Printer Friendly

La cuestion de la ideologia de genero y sus implicaciones teologicas.

The question of gender ideology and its theological implications.

La question de l'ideologie de genre et ses implications theologiques

A questao da ideologia de genero e suas implicacoes teologicas

Introduccion

La cuestion de genero o ideologia de genero ha permeado todos los entramados sociales, politicos, religiosos, culturales y demas dimensiones del hombre. Para analizar esta cuestion es necesario atender a su contexto historico-cultural y analizar sus presupuestos filosoficos y sus consecuencias teologicas. Estos presupuestos filosoficos nos invitan a examinar sus referentes antropologicos, porque la ideologia de genero en el fondo genera una nueva propuesta antropologica, que necesariamente presenta implicaciones en todas las dimensiones humanas.

Sin embargo, esta ideologia de genero ha tenido una genesis, es decir hay unos factores que han ayudado a que estas nuevas tendencias entren a formar parte del inconsciente colectivo, es decir, hablar de genero hoy ya es normal, cosa que antes se consideraba un tabu, y menos se hacia en el mundo de la academia. Como se observa es un fenomeno cultural que ha tomado grandes proporciones, ya que sus consecuencias se dejan sentir en varias esferas de la sociedad. En otras palabras, el termino se ha globalizado y ha adquirido las mismas dinamicas de la globalizacion. (18)

La teologia (19) tiene que tomar postura ante este fenomeno para ayudar a plantear una lectura de estas cuestiones que afectan al hombre y, por ende, a la sociedad, recordando que la teologia es una mirada que ayuda a entender los fenomenos desde otra perspectiva, la cual conduce a que el debate salga fortalecido.

La ideologia de genero

La cuestion de genero o ideologia de genero ha nacido como reaccion a ciertas manifestaciones o posturas ante el papel de la mujer en la sociedad y, por supuesto, en la Iglesia. (20) Recordemos que la cuestion de genero ha sido una de las notas caracteristicas de los grupos feministas y de sus teologias. (21) Sin embargo, a traves de la historia contemporanea se ha observado una evolucion en la cuestion de genero. (22) Los que promueven la ideologia de genero "sostienen, por el contrario, que las diferencias en el modo de pensar y actuar son producto de culturas y epocas determinadas; seria el ambiente socio-cultural el que designa a las personas caracteristicas especificas sobre la base de conveniencias de las estructuras de dicha cultura". (23) De alli se desprende que la ideologia de genero es una de las caracteristicas de una sociedad secular (24), que se ha querido emancipar de ciertas concepciones antropologicas para hacer su lectura propia de la realidad del hombre.

Esta propuesta de la ideologia o cuestion de genero socava los presupuestos de la persona humana y la estructura familiar (25), y rompe con toda una tradicion occidental que ha dado paso a la definicion de persona. De otra parte, lesiona la antropologia cristiana en su base misma: el hombre y la mujer son creados a imagen y semejanza divina. La ideologia de genero propende, pues, por un construccionismo socio-cultural en detrimento de un esencialismo natural. (26) La ideologia de genero al presentar estas caracteristicas esta esbozando una nueva forma de ser 'hombre'. Por tanto, en palabras de Ramon Lucas Lucas: "Esta ideologia intenta suprimir la diferencia natural entre hombre y mujer, y afirmar que no existe una 'forma natural' masculina o femenina. Suprimiendo la forma natural de la sexualidad, se intenta llegar a la plena liberacion sexual en la que todos los generos son iguales, es decir, son modos de comportamiento sexual" (27). Pero, segun el mismo autor, la aceptacion de esta ideologia llevaria a que "cada uno pueda elegir el tipo de genero al que desea pertenecer, y el Estado debe dar el reconocimiento juridico de la igualdad de todos los generos: heterosexuales, homosexuales, bisexuales" (28).

Como se observa, la ideologia de genero no solamente afecta los aspectos antropologicos del ser humano, sino que introduce una nueva dinamica en la sociedad que rompe los roles sociales e introduce una distorsion en la creacion lo que iria contra la ley natural (29). De otra parte, se cae en un subjetivismo que a la postre se convierte en un relativismo moral. Esto obedece a que la ideologia de genero se ampara en muchas ocasiones en un modelo pragmatista, es decir que el relativismo moral es causado por tendencias pragmaticas (30), que logicamente tienen otra manera de ver al hombre.

Contexto historico y presupuestos filosoficos

Quizas la manera mas adecuada para adentrarse en la ideologia de genero consista en analizar uno de sus postulados fundamentales, a saber, "que las diferencias entre el varon y la mujer, al margen de los obvios rasgos y funciones anatomicas, no se basan en una naturaleza estable que haga a unos seres humanos varones y a otras mujeres. Segun esta corriente ideologica, las diferencias de manera de pensar, obrar y valorarse a si mismos deben obedecer a un deseo personal y no al sexo o la anatomia particular de cada persona" (31). No se trata, pues, de ajustarse simplemente a la naturaleza o a la biologia, ni de aceptar que el ser humano tiene una estructura constitutiva, sino de negar que el ser humano deba construir su identidad de manera irrestricta a partir de estos caracteres primordiales. En efecto, el genero--ha dicho Rosa Cobo--, es la piedra angular de la teoria feminista: "La nocion de genero surge a partir de la idea de que lo <<femenino>> y lo <<masculino>> no son hechos naturales o biologicos, sino construcciones culturales" (32). Lo que esta de fondo no es algo distinto a una confrontacion radical sobre la idea de que exista una naturaleza humana determinada. Esto, porque las ideas y sistemas de pensamiento que han tenido una vigencia cultural dominante, son senaladas en ambientes feministas de mantener un arraigado vinculo con la dominacion masculina, perpetuando a traves de construcciones teoricas patriarcales (33) un sistema que menoscaba la mujer al tiempo que exalta al varon (34).

Desde esta perspectiva, observar la marcha misma del pensamiento en su historia equivale a remontarse a los origenes de la sujecion masculina. Pero resulta incompleto plantear que solo a partir de la teorizacion conceptual de los ambientes filosoficos griegos ha emergido esta practica. Que asi es, lo demuestra un conjunto de versos de Homero y Hesiodo que han dado lugar a dos conclusiones. Por un lado, el que--por lo menos en la cultura griega--se presente el papel marginal y secundario de la mujer desde los inicios de su organizacion social, se encuentra explicitado en los poemas epicos. De otro, el que estos poemas preconizan y reproducen un universo simbolico que funge como instrumento para perpetuar la supremacia viril griega (35).

No obstante, si de lo que se dice en la epica griega se llega a estas conclusiones, habria que prestar atencion tambien a lo que no se dice, es decir, a la compleja elaboracion de los poemas griegos antes de que se fijaran por escrito, a sus fuentes diversas y al variado elenco de objetivos que con estos poemas se pretendia alcanzar. Separar el texto de su historia o la historia de sus textos implica mutilar las interpretaciones. Por tal razon, no seria del todo justo aceptar de lleno los motes de 'dominacion' y 'hegemonia' que recaen sobre una literatura que expresaria, sin mas, la progresiva dominacion del hombre sobre la mujer.

Obrar asi no significa deslegitimar los esfuerzos que desde ambientes feministas se han realizado por esclarecer los mecanismos de dominacion sistematica que ha sufrido la mujer a lo largo de la historia y, mucho menos, asumir la comoda posicion de acusar soterradamente a las investigaciones de genero de padecer un ferviente interes doctrinal. De hecho, como acertadamente escribe Ana Martha Gonzalez: "(...) Enfrentarse a los estudios de genero exclusivamente desde esta optica, es decir, como si todo lo que se dice fuera producto exclusivo de un interes preconcebido, impide advertir los aspectos de la realidad social y cultural acerca de los cuales la perspectiva de genero nos ha hecho particularmente conscientes, asi como apreciar, en su justa medida, las transformaciones politicas y sociales que ha puesto en marcha, algunas de las cuales son francamente deseables." (36) Asi pues, la busqueda de un discernimiento que atienda a la complejidad del entramado social e historico, mas que un punto de divergencia, puede ser un punto de convergencia aplicable no solo a la epica griega y las conclusiones que, desde la perspectiva de genero puedan hacerse sobre este tema, sino a la totalidad de estudios que buscan develar el acontecer historico de las sociedades humanas.

Ahora bien, ha sido la literatura griega el lugar comun desde el cual se documenta expresamente la nocion de una ley natural que se encuentra por encima de las legislaciones positivas. En concreto, es citado un pasaje de Sofocles, en el que Antigona se niega a dejar insepulto el cadaver de su hermano Polinices, contradiciendo asi el decreto del rey Creonte. Antigona no desconoce que la muerte seria la consecuencia de su transgresion, pero en defensa de sus acciones alude a las leyes "eternas e inquebrantables" que no "son de hoy ni de ayer, sino de siempre" (37), las cuales hacian licito y obligatorio el dar sepultura a su hermano.

Con todo, la ley natural no adquiere solidez solo por sostenerse en argumentos de autoridad ni por ser un problema recurrente en la filosofia, la literatura y la etica, aunque estos hechos destacan su importancia. De ella habla Platon al explicar los efectos de la idea de los sofistas--sobre todo la atribuida a Protagoras--de que "el hombre es la medida de todas las cosas" (38). Tambien lo hace Aristoteles cuando hace la distincion entre ley particular y ley comun, senalando que la segunda es la ley conforme a la naturaleza, cuyo caracter, justo o injusto, es adivinado pese a que no exista comunidad ni acuerdo entre los hombres (39). Del mismo modo, Ciceron da larga cuenta de esta cuestion al exponer "(...) la ley como una recta razon congruente con la naturaleza" que no es distinta para los pueblos, pues es perdurable e inmutable" (40). Y es que para Ciceron, la naturaleza viene a ser el despliegue del Logos, por lo que no es exagerado sostener que la razon debe afirmarse en la naturaleza, o mas aun, la naturaleza afirma la ley (41). La lista de autores y enfoques filosoficos que han abordado el problema de la ley natural, por supuesto, continua.

Pero nos atenemos solo a mencionar los autores precedentes porque sintetizan uno de los principios centrales de la ley natural, a saber: que lejos de desconocer las variantes culturales y la forma en que cada sociedad concretiza su convivencia, existe una ley comun a todos los hombres, cuya realidad objetiva, fuera de las reflexiones que alrededor de ella se han tejido, se expresa de manera viva en cada individuo, en cada sociedad y en todos los tiempos, siendo no solo una manifestacion aislada y accidental de nuestra condicion humana ni de nuestro trasegar historico, sino mostrandose como un elemento constitutivo del hombre en tanto que hombre. A la ley natural, pues, estan ligadas las acciones humanas, su comportamiento, su desenvolvimiento en la vida.

En suma, esta ley se presenta como la fuente perenne de la praxis humana, de una etica cuyo fundamento es la comun naturaleza humana: "(...) El reconocimiento de principios morales comunes, expresivos de una comun naturaleza humana y punto de partida de una elemental comunidad moral, en torno a la cual las diferencias pueden definirse como legitimas o ilegitimas, y articularse con miras a un bien humano comun." (42) En este mismo sentido escribe Jose Ramon Ayllon:
   Hemos de reconocer que la condicion humana es fuente de
   obligaciones o leyes naturales de caracter moral. Cuando los
   antiguos pensadores griegos y romanos estudiaron la naturaleza
   humana, descubrieron en ella una ley no fisica ni biologica, sino
   moral. Y por tener todos los hombres una naturaleza comun, sin
   importar la tierra que pisen o el cielo que vean, la ley moral de
   esa naturaleza regira a todos. Y su caracter universal y objetivo
   no quedara en entredicho ante hechos lamentables como la esclavitud
   o el genocidio, de la misma manera que los errores en una operacion
   matematica no atentan contra el valor de las matematicas. (43)


Dificilmente pueda aceptarse en un mundo tan sacudido como el de hoy una postura, sea cual sea, con pretensiones de universalidad. El fracaso y el posicionamiento de varios factores sustentan a este veredicto. Por un lado, se esgrime que la razon cavo su tumba cuando estrecho la mano de los totalitarismos, dando paso asi a una creciente desconfianza en la racionalidad humana y su promesa de progreso. Por otro, el ascenso de las ciencias positivas ha desplazado a un oficio de segundo orden a quienes reflexionan sobre lo que cae fuera de lo factico y constatable.

A esto se suma la actitud relativista, que, dando validez y sentido de verdad a todos los juicios y experiencias subjetivas y sociales, suprime por completo lo que las cosas son, para imponer como criterio de la verdad lo que el hombre y la sociedad diga que son al margen de su realidad. Al respecto, acota Rodriguez Dupla:
   Segun el relativismo, de la discrepancia moral entre dos personas
   pertenecientes a culturas diferentes no se sigue que al menos una
   de las dos se equivoque; antes bien, el relativismo supone que
   ambas pueden tener razon, si bien una razon limitada en cada caso
   al ambito de la propia cultura. Y es que, contra lo que
   ingenuamente tendemos a pensar, los predicados morales como bueno y
   malo, justo e injusto, no poseen un sentido absoluto que haga
   abstraccion de todo contexto, sino que tiene en todos los casos un
   sentido relativo a las condiciones de vida de una determinada
   comunidad cultural. Las normas morales, por tanto, no son
   verdaderas ni falsas cuando se las considera abstractamente, sino
   solo cuando se las situa en un determinado contexto historico. Lo
   que de una cultura es justo puede ser injusto en otra, y viceversa.
   De modo que cuando un romano antiguo declara justa la institucion
   de la esclavitud y un hombre moderno la declara injusta, no estan
   haciendo afirmaciones contradictorias, sino perfectamente
   compatibles. (44)


Aun asi, la resistencia a consentir las pretensiones de la ley natural no deviene solo por el caracter universal que le es propio y al cual las sociedades y el hombre de hoy son tan reticentes. En efecto, es sabido que la ley natural es una nocion con un largo calado religioso y un profundo sentido metafisico, dos cuestiones controversiales que se mueven en las arenas de un fundamentalismo secular creciente. Estas caracteristicas, por supuesto, no son nuevas, pues suprimir la metafisica y la trascendencia confesional cristiana fueron algunos de los objetivos de la agenda ilustrada. Y fue asi porque para los ilustrados la razon seria el medio para emanciparse de los prejuicios que, camuflados en formas religiosas o en instituciones sociales, aherrojan al ser humano a la minoria de edad.

Pese a esto, fue precisamente en los ultimos anos del siglo XVIII donde la ley natural se expreso de manera manifiesta con la Declaracion universal de los derechos del hombre. Aunque es preciso afirmar que, entre la idea de ley natural de autores como Platon, Aristoteles, Ciceron y Santo Tomas, y la que tenian Hobbes, Locke o Hume, existen diferencias sustanciales que recuerdan, entre otras cosas: "(...) que la nocion de ley natural adquirio en la epoca moderna algunas orientaciones y formas que contribuyeron a que en nuestros dias resulte dificilmente aceptable. Durante los ultimos siglos de la Edad Media se desarrollo en la escolastica una corriente voluntarista cuya hegemonia cultural modifico profundamente la nocion de ley natural" (45). Por otra parte, el voluntarismo tiene como una de sus consecuencias el reconocer leyes que no obedecen al bien sino al poder, segun se advirtio:
   Ante todo, mientras que, para santo Tomas, la ley era concebida
   como fruto de la razon y expresion de una sabiduria, el
   voluntarismo tiende a vincular la ley solo a la voluntad, y a una
   voluntad desligada de su ordenacion intrinseca al bien. Por
   consiguiente, toda la fuerza de la ley reside unicamente en la
   voluntad del legislador. La ley queda asi desposeida de su
   inteligibilidad intrinseca. En estas condiciones la moral se reduce
   a la obediencia a los mandamientos que manifiestan la voluntad del
   legislador. Thomas Hobbes llegara asi a declarar: 'Es la autoridad
   y no la verdad lo que causa la ley' (auctoritas, non veritas, facit
   legem). (46)


Ahora bien, es precisamente en este contexto revulsivo al cristianismo donde se encuentra el germen inicial de los movimientos feministas, no obstante que se recrimine a la Ilustracion una parcialidad palmaria y ambivalente hacia la mujer, al no considerarla como sujeto de los derechos plenos que si fueron reconocidos a los hombres, y al negarle participacion politica en el modelo de sociedad igualitaria que proclamaron los ilustrados. Al proceder de este modo la suerte esta echada: la ilustracion sera incoherente con sus postulados universalistas y, con serias razones, este es un detalle que no ha sido pasado por alto por la critica feminista (47). El feminismo, como hijo no querido del igualitarismo ilustrado (48), presenta dos momentos mas: Ala Ilustracion y la aspiracion de ver en la mujer un sujeto de la misma valia juridica que el hombre, le sigue otra lucha: el combate por el sufragio femenino y el reconocimiento de los derechos civiles femeninos. El ultimo momento, que se enmarca en la situacion actual, es el que sigue a la publicacion del libro de Simone de Beauvoir El segundo sexo, aparecido en 1949.

Este libro marco un hito en la historia del feminismo y es en el donde puede rastrearse con mas claridad las que vendran a ser las ideas embrionarias del nuevo feminismo. Asi pues, en El segundo sexo "Beauvoir previene contra <<la trampa de la maternidad>>, anima a la mujer a liberarse de las <<ataduras de su naturaleza>>, y recomienda el traspaso de la educacion de los hijos a la sociedad, las relaciones lesbianas y la practica del aborto" (49). Las palabras con que El Castor se expresa en El segundo sexo sintetizan la oposicion radical a la idea de naturaleza humana. Dice ella: "No se nace mujer: se llega a serlo. Ningun destino biologico, psiquico o economico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; es el conjunto de la civilizacion el que elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica de femenino" (50).

Estas lineas--y por supuesto el libro entero--han dado lugar a realizar una separacion entre el genero y el sexo. Aparte de exponer la manera en que la mujer ha llevado una carga excluyente impuesta por el varon, por el patriarcado, se hace enfasis en la idea de que la identidad personal puede prescindir del sexo, pues considera a las determinaciones biologicas ya sea como instrumento androcentrico o como una cuestion irrelevante para la identidad, pues las fuentes rectoras de la identidad no deben ser otras que la cultura y las decisiones subjetivas:
   Ciertamente, si consideramos que el unico factor determinante de la
   identidad sexual humana es la biologia, caemos en un determinismo
   ciego a la realidad. Esta vision se ha utilizado, historicamente,
   para imponer injustas discriminaciones a la mujer. Evidentemente,
   la biologia no puede marcar un 'destino ciego' o un rol social
   inamovible, ni para varones ni para mujeres. Por el contrario, la
   cultura y la libertad poseen un importante papel en la
   configuracion de los roles femenino y masculino en la sociedad. Sin
   embargo, el posfeminismo de genero se situa en el extremo opuesto
   del biologicismo, radicalizando el componente cultural y la
   autonomia de la voluntad, considerandolos, en definitiva, como los
   unicos factores constitutivos de la identidad sexual (51).


Elementos de teologia biblica

En la Escritura no se presenta un tratado sistematico de antropologia teologica. Sin embargo, se observan algunas notas constitutivas del ser humano. No obstante, en ella se presenta como el plan del Creador es armonioso (52). Todo en la creacion tiene una razon de ser. Las criaturas tienen su funcion especial en la Creacion. A pesar del pecado, Dios no ha abandonado al hombre, antes por el contrario lo ha seguido asistiendo y lo ha encargado de transformar el universo; de ahi que el hombre experimente la accion salvadora de Dios (53).

Cuando vemos los primeros relatos del Genesis nos damos cuenta que hombre y mujer los creo a imagen y semejanza, los doto de inteligencia y voluntad y a cada uno le asigno caracteristicas especificas no para subyugar el uno al otro, sino por el contrario para que se complementaran; en esa medida tanto el hombre como la mujer asumen caracteristicas en comun, pero diferencias que no los destruyen, sino que ayudan a que ambos construyan el plan de Dios. Si en la historia ha habido relegacion, sometimiento, humillacion esto no ha respondido al plan de Dios, sino a una arbitrariedad por parte de los hombres. En esa medida la teologia feminista hace valido sus reclamos, pero aunque sus reclamos sean validos, no se puede por estos motivos romper la estructura ontologica del hombre y de la mujer, ni menos desconocer la naturaleza de ambos sexos y sus diferencias (54).

Ahora bien, si observamos los elementos biblicos estos nos ofrecen los elementos para construir una sana antropologia, que se abre a la relacion trascendente. Al respetar al otro con sus caracteristicas especificas, es decir con su naturaleza estamos entrando en una relacion de respeto sin violentar su condicion.

Elementos de antropologia teologica

El aspecto fundamental es que el hombre es imagen y semejanza de Dios (55). Y esto adquiere unas connotaciones en el ambito personal y comunitario. En lo personal, el hombre a partir del presupuesto de imagen y semejanza tiene una inteligencia y una voluntad. Conoce lo que es bueno o malo y tiene la voluntad de discernir sobre sus actos. Comunitariamente, esta dotado de unas caracteristicas que lo diferencian de los animales (56). Ademas, hombre y mujer presentan unas caracteristicas propias que en vez de distanciarlos los complementan (57).

Dimensiones del ser humano

Las dimensiones fundamentales o notas caracteristicas del hombre son las que lo definen y lo diferencian de las demas especies. El hombre y la mujer se ubican en estas coordenadas.

La dimension temporal

El hombre es un ser anclado en el tiempo. Es un ser que esta sujeto a un espacio y a un tiempo. Esta tambien sujeto a unas condiciones geograficas, culturales, politicas, religiosas, etc., todo esto afecta al ser humano en la manera como se comporta, piensa, actua. De hecho, el tiempo es una dimension capital en el ser humano. De ahi que en palabras de Ramon Lucas Lucas:
   La temporalidad del hombre no es independiente del tiempo objetivo,
   caracteristico de las realidades materiales; mas bien, la
   temporalidad humana es diversa. Los seres materiales se encuentran
   en un espacio y en un tiempo, viven capturados por el presente y
   para ellos no existe ni pasado ni futuro. El hombre es espiritu
   encarnado y su espiritualidad caracteriza especificamente su
   temporalidad. El presente humano esta sujeto al pasado y orientado
   al futuro. El pasado aparece y se vive como pasado, dado que, en
   cierto sentido, permanece presente al hombre. El futuro aparece
   como futuro, ya que se anticipa en el presente como proyecto y
   posibilidad. El presente 'humano' se caracteriza por el hecho de
   estar dinamicamente aferrado y lanzado hacia el futuro (58).


Es asi que la dimension temporal es constitutiva del ser humano. En esa medida hombres y mujeres estan sujetos del tiempo, sabiendo que cada uno le aporta su tinte especifico al tiempo. Los dos sexos hacen una mirada del tiempo desde diferentes perspectivas. Por ejemplo, un mismo acontecimiento puede ser leido de diferente forma. La mujer vera mas unos aspectos que otros y lo mismo ocurre con la lectura que pueden hacer los hombres. Un mismo hecho se puede asumir de diferente manera (59). Eso hace que las diversas miradas que provienen de los dos sexos enriquezcan el significado de los acontecimientos.

La dimension de la corporeidad

El hombre se realiza a traves del cuerpo. Por el cuerpo nos relacionamos con los demas. El cuerpo nos ubica en un espacio. Mediante el percibimos los fenomenos que nos rodean y que nos afectan como personas. Es que
   .... gradas al cuerpo el hombre es capaz de estar presente a los
   demas y de tomar en su mano las riendas de la peripecia del mundo,
   transformandolo y abriendose al futuro de la historia. De igual
   modo, en virtud de su condicion corporea el hombre participa en la
   historicidad del cosmos y la refleja en si, incluidas las leyes
   biologicas que lo acompanan. Asi, si es en su cuerpo donde el
   hombre es un viviente, es igualmente en su cuerpo donde el es un
   ser mortal, sujeto a los limites del mundo creatural (60).


Las manifestaciones corporales hacen colorida la vida. A traves del lenguaje no verbal hombres y mujeres hacen que la vida salga de su monotonia. Es placentero ver bailar a un hombre y una mujer. Alli se conjugan los diversos movimientos. Unos propios del hombre y otros propios de la mujer. De ahi que la riqueza de los dos sexos sea valida e imprima colorido a la vida.

La dimension interpersonal

El hombre y la mujer han sido creados para vivir en comunidad. La manera de relacionarse el uno con el otro implica estar dotados de una dimension intersubjetiva que es la que les permite sobrevivir y por ello entonces "la intersubjetividad se traduce en solidaridad, y esta en complementariedad y necesidad de ayuda en todos los ordenes: material, psicologico, espiritual. Esta ayuda proviene siempre de los otros, que no solo se interponen en nuestro camino como obstaculos que cierran el paso, sino como companeros que hacen posible nuestra existencia y como seres queridos en cuyo favor ejercemos nuestra actividad" (61). Efectivamente, el mejor ejemplo de la dimension de la intersubjetividad se da en la familia (62). El hombre y la mujer se unen para realizar un proyecto de vida, donde ambos estan abiertos a la vida. La familia constituida por un hombre y una mujer colaboran con el Creador al aportar un proyecto de vida y, de otra parte, responden a la ley natural de la cual son participes, ya que estan constituidos ontologicamente el uno para el otro.

La dimension trascendente

El hombre y la mujer son seres abiertos a la trascendencia (63), e incluso su sexualidad asume un aspecto espiritual. Estan hechos el uno para el otro. En la vivencia del amor que se expresa a traves de la sexualidad se abren ambos a la trascendencia. En palabras de Cario Roccheta:
   La sexualidad lleva en si una insuprimible e inagotable incitacion
   a la trascendencia. Esta incitacion se funda en dos factores
   fundamentales: el limite inherente a la sexualidad misma y la
   vocacion de infinito inscrita en el corazon de todo ser humano.
   (...) La sexualidad esta inevitablemente ligada a la inmanencia de
   este mundo, mientras que el corazon humano conserva en si la
   necesidad de trascendencia, la nostalgia de un amor infinito, de
   una comunion total y perfecta que no tenga fin (64).


Asi, la vivencia de la sexualidad no se enmarca en un ambito meramente inmanente, sino que esta abierta a una dimension trascendente. Ejemplo de esto es la apertura a la vida, que emana de la union de una pareja (hombre y mujer) en la figura del hijo. Efectivamente, con esto se remarca la necesidad de reconocer las dimensiones propias de la sexualidad como punto de enriquecimiento mutuo entre el hombre y la mujer. De este modo, lejos de menospreciar la figura de los generos, consiste en valorarlos en su propio horizonte.

Conclusiones

La 'ideologia de genero' socava el concepto de persona desde una perspectiva cristiana y, con esto, lesiona el concepto de familia, promoviendo otras clases de familia que van contra la naturaleza humana. De igual forma, esta ideologia niega cualquier distincion en los generos, pues todos son considerados como iguales, de modo que se suprime la naturalidad de la masculinidad y feminidad, pasando a exigir el reconocimiento, por parte del Estado, del genero que cada uno decida. Asi, el sujeto afirma o impone su sexualidad, mas alla de los rasgos biologicos, pues considera que la sexualidad obedece a una simplista construccion cultural y una decision subjetiva.

Conservar la distincion de feminidad y masculinidad propias de la naturaleza humana es reconocer el valor intrinseco del ser humano desde sus dimensiones propias y complementarias. Por la distincion de los sexos, bajo la dimension del tiempo, se comprenden los mismos acontecimientos desde diferentes puntos de vista, enriqueciendose mutuamente. En la dimension corporal, se manifiesta el aporte colorido de cada uno de los sexos en la comunicacion no verbal, por ejemplo, a traves del baile. En cuanto a la dimension interpersonal, se vislumbra ontologicamente la configuracion de la compatibilidad mutua de los sexos. Por ultimo, dentro de la sexualidad se presenta la apertura plena a la vida misma, e incluso a la dimension trascendental como actitud receptiva al plano de un suprasentido infinito.

REFERENCIAS

Amoros, Celia. (1985). Hacia una critica de la razon patriarcal. Barcelona: Antropos.

Aparici-Miralles, Angela. (2012). "Modelos de relacion sexo-genero: de la 'ideologia de genero' al modelo de complementariedad varon-mujer". En: Dikaion, Vol. 21 Num. 2, Universidad de la Sabana, Chia.

Ayllon, Jose Ramon. (2013). Antropologia paso a paso. Madrid: Palabra.

Ciceron. (2009). Las leyes. Madrid: Gredos.

--. (1984). Sobre la republica. Madrid: Gredos.

Cobo Bedia, Rosa. (1995). "Genero", en: 10 palabras clave sobre Mujer. Navarra: Verbo Divino.

Comision Teologica Internacional. (2009) "En busca de una etica universal: Nueva perspectiva sobre la ley natural".

Cordovilla, Angel. (2014). En defensa de la Teologia: Una ciencia entre la razon y el exceso. Salamanca: Sigueme.

Crespo Hidalgo, Alfonso. (2015). La entranable misericordia de nuestro Dios. Madrid: San Pablo.

De Beauvoir, Simone. (2005). El segundo sexo. Madrid: Catedra, Universitat deValencia, Instituto de la Mujer.

Fumagalli, Aristide. (2016). La cuestion del Gender: Claves para una antropologia sexual. Santander: Sal Terrae-Maliano.

Gonzalez, Ana Martha. (2010). "Claves filosoficas para la ley natural". En: Scripta Theologica / Vol. 42.

--. (2009). "Genero sin ideologia". En: Nueva revista de politica, cultura y arte, No.124. (UNIR).

Jouve de la Barreda, Nicolas. (2012). El manantial de la vida: genes y bioetica. Madrid: Encuentro.

Lucas Lucas, Ramon. (2010). Horizonte Vertical. Sentido y significado de la persona humana. Madrid: BAC.

Oviedo Torro, Lluis. (2002). La fe cristiana ante los nuevos desafios sociales: Tensiones y respuestas. Madrid: Cristiandad.

Pikaza, Xabier. (2006). Antropologia Biblica: Tiempos de gracia. Salamanca: Sigueme.

Platon. (1988). Teeteto en: Dialogos V. Madrid: Gredos.

Puleo, Alicia. (1995). "Patriarcado", en: 10 palabras clave sobre Mujer. Navarra: Verbo Divino.

Roccheta, Cario. (1993). Hacia una teologia de la corporeidad. Madrid: San Pablo.

Rodriguez Dupla, Leonardo. (2011). Etica. Madrid: BAC.

Sofocles. (1981). Antigona en: Tragedias. Madrid: Gredos.

Tamayo, Juan Jose. (2004). Nuevo Paradigma Teologico. Madrid: Trotta.

Vide, Vicente. (2013). Comunicar la fe en la ciudad secular: Teologia de la comunicacion. Santander: Sal Terrae-Maliano.

Zaragoza Gras, Joana. (2006). La mujer como sujeto de la literatura griega en La violencia de genero en la antigueda.

Ivan Fernando Mejia-Correa (16)

Pedro Alexander Alvarez-Aguilar (17)

(15) Recibido: 22/09/2017. Aprobado: 21/05/2018 Este articulo es producto de una investigacion cientifica.

(16) Docente de la facultad de teologia de la Universidad Santo Tomas, Bogota, Colombia. Contacto: ivanfernando27@gmail.com

(17) Docente del area de ciencias sociales del Colegio del Rosario Campestre, Bogota, Colombia.

(18) Una reflexion profunda sobre esta tematica, la encontramos en: Salvador Valadez Fuentes. Globalizacion y solidaridad: Una aproximacion teologico-pastoral dese America Latina. (Mexico: Universidad Pontificia de Mexico, 2005, pp. 601).

(19) "Somos conscientes de que la teologia nunca se realiza en el vacio, sino en medio de la vida social y en el corazon de la Iglesia. Ella, en cuanto tal, sin adjetivos ni especificaciones, es una forma de expresar la responsabilidad de la fe en la sociedad humana. (...) La teologia es una accion eminentemente social, o dicho de otro modo, toda la teologia tiene un caracter publico, ya se situe esta en el campo de la teologia biblica, de la teologia fundamental, de la teologia dogmatica o de la teologia practica, o simplemente realizada en el ambito de la academia, de la Iglesia o de la sociedad". Angel Cordovilla. En defensa de la Teologia: Una ciencia entre la razon y el exceso (Salamanca: Sigueme, 2014, p. 35).

(20) "La sociedad de hoy conoce una pluralidad de formas de comportamiento en el campo de los afectos y de las relaciones amorosas. Este pluralismo se refleja tambien en las representaciones culturales, los sistemas de valores y en las normas mas o menos compartidas. Hace tiempo que puede constatarse la perdida del monopolio cristiano en la orientacion normativa de la sexualidad, que ha dado paso a una situacion en la que se han sucedido 'algunos modelos dominantes', alternativos respecto de la concepcion religiosa, y, mas recientemente, a una situacion de cierta perplejidad. (...) No cabe ninguna duda sobre la relevancia descrita para la fe cristiana: a pesar de algunos intentos de desmentirla, las expresiones que asume el amor sexuado y sus aspectos culturales-normativos, inciden directamente en la recepcion del mensaje revelado. Es imposible abstraer la concepcion cristiana de la vida y de la salvacion respecto del sentido que se otorga en un determinado ambiente social a la sexualidad. La fe no puede prescindir de una concepcion global de la persona, que incluye la corporeidad y el mundo de la alteridad sexualmente orientada, al dirigir su anuncio de conversion y cuando se remite a la vida concreta". Lluis Oviedo Torro. La fe cristiana ante los nuevos desafios sociales: Tensiones y respuestas (Madrid: Cristiandad, 2002, p. 381).

(21) "El feminismo, en cuanto teoria y practica de la emancipacion de la mujer, ofrece importantes instrumentos de analisis para identificar expresiones de marginacion de la mujer, sus raices mas profundas, que se encuentran en el sistema patriarcal y sus mecanismos de perpetuacion. Proporciona, asimismo, categorias antropologicas, eticas y politicas para elaborar un paradigma de convivencia integrador y no excluyente, fundado en una antropologia unitaria, al tiempo que multipolar, igualitaria, respetuosa de la diferencia". Juan Jose Tamayo Acosta. Nuevo Paradigma Teologico (Madrid: Trotta, 2004, p. 87).

(22) "El desarrollo del feminismo con respecto al gender podemos dividirlo en cuatro fases, que se concentran, sucesivamente, en la paridad de genero, la construccion del gender, la deconstruccion del gender y la individualizacion del gender". Aristide Fumagalli. La Cuestion del gender: Claves para una antropologia sexual. (Sal Terrae-Maliano, 2016, p. 25).

(23) Ramon Lucas Lucas. Horizonte vertical: Sentido y significado de la persona humana. Madrid-BAC, 2010, p. 379.

(24) Cf. Vicente Vide. Comunicar la fe en la ciudad secular: Teologia de la comunicacion. Sal Terrae-Maliano, 2013, pp. 22-32.

(25) "Entre los presupuestos que debilitan y menoscaban la vida familiar, encontramos la ideologia de genero, segun la cual cada uno puede escoger su orientacion sexual, sin tomar en cuenta las diferencias dadas por la naturaleza humana. Esto ha provocado modificaciones legales que hieren gravemente la dignidad del matrimonio, el respeto al derecho a la vida y la identidad familiar" DA. 40

(26) Cf. Aristide Fumagalli. La cuestion de gender: Claves para una antropologia sexual (Sal Terrae-Maliano, 2016), p. 23.

(27) Ramon Lucas Lucas. Horizonte Vertical. Sentido y significado de la persona humana. (BAC-Madrid, 2010), p. 380

(28) Idem.

(29) "Otro desafio surge de diversas formas de una ideologia, genericamente llamada gender, que 'niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y mujer. Esta presenta una sociedad sin diferencias de sexo y vacia el fundamento antropologico de la familia. Esta ideologia lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biologica entre hombre y mujer. La identidad humana viene determinada por una opcion individualista, que tambien cambia con el tiempo". Es inquietante que algunas ideologias de este tipo, que pretenden responder a ciertas aspiraciones a veces comprensibles, procuren imponerse como un pensamiento unico que determine incluso la educacion de los ninos. (...) Una cosa es comprender la fragilidad humana o la complejidad de la vida, y otra cosa es aceptar ideologias que pretenden partir en dos los aspectos inseparables de la realidad. No caigamos en el pecado de pretender sustituir al Creador. Somos creaturas, no somos omnipotentes. Lo creado nos precede y debe ser recibido como don. Al mismo tiempo, somos llamados a custodiar nuestra Humanidad, y eso significa ante todo aceptarla y respetarla como ha sido creada" (AL. 56)

(30) "El modelo pragmatista se basa en el supuesto de que no existen valores absolutos y, por ende, el unico criterio valido de eleccion es solo el de la utilidad. Frente a cualquier decision en el campo genetico o medico, lo que se debe hacer es solo una atenta evaluacion entre los inconvenientes que se producen y las ventajas que se derivan de ello, y elegir la parte por la que se inclina el platillo de la balanza" (Cario Roccheta. Hada una teologia de la corporeidad. Madrid: San Pablo, 1993, p. 91.

(31) Nicolas Jouve de la Barreda. El manantial de la vida: senes y bioetica. Madrid: Encuentro, 2012, p. 68.

(32) Rosa Cobo Bedia. Genero, en: 10 palabras clave sobre Mujer. Navarra: Verbo Divino, 1995, p. 55.

(33) Desde el arribo de categorias analiticas procedentes de ambientes feministas a las ciencias sociales, por patriarcado se ha entendido un sistema sociopolitico de hegemonia y dominacion androcentrico que prevalece en las sociedades antiguas y modernas. El patriarcado, en este sentido, se aleja de su acepcion etimologica, que alude al gobierno de los padres, de los hombres sabios, para transformarse en una herramienta hermeneutica que ve en la realidad social el transito incesante de relaciones de poder, distribucion del trabajo y roles sociales; la exhibicion, unas veces patente, y otras encubiertas, de un sistema de subordinacion a lo masculino. Un buen resumen y analisis sobre la historia, representantes, posturas y evolucion que ha tenido esta categoria ha sido realizado por Alicia Puleo. Cf. Alicia H. Puleo. Patriarcado en: 10 palabras clave sobre Mujer. Navarra: Verbo Divino, 1995, pp. 1-54.

(34) "El discurso filosofico es un discurso patriarcal, elaborado desde la perspectiva privilegiada a la vez que distorsionada del varon, y que toma al varon como su destinatario en la medida en que es identificado como el genero en su capacidad de elevarse a la autoconciencia." Celia Amoros. Hacia una critica de la razon patriarcal. Barcelona: Antropos, 1985, pp. 23-24.

(35) A traves de un analisis detallado de la literatura griega, Joana Zaragoza ha dado cuenta del espacio que ocupa la mujer en los relatos helenicos. Expone alli la ambivalencia con que se le representa, advirtiendo, entre otras cosas, la vision dualista que de ella se tiene; el dominio gradual de las divinidades masculinas sobre las femeninas, la figura tragica que es Pandora para los hombres, las labores domesticas a las que estaban destinadas las mujeres, las alusiones negativas y serviles con que la tragedia griega personifica a las mujeres. Todo ello para develar la posicion de inferioridad que el genero femenino ha tenido en la literatura griega. Cf. Joana Zaragoza Gras. La mujer como sujeto de la literatura griega en La violencia de genero en la antiguedad. Madrid: Instituto de la mujer, 2006, pp. 15-34. En contrapartida a la posicion de esta autora y su vision de la epica griega, habria que prestar atencion a lo que escribe el profesor Robin Lane Fox: "Pero en general los poemas representan a la mujer con una cortesia que es bastante distinta de la sanuda vision que de ella tienen los pequenos labradores en la poesia casi contemporanea de Hesiodo. En la Odisea, Penelope y Odiseo expresan realmente su amor, como una pareja que logra al fin reunirse; el gran dolor de Laertes, el padre de Odiseo, es la reciente muerte de su esposa. Es totalmente incierto, por tanto, que los griegos nunca imaginaron que un hombre pudiera amar a su mujer ni que el <<amor romantico>> en el mundo griego sea siempre el amor de un hombre por otro hombre. La epica homerica constituye un emotivo tributo a la felicidad conyugal. Tambien Hesiodo reconoce el valor de una buena esposa, a pesar de que sea bastante rara, pero es el, no Homero, el que describe a la primera mujer, Pandora, como causa involuntaria de las penalidades y las enfermedades que en adelante tendran que sufrir todos los hombres mortales." Cf. Robin Lane Fox. El mundo clasico: La epopeya de Grecia y Roma. Barcelona: Critica, 2005, p. 825.

(36) Ana Martha Gonzalez. "Genero sin ideologia". Nueva revista de politica, cultura y arte, No. 124, 2009, UNIR, pp. 33-47.

(37) Sofocles, Antigona, w. 445-465.

(38) Cf. Platon, Teeteto 172 a-b

(39) Cf. Aristoteles, Retorica 1343b 5-10. Ademas, habria que resaltar la distincion que hace el Estagirita entre la justicia natural y la no natural o legal. Cf. Etica Nicomaquea, V, 7,1134b-1135a.

(40) Ciceron, Sobre la republica, III, 22,33.

(41) "Asi pues, a hombres entendidisimos les parecio lo correcto tomar la ley como punto de partida, creo que debidamente, si es que la ley es, como ellos mismos la definen, la razon suprema implantada en la naturaleza que ordena lo que ha de hacerse y prohibe lo contrario. Esa misma razon, cuando se reafirma y perfecciona en la mente humana, es ley." Ciceron, Las leyes, I, VI. 18.

(42) Ana Martha Gonzalez. "Claves filosoficas para la ley natural". En: Scripta Theologica / Vol. 42, 2010, pp. 387-402.

(43) Jose Ramon Ayllon. Antropologia paso a paso. Madrid: Palabra, 2013, p. 74.

(44) Leonardo Rodriguez Dupla. Etica. Madrid: BAC, 2011, p. 107. Las cursivas son del autor.

(45) Comision Teologica Internacional. "En busca de una etica universal: Nueva perspectiva sobre la ley natural". 28 (2009).

(46) Comision Teologica Internacional. Ibid., 29-30.

(47) "Si digo: 'tu y yo somos iguales', al poner en juego las reglas de uso del 'tu' y del 'yo'--pues el conocimiento de las reglas de uso del pronombre autorreferencial implica el de las reglas de uso del pronombre heterorreferencial y viceversa--, estoy dando por hecho a la vez que somos perfectamente discernibles. Son, pues, iguales Ay B en la medida en que se establece entre ambos una 'relacion de equipolencia' basada en que decidimos estimar como no relevantes, a efectos de la misma, cualesquiera caracteristicas que nos individualizan, tales como que yo sea vieja y tu joven, tu seas alta y yo bajita, tu o yo seamos, una de nosotras, mas lista o mas culta que la otra, etc. Una vez se establece la existencia de un parametro determinante de lo que se va a considerar pertinente para definir la relacion de igualdad, y que, con respecto a lo que se retiene en funcion de este parametro, se estima no pertinente todo lo demas, se pone en juego la operacion de abstraccion." Celia Amoros. Presentacion (que intenta ser un esbozo del status questionis) en feminismo y filosofia. Madrid: Sintesis, 2000, p. 27.

(48) La expresion es de Amelia Varcarcel.

(49) Jose Ramon Ayllon. Antropologia paso a paso. Madrid: Palabra, 2013, p. 124.

(50) Simone de Beauvoir. El segundo sexo. Madrid: Catedra, Universitat de Valencia, Instituto de la Mujer, 2005, p. 371.

(51) Angela Aparici-Miralles. "Modelos de relacion sexo-genero: de la 'ideologia de genero' al modelo de complementariedad varon-mujer". En: Dikaion, Vol. 21 Num. 2, Universidad de La Sabana, Chia, 2012, p. 12.

(52) "Es un dato indiscutible: el proyecto de Dios anunciado por el Genesis se presenta como un proyecto de armonia-unidad: armonia-unidad con sus propios semejantes y con la Naturaleza. Este proyecto aparece como el modo propio de ser y de realizarse de la criatura humana: esta criatura esta hecha para vivir en la armonia-unidad, no en la desarmonia o en la division". Cario Roccheta. Hacia una teologia de la corporeidad, Op. cit., 1993, p. 172.

(53) "(...) El hombre experimenta la salvacion de Dios como acaecimiento que se hace historia en la historia del hombre. La salvacion no es considerada nunca en terminos puramente espirituales, sino siempre concretos, terrenos, historicos". Ibid., p. 50.

(54) "La mujer no es igual que el hombre. Otra cosa es decir que la mujer tiene los mismos derechos que el hombre. Esto es verdad, porque los derechos surgen de la naturaleza; el hombre y la mujer tienen la misma naturaleza. (...) Pero puesto que tienen diversa personalidad ('varon y mujer los creo'), tienen el derecho de que se mantenga y respete su diversa personalidad. La dualidad hombre-mujer es una completa paridad si se trata de la dignidad humana, y una maravillosa complementariedad si se trata de los atributos, de las propiedades y de los deberes unidos a la masculinidad y a la feminidad del ser humano. (...) La dualidad y diferenciacion sexual masculina y femenina es importante, pero no indica una diferencia de valor entre el uno y el otro sexo. Influyen en el desarrollo de la personalidad, sellan las peculiaridades propias de las actividades masculinas y femeninas, pero no son el uno superior al otro". Ramon Lucas Lucas. Horizonte Vertical. Sentido y significado de la persona humana. Madrid: BAC, 2010, pp. 393-394.

(55) En un excelente estudio de Antropologia Biblica, Xabier Pikaza presenta las razones de por que el hombre es imagen de Dios. "El hombre es imagen de Dios porque habla, colaborando asi en la Creacion; es imagen de Dios porque sabe mirar como mira Dios, descubriendo que 'las cosas eran (y son) buenas'; es imagen de Dios porque domina: Dios preside por su palabra y su mirada sobre todo lo que existe (luz y firmamento, aguas y tierra, plantas y animales). El hombre preside sobre los vivientes de su entorno (plantas y animales), proyectando en ellos su armonia, como co-creador, no destructor del mundo; es imagen de Dios porque puede descansar, participando asi del sabado divino; es imagen de Dios porque forma parte de una Creacion gratuita, siendo asi gracia. Todo lo que tiene es don: su vida es regalo porque Dios mismo es regalo. No existe por necesidad, sino por palabra y gozo. No crea por imposicion, sino expandiendo y compartiendo su vida, sin imponerse a lo creado. Por eso decimos que la Creacion, que se expresa y culmina en el hombre, es gracia. El hombre es imagen de Dios porque es un ser de presencia responsable y arriesgada, gozosa y fuerte, con que Dios mismo se implica". Xabier Pikaza. Antropologia Biblica: Tiempos de gracia. Salamanca: Sigueme, 2006, p. 37.

(56) "La diferencia entre el hombre y los animales no es solamente biologica, ni se basa en un mayor desarrollo gradual, sino en una autentica diferencia de naturaleza, es decir, es esencial y cualitativa. Eso se evidencia al comparar el comportamiento instintivo animal y el intelectual humano" Ramon Lucas Lucas. Horizonte vertical (Madrid: BAC, 2010), p. 214

(57) "Ser sexuados es para el hombre y la mujer un dato original. La persona humana, en su constitucion psico-somatica, es un ser sexuado, y esta caracteristica especifica su ser. Es evidente que el hombre no existe en abstracto. Por el contrario, existe siempre y solamente en dos posibilidades, que son el modo de la masculinidad y el modo de la feminidad. Tanto el uno como el otro modo de existencia humana, revelan un planteamiento especifico de base, manifiestan una logica particular, tienden hacia una propia manera de proyectar el mundo, y son inconfundibles en su obrar. Hay que entender al hombre en su totalidad antropologica, por tanto, como una realidad uni-dual, porque la sexualidad de cada persona implica intrinsecamente una irreducible correlacion unificadora hacia los demas". Ramon Lucas Lucas. Horizonte vertical. Sentido y significado de la persona humana. (Madrid: BAC, 2010), p. 363.

(58) Ramon Lucas Lucas. Ibid., pp. 323-324.

(59) "Todos tenemos emociones y experimentamos cada dia su influencia en nuestro comportamiento. La emotividad no es exclusiva de la mujer, sino que esta fuertemente presente en todas las personas y se manifiesta segun su caracter y temperamento. Sin embargo, en general se puede decir que la mujer se conmueve mas facilmente que el hombre. Expresiones tipicas de la emotividad, como la sonrisa, el llanto, el cambio del estado de animo, son mas dominantes en las mujeres. La afectividad emotiva tiene la gran ventaja de la empatia, lo que lleva a la mujer a ser mas compasiva, mas tierna que el hombre. Por la afectividad, existe en la mujer la inclinacion a dar prioridad a las razones del corazon mas que a las de la razon". Ramon Lucas Lucas, Op. cit., p. 390.

(60) Cario Roccheta, Op. cit., p. 118.

(61) Juan de Sahagun Lucas. El hombre, ?quien es?: Antropologia cristiana. Madrid: Sociedad de Educacion Atenas, 1988, p. 119.

(62) "La familia es la primera sociedad natural, la celula primera y fundamental de la sociedad. Desempena en la sociedad una funcion analoga a la que la celula realiza en un organismo viviente. La familia es el fundamento de la sociedad. Los hijos, la mayor riqueza que aporta la familia a la sociedad, son un bien fundamental, un elemento principalisimo del progreso social y, asi, se les debe reconocer a las familias que generosamente los engendran y educan. La familia es la escuela mas completa y mas rica de humanidad, la primera e insustituible escuela de sociabilidad, el lugar natural y el instrumento mas eficaz de humanizacion y personalizacion de la sociedad". Alfonso Crespo Hidalgo. La entranable misericordia de nuestro Dios. Madrid: San Pablo, 2015, pp. 218-219.

(63) "La experiencia sexual, sometida a la desacralizacion y a la desmitificacion y convertida en legado de las ciencias humanas, sigue siendo todavia hoy un lugar inmanente al vivir humano en el que se anuncia la trascendencia divina. En ella se puede encontrar la tension debida a la presencia de un limite y a la percepcion de un mas alla. Es posible mostrarlo, una vez mas, a partir del encuentro interpersonal del hombre y la mujer, vivido en sus cuerpos y marcado por la cultura y por la historia". Aristide Fumagalli. La cuestion del Gender. Claves para una antropologia sexual. Sal Terrae: Espana, 2016, p. 143.

(64) Cario Rocccheta, Op. cit., pp. 162-163.
COPYRIGHT 2018 Universidad Santo Tomas, Departamento de Humanidades
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Mejia-Correa, Ivan Fernando; Alvarez-Aguilar, Pedro Alexander
Publication:Quaestiones Disputatae
Date:Jul 1, 2018
Words:9097
Previous Article:Editorial.
Next Article:Dialectica de la Ilustracion en clave de Max Horkheimer y Theodor Adorno: entrelazamiento de la barbarie y la racionalidad.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters