Printer Friendly

LA POSESION FRENTE AL DERECHO DE PROPIEDAD: UN DEBATE SOBRE VIGENCIA Y PERTINENCIA SIN RESOLVER.

POSSESSION VERSUS PROPERTY RIGHT: A DEBATE ON VALIDITY AND UNRESOLVED RELEVANCE

Introduccion

En la mayoria de los paises latinoamericanos y algunos de Europa (con mas razon) el derecho civil es de indudable cuno romano, las mas de las veces con leves distorsiones que se dan al traducir de una lengua a otra y las particulares adaptaciones que ha debido soportar. Por tal razon, algunos de los derechos que ademas han adquirido cierta categoria de universalidad se encuentran en sistemas como el nuestro, con muy pocos cambios. Es el caso del derecho de propiedad y el de posesion que pasaron a nuestro derecho casi sin cambios, no obstante haber pasado primero al derecho frances y ser traido luego por el celebre Don Andres Bello, con el Codigo Civil de Chile (Hinestrosa, 2005) y adoptado con algunas variantes en 1873.

El presente articulo se desarrolla alrededor del tema de los derechos de posesion y propiedad contemplados en el Codigo Civil colombiano y que han sido objeto de diversos desarrollos interpretativos para mantener su vigencia, desde la doctrina, la ley y la jurisprudencia. De tal manera que el proposito es abordar el tema de las figuras en mencion, describiendo y estudiando su evolucion para, mediante el analisis, encontrar si en la actualidad se justifica la existencia de una figura que como la posesion puede haber perdido vigencia y su prevalencia socava el derecho de propiedad. Lo anterior bajo la consideracion de que los conceptos de propiedad y su funcion social han sido ampliados y revaluados, lo que haria que no sea admisible castigar el no uso de la propiedad, aceptando que sea ocupada y ganada por usucapion, en detrimento del derecho de propiedad.

Para abordar el ejercicio se acudio a la consulta bibliografica en busca de los antecedentes evolutivos de la propiedad y la posesion. En ese trasegar se traen a colacion los principales hitos con los aportes mas representativos desde la doctrina y teorias como las subjetivas de la propiedad absoluta, la posesion como derecho provisional, la teoria solidarista que enarbolara Leon Duguit y expresada como la funcion social de la propiedad, hasta llegar al presente en que se asiste a teorias eclecticas que justifican la vigencia de la posesion como modo de adquirir la propiedad. En un momento posterior se acude a describir la propiedad y la posesion en el Codigo civil colombiano, con sus mecanismos de proteccion, para pasar luego a los aportes desde la jurisprudencia. Luego se aborda el analisis acerca de la pertinencia de la posesion hasta cuestionar su vigencia aun en detrimento del derecho de propiedad, pese a que se han revaluado no solo las teorias que le daban sustento, sino los conceptos sobre el uso de la tierra en cuanto a su funcion social. Lo anterior se complementa con elementos conceptuales y principios que se han anadido como la funcion ecologica de la propiedad, lo cual cambiaria las justificaciones para ocupar predios en detrimento de derechos ya consolidados como el de la propiedad. Finalmente, se han plasmado las conclusiones que surgen del ejercicio en conjunto que son el aporte mas notable y significativo en el presente trabajo, en cuanto cuestionan con argumentos plausibles la vigencia de un derecho que como la posesion aun permanece, sin tener en cuenta el cambio de paradigmas y realidades.

Discusion

La propiedad y la posesion: breve panorama historico

Es relevante realizar un breve recorrido alrededor de uno de los fenomenos mas determinantes del progreso de la especie humana como es la propiedad, para seguir el hilo conductor desde que se constituyo como situacion de hecho, hasta convertirse en un derecho que da sentido al concepto de sociedad y aun al de nacion y Estado.

La propiedad es parte importante para describir su aparicion en sentido material, es decir, como forma de evidenciar la aprehension de algun objeto. No obstante, sus origenes si se confunden en este sentido con la posesion en cuanto en su expresion factica, no juridica, propiedad implica poseer. En tal sentido existen teorias acerca de la propiedad de la tierra y no existe por tanto acuerdo para definir si primero fue la propiedad publica o la privada. El sociologo, historiador y jurista, Coulanges (2003) expone su postura sobre los origenes de la propiedad en su obra la "La ciudad antigua" para afirmar que:
   Al contrario, las poblaciones de Grecia e Italia, desde la mas
   remota antiguedad, han conocido y practicado siempre la propiedad
   privada. Ningun recuerdo historico ha quedado de una epoca en que
   la tierra haya sido comun y tampoco se encuentra nada que se
   parezca a ese reparto anual de los campos que se ha senalado entre
   los germanos. (p. 52)


Ahora bien, es un hecho probado que la propiedad en su origen tiene una indisoluble vinculacion con los mitos y creencias, lo cual es entendible en tiempos en que todo se trataba de explicar desde fuera del hombre, es decir, en los dioses que eran quienes entregaban los bienes, en especial la tierra, a sus protegidos. Visto asi, la propiedad en tiempos preteritos no la protegian las leyes, sino los dioses. Coulanges (2003) aporta una explicacion bastante creible al respecto:
   La idea de la propiedad privada estaba implicada en la religion
   misma. Cada familia tenia su hogar y sus antepasados. Estos dioses
   solo podian ser adorados por ella, solo a ella protegian; eran su
   propiedad. Pues bien; entre esos dioses y el suelo, los hombres de
   las antiguas edades veian una relacion misteriosa. (p. 53)


Se infiere de lo citado, que todo ello tiene su nicho en el concepto de hogar como el asiento de la vida ya libre de la incertidumbre de los constantes desplazamientos; pareciera que las divinidades eran adoptadas conforme al servicio de proteccion y tutela que le podia prestar de manera privada a cada uno de esos pequenos grupos o nucleos unidos por lazos de parentesco de diversa indole. Para continuar, a efectos del presente articulo y toda vez que no se trata solo de una descripcion historica, es preciso comenzar por referir a uno de los conceptos o fenomenos que en su expresion factica o como elemento material, es inherente al concepto de propiedad, en tiempos en que se intentaba dar contexto juridico a derechos necesarios para los pueblos. Se trata de la posesion, como un concepto ya elaborado por diferentes teoricos, pero partiendo del derecho Romano:

La palabra possidere, de donde possessio se deriva, contiene a su vez la palabra sedere o sentarse, sentarse o asentarse en una cosa, de ahi la definicion de posesion como el poder de hecho que una persona ejerce sobre una cosa, con la intencion de retenerla y disponer de ella como si fuera propietario. (Morineau e Iglesias, 1998, p. 114-115)

Lo cierto es que la posesion es uno de los fenomenos mas complejos para su estudio; dificultades que derivan de las multiples traducciones que existen y que unas le han quitado, a otras les han agregado y aun mas, las han extraviado. Se procurara en este escrito acudir a los autores mas autorizados y mas cercanos, para presentar un panorama cercano a la realidad historica.

Ciertamente no se trata de una exposicion historica completa y a lo sumo se procura solo referir a los hitos mas relevantes en su origen para luego abordar el fenomeno en la actualidad y en la direccion propuesta. En consecuencia, y para no extender demasiado un intento de caracterizacion, se comenzara por referir a los antecedentes que para el mundo occidental son su genesis; a tal punto no es otro que el ambito romano, en donde la organizacion social conto con fundamentos de confianza relativamente seguros desde los derechos.

Es claro que en un espacio-tiempo, en el que imperaba la sola fuerza desde la guerra como manera de que las naciones adquirieran el territorio, luego de las contiendas se debia repartir la tierra entre los miembros de la nacion, como forma de cuidar las nuevas posesiones y como manera de garantizar un reparto entre los subditos. Tambien era una forma de proteger al usuario de las tierras, de la usurpacion por otras personas. Aun alli, al parecer se establecia una diferencia entre lo que es posesion y propiedad. Savigny (1845) tenia claro, luego de un amplio trasegar por los origenes de la posesion, que:
   El derecho romano establece con respecto a la posesion, lo mismo
   que con respecto a la propiedad, el modo de adquirirla y de
   perderla; segun el cual se la considera no solo como la
   consecuencia de un derecho, sino como la condicion de ciertos
   derechos. (p. 6)


Lo anterior aclara que para los romanos un asunto era la posesion Jus possessionis como detentacion (aspecto factico) y otro el derecho de poseer Jus possidendi, mas como derecho de la propiedad en sentido estricto (Savigny, 1845), aunque establecian una misma forma de perder o adquirir o perder el uno y la otra. No obstante, se consideraba a la posesion como una de las formas o modos de acceder o concretar el derecho de propiedad. Conforme a lo expuesto, la posesion adquiria entidad para generar un efecto que se traducia en la figura de la usucapion y esta, convertiria al poseedor en propietario por el mero paso del tiempo.

Es la ley de las doce (XII) tablas (1) (lez duodecim tabularum, 451-449. a. C.), en plena republica, la que positiviza de alguna forma las regulaciones de diversos campos entre los que estan los temas atinentes a la propiedad y las maneras de configurarla. En fin, la tabla VI, referia a la usucapion asi: "El que posee una cosa por espacio de uno o dos anos, llega a ser propietario de ella" (Savigny, 1845, p. 7).

Pareciera que la propiedad en el mundo romano se reconocio como un absoluto, pero fue cercada poco a poco con limitaciones y desventajas. Como consecuencia de la existencia de las instituciones de la propiedad y la posesion en paralelo y la segunda como via para acceder a la primera, se fueron introduciendo restricciones o limitaciones. Arguello (1993) da cuenta del fenomeno, anotando que:
   Sin embargo, ni siquiera en los tiempos de las XII Tablas, la
   propiedad privada de los Romanos estaba libre de restricciones, y
   asi encontramos desde la arcaica legislacion, servidumbres legales
   que hacian que los propietarios tuvieran que tolerar que sus
   vecinos entraran en la propiedad cada tercer dia a recoger frutos
   caidos de sus arboles y que, en caso de reparacion de los caminos,
   los duenos de los inmuebles proximos debieron permitir que el
   transito pasara temporalmente por sus terrenos. (p. 221)


Ahora bien, en tanto la posesion se considerase solo un camino para acceder a la propiedad como pleno derecho, no significaba ello que estuviesen desprotegidos frente a otros posibles detentadores. Para estos efectos se podia acudir a los interdictos, como soluciones provisionales sobre todo frente a alteraciones del derecho con violencia y bajo el entendido de que se perturba el camino a adquirir el derecho de propiedad. Frente a este aspecto, Morineau e Iglesias (1998) acotan la definicion, resumiendo que:
   Existen dos grupos de interdictos para proteger la posesion. Unos
   se ejercen ante la amenaza de despojo, y son aquellos que sirven
   para retener la posesion (interdicto retinendae possessionis); se
   utilizan antes de que el despojo se consume, esto es, cuando
   alguien perturba la posesion. Los otros se utilizan cuando el
   despojo ya se realizo, para pedir la restitucion del objeto: son
   los interdictos que sirven para recuperar la posesion (interdicta
   recuperandae possessionis). (p. 119)


Queda claro que a ese particular tipo de mecanismos juridicos se podia acudir, ya fuera para preservar la posesion o para recuperarla cuando esa fuera la circunstancia, con lo que se garantizaba esa expectativa de derecho. No obstante, en esa linea se infiere que los interdictos posesorios eran (y son) una especie de accion reivindicatoria, sui generis, como remedio provisional.

No obstante, y sin hacer mayores distinciones entre la propiedad y posesion, y al margen de los interdictos, cualquiera que fuera la denominacion, los bienes no eran objeto de confiscacion para efectos de pagar, de hecho, la tierra era sagrada y no podia arrebatarse ni en virtud de la ley:

La confiscacion solo se practicaba como consecuencia de una sentencia de destierro, es decir, cuando el hombre, despojado de su caracter de ciudadano, ya no podia ejercer ningun derecho en el territorio de la ciudad. (...) Cierto que la Ley de las Doce Tablas no es complaciente con el deudor; pero no permite, con todo, que su propiedad se confisque en provecho del acreedor. El cuerpo del hombre responde de la deuda, no su tierra, pues la tierra es inseparable de la familia. (Coulanges, 2003, p. 62)

Lo anterior se ha traido a colacion para destacar que la propiedad fue objeto de especial proteccion debido a su origen religioso, tendencia que se incorporo al espiritu de la ley de esos tiempos.

Es util traer a discusion el paradigma que se instaura desde la revolucion francesa, ya que aparejado a los derechos del hombre como individuo se consagra el derecho de la propiedad ya como absoluto y sagrado. Forero (1935) lo ilustra, afirmando que: "La Convencion francesa de 1793 no se contento con esto solo; llego hasta decretar la pena de muerte contra cualquier ciudadano que propusiera una ley agraria u otra cualquiera subversiva de las propiedades territoriales, comerciales o industriales" (p. 215).

Para Herrera (2003) la propiedad, en sentido amplio, y aun desde tiempos preteritos, se concibio como el derecho de dominio, conformado por cuatro elementos:
   El ius utendi o usus, que era el derecho que tenia el propietario
   de servirse de la cosa y obtener de ella todas las ventajas que
   podia reportarle; el ius fruendi o frutus, consistente en la
   facultad de obtener los frutos civiles y naturales que el bien
   podia producir; el ius abutendi o abusus, que implicaba el poder de
   consumir la cosa y disponer de ella en forma absoluta y definitiva,
   y el ius vindicati, que consistia en el derecho que ejercia el
   propietario de reclamar el bien a terceros poseedores o tenedores.
   (p. 58)


En las caracteristicas o componentes del derecho de dominio se nota, sin embargo, la existencia de rasgos que se le reconocen a la posesion, pero ello no los convierte en instituciones con el mismo peso juridico. Mas adelante se establecieron consideraciones de tipo subjetivo que en apariencia otorgan la cuspide al derecho de propiedad, pero pervive a su lado la posesion como expectativa de derecho.

En la era posterior a la revolucion francesa se expide el Codigo Napoleonico (1804) que refleja la postura absolutista de la ilustracion y al tiempo del liberalismo clasico (sin que Napoleon represente nada mas que el nuevo absolutismo), que para referirse al derecho a la propiedad establece: "La propiete est le droit de jouir et disposer des choses de la mariene la plus absolue, pourvu q, on n en fassepas un usage, prohibe par les loiou par les reglemeus" (2).

Para Garcia (1996) "el concepto de propiedad consagrado en el Codigo Frances tendria un caracter eminentemente subjetivo, el mas adecuado para hacer posible el desarrollo del liberalismo postulado por los sectores burgueses que tomaron el control de Francia con la revolucion" (p. 7), postura que resaltaba el mas puro individualismo clasico que propugnaba solo por la defensa del ciudadano individualmente considerado, frente al propio Estado. Pero tambien pretendia evitar que se revivieran los esquemas feudales de la propiedad, excluyendo a su paso al usufructo de cualquier relacion con la propiedad (Garcia, 1996).

La ya comentada posicion de Savigny (1845) hacia parte de postulados del liberalismo clasico y, en tal sentido, el talante de la definicion de propiedad junto con sus caracteristicas y modos era de corte individualista.Ya ese paradigma cambia con la teoria solidarista de Duguit (2007) que replantea el caracter absoluto del derecho de propiedad y postula que tiene una funcion social:
   El propietario, es decir, el poseedor de una riqueza tiene, por el
   hecho de poseer esta riqueza, una funcion social que cumplir;
   mientras cumple esta mision sus actos de propietario estan
   protegidos. Si no la cumple o la cumple mal, si por ejemplo no
   cultiva la tierra o deja arruinarse su casa, la intervencion de los
   gobernantes es legitima para obligarse a cumplir su funcion social
   de propietario que consiste en asegurar el empleo de la riqueza
   conforme a su destino. (p. 158)


El concepto y principio de funcion social de la propiedad se impone en nuestro medio a partir de aceptar la teoria solidarista que abandona de cierta forma la concepcion subjetivista de un derecho absoluto como sinonimo de arbitrariedad. No se puede olvidar que una vez cobra efectos la reforma constitucional de 1936 (Ley 200 de 1936) en desarrollo de esta preceptiva se expide la Ley 200 de 1936 sobre reforma agraria, la cual establecio la facultad del Estado para proceder a extinguir el dominio de los propietarios que no se dedicaran al uso y explotacion de sus predios.

De hecho, la Corte Constitucional en pronunciamiento no tan reciente, (sentencia C-595 de 1999), al decidir sobre una demanda contra la expresion 'arbitrariamente' contenida en el articulo 669 del Codigo Civil Colombiano, revalua la vigencia de la teoria subjetiva del derecho, asi:

Ahora bien: toda la teoria del derecho subjetivo se habia construido, tradicionalmente, teniendo en mente el derecho tipo, paradigmatico por excelencia, de contenido patrimonial: la propiedad. Analizado con criterio duguitiano, el derecho de dominio deviene funcion social, lo que significa que el propietario no es un sujeto privilegiado, como hasta el momento lo habia sido, sino un funcionario, es decir alguien que debe administrar lo que posee en funcion de los intereses sociales (prevalentes respecto al suyo), posesion que solo se garantiza, en la orbita individual, a condicion de que los fines de beneficio colectivo se satisfagan. (Sentencia C-595 de 1999)

Tal vez bajo la concepcion de la funcion social de la propiedad, es que aun en la actualidad, la institucion de la posesion se justifica y adquiere fuerza juridica para disputar el sitial de la propiedad, lo cual podria resultar discutible a la luz de los cambios referidos a la funcion ecologica de la propiedad. Lo anterior, en cuanto no resulta admisible que una persona ocupe un predio, solo porque lo observa ocioso; no en la actualidad.

El derecho civil colombiano y la posesion frente a la propiedad

El sistema juridico colombiano en cuanto al derecho civil es en gran parte heredero del derecho romano, segun lo tomara el Codigo Napoleonico. No quiere significar lo anterior que haya sido la unica influencia, pues sin duda tambien tomo rasgos del derecho aleman, frances y espanol; sin embargo, ha de tenerse en cuenta que todos esos sistemas en sus formas primigenias se han nutrido del derecho romano. En ese sentido, no es raro encontrar que los conceptos y las disposiciones sustantivas tienen gran similitud con los que se haya en el romano y los ya mencionados.

En primer lugar, se ha de partir del concepto que alude a los derechos reales; el Codigo Civil Colombiano lo define al derecho real como el que tenemos sobre una cosa sin respecto a determinada persona, y senala que son tales, el derecho de herencia, los de usufructo, uso o habitacion, los de servidumbres activas, el de prenda y el de hipoteca. Mas adelante se ocupa de conceptuar sobre el dominio, para establecer que se llama tambien propiedad es el derecho real en una cosa corporal, para gozar y disponer de ella, no siendo contra ley o contra derecho ajeno. Luego, senala que los modos de adquirir el dominio son la ocupacion, la accesion, la tradicion, la sucesion por causa de muerte y la prescripcion.

Asi, se aborda el derecho de posesion para resaltar que ha sido objeto de especial proteccion desde tiempos preteritos. En ese sentido y pese a que no se trata de la propiedad en sentido estricto, si puede disputarle el rango de derecho positivo en cuanto puede obtener la plena propiedad por el paso del tiempo, aun contra el legitimo propietario. Es como aceptar que una persona sin ser titular del derecho de dominio, puede con respaldo en la ley ejercer los atributos que estan reservados en principio al dueno o propietario.

La posesion esta definida en el Codigo Civil Colombiano como la tenencia de una cosa determinada con animo de senor o dueno. Asi mismo, establece una presuncion legal al reconocer que El poseedor es reputado dueno, mientras otra persona no justifique serlo. Este ultimo inciso de la mencionada norma, basicamente coloca al propietario en desventaja frente al poseedor en cuanto le reconoce una calidad que no detenta. Piensese el caso en que un propietario se encuentre de viaje en tierras lejanas y su propiedad haya sido ocupada por otra persona, que al final ganara la propiedad por la via de posesion. No se observa que la propiedad en este caso sea un derecho protegido contra actos de hecho por parte de otros ciudadanos, lo cual se podria entender como una prevalencia de la posesion sobre el derecho de propiedad.

Asi mismo otorga la posibilidad de que haya coexistencia de titulos y contempla en consecuencia que la posesion puede ser regular cuando esta acompanada de justo titulo y buena fe y por lo tanto se puede ser poseedor regular y poseedor de mala fe, como al contrario, el poseedor de buena fe puede ser poseedor irregular; la posesion irregular sera entonces la que carezca de uno o mas de los requisitos senalados. De la misma manera, establece que el justo titulo es constitutivo o traslaticio de dominio y reconoce dentro de estos a la ocupacion, la accesion y la prescripcion.

Al decir de algunos autores (Carranza y Ternera, 2010) en Colombia la posesion alcanza el rango de un derecho real, que sin embargo es provisional y en tal sentido, es lo mismo aceptar que:
   La posesion puede oponerse a la titularidad del derecho real.
   Identificamos, pues, dos titulares de dos derechos reales
   diferentes: el poseedor del bien corporal y su propietario. El
   primero, aunque no es el titular del derecho de dominio, ejerce de
   manera autonoma y soberana los poderes de la propiedad: uso, goce y
   disposicion (possessio ad imaginem dominii redacta est). (p. 91)


Pero existen ventajas adicionales para el poseedor que se subsumen en lo ya descrito del Codigo Civil. Y se trata de la posibilidad que ha existido de formalizar, de cierta manera la posesion en el registro de matricula inmobiliaria. Se trata de la posesion inscrita, segun se encuentra establecido en el articulo 785 del Codigo Civil y 789 que refiere a la cesacion de esta, por medio de su cancelacion, sea por voluntad de las partes, o por una nueva inscripcion en que el poseedor inscrito transfiere su derecho a otro o por decreto judicial (Articulo 789. C.C.). Asi mismo, la posibilidad de sanear la tradicion que se da al adquirente, mediante el derecho de ganar por prescripcion, (Articulo 753. C.C.) el dominio de que el tradente carecia, aunque este no haya tenido tal derecho.

De lo expuesto se deduce que la posesion detenta las caracteristicas de un derecho real que sin embargo es provisional, toda vez que a traves de la usucapion, se coloca en el camino para adquirir el dominio o plena propiedad sobre un bien corporal.

Adicional a lo expuesto, existe la posibilidad de que la posesion se inscriba, asi se encuentra previsto en la regulacion colombiana. Efectivamente en el articulo 789 del Codigo Civil colombiano nos informa cuando cesa la posesion inscrita; igualmente, en el articulo 7 del Decreto 1250 de 1970, se determina que situaciones como la tradicion de la cosa ajena o tradicion fallida, que dan lugar a la posesion regular (Arts. 752 y 753 C.C.), se inscriben como falsas tradiciones

Hasta aqui se ha referido a la propiedad y la posesion desde el Codigo Civil colombiano. Sin embargo, se debe situar en la Constitucion el caracter de fundamentalidad del derecho de propiedad. En efecto la Carta Superior (1991) establece que se garantizan la propiedad privada y los demas derechos adquiridos con arreglo a las leyes civiles, los cuales no pueden ser desconocidos ni vulnerados por leyes posteriores (Art., 58, inc, 1). Es de anotar que debe entenderse en armonia la disposicion constitucional con el Codigo Civil, pese a que se ha librado al legislador la tarea de limitar o condicionar el derecho fundamental a la propiedad. Pero el citado art. 58 constitucional, recoge la formulacion de 1936 (Ley 200 de 1936) relativa a la funcion social de la propiedad, casi de manera textual; no obstante, introduce un cambio paradigmatico al considerar que la propiedad es una funcion social que implica obligaciones. Como tal, le es inherente una funcion ecologica (Art., 58, inc, 2). La funcion ecologica refiere a la sostenibilidad y en tal evento a la conservacion, lo que implica que la tierra puede permanecer ociosa si con ello se preserva y mejora el medio ambiente.

Es de anotar que antes de la Constitucion de 1991, es la reforma constitucional de 1936, la que rompe con la concepcion individualista del liberalismo clasico y en tal evento logra una adaptacion a las nuevas realidades, lo cual se nota en la adopcion de la teoria de la funcion social de la propiedad. Es decir, aqui ya no es un derecho absoluto y de ejercicio arbitrario y tampoco tiene que ver solo con el Estado, sino con la colectividad. Al respecto se dio un vuelco que debio pasar por muchas dificultades en cuanto se trataba no solo de cambiar el esquema mental del legislador de aquellas epocas, sino de invadir la orbita de ese poder del individuo en cuanto a su propiedad. Tascon (1934) diria al respecto para adelantarse al cambio, que, "este concepto de la propiedad como un derecho absoluto tiende a modificarse actualmente, para convertir la propiedad en una funcion social" (p. 92).

La posesion en la jurisprudencia

Como es comun al sistema juridico colombiano, la jurisprudencia de las altas cortes resulta de particular importancia para efectos de la mejor interpretacion o por lo menos la mas autorizada. Asunto de importancia ya que se requiere estar a los tiempos para adaptar la norma, maxime cuando muchas de las disposiciones del Codigo Civil surgen en un espacio-tiempo distante del presente. Son los pronunciamientos de la Corte Suprema de justicia los que por preceder a la Corte Constitucional, resultan importantes para destacar los conceptos que aun rigen el tema de la posesion y la propiedad.

Pues bien, la Corte Suprema de Justicia (sentencia del 10 de mayo de 1939), se ocupo de la posesion para admitir que es un derecho provisional para el no propietario, derecho que se origina en la presuncion de derecho que lo acompana (...) que es provisional por cuanto cede siempre ante el derecho de dominio. Asi mismo establecia la citada sentencia, otros caracteres distintivos entre la posesion y el dominio y para tal efecto sostenia que:

La posesion y el dominio son instituciones juridicas distintas, de imposible confusion, no obstante, lo cual aquella es susceptible de presentarse como un reflejo de esta. (...) en tal sentido la posesion es un derecho auxiliar para el dueno de la cosa o es un derecho provisional para el que no es dueno de ella, pero puede estar en via de serlo. (Sentencia del 10 de mayo de 1939, p.8)

Ya en 1959 y tratando de conciliar las teorias subjetivas y objetivas de la posesion la Corte Suprema de Justicia (Sentencia 27 de abril de 1955), sostuvo que la posesion es:
   Poder fisico directo sobre las cosas, en virtud del cual se
   ejecutan sobre ellas actos materiales de goce y transformacion, sea
   que se tenga el derecho o que no se tenga; por ella obtenemos de
   los bienes patrimoniales el beneficio senalado por la naturaleza o
   por el hombre; ella misma realiza en el tiempo los trascendentales
   efectos que se le atribuyen, de crear y sanear el derecho, brindar
   la prueba optima de la propiedad y llevar a los asociados orden y
   bonanza; y es ella, no las inscripciones en los libros del
   Registro, la que realiza la funcion social de la propiedad sobre la
   tierra, asiento de la especie y cumbre de las aspiraciones de las
   masas humanas. (p. 87)


En la citada jurisprudencia se tiene la posesion en el tiempo como la forma de sanear el derecho de propiedad, o dicho de otra forma, adquirir el dominio mediante ese modo, pero resaltando que son los actos materiales que impliquen gozo y transformacion, los que evidencian la funcion social de la propiedad.

La Corte suprema de Justicia en trascendental sentencia de 9 de noviembre de 1989 (3), dictada con ocasion de una accion de inexequibilidad contra algunos articulos de la ley 9 de 1989, que entre otros aspectos referia a la extincion de dominio, se pronuncio reconociendo la importancia del derecho de propiedad, reconociendo al tiempo su funcion social y la necesidad de entenderlo como un limite necesario. Al respecto senala:

La institucion juridica de la extincion del derecho de dominio, de recibo en nuestro derecho publico, se fundamenta en que, como al propietario se le imponen obligaciones relacionadas con el cumplimiento de la funcion social que le es naturalmente inherente, su abandono, o lo que es lo mismo segun lo puede disponer en forma general la ley, la falta de actos posesorios indicadores de una explotacion economica en la forma y durante el lapso que ella establece, constituye omision en el cumplimiento de las obligaciones de naturaleza constitucional del derecho de propiedad y conduce a la imposibilidad de seguir garantizandolo juridicamente. (Sentencia 9 de noviembre de 1989)

Como se puede observar, se trataba del analisis de la institucion denominada extincion de dominio como sancion para los propietarios que incumplieran con sus obligaciones como propietarios en relacion con la no ejecucion de actos posesorios que evidenciaran explotacion economica en la forma y durante el lapso establecido en la ley, ya que este tipo de actos hacen parte de la funcion social de la propiedad.

Recientemente, la misma Corte Suprema de Justicia, Sala de Casacion Civil (Sentencia de 22 de mayo de 1995), reafirma el concepto respecto a la provisionalidad o precariedad de la posesion en cuanto a derecho:

La posesion es solo una expectativa que, en cuanto tal, se encuentra sometida al gobierno de la incertidumbre, no obstante que existan fundadas razones para creer que pueda consolidarse en un derecho. La evaluacion de la misma. Depende de la solidez de tales motivos y del provecho o beneficio que para el poseedor reporta la tenencia material del bien. (Sentencia 22 de mayo de 1995)

Pues bien, la Corte Constitucional tambien cuenta con abundante jurisprudencia que ademas de aclarar el sentido de la norma, tambien fija posturas que de una u otra forma han mantenido la indemnidad del instituto de la posesion dentro de un statu quo, tal como pervive (relativamente) en el espiritu original del codigo civil, pero destacando que es un derecho fundamental. Al respecto la mediante sentencia T-494 de 1992, refuerza posturas anteriores al precisar que:

No es infundado afirmar que en la actual coyuntura colombiana la posesion es un derecho fundamental. Tiene conexion intima con el derecho de propiedad, la cual constituye en opinion de esta Corte uno de los criterios especificos para la determinacion de esa categoria juridica abierta que es el derecho constitucional fundamental. La ontologia y especificidad de la relacion posesoria y sus consecuencias economicas y sociales son de tal relevancia en el seno de la comunidad y para el logro de sus altos fines, que esta Corte reconoce que la posesion tiene, igualmente, entidad autonoma de tales caracteristicas y relevancia que ella es hoy, por si sola, con todas sus consecuencias, un derecho constitucional fundamental de caracter economico y social. (Sentencia T 494 de 1992)

Y la posesion, debido a su categorizacion jurisprudencial cuenta con mecanismos legales de proteccion. Por supuesto, tambien la Corte Constitucional se ha referido ellos en la Sentencia T-751 de 2004, de la siguiente manera:

Uno de los principales efectos de la posesion es la legitimacion del poseedor para obtener por via judicial la proteccion de su condicion. Entre los mecanismos con los que cuenta, es el principal el ejercicio de las llamadas acciones posesorias. Estas, tienen por objeto conservar o recuperar la posesion de bienes raices, o de derechos reales constituidos en ellos. Son, pues, acciones judiciales de caracter civil entabladas ante la jurisdiccion ordinaria por el poseedor de bienes raices o de derechos reales constituidos sobre ellos, por causa de perturbaciones o despojos de la posesion material. (Sentencia T 751 de 2004)

Puede evidenciarse en este punto, las garantias que se otorgan a quien detente la posesion de un bien, pese a la precariedad del derecho y contra todos.

La propiedad como derecho consolidado y la posesion como derecho provisional: un problema de vigencia real e historica

Es necesario empezar por aclarar como se concebia la posesion en el derecho romano. Ya se anoto antes que existian diferencias frente a lo que se consideraba como propiedad o dominio.

El profesor Rengifo (2006) refuerza esta postura al aclarar que: "La posesion romana no fue nunca un derecho real, y si fuera necesario clasificarla de algun modo, seria mas exacto hacerlo del lado de los derechos personales" (p. 4). Sin embargo, aun en la actualidad se presenta como un derecho real provisional, por parte de nuestras cortes.

Ahora bien, esa concepcion de la posesion como derecho real provisional tiene su origen en las teorias dominantes subjetivistas. En ese entendido, se comparaba la posesion con la propiedad bajo el argumento de que compartian caracteristicas como las siguientes: a). La posesion tiene todas las caracteristicas formales de la propiedad; b). La posesion tiene todas las caracteristicas materiales de la propiedad; c). La posesion no tiene las mismas caracteristicas temporales de la propiedad; d). Por analogia se sigue que la posesion es un derecho real provisional (Wesemberg y Wesener, 1998). Segun lo anterior, la provisionalidad del derecho esta dada por la identidad de elementos formales y materiales, pero al tiempo por no contar con ese elemento de permanencia que acompana a la propiedad y en tal sentido es que se le ha atribuido el calificativo de provisional; lo que solo cambiara por el transcurso del tiempo establecido en la ley para la usucapion.

La posesion en la era moderna vulnera el derecho de propiedad. En tiempos en que se adquiria la propiedad a traves de la posesion, al tiempo tambien se hacia por tradicion. En la actualidad y merced a que la propiedad es derecho basilar de los Estados modernos, solo se justifica que la propiedad se adquiera o constituya por el modo de la tradicion u otros analogos.

Ya se ha venido refiriendo a esa relativa distancia (que en el pasado no resulto notable) entre la propiedad y la posesion; que sin embargo se consideraron siempre como referidas a un derecho que en uno de los supuestos ha sido pleno y en el otro precario, pero reconocidos con un mismo peso. Lo cierto es que "a traves del tiempo, el abismo que entre propiedad y posesion se ha concentrado en dos aspectos, relacionados con sendos elementos de todo derecho real: el haz de poderes directos y las obligaciones reales" (Carranza y Ternera, 2010, p. 89), todo ello como aspectos que aunque diferentes, han contado con el reconocimiento del Estado.

En los sistemas latinoamericanos, herederos del derecho romano, se contemplan en tal sentido, similares consideraciones para las figuras de la posesion y la propiedad. Sin embargo, prevalece con inusitada fuerza la concepcion subjetiva de la posesion (Savigny, 1845), o usucapion como modo de adquirir el dominio, pero en la practica, supera esa categoria y resulta igualado a la propiedad, aun sin el estatus pleno de derecho real.

Finalmente, la posesion termina siendo uno de los modos de adquirir la propiedad, pero se le considera objeto de especial proteccion, pese a que no es la plena propiedad, sino mera expectativa. En ese sentido, se han ido acercando hasta confundirse en sus efectos y proteccion. Carranza y Ternera (2010) al opinar sobre el tratamiento dado desde el derecho comparado, sostienen que:
   Sin embargo, en paises como Colombia y Peru se han introducido
   importantes reformas--tanto normativas como jurisprudenciales-,
   cuyo principal efecto ha sido el siguiente: el acercamiento de
   estas dos instituciones; es decir, se han extendido, principalmente
   a nivel inmobiliario, las bondades del dominio a la posesion. (p.
   91)


El solo hecho de que existan las acciones de proteccion a favor del poseedor da cuenta de la prevalencia de este "derecho real" sobre la plena propiedad o dominio. En otras palabras, el rango fundamental del derecho a la propiedad resulta sesgado y eventualmente desvirtuado cuando aparece en la escena juridica el instituto de la posesion dotado de proteccion, aun frente al propietario. La sola proteccion de que goza quien ocupa un bien inmueble del que se conoce su propietario, pues existe ademas un registro que debiera mover el aparato estatal a garantizar la vigencia del derecho, evidencia a todas luces un problema de seguridad juridica, nocivo para la institucion de la propiedad.

Se acepta eso si, que la posesion resulto acertada para acceder a la propiedad, en tiempos en que existia un alto nivel de indefinicion porque ni siquiera los Estados eran una organizacion como se conoce hoy y por otra parte, esos asuntos se manejaban por la costumbre; ademas era un mecanismo por excelencia usucapir para luego adquirir la propiedad, en la mayoria de los casos.

La concepcion de los aspectos ligados a la propiedad ha cambiado sustancialmente desde que Occidente (Roma) codifico el derecho; es asi como la economia es la que ha controlado la evolucion del significado de la propiedad. Y si bien, durante siglos se ha considerado que la tierra es un medio de produccion asociado al progreso y por eso se impuso la necesidad de explotar, por ejemplo, la tierra, hoy las condiciones han cambiado y lo que se impone es la sostenibilidad ambiental. Por tales razones, en este siglo XXI, se acepta que haya propiedad ociosa (como la tierra), para efectos de preservar condiciones ambientales como reserva; pero si el derecho no evoluciona a la par de la cultura, entonces se produciran los atentados a la propiedad como forma de sancion por un aparente abandono del ejercicio de los atributos de esta, en aspectos como el usufructo y demas actos de senorio.

Ahora bien, no se trata de desvirtuar o censurar el concepto de funcion social de la propiedad, en cuanto limita el derecho; esto hace parte de la evolucion del derecho en cuanto el individualismo liberal toca a su fin, merced a las concepciones mas impregnadas del interes general o colectivo. Pero es que la funcion social de la propiedad no puede entenderse ahora mismo, al margen de consideraciones que han cambiado el concepto de uso de la tierra, ya que debe entenderse que a la misma, como tal, le es inherente una funcion ecologica.

Lo anterior hace que la posesion pierda sentido en las premisas que la sustentan, como por ejemplo la justificacion de una ocupacion en razones del uso mediante cultivo u otra utilidad, para desvirtuar el derecho de un propietario que decidio dejar un predio para conservacion o recuperacion. Lo cierto es que ganar la propiedad bajo esos postulados y frente al pleno propietario, resulta en vulneracion del derecho real vigente y ya consolidado. Y es que la propiedad en el Estado democratico actual, no es una cuestion de derechos por establecer y las estructuras juridicas de los derechos ya son asuntos resueltos, por lo que resulta en una forma de inseguridad juridica que los propietarios puedan ser casi que despojados, merced a reglas que no justifican su vigencia.

Es necesario dejar sentado que cada momento o cada espacio-tiempo concibe su derecho y este sirve en cuanto resuelve los asuntos que son, de hecho, coyunturales. En ese sentido la posesion fue la forma de resolver problemas de su tiempo y aun la escuela subjetivista con su postura del derecho absoluto y arbitrario de la propiedad. Por su parte tambien fue plausible la postura solidarista que instaura la vigencia de la funcion social de la propiedad, que en nuestro sistema se adopta con el Acto Legislativo 01 de 1636 y sobrevive de manera insolita en el presente; pero lo que no se ve bien es que aun subsista la posesion como derecho real provisional, con pasmosas ventajas sobre el derecho real de propiedad.

Ni la teoria del derecho subjetivo absoluto ni la teoria de la funcion social de la propiedad pueden aplicarse sin atender al cambio de los tiempos, lo cierto es que deben morigerarse y ese es el trabajo de los legisladores. De otra forma, se llegara al momento en que ser propietario resultara ser una desventaja frente al Estado y frente a todo el conglomerado social. Expresado de otra forma, es admisible que el derecho no sea absoluto y que la propiedad tienda a favorecer el entorno ambiental, social y demas complejidades que le son inherentes, en lo que ha dado en llamarse funcion social; pero lo que no se puede es, mantener la inseguridad que puede provocar la institucion de la posesion en cuanto poder para desvirtuar el derecho propiedad. En especial, cuando las concepciones y las justificaciones para mantenerlas vigentes han cambiado; mas que nada en cuanto la propiedad como categoria del derecho y su uso como criterios para delimitar su ejercicio en un mundo que empieza e entender que el progreso no puede ser a ultranza, sino sostenible. Esto ultimo para dar a entender como el no uso de la tierra en labores de explotacion y generacion de lucro, no puede tenerse por abandono de los atributos y facultades, que terminen por favorecer a un ocupante que la use en terminos de produccion. De hecho, conservar predios ociosos, resulta en una rentabilidad de caracter ambiental que hace por la preservacion del medio ambiente.

En sintesis, lo que resulta nocivo en la era actual, es que se mantengan derechos como la posesion que no encuentran justificacion en las condiciones de complejidad socio-juridica y politica contemporanea, que ademas dejan indefenso al propietario frente al poseedor; es decir, hacen pedazos el logro y fundamento de las sociedades democraticas modernas, como es la propiedad. No es aventurado afirmar que pervive un sincretismo juridico que solo parece fundar sus razones en la tradicion, en contravia de la evolucion de las sociedades, el derecho y el futuro mismo.

Conclusiones

La propiedad, aun sin hacer distingos con los actos materiales que le son inherentes, en su origen muestra una innegable vinculacion con los mitos y creencias, en cuanto se concibe toda explicacion desde la divinidad, desde lo externo al hombre; es asi como eran los dioses quienes entregaban bienes como la tierra a sus protegidos.

En el mundo occidental es el derecho romano principalmente el que lega de alguna forma el derecho de propiedad junto al de posesion, sin que alli estuviesen muy claras las diferencias entre uno y otro, mas que nada en lo que tiene que ver con los efectos, pero si se observa la existencia de proteccion para los referidos derechos.

La revolucion francesa instaura al lado de un catalogo de derechos, el de la propiedad con una connotacion de individual y absoluto, limitado nada mas que por la prohibicion de hacer dano a los demas. Concepcion que es reforzada en el codigo napoleonico.

El Codigo Civil Colombiano reconoce la propiedad y la posesion, esta ultima como derecho real provisional. Define el derecho real como el que tenemos sobre una cosa sin respecto a determinada persona y senala que son tales, el derecho de herencia, los de usufructo, uso o habitacion, los de servidumbres activas, el de prenda y el de hipoteca. Mas adelante se ocupa de conceptuar sobre el dominio, para establecer que se llama tambien propiedad el derecho real en una cosa corporal, para gozar y disponer de ella, no siendo contra ley o contra derecho ajeno. Luego, senala que los modos de adquirir el dominio son la ocupacion, la accesion, la tradicion, la sucesion por causa de muerte y la prescripcion.

Al lado del derecho de posesion de puro corte romanista, se instala el concepto y principio de funcion social de la propiedad en el ambito colombiano adoptando la teoria solidarista que abandona relativamente la concepcion subjetivista de un derecho absoluto como sinonimo de arbitrariedad. Tal cambio de paradigma se reflejo en la reforma constitucional de 1936 (Ley 200 de 1936) desarrollada por la Ley 200 de 1936, que establecio la facultad del Estado para proceder a extinguir el dominio de los propietarios que no explotaran sus predios.

En terminos constitucionales, la Carta Superior de 1991 consagra la propiedad privada en su articulo 58, preconizando que se garantizan la propiedad privada y los demas derechos adquiridos con arreglo a las leyes civiles, los cuales no pueden ser desconocidos ni vulnerados por leyes posteriores, lo cual de plano lo que hace es entender vinculada o validada la legislacion civil sobre la materia.

Por su parte, el desarrollo del derecho de posesion frente o de forma paralela al de propiedad o dominio, ha sido abordado en primer lugar por la Corte Suprema de justicia mediante sendas sentencias que interpretan y aclaran desde muy temprano, para avalar que la posesion es un derecho provisional para el no propietario, derecho que se origina en la presuncion de derecho que lo acompana y que es provisional por cuanto cede siempre ante el derecho de dominio. No obstante, admite que la posesion es solo una expectativa que, en cuanto tal, se encuentra sometida al gobierno de la incertidumbre, pero con razones para consolidar el derecho. Adicionalmente admite la teoria de la funcion social de la propiedad y las consecuencias legales de no cumplir con ese postulado.

Por su parte, la Corte Constitucional ha reconocido que uno de los principales efectos de la posesion es la legitimacion del poseedor para obtener por via judicial la proteccion de su condicion, y recuperar o conservar la posesion de bienes raices, o de derechos reales constituidos en ellos. De esta forma han mantenido la indemnidad del instituto de la posesion con rango de derecho fundamental.

La funcion social de la propiedad no puede entenderse ahora mismo, al margen de consideraciones que han cambiado el concepto de uso de la tierra, ya que debe entenderse que a la misma como tal, le es inherente una funcion ecologica. La posesion en la era moderna y tal como se conserva su vigencia sin atender a los cambios sociales, juridicos y politicos, vulnera el derecho de propiedad.

Si bien las posturas basadas en las teorias absolutas subjetivistas y la de funcion social de la propiedad (solidarista), tuvo cada una el tiempo en que sirvio al orden social, economico y politico, no es admisible que subsista como un sincretismo juridico apoyado solo en la tradicion, maxime si en terminos reales, la posesion termina prevaleciendo en sus efectos sobre el derecho de propiedad o por lo menos socava la estabilidad del derecho.

Bajo la concepcion de la funcion social de la propiedad, es que aun en la actualidad, la institucion de la posesion se justifica y adquiere fuerza juridica para disputar el sitial de la propiedad, lo cual podria resultar discutible a la luz de los cambios referidos a la funcion ecologica de la propiedad. Lo anterior, en cuanto no resulta admisible que una persona ocupe un predio, solo porque lo observa ocioso; no en la actualidad.

DOI: 10.17151/eleu.2019.20.8

Referencias

Arguello, L. (1993). Manual de derecho romano: Historia e instituciones. Buenos Aires, Argentina: Astrea.

Carranza, C. y Ternera, F. (2010). Posesion y propiedad inmueble: historia de dos conceptos colindantes. Revista Estudios Socio-Juridicos, 12 (2), 87-108. Recuperado de http://www.scielo.org.co/pdf/esju/v12n2/v12n2a4.pdf

Corte Constitucional. (12 de agosto de 1992). Sentencia T-494 de 1992. Expediente 1909. [MP. Ciro Angarita Baron]. Recuperado de http://www.corteconstitucional.gov.co/ RELATORIA/1992/T-494-92.htm

Corte Constitucional. (18 de agosto de 1999). Sentencia C-595 DE 1999. Expediente D-2292. [MP. Carlos Gaviria Diaz]. Recuperado de http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/1999/C-595-99.htm

Corte Constitucional. (29 de julio de 2004). Sentencia T 751 de 2004. Expediente T-861850. [MP. Jaime Araujo Renteria]. Recuperado de http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2004/T-751-04.htm

Corte Suprema de Justicia. Sala de Casacion Civil. (10 de mayo de 1939). Gaceta Judicial. N. 1947. Tomo: XLVIII. [MP. Juan Francisco Mujica]. Gaceta Judicial. N. 1947. Tomo: XLVIII. Recuperado de http://www.cortesuprema.gov.co/corte/wp- content/uploads/subpage/GJ/Gaceta%20Judicial/GJ%20XLVm%20n.%C2%B0%201947-1952%20 (1939-1940).pdf

Corte Suprema de Justicia. Sala de Casacion Civil. (1955). Sentencia de 27 de abril de 1955. [MP. Jose J Gomez]. Recuperado de http://www.cortesuprema.gov.co/corte/wpcontent/uploads/subpage/GJ/Gaceta%20Judicial/GJ%20LXXX%20n.%C2%B0%20 2153-2156%20(1955-1956).pdf

Corte Suprema de Justicia. Sala de Casacion Civil. M.P (1989). Sentencia 9 de noviembre de 1989. [M.P. Fabio Moron Diaz].

Corte Suprema de Justicia. Sala de Casacion Civil. (1995). Sentencia de 22 de mayo de 1995. [MP. Hector Marin Naranjo]. Recuperado de http://www.cortesuprema.gov.co/corte/wp-content/uploads/subpage/GJ/Gaceta%20Judicial/GJ%20CCXXXIV%20 n.%C2%BA%202473%20(1995).pdf

Coulanges, F. (2003). La ciudad antigua estudio sobre el culto, el derecho y las instituciones de Grecia y Roma. Ciudad de Mexico, Mexico: Editorial Porrua.

Duguit, L. (2007). Las transformaciones del Derecho Publico y Privado. Granada, Espana: Edit. Comares.

Forero, J. (1935). Critica del Derecho Constitucional. Exposicion sistematica del Derecho Constitucional de Leon Duguit. Bogota, Colombia: Editorial Minerva S.A.

Garcia, E. (1996). El concepto de propiedad en el Codigo Napoleonico. Una nueva interpretacion de su articulo 544 en la Historiografia juridica alemana. Revista Chilena de Derecho, 1(23) 7-12. Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2649914.pdf

Herrera, A. (2003). Limites constitucionales y legales al derecho de dominio en Colombia. Analisis desde el derecho publico. Revista de Derecho, Universidad del Norte, (20), 57-81. Recuperado de http://rcientificas.uninorte.edu.co/index.php/derecho/article/viewArticle/2890

Hinestrosa, F. (2005). El Codigo Civil de Bello en Colombia. Revista de Derecho Privado, (10), 5-27. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/4175/417537586001.pdf

Ley 200 de 1936. (16 de diciembre), sobre el regimen de tierras. Diario Oficial No. 23388.

Morineau, M. e Iglesias, R. (1998). Derecho Romano. Ciudad de Mexico, Mexico: Oxford University Press Mexico.

Rengifo, M. (2006). Teorias de la posesion. Revista de Derecho Privado, (36), 3-75. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/3600/360033184001.pdf

Savigny, F. (1845). Tratado de la posesion segun los principios de derecho romano. Madrid, Espana: Imprenta de la sociedad literaria y tipografica.

Tascon, T. (1934). Derecho Constitucional Colombiano, Comentarios a la Constitucion Nacional. Bogota, Colombia: Editorial Minerva S.A.

Wesemberg, G. y Wesener, G. (1998). Historia del Derecho Privado Moderno en Alemania y en Europa. Valladolid, Espana: Lex Nova.

Roberto Silva-Fernandez **

* El articulo surge como producto del proyecto de investigacion titulado: "La posesion, la tenencia y la ocupacion frente al derecho real de propiedad en el sector rural del municipio de Chiquinquira, Boyaca"; que se ejecuto en la Fundacion Universitaria de San Gil, Unisangil.

Asi mismo se genera en los cursos del Doctorado en Derecho de la UBA, que refieren a los derechos fundamentales.

** Fundacion Universitaria de San Gil--Unisangil--Sede Chiquinquira. Boyaca, Colombia. E-mail: rsilva@unisangil.edu.co

(iD) orcid.org/0000-0003-4207-2806 Google Scholar

Recibido: 9 de diciembre de 2017. Aprobado: 1 de noviembre de 2018

(1) Es en sentido estricto, un autentico codigo que englobo los aspectos mas importantes del derecho romano en el siglo V en plena era de la republica. El codigo se dividio en tres apartados que incluyeron: a) derecho procesal, b) derecho civil, y c) derecho penal.

(2) La propiedad es el derecho de gozar y disponer de las cosas de la manera mas absoluta, con tal que no se haga un uso de estas prohibido por las leyes o los reglamentos.

(3) Por la cual se dictan normas sobre planes de desarrollo municipal, compraventa y expropiacion de bienes y se dictan otras disposiciones.
COPYRIGHT 2019 Universidad de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Silva-Fernandez, Roberto
Publication:Eleuthera
Date:Jan 1, 2019
Words:9446
Previous Article:LA OPERACION CONDOR Y EL TERRORISMO DE ESTADO.
Next Article:MAS ALLA DE LA CARIDAD Y LA FILANTROPIA: EL SURGIMIENTO DEL TRABAJO SOCIAL EN ANTIOQUIA.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters