Printer Friendly

La cultura de la participacion.

The culture of participation

1. Introduccion

La cultura de la participacion es una de las caracteristicas de las primeras decadas del siglo XXI. La cultura de la participacion es aquella que no tiene barreras para la expresion ciudadana, que apoya la creatividad y la puesta en comun de creaciones propias y colectivas. Los individuos creen en la importancia que tienen sus contribuciones y sienten una conexion entre lo que dicen los demas y sus propias aportaciones.

Participar implica formar parte, colaborar con los demas y conformar el grupo de consenso para conseguir metas comunes. En realidad, la participacion es un derecho de la ciudadania y asi debe ejercerse de forma libre, critica y responsable en todos los sectores de la vida. La participacion, como derecho fundamental reconocido en cualquier sistema democratico, requiere de un desarrollo normativo y de politicas que apuesten por el derecho de la ciudadania. En caso contrario, la participacion ciudadana no se dara en la medida deseable puesto que la propia estructura social, jerarquizada y burocratizada, permitiria escaso margen para ello.

2. Cultura de la participacion y roles de la ciudadania

El camino para construir una cultura de la participacion es largo, muy complejo y laborioso. Una de las claves se encuentra en el modelo de comunicacion que se establezca para dicha participacion. Una comunicacion horizontal es la base para establecer una relacion colaborativa basada en el consenso y la confianza mutua. Este binomio consenso - confianza puede ser la clave del exito para conseguir una verdadera cultura de la participacion.

En una sociedad digital que pretende ser verdaderamente democratica, la transparencia y la participacion en las decisiones de la propia sociedad es un aspecto fundamental a tener en cuenta. La participacion no es un fin en si misma sino que mas bien es un medio. La participacion es la que permite tomar parte e intervenir en la vida social y se manifiesta como herramienta al servicio de la ciudadania y no debe quedar solamente en un plano ideologico de un discurso banal

Por tanto, la participacion es una forma de actuacion activamente democratica y efectiva que afecta positivamente a la vida publica. La participacion es una responsabilidad que supone un compromiso, un compromiso solidario y critico con el conjunto de la sociedad, a la hora de tomar decisiones y actuaciones colectivas. A todas luces, en y con la participacion, el individuo se compromete y cree en la justicia social y en el respeto a los demas con la idea de transformar la sociedad en la que vive en un sitio mejor, acorde con los derechos humanos en el contexto digital que se esta construyendo y creando dia a dia .

Asociado a esta concepcion del concepto de participacion se encuentra otro termino fundamental, la interactividad. La diferencias entre ellos es que mientras la interactividad es una propiedad que proporciona la tecnologia, la participacion es una propiedad que proporciona la cultura. Ambas, interactividad y participacion, son terminos relacionados y dependen de la formacion de las personas que las lleven a cabo.

Junto a los conceptos de interactividad y participacion surge el termino de convergencia, que cambia radicalmente la idiosincrasia de nuestra epoca. La convergencia digital que se esta produciendo en estos momentos conlleva tanto cambios tecnologicos como cambios comunicativos, culturales y sociales. No debemos quedarnos en la idea de que la convergencia digital implica solo grandes avances de los soportes tecnologicos. En paralelo a los cambios derivados de que desde cualquier soporte movil podamos desarrollar cualquier accion en el ciberespacio, aparecen nuevas manifestaciones comunicativas y culturales asociadas. En primer lugar, Osuna y Buson (2007) afirman que estamos condicionados por el hecho de que las tecnologias acompanan constantemente a los individuos las 24 horas de los 365 dias del ano. Esto hace que las formas de comunicarnos cambien y se caractericen cada vez mas por la inmediatez de respuesta. Por otro lado, el acceso a la informacion en cualquier lugar y en cualquier momento permite que asistamos a una epoca en la que la ciudadania tiene mayor poder de participacion en la cultura de su epoca como no la ha tenido en ningun otro momento en la historia de la humanidad. La ciudad comienza a percibir su propio potencial comunicativo a escala local y global, a tal punto que estan creando redes informativas paralelas y, muchas veces independientes, a las que establecen los grandes medios de comunicacion y las industrias de la cultura. Las narraciones ya no estan solo en manos de las grandes empresas y de las grandes corporaciones, sino que tambien depende de los propios ciudadanos y ciudadanas, que tienen la posibilidad de tomar el control de los medios sociales y contar sus propias teorias de forma diferente y en sus contextos correspondientes. Jenkins (2008) afirma que:

"el termino "cultura participativa" contrasta con opciones mas antiguas del espectador mediatico pasivo. Mas que hablar de productores y consumidores mediaticos como si desempenasen roles separados, podriamos verlos hoy como participantes que interactuan conforme a un nuevo conjunto de reglas que ninguno de nosotros comprende del todo. No todos los participantes son creados iguales. Las corporaciones, e incluso los individuos dentro de los medios corporativos, ejercen todavia un poder superior al de cualquier consumidor individual o incluso al del conjunto de consumidores. Y unos consumidores poseen mayores capacidades que otros para participar en esta cultura emergente" (p. 15).

Aunque los soportes tecnologicos esten muy desarrollados, por si mismos no son capaces de crear el fenomeno de la convergencia de medios. Es necesario que las personas se apropien de dicha tecnologia e interactuen socialmente a traves de ella, por lo que podemos afirmar que la convergencia se produce en el cerebro de la ciudadania en el momento que actuan colectivamente.

Cuando Pierre Levy (2004) alude al concepto de inteligencia colectiva, nos manifiesta que ninguna persona es capaz de saberlo todo, sino que cada uno sabe algo y, si juntamos lo de cada cual y lo combinamos, podemos llegar a crear un intelecto comun que se convierte en una gran alternativa de poder en los nuevos escenarios de participacion. La inteligencia colectiva que propone Levy debe entenderse como una fuente alternativa de poder mediatico. La inteligencia colectiva es mucho mas que la suma de individualidades.

La inteligencia colectiva no aparece porque haya una configuracion tecnologica u otra, sino mas bien es algo que se conforma en la medida en que actuemos conjuntamente. La cultura de la participacion engloba nuevas formas de cocreacion en el ciberespacio, de ahi que Berners Lee, citado por Osuna (2010), al referirse el concepto de intercreatividad dice que el:

"termino alude a la capacidad de los individuos de expresar y crear sus ideas, conocimientos, etc. de una forma original e inedita a traves de los entornos digitales y generando conocimiento colectivo. Este autor afirma que la intercreatividad facilita los mecanismos para que los individuos interactuen creando en comunidad. La convergencia digital no solo se produce en nuestras cabezas, sino tambien en nuestras interacciones sociales dentro del ciberespacio" (p. 140-141).

En este sentido, Lessig da un paso mas cuando nos habla de la cultura de la remezcla (remix culture) definiendola como el concepto por el que la sociedad usa todo tipo de elementos existentes para crear cosas nuevas. Este autor afirma que la remezcla mediatica "tiene exito cuando muestra algo nuevo a los otros y fracasa cuando es manida y poco original. Como un buen ensayo o un buen chiste, una remezcla se inspira en la obra de los otros para crear una nueva" (Lessig, 2013: 117).

Y la participacion intercreativa a escala individual y colectiva se esta dando a dos niveles, a partir de la produccion de obras originales y la produccion remix. Estas producciones remix son una reescritura no solo de una obra en particular sino que suele implicar interpretaciones de la cultura, la politica, la economia, etc. Estas interacciones comunicativas entre los usuarios rompen con una tradicion funcionalista que los calificaba como audiencia.

En el contexto digital el concepto de audiencia como meramente receptora se ve sustancialmente modificado. Este termino queda limitado o circunscrito a medios analogicos. Emergen individuos participativos e implicados con la informacion que circula en el ciberespacio con una interaccion constante con sus iguales, a modo de "perceptores participantes" (Marta Lazo, 2008). Manuel Castells (1998) como decimos mas arriba clasificaba a los individuos como "interactuantes" e "interactuados" para hacer constar los nuevos roles que se asumen en la red. Es decir, "aquellos capaces de seleccionar sus circuitos de comunicacion multidireccionales y aquellos a los que se les proporcione un numero limitado de opciones preempaquetadas" (Castells, 1998: 404) respectivamente; enfoque distinto a las categorias que Ga Canclini enunciara en 1995 de "consumidores pasivos" y "consumidores activos". En este ecosistema comunicacional de la participacion adquieren especial relieve Pisani y Piotet (2009) cuando abogan por el termino "webactores" en escenarios digitales, definiendolos como individuos con la capacidad de producir, actuar y modificar la Web. En este sentido se habla de nuevas interacciones: de la recepcion al empoderamiento, como apropiacion de contenidos, que es un proceso autonomo en su individualidad y procomun en su colectividad, como indican Marta y Gabelas (2013).

Internet no desechara el viejo orden analogico ni su epoca de la web 1.0, sino que la renovacion que produce el desarrollo de las redes sociales va a crear un nuevo paradigma digital participativo. Para Jenkins, "los viejos medios nunca mueren, y ni siquiera se desvanecen. Lo que mueren son simplemente las herramientas que utilizamos para acceder al contenido de los medios [...] Las tecnologias de distribucion quedan obsoletas y son reemplazadas; por otra parte, los medios evolucionan" (Jenkins, 2008: 24). Desde este punto de vista, la television no hizo desaparecer a la radio ni el cine al teatro. Cabe suponer que el nuevo escenario digital participativo ocupara su espacio con sus propias peculiaridades y normas. En este sentido, los viejos medios nunca mueren, lo que muere en todo caso son las herramientas que utilizamos para acceder a sus contenidos. Moriran las tecnologias de distribucion, pero los medios evolucionaran y se afianzaran.

Ya en 2005, O'Reilly enuncio el principio de la arquitectura de la participacion, que es una de las mayores cualidades de la Web 2.0. Ya que provee de muchos instrumentos tecnologicos facilitadores de la colaboracion y relaciones sociales de los sujetos de la red. Esta arquitectura de la participacion promueve una nueva gestion del conocimiento y O'Reilly afirmaba que la Web 2.0 que se esta gestando no es una mera tecnologia, sino una actitud de la ciudadania ante nuevos escenarios digitales con una etica de colaboracion implicita.

Los cambios mediaticos, por tanto, no se pueden reducir en funcion de los cambios tecnologicos. Con la convergencia digital tenemos la tecnologia que hace posible la comunicacion, por un lado, y las practicas sociales y culturales desarrolladas a traves de esa tecnologia, por otro. Precisamente por los habitos y las practicas colaborativas que lleva a cabo la ciudadania se esta realizando una dinamica interna de reapropiacion y resignificacion de la informacion, del conocimiento.

En esta nueva concepcion de uso, los social media estan siendo los vehiculos por los que se ha propiciado la cultura de la participacion y es donde se observa la gran mayoria de las nuevas tendencias infocomunicativas. Los movimientos como giving&partipate participar y compartir y las nuevas figuras como el community manager o el curator se vuelven en maximas para la participacion.

La cultura de la participacion en los social media implica los siguientes cambios:

- menos barreras para la expresion ciudadana,

- que la Web 2.0, en general, y las redes sociales, en particular, supongan el soporte para la creatividad y para compartir conocimiento,

- mayor valor para la experiencia y

- valorar las opiniones y recomendaciones de los iguales como forma coconstruir una nueva sociedad mas justa y democratica.

Estos preceptos se estan llevando a cabo de forma espontanea y gregaria, se estan conformando a traves de la propia practica. Las formas de asociacion de este nuevo ecosistema son similares a las primeras formas de reagrupamiento de los seres humanos, motivados por intereses, gustos, similitudes, idioma,. Es una practica comunicativa natural que va creciendo a medida que se lleva a cabo y que requiere de un proceso de reflexion, de analisis y de estudio de lo que acontece en la propia red. En definitiva, un proceso de alfabetizacion digital ayudaria a la participacion.

Esta alfabetizacion digital para la participacion implica la accion colectiva y la creacion de estructuras que faciliten la comunicacion, donde los espacios para el debate y la toma de decisiones tendrian un papel protagonista. La participacion lleva implicito una movilizacion social que no se puede hacer solo con la intencion de querer participar, sino que hay que saber participar. Esto quiere decir que antes de participar hay que saber para que, como, de que forma,... se puede participar. La participacion requiere de una formacion que permita adquirir los conocimientos y habilidades necesarias para comunicarse y relacionarse con otras personas con un fin colectivo. Desde la educacion formal, no formal e informal se deben tener actuaciones al respecto. En realidad es una educacion en valores para la participacion que debe estar presente en todos los ambitos sociales.

La cultura participativa debe formar parte del curriculo oculto de las instituciones educativas. Quienes se formen en ellas deben estar en contacto con este curriculo para tener un acceso igualitario a las oportunidades sociales y a las experiencias que se planteen para la capacitacion y el conocimiento.

Henry Jenkins (2008) habla de la educacion del siglo XXI como aquella que debe atender las habilidades sociales necesarias para la cultura de la participacion. Esto no quiere decir que las habilidades heredadas de la cultura de la imprenta tengan que ser desechadas, sino que deberian ser ampliadas con las competencias que requiere la cultura digital. La educacion se enfrenta a enormes problemas para educar en la participacion, entre los que se encuentran los rapidos cambios y las transformaciones complejas y dificiles de analizar y de comprender. La escuela del siglo XXI tiene nuevos retos y necesita nuevas respuestas. En la actualidad,

"la gente esta aprendiendo a participar en estas culturas del conocimiento al margen de cualquier entorno educativo formal. Buena parte del aprendizaje tiene lugar en los espacios de afinidad que surgen en la cultura popular. El nacimiento de estas culturas del conocimiento refleja en parte las exigencias que estos textos plantean a los consumidores (la complejidad del entretenimiento transmediatico, por ejemplo), pero tambien refleja las exigencias que los consumidores plantean a los medios (el ansia de complejidad, la necesidad de comunidad, el deseo de reescribir historias fundamentales. Muchas escuelas permanecen abiertamente hostiles a esta clase de experiencias" (p. 256)

Se presenta un nuevo escenario global donde surgen nuevas formas de expresion cultural, nuevas escalas de valores y nuevas estructuras de la sociedad. Se hace necesario desarrollar actuaciones comunicativas que pongan en contacto dinamicas de participacion locales y cercanas con otras dinamicas globales y lejanas que pueden ser de dos tipos:

- las que se producen de forma natural

- las buscadas y que responden a una estrategia consciente, a un proceso de conexion deliberado para la discusion creativa y reflexiva.

En este ultimo caso, la participacion requiere de la construccion consciente de la identidad digital.

3. Identidad digital

Estudios como los de Livingstone (2004), Perkel (2006) y Zhao (2008) nos dan idea de la importancia de la identidad digital. Identidad 2.0 o identidad digital es todo lo que manifestamos en el ciberespacio e incluye tanto nuestras actuaciones como la forma en la que nos perciben los demas en la red. La identidad se crea conforme vamos actuando dentro del espacio digital. Todas nuestras acciones constituyen parte de nuestra identidad, asi como nuestras omisiones o todo lo que dejamos de hacer. Cuando estamos conformando nuestra identidad digital es muy importante saber que esta es lo que somos para los demas, es decir, lo que el ciberespacio dice que somos a los demas. Todos los datos como imagenes que subimos, comentarios que escribimos, clics sobre los enlaces por donde navegamos, contexto donde interactuamos y el lugar donde esten accesibles nuestros datos nos identifican y conforman nuestro perfil digital. La gestion de la identidad digital es una nueva habilidad que debe desarrollar la ciudadania dentro de sus competencias personales. Las habilidades informacionales, comunicativas y mediaticas se aplican a todos los niveles, cuando sentimos la necesidad de buscar informacion y cuando nos queremos comunicar con alguien, teniendo siempre en cuenta el uso etico y legal que implica una correcta cultura de la participacion.

Es necesario conseguir una presencia en Internet gestionada eficazmente en funcion de la evolucion de la cultura digital. Por ejemplo, lo que en la modernidad podria tener lugar en una conversacion privada, ahora se lleva a cabo con mensajes publicos en un blog o en las redes sociales. Aparece una nueva concepcion publica de comunicacion a traves de microblogs, con un numero mas limitado de caracteres que los blogs, donde el dialogo fluye en pequenos fragmentos y se tiene la posibilidad de seguir a otras personas para conocer que hacen y que escriben. Personalidades representativas de los distintos campos del conocimiento son seguidas por millones de individuos para conocer en que trabajan o que piensas sobre los temas de actualidad.

En muchas ocasiones los individuos no tienen solo una sola identidad digital sino que pueden crearse varias identidades diferentes en Internet. A su vez, la identidad que una persona se crea puede coincidir o no con la identidad analogica, es decir, con las caracteristicas de esa persona en el espacio fisico. Cualquier persona inmersa en el espacio digital, en general, gestiona muchisimos datos que son dificilmente calculables y que es, la mayoria de las veces, incontrolable por la misma persona, por lo que se exige la necesidad de nuevas alfabetizaciones para capacitar al individuo en las nuevas demandas sociales. Uno de los requisitos necesarios a la hora de gestionar la identidad digital es que hay que estar inmersos en la propia cultura digital, participar de ella, y las personas que no tienen facilidad de acceso al ciberespacio siempre van a encontrar una brecha digital en este sentido. De aqui que podamos afirmar que el ciberespacio va a convertirse en un medio con bastante riesgo de exclusion social.

Una identidad digital bien gestionada y acorde con la identidad analogica repercute en una vida mas activa en todos los ambitos, ademas de consolidar un entramado de actuacion mas coherente. De hecho, necesitamos construir la identidad digital ligada al desarrollo de habilidades informacionales y comunicativas a traves de una actitud activa en Internet, abierta y colaborativa. En la identidad digital convergen muchos aspectos de caracter sociologico, cultural y psicologico. Wood y Smith definen la identidad digital como una construccion compleja, personal y social, teniendo en cuenta que en esa construccion se incluye los matices de como queremos que los demas no perciban y como, en realidad, nos perciben. La identidad digital repercute en la identidad fisica o analogica y viceversa.

La identidad digital no se gestiona de forma instrumental, sino que es un conjunto de habilidades que deben aprenderse a lo largo de la vida para llevar a cabo cuando el individuo este inmerso en la cultura de la sociedad red. Para gestionar la identidad digital se hace necesario gestionar los siguientes elementos: visibilidad, posicionamiento web, reputacion y privacidad en Internet.

El concepto de visibilidad esta muy relacionado con la actividad que genera un individuo en la red. La puede construir la propia persona a partir de las publicaciones o mensajes en redes sociales, videos subidos, blogs, etc. pero tambien esta visibilidad puede venir dada a traves de referencias o comentarios de otras personas. Es frecuente que al instalar un app en nuestros dispositivos moviles se nos pregunte, por ejemplo, si queremos permitir que la propia aplicacion localice nuestra ubicacion. La visibilidad aumenta cuando los propios sujetos envian noticias a las redes sociales o a otras herramientas, de tal manera que la informacion se distribuye de forma muy eficaz. De hecho, la visibilidad de una persona se puede medir y las redes sociales son un ejemplo claro. Se mide el numero de contactos, el numero de seguidores, los contenidos replicados. El trafico de contenidos que se mueve desde unos espacios a otros dentro de Internet constituye un indicador de visibilidad cuantificable.

El posicionamiento web u optimizacion de motores de busqueda, tambien llamado por su nombre en ingles, SEO (Search Engine Optimization), esta intimamente relacionado con el concepto de visibilidad. Un buen posicionamiento web implica un aumento de la visibilidad en el ciberespacio. Se trata de un concepto que va mas alla de incorporar palabras claves o etiquetas umeta tagu en los sitios web para que los buscadores las localicen, pues existen tantas etiquetas que dejan de ser relevantes. Ademas de estas palabras claves, el posicionamiento en la Web 2.0 se basa en la cantidad y fuerza de los sitios para ser visitados por los individuos conectados a Internet que navegan aleatoriamente. En este sentido, con el aumento de las redes sociales y los blogs, principalmente, el trafico de datos que exista respecto a una determinada identidad digital es lo que la va a posicionarla mejor o peor en el ciberespacio. Se puede optimizar el posicionamiento web de cualquier persona de dos formas, incorporando contenidos accesibles de calidad y consiguiendo notoriedad y seguimiento de dichos contenidos.

La reputacion del sujeto o reputacion que define la identidad digital de una persona no recae en la propia persona, sino en las opiniones que otras personas tienen del sujeto. Esto no quiere decir que el propio individuo no pueda tener parte activa en su reputacion. Solove (2007) afirma que la reputacion es un elemento clave para la identidad de los individuos, ya que define como interactua con los demas. La reputacion se va generando en virtud a quien habla de que en este sitio y de que forma, por tanto, si esa opinion se muestra en un sitio muy visible se difundira de manera muy rapida. La red social Linkedin, por ejemplo, es un espacio que gestiona muy bien la reputacion en Internet. Cada usuario o usuaria crea un perfil y se puede comunicar con otras personas de su campo profesional. Se puede recomendar a una persona o anadir un comentario con una breve explicacion sobre las cualidades de cualquier profesional y eso va a ser recibido por quien este conectado en su ambito laboral.

La privacidad es otro de los elementos que conforman la identidad digital y cualquier persona deberia tener la capacidad suficiente de conocer los elementos minimos de privacidad que debe mantener en Internet. El tema de la privacidad es un aspecto clave en la sociedad digital. Cuando una persona instala cualquier aplicacion en sus dispositivos electronicos esta firmando un contrato que le permite el uso de dicha aplicacion. Al aceptar las condiciones esta dejando las manos libres a la aplicacion para que haga uso de la informacion que contiene de cada uno de sus usuarios y tiene la potestad de poderla ofrecer a terceros. Los datos como fotografias, direcciones de correo electronico, curriculo profesional, gustos, etc. se dejan a menudo al alcance de perfectos desconocidos que son los que gestionan todos los datos que se reciben en las redes sociales. Cuando una persona introduce sus datos, en realidad esta cediendo toda su informacion y, en muchos casos, aunque el individuo se de de baja en ese espacio digital estos datos van a quedar visibles. En este sentido, la alfabetizacion digital tiene como objetivo formar a los individuos para que sean conscientes de estos aspectos y adquieran las competencias necesarias sobre lo que pueden o no pueden compartir. Todo lo que se publica en Internet queda para la posteridad, con lo cual es dificil dar marcha atras. En la vida fisica, al cabo de muchos anos, en la memoria colectiva se van perdiendo muchos hechos o acontecimientos, sin embargo, en la vida digital los datos nunca se pierden, siempre estan ahi, siempre estan presentes.

En realidad, la construccion de la identidad en el ciberespacio es un aprendizaje tanto personal como profesional dentro de la cultura digital en la que estamos inmersos actualmente. Podemos hablar de una identidad hibrida entre la identidad digital y la identidad analogica de los individuos.

4. Conclusion

En esta ultima decada hemos asistido a la eclosion espontanea de la cultura de la participacion a escala global. Estos primeros anos han servido para intuir el potencial de la inteligencia colectiva y el poder de la comunicacion entre iguales donde se hacen publicos desde aspectos cotidianos hasta manifestaciones politicas, educativas o sociales.

La participacion puede ser espontanea como una marea de ideas ricas en movimiento constante y sin objetivos claros o tambien puede tener una identidad propia, grados de visibilidad intencionados, reputacion y posicionarse en la web. En este ultimo caso, la participacion ha de constituirse en una estrategia cultural de los diferentes grupos sociales para reinventar el poder ciudadano digital.

Doi: 10.14198/MEDCOM2013.4.2.07

5. Referencias bibliograficas

[1] APARICI, R. (coord.) (2010). Conectados en el ciberespacio. Madrid: UNED.

[2] BERNERS-LEE, T. (2008). Tejiendo la Red. El inventor del World Wide Web nos descubre su origen. Madrid: Siglo Veintiuno de Espana Editores.

[3] CASTELLS, M. (1998). La era de la informacion: Economia, sociedad y cultura. Vol. 1 La sociedad red. Madrid: Alianza Editorial.

[4] GARCIA CANCLINI, N. (1995). Consumidores y ciudadanos. Conflictos multiculturales de la globalizacion. Mexico: Grijalbo.

[5] JENKINS, H. (2008). Convergence Culture. La cultura de la convergencia de los medios de comunicacion. Barcelona: Ediciones Paidos Iberica S.A.

[6] LESSIG, L. (2013). Remix. Cultura de la remezcla y derechos de autor en el entorno digital. Barcelona: Icaria Editorial S.A.

[7] LEVY, P. (2004). Inteligencia Colectiva. Por una antropologia del ciberespacio. Washintong, DC.: Organizacion Panamericana de la Salud. Unidad de Promocion y Desarrollo de la Investigacion y el Centro Latinoamericano y del Caribe de Informacion en Ciencias de la Salud.

[8] LEVY, P. (2007). Cibercultura. La cultura de la sociedad digital. Barcelona. Anthropos: Editorial del Hombre.

[9] LIVINGSTONE, S. (2004). Media literacy and the challenge of new information and communication Technologies. The Communication Review, no. 7, pp. 3-14 Recuperado el dia 20 de octubre de 2013 de http://eprints.lse.ac.uk/101 7/1 /MEDIALITERACY.pdf

[10] MARTA-LAZO, C. y GABELAS BARROSO, J.A. (2013). Nuevas interacciones de la competencia digital: de la recepcion al empoderamiento. En Morales, S y Loyola, M. I. (compiladoras). Nuevas perspectivas de los estudios de la comunicacion. La apropiacion tecnomediatica (pp. 65-78). Buenos Aires: Imago Mundi.

[11] MARTA-LAZO, C. (2008). El proceso de recepcion televisiva como interaccion de contextos. Comunicar, pp. 35-40.

[12] O'REILLY, T. (2005). What Is Web 2.0? Design Patterns and Business Models for the Next Generation of Software. O'Reilly Network. Recuperado el dia 20 de octubre de 2013 de http://www.oreillynet.com/pub/a/oreilly /tim/news/2005/09/30/what-is-web20.html

[13] OSUNA, S. y BUSON, C. (2007). Convergencia de Medios. La Integracion Tecnologica en la Era Digital. Barcelona: Icaria Editorial S.A.

[14] OSUNA, S. (2010). Interactuantes e interactuados. En Aparici, R. (coord.), Conectados en el ciberespacio. Madrid: UNED.

[15] PERKEL, D. (2006). Copy and paste literacy: literacy practices in the production of a MySpace profile. Informal learning and digital. Recuperado el dia 20 de octubre de 2013 de http://people.ischool.berkeley.edu/~dperkel /media/dperkel literacymyspace.pdf

[16] PISANI, F. y PIOTET, D. (2009). La Alquimia de las Multitudes. Como la Web esta Cambiando el Mundo. Barcelona: Ediciones Paidos Iberica S.A.

[17] SOLOVE, D. J. (2007). Rumor and reputation in a digital world. En: Solove, Daniel J. The future of reputation: gossip, rumor, and privacy on the Internet. New Haven: Yale University Press.

[18] WOOD, Andrew F. y SMITH, Matthew J. (2005). Forming online identities. En: Wood, Andrew F. y Smith, Matthew J. Online communication: linking technology, idenity, and culture. Mahwah, N. J.: L. Erlbaum.

[19] ZHAO et al. (2008). Identity construction on Facebook: digital empowerment in anchored relationships. Computers in human behavior, vol. 24, pp. 1816-1836. Recuperado el dia 20 de octubre de 2013 de http://astro.temple.edu/~bzhao001/Identity%20Construction%20on%20Fac ebook.pdf

Dr. Roberto APARICI *

Docente e investigador. Universidad Nacional de Educacion a Distancia (UNED). raparici@edu.uned.es

Dra. Sara OSUNA ACEDO *

Docente e investigadora. Universidad Nacional de Educacion a Distancia (UNED). sosuna@edu.uned.es

Fecha de recepcion: 05/11/2013

Fecha de revision: 26/11/2013

Fecha de preprint: 10/12/2013

Fecha de publicacion final: 30/12/2013
COPYRIGHT 2013 Universidad de Alicante. Grupo de investigacion Comunicacion y Publicos Especificos
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Aparici, Roberto; Osuna Acedo, Sara
Publication:Revista Mediterranea de Comunicacion
Date:Dec 1, 2013
Words:5118
Previous Article:El uso de las TRIC y el choque cultural en la escuela. Encuentros y desencuentros entre maestros y alumnos.
Next Article:Los EMIRECS audiovisuales en la propuesta de uso del video: "un minuto por mis derechos" de la fundacion KINE en Argentina.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters