Printer Friendly

La comedia lacrimosa (Jovellanos, Comella, Moratin).

La comedia lacrimosa (Jovellanos, Comella, Moratin). Ed. Fernando Domenech. Madrid: Espiral/Fundamentos, 2006

Nace la Biblioteca Tematica KESAD con el proposito de rescatar del panorama dramatico piezas teatrales poco representadas y rara vez editadas. Siguiendo un criterio tematico para agrupar varias piezas teatrales bajo un mismo epigrafe, la coleccion inicia su andadura con la publicacion de un volumen dedicado a la comedia sentimental espanola. De esta manera se presta atencion a un genero que surgio y se extendio a mediados del siglo XVIII por toda Europa. Genero lacrimogeno que se fue imponiendo conforme iba asentandose la sociedad burguesa. Fue esta naciente clase media la que dio pabulo al nacimiento y difusion de una tendencia teatral que se alejaba de la comedia y de la tragedia, para afianzarse en el drama. Una clase media que se sintio identificada con esta postura intermedia que define su estatus.

La burguesia queria estar representada en los escenarios y busco sus propias formulas de expresion artistica, aquellas que, como la comedia sentimental, dieran cuenta de su realidad, sus vivencias y circunstancias, de su manera de ver y estar en el mundo.

La nueva sensibilidad que convirtio al Siglo de las Luces, como senala Fernando Domenech, en el Siglo de las Lagrimas, no fue exclusiva del teatro. Las artes se empaparon del sentimentalismo imperante generando un trasvase continuo de generos, recursos y formas de expresion. La influencia entre las diversas manifestaciones artisticas es significativa de este periodo. Connivencia que puede constatarse sencillamente observando lo pictorico, musical, arquitectonico, amen de lo ideologico, que reflejan los dramas sentimentales. Las multiples traducciones y adaptaciones de las que han dado cuenta los trabajos del profesor Lafarga muestran el flujo de tematicas, recursos y formulas que pasaron de unos paises a otros.

Por otro lado, el dilatado penodo que abarca el nacimiento y desarrollo del drama burgues, asi como su progresiva y desigual implantacion en Europa, contribuyo a que el genero sentimental evolucionase y adquiriese peculiaridades concretas en cada pais. Aun mas, dependiendo de las tendencias dramaticas de sus cultivadores, el genero sentimental adquirio matices diversos, mas o menos clasicistas. La variada nomenclatura que recibieron estas piezas a lo largo del siglo: drama sentimental, comedia lacrimogena, drama serio, comedia sentimental, revelan esta evolucion e indeterminacion generica, como han estudiado a fondo Ma Jesus Garcia Garrosa, "Algunas observaciones sobre la evolucion de la comedia sentimental en Espana", en Teatro espanol del siglo XVIII, II, Jose Maria Sala Valladaura ed., Lleida, Universidad de Lleida, 1996, 427-446 y Guillermo Carnero, Estudios sobre d teatro espanol del siglo XVIII, Zaragoza, Prensas Universitarias de Zaragoza, 1997.

Este amplio espectro que engloba al genero sentimental es el que permite al editor Fernando Domenech agrupar bajo el epigrafe de comedia lacrimosa tres piezas a priori diferentes como: El delincuente honrado de Gaspar Melchor de Jovellanos, La Cedlia de Luciano Comella y El viejo y la nina de Leandro Fernandez de Moratin.

En el primer caso, nos encontramos con un drama serio, auspiciado por el entorno elitista de la tertulia sevillana de Olavide que ha estudiado bien Francisco Aguilar Pinal, Sevilla y el teatro en el siglo XVIII, Oviedo, Catedra Feijoo, 1974. La segunda, es una comedia musical creada inicialmente para ser representada en la casa de los marqueses de Mortara y, segun declara la investigadora McClelland, inspirada en la opera Ceccbina de Incola Piccini, basada en la Pamela de Goldoni. Y que, tal y como senalo Jorge Campos, Teatro y sociedad en Espana (1780-1820), Madrid, Moneda y Credito, 1969, supone ideologicamente una renovacion ilustrada de los conflictos sociales de la comedia rural barroca. Finalmente, la tercera es una comedia clasicista, centrada en la tematica que obsesiono al Siglo Ilustrado y concretamente a Moratin en toda su produccion teatral: los matrimonios desiguales. Especialmente la materializacion dramatica de la misma, que fue puliendo el madrileno a lo largo de su trayectoria teatral hasta construir la esencia del teatro moderno con su comedia de costumbres.

Nos encontramos pues frente a tres personalidades singulares del teatro del siglo XVIII, Jovellanos, Comella y Moratin. Los tres influyeron sobremanera en la escena del Setecientos, si bien desde posturas en ocasiones contrarias y hasta enfrentadas, como es el caso de la polemica que mantuvieron los dos ultimos a raiz del estreno de La comedia nueva de Moratin en 1792. Batallas teatrales y politicas, que, sin embargo, enriquecieron el panorama literario, al abordar desde distintas formas dramaticas la nueva expresion teatral burguesa.

Este es el acierto de Domenech: saber rescatar la esencia de las tres piezas: la nueva sentimentalidad. La envoltura sentimental se convierte en d marco comun de las tres obras escogidas. Una sentimentalidad que, como se senala en la introduccion, genero una relacion nueva del publico con la escena, basada en la conmocion y la lagrima como respuesta deseada y esperada por el espectador.

Domenech introduce el genero y analiza brevemente cada una de las piezas. Prima en el estudio el caracter ameno y divulgador que quiere darse a la coleccion. Destaca d drama de tesis que encubre El delincuente honrado y su relacion con d trabajo de Beccaria; la relevancia de lo musical en La Cedlia, que acerca la pieza a la zarzuela. Tan solo senalar una pequena errata en el apellido de la mujer de Comella. No es "Vallabriga", sino 'Willamitjana"; y la contencion clasica de la pieza moratiniana que describe como una obra "sobria, emocionante, con un atinado dibujo de los caracteres y abundantes rasgos de humor amargo, esta melancolica fabula acerca de la perdida de las ilusiones juveniles en un mundo implacable es, en [su] opinion, el mejor drama de los escritos en Espana en su siglo" (32).

Se citan los estudios mas generales en la bibliografia que se anade al final de la introduccion, aunque se echan en falta algunos trabajos, especialmente d de Rosalia Fernandez Cabezon, "Luciano Comella y la musica teatral", en La musique dans le thealre et le dnema espagnoles, Universite de Pau, 2002, pp. 93-111, porque le dedica buena parte del trabajo al analisis de la musica de La Cedlia.

La actualidad del lenguaje y la expresion de los textos del Setecientos le permiten a Domenech no sobrecargar de notas la edicion. Notas que salvo en dos o tres ocasiones resuelven exclusivamente dudas de significado. Tal vez hubiera sido interesante encontrar alguna que otra nota alusiva a otros aspectos mas alla de los puramente lexicograficos, ya que, aunque los textos son claros en la expresion, lo cierto es que las piezas si necesitan de cierta contextualizacion para el lector actual.

Hay que destacar el interes que supone contar con la edicion de estas tres comedias, nunca olvidadas por los investigadores del XVIII, pero si por muchos otros estudiosos del teatro de otras epocas, por las companias teatrales y por el publico en general. Sacar al mercado estas ediciones permite divulgar un quehacer teatral interesante, rico, ameno y origen de muchos recursos melodramaticos que todavia rigen en manifestaciones artisticas tan actuales como la cinematografia.

Maria Angulo Egea

Universidad San Jorge, Zaragoza
COPYRIGHT 2007 Dieciocho
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2007 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Angulo Egea, Maria
Publication:Dieciocho: Hispanic Enlightenment
Date:Sep 22, 2007
Words:1300
Previous Article:Joaquin Alvarez Barrientos. Ilustracion y Neoclasicismo en las letras espanolas.
Next Article:Luis Miguel Fernandez. Tecnologia, espectaculo, literatura: Dispositivos opticos en las letras espanolas de los siglos XVIII y XIX.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters