Printer Friendly

LOS VERSOS 1050-1057 DE ELECTRA DE SOFOCLES.

SOPHOCLES' ELECTRA, LINES 1050-1057

Introduccion

Los versos 1050-1057 de Electra de Sofocles son objeto de fecunda discusion filologica, a raiz de que en la Antologia de Juan Estobeo (3.2.29) se menciona a los vv. 1050-1051 como pertenecientes a Fedra, que ha llegado a nosotros a traves de pequenos y escasos fragmentos.

En este trabajo, intentaremos tomar una posicion al respecto. Primeramente, examinaremos el estado de la cuestion mediante 1) la contextualizacion de los vv. 1050-1057 tal como aparecen en Electra, 2) un breve analisis del estado fragmentario de Fedra y la hipotetica atribucion de los mencionados versos a dicha tragedia, 3) un sucinto recorrido por las posturas de la critica filologica actual. Seguidamente, concentraremos nuestra atencion en el verbo [phrase omitted] (El. 1050) y analizaremos sus contextos de aparicion en las diversas obras tragicas que se nos han conservado, con el fin de dilucidar su funcion teatral. De esta manera, podremos concluir que existen motivos satisfactorios para continuar ubicando los versos en cuestion en Electra, y no en Fedra.

1. Contexto de los versos 1050-1057 de Electra de Sofocles

La escena donde tienen lugar estos versos es el Tercer Episodio (871-1057) de la tragedia, previo al Segundo Estasimo (1058-1097). Crisotemis, hermana de Electra, aparece en escena con gran alegria porque habia hallado las ofrendas de Orestes en la tumba de Agamenon, lo que daba a entender que el hermano de ambas estaba vivo y pronto a regresar a palacio, para poner fin a los abusos que Clitemnestra y Egisto cometian contra las hijas y la propiedad del otrora rey de Micenas (871-919). Electra, incredula ante las palabras de su hermana, le refiere la llegada del pedagogo y su narracion de la muerte de Orestes (920-933). Ante la situacion desesperada, Electra propone a Crisotemis unirse a ella para tomar venganza contra ellos por el asesinato de Agamenon, mientras que Crisotemis le sugiere ceder ante las prerrogativas de su madre y de Egisto, ya que su condicion de mujeres y el poder que detentan sus enemigos constituyen serias limitantes a su accionar (934-1014). Seguidamente, ambos personajes entran en un agon esticomitico que finaliza sin que ninguno de los dos logre convencer al otro de sus razones. Antes de retirarse del escenario y dar lugar al Segundo Estasimo, las dos hermanas (eso se cree en principio) pronuncian las siguientes lineas (1):
   1050 [phrase omitted].

   [phrase omitted]

   1055 [phrase omitted].

   1050 Cr. Me voy entonces: pues ni tu mis palabras
   te resignas a aprobar, ni yo tus modos.

   El. Entra ya. Nunca te seguire,
   ni aunque por ventura lo desees fuertemente: ya que
   el perseguir metas vanas es, por lo demas, de gran
   insensatez.

   1055 Cr. Muy bien, si acaso crees para ti misma que tienes algo
   de juicio, piensa eso: pero apenas te encuentres
   entre desgracias, aprobaras mis palabras.


La critica filologica ha observado desde antano el caracter problematico de los versos en cuestion. El debate en torno a ellos fue alimentado por la atribucion de Juan Estobeo de los vv. 1050-1051 a Fedra de Sofocles, tragedia en estado fragmentario de la que sabemos muy poco. A continuacion haremos un breve balance sobre la cantidad, condicion y contexto de hallazgo de los fragmentos de Fedra de Sofocles, haciendo hincapie en la mencionada atribucion. Luego, examinaremos las posturas criticas de los diversos filologos que han tratado esta cuestion.

2. A. Los fragmentos de Fedra de Sofocles. Reconstruccion hipotetica de su trama

Existen muy pocos fragmentos supervivientes de Fedra de Sofocles, que estan compilados en diversas ediciones modernas. Algunas de las mas importantes realizadas en el siglo XIX son las de Dindorf (1830), reeditada por quinta vez en 1869, Wagner (1852) y Nauck (1856), reeditada en 1889 y luego en 1964 con agregados de Bruno Snell. En los comienzos del siglo XX, destacamos la edicion de Pearson (1917), que fijo la numeracion estandar de los fragmentos de Fedra. Hoy en dia, las mas sobresalientes son las de Radt (1977), reeditada en 1999, Lloyd-Jones (1996) y Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy (2006). Las dos primeras siguen la numeracion de Pearson, mientras que la tercera adopta una nueva. La actualmente usada para citar los fragmentos de Sofocles es la de Radt (2).

Al mismo tiempo, diversos estudios filologicos, generales o particularizados, intentan rescatar la mayor cantidad de informacion posible de los fragmentos, asi como ofrecer interpretaciones sobre su ubicacion en las tragedias que se han perdido. Los mas importantes son los de Bergk (1833), Welcker (1839), Carden (1974), Radt (1982), Lucas de Dios (1983) y, hoy en dia, Sommerstein (2003, 2012). Mencion aparte merece la edicion del Hipolito de Euripides de Barrett (1964) donde se propone un ordenamiento de los fragmentos de Fedra distinto al de Pearson.

Como vemos a partir de la Tabla 1, los fragmentos reconocidos de Fedra de Sofocles (677-693 R) son escasos, y existen serias discrepancias respecto de la atribucion de determinados fragmentos a una u otra tragedia, asi como de la ubicacion dentro de la pieza. Segun su contexto de hallazgo por parte de los editores, puede establecerse una division entre:

A. Los que entran en el conjunto de lo que Cuny llamo reflexions generales (3), interesantes para un doxografo por tener un caracter aleccionador. Sus fuentes son:

* La Antologia de Estobeo (677, 679-684, 686 R)

* La Antologia de Orion (677 R)

* Los Stromata de Clemente de Alejandria (684 R = Eur. 431 N) (4)

Los fragmentos de este grupo son los mas extensos. El fr. 684 R tiene cinco versos; es asi el de mayor extension.

B. Aquellos lexicograficamente interesantes. Sus fuentes son:

* El Lexicon de Hesiquio de Alejandria (678, 685, 687, 689-693 R)

* La Praeparatio Sophistica (Epitome) de Frinico Atico (678 R)

* La enciclopedia Suda (685 R)

* El Lexicon de Focio de Constantinopla segun los Codices Berolinensis, Atheniensis (685 R) y Zavordiensis (687a R)

* La [phrase omitted] (685, 692 R)

* Los Scholia Recentiora in Aristophanis Lysistratam (687a R)

* Etymologicum Magnum (688 R) (5)

Estos fragmentos son los de menor extension; incluso en la mayor parte de los casos se trata de una sola palabra o dos (678, 688-693 R).

Sin embargo, algunos aparecen en antologias como en fuentes lexicograficas. El fr. 683 R tiene como fuentes a la Antologia de Estobeo y los Scholia Vetera in Lucianum (6).

A partir del mito y de pocos indicios iconograficos, ademas de los fragmentos y de la comparacion con el Hipolito conservado de Euripides (7) y la tragedia de Seneca homonima, es posible una reconstruccion, aunque muy general, de la trama de Fedra (8). Los acontecimientos tendrian lugar en Atenas (9). Seguramente los personajes intervinientes eran fedra, Hipolito. Teseo, una nodriza (10) y un coro de mujeres (11). En apariencia, los temas principales tocados por Sofocles serian:

A. La pasion no correspondida de Fedra hacia Hipolito. Causada por designio divino, Fedra misma o la nodriza podria haber develado la pasion que sentia por su hijastro (12). Es posible que Hipolito, antes de tomar conocimiento de esa pasion, haya hablado con un criado sobre el amor (13). Hipolito expondria sus razones del rechazo (14) y la nodriza comunicaria a Fedra la reaccion de su joven hijastro (15). En unos sarcofagos romanos, segun indican las apariencias, podria verse a la nodriza dandole a Hipolito una carta y a este rechazandola (16).

B. La vuelta de Teseo del Hades. Teseo volveria del Hades luego de ayudar a Piritoo (17). Dado por muerto por su oikos, seria recibido con gran sorpresa por la nodriza (18) y narraria su triunfo sobre el perro Cerbero (19). Este tema bien pudo haberse abordado antes del reencuentro con su esposa o despues de que Teseo supiera el deseo de esta de suicidarse, a causa del inexistente ultraje cometido por Hipolito (20).

C. El gobierno de Atenas. Contrariamente al Hipolito de Euripides conservado hasta nuestros dias (21), es posible que Fedra haya incluido una cuestion politica sobre el gobierno de Atenas, involucrando a Acamante y Demofonte, los hijos de Teseo y la protagonista, y la condicion de hijo ilegitimo de Hipolito (22). En ausencia de Teseo, Hipolito era en efecto el unico en condiciones de gobernar la ciudad (23). Si Teseo hubiera aludido a la posibilidad de rivalidad politica con sus hermanastros (verdaderos herederos del trono pero de muy corta edad para asumirlo), en el se manifestarian las desventajas de los hijos bastardos.

El final de la tragedia es conjetural. Podemos suponer que Hipolito se habria marchado antes de la llegada de su padre (aunque es posible que padre e hijo se hayan enfrentado (24)), muriendo poco despues de las maldiciones que este le habria lanzado. Un mensajero habria narrado el suceso (25). Luego de la muerte del joven, tendria lugar el suicidio de Fedra. El Exodo bien podria consistir en un treno final con los cadaveres de Hipolito y Fedra, si seguimos el modelo de Antigona en los finales sofocleos, a diferencia de lo que pasa en Filoctetes o en muchas obras de Euripides, donde se empleo el deus ex machina (26).

2. B. La atribucion de la Antologia de Juan Estobeo (3.2.29)

La cita de Juan Estobeo sobre los vv. 1050-1051 de Electra ingresaria en el grupo (A) de fragmentos de Fedra, de ser esta una atribucion correcta, y su presencia en Electra no seria sino una interpolacion27. Concretamente, la cita de Juan Estobeo (3.2) dice:
   28 [phrase omitted].

   29 [phrase omitted].


Como vimos en la Tabla 1, los editores previos a Lloyd-Jones no aceptaron la atribucion a Fedra. Lloyd-Jones (1996) si incluyo en su edicion de tragedias fragmentarias los vv. 1050-1054 de Electra, ubicandolos despues del fr. 687a y dandoles la numeracion 693a (se omitieron los frr. 688-693 por su corta extension) (28).

La reedicion en 1999 de la compilacion de Radt no considera los mencionados versos como parte de Fedra. La edicion de Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy si, aunque reordenando los fragmentos en una forma completamente distinta a Nauck, Pearson, Barrett y el propio Radt. En la Tabla 1 podemos constatar la diferencia de ubicaciones del fr. 693a entre la edicion de Lloyd-Jones y la del equipo de Sommerstein. Nuestro trabajo intentara tambien tomar una posicion en este respecto.

3. Breve recorrido por las distintas posturas de la critica filologica sobre la cuestion

La critica filologica no se ha referido al estado en que se han hallado los vv. 1050-1057 de Electra, aunque las distintas ediciones y manuscritos presentan determinadas variantes textuales.

A. Variantes textuales de los manuscritos. En el v. 1052, algunos manuscritos muestran [phrase omitted] en vez de [phrase omitted] en vez de [phrase omitted]. En el v. 1053, algunos manuscritos presentan si [phrase omitted] en vez de [phrase omitted] en vez de [phrase omitted]. En el v. 1057, [phrase omitted] (29).

B. Variantes textuales de las ediciones. En el v. 1052, Elmsley [phrase omitted]; de conservarse el primero propone el verbo [phrase omitted] en vez de [phrase omitted]. Monk propone [phrase omitted]; Nauck, [phrase omitted], y Wecklein [phrase omitted] en la primera parte del verso (30). Mientras tanto, Dindorf (1876 (4): 90) interpreta oi en vez de [phrase omitted].

Constatamos asi que el verso mas problematico desde el punto de vista de la critica textual ha sido el 1052. Las ediciones posteriores a la de Jebb parecen haber consensuado en la variante propuesta por este editor.

Pero las variantes textuales no son el principal problema, sino el orden de los versos, y los personajes a cargo de pronunciar las lineas en cuestion. Estos puntos, en particular, son determinantes para decidir si son efectivamente una interpolacion o no.

Ya la critica del siglo XIX advirtio las dificultades que presentan en el texto de Electra, aunque los Scholia Vetera in Electram los consideran parte de la obra (31). T. Bergk propone ordenarlos asi: 1055-1057, 1052-1054, 1050-1051 (32). Por su parte, Morstadt (1864: 30-31) sostiene a) que lo dicho por Electra entre los vv. 1052-1054 es una redundancia del v. 1049; b) que no tiene sentido la expresion [phrase omitted], ya que [phrase omitted] ('metas vanas') refiere a la meta de Crisotemis de que Electra logre aceptar su consejo, reconocida por esta como un discurso sensato en el v. 1027; c) que el [phrase omitted] que aparece en el v. 1054 no tiene razon de ser. Por eso, Morstadt concluye que Sofocles no escribio los vv. 1052-1054. Tampoco, se sigue de suyo, los vv. 1055-1057, porque:

Sie mutzt also ihrer Schwester auf, dass sie sich einbilde, verstandig zu handeln, und fordert sie hohnisch und hahmisch auf, in dieser Einbildung zu verharren. Wie kann ihr dergleichen einfallen, da Elektra nirgendwo ihr Vorhaben fur ein kluges, verstandiges ausgibt, sondern, im Gegentheil, ausdrucklich erklart hat, dass es tollkuhn sei und ihr den Tod bringen konne?" (Morstadt, 1864: 31)

Traduccion: "Ella [Crisotemis] le reprocha a su hermana que imagina actuar sensatamente, y le pide sarcasticamente y con sorna que se mantenga en esta creencia. ?Como puede ocurrirsele algo semejante, puesto que Electra de ningun modo hace pasar su intencion por algo juicioso y sensato, sino que al contrario, ha explicado expresamente que es imprudente y que podria traerle la muerte?"

Esto es suficiente, segun Morstadt, para concluir que es mejor suprimir los vv. 1052-1057, olvidando tal vez la presencia del reflexivo aeawfi en el v. 1055. Sensatamente, Jebb (1894: LXXI), refiriendose a esta y las otras sospechas de interpolacion, sostiene que:

"In a vast majority of these instances, the suspicion or rejection appears wholly unwarrantable, being due to one or more of the following causes: (1) imperfect appreciation of the censured passage in its relation to the whole context; (2) intolerance of commonplaces,--such as 1170 and 1173; or (3) more generally, a disposition to restrict the artistic freedom of poetical and dramatic expression, by demanding that it should invariably conform (a) to rigid logic, and (b) to the verbal usages of prose." (...) "I confess that, so far as I am able to see, verse 691 is the only one in this play which affords reasonable ground for strong suspicion; and I can only hope that any students of the Electra who may consult this edition will examine each of the supposed interpolations on its own merits."

Asi, tanto Jebb (1894: 144) como posteriormente Kamerbeek (1974: 141-2), suponiendo los versos como parte de Electra, han dado distintas explicaciones de las dificultades planteadas por Morstadt, sobre todo la expresion Keva y la particula Kai del v. 1054. Denniston (19542: 293, II A (2)) explica la presencia de dicha particula en terminos de "marking a minimum (descending climax)", lo que Finglass (2007: 423) consiente, pero Kamerbeek (1974: 141) impugna, proponiendo "alternatively Kai [phrase omitted] might be taken to mean 'actually'" (33). Nosotros aceptamos esta segunda interpretacion, principalmente porque aparece dentro de una clausula subordinada causal, y su distancia respecto de la conjuncion [phrase omitted] puede deberse a motivos metricos.

La edicion de Dawe de 1996 reaviva la cuestion. Dawe (1996 (3): 48-49) cambia de orden los vv. 1047-1049, colocandolos en orden inverso (1049-1047), tal como lo hizo F. W. Schmidt en el siglo anterior (34). Ademas, marca una laguna de dos versos entre 1052 y 1053, atribuyendo a Electra el v. 1052 y la primera laguna; a Crisotemis, la segunda laguna y los vv. 1053-1057.

Lloyd-Jones y Wilson (1990: 62) critican esta decision de Dawe, diciendo que si bien las lineas 1055-57 pertenecen a Crisotemis, no serian una respuesta a los vv. 1050-1051, sino al v. 1049. Por un lado, la oposicion entre las palabras de Crisotemis y los [phrase omitted] de Electra (vv. 1050-1051) "seems to have very little point"; por otro, los vv. 1052-1054 no son atribuibles, por inconsistencia con el contexto, a ninguna de las dos hermanas, especialmente el v. 1054. Por ello, proponen suprimir los vv. 1050-1054, y tener en cuenta la atribucion de Estobeo, ubicandolos como parte de Fedra (35).

Esta posicion fue sostenida en la edicion de Lloyd-Jones (1996: 323, 330-331) y en Lloyd-Jones y Wilson (1997: 41). Aunque Altmeyer (2001: 208, n. 605) sostiene "Lloyd-Jones/Wilson wollen zu Unrecht die Verse 1050-1054 getilgt sehen", Zimmermann (1993: 104) aprueba los argumentos esgrimidos por los filologos.

Siguiendo esta atribucion, la edicion de los fragmentos de Sofocles hecha por Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy (2006: 276-277, 290-291, 303-305) intenta explicar la presencia de los versos en Electra, a pesar de que correspondan a Fedra, segun ellos. Los editores aqui, considerando que la separacion de los dos discursos es imposible, afirman:

"The fundamental problem with these five lines [i. e. vv. 1050-1054], as part of Electra, is that 1052-4, except for the first two words, make no sense in Electra's mouth. It is Electra, not Chrysothemis, who, in pursuit of an aim which she "ardently ... desire[s]", has asked her sister to join her in an enterprise, and been rejected; it is Chrysothemis, not Electra, who thinks the other is committing the "utter folly [of] hunt[ing] the unattainable". The passage can only be retained in Electra if these three lines can somehow be transferred to Chrysothemis; and yet that too is unsatisfactory, since it is Electra, not Chrysothemis, who remains on stage, and therefore it should be Chrysothemis who says "I'm going" (1050) and Electra who says "Yes, go" (1052)." (Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy, 2006:304)

No convencidos de las decisiones tomadas por Morstadt (porque en tal caso tambien se sacrificarian los vv. 1055-57, que no presentan problemas en ser atribuidos a Electra) y por Dawe (porque carga al personaje de Crisotemis con un discurso demasiado extenso, de seis lineas, antes de desaparecer de escena, al tiempo que infringe las convenciones de la tecnica teatral normal, creando en efecto mas problemas de los que resuelve), los editores concuerdan con la determinacion de Lloyd-Jones: suprimen los vv. 1050-1054 de Electra y los atribuyen a Fedra. De esta manera, la aparicion de dichas lineas se explica por interpolacion, o bien producto de la elaboracion de un actor del siglo IV a. C., o bien fruto de una coda escrita por un lector, habida cuenta de la similitud entre los vv. 1044 (que finaliza con [phrase omitted]) y 1057 (que termina en [phrase omitted]) (36).

Finalmente, Finglass (2007: 422-423) acepta, aunque con algunas reservas, la posicion de Lloyd-Jones y Wilson: a) la oposicion de [phrase omitted] (vv. 1050-1051) es poco elegante aunque no inaceptable; b) el v. 1052 puede atribuirse a Electra, si bien no a Crisotemis, pero la primera parte del v. 1053 es, segun Finglass, "intolerably weak>>; c) la clausula que comienza con [phrase omitted] bien puede atribuirse a Crisotemis en vez de a Electra.

Actualmente, como vemos, los vv. 1055-1057 se hallan fuera de sospecha; no asi los vv. 1050-1054. Desde el punto de vista de la critica textual, el v. 1052 parece ser el mas comprometido; respecto del orden y atribucion de las lineas, los vv. 1052-1054 son los que presentan mayores problemas: en apariencia no son propios del discurso de ninguno de los dos personajes intervinientes. De estos, la clausula que comienza con [phrase omitted] y finaliza en [phrase omitted] es la que presenta las mayores dificultades.

4. El verbo [phrase omitted] en la tragedia griega

La critica, segun hemos podido constatar, no ha tenido en cuenta en demasia la presencia del verbo [phrase omitted] (El. 1050). Este vocablo, efectivamente, se usa para marcar un "exit-speech" (Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy, 2006: 304), un "clear exit-statement" (Finglass, 2007: 423).

Diversos editores constataron su presencia en otras tragedias del mismo autor y en otros autores. En efecto, la expresion [phrase omitted] (El. 1050) es usada en dos ocasiones por Sofocles: en OR 444 y en el fr. 730d.4 R (37), y tambien por Plutarco y por Luciano (38).

Finglass (2007: 423) observa tambien que existe un balance entre un uso del verbo ansiei y un imperativo, anterior o posterior, que ordena al interlocutor que se aleje de escena. Ademas de ocurrir en El. 10501052, tiene lugar en Aj. 1159-61, donde Menelao desaparece del escenario despues de discutir con el hermanastro de Ayax, Teucro. Este paralelismo se hace asimismo presente en Euripides, en Alc. 729-30, dialogo en que el anciano Feres se aleja de escena, cumpliendo el deseo de su hijo Admeto. Los ejemplos aludidos nos permiten decir que este balance es un argumento fuerte a favor de la inseparabilidad de los dos discursos producidos en El. 1050-1054.

Nos permitimos establecer la siguiente hipotesis: el uso del verbo [phrase omitted], en 1 persona del singular, es un recurso teatral discursivo para dar cuenta, al publico y/o a el/los actor/es que entrara/n en la escena siguiente, no de la salida, sino de la salida definitiva de un personaje en una obra.

Constatamos esta hipotesis en las tragedias de Esquilo, Euripides y Sofocles. En Persas de Esquilo, la sombra de Dario, antes de su desaparicion, utiliza el verbo [phrase omitted] en el v. 839; tambien Orestes en Eum. 764. Lo mismo ocurre en la obra de Euripides, con los mensajeros en Hel. 614 y Bacch. 1149, Feres en Alc. 730, Polixena en Hec. 414, Menelao en Andr. 733 y Antigona en Phoen. 1738. No podemos determinarlo en la fragmentaria Meleagro (fr. 27.14 Page). En una ocasion, el verbo [phrase omitted] es pronunciado por Meneceo, dentro de una pregunta retorica, en Phoen. 1005.

En la obra de Sofocles, son definitivas la desaparicion de escena de Menelao luego de Aj. 1159 y la de Tiresias en los vv. 444 y 447 de Edipo Rey. Por desgracia, no tenemos suficientes indicios para aseverar que ocurre esto con el personaje de Teseo en el fr. 730d.4 R. Pero verificamos la hipotesis, esto es importante, con Crisotemis en El. 1050.

Encontramos excepciones a esta hipotesis, pero responden a lo que podemos interpretar como determinado tipo de efectos teatrales (39). Son excepciones que, al parecer, confirman la regla. Pueden agruparse en tres tipos:

A. Reapariciones inesperadas del personaje que, lineas atras, utilizo el verbo [phrase omitted]. Esto en la obra de Sofocles tiene lugar una vez en Filoctetes: Odiseo le dice al protagonista que se marchara en el v. 124, pero reaparece en el v. 974 sorpresivamente. En la obra euripidea, podemos verlo con Hipolito en Hipp. 660, que reaparece en el v. 902, en el momento en que Teseo lo expulsa y le lanza sus maldiciones; asimismo, con Hecuba en Hec. 1054, que vuelve a escena para imprecar a Agamenon y Polimestor. En estos tres ejemplos, el personaje reaparece para dar lugar a un virulento agon entre este y otro/s, sea para escenificar el conflicto principal de la tragedia (como en Filoctetes e Hipolito) o para cerrar la obra (como en Hecuba).

B. Enunciaciones de desapariciones en escena que, por la intervencion de otro personaje, no tienen lugar. Asi, en la obra de Sofocles, el personaje de Licas, en Trach. 414, no puede irse sino hasta mucho mas tarde, a pesar de sus propias intenciones. En la tragedia euripidea, otro tanto sucede con Tiresias en Phoen. 894.

C. Con negacion, para indicar la condicion por la que se marchara quien use el verbo. Asi, por ejemplo, Creonte en Medea 275 dice que no se ira a su palacio sino cuando logre expulsar a Medea: [phrase omitted] (Medea 275-6). De cualquier modo, es la ultima escena en que Creonte aparece. Lo mismo ocurre con el personaje de Odiseo en Hec. 401: [phrase omitted]. Esas, no obstante, son las ultimas palabras pronunciadas por Odiseo en la obra.

Notemos, ademas, que solamente en una ocasion el verbo [phrase omitted] es usado por un protagonista: es el caso de Hecuba en la tragedia que lleva su nombre, que ademas reaparece en escena sorpresivamente.

Estamos en condiciones de afirmar que el verbo [phrase omitted] es un recurso teatral involucrado con el suspenso en la trama. De ser cierta esta hipotesis, puede tratarse de un indicio de relativa importancia para ubicar y contextualizar los fragmentos de obras dramaticas donde aparece el verbo mencionado.

5. A favor de la atribucion de los versos a Electra

?Cuales serian las consecuencias de atribuir a Fedra los vv. 1050-1054, como lo hacen Lloyd-Jones y el equipo de Sommerstein? Prima facie, implica dar demasiado peso a la atribucion de Estobeo, lo que es denunciado por Finglass (2007: 423). Aun concediendo esto, implica atribuir los versos en cuestion a al menos un personaje femenino, que es quien pronuncia las primeras dos lineas. Lloyd-Jones (1996: 323) considera que dicho personaje es nada menos que la protagonista Fedra, y su interlocutora es alguien, tambien mujer, cuyo consejo fue desestimado por aquella:

Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy (2006: 276-277) desarrollan esta postura. En efecto, las lineas constituyen el intercambio final de dos personajes en un agon, una mujer (A, que pronuncia las dos primeras) y otro (B, que pronuncia las tres ultimas). La mujer A le da un consejo al personaje B que este rechaza rotundamente y que posiblemente tenga que ver con una accion riesgosa. A dice que se ira, viendo que ni B aprobara sus palabras ni A su conducta. Asi, B responde diciendo que nunca obedecera a A a pesar de que lo desee, ya que perseguir una meta vana es insensato. Los editores sostienen que B no puede ser Hipolito, ya que su modo de expresar su descontento seria mas vehemente. Entonces, a juzgar por el fr. 680 R, en el que alguien (Fedra) afirma que ha de sobrellevar las enfermedades divinas porque no puede escapar de las acciones vergonzosas provocadas por Zeus, cabe la posibilidad de que el personaje A sea Fedra, quien pidio a su nodriza que le declarara su amor por Hipolito, y B la propia nodriza, quien estaria sosteniendo la imposibilidad de convencer al joven de que se entregara a la pasion amorosa. Sabemos que luego Hipolito se enteraria del amor de Fedra a partir de la carta entregada por la nodriza, por lo que la esposa de Teseo habria intentado persuadirla una segunda vez para que lo hiciera.

Como vemos, se pone mucho peso argumentativo en explicar la expresion [phrase omitted] y se debe interpretar [phrase omitted] como la conducta de la nodriza a tal fin.

En este punto, nuestra hipotesis sobre el uso del verbo [phrase omitted] nos proporciona un argumento valido para refutar lo sostenido por estos editores. Por supuesto, siempre que el autor no haya transgredido deliberadamente los casos de que dispusimos para establecerla.

A. Si los versos en cuestion son un dialogo de Fedra entre la protagonista y la nodriza, tendrian lugar despues de un agon entre ambas, y quien utilizara el verbo [phrase omitted] tendria su ultima aparicion en la obra, a menos que efectivamente sea una desaparicion temporal que de pie a un recurso teatral. Si tenemos en cuenta los paralelismos, marcados por Finglass, entre el uso del verbo [phrase omitted] y un imperativo anterior o posterior, con toda probabilidad la reaparicion pudo no haberse dado, ya que asi ha sucedido en los casos de Menelao en Ayax y de Feres en Alcestis de Euripides.

Si Fedra es quien dice [phrase omitted] y desaparece de escena, saldria nuevamente para morir, con lo que cualquier fragmento atribuible a Fedra debe ser posicionado antes del 693a L-J. Los sucesos posteriores referidos a Fedra serian narrados por un mensajero o por la nodriza, no pudiendo reencontrarse aquella viva ni con Teseo ni Hipolito. Pero la posibilidad de que se trate de Fedra se reduce si observamos que solo en una ocasion un protagonista usa este verbo, y en esa ocasion no es acompanado por un imperativo anterior o posterior dicho por un interlocutor. Solo la transgresion de estas convenciones (que nuestra hipotesis ha establecido como tales), posibilitaria que Fedra apareciera sorpresivamente en una escena previa a su muerte. Esto resulta poco convincente, porque los dos primeros versos del fragmento denotan una frialdad inusual en un suicida. Comparemos lo que ocurre por ejemplo con Ayax en Aj. 646-692, donde el protagonista da un discurso previo a su muerte usando dos veces un verbo [phrase omitted], dando a entender que volvera a aparecer, aunque para eliminarse, en los vv. 654 y 690.

Si es la nodriza quien dice [phrase omitted] y desaparece de escena, ya no tendria lugar el acercamiento a Hipolito ni el dialogo con Teseo, y no cabria la posibilidad de una reaparicion sorpresiva del personaje (?con que fin?). Los versos deben tener lugar despues de cualquier fragmento atribuible a la nodriza, pero en ese caso, no es posible que ella, despues del agon con Fedra, dialogue con Teseo. Existe la posibilidad de que el interlocutor de este en los frr. 686-687a, fuera otro. Ahora bien, la expresion [phrase omitted] ya no tendria el mismo peso que le dio el equipo de Sommerstein, quienes advirtieron que no parecia tener sentido que la nodriza haya pronunciado los versos de salida de escena. Por lo tanto, nos parece discutible la atribucion de El. 1050-1 a cualquiera de estos dos personajes, como minimo.

B. Aun pensando que el fragmento en cuestion fuera parte de Fedra, lo cual no parece ser el caso, es tan arriesgado situar este fragmento al inicio de la obra como hacerlo al final, porque es claro que el personaje A es una mujer, y mas posiblemente secundaria que protagonista. Como minimo, los discursos tienen lugar al final del Primer Episodio; como maximo, antes de la vuelta de Teseo. Por ende, no coincidimos con el ordenamiento del fr. 693a propuesto por Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy (2006: 291).

C. Si el fragmento perteneciera a Fedra, aportaria en efecto nuevos elementos interesantes a la reconstruccion de la tragedia, y esto es posible solo en tanto el dramaturgo transgreda las tecnicas dramaticas conocidas planteadas por nuestra hipotesis, que no habituales, porque no debemos olvidar que tenemos una enorme porcion de tragedias perdidas.

Si seguimos la hipotesis, ciertamente, resulta mucho mas seguro considerar el fragmento en cuestion como parte de Electra, y no de Fedra. Ahora bien, esto implica aceptar la acertada observacion de Finglass:

"The interpolation may have been motivated by a Desire to lengthen the stichomythia by supplying a clear exit-statement for Chrysothemis. (...) These weak lines are probably better regarded as an actor's interpolation than the work of Sophocles." (Finglass, 2007: 423).

Se trata de una insercion (40) de un actor, perteneciente a Electra, no escrita por Sofocles. Segun nuestra hipotesis, los versos se adecuan a la ultima aparicion de Crisotemis en escena, y es posible ver claramente por que los versos fueron colocados alli: para dar clara cuenta de su salida de escena.

Conclusiones

Teniendo en cuenta la presencia y funcion teatrales del verbo ansiei en la tragedia griega antigua, de ser correctas nuestras apreciaciones, hay motivos convincentes, aunque no suficientes (ya que siempre cabe la posibilidad de que el dramaturgo decida transgredir las convenciones teatrales; convenciones que, por otro lado, son planteadas en nuestra hipotesis bajo la evidencia de un corpus extremadamente limitado), para atribuir los vv. 1050-1057 a Electra y no a Fedra.

Please note: Some non-Latin characters were omitted from this article.

Recibido: 31.03.2017--Aceptado: 3.05.2017

Referencias bibliograficas

ALTMEYER, M. (2001). Unzeitgemasses Denken bei Sophokles. Stuttgart: Franz Steiner Verlag.

BARRETT, W. S. ed. (1964). Euripides: Hippolytos. Oxford: Oxford University Press.

BERGK, T. (1833). Commentatio de Sophoclis fragmentis. Leipzig: Staritz.

CARDEN, R. (1974). The Papyrus Fragments of Sophocles. Berlin: De Gruyter.

CUNY, D. (2007). Une lecon de vie: Les reflexions generales dans le theatre de Sophocle. Paris: Les Belles Lettres.

DAWE, R. D. ed. (1996 (3)). Sophocles: Electra. Stuttgart: Springer Fachmedien Wiesbaden.

DENNISTON, J. D. (1954 (2)). The Greek Particles. Oxford: Clarendon Press.

DINDORF, W. ed. (1869 (5)). Poetarum Scenicorum Graecorum. Leipzig: B. G. Teubner.

DINDORF, W. ed. (1876 (4)). [phrase omitted]. Leipzig: B. G. Teubner.

FINGLASS, P. J. ed. (2007). Sophocles: Electra. Cambridge: Cambridge University Press.

GAISFORD, A. M. ed. (1822). [phrase omitted], Vol. 1. Oxford: Clarendon Press.

HAMILTON, R. (1974). "Objective Evidence for Actors' Interpolations in Greek Tragedy", Greek, Roman and Byzantine Studies, 15, 4, 387-402.

JEBB, R. C. ed. (1894). Sophocles: The Plays and Fragments, Part VI: The Electra. Cambridge: Cambridge University Press.

KAMERBEEK, J. C. (1974). The Plays of Sophocles, Part V: The Electra (Commentaries) Leiden: Brill.

KISO, A. (1973). "Sophocles' Phaedra and the Phaedra of the first Hippolytus", Bulletin of the Institute of Classical Studies, 20, 1, 22-36.

LUCAS DE DIOS, J. M. (1983). Sofocles: Fragmentos. Madrid: Gredos.

LUQUE MORENO, J. ed. (1980). Seneca: Tragedias II. Madrid: Gredos.

LLOYD-JONES, H. ed. (1996). Sophocles, Vol. 3: Fragments. Massachusetts: Harvard University Press.

LLOYD-JONES, H. y WILSON, N. G. (1990). Sophoclea: Studies on the Text of Sophocles. Oxford: Oxford University Press.

LLOYD-JONES, H. y WILSON, N. G. (1997). Hypomnemata: Sophocles--Second Thoughts. Gottingen: Vandenhoeck & Ruprecht.

MILLER, F. J. ed. (1938). Seneca: Tragedies Vol. 1. London: Heinemann.

MILLS, S. (2003). "Sophocles' Aegeus and Phaedra", Sommerstein, A. ed. (2003). Shards from Kolonos: Studies in Sophoclean Fragments. Bari: Levante Editori, 219-232.

MORSTADT, R. (1864). Beitrage zur Exegese und Kritik der sophokleischen Tragodien Elektra, Aias und Antigone. Schaffhausen: Hurter'sche Buchhandlung.

NAUCK, A. ed. (19643). Tragicorum Graecorum Fragmenta. Hildesheim: Georg Olms Verlagsbuchhandlung.

PAGE, D. L. ed. (1941). Select Papyri, Vol. 3: Literary papyri. London: Heinemann.

PAGE, D. L. ed. (1962). Poetae Melici Graeci. Oxford: Clarendon Press.

PEARSON, A. C. ed. (1917). The Fragments of Sophocles, Vol. II. Cambridge: Cambridge University Press.

RADT, S. (1982). "Sophokles in seinen Fragmenten", Entretiens Hardt, 29 (Sophocle), 185-231.

RADT, S. ED. (19992). Tragicorum Graecorum Fragmenta, Vol. 4: Sophocles. Gottingen: Vandenhoeck & Ruprecht.

SCODEL, R. (2014). La tragedia griega: una introduccion (Barreiro, E. J. trad.). Mexico D. F.: FCE.

SMYTH, H. W. ed. (1922-1926). Aeschylus in Two Volumes. London: Heinemann.

SOMMERSTEIN, A. (2012). "Fragments and Lost Tragedies", Markantonatos, A. ed. (2012). Brill's Companion to Sophocles. Leiden: Brill, 191-209.

SOMMERSTEIN, A. ed. (2003). Shards from Kolonos: Studies in Sophoclean Fragments. Bari: Levante Editori.

SOMMERSTEIN, A., Fitzpatrick, D., Talboy, T. eds. (2006). Sophocles: Selected Fragmentary Plays, Vol. I. Oxford: Aris & Philips.

STORR, F. ed. (1912-1919). Sophocles in Two Volumes. London: Heinemann.

TALBOY, T. (2003). "A Tell-Tale Tail: Sophocles Phaidra fr. 687 and 687a", Sommerstein, A. ed. (2003). Shards from Kolonos: Studies in Sophoclean Fragments. Bari: Levante Editori, 233-240.

WAGNER, F. W. ed. (1852). Poetarum Tragicorum Graecorum Fragmenta, Vol. 1. Bratislava: Trewendt & Granier.

WAY, A. S. ed. (1930-1946). Euripides in Four Volumes. London: Heinemann.

WELCKER, F. E. (1839). Die Griechischen Tragodien. Bonn: Eduard Weber.

XENIS, G. A. ed. (2010). Scholia Vetera in Sophoclis "Electram". Berlin: De Gruyter.

ZIMMERMANN, B. (1993). "H. Lloyd Jones et N. G. Wilson. Sophoclis fahulae & H.Lloyd-Jones and N. G. Wilson: Sophoclea" (resena), Gnomon, 65, 2, 100-109.

Luciano Adrian Sabattini

Universidad Nacional del Sur--CONICET (Argentina)

Correspondencia: Luciano Adrian Sabattini.

E-Mail: luciano.sabattini@uns.edu.ar / lucianosabattini@gmail.com

Lic. en Filosofia, Ayudante de Trabajos Practicos en Lengua y Cultura Griega I y II, Universidad Nacional del Sur (Bahia Blanca, Argentina). Becario Doctoral CONICET (Argentina). 12 de Octubre 1098, Piso 6, Gab. 13, Bahia Blanca (8000), Buenos Aires, Argentina. Telefono celular: (+54 9) 291 5774940.

(1) Los versos citados corresponden a la edicion de Electra de Finglass (2007) y la traduccion es nuestra.

(2) Para ver con algo mas de detalle la historia de las ediciones de los fragmentos de Sofocles, sugerimos consultar Lucas de Dios (1983: 12-21). Un recuento mas actual del estado de la cuestion es el de Sommerstein (2012: 191, n. 1).

(3) Cf. Cuny (2007: 9-15).

(4) Cf. Nauck (19643: 493), Radt (19992: 476-479).

(5) Cf. Radt (19992: 476, 479-481).

6 Cf. Radt (19992: 478).

(7) Euripides ha tratado el mito en dos ocasiones: en Hipolito Kalyptomenos (HippK, en estado fragmentario) e Hipolito Stephanophoros (HippS, conservado en su totalidad, que seria una reaccion ante las criticas contra el primero).

(8) Cf. Sommerstein (2012: 198): "The material that survives from most Sophoclean tragedies is so scanty or so uninformative that we can do little more than identify the mythical episode which they dramatize--and sometimes even that is beyond us." Sin embargo, podemos reconstruir, aunque siempre teniendo en cuenta la advertencia de Lloyd-Jones (1996: 322-323), la trama de Fedra si nos basamos en Fedra de Seneca y los Scholia Vetera de Asclepiades a Odisea 11.321; cf. Radt (19992: 475).

(9) Cf. Lucas de Dios (1983: 342).

(10) La presencia de la nodriza es hipotetica (cf. Barrett, 1964: 37; Kiso, 1973: 25-34; Lucas de Dios, 1983: 344, n. 1361; Mills, 2003: 231), pero es bastante probable, mas si atribuimos a esta obra el fr. 693a, como lo hacen Lloyd-Jones (1996: 323, 330-331) y Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy (2006: 291).

(11) S. frr. 679, 680 R. Cf. Lucas de Dios (1983: 344), Lloyd-Jones (1996: 323).

(12) S. frr. 679, 680 R. Cf. Lucas de Dios (1983: 343).

(13) S. fr. 684 R. Segun Lucas de Dios (1983: 344, n. 1362), tambien es posible que se trate de un discurso de Fedra o de la nodriza. Hay un pasaje similar en Sen. Phaed. 184-194, pronunciado por Fedra.

(14) S. fr. 677 R. Para Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy (2006: 293), este fragmento es parte del rechazo a Fedra por parte de Hipolito, antes que un descargo de Teseo en referencia a la situacion. Lucas de Dios (1983: 346-347, n. 1370) no descarta ninguna de las dos opciones.

(15) S. fr. 678 R. Cf. Lucas de Dios (1983: 345, 347, n. 1371). En el v. 582 de Fedra de Seneca, aparece la similar expresion 'verba sic spernit mea' en boca de la nodriza. En opinion de Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy (2006: 297), se trata de Fedra hablando sobre el rechazo de Hipolito.

(16) Cf. Kiso (1973: 28), Lucas de Dios (1983: 344, n. 1361, 345, n. 1363).

(17) Cf. Barrett (1964: 12), Luque Moreno (1980: 17), Lucas de Dios (1983: 343), Sommerstein (2012: 198).

(18) La nodriza se hallaba en mejores condiciones que Fedra para recibir a Teseo y entablar un dialogo. En Sen. Phaed. 835-958 hay un dialogo entre ambos que finaliza con la llegada de Teseo ante Fedra y la denuncia de esta.

(19) S. frr. 686-687a. Lucas de Dios (1983: 345, 348, nn. 1378 y 1379) conjetura que la referencia de dichos fragmentos sea el combate con Cerbero, pero Talboy (2003) lo demuestra.

(20) Lucas de Dios (1983: 345) se muestra reticente a emitir una opinion, pero toma como referencia los vv. 864-958 de Fedra de Seneca. Existe la posibilidad de que Hipolito y Teseo sean los contendientes del agon, como en Hipolito Stephanophoros, a juzgar por los frr. 677 y 683 R.

(21) Scodel (2014: 231) dice respecto de Hipolito Stephanophoros de Euripides: "Como la tragedia desdibuja las fronteras entre el pasado distante y el presente del publico ateniense, la posicion de Hipolito es ambigua: mientras que los hijos de Fedra son los legitimos herederos de Teseo no esta claro que la ilegitimidad de Hipolito lo pondria en las mismas desventajas en las que estaria alguien como el en la Atenas del siglo V, y este desdibujamiento permite reacciones diversas frente al personaje".

(22) Bajo el derecho de la epoca y no del pasado mitico recreado en la obra, Fedra debe asumir la tarea de criar a los hijos como tales. Cf. Barrett (1964: 8-9), Sommerstein (2012: 198).

(23) Cf. Pearson (1917: 295), Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy (2006: 311-312).

(24) S. frr. 677 y 683 R. Barrett (1964: 12-13) dice al respecto: "It is likely, though not demonstrable, that he took no part in the action after he rejected Phaidra's advances, and perhaps that he drove straight off in horror to Trozen".

(25) Siempre que nos atengamos a la tragedia homonima de Seneca. Cf. Lucas de Dios (1983: 345).

(26) Cf. Lucas de Dios (1983: 346).

(27) Cf. Jebb (1894: LXX).

(28) Lloyd-Jones (1996: 323, 330-331) tomo como base el debate que inicio el junto con Wilson; cf. Lloyd-Jones y Wilson (1990: 62).

(29) Cf. Jebb (1894: 144), Dawe (19963: 49), Finglass (2007: 68).

(30) Cf. Jebb (1894: 144).

(31) Cf. Xenis (2010: 237).

(32) Cf. Jebb (1894: 144).

(33) Cf. Denniston (19542: 296-297, II B (2)).

(34) Cf. Jebb (1894: 143), Dawe (1996 (3): 48).

(35) Tambien Finglass (2007: 422) expone, de forma mas esquematica, las razones de Lloyd-Jones y Wilson.

(36) Cf. Sommerstein, Fitzpatrick y Talboy (2006: 303-305).

(37) Cf. Kamerbeek (1974: 141), Finglass (2007: 423). Denniston (19542: 569-570, I, 1, (ii)) explica el significado de la particula [phrase omitted].

(38) Cf. Finglass (2007: 423).

(39) Esta idea se halla en relacion con el hecho de que el publico sabe lo que sucedera en una tragedia (porque conoce el mito que se escenifica), pero el dramaturgo selecciona episodios, perspectivas y efectos dramaticos, creando sorpresa, suspenso, etc.

(40) La insercion es una forma de interpolacion. Cf. Hamilton (1974: 387, n. 1) para una definicion de interpolacion y los estudios realizados hasta 1974.
Tabla 1. Ordenamiento de los fragmentos de Fedra segun los editores

(L-J = Lloyd-Jones; P = Page; R = Radt)

Wagner      Dindorf     Pearson     Nauck      Barrett
(1852)     (1869 (5))   (1917)    (1964 (3))   (1964)

Lyr. Ad.     686 R       677 R      677 R       680 R
100 P
(PMG)

686 R        677 R       678 R      678 R       684 R

677 R        683 R       679 R      679 R       677 R

683 R        684 R       680 R      680 R       678 R

684 R        682 R       681 R      681 R       679 R

682 R        679 R       682 R      682 R       685 R

679 R        681 R       683 R      683 R       686 R

681 R        680 R       684 R      685 R       687 R

680 R        685 R       685 R      686 R       683 R

685 R        689 R       686 R      687 R       682 R

689 R        688 R       687 R      688 R       681 R

688 R        690 R       688 R      689 R       688 R

690 R        678 R       689 R      690 R       689 R

678 R        691 R       690 R      691 R       690 R

691 R        692 R       691 R      692 R       691 R

692 R        687 R       692 R      693 R       692 R

687 R        693 R       693 R                  693 R

693 R

Wagner     Lloyd-Jones     Radt       Sommerstein
(1852)       (1996)      (1999 (2))   et al. (2006)

Lyr. Ad.      677 R         677           688 R
100 P
(PMG)

686 R         678 R         678           680 R

677 R         679 R         679         693a L-J

683 R         680 R         680           679 R

684 R         681 R         681           684 R

682 R         682 R         682           677 R

679 R         683 R         683           686 R

681 R         684 R         684           687 R

680 R         685 R         685          687a R

685 R         686 R         686           685 R

689 R         687 R         687           690 R

688 R        687a R         687a          683 R

690 R         693a          688           678 R

678 R                       689           693 R

691 R                       690           682 R

692 R                       691           681 R

687 R                       692           689 R

693 R                       693           691 R
                                          692 R
COPYRIGHT 2018 Universidad de Chile, Facultad de Filosofia y Humanidades
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Sabattini, Luciano Adrian
Publication:Byzantion Nea Hellas
Date:Jan 1, 2018
Words:7556
Previous Article:"... POR UNA HELENA ..." FILOSOFIA Y RETORICA EN EL MITO DE LA MUJER MAS BELLA.
Next Article:LA ICONOGRAFIA DE LA CORONACION CELESTE DEL EMPERADOR EN BIZANCIO: LA NEGACION SIMBOLICA DE LA MEDIACION ECLESIASTICA.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters