Por ello, en la opinion de Delgado Delgado (1981), es comun afirmar que la muestra mas evidente del emporio canicola, fue la creacion del Central Venezuela, en El Batey, en el ano 1913 empresa, en principio, constituida fundamentalmente por capitales curazoleno y norteamericano, bajo la denominacion "The Venezuela Sugar Company", dotado de una via ferrea hasta el lago, de quince kilometros de extension y un muelle para el transporte de los productos del Central.

Segun el informe producido por el MARNR (1978), la cana de azucar progresivamente fue desapareciendo, de forma mas notoria, a partir de 1920, a pesar de haberse mantenido el Central hasta el ano 1952. La misma publicacion senala que la carencia de mano de obra y el bajo grado de concentracion de glucosa obtenido, fueron las principales razones de su mengua. Al mismo tiempo, tambien advierte que la desaparicion del cacao en el sur del lago, la provoco un "ataque de monilia roreri". Ante el decaimiento del cacao y de la cana de azucar, el cultivo del platano iniciado para la misma epoca, ocupa el lugar de primacia dentro de la economia surlaguense. No obstante, alrededor del ano 1900, con la introduccion del pasto para, se habia iniciado el desarrollo ganadero.

Los primeros veinte anos del siglo XX, constituyen un periodo en donde la armazon hacendista, fundamentada en los rastros cacaoteros mas el advenimiento de la cana, el platano y el ganado criollo, determinan la estructura productiva de la region, con marcados visos tradicionales, modelo que es factible sustentar hasta cerca de 1920. Coexistiendo con el aludido modelo, comienza a gestarse un complejo proceso que incorpora nuevos elementos de diversa indole, pero de orden fundamentalmente estructural. En consecuencia, el curso de transformaciones que afecto el desarrollo de la agricultura en Venezuela en la decada de los anos veinte, no escapa al sur del lago, tal como lo expone Prato Barbosa (1988). Bajo esa optica, y en lo que se refiere a esta area, la implantacion de la forma productiva capitalista, se inicia en la decada de los anos 30, por la via de la colonizacion y bajo iniciativa de grupos privados, utilizando en principio sus propios recursos. Luego, ocurre la expansion de la frontera agricola a partir de la ocupacion de nuevas tierras en donde el asentamiento de poblacion y la constitucion de las unidades de produccion, requirio de un proceso de acumulacion primaria. Dicho proceso se fundamento en el establecimiento de la actividad ganadera y se cimento en relaciones laborales familiares, jornaleras e incluso faenas forzadas, combinadas con el trabajo asalariado.

Ese proceso de acumulacion primaria se vio favorecido por la concentracion de la propiedad de la tierra, la cual permitio ampliar y consolidar el desarrollo capitalista en menoscabo de las unidades de produccion familiar, bajo modalidades como la compra-venta, desalojo de colonias y el agrandamiento de las propiedades iniciales.

Continuando bajo la perspectiva planteada por Prato Barbosa (1988), la forma productiva capitalista se afianzo aun mas, entre otras razones, por el desarrollo de la Region Zuliana, la sucesion de la ampliacion y reproduccion de las fincas, la existencia de las vias ferroviarias, fluviales y lacustre y la instalacion de un mercado local y regional para los productos y subproductos de la actividad ganadera. En ese sentido, hay que resaltar el desarrollo alcanzado por la agroindustria lechera en el sur del lago. En efecto, los primeros lactuarios se establecieron en la decada de los anos 20 por iniciativa de los mismos productores con capital local. Luego, en la decada de los anos 40, el estado incentiva la instalacion de la planta pulverizadora Indulac del consorcio Nestle, decision que incorpora capital extranjero y conlleva en la decada de los anos 50 a expandir la agroindustria, al instalarse nuevas pulverizadoras y pasteurizadoras de leche. Tambien se diversifica el capital, iniciandose la politica crediticia del estado, enfocada a mejorar las unidades de produccion y a incrementar la productividad empresarial.

A esta altura del ejercicio por tratar de reconstruir la evolucion del espacio, podriamos adelantar una conclusion previa, en el sentido de afirmar que, finalizada la primera parte del siglo XX, la actividad agroindustrial, ligada a la produccion de leche y sus derivados, termina de imprimirle su determinacion al proceso de evolucion historica del territorio surlaguense para ese momento, es decir, alrededor de 1950, aunque su desarrollo interno continuaba siendo diferenciado, puesto que, al oeste, entre los rios Zulia y Escalante predominaba la cobertura selvatica, con algun desarrollo agropecuario en las margenes de dichos rios, desarrollo que lentamente fue en expansion; mientras que entre los rios Escalante y Chama, el avance de fincas agropecuarias le conferia mayor uniformidad al territorio ocupado.

Asimismo, al ubicarnos en el ano 1950, ya se puede precisar con mayor propiedad un espacio que hasta ese entonces, no habia sido bien definido; valga decir, se fue configurando con base a grandes trazos, producto de hechos, lease, acontecimientos que determinaron formaciones con algun grado de tangibilidad, moldeada por cambios estructurales, fundamentalmente de orden socioeconomico, pero aceptese tambien que, dicha configuracion, se planteo a modo etereo, como imaginandola, pero sin pintarla.

Con la intencion de darle mas cuerpo a ese espacio, para 1950 es factible reconstruirlo, con mayor propiedad, de modo mas tangible, confiriendole superficie y poblacion, delimitandolo politica y territorialmente, bajo las primarias disposiciones de ley y la informacion censal del momento; es decir, otorgandole jurisdiccion y reconociendole historicidad. En ese sentido, para el ano 1950, la denominada Zona Sur del Lago de Maracaibo estaria constituida por catorce entidades municipales, segun la categoria politico-territorial y administrativa vigente para dicho ano; cinco correspondian al estado Merida, dos a Tachira y siete a Zulia. Dicha Zona estaba emplazada en la llanura aluvial del lago de Maracaibo, cubriendo una extension, alrededor de un millon, ciento noventa y dos mil quinientas hectareas y albergando una poblacion de ciento cuatro mil doscientos ochenta y dos habitantes. Demograficamente, ese espacio era rural, pues solo cuatro centros poblados sobrepasaban los 2.500 habitantes, pertenecian al estado Zulia y sumaban una poblacion urbana de 16.354 habitantes, es decir, escasamente 16%, correspondiendo el 84% restante al entorno rural.

El periodo comprendido entre 1950 y 2000, abarca parte del tiempo requerido para que el curso de la colonizacion termine de cumplirse y la evolucion de la formacion del espacio se consolide en la Zona Sur del lago de Maracaibo. Tambien es el lapso cuando dicha Zona alcanza su incuestionable importancia economica, dentro de las regiones Zuliana, los Andes y el pais. De hecho, tal como lo afirma Rojas Salazar (1984), en los primeros treinta anos de ese lapso experimenta un crecimiento sostenido e ininterrumpido de las actividades economicas vinculadas con el sector agropecuario, posicion que confirma e incluso se acentua a partir de 1980.

Todo ese conjunto de hechos que ocurrieron en el sur del lago entre 1950 y 2000, continuaron siendo en primacia de indole estructural y de naturaleza fundamentalmente economica, agregandose algunos de orden tecnico, los cuales se asumieron con la intencion primaria de corregir ciertos inconvenientes de caracter fisico que evidentemente constituian barreras al desarrollo de la Zona y, fue tal la atencion conferida que, como bien lo expresa Rojas Salazar (1984), en materia de politicas y programas del sector publico, se considero como una unidad institucional de planificacion. En la opinion de Munoz Lagos (1984), pocas areas del pais han sido objeto de preocupacion recurrente y prolongada por parte del estado Venezolano, habiendo sido la Zona Sur del Lago de Maracaibo, una de ellas.

El trazado y la puesta en obra de la carretera Santa Barbara-El Vigia en 1950, la construccion de la carretera Panamericana, en el trayecto La Fria-El Vigia, entre 1952-1953 y la edificacion del puente sobre el rio Chama en 1954, obras llevadas a cabo por el Ministerio de Obras Publicas, se constituyeron en el dispositivo que desencadeno el proceso de transformaciones que van a tipificar al sur del lago, iniciada la decada de los anos 50. Dicho proceso encuentra en las nuevas vias y en el saneamiento ambiental de las tierras bajas, el cimiento para el establecimiento de un area de fuerte atraccion demografica, producto en principio de recurrentes oleadas colonizadoras que reforzaron a los primeros movimientos migratorios a la Zona, ocurridos alrededor de las decadas de los anos 30 y 40.

Esas oleadas, afirma Zambrano Lupi (1971), provinieron del paramo andino merideno y de los Pueblos del Sur del estado Merida, asi como tambien, hubo un aporte de poblacion migrante colombiana. En los dos primeros casos, cuando el cultivo del trigo, en primer lugar, y de la papa, posteriormente, perdieron rentabilidad, por una serie de obstaculos, tanto naturales como economicos, poblacion oriunda del paramo y del sur del estado Merida, encontro en el espacio surlaguense, el prototipo del sitio siempre ambicionado, para el desarrollo de sus actividades economicas. La poblacion migrante colombiana descubrio un area que demandaba mano de obra, en un momento en que la paridad entre la moneda venezolana y la colombiana, favorecia ampliamente a Venezuela, elevando, a modo comparativo el salario al cotejarlo con el flanco colombiano. En consecuencia esos tres agentes de poblacion migrante, constituyeron la base de los nuevos colonizadores.

Por otra parte, tambien lo rememora Zambrano Lupi (1971), el sur del lago no escapo a las labores de saneamiento ambiental, emprendidas por el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social a partir del ano 1945 y en la Zona algunos anos mas tarde. Recuerdese que el DDT, la penicilina, y posteriormente la quina, se introdujeron en nuestro pais una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial. La matriz morbida de las tierras bajas venezolanas, estaba cargada de enfermedades exogenas de naturaleza infectocontagiosa, transmitidas por agentes vectores comunes, valga decir, malaria, paludismo, elefantiasis, anquilostomiasis, leishmaniasis, tuberculosis en todas sus formas, etc. Haciendo uso el Estado Venezolano de la renta proveniente del sector petroleo, pudo dar inicio a las campanas de saneamiento. Fue entonces, cuando llegaron los pastilleros al sur del lago, encargados de rociar el DDT al interior y al exterior de las viviendas y distribuir el tratamiento de quina, mensualmente, en las casas donde el censo realizado a tal fin, hubiese detectado enfermos paludicos. A su vez, el uso masivo de antibioticos, para contrarrestar la tuberculosis, estreptomicina en los casos hospitalarios e isoniazida en el tratamiento ambulatorio, complemento esa faena titanica que los sanitaristas del momento se propusieron, con tal de hacer habitables las denominadas zonas bajas, escape natural del delincuente, como las califico Rangel Bourgoin (1996), en varias de sus obras.

A la renovada intervencion colonizadora se suman nuevas acciones, tambien emprendidas por el Ministerio de Obras Publicas. Dicho ministerio contrato el primer estudio relativo a la construccion de obras de infraestructura, para el control de inundaciones y el saneamiento de tierras, asi como tambien, incorporo consideraciones basicas para establecer un plan de irrigacion a desarrollarse a posteriori. En 1963 se dio inicio a la primera obra dirigida al control de inundaciones en un trecho del rio Zulia. De manera conjunta, comienza la construccion de la carretera La Fria-Encontrados. Continuando con ese orden de ideas, Munoz Lagos (1984), senala que a finales de 1964 se crea Coinzosur (Comision Interministerial para la Zona Sur del Lago de Maracaibo). Este organismo formulo toda una serie de planes, a lo que llamo Proyecto, entendido como un conjunto de obras de ingenieria, destinadas a controlar las inundaciones de rios y canos, mejorar el drenaje, proteger algunos centros poblados (entre otros, Orope, El Guayabo, Encontrados, Santa Barbara, etc.) y desarrollar la viabilidad interna. Suponia abarcar y beneficiar quinientas mil hectareas y crear, en principio, cinco asentamientos campesinos, de los cuales Castellon, constituyo el mas emblematico.

Posteriormente, el Proyecto parece haberse auto redefinido, asumiendo funciones planificadoras y desarrollistas, ampliando sus objetivos iniciales e incorporando una cuantiosa inversion publica, a tal punto que en la opinion de Arnal (citado por Munoz Lagos, 1984), sugeria que el gran polo de desarrollo del occidente del pais, seria la Zona Sur del Lago de Maracaibo. Espacialmente, su incidencia fue evidente. Para 1971, ya se habian construido mas de cien kilometros de diques, la carretera La Fria-Encontrados habia entrado en servicio, los trayectos viales Norte-Sur, Santa Barbara-Santa Cruz-El Guayabo y algunos enlaces menores estaban practicamente concluidos y, el aeropuerto de Santa Barbara, comenzaba a prestar sus servicios, en rutas cortas, fundamentalmente hacia Maracaibo.

En efecto, el mismo autor afirma que la consecuencia espacial inmediata de la infraestructura construida, fue la expansion de la frontera agricola. Supone, entre 1961 y 1971, un aumento alrededor de 220.000 hectareas de las tierras catalogadas bajo uso agropecuario, evidenciando la expansion de los pastos, tanto naturales como cultivados e incluso temporales, en contraposicion a la disminucion de la superficie ocupada bajo bosques y matorrales. Hace alusion tambien a la reduccion de las areas pantanosas y, puntualiza en reconocer que durante esa decada se experimentan importantes cambios en los patrones de uso y aprovechamiento de la tierra, resaltando el auge que comienza a manifestarse en relacion al predominio pecuario sobre el agricola. En efecto, el uso de la tierra, elemento vinculado a la formacion y ocupacion del espacio, primordialmente agricola y a modo extensivo que privo hasta la decada de los anos 50, comienza a cambiar. Trinca Fighera (1984), al enfatizar dicho cambio, concluye que, la superficie cubierta por bosques en 1950 (45%), para 1961 se redujo a 27,6%, mientras los pastizales, 42,5% en 1950, alcanzaron 58,8% diez anos despues. Entre 1961 y 1971, la importancia relativa de los pastizales se mantiene, mientras la superficie boscosa siguio descendiendo.

Las decadas de los anos 70 y 80 fueron tiempo de consolidacion y se considero la Zona como una unidad de planificacion. Se construyeron nuevas obras para el control de inundaciones y el mejoramiento de los sistemas de drenaje, habiendose saneado para 1980, alrededor de 308.000 hectareas. Continuo la tendencia creciente al aumento de los pastizales, haciendose mas intensivo el uso de la tierra. De hecho, para 1981, segun informacion previa del Censo Agropecuario, la importancia relativa de los mismos, dentro de las categorias de uso, alcanzo 77,5%. Paralelo a ese incremento en tierras dedicadas a pastos, se percibio el aumento de la poblacion bovina pastante, la cual, de cerca de medio millon de cabezas en 1971, paso practicamente a un millon en 1980. Adicionalmente, su produccion, en el renglon carne bovina, significaba un aporte a nivel nacional alrededor de 25%. Al mismo tiempo, continuo la reduccion de las areas pantanosas, lograndose rescatar veinte mil hectareas. A la sumatoria de obras de infraestructura se agrega la construccion y puesta en servicio del aeropuerto de La Fria, el cual, en principio, se concibio con caracter internacional, aunque su cobertura fue solo nacional y de indole comercial, atendiendo un volumen de carga y pasajeros para un area de influencia que rebasaba la Zona, cumpliendo itinerarios normales, aproximadamente entre los anos 1972 y 1985, momento a partir del cual la desidia gubernamental e intereses economicos, lo redujeron practicamente al cierre.

Al mismo tiempo, la industria lactea encontro en el sur del lago de Maracaibo, un area con las condiciones precisas para su establecimiento definitivo: tierras con vocacion pecuaria, rebanos cuantiosos, vias de comunicacion, abastecimiento de materia prima, bajo costo de transporte, mano de obra disponible, apoyo financiero y gubernamental, decision empresarial, etc., fueron entre otras, algunas de las principales razones que explican su fortalecimiento. Recuerdese que en 1944 se instala en Santa Barbara la planta Indulac, factoria que para ese momento constituia un punto, solo una senal en el espacio surlaguense. Para 1980, Gutierrez Escalona (1984), afirma que, ya se encontraban localizadas en esa area doce plantas receptoras y doce procesadoras de leche y en 1982 se estaba produciendo diariamente casi un millon, trescientos mil litros, equivalentes a 50% del total producido en el estado Zulia y a 32,4% de la produccion nacional, agregando a ello una capacidad de procesamiento cercana a tres millones, trescientos mil litros diarios.

El cultivo del platano y la superficie ocupada por dicho rubro, constituyen otro elemento a considerar en la consolidacion de la formacion del espacio en el sur del lago. El mencionado cultivo, a pesar de haberse introducido en la Zona desde inicios del siglo XX, es en las decadas de los anos 60 y 70 cuando alcanza mayores indices de produccion y rendimiento. Aunque las estadisticas son un tanto contradictorias, la produccion en miles de unidades, el numero de hectareas dedicadas al cultivo y el rendimiento por hectarea, fueron en ascenso entre 1961 y 1971, independientemente de que dicho ascenso no estuvo acorde con lo esperado.

Para 1981, las cifras indican, mas que un descenso propiamente dicho, cierto estancamiento y en todo caso una ligera disminucion de la superficie dedicada al cultivo, el cual, por lo demas, tradicionalmente ha mantenido su localizacion en las mismas areas donde originalmente se establecio, incorporando solo algunas nuevas manchas de caracter secundario. No obstante, informes socioeconomicos, (Cordiplan, 1991), le atribuyen, para esa decada, 80% de la produccion platanera a la Zona Sur del Lago de Maracaibo, en relacion a los inventarios nacionales, cifra nada despreciable y de por si figurativa en la conformacion de un espacio. Es mas, si se acepta que, alrededor del 5% de la superficie considerada de uso agricola en la Zona, esta ocupada por el platano, ese porcentaje representa practicamente 50% de las tierras agricolas dedicadas a la explotacion platanera.

Durante la decada de los anos 90, se reafirma la consolidacion de la formacion del espacio en la Zona Sur del Lago de Maracaibo que venia ocurriendo desde inicios del siglo XX y, con mayor propiedad, a partir de 1950.

Los dos grandes rubros productivos afianzan la primacia de su produccion, en relacion al nivel nacional. Segun estudios del Centro de Investigaciones Agroalimentarias de la Universidad de Los Andes (Abreu et al., 2007), el sistema de produccion platano, en cuanto a productividad, entre los anos 1990 y 2000, en la Zona Sur del Lago de Maracaibo, evidencio dos tendencias: se mantuvo con pocas variaciones interanuales, entre 1992 y 1997, alrededor de 350.000 toneladas/ano y aumento la produccion entre 1997 y 2000, en promedio a 650.000 toneladas/ano. En el primer lapso considerado, significo un aporte de 70% a la produccion nacional y para el ano 2000 lo elevo a 81,6%.

Otras caracteristicas tipifican la produccion platanera en la Zona: Primero, la superficie cosechada no muestra cambios significativos, podria decirse que se mantiene e incluso guarda la tradicional localizacion espacial del cultivo. Segundo, el rendimiento del rubro en el sur del lago es superior al promedio nacional, apreciandose para el ano 2000 una diferencia de casi 5.000 kg/ha, a favor de la Zona. Tercero, el sur del lago de Maracaibo continua siendo el area de mayor produccion platanera en el pais, oscilando entre 60 y 80% en relacion al promedio nacional. Cuarto, el platano producido en el sur del lago, se considera el de mejor calidad en Venezuela. De hecho, EEUU, pais que constituye el principal destino de la produccion, le concedio la denominacion calidad 'Premium' por cumplir con la Norma Obligatoria Covenin 1835, requisito indispensable para su comercializacion.

La produccion lactea, el otro gran rubro productivo, tambien experimento avances significativos. El estado Zulia continuo siendo la entidad de mayor produccion de leche en el pais y a su interior, la Zona Sur del Lago de Maracaibo mantuvo su predominio. Segun cifras aportadas por Cordiplan (1991), 30% de la produccion de leche y 20% del aporte en carne provenian de la Zona. Por otra parte, si se le da credito a las cifras proporcionadas por el Ministerio de Agricultura y Tierras, el sur del lago deberia haber producido para los anos noventa, alrededor de mil millones de litros/ano, cifra que no se pudo confirmar, puesto que, hay divergencias en los organismos que recopilan esa informacion. Infraestructuralmente, la industria lactea aumento el numero de factorias receptoras y procesadoras y se modernizo. A su vez, y a nivel nacional, de las veintidos principales plantas instaladas en Venezuela, procesadoras de leche y derivados, tres; Lacteos Los Andes, Torondoy y Parmalat se localizan en el ambito surlaguense.

En cuanto a otros logros de infraestructura se refiere, resalta la terminacion de la construccion del Aeropuerto Internacional Juan Pablo Perez Alfonso, en la ciudad de El Vigia, el cual, junto a los aeropuertos de Santa Barbara y La Fria permitieron que las rutas aereas surcaran el cielo, valga decir, el espacio aereo del sur del lago.

Si anteriormente se afirmo que la construccion de la carretera Panamericana y de otras vias de singular importancia al interior de la Zona y el saneamiento ambiental de las tierras bajas, constituyeron el dispositivo que desencadeno el proceso de transformaciones en el sur del lago, hoy podria asegurarse que esos dos componentes infra-estructurales, no solo cumplieron tal funcion, sino que terminaron delineando ese espacio.

En efecto, es a lo largo de la carretera Panamericana, entre La Fria-El Vigia y El Vigia-Caja Seca-Arapuey, asi como en las vias internas El Vigia-San Carlos-Santa Barbara y La Fria-El Guayabo-Encontrados-Santa Cruz y en los tramos carreteros que conducen a los puertos fluviales y a la ribera del lago de Maracaibo, donde coincide la implantacion de buena parte de los componentes estructurales que han venido confeccionando el espacio surlaguense. De hecho, las tierras cultivadas en su mayor proporcion, se localizan siguiendo la carretera Panamericana, entre El Vigia y Arapuey, incluyendo las entradas hacia la llanura aluvial que drena hacia el lago, acotado ese perimetro por el curso de los rios Escalante y Mucujepe. Tambien hay expresion de ese uso agricola, en las margenes del rio Chama y en la ruta que partiendo de El Vigia conduce a San Carlos y se bifurca hacia El Chivo, Cuatro Esquinas y Concha.

No es mera coincidencia que la superficie ocupada por los pastizales, guarde alta sincronia en cuanto a localizacion, en relacion a las tierras dedicadas al uso agricola, aunque dicha superficie es seis veces mayor a la comprendida por los cultivos. Tengase en cuenta que, parte de las areas cubiertas por cultivos y pastizales, han sido objeto de cuantiosas inversiones ejecutadas por el Estado, con la intencion de recuperar tierras inundables para ser incorporadas a la actividad agropecuaria.

La industria lactea, siguiendo el mismo patron de localizacion, tambien se adoso a las principales vias de comunicacion. El eje panamericano entre El Vigia-La Fria y El Vigia-Caja Seca y la red vial interna que parte de La Fria y enlaza a El Guayabo, Encontrados, Santa Cruz, San Carlos-Santa Barbara con El Vigia, se constituyo en el emplazamiento de todo el complejo lacteo, ubicado especificamente en los centros poblados antes mencionados, pues dichos centros, en su mayoria, surgieron y crecieron, demografica y funcionalmente, enclavados a modo de un rosario a ambos lados de las principales carreteras.

Vistas asi las cosas, es factible dar por hecho que, entre los anos 1950 y 2000, la presencia reiterada y la convergencia de multiples agentes de diferente indole, lease; abundancia de tierras de vocacion agropecuaria, sin mayores limitaciones de uso, sumadas a las que artificialmente se recuperaron para ser incorporadas a la actividad agricola y ganadera y, saneadas epidemiologicamente en buena parte de su extension; agua; suelos fertiles; vias de comunicacion terrestres, areas, fluviales y una ribera lacustre; la produccion familiar, la hacienda y el hato en menor proporcion; mano de obra; capital originario y acumulado, aunado a la expansion de la banca; actividad manufacturera; apoyo gubernamental y financiero; mentalidad empresarial; etc., se constituyeron en factores, que independientemente de su calificacion, terminaron de imprimir el sello a la conformacion del espacio, en la mayor parte de la vasta extension ocupada por la Zona Sur del Lago.

En areas menores, dentro de la Zona, tambien han encontrado su asiento labores de uso agricola y pecuario, con prevalencia de agricultura tipo subsistencia y ganaderia extensiva, cultivos menores, frutales, etc., localizadas mas hacia el piedemonte, en el eje Panamericano, entre El Vigia y Arapuey, a ambos lados de la carretera El Vigia-San Carlos-Santa Barbara y en las entradas hacia la llanura aluvial que drena al lago. Otra manifestacion propia, a menor escala y ubicada especificamente en las adyacencias de Bobures y flanqueando el ramal carretero que conduce hasta alli, es la mancha que ha estampado en el espacio el cultivo de la cana de azucar.

Finalmente, restaria la actividad pesquera, presente en los rios Escalante, Zulia, Tarra y Catatumbo, en algunos canos, en las estribaciones hacia los puertos fluviales Concha y Santa Rosa y en centros poblados lacustres, tales como, San Antonio, Santa Maria y San Francisco del Pino. Quedaria por referenciar el area cubierta por cienagas y pantanos, localizada hacia la parte nor-occidental de la Zona, cuya manifestacion propia es esencialmente el espacio cenagoso y pantanoso. Todas estas areas menores a que se acaba de hacer referencia, tambien forman parte del espacio surlaguense, han contribuido a moldearlo e incluso son expresion parcial del mismo.

Expuestas las transformaciones ocurridas durante la ultima media centuria, nos situamos en el ano 2000. La percepcion es que imaginariamente se tiene la idea de como fue conformandose el espacio. Con la finalidad de plasmar esa percepcion, en la figura 1, a manera fundamentalmente ilustrativa, se hace un boceto de la ocupacion referencial del espacio en la Zona, mediante una implantacion en manchas a color.

[FIGURA 1 OMITIR]

Restaria agregar que al finalizar el siglo XX o al iniciarse el siglo XXI, la denominada Zona Sur del Lago de Maracaibo, ajustada a la modificacion de la Ley de Reforma Parcial de la Ley Organica de Regimen Municipal, refrendada en julio de 1989, estaba conformada, politica y territorialmente, por treinta y nueve entidades parroquiales; catorce correspondian al estado Merida, siete a Tachira y dieciocho a Zulia.

Dimensionalmente no ha variado, permitase decir, en la misma extension territorial que tenia en 1950, habitaban para el 2001, quinientos un mil ciento ocho habitantes, solo que ahora, la dinamica demografica de ese espacio, no escapo al desarrollo urbano que sintomaticamente acusa Venezuela. En efecto, para el ultimo ano considerado, veintiseis centros poblados superan los 2500 habitantes y suman trescientos cuarenta y dos mil trescientos cuatro habitantes, lo cual equivale a 68.3 % de poblacion urbana. Esa connotacion urbana en los ultimos anos, es otra particularidad mas del espacio en la Zona Sur del Lago de Maracaibo. De hecho, constituye parte de la tematica a tratar, cuando se estudie la distribucion espacial de la poblacion.

4. A modo de conclusion

Algunos comentarios finales se exponen a manera de auto-reflexion sobre las ideas propuestas y fungen como conclusion. En efecto, se propuso un esquema sencillo que permitiera delinear, a manera de conformacion, el perfil del espacio surlaguense en diferentes momentos historicos, fundamentado en tres elementos puntuales en la organizacion del espacio: la implantacion del poblamiento, sus actividades productivas y sus medios de circulacion. Finalizado el ensayo es permisible afirmar que se logro el objetivo, tal como fue propuesto, para unas partes, de una manera mas acabada, en otras, dejando algunos cabos sueltos por atar.

En efecto, puede afirmarse que el espacio se fue estructurando de acuerdo a como actuaron las fuerzas que determinaron dicha estructuracion. En ese sentido y a modo referencial, la fase prehispanica genero su propio espacio, estructurado en comunidades con cierto grado de aislamiento, donde se establecieron de manera semipermanente y sedentaria las formas sociales mas antiguas (cazadores-recolectores), bajo un estado de economia de subsistencia, relaciones sociales de produccion comunitaria y conexiones de circulacion y distribucion limitadas al entorno aldeano, sirviendose de las vias naturales, entiendase, rios y canos; complementandose con caminos, senderos y recuas.

La penetracion espanola, fundamentalmente a partir de 1592, al no lograr vencer de inmediato el dominio indigena, reforzo las vias de comunicacion y la red de asentamiento aborigen.

El siglo XVII, al iniciarse el desarrollo de la agricultura comercial, vio erigirse al cacao en el sur del lago, como un producto colonial de exportacion; se genero la modalidad del trabajo esclavo, manteniendose la estructura economica prehispanica y/o integrandose sutilmente al modo de produccion indohispanico; mientras la circulacion y la distribucion continuo a traves de las redes naturales y tradicionales ya existentes.

La primera parte del siglo XVIII conoce el afianzamiento de la economia en los denominados productos coloniales, verbo y gracia, el cacao. En consecuencia, se amplia la plantacion esclavista, cobrando importancia la trata negra. Dentro de esa formacion colonial, surge el capitalismo mercantilista fundado en la hacienda esclavista. En la segunda parte del siglo XVIII, ocurre la implantacion de algunos centros poblados, se incorpora a la circulacion los puertos situados sobre determinados rios y, se amplian las rutas que otrora habian servido a la actividad comercial aborigen.

El siglo XIX es testigo de la sustitucion de la plantacion esclavista por el latifundio semi-feudal, basado en el peonazgo y la aparceria. Cobra importancia el cultivo de la cana de azucar y posteriormente el cafe y la incipiente siembra de pastos. Se incorpora la figura del terrateniente criollo, se fortalece la aristocracia nativa, adosada con comerciantes europeos y capital extranjero. La actividad economica continuo usando las vias de comunicacion lacustre y fluvial, se incremento la importacion y la exportacion elevandose la funcion portuaria, todo ello bajo relaciones de produccion mercantilista. Finaliza el siglo, incorporando la maquina de vapor en el transporte ferroviario, como una manera de apoyar al transporte utilizado hasta entonces, dado el aumento en las operaciones de exportacion.

El siglo XX constituye la centuria durante la cual se termina de consolidar la estructuracion del espacio. Iniciada dicha centuria, el sur del lago conoce el trazado de dos lineas ferrocarrileras, continua el auge canicola, se introduce el pasto Para y se inicia el cultivo del platano; conformandose la armazon hacendista como plataforma estructural, armazon que seria fundamental en la formacion capitalista que posteriormente conoce el espacio surlaguense, en donde la agroindustria lechera cobraria particular significado. Asi, al finalizar la primera mitad del siglo XX, la actividad agroindustrial, manifestada en la produccion de leche y sus derivados, le imprime particularidades al proceso de estructuracion del espacio en el sur del lago.

Entre los anos 1950 y 2000, hechos de indole infraestructural y de naturaleza marcadamente economica, terminan de conformar estructuralmente el espacio. Lease entre otros, el trazado, la puesta en obra y la construccion de nuevas vias de comunicacion; el saneamiento ambiental de las tierras bajas, el control de inundaciones y la correspondiente recuperacion de esas tierras, al ser incorporadas a la actividad agricola-ganadera; la edificacion de tres aeropuertos; la expansion de la frontera agricola; el cambio en los patrones de uso, privilegiando el predominio pecuario sobre el agricola. Adicionalmente la industria lactea y el cultivo del platano, encontraron en el sur del lago las condiciones optimas para su establecimiento definitivo, reafirmando la produccion de dichos rubros su primacia en relacion al nivel nacional.

Expuesta esa sintesis evolutiva a manera referencial, es preciso acotar a modo de auto reflexion algunos comentarios adicionales:

1. Teorica y metodologicamente no deberia haber un esquema unico a seguir, al estudiar la tematica relativa a la formacion del espacio, vale decir, siempre habra alternativas validas, que requerira orientarlas, bajo principios metodologicos, de acuerdo al objetivo trazado. En ese sentido, dar por hecho, que el ejercicio realizado constituyo el mejor procedimiento teorico-metodologico, evidenciando en todas sus partes la formacion del espacio en el sur del lago de Maracaibo, es algo que nunca estuvo planteado. En consecuencia, entiendase esta propuesta como un aporte al estudio de la formacion del espacio, en esa area especifica.

2. En cuanto a la formacion del espacio, no todo esta dicho, ni se ha agotado el tema. Por el contrario, falta bastante por hilvanar, mas aun, tratandose de una materia tan controversial. En efecto, tengase en cuenta que, solo definir el termino espacio, ha constituido un debate arduo y prolongado en el tiempo, dentro de la ciencia geografica.

3. Inicialmente, permitase senalarlo en esta parte del trabajo a modo de conclusion deductiva, hubo la intencion de enfocar el tema siguiendo los lineamientos del materialismo historico, dentro de la filosofia marxista, pero al confrontarse los primeros tropiezos, de tipo conceptual, entre los postulados teoricos y su equivalente en un area mucho menor que una formacion socioeconomica propiamente dicha, como lo es el sur del lago; se entendio lo complicado de esa propuesta filosofica, sobre todo, en cuanto al tiempo que requiere la reformulacion teorica de las leyes que pautan el conocimiento de la historia, teorizacion que por si sola, rebasa el objetivo de este trabajo.

4. Persisten asuntos por tratar con mayor detalle. En la Zona Sur del Lago de Maracaibo, donde alrededor de 20% de su contorno, limita con Colombia y en algunas partes del lindero constituye una 'frontera viva', el impacto de dicha frontera en la formacion del espacio tiene que haber sido significativo. Ese impacto es un tema vivo que espera y amerita primordial atencion.

6. Referencias citadas

ABREU, E.; GUTIERREZ, A.; QUINTERO, M.; MOLINA, L.; ANIDO, J.; ABLAN, E.; CARTAY, R. y C. MERCADO. 2007. El cultivo del platano en Venezuela, desde el campo hasta la mesa. Fundacion Empresas Polar, Centro de Investigaciones Agroalimentarias (CIAAL)-Universidad de Los Andes. Caracas-Venezuela. 153 p.

ACOSTA SAIGNES, M. 1954. Estudio de Etnologia antigua de Venezuela. Universidad Central de Venezuela. Caracas-Venezuela.

BRICENO MONZON, C. 2005. La region historica del Sur del Lago de Maracaibo y la influencia geohistorica de la ciudad de Merida. Tierra Firme. 23(90): 173-201.

BRITO FIGUEROA, F. 1978. La estructura economica de Venezuela colonial. Ediciones de la Biblioteca Universidad Central de Venezuela. Caracas-Venezuela. 453 p.

CARDOZO, A. 1965. Proceso de la historia de Los Andes. Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses. Caracas-Venezuela. 117 p.

CHAVES VARGAS, L. y L. VIVAS. 1972. Geografia de Venezuela. Escuela de Geografia. Universidad de Los Andes. Merida-Venezuela. 221 p.

CHAVES VARGAS, L. 1992. Geografia humana de Venezuela. Universidad de Los Andes. Merida-Venezuela. 278 p.

CHAVES VARGAS, L. 1998. Geografia social de Venezuela. Universidad de Los Andes. Merida-Venezuela. 92 p.

CORDIPLAN. 1991. Programa de desarrollo integral. Sur del Lago de Maracaibo. Caracas-Venezuela.

DELGADO DELGADO, L. 1978. Algunas consideraciones regionales sobre el proceso de difusion de la cuenca del lago de Maracaibo. Universidad del Zulia. Maracaibo-Venezuela. 50 p.

DELGADO DELGADO, L. 1981. El Proceso de Organizacion del Espacio en el Sur del Lago de Maracaibo. Instituto de Geografia y Conservacion de Recursos Naturales. Universidad de los Andes. Merida-Venezuela. Tesis para optar al grado de Magister Scientiae. 131 p.

GUTIERREZ ESCALONA, O. 1989. Estructura y Funcionamiento Espacial de la Industria Lactea en la Zona Sur del Lago. En: Dimension espacial de los procesos socioeconomicos: Zona Sur del Lago de Maracaibo. 305-429. Universidad de los Andes. Merida-Venezuela.

MALAVE MATA, H. Formacion historica del antidesarrollo de Venezuela. Universidad Central de Venezuela. Caracas-Venezuela.

MINISTERIO DEL AMBIENTE Y DE LOS RECURSOS NATURALES RENOVABLES (MARNR). 1978. Hacia un Plan Rector de Ordenacion del Territorio. Zona Sur del Lago de Maracaibo. Serie Informes Tecnicos. Caracas-Venezuela.

MUNOZ LAGOS, C. 1984. Aspectos de la Planificacion en la Zona Sur del Lago de Maracaibo. En: Dimension espacial de los procesos socioeconomicos: Zona Sur del Lago de Maracaibo. 233-302. Universidad de los Andes. Merida-Venezuela.

PARRA GRAZZINA, I.; ALTEZ, R. y A. URDANETA QUINTERO. 2008. Senderos, caminos reales y carreteras: El sentido historico de la comunicacion andino-lacustre (Venezuela). Revista Geografica Venezolana. 49(2): 293-320.

PRATO BARBOSA, N. 1988. La implantacion capitalista por colonizacion en la agricultura venezolana. Serie Temas para la Discusion. CENDES. Universidad Central de Venezuela. Caracas-Venezuela.

RANGEL BOURGOIN, D. 1996. Domingo de Resurreccion. Talleres Graficos Universitarios. Universidad de los Andes. Merida-Venezuela.

ROJAS SALAZAR, A. 1984. Zona Sur del Lago de Maracaibo: Consideraciones Generales sobre su Economia En: Dimension Espacial de los Procesos Socioeconomicos: Zona Sur del Lago de Maracaibo. 17-47. Universidad de los Andes. Merida-Venezuela.

SANOJA, M. e I. VARGAS. 1978. La estructura economica de Venezuela colonial. Ediciones de la Biblioteca. Universidad Central de Venezuela. Caracas-Venezuela. 453 p.

TRINCA FIGHERA, D. 1984. Cambios en los Patrones de Uso de la Tierra: Zona Sur del Lago de Maracaibo. En: Dimension espacial de los procesos socioeconomicos: Zona Sur del Lago de Maracaibo. 167-230. Universidad de los Andes. Merida-Venezuela.

VARGAS ARENAS, I. 1990. Arqueologia, ciencia y sociedad. Editorial Abre Brecha C.A. Caracas-Venezuela. 309 p.

ZAMBRANO LUPI, J. 1971. Cambios en la Distribucion Espacial de la Poblacion en las Cuencas de los Rios Chama y Capazon. Escuela de Geografia. Universidad de los Andes. Merida-Venezuela. Trabajo Especial de Grado. 96 p.

ZAMBRANO LUPI, J. 1984. Consideraciones Preliminares de Algunos Aspectos Demograficos en la Zona Sur del Lago. En: Dimension espacial de los procesos socioeconomicos: Zona sur del lago de Maracaibo. 51-111. Universidad de los Andes. Merida-Venezuela.

Zambrano Lupi Jorge (1)

(1) Universidad de Los Andes, Facultad de Ciencias Forestales y Ambientales, Instituto de Geografia y Conservacion de Recursos Naturales. Merida-Venezuela. Correo electronico: lupi@ula.ve

Recibido: junio, 2009 / Aceptado: febrero, 2010
COPYRIGHT 2011 Universidad de Los Andes, Escuela de Ciencias Forestales y Ambientales
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Zambrano Lupi, Jorge
Publication:Revista Geografica Venezolana
Article Type:Report
Date:Jan 1, 2011
Words:10862
Previous Article:Fortalezas y debilidades del plan de estudios vigente de la carrera de geografia, Universidad de Los Andes, Merida-Venezuela.
Next Article:Deyanira Lopez Arevalo: La planificacion comunitaria: Genero y metodos.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters