Printer Friendly

La creacion de un ambito publico transnacional (primera parte).

The Making of a Transnational Public Sphere (first part)

La idea de un "ambito publico" ha sido objeto de estudio para los academicos dedicados a discutir la globalizacion, los movimientos sociales y los medios de comunicacion mundiales en la ultima decada. (1) El ambito publico es un producto, un atributo y una condicion de la modernidad que constituye, como ha anotado Hohendahl, "un paradigma para analizar el cambio historico y a la vez funge como una categoria normativa para la critica politica". (2) Eley lo resume como sigue:
   En pocas palabras, es "un ambito que media entre la sociedad y el
   Estado, en el que el publico se organiza a si mismo como portador
   de la opinion publica". Historicamente, su crecimiento se dio a
   finales del siglo XVIII con la expansion de la participacion
   politica y la cristalizacion de los ideales ciudadanos [...] En un
   aspecto mas fundamental, el ambito publico supone la transformacion
   previa de las relaciones sociales, su condensacion en nuevos
   acuerdos institucionales y la generacion de un nuevo discurso
   social, cultural y politico en torno a este ambiente cambiante.


Segun este planteamiento, el ambito publico es una forma de participacion politica en el Estado-nacion de sujetos en su condicion de "ciudadanos privados", como agentes no estatales. La nocion se ha criticado, sobre todo en su formulacion habermasiana, por ser inherentemente exclusivista y, en ultima instancia, "un ideal del liberalismo critico que sigue siendo inalcanzable historicamente". (3)

Habermas mismo ha reconocido, en cierto sentido, que la modernidad esta "incompleta", lo cual representa problemas para la "transparencia racional" que requiere su teorizacion de la comunicacion. Sus criticos han ido mas alla y argumentado que el proceso de la modernidad capitalista produce una proliferacion de formas heterogeneas que no se conforman a la logica normativa del "ambito publico", puesto que incluye el colonialismo, la esclavitud, el genocidio, las migraciones masivas, el "desarrollo" inequitativo, los ciclos de crecimiento y depresion, y la naturalizacion de "raza", "clase" y "genero" como categorias de subalternizacion. En cuanto a la nocion gemela del ambito publico, la "sociedad civil", Beverly ha notado que.
   [...] en virtud de sus propios requisitos (educacion formal,
   alfabetizacion, unidades familiares nucleares, atencion a la
   politica de los partidos y noticias sobre los negocios, propiedades
   o una fuente de ingresos estable), excluye a sectores importantes
   de la poblacion de tener ciudadania completa o limita su acceso a
   la ciudadania. Esa exclusion o limitacion es lo que constituye a lo
   subalterno. (4)


Las criticas a la nocion del ambito publico han investigado alternativas que podrian teorizar esta distribucion diferencial de poder y de recursos: "el pueblo", "lo subalterno" y "lo popular".

El ambito publico emergio como una categoria implicitamente coexistente con el Estado-nacion, que define la relacion entre un Estado y sus ciudadanos. Los debates que reciente mente lo han proyectado al escenario mundial no prestan la misma atencion a los dos lados de esta ecuacion. Por ejemplo, Eickelman, Anderson y Lynch han argumentado que nuevas formas de comunicacion han estimulado la aparicion de un ambito publico regional en el mundo arabe. (5) El analisis de Lynch sugiere que la transmision mundial de Al-Jazeera ha abierto la posibilidad de un nuevo ambito publico arabe en el que es posible discutir abiertamente los temas politicos que no pueden abordarse en contextos nacionales debido al control estatal sobre los medios de comunicacion y el debate publico.

Su ambito publico es politico, supranacional y de inteligibilidad acotada por una lengua, el "arabe", y las tradiciones discursivas regionales en las que se ancla. Eickelman y Anderson sugieren un limite distinto para la comunidad politica, el de la fe. Los academicos que debaten movimientos ambientales y feministas mundiales han puesto mas atencion a los interlocutores de las comunidades politicas. Tras definir las fronteras de los movimientos como transitorias y vinculadas a la consecucion de un objetivo comun especifico, Keck y Sikkink notan la influencia de los foros mundiales y la gobernabilidad internacional en la constitucion de la capacidad que tales movimientos tienen para utilizar la atencion internacional con el proposito de abordar las condiciones locales.

Una literatura muy diferente, que ha explorado la dinamica de los proyectos coloniales y la resistencia anticolonial, tambien ha notado la funcion de las poblaciones y los movimientos transnacionales en la imposicion y la extension de los proyectos coloniales en esferas intimas, y en la organizacion de los desafios publicos al Estado. Los academicos apuntan a la importancia de las redes transnacionales de misioneros para los proyectos coloniales. (6) Tambien se han documentado las dimensiones transnacionales de los movimientos nacionalistas y anticoloniales. (7)

Yo propongo que la lengua, la fe, la migracion y las intervenciones coloniales han sido importantes para el proceso que abordare en este capitulo: la aparicion de un ambito publico transnacional. Emplear la nocion del "ambito publico" me permite esquivar el "romance de la comunidad" presente en gran parte de la literatura sobre la migracion. (8) Una critica del bagaje normativo de la "comunidad" otorga visibilidad a poblaciones que se han vuelto subalternas por la aparicion de este ambito publico de los migrantes, las lineas de falla construidas para su subalternizacion y los interlocutores a los que apelan para lograr estas distinciones: las autoridades otomanas, las del Mandato frances y las mexicanas, primero las porfirianas y despues las revolucionarias.

Mi argumento es que los limites que fracturaron a la poblacion migrante, sobre ejes de secta, clase y filiacion politica, se construyeron a lo largo del siglo XX en un ambito publico emergente, que se dirigia a dos Estados y a ambos clamaba ciudadania y auspicio. Reconstruire la aparicion de este ambito publico transnacional analizando la participacion de migrantes mashrequies en diversas ubicaciones institucionales. Sugiero que el paisaje institucional causante de la migracion proporciona una ventana desconocida a las trayectorias de los migrantes en Mexico y en Centroamerica. Utilizando fuentes de archivo no publicadas, recuentos publicados basados en historia oral y entrevistas, he compilado una lista de mas de 100 instituciones activas entre 1900 y 2008. (9)

Me centrare en la vida institucional visible en Mexico, principalmente la capital, pues es ahi donde se ha agrupado la mayoria de las instituciones documentadas. Sin embargo, algunas tienen sus centros de gravedad o una presencia importante en otro lugar. Cuando las fronteras nacionales entre Mexico y Guatemala u Honduras, por ejemplo, se trasciendan por procesos transnacionales, abordare los procesos fuera de Mexico como relevantes y generadores de dinamicas "locales". Mi objetivo es analizar esta cronologia por lo que puede indicar sobre la circulacion de los migrantes en campos de poder moldeados por agentes y procesos regionales, nacionales y transnacionales o internacionales, y especialmente por historias regionales coloniales y poscoloniales. (10)

Aunque diversas actividades, responsabilidades y emprendimientos han unido a diferentes segmentos de los migrantes en asociaciones mas o menos formales, ciertos procesos importantes parecen orientar el desarrollo y la consolidacion de sus instituciones en Mexico. Los modelos que surgen reflejan las circunstancias y las necesidades cambiantes de los migrantes; asimismo, nos hablan de cambios en la distribucion de poder en la poblacion migrante, marcada por distinciones en practicas de clase civilizacionales y lealtades politicas, que indicaron la proximidad relativa de los migrantes a las autoridades coloniales y a sus proyectos. Como resultado, aparece un entorno complejo. Dadas las jerarquias mundiales que la practica imperial europea establecio en los ultimos siglos, y la relevancia de los acuerdos y los discursos coloniales para las trayectorias poscoloniales, sugiero que interpretemos esta geografia cambiante de paisajes regionales de poder entrelazados como una geografia mundial, en un inicio colonial y ahora poscolonial.

Empleare herramientas analiticas y estrategias textuales que desarrollaron academicos del transnacionalismo, los estudios subalternos y la antropologia historica para argumentar que estas perspectivas cruciales aparecen cuando abordamos los procesos migratorios mediante la etnografia historica. (11) La imaginacion etnografica aborda el "documento", el artefacto de archivo, como contenido y huella discursiva, tan relevante por lo que dice sobre las condiciones "reales" del pasado como por lo que leemos en ella sobre la formacion discursiva en la que opera. (12) Tambien empleare perspectivas derivadas de entrevistas y sesiones de observacion participante en mi lectura de material de archivo y viceversa.

El presente es un ejercicio de la antropologia del encuentro colonial y del proyecto de estudios subalternos, por leer el archivo a veces en direccion de la veta y otras contra la misma, para procesos de subalternizacion. (13) Conforme trascendemos el nacionalismo metodologico para pensar en el mundo de los migrantes, se hacen visibles dos aspectos de la migracion mashrequi. Primero, la experiencia de estos en dar giros a los mundos de la vida transnacionales y, segundo, una imaginacion transnacional presente en las practicas administrativas a las que Francia los sometio durante el Mandato, y los gobiernos poscoloniales y las autoridades religiosas desde entonces.

Un siglo de transformaciones marcadas por el genero

Los patrones iniciales de asociacion entre migrantes son poco claros, ya que las relaciones eran menos institucionalizadas, no hay personas vivas que hayan presenciado el inicio de la migracion y la documentacion en archivo es escasa. Las entrevistas con personas de edad avanzada, que son hijos o nietos de migrantes, son el material mas rico sobre este periodo. 14 Un analisis de publicaciones periodicas tambien brinda perspectivas sorprendentes sobre la diversidad de clases de los primeros migrantes, las lealtades cambiantes de las elites y su orientacion a autoridades y mediadores, primero otomanas y luego del Mandato. Las primeras instituciones reflejan el proceso migratorio mismo, su dinamica social, las tecnologias de transporte disponibles para los migrantes y la espacializacion de la oportunidad en el Mexico porfiriano.

Buena parte de este capitulo se centrara en el momento posterior, mejor documentado, correspondiente al Mandato frances sobre Siria y Libano, que abarco oficialmente de 1920 a 1943. El Mandato es la experiencia colonial mas reciente del Mashreq y fue importante para la formacion del paisaje social actual y los desarrollos poscoloniales de la region; (15) tambien resulto crucial para las trayectorias de clase de los migrantes en Mexico y Centroamerica.

Las politicas e intervenciones del gobierno del Mandato moldearon la dinamica institucional en tres polos del campo transnacional, generado por la superposicion de migraciones del Mashreq y los lances imperiales franceses entre 1919 y 1947. Moldearon procesos en Paris, la metropoli, donde se autorizaban las politicas, en todo un archipielago de consulados franceses en America, y en la sede del Mandato en Beirut. Ahi, las practicas administrativas se debatian y se instauraban mediante un dialogo con agentes y dinamicas "locales".

La correspondencia diplomatica y administrativa con consulados en el continente americano abarco a diversos representantes franceses. En ocasiones tenia que ver con la resolucion y el seguimiento de ciertos casos; sin embargo, era mas comun que las misivas se dirigieran a oficiales y a poblaciones migrantes a traves de fronteras nacionales, como parte de un vasto todo administrativo. La practica imperial francesa interseco con la compleja dinamica poscolonial de una sociedad "mexicana" con profundas influencias de la conquista violenta, tres siglos de administracion colonial espanola, medio siglo de guerras de Reforma y liberacion, la era dorada del Porfiriato francofilo, la Revolucion mexicana y los contratos y las autoridades posrevolucionarias. (16)

Despues de los cuarenta, este paisaje se complico por la aparicion de Estados-nacion poscoloniales en el Mashreq y el desarrollo de nacionalismos, sectarismos y clasismos como ideologias que redefinieron el acceso legitimo al poder o los recursos y establecieron nuevos criterios para la estratificacion. La funcion de la Iglesia maronita y la colaboracion cercana entre las autoridades del Mandato y las poblaciones maronitas en Libano y en el mahjar fueron cruciales en el desarrollo de estas ideologias. (17)

Ademas, fue fundamental para institucionalizar el sectarismo en el siglo XX y favorecio importantes cambios en la distribucion de recursos y oportunidades lejos de las elites otomanas tradicionales, que eran las poblaciones griega ortodoxa y sunita principalmente urbanas, hacia los maronitas, historicamente rurales pero en rapida urbanizacion. (18) A mediados del siglo, la intervencion de autoridades religiosas contribuyo a un cambio hacia la formacion de instituciones "nacionales" y ostensiblemente maronitas en Mexico y el mundo: la Liga Libanesa, la Union Libanesa Mundial y el Centro Libanes. (19) Ello provoco la eliminacion de los mashrequies no libaneses y no maronitas y su subalternizacion en los nuevos espacios "libaneses", si es que continuan participando en ellos. (20) Algunas poblaciones subalternizadas crearon sus propios espacios institucionales, como la Catedral de San Jorge, que es griega ortodoxa, y otras redes menos formales.

Los mashrequies judios enfrentaron diversos desafios por los conflictos en la region debidos a la fundacion del Estado israeli, en 1948, y su marginacion progresiva en las decadas precedentes a tal ruptura. En Mexico desarrollaron un extenso paisaje institucional paralelo al del resto de los migrantes, que incluia sinagogas, clubes sociales y, quiza mas importante, es cuelas donde las generaciones posteriores a 1960 han aprendido hebreo y cultivan vinculos con Israel. (21)

Los grupos musulmanes fundaron la mezquita Suraya, en Torreon, y el Centro Educativo de la Comunidad Musulmana, en la ciudad de Mexico, apenas a principios de los noventa. La mezquita Suraya se construyo por ordenes de descendientes de migrantes libaneses shiitas que se establecieron en Torreon y en la zona de La Laguna, en el norte de Mexico. El Centro Educativo de la Comunidad Musulmana se desarrollo en el seno de un grupo mas diverso de migrantes, que incluia a musulmanes sirios, marroquies, egipcios, paquistanies e indonesios. Muchos de ellos eran diplomaticos que vivian y trabajaban temporalmente en Polanco, donde se encuentra el Centro-Musala. (22) Sin embargo, el local es un prestamo a la comunidad de un exitoso restaurantero paquistani, tambien anfitrion de la reunion de Eid el Fitr, mas extensa, en otro recinto en Polanco. (23)

No sorprende que la participacion en las instituciones involucre modelos de genero, debido a ciertas tradiciones de asociacion homosocial en muchas zonas del Mashreq y de Mexico, y a las que la modernidad impone sobre todo espacios de trabajo con marcas de genero, y por tanto de actividad diaria. (24) Las mujeres formaban y cultivaban asociaciones de caridad y "culturales" que las mostraban como "damas"; los hombres dominaban instituciones comerciales y politicas, como las camaras de comercio, las ligas y los espacios de "alta cultura", como las revistas escritas en fusha, un registro formal y literario del arabe que proporciono e indico acceso a otro tipo de recursos. (25)

No obstante, los limites entre los espacios de genero eran flexibles. Por ejemplo, la transformacion de asociaciones religiosas que iniciaron como beneficencias de mujeres y clubes de jovenes en los anos veinte a los "Consejos" de finales de los cuarenta puede indicar una reconceptualizacion de la practica religiosa. Un nuevo conjunto de proyectos, principalmente politicos y masculinos, llego a dominar el discurso religioso publico y desplazo, pero no reemplazo, a las organizaciones de mujeres y de jovenes. Las asociaciones de damas de finales del siglo XX se interesan principalmente por la practica de la memoria y su reproduccion. (26)

Argumento que las actividades de las mujeres, aunque menos visibles en los registros publicos, constituyen un espacio publico paralelo. (27) Es importante ver mas alla de la dicotomia moderna, que opone la domesticidad de la mujer a la participacion del hombre en el ambito publico, para entender como las visitas, los matrimonios arreglados y la labor de caridad que realizaban las mujeres, por ejemplo, constituyen otro publico, aunque en muchos sentidos es subordinado. (28) Tambien quiero subrayar la interpenetracion de lo publico y lo privado, cuando expongo que el poder de los hombres suele operar en sitios intimos, sobre todo mediante vinculos de patrocinio, como discutire en el siguiente capitulo. (29) Ramirez Carrillo ha esgrimido este argumento sobre los lazos de parentesco entre los hombres.

Primeras redes: 1900 a 1920

Dada la arraigada historia en Mexico de una fuerte centralizacion economica y politica, la poblacion migrante quedo atrapada en la tension entre la concentracion de riqueza y poder en la capital y las oportunidades en las economias regionales, sobre todo los mercados regionales emergentes, para cuyo desarrollo resultaron cruciales. Se abrieron nuevas oportunidades comerciales en "la provincia" gracias al sistema de ferrocarriles, concluido en el regimen porfiriano. Sin embargo, el ferrocarril tambien fue una herramienta moderna que facilito la vieja practica de concentrar la riqueza en los altos centrales, conectando la ciudad de Mexico con puertos y centros de produccion en provincia. (30)

Los primeros migrantes se concentraron en la capital o se dispersaron a lo largo de las vias del ferrocarril y otros corredores economicos emergentes, como el istmo de Tehuantepec; (31) ademas, mantuvieron una movilidad extraordinaria, pues cambiaban de residencia y lugar de trabajo en busca de ganancias, comunidad y politica. Como nos recuerdan Diaz de Kuri y Macluf: "La comunidad libanesa mas numerosa del pais se concentro poco a poco en la Ciudad de Mexico. Muchos migrantes que anos antes se habian establecido en las provincias llegaron a la capital a probar suerte". (32) Asimismo, viajaron a otras regiones del continente.

De hecho, la relacion entre las tecnologias de transportacion y el movimiento migrante presenta una continuidad paradojica. La etapa temprana de la migracion, por via maritima y ferrocarril, entro primordialmente por un puerto. Zeraui calcula que 78.8% de la migracion del Mashreq a Mexico entre la decada de 1870 y 1952 entro por Veracruz, portal crucial para el periodo de transporte por mar. En la segunda mitad del siglo XX, los vuelos multiplicaron los (aero)puertos de entrada aunque casi 100% de las llegadas se dieron a la ciudad de Mexico. (33)

En 1900, las casas de huespedes que los migrantes fundaron para alojar a sus compatriotas se encontraban entre las primeras instituciones. Ejemplo de ello fue el albergue para paisanos que David Saba y Julian Kuri administraban en Correo Mayor num. 4, en la ciudad de Mexico. (34) Estos se convirtieron en centros de orientacion donde los recien llegados se encontraban con migrantes mas establecidos que podian brindarles informacion sobre la dinamica "local", ademas de empleo y credito. Los migrantes recien desembarcados, los comerciantes ambulantes y los que se establecieron en pequenos pueblos en los corredores comerciales y rutas ferroviarias en desarrollo, se alojaban en estas casas, o con parientes o padrinos cuando viajaban a centros urbanos para reabastecerse de mercancias. Los albergues y pequenos restaurantes que servian cocina de "el bled" eran un espacio para interactuar con paisanos, intercambiar informacion y reclutar y aconsejar a los recien llegados. (35)

Segun la tradicion de la comunidad maronita, don Domingo Kuri, un prospero mercader establecido en Veracruz a principios del siglo XX y un hombre extraordinario en todos los sentidos, ayudo en la clasificacion de los migrantes que desembarcaban segun redes de parentesco y de aldeas:
   [...] conocido anteriormente como Abd el Adj de Kartaba, Libano,
   [el] llego a Mexico en 1903. Emigro a los 18 anos tras estudiar dos
   anos en un seminario donde aprendio frances y latin [...] Compro una
   casa, chalet Josefita, en Veracruz [... que] tenia 28 habitaciones y
   un comedor con espacio para 24 personas que servia alimentos dos
   veces al dia. (36)


Don Domingo se hizo el habito de visitar los barcos que atracaban en busqueda de pasajeros "arabes" o "que hablaran arabe", a quienes saludaba calurosamente y ayudaba con sus procedimientos migratorios ante las autoridades locales. Ademas, los alojaba en el chalet Josefita hasta que se repusieran del viaje y pudieran acudir con sus parientes mas cercanos o coterraneos en tren. Esta clasificacion se organizaba en terminos mas amplios mediante la comunicacion entre migrantes y sus parientes y lugares de origen a traves del correo y las noticias, los paquetes y las cartas que llevaban los migrantes que volvian al Mashreq a establecerse, a invertir o de visita. (37) Como narro Hassan Zain Chamut durante una entrevista en Torreon con Urow Schifter: al llegar, muchos migrantes ya conocian paisanos que se habian establecido y les darian mercancia para vender en pequenos pueblos. (38)

Entre las primeras y mas duraderas asociaciones se encuentran las que unieron a personas provenientes del mismo pueblo o aldea. Quiza la mas sobresaliente, por su extraordinaria longevidad, es Islah Beit Mellet, tambien conocida como la Union Akkarista de Mexico, en operacion desde 1924 y activa a la fecha. S. Matuk proporciono un breve vistazo a su funcionamiento en la decada de 1940: "Mi padre pertenecia a la Junta Akkarista porque era de Akkar [...] Habia cuotas mensuales que se utilizaban para ayudar a los necesitados en ese lugar, Akkar". (39) Tambien organizaban sahriyes, obras y actividades de recaudacion de fondos cada semana para ayudar a los enfermos, a los pobres y los paisanos que se habian retrasado en el pago de sus creditos. (40) En 2006 publicaron un nuevo directorio de familias originarias del pueblo de Bait Mellet y siguen coordinando la migracion entrante.

Algunos de los poblados mas grandes, como Deir Al-Qamar, eje del comercio de la seda en la region de Shouf en Libano, tenia varias asociaciones de comunidades de origen. Ejemplos de ello son la Asociacion Camarina de Mexico, que agrupaba a 400 familias, y la Sociedad Diranesa, cuyo presidente, en 1929, era William Nimeh, y su secretario, Georges Letayf. (41) Como la Societe Joseph Bey Karam presidida por Gabriel Barquet, en 1927, que unio a "todos los hijos de Zgharta", la Sociedad Diranesa (Al-Jama'iya al-Diria fi al-Meksik) es visible en los registros por los telegramas y las cartas que sus lideres enviaban a Paris y a Beirut. La correspondencia refleja las preocupaciones de los migrantes por la fragmentacion de las unidades administrativas otomanas, lo que genero riqueza y representacion politica para algunos y se las quito a otros. Nimeh lucho por restituir el derecho de Deir Al-Qamar a la representacion politica en las siguientes elecciones; (42) Barquet protesto por los rumores de la fusion territorial de Gran Libano y Siria. (43)

Publicaciones periodicas en tiempos del dominio otomano

Quiza mas sorprendente que los hostales, los restaurantes y las asociaciones de comunidades de origen es el gran numero de publicaciones que aparecieron en la ciudad de Mexico antes de 1920, la mayor parte en arabe o bilingues. (44) Al-Sharq, en un inicio propiedad de Yusuf Karam y despues de Abraham Bechalani y Alejandro Gabriel, comenzo en 1905 como una publicacion mensual bilingue en arabe y espanol. Al parecer fue un exito, pues pronto comenzo a salir cada dos semanas y despues a diario. Al-Khawater de Jose Helu se desarrollo de manera similar desde su primera publicacion bilingue en arabe y en espanol, y finalmente se convirtio en un diario. Saut Al-Mexique se publico de 1906 a 1940.

Tambien hubo diversas publicaciones que duraron poco. Algunas quiza sucumbieron a la inviabilidad mundana, como la efimera Vida Nueva, fundada por Rashid Khuri, quien llego a Mexico desde Brasil, o el Diario Era Nueva de Jalil Daher. En otros casos, la brevedad de su circulacion puede deberse a que representaban proyectos politicos en competencia, algunos de los cuales fueron infructuosos. Por ejemplo, Al-Kadaa se creo en 1909 para promover a Nasib Bey Kuri como candidato para el puesto de consul otomano en Mexico. Al-Huruades-Sucesos era una revista religiosa maronita que coordinaba el "padre" Chekrala Juri.

La existencia y la multiplicidad y longevidad de la lengua arabe y las publicaciones bilingues al inicio de la migracion deberia alertarnos sobre la presencia temprana de un grupo en el mahjar alfabetizado en arabe y en espanol, pero tambien en frances. (45) Esto probablemente refleja la larga tradicion de la educacion misionera francesa y britanica en el Mashreq, principalmente en zonas rurales cristianas pero tambien en Beirut, por ejemplo, que otorgo a las poblaciones diversos niveles de escolaridad. (46)

Analizando la practica de sustituir la firma de las personas que no sabian escribir por sus huellas digitales en los archivos de los migrantes, Alonso Palacios senala que entre la poblacion migrante en Puebla, 11.37% de los hombres y 42.22% de las mujeres eran analfabetas. (47) Quiza la poblacion de Puebla no sea representativa de la migracion a Mexico en su conjunto pero, como anota Alonso Palacios, muchos archivos no portan firma ni huella digital, asi que los numeros no dan una idea clara del porcentaje de migrantes que sabian leer y escribir el alfabeto latino.

La alfabetizacion es un importante indicador de clase que apunta a la migracion de una seccion transversal del espectro social mashrequi, que incluyo a clases medias y a elites locales. Diaz de Kuri y Macluf nos dicen:
   Aunque en menor proporcion, tambien llegaron personas con alta
   escolaridad: maestros, abogados, periodistas y diplomaticos que
   hablaban frances o alguna otra lengua ademas del arabe. Este grupo
   no enfrento dificultades y ayudo a sus companeros de viaje con los
   procedimientos burocraticos. (48)


Si el alfabetismo, por no hablar del alfabetismo en varios idiomas, fue un recurso considerable a principios del siglo XX, el conocimiento del frances no solo era un posible atajo al espanol, sino la familiaridad con una lengua y una cultura que las elites mexicanas porfirianas francofilas emulaban y admiraban. (49) Para las poblaciones mexicanas, el conocimiento de la lengua y las costumbres francesas siempre fue un marcador de estatus de elite y habria abierto muchas puertas a finales del siglo XIX e inicios del XX. (50)

Los privilegios que disfrutaron al menos algunos de los primeros migrantes tambien se reflejan en otras organizaciones y preocupaciones iniciales. Por ejemplo, en los titulos otomanos de los miembros fundadores de una asociacion fundada alrededor de 1905: Nasib Bey Kuri, Pedro Kuri, Alejandro Gabriel y Salim Pasha. Don Antonio Letayf, otra figura clave de la epoca, se nacionalizo como ciudadano mexicano en 1899. Gracias a su matrimonio paso a formar parte de la elite del Porfiriato y despues intervino en las redistribuciones y negocio proteccion para otros migrantes. En este proceso adquirio gran riqueza y poder. (51)

En 1909, Antonio Letayf presidio el Comite Otomano del Centenario de la Independencia de Mexico, que organizo la participacion de los migrantes en las esplendidas festividades oficiales que marcaron la ocasion. Asimismo, junto a Jose Gastine, dirigio la publicacion Al-Etedal, que circulo brevemente en 1912 y 1913.

Queda claro que la elite migrante prerrevolucionaria dialogaba con un Mashreq otomano, como indica su uso de los titulos otomanos Bey y Pasha y su definicion de la poblacion migrante como una "colonia otomana". Tambien era claro que se situaban como elites en el contexto mashrequi y en el mexicano.

Colapso otomano y aspiraciones panarabes

Hacia finales de la Primera Guerra Mundial surgio un conjunto de intereses e instituciones diferentes. Por primera vez aparecieron en el horizonte migrante asociaciones que se hacian llamar partidos politicos. Sus nombres reflejan el debate que emergia en torno del destino del Mashreq tras el inminente colapso otomano y el desmembramiento territorial del imperio. Estas asociaciones plasman los encarnizados debates entre grupos panarabistas que defendian la independencia de la "Gran Siria", una entidad diversa en denominaciones religiosas que incorporaba a los actuales Estados-nacion de Siria, Libano, Palestina y partes de Iraq y de Jordania, y facciones libanesas que deseaban que su nacion fuera independiente (y cristiana). Diversas publicaciones formaron parte de la nueva constelacion de poder generada por los Mandatos franceses en el Mashreq.

En ocasiones, los editores de publicaciones anteriores que seguian circulando se esforzaron por cambiar el cariz de su discurso, pero quedaron mancilladas por su pasado. Por ejemplo, Al-Khawater, de Jose Helu, sobrevivio al menos hasta 1933, cuando M. Hubert F. Dussol, Charge d'Affaires de Francia en Mexico, se quejo severamente con el ministro frances de Relaciones Exteriores de la publicacion, diciendo que habia estado "infectada de germanofilia" y que "despues de la Guerra nos guarda una dudosa lealtad". (52) Algunos segmentos se tradujeron al frances y se enviaron a autoridades de mas alto nivel, lo que dano la reputacion de Helu por los puntos de vista criticos que expresaba sobre los limites de la proteccion francesa.

Entre las nuevas publicaciones que reflejaban la coyuntura se encontraba El Gran Libano, que dirigia Jose Musalem, migrante sirio. Despues fundo Al-Ghurbal, que se publico de 1923 a 1996 al cuidado de Juan Bichara un tiempo y posteriormente de Selim Abud. Al principio se escribio solo en arabe, pero despues fue bilingue en arabe y en espanol (denominada La Criba). Al-Ghurbal se consideraba una publicacion arabe ilustrada semanal, cuya meta era unir en hermandad a los hablantes de arabe de origen libanes, palestino, sirio e iraqui. Al-Itihad Al-Suri (La Union Siria) se publico en 1926. Mahboub Chartouni, cristiano ortodoxo, publico Al-Rafiq en 1923.

Las considerables rivalidades politicas manifiestas en la prensa ilustrada reflejaron la nueva distribucion de poder. Un caso en particular indico la hegemonia francesa emergente en el Mashreq. Jose Cheremonte, panarabista que habia buscado ser el consul otomano local, establecio el Partido Siria Unida y, en 1917, una publicacion asociada, el Diario Siria Unida, publicado en frances, arabe y espanol. En 1927, el gobierno mexicano confisco todas las propiedades de Cheremonte y lo exilio a La Habana.

Su tio, M. Elias Youssef Tannous Chmouti de Batroun, presento una queja al Haut Comissaire en Beirut, pidiendo la intervencion de las autoridades francesas ante el gobierno mexicano en favor de su sobrino, "Doctor Yusef Chmouti, que tiene 16 anos de haberse establecido en Mexico". (53) Los franceses investigaron el caso y respondieron de esta forma:
   M. Youssef Chmouti, alias Joseph A. Shemonti, fue expulsado de
   Mexico en mayo de 1927 a instancias de sus propios compatriotas
   siriolibaneses, a quienes provocaba constantemente en su periodico,
   atacando a las familias de sus adversarios politicos,
   chantajeandolos o manipulandolos. Puesto que la actitud hostil de
   Chmouti hacia nosotros, que esta legacion noto el 4 de octubre de
   1920, continuo hasta su expulsion, no me parece que el regreso del
   solicitante a Mexico sea deseable. (54)


La publicacion ofensora era El Correo de Oriente. (55)

La derrota del imperio aleman en la Primera Guerra Mundial, su posterior desmembramiento y el derecho emergente de Francia de gobernar a las poblaciones del Mashreq tambien eran visibles en la transformacion de las funciones de las embajadas de estos paises en relacion con los migrantes en Mexico. No fue sino hasta 1919 que se extendieron cartas de "reconocimiento o proteccion" a los migrantes del Mashreq en los consulados alemanes de toda la republica. (56) Esto se debio a la amistad entre Don Antonio Letayf, a quien ya mencione, y Antonio H. von Eckard, represente diplomatico del Imperio Aleman en Mexico. Tales cartas fueron muy utiles para iniciar cualquier tipo de tramite burocratico, comerciar en la via publica, abrir negocios, contraer matrimonio y registrar ninos. (57) El apoyo imperial aleman se suspendio tras la guerra y, en 1921, se reemplazo con servicios para los migrantes en la embajada francesa, ubicada en Rio Lerma num. 35, en la ciudad de Mexico. El consul Eugene Meurehg, libanes nacido en Marsella, se encargaba de atender a los subditos del Mandato.

Actividad consular de Francia en Latinoamerica durante los Mandatos sirio y libanes: 1920-1947

Los academicos han subrayado que la mayor parte de la migracion del Mashreq hacia Latinoamerica se dio entre 1910 y 1930, inmediatamente antes y durante el periodo en el que Libano y Siria se convirtieron en Mandatos franceses. Sin embargo, no se ha analizado la influencia de las autoridades consulares francesas en Latinoamerica sobre el desarrollo de asociaciones de migrantes durante el Mandato. (58) A Francia le preocupaba el destino y las circunstancias de las "colonias sirias y libanesas en America" y comenzo a hacer planes sobre su administracion y su funcion en la relacion de Francia con los territorios bajo mandato, incluso antes de que se confirieran oficialmente. La "importancia numerica y los multiples elementos que la componen" los hicieron objetivos atractivos para la regulacion y la intervencion. (59)

Las autoridades consulares francesas y las del Mandato se volvieron interlocutores importantes para los migrantes y desplazaron a otras fuentes de apoyo politico. Establecieron sitios nuevos, oficiales e institucionales, pero tambien vigilaron e intervinieron en las asociaciones de migrantes. Desestabilizaban instituciones y redes que consideraban sospechosas o amenazantes para el dominio frances y recompensaban a quienes colaboraban con el Mandato. Esto cambio la distribucion de los recursos y oportunidades y fomento la polarizacion de clase entre los migrantes.

Como en el Mashreq, los grupos de migrantes mashrequies en competencia organizaron unos la resistencia y otros la lealtad al Mandato. Los choques entre ellos provocaron la disolucion de instituciones importantes, como varias de las primeras Camaras de Comercio. Por ultimo, el encuentro colonial contribuyo a la sintesis de los discursos de distincion que moldearon las redes coloniales. El final del siglo XX se caracteriza por instituciones hipocritas, que se describen a si mismas como asociaciones "nacionales" y a la vez fragmentan y construyen la nacion en ejes de denominacion.

La imaginacion colonial francesa: sujetos transnacionales de un mandato mundial

El interes de Francia en las colonias de migrantes reflejo su interes en los territorios del Mandato y se centro en la expansion de la influencia politica y los emprendimientos economicos franceses. A continuacion veremos un fragmento de un texto de las autoridades parisinas a todos los consules en America, que es una ventana a las prioridades y la estrategia francesas.

Nos interesa sobremanera el desarrollo de los paises encomendados a nuestro mandato, asi como la extension de nuestra influencia al entablar y consolidar estas relaciones. Sea tan amable de informarme:

a) Sobre la importancia de las remesas de efectivo que nuestros protegidos envian a sus paises de origen, los medios actuales [para hacerlo], y las posibilidades que nuestros establecimientos financieros en Siria (Banque de Syrie, fundado por el Banque Ottomane, Banque Francaise de Syrie, controlado por la Societe Generale) tienen de abrir una agencia en su ciudad de residencia o al menos de contar con un corresponsal ahi;

b) Sobre la importancia del movimiento de viajeros a Francia o a Siria y la posibilidad que nuestras companias de navegacion tienen de asegurar a esta clientela.

Por supuesto, se le interrogara sobre los objetivos de Francia y lo que ya se ha hecho para satisfacer los deseos de las poblaciones [bajo el Mandato]. En todo momento se asegurara de mostrar que nos inspiramos exclusivamente en los principios que abarca el Pacto de la Sociedad de Naciones y de demostrar lo espurio de las interpretaciones que hacen pensar que perseguimos otra meta. (60)

Buscar de manera tan transparente un lucrativo monopolio sobre las transacciones financieras, los flujos de remesas y el trafico transatlantico esta lejos de la "mision civilizadora desinteresada" que Francia expuso como razonamiento de sus mandatos, pero la situacion no se reduce a un mero interes economico. (61)

La correspondencia diplomatica indica que las autoridades francesas consideraron necesario "proteger a los sirios en el extranjero en todo momento", por lo que hermeticamente llaman "razones politicas". (62) ?Dichas referencias son a la geopolitica de la competencia imperial, o a la politica administrativa de la construccion del Estado? La respuesta es a ambas, pues estos dos procesos se constituyen mutuamente.

Establecer la autoridad en los territorios bajo Mandato implicaba hacerlo sobre los tentaculos humanos que eran las colonias de migrantes. No obstante, para que las colonias jugaran el papel de subditos, debian permanecer politicamente sirias y libanesas. En 1921, el reporte de un censo frances recuerda a las autoridades centrales: "[Nosotros] tenemos un interes politico inmediato en reforzar los lazos que unen a nuestros protegidos con sus paises de origen y evitar que se diluyan entre las masas de las naciones a donde han migrado". (63) Los franceses buscaron cultivar activamente y facilitar los vinculos sociales y economicos de los migrantes con el Mashreq, como intentaron las autoridades politicas y religiosas actuales desde el final de la guerra civil libanesa en 1990, constituyendo la region como parte de una entidad politica mundial y a sus subditos como seres transnacionales.

Institucionalizar la proteccion a las colonias de migrantes

En enero y febrero de 1921, la correspondencia entre Paris y los agentes diplomaticos y consulares franceses en America informo a los ultimos:
   El Mandato para Siria y Libano que la Sociedad de Naciones
   conferira a Francia en poco tiempo nos llevara a prestar mas
   atencion a las numerosas colonias sirias y libanesas de America. A
   partir del reconocimiento del Mandato, habremos de conferirles una
   proteccion ya no oficiosa y basada en la tradicion, sino oficial y
   emanada de un tratado. Surgiran diversos cuestionamientos, sobre
   los cuales deseo recibir informes completos lo mas pronto posible,
   acompanados de su opinion. (64)


Los diplomaticos franceses, al igual que otros representantes de los intereses geopoliticos y economicos europeos en la region, seguian la longeva tradicion de "proteger" a los subditos otomanos en el Mashreq. (65) Aunque el AMAE aun habla de los subditos del Mandato como proteges, para la transicion politica a un mandato oficial fue necesario sistematizar las practicas informales de "proteccion". Habia que esbozar de nuevo los limites del Estado frances en relacion con los sujetos del Mashreq y definir lugares y procedimientos adecuados para la interaccion con los nuevos sujetos.

O bien tomo algo de tiempo definir politicas mas sistematicas, o la transicion aun no se llevaba a la practica. Tambien es posible que las autoridades francesas reprodujeran algunos aspectos de la dinamica de "proteccion" en los nuevos entornos institucionales, porque se incorporaron a la logica colonial como las relaciones preferenciales con aquellos que colaboraran.

En cualquier caso, durante los primeros anos del Mandato hubo una continuidad manifiesta de las practicas previas. Esto es visible en intervenciones de consules destacados en America, en asuntos como permisos de viaje para subditos que habian sido protegidos y empleados consulares en el Mashreq antes del Mandato y que deseaban migrar. Ejemplo de ello es lo siguiente, que se envio en febrero de 1923:
   El Consul de Francia en Vera Cruz a Su Excelencia Monsieur le
   President del Consejo, Ministro de Relaciones Exteriores.

   Tengo el honor de suplicar a Su Excelencia se sirva solicitar a las
   autoridades francesas en Libano la facultad para M. Fyllod Aldahil
   de Tripoli (souk Almelcha) para venir a Mexico, a Papantla, a
   reunirse con su pariente M. Jose Sabourne, mi residente, quien
   necesita su ayuda con su negocio.

      Durante mucho tiempo, el padre de M. Jose Sabourne fue cawas de
   nuestro consulado en Tripoli y el mismo fue empleado de la fuerza
   policial de su ciudad por un ano antes de su partida a Mexico. (66)


La intervencion no solo apela a la buena reputacion del migrante, sino tambien a la tradicion otomana de colaborar con Francia, que seguia toda una familia.

Para que las autoridades francesas desarrollaran politicas oficiales para la administracion de "sus subditos" en America, tenian que conocerlos. Se realizaron censos de las "colonias" de migrantes en todo el continente (de hecho, en todo el mundo). Se solicito a los consules que indicaran que migrantes pretendian mantener vinculos con su pais, y asentar el nombre, la edad y el lugar de origen de aquellos que desearan registrarse. Tambien se les instruyo preguntar sobre "los motivos por los que ciertos elementos se abstendrian [del registro]".

Los consules debian confiar en las declaraciones de los migrantes pero tambien recopilar informacion de [otras] fuentes calificadas. Se proporciono un formato para registrar y reportar las estadisticas. Los migrantes registrados en los consulados franceses tenian un voto en el nombramiento de sus compatriotas como asesores consulares. (67) A veces se les denominaba "dragomanes auxiliares", termino que designaba a los traductores que los consulados europeos habian empleado historicamente en el Mashreq, donde desempenaban otras funciones ademas de la traduccion, a veces como representantes o agentes de ventas. (68) El AMAE confirma la asignacion de fondos para contratar a un dragoman auxiliar para el consulado mexicano en 1924. (69)

En diciembre de 1926, Perier subrayo la importancia de M. Meuhreg, quien asumio tal puesto, para la promocion de las relaciones entre la Legacion y el Consulado franceses y la "colonia", y para ayudar a definir cuantos de ellos decidirian mantener su nacionalidad siria o libanesa. (70) Los sirios en el extranjero se consideraban parte integral de la poblacion bajo mandato y era necesario asegurar su lealtad para protegerlos a ellos y al Imperio frances de la "propaganda" britanica y de otros imperios, ademas de lograr que contribuyeran ideologica y economicamente a la administracion del Mandato.

Retrato de "La Comunidad": 1923

Un hombre llamado M. Charpentier estaba a cargo de aplicar el censo y producir un reporte general para Mexico. Afirmo que las autoridades de la Liga Sirio-Libanesa en Mexico calcularon que en el pais vivian 20 000 sirios y libaneses, con predominancia de los ultimos. Tambien menciono que "fuentes rivales", que no nombra, afirmaban que habia 30 000 migrantes mashrequies en total. (71) Las instituciones favorables al Mandato, como la Liga, se volvieron mediadores fundamentales entre los migrantes y las autoridades francesas, que solian conformarse con tomar al pie de la letra la informacion de dichos "aliados", como hace Charpentier con estas cifras.

Las autoridades francesas complementaron los recuentos de migrantes influyentes con observacion casi etnografica. Charpentier describe que los migrantes en Mexico se dividen en dos "categorias".
   Habiendo establecido esta cuestion de poblacion, se impone
   inmediatamente una segunda observacion; a saber, la distincion
   entre los sirio-libaneses que estaban establecidos y vivian en
   ciudades o pueblos, y los ambulantes.

      De hecho, la clase sirio-libanesa de los centros urbanos
   representa un nucleo adinerado, el elemento que "lo logro",
   que en general, ademas de su lengua materna, posee conocimientos de
   frances y espanol. Politicamente, ejerce una accion dominante sobre
   los compatriotas que dependen directamente de ella en los centros
   urbanos.

   Por su parte, los ambulantes que constantemente se mudan de un
   lugar de Mexico al otro y llegan a los lugares mas remotos, con
   frecuencia a pie y cargando los bultos de mercancia ellos mismos, a
   sus espaldas, en numerosos casos parecen renuentes a involucrarse
   con este emprendimiento. De ello resulta, y yo incluso argumentaria
   que los medios que se emplearan para que cada una de estas
   categorias de protegidos entiendan las hazanas de Francia en su
   pais no deben ser identicas, dado que la primera posee cierta
   cultura y la segunda, poca o ninguna. (72)


Tenemos un vistazo a la primera division entre migrantes que llegaban con riquezas y aquellos que las buscaban en apartados rincones mediante el trabajo arduo, y los diferentes recursos economicos, culturales y linguisticos de cada grupo. Tambien tenemos una idea de la categorizacion francesa de que un sector de la poblacion migrante posee cierta cultura (?francesa?); es decir, son personas mas o menos civilizadas, mientras que los otros se consideran un monton de salvajes.

El consul procede a enumerar a las personas establecidas en la ciudad de Mexico: mas de 300 familias, la mayor parte numerosas, compuestas de siete u ocho personas en promedio, y 500 ambulantes. Prosigue indicando que la poblacion de la capital es la mas heterogenea y dividida, en terminos religiosos y politicos: aproximadamente, la mitad francofila y la otra mitad, germanofila. (73) Sigue una larga lista de 34 ciudades y poblados grandes en provincia, cada uno con un calculo de tiendas propiedad de migrantes y su importancia local relativa, el numero de vendedores ambulantes asociado con la zona y el numero de este total que favorecia a Francia o a Alemania. En ocasiones se senala en particular a personas activas en la politica, como instrumentos posiblemente utiles de la politica francesa o como amenazas contra ella.

Destaca especialmente la importancia de las poblaciones comerciantes en Pachuca, Acapulco, Toluca, Chihuahua, Guadalajara y Merida. No sorprende que estas "comunidades" densas y en franco desarrollo sean las mas plagadas de conflictos y competencia politica. Cayeron en dos bandos opuestos, de igual fuerza, que enfrentaron a aquellos leales a Francia, los francofilos, generalmente descritos como maronitas, melquitas y libaneses, contra elementos "de desorden", etiquetados como antifranceses, faisalistas y ardientes germanofilos, y descritos como griegos ortodoxos y sirios. Charpentier considera neutrales en gran parte a los musulmanes y a los judios, y solo los ve como elementos pro franceses en ultima instancia.

Las tiendas, que indicaban la presencia de mercaderes mas establecidos, eran numerosas en algunas zonas. Por ejemplo, en Puebla, el calcula que habia solo 72 vendedores ambulantes y 40 establecimientos. En regiones geograficamente aisladas del resto del pais, o con una menor densidad de poblacion, como Guerrero, habia muchos vendedores ambulantes, alrededor de cuatro o cinco veces mas que migrantes establecidos. El consul reconocio que los vendedores ambulantes creaban problemas para los censadores. Dado que se reporto que eran individuos y no familias como las de los mercaderes establecidos, su movilidad, aunada a su aislamiento geografico y social, hizo que fuera "imposible definir con exactitud" su numero. (74)

Fue dificil calcular el numero de migrantes que se establecieron en zonas rurales en general, sobre todo los que se dedicaban a la agricultura y al pastoreo, y no al comercio. Charpentier menciona que esto sucedio especialmente con personas que se establecieron en el norte; en el estado de Nuevo Leon, por ejemplo. Los grupos ubicados en el norte de Mexico, compuestos en general por shiitas del sur de Libano, en Torreon y la region de La Laguna, y de griegos ortodoxos de zonas palestinas en Monterrey, parecen haber tenido muy poco interes en la politica local o en la del Mashreq, puesto que este informe constantemente los etiqueta como "indiferentes".

En cuanto a los medios de contacto de las autoridades francesas con los migrantes, el consul sugirio que la "clase superior" podia convertirse en un interlocutor legitimo para el Alto Comisario de la Republica Francesa en Beirut, quien podia abordarlos de cuando en cuando. Los principales periodicos en arabe, publicados en el Mashreq, y las declaraciones oficiales en arabe sobre el progreso que generaron los franceses, probablemente circulaban entre ellos. Asimismo, a traves de la Liga, tambien podria haberse organizado su distribucion sistematica entre los vendedores ambulantes en los principales centros urbanos.

De cuando en cuando se recomendaban conferencias y funciones de cine organizadas por "varios sirio-libaneses que habian estudiado en Beirut, en Paris, etc., y cuya lealtad esta confirmada". (75) Asi, las elites de migrantes mashrequies que cooperaban tenian la atencion del Alto Comisionado. Su mediacion local para el Mashreq bajo mandato se consolido. Sus instituciones divulgarian informacion oficial en Mexico y en Centroamerica, y representarian los intereses de los migrantes ante las autoridades del Mandato.

El informe de Charpentier es un documento extraordinario, pues detalla el tamano y la distribucion geografica de la poblacion migrante y su composicion al inicio del Mandato, lo cual no aparece en ninguna otra fuente. Asimismo, es una ventana a la logica de la administracion en cuanto a disposiciones migratorias. Dos ejes de distincion organizan el discurso de Charpentier, y ambos clasifican a los migrantes segun su "proximidad" con las costumbres francesas y el proyecto colonial. Uno de ellos es el eje de la "clase", que divide a los migrantes por su cercania a Francia como la cumbre cultural de la jerarquia de la civilizacion. Los migrantes pertenecen a una burguesia urbana y a una burguesia de propietarios de pequenas tiendas y mercaderes establecidos; o a una nebulosa masa de vagabundos que subvierten el proyecto colonial frances y los esfuerzos concertados de la elite de migrantes para colaborar con el, mostrando poco interes en su politica.

Las posiciones capitalistas y de clase media se equiparan con la civilizacion (francesa) y se marcan con lo que involucra: competencia en lenguas europeas, participacion activa en la vida publica, creencia en la solidez moral de la practica imperial europea. Por otro lado, su descripcion de los vendedores ambulantes recuerda las narrativas decimononicas sobre los "pobres sin merito" de Europa, salvajes domesticos sin raigambre y sospechosos. (76) Esta distincion de clase civilizacional, de la que la elite migrante hizo eco, ayudo a legitimar las relaciones diferenciales que establecieron las autoridades del Mandato con la elite migrante temprana y la mayoria de los ambulantes. Tambien justifico, y de hecho requirio, el liderazgo institucional y la mediacion cultural y economica de la elite migrante.

El otro eje clasifica a los migrantes de acuerdo con su proximidad con Francia, expresada a traves de su lealtad al proyecto del Mandato. El conflicto politico crucial entre los migrantes al inicio del Mandato se dio entre las facciones "francofilas" y las "germanofilas". Estas categorias de lealtad a los estados europeos se asociaban de manera secundaria a las etiquetas relacionadas con las denominaciones. Era mas probable que los maronitas, melquitas y libaneses fueran francofilos; sin embargo, Antonio Letayf, un migrante destacado, era maronita pero mostraba fuertes vinculos con Alemania, como hemos podido deducir a partir de su productiva relacion con diplomaticos alemanes en Mexico.

Por otro lado, era mas probable que los griegos ortodoxos y los sirios fueran germanofilos. Los judios y los musulmanes eran politicamente indiferentes, lo cual sorprende dado el conflicto posterior a 1948, principalmente asociado con tensiones entre estos dos grupos. Conforme progreso el Mandato, la distincion se expreso cada vez mas a traves de etiquetas "nacionales" emergentes. (77) Como perversos caballos de Troya, estas subsumieron los limites confesionales que llegaron a dominar la logica del acceso al poder politico en el "equilibrio de denominaciones" poscolonial del Estado libanes.

Bibliografia

Fuentes primarias

Archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia (AMAE), Kaslik.

Entrevistas realizadas por la autora en Mexico y Libano entre 2005 y 2007.

Fuentes secundarias

AKARLI, E. D., The Long Peace: Ottoman Lebanon, 1861-1920, Berkeley, University of California Press, 1993.

ALFARO-VELCAMP, T., "Immigrant Positioning in Twentieth-century Mexico: Middle Easterners, Foreign Citizens, and Multiculturalism", Hispanic American Historical Review, num. 86, 2006, pp. 61-92.

--, So Far from Allah, So Close to Mexico: Middle Eastern Immigrants in Modern Mexico, Austin, University of Texas Press, 2007.

ALONSO PALACIOS, A., Los libaneses y la industria textil en Puebla, Mexico, Secretaria de Educacion Publica, 1983.

BASCH, L. G., N. G. Schiller et al., Nations Unbound: Transnational Projects, Postcolonial Predicaments, and Deterritorialized Nationstates, s.l., Gordon and Breach, 1994.

BROCH-DUE, V. y A. Nordiska, Poverty and Prosperity: Local and Global Perspectives: A Research Prospect, Uppsala, Nordic Africa Institute (Nordiska Afrikainstitutet), 1995.

CALHOUN, C. J. (ed.), Habermas and the Public Sphere, Cambridge, MIT Press, 1992.

CIVANTOS, C., Between Argentines and Arabs: Argentine Orientalism, Arab Immigrants, and the Writing of Identity, Albany, State University of New York Press, 2006.

CLIFFORD, J., "Diasporas", Cultural Anthropology, vol. 9, num. 3, 1994, pp. 302-338.

--, Routes: Travel and Translation in the Late Twentieth Century, Cambridge, Harvard University Press, 1997.

COMAROFF, J. y J. L. Comaroff, Of Revelation and Revolution, Chicago, University of Chicago Press, 1991.

COMAROFF, J. L. y J. Comaroff, Ethnography and the Historical Imagination, Boulder, Westview Press, 1992.

CORM, G., Geopolitique du conflit libanais: etude historique et sociologique, Paris, La Decouverte, 1986.

DI LEONARDO, M., Gender at the Crossroads of Knowledge: Feminist Anthropology in the Postmodern Era, Berkeley, University of California Press, 1991.

DIAZ DE KURI, M. y L. Macluf, De Libano a Mexico: cronica de un pueblo emigrante, Mexico, Grafica, Creatividad y Diseno, 1995.

EICKELMAN, D. F. y J. W. Anderson, New Media in the Muslim World: The Emerging Public Sphere, Bloomington, Ind., Indiana University Press, 2003.

EICKELMAN, D. F. y J. P. Piscatori, Muslim Politics, Princeton, Princeton University Press, 1996.

FAWAZ, L. T., Merchants and Migrants in Nineteenth-century Beirut, Cambridge, Harvard University Press, 1983.

FLEISCHMANN, E., "The Impact of American Protestant Missions in Lebanon on the Construction of Female Identity, c. 1860-1950", Islam and Christian-Muslim Relations, vol. 13, num. 4, 2002, pp. 411-426.

FRASER, N., "Rethinking the Public Sphere: A Contribution to the Critique of Actually Existing Democracy", en Craig Calhoun (ed.), Habermas and the Public Sphere, Cambridge, MIT Press, 1992, pp. 109-142.

GELVIN, J. L., "Divided Loyalties: Nationalism and Mass Politics in Syria at the Close of Empire", Peace Research Abstracts, vol. 3, num. 4, 2001, pp. 451-600.

--, "The League of Nations and the Question of National Identity in the Fertile Crescent", World Affairs, vol. 158, num. 1, 1995, pp. 35-43.

GLICK SCHILLER, N., "The Centrality of Ethnography in the Study of Transnational Migration: Seeing the Wetland instead of the Swamp", en N. Foner (ed.), American Arrivals, Santa Fe, School of American Research, 2003, pp. 99-128.

GLICK SCHILLER, Nina, Linda Basch y Cristina Szanton Blanc, "Towards a Transnational Perspective on Migration: Race, Class, Ethnicity, and Nationalism Reconsidered", Annals of the New York Academy of Sciences 645, 1992, pp. 1-24.

GONZALEZ NAVARRO, M., Los extranjeros en Mexico y los mexicanos en el extranjero, 1821-1970, Mexico, Centro de Estudios Historicos/ El Colegio de Mexico, 1993.

GUALTIERI, S. M. A., Making the Mahjar Home: The Construction of Syrian Ethnicity in the United States, 1870-1930, Illinois, The University of Chicago, 2000.

GUERRA, F.-X., La sucesion presidencial de 1910: la querella de las elites, Mexico, Fondo de Cultura Economica, 1998.

--, Mexico del Antiguo Regimen a la Revolucion, Mexico, Fondo de Cultura Economica, 1988.

GUHA, R., "The Prose of Counter-insurgency", en N. B. Dirks, S. B. Ortner y G. Eley (eds.), Culture/Power/History, Princeton, Princeton University Press, 1994, pp. 336-371.

HAMUI DE HALABE, Liz et al., Los judios de Alepo en Mexico, Mexico, Maguen David, 1989.

HOLMES-EBER, P., Daughters of Tunis: Women, Family, and Networks in a Muslim City, Boulder, Westview Press, 2003.

JOSEPH, M., Against the Romance of Community, Minneapolis, University of Minnesota Press, 2002.

KEARNEY, M., "The Local and the Global: The Anthropology of Globalization and Transnationalism", Annual Review of Anthropology, num. 24, 1995, pp. 547-565.

KEDDIE, N. R. y B. Baron, Women in Middle Eastern History: Shifting Boundaries in Sex and Gender, New Haven, Yale University Press, 1991.

KHATER, A. F., Inventing Home: Emigration, Gender, and the Middle Class in Lebanon, 1870-1920, Berkeley, University of California Press, 2001.

KHOURY, P. S., Syria and the French Mandate: The Politics of Arab Nationalism, 1920-1945, Princeton, Princeton University Press, 1987.

KHURI, Fuad, From Village to Suburb: Order and Change in Greater Beirut, Chicago, University of Chicago Press, 1975.

LAGARDE, M., Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas, Mexico, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, 1993.

LEVITT, P., The Transnational Villagers, Berkeley, University of California Press, 2001.

LEVITT, P. y N. G. Schiller, "Conceptualizing Simultaneity: A Transnational Social Field Perspective on Society", The International Migration Review, vol. 38, num. 3, 2004, pp. 1002-1039.

LOGRONO NARBONA, M. del M., The Development of Nationalist Identities in French Syria and Lebanon: A Transnational Dialogue with Arab Immigrants to Argentina and Brazil, 1915-1929, Santa Barbara, University of California, 2007.

LYNCH, M., Voices of the New Arab Public: Iraq, Al-Jazeera, and Middle East Politics Today, Nueva York, Columbia University Press, 2006.

MAKDISI, U. S., Artillery of Heaven: American Missionaries and the Failed Conversion of the Middle East, Ithaca, Cornell University Press, 2008.

--, The Culture of Sectarianism: Community, History, and Violence in Nineteenth-century Ottoman Lebanon, Berkeley, University of California Press, 2000.

MARTINEZ LILLO, R., "Al-Andalus en Brazil", en G. Martinez Munoz (ed.), Contribuciones arabes a las identidades latinoamericanas, Rio de Janeiro, Casa Arabe, 2008.

MEYER, J., Etudes sur les villes en Europe occidentale: milieu du XVIIe siecle a la veille de la Revolution francaise, Paris, Societe d'Edition d'Enseignement Superieur, 1983.

MEYER, J. A., The Cristero Rebellion: The Mexican People between Church and State, 1926-1929, Cambridge-Nueva York, Cambridge University Press, 1976.

MEYER, L., "La institucionalizacion del nuevo regimen", en Historia General de Mexico, Mexico, El Colegio de Mexico, 2000, pp. 823-879.

O'CONNOR, A., Poverty Knowledge: Social Science, Social Policy, and the Poor in Twentieth-century U.S. History, Princeton, Princeton University Press, 2001.

PAEZ OROPEZA, Carmen, Los libaneses en Mexico: asimilacion de un grupo etnico, Mexico, Instituto Nacional de Antropologia e Historia, 1976.

PALMA MORA, M., De tierras extranas: un estudio sobre las inmigracion en Mexico, 1950-1990, Mexico, Instituto Nacional de Migracion-Instituto Nacional de Antropologia e Historia-DGE Ediciones, 2006.

PROVENCE, M., The Great Syrian Revolt and the Rise of Arab Nationalism, Austin, University of Texas Press, 2005.

RAMIREZ CARRILLO, L. A., Secretos de familia: libaneses y elites empresariales en Yucatan, Mexico, Direccion General de Publicaciones/ Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 1994.

RODRIGUEZ, I., The Latin American Subaltern Studies Reader, Durham, Duke University Press, 2001.

ROUSE, R. C., Mexican Migration to the United States: Family Relations in the Development of a Transnational Migrant Circuit, Stanford, Stanford University, 1969.

--, "Mexican Migration and the Social Space of Postmodernism", Diaspora, vol. 1, num. 1, 1991, pp. 8-23.

SBAITI, N., "Lessons in History: Education and the Formation of National Society in Beirut, Lebanon. 1920-1960's", tesis doctoral, Washington, Georgetown University, 2008.

SLYOMOVICS, S., The Object of Memory: Arab and Jew narrate the Palestinian Village, Filadelfia, University of Pennsylvania Press, 1998. STOLER, Ann Laura, Along the Archival Grain: Epistemic Anxieties and Colonial Common Sense, Princeton, Princeton University Press, 2009.

--, "Carnal Knowledge and Imperial Power: Gender, Race, and Morality in Colonial Asia", en M. Di Leonardo, Gender at the Crossroads of Knowledge: Feminist Anthropology in the Postmodern Era, Berkeley, University of California Press, 1991, pp. 51-101.

THOMPSON, E., Colonial Citizens: Republican Rights, Paternal Privilege, and Gender in French Syria and Lebanon, Nueva York, Columbia University Press, 2000.

TILLY, L. y J. W. Scott, Women, Work, and Family, Nueva York, Holt, Rinehart and Winston, 1978.

UROW SCHIFTER, D., La inmigracion a Mexico durante el Porfiriato. Un estudio de caso: Torreon, Coahuila, Mexico, Universidad Iberoamericana, 1994.

WEISS, M., "Institutionalizing Sectarianism: Law, Religious Culture, and the remaking of Shi'i Lebanon, 1920-1947", tesis doctoral, Palo Alto, Stanford University, 2007.

YANKELEVICH, P., "Extranjeros indeseables en Mexico (1911-1940). Una aproximacion cuantitativa a la aplicacion del articulo 33 constitucional", Historia Mexicana, num. 211, 2004, pp. 693-744.

CAMILA PASTOR DE MARIA Y CAMPOS

Centro de Investigacion y Docencia Economicas

Direccion institucional de la autora:

Division de Historia

Centro de Investigacion y Docencia Economicas

Carretera Mexico-Toluca 3655

Col. Lomas de Santa Fe

Deleg. Alvaro Obregon, C.P. 01210, Mexico, D.F.

[correo] camila.pastor @ cide.edu

Este articulo fue recibido por la direccion de la revista el 9 de junio de 2009 y aceptado para su publicacion el 10 de julio de 2009.

(1) Por "ambito publico" nos referimos primero que nada a una esfera de nuestra vida social en la que puede formarse algo que se aproxima a la opinion publica. Se garantiza el acceso a todos los ciudadanos. Una parte del ambito publico surge en cada conversacion en la que los individuos se reunen para formar un cuerpo publico. Entonces, no se comportan como empresarios ni como profesionales que realizan transacciones en asuntos privados, ni como miembros de un orden constitucional sujeto a las limitaciones juridicas de una burocracia de Estado. Se comportan como un cuerpo publico cuando discuten sin restricciones, es decir, con las garantias de libertad de asamblea, de asociacion y de expresar y publicar sus opiniones sobre temas de interes general. En un cuerpo publico grande, este tipo de comunicacion requiere medios especificos para transmitir informacion e influir en quienes la reciben. Hoy en dia, los periodicos, las revistas, la radio y la television son los medios del ambito publico. J. Habermas, "The Public Sphere: An Encyclopedia Article", citado por G. Eley en C. J. Calhoun (ed.), Habermas and the Public Sphere, Cambridge, MIT Press, 1992.

(2) Citado por Eley en idem.

(3) G. Eley, ibid.

(4) Beverly citado en I. Rodriguez, The Latin American Subaltern Studies Reader, Durham, Duke University Press, 2001.

(5) M. Lynch, Voices of the New Arab Public: Iraq, Al-Jazeera, and Middle East Politics Today, Nueva York, Columbia University Press, 2006; D. F. Eickelman y J. W. Anderson, New Media in the Muslim World: The Emerging Public Sphere, Bloomington, Ind., Indiana University Press, 2003.

(6) Vease, de U. S. Makdisi, The Culture of Sectarianism: Community, History, and Violence in Nineteenth-century Ottoman Lebanon, Berkeley, University of California Press, 2000, y Artillery of Heaven: American Missionaries and the Failed Conversion of the Middle East, Ithaca, Cornell University Press, 2008, para consultar excelentes ejemplos en el Mashreq.

(7) Sobre la construccion de proyectos nacionalistas "arabes" en las diasporas, vease A. F. Khater, Inventing Home: Emigration, Gender, and the Middle Class in Lebanon, 1870-1920, Berkeley, University of California Press, 2001; S. M. A. Gualtieri, Making the Mahjar Home: The Construction of Syrian Ethnicity in the United States, 1870-1930, Illinois, The University of Chicago, 2000, y M. del M. Logrono Narbona, The Development of Nationalist Identities in French Syria and Lebanon: A Transnational Dialogue with Arab Immigrants to Argentina and Brazil, 1915-1929, Santa Barbara, University of California, 2007.

(8) Sobre la necesidad de prestar atencion a la construccion y romantizacion de las comunidades, vease M. Joseph, Against the Romance of Community, Minneapolis, University of Minnesota Press, 2002.

(9) He compilado una cronologia de instituciones que los migrantes utilizaron o crearon en Mexico a partir de tres fuentes: recuentos de la migracion publicados pre viamente (en gran medida, labor pionera de M. Diaz de Kuri y L. Macluf, De Libano a Mexico: cronica de un pueblo emigrante, Mexico, Grafica, Creatividad y Diseno, 1995; Liz Hamui de Halabe et al., Los judios de Alepo en Mexico, Mexico, Maguen David, 1989; Carmen Paez Oropeza, Los libaneses en Mexico: asimilacion de un grupo etnico, Mexico, Instituto Nacional de Antropologia e Historia, 1976), los archivos diplomaticos (Archives Diplomatiques) del Ministerio de Relaciones Exteriores frances (Ministere Francais des Affaires Etrangeres), que no se han utilizado para la migracion a Mexico o a Centroamerica, y mis propias entrevistas con migrantes en Mexico y en Libano. He ubicado el nombre, el numero aproximado de miembros y la direccion o al menos una sede de operacion de las instituciones, y en algunos casos una lista de sus fundadores y directores o una breve descripcion de sus actividades. Agradezco a las personas y a las instituciones que hicieron posible este trabajo, especialmente al LERC (Lebanese Emigration Research Center), por brindarme acceso al material Kaslik.

(10) Vease R. C. Rouse, "Mexican Migration and the Social Space of Postmodernism", Diaspora, vol. 1, num. 1, 1991, pp. 8-23; Nina Glick Schiller, Linda Basch y Cristina Szanton Blanc, "Towards a Transnational Perspective on Migration: Race, Class, Ethnicity, and Nationalism Reconsidered", Annals of the New York Academy of Sciences 645, 1992, pp. 1-24; de J. Clifford, "Diasporas", Cultural Anthropology, vol. 9, num. 3, 1994, pp. 302-338, y Routes: Travel and Translation in the Late Twentieth Century, Cambridge, Harvard University Press, 1997; M. Kearney, "The Local and the Global: The Anthropology of Globalization and Transnationalism", Annual Review of Anthropology, num. 24, 1995, p. 547; P. Levitt, The Transnational Villagers, Berkeley, University of California Press, 2001; y N. Glick-Schiller y P. Levitt, "Transnational Communities and Immigrant Enterprise-Conceptualizing Simultaneity: A Transnational Social Field Perspective on Society", The International Migration Review, vol. 38, num. 3, 2004, p. 1002, sobre el transnacionalismo como analitica emergente.

(11) J. L. Comaroff y J. Comaroff, Ethnography and the Historical Imagination, Boulder, Westview Press, 1992; y R. Guha, "The Prose of Counter-insurgency", en N. B. Dirks, S. B. Ortner y G. Eley (eds.), Culture/Power/History, Princeton, Princeton University Press, 1994.

(12) Vease A. L. Stoler, Along the Archival Grain: Epistemic Anxieties and Colonial Common Sense, Princeton, Princeton University Press, 2009.

(13) Vease J. Comaroff y J. L. Comaroff, Of Revelation and Revolution, Chicago, University of Chicago Press, 1991. Siguiendo la recomendacion de Walter Mignolo, los debates en el contexto de Subaltern and Popular MRG en UCSB en los que he tenido la fortuna de participar en el ultimo ano y medio han subrayado lo subalterno como algo procesual que fomenta el reconocimiento de la "subalternizacion" mas que un sujeto subalterno.

(14) Me baso en mis propias entrevistas y en el rico trabajo de Diaz de Kuri y Macluf, De Libano..., op. cit.

(15) Existen numerosos estudios nuevos sobre este periodo. Vease J. L. Gelvin, "Divided Loyalties: Nationalism and Mass Politics in Syria at the Close of Empire", Peace Research Abstracts, vol. 3, num. 4, 2001, pp. 451-600; M. Provence, The Great Syrian Revolt and the Rise of Arab Nationalism, Austin, University of Texas Press, 2005; E. Thompson, Colonial Citizens: Republican Rights, Paternal Privilege, and Gender in French Syria and Lebanon, Nueva York, Columbia University Press, 2000; N. Sbaiti, "Lessons in History: Education and the Formation of National Society in Beirut, Lebanon. 1920-1960's", tesis doctoral, Washington, Georgetown University, 2008; M. Weiss, "Institutionalizing Sectarianism: Law, Religious Culture, and the remaking of Shi'i Lebanon, 1920-1947", tesis doctoral, Palo Alto, Stanford University, 2007.

(16) Infortunadamente, el espacio no me permite ampliar los sucesos historicos en Mexico. Los lectores interesados pueden referirse a excelentes obras de historiadores como M. Gonzalez Navarro, Los extranjeros en Mexico y los mexicanos en el extranjero, 1821-1970, Mexico, Centro de Estudios Historicos/El Colegio de Mexico, 1993; Pablo Yankelevich, "Extranjeros indeseables en Mexico (1911-1940). Una aproximacion cuantitativa a la aplicacion del articulo 33 constitucional", Historia Mexicana, num. 211, 2004, pp. 693-744; T. Alfaro Velcamp, "Immigrant Positioning in Twentieth-Century Mexico: Middle Easterners, Foreign Citizens, and Multiculturalism", Hispanic American Historical Review, num. 86, 2006, pp. 61-92, y M. Palma Mora, De tierras extranas: un estudio sobre las inmigracion en Mexico, 1950-1990, Mexico, Instituto Nacional de Migracion-Instituto Nacional de Antropologia e Historia-DGE Ediciones, 2006.

(17) El mahjar se refiere al espacio social generado por la migracion: a los sirios y libaneses que viven fuera del Mashreq. Numerosos autores describen la relacion que se desarrollo entre las autoridades del Mandato y los maronitas. Vease G. Corm, Geopolitique du conflit libanais : etude historique et sociologique, Paris, La Decouverte, 1986, para consultar una perspectiva libanesa, y Alfaro-Velcamp, "Immigrant Positioning...", op. cit., para una discusion breve.

(18) Vease Fuad Khuri, From Village to Suburb: Order and Change in Greater Beirut, Chicago, University of Chicago Press, 1975, sobre el proceso de urbanizacion de Libano. Tambien, sobre la estratificacion otomana, veanse: P. S. Khoury, Syria and the French Mandate: The Politics of Arab Nationalism, 1920-1945, Princeton, Princeton University Press, 1987; M. Provence, The Great Syrian Revolt and the Rise of Arab Nationalism, op. cit., y mi propia entrevista con M. C.

(19) Varias entrevistas, especialmente con Monsegnor Jaques Najm y con S.

(20) Varias entrevistas de la autora con familias drusas, shiitas, sunitas, melquitas, judias y griegas ortodoxas.

(21) En otros textos abordo mas ampliamente las instituciones judias, dada su independencia casi completa de la constelacion institucional que aqui se discute. Tales instituciones se han documentado detalladamente en el trabajo de Liz Hamui de Halabe. Los centros comunitarios de la Alianza Monte Sinai (de migrantes de Damasco) y del Centro Maguen David (migrantes de Alepo) han publicado profusas historias sobre su comunidad y tienen proyectos continuos de archivo y de historia oral.

(22) Agradezco a Sherine Hamdy por mencionarme esto por primera vez.

(23) Varias entrevistas y sesiones de observacion participante de la autora. Hay otras comunidades musulmanas en la ciudad de Mexico, como el centro sufi en la colonia Condesa y otros dos sunitas, uno en Coyoacan y el otro en Balbuena. Los tres tienen liderazgo y participacion principalmente de mexicanos convertidos al islam. Tambien existe una comunidad musulmana en Chiapas, en el sur de Mexico, que encabeza un converso espanol.

(24) Sobre el Mashreq, vease N. R. Keddie y B. Baron, Women in Middle Eastern History: Shifting Boundaries in Sex and Gender, New Haven, Yale University Press, 1991; sobre Mexico, M. Lagarde, Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas, Mexico, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, 1993; sobre la modernidad, L. Tilly y J. W. Scott, Women, Work, and Family, Nueva York, Holt, Rinehart and Winston, 1978.

(25) No he tenido acceso directo a todas las publicaciones que discuto. Sin embargo, cuando lo tuve, por ejemplo para Al-Faraed, que establecio Nacif Fadl en 1935, todos los fragmentos en arabe estaban escritos en fusha. Con el tiempo, Julian Nasr y David Chartouni la publicaron solo en espanol con un nuevo nombre, Gemas del Libano, en 1950. En el caso de Al-Ghurbal, si habia de entenderse a traves de las regiones dialectales, como era su intencion declarada, tendria que haberse escrito en fusha, la forma estandar de la lengua. De hecho, dadas las ideologias linguisticas en torno del arabe, es poco comun encontrar textos en los dialectos regionales o 'ammiyya, tanto en el Mashreq como en el mahjar, como ha anotado C. Civantos (Between Argentines and Arabs: Argentine Orientalism, Arab Immigrants, and the Writing of Identity, Albany, State University of New York Press, 2006) tambien para el caso de Argentina.

(26) Sobre el papel crucial de las practicas de memoria para la continuidad (imperfecta) de los mundos sociales, vease S. Slyomovics, The Object of Memory: Arab and Jew narrate the Palestinian Village, Filadelfia, University of Pennsylvania Press, 1998.

(27) Vease P. Holmes-Eber, Daughters of Tunis: Women, Family, and Networks in a Muslim City, Boulder, Westview Press, 2003, para consultar un argumento similar en un caso en Tunez.

(28) Vease N. Fraser, "Rethinking the Public Sphere: A Contribution to the Critique of Actually Existing Democracy", en C. J. Calhoun (ed.), Habermas and the Public Sphere, op. cit., sobre multiples ambitos publicos.

(29) Vease Ann Laura Stoler, "Carnal Knowledge and Imperial Power: Gender, Race, and Morality in Colonial Asia", en M. Di Leonardo, Gender at the Crossroads of Knowledge: Feminist Anthropology in the Postmodern Era, Berkeley, University of California Press, 1991, pp. 51-101, para consultar un magistral recuento del colonialismo holandes en Indonesia que se basa en dicho argumento.

(30) Francois-Xavier Guerra plantea un argumento similar sobre la modernizacion politica de Mexico a traves de antiguas practicas politicas de caudillismo y de relaciones clientelares (vease La sucesion presidencial de 1910: la querella de las elites, Mexico, Fondo de Cultura Economica, 1998). Para mas detalles sobre los mercados regionales en el Mexico de finales del siglo XIX y principios del XX, vease A. Alonso Palacios, Los libaneses y la industria textil en Puebla, Mexico, Secretaria de Educacion Publica, 1983, sobre la industria textil en Puebla, y L. A. Ramirez Carrillo, Secretos de familia: libaneses y elites empresariales en Yucatan, Mexico, Direccion General de Publicaciones/Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 1994, sobre la industria del henequen en Yucatan.

(31) Royce apunta que las primeras familias libanesas en el istmo de Tehuantepec arribaron a finales del siglo XIX, atraidos por el ferrocarril que se estaba construyendo a traves del istmo, entre el golfo de Mexico y el oceano Pacifico. Citado en T. Alfaro Velcamp, So Far from Allah, So Close to Mexico: Middle Eastern Immigrants in Modern Mexico, Austin, University of Texas Press, 2007, p. 56.

(32) Diaz de Kuri y Macluf, De Libano a Mexico..., op. cit., p. 72.

(33) Instituto Nacional de Migracion, entrevista de 2006.

(34) Diaz de Kuri y Macluf, 1995, De Libano a Mexico..., op. cit.

(35) "El bled" es la version hispanizada de las palabras arabes al-balad, "el pais", empleadas para denotar al Mashreq. Paisano es el termino que los migrantes y sus hijos usan para referirse a si mismos y a los demas migrantes. Esta es una palabra espanola que significa "del pais" y que tambien emplean otras poblaciones de migrantes, como los mexicanos de zonas rurales que migraron a Estados Unidos en el siglo XX. Entrevistas de la autora con C. Martinez Assad, J. L. Lopez Habib, S. Nacif, Sres Khalife. Asimismo, varias entrevistas en Diaz de Kuri y Macluf, De Libano a Mexico..., op. cit.

(36) Alfaro Velcamp, So Far from Allah..., op. cit., pp. 54-55.

(37) Numerosas entrevistas de la autora.

(38) D. Urow Schifter, La inmigracion a Mexico durante el Porfiriato. Un estudio de caso: Torreon, Coahuila, Mexico, Universidad Iberoamericana, 1994.

(39) Entrevista con la autora, 2006.

(40) Diaz de Kuri y Macluf, De Libano a Mexico..., op. cit. Las sahriyes son reuniones sociales que se realizan en la tarde o noche, similares a las tardeadas.

(41) Sobre la Asociacion Camarina, vease AMAE, seccion 618, p. 357.

(42) AMAE, vol. 411, pp. 146, 147.

(43) AMAE, vol. 409, p. 240.

(44) A menos que se especifique otra cosa, los nombres de las publicaciones, asi como sus fechas y los nombres de sus fundadores, provienen de Diaz de Kuri y Macluf, De Libano a Mexico..., op. cit. Las publicaciones hechas en Mexico son solo una parte de la prensa mahjar, una prensa ilustrada vinculada a proyectos politicos.

(45) Esta poblacion era mucho mayor en lugares que concentraban grandes numeros de migrantes, como Brasil, Argentina y Estados Unidos. Argentina en particular tenia un grupo muy activo, no solo de publicaciones periodicas sino tambien de prensas que traducian textos clasicos como El Coran y Kalila wa Dimna. En Sudamerica aparecio un circulo de autores del mahjar que escribian en arabe, autodenominado Al-Andalus; vease R. Rosa Martinez Lillo, "Al-Andalus en Brazil", en G. Martinez Munoz (ed.), Contribuciones arabes a las identidades latinoamericanas, Rio de Janeiro, Casa Arabe, 2008. De hecho, en decadas posteriores, el mahjar sudamericano o latinoamericano en general se denominaba al-Andalus. Vease Al- Nateiqun bi-al-dead fi Amirika al-Janubiyah de Badawi al-Mulaththam, publicado en Beirut en 1956.

(46) Sobre la educacion provista por misioneros protestantes britanicos, vease Ellen Fleischman, "The Impact of American Protestant Missions in Lebanon on the Construction of Female Identity, c. 1860-1950", Islam and Christian-Muslim Relations, vol. 13, num. 4, 2002, pp. 411-426. Vease Sbaiti, "Lessons in History...", op. cit., para una perspectiva general de la educacion en Beirut, y tambien Makdisi, The Culture of Sectarianism, op. cit., y Artillery of Heaven, op. cit., sobre las misiones en general. Los trabajos academicos recientes tambien han notado el establecimiento y la expansion de instituciones educativas otomanas.

(47) Alonso Palacios, Los libaneses y la industria textil..., op. cit., p. 101. Esto significaria que 88.63% de los hombres y 57.78% de las mujeres estaban alfabetizados, tasas extraordinariamente altas para inicios del siglo XX.

(48) Diaz de Kuri y Macluf, De Libano a Mexico..., op. cit., p. 64.

(49) Los literatos franceses ya conocian el alfabeto latino. La distancia linguistica entre el espanol y el frances como lenguas romances es mucho menor a la que hay entre el espanol y el arabe.

(50) Un factor que debe subrayarse al describir aspectos culturales del acceso a los recursos y el estatus es la hegemonia cultural francesa en Mexico durante el Porfiriato (1876-1911). Se admiraba y se imitaba la cultura francesa como pinaculo del refinamiento cultural y civilizacional. Las elites locales hablaban frances y en general eran francofilas. Las damas importaban las modas de Paris gracias a las revistas de moda y prendas de vestir que adquirian durante largos viajes a Europa por motivos recreativos y medicos. Los hombres de Estado importaron modelos administrativos y una mision civilizadora. Las elites adoptaron las ideologias raciales y la postura imperial de Francia. Narrativas sobre las practicas francofilas a partir de entrevistas de la autora con T. Castello Yturbide y con otros descendientes de elites porfirianas.

(51) Varias entrevistas, especialmente con J., 2006.

(52) "[...] jadis infectee de germanophile et qui restait ralliee plus ou moins sincerement a nous apres la guerre", AMAE, vol. 617, p. 175.

(53) "[...] le Docteur Youssef Chmouti, etabli a Mexique depuis 16 ans", AMAE, vol. 411, p. 50.

(54) "M. Youssef Chmouti, alias Joseph A. Shemonti a ete expulse du Mexique vers mai 1927, a la demande de ces propres compatriotes syro-libanais qu'il provoquait sans cesse dans son journal, soit qu'il attaquait les familles de ses adversaires politiques ou qu'il se livrat a des manouvres de chantage. Par ailleurs, comme l'attitude hostile de Chmouti, deja signalee par cette legation le 4 octobre 1920 s'est continue a notre egard jusqu'a son expulsion il ne me semble pas que la rentree du requerant au Mexique soit une chose desirable", AMAE, vol. 411, p. 60.

(55) AMAE, vol. 411, p. 66.

(56) El texto de una de ellas se publica en Diaz de Kuri y Macluf, De Libano a Mexico..., op. cit., p. 58, misma que emitio el viceconsul del Kaiserlich Deutches Vize-Konsulat en Torreon.

(57) Diaz de Kuri y Macluf, ibid.

(58) Agradezco a Sofia Martos, a Guita Hourani, a Elianne Fersan y a Michael Provence por llamar mi atencion sobre la existencia del invaluable AMAE. La tesis de Maria del Mar Logrono, de 2007, basada en el AMAE y en las publicaciones periodicas de inicios del siglo XX, ha sostenido argumentos similares para los casos de Argentina y Brasil.

(59) AMAE, vol. 132, p. 5.

(60) AMAE, vol. 132, p. 4.

(61) AMAE, vol. 408, p. 186-b.

(62) AMAE, vol. 132, p. 55.

(63) AMAE, vol. 132, pp. 19, 20.

(64) AMAE, vol. 132, p. 5.

(65) L. T. Fawaz, Merchants and Migrants in Nineteenth-century Beirut, Cambridge, Harvard University Press, 1983; E. D. Akarli, The Long Peace: Ottoman Lebanon, 1861-1920, Berkeley, University of California Press, 1993, y Makdisi, The Culture of Sectarianism, op. cit.

(66) "Le Consul de France a Vera-Cruz a Son excellence Monsieur le President du Conseil, Ministre des Affaires Etrangeres.

J'ai l'honneur de prier Votre Excellence de bien vouloir demander aux autorites francaises au Liban la faculte pour M. Fyllod Aldahil de Tripoli (souk Almelcha) de venir au Mexique, a Papantla, chez son parent M. Jose Sabourne, mon ressortissant qui a besoin de lui pour ses affaires. Le pere de M. Jose Sabourne a ete longtemps cawas de notre consulat a Tripoli & lui-meme avant son depart pour le Mexique, il a un an ete employee a la police de cette ville", AMAE, vol. 407, p. 41. Existen numerosos ejemplos como este. Veanse los casos citados en Chapter 1, AMAE, vol. 407, p. 54; vol. 407, p. 53.

(67) Los "proteges regulierement immatricules", algo asi como "los migrantes con buena reputacion ante las autoridades francesas", designaban a personas capacitadas como agentes auxiliares en los consulados franceses, que estaban a cargo de todos los temas relativos a sus compatriotas. Los salarios de estos agentes se pagaban con una "pequena contribucion" de todos los protegidos. AMAE, vol. 132, p. 6.

(68) Jim Gelvin, comunicacion personal.

(69) AMAE, vol. 408, p. 36.

(70) AMAE, vol. 409, p. 114.

(71) AMAE, seccion 407, p. 60.

(72) AMAE, vol. 407, p. 61.

(73) AMAE, vol. 407, p. 61. Ya hable sobre el papel de los consulados alemanes en la extension de la proteccion para los mashrequies hasta 1919.

(74) AMAE, vol. 407, p. 63.

(75) AMAE, vol. 407, p. 67.

(76) Vease la brillante historia de la pobreza en Estados Unidos de O'Connor para discusiones sobre discursos euroamericanos acerca de la pobreza en los siglos XIX y XX: A. O'Connor, Poverty Knowledge: Social Science, Social Policy, and the Poor in Twentieth-century U.S. History, Princeton, Princeton University Press, 2001. Tambien V. Broch-Due y A. Nordiska, Poverty and Prosperity: Local and Global Perspectives: A Research Prospect, Uppsala, Nordic Africa Institute (Nordiska Afrikainstitutet), 1995.

(77) Como ha argumentado J. L. Gelvin, "The League of Nations and the Question of National Identity in the Fertile Crescent", World Affairs, vol. 158, num. 1, 1995, p. 35, sobre la construccion de las identidades "judias" y "palestinas".
COPYRIGHT 2012 El Colegio de Mexico, A.C.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:De Maria y Campos, Camila Pastor
Publication:Estudios de Asia y Africa
Date:Dec 1, 2012
Words:14386
Previous Article:Algunas reflexiones metodologicas en torno de la definicion del confucianismo como religion.
Next Article:El relato egipcio de Unamon. Las relaciones entre Egipto y la costa sirio-palestinense durante la edad del hierro, desde la literatura, la...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters