Printer Friendly

LOS FANTOMES, SPECTRES Y ESPRITS EN LOS ESCRITOS DE CALMET.

The Ghosts, Spectres and Spirits in Calmet Writings

1. Introduccion

Calmet escribe en pleno siglo xviii uno de los tratados mas relevantes de su epoca. Gran conocedor y estudioso de las Sagradas Escrituras y de la Biblia, su afan de alabar y magnificar la presencia y la ley de Dios en toda la creacion le lleva a estudiar temas filosofico-teologicos, que han servido, posteriormente, como fuente de inspiracion de escritores que contribuyeron en la creacion literaria de relatos que, en muchos de los casos, bebian y se influenciaban de los escritos de este benedictino que escribio, casi exclusivamente, para magnificar a Dios y contribuir a su grandeza.

Su Traite sur les Apparitions des Esprits, et sur les Vampires, ou les Revenans de Hongrie, de Moravie, &c. (1746) fue famoso y difundido por toda Europa. En plena plaga de vampirismo europeo, donde las exhumaciones de cadaveres en el centro de Europa reportaron atrocidades inimaginables, consentidas, la mayoria de las veces, por las mismas autoridades, el Tratado represento un compendio de todo el saber de la epoca, y de todos los casos de vampirismo recogidos por el abad en multitud de ejemplos (1). La finalidad del benedictino era demostrar su tesis principal segun la cual <<Je pose d'abord pour principe indubitable, que la Resurrection d'un mort vraiment mor test l'effet de la seule puissance de Dieu>> (Calmet, 1751: 4 [tome II]). Pero sus elucubraciones revirtieron, en la imaginacion popular, alimentada por la supersticion y la ignorancia, y posibilitaron que se reafirmaran como ciertas muchas de las historias que Calmet habia recopilado y contado de otros famosos tratados que el habia leido (2), diarios (3), incluso relatos de prestigiosos personajes y autores (4).

Nuestras anteriores investigaciones han versado en demostrar que muchas de las historias del abad sobre los revenants aparecen en los motivos folcloricos de Thompson (1955-58) (5) y que provienen de la tradicion oral y del folclore, especialmente de los pueblos del centro de Europa (Eslovaquia, Silesia, Moravia ...), asi como de las provincias griegas. Calmet es un gran recopilador, sus historias son cuentos que pueden ser tomados como materia literaria y que influenciaran a la literatura gotica posterior.

En nuestros anteriores estudios hemos abordado el segundo tomo del Traite de Calmet, es decir, investigamos sobre las causas del vampirismo y de las creencias en vampiros (revenants) en el centro de Europa. Pero Calmet comenzo su tratado con un primer volumen en el que literalmente disertaba sobre angeles, demonios y almas retornadas de la muerte, titulado Traite sur les Apparitions des Anges & des Demons, et des Ames des Defunts.

Pretendemos, pues, en este articulo, en primer lugar aproximarnos a conceptos basicos elaborados por nuestro autor respecto a los Fantomes, Spectres y Esprits, terminos que muchas veces ya habian sido formulados por autores anteriores a Calmet, o que tambien serviran de punto de partida para otros escritores posteriores a nuestro abad. Ideas que iran elaborando relatos antropologicos, pero tambien literarios, y que crearan muchos de los topicos de una literatura <<fantastica>>, en este caso sobre fantasmas, que tendran su maxima expresion en la literatura gotica anglosajona. No es nuestro proposito analizar ni todos los relatos del abad ni cuentos de fantasmas de la literatura universal. Nos proponemos, por tanto, una vez hecho el desglose de conceptos, profundizar en algunos relatos de Calmet para describir y constatar que muchos de los topicos de los cuentos de fantasmas que se reproduciran en relatos posteriores ya aparecian en las descripciones y explicaciones que recogia el benedictino en sus escritos. Partiremos de ejemplos concretos para comentar como el motivo pasara a la literatura con la creacion de cuentos de fantasmas, sobre todo, en la literatura anglosajona, teniendo en cuenta que la vision literaria es panoramica y que no entraremos a analizar o comparar un corpus de cuentos de fantasmas. Por otra parte, tambien apuntaremos como idea novedosa para investigaciones futuras que los relatos del benedictino podrian ser un primer germen de <<literatura fantastica>> (6), ya que podemos apreciar que caracteristicas de esta literatura estan presentes, sin lugar a dudas, en estas creaciones tratadisticas del siglo xviii.

2. Aproximacion a conceptos basicos: Fantomes, Spectres, Esprets

Como intelectual de la epoca, nuestro autor esta interesado por todas las cuestiones que se debaten en su tiempo, y asi comienza su Traite sur les Apparitions, justificando la polemica que existe sobre este tema y afirmando que el pretende <<traiter certe matiere pour voir a quel point de certitude on peut porter>> (Calmet, 1751: 1 [tome I]), es decir, ?hasta que punto es cierto que tanto angeles, como demonios y almas de hombres muertos, pueden aparecerse a los vivos? (7). Para ello, divide el tratado en cuatro grandes bloques:

1. Las apariciones de los buenos angeles.

2. Las apariciones de los malos angeles.

3. Las apariciones de las almas de los muertos.

4. Las apariciones de hombres vivos.

A partir de esta organizacion tematica se centra en las apariciones de los buenos angeles tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo, se basa para ello en las opiniones de los judios, los cristianos, los mahometanos y los orientales, asi como se vale de lo dicho anteriormente por los egipcios, los griegos y los romanos. Pasa a constatar la presencia de los malos angeles en las Sagradas Escrituras, y analiza cuestiones referentes a la magia, las brujas y la brujeria; constata la presencia del demonio en las Sagradas Escrituras y su poder de posesion, asi como sus posibles causas. Habla de los espiritus familiares de la antiguedad, y los clasifica en buenos y malos espiritus. Y pasa, finalmente, a relatar las Apariciones de los Spectros: apariciones de almas probadas en las Escrituras; apariciones contadas por la Historia; sobre que piensan los judios, los griegos y los latinos sobre estos temas; de las apariciones de hombres vivos a otros hombres vivos; para finalizar su primer volumen argumentando las objeciones sobre estas apariciones y exponiendo sus conclusiones a esta primera parte del Tratado.

Su finalidad al escribir, el dice que es para formarse, para hacerse una idea <<justa>> de todo lo referente a las Apariciones de los Angeles, de los Demonios y de las Almas separadas de los cuerpos, y afirma: <<Mon but n'est point de fomenter la superstition>> (Calmet, 1751: 2 [tome I]); sino que su intencion consiste en investigar <<quel point cette matiere etoit certaine ou inconue, vraie ou fausse, connue ou inconnue, claire ou obscure>> (Calmet, 1751: 3 [tome I]). Como podemos apreciar su proposito es el de un investigador que a partir de unas tesis o hipotesis pretende demostrar que hay de cierto en aquello que indaga, quiere: <<montrer la verite>> (Calmet, 1751: 4 [tome I]) en bien de la religion y por su condicion de cristiano. Reconoce que su primer gran objetivo <<a ete de parler des Vampires de Hongrie>> (Calmet, 1751: 5 [tome I]), y plantea sus reflexiones desde una triple vision: <<en Historien, en Philosophe, en Theologien>> (Calmet, 1751: 7 [tome I]) para poder descubrir la verdad.

Escribe para <<corriger les abus qui naissent de cette creance peu eclairee>> (Calmet, 1751: 8 [tome I]). Segun el abad, las Escrituras hablan de las Apariciones de Angeles y de Almas separadas de su cuerpo, pero afirma que la manera en que Dios permite esas resurrecciones o apariciones <<est cachee dans ses secrets>> (Calmet, 1751: 10 [tome I]). Al referir las historias, que trabajaremos en este articulo, el mismo las califica de <<fictions poetiques>> (Calmet, 1751: 14 [tome I]), relatos <<fausses, ou comme tres-douteuses, ou meme comme fabuleuses>> (Calmet, 1751: 14 [tome I]); y deja bien claro que estos no pueden perjudicar a los dogmas de la Religion y a las Apariciones que se describen como verdaderas en las Sagradas Escrituras. Y para concluir su introduccion afirma: <<Je declare que je tiens pour vraies toutes les Apparitions rappottees dans les Livres sacres de l'Ancien & du Nouveuau Testament>> (Calmet, 1751: 20 [tome I]).

El abad diferencia en primer lugar entre vampiros: <<Revenans en Corps>> y espiritus: <<Revenans immateriels>>; y los vampiros son: <<Les Revenans de "Hongrie", ou les Vampires, [...] sont des hommes morts depuis un tems considerable [...] qui sorten de leurs tombeaux & vienent inquieter les vivans, leur sucent le sang, leur apparoissent, [...] enfin leur causent souvent la mort>> (Calmet, 1751: 1 [tome II]). Pero Calmet, en muchas de sus historias, emplea indistintamente en su volumen II el termino Revenans, Fantome, incluso Spectre. Si el fantasma es la imagen de una persona muerta que se aparece a los vivos y el espectro es una aparicion aterradora, tambien de un muerto; es factible que ambos terminos funcionen como sinonimos, teniendo en cuenta, a su vez, que el Revenant es el muerto que regresa de la tumba para alimentarse de los vivos, concepto que, por la succion de la sangre, no participa exactamente de las caracteristicas de los dos anteriores. En cambio, el espiritu (Esprit) se refiere a un ser inmaterial y dotado de razon, alma racional, parte incorporal del ser humano por oposicion a su cuerpo, a la materia.

La teoria sobre los <<espiritus>> de Calmet es muy interesante. Segun nos dice, los angeles y los espiritus de los muertos pueden aparecerse a los vivos, siempre con autorizacion de Dios, porque no son del todo inmateriales, ya que, si asi fuera, seria muy dificil explicar como son posibles estas apariciones, y estas son, exclusivamente, espirituales. Segun el, el alma posee una cierta cantidad de materia que hace posible que pueda moverse a su voluntad, pueda condensarse y transformarse en aire visible a nuestros ojos. Ya que respecto a la forma de aparecerse de los buenos angeles afirma: <<La maniere la plus ordinaire dont les bons anges apparoissent dans l'Ancien & dan le Nouveau testament, est sous la forme humaine>> (Calmet, 1751: 12 [tome I]). Por tanto, deja claro que los buenos angeles si que se aparecen bajo apariencia humana (8), pero siempre por expresa voluntad de Dios: <<De tout ce que nous venons de dire il resulte, que les Apparitions des bons Anges sont non-seulement possibles, mais aussi tres-reelles>> (Calmet, 1751: 35 [tome I]); es decir: <<Ni l'Ange, ni le Demon n'ont pas plus de privilege a cet egard sur la matiere, que l'ame de l'homme sur son prope corps. Ils ne peuvent ni modifier la matiere, ni la changer, ni lui imprimer des actions & des mouvemens que par le pouvoir de Dieu>> (Calmet, 1751: 434 [tome I]).

Calmet diferencia entre: 1. Buenos Angeles: que anuncian buenas nuevas, y si son males futuros, ayudan a los hombres a prevenirlos. 2. Malos Angeles: que predicen maldades, guerras, calamidades publicas y son efectos de la colera de Dios. 3. Las almas de los difuntos: que regresan para cumplir fines cristianos, decir misas, hacer peregrinaciones, dar limosnas ...; o avisar a los vivos y prevenirles para que se arrepientan de sus pecados.

Y afirma:

1. Que los angeles, demonios y almas separadas del cuerpo son puros espiritus separados de toda materia.

2. Que las sustancias espirituales solamente pueden aparecerse a los hombres por orden de Dios.

3. Que para poder aparecerse, hablar, caminar, comer. pueden condensar aire o substituir otros cuerpos terrestres y solidos capaces de poder proporcionarles la visibilidad.

4. Que no podemos conocer el porque de estas substancias solidas y que pensamos que las substancias espirituales tienen ese poder de producir fuerzas que dependen, exclusivamente, de Dios.

5. Que hay apariciones que pueden predecir hechos futuros para oponerse al demonio (Calmet, 1751: 436 [tome I]).

Respecto a los espiritus malvados dice:

Les mauvais esprits apparoissent aussi quelquefois sous la figure d'un lion, ou d'un chien, ou d'un chat, ou de quelqu'autre animal, comme d'un taureau, d'un cheval, ou d'un corbeau: car les pretendus Sorciers & Sorcieres racontent, qu'au Sabbat on le voit de plusieurs formes differentes, d'hommes, d'animaux, d'oiseaux, soit qu'il prenne la forme de ces animaux, ou qu'il se serve des animaux memes comme d'instrumens pour tromper ou pour nuire (Calmet, 1751: 44 [tome I]).

Nuestro autor estuvo influenciado en sus escritos por Pierre Le Loyer (9) que ya por el ano 1605 hablaba de <<visions d'Esprits, qu'on appelle Spectres>> (Le Loyer, 1605: 1), a los cuales definia asi: <<Spectre est une imagination d'une substance sans corps, qui se presente sensiblement aux hommes contre l'ordre de nature, & leur donne frayeur>> (Le Loyer, 1605: 2). Igualmente, el abad influyo en gran cantidad de autores posteriores, uno de los cuales fue Collin de Plancy que en su Histoire des Vampires et des Spectres Malfaisans (1820) define el termino Vampires como: <<Ces morts qui sortent en corps et en ame de leurs cercueil pour venir sucer les personnes vivantes, leur donner la mort, et s'engraisser de leur sang>> (Collin de Plancy, 1820: 2) (10). Respecto a otros conceptos referentes a esta investigacion, dice Collin en su obra Dictionnaire Infernal (1844) que Fantome son: <<Esprits ou revenants de mauvais augure qui effrayaient fort nos peres>> (1844: 208), y termina remitiendo a terminos como Apparitions, Esprits, Revenans, Spectres ..., lo cual viene a constatar que todos ellos pertenecen a un mismo ambito.

Veamos pues como define a los Esprits: <<Les anciens ont cru que les esprits, qu'ils appelaient demons ou genies, etaint des demi-dieux. [...] Il y a [...] des philosophes qui se sont imagine que ces esprits n'etaient que les ames des morts qui, etant une fois separees de leurs corps, erraient incessamment sur la terre>> (Collin de Plancy, 1844: 201). Para los Spectres, afirma que son: <<Sorte de substance sans corps, qui se presente sensiblement aux hommes, contra l'ordre de la nature>> (Collin de Plancy, 1844: 455).

Tal y como refiere Lecouteux (2009b: 7-8), la lengua francesa dispone de numerosos terminos para designar <<ces morts inquietants>>. <<Fantome>> que evoca la idea de ilusion y fantasmagoria. <<Spectre>> sobre el que se cierne un concepto de horror y de miedo. <<Esprit>>, manifestaciones inexplicables que llevan a la perplejidad al ser humano y, por ultimo, <<Revenant>>, que nos sugiere el retorno de un muerto.

Los terminos, como podemos observar, presentan matizaciones tan sutiles que, en muchas ocasiones, llegan a superponerse. Roas (1999: 93) nos dice al respecto: <<El fantasma es un muerto incorporeo>>, concepto que nos provoca terror debido a la posibilidad de la animacion de un muerto que regresa a la vida. Morillas (1999: 269), igualmente, nos habla del fantasma como <<espectro condenado>>, una amenaza sobrenatural que <<no viene, al parecer, a otra cosa que a danarnos>> (p. 270) que nos provoca horror y estremecimiento. Y, por ultimo, Gonzalez Salvador (1999: 295) nos refiere que son palabras del mismo contexto: <<vision, espectro, sombra, aparicion, espiritu, alma y aliento>>; aunque matiza que <<el fantasma suele ser, preferentemente, un muerto o, mejor dicho, "el (muerto)" que vuelve>>.

Pero, ?cuales son las causas que hacen que puedan aparecerse estos espiritus y que clases de espiritus se aparecen? Para Calmet, los espectros o almas de los muertos que molestan a los vivos son de dos clases: 1. Las almas del Purgatorio. 2. Las almas de aquellos que han sido ejecutados y piden venganza, asi como la sepultura para sus cadaveres. Habla, a su vez, de dos tipos de Espectros: <<1. Les uns qui apparoissent aux hommes pour leur nuire, our pour les tromper, our pour leur annoncer des choses futures. 2. Les autres Spectres [...] des maisons>> (Calmet, 1751: 285 [tome I]). Evidentemente, en nuestro estudio investigamos a los primeros.

Existe una clara relacion entre el concepto de la <<buena muerte>> y el de la <<mala muerte>> medieval (11), y la creencia en la aparicion de estos espiritus o espectros. Ya desde la antiguedad, el respeto por los ritos funerarios era imprescindible para conseguir el descanso eterno. Calmet confirma la teoria de la buena muerte griega: <<Ils croyoient aussi que les ames n'etoient point en repos, & qu'elles rodoient autour de leurs cadavres tandis que leurs corps n'etoient pas inhumes>> (Calmet, 1751: 31 [tome I]). La buena muerte y el entierro suponen una gran preocupacion para los pueblos antiguos. Y afirma Calmet: <<Les Rabins ecrivent, que l'ame n'est regue dans le Ciel qu'apres que le corps grossier est enterre & entierement consume>> (Calmet, 1751: 377 [tome I]). En la Grecia antigua, para evitar que los muertos regresaran, se incineraban sus cuerpos, ya que se pensaba que su extincion total confinaba su espiritu en el Hades y lo alejaba del posible retorno con los vivos, el fracaso de estos ritos funerarios era el causante del regreso de los muertos a la vida (Roas, 1999: 94). Si la transicion se realizaba bien, el muerto podia alcanzar el <<lugar correcto>> para su reposo que era la tumba para su cuerpo y el Mas Alla para su espiritu. Pero, si esta transicion no era bien realizada, se producian los diversos motivos para la vuelta de los muertos.

En la Roma antigua, los ritos funerarios eran imprescindibles para poder dar reposo eterno y descanso a los muertos. Se creia que <<les Mal morts>> se debian a causas como: las muertes violentas (asesinatos, suicidios); los soldados que morian en determinadas circunstancias y no recibian los ritos adecuados; las muertes prematuras; o aquellas que quedaban insepultas por diversas razones (12), lo cual posibilitaba una tropa de revinientes y de fantasmas, de espiritus que no podian encontrar su reposo eterno y la paz. El arte del bien morir reportaba la paz a los muertos. Segun Lecouteux sera en el siglo xii, cuando se produzca la interpretacion cristiana de los revenants, a partir de las reinterpretaciones de Tertuliano y san Agustin, que propiciaran la siguiente explicacion: <<Dieu autorise parfois les anges dechus a se glisser dans les cadavres et a les animer>> (2009: 59). Dejando muy claro que <<le revenant est une sorte de demon, qu'il perd sa corporeite et devient un fantome, une image, un simulacre de corps, qu'il se transforme en ame en peine ou en damne>> (Lecouteux, 2009b: 60).

Entre las razones de la vuelta post mortem encontramos: la venganza, atormentando en forma de espiritu; ya sea porque no se le guardo el debido respeto, murio antes de acometer un encargo, se ha de proteger a alguien ... (Roas, 1999: 94), el anuncio de una muerte, de una enfermedad o la busqueda de consejo. Pero tambien podemos encontrar otros motivos relacionados directamente con el folclore y la tradicion, como pueden ser: infligir un castigo, cumplir un compromiso, porque no pueden reposar., segun Thompson: E230-E247Return to Inflict Punishement. E340-E353 Return from Dead to Replay Obligation. E410-E419 The Unquiet Grave; y asi, tal y como nos dice Ezama (1999: 328): <<La desaparicion del fantasma se produce en muchos casos cuando cesa o se satisface la causa de su aparicion, [...] pero tambien por otras razones, la incineracion del cuerpo o las lagrimas de arrepentimiento>>.

La idea neoplatonica de la vida despues de la muerte asento la creencia en espectros y fantasmas, asi como en todo tipo de revenants, finalmente con el cristianismo se completo la idea de que el alma continuaba su vida en el Mas Alla despues de la muerte, esperando a la resurreccion de los muertos. El concepto de redencion posibilito que las almas de los pecadores pudieran redimirse, a cambio de recibir los ultimos sacramentos y de arrepentirse de los pecados. Pero eran excluidos de estos beneficios <<tous ceux qui n'ont pas regu l'extreme-onction ou qui n'ont pas ete inhumes en terre consacree>> (Marigny, 2010: 22). Es decir, suicidas, excomulgados, asesinados ... que son <<almas en pena>> (revenants) a la espera de su redencion en el Purgatorio (13).

Por tanto, podemos afirmar, para finalizar este apartado, que Calmet llegara a una serie de conclusiones respecto a su Traite sobre las Apariciones. Establecera que todas aquellas apariciones que se producen en las Sagradas Escrituras son ciertas y obra de Dios, pero que tambien hay otras muchas apariciones que son <<l'ouvrage de la fourberie, de la malice des hommes, de la subtilite des charlatans, & de la souplesse des joueurs des passe-passe>> (Calmet, 1751: 468 [tome I]). Habla de imaginacion, de simplicidad, de supersticion, de excesiva credulidad, de la ignorancia que ha dado lugar a muchos relatos de pretendidas apariciones, ya que para poder explicar la materia de las Apariciones seria necesario: 1. Conocer perfectamente la naturaleza de los Espiritus, de los Angeles y de los Demonios, y saber si las almas son puramente espirituales, o bien aun pueden tener alguna relacion con cuerpos aereos, sutiles, invisibles. 2. Si despues de la muerte del alma, esta conserva poder sobre su propio cuerpo o sobre otros, por ejemplo, sobre el aire u otros elementos. 3. Si los Angeles y los demonios tienen el mismo poder sobre los cuerpos para espesar el aire, para hacer aparecer fantasmas ... 4. Si pueden hacer todas estas cosas, con o sin el permiso de Dios.

Y esto es lo que se propone demostrar con su tratado, pero son tantos los interrogantes que lanza Calmet que llega a aseverar que el lector pensara de el que arroja muy poca luz sobre esta materia, que duda, que no lo sabe cierto. Que solo acepta aquello que:

Ma Religion m'enseigne sur la nature des Ames, des Anges & des Demons, je dirai qu'etant purement spirituels, il est impossible qu'ils apparoissent revetus d'un corps, quel qu'il soit, a moins d'un miracle: suppose toutefois que Dieu ne les ait pas crees naturellement capables de ces operations, avec subordination a sa volonte souverainement puissante, qui ne leur permet que rarement de mettre en execution cette faculte de se faire voir corporellement aux mortels (Calmet, 1751: 484 [tome I]).

Y, por tanto, nos contara una serie de ejemplos que son algunas de las historias que analizaremos en esta investigacion.

3. Los casos de Calmet y su relacion con la literatura

En los relatos (14) seleccionados para este estudio aparecen espiritus benevolos y otros malevolos. Presentaremos, a continuacion, las historias recogidas por Calmet, segun los capitulos trabajados y la clase de espiritus que son. En el capitulo XXVII, encontramos dos historias de espectros benevolos; en primer lugar, el caso de un amigo que recurre a otro para remediar su excomunion y poder alcanzar el perdon y el reposo. En el segundo relato, se cuenta la historia de una mujer muerta que regresa para purgar su promesa de peregrinar y, asi, poder alcanzar el reposo eterno.

En el siguiente capitulo, el XXXV, nos centraremos en tres historias en las que los espiritus malignos regresaran para vengarse. En el primer relato, el espiritu lo hara de su hijo; en el segundo, y como es un soldado, para vengarse de los romanos que lo mataron y que eran sus enemigos; y en el tercero, para predecir males futuros.

En el capitulo XXXVIII, de nuevo, seran los espiritus benignos, los protagonistas de seis relatos. Comenzaremos con la narracion de dos amigos, que se prometen volver de la muerte para darse noticias del Mas Alla. El segundo relato se centra en la aparicion de un fantasma que vuelve para pedir misericordia por sus pecados. El tercero narra el pacto de dos amigos de regresar de la muerte, para darse noticias y la vuelta de uno de ellos para cumplir la promesa y dar esa informacion. Otra narracion refiere la historia de dos monjes que prometen, tambien, regresar despues de muertos, para darse fe de la existencia de la vida eterna y de la felicidad de los elegidos. La penultima habla de un amigo que vuelve despues de muerto para advertir de que si se quiere gozar de la vida eterna hay que llevar una existencia cristiana sin pecado. Por ultimo, cerraremos este capitulo con la narracion de un fantasma que clama venganza por su asesinato.

Para finalizar nuestro analisis, relataremos la historia del capitulo XXXIX, en la que un amigo ha retornado de la muerte para pedir que se cumpla un encargo, y hasta que este no se haya cumplido el fantasma no desaparecera.

El capitulo XXVII se titula: Gens qui vont en pelerinage apres leur mort (15). En este capitulo, Calmet nos relata dos historias que muy bien podemos enmarcar como relatos de fantasmas (esprits), pues son muertos que vuelven a la vida para poder saldar situaciones no resueltas. El primero de estos relatos comienza diciendonos: <<Un ecolier de la ville de Saint-Pons pres Narbonne etant decede dans l'Excommunication, apparut a un de ses amis, & le pria d'aller dans la ville de Rhodes demaner son absolution a l'Eveque>> (Calmet, 1751: 113 [tome II]). La situacion esta clara, habiendo muerto en pecado, y, por tanto, siendo excomulgado, nuestro estudiante no recibira el perdon eterno, a menos que obtenga la absolucion del obispo de Rodas, por lo cual, recurre a su mejor amigo para que cumpla con el peregrinaje y pueda alcanzar su descanso eterno. Es remarcable, en esta historia, que este <<espiritu>> es benevolente ya que acompanara durante el viaje al protagonista y, ademas, le auxiliara y ayudara durante el trayecto: <<l'Esprit qui l'accompagnoit sans en etre vu, lui montroit le chemin, & otoit la neige>> (Calmet, 1751: 113 [tome II]).

El segundo relato de este capitulo, parte de una carta recibida por Calmet fechada el 5 de abril de 1745, y que el nos cuenta de la siguiente forma: un hombre viudo de Letraye volvio a casarse y la primera esposa se aparecio a la nueva <<a onze heures du soir du jour de ses Noces, sa femme apparut & parla a la nouvelle Epouse>> (Calmet, 1751: 114 [tome II]), obligandola a realizar 7 peregrinaciones en nombre de aquella. La muerta formo parte del peregrinaje y cuando ya se habia realizado la mitad del mismo, la difunta desaparecio. En este caso la mujer estaba ligada a una promesa que no habia podido llegar a cumplir. <<Elle etoit liee par le voeu ou la promesse qu'elle avoit faite d'accomplir ces pelerinages, dont elle chargea l'autre jeune femme qui lui succeda>> (Calmet, 1751: 115 [tome II]). Estariamos hablando, por tanto, de un <<espiritu>> que retorna para terminar una empresa piadosa no realizada, cuya alma purga, en esta vida, hasta poder realizar su peregrinaje.

La diversidad de las situaciones no resueltas es uno de los topicos literarios mas frecuentes de los relatos de fantasmas. Como hemos apreciado, en este capitulo, el retorno es en ambos casos piadoso, relacionado, exclusivamente, con el perdon para poder alcanzar la salvacion eterna. Pero el motivo literario se diversificara, teniendo en cuenta que la base primigenia es la misma en ambos casos (tratados/literatura). Veamos, pues, las variaciones que nos presentan, de este topico, algunos relatos literarios. Los cuentos de fantasmas que vuelven para saldar promesas no cumplidas, cuentas no pagadas o hechos no resueltos, predecir el futuro o la muerte de alguien cercano estan muy presentes en la narrativa desde la antiguedad. Ya en la epoca de Plinio, y mediante la tecnica narrativa de la carta, este comienza una disertacion para constatar si existen los fantasmas en su Carta a Sura (Epistulae, VII, 27). El autor confirma y cree en ellos, y nos relata la historia que le sucedio a Curcio Rufo, al cual se le aparecio una <<figura de mujer, de altura sobrehumana y mas hermosa de lo normal>> que le anuncio su futuro y su muerte, de Apparitions, Fantomes, Revenans, punto 6. Apparition d'un jeune excommunie (p. 12) cuenta literalmente la misma historia recogida en Calmet. la cual se cumplio; una figura femenina que en el relato, evidentemente, se identifica con un fantasma. Otro relato de fantasmas de la literatura anglosajona es A True Relation of the Apparition of One Mrs Veal (La aparicion de Mrs. Veal) (1705) de Daniel Defoe, que se centra en la muerta que se aparece a una amiga bajo la forma de un fantasma, y que regresa para disculparse por la perdida de su mutua amistad. Cuento donde la figura del espiritu que vuelve es para pedir perdon.

En su obra Infernaliana (1822) Nodier nos habla de <<Spectres qui vont en pelerinage>> (16), donde relata la historia de Pierre d'Engelbert y el espiritu de un soldado que Pierre habia enviado como servidor al rey de Aragon. Muerto el joven, se le aparecio a Pierre para expiar sus pecados por los males cometidos, y para que repartiera sus posesiones entre los pobres, se dijeran misas por su alma y, desde ese momento, el pobre Sancho, que asi se llamaba el soldado, <<ne revint plus>> (Nodier, 1822: 79). Encontramos, tambien, Wandering Willie's Tale (Relato de Willie el Vagabundo) (1824) de Walter Scott, que, basandose en una leyenda escocesa, nos cuenta la historia de una deuda que se paga a un muerto y, al no tener pruebas de este pago, el deudor vuelve al mas alla para recoger el recibo del pago y cancelar la deuda. Por ultimo, comentaremos el relato At Chrighton Abbey (En la abadia de Chrighton) (1871) de Mary Elizabeth Braddon, historia sobre una terrible maldicion que pesa sobre los primogenitos de una antigua familia. Edward, primogenito, promete que volvera a la hora del baile de la caceria en la que se encuentra. En este relato la promesa del regreso se manifiesta en forma de fantasma, aparicion que presagia la muerte, que finalmente se cumplira.

El segundo capitulo de nuestro estudio es el XXXV: Exemples de Fantomes qui ont apparu vivans, & ont donneplusieurs signes de vie. En este capitulo Calmet refiere ejemplos de fantasmas recogidos en el libro Des spectres de Le Loyer (17), espiritus que, en este caso, han sido poseidos por un demonio para volver a la vida, siempre con el consentimiento de Dios. Veamos como lo relata Calmet: <<Le Loyer, dans son libre des Spectres, soutient que le Demon peut faire des mouvements extraordinaires & involontaires aux possedes. Il peut donc aussi, avec la permission de Dieu, donner le mouvement a un homme mort & insensible>> (Calmet, 1751: 151 [tome II]).

Nos centraremos en tres historias, por lo curioso del caso: cabezas que hablan (18) como espiritus vengativos, augurando males futuros. El primer caso es el de un magistrado de Etolia, que despues de su muerte regresara para matar a su hijo nacido al que considerara un monstruo. Nos encontramos ante un relato fantastico en donde Polycrite, el magistrado de la historia, <<prit son enfant, le mit en pieces & le devora, ne laissant que la tete>> (Calmet, 1751: 152 [tome II]), cabeza que comenzara a hablar y a predecir las desgracias que sucederan a su patria.

El segundo relato es el de un soldado muerto en batalla. Despues de una batalla entre el rey Antiochus y los romanos, un soldado llamado Buptages resulto muerto <<demeure mort sur le champ de bataille, blesse de douze plaies mortelles, se leva tout d'un coup, & commenga a menacer les Romains des maux qui leur devoient arriver de la part des peuples etrangers, qui devoient detruire l'Empire Romain>> (Calmet, 1751: 152 [tome II]), devorado por lobos, solamente quedo la cabeza del soldado, que conjuro multiples amenazas contra los romanos.

Por ultimo, referiremos la historia de Gabinius, soldado de Augusto al cual <<la tete coupee par ordre du jeune Pompee>> (Calmet, 1751: 153 [tome II]), pero de tal manera que la cabeza quedo prendida al cuello como si de un fino hilo se tratara. Gabinius afirmo que volvia del infierno para predecirle a Pompeyo cosas muy importantes. En estos tres relatos, podemos apreciar la presencia de cabezas parlantes, tomadas por fantasmas que, conjurados por un demonio, vuelven a la vida para amenazar y buscar venganza.

El motivo de la decapitacion esta presente en multitud de culturas. En el folclore y en las leyendas, la identificacion de espiritus malignos, poseidos por el diablo, en forma de cabezas que hablan que recoge Calmet en sus escritos, aparece como espiritus vengativos. En la cultura malaya, se habla de <<cabezas voladoras que llevan al cuello un "collar" [...] hecho con los intestinos de animales>> (Santamaria, 2009: 146), una especie de chupasangre llamados Pennangalan. Tambien encontramos los Layak de Bali, seres con cabeza voladora con colmillos e intestinos colgando (Hall, 2011: 135). Pero sera a partir de la cultura celta y alemana cuando el motivo entre a formar parte de numerosas leyendas que influenciaran a los primeros romances literarios como el de Sir Gawain and the Green Knight (Sir Gawain y el Caballero verde) de finales del siglo xiv, donde el topico de la decapitacion que formaba parte de la mitologia celta pase a literaturizarse. Pero si los relatos de cabezas de fantasmas llegaron a popularizarse literariamente fue gracias al cuento de Washington Irving Sleepy Hollow (El jinete sin cabeza) (1820); un cuento de terror, en el que el espectro del Jinete es el fantasma de un antiguo soldado hessiano alcanzado por una bala de canon en la cabeza.

El siguiente capitulo es el XXXVIII y lleva por titulo: Exemples des personnes qui se sontpromis de se donner apres leur mort des nouvelles de l'autre monde. En este capitulo, Calmet narrara seis historias de aparecidos, que en vida se prometieron que, cuando muriesen, volverian para dar noticias del Mas Alla a sus allegados.

La primera narracion nos cuenta la historia de dos amigos: <<L'histoire du Marquis de Rambouillet, qui apparut apres sa mort au Marquis de Precy>> (Calmet, 1751: 170 [tome II]). Estos dos amigos prometieron que el primero de los dos que muriese volveria para dar referencias al otro de todo lo que habia visto en el Mas Alla. Rambouillet partio a la guerra en Flandes y Precy quedo, muy enfermo, en Paris. Transcurrido un tiempo de la partida de Rambouillet, y encontrandose en cama todavia su amigo, este sintio una presencia en su habitacion y descorriendo las cortinas de su cama, vio alli de pie a Rambouillet. Contento por la presencia de su amigo, intento abrazarlo, pero aquel, separandose de el, hablo, diciendole que todo lo que ellos pensaban de la otra vida era cierto, y que aun estaba a tiempo de enmendar sus faltas, ya que, en breve, el tambien moriria. Cuando Precy, sin prestarle atencion, intento abrazarlo por su inmensa alegria, <<mais il n'embrassa que du vent>> (Calmet, 1751: 171 [tome II]) y Rambouillet, viendo que su amigo no creia aquello que el le decia, le mostro el lugar de su herida mortal, herida de la que todavia brotaba sangre. Al poco tiempo, el marques recibio una carta comunicandole que Rambouillet habia muerto en batalla; y la prediccion que su amigo le habia hecho se cumplio, pues el marques de Percy murio combatiendo en otra batalla.

El segundo relato, lo refiere Calmet tomado de Pierre le Venerable, abad de Cluny (1092-1156), que, en su obra De miraculis, narrara la siguiente historia: Godofredo d'Iden fue muerto en combate, en una batalla cuya guerra habia sido promovida por un gentilhombre llamado Humberto. A los dos meses de su defuncion, Godofredo se aparecio a un tal Milon d'Ansa, diciendole que dijera al tal Humberto que el habia perdido su vida en una guerra injusta. Que habia muerto sin expiar sus pecados, por lo que le rogaba que Humberto ofreciese misas, limosnas y oraciones por su redencion, para, asi, poder expiar sus pecados. Y el aparecido sentencio: <<Dites-lui que s'il ne vous ecoute pas, je ferai contraint d'aller moi-meme lui annoncer ce que je viens de vous dire>> (Calmet, 1751: 173 [tome II]). Humberto hizo caso omiso a la advertencia, pero evitaba durante la noche estar solo, por miedo a que el espiritu pudiera aparecersele. Una manana que descansaba en su aposento, vio a Godofredo con traje de batalla mostrandole la herida que lo habia matado, herida que se apreciaba como acabada de hacer; le reprocho su conducta y la poca piedad que habia demostrado, asi como que cesara en su empeno de guerrear diciendole:

Prenez garde, ajouta-t-il, que Die une vous traite dans sa rigueur, & ne vous refuse la misericorde que vous nous refusez; & fur-tout gardez-vous bien d'executer la resolution que vous avez prise d'aller a la guerre avec le Comte Amedee: si vous y allez, vous y perdrez la vie & les biens (Calmet, 1751: 173 [tome II]).

Humberto haciendo, por fin, caso de lo que le decia el espectro, peregrino hasta Jerusalen para expiar sus culpas y redimir a los espiritus, para conseguir su descanso en el Mas Alla.

La tercera historia la recoge Calmet del cardenal Baronius (19), que cuenta la historia de dos filosofos. Michel Mercati (20) y Marsile Ficin (21) eran dos amigos filosofos que discutian sobre la inmortalidad del alma y su existencia despues de la muerte. Ambos amigos prometieron que el primero de ellos que muriese volveria para dar noticias al otro de la otra vida. Una manana que Michel estaba estudiando en su despacho, oyo cascos de caballos que se acercaban a su ventana y una voz que decia: <<Michel, Michel, rien n'est plus vrai que ce qu'on dit de l'autre vie>> (Calmet, 1751: 175 [tome II]). Asomado a la ventana vio a Marsile galopando a toda velocidad. Pero Marsile vivia en Florencia y se aparecio a su amigo a la misma hora en que habia muerto. A partir de este momento, Michel vivio segun las normas del cristianismo de una manera ejemplar.

El siguiente relato viene sacado por Calmet de la vida del beato Joseph de Lionisse, capuchino misionero, y que dice asi: dos monjes, uno de ellos Joseph, se prometieron un dia que conversaban de los preceptos que hay que cumplir para servir a Dios, y sus leyes; que, si uno de los dos moria primero, regresaria para contar al otro la recompensa disfrutada en la otra vida, como consecuencia de haber cumplido con todos los deberes del buen cristiano. Y fray Joseph dijo: <<Je veux que nous nous promettions mutuellement que celui de nous qui mourra le premier, apparoisse a l'autre, si Dieu le permet ainsi, pour l'instruire de ce qui se passe en l'autre, & de l'etat ou il se trouvera>> (Calmet, 1751: 176 [tome II]). Al poco tiempo, el companero de fray Joseph murio de enfermedad, y un dia que este se encontraba en su celda, vio que entraba un joven capuchino con rostro completamente aterrado, y Joseph comprendio que era el espectro, el cual le dijo: <<Je viens ici comme Dieu l'a permis, pour m'acquitter de ma promesse, & pour vous dire que j'ai le conheur d'etre du nombre des elus par la misericorde du Seigneur>> (Calmet, 1751: 177 [tome II]). Que poder gozar de la misericordia de los elegidos era muy dificil, y que Dios sopesaba con mucha rectitud los actos malos y los buenos actos, pero que si su vida era pura y bondadosa, el Dios indulgente lo dejaria encontrar la felicidad de los elegidos. Y una vez dicho todo esto, <<le Fantome disparut>> (Calmet, 1751: 177 [tome II]).

La penultima historia de este capitulo versa sobre el arzobispo Gamrate, al cual se le aparecera un antiguo amigo de fechorias, y dice asi: Pierre Gamrate, obispo de Cracovia, fue trasladado al arzobispado de Gnesne. Dicho prelado habia disfrutado, en su juventud, de una vida licenciosa y de fechorias, por lo cual, ahora en su vejez y con su cargo, se dedicaba a socorrer a los pobres otorgandoles comida y ropajes. Un dia, la vispera de una gran fiesta eclesiastica, se le aparecio un antiguo companero de fechorias de su juventud, Curosius, que hacia ya tiempo que habia fallecido, para advertirlo de lo que le habia pasado. Curosius habia matado a un hombre por haber blasfemado contra la Virgen Maria, y a la hora de su muerte, la misma Virgen intercedio ante Dios para que le perdonara sus pecados. Y asi le dijo a Gamrate:

Pour vous, vous n'avez plus que six mois a vivre; & je suis envoye pour vous avertir, que Dieu en consideration de vos aumones, & de votre charite envers les pauvres, veut vous faire misericorde, & vous attend a penitence. Profitez du tems, & expiez vos peches passes (Calmet, 1751: 179 [tome II]).

Despues de lo cual el fantasma desaparecio. El arzobispo, turbado por la presencia y por las palabras, llevo una vida recta y cristiana hasta el fin de sus dias.

La ultima historia de este capitulo relata el caso de la hija de un famoso jurisconsulto llamado Dumoulin (22). Habiendo sido asesinada en su casa junto a sus hijos, se le aparecio durante la noche a su marido, dandole los nombres y apellidos de sus asesinos, clamando asi venganza.

El ultimo capitulo analizado sera el XXXIX: Extrait des Ouvrages politiques de M. l'Abbe de Saint Pierre, tome 4, pag. 57. Como podemos apreciar, en este capitulo, Calmet se basara en el relato del abad de Saint Pierre en Valogne, el cual, a su vez, contara una historia de un sacerdote de su parroquia al que llamaban Bezuel. El abad oyo el relato del mismo Bezuel durante una cena acontecida el dia 7 de enero de 1708. Y la historia dice asi: Siendo joven Bezuel estudio con un companero llamado Desfontaines, cuya amistad fue muy fuerte. El ano 1696, siendo los dos jovenes capuchinos, cuenta Bezuel que su amigo le relato la historia de otros dos amigos que habian prometido darse noticias despues de la muerte. El relato de esta historia por parte del propio Bezuel dice: <<La histoire de deux amis, qui etoient promis, que celui qui mourroit le premier, viendroit dire de ses nouvelles au vivant, que le mort revint, & lui dit des choses tres surprenantes, sur cela>> (Bezuel, 1708: 2). Desfontaines propuso hacer el mismo trato a Bezuel, pero este se nego. Tiempo despues, fue tal la insistencia, que al final Bezuel cedio e hicieron un pacto de sangre. Desfontaines partio con su hermano, pero antes de irse me dijo: <<Je vous ay promis, [...] que si je mourois avant vous, je viendrois vous le dire, je suis mort>> (Bezuel, 1708: 7).

Concretamente el dia 31 de julio de 1697, Bezuel se encontro indispuesto, al igual que el dia siguiente, lo cual le altero mucho, pues penso en alguna enfermedad; y lo mismo le ocurrio al siguiente dia. Desvanecido y perdido el conocimiento, fue ayudado por los lacayos del senor al que servia en las faenas de la cosecha, y avanzando por una escalera, vio de repente la figura de su amigo Desfontaines. Alarmado vio que este le hacia signos para que se le acercara, y asi le dijo: <<je suis mort, je me neyai avant hier a la riviere de Caen>> (Bezuel, 1708: 7). Ante mi sorpresa, intente abrazarlo varias veces pero: <<je m'aprochay plusieurs fois pour l'embrasser; mais il me parut que je n'embrassois rien>> (Bezuel, 1708: 8). El amigo retornaba de la muerte para encomendarle un encargo, para decirle que avisara a su hermano y a sus padres de su fallecimiento:

Il me pria quand son frere seroit revenu, de lui dire certaines choses pour dire a son pere, & a sa mere, il me pria de dire sept Pseaumes qu'il avoit eus en penitence le Dimanche precedent, & qu'il n'avoit pas encore recitez; ensuite il me recommanda encore de parler a son frere (Bezuel, 1708: 9-10).

El fantasma desaparecio despues de encomendarle estas palabras. Pero como paso mas de un mes, y Bezuel no llevo a cabo el encargo de su amigo, este se le aparecio dos veces mas de noche, para reprocharle que no hubiera cumplido con su promesa. Cuando, por fin, Bezuel hablo con el hermano de Desfontaines, el fantasma nunca mas se le volvio a aparecer.

Calmet, en esta historia, sin pretender juzgar al venerable abad de Saint Pierre, continua reafirmando sus tesis: si las almas pueden volver de la muerte, solamente sera porque Dios ha permitido a estas almas separadas del cuerpo aparecerse a los vivos. Habla de apariciones sobrenaturales, por tanto, de milagros, y nos dice:

Le retour des Ames & leur apparition n'est pas une chose naturelle, ni qui soit du choix des Trepasses. C'est un effet surnaturel & qui tient du miracle [...].

Le Retour des Ames, leurs apparitions, l'execution des promesses que quelques personnes se sont faites de venir dire a leurs amis des nouvelles de ce qui se passe en l'autre monde, n'est pas en leur pouvoir. Tout cela est entre les mains de Dieu (Calmet, 1751: 192-193 [tome II]).

Respecto a los topicos que Calmet recoge en su tratado, es evidente que el motivo de la vuelta del Mas Alla entre amigos o conocidos predomina en todas estas historias de estos dos ultimos capitulos. La vuelta del espectro, sobre todo, para dar referencias de la existencia de la otra vida de la creencia cristiana, y base fundamental de esta teologia, posibilita que todas las historias de este capitulo esten relacionadas con este motivo. El espiritu advierte y aconseja enmendar aquellos comportamientos que no hagan llevar una vida cristiana a los aparecidos, para expiar sus pecados y poder rectificar sus actos, y, asi, alcanzar la salvacion y la vida eterna. Conceptos, todos ellos, pertenecientes a la teologia y a las creencias de la epoca y de nuestro autor.

Las historias literarias de fantasmas (23) no suelen basarse en estas premisas de augurios del Mas Alla, pero si que coinciden, frecuentemente, con el motivo de la historia contada por el abad, la joven asesinada que clama venganza. Este topico, la venganza, es uno de los motivos mas comunes en las historias de fantasmas, y ya desde los primeros relatos se encuentra presente en la base de la literatura. Uno de los primeros autores en contribuir en la creacion del topico literario del fantasma sera Shakespeare, ya que tal y como afirma Chaplin (2011: 11) <<The notion of a uniquely English literary tradition was beginning to take shape in this century and central to its formation was the figure of William Shakespeare, whose plays the tragedies especially, had a marked influence on gothic fiction>>.

En 1764, con la publicacion de The Castler of Otranto (24) (El castillo de Otranto) de Horace Walpole, se inicia uno de los relatos que dara paso al movimiento conocido como <<Literatura Gotica>> (25). El esquema narratologico de la historia es el clasico de la epoca: la usurpacion del trono, la aparicion de un espectro, la venganza y la restitucion de la usurpacion. Pero la repercusion de esta obra, dentro de la narrativa de fantasmas, podemos afirmar que fue decisiva, asi como la descripcion del espectro del castillo: <<La figura se dio la vuelta y Frederic vio las mandibulas descarnadas y las cuencas vacias de un esqueleto, envuelto en la capucha de un ermitano>> (Walpole, 2008: 179).

La venganza esta en la base de muchas narraciones de esta clase de literatura, porque da pie a la trama del relato y presagia su final. En 1822, Nodier escribe dentro de su obra Infernaliana, un <<Conte Noir>> titulado Spectre qui demane vengeance (El espectro que pide venganza) contextualizado en el siglo xiii, en el que el padre de la bella Abelina es asesinado por el conde de Belmonte, senor del lugar. <<Le fantome>> se aparece a Abelina y le dice que <<le tyran de Belmonte m'assassiner>> (Nodier, 1822: 114) y pide <<songes a me venger>> (Nodier, 1822: 115). Al final, se profetiza la caida del tirano y esta se cumple.

La venganza es tambien el motivo del relato Fisher's Ghost (El fantasma de Fisher) (1859) de John Lang, donde la aparicion del fantasma del protagonista deja al descubierto el asesinato de este, por parte de su vecino, que anhelaba sus tierras. El espectro aparece para senalar el lugar en el que se encuentra el cadaver, para que pueda ser sepultado y tambien, para senalar a su asesino. Por ultimo, comentaremos el relato de Wilkie Collins Miss Jeromette and the Clergyman (Mis Jeromette y el clerigo) (1875), en el que se repetira el topico de la joven asesinada que se aparece en forma de fantasma para delatar a su asesino, fantasma que aparecera envuelto, siempre, en una espesa niebla.

4. Conclusiones

Hemos constatado en esta investigacion que la tratadistica dieciochesca contribuyo, de manera decisiva, en la creacion de topicos que pasarian, posteriormente, a la literatura, en este caso analizando relatos del benedictino Calmet y tomando como referencia sus historias de aparecidos. La creencia en los espiritus que retornan del Mas Alla en forma de espectros, de fantasmas que molestan a los vivos, esta presente en todas las culturas por el miedo que representa la muerte en si misma, y en concreto en el topico del fantasma, por la creencia que la <<mala muerte>> tenia sobre el no descanso del alma del difunto. La fusion del folclore y las creencias cristianas influiran mucho mas en estos conceptos, ya que el terror que simboliza en el subconsciente colectivo el convencimiento de la creencia en un Mas Alla, que a la vez conlleva un posible retorno del muerto, por causas de una mala praxis a la hora de ser enterrado, ha atemorizado, constantemente, al hombre. No respetar estas ceremonias comportaba la transformacion de los muertos en revenants y fantasmas. Los ritos funerarios siempre han estado presididos por hechos y acciones que pretendian contentar a los muertos y procurar su reposo final, y esta creencia es universal.

Pero la irrupcion del cristianismo produjo un cambio radical en los ritos funerarios, y la conviccion de la resurreccion del alma dio paso a las historias de espectros y fantasmas. La tratadistica dieciochesca pretendia aunar la mayoria de saberes de la epoca, y uno de sus principales referentes sera el padre Calmet. Sus escritos e historias de muertos vueltos de la tumba, que retornaban, evidentemente, por motivos piadosos o vengativos serviran, en muchos casos, para contribuir a la ferviente imaginacion de muchos de los escritores analizados, asi como a muchas de las historias de fantasmas (26) que la literatura popularizara a partir, sobre todo, del siglo xix.

Evidentemente, la tematica cristiana del retorno del Mas Alla para obtener el perdon se transformara, se adaptara o se cambiara respecto a los intereses literarios de los escritores. Pero, en realidad, la base antropologica de estos relatos procede de las leyendas y el folclore, recogido y recopilado por autores como Calmet. Se crearan los topicos, a partir de las historias narradas en este tratado y en otros, que configuraran los elementos basicos de la narrativa literaria de fantasmas: el espiritu que vuelve para pedir (misas, el perdon, cumplir una promesa, peregrinar, vengarse o predecir el futuro ...). La naturaleza de estos fantasmas, que en los relatos literarios tambien seran benevolos o malevolos, surge de la fascinacion que sobre los humanos ejerce el concepto de la muerte y la esperanza de la existencia de otra vida. Los patrones narrativos que hemos estudiado convergeran y seran similares en las historias del folclore y en la literatura.

Las visiones de los aparecidos siempre se produciran entre conocidos (amigos, esposa, hijo.). En un primer momento, la aparicion ira acompanada de incredulidad y miedo, miedo que en los cuentos literarios puede llegar a convertirse en terror. El fantasma siempre se aparece en soledad, nunca a grupos de gente. A veces, da muestras de arrepentimiento por sus malas acciones; a veces, tambien aprovecha la noche, la oscuridad (anticipando una de las caracteristicas fundamentales del relato gotico), incluso el descanso del protagonista para aparecersele; lo acompana la niebla (elemento gotico), que sera un recurso basico de estas narraciones literarias. El fantasma siempre tiene una mision que cumplir, y cuando esta se haya cumplido, el espiritu desaparecera, propiciandose asi el descanso eterno; y cuando el fantasma clama venganza, o restitucion de su muerte, y es enterrado debidamente, tambien desaparecera. Hemos pretendido demostrar, en este articulo, la relacion tan directa que existe entre las historias que Calmet recopilo en su tratado y cualquier cuento de fantasmas de la literatura gotica de los que hemos nombrado, ya que tan fantasticos nos parecen unos relatos, como los otros; porque tal y como afirma Roas (2011: 92): <<lo fantastico--a traves de vampiros, fantasmas, dobles y el resto de figuras y motivos del imaginario sobrenatural--tiene que ver con los miedos colectivos [...] con todo aquello que escapa a los limites de la razon>>. Por tanto, tambien podemos afirmar que sera en pleno siglo xviii cuando la literatura fantastica iniciara su andadura, pues entre las historias de Calmet, que hemos analizado, encontraremos sucesos extraordinarios y sobrenaturales, que producen terror, y que posteriormente, cuando aparezca la literatura fantastica, pasaran a ser motivos que provocaran el mismo desasosiego e intranquilidad entre el publico que los relatos de nuestro autor provocaron en su epoca.

DOI: http://dx.doi.org/10.l4201/cuadieci201819273296

5. Bibliografia

Aguirre Castro, Mercedes. <<Caracterizacion y representacion de los fantasmas en la antigua Grecia>>. En Aguirre Castro, Mercedes; Delgado Linacero, Cristina y GonzAlezRivas, Ana (eds.). Fantasmas, aparecidos y muertos sin descanso. Madrid: Abada Ediciones, 2014.

AgustI Aparisi, Carme. <<Calmet y el vampiro: un personaje del mal. Aproximacion desde la antropologia a la literaturizacion del fenomeno vampirico>>. Cuadernos de Ilustracion y Romanticismo. Revista digital del Grupo de estudios del siglo xviii. Universidad de Cadiz, 2016, 22, 179-203.

Bezuel, M. Histoire d'une Aparition. Gallica. Bibliotheque Nationale de France, 1708 [consulta en linea: http://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k6471480t/f6.item.r=Bezuel.zoom; 25/05/2017].

Blazquez Martinez, Jose Maria. <<Cabezas cortadas>>. Historia 16, 1978, num. 26, pp. 33-39. Edicion digital de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes [2000].

Buxton, Richard. <<Fantasmas y religion entre los griegos: contextos y control>>. En Aguirre Castro, Mercedes; Delgado Linacero, Cristina y Gonzalez-Rivas, Ana (eds.). Fantasmas, aparecidos y muertos sin descanso. Madrid: Abada Ediciones, 2014.

Calmet, Dom Augustin. Traite sur les Apparitions des Esprits, et sur les vampires, ou les Revenans de Hongrie, de Moravie, &c, tome I. Paris: Debure l'aine. Gallica. Bibliotheque Nationale de France, 1751 [consulta en linea: http://gallica.bnf.fr/ark:/12148/ bpt6k68179p?rk=21459;2; 15/01/2015].

Calmet, Dom Augustin. Traite sur les Apparitions des Esprits, et sur les vampires, ou les Revenans de Hongrie, de Moravie, &c, tome II. Paris: Debure l'aine. Gallica. Bibliotheque Nationale de France, 1751 [consulta en linea: http://gallica.bnf.fr/ark:/12148/ bpt6k68180w?rk=42918;4; 15/01/2015].

Calmet, Dom Augustin. Tratado sobre los Vampiros. Traduccion de Lorenzo Martin del Burgo. Prologo de Luis Alberto de Cuenca. Union Europea. Madrid: Reino de Cordelia ([1751] 2009).

Collin de Plancy, Jacques Auguste Simon. Histoire des Vampires et des Spectres Malfaisans. Paris: Dupont P. Gallica. Bibliotheque nationale de France, 1820 [consulta en linea: http://tolosana.univ-toulouse.fr/notice/134137337; 7/12/2016].

Collin de Plancy, Jacques Auguste Simon. Dictionnaire infernal. Paris: Henri Plon. Gallica. Bibliotheque Nationale de France, 1863 [consulta en linea: http://gallica.bnf.fr/ ark:/12148/bpt6k5754923d/f687; 18/03/2015].

Chaplin, Sue. Gothic Literature. London: York Press, 2011.

Delgado Linacero, Cristina. <<Seres maleficos, fantasmas y espiritus en Mesopotamia>>. En Aguirre Castro, Mercedes; Delgado Linacero, Cristina y Gonzalez-Rivas, Ana (eds.). Fantasmas, aparecidos y muertos sin descanso. Madrid: Abada Ediciones, 2014.

Ezama Gil, Angeles. <<El fantasma en algunos cuentos espanoles del siglo xx>>. En Pont, Jaume (ed.) Brujas, demonios y fantasmas. Lleida: Edicions de la Universitat de Lleida, 1999.

Gonzalez Salvador, Ana. <<Continuidad del fantasma. (Un ejemplo: Las hortensias de Felisberto Hernandez)>>. En Pont, Jaume (ed.). Brujas, demonios y fantasmas. Lleida: Edicions de la Universitat de Lleida, 1999.

Gonzalez-Rivas Fernandez, Ana. <<Plinio el Joven y la imagen del fantasma en la ilustracion literaria del siglo xix>>. En Aguirre Castro, Mercedes; Delgado Linacero, Cristina y GonzAlez-Rivas, Ana (eds.). Fantasmas, aparecidos y muertos sin descanso. Madrid: Abada Ediciones, 2014.

Hall, Derek. Mitos y romanticismo de los vampiros. Barcelona: Obelisco, 2011.

Lecouteux, Claude. Histoire des Vampires. Autopsie d'un mythe. Paris: Imago, 2009a.

Lecouteux, Claude. Fantomes et Revenants au Moyen Age. Paris: Imago, 2009b.

Le Loyer, Pierre. Discours et histoire des spectres, visions et apparitions des esprits, anges, demons, et ames, se monstrans visibles aux hommes. Paris: Chez Nicolas Byon. Gallica, 1605. Bibliotheque nationale de France [consulta en linea: http://gallica.bnf.fr/ ark:/12148/bpt6k5545032t; 26/04/2017].

Lopez Santos, Miriam. La novela gotica en Espana (1788-1833). Vigo: Academia del Hispanismo, 2010.

Marigny, Jean. Le reveil des vampires. Paris: Gallimard, 1993.

McCorristine, Shane. Spectres of the Self: Thinking about Ghosts and Ghost-Seeing in England, 1750-1920. Cambridge: Cambridge University Press, 2010.

Morillas Ventura, Enriqueta. <<Los fantasmas rioplatenses de fines del siglo xix>>. En Pont, Jaume (ed.). Brujas, demonios y fantasmas. Lleida: Edicions de la Universitat de Lleida, 1999.

Ogden, Daniel. <<Fantasmas romanos>>. En Aguirre Castro, Mercedes; Delgado Linacero, Cristina y GonzAlez-Rivas, Ana (eds.). Fantasmas, aparecidos y muertos sin descanso. Madrid: Abada Ediciones, 2014.

Realite de la Magie, et des Apparitions, ou Contrepoison du Dictionnaire Infernal (1819), Paris: Brajeux. Books.google.es.

Roas, David. <<Voces del otro lado: el fantasma en la narrativa fantastica>>. En Pont, Jaume (ed.). Brujas, demonios y fantasmas. Lleida: Edicions de la Universitat de Lleida, 1999.

Roas, David. De la maravilla al horror. Pontevedra: Mirabel Editorial, 2006.

Roas, David. Tras los limites de lo real. Madrid: Ed. Paginas de Espuma, S.L., 2011.

Santamaria, Simonetta. Vampiros desde Dracula hasta Twilight. Madrid: Paraninfo, 2009.

Thompson, Stith. Motif-index of folk-literature: a classification of narrative elements in folktales, ballads, myths, fables, medieval romances, exempla, fabliaux, jest-books, and local legends. Revised and enlarged. Edition Bloomington, Indiana: University Press, 1955-1958 [consulta en linea: http://www.ruthenia.ru/folklore/thompson/; 20/01/2016a.

Trancon Lagunas, Montserrat. La literatura fantastica en la prensa del Romanticismo. Institucio Alfons El Magnanim. Diputacio de Valencia, 2000.

Thurston, Luke. Literary Ghost from the Victorians to Modernism. New York: Routledge, 2012.

Fuentes literarias consultadas

Braddon, Mary Elizabeth. <<En la abadia de Chrighton>>. En Cuentos de fantasmas de la era victoriana. Murcia: Tres Fronteras Ediciones, 2011.

Collins, Wilkie. <<La senorita Jeromette y el pastor>>. En Cuentos de fantasmas de la era victorian. Murcia: Tres Fronteras Ediciones, 2011.

Dante, Alighieri. Divina Comedia. Edicion de Angel Chiclana. Madrid: Austral poesia, 2010.

Defoe, Daniel. <<La aparicion de Mrs. Veal>>. En Antologia de cuentos de terror. 1. Seleccion de Rafael Llopis. Madrid: Alianza Editorial, 2015.

Gail, Teresa; Garrido, Manuel et al. Historias de fantasmas y misterio de la antiguedad (Antologia). Valencia: Editilde S.L., 2010.

Lang, John. <<El fantasma de Fisher>>. En Cuentos de fantasmas de la era victoriana. Murcia: Tres Fronteras Ediciones, 2011.

Nodier, Charles. Infernaliana, ou anecdotes, petits romans, nouvelles et contes. Paris: Sanson. Gallica, 1822. Bibliotheque Nationale de France [consulta en linea: http://catalogue.bnf.fr/ark:/12148/cb31021161n; 25/05/2017].

Scott, Walter. <<Relato de Willie el Vagabundo>>. En Antologia de cuentos de terror. 1. Seleccion de Rafael Llopis. Madrid: Alianza Editorial, 2015.

Walpole, Horace. El Castillo de Otranto. Prologo, traduccion y notas de Maria Engracia Pujals. Madrid: Alianza editorial. Biblioteca de fantasia y terror, 2008.

Carme AGUSTI APARISI

Universidad Catolica de Valencia San Vicente Martir

carme.agusti@ucv.es

Fecha de envio: 01/07/2017

Fecha de aceptacion definitiva: 13/04/2018

* Este trabajo se ha realizado en el marco del Proyecto del Plan Nacional de I+D+i del Ministerio de Economia y Competitividad FFI2015-64050: Magia, epica e historiografia hispanicas: relaciones literarias y nomologicas, dirigido por el Dr. Alberto Montaner. Del mismo modo, forma parte de las actividades del grupo de investigacion <<Humanidades Digitales>> de la Facultad de Magisterio y Ciencias de la Educacion de la Universidad Catolica de Valencia San Vicente Martir.

(1.) Para ampliar esta informacion, consultar Agusti (2016).

(2.) La Gesta regum anglorum, Discours et histoires des spectres, visions et apparitions des esprits, anges, demons et ames, Campus Elysius Jucund, De masticatione mortuorum in tumulis, Magia posthuma, relation d'un voyage duLevant...

(3.) Le Mercure Galant y Le Glaneur de Hollande.

(4.) Flegonte, Tertuliano, Plutarco, Schertz, Harenberg, Bartholin, Malmesbury, Newbridge, Alciato, Trithemius, Bremensis, Tournefort, Le Loyer, Vinflow, Le Bruyn, Gaspar Reyes, Rehrius, Ranft ...

(5.) Hemos considerado tambien interesante rastrear en Motif-index of folk-literature todos estos topicos. E: THE DEAD. E200-E599. GHOSTS AND OTHER REVENANTS: E251.2. Vampire brought to life. E251.3.3. Vampire sucks blood. E279.2. Ghost disturbs sleeping person. E422.1.9. Living corpse returns every night. E431.7. Beheaded man's head laid at feet toprevent return. E431.7.2. Decapitating in order to prevent return. E431.13. Corpse burned toprevent return. E439.5. Revenant forced away by fire. E541. Revenants eat. E541.4. Revenants drink. En muchos de los relatos que aparecen en el Traite, la linea que separa el termino vampiro del termino espectro o fantasma es muchas veces confusa. Indistintamente, los terminos sirven para designar al chupador de sangre; si que es cierto que, mayoritariamente, el abad se refiere a los vampiros como revenans. Lo mismo pasa con la clasificacion de Thompson, indistintamente se utilizan dos terminos para hablar de estas criaturas: vampire y ghost.

(6.) Pensamos al igual que Roas (2006) que durante el siglo xviii las diversas formas de lo sobrenatural tenian una gran importancia en los relatos literarios representados por: la comedia de magia, el cuento maravilloso y la literatura de cordel. Anadiriamos, desde nuestro estudio, los relatos de Calmet, que como ya analizaremos estan plenamente relacionados con textos literarios de fantasmas.

(7.) Es curioso constatar que, en pleno siglo xix, se seguian interesando por las mismas cuestiones. El auge de la parapsicologia, espiritus, mediums y sociedades espiritistas de la Inglaterra victoriana contribuyo a la proliferacion de instituciones que pretendian investigar, desde la ciencia, fenomenos que en la epoca en la que escribe Calmet tenian una explicacion sobrenatural. En 1885 Eleanor M. Sidgwick, conocida como una observadora extremadamente buena y una persona cuya formacion matematica le otorgaba escepticismo y logica, llevo a cabo una investigacion psiquica sobre la cuestion del fantasma, <<Sidwick surveyed four theories of phantasms of the dead: 1. the popular view of the actual existence in space of the apparitions; 2. that the apparition has no actual existence in space but is a telepathic hallucination; 3. that the first appearance of the apparition is a subjective hallucinations and it is spread like a telepathic infection to other percipients; 4. that there are subtle psychical influences in "haunted houses" which produce a hallucination in the percipient>> (McCorristine, 2010: 175-176).

(8.) Segun Aguirre (2014: 55), las tres apariencias mas comunes de los fantasmas en la antiguedad eran: negro, blanco o como humo. Tambien Gonzalez-Rivas (2014: 273) apoya esta tesis: negro, blanco o etereo.

(9.) Le Loyer (1605) trata, en su extensa obra compuesta de ocho libros, muchas de las reflexiones que despues recogera Calmet: definition de Spectres, des Sorciers, de le Diable, de apparut, histoires de Spectres, des superstitieux, des Esprits malins ... Es interesante su Premier libre, Chapitre Premier: De la difference des Spectres, Visions & Fantomes; des Anges, Demons & Ames; sobre todo para entender la influencia que ejercera sobre los escritos del abad y porque escribira un siglo antes que el.

(10.) Consultando la obra de Collin de Plancy, podemos apreciar en la pagina 3 que toma literalmente la definicion de Calmet y asi lo remarca.

(11.) Los ritos funerarios se basaban en <<Les rites de passage>>, que eran tres: el rito de separacion (lavar el cuerpo y llevarlo al cementerio), el rito del margen (velar el cuerpo del difunto) y el rito de agregacion (la comida funeraria en honor al cadaver). Si uno de estos tres ritos se incumplia, hablariamos de la <<mala muerte>>, y los muertos serian un peligro para todos, ya que tendrian la posibilidad del retorno. Por tanto, no pueden pasar al mas alla quedandose bloqueados. Hablariamos, pues, de <<morts purs et morts impurs>>. Los puros (cistyj) que pasaban directamente al mundo de sus ancestros; y los impuros (necistyj) que transgredian, constantemente, la frontera entre este mundo y el mas alla (Lecouteux, 2009a: 33-38).

(12.) Delgado (2014: 29) habla de espiritus dificiles de neutralizar: fallecidos por causas violentas, cremaciones incorrectas, ahogamiento o muertos devorados por animales. Buxton (2014: 47-49) habla de: no enterrados (Ataphoi), muertos por violencia (Biaiothanatoi) y muertos insatisfechos (Aoroi). Ogden (2014: 102) introduce tambien los bebes muertos y los ninos, los condenados a muerte injustamente, los suicidas y los muertos por amor.

(13.) El Purgatorio opurgatorius, que purifica, es el estado transitorio de purificacion y expiacion de los pecados, desde la perspectiva de la religion. Segun la teologia catolica, las almas que mueren en pecado los purgan en este estado transitorio antes de poder acceder al Paraiso, hasta alcanzar el perdon y la redencion. Fue Dante Alighieri (1265-1321), en su obra Divina Commedia, quien hizo una descripcion, por primera vez, del Purgatorio, que dividio en siete giros, en los cuales se expiaban los siete pecados capitales. Es muy curioso que algunos de los cantos de la obra coincidan tematicamente con las causas de espectros y aparecidos que se producian por motivo de la <<mala muerte>>: Canto III Antepurgatorio: las almas de los excomulgados (p. 251). Canto V Antepurgatorio: Los negligentes muertos violentamente (p. 259). Canto VI Antepurgatorio: Los negligentes muertos violentamente (p. 263). Canto XXV Infusion del alma en el cuerpo, cuerpos aereos despues de la muerte (p. 350).

(14.) Las historias analizadas en este trabajo pertenecen todas al tomo II del Tratado de Calmet.

(15.) Calmet es un recopilador de historias, su Traite es un conjunto de relatos que le han contado, ha oido, ha leido en prensa de la epoca, le han relatado a traves de cartas que ha recibido ...; y su funcion como buen benedictino es presentar estas historias para refutar estas creencias en revenants y esprits. Su unica tesis consiste en aseverar que solamente Dios tiene poder para resucitar a los muertos. Hemos profundizado en otros articulos, las caracteristicas de sus relatos de revenants (Agusti, 2016), y asi constatar que el autor siempre recurre a otros autores sobre los que basar sus relatos. En este caso que nos ocupa, Calmet menciona a Melchior L. y su obra De Statu Mortuorum. Es curioso constatar que este mismo relato es recogido, posteriormente, en otro tratado publicado en Paris, el ano 1819: Realite de la Magie, et des Apparitions, ou Contrepoison du Dictionnaire Infernal, que en el apartado

(16.) Para el relato original, consultar bibliografia Infernaliana (pp. 76-79).

(17.) Le Loyer, en su libro Discours et Histoires des Spectres, Visions et Apparitions des Spectres, Anges, Demos (1605), y concretamente en el Livre Premier, Chapitre Premier, habla de los espectros como: <<visions d'Esprits, qu'on appelle Spectres>> (p. 1); y define espectro como: <<Spectre est une imagination d'une substance sans corps, qui se presente sensiblement aux hommes contra l'ordre de nature>> (p. 2).

(18.) En los ejemplos de este segundo capitulo analizado, encontramos la presencia de dos motivos diferentes: por un lado, el tema de la cabeza parlante; por otro, el de la cabeza cortada. El motivo de la cabeza parlante esta relacionado con el de los automatas, seres que hablan y que aconsejan o predicen el futuro. Pueden ser seres sobrenaturales que se manifiestan a traves de sus iconos o representaciones materiales. El tema del automata parte del motivo siniestro freudiano de la mutilacion de las partes separadas del cuerpo. Como tema literario aparece en nuestra literatura en el Quijote, concretamente en la segunda parte del libro, en el capitulo LXII Que trata de la aventura de la cabeza encantada, con otras ninerias que no pueden dejar de contarse, donde don Quijote cree a la cabeza parlante, prodigio segun el de la brujeria, pero que en realidad es un truco de feria. Es curioso tambien constatar, tal y como afirma Roas (2006: 51-52) que <<lo maravilloso encontro vias de expresion en los diversos espectaculos populares que recorrieron las ciudades espanolas durante el siglo xviii. [...] Los automatas fueron tambien una fuente de placer maravilloso por ese juego con los limites entre lo mecanico y lo humano. [...] Motivo recurrente de la posterior narrativa fantastica romantica>>.

Respecto al segundo motivo, el de la cabeza cortada, podemos afirmar que sus fuentes artisticas y literarias provienen de la antiguedad, autores como Augusto, Diodoro de Sicilia o Estrabon hablaran en sus escritos de la costumbre de cortar las cabezas de los enemigos despues de las batallas. BlAzquez (1978), en su estudio Cabezas cortadas, llega a la conclusion de la gran proliferacion de cabezas cortadas en el arte celta de la peninsula iberica. Elementos que pasaran, posteriormente, al arte decorativo de la epoca medieval, convirtiendose mas tarde en topico literario y motivo de la literatura decimononica.

(19.) Caesar Baronius (1538-1607).

(20.) Michele Mercati (1541-1593), cientifico, medico y filosofo.

(21.) Marsilio Ficino (1433-1499), humanista italiano, medico y filosofo.

(22.) Consideramos interesante para la investigacion reproducir el texto de Le Loyer que copia Calmet: <<La fille de du Molin meurtrie & homicidee s'estoit mostree de nuit au baillif de Colommiers son maty, veillant & non dormant, & lui auroit revele ses meurtriers & de ses petits enfans>> (Le Loyer. Livre Sixiesme. Chapitre Premier, XV, p. 677. Qu'es Cours de Parlement la questions auroit este meue quelquesfois si les Esprits retournoient).

(23.) Otras historias de fantasmas de la era victoriana y donde los motivos del regreso varian segun el relato son: Rodrigue, ou la Tour enchantee (Rodrigo o la torre encantada) (1800) de Francoise de Sade; The Botathen Ghost (El fantasma de Botathen) (1867) de Robert Stephen Hawker; Madam Crowl's Ghost (El fantasma de Madam Crowl) (1871) de Joseph Sheridan Le Fanu; The Open Door (La puerta abierta) (1882) de Margaret Oliphant; The Canterville Ghost (El fantasma de Canterville) (1887) de Oscar Wilde; John Charrington's Wedding (La boda de John Charrington) (1891) de Edith Nesbit. Para mas informacion sobre el motivo del fantasma (Ghost Story), consultar: Hurwood (1974), Briggs (1977), Cox y Gilbert (1989).

(24.) Si es interesante esta obra, ademas de por ser de las primeras del genero, es porque tiene relacion con algunas de las historias de Calmet ya que, <<evocations of the supernatural are vivid and extravagant, much more so, in fact, than in certain later fictions which tended to minimise or explain away supernatural interventions>> (Chaplin, 2011: 46).

(25.) El motivo del fantasma sera uno de los principales topicos de los cuentos de este tipo de literatura porque, tal y como afirma Thurston (2012: 7), <<The ghost is thus properly unspeakable, anamorphic ally skewed away from the familiar fictional discursive mesh of narrative reality: and it is this non-discursivity that will emerge as the primary source [...] of the incessant power and undying fascination of the ghost story>>.

(26.) Respecto a la literatura nacional, la espanola, podemos senalar que los relatos sobre apariciones de muertos que vuelven para vengarse o para poder conseguir el descanso eterno son un recurso presente en la literatura decimononica. Los cuentos sobre fantasmas apareceran sobre todo publicados en la prensa del xix (La Cronica, El Entreacto, La Esperanza, La Ilustracion ...), ya que el publico de esta epoca gustaba de relatos de terror sobrenatural y de sucesos extranos y sobrenaturales, asentandose asi el germen de la literatura fantastica. Relatos basados en apariciones humanas como: El Vivac (s. n. 1845), Las Willis (s. n. 1845), La dama blanca de Baden (s. n. 1853) o La fuente del Montal (Augusta Ferran, 1866) (TrancOn, 2000).

Pero tampoco hemos de olvidar que la novela gotica empezo a cultivarse tarde en nuestro territorio. Lopez Santos (2010) habla de novela gotica racional terrorifica que busca el miedo escondido tras los pliegues de la veracidad historica y la novela gotica irracionalista, que abandona el componente sobrenatural y se recrea en el placer del horror, para dar rienda suelta a la monstruosidad y que juega con la angustia y el sufrimiento a traves de una leccion moral bastante debilitada. A la novela gotica de impulso racional pertenecen dos relatos de fantasmas, La torre gotica o El Espectro de Limberg (1831), atribuida a Pascual Perez Rodriguez. Texto en el que aparece un fantasma que sera responsable de los sucesos extranos que aconteceran en el castillo, <<apariciones de fantasmas que se asociaran a la justicia divina>> (Lopez Santos, 2010: 217), y que, hasta que no se haga justicia por una muerte, no habra perdon y descanso eterno. Y un segundo relato, La urna sangrienta (1834), del mismo autor, donde <<el fantasma [...] se manifiesta en toda su complejidad y valiendose de todo el artificio de terror>> (Lopez Santos, 2010: 218), fantasmas de buenas intenciones que advierten de lo que puede ocurrir para disuadir de los actos malvados.
COPYRIGHT 2018 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Augustin Calmet, historiador
Author:Agusti Aparisi, Carme
Publication:Cuadernos dieciochistas
Article Type:Ensayo critico
Date:Jan 1, 2018
Words:12729
Previous Article:POR LOS CAMINOS DE EUROPA EN EL SIGLO XVIII: EL VI CONDE DE FERNAN NUNEZ Y SU GUIA DE VIAJE PARA EL CARDENAL RANNUZZI.
Next Article:LAS OTRAS RAQUEL: EL DIALOGO TRAGICO DE JOSE MARCH Y BORRAS.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters