Printer Friendly

La divulgacion de la arqueologia: una aproximacion desde el marxismo al problema de la "puesta en valor".

Introduccion: el concepto de "puesta en valor" y sus problemas

En la literatura hispana de la conservacion patrimonial es frecuente encontrar el termino "puesta en valor". En ocasiones se le anade el adjetivo "turistico", para clarificar lo que normalmente es su intencion (vease, por ejemplo, Palacios e Hidalgo 2009). En Mexico, su uso se generalizo desde cuando menos finales de la decada de los anos sesenta y se emplea sin mayor conflicto por parte de los especialistas en el tema. Recientemente oi a un funcionario del Instituto Nacional de Antropologia e Historia (INAH) vanagloriarse de que estaba a punto de "poner en valor" un sitio del noroeste del pais, mismo que ha estado abierto al publico por cuando menos un par de anos pero que no se inauguraria "oficialmente" aun, por retrasos en la obra del museo de sitio. El comentario muestra varios de los problemas con el concepto: a) pareceria que el patrimonio no tiene valor, sino que se le concede valor cuando se realizan ciertas acciones; b) estas son, casi siempre, el desarrollo de una infraestructura de servicios, tan modesta como una taquilla, sanitarios y un estacionamiento o hasta un museo de sitio; c) el sitio "entra en valor" cuando esas acciones las sanciona, ademas, un politico de la burocracia oficial; y d) El ritual respectivo puede realizarse !sin que el sitio se inaugure oficialmente, aunque estuviera ya abierto a la visita!

Claramente, desde una perspectiva marxista esta concepcion es inaceptable: la ontologia materialista (o realista, en terminos filosoficos mas precisos) parte de suponer que la realidad tiene propiedades objetivas, que pueden o no ser reconocidas por los sujetos y ello no las afecta un apice. Por ejemplo, un enterramiento no alterado, que mantiene las relaciones entre los artefactos involucrados, es un contexto primario, aunque el arqueologo que lo excave pueda, quiera o no, reconocerlo como tal. El contexto es primario independientemente de la voluntad del arqueologo o incluso de que haya o no un arqueologo para excavarlo. (1) He sostenido en otro lado (Gandara 2008) que es este soporte material del valor patrimonial el que requiere de un concepto realista del patrimonio; y lo que distinguiria un enfoque marxista de aquellos que insisten en que algo es patrimonio si y solo si un colectivo social cercano a el lo reconoce como tal.

He argumentado que esta ultima postura descansa en un equivoco: es cierto que para conservar su patrimonio, las comunidades deben primero reconocer sus valores; es cierto que estos valores no son autoevidentes, por lo que precisamente la tarea del divulgador patrimonial es hacerlos patentes. Pero de ahi no se sigue que si la comunidad en cuestion aun asi no los reconoce, por ello es permisible que los destruyan. Plantear la situacion inversa es aceptar una postura relativista, en la que algo seria y no seria al mismo tiempo patrimonio si dos comunidades no se ponen de acuerdo en reconocer sus valores. El resultado son eventos como la destruccion de los Budas de Bamiyan (2) a manos de los extremistas talibanes en Afganistan: para ellos, los budas eran ofensivos, carecian de valor y debian ser destruidos, no importa si eran casi unicos en el mundo, y otras comunidades si los apreciaban. Equivale a aceptar que los conflictos de valoracion se resuelvan a partir de quien tiene mas dinamita.

El concepto de "puesta en valor", consciente o inconscientemente adolece del mismo problema: se entiende que el patrimonio literalmente no vale, no hasta que ciertos sujetos privilegiados realizan ciertas acciones precisas que, una vez ejecutadas, otorgan valor. Pero un sitio arqueologico como el del comentario del INAH tiene ya, de si, valor, lo reconozcan o no las autoridades federales, pongan o no taquillas aunque no lo "inauguren".

Proponer un "valor objetivo" es problematico, porque hablar de valor requiere necesariamente un valuador y un criterio de valuacion y eso implica, necesaria mente, la accion de sujetos. Entonces, hablar de un "valor objetivo" parece a primera vista un contrasentido, porque seria un valor que no requirio de un sujeto que lo valuara. Pero la intencion del concepto es destacar que el sujeto no inventa el valor, al menos en el caso del valor cientifico del patrimonio arqueologico, porque este descansa en propiedades materiales del contexto arqueologico en los que se presenta. El sujeto simplemente las re-conoce, da cuenta de ellas, pero no las crea. (3)

El concepto de "puesta en valor" contradice esta intuicion y hace que el valor aparezca por acto de magia institucional, en ausencia de un sustrato material que lo sostenga--!a no ser que precisamente ese sea la funcion de la taquilla, los sanitarios y el estacionamiento!

En este trabajo presento primero algunos antecedentes historicos del concepto de "puesta en valor", lo comparo con dos alternativas, la del Instituto de Paleoecologia Humana y Evolucion Social (IPHES) de Catalunya y la de Lenin Ortiz con una propuesta mas, la del concepto de "socializacion del valor patrimonial", que hacemos desde la arqueologia social. Luego introduzco el concepto de "potencial patrimonial", un poco inspirado en la nocion aristotelica y newtoniana de potencia (entendidas sin mayor pretension de profundidad, practicamente como meras analogias generalizadas), (4) para dar cuenta de las acciones que realmente permiten que se socialice el valor patrimonial (o en su defecto, sea que este se pierda o disminuya); esta seccion es quiza en donde el lector/a encontrara mas novedades. Termino el trabajo con algunas reflexiones finales sobre la propuesta.

Algunos antecedentes historicos

Una de las primeras menciones al concepto de "puesta en valor" es la que se hace, paradojicamente, en las Normas de Quito de 1967 del International Council on Monuments and Sites (ICOMOS). Cito literalmente:

VI. LA PUESTA EN VALOR DEL PATRIMONIO CULTURAL

1. El termino "puesta en valor", que tiende a hacerse cada dia mas frecuente entre los expertos, adquiere en el momento americano una especial aplicacion. Si algo caracteriza este momento es precisamente la urgente necesidad de utilizar al maximo el caudal de sus recursos y es evidente que entre los mismos figura el patrimonio monumental de las naciones.

2. Poner en valor un bien historico equivale a habilitarlo de las condiciones objetivas y ambientales que, sin desvirtuar su naturaleza, resalten sus caracteristicas y permitan su optimo aprovechamiento. La puesta en valor debe entenderse que se realiza en funcion de un fin trascendente, que en el caso de Iberoamerica seria contribuir al desarrollo economico de la region).

3. En otras palabras, se trata de incorporar un potencial economico, un valor actual; de poner en productividad una riqueza inexplotada mediante un proceso de revalorizacion, que lejos de mermar su significacion puramente historica o artistica, la acreciente, pasandola del dominio exclusivo de minorias eruditas al conocimiento y disfrute de mayorias populares (cursivas mias, icomos 1967, Seccion III, recuperado de <www.cubaarqueologica.org/document/carta4.pd>, 20 abril 2012.

Es importante notar que en la version inglesa del mismo texto se utiliza la formula to enhance (mejorar), por ejemplo, "To enhance the usability and value of a historic or artistic property ..." (para mejorar la usabilidad y el valor de una propiedad historica o artistica ... Normas de Quito IV, seccion 2, traduccion mia). Claramente no es lo mismo mejorar algo que crearlo por haber intervenido en el. Y hasta donde pude rastrear en otros documentos oficiales en ingles, este es el significado del termino. En el mundo hispanoparlante, se siguio usando la expresion "puesta en valor", con el sentido que hemos criticado.

Sin embargo, en ambos idiomas es clara su intencion general: incorporar un potencial economico, un valor comercialmente explotable, incrementar el valor de los terrenos circundantes y atraer no solamente "a los eruditos", sino permitir su disfrute por mayor cantidad de gente:

Obviamente, en la medida en que el monumento atrae visitantes, tambien habra mas comerciantes interesados en instalar establecimientos adecuados bajo su sombra protectora. Este es otro resultado predecible de las mejoras e implica la adopcion de medidas regulatorias que, mientras que animen y faciliten la iniciativa privada, impidan la comercializacion del sitio y la perdida de su proposito original (ibid., seccion VII, traduccion y cursivas mias).

El tono general del documento es el de permitir que los bienes culturales generen ganancias economicas, preferiblemente para los habitantes de su entorno, a traves de un uso que preserve sus otros valores; pero claramente se senala a los comerciantes y a la iniciativa privada como beneficiarios potenciales inmediatos. Es decir, mientras que en la version espanola se "pone en valor" y la inglesa se "beneficia", en ambos casos la intencion es la misma: permitir capitalizar el valor economico sin afectar los otros valores, aunque reconociendo que seran necesarias algunas adecuaciones (lease, alteraciones) para cumplir este proposito.

?Es congruente el concepto de "puesta en valor" con el punto de vista marxista? La respuesta es un rotundo "!no!": primero, porque, como se senalo, el patrimonio tiene valores inherentes (cuando menos en la dimension de valor cientifico), que existen aun si nadie las "pone en valor" y que no aparecen porque alguien lo hizo. Segundo, porque los beneficiarios inmediatos son los proveedores de servicios, los comerciantes y otros agentes de la iniciativa privada, en cuyo beneficio se hacen las sugerencias de como intervenir los monumentos sin alterarlos.

Ese fue uno de los temas de los que platicamos con Lenin Ortiz cuando nos invito a conocer Cochasqui, Ecuador en 2008. El menciono haber debatido la conveniencia del termino con colegas con los que interactuo durante el tiempo que estudio en Mexico, en el entonces Instituto Paul Coremans--creado por convenio con la Organizacion de las Naciones Unidas para la Educacion, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y que es uno de los antecedentes de la escuela que hoy nos alberga. El propio Jose Luis Lorenzo, a decir de Lenin, creia que era una cuestion terminologica sin mucha importancia, y que las Normas de Quito habia que apoyarlas reconociendo su intencion final, positiva, a pesar de que hacia algunas concesiones que, bueno, habria que tolerar (Lenin Ortiz, comunicacion personal, Cochasqui 2008).

Lenin no estaba de acuerdo, asi que desde tiempo atras utilizo una formulacion alternativa: la "puesta en valor social", precisamente para diferenciar su propuesta de la de ICOMOS, de una puesta en valor comercial o economico: se trata de generar un beneficio social amplio, prioritariamente para las comunidades inmediatas y no solo para los comerciantes o la industria turistica. Este es uno de los antecedentes de la propuesta que presentaremos adelante.

El otro antecedente es el concepto de "socializacion del conocimiento", que aprendi de Eudall Carbonell del IPHES, durante una estancia academica en Tarragona, Espana: la idea es hacer llegar al colectivo los elementos de la cultura de su entorno social, para que los individuos se los apropien; esto incluye, por supuesto al conocimiento generado por la arqueologia a partir del patrimonio arqueologico (E. Carbonell, comunicacion personal, Tarragona 2009).

De hecho, en la pagina web del IPHES hay una definicion mas formal:

Entendemos por socializacion aquel proceso mediante el cual un individuo aprende, incorpora y hace suyos los elementos de la cultura de su entorno social (...) La socializacion del conocimiento cientifico no es una simple divulgacion de los resultados, sino que trata de establecer las estrategias necesarias para que los resultados y las metodologias utilizadas en ciencia sean asumidas por la ciudadania. Con esto se podran interpretar mejor los conceptos, los esfuerzos, los exitos y tambien los fracasos que produce la investigacion cientifica (...) La socializacion del conocimiento resulta cada vez mas necesaria para vivir en equilibrio con nuestro entorno social y solo sera adecuada con un planteamiento transdiciplinar (...) las ideas sobre la evolucion humana se incorporaran a los valores sociales de una persona solo cuando esta sea capaz de hacerlas criticamente compatibles con sus propios conocimientos, aficiones o creencias en cualquiera de las facetas de la vida humana (...) En este sentido, el IPHES trata de desarrollar mecanismos, oportunidades y plataformas para promover la socializacion del conocimiento en general y el de la evolucion humana en particular (<http://prehistoria.urv.es/es/node/67>, consultado el 12 de abril de 2012).

Este concepto captura mucho de lo que pretendemos en la manera en que abordamos la divulgacion de la arqueologia. Pero pareceria solamente reducirse a la socializacion del valor cientifico--o al menos privilegiarlo. Si bien compartimos el que es este el valor sobre el que pueden descansar las otras dimensiones de valor patrimonial, nos parece que no solo son los conocimientos lo que socializamos al divulgar: estamos acercando el conjunto de los valores patrimoniales no solo a los individuos, sino a las comunidades, porque son ellas en donde estos valores tienen sentido, si tomamos entendemos el aprendizaje como un proceso socialmente mediado, como sugerian Freire y Vigotski. Para nosotros, es importante que el concepto de divulgacion sea incluyente, porque esa es la intencion del Modelo de Conservacion Integral del Patrimonio Arqueologico, del que forma parte y que resumimos aqui, antes de proponer un concepto que puede substituir al de "puesta en valor", el de "socializacion del valor patrimonial".

El Modelo de Conservacion Integral del Patrimonio

Desde hace ya varios anos venimos desarrollando desde la Escuela Nacional de Antropologia e Historia el Modelo de Conservacion Integral del Patrimonio, a partir de una conviccion clara: si los factores y agentes que degradan o destruyen el valor patrimonial son muchos, como muchas son las causas de este deterioro, cualquier intento de conservar el patrimonio que se centre solamente en alguno de estos factores, agentes o causas no lograra tener exito. Ello implica trabajar, de manera simultanea, sobre todos ellos (vease Figura 1). De otra manera, lo que se logre en la atencion de un sector se pierde por haber desatendido otros. Permitaseme clarificar la idea.

Mexico fue pionero en tener una legislacion moderna que asegurara que el patrimonio es un bien de beneficio social amplio, propiedad de la nacion. Me refiero, por supuesto, a la Ley de Proteccion de Zonas y Monumentos de 1972. Defender la Ley ha sido uno de los bastiones del activismo desde lugares como el Sindicato de Academicos del INAH, que ha luchado con teson para que no sea substituida por una que abra las puertas a la privatizacion del patrimonio. Ha sido un trabajo arduo y constante, porque cada sexenio surgen un par de iniciativas que, senalando las supuestas deficiencias o lagunas de la Ley existente, piden que sea derogada a favor de una mas "liberal". En consecuencia, ha sido clave el sostener una lucha en el flanco legal.

[FIGURA 1 OMITIR]

El problema es que a veces quienes violan la ley son las comunidades que viven en torno a sitios arqueologicos, porque sus condiciones de vida hacen que sea mas rentable destruir el patrimonio que respetarlo, comerciando con artefactos en el mercado negro; el patrimonio no es capaz de generar alternativas de mejoramiento de vida--o, si lo hace, los beneficios van a dar a las grandes companias globales de servicios turisticos. Es decir, parte de esos beneficios no son apropiados de manera social amplia. Y no importa que tan fuerte sea la Ley o rigurosa su aplicacion, mientras las comunidades no entiendan los valores patrimoniales, por un lado, y por otro no encuentren maneras de que parte de los beneficios del patrimonio les ayuden a generar mejores condiciones de vida, seguiran optando por la destruccion y el saqueo. Eso muestra que, aunque importante, la esfera legal no es la unica sobre la que hay que actuar. El componente de socializacion del valor patrimonial, o apropiacion social de patrimonio, es clave.

Algo similar sucede con el aspecto tecnico de la restauracion de bienes:5 nos podemos pasar anos restaurando un sitio para que en poco tiempo vuelva a presentar afectaciones, cuando la comunidad no adopta el sitio y no contribuye a evitar que se degrade el entorno en el que esta. De nuevo, podemos adoptar las mas modernas tecnicas de conservacion, los mejores tratamientos, pero eso no ira a la raiz del problema, que esta en otro lado.

Los investigadores cada dia son mas conscientes de esta situacion y quiza es por eso que hoy se piensa con mas cuidado si realmente lo que se requiere, por ejemplo, es intervenir en un sitio que, una vez excavado, no tendra las condiciones adecuadas para su conservacion. Ya no se vale, como se hacia antano, el llegar, excavar, publicar libros esplendidos sobre la investigacion, mientras el sitio es saqueado y se deteriora por falta de restauracion. Pero, por lo mismo, si la defensa se hace solamente desde el flanco de una mejor investigacion, sin atender a los problemas de conservacion posteriores, no se resolvera el problema. (6)

Se ha insistido en que lo que esta faltando es mayor planeacion, y que los "planes de manejo" son la solucion a los problemas de conservacion. Este es un tema complejo, porque por errores en el manejo politico del concepto, hoy se ha generado incluso un rechazo a cualquier mencion a los planes de manejo. Esta es una situacion desafortunada, porque los planes de manejo no son sino parte de un conjunto mayor de herramientas que en el INAH en particular, se condenso en un solo documento, el plan de manejo. En otros paises se tienen cuando menos tres niveles de planeacion: el plan estrategico, que asegura que un recurso patrimonial sobreviva a largo plazo; el plan de conservacion (en sentido amplio) o de manejo, que pone en marcha los lineamientos establecidos en el plan estrategico y supervisa la operacion en el corto plazo; y los planes especificos que conforman los "campos de accion" del plan de manejo: el plan de conservacion (en el sentido estrecho, de conservacion material y restauro), el plan de investigacion, el plan de seguridad, etc.., que orientan las tareas en estas areas.

Por desgracia, se tiende a ver a los planes de manejo como parte de la "gestion" y esta se reduce al problema del logro y la administracion de fondos. Se piensa que es una tarea de administradores y personal contable. O que cualquier mencion al tema de la gestion implica, de alguna manera oscura, una voluntad de "venta" o privatizacion del patrimonio, o de centrarse en sus aspectos comerciales, como parecen proponer algunos colegas europeos.

El termino "gestion" resulta desafortunado y equivoco: en el espanol mexicano el termino usual seria "administracion": aqui no hay carreras de "gestion de empresas", como en Espana, sino de "administracion" de empresas. Cuando se aclara el punto, la vaguedad del termino desaparece y se evidencia que la gestion, asi entendida, no es seria sino una forma de administracion. Pero la clave aqui no es la administracion, sino la planeacion estrategica: sin ella, la administracion es una tarea tecnica. Esta planeacion solo la pueden hacer los academicos especialistas en los distintos campos del patrimonio, no es un asunto de administradores o de contadores. Sin un plan academicamente disenado, ?que administran los administradores?

Desafortunadamente, el rechazo a los planes de manejo, a los que se les concibe como herramientas de administracion, hace que se rechace la necesidad de planificar estrategicamente. Se ceden espacios a los burocratas, a los politicos y a los tecnicos en administracion, para luego reclamarles que no han hecho un trabajo adecuado.

No obstante todo lo dicho, ni siquiera la mas fina planeacion estrategica, la mas correcta en terminos academicos, sera suficiente si al mismo tiempo no se atienden los otros factores. Entre ellos el propio marco legal que haga que esta planeacion no sea letra muerta, cuando no logran asegurar el soporte presupuestal que permita llevarlos a cabo, por ejemplo.

Este breve recuento puede entonces clarificar por que pensamos que es indispensable tener un Modelo Integral de Conservacion del Patrimonio Arqueologico, que permita entender que es necesario intervenir en cuando menos cinco areas: la propia investigacion (que es el punto de partida), la conservacion material y restauro, la proteccion legal, la planeacion estrategica y administracion de los bienes patrimoniales y el area en que ubicamos a la divulgacion, la de la apropiacion social de los valores patrimoniales o socializacion del valor patrimonial.

Los valores patrimoniales como valores potenciales: el concepto de potencial patrimonial

Hemos senalado ya la tension entre un concepto realista de patrimonio, en donde al menos la dimension de valor cientifico es objetiva y el hecho de que valuar requiera un sujeto valuador. Una posible solucion la dio Antonieta Jimenez, al proponer que lo que existe son recursos que son "patrimoniables" (Jimenez 2007), que se convierten en recursos patrimoniales cuando la sociedad reconoce su valor y los protege. Creo que por ahi va la solucion, salvo que si nadie reconoce nada entonces no quedaria patrimonio, ni siquiera en el sentido de su valor cientifico. Y eso es parte de lo que criticamos a la propuesta relativista: nada existe si no es que alguien lo reconoce, lo que como se dijo, contradice una ontologia realista/ materialista.

Pero creo que la intuicion detras de la propuesta puede rescatarse haciendo un uso del concepto de "potencia", vagamente inspirado en la idea aristotelica de potencia, o en la distincion newtoniana entre energia potencial y energia kinesica, se trata de una propiedad que existe, pero que para poder expresarse requiere de ciertas condiciones: al soltar un resorte, lo que entra en accion en la energia potencial, transformandose en kinesica; la energia estaba ahi, no la puso el que libera el resorte, pero se expresa solamente cuando esa condicion se cumple. (7)

Bajo este simil o metafora muy informal, podemos pensar en las dimensiones de valor patrimonial como potencias que, para expresarse o realizarse, requieren ciertas condiciones. El patrimonio tiene propiedades reales que son las que sustentan esta potencia--en el caso del patrimonio cultural, son el resultado de la accion de sujetos en sociedad en el pasado--y en ese sentido, se requirio de la accion humana para crearlas. El que otros humanos, tiempo despues, reconozcan o no como valiosas esas propiedades no altera el hecho de que existian con independencia de los actuales sujetos. No obstante, en todos los casos se requerira intervencion para que ese valor potencial pueda expresarse o "materializarse", de manera plena. Esto implica no solamente agentes sino acciones que conviertan ese valor potencial en un valor real. Estas acciones pueden, ademas, hacer que ese valor real sea socialmente apropiado.

[FIGURA 2 OMITIR]

Hemos propuesto que las cinco dimensiones de valor patrimonial (estetica, historica, simbolica, cientifica y economica, vease Figura 2), dependen del mismo soporte material que las constituye: que algo se aprecie como bello depende no solamente de los canones de belleza de los que lo ven hoy, ellos ven algo y ese algo tiene un soporte material que es previo a estos observadores y que se construyo sin su participacion. Habra casos en las dimensiones estetica, simbolica e incluso la historica, en que los sujetos decidan o no realizar las acciones que permitan la expresion plena del potencial patrimonial--como por desgracia sucede--pero eso no hace que las caracteristicas del patrimonio sean "relativas" a esos sujetos actuales o dependan de ellos. Me parece que esta solucion permite resolver la tension entre la necesidad de un concepto de valor "objetivo", realista, y el hecho de que valuar requiere de un valuador. Se evita caer en el relativismo, se reconoce la necesidad de que los sujetos entiendan el potencial valorativo para hacer que este se realice y se abre la puerta para explorar, en detalle, en que consistirian las acciones y quienes pueden ser los agentes que mejor contribuyan, en cada caso, a generar las condiciones en las que el potencial de valor patrimonial se realice y pueda ser socializado.

Como se socializa el valor patrimonial

Si regresamos al Modelo de Conservacion Integral, veremos que una de sus areas es precisamente la de la socializacion del valor patrimonial. No solamente socializacion del conocimiento (que deriva de la dimension cientifica), sino de todas sus dimensiones. La importancia central la socializacion es que es la que le da sentido a la propia conservacion: conservamos para alguien, conservamos para algo, no solamente por conservar. La frase comun es "conservamos para la gente", pero no siempre es claro como conservar beneficia o es incluso necesario esa gente.

A los expertos nos da trabajo entender una pregunta aparentemente obvia: ?para que conservar? Y, aun mas dificil, por que preferir unas antiguallas a construir una nueva linea del metro, un hospital o una presa que dotara de electricidad a toda una region. "!Es obvio!", protestamos. Lo hacemos porque para nosotros, en tanto arqueologos, "la pregunta ofende", como se dice en Mexico. Pero no es en absoluto obvio para la sociedad que paga nuestro trabajo o la que decide si prioriza salvar un sitio arqueologico sobre construir una escuela o un hospital.

[FIGURA 3 OMITIR]

La socializacion del valor patrimonial, sostenemos, se da en dos variantes: la del uso del conocimiento producido sobre el patrimonio y la del uso y disfrute del propio bien patrimonial (vease Figura 3). En la primera hay, a su vez, tres posibilidades: a) la del uso del conocimiento por otros expertos, esto es, en la difusion (publicaciones especializadas, eventos profesionales, etc., donde los participantes conocen el lenguaje, entienden el contexto y pueden establecer la relevancia de lo que se les comunica); b) en la del uso por no expertos, es decir, por la sociedad en general, mediante la divulgacion, en donde quien se apropiara del conocimiento no conoce necesariamente el lenguaje del experto, puede ignorar el contexto y que no tiene por que entender la relevancia de lo que se le comunica; y c), cuando el conocimiento, ya sea teorico o practico, no solo se comunica, sino que se aplica a situaciones actuales.

Esta tercera opcion ha sido subexplotada, en mi opinion, y subvalorada socialmente. Tengo en mente aqui ejemplos de como la teoria derivada de hallazgos de la arqueologia puede iluminar u orientar desde tareas muy concretas hasta acciones revolucionarias a escala mayor. No hay que olvidar que la arqueologia, junto con la geologia y la astrofisica, fueron fundamentales para derrotar la concepcion creacionista del universo, echar abajo las especulaciones del Obispo de Usher en cuanto a la supuesta corta edad de la Tierra y del genero humano y, gracias a Darwin y a los prehistoriadores, el acabar con el mito de la creacion especial de la Humanidad. El desarrollo de la teoria evolucionista clasica, dentro de la que, les guste o no a muchos, es posible ubicar a Marx--con sus especificidades, sin duda--fue un aporte que nutrio en su momento incluso al propio pensamiento marxista. Los subsecuentes desarrollos teoricos (tanto cercanos o como fuera del marxismo), arrojaron luz sobre importantes problemas y sirven hoy dia para combatir anejos prejuicios: por ejemplo, el de que las clases sociales han existido desde siempre, mito que la arqueologia ha refutado mostrando que se trata de procesos historicos recientes (6 mil anos en el Viejo Mundo, alrededor de 2,500 en el Nuevo Mundo). El feminismo avanza en mostrar que la asimetria de genero no es "natural" sino que probablemente se surgio en un momento determinado del desarrollo humano. Y asi con otros aportes teoricos de la arqueologia que apuntalan incluso movimientos de reivindicacion social. Son ejemplos de la apropiacion del conocimiento teorico derivados del patrimonio arqueologico que han sido de utilidad para la transformacion de la sociedad actual, desde la teoria y la empirea.

Pero casi tan importantes y, de nuevo subvaluados y subutilizados, son los conocimientos practicos que la arqueologia (en combinacion a veces con la etnohistoria o la etnografia) han aportado al mundo y que se utilizan como soluciones practicas en contextos actuales. Quiza los ejemplos mas notables sean los del uso de tecnicas agricolas de herencia prehispanica que, aplicados apropiadamente, son capaces de resolver problemas de productividad en contextos en los que las soluciones altamente tecnificadas fallan. Son soluciones que los pueblos del pasado encontraron para problemas como la erosion en terrenos con pendientes pronunciadas (terrazas que eran al mismo tiempo retenes, presas y captadoras de suelo); campos levantados en lugares con inundaciones; chinampas para incrementar la productividad; sistemas de captacion y distribucion de agua, etc. que, cuando se han aplicado con ingenio, resultan no de ser "alta tecnologia", o "tecnologia de punta", pero si de tecnologia adecuada.

La arqueologia ha contribuido en mucho a esta recuperacion de saberes, a los que se deben sumar aplicaciones de la medicina tradicional; la observacion y prediccion de patrones del clima (el caso de los "graniceros" tradicionales mexicanos, que tienen formas sofisticadas de etnometereologia); saberes que la etnografia y la etnohistoria han permitido incrementar y combinar con los hallazgos arqueologicos. Ideas tan aparentemente obvias como las ventajas de las tecnicas tradicionales mayas de pluricultivo, adquieren relevancia cuando hoy dia hay plagas que destruyen cientos de hectareas cultivadas bajo tecnicas modernas de monocultivo, que introducen ademas dependencias tecnologicas (por ejemplo, la dependencia de semillas hibridas infertiles en el cultivo de maiz) en sociedades que eran fundamentalmente autosuficientes.

En ocasiones no son las soluciones tecnicas en si, sino la riqueza que implica el entender que hay muchas maneras de relacionarse con la naturaleza o con otros humanos: por ejemplo, la reciprocidad en las sociedades cazadoras-recolectoras y agricultoras simples; o incluso al dar simplemente constancia de que existen multiples soluciones a las mismas necesidades y retos, incluso en terminos de reflexion filosofica y goce estetico, que nos recuerda, una y otra vez, la enorme flexibilidad de nuestra especie. Este acervo es en si ya un aporte.

Se trata, en suma, del uso de tecnologias y conocimientos adquiridos mediante el estudio del patrimonio que son aplicables directamente en la solucion de problemas en contextos actuales; o maneras de ampliar nuestros horizontes cognitivos y maravillarnos ante la creatividad humana. Son una de las maneras en que el patrimonio indudablemente "sirve para algo".

En estas tres opciones (difusion, divulgacion y aplicacion directa de conocimientos derivados del patrimonio), lo que socializa es el conocimiento (teorico o practico). La segunda variante de la Figura 2 muestra la otra opcion: la del gozo y disfrute directo de los propios bienes patrimoniales. En esta variante, el patrimonio "nos da algo" cuando disfrutamos sus valores cientificos, historicos esteticos, simbolicos e incluso economicos mediante el acceso directo al propio bien patrimonial, la experiencia de estar en un lugar patrimonial--o los beneficios materiales que este atrae. Y no solo los turistas--es decir, de personas no avecindadas en la localidad--sino de cualquier persona, empezando por las del entorno inmediato del bien, que deberian ser sus primeros beneficiarios. Por comodidad usare "visitantes", para referirme incluso a la gente que vive a veces, literalmente, sobre el propio bien patrimonial.

Como se materializa o realiza el potencial patrimonial --agentes, acciones, factores

He intentado sintetizar en las siguientes cinco tablas las maneras concretas en que se socializa el valor patrimonial. Son las respuestas a "que ganamos" conservando el patrimonio. Cada una corresponde a las dimensiones de valor patrimonial. En ellas se resumen las variantes (conocimiento y acceso al propio bien) y subvariantes (difusion, divulgacion y aplicacion teorico/practica del conocimiento; asi como disfrute directo del propio bien) de la Figura 3. Tambien indico que agentes, acciones o factores alteran o destruyen ese potencial. Aunque creo que son suficientemente explicitas, no esta de mas hacer algunos comentarios adicionales:

Dimension de valor estetico

Es dificil que la visita a un lugar patrimonial (o incluso a un museo de arqueologia) no impacte esteticamente al visitante. En particular los grandes centros urbanos prehispanicos, por sus monumentalidad, armonia, proporcion y otros atributos esteticos, suelen por si mismos causar un efecto notable. No se requiere realmente de grandes conocimientos para que este efecto se produzca, igual que tampoco requerimos entrenamiento estetico para apreciar una buena puesta de sol. Pero para que la experiencia sea todavia mas profunda, es posible dotar al visitante de herramientas que le permitan entender el contexto o la relevancia estetica de lo que ve.

Aunque este es un tema controvertido entre los que opinan que nada debe mediar entre el espectador y la obra de arte, yo soy de la idea de que saber apreciar el arte no disminuye el placer estetico sino, al contrario, lo promueve; y que tener una idea de la relevancia social y historica de la obra me permite entender mejor su valor estetico, al ponerlo en un contexto de significacion social. Claro, ello no implica decirle todo esto con terminos especializados sino, precisamente, traducidos a un lenguaje que entienda y disfrute. Esto seria parte de la "narrativa patrimonial", que debe ser, en consecuencia, solidamente anclada en la investigacion.

Este potencial valorativo se materializa, entonces, ante el propio disfrute del bien. El discurso especializado de los expertos lo traducen el divulgador y el educador artistico. La materializacion del valor la afectan la accesibilidad del bien, y lo destruyen el deterioro y la reconstruccion; o una narrativa falsa; o simbolicamente, su uso para funciones incompatibles--como la pelea de box que alguna vez se planteo para Chichen Itza, para la que existirian lugares mas adecuados, especializados, y que no requieren poner en peligro material ni simbolico al bien.

Valor historico

Esta dimension coincide en muchas otras, ya que el mismo bien puede contener no solo elementos esteticos sino historicos, cientificos y en muchos casos, simbolicos. Normalmente el visitante las ve juntas. Las separo aqui solo para fines analiticos y de facilidad de exposicion.

Es importante notar que el asunto de las falsas narrativas requiere un ajuste: el de dar cabida a la manera en que la propia poblacion local entiende su historia --que puede ser expresada en mitos, tradiciones y otras interpretaciones salidas de la propia comunidad. En sentido estricto, algunas serian consideradas "falsas", pero pueden consignarse precisamente como interpretaciones tradicionales, resultado no de la investigacion por profesionales del ramo, sino por la propia gente que ha convivido con el bien y cuya voz tambien merece oirse.

La distincion es delicada (tal como lo es en el valor cientifico), porque no se trata de dar igual peso a ambas interpretaciones (lo que implicaria un relativismo que a la larga es pernicioso), pero tampoco se trata de eliminar una completamente a favor de la otra. Y es distinta a la dimension estetica, en la que cada espectador formara su propio juicio sobre la belleza o carencia de ella del bien y no hay una respuesta emocional "correcta" al efecto de la obra. Nada impide que, dado que este elemento llama la atencion del publico, se presente la interpretacion tradicional; y luego, como alternativa y contrapeso, la que los historiadores han generado: no con un animo de "corregirla"--aunque en algunos casos extremos pueda ser necesario indicar sus fuerzas y debilidades. Y claro, con la plena conciencia que en el conocimiento historico nunca esta comprobado: esa "correccion", es tentativa, aunque sea la mejor disponible. El publico podra entonces evaluar el merito de ambas y seleccionar alguna (o generar una interpretacion propia).

Valor simbolico

Esta dimension de valor es una de las mas problematicas, dado que, por su propia naturaleza, esta sujeta a convenciones y percepciones distintas. Lo simbolico lo es para alguien, que ve en un signo o indice la representacion de algo, una representacion socialmente legitimada. A diferencia de otras dimensiones de valor, esta es subjetiva o intersubjetiva en un sentido mas fuerte. Es algo que el sujeto asigna, no algo que reconoce, como serian las otras dimensiones. Esta intimamente ligada, ademas, a cuestiones identitarias, particulares y es la mas susceptible de manipulacion politica. No tiene sentido preguntarse si realmente la bandera, por ejemplo, representa a la patria, o si la propia patria representa al conjunto de los mexicanos: el colectivo lo ha definido, en general, asi; le atribuye a la bandera o al himno ese poder de representacion. Podemos cuestionar la correccion historica o la justificacion etica y politica del uso de los simbolos, pero no el proceso mismo de asignacion simbolica, que es por naturaleza convencional y en ese sentido, arbitrario. Curiosamente, una vez hecha una adscripcion simbolica suficientemente fuerte en terminos de consenso social, es capaz de hacer que sus soportes materiales sean entonces elevados a la categoria de patrimonio, incluso cuando las otras dimensiones de valor no coincidan o hayan sido "fabricadas" ad hoc.

De ahi el asterisco en "touroperadores":* la industria turistica es especialista en crear "atractivos" que acaban simbolizando a lugares, aunque sus meritos esteticos o historicos sean pocos. Pero constituyen un elemento mas a comercializar y, si la sociedad los adopta, a la larga acabaran siendo, en efecto, elementos patrimoniales por ese valor simbolico.

Valor cientifico

He sostenido que esta es la dimension de valor que puede dar sustento a las demas, cuando por razones politicas o simbolicas esas dimensiones son desestimadas y el bien no destaca por su dimension estetica tampoco ni es capaz de producir valor economico: el valor cientifico siempre esta presente y desde ahi se podra argumentar en ultimo caso su conservacion.

Aqui el papel de la narrativa es clave, dado que mientras las otras dimensiones de valor pudieran ser quiza ya valores entendidos para una determinadas comunidades, el valor cientifico es el menos autoevidente. Es por ello que la divulgacion es crucial--y para ella, adoptar en lo posible una estructura narrativa es contar con una herramienta de particular eficacia para crear empatia, producir relevancia y lograr compromiso con una cultura de conservacion.

Dada amplitud del patrimonio arqueologico se requiere de multiples especialistas para materializar este potencial patrimonial; por ejemplo, del extensionista o divulgador agricola, que es quien puede llevar las tecnicas de cultivo recuperadas por el arqueologo para su conocimiento y adopcion en comunidades campesinas; el educador ambiental, que pude contribuir a que los visitantes entiendan mejor el papel de la humanidad en los cambios globales que hoy experimentamos y que tienen raices en el pasado; en fin, todos aquellos que estudian o comunican aspectos de la diversidad que englobamos con el termino "patrimonio arqueologico".

Es normalmente la tarea de equipos de arqueologos (y, sobre todo de las instituciones oficiales encargadas del patrimonio), el que se cumpla la condicion o requerimiento de que el bien este accesible; asi que en esta tarea participan todos los especialistas que se encargan de los diferentes componentes del Modelo Integral de Conservacion que presentamos antes.

Afectan esta dimension de valor las narrativas falsas, sobre todo las impuestas desde fuera (como los cuentos sobre ovnis que les endilgan algunos guias de turistas a los visitantes); aquellas generadas como tradiciones en la comunidad merecen ser incorporadas bajo las consideraciones expuestas en el caso del valor historico. Se afecta tambien este valor cuando, haciendo caso omiso a lo que podemos aprender de la arqueologia, se adoptan soluciones globalmente desarrolladas, por ejemplo, para la conservacion y el restauro, que no funcionan en los contextos locales. Hoy dia tambien se afecta indirectamente este valor cuando se pone en peligro su integridad mediante usos incompatibles con su vocacion original patrimonial. Y han no solo afectado, sino han destruido el propio bien patrimonial, ideologias sectarias y divisivas que, ignorando que el valor cientifico tiene un interes potencialmente universal, han impuesto valoraciones simbolicas o politicas con la consecuente mutilacion o destruccion total de bienes.

Pero el riesgo mas fuerte que se yergue sobre esta dimension de valor es el intento desmedido de lucro que genera condiciones adversas a la conservacion, altera los valores simbolicos y pretende tratar al patrimonio como una mercancia. Los efectos son no solamente mediatos, sino inmediatos, al generar el turismo en masa una serie de distorsiones en las poblaciones en el entorno de los sitios, bajo un crecimiento y explotacion que nunca se previo porque no hubo adecuados procesos de planeacion estrategica. Es por ello que es importante hacer "arqueologia fuera de la cerca" (Gandara 2007) para no llamarnos a espanto cuando, luego de intervenir un sitio arqueologico y haberlo abierto al publico, regresamos anos despues para verlo invadido de ambulantes, ahogado por la infraestructura turistica y afectado en su entorno.

Valor comercial

Esta dimension es la que ha recibido cada vez mayor atencion de empresarios y politicos, sobre todo en la nueva economia global del capitalismo salvaje proliferan propuestas de usos insostenibles, atentatorios contra el patrimonio; tipicamente son visiones de "corto plazo", similares a las empleadas en la explotacion de los destinos de playa: se usufructua la playa, se sobresatura, se contamina y afecta hasta perder sus atractivos principales, momento en el que los inversionistas abandonan esa plaza y se van a la que sigue, a repetir el mismo proceso.

El problema es que el patrimonio arqueologico es fragil, no renovable y, como hemos sostenido, tiene mas valor que el economico. Aqui lo que se requiere es una estrategia inteligente que determine cuales son los limites en los que el patrimonio puede ser utilizado como recurso economico, para quien, en que proporcion y medida y para que. Algunos colegas piensan que la simple apertura de un sitio al publico ya es una medida atentatoria: pero, ?como es que la ciudadania va a disfrutar del bien si solamente pueden conocerlo los especialistas? El problema mas bien yace en la falta de planeacion, en la apertura de sitios por propositos politicos o bajo la presion de los touroperadores, sin condiciones de sostenibilidad a largo plazo, sin la infraestructura y el personal requerido para que la apertura no ocasione danos irreparables.

Existen metodologias de planeacion que intentan compatibilizar el proposito de conservar el patrimonio (que la gente lo pueda disfrutar) con el riesgo que este disfrute implica. El National Park Service ha propuesto la metodologia VERP precisamente para este efecto (National Park Service 2002). El argumento es simple: si no queremos que un lugar patrimonial se afecte, habria que empezar por no investigarlo. Pero si ha de abrirse al publico, entonces es importante calcular cual es el limite maximo de alteracion permitida; crear indicadores para este limite, tener listas alternativas de visita y uso y poderlas emplear cuando, antes de llegar al 20% del limite aceptable, los indicadores muestren que el efecto esta siendo mas nocivo de lo que es permisible. Y esta metodologia es original, porque no solamente se preocupa por la capacidad de carga en terminos del peligro al bien patrimonial, sino a la propia experiencia de visitante.

Otro asunto es el uso por agentes privados, en condiciones que nadie puede explicar, como fue el caso de Xcaret, el unico sitio arqueologico explotado por un particular; o los intentos de convertir a los sitios arqueologicos en espectaculos de luz y sonido, a costa de su conservacion, proyectos que completamente ignoran los valores patrimoniales salvo por el economico (o acaso el simbolico-politico). Ahi hay que ser firme respecto a la Constitucion y la Ley de 1972: el patrimonio arqueologico es un bien nacional de beneficio social amplio.

Algunas reflexiones finales: y ... ?el contenido de la divulgacion significativa?

Como se vera por toda esta discusion, el concepto de "puesta en valor" no es equivalente al de "socializacion del valor patrimonial". Esto es, lo que estoy proponiendo aqui no es solamente un cambio de nombre, una modificacion a la terminologia. Si examinamos las tablas anteriores, lo mas parecido al concepto anterior seria lo que hemos llamado aqui "Accesibilidad al valor patrimonial (condiciones adecuadas para la visita)". Esta es una tarea importante, sin duda, porque mediante esa via se materializa buena parte del valor potencial patrimonial, pero no es equivalente al conjunto de medidas y acciones que se requieren que el valor patrimonial se socialice. Es, en particular, solamente una de las cuatro variantes en que las contribuciones del estudio del patrimonio arqueologico se ponen al servicio de la ciudadania.

Es una tarea importante, de todas formas, y una que no toca solamente a arquitectos, administradores o burocratas. Si queremos que esa "accesibilidad" (en sentido amplio) al valor patrimonial no destruya parte de los otros valores cuando generamos "condiciones adecuadas para la visita", es indispensable tomar un papel activo como arqueologos en el proceso de planeacion respectiva. Y sera indispensable, para que los beneficios del patrimonio se distribuyan de manera amplia y equitativa, que en ese proceso de planeacion se consulte a todos los agentes involucrados; y, fundamentalmente, a las propias comunidades inmediatas, que pueden convertirse en nuestros aliados fundamentales en la conservacion, sobre todo si los beneficios del patrimonio arqueologico van mas alla de lo simbolico y lo identitario y pueden implicar una mejora en sus condiciones de vida. Sin eso, parte del proposito del patrimonio, que es el de ser una rica herencia que debe ser compartida de manera amplia, quedara sin cumplirse.

Por cuestiones de espacio (!y de capacidad!) nos hemos centrado en proponer una alternativa al concepto de "puesta en valor" de ICOMOS, una alternativa compatible con un punto de vista marxista y enmarcada en el contexto de un Modelo de Conservacion Integral del Patrimonio. Quisiera terminar estas lineas, sin embargo, cuando menos mencionando algunos elementos que tienen que ver con el contenido de una propuesta de divulgacion desde el marxismo, a reserva de profundizar en este tema en otra ocasion.

La divulgacion significativa del patrimonio arqueologico es una estrategia de comunicacion para la educacion patrimonial. Es heredera de la "interpretacion tematica" (Ham 1992), una forma de educacion ambiental surgida de la "interpretacion natural" (Tilden y Craig 2009), iniciada en el National Park Service de Estados Unidos (Merriman and Brochu 2006). La estrategia se generalizo a otros paises (Colquhoun 2005) y se extendio al patrimonio cultural, ya que en muchos parques y bosques nacionales hay sitios arqueologicos o monumentos historicos. Nosotros desarrollamos una variante "a la mexicana" (Gandara 2000) a la que llamamos "enfoque antropologico de la interpretacion tematica" (Gandara 2001 y Gandara 2009) y que, en rigor, deberia llamarse "antropologico e historico", dado que uno de sus cimientos esta en la antropologia y el otro en la ciencia de la historia, a la manera que esta se entiende en el marxismo. La divulgacion significativa se nutre de ambos enfoques y los refuerza apoyandose en teorias desarrolladas en otras disciplinas, que van desde la psicologia cognitiva (Ham 1999), (Moscardo et al. 1999), a la pedagogia (Ausubel 2000), pasando por la comunicacion (Chip Heath y Dan Heath 2007), la teoria dramatica (McKee 2000) y el wayfinding u orientacion en el espacio (Arthur y Passini 1992).

Para nuestro enfoque, es necesario "desnaturalizar" la cultura--es decir, mostrar que no hay practicas culturales "naturales" o "normales"--, sino que todas son producto de dinamicas sociales que explican su funcionamiento y que solo son una de muchas soluciones posibles, todas igualmente legitimas; e "historizar" la cultura--es decir, combatir la idea de que las practicas actuales son las que "han existido siempre", "son eternas", o forman parte de una "esencia humana" que trasciende el tiempo y el espacio. Estas son dos tareas fundamentales para abrir la posibilidad de que el publico entienda que el presente es modificable, que lo que hoy nos parece parte de "la naturaleza humana", no es sino la version actual de lo que la ideologia capitalista globalizada nos presenta y que, en consecuencia, la accion organizada de los sujetos sociales puede transformar el mundo en algo mas justo y en mejor equilibrio con el planeta.

Por ultimo, no hay que perder de vista que el patrimonio es, y se convertira cada vez mas, en un campo de batalla entre clases y fracciones de clase, en un nivel, por el control y usufructo del patrimonio como recurso generador de valor (como "mercancia" para el gran capital); en otro, por la hegemonia ideologica, la historia que contemos sobre el pasado no puede ser una historia neutral siempre respondera a una vision politica. Es por ello que implica una gran responsabilidad; y, en nuestro caso, es importante que llegue precisamente a los grupos subalternos, subordinados, a los que los productos mas academicos, de difusion, dificilmente llegan (o pueden ser decodificados). La divulgacion significativa se centra en el publico, pero con un interes muy particular en cuanto a que publico: el de las clases y los grupos subalternos.

Bibliografia

Arthur, Paul y Romedi Passini 1992 Wayfinding: People, Signs, and Architecture, First edition, Mcgraw-Hill (Tx).

Ausubel, D. P. 2000 The Acquisition and Retention of Knowledge: A Cognitive View, Springer. Colqu

Houn, Fiona. 2005 Interpretation handbook and standard: distilling the essence, Wellington [N.Z.], Department of Conservation.

Gandara, Manuel 2000 "La interpretacion tematica y la proteccion del patrimonio cultural", Memoria, 60 anos de la ENAH, Eyra Cardenas (ed.), Mexico.

2001 "Aspectos sociales de la interfaz con el usuario. Una aplicacion en museos", PH. D., Universidad Autonoma Metropolitana-Azcapotzalco, Mexico.

2007 "La interpretacion del paisaje en arqueologia: nuevas oportunidades, nuevos retos", Simposio de arqueologia y geografia patrimonio y paisajes culturales, M. Garcia, et al. (ed.), pp. 231-244, Zamora, Colegio de Michoacan.

2008 "?Necesitamos un concepto realista (materialista) del patrimonio arqueologico?: Una aproximacion congruente con la arqueologia social", Boletin de Antropologia Americana, 41:17-41.

2009 Proyecto de interpretacion del patrimonio cultural de Leon, Guanajuato, Instituto Cultural de Leon, Vive el Tiempo, Guanajuato.

Ham, Sam 1992 Environmental interpretation: a practical guide for people with big ideas, Atlantic Books.

1999 "Cognitive Psychology and Interpretation: Synteshis and Application", The Educational Role of the Museum, 2nd edition, Eilean HooperGreenhill (ed.), pp. 107-117, London, Routledge.

Heath, Chip y Dan Heath 2007 Made to Stick: Why Some Ideas Survive and Others Die, 1st edition, Random House.

McKee, Robert 2000 Story: Style, Structure, Substance, and the Principles of Screenwriting, New York, Harper Collins.

Jimenez, Ma. Antonieta 2005 La gestion del patrimonio arqueologico en Mexico. Valoracion y propuestas, tesis de maestria, Mexico, ENAH.

Merriman, Tim y Lisa Brochu 2006 The history of heritage interpretation in the United States, Fort Collins, CO, National Association for Interpretation.

Moscardo, Gianna, Daniel R. Fesenmaier, Musaffer S. Uysal, et al. 1999 Making Visitors Mindful: Principles for Creating Sustainable Visitor Experiences Through Effective Communication, Sagamore Publishing. National Park Service

2002 VERP Visitor Experience and Resource Protection Planning, Washington, D.C., National Park Service.

Palacios, Antonio y Carmen Hidalgo 2009 Una aproximacion al concepto de puesta en valor turistica del patrimonio industrial, Terr@Plural, Ponta Grossa, 3(2):171-185.

Tilden, Freeman y R. Bruce Craig 2009 Interpreting Our Heritage, 4th edition, The University of North Carolina Press.

United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization N.d. Afghanistan: Conservation of the Bamiyan Valley, <http://www.unesco.org/new/en/unesco/themes/pcpd/unesco-in-post-crisis -situations/conservation-of-the-bamiyan-valley/>, revisado abril 23, 2012.

(1) Por supuesto, eso no significa que sujetos no hayan tenido que ver en su creacion: trivialmente, todos los productos sociales requieren sujetos. En ese sentido el entierro es producto de sujetos, pero del pasado--no es obra de decisiones de sujetos del presente.

(2) Vease, por ejemplo Afghanistan: Conservation of the Bamiyan Valley, United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization, n.d.

(3) Otras dimensiones de valor patrimonial, como la estetica o la simbolica, tiene cargas subjetivas indudables, y por eso pueden o no ser reconocidas por todos. Pero la cientifica depende mas de caracteristicas objetivas de la realidad--por ejemplo, el que un monumento sea el unico en su especie--y es por ello que es la que puede dar soporte a las demas.

(4) Esta es mi coartada para no entrar en un solemne tratamiento de la obra aristotelica o los detalles de la mecanica newtoniana.

(5) El termino mas amplio seria conservacion de bienes; pero para evitar confusion con el nombre del modelo, utilizare "conservacion material", que abarca, en su sentido amplio, a la restauracion. Originalmente use "conservacion tecnica", pero mis colegas conservadores senalaron que eso disminuye su estatuto profesional: no son tecnicos. Agradezco a Lourdes Gallardo, colega conservadora, sugerir el termino actual (Gallardo, comunicacion personal, Mexico, 2011).

(6) Ademas, se piensa que el unico que investiga es el arqueologo de campo, cuando la investigacion debe ocurrir en todos los componentes del modelo, la realizan tanto los conservadores como los divulgadores, los que articulan al patrimonio con las comunidades, los que hacen y aplican las leyes e incluso los que hacen la planeacion estrategica. La investigacion en todas estas disciplinas es el punto de partida, sin duda, es solo un componente.

(7) El ejemplo no es el mejor, ya que podria argumentarse que la energia potencial se debe a la accion de un sujeto y, en ese sentido, depende de el para existir. Quiza un ejemplo mejor seria el de la presion acumulada al interior de un volcan que finalmente hace erupcion y en el que, obviamente, ningun humano fue responsable ni de acumularla ni de dejarla salir.

manuel gandara v. *

* Posgrado en Museologia, Escuela Nacional de Conservacion, Restauracion y Museografia (encrym)/inah, Mexico, correo electronico: gandarav@cablevision.net.mx
Tabla 1

Dimension estetica

Materializacion            Goce estetico (contemplacion y disfrute
(acciones)                 profundo) por parte de los visitantes
                           Aprendizaje mediado por la emocion Difusion
                           de analisis iconograficos, esteticos, de
                           historia del arte

Mecanismos                 Visita a bienes patrimoniales Narrativa
(medios)                   patrimonial

Requiere de                Accesibilidad al valor patrimonial
(estrategias)              (condiciones adecuadas para la visita)
                           Divulgacion para la apreciacion artistica

Con participacion de       Conservadores, restauradores, historiadores
(agentes)                  del arte, arquitectos, equipo legal,
                           administradores, comunidad Divulgadores,
                           educadores artisticos

Se afecta por              Inaccesibilidad, destruccion o deterioro de
(factores de afectacion)   bienes patrimoniales Reconstruccion
                           Narrativas falsas Usos contradictorios a
                           los valores patrimoniales

Tabla 2

Dimension historica

Materializacion            Recuperacion de la historia particular
(acciones)                 (incluyendo teorias sobre problemas
                           historicos particulares) Recuperacion de
                           saberes tradicionales singulares
                           Comprension y disfrute de la historia
                           local

Mecanismos                 Visita a bienes patrimoniales, incluyendo
(medios)                   acervos Difusion historica Narrativa
                           patrimonial Conservacion de acervos y
                           monumentos (memoria colectiva)

Requiere de                Accesibilidad al valor patrimonial
(estrategias)              (condiciones adecuadas para la visita)
                           Divulgacion para la apreciacion historica

Con participacion de       Historiadores y etnohistoriadores,
(agentes)                  arqueologos, comunidad Divulgadores,
                           educadores

Se afecta por              Destruccion o deterioro de bienes
(factores de afectacion)   patrimoniales Reconstruccion

                           Usos contradictorios a los valores
                           patrimoniales Narrativas falsas *

* Touroperadores.

Tabla 3

Dimension simbolica

Materializacion          Generacion de un sentido de trayectoria
                         historica/grupal

(acciones)               Uso reverencial/simbolico/politico de bienes
                         patrimoniales
                         Adopcion de una identidad particular
                         ("otredad")
                         Cohesion grupal

Mecanismos               Discursos simbolicos Narrativas identitarias
(medios)

Requiere de              Accesibilidad al valor patrimonial
(estrategias)            (condiciones adecuadas para la visita)
                         Divulgacion del valor simbolico (incluso
                         propaganda)
                         Creacion o reconocimiento de lugares y
                         simbolos identitarios
                         Creacion de simbolos patrimoniales grupales

Con participacion de     Divulgadores, historiadores, lideres
(agentes)                politicos, "morales", operadores turisticos,
                         * comunidades

Se afecta por            Distorsion de la historia real particular *
(factores de             Cambios en la ideologia dominante del
afectacion)              momento Usos contradictorios a los valores
                         de la ideologia dominante Ideologias
                         sectarias, divisivas

* Touroperadores.

Tabla 4

La dimension cientifica

Materializacion            Generacion de teorias que expliquen las
(acciones)                 grandes interrogantes humanas Recuperacion
                           de la historia colectiva humana Sentido de
                           trayectoria colectiva humana Identidad
                           universal, humana Cohesion como especie
                           Recuperacion y uso de saberes colectivos

Mecanismos (medios)        Difusion cientifica Visita a bienes
                           patrimoniales Narrativa patrimonial de
                           corte enfoque antropologico, humanista
                           Creacion / conservacion de acervos, vivaria

Requiere de                Accesibilidad al valor patrimonial
(estrategias)              (condiciones adecuadas para la visita)
                           Divulgacion patrimonial Extension agricola,
                           educacion ambiental y divulgacion en
                           general

Con participacion de       Arqueologos, historiadores, cientificos
(agentes)                  sociales y naturales, humanistas, comunidad
                           Conservadores, restauradores, arquitectos,
                           equipo legal, administradores,
                           divulgadores, educadores, extensionistas,
                           divulgadores en general

Se afecta por              Destruccion o deterioro de bienes
(factores de afectacion)   patrimoniales (artefactos contextos y
                           ecodatos) Reconstruccion, narrativas
                           falsas, usos contradictorios a los valores
                           patrimoniales Ideologias sectarias,
                           divisivas Imposicion de soluciones globales
                           no sustentables

Tabla 5

La dimension economica

Materializacion            Generacion de valor economico (y en el
(acciones)                 sentido inverso, perdida del valor
                           economico por las restricciones de uso
                           requeridas para la proteccion del
                           patrimonio)

Mecanismos                 Alteracion de precios en mercado de bienes
(medios)                   raices Generacion de demanda de productos y
                           servicios, y su comercializacion Venta
                           ilicita de bienes culturales, privatizacion
                           de bienes nacionales

Requiere de                Accesibilidad al valor patrimonial
(estrategias)              (condiciones adecuadas para la visita)
                           Condiciones de pernocta y visita
                           prolongada; infraestructura de servicios
                           Deteccion de "oportunidades de negocio" por
                           parte de quienes lucran con el patrimonio
                           Planeacion estrategica en un marco de
                           sustentabilidad Marketing y publicidad
                           (promocion del bien por el sector publico y
                           el privado)

Con participacion de       Especialistas patrimoniales, economistas,
(agentes)                  mercadologos, comunicologos, legisladores,
                           politicos, empresarios, comunidad

Se afecta por              Especulacion en bienes raices y financiera
(factores de afectacion)   Regulaciones patrimoniales, regulaciones de
                           planificacion y desarrollo Perdida de
                           autenticidad, sobresaturacion del recurso
                           (real y mediatica), pirateria Conflictos
                           comunitarios por el usufructo, intentos
                           privatizadores Uso irrespetuoso de los
                           sitios patrimoniales que resulta en
                           "erosion turistica"
COPYRIGHT 2011 Instituto Panamericano de Geografica e Historia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gandara, Manuel V.
Publication:Boletin de Antropologia Americana
Date:Jan 1, 2011
Words:10253
Previous Article:Observaciones criticas en torno a la postura ilustrada para la antropologia-etnografia.
Next Article:Sobre el concepto de tiempo libre y la administracion de los sitios patrimoniales.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters