Printer Friendly

LEYENDAS DE CANAS DULCES.

Dedicatoria

A mi papito y a mi mamita, quienes me han ayudado mucho en mi vida y a quienes les debo lo que soy.

A mis hermanas, quienes comparten conmigo mis tristezas y alegrias.

A mi tio y a mi abuela, siempre los recordare como ejemplos a seguir por su humildad y don de servicio.

Notas de la compiladora

Las leyendas recopiladas forman parte de la transmision cultural y vivencias de nuestros antepasados, particularmente fueron narradas por los miembros de la familia Ramirez Alvarado cuyo origen lo conforman, en este caso, tres generaciones (abuela, hijos y nieta).

Las personas involucradas en estas fabulas datan desde los anos 1900 hasta 1997, es decir, casi 100 anos de ser contadas y trasformadas en diferentes versiones, segun sea el lugar de origen. Dos de los informantes han muerto ya y cuando narraron estos relatos poseian la edad de 89 anos (dona Josefa Alvarado Chavarria) y 70 anos (don Inocente Ramirez Alvarado). Los otros dos informantes son don Juan Ramirez Alvarado, quien tiene a la fecha 77 anos y su hija Neldys Ramirez Vasquez de 39 anos de edad.

Igualmente, dos de estas personas son de origen campesino y los otros dos son profesionales; todos humildes, comunicativos y trabajadores del campo. Al momento de transmitir el relato dejaron evidenciada su creatividad, espontaneidad y sentimientos, puesto que parte de estas leyendas fueron vividas por ellos mismos.

Debido a lo anterior, se destaca que las historias fueron tejidas a partir del contacto con la naturaleza y la relacion con los habitantes del pueblo y foraneos, surgidas en la penumbra de la noche y relacionadas en sus variadas tematicas con seres diabolicos, de espantos y animales daninos. Ademas, es importante senalar que los datos fueron recopilados y redactados por la investigadora, quien forma parte de la elaboracion de algunas leyendas contadas por otros habitantes del lugar.

Es de destacar que en estas leyendas, tanto el desarrollo de actividades como el uso de palabras son propios de Guanacaste. De igual forma, uno de los principales temas es la practica de la brujeria y el castigo respectivo por comportamientos morales inadecuados. No obstante, estas obras literarias difieren en algunos aspectos de otras leyendas conocidas en distintos lugares de Guanacaste y Costa Rica, como es el caso de la del Rincon de la Vieja, La Llorona, El Cadejo, entre otros.

Es asi como las leyendas se desarrollaron en distintos lugares de Canas Dulces. Este pueblo fue creado alrededor del ano 1800 y es el segundo distrito del canton de Liberia en la provincia de Guanacaste. En sus inicios, el distrito se caracterizaba por tener una poblacion de 100 habitantes dispersos en fincas y caserios (Canas Dulces caserio central, Irigaray conocido como camino real, Finca Las lomas, Hacienda Los Ahogados (antes denominada El Encierro), Quebrada Grande (denominada en epocas pasadas como El Cuadrante), entre otros), lo cual daba pie a que las casas estuvieran distantes unas de otras, dando como resultado el entretejer historias como estas.

Por otra parte, se evidencia que estos relatos orales fueron elaborados al calor de un Canas Dulces antiguo y, tambien, de un Canas Dulces mas poblado con cerca de 4000 habitantes y de mayor desarrollo: con caminos asfaltados, centros educativos, servicios publicos y transporte.

En sintesis, esta recopilacion aspira conservar y perpetuar a futuras generaciones las creencias, tradiciones y creatividad de los pobladores de un Guanacaste que se fue, pero que hoy se niega a morir. Conservar estos tesoros es un beneficio para el fortalecimiento de nuestra identidad costarricense y fomenta la transmision de una cultura oral que es parte del imaginario colectivo de la sociedad guanacasteca.

Leyenda del Rincon de la Vieja

Version de: Josefa Alvarado Chavarria

Los antiguos habitantes de Canas Dulces, denominado asi por la abundancia de canas muy dulces, observaban todo lo que la naturaleza les presentaba a la vista. Es asi como al calor de la union familiar y la de amigos, crearon sus propias leyendas.

En aquellas epocas, los ancestros imaginaban como era el sitio y vecindades de la seccion de la Sierra Volcanica de Guanacaste. Ellos llamaban a ese sitio "Cerro La Vieja", conocido actualmente como "Volcan Rincon de la Vieja". Decian que en lo mas elevado del volcan, vivia una mujer muy bonita que, en todo momento del dia, le agradaba estar muy bien presentada por lo que de sus orejas colgaban preciosos aretes confeccionados con el oro mas fino de las entranas de la tierra de esos alrededores.

Esta senora adornaba su cuello con collares de cuentas y perlas preciosas que antes eran faciles de encontrar y sacarlo de las huacas o entierros de los indios que alli vivieron. Ademas, acostumbraba pintarse o maquillarse con bellos y finos coloretes de un barro especial de la zona, capaz de quitar las arrugas de la piel. Igualmente, peinaba su pelo negro y lacio con dos largas trenzas.

En las tardes, esta hermosa mujer acostumbraba sentarse en los amplios corredores de su casa parecida a un palacio con un puro en su boca, fabricado con hojas grandes de tabaco que ella misma sembraba. Narraban que, desde el centro de Canas Dulces, se veian las grandes cantidades de humo que, por algunos momentos, era tan hediondo que perturbaba la respiracion.

Esta mujer era muy celosa de sus propiedades, ya que contaban, los que habian ido por esos lugares, que muy cerca de las faldas de "La Vieja" hay arboles de jicaros, aguacates, mangos, maranones, entre otros; cuyos frutos son de gran tamano. Si alguien llevaba robado, aunque sea un jicaro, quedaba embrujado y, por mas que intentara salir del lugar, no podia porque no encontraba la salida. No importaba las vueltas que se diera, puesto que no habia forma de librarse del encanto y, en cada vuelta, se encontraba con el arbol de donde robo el fruto. Esto no termina, sino devuelve lo robado.

Por ese hecho, los lugarenos no se volvieron a arriesgar en visitar a tan atractiva senora y respetaban todo aquel sitio como propiedad de la vieja. Debido a ello, al senalar ese lugar, siempre se referian como El Rincon de la Vieja.

La llorona de la quebrada

Version: Josefa Alvarado Chavarria

En tiempos muy lejanos del pasado, en la epoca que antecede a los dias de Semana Santa y, en especial, los dias santos, los habitantes del pueblo de Canas Dulces se revestian de todo temor, respeto y solemnidad a Dios. Previo a los sagrados dias, se preparaba de antemano un recorrido por los bosques buscando producto de consumo y, en especial, jicotes para obtener miel de abejas con la que preparaban un agua llamada Agua miel. A dicha semana, los lugarenos la nombraban como la Semana de la Busqueda o Busca.

Despues de ese periodo de andar por los bosques buscando jicotes, se horneaban rosquillas de maiz, empanadas y Tortillas Dulces en grandes cantidades, de tal manera que les permitiera atender a toda la familia y a los visitantes. Ademas, obtenian pescados en los rios y los secaban al sol para consumirlos en Semana Santa.

Por otra parte, elaboraban grandes cantidades de Tamal Pisque que comian acompanados de queso ahumado con el humo que salia de la lena de los fogones y fabricaban conservas y mermeladas aprovechando las frutas de la epoca, tales como: Mango en miel, Jocotada y Ayote en miel. Tambien, se asaban muchas semillas de maranon que comian con los alfeniques hechos con miel de cana de azucar que adquirian en sus trapiches o bien compraban.

Como se apreciaba, para esos dias no les faltaba alimentacion por lo que no se encendian los fogones, sino que dejaban tizones enterrados en la ceniza los cuales servian para calentar los alimentos. En esos dias no se cocinaba nada, no se montaba a caballo ni se utilizaban las carretas. Tampoco se debian correr, ni saltar, ni gritar y, por ende, ni siquiera se debia de trabajar para no maltratar al Senor, decian ellos. En ese periodo se prohibia rotundamente banarse en los rios, en las playas y en las casas, pues corrian la mala suerte de convertirse en pescado.

Cuentan que en un dia de Semana Santa, una mujer fue a lavar a la quebrada con su batea llena de ropa y su hijo en los brazos. Al llegar a la quebrada, un ser extrano le arrebato al nino de sus brazos y corrio quebrada arriba a gran velocidad. Sin embargo, ella habia luchado para impedir que se le despojase de su nino. Razon por la que infructuosamente corrio tras el en un profundo llanto y, al no encontrarlo, como loca corrio quebrada abajo.

Ello provoco que siguiera llorando sin parar y, por tal razon, dicen que los Viernes Santos, por la noche, se escuchan los lamentos de la madre que perdio a su hijo. Narran los que la han visto, que esa mujer corre hacia arriba y hacia abajo de la quebrada, buscando al fruto de sus entranas que jamas encontrara. Por tal motivo, se le llama a dicha mujer "La Llorona de la Quebrada".

La carreta Nahua

Version de: Josefa Alvarado Chavarria

Hace ya muchos anos la carreta era uno de los medios de transporte de nuestros abuelos, el cual se caracterizaba por su lentitud y ruido provocado por aquellos caminos antiguos de polvo y piedras que comunicaba a este distrito con Liberia. Contaban las abuelas que hace muchos anos, en avanzadas horas de la noche, hasta Canas Dulces se oia a lo lejos el taran tan, taran tan, taran tan tan de una carreta que bajaba de las fincas de "El Pedregal". Ese ruido se producia al rozar las ruedas de la carreta con las piedras de aquellos caminos pedregosos.

Inicialmente, los vecinos consideraban dicho acontecimiento normal, pero, al enterarse de que ese ruido ocurria dia de por medio, entraron en sospechas al creer que era algo de espanto. Por ello, varios hombres valientes del lugar, al oir el inicio de los ruidos, la esperaron que pasara por el centro del pueblo y escondidos pudieron descubrir que la famosa carreta no era algo corriente, sino que se trataba de una carreta sin bueyes ni boyero que la condujera. Por ello, estos hombres llamaron a la carreta sin bueyes "Carreta Nahua".

Despues de ver ese espectaculo, todo desaparecio al instante dejandolos con los pelos de punta y corrieron asustados a refugiarse en sus casas. Los hombres decian que era algun carretero muerto quien vagaba con su alma en pena porque dejo sin cumplir alguna promesa. Este castigo motivo que mientras exista el mundo seguira en ese recorrido sin llegar nunca a ningun lugar.

El rio Ahogados

Version de: Josefa Alvarado Chavarria

Antiguamente los inviernos eran muy rigurosos, lo que hacia que los rios crecieran demasiado por la cantidad de agua que caia y sus revoltosas aguas arrastraban a todo lo que encontraran en su recorrido, cuando se hacian esas grandes crecientes.

Los abuelos narraban que sus padres le habian contado que antes, de Mayo a Noviembre, cualquier riachuelo se convertia en un rio caudaloso, a causa de los torrenciales aguaceros que caian. Los manantiales que ellos llamaban ojos de agua, se regaban por todas partes y todo aparecia lleno de agua y de verdor. Los rios crecidos dificultaban el traslado en poco tiempo de un lugar a otro; eso lo vivieron constantemente los arreadores de ganado que venian con sus animales, desde Nicaragua al centro de Costa Rica, y muchas veces encontraron esas grandes crecientes.

Un dia, en el lugar llamado Potrerillos, a orillas del Rio Tempisquito, uno de los arrieros dijo a sus companeros, mientras descansaban un momento, lo siguiente:

- Me vine de mi pais, pero presiento que no volvere jamas.

A lo que sus companeros preguntaban:

- ?Por que?

-Ya ustedes veran- respondio el joven.

Ese presentimiento preocupaba a sus companeros, quienes continuaron el viaje con todas las dificultades de esa epoca: fuertes aguaceros, caminos barrealosos por todas partes y muchos rios crecidos. Al llegar al rio que hoy recibe el nombre de Ahogados, lo encontraron como era de esperar, con una gran creciente, y debian pasarlo a como diera lugar porque les urgia llegar a su destino.

El joven arriero, que antes habia manifestado que no volveria a su pais natal, en el momento que trataba de cruzar el rio junto con el caballo en que venia montado, fue arrastrado por una fuerte corriente de agua y el muchacho agilmente se agarro del rabo de un toro, pero... con tan mala suerte, que su mano resbalo, se solto y por mas esfuerzos que hizo por salvar su vida, no lo consiguio y perecio ahogado. Esa misma suerte corrieron otros tantos viajeros mas en ese mismo rio, cuando en epoca lluviosa quisieron cruzarlo y es la razon por la cual se le dio el nombre de Rio Ahogados.

El muerto de la quebrada

Version de: Josefa Alvarado Chavarria

En el pasado, no existia la carretera interamericana para viajar de Canas Dulces a Liberia y viceversa. Para ello, se debia utilizar un camino polvoriento en la estacion seca; pero, en la estacion lluviosa, se convertian en barreales intransitables que eran pegaderos profundos para los caballos y las carreteras. Estas ultimas eran los vehiculos de traslado en esa epoca. En el recorrido se invertian dos horas a caballo y cuatro horas en carreta o a pie.

Cuando las familias iban a bautizar algunos de sus hijos, al matrimonio de estos, amigos o familiares o bien a cualquier otra actividad en Liberia, debian usar carretas que cubrian con unas carpas de lona que llamaban chopas. Estas se colocan sobre arcos de palos bien sujetados con mecates a la parte inferior de las estacas de la carreta. Todo ello lo hacian para protegerse de la lluvia, sol, o sereno, segun la hora en que les correspondia realizar el viaje.

Cuentan que, cuando viajaban en horas avanzadas de la noche, eran sorprendidos y asustados por un hombre sin cabeza, quien salia de la espesura del monte de la quebrada hoy llamada Quebrada del Muerto. El hombre se sujetaba de las estacas para subirse a la carretera, por lo que las mujeres gritaban, rezaban, lloraban y decian al boyero:

-!Aqui va montado un hombre sin cabeza! !Mirenlo!

Y le ordenaban: -!Bajate y no vengas a fregar, que nosotros nada te debemos!

El hombre sin cabeza no respondia, porque no le importaba todo lo que le dijeran y no se movia.

El boyero les decia: -Dejenlo ahorita se baja. Esta no es la primera vez que se sube y, tranquilas, despues se baja. Siempre lo hace asi cuando pasamos a estas horas por este lugar y no le hace dano a nadie.

Efectivamente, al llegar al rio Blanco, ubicado antes del rio Colorado, desaparecio y no se percataron cuando sucedio. Fue como un abrir y cerrar de ojos cansados por el sueno. Este hombre se quedaba escondido en las tupidas arboledas de la zona que antiguamente eran selvas impenetrables donde vivian toda clase de animales. Ahi estaria nuevamente listo en la quebrada para volver a montarse en la carreta que pasara muy adentrada la noche.

Las abuelitas contaban que eso era frecuente en ese punto del camino y a esas horas de la noche. Ellas creian que ese hombre sin cabeza, era el alma en pena de un pobre hombre a quien mataron cortandole la cabeza y a quien sepultaron en ese solitario llano de pampa guanacasteca. Se dice que, por la pena que pagaba, salia para asustar a quienes pasaban en horas de la noche por el lugar que los vecinos llamaron La Quebrada del Muerto.

Los duendes de Las Lomas

Version de: Josefa Alvarado Chavarria

En el sur del centro de Canas Dulces, se ven unas lomas que por su altura destacan a lo lejos, sin que la arboleda impida contemplarlas. Dichas elevaciones de terreno, tienen en su base un espacio en el que pueden entrar y permanecer, si asi lo desean, personas de baja estatura, como la de ninos. La fantasia popular imagino que en esos espacios vivian duendes.

Por ello, contaban los abuelos que en las noches iluminadas por la luna mientras los pobladores dormian, disfrutando del merecido descanso nocturno por las labores o trabajos realizados en el dia, los duendes venian al centro del pueblo en gran algarabia con cantos, risas y gritos; contentos de contemplar en el silencio de la noche las maravillas de la naturaleza que Dios dispuso dejarnos.

Era tal la alegria de estos pequenos seres que muchos despertaban y se asomaban por las rendijas de las paredes de sus casas. Los pobladores veian con mucho interes ese precioso desfile de pequenas criaturas vestidas de color rojo con sus pies descalzos que, al amanecer, podian verse dibujados en el polvo o arena de las calles y caminos por donde transitaron tranquilamente, puesto que nadie les causaba dano alguno.

Sin embargo, las personas no se percataban que esos duendes se llevaban ninos y objetos de las casas. Por ello, las personas empezaron a escandalizarse por las perdidas y cuidaban con recelo sus pertenencias y a sus hijos. Debido a estos acontecimientos, las madres reprendian a sus hijos diciendoles que si se portaban mal se los llevarian los duendes.

Hoy con la transformacion que el pueblo ha alcanzado, no se mencionan la visita de esos pequenines que habitaban las cuevas de Las Lomas. Actualmente, solo hay oscuridad donde los murcielagos han convertido estos lugares en vivienda permanente, ignorando cuales fueron los primitivos habitantes de ese oscuro y solitario lugar. No obstante, en la actualidad, algunos lugarenos conservan la creencia y, cuando se les pierde un objeto, culpan a estos seres. Asimismo, hay madres que cuando se les pierde un hijo temen que los duendes puedan llevarselo para nunca devolverlo.

La loma que arde

Version de: Inocente Ramirez Alvarado

En las llanuras conocidas con el nombre de El Guacimo en territorio del distrito de Canas Dulces, existe una loma que los antepasados bautizaron con el nombre de La Loma que Arde.

Las epocas idas fueron de gran sacrificio para los pueblos de Costa Rica que no contaban con vias de comunicacion y es de imaginar las penurias que pasaron sus habitantes, quienes para viajar de un pueblo a otro debian hacerlo por caminos donde abundaban los lodazales, en senderos estrechos que solo permitian el paso de carretas, de personas a pie o montadas a caballo. Estas vias se encontraban rodeados a ambos lados por bosques de tupidas arboledas, donde vivian todo tipo de animales feroces como el leon, el manigordo, el tigre y otros como venados, sainos, guatusas, tepezcuintles, gato de monte, zorros de toda especie, mapachin, monos cariblancos, congos, ardillas; asi como aves de toda clase: loros, pericos, perico ligero, lapas, curre, urracas, pavas, pavones, gavilan, paravos, garzas blancas, rosadas y morenas, y aves acuaticas como piches, patos silvestres y mucho mas.

Los pobladores de Canas Dulces y de Quebrada Grande, antes formaban un solo distrito; luego, este ultimo, se separo. Para viajar a Liberia pasaban por esos caminos y, dado el tiempo invertido para recorrerlos, esto les permitio tejer historias y leyendas acerca de lo que veian e imaginaban. Asi las cosas, dicen que en muchas ocasiones, al pasar en horas de la noche frente a la citada loma, notaban que ardia en llamas y que destruia toda la vegetacion que la cubria.

Al dia siguiente, a quienes les correspondia pasar por este sitio, encontraban que no habia tal fogata o incendio y la loma se mostraba siempre cubierta de la vegetacion por lo que no se veian rastros del incendio de la noche anterior. Por lo tanto, comenzaron a sospechar que aquello que siempre ocurria era producto de brujas o del demonio, lo cual provoco que nombraran a esa elevacion de terreno con el nombre de La loma que arde y, cada vez que debian pasar frente a ella, sentian temor de lo que obligadamente debian presenciar y el cuerpo se les llenaba de escalofrios.

Hoy, la loma ha quedado lejos de la vista de los viajeros ya que, por la construccion de la carretera interamericana, los sitios por donde se transitaba en el pasado fueron cercados. En la actualidad nadie pasa por ahi, solamente los sabaneros en horas del dia y no pueden ver arder la loma.

El Cadejo

Version de: Inocente Ramirez Alvarado

Siempre ha sido costumbre ir a la ciudad o a otro lugar fuera del pueblo para divertirse especialmente en los Salones de baile, donde las actividades concluian en horas de la madrugada. Contaba el senor Inocente que el iba todos los fines de semana a Liberia y, en cierta ocasion, no pudo encontrar el caballo que lo transportaria de regreso; por eso, debio trasladarse a pie sin importarle las cuatro horas que debia de invertir en el viaje. Sin lugar a dudas, esto demostraba su valentia al arriesgarse a viajar a pie, solo y en altas horas de la noche por un camino rodeado de bosques a su derecha y a su izquierda.

Mencionaba don Inocente que ese dia, de pronto, fue sorprendido por un animal de color blanco parecido, en forma y tamano, a un perro. Inicialmente los nervios se manifestaron por un momento, pero continuo su camino en compania del animal aparecido, que en algunos momentos se le paraba al frente colocandole las patas en el pecho y, en otros, se ponia como enojado y con gran fuerza lo empujaba hacia los lados. De vez en cuando, el animal queria pasarle la lengua por la cara y, como se lo impedia, al perro no le gustaba y se enojaba.

En el momento en que don Inocente se vio con deseos de orinar, detuvo el avance de su caminar y el animal igualmente se detuvo y orino. Se hicieron largas las horas de ese tormentoso recorrido, ya que en ningun momento lo dejo solo; pero, por fin, llego a la casa acompanado del animal, dejandolo en la puerta de la casa sin haberle causado ningun dano.

Cuentan algunos que la funcion del cadejo es acompanar a los borrachos para defenderlos de los peligros cuando estan solos en horas avanzadas de la noche; otros dicen que es un espiritu de compania para personas que como Inocente viajan solos por la noche.

Las urracas, mujeres malditas

Version de: Josefa Alvarado Chavarria

Las urracas son aves vivaces de color ligeramente azulado, con una cresta en la cabeza parecida a un lazo y unas plumas de un negro azulado que parece un collar que adorna su cuello. En el pasado, estas aves eran abundantes en los bosques y arboles cercanos a las casas en Guanacaste y se alimentaban de frutas maduras como naranjas, cuadrados, bananos y otras propias de la zona. Tambien, llegaban a los nidos de los gallineros a beberse la yema de los huevos, rompiendo con su pico puntiagudo las cascaras de los mismos.

Cuando algun extrano pasaba por los caminos de los bosques donde ellas estaban, armaban tremendas alharacas, saltando de rama en rama de las arboledas con sus ruidos escandalosos. Ellas anunciaban que alguien extrano pasaba por ese lugar, razon por la cual la fantasia popular propicio la creencia de que las Urracas, en el pasado, eran mujeres entrometidas que iban divulgando todo por donde pasaban. Por ello, mencionaban que cuando Cristo anduvo en la tierra y transitaba por lugares a escondidas de los judios que lo buscaban para matarlo, estas, vestidas con ese traje azulado blanquecino con un lazo en la cabeza y un collar de cuentas negro azuladas adornando su cuello, gritaban sin cesar a cada paso de Jesucristo:

- !Aqui va!, !aqui va!, !aqui va!

En consecuencia, Jesus las reprendio y, como no hicieron caso, las maldijo convirtiendolas en esa clase de ave que hoy se conoce con el nombre de Urraca.

La mujer taconuda

Version de: Juan Rafael Ramirez Alvarado

En los ultimos anos de las decadas de XXI, cuentan los trasnochadores de Canas Dulces que por las noches, cuando los moradores del pueblo dormian cansados de las labores efectuadas en el dia, una mujer aparecia con un vestido muy corto, zapatos de tacon alto, bien maquillada y perfumada, aprovechando la soledad del pueblo. Ella recorria la via principal de este distrito, desde Los Alcantaros hasta cerca del cruce con la carretera interamericana Norte sin rumbo definido.

Narran que el ruido de los tacones de sus zapatos sobre la calle asfaltada interrumpia el silencio de la noche y era tan fuerte en cada paso, que los hombres decidieron llamarla "La Mujer Taconuda". Esta mujer llevaba la mirada fija hacia el frente, sin importarle a quien encontrara y, si alguien le decia adios, no contestaba. Mucho menos cuando algun atrevido osaba decirle un piropo.

Creen algunos que la aparicion de esa mujer obedece a que, en alguna ocasion, vino a disfrutar de las fiestas de este lugar con el ser amado en el mes de agosto y sin permiso de sus padres. Este hombre la trajo y la dejo burlada, lo cual provoco que ella vagara solitaria buscando la salida hacia Liberia y nunca la encontro.

El leon come humanos

Version de: Josefa Alvarado Chavarria

Narraban los antepasados que, en tiempos idos, cuando llovia demasiado por doquier y los arboles de los bosques se desarrollaban de tal manera que parecian selvas habitadas por toda especie de animales, los cuales se podian observar con facilidad muy cerca de las casas y entre ellos el feroz leon, venados, armadillo, iguanas, tigres, sainos, entre otros.

Aunado a esto, existia un ser que sin duda aterraba al vecindario pues era un feroz leon que, al igual que los demas animales salvajes, se acercaba a comer ganado. No obstante, a este animal no solo le gustaba comerse al ganado, sino tambien instintivamente descubria en cuales casas habian mujeres embarazadas y llegaba cerca de las casas, sobre todo en horas de la noche, emitiendo un ruido suave muy diferente al grunido caracteristico de la fiera posiblemente para no asustar: pu, pu, pu.

Por eso, las mujeres que llevaban dentro de su vientre un bebe temian ser devoradas por tan fiero animal, ya que sus padres les habian contado que, en epocas lejanas, una mujer embarazada se fue a la quebrada a lavar ropa y el leon se le acerco la mato y le saco a su bebe. Luego, jugo un rato con la criatura y lo devoro junto con su madre.

Por esta razon, cuando a alguna persona le llegaba el atardecer sin regresar a su casa y el camino se oscurecia, era comun escuchar decir: -!Cuidado se lo come el leon!; dado que recordaban esa tragica epoca lejana en que el leon devoro a la mujer embarazada.

Actualmente la deforestacion, la quema incontrolable de los bosques, la urbanizacion y el ruido de vehiculos motorizados, han motivado que las fieras no salgan a causar dano porque solo habitan en selvas lejanas, espesas, deshabitadas por seres humanos. No obstante, no falta alguna ocasion en que personas del pueblo escuchen cerca de las quebradas y de casas, donde hay mujeres embarazadas, el sonido de este feroz animal.

La mona de los tejados

Version de: Josefa Alvarado Chavarria

Cuentan que existieron y aun existen mujeres malevolas que, por desquitarse de algun dano que le han causado, especialmente por asuntos amorosos, optan por convertirse en una mona y llegar a las casas donde vive el ser amado que la ha despreciado o se ha burlado, o bien, la mujer que le ha robado su pareja. Otros mencionan que llega a las casas donde hay hombres o mujeres infieles.

Segun mencionan los lugarenos, estas mujeres usaban una serie de estrategias para convertirse en este animal. Aseguran algunos que rezaba un padre nuestro al reves o una oracion malefica. Otros dicen que, despues de rezarle al diablo un Padre Nuestro al reves, se le caia la piel y la echaba en una olla, quedando con el pelo de mona. La otra version de los vecinos era que se quitaban la piel y luego se colocaba la de mona.

Este espanto sube a los tejados y suena como si arrastraran cadenas, brinca en los tejados y hacen ruidos fuertes dando patadas, silbando, riendo a carcajadas, gritando y pasando las unas por los techos. Todo este escandalo perturba y no permite dormir tranquilamente a los inquilinos.

Las abuelas contaban que si les decian: -!Maria, veni manana por un poquitito de sal!, facilmente descubrian quien era la mujer convertida en mona; puesto que el dia siguiente la primera mujer que llegaba temprano a la casa buscando sal, fue la mona que la noche anterior estuvo molestando.

De igual forma, los hombres no debian dejar tocarse la cara por este espanto pues podrian quedar tontos. Pero no todo estaba perdido, segun los abuelos, ya que a la mona se le podia retener o atrapar con una cruceta enterrada, tirando sal al tejado o con un sombrero colocado boca arriba y, si se le echaba sal al pellejo de la mujer, este no se le adheria al cuerpo y quedaba mona por siempre.

En fechas recientes, en Canas Dulces, un joven matrimonio recibio en horas de la noche la llegada de la mona al techo de la casa que habitan, pero al bajar fue sorprendida por un perro bravo que tienen en esa casa. Estas personas cuentan que el perro aruno a la mona en todo el cuerpo y los vecinos que se enteraron de lo sucedido estuvieron prestos en averiguar quien era la mujer arunada que llegaria al EBAIS (Equipos Basicos de Atencion Integral en Salud) a consultar. Es asi como los pobladores pudieron descubrir lo que deseaban y saber quien fue la mujer mona del pueblo.

Segun los pobladores, esta no es la unica mujer que practica esta transformacion, ya que en el lugar se conoce de la existencia de otras quienes tambien se atreven a tomar dicha figura.

El diablo de los caminos

Version de: Inocente Ramirez Alvarado

En Guanacaste, a finales de noviembre, cesan las lluvias que iniciaron a principios de mayo, por lo que en la estacion seca el sol calienta mas y motiva que la vegetacion pierda sus hojas y todo se torna seco. Para esta epoca los pastos escasean, razon por la cual los ganaderos deben buscar como afrontar la situacion y algunos trasladaban sus ganados a las regiones de clima templado y donde existiera pasto fresco por una temporada.

Cuentan que en una ocasion, cuando un hombre arreaba ganado de Canas Dulces a Dos Rios, por el camino que usaban los vecinos de Quebrada Grande para viajar a Liberia, pasando por Canas Dulces, en un sector de ese camino los animales no querian avanzar si no que se introducian al monte de espesas arboledas y arbustos.

Era tanto el enojo del sabanero que pidio gritando:

-?A donde esta el diablo para venga ayudarme a arrear este ganado?

Esa frase la repitio mas de una vez lanzando una serie de improperios porque el diablo no lo ayudaba a arrear.

Los demas sabaneros que iban a su lado mencionan que cuando estaban pastando se les acerco un hombre elegantemente vestido, de cuerpo robusto y muy sonriente quien le dijo:

-!Aqui estoy! ?Para que me quieres?

El hombre muy afanoso y valiente le respondio:

-!Ahora para que venis! Ya no te necesito

Con esa respuesta, el maligno opto por meterse en el monte espeso y no se sabe donde fue a parar.

Con lo ocurrido al arriero, este no volvio nunca a llamar al diablo y los que lo acompanaban vinieron contando lo ocurrido por el camino. Ellos hacian saber a la gente el peligro de invocar al maligno en pos de ayuda.

La bruja chancha

Version de: Neldys Ramirez Vasquez

En epocas pasadas, la entrada al pueblo de Canas Dulces era solitaria y muy oscura. Mas esto no era impedimento para muchos fiesteros quienes se arriesgaban a caminar desde la entrada hasta el centro del pueblo a pie.

Dicen los antiguos habitantes canadulcenos que existia una bruja en las afueras del lugar. Esta mujer tenia fama de convertirse en chancha y acompanar a los hombres que se atrevian a altas horas de la noche a pasar por esos senderos.

Cuentan que un dia un joven del pueblo andaba en unas fiestas, lo que provoco que esa noche decidiera venirse a pie por ese camino.

Los pobladores mencionaban que, cuando este joven venia por la carretera, vio que se acercaba una chancha enorme a su lado. Este animal lo acompano todo el camino y el joven empezo a programar que haria con el. Penso en engordarla para las fiestas al final del ano o venderla para obtener un dinerito. No obstante, al llegar a su casa y ante sus ojos, este animal desaparecio sin dejar rastro alguno, por lo que el joven no volvio a realizar esas hazanas de venirse a altas horas de la noche por tan solitario y oscuro camino.

Este hecho no solo le ocurrio a dicho joven sino que tambien a otros lugarenos, quienes al conocer de ese tan repetido suceso nombraron al lugar con el nombre La Chancha. Sin embargo, el nombre no les gusta mucho a los habitantes del lugar, por lo que en la actualidad han intentado cambiarlo infructuosamente por El Ensayo.

El pacto con el diablo

Version de: Neldys Ramirez Vasquez

Cuentan que en los anos de nuestros abuelos algunos codiciosos hombres se arriesgaban a efectuar un pacto con el diablo. Para ello, se buscaba la epoca de apareamiento de los tincos y si caia una pluma se guarda y llevaba a una quebrada o un rio un Viernes Santo. Ahi, se le solicitaba al diablo su ayuda y se colocaba la pluma en el agua. Si el diablo aceptaba, la pluma iniciaba un recorrido al contrario de la corriente del rio o afluente y debia seguirse hasta donde se detuviera. En ese mismo lugar, aparecia el diablo y se realizaba el pacto con el demonio, el cual consistia en que a cambio del alma el malvado le daria toda clase de riquezas.

Relatan que hubo muchos arriesgados y, entre ellos, uno que realizo el pacto con el demonio a cambio de su alma. De un momento a otro, este senor y su familia empezaron a comprar fincas, ganado, carretas y toda clase de lujos. Sin embargo, esa alegria duro muy poco pues cuentan los moradores que todas las noches, desde el sitio donde se hizo el pacto, el diablo llamaba a su victima y le exigia su presencia. Tanto era la insistencia, que aquel hombre no se atrevia a asistir, ni por un instante, a ese llamado desde los infiernos. Pero el diablo no se quedo satisfecho y opto por iniciar sus visitas a la casa de este senor.

El diablo se presentaba a ese hogar en mil versiones: un guapo jinete, un nino pequeno, en animales, entre otros espantos. Todas estas visitas aterraban a los familiares y angustiaban a los vecinos, ya que estos ultimos escuchaban y observaban con curiosidad los acontecimientos de aquella casa. Esto estaba provocando un sinfin de chismes por los alrededores del pueblo.

No obstante, este no era el principal problema puesto que el demonio se estaba dando cuenta del arrepentimiento de aquella alma al no querer asistir a sus llamados. Todo ello provoco que el diablo decidiera hacer valer el pacto realizado hace ya muchos anos, por lo que le informo a este hombre que se lo llevaria pronto. El hombre se preparo heredando todo a nombre de sus hijos y decidio ir a reunir con Lucifer.

Los lugarenos mencionan que de ese hombre no se volvio a saber nada. Por otra parte, los hijos iniciaron con pleitos por la herencia y despilfarraron todo. Los animales como por acto de magia empezaron a morir uno a uno sin poder hacer nada por evitarlo. Dicen que aquella familia daba lastima de la mala situacion que estaban pasando, a tal punto que los hijos y esposa cayeron enfermos y murieron hasta no quedar uno solo.

Un dia un lugareno iba pasando muy cerca del rio por donde el senor del pueblo habia hecho el trato y encontro un esqueleto hincado como si estuviera rezando detras de una enorme piedra. Algunos se atrevieron a decir que fue el senor del pacto con el diablo que se arrepintio y, como acto de ejemplo, Dios lo dejo tal y como el Diablo lo despojo de su alma.

Las personas del pueblo se compadecieron y le realizaron el sagrado entierro, pero cuentan los hombres que cuando llevaban el cuerpo a la iglesia y luego al cementerio el ataud no pesaba absolutamente nada e iban zopilotes negros encima de la caja.

Dicen las personas que el hombre al hacer el pacto no solo entrego su alma, sino tambien la de sus hijos y esposa. En consecuencia, despues de ese ejemplo, no se supo de nadie mas que se atreviera a realizar un acto asi.

28 de octubre dia de San Simon

Version de: Neldys Ramirez Vasquez

En epocas pasadas, rondaba por el pueblo de Canas Dulces la version de que, los veintiochos de octubre, Jesucristo le daba permiso a San Simon para que se llevara a ninos, jovenes y adultos en malos pasos.

Este ser, segun algunos lugarenos, era realmente Judas a quien Jesus le daba la oportunidad de expiar sus culpas a traves del castigo de otros. Otros mencionaban que San Simon era Satanas, al cual Dios le daba la oportunidad de llevarse almas malas. Por ello, ese dia las personas del pueblo procuraban dormirse temprano y tratar de portarse bien para no ser llevados por ese ser que rondaba el lugar.

Las personas comentaban que un 28 de octubre unos jovenes malcriados hicieron caso omiso a las advertencias de sus padres y, desde esa noche, no se volvio a saber de ellos. Por mas que los hombres del pueblo los buscaron, no se supo nada de sus paraderos. A partir de ese momento, las personas reconocieron que ese dia se debia respetar y guardar para que no les pasara nada y que San Simon no se los llevara.

El toro chingo de la Hacienda los Ahogados

Version de: Neldys Ramirez Vasquez

Canas Dulces se caracterizaba por poseer Haciendas y Fincas de gran renombre por la cantidad de tierras muy fertiles y buen ganado. Muchos de los trabajadores de esos lugares eran personas del mismo pueblo.

De igual forma, los lugarenos se caracterizaban por ser personas de costumbres y muy religiosos. En Semana Santa, ellos guardaban el no ejercer actividades y, a pesar de la gran cantidad de trabajo que poseian las fincas y haciendas, siempre se procuro el respetar esas tradiciones.

Sin embargo, un Viernes Santo en la Hacienda Los Ahogados se perdio un toro. Los sabaneros pidieron permiso al patron para ir a buscarlo y este hacendado les advirtio que respetaran el dia del Senor. Por el contrario, los trabajadores intrepidos decidieron marcharse e ir a buscar al toro.

Cuentan los testigos que en el camino vieron como un toro negro y chingo les salio al paso a los hombres, por lo que ellos salieron detras del hermoso ejemplar creyendo que ese era el animal perdido. Las personas de la hacienda vieron como en la espesura de la montana se fueron desdibujando las figuras y los gritos de guipipia.

Hasta la fecha, nadie sabe absolutamente nada de ellos. No obstante, a las tres de la tarde de los Viernes Santos, hora en que se perdieron los sabaneros, se escucha desde el pueblo el recorrido de estos y sus gritos como acto de recordatorio para que las personas no olviden el no realizar ninguna actividad en los dias del Senor.

GLOSARIO

agua miel m Bebida elaborada con agua y miel de abeja.

alfenique m Caramelo hecho de jugo de cana hervido donde se extrae la miel sin estar en su punto para elaborar la tapa de dulce. Algunos acostumbran agregarle semillas de mani o maranon.

ayote en miel m Postre elaborado con tapa de dulce de cana, canela, clavo de olor y ayote sazon.

chingo adj Caracteristica que se aplica a los animales cuando no poseen cola.

cruceta f Cuchillo grande que posee al inicio una extension muy parecida a una cruz.

guipipia interj. Expresion que enuncia alegria, la cual se emplea en fiestas y en arreo de ganado.

jicote m Panal de abejas donde se extraia miel.

jocotada f Postre elaborado con jocotes hervidos con tapa de dulce, clavo de olor y canela.

leon m Animal feroz parecido a un tigre que habitaba en los bosque de aquella epoca.

mango miel m Postre elaborado con tapa de dulce de cana, canela, clavo de olor y mango maduro.

paravos m (Momotus momota) Ave de colores llamativos que vive en los bordes de los bosques humedos y secos, en barrancos con arboles, plantaciones de cafe, banano, areas semiabiertas o jardines. Su alimentacion consiste de aranas grandes, lombrices de tierra, insectos, lagartijas y culebras pequenas, tambien atrapan insectos y frutos del follaje. Se caracteriza por poseer una cola semejante a una pendola de reloj.

tamal pisque f Tamal hecho de maiz reventado con ceniza, envuelto con hojas de platano o guineo.

Tempisquito m Rio que inicia el recorrido del rio Tempisque, posiblemente porque aun no ha recibido todo el aporte de aguas que lleva sus afluentes.

Bibliografia

Aguero, Arturo (1996). Diccionario de Costarriquenismos. Asamblea Legislativa de la Republica de Costa Rica. San Jose.

Gagini, Carlos (1975). Diccionario de Costarriquenismos. San Jose: Editorial Costa Rica.

Quesada Pacheco, Miguel Angel (1991). El espanol de Guanacaste. San Jose, Costa Rica: Universidad de Costa Rica.

Real Academia Espanola (2001). Diccionario de la lengua espanola. Gredos S. A. Madrid. Recuperado de www.drae.es

Neldys Maria Ramirez Vasquez (*)

(*) Universidad de Costa Rica. Docente universitaria, filologa y linguista, Sede Guanacaste, Universidad de Costa Rica. Correo electronico: dafnel2ster@gmail.com

Dibujante: Br. Norberto Ramirez Sanchez, Sede de Guanacaste. Universidad de Costa Rica.

Recepcion: 2/3/16. Aceptacion: 3/12/16.
COPYRIGHT 2016 Universidad de Costa Rica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vasquez, Neldys Maria Ramirez
Publication:Kanina
Date:Sep 1, 2016
Words:7542
Previous Article:LAS POLICROMIAS DEL GANADO: LEXICO VACUNO Y EQUINO DE FINALES DEL SIGLO XIX EN COSTA RICA.
Next Article:USO DE LA ENTONACION PARA IDENTIFICAR CUANDO USAR LA TILDE DIACRITICA EN EL RECONOCIMIENTO AUTOMATICO DEL HABLA / USE OF INTONATION TO IDENTIFY WHEN...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters