Printer Friendly

La accion concertada de la Comunidad Internacional para la proteccion del patrimonio cultural en conflictos armados: Mali como paradigma.

The concerted action of the international community for the protection of cultural heritage in armed conflicts: Mali as a paradigm

Consideraciones previas

El abrupto final de la primera fase de la guerra en Libia, propiciado por la intervencion militar occidental liderada por Francia y el Reino Unido -e ironicamente legitimada bajo el, aparentemente positivo, por humano, principio de responsabilidad de proteger (1) sobre el que se fundamenta expresamente la resolucion 1973 (2011), de 17 de marzo, del Consejo de Seguridad que autorizo en ese pais el uso de la fuerza coercitiva (2)--, ha traido no pocas consecuencias negativas a la cuenca del Mediterraneo, al Sahara y al Sahel. Entre ellas, la guerra en Mali.

En efecto, Mali--Estado surgido del proceso de descolonizacion de la mano del principio uti possidetis inris (3) en 1960, con grandes carencias en su (falta de) desarrollo economico y social, asi como con una profunda desestructuracion de origen por la falta de cohesion entre las distintas regiones que lo conforman y, sobre todo, entre los diferentes pueblos que lo habitan (4)- -ha venido experimentando desde entonces sucesivas rebeliones tuaregs, en el Norte, que siempre han pretendido una mayor autonomia de Bamako, cuando no la independencia (5). Sin embargo, la rebelion que se inicio en enero de 2012 superara en gravedad a las anteriores tanto cuantitativamente--por el numero de victimas y danos producidos--como cualitativamente--al incluir, junto a, o ademas de los tuaregs, a grupos terroristas islamistas, presentes en la region del Sahel desde algunos anos antes, lo que convertia a Mali en un conflicto interno con claras consecuencias regionales e internacionales--(6).

Asi, la irrupcion armada a partir del 17 de enero de 2012 del Movimiento Nacional por la Liberacion de Azawad (MNLA)--movimiento nacionalista tuareg laico, que fue creado en Tombuctu en octubre de 2011 a partir de movimientos tuaregs de oposicion al gobierno de Bamako y conformado por soldados tuaregs fuertemente armados, bregados en la guerra y muy capaces, provenientes de Libia una vez derrocado Gadafi (7)--, de un lado; junto a la actuacion, de otro y sin coordinacion con el anterior, de Ansar Dine--grupo tuareg, pero de raiz yihadista salafista--y sus aliados, los grupos terroristas Al Qaeda en el Magreb Islamico (AQMI) y su escision, el Movimiento para la Unidad de la Yihad en el Africa del Oeste (MUYAO), llevaron a la rapida conquista de las regiones del Norte y Centro de Mali. Asi, entre el 30 de marzo y el 2 de abril de 2012 las regiones de Kidal, Gao y Tombuctu, con sus capitales, fueron ocupadas completamente por los rebeldes del MNLA y los grupos terroristas mencionados, que se enfrentaron entre si, expulsando estos ultimos al MNLA de las ciudades (8).

El colapso del regimen de Bamako se completo con las desavenencias en el gobierno y ejercito de Mali, que se tradujeron en el golpe de Estado de 22 de marzo de ese ano. Con ello, la conversion de Mali en un verdadero Estado fallido y, mas aun, el peligro cierto de la conquista completa del mismo por los grupos terroristas vinculados a Al Qaeda tomaba fuerza. Ello llevo a la intervencion internacional que, tras no pocas dudas, acabo por tomar forma en enero de 2013 a traves de la intervencion militar de Francia--Operacion Serval--que detuvo el avance de los grupos terroristas hacia Bamako y permitio la recuperacion de las provincias de Tombuctu, Gao y Kidal en las semanas siguientes (9).

Sin embargo, a lo largo de los meses de 2012 en que Tombuctu, Gao y Kidal estuvieron en manos de los grupos salafistas Ansar Dine, AQMI y MUYAO sus lideres procedieron a decidir, ordenar y llevar a cabo la destruccion de gran parte del patrimonio cultural y religioso de dichas ciudades, en gran parte declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Asi, Tombuctu fue incluida en la Lista del Patrimonio Mundial en 1988 (10), mientras que la Tumba de Askia, sita en Gao, lo fue en 2004 (11).

Se trataba de un nuevo caso, uno mas, de la politica--en el sentido propio del elemento incluido en el tipo de crimen de lesa humanidad (12), solo que aqui los destinatarios directos del ataque no son la poblacion civil sino los bienes culturales--de destruccion del patrimonio que, iniciada en marzo de 2001 por los talibanes en Afganistan con la destruccion, entre otros bienes culturales, de los conocidos Budas de Bamiyan, ha venido repitiendose alla donde los grupos armados fundamentalistas islamistas lograban tomar el control efectivo de un territorio con bienes culturales y/o religiosos: Mali en 2012, Siria, Irak y Libia a partir de la autoproclamacion del Estado Islamico en 2014.

Politica--que no actuacion irreflexiva, meramente refleja o compulsiva, ni nihilista--pensada y aplicada de forma sistematica con una logica clara y bien definida que responde a la voluntad de acabar con los bienes culturales y/o religiosos ajenos y/o desviados de la interpretacion fundamentalista-salafista del Islam que tienen dichos grupos sunies wahabies (13); calificandolos como infieles, los primeros, o hereticos, los segundos. Con ello, tratan de imponer su vision a las futuras generaciones, borrando el pasado--Budas de Bamiyan, Palmira ...--o, incluso, como en Tombuctu, el presente cultural y religioso de los pueblos que dominan (14) con la intencion de imponer por la fuerza su ideologia y dominar la poblacion (15).

Y es que el patrimonio, los bienes culturales y/o religiosos no son meros objetos materiales con un mayor o menor valor economico, un lujo a ser preservado unicamente para el disfrute del turismo cultural. En palabras de Fatou Bensouda, Fiscal de la Corte Penal Internacional:

<<Culture is who we are. Our ancestors created paintings, sculptures, mosques, temples and other forms of cultural possessions all around us. They put their hearts and souls into the creation of such cultural heritage so that it represents the cultural identity of their times, and is passed on for the benefit of future generations.

Indeed, this cultural heritage shapes the spirit and identity of our own generation and of generations to come. With the passage of time, they become archetypes of social memory from which individuals shape their identity and grow. (...) our cultural heritage is not a luxury good. Our cultural heritage is a vital instrument of human development.

To protect cultural property is to protect our culture, our history, our identity, and our ways of expressing faith and practicing religion for current and future generations. We must protect our common heritage from desecration, ravages and the long-term effects of such destructive acts>> (16).

Pero es que, ademas, los efectos negativos de su destruccion no se detiene en lo indicado, por grave y decisivo que sea; sino que, como afirma la UNESCO en su Estrategia para el refuerzo de la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura y promocion del pluralismo cultural en caso de conflicto armado: <<El aumento de los ataques deliberados contra el patrimonio cultural registrado en los ultimos diez anos ha estado ligado a una estrategia de extremismo violento que utiliza la destruccion deliberada y sistematica de la cultura como arma de guerra (...). Esta forma de denegacion polifacetica de la cultura y la diversidad cultural (...) tambien pone de manifiesto que la destruccion del patrimonio cultural es mucho mas que una tragedia cultural y ha pasado a convertirse en una cuestion de seguridad (17), y por que la proteccion de la cultura no se puede desvincular de las operaciones humanitarias y ha de ser un elemento clave de cualquier estrategia de paz>> (18).

Por todo ello, para evitar la destruccion del patrimonio cultural y religioso de un pueblo--que es, ademas y por ello, de toda la Humanidad--, y con ello del pueblo mismo, pero tambien para consolidar la paz futura en situaciones de conflicto armado, la Comunidad Internacional ha tratado de actuar a favor de la preservacion del patrimonio cultural, en especial, en conflictos armados, cuando mas expuesto esta. Sin embargo, debemos reconocer que los resultados hasta el momento no han sido los deseables. Es mas, como hemos indicado, los bienes culturales estan pasando a ser considerados por algunos grupos en armas como objetivos en si mismos, a destruir dentro de su perversa logica de imposicion ideologico-religiosa, que bien podriamos calificar, con Irina Bokova, como una verdadera 'limpieza cultural' (19).

Es precisamente en este descorazonador contexto en el que, por primera vez, se ha producido la actuacion concertada y decidida de la Comunidad Internacional para la proteccion del patrimonio cultural en un pais en situacion de conflicto armado: en Mali el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la UNESCO y la Corte Penal Internacional han mostrando su capacidad de responder a los graves desafios que en esta materia afronta la Humanidad y han demostrado que con voluntad politica y actuacion conjunta y coordinada se puede proteger, reconstruir y conservar eficazmente el patrimonio de un pueblo; que es proteger, reconstruir y conservar la identidad del pueblo mismo y, en definitiva, de la paz de las personas que lo conforman.

1. La actuacion de las Naciones Unidas: la mision de las Naciones Unidas en Mali (MINUSMA), primera operacion de Paz en cuyo mandato se incluye la Proteccion del Patrimonio Cultural

Puede resultar sorprendente constatar que la Mision de las Naciones Unidas en Mali (MINUSMA), establecida por el Consejo de Seguridad en abril de 2013, sea la primera, en la larga historia de las operaciones de paz de las Naciones Unidas, en la que se hace expresa referencia a la proteccion del patrimonio cultural del Estado en el que se despliega. Aunque quizas no lo sea tanto si se tiene en cuenta la importancia muy relativa que ha venido teniendo para los ejercitos, y para los Estados mismos, la salvaguardia real y efectiva --mas aca de las grandilocuentes palabras de convenciones, declaraciones o discursos--del patrimonio y los bienes culturales en conflictos armados; mucho mas centrados en las logica belica para ganar la guerra u obtener una ventaja militar especifica (20). Y es que, como subraya KILA: <<The military do not consider knowledge and handling of cultural goods and environments part of their core-business and certainly not a priority (...). When mentioning the subject in military organizations cultural heritage is considered to have low priority and often the communication stops at this point>> (21).

Y ello tanto en relacion a la conduccion de operaciones belicas unilaterales como en el marco de operaciones multilaterales, ya en coalicion ya bajo el paraguas de una organizacion internacional. Asi, como subrayan Rodriguez Termino y Gonzalez Acuna en relacion a la participacion de expertos en la proteccion del patrimonio cultural en unidades de ciertas operaciones militares internacionales: <<Con independencia de la cuestionable utilidad del conocido como Human Terrain System (HTS), en los casos de Afganistan e Irak, debido sobre todo a errores de escala y medios, nos preocupa como en la practica se cuestionan los fundamentos eticos de los profesionales que asesoran en estos temas. Tension producida por la incompatibilidad entre las prioridades militares sobre el terreno, basicamente evitar bajas entre los soldados y aumentar la eficacia de las misiones belicas, y la deontologia cientifica, lo que convierte el objetivo de ganar los corazones y las mentes de la poblacion local en un mero eslogan sin aplicacion practica>> (22).

Sin embargo, la salvaguardia del patrimonio cultural de los pueblos donde este tipo de operaciones militares se despliegan no implica solo, ni siquiera principalmente, una cuestion de imagen, de relaciones publicas dirigida a ganar los corazones y las mentes de la poblacion local; por mas que ello sea deseable desde la perspectiva de la eficacia de la operacion. En muchos de los conflictos actuales, como hemos senalado, el patrimonio cultural de los pueblos forma parte de la guerra misma y, por consiguiente, es clave en la victoria o la derrota: puesto que el patrimonio cultural de los pueblos es realmente considerado en la logica de, al menos, uno de los contendientes--los grupos armados islamistas en Afganistan, Irak, Siria, Mali o Libia--como objetivo politico-militar mayor y como tal tratan de destruirlo; su salvaguardia y proteccion--y, en su caso, su restauracion--deben dejar de ser entendidas por los Estados y sus ejercitos unicamente como un objetivo etico-juridico abstracto--por mas que loable y bienintencionado, pero en todo caso susceptible de ser sacrificado ante objetivos militares especificos--, para pasar a ser considerado tambien como un objetivo militar concreto, de cuya consecucion depende en gran medida la victoria en el conflicto; asi como la consolidacion de la paz posterior y la prevencion de nuevos conflictos, no lo olvidemos.

Por otra parte, esa misma minusvaloracion de la importancia del patrimonio cultural ha llevado en no pocas ocasiones a que desde esas mismas operaciones internacionales se haya contribuido a danar dicho patrimonio ya de forma pasiva--no adoptando las, posibles y necesarias, medidas para protegerlo--, ya por la actuacion de algunos de sus componentes. Como recuerdan Rodriguez Termino y Gonzalez Acuna: <<Las mas recientes intervenciones militares internacionales, auspiciadas o no por resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, tampoco se libran de actuaciones que han supuesto un dano irreparable al patrimonio de las zonas afectadas, generalmente por la ausencia de interes y de una minima preparacion previa al despliegue sobre el terreno>> (23). Asi, por ejemplo, las destrucciones acaecidas en Babilonia, Ur o Samarra por parte de las tropas de la Coalicion internacional liderada por Estados Unidos en Irak en 2003 (24) o las recientes destrucciones del patrimonio cultural del Yemen por parte de la coalicion militar liderada por Arabia Saudi (25).

Pues bien, tanto para un caso como para el otro, la MINUSMA ha supuesto un punto de inflexion al incorporar el Consejo de Seguridad, por primera vez en el marco de una operacion de paz de Naciones Unidas, de un lado, la funcion de <<Apoyo a la preservacion del patrimonio cultural>> dentro de su mandato, y, por otro, recordando en sus resoluciones la obligacion de respetar y hacer todo lo posible para salvaguardar dicho patrimonio en el marco del desarrollo de la operacion, por parte de la operacion misma y por sus componentes.

En efecto, por lo que respecta al mandato, la resolucion 2100 (2013), de 25 de abril, que establece la MINUSMA, ha marcado una primicia en la accion de la Comunidad Internacional en la proteccion del patrimonio cultural en conflictos armados, al incluir en su mandato la funcion de <<Apoyo a la preservacion del patrimonio cultural>>, junto a la, tambien por primera vez, de <<Apoyo a la justicia nacional e internacional>>; para lo cual, ademas, el Consejo de Seguridad le autoriza el uso coercitivo de la fuerza:

<<16. Decide que el mandato de la MINUSMA sera el siguiente:

(...)

f) Ayudar a las autoridades de transicion de Mali, cuando sea necesario y viable, a proteger contra posibles ataques los lugares de importancia cultural e historica de Mali, en colaboracion con la UNESCO;

g) Prestar apoyo, cuando sea viable y apropiado, a los esfuerzos que realicen las autoridades de transicion de Mali, sin perjuicio de sus responsabilidades, para detener y llevar ante la justicia a los responsables de los crimenes de guerra y crimenes de lesa humanidad cometidos en Mali, teniendo en cuenta la remision por las autoridades de transicion de Mali de la situacion imperante en su pais desde enero de 2012 a la Corte Penal Internacional;

17. Autoriza a la MINUSMA a que utilice todos los medios necesarios, dentro de los limites de su capacidad y zonas de despliegue, para llevar a cabo su mandato enunciado en los parrafos 16 a) i) y ii), 16 c) i) y iii), 16 e), 16 f) y 16 g)>> (26).

Resulta pertinente destacar no solo la novedosa incorporacion a un mandato de una operacion de paz de las Naciones Unidas de ambas funciones, sino tambien su formulacion seguida en el mandato, que implica una cierta conexion entre ambas que, como veremos en el tercero apartado, se ha plasmado en la realidad y que muestra bien la necesidad de la trasversalidad y, muy unido a ello, la coordinacion de los diferentes mecanismos que la Comunidad Internacional dispone para la salvaguardia, proteccion y recuperacion del patrimonio cultural amenazado y/o efectivamente danado en un conflicto armado.

Junto a ello, la autorizacion del uso coercitivo de la fuerza por parte del Consejo de Seguridad para hacer cumplir ambas funciones a traves de la consabida formula <<autoriza a la MINUSMA a que utilice todos los medios necesarios para>> no hace sino subrayar, de un lado, la importancia que el propio Consejo da a dichas funciones y, sobre todo, la intima conexion existente entre ellas y el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales o, dicho de otra manera--mas apegada a la letra y espiritu del sistema de seguridad colectiva disenado en el capitulo VII de la Carta de Naciones Unidas--, la amenaza que a la paz y la seguridad internacionales supone la destruccion del patrimonio cultural de los pueblos, base juridica necesaria para la autorizacion del uso coercitivo de la fuerza en nuestro sistema, como bien sabemos (27).

En cuanto a la obligacion de respetar y hacer todo lo posible para salvaguardar dicho patrimonio, esta recae en los Estados tal y como establecen el Convenio de La Haya para la proteccion de los bienes culturales en caso de conflicto armado, de 1954, tanto durante las operaciones belicas--articulo 4--como en casos de ocupacion militar--articulo 5-, y su Segundo Protocolo, de 1999--articulos 7, 8 y 9- (28). Obligaciones juridicas convencionales que, ademas, son parte del Derecho Internacional general al ser Derecho consuetudinario (29). Pues bien, resulta evidente que en el nivel operativo el cumplimiento de tales obligaciones recae en los ejercitos de los Estados, ya actuando como tales ya como unidades militares adscritas a operaciones bajo autoridad internacional (30).

En este ultimo caso, y por lo que a las operaciones de paz de Naciones Unidas respecta, el Boletin del Secretario General de 1999 titulado Observancia del derecho internacional humanitario por las fuerzas de las Naciones Unidas, expresamente establece:

<<Se prohibe a la fuerza de las Naciones Unidas atacar monumentos artisticos, arquitectonicos o historicos, lugares arqueologicos, obras de arte, lugares de culto y museos y bibliotecas que constituyan el patrimonio cultural o espiritual de los pueblos. La fuerza de las Naciones Unidas, en su zona de operaciones, no utilizara este patrimonio cultural o sus alrededores para fines que puedan exponerlo a sufrir danos o destruccion. Quedan terminantemente prohibidos el robo, el pillaje, la apropiacion indebida y cualquier acto de vandalismo dirigido contra el patrimonio cultural>> (31).

Y aunque dichas obligaciones se supeditan al principio de necesidad militar, recogido en el parrafo segundo del articulo 5 del Convenio de La Haya de 1954, por mas que definido de forma muy estricta (32), y limitado todavia mas en el articulo 6 del Protocolo II (33); la afirmacion del General Eisenhower realizada el 29 de diciembre de 1943 todavia tiene validez, sobre todo en los oidos militares, en toda su condicionada extension: <<We are bound to respct monuments as far as war allows. If we have to choose between destroying a famous building and sacrificing our men, then our men's lives count infinitely more and the buildings must go. But the choice is not always so clear-cut as that. In many cases the monuments can be spared without detriment to operational needs. Nothing can stand against the argument of military necessity but the phrase is sometimes used where it would be more truthful to speak of military or even personal convenience>> (34).

Pues bien, para la mejor y mas efectiva aplicacion de las mencionadas obligaciones, el Convenio de La Haya de 1954 establece en su articulo 7 los siguientes compromisos de los Estados:

<<1. Las Altas Partes Contratantes se comprometen a introducir en tiempo de paz en los reglamentos u ordenanzas para uso de sus tropas, disposiciones encaminadas a asegurar la observancia de la presente Convencion y a inculcar en el personal de sus fuerzas armadas un espiritu de respeto a la cultura y a los bienes culturales de todos los pueblos.

2. Se comprometen asimismo a preparar o establecer en tiempo de paz y en el seno de sus unidades militares, servicios o personal especializado cuya mision consista en velar por el respeto a los bienes culturales y colaborar con las autoridades civiles encargadas de la salvaguardia de dichos bienes>>.

Sin embargo, son pocos los ejercitos que han desarrollado dichos compromisos educativos de manera profunda y sistematica y muchos menos los que cuentan con personal o servicios especializados en la materia (35); por mas que sea un lugar comun afirmar que <<la mejor manera de prever desastres patrimoniales, como el Irak (36), es trabajar con las tropas y educarlas en el respeto hacia el patrimonio cultural (37). Los principales danos al patrimonio arqueologico iraqui no tuvieron lugar durante las operaciones belicas, sino una vez concluidas, en la fase denominada de estabilizacion. Lo cual podria haberse evitado con un mayor entrenamiento prebelico de las fuerzas militares>> (38).

De ahi que sea todavia mas relevante el contenido de las sucesivas resoluciones del Consejo de Seguridad sobre la MINUSMA a partir de la resolucion 2164 (2014), de 25 de junio, en las que, dirigiendose a la operacion misma y sus componentes, les recuerda la importancia de salvaguardar el patrimonio de Mali:

<<Solicita al Secretario General que considere el impacto ambiental de las operaciones que realice la MINUSMA al cumplir las tareas incluidas en su mandato y, en este contexto, alienta a la MINUSMA a que lo gestione, segun proceda y de conformidad con las resoluciones de la Asamblea General y los reglamentos de las Naciones Unidas aplicables y pertinentes, y a que realice sus actividades de manera cuidadosa en las proximidades de sitios culturales e historicos>> (39).

Pues bien, como vamos a ver seguidamente, la estrecha colaboracion de la UNESCO con la MINUSMA va a resultar esencial tanto para el cumplimiento de su mandato como para la preparacion y sensibilizacion de los componentes de la operacion en cumplimiento, en este caso, de sus obligaciones en esta materia; entre ellas, el desarrollo de sus actividades <<de manera cuidadosa en las proximidades de sitios culturales e historicos>>.

2. La actuacion de la Unesco en Mali

El articulo I.2.c) de la Constitucion de la UNESCO encomienda a la Organizacion que ayude a conservar, hacer progresar y difundir el saber <<velando por la conservacion y la proteccion del patrimonio universal de libros, obras de arte y monumentos de interes historico o cientifico>>. Se trata de una competencia que la UNESCO puede, y debe (40), desarrollar pos si y en cooperacion con los Estados y otras organizaciones internacionales, asi como con la sociedad civil. Sobre esta base juridica, la UNESCO ha venido desarrollando toda una serie de iniciativas en el ambito de la salvaguardia de la diversidad y el patrimonio cultural en conflictos armados (41): de un lado, declaraciones y proyectos generales; de otro, actividades y programas concretos de proteccion y reconstruccion ante situaciones especificas.

En relacion a las primeras, destaca, junto a las ya citadas Declaracion de la UNESCO relativa a la destruccion intencional del patrimonio cultural, de 2003 (42), y la Estrategia para reforzar la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura y promocion del pluralismo cultural en caso de conflicto armado, de 2015, la Coalicion Mundial <<Unite4Heritage>> (43), puesta en marcha durante la 39a reunion del Comite del Patrimonio Mundial, celebrada en Bonn en julio de 2015 (44). Como se puede observar, la profunda preocupacion que despierta en la Comunidad Internacional el aumento de los ataques al patrimonio cultural en el presente siglo ha llevado a la UNESCO a reaccionar tratando de liderar la respuesta conjunta y coordinada de la Comunidad Internacional; y hacerlo a partir de la relativamente amplia ya experiencia acumulada por la Organizacion especialmente a lo largo de las dos ultimas decadas.

En efecto, como se subraya en la Estrategia para reforzar la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura y promocion del pluralismo cultural en caso de conflicto armado: <<El apoyo a procesos importantes de recuperacion y reconstruccion despues de los conflictos en el ambito de la cultura, como por ejemplo en Camboya, los Balcanes, el Afganistan o Mali, ha dotado a la UNESCO de una gran variedad de conocimientos especializados, redes y buenas practicas (...). La presente estrategia parte de las ensenanzas extraidas de dichas experiencias con el fin de seguir mejorando la pertinencia, la calidad y la incidencia de las actividades que lleva a cabo la UNESCO para proteger la cultura>> (45). Finalidad dirigida a alcanzar los dos objetivos interrelacionados de la UNESCO en esta materia: fortalecer la capacidad de los Estados Miembros para prevenir y mitigar las perdidas de patrimonio y diversidad culturales derivadas de conflictos y para recuperarse de ellas, e incorporar la proteccion de la cultura a la accion humanitaria, las estrategias de seguridad y los procesos de consolidacion de la paz, colaborando con las partes interesadas pertinentes ajenas al ambito de la cultura (46).

Pues bien, de todas esas experiencias, la labor de la UNESCO en Mali esta resultando especialmente valiosa como ejemplo de aplicacion a una situacion especifica de los instrumentos previstos--especialmente en relacion al primer objetivo: el fortalecimiento de la capacidad de los Estados--y de ensayo de otros nuevos, nunca antes intentados, que abre camino y muestran, desde actuaciones concretas, buenas practicas que podran ser seguidas en otras situaciones de crisis--en especial, en relacion con el segundo objetivo: incorporar la proteccion de la cultura a la accion humanitaria, las estrategias de seguridad y los procesos de consolidacion de la paz--. En realidad, la labor desarrollada por la UNESCO desde 2013 en Mali, en estrecha colaboracion con la MINUSMA y con el Gobierno de maliense, ha resultado decisiva a la hora de dotar de contenido y lanzar las estrategias y proyectos generales indicados, como la propia UNESCO reconoce en su resolucion Refuerzo de la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura y promocion del pluralismo cultural en caso de conflicto armado, de noviembre de 2015:

<<Apoya los esfuerzos de la Directora General destinados a incorporar la proteccion del patrimonio cultural y la diversidad cultural, segun proceda, en la accion humanitaria, las estrategias globales de seguridad aprobadas por las Naciones Unidas y los procesos de consolidacion de la paz, por medio de todos los mecanismos pertinentes de las Naciones Unidas y en colaboracion con los departamentos competentes de estas, tomando en cuenta los resultados positivos obtenidos por la Mision Multidimensional Integrada de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Mali (MINUSMA)>> (47).

Para su analisis podemos distinguir dos grandes ambitos: la labor de preparacion y concienciacion del personal de la MINUSMA para la proteccion y salvaguardia del patrimonio cultural de Mali, de un lado, y la reconstruccion del patrimonio cultural de Mali destruido o danado en el conflicto, de otro.

2.1. La labor de concienciacion y capacitacion del personal de la MINUSMA para la proteccion del patrimonio cultural de Mali

Como hemos indicado, el articulo 7 del Convenio de La Haya de 1954 establece la obligacion para los Estados de <<inculcar en el personal de sus fuerzas armadas un espiritu de respeto a la cultura y a los bienes culturales de todos los pueblos>>; asi como de <<preparar o establecer en tiempo de paz y en el seno de sus unidades militares, servicios o personal especializado cuya mision consista en velar por el respeto a los bienes culturales y colaborar con las autoridades civiles encargadas de la salvaguardia de dichos bienes>>.

A pesar de tales previsiones, que suponen obligaciones juridicas positivas para los Estados, no debemos olvidar la ya referida ausencia de interes o minusvaloracion del patrimonio cultural por parte de los ejercitos, reconociendo que la misma no tiene un responsable unico sino que ha sido el resultado de carencias en diferentes ambitos. Como ejemplifica Kila: <<Many experts working for civilian cultural institutions like museums, non- governmental organizations (NGOs), and universities generally consider the military to be an entity that destroys culture, or in the best case, an organization not interested in cultural sites and goods whereas a military discussion about cultural activities during a mission may be labeled 'mission creep'. An ongoing dialogue between both parties is not only needed, but is of the utmost importance>> (48).

De ahi que en 1999 se viera la necesidad de reiterar y especificar las obligaciones mencionadas de educacion y sensibilizacion del personal militar en materia de respeto y proteccion de bienes culturales, en el capitulo 7 del Protocolo 2 al Convenio de La Haya, donde se subraya, de manera reiterada, el papel destacado que en este ambito debe jugar la UNESCO. Y es que, en efecto, la labor de la UNESCO en materia de sensibilizacion y capacitacion de las fuerzas armadas en esta materia resulta esencial, tal y como preve su articulo 33, significativamente titulado <<Asistencia de la UNESCO>>:

<<1. Las Partes podran recurrir a la asistencia tecnica de la UNESCO para organizar la proteccion de sus bienes culturales, especialmente en relacion con medidas preparatorias para salvaguardar bienes culturales y con medidas preventivas y organizativas para situaciones de emergencia y realizacion de catalogos nacionales de bienes culturales, o en relacion con cualquier otro problema derivado de la aplicacion del presente Protocolo. La UNESCO prestara esa asistencia dentro de los limites de su programa y sus posibilidades.

2. Se insta a las Partes a proporcionar asistencia tecnica bilateral o multilateral.

3. La UNESCO esta autorizada a presentar, por propia iniciativa, propuestas sobre estas cuestiones a las Partes>>.

Sobre esta base juridica, la UNESCO desarrollo una primera iniciativa en relacion a Kosovo, elaborando en 2001 un escueto folleto informativo--en ingles, serbio y albanes--dirigido al personal internacional alli desplegado (49). Pero sera en Mali, sobre la base de la incorporacion al mandato de la MINSUMA la proteccion <<de los lugares de importancia cultural e historica de Mali, en colaboracion con la UNESCO>>, como hemos visto, donde la Organizacion desarrollara una labor mas intensa en esta materia.

Asi, en primer lugar, cabe mencionar que, en noviembre de 2012, el Ministerio de Cultura de Mali con el apoyo de la UNESCO elaboro un muy valioso Passeport pour le patrimoine et les biens culturels a preserver du Nord du Mali: Tombouctou, Gao, Kidal (50). Meses despues, la UNESCO elaboro un folleto, mucho mas amplio que el de 2001, dirigido expresamente al personal de la MINUSMA--militar, policial y civil--y sobre cuya base se inicio el programa de capacitacion de dicho personal en octubre de 2013 y que continuara mientras la operacion siga desplegada en Mali (51).

Ambos folletos, en unas pocas paginas, muy graficas--con gran cantidad de fotos y mapas--, faciles de entender y retener, muestran el patrimonio material e inmaterial de Mali, asi como las obligaciones basicas contenidas en la normativa internacional para el respeto, salvaguardia y proteccion del patrimonio cultural del pais donde la operacion esta desplegada. Obligaciones reforzadas con la incorporacion del deber de cuidado en las resoluciones del Consejo de Seguridad relativas a la Operacion, como hemos visto. En su informe de diciembre de 2015, el Secretario General de las Naciones Unidas resumia asi los logros del Programa: <<La MINUSMA siguio examinando el impacto ambiental de las operaciones en las proximidades de sitios culturales e historicos. Entre el 23 de septiembre y el 7 de diciembre, la Mision capacito a 756 miembros de su personal en cuestiones relativas a la gestion ambiental y cultural, con arreglo a las disposiciones de la politica ambiental del Departamento de Apoyo a las Actividades sobre el Terreno y el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz para las misiones de las Naciones Unidas sobre el terreno>> (52).

Y es que, los resultados de la cooperacion entre la UNESCO y la MINUSMA han sido tan positivos que en su Estrategia para reforzar la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura y promocion del pluralismo cultural en caso de conflicto armado la UNESCO anuncia: <<Se intensificara la cooperacion con las fuerzas armadas, incluidas las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, con el fin de aumentar el conocimiento y el entendimiento del derecho humanitario en relacion con la proteccion del patrimonio cultural durante los conflictos. La UNESCO aprovechara la experiencia positiva que supuso la aplicacion de la resolucion 2100 (2013) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en virtud de la cual se establecio la Mision Multidimensional Integrada de Estabilizacion de las Naciones Unidas en Mali (MINUSMA)>> (53).

2.2. La accion de la UNESCO para la reconstruccion del patrimonio cultural de Mali destruido o danado en el conflicto

Junto a la labor de sensibilizacion y capacitacion del personal de la MINUSMA, ante la crisis de Mali la UNESCO ha desarrollado una muy importante labor, primero de denuncia y posteriormente de reconstruccion. Asi, y por lo que a la denuncia respecta, ya el 3 de abril de 2012 su Directora General, Irina BOKOVA, realizo un primer llamamiento para la preservacion del Patrimonio Mundial de Tombuctu (54) y el 15 de abril llamo a una accion concertada para evitar la perdida de su patrimonio (55); tal y como preve el articulo 31 del Protocolo 2 del Convenio de La Haya de 1954 (56), y tal y como posibilitaba la incorporacion, desde su mismo establecimiento, de la funcion de proteccion del patrimonio cultural de Mali en el mandato de la MINUSMA.

Accion concertada que acabaria llegando, una vez restaurado el control y la seguridad sobre la zona, a partir del 19 de febrero de 2013, cuando se adopto el Plan de Accion para el patrimonio cultural de Mali (57). Asi, como explicaba el Secretario General en su informe de octubre de 2013: <<Las Naciones Unidas han seguido evaluando los sitios historicos y del patrimonio cultural en Gao y Tombuctu con miras a su rehabilitacion. Se han definido medidas prioritarias para salvaguardar los manuscritos antiguos de Tombuctu. Los trabajos en curso incluyen el enlucido anual de la mezquita de Djingareyber en Tombuctu y un estudio arquitectonico de todos los mausoleos destruidos. (...). El Servicio de Actividades Relativas a las Minas tambien ha colaborado con los asociados de las Naciones Unidas para proteger los sitios del Patrimonio Mundial en Mali>> (58).

En los primeros meses de 2014 se pusieron en marcha los diferentes programas de reconstruccion y recuperacion del patrimonio cultural destruido o perdido: <<El 11 de febrero, el Ministerio de Cultura y la Organizacion de las Naciones Unidas para la Educacion, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) llevaron a cabo una mision de evaluacion conjunta en Gao. En opinion de los expertos, deberian realizarse importantes trabajos de conservacion en la Tumba de los Askia, declarada Patrimonio de la Humanidad, antes de que llegue la proxima estacion de lluvias, para asi evitar que siga deteriorandose. Estos trabajos, que comenzaran en mayo, seran dirigidos por la comunidad local y especialistas en conservacion de construcciones de barro. El 14 de marzo, durante una ceremonia celebrada en Tombuctu para marcar el inicio oficial de las labores de reconstruccion del patrimonio maliense, la UNESCO presento su estrategia para la reconstruccion de los mausoleos, en que se describen las actividades que se desarrollaran en los proximos cuatro anos para rehabilitar completamente el patrimonio nacional que se encuentra en mal estado. En enero, la MINUSMA presto apoyo logistico para que el personal del Centro de Documentacion e Investigacion Ahmed Baba encargado de investigar y conservar los manuscritos antiguos de Mali pudiera regresar a Tombuctu>> (59).

Desarrollos conjuntos, como vemos, entre la UNESCO, la MINUSMA, las autoridades locales y la propia poblacion de Mali para la localizacion y recuperacion de manuscritos y bibliotecas antiguas (60), reconstruccion de mausoleos y mezquitas en Gao y Tombuctu, y proteccion frente al saqueo de sitios arqueologicos de las regiones de Kidal y Gao, que muestran un trabajo intenso, coordinado y de gran eficacia, que ha permitido recuperar muy rapidamente buena parte del patrimonio danado, perdido o destruido para los pueblos que conforman Mali. Baste los siguientes relatos en respectivos informes del Secretario General dando cuenta de los avances para ejemplificarlo:

<<El 13 de octubre (de 2014) la MINUSMA y la Organizacion de las Naciones Unidas para la Educacion, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) dieron comienzo a un proyecto de efecto rapido para rehabilitar cuatro bibliotecas privadas en Tombuktu, donde se guardan manuscritos antiguos. El 3 de julio (de 2014), en Gao, la UNESCO, con apoyo logistico de la MINUSMA, emprendio los trabajos de nuevo enlucido de la tumba de los Askia, que figura en la lista del patrimonio mundial>> (61).

<<El 8 de abril (de 2015), la MINUSMA visito el emplazamiento arqueologico de EsSouk (region de Kidal) y confirmo las denuncias de saqueo realizadas por la poblacion local. EsSouk figura en la lista tentativa de los emplazamientos de Mali para su inclusion en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO>> (62).

<<Los dias 15 de junio y 13 de agosto (de 2015), miembros de la MINUSMA visitaron Gao en coordinacion con el Ministerio de Cultura, Artesania y Turismo para demarcar el sitio arqueologico de Saneye, situado a 6 km de la ciudad, a fin de protegerlo del saqueo, dado que ya habia sufrido saqueos y excavaciones ilicitas>> (63).

Esfuerzo concertado que ha permitido, en fin, que el 7 de septiembre de 2015--apenas 3 anos despues de su destruccion--estuviesen reconstruidos todos los mausoleos destruidos en Tombuctu, mientras que la reconstruccion de las mezquitas danadas continua y se espera completar en breve. Como acaba de senalar el Comite del Patrimonio Mundial, en su reunion de julio de 2016 en Estambul:

<<The results achieved by the project are greatly salutary, as all the 14 destroyed mausoleums were completely reconstructed. It was a true architectural challenge, with some of the mausoleums dating back to the 13 th century. Over and above the fact that the reconstruction work has enabled the mausoleums to recover their authenticity of use and functionality, and restore the integrity of a major component of the property, it contributes to restoring social cohesion and peace within the communities of Timbuktu>> (64).

3. La actuacion de la Corte Penal Internacional: la lucha contra la impunidad en materia de proteccion del patrionio cultural

La salvaguardia del patrimonio cultural, la restauracion de la cohesion social y de la paz no solo se consigue con la recuperacion y proteccion del patrimonio danado o destruido. La lucha contra la impunidad de los actos de destruccion deliberada del patrimonio de un pueblo a traves del establecimiento de responsabilidad penal individual es tambien esencial. Y es que, la destruccion deliberada en conflictos armados de bienes culturales protegidos supone la comision de crimenes de guerra que deben ser perseguidos y castigados por los Estados o, complementariamente, por la Corte Penal Internacional, tal y como se tipifica en los articulos 8.2.b.ix y 8.2.e.iv del Estatuto de Roma.

Este ultimo es precisamente el caso de Mali, lo que permite mostrar la tercera de las vias a traves de la cual la Comunidad Internacional actua en materia de proteccion del patrimonio cultural; en este caso, a traves de la lucha contra la impunidad en este ambito. Y lo hace, ademas y de nuevo, de manera concertada: a traves de la Corte Penal Internacional, con la colaboracion de la MINUSMA--en cuyo mandato, como hemos visto, se incorpora dicha funcion por primera vez en una operacion de paz de Naciones Unidas--y de la UNESCO; con efectos que, de nuevo, van mas alla del caso concreto, al mostrar el camino a seguir en el futuro.

Asi, como explica la propia Organizacion: <<La UNESCO ha comenzado tambien a cooperar mas con la Corte Penal Internacional en lo que respecta a las investigaciones de esta, de conformidad con el articulo 8.2.e) iv) de su Estatuto, en que se consideran crimenes de guerra los ataques directos contra edificios dedicados a la religion, la educacion, las artes, las ciencias o la beneficencia y los monumentos historicos. La cooperacion conjunta entre la UNESCO y la Corte Penal Internacional en el caso de Mali, que se inicio en 2012 tras la destruccion deliberada del patrimonio cultural de Tombuctu, consistio en proporcionar a la Corte Penal Internacional documentacion detallada sobre el patrimonio cultural. Ademas, esta cooperacion ha permitido crear una base solida para seguir colaborando, en especial en los casos de paises que no han ratificado aun las convenciones pertinentes o que no son partes en la Corte Penal Internacional>> (65).

3.1. La situacion de Mali ante la Corte Penal Internacional

Mali fue uno de los primeros Estados en incorporarse al Estatuto de la Corte Penal Internacional (CPI), firmandolo el 17 de julio de 1998--el mismo dia de su adopcion en Roma--y ratificandolo el 16 de agosto de 2000 (66). Por consiguiente, y desde su misma entrada en vigor, el 1 de julio de 2002, la CPI tiene jurisdiccion sobre los crimenes de su competencia cometidos en territorio de Mali.

El 18 de julio de 2012, a consecuencia de los crimenes que se estaban cometiendo en el contexto del conflicto armado interno iniciado meses antes, el propio Gobierno de Mali refirio a la CPI la investigacion y enjuiciamiento de los crimenes cometidos desde enero de ese ano, debido a la imposibilidad por parte de las autoridades judiciales de Mali de hacerlo. En dicho documento, el Ministro de Justicia hacia referencia, entre otros, a la destruccion de iglesias, mausoleos y mezquitas (67). De hecho, apenas una semana antes, el 5 de julio, el Consejo de Seguridad se habia hecho eco de la destruccion de lugares santos y de importancia historica y cultural, advirtiendo que tales actos podian constituir violaciones del Derecho Internacional Humanitario:

<<Condenando energicamente la profanacion, el dano y la destruccion de lugares santos y lugares de importancia historica y cultural, en especial, pero no exclusivamente, los declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO, incluidos los de la ciudad de Tombuctu, (...)

Habiendo determinado que la situacion en Mali constituye una amenaza para la paz y la seguridad internacionales en la region,

Actuando en virtud del capitulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, (...)

16. Destaca que los ataques contra edificios dedicados a la religion o contra monumentos historicos pueden constituir violaciones del derecho internacional contempladas en el Protocolo Adicional II de los Convenios de Ginebra de 1949 y el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, en que Mali es Estado Parte, e insta ademas a todas las partes de Mali a que adopten de inmediato medidas apropiadas para asegurar la proteccion de los lugares de Mali declarados Patrimonio Mundial>> (68).

En consecuencia, la Fiscalia de la Corte abrio, con base en los articulos 14 y 15 del Estatuto de Roma, el correspondiente Examen Preliminar sobre la Situacion de Mali sobre los hechos acaecidos a partir de enero de 2012 que pudieran constituir crimenes para cuyo enjuiciamiento la CPI es competente. Examen Preliminar que culmino con el preceptivo Informe del articulo 53(1), en el que despues de estudiar, en primer lugar, las precondiciones de jurisdiccion y la competencia material de la Corte; en segundo lugar, las condiciones de admisibilidad tanto desde el punto de vista del principio de complementariedad como de la gravedad; y, finalmente, el interes de la justicia, concluyo que se daban las condiciones para la apertura de un investigacion en la Situacion de Mali:

<<173. The information available provides a reasonable basis to believe that war crimes have been committed in the context of the Situation in Mali since January 2012, namely: (1) murder constituting war crime under Article 8(2) (c)(i); (2) mutilation, cruel treatment and torture constituting war crimes under Article 8(2)(c)(i) (3); the passing of sentences and the carrying out of executions without due process constituting war crime under Article 8(2)(c) (iv); (4) intentionally directing attacks against protected objects constituting war crimes under Article 8(2)(e)(iv); (5) pillaging constituting war crime under Article 8(2)(e)(v); and (6) rape constituting war crimes under Article 8(2)(e) (vi). This assessment is not binding for the purpose of any future investigation or selection of charges.

174. Since no national proceedings are pending in Mali or any other State against individuals who appear to bear the greatest responsibility for the most serious crimes committed in Mali, the Office has determined that the potential cases that would likely arise from an investigation into the situation would be admissible. Such cases, moreover, appear to be grave enough to warrant further action by the Court.

175. Since there are no substantial reasons to believe that such would not be in the interests of justice, the Prosecutor has decided to open an investigation into the Situation in Mali since January 2012>> (69).

De todo ello, conviene destacar la afirmacion de la Fiscal, Fatou Bensouda, de considerar que hay base razonable para creer que entre los crimenes de guerra que se han cometido en Mali se encuentra: <<Dirigir intencionalmente ataques contra edificios dedicados a la religion, la educacion, las artes, las ciencias o la beneficencia, los monumentos historicos, los hospitales y otros lugares en que se agrupa a enfermos y heridos, a condicion de que no sean objetivos militares>> (70).

3.2. El asunto Fiscalia v. Ahmad Al Faqi Al Mahdi: primer caso ante la Corte Penal Internacional de crimenes de guerra por la destruccion de bienes protegidos

Sobre esta base procesal, el 18 de septiembre de 2015 y a solicitud de la Fiscalia, la Sala de Cuestiones Preliminares I en la Situacion de Mali emitio orden de arresto contra Ahmad Al Faqi Al Mahdi por haber cometido, individualmente o conjuntamente con otros, por haber ayudado o de otro modo contribuido a que se cometieran crimenes de guerra por los ataques dirigidos intencionalmente contra edificios consagrados a la religion y/o contra monumentos historicos (71). Orden de arresto que fue comunicada al gobierno de Niger, pais donde se encontraba detenido en ese momento Al Mahdi.

Niger entrego a Al Mahdi a la Corte apenas una semana despues, el 26 de septiembre de 2015, y el 24 de marzo de 2016, ante las pruebas presentadas por la Fiscalia, la Sala de Cuestiones Preliminares I emitio la Decision de confirmacion de cargos contra Ahmad Al Faqi Al Mahdi, de acuerdo con lo establecido en el articulo 61.7 del Estatuto de Roma. En ella se establece que entre abril de 2012 y enero de 2013 Tombuctu se encontraba bajo el control efectivo de AQMI y Ansar Dine, los cuales establecieron durante ese tiempo una estructura administrativa en la ciudad que incluia, entre otros, la denominada Hisbah o <<Brigada de costumbres>>. Y que entre los meses de junio y julio de 2012 se llevo a cabo intencionalmente la destruccion total o danos severos de los siguientes edificios:

<<(i) the Sidi Mahamoud Ben Omar Mohamed Aquit Mausoleum; (ii) the Sheikh Mohamed Mahmoud Al Arawani Mausoleum; (iii) the Sheikh Sidi El Mokhtar Ben Sidi Mouhammad Al Kabir Al Kounti Mausoleum; (iv) the Alpha Moya Mausoleum; (v) the Sheikh Mouhamad El Mikki Mausoleum; (vi) the Sheikh Abdoul Kassim Attouaty Mausoleum; (vii) the Sheikh Sidi Ahmed Ben Amar Arragadi Mausoleum; (viii) the door of the Sidi Yahia Mosque; (ix) the Bahaber Babadie Mausoleum and (x) the Ahmed Fulane Mausoleum, both adjoining the Djingareyber Mosque>> (72).

Edificios que eran considerados y protegidos como una parte significativa del patrimonio cultural de Tombuctu y Mali y que, como hemos visto, habian sido clasificados como Patrimonio Mundial por la UNESCO. Destruccion que llevo a la UNESCO a incluir a Tombuctu dentro de la Lista de Patrimonio en Peligro el 28 de junio de 2012 (73). Junto a ello, la Sala de Cuestiones Preliminares I destaca para calificar los hechos como crimen de guerra de acuerdo con el articulo 8(2)(e)(iv) del Estatuto de Roma lo siguiente:

<<39. The unanimous outcry of the international community and individuals concerned substantiates the Prosecutor's allegation as to the seriousness of the acts. The evidence submitted by the Prosecutor confirms that the Buildings/ Structures played an important role in the life of the inhabitants of Timbuktu and that their destruction was considered as a serious matter and regarded by the local population as an aggression towards their faith. Some of the Buildings/Structures have since been reconstructed, while in other instances something symbolic was built.

(...)

41. It is not in dispute that the Buildings/Structures were dedicated to religion and constituted historic monuments because of their origins and significance, and that none of them constituted a military objective.

42. Further, the evidence is univocal in showing that the Buildings/ Structures were specifically identified, chosen and targeted by the perpetrators as objects of their attack, precisely in light and because of their religious and historical character>> (74).

Pues bien, Ahmad Al Faqi Al Mahdi--maliense nacido a unos 100 km. de Tombuctu, habitante de la ciudad y descrito, como eminente profesor y experto en asuntos religiosos, como la persona mas prominente y de mayor competencia en la materia en Tombuctu (75)--actuo en cooperacion con los lideres de los dos grupos citados que ocupaban la ciudad y jugo un papel muy relevante en las instituciones administrativas que estos establecieron: fue quien constituyo la Hisbah a principios de abril de 2012 y la dirigio hasta septiembre de ese ano, convirtiendose para ello en miembro de Ansar Dine. Como jefe de la Hisbah, y tras intentar convencer a la poblacion de que cesase en realizar sus practicas tradicionales en relacion con los mausoleos por juzgarlas hereticas, jugo un papel decisivo en llevar a cabo la destruccion de los Mausoleos y Mezquitas indicadas (76), en la que, ademas, participo personalmente:

<<In light of evidence outlined above, the Chamber is satisfied that Ahmad Al Faqi Al Mahdi is individually criminally responsible for the crime charged by the Prosecutor. Ahmad Al Faqi Al Mahdi was directly and personally involved in all stages of the (partial) destruction of the Buildings/ Structures. He was part of the planning phase--as religious expert and prominent personality in the context of the occupation of Timbuktu as well as of the preparatory and implementation phase--as head of the Hisbah>> (77).

Responsabilidad criminal que la Sala deja abierta en lo que a la forma de participacion respecta, de acuerdo con el articulo 25.3 del Estatuto de Roma: ya como coautor (a); como inductor o proponente (b); como colaborador, complice o encubridor (c); o que de cualquier otro modo haya contribuido a la comision del crimen (d). Y es que, como sostiene la propia Sala,

<<when the evidence is sufficient to sustain each of the alternative forms of responsibility for the same conduct presented by the Prosecutor, it is appropriate that the charges be confirmed with the various available alternatives, in order for the Trial Chamber to determine which, if any, is established to the applicable standard of proof at trial (78)>> (79).

Finalmente indicar que, y por primera vez en la practica de la CPI, el 1 de marzo de 2016 Al Mahdi, asistido por sus abogados, expresamente se declaro culpable ante los jueces de la Corte. Como ha afirmado Fatou Bensouda:

<<This is the first time that a suspect has expressed his intention to plead guilty to criminal conduct for which he is being prosecuted by my Office; a serious crime for which we had gathered overwhelming evidence. Such an admission of guilt, provided for in article 65 of the Rome Statute, will be a milestone in the history of the ICC. This case is also unprecedented in terms of its expeditiousness and efficiency>> (80).

En efecto, el 1 de junio se fijo la fecha del juicio oral (81), que se inicio el 22 de agosto y finalizo dos dias despues, dejandolo visto para sentencia que se haria publica el 27 de septiembre de 2016 (82): justo un ano despues de que se emitiera la orden de arresto contra Al Mahdi y apenas 4 anos despues de ocurridos los hechos por los que se le ha juzgado. En la Sentencia, el Tribunal condena a Al Mahdi a 9 anos de carcel, al considerar, de un lado, la gravedad de los crimenes y, de otro, algunas circunstancias atenuantes:

<<The Chamber finds that the crime for which Mr Al Mahdi is being convicted is of significant gravity. This said, the Chamber has found no aggravating circumstances and five mitigating circumstances, namely: (i) Mr Al Mahdi's admission of guilt; (ii) his cooperation with the Prosecution; (iii) the remorse and the empathy he expressed for the victims; (iv) his initial reluctance to commit the crime and the steps he took to limit the damage caused; and (v), even if of limited importance, his good behaviour in detention despite his family situation. Taking into account all these factors, the Chamber sentences Mr Al Mahdi to 9 years of imprisonment>> (83).

Como sostiene Kila: <<International cooperation is conditional for effective and sustainable results; this comprises the creation of civil, military and combined networks. (...). Undoubtedly, the best chance for implementing plans and methods for cultural heritage protection is through international interagency coordination, preferably between and across government institutions, including the military, and NGOs, including international organizations>> (84). En efecto, la resolucion 38 C/48, adoptada por la 38a Conferencia General de la UNESCO en noviembre de 2015, aprueba la Estrategia citada <<en el entendimiento de que su aplicacion se efectuara en total coordinacion y colaboracion con los Estados Miembros interesados y en el marco de los organos de las Naciones Unidas y de su mandato>> (85).

En todo ello, Mali aparece como paradigma: ejemplo de la accion decidida, rapida, multifacetica y concertada de las distintas instituciones de la Comunidad Internacional, y en estrecha colaboracion con las autoridades y expertos locales malienses, en materia de proteccion de bienes culturales en conflictos armados. Es verdad, por lo demas, que las circunstancias que rodean al conflicto en Mali, y Mali mismo--que por muchas e importantes razones no es Siria--, han permitido aqui el consenso politico en la Comunidad Internacional, imprescindible para poder desarrollar tales actuaciones, que no se da en otros lugares.

Pero no es menos cierto que Mali marca un camino, es ejemplo y prueba de que, sobre la base del consenso politico--siempre imprescindible desde el punto de vista juridico y operacional, de la legalidad y de la eficacia--, la Comunidad Internacional tiene instrumentos suficientes para hacer frente a los peligros que en conflictos armados enfrenta el patrimonio de los Estados. Es prueba, ademas, de que la actuacion a favor del patrimonio cultural no solo tiene como objetivo la preservacion y, en su caso, recuperacion de los bienes culturales de un pueblo--y que, en ocasiones son, incluso, patrimonio mundial, como es el caso--; sino que, ademas, y de manera principal, forma parte del esfuerzo de la Comunidad Internacional para la pervivencia de los pueblos mismos y del Estado a traves de la preservacion de su cultura, que es su identidad, y, con ello, para la construccion de la paz: de una paz que, mucho mas alla de la mera ausencia de violencia--paz en sentido negativo--solo puede ser si es sostenible y en sentido positivo (86). Para lo cual, la preservacion de la identidad y memoria cultural de los pueblos que conforman el Estado, y del Estado mismo, es esencial (87). Junto a ello, la accion contra el saqueo y el trafico de bienes culturales resulta tambien esencial para reducir/evitar la financiacion de grupos armados ilegales y, con ello, favorecer los dos fines anteriores: la paz y la preservacion de la identidad cultural de los pueblos.

Como se indica en la tantas veces citada Estrategia de la UNESCO de 2015: <<La magnitud de los ataques contra la cultura que presenciamos hoy en dia y su caracter sistematico son un reflejo del fuerte vinculo que existe entre las dimensiones cultural, humanitaria y de seguridad de los conflictos. La proteccion del patrimonio y la diversidad culturales durante los conflictos se presenta en la actualidad como un aspecto elemental, no solo para mitigar la vulnerabilidad, sino tambien para romper un circulo de violencia en que los ataques contra la cultura contribuyen a fomentar aun mas el odio, el sectarismo y la fragmentacion en la sociedad, alimentando la inestabilidad y el conflicto permanentes. (...) la diversidad cultural y promover el pluralismo cultural mediante la salvaguarda del patrimonio material e inmaterial de las comunidades y la proteccion de los derechos humanos y las libertades fundamentales no es solo una emergencia cultural. Es una seguridad y un imperativo humanitario en situaciones de conflicto y de transicion, y un elemento esencial para garantizar la paz y el desarrollo sostenibles>> (88). Para concluir: <<Dado que la destruccion del patrimonio cultural se encuentra en primera linea de los conflictos, tambien la proteccion del patrimonio cultural y la promocion del pluralismo cultural deben estar en primera linea de la consolidacion de la paz>> (89).

Y para todo ello, la lucha contra la impunidad a traves del establecimiento de responsabilidad penal para aquellos que hayan cometido crimenes de guerra a traves de la destruccion, saqueo y/o trafico ilicito de bienes culturales, resulta fundamental. De ahi la importancia de la actuacion de la CPI, que en el asunto Al Mahdi establece un primer precedente que marca el camino en esta materia. Como afirmaba la Fiscal de la Corte, Fatou Bensouda, en la vista para la confirmacion de los cargos a Ahmad Al Faqi Al Mahdi:

<<Let us be clear: what is at stake here is not just walls and stones. The destroyed mausoleums were important, from a religious point of view, from an historical point of view, and from an identity point of view. Such an attack against buildings dedicated to religion and historic monuments falls into the category of crimes that destroy the roots of an entire people and profoundly and irremediably affect its social practices and structures. This is precisely why such acts constitute a crime under article 8(2)(e)(iv) of the Rome Statute.

Let there be no mistake: the charges we have brought against Mr Ahmad Al-Faqi Al Mahdi involve most serious crimes; they are about the destruction of irreplaceable historic monuments, and they are about a callous assault on the dignity and identity of entire populations, and their religious and historical roots. The inhabitants of Northern Mali, the main victims of these attacks, deserve to see justice done.

No longer should such reprehensible conduct go unpunished>> (90).

RECIBIDO: 23 DE SEPTIEMBRE DE 2016 / ACEPTADO: 3 DE OCTUBRE DE 2016

DOI: 10.15581/010.32.189-223

Felix Vacas Fernandez

Profesor titular de Derecho Internacional Publico y Relaciones Internacionales

Universidad Carlos III de Madrid

fvacas@der-pu.uc3m.es

(1) Entre la muy abundante bibliografia sobre la responsabilidad de proteger, vid. Bannon, A. L., <<The Responsibility to Protect: The U.N. World Summit and the question of unilateralism>>, 115 Yale Lane Journal, 1157-1164 (2006); Bellamy, A., Global politics and the responsibility to protect. From words to deeds, Routledge, 2011; Bermejo Garcia, R., <<De la intervencion humanitaria a la responsabilidad de proteger: fundamentos, similitudes y diferencias>>, en C. Gutierrez Espada (dir.), Darfur, el conflicto inacabable, Thomson Reuters Aranzadi, The Global Law Collection, Navarra, 2012; Brito, W. L., <<A responsabilidade de proteger da comunidade internacional: pressupostos e fins>>, en Estudios de Derecho Internacional y de Derecho Europeo en Homenaje al Profesor Manuel Perez Gonzalez, Tirant lo Blanch, Valencia, 2012; Cooper R. H. y Kohler, J. V (eds.), Responsibility to Protect: The Global Moral Compact for the 21st Century, Palgrave Macmillian, London, 2009; Evans, G., The responsibility to Protect: Ending Mass Atrocity Crimes. Once and for all, Brookings Institution Press, Washington DC, 2008; Garcia Perez, R., <<La 'responsabilidad de proteger': un nuevo papel para Naciones Unidas en la gestion de la seguridad internacional>>, Revista Electronica de Estudios Internacionales (2006), pp. 1 ss.; Gutierrez Espada, C., <<Sobre la responsabilidad de proteger (RP) y el uso legal de la fuerza>>, en F. Vacas Fernandez (dir.), Comunidad Internacional, Oriente Proximo y Cultura de Paz, no. 3 Cuadernos Cultura de Paz, Instituto de Estudios Internacionales y Europeos <<Francisco de Vitoria>> de la Universidad Carlos III de Madrid, 2015, pp. 7-18; Levitt, J. I., <<The Responsibility, to protect: A Beaver without a dam?>>, 25 Michigan Journal of International Law 153-177 (2003); Lopez-Jacoiste Diaz, E., <<La responsabilidad de proteger: Reflexiones sobre su fundamento y articulacion>>, 22 Anuario Espanol de Derecho Internacional 285 (2006); Marclay, E., La Responsabilite de Proteger: Un nouveau paradigme ou une boite a outils?, Etude Raoul-Dandourand no. 10, 2005; Sanchez Patron, J. M., <<La responsabilidad de proteger: reflexiones criticas en torno a cuestiones clave>>, 167 Estudios Internacionales 75 (2010).

(2) Sobre la aplicacion de la responsabilidad de proteger en Libia vid. Bermejo Garcia, R., <<La proteccion de la poblacion civil en Libia como coartada para derrocar un gobierno: un mal inicio para la responsabilidad de proteger>>, 27 Anuario Espanol de Derecho Internacional 9-55 (2011); Gutierrez Espada, C., <<Sobre el 'nucleo duro' de la Resolucion 1973 (2011) del Consejo de Seguridad y acerca de su aplicacion practica>>, 27 Anuario Espanol de Derecho Internacional (2011); Lopez-Jacoiste Diaz, E., <<La crisis de Libia desde la perspectiva de la responsabilidad de proteger>>, 27 Anuario Espanol de Derecho Internacional (2011); Oliva Martinez, D., <<Cuestiones en torno a la legitimidad del Consejo de Transicion Libio a raiz de su reconocimiento por la Asamblea General de Naciones Unidas>>, 27 Anuario Espanol de Derecho Internacional 153-183 (2011).

(3) Sobre el principio uti possidetis inris y su aplicacion en el proceso de descolonizacion de los Estados africanos, vid., entre otros, Brownlie, I., African Boundaries. A legal and diplomatic Encyclopedia, C. Hurst & Co. Publishers, London, 1979; Corten, O., <<Droit des peoples a disposer d'eux-memes et uti possidetis: deux faces d'une meme medaille?>>, 31 Revue Belge de Droit Internationale, 161-189 (1998); Corten, o.; DelcourT, B.; Klein, P. y Levrat, N. (ed.), Demembrements d'Etats et delimitations territoriales : l' uti possidetis iuris en question(s), Bruylant, Bruxelles, 1999; Klabbers, J. y Lefeer, R., <<Africa: Lost between self-determnation and uti possidetis>>, en Peoples and Minorityes in International Law, Brolmann, Lefeber y Zieck (ed.), Dordrecht, 1993, pp. 37-76; Lalonde, S., Determining Boundaries in a Conflict World. The Role of Uti Possidetis, McGill-Queen's University Press, Montreal-Kingston, 2002; RatneR, S. R., <<Drawing a better line: Uti possidetis and the borders of new States>>, 90 American Journal of International Law 590-624 (1996); Sanchez Rodriguez, L. I., <<L'uti possidetis et les effectivites dans les contentieux territoriaux et frontaliers>>, 263 Collected Courses of the Hague Academy of International Law 1-379 (1997); Yakpo, E., <<The African concept of uti possidetis--need for change?>>, en Liber Amicorum Judge Mohammed Bedajoui, The Hague, 1999, 271-290.

(4) Las regiones del Norte de Mali, sitas entre el Sahara y la faja del Sahel, estan habitadas por pueblos arabes nomadas (Tuaregs, Fulani, Mora); en especial, los Tuaregs, pueblo homogeneo que, tras el proceso de descolonizacion, de la mano del mencionado principio uti possidetis y en flagrante contradiccion--una de tantas en Africa--con el principio de libre determinacion de los pueblos, quedo dividido entre varios Estados--Mali, Niger, Libia y Argelia--, cuyas fronteras en pleno Desierto del Sahara, mas que porosas, nunca han existido para ellos. Mientras que el Sur de Mali, mucho mas densamente poblado, se articula en torno a Bamako, la capital del Estado; region mas propiamente subsahariana y con pueblos muy diferentes, entre si y, sobre todo, en relacion a los del Norte: Mande (Bambaras, Malinkes, Soninkes), Peul, Voltaic, entre otros. Vid. Mateos Martinez, M., <<Etnias de Mali>>, <https://prezi.com/j5p3cnu0rkdb/etniasde-mali/> (para todas las webs citadas, ultima visita, 5 de septiembre de 2016).

(5) Vid. Moraleda MaRTIN-PeNATo, M., <<El pueblo tuareg y su papel en el conflicto de Mali>>, Documento de Opinion, Instituto Espanol de Estudios Estrategicos, 14 de agosto de 2013, <www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2013/DIEEE075- 2013_Tuaregs_MMoraleda.pdf>.

(6) En especial para Europa, debido a su proximidad geografica. Como ya senalaba Javier Solana en la Estrategia Europea de Seguridad de 2003 al analizar las diferentes amenazas para la Union Europea: <<La union de estos diferentes elementos--el terrorismo empenado en ejercer la maxima violencia, la disponibilidad de armas de destruccion masiva, la delincuencia organizada, el debilitamiento del sistema estatal y la privatizacion de la fuerza--nos colocaria, sin duda, frente a una amenaza muy radical>>. Pues bien, salvo en lo relativo a las armas de destruccion masiva, en Mali se unieron el resto de las principales amenazas para Europa a partir de 2012, elevandolo asi a la categoria de amenaza real muy radical. Estrategia Europea de Seguridad. Una Europa segura en un mundo mejor, Bruselas, 12 de diciembre de 2003, p. 5, <www.consilium.europa.eu/uedocs/ cmsUpload/031208ESSIIES.pdf>.

(7) Recordemos que Muamar el Gadafi fue linchado hasta la muerte el 20 de octubre de 2011; lo que vino a marcar el final de la primera fase de la guerra civil en la que continua sumida Libia.

(8) The Office of the Prosecutor (ICC), Situation in Mali. Article 53(1) Report, 16 de enero de 2013, pp. 9-11.

(9) Sobre la Operacion Serval, vid. Barrera, B., Operation Serval: Notes de guerre, Mali 2013, Seuil, Paris, 2015; Diez Alcalde, J., <<Mali: decisiva y contundente reaccion militar de Francia para frenar el avance yihadista>>, Documento de analisis, Instituto Espanol de Estudios Estrategicos (IEEE), 23 de enero de 2013, <www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_analisis/2013/ DIEEEA06-2013_Reaccion_de_Francia_en_Mali_JDA.pdf>; Shurkin, M., France's War in Mali Lessons for an Expeditionary Army, Rand Corporation, 2014, <www.rand.org/content/dam/ rand/pubs/research_reports/RR700/RR770/RAND_RR770.pdf>.

(10) Como se indica en la Declaracion de su excepcional valor universal: <<Located at the gateway to the Sahara desert, within the confines of the fertile zone of the Sudan and in an exceptionally propitious site near to the river, Timbuktu is one of the cities of Africa whose name is the most heavily charged with history. Founded in the 5th century, the economic and cultural apogee of Timbuktu came about during the15th and 16th centuries. It was an important centre for the diffusion of Islamic culture with the University of Sankore, with 180 Koranic schools and 25,000 students. It was also a crossroads and an important market place where the trading of manuscripts was negotiated, and salt from Teghaza in the north, gold was sold, and cattle and grain from the south. (...) The three big Mosques of Djingareyber, Sankore and Sidi Yahia, sixteen mausoleums and holy public places, still bear witness to this prestigious past. The mosques are exceptional examples of earthen architecture and of traditional maintenance techniques, which continue to the present time. Criterion (ii): The mosques and holy places of Timbuktu have played an essential role in the spread of Islam in Africa at an early period. Criterion (iv): The three great mosques of Timbuktu, restored by the Qadi Al Aqib in the 16th century, bear witness to the golden age of the intellectual and spiritual capital at the end of the Askia dynasty. Criterion (v): The three mosques and mausoleums are outstanding witnesses to the urban establishment of Timbuktu, its important role of commercial, spiritual and cultural centre on the southern trans-Saharan trading route, and its traditional characteristic construction techniques. Their environment has now become very vulnerable under the impact of irreversible change>>, <http://whc.unesco.org/en/list/119>.

(11) Segun la Declaracion de su excepcional valor universal: <<The Tomb of Askia is located in the town of Gao. The site comprises the following elements: the pyramidal tower, the two flat-roofed mosques, the necropolis and the white stone square. The spectacular pyramidal structure was built by Askia Mohamed, Emperor of the Songhai Empire in 1495. The Tomb of Askia was built when Gao became the capital of the Empire and Islam was adopted as the official religion. The Tomb of Askia is a magnificent example of how the local traditions have adapted to the exigences of Islam in creating an architectural structure unique across the West African Sahel. The Tomb is the most important and best conserved vestige of the powerful and rich Songhai Empire that extended through West Africa in the 15th and 16th centuries. Its value is also invested in its architectural tomb/minaret shape, its prayer rooms, its cemetery and its assembly space that have survived and are still in use. From the architectural perspective, the Tomb of Askia is an eminent example of Sudano-Sahelian style, characterized by rounded forms resulting in the regular renewal of the layer of plaster eroded each winter by the rare but violent rains. The pyramidal form of the tomb, its function as central minaret as well as the length and shape of the pieces of wood comprising the permanent scaffolding, give the Tomb of Askia its distinctive and unique architectural characteristics.

Criterion (ii): The Tomb of Askia reflects the way the local building traditions, in response to Islamic needs, absorbed influences from North Africa to create a unique architectural style across the West African Sahel. Criterion (iii): The Tomb of Askia is an important vestige of the Songhai Empire, which once dominated the Sahel lands of West Africa and controlled the lucrative trans-Saharan trade. Criterion (iv): The Tomb of Askia reflects the distinctive architectural tradition of the West African Sahel and in particular the way buildings evolve over centuries through regular, traditional maintenance practices>>, <http://whc.unesco.org/en/list/1139>.

(12) De acuerdo con lo establecido en el articulo 7.2.a) del Estatuto de la Corte Penal Internacional: <<Por 'ataque contra una poblacion civil' se entendera una linea de conducta que implique la comision multiple de actos mencionados en el parrafo 1 contra una poblacion civil, de conformidad con la politica de un Estado o de una organizacion de cometer ese ataque o para promover esa politica>>. Cursiva anadidas.

(13) Es importante tratar de ser lo mas escrupuloso y exacto posible a la hora de identificar estos grupos, y la ideologia que los alimenta y con base a la cual actuan, porque cualquier generalizacion en este sentido no solo resulta inexacta, sino profundamente injusta y genera no pocos efectos negativos graves.

Para la distincion entre las distintas ramas del Islam y las fuentes o bases ideologicas de los grupos terroristas islamistas, vid., entre otros, Armastrong, K., Los origenes del fundamentalismo en el judaismo, el cristianismo y el islam, Fabula Tusquets, Barcelona, 2004; Buck-Morss, Pensar tras el terror. El islamismo y la teoria critica entre la izquierda, Antonio Machado Libros, Madrid, 2010; Gomez Garcia, L., Diccionario de Islam e islamismo, Espasa, Madrid, 2009; Gonzalez Hernandez, M., <<Definiendo conceptos: sufismo, fundamentalismo, salafismo, islamismo y wahabismo>>, en F. Vacas Fernandez (dir.), Comunidad Internacional, Oriente Proximo y Cultura de Paz, no. 3 Cuadernos Cultura de Paz, Instituto de Estudios Internacionales y Europeos <<Francisco de Vitoria>> de la Universidad Carlos III de Madrid, 2015, pp. 57-68; Mosterin, J., El Islam, Alianza Editorial, Madrid, 2012; Richard, Y., El Islam Shii, Biblioteca del Islam Contemporaneo, Ediciones Bellaterra, Barcelona, 1996; Tamayo, J. J., Islam, cultura, religion y politica, Trotta, Madrid, 2010; Tamayo, J. J., <<Pluralismo religioso en el Mundo Arabe>>, en F. Vacas Fernandez (dir.), El Mundo Arabe hoy: entre inmovilismo y transformacion, no. 2 Cuadernos Cultura de Paz, Instituto de Estudios Internacionales y europeos <<Francisco de Vitoria>> de la Universidad Carlos III de Madrid, 2014, pp. 23-32.

(14) En palabras del antropologo Huysecom: <<Il est important pour moi de souligner qu'au Mali la situation est particulierement tragique et distincte de la destruction des Bouddhas de Bamiyan en Afghanistan. A Bamiyan, il s'agissait de destructions terribles d'un patrimoine mondial pluri seculaire et exceptionnel, toutefois deconnecte de la croyance des populations locales (meme si d'autres nations bouddhistes y etaient bien entendu religieusement attachees comme le Japon etc.). Au Nord-Mali, il s'agit non seulement de la destruction d'un patrimoine mondial, mais aussi, avant tout du patrimoine malien, du patrimoine des populations habitant Tombouctou. Impuissantes, elles assistent a la destruction, sous leurs yeux, des tombeaux de leurs ancetres. De lieux saints toujours profondement veneres>>. Huysecom, E., <<Tombouctou: la destruction des mausolees par les islamistes d'Ansar Dine>>, Sciences et Avenir, 1 de juillet 2012, <www.sciencesetavenir.fr/decryptage/20120701.OBS5726/tombouctou-la-destruction- desmausolees-par-les-islamistes-d-ansar- dine.html>.

(15) Como recuerda Fatou Bensouda, <<the mausoleums of Timbuktu played and continue to play an important religious role in the daily lives of the city's inhabitants. Mausoleums are sacred places of worship. They are frequently visited by the city's residents. Pilgrims would also come from distant places to pay their respects and to pray. Going to the mausoleums was and still is an expression of one's faith and religious piety.

It is specifically these deeply rooted religious practices and beliefs that Ansar Dine and AQIM wanted to annihilate by destroying these mausoleums. Through their brutal and callous acts, they made it impossible for the inhabitants of Timbuktu to devote themselves to their religious practices during the ten-month occupation of their city (...) To destroy Timbuktu's mausoleums is therefore to erase an element of collective identity built through the ages. It is to eradicate a civilisation's landmark. It is the destruction of the roots of an entire people, which irremediably affects its social attitudes, practices and structures>>. Statement of the Prosecutor of the International Criminal Court, Fatou Bensouda, at the opening of Trial in the case against Mr Ahmad Al-Faqi AlMahdi, 22 August 2016, pp. 3 y 4. Cursivas anadidas, <www.icc- cpi.int//Pages/item. aspx?name=otp-stat-al-mahdi-160822>.

(16) Ibid, pp. 4 y 7.

(17) Como tambien ha subrayado Bensouda: <<This type of crime, wherever it may happen in the world, presents the international community today with enormous challenges. (...) I would like to highlight three general points in this regard: The first is that deliberate attacks on cultural property are often the precursor to the worst outrages against a population. As some learned observers have noted, the struggle to defend the cultural property of a population is an integral part of the humanitarian operation aimed at protecting that population. The second aspect, one of greater concern, is that deliberate attacks on cultural property have become actual weapons of war. They are being used to eliminate entire communities and wipe out any traces left of them, their history and identity, as though they never existed. (...) Lastly, the protection of cultural heritage is an essential part of the post-conflict social reconstruction and reconciliation process. This is because cultural heritage gives meaning as well as a sense of continuity and direction from the past to the future>>. Ibid, pp. 5 y 6.

(18) Refuerzo de la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura y promocion del pluralismo cultural en caso de conflicto armado, doc. 38 C/49, de 30 de octubre de 2015, par. 1 (accesible en <http://unesdoc.unesco.org/images/0023/002351/235186s.pdf>).

(19) Expresion utilizada por primera vez por la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, en agosto de 2014. Vid. <www.unesco.org/new/es/media-services/ singleview/news/ preserving_the_cultural_heritage_and_diversity_of_syria_and_iraq_are_essential_i rina_bokova_ welcomes_at_unesco_un_deputy_secretary_general_jan_eliasson/#.V-JLKPmLTcs>.

(20) Baste recordar el fracaso de buena parte de los mecanismos de proteccion y salvaguardia previstos en la Convencion de La Haya de 1954, simplemente por su no utilizacion por los Estados al priorizar la <<logica de la guerra>> a la de la salvaguardia de los bienes culturales; lo que llevo a la adopcion del Segundo Protocolo a la Convencion de La Haya para la proteccion de bienes culturales en caso de conflicto armado, de 26 de marzo de 1999. Como se indica en su Preambulo: <<Conscientes de la necesidad de mejorar la proteccion de los bienes culturales en caso de conflicto armado y de establecer un sistema reforzado de proteccion para bienes culturales especialmente designados; Reiterando la importancia de las disposiciones de la Convencion para la Proteccion de los Bienes Culturales en caso de Conflicto Armado adoptada en La Haya el 14 de mayo de 1954, y haciendo hincapie en la necesidad de completar esas disposiciones con medidas que refuercen su aplicacion; Deseosas de proporcionar a las Altas Partes Contratantes en la Convencion un medio para participar mas estrechamente en la proteccion de los bienes culturales en caso de conflicto armado mediante el establecimiento de procedimientos adecuados>>.

(21) Kila, J. D., <<Utilizing Military Cultural Experts in Times of War and Peace: An Introduction>>, en Culture and international Law, P. Meerts (ed.), Hague Academic Coalition, The Hague, 2008, p. 190.

(22) Rodriguez Termino, I. y Gonzalez Acuna, D., <<La proteccion del patrimonio cultural en conflictos armados. De las lecciones aprendidas al diseno estrategico>>, Instituto Espanol de Estudios Estrategicos (IEEE), Documento Marco, 15/2013, de 7 de agosto de 2013, p. 7, <www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_marco/2013/ DIEEEM15-2013_ProteccionPatrimonioCulturasConflictosArmados_IRguez.pdf>.

(23) Ibid, p. 5.

(24) Vid. UNESCO, International Coordination Committee for the Saveguarding of the Cultural Heritage of Iraq: Final Report on Damage Assessments in Babylon, doc. CLT/EO/CIP/2009/RP/114, 2009, <www.unesco.org/fileadmin/MULTIMEDIA/FIELD/Iraq/pdf/Report%20on%20Damages%20in%2 0Babylon.pdf>.

(25) World Heritage Committee, Walled City of Sana'a (Yemen), Decision 40 COM 7A.24, 2016, <http://whc.unesco.org/en/decisions/6639>. Vid. tambien La Directora General de la UNESCO condena la destruccion de los edificios historicos de la Ciudad Vieja de Sana, en Yemen (accesible en <http://es.unesco.org/news/directora-general-unesco-condena-destruccion- edificios-historicos-ciudad-vieja-sana-yemen>); La Directora General de la UNESCO pide a todas las partes que protejan el patrimonio cultural de Yemen, 12 de mayo de 2015, <www.unesco.org/new/es/media-services/single- view/news/la_directora_general_de_la_unesco_pide_a_todas_las_partes_que_protejan _el_patrimonio_cultural_de_yemen/#.V9gKg _mLTcs>.

(26) S/RES/2100 (2013), de 25 de abril.

(27) Vid. VACAS Fernandez, F., El regimen juridico del uso de la fuerza por parte de las operaciones de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas, Marcial Pons, Madrid, 2005.

(28) Obligaciones de los Estados que reitera, en 2003, la Declaracion de la UNESCO relativa a la destruccion intencional del patrimonio cultural, sea o no en el marco de un conflicto armado. Declaracion de la UNESCO relativa a la destruccion intencional del patrimonio cultural, 17 de octubre de 2003, <http://portal.unesco.org/es/ev.php- URL_ID=17718&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html>.

(29) Sobre la proteccion juridica internacional del patrimonio cultural en conflictos armados vid., entre otros, Fernandez Liesa, C. R., <<El Convenio de proteccion de los bienes culturales en caso de conflicto armado de 1954, y los Protocolos de 1954 y 1999>>, en C. R. Fernandez Liesa y J. Prieto de Pedro (dir.), La proteccion juridico internacional del patrimonio cultural, Colex, Majadahonda, 2009, pp. 103-133; Garcia Labajo, J. M., <<La proteccion de bienes culturales en caso de conflicto armado>>, en J. L. Rodriguez-Villasante y Prieto (coord.), Derecho Internacional Humanitario, 2a ed., Tirant lo Blanch, Valencia, 2007, pp. 681-709; Henckaerts, J.-M., <<Nuevas normas para la proteccion de los bienes culturales durante un conflicto armado>>, Revista Internacional de la Cruz Roja (30 de septiembre de 1999), <www.icrc.org/spa/resources/documents/misc/5tdnnb.htm>; Nahlik, S. E., <<La protection internationale des biens culturels en cas de conflict arme>>, 120 R.C.A.D.I. 61 (1967); Nahlik, S.-T., <<Protection of Cultural Property>>, en Les dimensions internationales du droit humanitaire, UNESCO/Henry-Dunant Institut/Martinus Nijhoff Publishers (ed.), Paris/Geneva/London, 1988; Stavraki, E., La Convention pour la protection des biens culturels en cas de conflit arme. Une Convention de droit international humanitaire, ed. Ant. N. Sakkoulas, Athenes-Komotini, 1996; Toman, J., La protection des biens culturels en cas de conflit arme. Commentaire de la Convention de La Haye du 14 Mai 1954 pour la protection des biens culturels en cas de conflit arme ainsi que d'autres instruments de droit international relatifs a cette protection, Paris, UNESCO, 1994; Verri, P., <<The condition of cultural property in armed conflicts (II)>>, en International Review of the Red Cross, Geneva, no. 246 (mayo-junio 1985).

(30) En palabras de Kila: <<In the field of Cultural Property protection, the military are a major player. They not only have the state monopoly on the use of force when operating in their national territory, but also in certain cases through mandates and joint missions, restricted by rules of engagement, in areas outside their country of origin. Soldiers operate during all phases of a conflict including those in which civil experts are not allowed or unable to function. In fact, they form both part of the problem and of the solution>>. Kila, J. D., Heritage under siege: military implementation of the 1954 Convention for the Protection of Cultural Property, PhD thesis, 2012, p. 38, <http://dare.uva.nl/document/2/101238> y publicado con el mismo titulo en Brill, Leiden, 2012. Cursivas anadidas.

(31) Seccion 6.6 del Boletin del Secretario General, Observancia del derecho internacional humanitario por las fuerzas de las Naciones Unidas, ST/SGB/1999/13, de 6 de agosto de 1999, <www.un.org/es/comun/docs/?symbol=ST/SGB/1999/13>.

(32) <<Las obligaciones definidas en el parrafo primero del presente articulo no podran dejar de cumplirse mas que en el caso de que una necesidad militar impida de manera imperativa su cumplimiento>> (cursivas anadidas).

(33) <<A fin de garantizar el respeto de los bienes culturales de conformidad con el articulo 4 de la Convencion:

(a) una derogacion fundada en una necesidad militar imperativa conforme al parrafo 2 del articulo 4 de la Convencion solo se podra invocar para dirigir un acto de hostilidad contra un bien cultural cuando y durante todo el tiempo en que:

i) ese bien cultural, por su funcion, haya sido transformado en un objetivo militar; y

ii) no exista otra alternativa practicamente posible para obtener una ventaja militar equivalente a la que ofrece el hecho de dirigir un acto de hostilidad contra ese objetivo;

b) una derogacion fundada en una necesidad militar imperativa conforme al parrafo 2 del articulo 4 de la Convencion solo se podra invocar para utilizar bienes culturales con una finalidad que pueda exponerles a la destruccion o al deterioro cuando y durante todo el tiempo en que resulte imposible elegir entre esa utilizacion de los bienes culturales y otro metodo factible para obtener una ventaja militar equivalente;

c) la decision de invocar una necesidad militar imperativa solamente sera tomada por el oficial que mande una fuerza de dimension igual o superior a la de un batallon, o de menor dimension cuando las circunstancias no permitan actuar de otra manera;

d) en caso de ataque basado en una decision tomada de conformidad con el apartado a) se debe dara aviso con la debida antelacion y por medios eficaces, siempre y cuando las circunstancias lo permitan>>.

(34) Citado en Kila, J. D., <<Utilizing Military Cultural Experts ...>>, op. cit., p. 183.

(35) Vid. Kila, J. D., <<Heritage under siege ...>>, op. cit., pp. 14 y ss. y 243 y ss.

(36) Sobre la destruccion del patrimonio cultural de Irak a partir de 2003, vid., entre otros, Emberling, G. y Hanson, K. (eds.). Catastrophe! The Looting and Destruction of Iraq's Past, The University of Chicago, Chicago, 2008; Heese, M. van, <<Iraq and the Second Protocol to the 1954 Hague Convention>>, en Protecting Cultural Property in Armed Conflict. An Insight into the 1999 Second Protocol to the Hague Convention of 1954 for the Protection of Cultural Property in the Event of Armed Conflict, N. van Woudenberg y L. Lijnzaad (ed.), Brill-Nijhoff, 2014, Chap. 13; Rothfield, L. (ed.), Antiquities under Siege: Cultural Heritage Protection after the Iraq War: AltaMira Press, Lanham (MD), 2008; Rush, L. W., <<Response to 'Relations between Archaeologists and the Military in the Case of Iraq'>>, Papers from the Institute of Archaeology 19 (2009); Stone, P. G. y Bajjaly, J. F., The Destruction of Cultural Heritage in Iraq, Boydell & Brewer Ltd, Woodbridge, 2008.

(37) Vid. zeidler, J. y Rush, L. W. <<In-Theatre Soldier Training through' Cultural Heritage Playing Cards: A US Department of Defense Example>>, en Archaeology, Cultural Property, and the Military, L. W. Rush (ed.), The Boydell Press, Woodbridge, 2010, p. 75; Rush, L. W., <<Dealing the Heritage Hand: Establishing a United State Department of Defense Cultural Property Protection Program for Global Operations>>, en ibid, pp. 86-97.

(38) Rodriguez Termino, I. y Gonzalez Acuna, D., <<La proteccion del patrimonio cultural en conflictos Armados ...>>, op. cit., p. 22.

(39) S/RES/2164 (2014), de 25 de junio. Cursivas anadidas. Reiterada en sus resoluciones 2227 (2015), de 29 de junio, par. 25; 2295 (2016), de 29 de junio, par. 39.

(40) Recordemos que, en puridad juridica, <<competencia>> hace referencia a un poder/deber; mientras que es la palabra <<potestad>> la que denota unicamente un poder que no lleva aparejado deber alguno.

(41) Vid. Lizarazu Perinat, M. T., <<El papel de la UNESCO en la proteccion del patrimonio en zonas de conflicto>>, Actualidad Juridica Uria Menendez, 42-2016, pp. 7-16.

(42) Adoptada como respuesta a la destruccion de los conocidos como Budas de Bamiyan.

(43) <www.unite4heritage.org/es/node/3 >.

(44) La Coalicion Mundial <<Unidos por el Patrimonio>> se ha creado con el objetivo de erigirse <<como marco de reflexion permanente acerca del modo de incorporar la proteccion de la cultura a los ambitos humanitario, de seguridad y de consolidacion de la paz. En el ejercicio de su funcion de laboratorio de ideas, la UNESCO actuara como plataforma mundial para promover ideas, asi como acciones concretas en este sentido>>. <<Refuerzo de la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura ...>>, op. cit., par. 32. Una de sus primeras materializaciones ha sido la creacion por parte de Italia de una Fuerza de Emergencia para la Cultura-- Italian Task Force for Culture--a traves de un acuerdo con UNESCO adoptado el 16 de febrero de 2016. Memorandum of Understanding between the government of the Italian Republic and UNESCO on the Italian National <<Task Force in the framework of UNESCO's Global Coalition Unite4Heritage>> for initiatives in favor of Countries facing emergencies that may affect the protection and safeguarding of culture and the promotion of cultural pluralism, <www.beniculturali.it/mibac/multimedia/MiBAC/documents/1455616287505_2._Memorand um_of_Understanding_11_II_2016_DRAFT_Fin ale_UNESCO_versione_Italia.pdf>.

(45) <<Refuerzo de la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura...>>, op. cit., par. 11.

(46) Ibid, par. 16.

(47) Resolucion UNESCO, Refuerzo de la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura y promocion del pluralismo cultural en caso de conflicto armado, doc. 38 C/48, de 17 de noviembre de 2015, pto. 6, <http://unesdoc.unesco.org/images/0024/002433/243325s.pdf>.

(48) Kila, J. D., <<Utilizing Military Cultural Experts ...>>, op. cit., p. 190.

(49) Doc. CLT/CH/01/7.1/INF1, de 2001, <www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/ HQ/CLT/pdf/leaflet-eng-albanais-serbe_2001.pdf>.

(50) <www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/HQ/BPI/EPA/images/media_services/Direct or-General/ Passeport-pour-le-Mali.PDF>.

(51) Como resume el Secretario General de Naciones Unidas: <<A traves de la labor de la Organizacion de las Naciones Unidas para la Educacion, la Ciencia y la Cultura, las Naciones Unidas han elaborado modulos de capacitacion para el personal militar, policial y civil sobre sus responsabilidades y deberes en lo que respecta a la proteccion del patrimonio cultural de Mali>>. Informe del Secretario General sobre la situacion en Mali, S/2013/582, de 1 de octubre, par. 51.

(52) Informe del Secretario General sobre la situacion en Mali, S/2015/1030, de 24 de diciembre, par. 48.

(53) <<Refuerzo de la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura...>>, op. cit., par. 35. Cursivas anadidas.

(54) <www.unesco.org/new/es/media-services/single- view/news/director_general_of_unesco_urges_respect_for_the_preservation_of_world _heritage_site_of_timbuktu_mali/#.V4Sz3_ mLTcs>.

(55) <www.unesco.org/new/en/media-services/single-view/news/ unesco_director_general_appeals_for_concerted_action_to_prevent_loss_or_destruct ion_of_timbuktus_documentary_heritage/#. V4S2zvmLTcs>.

(56) <<En casos de graves violaciones del presente Protocolo, las Partes se comprometen a actuar conjuntamente por conducto del Comite o por separado, en colaboracion con la UNESCO y las Naciones Unidas y de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas>>.

(57) <whc.unesco.org/en/news/987/>.

(58) Informe del Secretario General sobre la situacion en Mali, S/2013/582, de 1 de octubre, par. 51.

(59) Informe del Secretario General sobre la situacion en Mali, S/2014/229, de 28 de marzo, par. 47.

(60) Por cierto, de especial relevancia historica para Espana, puesto que, como explica Bolanos Martinez: <<Paradojas de la historia, una parte importante del legado a merced de los salafistas, tiene su origen en la persecucion del Islam en la Peninsula Iberica. No hay que olvidar que en Tombuctu se conserva una importante clave para el estudio del exilio morisco medieval espanol: el Fondo Kati, una impresionante biblioteca de mas de 3.000 manuscritos en arabe, espanol, hebreo y frances perteneciente a una familia maliense de origenes andalusies>>. Bolanos Martinez, J., <<Integrismo y patrimonio cultural>>, Revista Espanola de Defensa (octubre de 2012), p. 51.

(61) Informe del Secretario General sobre la situacion en Mali, S/2014/943, de 23 de diciembre, par. 42.

(62) Informe del Secretario General sobre la situacion en Mali, S/2015/426, de 11 de junio, par. 46.

(63) Informe del Secretario General sobre la situacion en Mali, S/2015/732, de 22 de septiembre, par. 51.

(64) World Heritage Committee, Fortieth session Istanbul, Turkey 10-20 July 2016, doc. WHC/16/40.COM/7A.Add, 10 de junio de 2016, p. 7 (cursivas anadidas).

(65) <<Refuerzo de la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura ...>>, op. cit., par. 29.

(66) <https://treaties.un.org/Pages/ViewDetails.aspx?src=TREATY&mtdsg_no=XVIII10&chap ter=18&lang=en>.

(67) Carta de remision a la CPI del Ministro de Justicia de Mali, de 13 de julio de 2012, <www.icc-cpi.int/ NR/rdonlyres/A245A47F-BFD1-45B6-891C-3BCB5B173F57/0/ReferralLetterMali130712. pdf>.

(68) S/RES/2056 (2012), de 5 de julio.

(69) The Office of the Prosecutor, Situation in Mali. Article 53(1) Report, 16 de enero de 2013, par. 173-175. Cursivas anadidas, <www.icc- cpi.int/itemsDocuments/SASMaliArticle53_1PublicReportENG16Jan2013.pdf>.

(70) Articulo 8(2)(e)(iv) del Estatuto de Roma.

(71) Chambre Preliminaire I, Situation en Republique du Mali, affaire le Procureur C. Ahmad Al Faqi Al Mahdi, Mandat d'arret a l'encontre d'Ahmad AL FAQI AL MAHDI, doc. ICC- 01/1201/15, 18 de septiembre de 2015, p. 8, <www.icc-cpi.int/CourtRecords/CR2015_18211.PDF>.

(72) Pre-Trial Chamber I, Situation in the Republic of Mali in the Case of the Prosecutor V. Ahmad Al Faqi Al Mahdi, Decision on the confirmation of charges against Ahmad Al Faqi Al Mahdi, doc. ICC-01/12-01/15, 24 de marzo de 2016, par. 34, <www.icc- cpi.int/CourtRecords/ CR2016_02424.PDF>.

(73) <www.unesco.org/new/fr/media-services/single- view/news/des_sites_du_patrimoine_mondial_du_mali_inscrits_sur_la_liste_du_patri moine_en_peril/#.V4PGQ_mLTcs>.

(74) Pre-Trial Chamber I, Situation in the Republic of Mali in the Case of the Prosecutor V Ahmad Al Faqi Al Mahdi, Decision on the confirmation of charges against Ahmad Al Faqi Al Mahdi, doc. ICC-01/12-01/15, 24 de marzo de 2016, par. 39-42. Cursivas anadidas.

(75) Vid. ibid, par. 45.

(76) En concreto, Ahmad Al Faqi Al Mahdi <<publicly declared that the decision to destroy the Buildings/Structures was deliberately taken: 'nous agissons ainsi parce que nous voulons la demolition des domes'. He stated that the destruction of the domes had been ordered by 'le Messager' and not prohibited by the relevant texts consulted by him>>. Ibid, par. 49.

(77) Ibid, par. 55.

(78) Como, por lo demas, es la practica seguida por la Corte en otros asuntos: Ntaganda Confirmation Decision, para. 100; Gbagbo Confirmation Decision, para. 227; Bemba et al. Confirmation Decision; Ble Goude Confirmation Decision, para. 133; Ongwen Confirmation Decision, para. 35.

(79) Pre-Trial Chamber I, Situation in the Republic of Mali in the Case of the Prosecutor V. Ahmad Al Faqi Al Mahdi, Decision on the confirmation of charges against Ahmad Al Faqi Al Mahdi, doc. ICC-01/12-01/15, 24 de marzo de 2016, par. 22.

(80) Statement of the Prosecutor of the International Criminal Court, Fatou Bensouda, following admission of guilt by the accused in Mali war crime case: <<An important step for the victims, and another first for the ICC>>, 24 de marzo de 2016, <www.icc-cpi.int/Pages/item.aspx?name=160324- otp-stat-alMahdi>.

(81) Trial Chamber VIII, Situation in the Republic of Mali in the Case of the Prosecutor V. Ahmad Al Faqi Al Mahdi, Decision Setting the Commencement Date of the Trial, doc. ICC- 01/12-01/15-93, 1 de junio de 2016, <www.icc-cpi.int/CourtRecords/CR2016_03987.PDF>.

(82) Doc. ICC-CPI-20160824-PR1237, 24 August 2016, <www.icc- cpi.int//Pages/item.aspx?name=pr1237>.

(83) Judgment and Sentence in the case of the Prosecutor v. Ahmad al Faqi al Mahdi, No.: ICC-01/1201/15 de 27 de septiembre de 2016, par. 109, <www.icc- cpi.int/CourtRecords/CR2016_07244.PDF>.

(84) Kila, J. D., <<Heritage under siege...>>, op. cit., pp. 198-199.

(85) Resolucion UNESCO, Refuerzo de la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura y promocion del pluralismo cultural en caso de conflicto armado, doc. 38 C/48, de 17 de noviembre de 2015, pto. 1.

(86) Vid. Vacas Fernandez, F., <<Aproximacion a los conceptos de paz y seguridad en el espacio iberoamericano>>, en C. Diaz Barrado y F. Vacas Fernandez (dir.), Guia del espacio iberoamericano de paz, seguridad y defensa, Instituto Universitario General Gutierrez Mellado de investigacion sobre Paz, Seguridad y Defensa, Madrid, 2010, pp. 15-36.

(87) Como afirma Rush: <<Preservation of cultural property can be critical for social restoration in a devastated community>>. Rush, L. W., <<Cultural Property Protection as a Force Multiplier in Stability Operations>>, Military Review (March-April 2012), p. 42.

(88) <<Refuerzo de la labor de la UNESCO en materia de proteccion de la cultura...>>, op. cit., parrs. 8 y 10. Cursivas anadidas.

(89) Ibid., par. 31. Cursivas anadidas.

(90) Statement of the Prosecutor of the International Criminal Court, Fatou Bensouda, at the opening of the confirmation of charges hearing in the case against Mr Ahmad Al-Faqi Al Mahdi, 1 de marzo de 2016, <www.icc-cpi.int/Pages/item.aspx?name=otp-stat-01-03-16>. Vid. tambien Statement of the Prosecutor of the International Criminal Court, Fatou Bensouda, at the opening of Trial in the case against Mr Ahmad Al-Faqi Al Mahdi, 22 August 2016.
COPYRIGHT 2016 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vacas Fernandez, Felix
Publication:Anuario Espanol de Derecho Internacional
Date:Jan 1, 2016
Words:16709
Previous Article:El uso de la fuerza contra el Estado Islamico en Irak y Siria: problemas de fundamentacion juridica.
Next Article:La proteccion de los derechos humanos en el sistema interamericano: su evolucion y una vision actual.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters