Printer Friendly

LA VENTAJA DE NO PERTENECER GERMAN ESPINOSA (cartagena, 1938-bogota, 2007).

I

En el capitulo quince de La balada del pajarillo (2000), Braulio Cendales despliega un conocimiento enciclopedico del concepto de la Diosa Blanca en la poesia: desde la mitologia griega hasta Borges. La novela de German Espinosa ejemplifica una constante en la obra del cartagenero: una sensacion de erudicion que pretende abarcar en su totalidad las coordenadas de un tema. La autoritaria posicion del autor esta presente en la ficcion, la critica y las entrevistas que componen su obra: critica y ficcion se conectan con la vision que el autor tiene de si mismo.

La extensa obra critica y ensayistica de German Espinosa abarca numerosos temas: un buena cantidad de reflexiones sobre el futuro de la novela, la novela historica, el modernismo, las vanguardias, la muerte, la fantasia, la relacion de la literatura con el periodismo y con la sociedad, entre otros; sus herencias literarias y los homenajes a autores que aprueba; la justificacion de un lenguaje poetico que no deja a un lado las constantes referencias eruditas; su idea de la critica colombiana como un ejercicio de compadrazgo; la apuesta por una literatura universal que contrasta con la narrativa patriotica y parroquiana. Todo ese conglomerado critico no permite contradiccion. Es un reflejo de una fuerte posicion del autor, un discurso que se entrecruza: como la obra es la vida.

II

La vasta produccion critica de German Espinosa contiene cientos de paginas que, a lo largo de los anos, evidencian la evolucion del autor, sus obsesiones tematicas, su posicion ideologica y la busqueda de si mismo; aspectos que se repiten por casi cincuenta anos de cronicas, criticas y ensayos literarios. Los oficios y los anos (2002) y La liebre en la luna (1990) recopilan treinta anos de inquietudes literarias. El primero de estos compila articulos entre 1958 y 1975: los anos de juventud de German Espinosa.

Durante ese periodo, el autor cartagenero emprendio numerosas empresas: se publica La noche de la trapa (1965), primera coleccion de relatos; traduce a Rimbaud; es acusado de comunista por la Embajada Americana y de reaccionario por el Partido Comunista Colombiano; se edita, con gran exito de critica, Los cortejos del diablo.

Los oficios y los anos (2002) regala una prosa clara, llena de anecdotas. Se antoja un lenguaje amigable. Es, como se lee en Borges, el resultado de un lector agradecido, que transmite sus intereses sin adornos innecesarios. La extension de sus articulos no supera las tres paginas. Los temas, en realidad, no difieren de aquellos expuestos en La liebre en la luna (1990). Hay, no obstante, un cambio de tono.

La liebre en la luna (1990) recopila conferencias y articulos entre 1968 y 1988. Por esos anos publica sus novelas El magnicidio (1979) y El signo del pez (1987), un libro de teoria literaria llamado La aventura del lenguaje (1992) y, Noticias de un convento frente al mar (1988), su controversial libro de relatos. Su ficcion se mantiene amable con el lector, pero su critica se torna autoritaria, severa. No hay dialogo en la critica. Su posicion es fuerte desde el principio, y no hay manera de contradecirla. Comienza a perfilarse la posicion que adoptaria el escritor hasta sus ultimos dias: un hombre que desde la erudicion puede juzgar, que mira, como Braulio Cendales, con superioridad.

III

German Espinosa les dedica un cuidado especial a autores como Ruben Dario, Baudelaire, Antonio Machado, Juan Rulfo, Ernesto Sabato. Son homenajes que demuestran un conocimiento amplio de sus obras. Le confiere numerosas paginas a Leon de Greiff, situandolo en el mas alto pedestal de los poetas colombianos. Extrana que, anos despues, en una entrevista de 1996, publicada en Espinosa Oral (2000), se refiera al poeta como un hombre que "vivia hablando de si mismo, de su familia, de sus ancestros aristocraticos, etcetera, y todos cabeceaban afirmativamente a cada palabra suya". Es la exclusion de los autores que lo influenciaron: la constante negacion de Jorge Luis Borges, como un autor que lo influencio, contrasta con ciertos relatos de La noche de la trapa (1965).

Su idea de la critica colombiana tiene un factor comun: se trata de una critica de amigos. Ya Hernando Tellez (1995) habia mencionado este sintoma negativo de la critica colombiana en su ensayo "El compromiso de la critica". Lo remata Braulio Cendales en una escena de La balada del pajarillo (2000) que se asemeja al mundillo literario que Espinosa conocio, a finales de los cincuenta, en Bogota: "Lo acompanaban dos jovenes poetas, harto clasificados ya por mi habitual escrupulo, cuyos libros primigenios, haria no mas de un ano, habian sido celebrados sin ninguna mesura por esa critica de compadrazgo que se ejerce entre nosotros". Para Espinosa, la critica colombiana solo puede hacerse en las universidades. No hay intelectuales capaces de producir una critica desprovista de nepotismo literario.

Su obra critica no favorece a sus contemporaneos. El cartagenero se jacta de no leer escritores colombianos. Gabriel Garcia Marquez recibe de Espinosa un trato respetuoso, pero parco. No alcanza a reconocer el aporte literario que el fallecido nobel ha legado. Una mas de las caracteristicas de Espinosa: esa intensa lucha por ser reconocido, a la sombra de Gabriel Garcia Marquez, como uno de los mejores escritores colombianos.

IV

Su respuesta es el lenguaje erudito. Construye, fundado en esa base, la muralla que lo distancia de otros narradores. Cartagena de Indias es el escenario que permite construir ese mundo literario: complejo y experimental. La tejedora de coronas (1982) no es una novela, para Espinosa, colombiana. La idea que el escritor tiene de Cartagena responde a una mezcla de culturas que hacen de su escritura un complejo ejercicio de erudicion. No en vano Espinosa pensaba que la novela, como el mayor de los generos, contenia cada creacion literaria: desde el ensayo hasta la poesia.

Aplicaba un lenguaje experimental que lo separaria de los escritores de su generacion; un lenguaje poetico repleto de datos propios del ensayo. Espinosa, en Espinosa Oral (2000), reflexiona: "Mi narrativa, que concibo como poesia -y de ahi, algunas veces, mi preocupacion por la musicalidad del lenguaje-, es absolutamente introspectiva, aun en los casos en que el lector encuentra mas aliento epico que lirico en la concepcion general". Sin duda, una preocupacion que separa a Espinosa de otros narradores: la necesidad, desde el lenguaje, de no pertenecer.

Esta preocupacion persiste en su obra critica. En un ensayo titulado "La novela: de cara al siglo XXI" (2002), el cartagenero se opone a la idea de "rebajar su nivel intelectual y estetico a fin de llegar a un numero mayor de lectores". Braulio Cendales, en La balada del pajarillo (2000), defiende esta idea. Su alto bagaje cultural, su excesiva erudicion, contrastan con un escenario tropical que no se equipara con el discurso, tan soberbio como certero, del personaje. Es por eso, quizas, que al encontrar a Mabel Auselou reconoce a su par, que seria, paradojicamente, su perdicion. Espinosa siempre alcanzo, tanto en la critica como en la ficcion, un altisimo nivel intelectual; un lenguaje cuidado y sonoro. Constituyo, esto, una marca registrada en el panorama literario de una nacion.

V

La busqueda de una literatura universal, ajena a los intereses y costumbres nacionales, acompano, no solo el discurso critico de Espinosa sino tambien las tematicas de su ficcion. La tejedora de coronas (1982), considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, avala la obsesion del cartagenero. Esta postura por lo universal como tema central de su obra puede apreciarse en sus relatos: en La noche de la trapa (1965), cuentos como "El crisol" y "El arca de la alianza" proporcionan tematicas en las que el universo sirve de escenario para comprender al ser humano; Los doce infiernos (1976), desde el titulo, anuncia esa caracteristica de la condicion humana, construyendo infiernos a su paso; el amor lesbico, puramente universal, le da nombre a Noticias de un convento frente al mar (1988); El naipe negro (1995), quizas su mas logrado libro de relatos, recoge la escritura onirica, los conflictos psicologicos y el relato brevisimo, como resultado de los viajes del cartagenero; Romanza para murcielagos (1999) es universal en su genero, pues se trata de tres nouvelles que, ya sea por tan distantes ideas del amor o por su delicada narrativa, seducen.

De nuevo, su condicion de cartagenero le permite adoptar una postura universal. En "La cuidad reinventada" (1992), Espinosa describe a Cartagena como un centro multicultural:
   Se aglomeraban los negros, de sombrero de cabuya, que voceaban
   periodicos, vendia carbon de lena, tostaban mani, discutian sobre
   beisbol y boxeo, ofrecian bollos de platano o de mazorca, y
   danzaban bajo la mirada de las estrellas. Las calles eran aromadas
   ademas por el oloroso pan que horneaban los arabes o por los
   perfumes enigmaticos de los restaurantes chinos. La guaracha de
   Cuba, el corrido de Mexico, la tamborera de Panama, el porro y la
   cumbia de Colombia, que iniciaban otra hibridacion, asordaban en
   ventorrillos y trastiendas, donde hombres de pantalon de dril y
   sombrero de fieltro bebian ron blanco.


Cartagena es el escenario que, siendo la ciudad natal de Espinosa, permite la construccion de un lenguaje que, como lo reclama el autor, escapa del entorno y aboga a una conciencia universal. Esta idea persiste en un ensayo titulado "El modernismo: apertura de Latinoamerica a lo universal" (1992): un fabuloso analisis de la poesia de Ruben Dario como literatura para todas las razas.

La postura de Espinosa frente a una literatura universal, desprovista de tendencias locales, explica la opinion que el autor tiene de si mismo y de los escritores coterraneos. Se lee asi en Espinosa Oral (2000): "A mi lo que los novelistas colombianos hayan hecho, hagan o vayan a hacer me tiene sin cuidado. No soy, en puridad, un escritor colombiano, sino ante todo caribeno y, por tanto, universal". Sobran las palabras.

VI

La idea de un escritor marginado, al que no se le reconoce el espacio que merece en la literatura colombiana, cruza la mente. Sin embargo, se trata de un escritor que decide estar al margen, no pertenecer; es, por antonomasia, el escritor marginal de Colombia.

En los oficios y los anos (2002) aun no se perfila la idea del escritor marginal. No hay, en los anos de publicacion de esos articulos, una necesidad de desprenderse de la literatura de su epoca. La liebre y la luna (1992), por el contrario, le da particular importancia al tema; lo convierte, por asi decirlo, en una intencion del autor, en una marca representativa de su obra. El concepto comienza a postularse desde la critica: escritores estereotipados y, a su modo de ver, irresponsables con su rol de literatos contrastan con la disidencia propia del escritor que no da su brazo a torcer ante las tentaciones del mercado editorial. Espinosa le dedica a su postura marginal un articulo llamado "El especimen literario: rudimento, germinacion, viacrucis" (2002). Desde alli hace publica una concepcion de si mismo que se mantendria, sin alteraciones, por el resto de la vida del autor cartagenero. Se trata de una lectura, publicada posteriormente en El Espectador, efectuada en 1988 como parte de la Primera Feria Internacional del Libro de Bogota. Este dato es importante: desde el primer parrafo, Espinosa, advierte que el no hace parte de la cultura del libro. Se denomina un outsider; un escritor marginal, especialmente, y aqui pareceria estar posando ante las camaras, "un escritor con indeclinable vocacion de marginalidad" (2002). Deja clara la reputacion que pretende mantener; oficializa su postura. Se dedica, posteriormente, a recordar, siempre con nutridas anecdotas, su ninez y los autores que llamaron su atencion, que prendieron su llama: Victor Hugo, Shakespeare, Goethe, Dante, Balzac, Dickens, Machado; todos ellos escritores sumamente centricos.

Relata una anecdota de su juventud, presente en muchas de sus entrevistas, que fortifica esa condicion de escritor marginal. A los dieciseis anos, recien llegado a Bogota, conocio en el Colegio Mayor de Nuestra Senora del Rosario a Monsenor Jose Vicente Castro Silva: rector y profesor de literatura. Se publico, por esos dias, el primer libro de poemas de Espinosa: Letanias del crepusculo (1954). El joven cartagenero, admirador de las lecciones de monsenor, esperaba el veredicto del rector. Sus poemas lo escandalizaron, y, en poco tiempo, Castro Silva encontro la manera de expulsar a Espinosa. A partir de ese acontecimiento, Espinosa comprendio que el unico camino de la literatura es la marginalidad. Su literatura parece dirigirse, como el autor anhela, "a los no convencionales, a los no oficiales, a los autenticos".

VII

Los prologos que ofrece la edicion de Cuentos Completos editada por Alfaguara en 2007, ano del fallecimiento de Espinosa, mantienen viva esa idea del escritor marginal; ademas de algunas ideas sugeridas en esta nota. Para empezar, en el prologo de La noche de la trapa, admite que uno de sus relatos resulto de la lectura de El Aleph de Borges, aunque explica que "la influencia del argentino no es muy marcada, si se piensa que [ha] cultivado siempre la narracion con final sorprendente, que [Borges] en cambio rechazaba" (2002).

La negacion de las influencias es otra caracteristica del escritor marginal. En el prologo de Los doce infiernos, al mencionar los variados procedimientos para la construccion de sus relatos, comenta que "en el han querido hallar algunos criticos influencias del llamado boom, pero estoy lejos de verlo asi" (2007). Siguiendo esta linea, en Noticias de un convento frente al mar, el escritor comenta, respecto al titulo del libro, lo siguiente:
   En ella, la palabra "noticias" se trueca en cronica, pero al
   recogerlo en volumen preferi desechar esta ultima palabra para que
   nadie lo relacionara con cierta novela de Garcia Marquez y hablase
   de calco. En esos tiempos, existia la propension a creer que toda
   literatura escrita por colombianos era por fuerza epigonal de ese
   escritor. Lo cierto es que este acabo, anos despues de publicada mi
   coleccion de cuentos, utilizando la palabra "noticias" para el
   titulo de una novela (2007).


Braulio Cendales, pese a caer en la perdicion, es fiel a su modo de ser. Su superioridad intelectual no cede ante nadie y, mucho menos, ante ninguna condicion. En la riqueza y en la pobreza, la erudicion del personaje lo convierte en un ser marginal. De alguna manera, Espinosa se refleja en Braulio Cendales: culto, elegante, altivo, prepotente, al margen. Espinosa comenta que aquel personaje "vivia en mi interior al modo no solo de un huesped, sino como parte de mi, como una especie de reverso de mi natural" (2002). Estas palabras del escritor cartagenero esconden tanto como revelan. Como es natural, sugieren esa propension de Espinosa, que habria de acompanar su obra critica y su ficcion: la ventaja de no pertenecer.

Referencias

Espinosa, G. (1992). La liebre en la luna. Bogota: Tercer Mundo Editores.

Espinosa, G. (2000). La balada del pajarillo. Bogota: Alfaguara.

Espinosa, G. (2002). Los oficios y los anos. Medellin: Fondo Editorial Eafit.

Espinosa, G. (2007). Cuentos completos. Bogota: Alfaguara.

Espinosa, T. A. (Compilador) (2000). Espinosa oral. Barranquilla: Fondo de Publicaciones Universidad del Atlantico.

Tellez, H. (1995). "El compromiso de la critica". En: Nadar contra la corriente. Escritos sobre literatura. Santafe de Bogota D.C.: Editorial Ariel.

Camilo Herrera *

(1) El ensayo deriva del semillero de investigacion en Literatura de la Universidad de San Buenaventura, adscrito a la linea de Literatura y pedagogia del grupo de investigacion ESINED de la Facultad de Educacion de la Universidad de San Buenaventura, Medellin.

* Magister en Hermeneutica Literaria de Universidad Eafit. Docente de la Universidad de San Buenaventura, Medellin, Colombia. Orcid 0000-0003-4466-7539. Correo electronico: Cherrera_1998@vahoo.com
COPYRIGHT 2018 Fundacion Universitaria Luis Amigo
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Herrera, Camilo
Publication:Perseitas
Date:Jul 1, 2018
Words:2818
Previous Article:SYLVIA PLATH.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters