Printer Friendly

La acreditacion: una forma de estandarizar la educacion.

Resumen: La acreditacion surge en los paises latinoamericanos bajo intereses claramente marcados por la coyuntura socioeconomica y politica que se empieza a gestar en los anos ochenta, en donde la mundializacion de las actividades exige respuestas globales a las diversas acciones humanas. La educacion superior, en ese contexto empieza a enfrentar una serie de demandas que resignifican su quehacer y una de ellas es la necesidad de realizar procesos de autoevaluacion y autorregulacion conducentes a la acreditacion.

En la presente ponencia se analizan los origenes, intenciones e intereses que impulsan procesos conducentes a la acreditacion, en los sistemas de educacion superior de los paises latinoamericanos. Como proceso politico educativo, la evaluacion esta marcada por intenciones e intereses que senalan un determinado camino para la accion educativa y, en ese sentido, se apuntan tambien algunos rasgos hegemonicos tendientes a homogenizar la educacion superior de los paises latinoamericanos. Asi mismo se analiza tanto el discursos de la calidad como los criterios de genealogia fabril que de ahi se derivan y que se encuentran orientando algunos procesos evaluativos. Se concluye con una reflexion entorno a un concepto de calidad por construir, considerando para ello nuestro deber hacia el fortalecimiento del desarrollo integral de nuestras sociedades.

El inicio de la acreditacion

Desde finales del siglo XIX y hasta la decada pasada, la acreditacion fue una actividad exclusiva de los Estados Unidos, que se desarrollo por un interes nacional, interno, contrario a lo que ha sucedido en Latinoamerica en donde ha surgido en el marco de la homogenizacion de la educacion superior, como parte de los procesos de globalizacion que enfrentamos. La acreditacion surge en Estados Unidos ante la iniciativa de las asociaciones profesionales --como en el caso de Medicina-- por regular la calidad de las instituciones educativas y calificar las carreras, y ante la necesidad social de facilitar la ubicacion universitaria de gran cantidad de estudiantes que se trasladaban de una region a otra.

En nuestros paises latinoamericanos, no es sino hasta la decada de 1980 en que empezamos a hablar de acreditacion, en una coyuntura sociohistorica y economica particular. Fue en esa decada cuando pasamos de la concepcion del Estado de bienestar, benefactor y proteccionista, que avalaba una educacion democratica y pluralista, a enfrentar en los 80, un periodo de aguda recesion economica ocurriendo ademas un retroceso de los logros que en materia de desarrollo social se habia alcanzado. Se pasa entonces del estado benefactor al estado neoliberal y desde esta ultima perspectiva se busca disminuir el "tamano" del mismo, fortalecer las reglas de la oferta y la demanda dentro de una racionalidad economica y se enfatiza el manejo de la ciencia y la tecnologia, para obtener el ansiado desarrollo. La crisis economica repercute en la educacion superior y en este sentido, como lo indica Rodriguez, (1995) los sistemas universitarios en America Latina resultaron receptores de una diversidad de presiones y nuevas demandas cuya confrontacion establecio las orientaciones y los limites de las estrategias que se adoptaron en los ochentas. (P. 16)

Es en la decada de los ochenta cuando se empieza a tildar de ineficiente a la universidad publica, a cuestionar el apoyo de fondos estatales para la educacion terciaria y a impulsar, como positivos, aquellos intentos de agilizar y promover una educacion superior tecnocratica que permita la incorporacion rapida y eficiente de los graduados al mercado laboral.

Por esa epoca tambien empiezan a proliferar, en el nivel latinoamericano, las universidades privadas que florecen sin control en toda la region. Este fenomeno no es casual sino que obedece a la necesidad de responder a un mercado laboral de manera rapida, con carreras de enfoque eficientista, atendiendo ademas un deseo generalizado en la poblacion de obtener un titulo universitario el cual, en epocas pasadas posibilito el avance en la escala socio-economica, situacion que no necesariamente ocurre en la actualidad. Para los gobiernos, enfrentados a problemas financieros, la proliferacion de universidades privadas significo un respiro a las demandas crecientes de una poblacion en aumento que presionaba por alcanzar la educacion superior.

La decada de los 90, nos enfrenta a una serie de procesos de internacionalizacion y de integracion economica, social, politica y cultural que se han cobijado bajo el nombre de "globalizacion" y que han impactado todos los ambitos, en especial el economico y el cultural. Ante la "globalizacion" la educacion cobra un papel estrategico para el desarrollo de los paises, pero ademas, como parte de esas tendencias, tambien se busca uniformidad en los sistemas educativos, educacion eficiente y que responda agilmente a los intereses del mercado, y se agudiza la necesidad de establecer mecanismos que agilicen el transito de profesionales y la equiparacion profesional entre paises, atendiendo a demandas de nuevos tratados comerciales como los del Libre Comercio.

En los ultimos anos, especialmente a partir de la decada de los noventa, se ha venido promocionando en nuestra region latinoamericana, el interes por establecer sistemas de acreditacion para la educacion superior que den fe del funcionamiento de los programas y las instituciones. Paralelamente ademas, se menciona la necesidad de abordar la calidad de la educacion y se enfatiza el hecho de que, sin un proceso de autoevalaucion que culmine con una acreditacion, no sera posible obtener la calidad de la educacion necesaria para incursionar adecuadamente en un mercado laboral en el marco de la globalizacion.

Este enfasis en la acreditacion, por lo tanto, no es un elemento que se incorpora a la educacion superior de forma ingenua sino que es provocado por un cambio en las relaciones de la universidad con la sociedad y el estado, asi como por la reestructuracion de la economia mundial, la influencia de las corporaciones transnacionales, la revolucion tecnologica y de las comunicaciones, y el fortalecimiento de una integracion regional no solo en terminos economicos sino tambien sociales y culturales.

La acreditacion ha surgido en nuestros paises en un tejido de fuerzas economicas, sociales y politicas que conviene considerar para no caer unicamente en posiciones reactivas ante lo que sucede. El analisis critico de la acreditacion implica una comprension de la educacion como procesos sociohistorico y politico, y la posibilidad de construir formas alternativas para participar, reflexivamente en los procesos evaluativos, sean estos conducentes o no, a la acreditacion, considerando asi nuestras necesidades e intereses nacionales y sin perder de vista el aporte que la educacion superior debe brindar al desarrollo integral de los pueblos.

?Que entendemos por acreditacion?

La acreditacion es un estado otorgado a una institucion educativa o a un programa que se considera ha satisfecho o superado los criterios establecidos de calidad educativa (New England Association of Schools and Colleges).

"se basa, normalmente, en la verificacion de los resultados del autoanalisis o autoevaluacion que realiza una institucion. Esta verificacion es hecha por un organismo acreditador externo, de acuerdo con normas establecidas y el cual es reconocido por las instituciones incorporadas al sistema, quienes aceptan acogerse a el" (CINDA, 1993, p. 24).

Estos conceptos evidencian aspectos fundamentales de la acreditacion, conforme se percibe actualmente:

* La verificacion de resultados. Se habla de la necesidad de rendir cuentas, demostrar que se hace un uso adecuado de los recursos asignados y de ofrecer evidencias sobre el cumplimiento de las demandas impuestas a la institucion de educacion superior por la sociedad.

* Autoanalisis o autoevaluacion. Las instituciones que se aboquen a un proceso conducente a la acreditacion realizan un proceso interno de evaluacion, considerando para ello los factores, criterios de calidad, indicadores y pautas que establezca el ente acreditador.

* Un organismo acreditador externo. Una institucion no puede autoacreditarse sino que debe rendir cuentas ante un organismo al cual las universidades han decidido incorporarse voluntariamente.

* Normas establecidas. Existen una serie de elementos previamente establecidos que enmarcan el proceso de evaluacion interna y que evidencian si la institucion (o el programa) es acreditable.

Se menciona que el proceso de autoevaluacion para la acreditacion es voluntario pero al respecto es necesario recordar que en algunos paises (Chile, Mexico) la obtencion de la acreditacion condiciona el financiamiento de programas academicos (investigacion o apoyo docente).

Etapas de la acreditacion

A grandes rasgos, un proceso conducente a la acreditacion considera las siguientes etapas:

1. Evaluacion interna de la institucion o programa, de acuerdo con las normas establecidas por el ente acreditador.

2. Preparacion de un informe el cual es sometido al ente acreditador.

3. Visita de un equipo de colegas educadores (pares externos) para comprobar los resultados de la evaluacion interna que se expresan en el informe.

4. Preparacion y discusion del informe por parte de los pares e implementacion de acciones (otorgamiento de la acreditacion o planteamiento de aspectos por mejorar.

La acreditacion persigue dos propositos fundamentales que son:

* Asegurar la calidad de la institucion o del programa (otorgada por el ente acreditador).

* Fomentar el mejoramiento de las instituciones o programas mediante planes de autorregulacion interno que permitan corregir aspectos detectados como limitantes o contrarios al buen funcionamiento de la institucion o programa y por el establecimiento de evaluaciones periodicas, ya que la acreditacion no es una condicion permanente sino que es dada por un periodo definido (3 a 5 anos).

?Como se esta desarrollando la acreditacion de instituciones de educacion superior en Costa Rica?

En nuestro pais, como en otros paises latinoamericanos, la acreditacion ha tomado fuerza impulsada fundamentalmente por las siguientes razones:

--La rendicion de cuentas.

--La busqueda de la calidad de los servicios que brinda la universidad.

--Los tratados de Libre Comercio.

--El caotico desarrollo de universidades privadas.

1. Rendicion de cuentas: Con respecto a la rendicion de cuentas, se aduce que la acreditacion es una forma de mostrar como y en que se invierten los recursos asignados a las universidades publicas. A la vez, existe la necesidad social y laboral de establecer formas mediante los cuales las instituciones se vean obligadas a aportar evidencias con respecto a la formacion que reciben sus estudiantes y a la preparacion de sus profesionales.

2. La busqueda de la calidad: La calidad es un termino que se popularizo en la industria, a partir de los anos 50 con la incorporacion del "Control Total de Calidad" a la administracion empresarial. En este ambito, es factible reconocer las caracteristicas de un producto de calidad pero, al trasladar el concepto a la esfera educativas, encontramos la imposibilidad de reducir los procesos simbolicos que subyacen el proceso educativo a magnitudes y resultados observables. Las instituciones de educacion superior han hecho un esfuerzo por ubicar indicadores de calidad que se ajusten a su naturaleza sui generis y asi han incorporado a la evaluacion, criterios para estimar esa calidad pensada en terminos empresariales, tales como: Pertinencia, eficiencia, eficacia, efectividad, relevancia, universalidad, equidad, transparencia, entre otros, pero han quedado por fuera otros criterios importantes tales como igualdad, solidaridad, bien comun.

3. Los tratados de libre comercio y la movilidad de profesionales: Los tratados de Libre Comercio requieren que los graduados procedan de programas acreditados por agencias no gubernamentales y en ese sentido estan ejerciendo una presion para que los estados busquen estandares sustancialmente equivalentes. Por su parte, la movilidad profesional --dentro y fuera de esos tratados-- obliga a que las carreras tengan estandares equiparables.

4. Orden a la proliferacion de instituciones de educacion superior privada: Finalmente, con respecto a la necesidad de poner orden a la proliferacion caotica de instituciones de educacion superior privadas, varios paises de la region incluyendo el nuestro, han buscado en la acreditacion una forma de estimar la calidad de esas instituciones. En Costa Rica, las instituciones de educacion superior han crecido en forma desmedida. Por espacio de diez anos, de 1975 a 1985 la UACA fue la unica institucion privada en el pais. De 1985 a 1993, en ocho anos, se crearon 19 mas. De 1994 a 1997, en tres anos se adicionaron 26 mas y hoy hay mas de 50. El CONESUP, que es el organo encargado de controlar la apertura y funcionamiento de esas instituciones, se ha declarado incapaz de hacerlo por falta de personal y de recursos, y la Sala Cuarta ha dictaminado a favor de la libertad de ensenanza con lo que los controles son casi nulos. La acreditacion se ha visto como una forma de que esas instituciones den fe de la calidad de sus servicios.

Consideraciones para una lectura critica de la acreditacion

Asociado al enfoque administrativo del control total de calidad, la autoevaluacion y autorregulacion se conciben como formas necesarias para organizar y corregir los procesos educativos bajo un concepto de educacion en donde las relaciones sociales se ven en forma individual, particular y descontextualizada. Como menciona Da Silva (1997), surgen en la educacion intenciones de control y autocontrol, de regulacion y autorregulacion en donde los procesos educativos se organizan en torno al mercado y a los objetivos y valores de la empresa capitalista. La idea de la autoevaluacion como proceso participativo, de libre eleccion, de autodeterminacion es erosionada al establecerse previamente mecanismos de contencion y de control que guian los procesos evaluativos. Por decirlo de una forma grafica, la cancha esta marcada, las reglas del juego estan establecidas, pero los jugadores tienen la oportunidad de evidenciar en el juego el estilo que deseen ...

Dentro de esos procesos de control evaluativo florecen en todo Latinoamerica los sistemas de acreditacion que pretenden evidenciar los procedimientos con que cuenta cada pais para determinar y asegurar la calidad de sus instituciones o programas de formacion profesional o tecnica. En este aspecto de asegurar la calidad todos podemos estar de acuerdo, pero sin embargo, es necesario situar el problema en sus justos terminos.

Baste un analisis de las publicaciones del Banco Mundial para comprender que existe un claro interes por la homogeneizacion educativa, mediante sistemas de control a traves de la evaluacion. La publicacion de La ensenanza superior: Las lecciones derivadas de la experiencia (Banco Mundial, 1995) senala la crisis de las instituciones de educacion superior en el nivel mundial evidenciada en una serie de problemas y limitaciones. El informe mencionado indica que esta crisis tuvo efectos graves, especialmente para los paises en desarrollo, en donde las limitaciones presupuestarias y el aumento en la demanda se tradujo en hacinamiento, deterioro de la infraestructura, falta de recursos y disminucion de la calidad de la ensenanza y las actividades de investigacion.

Ante esta situacion, el Banco Mundial propone cuatro enfoques basicos para la educacion superior que tienen que ver con: Una mayor diferenciacion entre instituciones de educacion superior, incentivos para que las instituciones publicas diversifiquen sus fuentes de financiamiento, la redefinicion del papel del Estado en la educacion superior, y la introduccion de politicas que busquen el logro de los objetivos de calidad y equidad. De esta forma, la solucion a los problemas de la educacion superior en el tercer mundo se aisla de otros aspectos que la afectan y que se relacionan con las desigualdades existentes en y entre los paises, provocadas por el nuevo orden mundial centrado en los intereses y en los vaivenes del mercado internacional. A su vez, la consideracion de diversificar las fuentes de financiamiento conlleva el predominio de fuerzas foraneas a la universidad, las cuales, al financiar proyectos, son capaces de mantener el control de determinados asuntos universitarios.

Los problemas de control y mejoramiento de la calidad continuan siendo parte de la agenda de organismos internacionales y baste una mirada a las paginas WEB para damos cuenta de la cantidad de redes, periodicos y boletines internacionales que buscan examinar cuestiones relacionadas con el control de calidad, dentro de una concepcion pragmatica de la universidad en donde la educacion superior es juzgada en terminos de productos y de la contribucion que aporte al desarrollo nacional. Como menciona Gibbons la calidad de la educacion superior debera considerar una serie de criterios que van mas alla del tradicional quehacer institucional. De esta forma,

"Ademas del criterio del interes intelectual y su interaccion, se plantean otras interrogantes: si se encuentra una solucion, ?sera competitiva en el mercado? Sera eficaz en funcion de sus costos? ?Sera aceptable socialmente? ... Se esta estudiando una variedad mucho mayor de factores en el marco de los procedimientos de control de calidad que actualmente se encuentran en gestacion. Las universidades no podran insistir en favor de criterios que reflejan unicamente sus intereses intelectuales; seran, en cambio, uno de entre tantos otros actores y el reto para ellas sera lograr que sus legitimos intereses sobrevivan el proceso de negociacion" (Gibbons, citado por El-Khawas, et al., 1998: 12).

?Que intenciones guardan esos procesos de evaluacion para el control de la calidad universitaria? Se menciona por ejemplo, la necesidad de contar con listas de instituciones clasificadas, de acuerdo con indicadores de calidad, por region, pais e inclusive a nivel mundial, en cuanto a una gama de misiones de conocimiento. O bien, la necesidad de acelerar la transicion de una labor centrada en el contexto a una centrada en el aprendizaje para lo cual se hace necesario "adoptar decisiones sobre los objetivos de aprendizaje que deberan evaluarse y sobre las pruebas indicadoras del logro de dichos objetivos" (El-Khawas et al.; 1998:16), lo cual conlleva a una evaluacion de productos. Y tambien estos autores mencionan la necesidad de establecer metodos de convalidacion de titulos para la movilidad de estudiantes.

El interes por crear sistemas de autoevaluacion y autorregulacion surge, en nuestro pais como procesos necesarios para preparamos para la acreditacion. Sin embargo, es conveniente recordar que dichos procesos estan sostenidos por intereses claros tendientes a homogenizar la educacion superior. Estamos ante la "educacion transnacional" la cual se ampara por los tratados de libre comercio y por otros espacios de la globalizacion economica que promueven el aseguramiento de la calidad educativa, de acuerdo con las nuevas reglas del mercado globalizado.

Como se menciona en las paginas WEB del Center for Quality Assurance in International Higher Education (CQAIE) (www.cqaie.org/transnational.htm), el mercado global y las nuevas tecnologias estan contribuyendo a la rapida globalizacion de la educacion superior y por lo tanto es necesario que la fuerza profesional que preparen esas instancias sea "internacionalizable" y capaz de producir en un ambiente global. En este sentido se busca el aseguramiento de la calidad tanto en la formacion como en la practica profesional, de acuerdo con las fuerzas que reconfiguran la comunidad global mediante sistemas aceleradores del proceso como los tratados multinacionales de comercio y las nuevas tecnologias, los cuales fortalecen un nuevo paradigma para las profesiones en donde ya no cabe preguntarnos "por que debemos globalizarnos" sino "como debemos globalizarnos". El CQAIE recomienda, a las universidades globalizadas, lo siguiente:

--Identificar los paises en donde sus miembros pueden realizar practicas profesionales.

--Facilitar el acceso de profesionales internacionales a espacios de practica local.

--Asegurarse de que sus programas de educacion superior sean de clase mundial y puedan llenar los estandares internacionales.

--Proteger a los consumidores al mismo tiempo que se mantiene la calidad de la educacion superior y la practica.

--Se recomienda, en resumen, aclarar y tomar en consideracion las nuevas reglas del mercado global (1).

En los ultimos anos, la relacion universidad, sociedad y Estado ha cambiado en medio de la reestructuracion de la economia mundial, la influencia de las corporaciones transnacionales, la revolucion tecnologica y de las comunicaciones y la integracion regional en terminos economicos, sociales y culturales. La evaluacion se nos presenta como forma de control y unica solucion para "ajustar" el sistema universitario a las actuales politicas economicas neoliberales al considerar, en el analisis de la calidad universitaria, indicadores de caracter neofuncionalistas, eficientistas, cortoplacistas y rentables. La claridad del uso de la acreditacion se empieza a dibujar en el contexto de los tratados de libre comercio, como comentabamos anteriormente, pues las disposiciones de esos tratados enfatizan la necesidad de "establecer criterios objetivos para la autorizacion del libre transito de servicios profesionales, centrados en requisitos de educacion, experiencia, evaluacion y etica" (Lemaitre, 1999 p. 244).

De esta forma, en los albores del siglo XXI el sentido de la educacion se vuelca hacia una perspectiva productivista que coloca al empleo como punto central del fin educativo y en la decada de los anos 90 vemos la consolidacion del pensamiento global de la educacion que se basa en la libre competencia y la libre empresa, desde la perspectica neoliberal. Este aspecto ha entrado en contradiccion con la funcion social de la educacion en general y de la educacion superior en particular, en donde se busca la preparacion de profesionales para las transnacionales, mediante empleos puntuales y especificos que desestiman aquellos aspectos que no contribuyan a la dinamica laboral del quehacer transnacional. (Diaz, 1995).

Los nuevos significados que sustentan los discursos mencionados evidencian una cultura evaluativa en construccion que privilegia la normalizacion, la estandarizacion, la prescripcion de lo correcto de acuerdo con los intereses transnacionales.

En los terminos expuestos, la homogenizacion de la educacion puede entonces llevarnos a reaccionar en el presente y a construir un futuro desde la perspectiva e intereses de los grupos privilegiados y poderosos. Los intereses por crear sistemas de acreditacion deben ser analizados con cuidado pues subyacen ahi intenciones por uniformar la cultura y sustraerla del tejido politico que la nutre y la conforma, desdibujando asi, --mediante la educacion-- las diferencias, los intereses y las identidades nacionales. En este marco, la pedagogia llega a ser considerada como un cuerpo de conocimientos que ha sido previamente definido por entes foraneos y nos conduce a una educacion no problematizadora, en tanto que obedece a canones externos. No hay espacio entonces para cuestionar las contradicciones nacionales e internacionales que estan provocando inequidades, injusticias, desigualdades cada vez mas profundas pues, la practica pedagogica se asila de los procesos politicos y culturales, y por lo tanto quedan por fuera la consideracion de las relaciones asimetricas de poder que promueve la globalizacion economica.

Por su parte, la evaluacion y la acreditacion, si son tejidas alrededor de los discursos de calidad, rendicion de cuentas y autorregulacion, nos conducen a la consolidacion de una educacion superior definida (y juzgada) con parametros que fortalecen fundamentalmente los intereses transnacionales y la globalizacion economica. No son por lo tanto, procesos ingenuos.

?Como podemos pensar la acreditacion desde nuestro contexto?

No podemos sustraernos del acercamiento de las distancias, ni de la evolucion de tecnologia que ha permitido la agilidad, universalidad y enriquecimiento de la comunicacion y del conocimiento. Tampoco podemos aislamos de los procesos de integracion regional ni negarle la oportunidad, a nuestros profesionales, de que ejerzan en espacios sin fronteras. Por lo tanto, hoy mas que nunca tenemos la obligacion de pensar una educacion que permita fortalecer el desarrollo integral de nuestras sociedades. La educacion, como disciplina social, no puede verse aislada del contexto socio-politico, historico y economico en donde se enmarca y, en este contexto, la evaluacion y la acreditacion educativas debemos pensarlas tambien, como formas de fortalecer la educacion que permita fortalecer --de manera equitativa e igualitaria-- a nuestras sociedades.

Es posible asumir los procesos evaluativos conducentes a la acreditacion de una forma reflexiva pues, como proceso politico educativo, la evaluacion --mediante los criterios y los diferentes medios-- es capaz de silenciar, promover, posibilitar, negar, afirmar, consolidar, retar, unas voces u otras. De esta forma, desde una perspectiva critica, requerimos abrir espacios para incorporar, en la evaluacion, el analisis de aspectos tales como los siguientes:

--?Como pensamos la universidad publica desde nuestro contexto local?

--?Como fomentamos un mundo en donde quepamos todas y todos y, en ese contexto, que tipo de universidad nos conviene promover?

--?Cual es la relacion que se busca entre la universidad y la sociedad civil y como trascendemos la tendencia actual de fortalecer una clara relacion universidad-mercado?

--?Que idea de educacion superior necesitamos para enriquecer el desarrollo humano y trascender el concepto del capital humano como inversion?

--?Como enriquecer la pluralidad de los saberes, por encima de las fuerzas hegemonicas que impulsan la tecnocracia y el saber comercializable?

--Y si queremos buscar una educacion de calidad dentro de un marco de la universidad humanista, como concebimos esa calidad?

Estas y otras interrogantes podrian guiar una discusion en tiempos en donde la acreditacion transita por el camino de los productos medibles y los cuantificables, como aproximacion academico-tecnica con pretensiones de objetividad valorativa.

Nota

(1.) Traduccion libre de las paginas WEB: http://www.cqaie.org/transnational.htm

Referencias bibliograficas

Asociacion de escuelas e instituciones de ensenanza superior de Nueva Inglaterra, Inc. (New England Association of Schools and Colleges, Inc.). Manual provisorio de evaluacion. Uso interno. (mimeogr.). 1993.

Banco Mundial. La ensenanza superior: Las lecciones derivadas de la experiencia. (Publicacion ISBN 0-8213-2773-9). Washington, D. C.: Banco Mundial. 1995.

Brunner, J. J. Experiencias latinoamericanas: El caso chileno. En H. M. Vessuri (Ed.), La evaluacion academica. (Vol. 2, pp. 37-49). Paris: UNESCO. 1993.

Center for Quality Assurance in International Higher Education (CQAIE). (www.cqaie.org/transnational.htm), 2001.

CINDA. Acreditacion universitaria en America Latina. Antecedentes y experiencias. Mexico: ANUIES-OUI. 1993.

Da Silva, T. T. "El proyecto educativo de la nueva derecha y la retorica de la calidad total". En: Apple, M. W. Cultura, politica y curriculo. Ensayos sobre la crisis de la escuela publica. Buenos Aires: Editorial Losada, S. A. 1997.

Diaz B., Angel. Empleadores de universitarios. Un estudio de sus opiniones. Mexico: Universidad Nacional Autonoma de Mexico, Centro de estudios sobre la Universidad. 1995.

El-Khawas, E., DePietro-Jurand, R. & Holm-Nielsen, L. El control de calidad en la educacion superior: Avances recientes y dificultades por superar. (www.worldbank.org/education/tertiary/quality.html). 1998.

Gurdian, Alicia. La acreditacion universitaria en Centroamerica y el Caribe en el contexto mundial. Latin American Studies Association XIX Internatiohal Congress. Washington, D.C., 28-30 September, 1995. (Mimeografiado). 1995.

--. "Ayer y hoy de la evaluacion academica institucional en la Universidad de Costa Rica: Una propuesta." En: Septimas jornadas de evaluacion en la educacion superior. Chile: Instituto de Educacion, pp. 17-39. 1994.

Jofre, A. La universidad en America Latina: Desafios y estrategias para las proximas decadas. Cartago: Editorial Tecnologica de Costa Rica. 1994.

Kells, H. R. Procesos de autoevaluacion. Una guia para la autoevaluacion en la educacion superior. Peru: Pontificia Universidad Catolica del Peru. 1997.

Lemaitre, M. J. "Acreditacion: una experiencia de aprendizaje y el diseno de un nuevo sistema. El caso de Chile y el Consejo Superior de Educacion". En: L. Yarzabal, A. Vila y R. Ruiz (Editores). Evaluar para transformar. (Pp. 199-276). Venezuela: IESALC/UNESCO. 1999.

Rodriguez G., Roberto. "A donde va la universidad latinoamericana?". En: J. E. Esquivel (Coordinador). La Universidad hoy y manana. Mexico: Universidad Nacional Autonoma de Mexico, Centro de Estudios sobre la Universidad / Asociacion Nacional de Universidades e Instituciones en Educacion Superior (ANUIES). 1995.

Worthen, B. R. y Sanders, J. R. Educational evaluation: Alternative approaches and practical guidelines. New York: Longman. 1987.

Alicia Vargas Porras: Licenciada en Administracion Educativa. Doctora en Educacion. Cargos actuales: Docente de la Escuela de Administracion Educativa, Universidad de Costa Rica. Docente Investigadora, Departamento de Investigacion y Evaluacion Academica, Centro de Evaluacion Academica, Universidad de Costa Rica. Principales cargos ocupados anteriormente: Coordinadora de Docencia de la Escuela de Administracion Educativa de la Universidad de Costa Rica. Directora de la Escuela Interamericana. CATIE, Turrialba. Publicaciones recientes: "Adquisicion del pensamiento. Una aproximacion a la epistemologia propuesta por Jean Piaget y Fritjof Capra". En Revista Educacion. San Jose, Costa Rica. Vol. 22(2), 1998. Bolanos Carolina, Vargas Alicia, Velasquez Leda M., y Washburn Jimmy. "Una aproximacion diferente a la evaluacion de la Formacion Humanistica". Ponencia presentada en el Congreso Internacional de Humanidades. Heredia, Costa Rica: Universidad Nacional, agosto 1997. Vargas Alicia "Evaluacion y Acreditacion en Instituciones de Educacion Superior: Apuntes para una fundamentacion conceptual". Trabajo elaborado como documento de consulta en el I Curso Taller Centroamericano "Criterios, Indicadores y Estandares de Calidad de la Educacion Superior". Taller celebrado en Coronado, Costa Rica del 2 al 11 de febrero de 1997 por el Consejo Superior Universitario Centroamericano CSUCA. Vargas Alicia "Globalizacion, capital humano y educacion". En Reflexiones. San Jose, Costa Rica. No. 52, noviembre 1996. Gurdian Alicia, Coto Olga M. y Vargas Alicia "Tendencias de graduacion en la Universidad de Costa Rica, 1980-1990". Universidad de Costa Rica, Vicerrectoria de Investigacion, IMEC-IICE. CEA. 1993. Vargas Alicia "Lineamientos para la elaboracion de perfiles profesionales". San Jose, Costa Rica: Oficina de Publicaciones de la Universidad de Costa Rica. 1992.
COPYRIGHT 2002 Universidad de Costa Rica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2002 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vargas Porras, Alicia
Publication:Educacion
Date:Jul 1, 2002
Words:5187
Previous Article:El proceso de autoevaluacion y autoregulacion de la Sede del Atlantico de la Universidad de Costa Rica: una mirada a la opinion de sus participantes...
Next Article:Presentacion.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters