Printer Friendly

La Fiesta en Colombia. Albores del siglo XXI/The Festival in Colombia. Dawn of the 21st century/La fete en Colombie. Aube du 21eme siecle/A festa na Colombia. Alvorada do seculo 21./Kusikui puncha Kulumbia alpa, Virsial tiaska kai iskai chunga sug siglo kaura.

La fiesta o lo festivo, como concepto, asi como sus propias formas de expresion, ha variado en lo que va corrido del siglo XXI en Colombia. Como concepto (Gonzalez, 2011, pp. 13-33), es evidente que la fiesta en tanto que producto social es "un momento particular y reiterado donde se pueden descifrar las reglas del funcionamiento social" (Chartier, 1987, p. 24) y bajo este criterio se orientan definiciones y formas de manifestacion de las comunidades o colectivos sociales.

En general, la fiesta, entendida como un rito social que comparten un grupo de personas, (Diccionario etimologico) es un acto ceremonial a traves del cual se busca recordar, conmemorar, celebrar, festejar o divertirse.

En la Colombia de hoy (albores del siglo XXI), su practica es un "acto de participacion comunitaria" (Chartier, 1987, p. 23), es decir, mantiene este elemento de tradicion, pero no necesariamente debe ser concebida solo "como reunion para expresion de alegria" (Ocampo, 1985, p. 32), sino que las variaciones sociales determinan otros aspectos para su definicion y para sus diversas formas de expresion.

Bajo estas consideraciones y teniendo en cuenta que no se puede imponer un solo sentido a la fiesta (Isambert, 1982, p. 159), lo que esta emergiendo progresivamente en la Colombia del siglo XXI, se relaciona mas con el concepto de celebracion, termino que designa una "valoracion simbolica" (Isambert, 1982, p. 159) que evoca una solemnidad o momentos placenteros que no descartan "las fiestas intimas, las fiestas de recogimiento y las fiestas tristes". (Isambert, 1982, p. 160).

Es evidente, como lo plantea Isambert (1982, pp. 155-156), que la fiesta oscila entre dos polos: lo ceremonial y lo placentero, es decir que tiene un caracter mixto y, en ese sentido, por ejemplo, en las pompas funerarias hay una parte recreativa en su ceremonial, visible en sus escenografias, musicas o vestuarios, entre otros elementos puestos en escena en estos fastos.

El otro concepto que ha tomado preponderancia en este transcurrir del siglo XXI es el de la conmemoracion (Nora, 1984, pp. 379-594), y (Remi y Retat, 1996), ceremonias que escenifican el recuerdo de una persona o de un acontecimiento. Puestas en escena desde tiempos lejanos, contemporaneamente, se han direccionado tambien hacia los campos de la "dignidad de la memoria, memoria de la dignidad" (Galeano, 2007, p. 16).

Ahora, tratandose de las nuevas formas festivas, especificamente en lo que se relaciona con los elementos que intervienen en sus escenografias, se ha presentado, en los nuevos fastos, una novedosa manera de crear puestas en escenas mas vistosas, ritmicas, musicales generando ambientes muy ludicos. La marcha de protesta, por ejemplo, es ahora muy carnavalesca lo que ha logrado construir interacciones de reconocimiento social.

De otra parte, los encuentros ya no implican grandes concentraciones de personas convocadas por el Estado, organismos de gobierno, organizaciones religiosas o una comunidad o colectivo, sino que las convocatorias las hacen grupos sociales mas especificos, que se reunen alrededor de un referente compartido sin que necesariamente sea conexo de toda la sociedad lo que determina una nueva manera de concebir el Sujeto celebrante.

Son una especie de nuevos sujetos que utilizan, prioritariamente, los espacios publicos abiertos para escenificar lo que desean visibilizar y no pensando en otros publicos ajenos a su actividad sino en la cohesion de su comunidad o colectivo.

En ese sentido al lado de las fiestas de tradicion o las ya tradicionalmente escenificadas, emerge una multiplicidad de actos festivos de variada gama. La sociedad cambia y esto se manifiesta en lo festivo.

Es en este universo de recordar, conmemorar, celebrar, festejar o divertirse que tiene importancia el estudio del calendario festivo. Los calendarios, (1) marcan los tiempos de comunidades y sociedades y se determinan o modifican de acuerdo con los intereses politicos, economicos, sociales o culturales de los sujetos que conforman esas colectividades.

La Celebracion como eje de lo festivo
"Los dioses no estan de nuestro lado, recen al diablo, chicos," Aaron,
el Moro, personaje creado por William Shakespeare en su obra teatral,
                           Tito Andronico,--Titus Andronicus--(1594).


En Colombia se realizan cada ano fiestas civicas, estatales, religiosas, populares o eventos festivos, que en conjunto suman 3.884. En los albores de este siglo XXI, vienen emergiendo otros fastos con una novedosa tipologia y taxonomia festiva que ha originado la visibilizacion tanto de otros Objetos o referentes de celebracion, otros Sujetos celebrantes, asi como diversas formas para la puesta en escena, de tal manera que en un reconteo de estos fastos ya se contabilizan 4.030 actos escenificados en los 365 dias calendario.

Tradicionalmente, la tipologia de la fiesta en Colombia se ha determinado segun las formas de celebracion, lo que permite su nominacion. Encontramos asi carnavales, festivales, fiestas religiosas, estatales, etnicas, regionales, municipales, comunitarias o locales, estas ultimas incluyen las realizadas en localidades urbanas de algunas ciudades.

Paralelo a ello, existe una taxonomia de la fiesta que permite una clasificacion de la misma con base en sus objetos celebrados (Isambert, 1882, pp. 162163) lo que le da su conceptualizacion, es decir define que se celebra.

Asi, en Colombia historicamente encontramos una taxonomia festiva que abarca ceremonias indigenas, con diversos objetos de convocatoria (Gonzalez, 2012); fiestas monarquicas, durante el periodo de la colonia; de nacion, a partir de la independencia; patronales, como las religiosas; modernas o de modernizacion como Rock al Parque en Bogota; de diversidad cultural como la danza, los cantos, las musicas, la palabra, los patrimonios o de acontecimientos referenciales como el dia de los trabajadores.

Sin embargo, estan surgiendo otros actos festivos que orientan, de una parte, nuevas definiciones de la fiesta misma, asi como se observan nuevas tipologias y taxonomias, nuevos objetos celebrados y sujetos celebrantes, todos ligados a los cambios sociales que de manera progresiva van emergiendo.

Encontramos actos festivos como: las fiestas-protesta, las marchas simbolicas, entre otras, algunas carreras deportivas referenciales por la paz, los actos simbolicos de variado tipo, los carnavales o festivales de grupos considerados de minorias, de genero, etnicas, los dias de visibilizacion como los de las violencias contra las mujeres, las ninas y ninos, las minas anti-personas, los desaparecidos, los desplazados, la proteccion o preservacion de animales y las victimas de violencias en el marco del conflicto armado.

Esas diversas formas de manifestacion han determinado cambios en la definicion conceptual de lo que significa la fiesta y ademas cambios en las formas de escenificacion. Si bien se mantienen elementos pertinentes de lo festivo como los colores, los olores, los sabores, las dramaturgias, las escenografias, las musicas, las danzas y bailes, estos elementos se utilizan en las marchas, los plantones, los actos de memoria, los performances, los actos simbolicos de perdon, los actos de conmemoracion, las carreras deportivas referenciales, las marchas por la paz, actividades todas con objetos celebrados determinantes y con sujetos celebrantes definidos que han construido mundos festivos diversos.

Entender y comprender la sociedad y sus ritmos de permanencia o cambio, en estos albores del siglo XXI, desde lo festivo, implica por tanto apreciar los Objetos celebrados, describir el Sujeto celebrante (Arino, 1992, p. 15) e indagar sobre formas de celebracion de grupos o comunidades, aspectos que pueden estar variando. Se fundamentan estas variaciones al tomar en cuenta que la fiesta, como ya se menciono, es un producto social y "por tanto, solo se comprende inserta en la sociedad que la produce" (Arino, 1992, p. 17).

Objetos celebrados y Sujetos celebrantes

A sabiendas de que existen variadas definiciones sobre el concepto de fiesta (Gonzalez, 2011, pp. 32-33) nuestra indagacion toma como hilo conceptual para su estudio los dos elementos mencionados: un Objeto celebrado, referido al concepto que se pone en escena, lo que se celebra y un Sujeto celebrante, como la colectividad que realiza la fiesta y la dota de significados.

Nuevos Objetos de celebracion

En lo corrido del siglo XXI en Colombia los principales Objetos de celebracion dan cuenta de conceptos tales como: la reinvencion de la fiesta, la vida, el cuerpo, la memoria historica y de luchadores por derechos, la paz social, el sosiego, el perdon, la resistencia de los pueblos indigenas, los derechos humanos, los derechos de minorias etnicas y poblacionales, la proteccion y salvaguarda de los animales, la reconciliacion, la reparacion simbolica, la inclusion, la solidaridad, la sanacion, la defensa de los cerros y los bosques; la libre expresion, la convivencia, la no violencia en favor de ninas, ninos, jovenes y mujeres y la no violencia contra los animales. Ademas, se ponen en escena temas contra el secuestro, las violaciones, el desplazamiento forzoso, la discriminacion racial o las desapariciones forzadas.

Los Sujetos celebrantes que convocan todos estos actos buscan visibilizar a traves de lo festivo variados imaginarios sociales, entre los cuales:

a. Iniciativas reivindicativas de derechos de personas, grupos o minorias;

b. acontecimientos que se datan como conmemoraciones de sucesos que buscan Ajar fechas de recuerdo con el fin de perpetuar actos de unidad para una familia, una comunidad o para la sociedad en general, que escenifica el recuerdo frente al olvido, esencialmente como consecuencia por acciones de violencia. Han tomado forma como Actos de Memoria;

c. ceremoniales donde individuos, grupos o funcionarios en representacion del Estado piden perdon a familiares de victimas de la violencia generada por el conflicto armado que todavia persiste en esta nacion. En ocasiones se han presentado disculpas publicas a toda una comunidad;

d. en este ambiente de reconciliacion, del reconocimiento de minorias o de llamar la atencion sobre el respeto de los derechos humanos han surgido tambien dias referenciales, denominados dias internacionales o mundiales aprobados por organismos internacionales y cuya celebracion se exige a los Estados miembros de esas organizaciones;

e. las marchas-protesta han emergido como un espacio donde los elementos festivos logran crear un ambiente de aceptacion social y de convocatoria para escenificar sucesos que conmocionan la sociedad en general, esencialmente violencias contra mujeres o ninas y ninos. Justamente en ocasiones los sujetos celebrantes son los mismos infantes.

f. De igual manera se han intentado reinventar un buen numero de festivos de tradicion, algunos de los cuales no se han consolidado, entre otras razones porque han sido propuestas emanadas desde poderes centrales como una alcaldia o una direccion administrativa universitaria y sin mucha participacion de los actores de la fiesta.

g. Ultimamente se han puesto en debate algunas actividades propias de la fiesta como las corralejas en la zona Caribe y continua en controversia el tema de las corridas de toros o las peleas de gallos, en su relacion con tradiciones heredadas. En estos debates han surgido grupos en defensa de la proteccion de los animales. Temas complejos y pertinentes que enfrentan tradiciones con aspectos de modernidad, entre los cuales esta el caso de reflexionar sobre violencias.

Sujeto celebrante

Uno de los aspectos relevantes del calendario--albores del siglo XXI en Colombia--y que vislumbra nuevos Sujetos celebrantes, se relaciona con un conflicto armado que ha dejado, por lo menos en los ultimos 50 anos, victimas de "masacres, asesinatos selectivos, desaparicion forzada, desplazamiento forzoso, secuestros, ejecuciones extrajudiciales, reclutamiento ilicito, torturas y sevicia, minas antipersonal y violencia sexual" (Sanchez, 2013), cuyas cifras dan cuenta de la dimension del problema: 5 700.000 desplazados que equivale a un 15% de la poblacion colombiana, 27.023 secuestros (1970-2010), 1.982 masacres (1980-2012), 220.000 victimas mortales (1958-2012), 60.000 desapariciones forzadas, (Grupo Memoria Historica, 2017); 6 2 millones de victimas entre 1985 y 2013, de los cuales el 49% menores de 26 anos, segun la procuradora delegada para la Infancia, la adolescencia y la familia, entre otros horrores.

En esta marana social, se ha legislado con base en acuerdos con los responsables de violencias y los gobiernos centrales han logrado varios pactos para cesar estas actividades. Esto ha producido una serie de acciones que, sin proponerselo, ha permitido inventar o reinventar algunas manifestaciones festivas o celebraciones.

De esta prolongada situacion, ha surgido en el siglo XXI un sujeto social que propende con sus acciones publicas la busqueda de verdad, de justicia, de reparacion, entre otras la reparacion simbolica y la no repeticion de hechos de violencia en su contra. Tambien, han surgido sujetos sociales provenientes de los grupos armados--autodefensas, paramilitares, guerrilleros--quienes una vez han negociado acuerdos con el Estado colombiano han buscado hacer parte de la vida politica colombiana. Asi las victimas del horror han producido a traves de cantos y musicas relatos de sucesos violentos que han padecido mientras los victimarios socializan musicas en busqueda de perdon.

Los otros sectores que han emergido han tomado tambien la estrategia de escenificar sus peticiones y busqueda de derechos a traves de actos festivos. Desde la puesta en escena de nuevas formas de actos festivos, se han focalizado y visibilizado como sujetos celebrantes: grupos etnicos como los raizales, los gitanos o pueblo rom, los indigenas, los afrocolombianos o afrodescendientes y grupos poblacionales como la comunidad LGBTI, campesinos o grupos sociales como la comunidad cannabica, grupos de mujeres, familiares de desaparecidos o grupos estudiantiles.

Es conveniente tener en cuenta que las celebraciones no son genericas, sino que se corresponden con practicas culturales que identifican sobre todo a comunidades mas que a grupos o individuos. Si bien hemos encontrado muchos elementos festivos en las actividades de celebracion, cada comunidad se manifiesta de manera diversa. Cantos y danzas de mujeres del Pacifico en la inauguracion de una morgue se comprende mejor si entendemos la cultura afro-descendiente. Estos actos son en consecuencia un buen material pedagogico para comprender nuestra propia nacion: diversa y compleja.

Asi, emerge en estos entrecruzamientos entre fiesta y conflicto, un primer sujeto celebrante, nominado victimas del conflicto armado que, como se ha mencionado, es culturalmente variado. Progresivamente, se han logrado hacer reconocer, han reclamado verdad, justicia, reparacion y no repeticion de los hechos violentos y con su visibilizacion a traves de las celebraciones de la memoria, entre otras acciones, hacen mutar la sociedad y, por tanto, tambien el calendario de celebraciones.

Entre sus acciones por la reparacion simbolica o por el derecho a reconstruir tejidos sociales han generado actos de celebracion de la memoria para recordar a sus familiares asesinados o desaparecidos, reinventado fiestas obstruidas por la violencia de los grupos armados, organizado marchas por los derechos o plantones de conmemoracion, construido monumentos de memoria y han logrado retornar a sus tierras dejadas por el desplazamiento forzado para iniciar nuevas vidas y donde la cultura festiva o ceremonial se ha constituido en un buen aliado. Entre otras razones dado que "un hombre no es solo memoria. Tiene tambien sentimiento, voluntad, sensibilidad yo moral..." (Sacks, 2002, p. 56) y es en este campo donde tiene validez pensar en la busqueda de sosiego.

Es muy importante este reconocimiento, dado que vislumbramos desde la segunda decada del siglo XXI en Colombia una etapa de posconflicto lo que implica un arduo trabajo de medidas de satisfaccion con las victimas de estas violencias entre las cuales es imprescindible tener orientadores precisos en lo que se relaciona con la reparacion simbolica definida como "toda prestacion realizada a favor de las victimas o de la comunidad en general que tienda a asegurar la preservacion de la memoria historica, la no repeticion de los hechos victi-mizantes, la aceptacion publica de los hechos, la solicitud de perdon publico y el restablecimiento de la dignidad de las victimas" (Ley de Victimas 1448, 2011). En la implementacion de pedagogias de comprension de estos nuevos ambientes la cultura festiva es de gran importancia.

Es fundamentalmente bajo la aplicacion de leyes como la de Justicia y Paz (2005) y la Ley de victimas y Restitucion de Tierras (Ley 1448 de 10 de junio de 2011), que se originan una serie de eventos que dan cuenta de actos de memoria o de fles-tas recuperadas o reinventadas.

Un segundo sujeto celebrante que se ha posicionado progresivamente en este siglo XXI es el que busca reconocimientos sociales a traves de actos festivos y en este campo se situan grupos marginados como los LGBTI, la comunidad cannabica colombiana, grupos etnicos como los gitanos y el pueblo rom, afro-descendientes, los raizales y grupos de indigenas que habitan principalmente en zonas urbanas.

Un tercer Sujeto celebrante es el de miembros de los grupos de paramilitares, quienes desde el ano 2005 acordaron con el gobierno y con el Estado Colombiano su desmovilizacion del conflicto a cambio de prebendas judiciales, previo compromiso de contar la verdad de sus acciones, de entregar bienes obtenidos ilegalmente, de reconocer a las victimas, de ubicar lugares con las fosas comunes y de buscar reparar simbolicamente a individuos, grupos y a la sociedad misma. Muchas de estas personas en sus declaraciones han explicado el origen de las nominaciones de sus frentes de guerra concebidos como actos de conmemoracion por sus propios muertos, han producido manifiestos artisticos como letras y musicas para explicar sus violencias o para pedir perdon a victimas y a la sociedad.

Un cuarto Sujeto son los miembros de grupos de guerrilla que tambien se deben mencionar como actores celebrantes y que se manifiestan a traves de actos como las conmemoraciones publicas de sus muertos, esencialmente jefes guerrilleros. Han aparecido tambien manifiestos artisticos para expresarse socialmente y hoy se encuentran cantantes, himnos y canciones que dan cuenta de sus grupos.

Un quinto grupo es aquel que se encuentra en varias poblaciones y que a traves de sus acciones busca re-inventar sus fiestas obstruidas por acciones en el marco del conflicto armado.

Nuevas formas, tiempos y espacios de celebracion

De igual importancia es el describir las actividades de la fiesta a partir de los actos ceremoniales, discursivos y simbolicos, los cuales, entrelazados con los Objetos celebrados, dan cuenta de una tipologia festiva que permite organizar una clasificacion o taxonomia de los fastos.

Para escenificar los conceptos mencionados se han originado formas o se han re-significado espacios como la marcha, el planton, el encuentro de victimas con victimarios, el ceremonial de entrega de restos oseos, los dias de conmemoracion, el carnaval, el festival o la fiesta, la inauguracion de casas de cultura o de monumentos, el acto publico y el taller.

El Planton, como ritual simbolico para llamar la atencion de transeuntes y de opinion en general se ha impuesto como acto simbolico en este siglo. Es un acto recurrente como forma de protesta, de escenificar memorias o de visibilizar derechos. Las letras de sus consignas, musicas y letras de cantos referentes al tema de los desaparecidos, fotos de los mismos, escenografias ritmicas como marchar en circulo, colores, como el uso de ropas blancas, entre otros elementos, dan un ambiente ceremonial a estas jornadas.

La Marcha, como acto colectivo es tambien muy frecuente en esta gama de iniciativas de las comunidades. Su objetivo central es visibilizar y para ello transitar la calle o un espacio publico abierto es esencial. En estos actos lo festivo es la clave de su escenografia: musicas, cantos, gritos, coreografias, disfraces, colores, letras, vestuarios, pancartas, desorden, son entre otros, algunos elementos carnavalescos propios de estos eventos. Si bien, historicamente, la Marcha ha sido muy utilizada en Colombia, especialmente en su relacion con las manifestaciones politicas, en este siglo XXI es muy variada la gama de Objetos referenciales que se ponen en escena. Encontramos marchas-protesta, por la vida, por la paz, contra las violencias, contra el proceso de paz, por el proceso de paz, contra reformas universitarias, contra el secuestro, por las ninas y los ninos.

El Cuerpo. Historicamente, el cuerpo ha sido uno de los objetos centrales de lo festivo y lo ceremonial. Las danzas y los bailes son esenciales en estos actos, pero asimismo el cuerpo ha sido objeto de prohibiciones y regulaciones por entidades de poder. En este siglo XXI ha retomado su papel como instrumento de visibilizacion de anhelos e imaginarios de algunos grupos sociales. El performance, el marchar con consignas pintadas en los pechos desnudos y espaldas de las mujeres--topless--, o las competencias atleticas son algunos de los ejemplos de estas practicas que se encuentran en los actos de celebracion y que han enriquecido los calendarios festivos. Recientemente, ha surgido una accion de protesta denominada Tetaton, en donde grupos de mujeres de reunen en protesta por la prohibicion de amamantar a sus hijos en publico. El espacio que se adecua es un escenario muy festivo donde los variados colores, los cantos de arrullo, las poses de cuerpos se entrecruzan y crean un lugar placentero, elemento muy propio de lo festivo.

Las musicas y cantos. Se han visualizado otras modalidades de celebracion, emanadas de otros actores sociales. Se trata de la produccion de obras artisticas, especialmente musicas, mediante las cuales algunos agentes generadores de violencias han buscado reconocer sus culpas como parte del entramado de posibles reconciliaciones sociales. Estudiar estos documentos puede contribuir en la compresion de una realidad social que es necesario construir. En este caso vale la pena mencionar que producciones musicales como Doy gracias a Dios, Justicia y Paz, De cantina en cantina o A mi padre son titulos de musicas compuestas y cantadas por Oliverio Isaza, alias "Terror", preso en la carcel La Picota de Bogota e hijo del jefe paramilitar Ramon Isaza, recluido tambien en el mismo establecimiento. Este confeso paramilitar ha obtenido permiso de la Fiscalia General de la Nacion para grabar su musica y ha acordado que lo producido en ventas debe entregarlo como parte de una "reparacion a las victimas" (El Tiempo, marzo 23 de 2014, p. 6). A estos grupos hay que verlos tambien con sus referentes simbolicos, generalmente vistosos con los nombres dados a sus frentes de guerra y que se refieren a sus propias memorias.

De igual importancia para estudiar son las manifestaciones en estos campos de los grupos de guerrilla. Sus himnos, sus musicas, sus letras o sus nombres conmemorativos hacen parte de una memoria de la nacion que por su complejidad deja entrever la dificil tarea de construir una comunidad politica.

En estas realidades existen no solo los calendarios de nacion o de region, sino que habria que referenciar lo producido por los grupos armados ilegales que en este siglo XXI buscan un espacio politico de accion para traspasar las fronteras de las violencias y en estos avatares han participado en los actos de perdon ampliando el nuevo calendario colombiano. Imaginar una nacion pasa por comprender los imaginarios plurales de quienes la conforman.

De igual manera, progresivamente y de acuerdo con las particularidades de la celebracion los grupos sociales han reinventado o posicionado algunas musicas o cantos, como referentes de sus celebraciones. El vals Tristezas del alma (cuyo autor es el bolivarense, Luis Alberto Rodriguez Moreno) es interpretado, principalmente por bandas de viento, en los actos de memoria de las victimas del conflicto armado; Rosa, que linda eres (del compositor colombiano, Luis Majin Diaz) es cantada en homenaje a Rosa Elvira Cely, victima de la violencia sexual y por tanto, un canto de estas celebraciones de memoria; Desaparecido, cancion de Ruben Blades, se interpreta o se escucha en varios Actos de Memoria en homenaje a los desaparecidos; Amor Eterno, (del mexicano, Juan Gabriel) es la cancion mencionada por una madre cuyo hijo fue asesinado en la masacre de la Rochela; los alabaos, manifestaciones propias de las mujeres afrodescendientes que se entonan en sus actos sacros. Por ejemplo, en el Acto realizado en Bocas de Satinga, ubicado en el departamento de Narino, con musicas de marimba y cantos de las cantadoras del Pacifico en la inauguracion de una morgue con condiciones tecnicas y sanitarias para el deposito de los cadaveres que se rescataban del rio Patia, producto del conflicto armado; o las diversas composiciones que han surgido por parte de victimas del conflicto armado para narrar sucesos en el marco de esta confrontacion.

Lo etnico y poblacional. Se han posicionado en estos nuevos ambientes los anhelos de poblaciones, todavia discriminadas, entre los que se pueden destacar la comunidad LGBTI con su Marcha festiva realizada el 30 de junio de cada ano, hoy nominada Marcha por la Ciudadania Plena, LGBTI; la comunidad de gitanos; la comunidad cannabica con su carnaval de mayo; las minorias etnicas de descendencia afro que celebran el dia de la afrocolombianidad cada 21 de mayo o fiestas de comunidades indigenas como el Festival de la Luna y el Sol de los muiscas, entre otras.

Lugares. La creacion de lugares de memoria por parte de las comunidades ha permitido visibili-zar acontecimientos de violencia y, al construir elementos simbolicos de identificacion (murales, jardines, poemas, novelas, cantos, monumentos, performance (2), tejidos, casas-museos, entre otros), se ha concebido un nuevo referente de celebraciones que propicia reparaciones simbolicas. Muchos de estos actos han sido determinados por las mismas comunidades y en otros casos se han fijado por fallos judiciales del Consejo de Estado, de la Corte Suprema de Justicia o de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Los objetos referenciales principales de estos actos se refieren a reparaciones simbolicas, a pedir perdon por masacres colectivas, por desaparicion forzada o por asesinatos individuales.

Respecto del tiempo, esta nueva gama de fastos ha determinado la creacion de un nuevo calendario festivo que progresivamente se viene insertando en la sociedad colombiana.

Conclusion

Una constatacion es contundente: en un proceso de larga duracion, viene emergiendo una nueva Colombia cuya construccion se ha acelerado en este siglo y cuya caracteristica mas evidente es el posicionamiento de la comunidad por encima de la sociedad en general.

Referencias

Arino, A. (1992). La Ciudad Ritual. Barcelona, Espana: Anthropos.

Benedetti, M. Pagina web de Villa Grimaldi. Corporacion parque de la paz. [En linea] https://villagrimaldi.cl/noticias/la-corporacion-parque-por-la-paz-villa-grimaldi-rechaza-la-instalacion-de-un-lienzo-por-parte-de-movimiento-social-patriotico-en-el-frontis-de-nuestro-sitio-de-memoria/

Chartier, R. (1987). Lectures et Lecteurs dans la France D'Ancien Regime, Seuil. Paris, Francia: UH-L Univers Historique.

Diccionario etimologico. [En linea] www.definicion.de/fiesta/

Galeano, E. (2007). "Prologo, Abracadabra". En Perez, Pau y Navarro, Resistencias contra el Olvido, Barcelona, Espana: Gedisa.

Gonzalez, P. M. (2011). "El concepto de fiesta". En Fiestas y Nacion en America Latina. (pp. 13-33). Bogota, Colombia: Intercultura.

Gonzalez, P. M. (2012). Ceremoniales, Fiestas y Nacion. De los estandartes muiscas al himno nacional. Bogota, Colombia: Intercultura.

Isambert, F. A. (1982). Le Sens du Sacre. Fete et religion populaire. Paris, Francia: Editions de Minuit.

Ocampo, J. (1985). Las Fiestas y el Folclor en Colombia. Bogota, Colombia: Ancora Editores.

Remi-Giraud, S., y Retat, P. (1996). Les Mots de la nation. Lyon, Francia: PUL.

Romero, F. J. (2015). De la extirpacion a la folklorizacion: a proposito del continuum colonial en el siglo XXI. Estudios Artisticos, 1(1), pp. 14-37. doi:https://doi.org/10.14483/25009311.10246

Saks, O. (2002). "El marinero perdido". En El hombre que confundio a su mujer con un sombrero. Barcelona, Espana: Anagrama.

Articulo de investigacion

Recibido: 15 de julio de 2018

Aprobado: 28 de septiembre de 2018

Marcos Gonzalez Perez

Intercultura, Colombia margonza1marcos@gmail.com

Como citar este articulo: Gonzalez Perez, Marcos (2019). La Fiesta en Colombia. Albores del siglo XXI. Estudios Artisticos: revista de investigacion creadora, 5(6) pp. 60-71. DOI: https://doi.org/10.14483/25009311.14103

(1) Ver: www.buzoncatolico.es

(2) "Performance o accion artistica, es una muestra escenica, muchas veces con un importante factor de improvisacion, en la que la provocacion o el asombro, asi como el sentido de la estetica, juegan un papel principal" (wikipedia/performance).
COPYRIGHT 2019 Universidad Distrital Francisco Jose de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Seccion central
Author:Gonzalez Perez, Marcos
Publication:Estudios Artisticos
Date:Jan 1, 2019
Words:4878
Previous Article:Museos y coyuntura de principios del siglo XXI en Bolivia/Museums and the juncture at the beginning of the XXI century in Bolivia/Les musees et la...
Next Article:Creatividades e infancias. Entre el asombro y la fascinacion/Creativity and Childhood. Between Amazement and Fascination/Creativite et enfance. Entre...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters