Printer Friendly

LICENCIAS POR MATERNIDAD Y PATERNIDAD PARA ESTUDIANTES DE UNIVERSIDADES ARGENTINAS DESDE UNA PERSPECTIVA DE GENERO.

INTRODUCCION

Las licencias parentales destinadas a estudiantes de las universidades argentinas son una problematica reciente. En cambio, existen avances sustantivos en otros aspectos del problema: las licencias y el sistema de prestaciones que cuentan las trabajadoras formales asalariadas y su vinculo con el mercado laboral, la relacion entre las licencias y los derechos de los ninos/as, el derecho laboral de las madres trabajadoras, asi como el avance en materia legislativa y los proyectos de ley con estado parlamentario.

Asimismo, si bien no se trata de un tema frecuente en la investigacion academica, ha empezado a adquirir un rol mas visible en la ultima decada a partir de la reciente creacion de un marco normativo que implementa un sistema de licencias para los y las estudiantes universitarios/as. Como parte de esta tendencia, dedique los ultimos anos al proyecto "Una aproximacion socio juridica a las respuestas de las universidades nacionales a las necesidades de cuidado en la primera infancia. Un estudio de caso centrado en el sistema de licencias y de servicios de cuidado para los/as estudiantes universitarios", dirigido por Carla Zibecchi y financiado por una Beca Estimulo UBACyT 2015-2016 (1).

Este articulo pretende difundir algunos avances de ese proyecto y, en especial, plantear con mayor profundidad las implicancias de genero que conlleva la implementacion de sistemas de licencias maternales y parentales para los y las estudiantes universitarios. A tal efecto, se focaliza en la normativa establecida por las entidades publicas nacionales desde el ano 2011 hasta el presente, ya que se formulan en ese periodo un conjunto de reglamentaciones orientadas a la atencion de esta problematica. Hasta entonces, las situaciones de embarazo estudiantil y la consecuente necesidad de cuidado de los ninos, las ninas y los nucleos familiares, estaban exentos de proteccion reglamentaria y eran asumidos, en gran medida, por las mujeres. Asi, las posibilidades de desarrollo de las mujeres en etapa universitaria quedaban restringidas e, incluso, anuladas por la necesidad de cuidado del otro/a. Los cambios reglamentarios producidos en algunas universidades argentinas que habilitan licencias maternales y parentales parecen subsanar, en parte, estas restricciones y abren un espacio de expectativa en pos de la igualdad social y, en especial, de genero.

En concordancia con estos planteos, se aborda, primer lugar, el cuidado y la maternidad desde una vision socio juridica, mostrando como las licencias por maternidad y paternidad conforman una manera de regular el cuidado que viene a resguardar y a proteger la maternidad.

En segundo lugar, se analizan los sistemas de licencias existentes para estudiantes universitarios, a partir de la creacion de un reciente marco normativo por parte de algunas universidades nacionales (Tucuman 2007; Cordoba 2011; La Pampa 2011; Salta 2012; Cuyo 2013; La Rioja 2015 y Entre Rios 2015) y se abordan los cambios que se introdujeron en cada caso, con su respectivo fundamento juridico-normativo.

Por ultimo, se describe el regimen implementado por la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), ya que es uno de los primeros y mas completos sistemas de los que se registran en la Argentina. Se discuten los beneficios que conlleva, como asi tambien sus implicancias practicas para el desempeno academico del estudiantado. La recopilacion de los datos se realizo mediante la consulta y el analisis de los documentos disponibles en forma remota en cada universidad y, en el caso especifico de la UNLPam, se complemento con entrevistas personales al miembro de la agrupacion estudiantil que presento el proyecto a consideracion del Consejo Superior de la universidad y, tambien, a los responsables de su aplicacion.

Maternidad y derecho al cuidado: una aproximacion socio-juridica

El concepto de cuidados encierra variadas dimensiones y es atravesado por distintos conflictos ideologicos que dificultan el consenso en cuanto a su definicion como objeto de estudio. A partir de la decada del ochenta del siglo pasado, surge como categoria analitica, adquiere cada vez mayor importancia en el pensamiento feminista e influye los estudios en la esfera de la academia, donde la abundancia de escritos existentes a la fecha demuestra de la centralidad de la tematica (Borderias, Carrasco y Torns, 2011).

Con independencia de las diferencias disciplinares que existen en relacion al tema, resulta importante destacar, segun senala Esquivel (2015), que las contribuciones academicas han permitido desnaturalizar el cuidado como lo propio de las mujeres y desplazarlo del ambito privado para hacerlo publico y politizable. Se trata de un concepto que entrelaza lo economico--la forma en que las economias se benefician del trabajo de cuidados que no es ni reconocido ni remunerado--, lo social--las relaciones de clase y genero--y lo politico--los diferentes actores que demandan, sostienen o implementan politicas publicas que, ya sea directa o indirectamente, moldean la prestacion y recepcion de cuidados.

Actualmente, no existe un reconocimiento amplio de la importancia del cuidado para la vida. Pautassi (2007), en ese contexto, propone reconocer al cuidado como un derecho humano universal. Segun la autora, para la consagracion del derecho al cuidado como derecho universal resulta necesario no solo la promocion de una oferta de cuidado, sino tambien la universalizacion de la responsabilidad, la tarea y la asignacion de los recursos materiales para realizarlo (Pautassi, 2007-2013), de modo tal de asegurar su reconocimiento como un derecho universal e inalienable a cuidar, ser cuidado y a cuidarse. Asi se daria un primer paso para lograr distribuir las responsabilidades de cuidado entre todos los miembros de la sociedad y no depositarlas, como ocurre en general, solo en las mujeres (Gherardi y Zibecchi, 2011).

Ahora bien, a pesar de que en los estudios de genero y la literatura feminista se hacen numerosas referencias y explicitaciones conceptuales en torno al derecho al cuidado (de ninos, ninas, adolescentes, enfermos, adultos mayores) y a cuidar (se), este no ha sido aun incluido en los Tratados y Pactos internacionales de Derechos Humanos. No obstante, suele afirmarse que este derecho esta incorporado en funcion de lo normado en cada uno de los derechos sociales incluidos, que van desde el derecho a una alimentacion de calidad y en cantidad suficiente hasta el desarrollo de sistemas de seguridad social amplios que incluyan a toda la poblacion y no solamente a quienes esten asalariados, pasando por el derecho a la salud, a la educacion, a la vivienda y al trabajo (Pautassi, 2007).

En esa linea, poner el acento en las cuestiones ligadas al cuidado de las personas se justifica desde la perspectiva de la busqueda de una mayor igualdad social, en virtud de que la organizacion de las actividades de cuidado es un aspecto central de los patrones de desigualdad social, principalmente en terminos de genero. Esto se debe a que, si bien todos y todas debemos ser cuidados/as, las tareas de cuidado estan mayoritariamente a cargo de mujeres (Esquivel et al., 2012).

En consecuencia, la forma en que una sociedad encara la provision de cuidados tiene implicancias significativas para el logro de la igualdad de genero, al ampliar las capacidades y opciones de hombres y mujeres o al confinar a las mujeres a los roles tradicionales asociados con la feminidad y la maternidad (Esquivel et al., 2012).

Asimismo, como consecuencia del debate internacional y de la proliferacion de un sistema juridico-administrativo que busca hacer efectiva la igualdad de derechos en todos los escenarios de interaccion social, los distintos paises disponen de leyes y normativas particulares para esta materia. En especial, han incorporado disposiciones tendientes a la igualdad de genero para los casos de la proteccion de la maternidad y los mecanismos para el cuidado de los ninos/as (Pautassi, 2005).

Licencias por maternidad y paternidad: la regulacion del cuidado

Una de las formas de regular el cuidado ha sido a traves del establecimiento de sistemas de licencias que permiten--o tienden a permitir--la conciliacion de la vida laboral con la vida domestica. En terminos generales, las disposiciones que regulan el ambito del trabajo remunerado en la Argentina incluyen licencias de diferente extension con goce de haberes relativos a maternidad y paternidad, y tambien en casos de adopcion, atencion de hijos/as menores o con discapacidad y atencion del grupo familiar. Adicionalmente, existen beneficios tales como la reduccion de jornada laboral para madres de lactantes, y determinadas adecuaciones o cambios en el puesto de trabajo por motivo de gravidez. Solo unos pocos regimenes laborales incluyen licencias por adaptacion escolar o visitas con fines de adopcion (Laya y Rossi, s/a).

En el area latinoamericana, las licencias maternales promueven una conciliacion de dos esferas--la laboral y la familiar--en un periodo mas largo de tiempo. En contraste, las parentales son un instrumento poco conocido y escaso en la region, pero, no obstante, su implementacion ha ido avanzando recientemente (Rossel, 2013).

Mas alla de las mejoras que podrian exigirse en estos sistemas de licencias, lo que aqui importa es que han significado un inconmensurable avance de indole legislativo en terminos de reconocimiento de derechos, que reduce las desigualdades, contribuye ampliamente a la conciliacion de la vida laboral con la familiar, y situa a las mujeres en una mejor posicion en el mercado laboral (2).

Actualmente, no existen dudas en cuanto a su importancia, e incluso, estan ampliamente extendidas en distintos paises del mundo, solo con variaciones respecto al periodo de duracion del beneficio (Rossel, 2013).

De igual manera, la complejidad del tema esta anclada en la multiplicidad de actores, instituciones y sectores que participan en el proceso de cuidado (Esquivel et al., 2012). Los debates sobre cuidados, asi, son permeados por acciones de incidencia de diversas organizaciones de derechos humanos, la presentacion de proyectos legislativos, el debate academico y, en menor medida, a traves del accionar del Poder Judicial (Arcidiacono et. al, 2015). A modo de ejemplo, un informe del Equipo Latinoamericano de Justicia y Genero (en adelante, ELA) demuestra que, en el periodo 2008-2013, ha sido sumamente profusa la presentacion de proyectos de ley que proponen nuevas regulaciones en torno al tiempo destinado al cuidado, particularmente cambios en el regimen de licencias previsto en la Ley de Contrato de Trabajo (Ley No 20.744, en adelante, LCT). Luego, en el ambito de la negociacion colectiva, que tambien constituye un importante instrumento para la promocion de la igualdad de oportunidades en el mundo del trabajo, el informe afirma que si bien en el ultimo tiempo las mujeres han logrado avanzar en la participacion sindical desde algunos espacios--como las secretarias de genero e igualdad de oportunidades o centros de estudio desde donde impulsan debates sobre los derechos de igualdad--la representacion femenina sigue siendo escasa en los sindicatos, especialmente en lo que refiere a las posiciones de liderazgo y toma de decision (Pautassi y Rodriguez Enriquez, 2014).

Frente a esa pluralidad de actores, instituciones y sectores involucrados en la regulacion del cuidado, el presente trabajo centra la atencion en uno solo de ellos, las universidades publicas nacionales y, en una dimension que, en particular, no ha sido analizada con suficiente atencion. Se refiere con ello a las necesidades de cuidado en los casos de estudiantes que se encuentran por fuera de una relacion laboral. Las universidades, en ese marco, constituyen un sector que, al delinear politicas publicas ligadas a la educacion, cuenta con posibilidades de definir modelos mas inclusivos. El estudio se situa desde el ano 2011 hasta el presente; el recorte temporal esta ligado a cuestiones de indole normativas, en virtud de que los primeros antecedentes, hasta donde se ha podido corroborar, datan de aquel ano.

A continuacion, se describen los avances que conlleva la implementacion de sistemas de licencias dentro de la esfera estudiantil, identificando sus beneficios como tambien sus implicancias en el desarrollo o desempeno academico de quienes se inscriben en las carreras de grado.

Licencias maternales y paternales para universitarios/as: reconociendo derechos

En el ambito universitario nacional, resulta importante, en primer lugar, mostrar que se trata de un espacio interesante para su indagacion en tanto cuenta con particularidades a destacar. Segun un Informe de ELA (Gebruers, 2012) en la Argentina, el espacio universitario posee la particularidad de tener un mayor numero de estudiantes mujeres. Asimismo, los datos del Anuario de Estadisticas Universitarias del ano 2011 indican que de un total de 1.808.415 estudiantes de universidades e institutos universitarios nacionales y privados de todo el pais, el 57,1% son mujeres. Tambien constituyen el 56,6% de los nuevos inscriptos, y el 61,2% de los egresados (3). En la misma linea, en el ultimo Anuario realizado, esto es, en el ano 2013, las cifras se repiten. De un total de 1.830.743 estudiantes, el 57,3 % son mujeres. En cuanto a los nuevos inscriptos, las mujeres representan el 57,2% y el 61,9 % de los egresados (4).

Se habla, incluso, de una tendencia general a la feminizacion de la matricula. Por un lado, las mujeres mantienen una presencia mayoritaria en las disciplinas historicamente asociadas a su condicion (humanidades, servicios sociales), han avanzado en carreras que antes eran prioritariamente masculinas como el derecho y la medicina y siguen estando sub-representadas en carreras con un componente claramente tecnico como son las ingenierias en todas sus variantes o la informatica (Pinkasz y Tiramonti, 2006).

Por otra parte, es necesario tener en cuenta otras particularidades propias del espacio universitario argentino. Se trata de un ambito de formacion de mujeres y varones que se hallan en una situacion de privilegio relativo, con mayores oportunidades para poder desarrollar todo su potencial en formacion, pero que al estar en etapas precisamente de formacion, muchos de ellos se encuentran por fuera de una relacion laboral formal asalariada y con poca o nula experiencia de trabajo.

Ahora bien, a pesar de que el ambito universitario es, por las razones expuestas, un espacio relevante para la indagacion desde la perspectiva feminista, la licencia estudiantil por maternidad y paternidad para estudiantes no es una cuestion muy frecuente en la investigacion academica. Una explicacion posible consiste en que los estudios e investigaciones desarrollados habitualmente toman como referencia la relacion de la mujer con el mercado laboral. Sin embargo, como los estudiantes se encuentran en un periodo de formacion que, en muchos casos, los situa por fuera de este mercado, podria decirse que siempre ha existido un vacio en relacion a los mismos (5). Hasta el ano 2011 aproximadamente, los universitarios solo gozaban formalmente de licencias cuando eran empleados/as por la LCT.

Adicionalmente, en algunas ocasiones existen jovenes madres y padres que participan en la vida universitaria sin contar con un amplio apoyo de las instituciones donde llevan a cabo sus estudios. La disponibilidad de tiempo, dinero y recursos de las familias para el cuidado de ninos y ninas pequenos incide directamente en la formacion y en el desempeno laboral o profesional de los estudiantes/as.

Sin embargo, desde el ano 2011, el tema ha empezado a ocupar un lugar mas visible en la agenda universitaria en virtud de la creacion reciente de un marco normativo para las licencias estudiantiles en algunas universidades nacionales. En ese contexto, casas de estudios de diferentes regiones del pais han incorporado sistemas de licencias para los y las estudiantes. Asi, se encuentra el Reglamento de justificacion de inasistencias y de licencias especiales para estudiantes sancionado por la Universidad Nacional de La Pampa segun Resolucion 248/2011 y su posterior modificacion (2016); el sistema de licencias de la Facultad de Psicologia de la Universidad Nacional de Tucuman segun Resolucion No 206-8-2007; el regimen de licencias de la Universidad Nacional de Cordoba segun Ordenanza No 2 del ano 2011; el reglamento de licencias estudiantiles de la Universidad Nacional de Salta segun Resolucion del Consejo Superior 502/2012; el sistema de licencias estudiantiles de la Universidad Nacional de Cuyo segun Ordenanza No 39 del ano 2013; el regimen de licencias estudiantiles de la Universidad Autonoma de Entre Rios segun Ordenanza No 62 del 2015; el regimen de licencias y justificaciones estudiantiles de la Universidad Nacional de La Rioja segun Ordenanza No 47 del ano 2015, entre otros (6).

Dentro de las licencias previstas, algunas destacan por estar directamente ligadas a las necesidades de cuidado y vienen a cubrir el vacio que se menciono para los estudiantes que estan por fuera del mercado laboral. En primer lugar, una licencia implementada por todos los sistemas enumerados y que resulta de especial interes en el presente: la licencia por maternidad. La misma ofrece la posibilidad a las madres de ausentarse de sus obligaciones academicas por un periodo de tiempo que varia segun el reglamento, antes y despues del nacimiento del nino/a (7). En segundo lugar, otras entidades educativas avanzaron aun mas alla e incluyen la licencia por paternidad (La Pampa, Cordoba, Cuyo, La Rioja), que habilita a los padres a ausentarse por un periodo considerablemente menor que el de la madre ante el nacimiento del hijo/a (8). Tambien, se han incorporado licencias por adopcion (La Pampa, Cuyo, Tucuman, Entre Rios, La Rioja) que se aplican tanto a las madres como padres que hayan obtenido la guarda con fines de adopcion, y licencias para la atencion del grupo familiar, que refieren a cualquier persona que tenga un miembro de su grupo familiar enfermo, accidentado o que requiera una determinada atencion (La Pampa, Cordoba, Cuyo, Tucuman, Entre Rios, La Rioja) (9).

El objeto principal de todas estas licencias radica, entonces, en la suspension de los plazos de actuacion de quienes soliciten el beneficio, manteniendose en consecuencia, en estos casos, las condiciones academicas e institucionales obtenidas en el momento del otorgamiento de la licencia y por el periodo previsto.

Estos sistemas, a pesar de las variaciones en cuanto a sus alcances y dimensiones, promueven una perspectiva de genero delineando una concesion de licencias que permite avances en terminos de igualdad y equidad. Se trata, fundamentalmente, del reconocimiento de un derecho mas para los universitarios, ya otorgado previamente al personal docente y no docente de las casas de estudios. Importa, asimismo, la afirmacion del cuidado como derecho, al permitir que el/la estudiante pueda ausentarse de sus actividades por un periodo de tiempo determinado en el cual debe cumplir con ciertas exigencias ligadas a cuestiones de cuidado sin perjudicar su desempeno academico.

Pautassi (2007) explica que, si bien no toda desigualdad implica discriminacion, en virtud de que la garantia de igualdad no requiere el trato igualitario a quienes se encuentran en diferentes circunstancias, de alli resulta que las desigualdades en el mundo de las relaciones de cuidado suelen verse, en muchos casos, como una discriminacion encubierta o bien simplemente no verse y asumirse como parte del nuevo escenario (Pautassi, 2007). De una u otra manera, tradicionalmente ha existido una discriminacion--sea encubierta o no percibida--en las universidades nacionales que ha perjudicado a determinados/as estudiantes que debian asumir obligaciones de cuidados en cuanto a su desempeno y/o continuidad academica. Es por ello que, en el marco de este derecho al cuidado de los y las estudiantes, estos sistemas vienen a romper con esa discriminacion, avanzando hacia un modelo educativo mas inclusivo.

Asimismo, las caracteristicas distintivas del sistema universitario mencionado nos conducen a puntualizar la relevancia social de las medidas adoptadas por las universidades nacionales, vertebradas como respuestas para que su poblacion estudiantil pueda satisfacer sus derechos y necesidades vinculadas al cuidado, en razon de estar enfrentando etapas de crianza y cuidado de sus hijos/as mientras cursan sus carreras en la universidad. Asi, los sistemas de licencias implementados por los centros educativos aducidos conforman un destacable esfuerzo por superar las desigualdades existentes en la actualidad entre el alumnado universitario. Configuran una respuesta al reclamo por la igualdad formal, que elimina las barreras legales existentes hacia el desarrollo pleno de las capacidades de las mujeres (Pautassi, 2005).

Lamentablemente, no es posible saber con exactitud cuantos estudiantes se encuentran en situacion de maternidad/paternidad durante sus carreras universitarias ya que no existen estadisticas al respecto. Incluso, muchos/as estudiantes abandonan los estudios ante las dificultades de continuar con la carrera durante el embarazo/maternidad y esa situacion no queda registrada o bien se registra como desercion universitaria. No obstante, tanto los centros estudiantiles como tambien los centros de cuidado para la primera infancia (jardines, guarderias), reconocen la considerable demanda por parte de los y las estudiantes (10). Es posible que, de avanzar todas las instituciones hacia la implementacion del sistema de licencias, pueda efectuarse una sistematizacion de datos que permita dar cuenta de la problematica en terminos reales.

El fundamento juridico-normativo: bases para la implementacion del sistema

La necesidad de implementar sistemas de licencias para los y las estudiantes universitarios encuentra su raiz en el reconocimiento del derecho a la educacion como derecho fundamental incluido en los instrumentos de derecho internacional incorporados a la Carta Magna de la Argentina. Asi, el articulo 13 inc. 2 del Pacto Internacional de Derechos Economicos, Sociales y Culturales establece que "los Estados Partes [...] reconocen el derecho de toda persona a la educacion"; por su parte, el articulo 26 de la Declaracion Universal de Derechos Humanos dispone que "la educacion tendra por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales".

Incluso, ya la Ley Nacional de Educacion Superior, segun Decreto No 24521/95, enfatiza en su articulado la necesidad de garantizar el derecho a la educacion en base a la igualdad de oportunidades. De esa forma, establece en su articulo 4 inc. e, que son objetivos de la educacion superior "profundizar los procesos de democratizacion en la educacion superior, contribuir a la distribucion equitativa del conocimiento, y asegurar la igualdad de oportunidades". La misma norma, en su articulo 13, inc. c, instituye que los estudiantes de las instituciones estatales de educacion superior tienen derecho a "obtener becas, creditos y otras formas de apoyo economico y social que garanticen la igualdad de oportunidades y posibilidades, particularmente para el acceso y permanencia en los estudios de grado [...]".

La normativa descripta no solo permite, sino que induce a las entidades e instituciones educativas a la incorporacion de medidas que tiendan a la promocion de la educacion universitaria en condiciones de igualdad, encontrandose alli incluida la implementacion del sistema de licencias referido. Se puede afirmar, entonces, que las licencias objeto del presente articulo se verian fundamentadas en tres derechos universales y esenciales: educacion, igualdad y cuidado, recordando que, como se menciono, desde una perspectiva de genero se pretende avanzar hacia el reconocimiento del cuidado como derecho universal (11).

A modo de ejemplo, en el plano internacional una serie de estatutos universitarios muestran, en el mismo sentido, el progresivo reconocimiento de los derechos de los y las estudiantes. Asi, principalmente en Inglaterra, universidades como Oxford, Cambridge, Leeds, Notthingham, Birmingham, King's College, Glasgow, London School of Economic and Political Science, entre otras, cuentan con previsiones normativas que regulan de manera detallada y precisa los casos de estudiantes madres o padres que cursan en aquellas unidades educativas, otorgandoles tanto licencias como otros derechos vinculados al cuidado (12).

Despues de mostrar los fundamentos juridico-normativos para la existencia de los sistemas en cuestion, junto a los beneficios en terminos de igualdad y reconocimiento de derechos, se ahondara, a continuacion, en el sistema especifico de licencias implementado por la Universidad Nacional de La Pampa.

Una normativa especifica: el sistema de licencias de la Universidad Nacional de La Pampa

La Universidad Nacional de La Pampa, mediante la Resolucion 248 del Consejo Superior del ano 2011, instituyo un reglamento general de licencias estudiantiles inclusivo de todos los y las estudiantes de la universidad que merece una especial atencion. En el cuerpo de la misma, pueden identificarse tres pilares que fundamentan la implementacion del sistema de licencias: i) la proteccion de la educacion y la salud como derechos consagrados constitucionalmente; ii) su definicion como una herramienta economicamente viable, y iii) su presentacion como respuesta al reclamo estudiantil.

En primer lugar, la normativa afirma que "el regimen de licencias propuesto configura un genero de ayuda destinado a estudiantes que no pueden desarrollar normalmente sus actividades curriculares por atravesar una situacion personal de fuerza mayor". En ese sentido, el instrumento reconoce que tanto la Educacion Publica como la Salud son derechos consagrados constitucionalmente; conforman "pilares fundamentales para el progreso en una sociedad democratica, asi como tambien, elementos trascendentes para la movilidad social de todos los ciudadanos y objeto de politica gubernamental". Ante ello, como consecuencia, se reconoce el deber de la institucion de arbitrar los mecanismos aptos para lograr una mayor democratizacion de las oportunidades y posibilidades para los y las estudiantes, de manera que accedan, avancen y concluyan exitosamente sus estudios.

En la misma linea, afirma que uno de los deberes de toda universidad es el de garantizar los principios y garantias insertos en nuestra Carta Magna y en los Tratados Internacionales, muchos de los cuales poseen la misma jerarquia que aquella (segun el articulo 75, inc. 22 de la Constitucion Nacional), entre ellos, la igualdad de oportunidades y posibilidades, la no discriminacion, el derecho de ensenar y aprender y el acceso a la educacion superior. Incluso, defiende que "la Corte Suprema de Justicia de la Nacion ha entendido en numerosos pronunciamientos que los derechos y garantias constitucionales deben ser entendidos en un sentido amplio".

En segundo lugar, un aspecto de particular importancia, consiste en la afirmacion de que ese sistema de licencias estudiantiles "es una herramienta economicamente viable, que no genera erogaciones extraordinarias". De alguna manera, ello demuestra o enfatiza la inviabilidad de utilizar argumentos vinculados a los costos monetarios de la implementacion de la figura para desvalorizarla. Es sabido que una de las principales barreras que deben enfrentarse para el impulso de nuevos proyectos en el ambito publico esta definida por el costo economico de la medida a implementar, y por ello, el segundo pilar se establece como un aspecto elemental.

En tercer lugar, se encuentra el ultimo pilar, definido por el reconocimiento de que la medida creada junto a sus previsiones proviene como consecuencia de un reclamo por parte de la comunidad estudiantil. En una entrevista realizada al ex Consejero Estudiantil de la Agrupacion Franja Morada ante el Consejo Superior de la universidad durante el ano 2010, el estudiante de Abogacia que presento el proyecto del Reglamento, expreso que el reclamo provino de casos puntuales e individualizados que llevaron a la visualizacion de la problematica. Fueron los y las estudiantes que enfrentaban dificultades personales en el transcurso academico quienes acercaron y compartieron sus inquietudes y generaron que, en efecto, surja la propuesta de creacion de un sistema de licencias que cubriera a los y las alumnos/as ante determinadas situaciones (13).

Si bien, como se dijo, surge en el ano 2011, recientemente el Consejo Superior aprobo la Resolucion No 015 del 17 de febrero de 2016, por la que se deroga la Resolucion anterior y se establece un nuevo Reglamento General de Licencias Estudiantiles acorde a las modificaciones impuestas por el nuevo Codigo Civil y Comercial de la Nacion (14). En la misma, el articulo 2 dispone que la universidad "otorgara Licencias Estudiantiles a los estudiantes que por diversas causas atraviesen contingencias extraordinarias que impidan el normal desarrollo de las actividades propias de un estudiante universitario". Dentro de esas situaciones, se encuentra el tipo de licencia por maternidad o paternidad (art. 9, inc. A), por adopcion o guarda pre-adoptiva con fines de adopcion (art. 9 inc. b), y la licencia por atencion del grupo familiar (art. 9 inc. g), entre otras (15).

En todos los casos, el efecto principal de la prestacion de las licencias sera la suspension de los plazos de la actuacion universitaria para los que hayan solicitado el beneficio, manteniendoseles las condiciones academicas e institucionales obtenidas en el momento del otorgamiento (16). Ademas, una particular caracteristica del sistema normado consiste en la concesion de licencias retroactivas en los casos en que extraordinariamente el hecho fundante de la causal fuere imprevisible y subito, pudiendo alli solicitar que el otorgamiento de la licencia sea con efecto retroactivo al dia del acaecimiento de la causal (17).

Consideraciones finales

Ya desde el comienzo, se enfatizo la importancia de considerar el cuidado como un derecho universal. Partiendo de ello, la conceptualizacion del cuidado como un derecho conlleva para el Estado no solo obligaciones negativas, como abstenerse de entorpecer los servicios de guarderias infantiles, sino tambien obligaciones positivas, tales como proveer los medios necesarios para poder cuidar y garantizar que el cuidado se lleve adelante en condiciones de igualdad (Gherardi y Zibecchi, 2011).

En ese marco, la implementacion de licencias por maternidad y paternidad ha reflejado un inconmensurable avance por parte del Estado dentro de esas obligaciones positivas; ha logrado una mayor conciliacion de la esfera laboral y la domestica-familiar, y ha creado una base normativa para la proteccion de madres y padres que llevan a cabo tareas y obligaciones de cuidado.

En la misma linea, este trabajo ha hecho especial hincapie en el contexto universitario nacional, intentado mostrar como algunas de las universidades argentinas han permitido un progreso en terminos de equidad que favorece la superacion de problematicas que no se encontraban lo suficientemente visibilizadas. En especial, se ha destacado el regimen establecido por la Universidad Nacional de La Pampa por ser una de las primeras en implementar un sistema de licencias entre las instituciones universitarias del pais.

Al indagar en ese ambito, pudo verse que el numero de mujeres estudiantes universitarias no representa la minoria del alumnado y, por el contrario, los datos parecen revelar un posible incremento de las cifras femeninas dentro del ambito academico en las estadisticas de un futuro cercano. Ello, sumado a los beneficios que acarrea el novedoso regimen de licencias, reforzo el argumento a favor de su implementacion.

No existen dudas acerca de la importancia de garantizar el derecho a la educacion en condiciones de igualdad en el mundo contemporaneo. Ante ello, los sistemas descriptos conforman una viable herramienta para el reconocimiento progresivo de derechos de los y las estudiantes sin ningun tipo de discriminacion. Tomando en consideracion los derechos a la educacion, la igualdad y el cuidado, los regimenes de licencias permiten garantizar los tres elementos en simultaneo, creando un sistema que merece especial reconocimiento.

Seguir permitiendo las barreras en el acceso o la permanencia de los y las estudiantes universitarios implica continuar reafirmando y definiendo estereotipos sociales respecto de las expectativas acordes al desempeno de mujeres y los hombres en las sociedades actuales en la esfera publica (Pautassi, 2005).

Debe avanzarse hacia la incorporacion masiva del tema en la agenda universitaria, generando una sancion normativa que construya mecanismos institucionales de genero. Ademas, es importante que la adopcion de los sistemas de licencias por maternidad y paternidad para estudiantes se lleve a cabo por el simple hecho de serlo, reconociendo las implicancias que pueden acarrear por vivir situaciones de crianza y cuidado.

De uno u otro modo, pareceria ser una deuda de las universidades nacionales, y con ello, del Estado, la falta de reconocimiento de este derecho a todos los y las estudiantes que, a pesar de tener que enfrentar obligaciones y responsabilidades propias de la maternidad y paternidad, eligen continuar sus estudios apostando a la educacion como derecho irrenunciable. El apoyo por parte de las Casas de Estudios resulta fundamental para poder avanzar hacia una sociedad mas equitativa, educada y democratica.

Por ultimo, si bien la creacion del marco normativo que contempla las licencias en la esfera universitaria marca un destacado avance en materia de genero, parece ser un proceso inicial que demandara varios anos hasta que alcance un nivel de implementacion mas afianzado. Para ello, debe lograrse que los mismos estudiantes identifiquen y reconozcan sus propios derechos, exigiendo en consecuencia el cumplimiento de los mismos, proceso que demandara tiempo y puede enfrentar obstaculos o barreras de parte de las autoridades educativas. Deberia avanzarse, sin ninguna duda, hacia su total implementacion, para dejar de condicionar la insercion de mujeres y hombres en el ambito profesional y poder lograr una conciliacion cada vez mayor de la vida laboral con la familiar.

http://dx.doi.org/10.5209/NOMA.56610

Referencias bibliograficas

Arcidiacono, P., Bestard, A., Riesco, R. y Zibecchi, C. (2015). Asignaciones familiares, licencias e infraestructura de cuidado. Avances en la intervencion judicial. Revista Perspectivas de Politicas Publicas, 5(9), 117-137.

Borderias, C., Carrasco, C. y Torns, T. (eds.) (2011). El trabajo de cuidados. Historia. Teoria y Politicas. Madrid: Catarata.

Carrasquer Oto, P. (2013). El redescubrimiento del trabajo de cuidados: algunas reflexiones desde la sociologia. Cuadernos de Relaciones Laborales, 31(1), 91-113.

ELA (s/a). Licencias. Tiempos para cuidar. Equipo Latinoamericano de Justicia y Genero, Oficina Argentina del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Centro de Implementacion de Politicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC).

Equality Act (2010). Equality Act 2010. HM Stationery Office. London. Descargado de http://www.legislation.gov.uk/ukpga/2010/15/pdfs/ukpga_20100015_en.pdf

Esquivel, V., Faur, E. y Jelin, E. (eds.) (2012). Las logicas del cuidado infantil. Entre las familias, el Estado y el mercado. Buenos Aires: IDES.

Esquivel, V. (2015). El cuidado: de concepto analitico a agenda politica, Revista Nueva Sociedad, 256, 63-74.

Gebruers, C. (2012). Acoso sexual en espacios educativos en Argentina. Una aproximacion a su regulacion y abordaje a partir de la revision de decisiones judiciales. Serie Documentos de Trabajo. Equipo Latinoamericano de Justicia y Genero (ELA). Buenos Aires. Descargado de www.ela.org.ar.

Gherardi, N. y Zibecchi, C. (2011). El derecho al cuidado: ?Una nueva cuestion social ante los tribunales de justicia de Argentina?. Revista Politica, 49(1), 107-138.

Laya, A. y Rossi, F. (s/a). Aportes para la discusion legislativa sobre reformas necesarias en materia de cuidado. Documentos de Trabajo "Politicas Publicas y Derecho al Cuidado" 1, ELA--Equipo Latinoamericano de Justicia y Genero, Buenos Aires. Descargado de http://elcuidadoenagenda.org.ar/wp-content/uploads/2014/12/DT-1 Aportes-para-la-discusion-legislativa.pdf

Nieves Rico, M. y Pautassi, L. (2011). Licencias para el cuidado infantil. Derecho de hijos, padres y madres. En CEPAL, Cuidado infantil y licencias parentales. Boletin de la infancia y adolescencia sobre el avance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, 12, 4-9.

National Union of Students (2009). Meet the parents: the experience of students with children in further and higher education. London. Descargado de https://www.nus.org.uk/global/nus_sp_report_web.pdf/

Pautassi, L. (2005). Legislacion laboral y genero en America Latina. Avances y omisiones. Reunion de expertos "Politicas hacia las familias, proteccion e inclusion sociales". CEPAL, 28 y 29 de junio de 2005. Descargado de http://dds.cepal.org/eventos/presentaciones/2005/0628/Laura_Pautassi.pdf

Pautassi, L. (2007). El cuidado como cuestion social desde un enfoque de derechos. Serie Mujer y Desarrollo No 87, Santiago de Chile: CEPAL. Descargado de http://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/5809/S0700816_es.pdf;jsessionid=3D79C5CABB6CA3CF263FD69A8D2DF33A?se quence=1

Pautassi, L. (2013). Perspectivas actuales en torno al enfoque de derechos y cuidado. La autonomia en tension. En Pautassi, L. y Zibecchi, C. (Comp.), Las fronteras del cuidado. Agenda, derechos e infraestructura (pp. 99-132). Buenos Aires: Editorial Biblos.

Pautassi, L. y Rodriguez Enriquez, C. (2014). La organizacion social del cuidado en ninos y ninas. Elementos para la construccion de una agenda de cuidados en Argentina. Buenos Aires: ADC-CIEPP-ELA.

Paura, V. y Zibecchi, C. (2014). Dinamicas institucionales, logicas de los actores y territorio en el estudio de la politica social. Veinte anos de investigacion en la Argentina. En Pautassi, L. (Dir), Marginaciones sociales en el area metropolitana de Buenos Aires. Acceso a la justicia, capacidades estatales y movilizacion legal (pp. 333-396). Buenos Aires: Editorial Biblos.

Pinkasz, D. y Tiramonti, G. (2006). Las oportunidades educativas de las mujeres en la modernizacion de los 90 en Argentina. En FLACSO, IESCO y Hexagrama Consultoras, Equidad de Genero y Reformas educativas: Argentina. Chile. Colombia. Peru (pp. 51-95). Santiago de Chile: Hexagrama Consultoras. Descargado de http://www.oei.es/reformaseducativas/equidad_genero_reformas_educativas.pdf

Pung, E. (comp.) (2010). Student pregnancy and maternity: implications for higher education institutions. Equality Challenge Unit. November 2010. Descargado de http://www.ecu.ac.uk/publications/student-pregnancyand-maternity/

Rossel, C. (2013). Politicas para las familias en America Latina: Panorama de politicas de reduccion de pobreza y conciliacion entre trabajofamilia. Naciones Unidas. Descargado de http://www.un.org/esa/socdev/family/docs/FAMILYPOLICIESINLATINAMERICA.pdf

Rocio Riesco

Facultad de Derecho, Universidad de Buenos Aires

(1) Este trabajo es un avance parcial de ese proyecto que integra, ademas, el proyecto UBACyT Interdisciplinario en Formacion: "Familias y necesidades de cuidado en contextos de marginalidad social. Una mirada sociojuridica en torno a las respuestas de las politicas sociales y las sentencias judiciales", radicado en el Instituto Ambrosio L. Gioja de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, desde 2014 hasta el 2017.

(2) Las criticas en torno a la regulacion del cuidado se basan en que la normativa restringe la proteccion de la madre trabajadora al periodo de gestacion, alumbramiento, posparto y lactancia, sin contemplar la crianza y las demandas de cuidado que tienen los ninos en esta etapa. Ademas, prescinde o bien minimiza la responsabilidad de los varones frente a sus hijos pequenos (Nieves Rico y Pautassi, 2011).

(3) Anuario de Estadisticas Universitarias Argentinas 2011, Departamento de Informacion Universitaria, de la Secretaria de Politicas Universitarias (SPU), Ministerio de Educacion de La Nacion, Buenos Aires. Disponible en: http://informacionpresupuestaria.siu.edu.ar/DocumentosSPU/ Anuario%20de%20Estad%C3%ADsticas%20Universitarias%20-%20Argentina%202011.pdf

(4) Anuario de Estadisticas Universitarias Argentinas 2013, Departamento de Informacion Universitaria, de la Secretaria de Politicas Universitarias (SPU), Ministerio de Educacion de La Nacion, Buenos Aires. Disponible en: http://informacionpresupuestaria.siu.edu.ar/DocumentosSPU/Anuario_2013.pdf

(5) Se han efectuado numerosas investigaciones sobre las mujeres que parten de su relacion con el mercado laboral. En esa linea, ver: (ELA, s/a) y (Pautassi y Rodriguez Enriquez, 2014).

(6) Tambien es dable mencionar que, en la esfera legislativa, la senadora nacional Sonia Escudero por la provincia de Salta (2001-2013) presento en el ano 2013 un proyecto de ley cuyo fin era obligar a las instituciones educativas de los niveles primarios, secundarios, terciarios y universitarios a que establezcan licencias por maternidad para sus estudiantes. Ello, tal como se afirmaba en su articulo 1, para garantizar el acceso a la educacion y a la igualdad de oportunidades entre sus estudiantes de sexo femenino. Disponible en: http://www.senado.gov.ar/parlamentario/parlamentaria/avanzada

(7) Para el presente trabajo, el termino licencia por maternidad incluye las licencias por embarazo y posparto.

(8) Mientras que a las madres se les otorga una licencia que varia entre 45 dias antes del parto y hasta 150 dias corridos despues del nacimiento, segun cada reglamento, generalmente la licencia por paternidad solo contempla 15 dias posteriores al nacimiento del nino/a. A modo de ejemplo, ver el sistema de la Universidad Nacional de Cuyo segun Ordenanza No 39 del ano 2013 y el regimen de la Universidad Nacional de La Rioja segun Ordenanza No 47 del ano 2015.

(9) Ademas, las universidades difieren en los sistemas con algunas licencias especiales tambien vinculadas al cuidado, con distinciones en el nombre o categoria. A modo de ejemplo, la Universidad Nacional de Cordoba cuenta con una licencia particular para el caso de hijo/a con discapacidad (articulo 1, inc. d ordenanza N 2/2011). La Universidad Nacional de Cuyo posee una licencia especifica para la atencion a hijos menores (articulo 3, inc. h.2 Ordenanza No 39/2013) al igual que la Facultad de Psicologia de la Universidad Nacional de Tucuman (ap. II, art. 1, inc. e Resolucion No 206-8-2007), la Universidad Nacional de Entre Rios (art. 4, inc. e, Ordenanza No 62/2015) y la Universidad Nacional de La Rioja (articulo 2, inc. h.2, Ordenanza No 47/2015)

(10) En el marco del Proyecto "Una aproximacion socio juridica a las respuestas de las universidades nacionales a las necesidades de cuidado en la primera infancia. Un estudio de caso centrado en el sistema de licencias y de servicios de cuidado para los/as estudiantes universitarios", dirigido por Carla Zibecchi, se efectuaron entrevistas que aportaron la informacion mencionada. Entre ellos, se entrevisto al Presidente del centro de estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) bajo la direccion de Franja Morada; a la Directora del Jardin Maternal de la Facultad de Derecho de la UBA; al Secretario de Extension, Cultura Cientifica y Bienestar de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, a cargo de la supervision y coordinacion del Jardin Maternal de la Facultad; a un ex consejero estudiantil por la agrupacion Franja Morada de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam); y, por ultimo, a la Directora de Accion Social de la Secretaria de Bienestar Universitario de la UNLPam.

(11) Si bien el derecho al cuidado no esta reconocido explicitamente por los tratados y Pactos Internacionales de Derechos Humanos, si esta incorporado en el marco de derechos que otorga el Sistema Internacional de Derechos Humanos. Frente a ello, solo habria que promover instancias de monitoreo y de exigibilidad a cada uno de los Estados (Pautassi, 2007). En esa linea, ver Pacto Internacional de Derechos Economicos, Sociales y Culturales (PIDESC), la Convencion sobre la Eliminacion de Todas las formas de Discriminacion contra la Mujer (CEDAW), la Convencion sobre los Derechos del Nino (CDN), entre otros.

(12) La creacion de los Estatutos que otorgan estos derechos estuvo marcada por la sancion de la Ley de Igualdad 2010 (Equality Act, 2010) que fortalecio significativamente la proteccion de los y las estudiantes durante el embarazo y la maternidad en Inglaterra, Escocia y Gales. Ademas, a modo de ejemplificar las desigualdades sufridas por el alumnado que enfrenta la maternidad/paternidad, una investigacion realizada por la Union Nacional de Estudiantes (NUS segun sus siglas en ingles) sobre la experiencia de los/las estudiantes que tenian ninos en la educacion superior en el Reino Unido, mostro que el 59% de los encuestados que habian ejercido su rol de madres/padres durante sus estudios no se habian sentido apoyadas/os por sus universidades (NUS, 2009). Las estudiantes embarazadas han tenido que enfrentar barreras como ser obligadas a retirarse de su curso e incluso verse impedidas de rendir los examenes (Pung, 2010).

(13) Ex Consejero Estudiantil de la universidad por la agrupacion Franja Morada, comunicacion personal, 24 de julio de 2016.

(14) A partir del 1 de agosto de 2015 entro en vigencia el nuevo Codigo Civil y Comercial de la Nacion, aprobado en la Ley 26.994 del ano 2014.

(15) Tambien se incluyen los supuestos de licencias por afecciones o lesiones de corto tratamiento o baja complejidad; afecciones, enfermedades e intervenciones quirurgicas de alta complejidad; donacion de organos; y fallecimiento de familiar, conyuge y/o quien cohabite en union convivencial (art. 9).

(16) Articulo 2, Resolucion 15/2016.

(17) Articulo 30, Resolucion N 248/2011.
COPYRIGHT 2017 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Riesco, Rocio
Publication:Nomadas
Article Type:Ensayo
Date:Dec 1, 2017
Words:7697
Previous Article:TERROR Y TERRORISMO: UNA ETNOLOGIA BAROJIANA DEL PROBLEMA VASCO.
Next Article:EVOLUCION DE LA ORGANIZACION DE LA PRODUCCION Y DE LA ESTRUCTURA SOCIAL EN LA GLOBALIZACION.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters