Printer Friendly

La Egloga a Claudio de Lope de Vega. Sistemas metricos y homenaje literario.

I

LA Egloga a Claudio de Lope de Vega ha sido vista por la critica como un texto en donde el poeta realiza un inventario de parte de su obra, reflexiona sobre los ultimos momentos de su vida, reclama un reconocimiento como autor no dramatico al tiempo que polemiza con los nuevos modos de hacer teatro y de hacer poesia. Interesa tambien acercarse a la obra para verificar si esta puede colaborar de algun modo en la inteleccion del sistema poetico aureo desde sus caracteristicas genericas entendiendolo, tal como lo define Begona Lopez Bueno:

Generos que se reinventan en el siglo xvi mirando el espejo del pasado grecolatino pero buscando hormas romances en el triple engarce estilistico, metrico y pragmatico: retorico en definitiva. Nunca estos generos tuvieron senas de identidad metrica tan evidentes como los petrarquistas lo que les presto como contrapartida el interes de una experimentacion cuasi permanente y no solo en lo metrico. (Nota 3)

Los versos dirigidos por Lope a su amigo Claudio Conde, ademas de adquirir su sentido en las categorias de las lecturas criticas mas tradicionales, se podrian resignificar a la luz de esta serie de problemas mas o menos formales que influiran en la lectura de la obra.

El poema se publica en 1637 en La Vega del Parnaso pero esta datado en 1632, enero de ese ano para Gonzalo Sobejano (1993) y antes de mayo para Juan Manuel Rozas (1990). (1) Este ultimo, ademas, en su clasico trabajo sobre la obra, luego de un estudio detallado de ediciones y sueltas del poema tiene la "casi total seguridad de que Lope no llamo nunca Egloga a claudio a su poema. Lo llamarian asi--contra toda ley poetica--los herederos y editores de La Vega" (Rozas 173). Toda la critica posterior coincide en ello, y coincide tambien en que, sin lugar a dudas, la poesia adquiere la forma de una epistola. Si bien sustraer el texto del terreno de la egloga podria solucionar aspectos relacionados con su inadecuacion al ambito de lo eglogico, su definicion como epistola lo introduce de lleno en el dificil estatus generico de lo epistolar y de sus caracteristicas especificas en Espana.

En cuanto a las formas del genero pueden resumirse en una "ilusion de no ficcionalidad." Ilusion que engloba tanto al yo como al tu y que Lopez Bueno explica en terminos de:

[...] entrecruzamiento de disfraces y de mascaras que hay en la epistola. Siempre fronteriza entre la vida y la literatura, puede, segun los casos y segun las lecturas, o literaturizar la vida o vivificar la literatura. Por lo demas, el juego de mascaras afecta tambien al lector, en este caso superpuesto al destinatario real de la epistola, ese tu tan literario como el locutor textual, y al mismo tiempo tan real e historico como el autor mismo. ("El canon" 12)

Paralelamente, se puede construir la trayectoria del canon de lo epistolar en Espana, ya sea definido como genero, ya sea identificado con una forma metrica: la critica describe una primera etapa con una distincion dentro de las epistolas horacianas ("filosoficas" y "familiares") y de la fructifera descendencia del primer modelo regido por el intercambio epistolar entre Boscan y Hurtado de Mendoza. (2) En su epoca de constitucion, a la epistola filosofica o culta le corresponderian la escritura en tercetos mientras que la familiar establecida por Garcilaso en su epistola a Boscan tiene como fundamental el verso suelto. Es extensa y complicada la historia de la epistola a lo largo de estos dos siglos pero una atenta lectura sobre ella permitiria ver como el genero funciona del mismo modo que otras morfologias que han debido adaptarse a la mezcla entre un sistema poetico italianizante y las formas clasicas. Si bien no pretendo realizar este itinerario no quiero dejar de mencionar la posible cronologia que propone Pedro Ruiz Perez, para quien hay un primer y un segundo momento en este recorrido. La inflexion entre ambos se daria para el critico en torno a 1580 a partir de una serie de cambios que involucran cuestiones constitutivas y que definen una zona cronologica de frontera a ubicar entre 1580 y 1620 y caracterizada por:

Cambios aparejados al desarrollo de modelos editoriales para la poesia, la conciencia de la generalizacion del receptor del poema, la socializacion de la tematica, su relacion con las nuevas formas de espiritualidad y la reorientacion de la poetica culta hacia una poetica cultista, en la que el clasicismo deja de ser un elemento determinante. Todos estos factores, por separado y en conjunto, van a propiciar la evolucion del genero hacia la disolucion de sus caracteristicas en el siglo XVII, de lo que resulta la importancia de detener nuestra mirada para analizar el espacio cronologico que sirve de frontera, al tiempo que el marco de fenomenos poeticos en los que se originan las transformaciones subsiguientes. (Ruiz Perez 56)

Y no menos importante es la enumeracion de factores de cambio en estos cuarenta anos que delimita Ruiz Perez, sobre todo porque dentro de este periodo el critico incluye la senectute de Lope, es decir que en este momento de cambios tambien se ubica la epistola a Claudio:

El primer ano nos situa en el eje decisivo de las Anotaciones herrerianas, pero tambien en el de la escritura de fray Luis de Leon y el desarrollo de la oda horaciana. El entorno de 1620 lo es tambien de la difusion de la Epistola moral a Fabio, de la actividad satirico epistolar de Bartolome Leonardo de Argensola o la cercania de la Epistola satirica y censoria de Quevedo o el ciclo de senectute de Lope de Vega. En otras palabras, estamos en el periodo que marca el final del primer renacimiento y el advenimiento definitivo de la estetica barroca. (317)

La epistola posee tambien una gran dificultad para establecer limites precisos con otros generos. Se contamina con la satira, la elegia o la misma egloga, inestabilidad que la obra aqui analizada no desconoce. La contaminatio esta en el mismo origen de la epistola que al provenir del sistema de generos clasicos no lo hace con una prefiguracion formal en tanto el sistema de versificacion latino es diferente al del castellano, por lo cual hay que inventar una relacion genero-estrofa que la mayoria de las veces se superpone con otros generos.

II

En el caso de la epistola no hay una adecuacion genero estrofa pero si una percepcion de que los modos primeros en la genealogia del genero son el endecasilabo suelto o el terceto encadenado. Si seguimos a Pedro Ruiz Perez y su analisis de las epistolas entre 1580 y 1620, epoca que define como una "temporalidad de frontera" vemos que la forma metrica tambien comienza a oscilar y da cuenta una vez mas de esta pugna entre metros clasicos e italianizante e incluso se encuentran epistolas escritas en octosilabos.

Las epistolas poeticas de Lope han sido analizadas en conjunto por Claudio Guillen, Gonzalo Sobejano y Angel Estevez Molinero. Todos previenen sobre la contaminacion del genero acorde con la difuminacion de los contornos de la epistola camino al siglo xvii y con sus posibles modos metricos fijos. Sin embargo, este poema a Claudio escapa a estas matrices formales y es, al decir de Gonzalo Sobejano: "la unica carta en verso no troquelada por su autor en los ya canonicos tercetos epistolares." Lope, quien para todos los criticos que han trabajado con el conjunto de sus epistolas poeticas, es el autor canonico mas prolifico dentro del genero sobre todo en La Filomena (1621) y La Circe (1624), respeta en todas sus composiciones "epistolares" el terceto encadenado, excepto en la epistola a Claudio.

En lugar del terceto Lope resuelve su dialogo con su amigo Claudio Conde en "una estrofa bien diferente, la lira de seis versos, una de las estrofas del horacianismo espanol" al decir de Rozas (176), o como indica Javier Jimenez Belmonte: "En lugar de la acostumbrada terza rima que proponian los canones italianos, Lope escoge, (inventa, mejor dicho), una de las diversas combinaciones de la cancion alirada para escribir la Epistola a Claudio" (8). Inventa, en tanto no sigue la combinacion metrica establecida que alterna endecasilabos y heptasilabos siguiendo el esquema aBaBcC sino que dentro de este esquema caracteristico de la estrofa de cuatro versos con rimas alternas y un pareado final, la Epistola propone la forma: ABbaCC.

Baehr caracteriza el sexteto lira como "una forma de la poesia culta con rasgos eruditos. Se presenta por primera vez en traducciones de Horacio y luego se usa sobre todo en las odas" (375). Lope echa mano de esta identificacion y aleja la estrofa de su modelo canonico reformulando la relacion de rima de los cuatro versos primeros. La utilizacion de esta forma estrofica le permite, ademas, una toma de posicion frente al petrarquismo y una posibilidad de organizar la epistola en pequenos nucleos de sentido en los que puede estructurar de una manera clara su vida y su obra.

El poema propone asi conscientemente un cambio que va desde la validez del alejamiento de la adecuacion estrofica propuesta en los origenes del genero en Espana hasta la difuminacion de esta relacion camino a la poesia barroca. Cambio consciente porque Lope si ha respetado la adecuacion renacentista en toda su produccion de epistolas poeticas previas en las que sigue los canonicos tercetos. Y cambio consciente tambien en su utilizacion de la estrofa alirada que remite no solo a Horacio, identificacion buscada por Lope y demostrada por la critica desde Rozas hacia adelante, sino tambien al horacianismo espanol y en consecuencia a Fray Luis de Leon.

Horacio le garantiza a Lope la oscilacion dentro de la epistola entre su componente positivo epistolar y el componente negativo de la satira, el otro gran discurso con el que la epistola se contamina; la relacion con el latino habilita tambien, segun Rozas, ir mas alla de los versos "Si tuviera Mecenas mi fortuna" para revitalizar diferentes topicos y establecer una suerte de comparacion entre algunos pasajes de la epistola y la tradicion horaciana: dignidad de la vejez, el palacio y la cabana, la meditacion sobre la fortuna y el mecenazgo y sobre todo la humildad de los origenes de ambos, la autoafirmacion del valor renovador de sus escritos y el mostrar como son imitados por otros poetas. Asi Rozas, que coloca a la obra en el centro del ciclo de senectute de Lope, y que entiende la relacion con Horacio subordinada sobre todo a la necesidad del poeta por encontrar un Mecenas y al desengano en la ultima etapa de su vida, no necesita explicar demasiado el alejamiento del metro canonico del genero epistolar mas alla de un deseo de identificacion vital y filosofica con el poeta latino.

Inserto dentro del sistema poetico barroco caracterizado por la ambiguedad de las fronteras del metro, pero tambien del genero, Lope juega en la epistola a claudio a construirse como poeta. Hasta aqui he soslayado las caracteristicas constitutivas de la epistola poetica mas alla de la metrica, que es en donde mas se detienen los intentos de definicion del genero. Claudio Guillen, por ejemplo, considera que "La practica de uno de estos generos es uso a la vez de un cauce de comunicacion social, extramuros de la literatura y cultivo de un paradigma literario. No es de extranar que en ese ambito mixto donde el arte se cruza con la materia cotidiana Lope se sintiera como pez en el agua" (166). Y para Jimenez Belmonte, en su lectura superadora de la critica previa:

El desengano, intensificado en todo el ciclo de senectute de Lope, seria, en cualquier caso, la clave para entender esta composicion, en la que el poeta, acudiendo al ya mencionado pacto de no ficcionalidad, quiere situarse en las antipodas del histrionismo o juego de mascaras de los romances de juventud. Sin embargo, y este es el hilo que quisieramos seguir en nuestra lectura del poema, lo que Lope lleva a cabo en esta epistola poetica seguira siendo la construccion de una mascara, aunque esta vez la mas preciada y dificil, la del Lope que se desenmascara a si mismo. El desengano estoico que la critica ha destacado en esta composicion y, en general, en todas las composiciones del ultimo Lope, hay que completarlo con un sentimiento inverso de apego a lo vano. (7)

III

Propongo algunas otras razones para la eleccion de esta forma estrofica que lejos de simplificar la cuestion la complejiza en tanto inserta al poema en otros sistemas como el de la oda e indirectamente en el de la cancion petrarquista. Utilizando este esquema, acercandose a Horacio pero tambien a Fray Luis de Leon, se logra una mirada hacia el pasado trayendolo hacia el presente, hecho que el poema se encarga de marcar en multiples lugares: "traer en edad a la memoria / la juvenil historia," "Joven me viste."

Se aprovecha la ambiguedad del estatuto ficcional del genero epistolar, reforzada por un destinatario real para construir la mascara de un Lope que no solo mira su pasado con nostalgia y con melancolia, sino que ademas se despide de el. En esta despedida, en este circular "por la senda del morir mas clara," en este retirarse "de toda esperanza" la critica ha visto, con diferencias, la posibilidad de la estrofa de seis versos para reforzar una estructura organizada y dividida en ejes tematicos que facilita la presentacion de una posible secuencia vital del poeta.

Pero, mas alla de cuestiones biograficas tambien esta la posibilidad de entender toda esta composicion como un homenaje. Se construye dentro del poema un sistema poetico que, en esta convulsionada zona de transicion, recrea una atmosfera renacentista, con la intencion de consolidar dentro del sistema una genealogia poetica que tenga a Fray Luis en el centro del paradigma del poeta adverso a la poesia culta y en la que se pueda inscribir este Lope. Linea de filiacion que tambien incluiria a Garcilaso, no casualmente el unico poeta espanol mencionado al final de la epistola en un brevisimo parnaso personal: "ese respeto sigo, imito, envidio / Virgilio, Borja, Garcilaso, Ovidio" (vv. 533-34). Esta genealogia tambien se verifica en las ampliamente analizadas escenas II y III del Acto IV de La Dorotea en el marco de una contienda poetica. Asi lo ve Begona Lopez Bueno:

Lope se sube aqui al concurrido carro de quienes, en el contexto de las polemicas anticulteranas --y por lo general con poca sinceridad--proclaman la identificacion de lo "culto" con lo exento de oscuridad proponiendo como modelo estilistico con Garcilaso siempre al fondo, un discurso claro, sencillo y sin ornamentos que confundan. ("Las tribulaciones 150)

Francisco de Quevedo quien en 1631 publica en Madrid la primera edicion de Fray Luis de Leon, deja ver la misma intencion en la canonizacion literaria del agustino que realiza en las preliminares, tal como lo ha marcado Antonio Azaustre Galiana:

El grueso de sus preliminares literarios lo constituye una carta de Quevedo al Conde-Duque de Olivares (Dedicatoria a Olivares), que lleva fecha del 21 de julio de 1629. Antes de ella aparece una breve dedicatoria a don Manuel Sarmiento de Mendoza. Estos dos textos pertenecen a un periodo aproximadamente entre 1623 y 1633--en el que Quevedo prodigo sus juicios literarios y, en especial, sus ideas contrarias al estilo culto que proliferaba en los seguidores de Gongora [...] Quevedo concluye asi unos preliminares literarios que se sostienen sobre dos aspectos fundamentales: en primer lugar, que la poesia de fray Luis constituye un ejemplo contrario a los excesos de Gongora y sus seguidores, y que su edicion tiene como finalidad no tanto la mayor gloria del agustino como el ataque a los cultos a traves de los versos de fray Luis. (62) (3)

Por que no pensar entonces para Lope la misma intencion? A traves de la metrica de Fray Luis se evoca un momento preceptivo previo en el cual otro tipo de estilo poetico es posible y no existe:
   esta manera de escribir tan nueva
   que arrogante reprueba
   la humildad de mi vida
   y es solamente accion desesperada
   de quien se corta con su misma espada. (vv.194-98) (4)


Postulamos asi un uso historico de la metrica. Rompiendo la adecuacion "genero-estrofa" (5) que Lope ha respetado en sus otras epistolas y acercandose a la estrofa luisiana propone el regreso a una poesia previa a toda novedad gongorina. Es el mismo gesto de manejo de la temporalidad desde la poetica que Begona Lopez Bueno analiza en la justa literaria de las escenas mencionadas de La Dorotea:

La relacion de poetas que ofrece Lope, tan variada, tiene sin embargo un denominador comun: su incontaminacion con el culteranismo. Ahi es donde cobra sentido la lista, aparentemente anacronica con relacion a las fechas en que se redactan las paginas de La Dorotea que comentamos pero totalmente acorde con su espiritu. Dificil--mas bien imposible--le hubiera sido al Fenix elaborar a la altura de 1630 una lista de contemporaneos que permaneciera al margen de la eclosion poetica gongorina. ("Las tribulaciones" 159)

Lope ya ha experimentado esta reconstruccion de contextos temporales especificos a traves de los usos metricos, lo ha hecho en su teatro de tema historico con la centralidad del romance cuando dramatiza hechos relacionados con la epoca de la reconquista y la centralidad del condado de Castilla y lo ha hecho tambien con don Alonso Manrique recuperando la corte del siglo xv en El caballero de olmedo.

Ahora bien, este evocar mediante la forma metrica a Fray Luis, su elegancia y su decoro de estilo muestra una relacion de oposicion con la mascara del poeta cortesano presentada en la parte en que la epistola opta por repasar un canon lopesco clasico, grave y culto al seleccionar las obras de estilo y tematica mas elevadas de su autor. Y ciertos manejos lexicos y sintacticos acercan tambien al poeta a la lengua de Gongora: la profusion de hiperbatos, la frecuente rima pluma/espuma o algunas metaforas claramente gongorinas. Se suma tambien a la oposicion mencionada la construccion del poeta como un erudito alejado del vulgo en sintonia con la idea horaciana:
   Un campo a quien cultura y arte faltan
   barbaras flores sin labor matizan
   que el viento aromatizan
   y el verde suelo esmaltan. (vv. 427-30)


o la repeticion de la idea del Arte Nuevo condensada en la oposicion rimada gusto/justo:
   la novedad gustosa
   no quiere entendimiento;
   que en lo que viene a ser arbitrio el gusto
   no hay cosa mas injusta que lo justo. (vv. 111-14)


Asi, este poeta que es capaz de escribir la poesia mas elevada, grave y culta es tambien capaz de disfrazarse una vez mas frente a sus lectores y de utilizar un metro no culto pero si erudito que evoque un cabal conocimiento de toda la topica horaciana de la vida retirada, de la mediania y del olvido de las envidias de los pares pero tambien de la poesia sencilla. La critica ya ha dejado en claro que una de las acciones constitutivas del Lope poeta es la de construir mascaras a lo largo de toda su produccion y la Epistola a claudio no escapa a esta programatica como bien lo demuestra Jimenez Belmonte en su articulo ya citado.

Mi aporte a la cuestion es verificar estos procedimientos sumandole el sentido logrado a traves de la creacion estrofica. Se construye la mascara de un poeta culto a traves del canon propio de obras que enumera mientras que en los usos metricos se constituye un poeta en filiacion con los modelos de la poesia clara. (6) Gesto que acerca a la obra al yo poetico de Tome de Burguillos y la incluye de lleno en la vejez lopesca mas alla de las representaciones de lo biografico.

Asi, este poema emblematico de la senectud de Lope propone diversos niveles de analisis que parten de las lecturas biograficas pero que no se agotan en ellas. La contaminacion generica propuesta por Rozas y profundizada por criticos posteriores de epistola, satira y elegia puede tambien reformularse teniendo en cuenta las caracteristicas metricas de la obra.

Si coincidimos con Evangelina Rodriguez que "leer un poema del Siglo de Oro constituye una compleja operacion de hacer aflorar sobre las lineas de versos varios codigos, cada uno de los cuales lleva a una pertinente conclusion en el plano semantico. La metrica no es mas que uno de esos caminos" (136), podemos afirmar que en la epistola la eleccion estrofica colabora con la hibridacion generica, con la complejidad con la que el yo poetico construye su mascara y con la presentacion de un espacio de filiacion poetica, coordenadas todas que pueden encontrarse a lo largo de la obra de Lope pero que se acentuan en los ultimos anos del poeta.

IV

Finalmente, me interesa proponer una posible relacion del poema con otro texto emblematico de esta epoca: La Dorotea, mencionado en la epistola como "Postuma de mis musas Dorotea / y por dicha de mi la mas querida / ultima de mi vida" (vv.403-05). Relacion dificil porque mas alla del momento de produccion o la mencion del texto en el poema nada pareceria coincidir entre la inclasificable matriz generica de La Dorotea y la organizada secuencia de liras de la Epistola a Claudio. Asi como la Epistola es puro orden formal, La Dorotea es todo desorden, confluencia de prosa y verso, inexistencia de limites textuales.

Para Rozas una coincidencia esta en el "espiritu horaciano y senequista que coincide con las barquillas de La Dorotea interpoladas en abril de 1632" (174). Yolanda Novo, por su parte, en su recorrido teorico sobre la elegia en Lope, considera que el tono elegiaco une la epistola no con La Dorotea sino con las barquillas alli incluidas:

Por un lado, las interferencias con la egloga y la epistola adquieren sus formulas mas extremadas en el tramo final de estos treinta anos, como emblematizan dos textos del Lope anciano [uno de ellos laJ Egloga a Claudio (mejor, <<epistola>> elegiaca), de 1632. ("Apuntes" 1126)

Pero sera Lope de Vega, en las cuatro "barquillas" funerales y existenciales de su Dorotea (1632) quien lleve a su climax compositivo y retorico la creciente funcionalidad de esta clase de mezcla hacia los anos treinta. ("Apuntes" 1129)

Dentro de este ethos unificador, la Epistola a claudio funciona desde la metafora horaciana de una nave que se esta llevando a puerto, las barquillas de La Dorotea desde la metafora de la tormenta que ha destrozado todo y que hara naufragar a esta nave. " Quien me dijera entonces, quien pensara / que al fin de tanto mar, tanta tormenta, / la victima incruenta / pusiera sobre el ara?" (vv.91-94). (7) Se religan los dos textos no solamente por pertenecer a un mismo ciclo vital del poeta sino porque a esta acumulacion de posibilidades genericas que Lope parece explotar desde su mascara culta de manera consciente, se suma el tono elegiaco.

Entonces, ni la Epistola ni La Dorotea encuentran sus limites genericos; esto podria ser una caracteristica de los textos de senectute por fuera de lo biografico. Creo que La Dorotea se construye como su propio genero al imponerse a si mismo ciertos limites genericos que lo transforman en algo imposible de clasificar. La Epistola con su aparente formalidad metrica no hace mas que profundizar la indefinicion del genero elegido y su contaminacion con otros generos, mientras se lamenta por un lenguaje poetico que ha derivado hacia otros caminos. La Dorotea se construye en la mezcla de casi todos los generos narrativos y algunas formas de poesia.

Ambos textos con sus mezclas genericas, permiten disfrazar de experimentacion la muerte de Marta de Nevares, lo que tal vez sea el verdadero temporal en este momento de la vida de Lope, aquel que destroza su huerto, aquel para el que el poeta no tiene mascaras y habla "en seso" en medio de las Rimas de Tome de Burguillos, (8) aquel que sobrevuela casi sin decirlo las barquillas de La Dorotea y relativiza en la lira final de la epistola todo el recorrido del poema:
   El mundo ha sido siempre de una suerte
   ni mejora de seso ni de estado
   quien mira lo pasado
   lo porvenir advierte.
   Fuera esperanzas, si he tenido alguna;
   que ya no he menester a la fortuna. (vv. 541-546)


CONICET / UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

OBRAS CITADAS

Azaustre Galiana, Antonio. "Cuestiones de poetica y retorica en los preliminares de Quevedo a las poesias de Fray Luis de Leon." La Perinola 7 (2003): 61-102.

Baehr, Rudolf. Manual de versificacion espanola. Madrid: Gredos, 1970.

Cuevas, Cristobal. "La poetica imposible de Quevedo (don Francisco editor de Fray Luis). La Perinola 7 (2003): 191-200.

Estevez Molinero, Angel. "Epistolas en clave ficticia de Lope de Vega: a proposito del genero y la literariedad." La Epistola. Ed. Begona Lopez Bueno. Sevilla: Universidad de Sevilla, 2000. 295-310.

Guillen, Claudio. "Las epistolas de Lope de Vega." Edad de oro 14 (1995): 161-77.

--. "El pacto epistolar: las cartas como ficciones." Revista de occidente 197 (1997): 76-97.

Jimenez Belmonte, Javier. "Lope por Lope en la Epistola a Claudio." Caliope: Journal of the Society for Renaissance and Baroque Hispanic Society 7.2 (2001): 5-22.

Lopez Bueno, Begona. "La implicacion genero-estrofa en el sistema poetico del siglo xvi." Edad de oro 11 (1992): 99-112.

--. "El canon epistolar y su variabilidad" La Epistola. Ed. Begona Lopez Bueno. Vol. 4. Sevilla: Universidad de Sevilla, 2000. 11-26.

--. "Las tribulaciones literarias del Lope anciano. Una lectura de La Dorotea IV, II Y III." Anuario Lope de Vega 11 (2005): 145-64.

--. Nota Preliminar a Poesia del Siglo de oro: Generos y Modelos. Sevilla: Universidad de Sevilla, 2008. 3-5.

Mascia, Mark J. "Constructing Authority in Lope De Vega's Egloga a claudio: Self-Referentiality, Literary Judgment, and Ethics." Romance Notes 45. 2 (2005): 181-91.

Novo, Yolanda. "La elegia poetica en Lope." Edad de oro 14 (1995): 223-34.

--. "La elegia en el primer tercio del siglo XVII: en torno a Lope de Vega." La Elegia, Vol. 3. Sevilla: Universidad de Sevilla, 1996. 227-60.

--. "Apuntes sobre la elegia poetica en el primer tercio del XVII." Siglo de oro. Actas del IV congreso Internacional de AISO. Ed. M.C. Garcia de Enterria y otros. Alcala de Henares: Universidad de Alcala, 1998. 1119-31.

Rodriguez, Evangelina. "Los versos fuerzan la materia: algunas notas sobre metrica y ritmica en el Siglo de Oro." Edad de oro 4 (1985): 117-37.

Rozas, Juan Manuel. "El genero y el significado de la egloga a claudio." Estudios sobre Lope de Vega. Ed. Jesus Canas Murillo. Madrid: Catedra, 1990. 169-96.

Ruiz Perez, Pedro."La epistola entre dos modelos poeticos." La Epistola. Ed. Begona Lopez Bueno. Sevilla: Universidad de Sevilla, 2000. 311-72.

Sanchez Jimenez, Antonio. Lope pintado por si mismo: mito e imagen de autor en la poesia de Lope de Vega. London: Tamesis, 2006.

Sobejano, Gonzalo. "Lope de Vega y la Epistola poetica." Estado actual de los estudios sobre el Siglo de oro. Actas del II congreso internacional de Hispanistas del Siglo de oro. Ed. M. Garcia Martin et al. Salamanca: Universidad de Salamanca, 1993. 17-36.

Vega, Lope de. La Dorotea. Ed. Edwin S. Morby. Madrid: Castalia, 1958.

--. La Dorotea. Ed. Donald Mc Grady. Madrid: Real Academia Espanola, 2011.

--. "Egloga a Claudio." Rimas humanas y otros versos. Ed. Antonio Carreno. Barcelona: Critica, 1998. 696-717.

(1) Si bien parte de la critica da como fecha de composicion 1631 entre el Laurel de Apolo (1631) que se cita como impreso y La Dorotea (1632), Rozas la fecha a partir de su relacion con La Dorotea, entre abril y mayo de 1632. Para Sobejano la composicion seria de enero de ese ano. Si bien no hay demasiada diferencia entre ambas posibilidades no hay que soslayar un dato fundamental: la muerte de Marta de Nevares el 7 de abril.

(2) Se expresa al respecto Pedro Ruiz Perez: en el recuerdo del lector culto queda la expresion de amistad de Horacio hacia Virgilio, a quien considera su mitad: "dimidium partis mei." Y es que la convencion del genero se instituye sobre la relacion de amistad verdadera que une a los dos protagonistas, emisor y receptor, de la comunicacion epistolar, que es lo que le da no solo el tono, sino tambien la tematica sobre la que versa el discurso y, en ultima instancia, los modelos canonicos sobre los que se construye.

(3) Ademas del articulo de Azaustre Galiana sobre este tema, resulta tambien de imprescindible lectura el de Cristobal Cuevas.

(4) Todas las citas de la obra siguen la edicion de Antonio Carreno (1998).

(5) Tal como lo plantea Begona Lopez Bueno en "La implicacion."

(6) Para un recorrido por las distintas "mascaras" que va adoptando Lope de Vega a lo largo de su obra poetica es indispensable la consulta de Antonio Sanchez Jimenez, Lope pintado por si mismo (2006).

(7) Mientras que para Antonio Carreno estos versos refieren a la muerte de Marta de Nevares, Gonzalo Sobejano opina lo contrario.

(8) Me refiero al soneto de las Rimas de Tome de Burguillos "Resuelta en polvo ya, mas siempre hermosa," cuya seriedad viene anunciada ya desde su titulo: Que al amor verdadero no le olvidan el tiempo ni la muerte. Escribe en seso.
COPYRIGHT 2017 University of North Carolina at Chapel Hill, Department of Romance Languages
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Calvo, Florencia
Publication:Romance Notes
Article Type:Critical essay
Geographic Code:4EUSP
Date:May 1, 2017
Words:4820
Previous Article:Em busca de um fernao Mendes Pinto Cristao-Novo: limitacoes e implicacoes de uma hipotese.
Next Article:Oligarquia urbana cordobesa y relaciones literarias a comienzos del siglo XV: Martin Alfonso de Montemayor, Juez Poetico.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters