Printer Friendly

La Bolsa de Comercio de Rosario frente a la huelga de estibadores de 1929.

The Bolsa de Comercio de Rosario against dockworkers strike of 1929

Introduccion

La presente investigacion es un aporte respecto de la inexplorada huelga de los estibadores del puerto de Rosario de 1929 y el papel jugado por la Bolsa de Comercio en su resolucion. Postulamos que su importancia para la corporacion empresarial radica en la incidencia que tendra el gremio de estibadores portuarios como articulador dentro de la clase obrera rosarina. Por lo que se busca analizar las causas, caracteristicas y desarrollo de la huelga, asi como tambien las formas y dinamicas que adquirio principalmente la relacion entre la Bolsa de Comercio y el gobierno Nacional.

A los efectos de comprender con mayor claridad los procesos y los comportamientos de los actores en la coyuntura seleccionada es necesario retrotraernos al pasado inmediato, puntualmente a las huelgas que se iniciaran en la ciudad de Rosario en 1928. Dichos movimientos, no formaran parte de una ola de huelgas a nivel nacional y se circunscribiran a la ciudad de Rosario y su zona rural aledana. Sin embargo, su importancia radica en que marcaron puntos de quiebre en la dinamica del movimiento obrero y en su relacion con los poderes politicos de turno (Korzeniewicz, 1993; Monserrat, 2005; Karush, 2006).

Por un lado, podemos encontrar trabajos que desde perspectivas renovadoras han bordado el conflicto en su matriz social y urbana, al recuperar las caracteristicas que tuvo la movilizacion proletaria que determino el desarrollo positivo de la huelga de estibadores, destacando este hecho como un momento fundante que marco el fortalecimiento de las organizaciones sindicales obreras a finales de los veinte (Menotti & Videla, 2013). Deben sumarse tambien, los aportes de aquellos trabajos que estudiaron el rol jugado por la prensa en los conflictos, en la construccion de opinion publica, contribuyendo a poner el foco de atencion en como influyeron, en terminos politicos, las opiniones volcadas en los periodicos (Cesaretti, Uliana & Mauro 2005; Scocco 2009).

Desde el plano rural, los conflictos obreros en el campo del sur santafesino han sido estudiados profundamente, desde un enfoque a largo plazo, otorgando un panorama que por su extension territorial y particular apego a tomar en consideracion los procesos locales se constituyen en trabajos directrices para abordar no solo a sindicatos implicados sino tambien a las orientaciones ideologicas que convivieron y compitieron en su seno (Ascolani, 2009; Sartelli, 1993).

Incluso creemos haber contribuido con los trabajos de esta autora (Alarcon, 2017a, 2017c) que abordan el periodo a partir del analisis del comportamiento de las corporaciones empresarias rosarinas como la Bolsa de Comercio, la Federacion Gremial del Comercio e Industrias y el Centro Union de Almaceneros frente a la conflictividad social. Poniendo enfasis, por una parte, en las relaciones planteadas entre estas asociaciones de interes y el movimiento obrero rosarino; y por otra, en como estas se intersectan con la puja intercorporativa que se gesto entre estas entidades por lograr la preeminencia en el espacio publico, asi como tambien en el juego politico desarrollado entre estos actores frente al poder politico local, provincial y nacional.

Si bien los trabajos anteriormente resenados focalizan en la coyuntura de 1928 la conflictividad laboral continuara hasta entrado 1929, donde nuevamente los estibadores portuarios seran los protagonistas.

Por otra parte, no menos importante para la comprension del proceso es el contexto politico previo a esta huelga que se caracterizo por una creciente complejizacion politica que tuvo sus comienzos a partir de la division interna que se establecio dentro de la Union Civica Radical (UCR) a nivel nacional entre personalistas y antipersonalistas trayendo como consecuencia un importante reacomodamiento en la politica santafesina. Durante el mes de mayo de 1928 cuando estalla el primer gran conflicto en la ciudad, (1) el radicalismo antipersonalista representado en la provincia por los unificados, se encontraban en retirada de las posiciones de poder.

En este contexto, y con miras a las elecciones para la gobernacion de 1928, el yrigoyenista (personalista) Pedro Gomez Cello buscaba su postulacion tejiendo alianzas con diversos sectores del fragmentado radicalismo, entre los que se encontraban seguidores de Ricardo Caballero, (2) otros yrigoyenistas disidentes opositores y varios miembros del Partido Democrata Progresista recientemente pasados a las filas radicales.

La ascendencia de Caballero en el resultado de las elecciones provinciales del mes de febrero de 1928 a favor de Gomez Cello fue fundamental debido tanto a su estrecha relacion con Yrigoyen como por su particular discurso, que combinaba tendencias obreristas con criollismo y nacionalismo. La utilizacion de estos topicos por parte de este, tenia que ver con algunos de los principios propugnados por el radicalismo que buscaba la exaltacion de los valores criollos y populares tradicionales como parte de la esencia nacional, articulados con la explicita reivindicacion de la representacion politica de los obreros.

Por otra parte, las elecciones nacionales realizadas en el mes de abril otorgaron un importante triunfo a Hipolito Yrigoyen, a lo que debemos sumarle las elecciones municipales de Rosario donde los radicales yrigoyenistas desplazaran por primera vez en veinte anos como mayoria a los representantes del Partido Democrata Progresista en el Concejo Deliberante.

Finalmente, a comienzos del mes de mayo cuando la huelga portuaria se encontraba en sus inicios, Gomez Cello designara a Ricardo Caballero como Jefe de Policia de la ciudad. (3) En este sentido, no podemos dejar de mencionar que el regreso de figuras politicas consideradas obreristas a los organismos de poder tanto a nivel local, provincial y nacional incremento el clima de confianza entre las filas obreras. (4) En un contexto de conflictividad obrera en ascenso, la interpelacion a los obreros desde las facciones radicales y fundamentalmente de los caballeristas, haran que las acusaciones contra el "personalismo" por su incitacion a la clase obrera sean recurrentes.

Dentro de este cuadro de situacion y buscando desactivar cualquier intento de los radicales unificados (quienes habian complicado su eleccion en el Colegio Electoral y aun detentaban la mayoria en la Legislatura Provincial) tomaran medidas en su contra, Gomez Cello ordenara el cierre de la Legislatura por medio de la utilizacion de la fuerza publica. Bajo el argumento de que la mayoria de los diputados y senadores de Santa Fe habian sido elegidos recurriendo al fraude.

A medida que la conflictividad social continuaba en ascenso y dada la aplicacion de una "politica obrerista" por parte de los caballeristas hara que la heterogenea alianza que habia llevado a Gomez Cello a la gobernacion comenzara a desintegrarse y a mediados de junio el "Nucleo" (que luego adoptara el nombre de UCR Junta Reorganizadora) integrado por figuras como Alcides Greca, Jorge Raul Rodriguez, Jose Benjamin Abalos y Jose Guillermo Bertottoemergiera como oposicion dentro del propio partido a fin de contrarrestar la creciente influencia de Ricardo Caballero. Haciendo efectiva la escision en noviembre de ese mismo ano cuando Caballero decida presentarse con lista propia en las elecciones municipales en la ciudad de Rosario, en las cuales el "Nucleo" obtendra una victoria ajustada sobre los "caballeristas". (5)

En un contexto recalentado por las sucesivas huelgas y la extension de la conflictividad al area rural, las corporaciones empresarias buscaron constantemente exacerbar las tensiones presentes dentro del partido gobernante, lo que finalmente culminara con la orden de intervencion militar de la provincia de Santa Fe por parte Yrigoyen en el mes de diciembre de 1928 en base a los reclamos presentados por los comerciantes rosarinos. Minando con esta accion su apoyo a la politica laboral de Caballero, obligandolo a presentar su dimision y poniendo fin a sus aspiraciones politicas.

El saldo que habian dejado las huelgas de 1928 para la ciudad de Rosario y la Provincia de Santa Fe con la consecuente ocupacion militar, marcaran un claro debilitamiento de la faccion politica representada por Ricardo Caballero, (6) al producirse su renuncia como Jefe de Policia de Rosario, sumado a esto, la perdida por parte del Gobernador de la Provincia Pedro Gomez Cello de toda injerencia en los conflictos laborales.

Si bien la llegada de las tropas acallo la huelga agraria no logro una solucion definitiva. El Ejercito permanecio firme en la defensa del trabajo libre, impidiendo que los obreros impusieran demandas que pudieran ser perjudiciales para los patrones, y por otro lado, la participacion de los funcionarios federales en las disputas laborales, mantuvo un opaco papel como "amigable mediador".

Como parte de la reestructuracion que sufrio el Gobierno de Santa Fe a principios de 1929, se produjo un profundo recambio de ministros junto con el nombramiento de Arturo Gandolla, quien en ese momento era el Jefe Politico de la ciudad capital como reemplazante de Ricardo Caballero en Rosario, marcara el final de la politica obrerista en la ciudad y la provincia. (7)

Al mismo tiempo, la irresuelta intervencion de la legislatura santafesina agregaba un elemento mas a la incertidumbre politica. Los pedidos de una intervencion federal amplia fueron recurrentes tanto desde la prensa como de los opositores politicos al gobierno a partir del mismo momento en que el gobernador de la provincia disolviera la Legislatura en junio de 1928. En agosto de ese mismo ano la Comision de Negocios Constitucionales, elaboro dos despachos uno por la mayoria y otro de la minoria sobre la intervencion al poder Legislativo a fin de que se pusieran a consideracion de la Camara de Diputados. Debido a la recurrente falta de quorum para tratar el tema, recien el 29 de septiembre en una convulsionada sesion, Diputados aprueba el proyecto presentado por la mayoria que establecia el envio de un interventor a la provincia de Santa Fe para que se procediera a la reorganizacion del cuerpo legislativo. Recien en abril de 1929, Yrigoyen firmo el decreto de intervencion de la Legislatura y del poder Judicial de Santa Fe, decision que causo sorpresa en los circulos politicos puesto que solo se esperaba la intromision del primero de estos cuerpos.

El puerto de Rosario y los estihadores

Desde comienzos del siglo XX el puerto de la ciudad de Rosario se constituyo en un punto fundamental en el proceso de importacion y exportacion de mercaderias. La caracteristica de Rosario como "ciudad nexo" entre la produccion agraria de la pampa humeda y la exportacion de ultramar, y su vinculo con la mano de obra rural y urbana fue fundamental para su estructuracion como tal.

Los estibadores rosarinos, (8) constituyeron uno de los gremios mas importantes del movimiento obrero local, tanto por su organizacion como por el lugar fundamental que ocupaban en el modelo agroexportador, hacia fines de la decada del '20 durante la epoca de alza en las labores llegaban a trabajar en el puerto de Rosario entre 5.000 y 6.000 obreros. (9) Dada su capacidad de paralizar el transporte de mercaderias, seran poseedores de una "posicion estrategica" (Womack, 2007) dentro de la estructura comercial, que les permitio posicionarse frente a la patronal y en ciertos casos obtener mejoras en sus condiciones laborales.

Desde sus comienzos el gremio estuvo dirigido por anarquistas, aunque en su interior tambien confluyeron los socialistas. (10) Ya para la epoca que nos ocupa la Sociedad de Resistencia de Obreros Portuarios habia logrado su reestructuracion, luego que durante las huelgas de 1920 la Asociacion del Trabajo (AT) lograra el control del suministro directo y permanente del 50% de los trabajadores del puerto. Siendo las huelgas de 1928 artifices de la recuperacion del sindicato, dadas las conquistas obtenidas durante este periodo por parte del gremio. (11)

Sin embargo, la influencia de la Sociedad Protectora del Trabajo Libre, (12) organismo que era sostenido por la Asociacion del Trabajo, (13) aun tenia un importante papel en el control del sistema de contratacion y reclutamiento de la mano de obra en el puerto rosarino, punto que sera uno de los detonantes del conflicto de 1929.

La corporacion y el conflicto obrero

Desde mediados del siglo XIX y principios del siglo XX surgieron en la ciudad de Rosario y en la provincia multiples corporaciones economicas, (14) vinculadas principalmente a los intereses primario-exportadores. Estas asociaciones de interes se constituyeron en ambitos especificos de la burguesia local, en los cuales se ponian en juego relaciones de poder entre los diferentes grupos y sectores economicos que las integraban.

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) fue fundada en 1884 y comenzo su actividad teniendo como objetivos crear un lugar de reunion donde realizar operaciones mercantiles, ejercer la representacion de los comerciantes ante los poderes publicos, pero tambien buscando la regulacion del mercado mediante: el establecimiento de precios y tipos de mercancias; la uniformacion de usos y costumbres mercantiles; la concentracion de la informacion sobre plazas y mercados; y la practica de la justicia arbitral entre sus asociados como mecanismo de resolucion de conflictos interburgueses. (15)

A lo largo de la primera decada del siglo XX, una de las preocupaciones de la burguesia rosarina consistio en el abordaje del conflicto social. En medio del debate en torno a la integracion o la represion, algunos de los sectores nucleados en la Bolsa de Comercio de Rosario, implementaron en determinadas coyunturas en las que sus intereses sectoriales se veian afectados por los reclamos obreros ciertas practicas destinadas a la regulacion del mercado de trabajo, comportamiento que sera mantenido a lo largo de los anos (Alarcon, 2017b).

Puesto que gran parte de la masa que conformaba la fuerza de trabajo de la ciudad ocupaba un lugar estrategico en la cadena agroexportadora, habitualmente poseian mayor capacidad de confrontacion y por ende, tambien de negociacion tal como ocurria con los estibadores portuarios. Dada esta capacidad, el problema obrero se convertira en un elemento de primer orden en las preocupaciones de la Bolsa de Comercio. Su temprano interes por comprender y resolver las disputas entre el capital y el trabajo, revelan por parte de esta corporacion un espiritu intervencionista (Videla & Pons 1993), que incluso se vera reflejado en los propios Estatutos de la Camara Sindical (CS) (16), delegando en ella la funcion de "Intervenir en los casos de huelgas procurando solucionarlas en la forma mas conveniente para los intereses generales". (17)

Asimismo, la tardia creacion en la provincia de Santa Fe de instituciones oficiales que se ocuparan de las relaciones laborales hara que el papel de la Bolsa en la mediacion entre el capital y el trabajo sea aun mas relevante. Recien entrada la decada del veinte, se creara el Departamento Provincial del Trabajo en Santa Fe, sin incluir entre sus atribuciones la conciliacion y el arbitraje frente a los conflictos laborales. (18) En este caso, como veremos la mediacion sera ejercida por otras instancias; como la Bolsa de Comercio y el Ejecutivo nacional.

Solidaridad obrera y la huelga de estibadores rosarinos de 1929

El paro de los estibadores del puerto de Rosario comenzara por derivacion y en solidaridad de la huelga que se iniciara durante el mes de junio de 1929 por parte de los obreros de los Molinos Minettide la localidad de Rufino. (19)

Este conflicto se trasladara a la ciudad de Rosario a raiz de la negativa de los trabajadores de la firma Minetti (20) de efectuar el cargamento de un buque que se encontraba anclado en el puerto local, el vapor "Belen", que debia llevar un embarque de harina hacia Brasil. Esta nave, por insinuacion del presidente de la CS de la Bolsa de Comercio, habia permanecido en el puerto a la espera de una solucion del conflicto, pero ante la persistencia de la huelga la firma recurrio a trabajadores libres para la realizacion de dicho trabajo, exacerbando los animos de los obreros portuarios que inmediatamente hicieron abandono de sus tareas.

La huelga en el puerto vendra a coincidir con un periodo de alza en el trabajo, ya que estaba por finalizar la cosecha gruesa que se realizaba entre los meses de abril a junio, de alli la premura de la corporacion para que no se interrumpieran las actividades portuarias.

La Bolsa conocia la capacidad de accion que poseia el Sindicato de Estibadores de Rosario como articulador de la conflictividad obrera, no solo en el ambito portuario sino tambien en otras ramas de actividades de la ciudad, ya lo habian experimentado un ano atras y temian que esta huelga en ciernes pudiera a extenderse a otros puertos de la region desembocando en un paro general (Menotti & Videla, 2013; Alarcon, 2017a).

Ante este cuadro de situacion, la primera accion de la corporacion se dirigira directamente al poder nacional solicitando garantias para la libertad de trabajo. (21) Hay que tener en cuenta que para este entonces todavia se hallaban apostadas en la provincia las fuerzas de Ejercito que habian intervenido en las huelgas rurales del ano (1928), en este sentido lo que se ambicionaba era la rapida desactivacion del conflicto. (22) A esto hay que sumar, la perdida de atribuciones del Ejecutivo provincial para intervenir en los conflictos obreros, principalmente por la renuncia del Jefe de policia de la ciudad de Rosario Ricardo Caballero y el arribo de un nuevo funcionario en su reemplazo, Arturo Gandolla.

La respuesta del primer mandatario consistio en el envio de un representante del gobierno como intermediario para solucionar el conflicto. Evidentemente, las diferentes reacciones suscitadas ante la ocupacion militar de la provincia en la coyuntura pasada moderaron la accion de Yrigoyen, ya que no estaba en condiciones de jugarse el costo politico que implicaria utilizar nuevamente las fuerzas federales en la provincia a su pretendido obrerismo. (23)

Con el arribo en los primeros dias de julio del enviado del gobierno, el Ingeniero Manuel Claps, (24) industriales, agentes maritimos, despachantes de aduana y el Subprefecto del puerto de Rosario, se reuniran en las instalaciones de la Bolsa con el objeto de tomar conocimiento sobre la situacion que se vivia en el puerto. Mientras que el presidente de la CS de la Bolsa, efectuaba gestiones con los obreros para invitarlos a la reunion con el delegado nacional.

Los representantes de los trabajadores rechazaron la intervencion del Gobierno, estableciendo que solamente se entrevistarian con las autoridades de la Bolsa, (25) a partir del momento en que esta se comprometiera a que no se emplearia personal no federado en los trabajos del puerto. (26)

Este pedido irrito de tal modo a los integrantes de la BCR que dieron por terminada la entrevista, ya que, si aceptaban esta disposicion significaba renunciar a la prerrogativa que poseian los patrones para sabotear los conflictos obreros y garantizar la continuidad del trabajo.

El retiro de todo personal no agremiado, habia constituido una de las solicitudes de los obreros estibadores durante las conversaciones para el arreglo de la huelga de mayo de 1928, el cual habia sido considerado por la Bolsa como improcedente.

La intrusion de los trabajadores libres en el puerto de Rosario era un recurrente foco de conflicto con los obreros federados estableciendo una dinamica que implicaba la realizacion de actos de boicot a las casas comerciales que decidian usar esta mano de obra. Hecho que llevo a que en numerosas ocasiones a que la BCR conferenciara con los delegados portuarios para contener acciones mas drasticas como una huelga, permitiendo de hecho boicots a las firmas con las cuales tuvieran conflictos a costo de poder mantener el normal funcionamiento del puerto. (27)

Frente a la imposibilidad de dar cumplimiento a su cometido debido a la rotunda negativa de los huelguistas a la intromision del Estado, el Ingeniero Claps propondra a los socios de la Bolsa la formacion de una comision para que se entrevistase con Yrigoyen en busqueda de una solucion mas duradera a los conflictos. En este sentido el empresariado local, (28) hara su mayor apuesta desechando cualquier practica conciliadora con los obreros y haran el intento de obtener la oficializacion de los trabajos portuarios elemento que, segun su vision, pondria fin a los conflictos.

La propuesta consistia en la creacion un Registro Oficial de Trabajadores, es decir, que aquellos obreros que cumplieran funciones en el puerto deberian ser inscriptos por la Subprefectura, y esta les entregaria un carnet acreditandolos como aptos para el trabajo.

Con el paso de los dias, el movimiento va ganando adhesiones y otros gremios obreros prestaran su solidaridad, como es el caso de los conductores de carros y camiones (gremio conducido por anarquistas) que se adheriran de forma parcial, negandose a entrar en la zona portuaria para realizar su trabajo. Por su parte, la Sociedad de Capataces, (29) quienes en la huelga de mayo de 1928 se solidarizaran con los estibadores, en este momento decidiran no plegarse al paro por desconocer su origen. Pero a pesar de esto, en los hechos prestaran su apoyo absteniendose de trabajar con personal que no fuera federado. Intentando mantener una actitud de aparente neutralidad ya que, por un lado, se encontraban tensionados por las posibles represalias de las cuales podrian ser objeto por parte de los estibadores si llegaban a trabajar con obreros libres, y por el otro, por las exigencias de la patronal.

Desde el dia 12 de julio, el paro era casi total en todos los puertos del litoral, San Lorenzo, Gaboto, Villa Constitucion, Santa Fe (30) con la excepcion de San Nicolas. El puerto de Capital Federal, se plegara dias despues uniendose los estibadores, conductores de carros y camiones, guincheros.

Al extenderse la huelga a otros puertos de la region y con el aumento de la presion de los trabajadores federados, la CS de la Bolsa comenzara a reclamar a la Jefatura de Policia las medidas de proteccion que eran demandas por sus asociados para asegurar el ingreso de su personal al puerto. Se vivian nuevos tiempos en la Jefatura de Policia y Gandolla estaba ansioso por demostrar su valia al empresariado local. Este pedido fue rapidamente contestado, adjuntando una copia de la orden impartida al respecto, "deben proceder con toda rigurosidad contra las personas que impidan la entrada de vehiculos al mencionado puerto. Asimismo, se impedira el estacionamiento de grupos de personas en sus alrededores, deteniendo a los que infrinjan la disposicion precedente." (31)

La situacion comenzara a tomar nuevos matices a partir de la huelga del puerto de Villa Constitucion, (32) durante este periodo dicho puerto habia afianzado como parte del modelo agroexportador en base a su estrategica ubicacion como puerto de ultramar conectado con vias ferreas y caminos, convirtiendose en el punto de salida de la produccion maicera de la region.

La localidad de Villa Constitucion se habia instituido como un importante bastion de la solidaridad obrera, conviviendo con una particularidad, que tuvo su origen en el importante conflicto portuario del ano anterior, con la creacion de una asociacion de obreros libres patrocinada por diversas casas cerealistas que competia directamente con el Sindicato de Estibadores portuarios adheridos a la FORA que alli operaba. Segun el convenio suscripto por intermediacion de la BCR se establecio un padron de obreros que, incluyendo a trabajadores libres y sindicalizados, se repartian el trabajo por estricto orden de turno.

Una parcialidad de obreros de Villa Constitucion recurrira a la BCR para solicitarle proteccion policial, ya que habian establecido la vuelta al trabajo para el lunes 15 de julio. Los portuarios de esta localidad se encontraban en desigualdad respecto de los rosarinos dadas las condiciones del convenio firmado, ya que si no se presentaban a sus labores podrian perder sus puestos en favor de los trabajadores libres.

En este punto, los estibadores de Rosario se veran presionados en varios frentes, por un lado la parcial vuelta al trabajo en Villa Constitucion se habia realizado sin incidentes, lo que incentivo a la Bolsa a enviar una nota al Gobernador y otra al Ministro de Gobierno en la cual, le recuerda a este ultimo: "es grande la expectativa por la resolucion que tomara el Poder Ejecutivo (...) pudiendo asegurar a V.E. que en Rosario existe una enorme cantidad de trabajadores que desean reanudar sus tareas". (33)

Pero la presion de la corporacion sobre los huelguistas no terminara alli, a que y redactaran una invitacion a los obreros y al comercio en general para normalizar las tareas en el puerto de Rosario a partir del 17 de julio, (34) para lo cual contaban con las garantias del Jefe de Policia. En sintonia con esta invitacion, la Sociedad de Capataces Unidos hara un llamado a los estibadores en el cual les propondran quitar el caracter general a la huelga para convertirla en un movimiento parcial, manteniendo la medida contra la firma Minetti a favor de la cual se habia decretado el paro.

El motivo de esta propuesta estara intimamente relacionado con que este sindicato habia sido reorganizado al calor de las huelgas del ano 28 y el temor a sufrir la desestructuracion de su organizacion constituia una posibilidad latente que buscaban evitar por todos los medios. (35)

La Sociedad de Resistencia de Obreros del Puerto de Rosario, hizo caso omiso de este pedido debido a que la huelga contaba con altos indices de adhesion y solidaridad en otros puertos de la zona. Por otro lado, la actitud pasiva del Poder Ejecutivo para tomar una resolucion respecto de la creacion del registro de trabajadores, hizo pensar en la posibilidad de que esto nunca iba ocurrir, lo que reforzo aun mas la postura de los huelguistas.

En una tentativa por desactivar el conflicto portuario y terminar de esta manera con la presion ejercida desde la BCR, Yrigoyen se entrevistara con vicepresidente de la firma Minetti y el secretario de la FORA, para intentar llegar a un arreglo entre las partes. Sin embargo, estas conversaciones no llegaron a buen puerto siendo desconocidas por el personal en huelga. El fracaso de la intervencion del primer mandatario marcara un claro indicio que fue rapidamente interpretado por la corporacion, este no tenia intenciones de oficializar los trabajos en el puerto.

Negociaciones en tension

Luego de veintidos dias de conflicto la BCR renovara la invitacion para reanudar las conversaciones para la resolucion de la huelga. Los estibadores, por su parte, designaran una comision para entrevistarse con la patronal llevando un pliego, cuyos puntos principales eran el mantenimiento de la prerrogativa del boicot y el retiro de todo el personal que habia trabajado durante la huelga. (36)

Los exportadores y agentes maritimos, se negaron terminantemente a reconocer los boicots, en vista de lo cual los representantes obreros abandonaron el edificio dando por terminadas las negociaciones que se habian mantenido desde el inicio. Comenzandose a tomar el personal obrero libre o federado para reiniciar las labores en el puerto.

Las acciones de la Bolsa tuvieron su contraparte y el 26 de julio Rosario amanecera bajo el estado de huelga general decretada por la Federacion Obrera Local Rosario, adherida a la FORA, la Union Obrera Local (Adherida a la Union Sindical Argentina) y por el Comite de Relaciones de los Gremios Autonomos, los cuales constituyeron un comite de relaciones mixto bajo cuya direccion se declaro la huelga. (37)

En un claro indicio de que el registro de trabajadores no era considerado una opcion factible y en vista de que la situacion comenzaba a agravarse, Yrigoyen enviara a otro comisionado. El 27 de julio el presidente de la CS de la Bolsa a pedido del Ministro de Obras Publicas de la Nacion, Jose Benjamin Abalos, invitara a los obreros a una nueva conferencia para la lectura de un contra pliego presentado por los empleadores:

"Volver al trabajo en condiciones pactadas segun convenio celebrado en la Bolsa de Comercio en Mayo de 1928; se reafirma la mas amplia libertad de trabajo para todo obrero; habiendo los obreros en huelga manifestado al senor Ministro que entre los obreros que trabajan actualmente en el Puerto existen 50/60 indeseables, una comision compuesta por un representante del Superior Gobierno, uno obrero y otro patronal, estudiara y resolvera si cabe o no la separacion de los mismos; toda divergencia entre empleadores y obreros sera dirimida de inmediato por el arbitro nombrado por el Superior Gobierno de la Nacion a quien quedan obligados ambas partes a recurrir, no pudiendo en ningun caso suspender el trabajo y comprometiendose a acatar sus fallos; los conflictos pendientes seran resueltos de inmediato y no habra represalias por ninguna de las partes." (38)

Nuevamente, la gestion del Ministro de Obras Publicas fue meramente representativa, ya que los trabajadores rechazaron de plano la gestion ministerial y reiteraron su firme proposito de no aceptar mediadores de las autoridades, sosteniendo el principio de las conversaciones entre patrones y obreros. Para reforzar esta actitud presentaran un nuevo pliego cuyos puntos principales incluiran, puerto libre, vuelta al trabajo en iguales condiciones al 30 de junio, no se tomaran represalias y libertad para todos los presos caidos durante el movimiento. En las huelgas anteriores este requerimiento no existio en el petitorio de los obreros rosarinos, esto evidenciaba los nuevos tiempos que se vivian en la Jefatura de policia, Gandolla no era Caballero.

La presion sobre los trabajadores se hara mas patente al transitar el tercer dia de paro general cuando los capataces, quienes en un primer momento habian decidido no trabajar con personal libre del puerto, firmaran un convenio a instancias de la Bolsa con los comerciantes y agentes maritimos, comprometiendose a llevar al trabajo al mayor numero posible de obreros con la seguridad de conservar sus puestos de trabajo contra las represalias que pudieran ser objeto.

Paralelamente, los exportadores discutian el contra pliego presentado por los estibadores. La mayoria de las propuestas obreras fueron aceptadas, las clausulas que permanecian en discusion, eran las que planteaban la libertad de aquellos obreros que habian caido presos durante el conflicto y la insistencia de los exportadores al establecimiento de un tribunal arbitral que conformado por un representante obrero, un empleador y funcionarios del Ministerio de Obras Publicas estudiaran los conflictos pendientes para resolverlos. (39)

Tampoco esta propuesta tuvo exito, pues los trabajadores rechazaron en todo momento el arbitraje y permanecieron firmes en su peticion de liberacion para los companeros que habian sido apresados como consecuencia del paro. Finalmente, las partes acordaron discutir y confeccionar de comun acuerdo un proyecto de convenio para someter a la asamblea.

VOCES DISIDENTES EN LA BOLSA

El mismo desarrollo del movimiento obrero y las acciones encaradas por la BCR, haran que surjan en su seno voces que no se consideraban representadas en las gestiones encaradas por la institucion. Como en el contexto de las huelgas pasadas, (40) ciertos asociados consideraban que era necesario tomar cartas en el asunto y dejar sentada su posicion. Juan Muzzio, (41) presidente de la Camara de Comercio de la BCR, se colocara a la cabeza de la iniciativa de los empresarios importadores, industriales y maritimos, quienes organizaran una reunion para el 29 de julio en los salones de la Bolsa. El objetivo de esta Asamblea, (42) era trazar una linea de conducta para oponerse terminantemente al reconocimiento del boicot que querian reservarse los trabajadores como arma de lucha. Resolviendo sostener su resistencia a todo arreglo que importara un reconocimiento del boicot.

La idea de este grupo de empresarios era intensificar los trabajos urbanos y portuarios desde el 30 de julio, por lo cual recurrieron en Comision frente al Jefe de Policia "para solicitarle la especial vigilancia de las calles que comunican con el puerto y estaciones ferroviarias". (43) Otra de sus acciones se dirigio a remitir una nota al Ministro del Interior, presentando su reclamo dada la exclusion en las conversaciones para el arreglo del comercio importador e industrial, el cual se hallaba igualmente afectado por esta huelga. En su replica el ministro sostuvo que la atencion se habia dirigido preferentemente al problema central, pero les aseguraba que si se lo requiriesen el Sr. Abalos se encargaria de realizar las gestiones correspondientes.

El 31 de julio, transcurriendo el sexto dia de huelga, se concreto la reunion definitiva entre obreros y exportadores, las clausulas objetadas se discutieron en este encuentro y se llego a una resolucion. Se acordo que la Bolsa influiria ante las autoridades para que se dejara sin efecto la detencion de aquellos presos que no estuviesen sometidos a accion judicial, pero el articulo sobre la conformacion de un tribunal arbitral, fue rechazado totalmente por los obreros dado que no aceptaban la injerencia estatal, decidiendose no insistir en este punto.

Se dictamino que se volveria al trabajo solo cuando se pusieran en libertad a todos los obreros presos. A ultimas horas de la noche del 1 de agosto, todas las personas con contravenciones relacionadas con el movimiento fueron puestas en libertad por disposicion del Jefe de Policia.

El convenio, finalmente suscrito por la Sociedad de Resistencia de Obreros del Puerto de Rosario y la CS de la BCR acordo:

"En los trabajos del puerto no tendran injerencia los inspectores de la Asociacion del Trabajo ni los delegados de los obreros. Segun esta clausula, queda establecido que en el Puerto habra absoluta libertad de trabajo para todo obrero, forme o no parte de las asociaciones obreras y que los encargados y capataces patronales son los unicos autorizados para tomar el personal y organizar y dirigir los trabajos; se reanudara el trabajo en las mismas condiciones en que estuviera al 30 de julio de 1929; no se tomara represalias contra ninguna persona de este o de los demas puertos por ninguna de las partes." (44)

El 1 de agosto los obreros huelguistas realizaron una asamblea para fijar la fecha en que los estibadores reanudarian el trabajo, se decidio que al dia siguiente a primera hora volverian a sus puestos, asi tambien lo hicieron los demas gremios que se habian plegado a la huelga general en solidaridad con los portuarios.

Finalmente, para el domingo 4 de agosto el trabajo en los diversos puertos del litoral quedo normalizado gracias a la estricta vigilancia de los efectivos de la Subprefectura Maritima. A pesar de la solucion del conflicto de los estibadores de Rosario, el personal de Rufino de los molinos harineros de Minetti y Cia. Ltda., en favor de los que se habia decretado la huelga, continuaban a la espera de una resolucion.

Los patrones realizaron un ofrecimiento a los huelguistas para la reanudacion del trabajo, que incluia dentro de sus condiciones: ocho horas de trabajo, turnos rigurosos ante la merma del trabajo, no habra represalias por ninguna de las partes, las horas extras se pagaran doble, nuevas disposiciones de higiene y la readmision de los obreros que abandonaron el trabajo durante la huelga sean libres o federados.

El 6 de agosto gracias a las gestiones realizadas por el vicepresidente de la CS de la Bolsa, se firmo el convenio entre la Compania Minetti y los obreros del establecimiento industrial de la localidad de Rufino. Acordando la vuelta al trabajo en las mismas condiciones que existian hasta el 10 de junio, readmision de obreros, la exclusion de los adventicios y no se tomaran represalias.

Consideraciones finales

Luego de las ensenanzas obtenidas en las huelgas del ano precedente, los estibadores del puerto de Rosario hicieron su gran apuesta al lanzarse en la busqueda del control en el reclutamiento de la mano de obra, mecanismo que era monopolizado por el empresariado local gracias a la colaboracion de la Sociedad Patronal y la Asociacion del Trabajo.

En un primer momento, el boicot se presentara como una herramienta de lucha que les permitira reforzar la demanda de los trabajadores respecto de la eliminacion del elemento libre, al ser aplicada puntualmente contra aquellas firmas que utilizaban este tipo de mano de obra. Sin embargo, cuando este recurso revelo sus limitaciones la huelga se presentara, nuevamente, como la opcion que les permitira lograr sus aspiraciones finales.

La solidaridad obrera fue otro punto a destacar, no solo entre los gremios de extraccion anarquista, sino tambien autonomos y de la UOL, expresandose en una importante huelga general que determinara la resolucion definitiva al conflicto obrero.

Por otra parte, se podria afirmar que el cambio en el ambiente politico colaboro, en cierta medida, a que las huelgas no tomaran un giro mas violento. Los obreros habian perdido a un importante aliado con la renuncia de Ricardo Caballero y el nuevo Jefe Politico de Rosario, Arturo Gandolla, se aseguro que las fuerzas de policia cumplieran su funcion como estrictos garantes de la libertad de trabajo, situacion que fue vivida por los trabajadores como un verdadero estado de sitio.

En este caso, comprobamos como la conflictividad obrera impacta en el accionar politico, teniendo en este caso, como protagonista principal al presidente de la Republica. Este actor que ingresara al juego por requerimiento de la Bolsa de Comercio, era visto como un aliado por la entidad dada su actuacion durante las huelgas anteriores. A pesar de esto, con su proceder Yrigoyen desmintio esa alianza con el sector empresario, colaborando con su indecision a la prolongacion de la huelga.

En definitiva, la Bolsa debera retomar su papel de mediadora para que luego de practicamente un mes de paro en el puerto, alcanzar la resolucion del conflicto con el otorgamiento de algunas de las reivindicaciones exigidas por los trabajadores, pero sin entregar lo que constituia la principal atribucion de la patronal, el control en el reclutamiento de la mano de obra.

En definitiva, en un contexto en el cual la inexistencia de mecanismos formales de conciliacion y arbitraje constituye la regla, los intentos por parte de Yrigoyen de mediar en el conflicto, encontrara sus limites en la prediga gremial del anarquismo que no concebia la intervencion del Estado. Pero evidentemente, esta estrategia de negacion del Estado por parte de los anarquistas, no implicaba la ausencia de la busqueda de instancias de negociacion como se evidencia en su relacion con la Bolsa de Comercio de Rosario. Al mismo tiempo, esta relacion entre los estibadores y la corporacion, impactara internamente ya que la huelga pondra sobre el tapete que la unidad corporativa no era tan homogenea como se pensaba, floreciendo en su seno ciertas voces que no se consideraban representadas ni incluidas en su accionar. Surgiendo a raiz de esto, una Comision de Comerciantes importadores e industriales, que dirigidos por Juan Muzzio y con un discurso mas agresivo que el proveniente en ese momento desde la Camara Sindical encauzara el reclamo de este grupo de empresarios.

Si bien 1928, marco la reorganizacion sindical en la ciudad, experimentando un creciente dinamismo en las organizaciones gremiales. 1929, significo la madurez de esos sindicatos y un nuevo escenario de prueba, para testear hasta donde podria llegar su capacidad de presion. Sin embargo, el reves producido por la coyuntura economica de 1929 creara un contexto totalmente adverso para la lucha sindical, la cual recien se reiniciara para 1932 como reaccion a los efectos negativos de la desocupacion sobre los salarios.

Bibliografia

Alarcon, N. (2015). La contraofensiva del comercio rosarino: el lockout de julio de 1928. Aproximaciones al accionar corporativo. Ponencia presentada en V Congreso Regional de Historia e Historiografia, Universidad Nacional del Litoral.

Alarcon, N. (2017a).Corporaciones empresarias, politica y conflicto obrero en los prolegomenos de la crisis, (Tesis de Licenciatura), Escuela de Historia, Facultad de Humanidades y Artes, Universidad Nacional de Rosario, Rosario.

Alarcon, N. (2017b). La Bolsa de Comercio de Rosario, practicas y discursos ante las huelgas de estibadores portuarios (1900-1928). Ponencia presentada en XI Jornada de Ciencia y Tecnologia, Rosario.

Alarcon, N. (2017c). "Capital extranjero, corporaciones y politica en Rosario. El caso de la huelga de los obreros de la Union Telefonica del Rio de la Plata a fines de los veinte". En: Coordenadas. Revista de Historia Local y Regional 4 (2), 1-20. Recuperado de: http://ppct.caicyt.gov.ar/index.php/coordenadas/article/view/12157

Alarcon, N. (2018). Espacios en disputa: El Radicalismo Santafesino practicas politicas e instituciones (1926-1930). Ponencia presentada en XII Jornadas de Investigadores en Historia, CEHis-- Departamento de Historia, Facultad de Humanidades, Universidad Nacional del Mar del Plata.

Ascolani, A. (2009). El sindicalismo rural en la Argentina. De la resistencia clasista a la comunidad organizada (1928-1952). Bernal: UNQ.

Bialet Masse, J. (1985). Informe sobre el estado de la clase obrera. Madrid: Hyspamerica.

Bilsky, E. (1984). La Semana Tragica. Buenos Aires: CEAL.

Bolsa de Comercio de Rosario (1908)..Estatutos y Reglamento General, Rosario: Ed. Est. Gral de Artes Graficas.

Bolsa de Comercio de Rosario (1984). Los cien anos de la Bolsa de Comercio de Rosario. 1884-1984, Rosario.

Bonaudo, M. & Bandieri, S. (2000). "La cuestion social agraria en los espacios regionales". En Falcon, R. (Ed.) Nueva Historia Argentina, Vol. 6. Buenos Aires: Sudamericana.

Cesaretti, F.; Mauro, D. & Uliana, H. (2005). "Representaciones, prensa y conflicto social. Estrategias complejas en el diario La Capital, mayo-julio de 1928". En Bonaudo, M. (dir.) Imaginarios y practicas de un orden burgues. Rosario, 1850-1930. Los actores entre las palabras y las cosas. Rosario: Prohistoria.

Fiorito, S. (1985). Las huelgas de Santa Cruz (1921-1922). Buenos Aires: CEAL.

Godio, J. (1972). La Semana Tragica de enero de 1919. Buenos Aires: Hyspamerica.

Gonzalez Aguirre, A. (2001). "Grupos de poder en la region cordobesa. La familia Minetti, su actividad en la industria molinera, 1867-1920". En Travesia (5/6), 233-248. Recuperado de http://www.travesia-unt.org.ar/pdf/traves ia56_7.pdf

Horowitz, J. (2015). El radicalismo y el movimiento popular (1916-1930). Buenos Aires: Edhasa.

Jalinsky, A. (2013). Revuelta obrera y masacre en La Forestal: sindicalizacion y violencia empresaria en tiempos de Yrigoyen. Buenos Aires: Biblos

Karush, M. (2006). "Radicalismo y conflicto obrero urbano 1912-1930". En Videla, O. (Comp.).Nueva historia de Santa Fe. Tomo IX. Elsiglo XX. Problemas sociales, politicas de Estadoy economias regionales: 1912-1976. Rosario: Prohistoria--La Capital.

Korzeniewicz, R. (1993). "The Labor Politics of Radicalism: The Santa Fe Crisis of 1928". En Hispanic American Historical Review, (73:1). Durham: Duke University Press.

Menotti, P. & Videla, O. (2013). "Las huelgas de los estibadores portuarios en el sur santafesino". En Sociohistorica, (32) Recuperado de https://www.sociohistorica.fahce.unlp.edu.ar/article/view/SH2013n32a04

Monserrat, M. (2005). "La cuestion Social y el Radicalismo en el pensamiento de Ricardo Caballero, 1925-1928". En Videla, O. & Zanella, E. (Comp), Historia y Politica, cuestion social, radicalismo y revisionismo. Buenos Aires: Imago Mundi.

Ortelli, R. (1929). Discursos y documentos politicos del Dr. Ricardo Caballero. Buenos Aires: Sociedad de Publicaciones El Inca.

Piazzesi, S. (2014). "La institucionalizacion del conflicto en Santa Fe durante la decada de 1930". En Lobato, M. & Suriano, J. (comp.), La Sociedad del Trabajo. Las instituciones laborales en la Argentina (1900-1955). Buenos Aires: Edhasa.

Rapalo, M. E. (2012). Patrones y obreros, la ofensiva de la clase propietaria, 1918-1930. Buenos Aires: Siglo XXI.

Sartelli, E. (1993). "Mecanizacion y conflicto social en la llanura pampeana. Santa Fe y la huelga de braceros en 1928". En Ascolani, A. (comp.) Historias del sur santafesino. Rosario: Ed. Platino.

Suriano, J. (1991). "El Estado argentino frente a los trabajadores urbanos: politica social y represion, 1880-1916". En Anuario (14), Escuela de Historia, Facultad de Humanidades y Artes, UNR, Rosario.

Suriano, J. (2000). "Introduccion: una aproximacion a la definicion de la cuestion social en la Argentina". En Suriano, J. (Comp.) La cuestion social en la Argentina, 1870-1943. Buenos Aires: La Colmena.

Videla, O. & Pons A. (1993). "Una corporacion frente a la cuestion social: la Bolsa de Comercio de Rosario ante los conflictos obreros a principios del siglo XX". En Anuario (15), Escuela de Historia, Facultad de Humanidades y Artes, UNR, Rosario.

Videla, O. & Zanella, E. (Comp) (2005). Historia y Politica, cuestion social, radicalismo y revisionismo. Buenos Aires: Imago Mundi.

Fuentes

Asociacion del Trabajo, Memorias y Balance, 1927-1928, s/e, Buenos Aires, 1928.

Bolsa de Comercio de Rosario, Boletin Oficial 1929, s/e, Rosario, 1929.

Bolsa de Comercio de Rosario, Memoria 1929, s/e, Rosario, 1930.

Diario La Capital, Rosario.

Notas

(1) A principios del mes de mayo de 1928, los estibadores del puerto de la ciudad de Rosario se declararon en huelga, solicitando el aumento de salarios y el reconocimiento patronal de su sindicato, a traves de un pliego de condiciones presentado el dia 3 de mayo.

(2) Caballero fue un politico paradigmatico en Santa Fe a lo largo de casi medio siglo. Segun algunos tuvo un acercamiento al anarquismo en su juventud, pero toda su vida politica activa la hizo al interior del radicalismo. Lider rosarino durante la revolucion de 1905, primer vice gobernador radical en Santa Fe (1912), diputado nacional, senador nacional en dos ocasiones. En 1928, luego de un periodo en el cual su popularidad habia declinado, retorna a Rosario, ocupando la jefatura politica del gobierno yrigoyenista de Gomez Cello. Caballero se destacara por su activa intervencion en la ola de huelgas que se produce durante todo el ano 1928, intervencion en la que tiene una postura totalmente favorable a los obreros. Este factor promovera la movilizacion social, disgustando a la burguesia rosarina y provocara en diciembre del mismo ano, la intervencion militar de la provincia y la renuncia de Caballero de su cargo. Luego de esto, se distanciara del yrigoyenismo y, tras el golpe de 1930, sera uno de los tantos radicales que apoyaran el proyecto politico de Agustin P. Justo. Para un perfil mas desarrollado del mismo vease: Videla & Zanella (2005).

(3) El cargo de Jefe de Policia (anteriormente denominado Jefe Politico en la coyuntura se ha cambiado recientemente el titulo por el de Jefe de Policia), nombrado directamente por el ejecutivo provincial es su representante directo y durante anos responsable del manejo politico y del orden social (urbano y rural).

(4) Esta relacion ha sido resenada en los trabajos de (Karush, M., 2006; Korzeniewicz, R 1993; Horowitz, J, 2015)

(5) "Fue batido el oficialismo en Rosario" 12936 Irigoyenistas, Democratas 10431, Caballeristas 11763. El Orden, 17/11/1928.

(6) Caballero fue un politico paradigmatico en Santa Fe a lo largo de casi medio siglo. Segun algunos tuvo un acercamiento al anarquismo en su juventud, pero toda su vida politica activa la hizo al interior del radicalismo. Lider rosarino durante la revolucion de 1905, primer vice gobernador radical en Santa Fe (1912), diputado nacional, senador nacional en dos ocasiones. Para un perfil mas desarrollado del mismo vease: Videla & Zanella (2005).

(7) Dentro del ideario "caballerista", se consideraba que uno de los medios fundamentales para alcanzarla"libertadeconomica"eraeldesarrollodeunalegislacionlaboralqueincluyera el establecimiento de un principio jubilatorio, el seguro social y una reglamentacion del trabajo, permitiendo asegurarle al trabajador su tranquilidad economica. Al mismo tiempo consideraba que, las diferencias entre patrones y obreros debian ser resueltas por la senda de la armonia social, ya que era imposible imponer la solucion de problemas sociales por medio de la fuerza.

(8) "Se comprende en este ramo los obreros que llevan las cargas al costado de los buques (trabajo en tierra); los que reciben y acomodan en el buque (trabajo a bordo), y los que hacen las operaciones contrarias. Se llaman tambien cargadores estibadores los que en los ferrocarriles, en los galpones de deposito de los acopiadores de cereales y pasto en las estaciones terminales de embarcadero cargan, descargan y apilan las mercaderias. Las cargas mas importantes del Interior son los cereales y las maderas; y las descargas, el carbon y las mercaderias generales". (Bialet Masse, 1985, p. 375-376).

(9) Durante la huelga portuaria de 1928 y segun Asociacion del Trabajo esta recluto sobre el puerto 1400 obreros estibadores para atender su funcionamiento. Sin embargo, y tal como sostenia el diario La Capital, "los hombres traidos para reemplazar a los huelguistas no alcanzaban a cubrir ni la quinta parte de datos". Asociacion del Trabajo, Memorias y Balance, 1927-1928, s/e, Buenos Aires, 1928. La Capital, 11 de mayo de 1928.

(10) Durante las coyunturas de huelgas de diciembre de 1901 y noviembre de 1902, los anarquistas y socialistas que formaban parte del gremio de los portuarios, tomaran distancia produciendose la division entre la "vieja" Sociedad de Estibadores (socialista) y la "nueva" anarquista a principio de 1903. Anos despues seran los anarquistas los que tendran el predominio dentro del gremio portuario. (Videla & Pons, 1993, p. 131).

(11) A principios del mes de mayo de 1928 los estibadores del puerto de la ciudad de Rosario se declararon en huelga, solicitando el aumento de salarios y el reconocimiento patronal de su sindicato, a traves de un pliego de condiciones presentado el dia 3 de mayo. Por intermediacion del Jefe de policia (Ricardo Caballero), se logro que los obreros desistieran del pedido de reconocimiento de su sindicato por parte de la patronal y lograran el aumento de sus salarios en un peso moneda nacional para todos los trabajadores del puerto (Ortelli, 1929, pp. 500-501).

(12) La Sociedad Protectora del trabajo Libre, institucion conformada en 1905 por organizaciones patronales maritimas, junto con otras grandes empresas importadora y exportadoras y companias de ferrocarriles. En 1905 establecera una sucursal en el puerto de Rosario con el proposito de contrarrestar de manera conjunta las consecuencias de las huelgas portuarias y generales acaecidas en 1905, en las que los estibadores desempenaron un rol protagonico.

(13) La Asociacion del Trabajo surgio en un proceso de creciente militancia obrera y de creacion de nuevos sindicatos iniciado a fines de 1916. En este contexto, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires convoco en mayo de 1918 a sus centros asociados para discutir un proyecto de Pedro Christophersen (presidente de la Bolsa de Comercio y del Centro de Navegacion Transatlantica). Uno de los aspectos fundamentales de esta organizacion seria la defensa de la libertad de trabajo. Vease Rapalo, 2012.

(14) El Club Mercantil (1853), la Bolsa de Comercio (1857), la Sala Comercial de Residentes Extranjeros (1859), la Sociedad de Hacendados (1863), el Casino de Comercio (1865), la Bolsa de Comercio (1869) la Sociedad Rural del Departamento Rosario (1871), Sociedad Rural Santafesina (1881 y 1889), Centro Comercial del Rosario (1884), Sociedad Rural Santafesina(1895), Centro Union Almaceneros (1894), Federacion Agraria Argentina (1912), Federacion Gremial del Comercio e Industrias (1919), entre otras.

(15) Articulos 1 y 25 del Reglamento del Centro Comercial de Rosario (1884), reproducido en: Bolsa de Comercio de Rosario, Los cien anos de la Bolsa de Comercio de Rosario. 1884-1984, Rosario, 1984, pp. 26-31.

(16) Organo de conduccion de la Bolsa de Comercio de Rosario.

(17) Bolsa de Comercio de Rosario (en adelante BCR), Estatutos y Reglamento General, Rosario, Ed. Est. Gral de Artes Graficas, 1908, Articulo 24, inciso 17, p. 19.

(18) "Ya entrada la decada del veinte, en 1927, se sanciono la Ley 2123 que creo el DPT, en la orbita del Ministerio de Instruccion Publica y Fomento. Entre las funciones asignadas al departamento estaban las de preparar la reglamentacion del trabajo en la provincia; publicar periodicamente los datos relativos a todas las formas del trabajo en ella y en general a la situacion industrial, social, escolar y sanitaria de los trabajadores, y preparar y aconsejar la legislacion del trabajo al PE. Se disponia tambien la confeccion de un registro con informacion sobre salarios, costo de vida, accidentes del trabajo, seguros, higiene industrial, trabajo de mujeres y ninos, trabajos agricolas, oferta y demanda de trabajo, situacion de las familias, huelgas, trabajos a domicilio, natalidad y mortalidad, asociaciones cooperativas de seguros mutuos. A estas funciones se sumaban las de inspeccion y vigilancia y la de organizar y coordinar la oferta y demanda de trabajo bajo el regimen de colocaciones para obreros" (Piazzesi, 2014, pp. 200-201)

(19) Rufino es una localidad ubicada en el extremo sudoeste de la provincia de Santa Fe. Se ubica a 260 km de Rosario y a 6 km del limite con la provincia de Cordoba. Los trabajadores solicitan ocho horas de trabajo, rigurosos turnos entre el personal de galpon, aumento de salario y mejores condiciones de higiene, entre otros.

(20) El grupo que llega a Santa Fe en 1867 proviene de Cuneo (Piamonte, Italia). En un periodo relativamente corto (1893-1906) logran, luego de una etapa de acumulacion en la agricultura (en Santa Fe), convertirse a la actividad industrial. En 1915 compran el molino Escudero (Marcos Juarez), y en 1916 en plena coyuntura exportadora, se trasladan a Rosario donde centralizan la administracion de sus empresas; posteriormente instalan otro molino, el "Iris", en Rufino, una fabrica de fideos, etc. (Gonzalez Aguirre, 2001, pp. 233-234)

(21) Libertad de trabajo, es decir, la autonomia que poseia la patronal Para sabotear cualquier conflicto obrero que se presentase garantizando la continuidad del trabajo, representaba un elemento de presion y amenaza de la cual las entidades empresarias no estaban dispuestas a ceder bajo ningun pretexto.

(22) Luego de acallar las huelgas agrarias dos regimientos del Ejercito permanecieron en Rosario y sus cercanias a fin de garantizar la libertad de trabajo. El Regimiento de Infanteria Montada No 8 se encontraba apostado en Puerto Borghi (Fray Luis Beltran) y el Regimiento No 10 de Caballeria en los galpones del Ferrocarril Rosario-Mendoza, ambos a cargo del teniente Coronel C. Sztyrle.

(23) Yrigoyen no actuaba para contrarrestar a las organizaciones obreras y otorgaba una relativa autonomia, que se expresaba a traves de la mediacion y el arbitraje, demostrando que el gobierno estaba dispuesto a utilizar el aparato estatal para fines ajenos a los de la clase economicamente dominante (Rapalo, 2012, p. 57). Sin embargo, este perfil obrerista presentara sus limites, cuando el gobierno sea desbordado por la movilizacion obrera, dejando actuar a las clases patronales y a sus organizaciones represivas o directamente ordenando reprimir a las fuerzas de seguridad. La Semana Tragica, la Patagonia Rebelde y la Masacre de la Forestal seran parte de este viraje (Bilsky, 1984; Bonaudo& Bandieri 2000; Fiorito, 1985; Godio, 1972; Horowitz, 2015; Jalinsky, 2013)

(24) Administrador de Ferrocarriles del Estado entre el 31 de octubre de 1928 y 10 de septiembre de 1930

(25) "La estrategia de negacion del Estado por parte del anarquismo no implicaba la ausencia de cualquier tipo de accion negociadora, como a veces suele argumentarse de forma simplista" (Suriano, 2000).

(26) La Capital, 6 de julio de 1929.

(27) "Despues de varias conferencias con los delegados obreros, estos llegaron a convencerse de lo absurdo de ciertas medidas y acordaron hacer todos los trabajos necesarios para el movimiento de las mercaderias traidas por los vapores mencionados, con excepcion de las que correspondieran a la firma en conflicto, ya que habian sido retiradas con elementos libres; crei que con esta desaparecerian los conflictos, pero no fue asi". BCR, Boletin Oficial 1929, No 420, s/e, Rosario, 1929.

(28) Esta delegacion se encontraba Integrada por: Manuel Ordonez (Pte. de la Camara Sindical de la BCR), Leopoldo Uranga (Pte. de la SRR), Carlos Godward (Pte.del Centro de Exportadores), Juan Lescano (Pte. del Centro de Despachantes de Aduana), Juan Muzzio (Pte. de la Camara de Comercio de la BCR), Carlos Thompson (Pte. del Centro Maritimo), Jose Minetti Colombo, Jacobo Saslawsky. La Capital, 6 de julio de 1929.

(29) Durante las huelgas del mes de mayo de 1928, el Sindicato de Capataces Estibadores del Puerto de Rosario, se encuentra atravesando un proceso de reorganizacion gremial, al cual se le puede atribuir su apoyo a los estibadores en esa coyuntura en particular

(30) "Cuatro mil obreros del Puerto de Santa Fe, paralizaron sus actividades por 48 hs, en solidaridad con los obreros de Rosario, que luchan contra la Asociacion del Trabajo protegida por la Bolsa de aquella ciudad". La Capital, 14 de julio de 1929.

(31) BCR, Boletin Oficial 1929, No 420, s/e, Rosario, 1929.

(32) Villa Constitucion es una localidad argentina ubicada en el sur de la Provincia de Santa Fe. Es la cabecera del Departamento Constitucion. Se encuentra a 55 km de Rosario.

(33) BCR, Boletin Oficial 1929, No 420, s/e, Rosario, 1929.

(34) BCR, Boletin Oficial 1929, No 421, s/e, Rosario, 1929 y BCR, Memoria 1929, s/e, Rosario, 1930.

(35) "Esto lo proponemos no con el interes de trabajar, sino velando, por el interes colectivo y para que hoy y manana no tengamos la organizacion deshecha por no haber querido transar en una nimiedad". La Capital, 16 de julio de 1929.

(36) "1) Los obreros portuarios reanudaran sus trabajos en las mismas condiciones anteriores al 30 de junio pasado. 2) No se ejercera represalias por ninguna de las partes. 3) Los obreros portuarios mantendrian en pie los conflictos parciales sostenidos con anterioridad a la huelga, vale decir, que se reservaria el derecho de "boycott" 4) Los obreros se tomaran 15 dias para el estudio y resolver si en los sucesivos mantendra el boycott como sistema de lucha; 5) Los empleadores retiraran el personal adventicio, tomado como consecuencia de la actual huelga". La Capital, 24 de julio de 1929

(37) Los gremios que participaron del paro fueron; por la Federacion Obrera Local Rosario, Sindicato de Obreros Portuarios, Conductores de Carros y Camiones, Sociedad de Capataces del Puerto, Obreros de Refineria Argentina, Obreros Cerveceros, Obreros de la Pavimentacion, Obreros Metalurgicos, Casa Minetti, Obreros Aserradores, Sindicato de Obreros Bolseros, Casa Bunge y Born, Obreros Casa Wilson y Cia. Por los Sindicatos Autonomos, Tranviarios, Sindicato de Chauffeurs y guardas de omnibus, Obreros Pintores, Obreros Graficos, Albaniles, Obreros Municipales, Industria Textil, yerbateros, Verduleros Unidos, Panaderos, Vidrieros, Sindicato de Chauffeurs de Taxis. Por Union Obrera Local (Adherida a la Union Sindical Argentina), obreros en Madera, Union Gastronomica Argentina, Federacion Obrera Maritima, Sindicato de obreros de cocinas economicas, Conductores de carruajes y anexos, etc.

(38) BCR, Boletin Oficial 1929, No 421, s/e, Rosario.

(39) La Capital, 31 de julio de 1929.

(40) Durante las huelgas del ano 1928, un grupo de empresarios encabezados por Juan Muzzio conformaron una Asamblea de Comerciantes, que reunidos en los salones de la BCR declararon en julio de ese mismo ano un lockout en protesta por la anormal situacion que vivia el comercio de la ciudad de Rosario con motivo de las constantes huelgas obreras. Ver: Alarcon, 2015.

(41) Juan Muzzio, formaba parte de la firma Angel Muzzio e Hijos. Formara parte de Liga Patriotica local y sera el primer presidente de la Federacion Gremial del Comercio e Industrias. Desde 1923 y hasta su muerte a comienzos de 1932 ocupa de forma ininterrumpida la presidencia de la Camara de Comercio de la Bolsa

(42) Integrada por: Juan Muzzio, Ernesto Daumas. Ismael Aviles, Nicolas Boero, M. Villamajo, Julio Martin, Eugenio Vogt, Angel Garcia, Carlos Thompson

(43) BCR, Boletin Oficial 1929, No 421, s/e, Rosario, 1929.

(44) BCR, Boletin Oficial 1929, No 421, s/e, Rosario

Natalia D. Alarcon

Universidad Nacional de Rosario--Instituto de Investigaciones Socio-historicas Regionales--Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas, Argentina natalia_alarcon_85@hotmail.com

Recibido: 30 de agosto de 2018 | Aceptado: 10 de diciembre de 2018 | Publicado: 4 de enero de 2019

https://doi.org/10.24215/23468971e073
COPYRIGHT 2019 Universidad Nacional de la Plata. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Alarcon, Natalia D.
Publication:Trabajos y Comunicaciones
Date:Jan 1, 2019
Words:10445
Previous Article:Entre la ley y la practica. La intervencion de los comandantes de la Guardia Nacional en los procesos electorales (provincia de Buenos Aires,...
Next Article:Campagno, M. Gallego, J. y Garcia Mac Gaw, C. (Comps.). (2017). Capital, Deuda y Desigualdad. Distribuciones de la Riqueza en el Mediterraneo Antiguo.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters