Printer Friendly

La cadena productiva de la industria de la madera de Santiago del Estero (Argentina)/The productive chain of the wood industry of Santiago del Estero (Argentina)/A cadeia produtiva da industria da madeira de Santiago del Estero (Argentina).

1. Introduccion

Segun el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN), Argentina cuenta con 53,6 millones de hectareas de bosque nativo [1] y 1,3 millones de bosques cultivados [2].

Dentro del sector forestal argentino, la industria de la madera es el primer destino de la produccion del bosque nativo e implantado, y el principal segmento generador del producto interno bruto (PIB) sectorial, con una participacion del 49 %. Esta industria consiste en la transformacion fisica o mecanica de la madera, y esta conformada por los siguientes subsectores: aserrados, tableros de fibra y de particulas, compensados y alistonados, envases, palets, postes y rodrigones, pisos, revestimientos, aberturas, carpinterias y muebles, y otras manufacturas.

El sector de la madera y muebles esta compuesto por 8.441 unidades productivas, de las cuales el 98,9 % son pymes. Su participacion en el valor agregado industrial fue del 7,4 % en 2016. El sector emplea en forma directa y formal a 90.747 personas, lo que explica el 7,3 % del empleo industrial argentino [3].

Las industrias de primera y segunda transformacion de la madera se asientan de forma preponderante en las cercanias de los recursos forestales, ubicados principalmente en las zonas de la Mesopotamia y Buenos Aires, debido a economias de localizacion asociadas a los costos de transporte. Los eslabones mas avanzados en la cadena de valor, en especial los de consumo final como muebles, se instalan cerca de los centros de consumo (Buenos Aires, Santa Fe y Cordoba), que cuentan con mayores ingresos per capita y mayor disponibilidad de mano de obra calificada. En las otras regiones del pais existe una importante cantidad de aserraderos, especialmente de maderas nativas, y pequenas producciones de muebles y otros productos madereros.

En particular, Santiago del Estero cuenta con 7,1 millones de ha de bosques nativos [1] que representan el 13,2 % del total del pais, y es la mas importante fuente de abastecimiento de materia prima a la industria forestal local. La provincia posee, ademas, unas 5.580 ha de bosques implantados, en edad inmadura [2].

El informe del Censo Nacional de Aserraderos (CNA) [4] senala que la industria forestal de la provincia comprende dos subsectores bien diferenciados: la industria primaria, que procesa rollizos y elabora durmientes y madera aserrada para el campo; y la secundaria, que abarca la elaboracion de aberturas, muebles, pisos de madera, implementos para la ganaderia y otros productos de carpinteria. Dicho censo identifica tres zonas madereras: norte (comprende los departamentos de Pellegrini, Copo y Alberdi); centro (departamentos de Capital, Banda, Rio Hondo, Figueroa, Moreno, Ibarra, Sarmiento, San Martin, Robles, Silipica y Guasayan) y zona sur (departamentos de Choya, Loreto, Atamisqui, Avellaneda, Taboada, Ojo de Agua, Salavina, Quebrachos, Aguirre, Mitre, Belgrano y Rivadavia).

Sanchez Ugalde [5], por su parte, senala que Santiago del Estero cuenta con tres polos transformadores, bien diferenciados entre si. Existe un nodo industrial en la zona centro, en los departamentos Capital y Banda (nodo Capital-Banda); otro en la zona sur, en el departamento Loreto (nodo Loreto); y en el tercero, situado en la zona norte de la provincia (nodo Noreste), se encuentra la mayor parte de los recursos forestales nativos y aglutina aserraderos en los departamentos Copo y Alberdi.

El Plan Estrategico 2020 de Santiago del Estero [6] consigna que el sector de la industria de la madera cuenta con 280 unidades productivas de diversos tamanos. Si bien las empresas se encuentran concentradas principalmente en los departamentos de Capital, Banda, Loreto, Copo, Alberdi y Choya, la actividad se encuentra atomizada y cuenta con unidades productivas en casi toda la provincia. Las carpinterias que fabrican muebles y aberturas se localizan, generalmente, en las cabeceras de departamento, y los aserraderos en el interior de las mismas. La materia prima forestal surge, basicamente, del aprovechamiento del bosque nativo y es industrializada (salvo excepciones puntuales) mediante sistemas productivos de bajo nivel tecnologico y escasa diversificacion de la produccion. Las alternativas de solucion a estas limitaciones son los programas que promuevan la incorporacion de tecnologias asociadas a escalas competitivas y a la diversificacion productiva, y traten de vincular esta ultima al ciclo de actividad del sector de la construccion.

El mercado local de productos madereros esta conformado por una gran variedad de productos de diversos grados de valor agregado, que provienen de los mencionados polos madereros de Santiago del Estero y otras provincias. Los precios de los productos que provienen de otras provincias son el resultado de sus contextos economicos y de politicas de fortalecimiento y desarrollo, conforme a las variables y factores propios del sector en cada provincia, favoreciendo la competitividad de dichos productos. En este sentido, para el mercado santiagueno resulta necesario el fortalecimiento de las pymes madereras en el camino hacia la competitividad.

Cuevas [7] senala que el analisis de cadenas productivas sirve como instrumento que permite identificar los puntos criticos que frenan la competitividad de un sector, para luego definir e impulsar estrategias concertadas entre los principales actores involucrados. Tanto para su analisis como para la formulacion de estrategias de intervencion, es necesario identificar los diferentes eslabones que la componen.

1.1. Cadena productiva: marco teorico

La cadena productiva es un sistema constituido por actores interrelacionados y por una sucesion de operaciones de produccion, transformacion y comercializacion de un producto o grupo de productos en un entorno determinado. La cadena productiva se define como el conjunto de agentes y actividades economicas que intervienen en un proceso productivo desde la provision de insumos y materias primas, su transformacion y produccion de bienes intermedios y finales, hasta la comercializacion en los mercados internos y externos, incluyendo proveedores de servicios, sector publico, instituciones de asistencia tecnica y organismos de financiamiento [8].

En algunas ocasiones, el termino 'cadena productiva' se sustituye por otro concepto utilizado en el mundo de los negocios para mejorar la competitividad: 'cadena de valor'. Sin embargo, el primero mantiene importantes diferencias con el segundo: mientras que en la cadena productiva los actores buscan el beneficio economico individual y compiten por ello, en la cadena de valor el objetivo es el mutuo apoyo entre los actores a traves de cooperacion, comunicacion y coordinacion [8].

Segun Castro [9], la investigacion de las cadenas productivas comprende dos etapas: el analisis diagnostico y el analisis pronostico. En la primera fase se investiga el desempeno pasado y actual de la cadena productiva; y en la segunda, el comportamiento futuro de esta.

El analisis diagnostico comprende una secuencia de pasos: inicia en el modelaje de la cadena, con la descripcion detallada de cada segmento; continua con la resena del ambiente organizacional, que consiste en una matriz de organizaciones publicas, privadas y no gubernamentales; y finaliza con la definicion del contexto institucional, en el cual interactua un conjunto de politicas, planes, programas y leyes en el que se desarrolla la actividad. Este analisis tiene por finalidad caracterizar e identificar factores criticos, los cuales pueden ser cualquier variable que afecte de forma positiva o negativa el desempeno y expansion de la cadena: restricciones, limitaciones, retos y oportunidades.

El analisis pronostico se efectua con la informacion generada por el analisis diagnostico, con el fin de proyectar el comportamiento futuro de los factores criticos.

1.2. Objetivo del trabajo

El objetivo general del trabajo presentado aqui fue describir y caracterizar la cadena productiva de la industria forestal de la provincia de Santiago del Estero, con enfasis en la cadena de la madera y el mueble, e identificar los factores criticos para el desempeno de esta.

1.3. Antecedentes de investigacion

A nivel local, son insuficientes los antecedentes sobre el analisis de las cadenas productivas de Santiago del Estero. El Plan Estrategico 2020 [6] detalla las cadenas productivas lideres del desarrollo industrial de Santiago del Estero--textil, bioenergia, frutihorticola, carnica e insumos para la construccion--y dedica escasas paginas a describir las cadenas secundarias, entre ellas la foresto-industrial. El reciente Censo Nacional de Aserraderos [4], si bien cubre un importante vacio de informacion, solo reporta datos acerca del conjunto del sector a nivel provincial. El trabajo mas actual es el de Sanchez Ugalde [5], que efectuo un analisis diagnostico en el ano 2012.

A nivel nacional, las instituciones oficiales vinculadas al sector forestal publican, en general, informacion agregada. Entre las referencias mas actuales se pueden citar el analisis de diagnostico sectorial Madera y Muebles [10], el analisis prospectivo del complejo foresto-industrial [11], y el informe de cadenas de valor del sector forestal, papel y muebles [12].

Existen antecedentes del tema de autores latinoamericanos, entre los que se pueden citar el trabajo de Rodriguez Zuniga et al. [13] en Mexico, en el que se realiza un analisis estrategico de la cadena productiva forestal en la region de la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca; el de Padilla Puerta [14], que propone una formulacion de la cadena productiva forestal en una region de Colombia; el de Salas Navarro [15], que analiza la cadena de abastecimiento del sector madera y muebles de la ciudad de Barranquilla; y el de Lima [16], que caracteriza la cadena de produccion y comercializacion de la industria forestal en Chile.

2. Materiales y metodos

Para examinar la cadena productiva de la industria de la madera se aplico el analisis diagnostico, descrito por Cuevas [7] y Castro [9]. El mismo consistio en la descripcion de sus eslabones y los actores presentes en cada uno de ellos, mediante revision bibliografica y recoleccion de informacion en terreno. Despues se efectuo un analisis FODA, segun la metodologia propuesta por David [17] y Ponce [18], que permitio identificar restricciones y cuellos de botella, asi como desafios y oportunidades para el crecimiento de la cadena.

La recoleccion de informacion consistio, basicamente, en la busqueda de fuentes secundarias (publicaciones y bases de datos). Tambien se recurrio a la obtencion de informacion primaria mediante la aplicacion de encuestas, esto es, entrevistas con aplicacion de un cuestionario. El universo de analisis fue definido como el sector de la industria de transformacion fisica de la madera (industria de la madera y el mueble), conformado por establecimientos emplazados en los tres nodos madereros citados por Sanchez Ugalde [5]: Capital y Banda, Loreto y Noreste (Monte Quemado y Campo Gallo). La figura 1 muestra los sitios de estudio.

Las entrevistas se realizaron in situ durante el segundo semestre de 2016 y el primero de 2017, a 90 titulares de pymes madereras. Se aplico un muestreo por conveniencia que consiste en la eleccion, por metodos no aleatorios, de una muestra cuyas caracteristicas sean similares a las de la poblacion objetivo.

3. Resultados y discusion

3.1 Los eslabones de la cadena forestal en Santiago del Estero

La cadena productiva en el sector foresto-industrial de Argentina tiene la estructura que se muestra en la figura 2.

En la figura se puede apreciar que hay dos tipos de fuentes proveedoras de materias primas: los bosques implantados y los nativos. Los principales eslabones productivos en la cadena forestal se corresponden con la produccion primaria, la primera y la segunda transformacion, cuyos productos son destinados a la construccion, a la produccion de energia o a la fabricacion de bienes intermedios o finales, para ser consumidos en el mercado interno o externo.

En cuanto a la distribucion territorial de la cadena, Idigoras [11] informa acerca de la activa participacion de algunas regiones del pais como la mesopotamica, donde se encuentran las cadenas foresto-industriales mas desarrolladas del pais.

En la provincia de Santiago del Estero, la cadena foresto-industrial es mas reducida que la exhibida en la figura 2. La produccion primaria se basa en la produccion de rollizos y lena. En cuanto a la primera transformacion, predomina la produccion de madera aserrada, postes, durmientes y carbon; la segunda comprende la elaboracion de muebles, aberturas, implementos para la ganaderia y otros productos de carpinteria (figura 3). Todos los productos se destinan a abastecer el mercado interno a excepcion del carbon, que se exporta a la Union Europea, el NAFTA y el Mercosur.

Utilizando informacion primaria y secundaria, se procedio a describir cada uno de los eslabones presentes en la cadena foresto-industrial santiaguena.

3.1.1. Fuente de la materia prima

El primer eslabon en la cadena se da en el bosque nativo cuando los insumos provienen de este tipo de formacion boscosa; mientras que, si el origen de la madera corresponde a las plantaciones, el primer eslabon se origina antes, con la obtencion de semillas.

Los bosques implantados poseen una cadena con mayor cantidad de eslabones que la de los nativos, ya que esta se origina con la produccion de la semilla mediante un mercado y con precios determinados. Los oferentes de semillas en Santiago del Estero son, principalmente, los bancos de germoplasmas (o bancos de semillas) y los productores primarios dedicados a la recoleccion de semillas de diversas especies. Estas semillas son demandadas por los viveros publicos y privados de la provincia, quienes las utilizan para la produccion de plantines.

Los viveros estatales de la provincia de Santiago del Estero con fines productivos son los siguientes: Estacion Experimental San Carlos (Departamento Banda), Estacion Experimental Fernandez (Departamento Robles) y Vivero Forestal General San Martin (Departamento Capital). Los dos primeros generan en conjunto una produccion aproximada de 60.000 plantines de eucaliptos y 80.000 barbados de alamos. El vivero General San Martin, por su parte, genera una produccion de 200.000 plantines de eucaliptos, 150.000 de paraiso, 10.000 barbados de salicaceas y 500.000 de otras especies forestales. En cuanto a los viveros de gestion privada, solo hay cuatro de caracter forestal certificados e inscritos en el Instituto Nacional de Semillas (Inase); se desconoce su produccion.

Los bosques implantados son muy relevantes en el ambito nacional, ya que cubren la mayor parte de la demanda de materia prima de las industrias de base forestal. Sin embargo, en el ambito provincial no se observa la misma importancia.

Entre los anos 2000 y 2016, Santiago del Estero foresto unas 1.832 hectareas bajo el regimen de la Ley no. 25.080 de inversiones para bosques cultivados [2]; no se encontraron registros sobre plantaciones que no obedezcan a los beneficios de dicha ley. El algarrobo blanco (Prosopis alba) es la principal especie cultivada en la provincia (alrededor del 90 %), seguida en orden de importancia por el alamo (Populus sp).

La superficie total forestada en Santiago del Estero representa apenas el 0,15 % del area forestada en el pais, lo que da indicios de la poca importancia que tienen los bosques implantados en el ambito provincial. Actualmente, es inexistente la integracion en la cadena foresto-industrial del eslabon primario con la produccion de maderas y muebles para este tipo de bosques.

Los bosques nativos de la provincia, por su parte, suman cerca de 7 millones de hectareas en diversos estados de conservacion [1]. El aprovechamiento de estos se realiza principalmente de especies autoctonas como el quebracho colorado (Schinopsis quebracho colorado), el quebracho blanco (Aspidosperma quebracho blanco) y el algarrobo blanco (Prosopis alba).

El consumo de materia prima rolliza en los aserraderos y carpinterias de la provincia es muy diferente segun las zonas: la zona norte consume el 77 % del total; la zona centro, el 10 %; y la zona sur, el 13 % restante [4].

La presion para obtener madera de los bosques nativos es muy grande, encontrandose Santiago del Estero entre las provincias con mayores tasas de deforestacion del pais, junto con Salta, Chaco y Formosa. Esta situacion no es amortiguada por la presencia de bosques implantados, como ocurre en las provincias de la region mesopotamica.

3.1.2. Produccion primaria

En la cadena foresto-industrial existe estrecha conexion entre el eslabon de la produccion primaria y los siguientes, dado que los eslabones de la primera y segunda transformaciones utilizan la madera de origen local como fuente principal de aprovisionamiento [4].

La actividad extractiva es el eslabon predominante en la cadena en Santiago del Estero. La produccion primaria proviene exclusivamente de los boques nativos; no se han registrado actividades de extraccion provenientes de bosques implantados de la provincia. En este eslabon se realiza la extraccion de madera, que es utilizada como tal o aplicada a posteriores procesos productivos. Los principales productos obtenidos de los bosques nativos son los rollizos (para postes y aserrio) y la lena (para combustible y carbon). La produccion de postes y rodrigones se lleva a cabo dentro del monte con escaso grado de elaboracion. Los rollos para aserrio se transportan a los establecimientos madereros, donde se realizan los procesos de primera y segunda transformacion mecanica. En la provincia no se produce tanino, pero se estima que esta industria utiliza unas 40.716 toneladas de rollos de quebracho colorado cuyo origen es santiagueno [6].

La actividad forestal primaria se origina en los productores forestales u obrajeros, quienes son los encargados de realizar las extracciones del bosque, o bien de adquirir la materia prima a sus propietarios. Estos ultimos constituyen el eslabon mas debil de la cadena, ya que tienen elevada dependencia de los obrajeros, muy poca capacidad de negociacion y nulo poder de mercado; poseen emprendimientos familiares de pequena dimension, participan fuera del circuito formal y presentan caracteristicas de subsistencia. Los obrajeros detentan el manejo real del bosque y establecen los vinculos con los demas actores de la cadena [12]. A excepcion de los departamentos de Copo y Alberdi, hay poca evidencia de que se verifique una integracion vertical entre este eslabon productivo y los siguientes, ya que quienes desarrollan la actividad extractiva venden su produccion a los aserraderos [12].

En algunas localidades del noreste provincial, como Monte Quemado y Campo Gallo, existen grandes productores forestales que poseen, ademas, aserraderos o carpinterias, con lo que se muestra cierto grado de integracion vertical en la cadena forestal. No se ha observado lo mismo en los departamentos de Banda, Capital y Loreto.

3.1.3. Primera transformacion de la madera

La etapa de la primera transformacion de la madera en Santiago del Estero se basa en la elaboracion de carbon, postes y madera aserrada. La provincia es la segunda productora de carbon vegetal de Argentina despues de Chaco, con una produccion anual que representa el 27 % del total nacional [1]. En cuanto a los postes y rodrigones, la provincia aporta un poco mas del 50 % de la produccion de postes provenientes de los bosques nativos del pais. Las principales especies utilizadas son el quebracho colorado y el itin (Prosopis kuntzei), para los cuales no se registran procesos posteriores de agregado de valor [12].

La actividad industrial de la madera aserrada se reduce al proceso mecanico del corte del rollo con sierra y al secado de la madera (que, en la mayoria de los casos, se hace de forma natural). Los productos de primera transformacion generados por los aserraderos son, en orden de importancia, durmientes para ferrocarril, varillas para alambrado, tablas, tirantes, alfajias, tablones, tirantillos y vigas; todos estos de bajo valor agregado.

La mayor produccion de este eslabon de la cadena se concentra en la cercania de los recursos forestales, particularmente en los departamentos Copo y Alberdi, al norte de la provincia. La produccion de madera de primera transformacion generada por los aserraderos fue de 27.330 [m.sup.3] en 2015 (tabla 1).

De la madera nativa utilizada, el 92 % corresponde a quebracho blanco y colorado, ambos destinados, en su mayoria, a la produccion de durmientes; y un 7 % es algarrobo, cuyo destino principal es la fabricacion de muebles.

3.1.4. Segunda transformacion de la madera

La industria de segunda transformacion de la madera, y particularmente el sector de muebles, se encuentra atomizada: mas del 90 % de las empresas son de pequeno porte. En Santiago del Estero, este eslabon de la cadena consiste en la obtencion de productos tales como muebles y partes de ellos, implementos ganaderos, y pisos. Los implementos de ganaderia hacen referencia a mangas, bretes, cargaderos, casillas de operarios, tranqueras, etc. La tabla 2 resume los volumenes producidos en 2015 segun el tipo de producto. Como puede observarse, la fabricacion de muebles, que incluye aberturas, es del 86 %; un 13 % es implementos de ganaderia; y el resto de la produccion corresponde a pisos de madera. De estos volumenes de produccion, la zona norte de la provincia aporta la mitad de los implementos de ganaderia y el 75 % de los pisos, mientras que las tres zonas participan en la produccion de muebles en proporciones similares. Los productos de carpinteria tienen mayor valor agregado y, por lo tanto, mayor valor comercial, pero la produccion es menos importante en terminos fisicos.

3.1.5. Subproductos

Los datos de las entrevistas revelaron la ausencia de gestion de los residuos. Los desechos madereros representan alrededor del 30 % del recurso forestal utilizado. Los subproductos del aserradero son aserrin, viruta, despuntes y costaneros de las maderas de quebracho y algarrobo; estos tienen un valor potencial de mercado para su uso en diferentes procesos industriales. Los aserraderos no cuantifican los subproductos generados en el proceso, salvo por los despuntes y costaneros de quebracho que se venden como lena para los fabricantes de carbon, los cuales son de facil colocacion en el mercado. El aserrin y la viruta se intercambian a ladrilleros por ladrillos, se regalan o se queman para mantener limpio el aserradero.

3.1.6. Demanda

La produccion de la foresto-industria argentina puede destinarse a los mercados interno o externo. En el segundo, Argentina es un pais proveedor de bienes como pasta celulosica y tableros de madera, destinados a la industrializacion en paises de mayor desarrollo relativo; y es importador de productos mas elaborados, principalmente papel y muebles. Una de las barreras para acceder a los mercados externos es el problema de escala, que ha generado en los ultimos anos una perdida de las incipientes exportaciones. Segun el Informe de cadenas de valor del sector [12], en 2014 el consumo aparente de madera aserrada en Argentina fue de 3.474.000 toneladas, con un elevado crecimiento (del 75,7 %) en los ultimos 5 anos, inducido en primer lugar por la demanda interna generada por la industria de la construccion.

A diferencia de lo que sucede con la madera destinada a la construccion, los muebles se venden directamente al publico, por lo que el aumento de los ingresos personales es una de las principales causas de mayor demanda de estos productos; con lo cual se evidencia una elasticidad-ingreso positiva para dichos productos.

En Santiago del Estero, la demanda de productos elaborados tiene sus particularidades segun el producto que se trate. Para los durmientes, la estructura de mercado se corresponde con un monopsonio u oligopsonio en el que existen uno o pocos demandantes cuyo destino final es el sistema ferroviario nacional; y no hay estrategias activas de comercializacion de estos productos, como sucede tambien con las tablas producidas en la provincia. En cuanto a los muebles, en general la produccion esta destinada al mercado local salvo en Loreto, donde una parte de la produccion se destina al mercado nacional [5].

El potencial del sector maderero reside en su vinculacion con un importante nicho de mercado: el sector de la construccion. El Informe productivo provincial [19] destaca que la industria de la construccion registro un fuerte crecimiento absoluto (anos 2010-2015) segun exhiben los permisos de edificacion, con un crecimiento del 141 %. Esto implica un incremento de la demanda de carpinteria de obra y de servicios de instalacion de mobiliarios y aberturas.

3.2. Ambiente organizacional

A nivel provincial, se identificaron numerosas instituciones oficiales y organizaciones no gubernamentales involucradas con el sector de la industria forestal. La Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (FCF-UNSE) forma tecnicos en aserrado y carpinteria industrial, con lo que se aporta mano de obra calificada, ademas de preparar profesionales de la ingenieria. Esta institucion, ademas, contribuye con investigacion cientifica junto con la Estacion Experimental de la Universidad Catolica de Santiago del Estero (EE-Fernandez). Tambien existen entidades gremiales y empresariales como el Colegio de Graduados en Ciencias Forestales, la Asociacion de Productores de la Industria Forestal (APIF), la Federacion Obrera Santiaguena de la Industria Forestal (Fosif), la Union Industrial de Santiago del Estero (UISDE), la Camara de Comercio e Industrias de Santiago del Estero (CCISGO) y la Camara de la Industria Maderera (Cimse). El marco institucional se completa con el Ministerio de Produccion, Recursos Naturales, Forestacion y Tierras en tanto organismo estatal, y con una organizacion intermedia, la Mesa Foresto-Industrial (Mefise).

Entre las instituciones nacionales con filiales provinciales se pueden mencionar la Subsecretaria de Desarrollo Foresto-Industrial (SSDFI); el Instituto Nacional de Tecnologia Agropecuaria; la Subsecretaria de Agricultura Familiar Delegacion Santiago del Estero; y el Instituto Nacional de Tecnologia Industrial (INTI) Centro Regional Santiago del Estero. Este ultimo cuenta con la dependencia Madera y Muebles, que realiza trabajos tecnicos y de asesoria al sector.

El rol de la Mefise es fundamental, dado que es un ambito de trabajo interdisciplinario e interinstitucional. Esta fue creada en 2013, con el proposito de promocionar y brindar asesoria respecto de medidas conducentes a potenciar el desarrollo foresto-industrial de Santiago del Estero, tales como el desarrollo de politicas de financiamiento fiscal, laboral, de innovacion y desarrollo que beneficien al sector; el fortalecimiento de la competitividad del sector en un entorno innovador; y la promocion de diversas formas de asociativismo.

3.3. Marco normativo

Santiago del Estero cuenta con una serie de herramientas legales de promocion, tales como leyes nacionales y provinciales que promueven el desarrollo foresto-industrial. Las leyes nacionales no. 26.331 de Presupuestos Minimos de Proteccion Ambiental de los Bosques Nativos y 25.080 de Promocion de las Inversiones en Bosques Cultivados, otorgan financiamiento a los productores forestales. La Ley Nacional no. 27.349 de Apoyo al Capital Emprendedor, por su parte, apoya y fomenta el desarrollo local de diferentes actividades productivas. La Ley Provincial no. 6942 de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos, la no. 6841 de Conservacion y Uso Multiple de las Areas Forestales de Santiago del Estero, y principalmente la no. 6750 de Promocion y Desarrollo Industrial, dan cuenta de la decision del Gobierno de dar un fuerte impulso al sector foresto-industrial. Sin embargo, estas herramientas de politica aun no han tenido el impacto esperado en el sector maderero.

3.4. Caracterizacion de los actores directos de la cadena de la madera y el mueble

Con los datos del CNA [4] y los resultados de las entrevistas in situ se delineo una breve caracterizacion de los establecimientos que conforman el eslabon produccion-transformacion-comercializacion de la cadena de la madera y el mueble en Santiago del Estero.

3.4.1. Perfil de los establecimientos

Los resultados del CNA revelaron la existencia de 206 establecimientos en la provincia, entre aserraderos e industrias de manufactura [4]. Del analisis de las entrevistas se infiere que el 31 % son aserraderos, situados principalmente en La Banda, Monte Quemado y Campo Gallo. Las carpinterias representan el 53 % y elaboran muebles, aberturas y otros productos (pergolas, bancos, techos, escaleras, tarimas y palets). De ese 53 %, un tercio funciona como carpinteria de forma exclusiva; el resto tiene el aserradero integrado a la misma y se ubica en Capital, Loreto y Monte Quemado (figura 4).

Un 17 % de la muestra representa otro tipo de establecimientos dedicados a diversas actividades madereras proveedoras de bienes y servicios: elaboracion de puertas placa para viviendas, trabajos de torneria y artesanias, reparacion de muebles, fabrica de virutas y corralones (compra y venta de madera a medida). La gran mayoria son industrias que exceden ampliamente los diez anos de antiguedad; sin embargo, un tercio del total es de reciente instalacion y no supera los cinco anos de trayectoria.
Figura 4. Establecimientos madereros de Santiago del Estero

Carpinteria con aserradero   35%
integrado
Aserradero                   31%
Carpinteria                  17%
Otros                        17%

Fuente: elaboracion propia

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.


En cuanto al tamano de los establecimientos, definido por el volumen anual de produccion, el 96 % produce una cantidad inferior a los 940 [m.sup.3] (microempresas), mientras que el 4 % restante (pequenas empresas) produce entre 940 y 4720 [m.sup.3]. La zona norte aporta el mayor porcentaje de produccion, como se observa en la figura 5. El rendimiento promedio (produccion/materia prima) es del orden del 35 % [4].
Figura 5. Porcentaje de la produccion maderera por zonas

Zona norte    83%
Zona centro    9%
Zona sur       8%

Fuente: Ministerio de Agroindustria [4]

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.


3.4.2. Materia prima utilizada

En general, los rollizos de madera nativa son de calidad regular y diametros variados, debido a la falta de manejo del recurso. Existen dificultades para el abastecimiento de los rollos de algarrobo en particular, a causa de una marcada disminucion de su stock. En las industrias forestales de la zona norte predomina el consumo de maderas de quebracho blanco y colorado; y a medida que se avanza hacia la zona sur de la provincia, si bien el consumo de materia prima es marcadamente inferior, las proporciones del uso de algarrobo aumentan.

Los establecimientos de primera transformacion (aserraderos de La Banda, Monte Quemado y Campo Gallo) emplean como materia prima solamente la madera de quebracho colorado, quebracho blanco y algarrobo, proveniente del bosque nativo (figura 6).
Figura 6. Especies forestales utilizadas por los aserraderos

Quebracho colorado   42
Quebracho blanco     31
Algarrobo            27

Fuente: elaboracion propia

Note: Table made from bar graph.


Por su parte, las industrias de segunda transformacion (carpinterias de Loreto, Monte Quemado y Capital) utilizan principalmente el algarrobo como materia prima. Para la fabricacion de muebles, las carpinterias ubicadas en los centros de consumo de Capital y La Banda emplean maderas de origen extraprovincial, como el cedro (Cedrela sp) y el pino (Pinus elliottii), ademas del algarrobo de origen local (figura 7). Asimismo, recurren a insumos sustitutos de la madera maciza, tales como los tableros de fibra de media densidad (MDF). Loreto representa un nucleo de carpinterias especializado en la fabricacion de muebles de algarrobo, exclusivamente.
Figura 7. Especies forestales utilizadas por las carpinterias

Algarrobo            38
Quebracho blanco     18
Cedro                18
Pino                 13
Quebracho colorado    9
Eucalipto             4

Fuente: elaboracion propia

Note: Table made from bar graph.


3.4.3. Equipamiento

La potencia instalada del parque de maquinaria suma unos 7171 Hp: de estos, el 43 % corresponde a la zona norte de la provincia, que potencialmente tiene la mayor capacidad de produccion; le siguen las zonas centro y sur en menor medida. El consumo electrico estimado por ano es de 3.915.617 kWh [4].

Segun el CNA [4], la capacidad ociosa promedio del equipamiento ronda el 34 % y la zona centro ostenta el valor mas alto. Los datos de las encuestas confirmaron estos resultados: la tasa de utilizacion de la maquinaria es de grado bajo en La Banda; moderado en Capital; y alto en Loreto, Monte Quemado y Campo Gallo.

Los aserraderos utilizan la sierra sin fin con carro como principal. Los distintos tipos de maquinas empleadas tienen una antiguedad promedio de 50 anos. A pesar de la obsolescencia, en lineas generales, el equipamiento se encuentra en buen estado de mantenimiento.

3.4.4. Empleo

Las industrias madereras de la provincia generan empleo directo de 970 puestos de trabajo. La zona norte es la que posee la mayor cantidad de empleados, con un promedio de 6 personas por establecimiento; las industrias de la zona centro, 5 personas; y las de la zona sur, 3 personas. La zona norte presenta el mayor valor de productividad por empleado [4].

Segun las encuestas, el nivel de capacitacion del personal es alto para el 56 % de los establecimientos visitados (principalmente en Monte Quemado y Loreto), y moderado para un 34 % del total. El resto posee trabajadores sin adiestramiento, para los que debe advertirse que se trata de industrias de mucha antiguedad, en las que era esperable encontrar mano de obra capacitada.

3.4.5. Comercializacion

El analisis de las entrevistas revelo que la comercializacion tiene como destino casi exclusivo el mercado local. No se observaron operaciones de venta de maderas o muebles al exterior; los industriales desconocen las normativas internacionales.

El 57 % de las industrias de primera y segunda transformacion de la madera comercializa toda su produccion a clientes particulares; el 17 % es proveedor de empresas exclusivamente, mientras que el 26 % atiende un mix de clientes que incluye particulares, empresas y, de modo excepcional, el Estado provincial (figura 8).
Figura 8. Destino de las ventas

Particulares   57%
Empresas       17%
Mix            26%

Fuente: elaboracion propia

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.


La comercializacion en el eslabon de la primera industrializacion no posee estrategias directas de ventas ya que los industriales no realizan publicidad ni promocion alguna de sus productos, sino que se manejan con su cartera de clientes tradicionales (que generalmente son intermediarios) y no atraen a nuevos consumidores. Las estrategias de venta en el eslabon de la segunda industrializacion son diferentes segun la localizacion de las carpinterias: para el caso de Capital y La Banda, las mas grandes poseen algun espacio de exposicion de sus productos o locales especificos para la comercializacion de muebles y aberturas; pero las mas pequenas (que son la mayoria) no tienen produccion para exponer. Esta carencia de espacio destinado a la venta esta presente en el 100 % de las carpinterias encuestadas en Loreto y Monte Quemado.

Las encuestas mostraron que el comportamiento de las ventas en los tres ultimos anos (2014-2016) resulto muy variable entre los establecimientos. Un 40 % considera que sus ventas permanecieron en el mismo nivel. Para un 36 %, hubo una reduccion significativa (de manera predominante en Loreto, La Banda y Monte Quemado); y para el resto (principalmente en Capital), las ventas ascendieron en el periodo considerado.

La contraccion de las ventas que se senala a nivel local coincide con el desempeno a nivel nacional, que describe una caida de las ventas de madera y muebles en torno al 20 % frente a 2015, segun la OIMYM [3]. Este comportamiento podria tener explicaciones en aspectos macroeconomicos (como la alta inflacion y el desempleo imperante en el pais), asi como en problemas de estructura productiva al interior de las empresas. Hay factores endogenos que facilitan o dificultan el sostenimiento del ritmo de ventas. En este sentido, el buen nivel de capacidad operativa, la variedad de maderas utilizadas, la diversificacion de productos y la diversidad de clientes y nichos de mercado son caracteristicas de las industrias de Capital, y explicarian el desempeno ascendente de sus ventas.

El pronostico de ventas para los proximos tres anos (2017-2019) es alentador para el 37 % de los casos, que sostiene expectativas positivas. Sin embargo, el 39 % tiene incertidumbre sobre el futuro y el 24 % restante concibe un escenario poco optimista, dada la desfavorable situacion actual de las variables macroeconomicas del pais.

3.4.6. Competencia en el sector

Durante las entrevistas se evaluaron aspectos de competitividad relacionados con factores internos de la empresa, tales como el reconocimiento de competidores, la percepcion del grado de competencia y las estrategias para competir. La gran mayoria (83 %) reconocio la influencia y el accionar de la competencia en el sector; sin embargo, no todos los empresarios la perciben en igual grado. El 36 % califico su actividad como altamente competitiva (especialmente en Loreto); el 43 %, como moderada o normal; y el resto la considero baja. Las estrategias aplicadas para enfrentar la competencia son, en orden decreciente, calidad del producto, experiencia en el rubro, precios bajos, seriedad en la entrega, diseno y diferenciacion, y buena atencion al cliente.

El mayor grado de competencia se verifica en el caso de la cadena del mueble: por un lado, los muebles de madera maciza compiten en el mercado local con muebles mas livianos elaborados con tableros MDF, que estan ganando participacion por ser faciles de transportar y tener un precio menor; y por otro, las aberturas de madera maciza estan perdiendo participacion en el mercado, ya que compiten con los bienes sustitutos de aluminio o chapa.

Se pudo observar una situacion particular en Loreto: existe alta competencia entre las carpinterias locales, generada por una "guerra de precios", lo que ocasiona que el mueble se venda finalmente a un precio que apenas supera los costos fijos de produccion. Otra competencia importante para estas carpinterias son los muebles que ingresan de la provincia de Chaco, que se diferencian por ser de mejor calidad (en diseno y acabado) y precios mas bajos que los muebles santiaguenos, ya que aquellos tienen un fuerte apoyo estatal.

3.4.7. Relaciones interinstitucionales

Resulta indudable la importancia de la articulacion del sector privado con agentes gubernamentales e instituciones vinculadas a la ciencia y al desarrollo tecnologico. Los procesos de articulacion influyen de forma positiva en los resultados innovadores de las industrias, que no dependen solamente de la relacion entre insumos y productos, sino tambien de las interacciones entre los actores involucrados.

De las entrevistas se infiere que existe una cultura individualista en los industriales de la madera, dada su reducida participacion e integracion con instituciones intermedias vinculadas con el sector forestal. Asimismo, su vinculacion con los centros educativos de investigacion y formacion profesional es limitada.

Por otra parte, a pesar de que existe un marco institucional y normativo adecuado para promover el desarrollo del sector, son escasos los industriales interesados en acogerse a las ventajas que otorgan las leyes de promocion vigentes. El alto grado de informalidad en que estos desarrollan sus actividades productivas y comerciales les impide cumplir con los requisitos que la ley impone para acceder a los beneficios.

3.5. Analisis FODA de la cadena de la madera y el mueble

Con base en la informacion obtenida en las encuestas, entrevistas y bibliografia disponible, se resumieron los factores criticos del funcionamiento de la cadena de la madera y el mueble. La aplicacion del analisis FODA permitio identificar restricciones y cuellos de botella, asi como desafios y oportunidades (tabla 3).

Conclusiones y recomendaciones

La cadena foresto-industrial con origen en los bosques nativos tiene continuidad en todos los eslabones productivos; mientras que aquella con origen en las plantaciones es discontinua y se manifiesta solo en el eslabon inicial con una muy baja participacion, retomando la cadena en la segunda transformacion para la elaboracion de muebles y partes de ellos, en la cual el origen de la madera utilizada es extraprovincial.

La cadena de la madera y el mueble de Santiago del Estero posee todas las caracteristicas propias de una cadena productiva, que marcan la diferencia con las cadenas de valor: los actores son independientes, la produccion es traccionada por la oferta, la competencia esta basada principalmente en los precios, los productos elaborados son basicos y con escasa diferenciacion, la relacion entre los actores es baja y acontece de manera informal, y los flujos de informacion son escasos.

El alto grado de informalidad con el que se desarrollan las actividades productivas, asi como la fuerte cultura individualista en las conductas de los actores directos, no permite generar procesos de integracion. Se identifican debilidades y amenazas en todo el eslabonamiento de la cadena, desde la produccion hasta la comercializacion; no obstante, existen fortalezas y oportunidades para potenciar y capitalizar, tales como la capacidad industrial disponible y las posibilidades de capacitacion profesional, entre las primeras, y la vigencia de adecuadas leyes de manejo forestal y el entorno de ciencia y tecnologia propicio, entre las segundas.

Identificados los factores criticos, se deberia avanzar en la definicion de objetivos estrategicos ofensivos y defensivos de la cadena, y en el diseno de planes concertados de accion, tanto desde el interior de las empresas como desde el Estado y otras instituciones. La cooperacion entre los diferentes actores facilitaria la integracion, con lo que mejorarian el desempeno futuro y la competitividad de la cadena.

Referencias

[1] Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Superficie de bosque nativo segun el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos, 2018 [En linea]. Disponible en: http://mapas.ambiente.gob.ar/archivos/web/MapAMB/file/metadata/ley_bosques/OTBN_12012018.pdf

[2] Ministerio de Agroindustria, Inventario nacional de plantaciones forestales, 2017 [En linea]. Disponible en: http://datos.agroindustria.gob.ar/dataset/inventario-nacional-de-plantaciones-forestales-por-superficie

[3] Observatorio de la industria de la madera y el mueble (OIMYM), Actualidad de la cadena de valor foresto-industrial. Informe OIMYM, 2016 [En linea]. Disponible en: https://es.scribd.com/document/347850346/Informe-OIMyM-2016

[4] Ministerio de Agroindustria, Censo nacional de aserraderos: Informe del relevamiento censal en la provincia de Santiago del Estero. Buenos Aires: Ministerio de Agroindustria, 2017, 27p [En linea]. Disponible en: https://www.agroindustria.gob.ar/sitio/areas/ss_desarrollo_foresto_industrial/censos_inventario/_archivos/censo//000000_Provincia%20de%20Santiago%20 del%20Estero%20(Abril%202017).pdf

[5] R. Sanchez-Ugalde, Informe final de consultoria para la instalacion de un centro de capacitacion. Buenos Aires: Programa de Sustentabilidad y Competitividad Forestal, BID 2853 OC/AR, 2012, 92p.

[6] Ministerio de Produccion-UISDE, Plan Estrategico Industrial Santiago del Estero 2020. Santiago del Estero: Ministerio de Produccion, Union Industrial de Santiago del Estero, 2013, 196p [En linea]. Disponible en: http://uisde.com.ar/documentos/PEI-SE_VERSION-IMPRENTA.docx

[7] V. Cuevas-Reyes, "Analisis del enfoque de cadenas productivas en Mexico". Textual, no. 56, pp. 83-94, Jul.--Dic. 2010 [En linea]. Disponible en: http://www.chapingo.mx/revistas/textual/contenido.php?id_articulo=1260&id_revistas=2

[8] S. E. Cayeros-Altamirano, F. J. Robles-Zepeda y E. Soto-Ceja, "Cadenas productivas y cadenas de valor". Educateconciencia, vol.10, no11, pp.6-12, abr-jun. 2016 [En linea]. Disponible en: http://tecnocientifica.com.mx/educateconciencia/index.php/revistaeducate/article/view/129

[9] A. M. G. de Castro, "Analise diagnostica de cadeias produtivas". En: V. A. Hoeflich. Cadeia produtiva do negocio florestal. Curitiba: UFPR; Colombo: Embrapa Florestas, 2007, 18p [En linea]. Disponible en: http://fcf.unse.edu.ar/archivos/posgrado/Aula%2005_An%C3%A1lise%20Diagn%C3%B3stica.vh2008Tania.rev..pdf

[10] J. Federico, Analisis de diagnostico tecnologico sectorial. Madera y muebles. Buenos Aires: Secretaria de Planeamiento y Politicas, Ministerio de Ciencia, Tecnologia e Innovacion Productiva, 2013, 62p [En linea]. Disponible en: http://www.mincyt.gob.ar/adjuntos/archi-vos/000/043/0000043765.pdf

[11] G. Idigoras, Analisis tecnologicos y prospectivos sectoriales. Prospectiva tecnologica al 2025 del complejo foresto-industrial. Buenos Aires: Secretaria de Planeamiento y Politicas, Ministerio de Ciencia, Tecnologia e Innovacion Productiva, 2016, 76p [En linea]. Disponible en: http://www.mincyt.gob.ar/adjuntos/archivos/000/047/0000047562.pdf

[12] Subsecretaria de Programacion Economica (SSPE), Informes de Cadenas de Valor. Forestal, papel y muebles, Ano 1, no. 14. Buenos Aires: Subsecretaria de Programacion Economica, Ministerio de Hacienda y Finanzas Publicas, 2016, 60p [En linea]. Disponible en: www.eco-nomia.gob.ar/peconomica/docs/SSPE_Cadenas%20de%20valor_Forestal,%20papel%20y%20muebles.pdf

[13] J. Rodriguez-Zuniga, M. Gonzalez-Guillen y E. Valtierra-Pacheco, "Analisis estrategico de la cadena productiva forestal en la region de la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca" Madera y Bosques, vol. 24, no. 1, ene. 2018. doi: https://doi.org/10.21829/myb.2018.2411404

[14] A. C. Padilla-Puerta, Propuesta de formulacion de la cadena productiva forestal del Departamento de Arauca. Arauca: Universidad Nacional de Colombia, 2014, 206p [En linea]. Disponible en: http://bdigital.unal.edu.co/42017/1/7709576.2014.pdf

[15] K. Salas-Navarro, "Analisis de la Cadena de Abastecimiento del Sector Madera y Muebles de la ciudad de Barranquilla". Scientia et Technica, vol. XVI, no. 49, pp. 229-238, dic. 2011 [En linea]. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=84922625039

[16] J. L. Lima, Estudio de la caracterizacion de la cadena de produccion y comercializacion de la industria forestales: estructuras, agentes ypracticas. Santiago: ODEPA, Ministerio de Agricultura, Gobierno de Chile, 2016, 106p [En linea]. Disponible en: https://www.odepa.gob.cl/wp-con-tent/uploads/2017/12/InformeIndustriaForestal2016.pdf

[17] F. R. David, Conceptos de administracion estrategica, 12. (a) edicion. Mexico: Pearson Educacion, 2008, pp. 221-225.

[18] H. Ponce -Talancon, "La matriz FODA: alternativa de diagnostico y determinacion de estrategias de intervencion en diversas organizaciones". Ensenanza e Investigacion en Psicologia, vol. 12, no. 1, pp. 113-130, ene-jun. 2007 [En linea]. http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=29212108

[19] Subsecretaria de Programacion Economica (SSPE), Informes Productivos Provinciales. Santiago del Estero, Ano 1, no. 9. Buenos Aires: Subsecretaria de Programacion Economica, Ministerio de Hacienda y Finanzas Publicas, 2016, 36p [En linea]. Disponible en: https://www.economia.gob.ar/peconomica/dnper/fichas_provinciales/Informe_Productivo_Santiago_del_Estero.pdf

Rolando Schimpf (1) Rocio Sanchez Ugalde (2) Myriam Luduena (3) Marta Coronel de Renolfi (4)

Como citar este articulo:

R. Schimpf, R. Sanchez Ugalde, M. Luduena y M. Coronel de Renolfi, "La cadena productiva de la industria de la madera de Santiago del Estero (Argentina)", Revista

Ingenieria Solidaria, vol. 25, no.1, 2019.

Recibido: junio 5 del 2018

Aprobado: octubre 15 del 2018

Disponible en linea: enero 15 del 2019

(1) Universidad Nacional de Santiago del Estero, Santiago del Estero, Argentina ORCID: https://orcid.org/0000-0002-8116-1230

(2) Universidad Nacional de Santiago del Estero, Santiago del Estero, Argentina ORCID: https://orcid.org/0000-0001-5816-0304

(3) Universidad Nacional de Santiago del Estero, Santiago del Estero, Argentina ORCID: https://orcid.org/0000-0002-0528-6867

(4) Universidad Nacional de Santiago del Estero, Santiago del Estero, Argentina ORCID: https://orcid.org/0000-0001-9176-1689

Correo electronico: mrenolfi@gmail.com

DOI: https://doi.org/10.16925/2357-6014.2019.01.04
Tabla 1. Produccion de madera de primera transformacion en Santiago del
Estero. Ano 2015 (en [m.sup.3])

Producto   Durmientes   Varillas   Tablas   Tirantes   Otros
Volumen    16.446       5.780      3.249    764        1.091

Fuente: Ministerio de Agroindustria [4]

Tabla 2. Volumen de produccion de remanufacturas en Santiago del
Estero, ano 2015 (en [m.sup.3])

Producto                   Cantidad
Muebles                    2.534
Implementos de ganaderia     384
Pisos                         16

Fuente: Ministerio de Agroindustria [4]

Tabla 3. Analisis FUDA de la cadena de la madera y el mueble de
Santiago del Estero

Fortalezas                         Oportunidades

F1. Amplia trayectoria en el       O1. Potencial de aprovechamiento
    mercado local con suficiente       de residuos de la industria
    experiencia en la actividad
F2. Importante cantidad de         O2. Incremento de la demanda de
    empresas de la                     productos madereros por aumentos
    industria maderera                 significativos en el sector
                                       local de la construccion
F3. Capacidad instalada            O3. Posibilidades de mayor
    disponible                         diversificacion
F4. Aserraderos ubicados           O4. Posibilidades de produccion
    proximos a la materia prima        asociativa entre
                                       aserraderos y carpinterias
F5. Posibilidades de formacion     O5. Entorno institucional
    y capacitacion tecnica             concientizado con la promocion
    y profesional                      industrial
F6. Aceptable optimismo en         O6. Potencial de vinculacion
    las perspectivas futuras           intersectorial alentada por la
    del sector                         creacion de instituciones y ONG
                                       del sector
F7. Moderada integracion           O7. Alta disponibilidad de biomasa
    tecnologica                        forestal proveedora de madera
    (aserradero- carpinteria)
F8. Variedad de oferta dirigida    O8. Existencia de leyes sobre el
    a diferentes segmentos             manejo del bosque nativo e
     y nichos de mercado               implantado
F9. Elaboracion de productos       O9. Tecnologias disponibles para el
    de madera de                       manejo sustentable del bosque
    moderada calidad                   nativo
                                   O10. Adecuado entorno
                                        cientifico-tecnologico para el
                                        apoyo a la industria
                                   O11. Existencia de leyes de promocion
                                        industrial

Debilidades                             Amenazas

D1. Insuficiente capacitacion      A1. Informacion oficial y privada
    de recursos humanos,               insuficiente, dispersa y
    tanto en produccion como           divergente
    en oficios especificos
    yen gestion
D2. Escasa inversion en            A2. Alta competencia de provincias
    infraestructura                    vecinas en el
    y maquinaria industrial            mercado local de muebles
D3. Falta de ideas innovadoras     A3. Informalidad en la produccion
    para ofrecer productos con         primaria de la madera
    mayor agregado de valor
D4. Restricciones en la            A4. Competencia entre los muebles y
    produccion a escala                aberturas de madera por productos
                                       sustitutos
D5. Alto grado de informalidad     A5. Ausencia de normativas que
    del mercado que propicia           impulsen el agregado de valor en
    la competencia desleal.            origen.
D6. Dificultades en la provision   A6. Insuficientes politicas publicas
    de materia prima local             para el financiamiento de
                                       inversiones
D7. Baja calidad de la madera      A7 Falta de programas que financien
    proveniente del bosque nativo      la capacitacion y asistencia
                                       tecnica
D8. Excesivo individualismo en     A8. Adversa situacion macroeconomica
    las actuaciones
D9. Limitado acceso al credito     A9.  Escasa oferta adaptada a la
                                        demanda
D10. Escasa participacion del      A10. Bajo nivel de coordinacion en la
     sector en las licitaciones          promocion indus- trial
     de obras publicas
D11. Baja articulacion entre       A11. Falta de politicas estatales
     empresas e instituciones           para incluir al sector en las
     de I&D                             licitaciones publicas
D12. Desconocimiento
     del mercado externo

Fuente: elaboracion propia
COPYRIGHT 2019 Universidad Cooperativa de Colombia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Schimpf, Rolando; Ugalde, Rocio Sanchez; Luduena, Myriam; de Renolfi, Marta Coronel
Publication:Revista Ingenieria Solidaria
Date:Jan 1, 2019
Words:8663
Previous Article:Estrategias para la gestion integrada y sostenible del recurso hidrico en el municipio de Pauna (Boyaca)/Strategies for the Integrated and...
Next Article:Clasificacion de patologias presentes en la columna vertebral mediante tecnicas de maquinas de aprendizaje/Classification of pathologies present in...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters