Printer Friendly

LA LITERATURA DE LOS JESUITAS EXPULSOS DE LA PROVINCIA DEL PARAGUAY. MEMORIAS DE UNA INTENSA LABOR.

Literature of the Jesuits expelled from the provincial of Paraguay. Memories of intense work

1. Los largos anos en el destierro

Nada facil les resulto la vida en el exilio a esa gran masa de <<gente ociosa>>, como despectivamente califico a los expulsos el secretario de Estado de Clemente XIII, cardenal Luis Torrigiani. Los mas de 5.000 individuos de las once provincias espanolas debian residir en los tres Estados Pontificios septentrionales: Bolonia, Ferrara y Ravena, es decir, en la region de Emilia-Romagna. Pero no fueron a los colegios jesuiticos, pues el general Lorenzo Ricci temia que colapsara la estructura economica de la Asistencia de Italia que en su momento debio soportar la subsistencia de los expulsos de Portugal y luego Francia, y por ese tiempo la inminente llegada de los jesuitas napolitanos, sicilianos y parmesanos (1). Aunque a diferencia de aquellos, Carlos III ordeno una pension vitalicia proveniente de la administracion de las Temporalidades, que quedaria sin efecto si abandonaban las ciudades asignadas. Misera manutencion fija que fue perdiendo valor a medida que la inflacion generada en aquellos tiempos recrudecia el poder adquisitivo. Pero los familiares y sobre todo los amigos americanos no dejaron de ayudar a los jesuitas enviandoles dinero, como lo hicieron los hermanos Funes desde Cordoba, o el doctor Felix Zuloaga desde Buenos Aires, o el doctor Maciel desde Santa Fe. Incluso algunos pocos jesuitas del Paraguay, por el reconocimiento a sus escritos, fueron beneficiados por la Corona con una doble pension, tal el caso de los PP. Gaspar Juarez, Joaquin Millas, Juan Francisco Aznar y Francisco Javier Iturri. Otros en cambio sufrieron arbitrariedades que alcanzaron a la confiscacion de sus textos como el por entonces polemico P. Pedro Campos (2).

Los jesuitas del Paraguay despues de un largo y cansador viaje de 14 meses, donde murieron varios ancianos, arribaron a su destino en la ciudad de Faenza, excepto los extranjeros que volvieron a sus paises. Unos pocos se distribuyeron en Ravena, Brisighella y los menos en Imola. En Faenza se repartieron en el seminario, cuyos alumnos se encontraban de vacaciones, y en el monasterio de los Siervos de Maria o Servitas. Obtuvieron ayuda de los jesuitas de Faenza en los PP. Pedro Pablo Canestri, Luis Correa y del propio rector del colegio que les permitio tomar de la biblioteca todos los libros que quisieran (3). Tambien recibieron atenciones del conde Francisco Cantoni, hermano del obispo Antonio, fallecido el ano anterior, quien luego de ver a los expulsos deambulando de casa en casa, llevo a su residencia a los ubicados en el seminario (4). El palacio que acogio a unos ochenta jesuitas lo llamaban L'Isola, porque se encontraba en una isla, circundada por el rio Lamone, bombardeado y destruido en la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de todas las dificultades que surgieron, los jesuitas pudieron reconstruir su estructura funcional y jerarquica. El 17 de octubre de 1768 fue designado provincial en el exilio el P Jose de Robles (5) y rector del Colegio Maximo, el P. Domingo Muriel. Ambos habian sido los ultimos procuradores en Europa de la provincia y habian llegado a Faenza en aquella fecha. El P. Robles transfirio a algunos jesuitas a Ferrara e Imola, quedandose en Faenza donde, ademas de conseguir sede, determino hacer un fondo comun con las pensiones, pero sobre todo fortalecer los lazos de lealtad y obediencia. Por su parte, el P. Muriel organizo el Colegio Maximo con siete profesores (6), pero, cuando Carlos III advirtio que el general habia designado nuevos provinciales, tomo el hecho como una ofensa y lo obligo, a mediados de 1769, a que revocara la orden de dar nombramientos a provincias con designaciones espanolas. De tal forma y para sortear este mandato, el P. Lorenzo Ricci decidio cambiar esos nombres por el de santos protectores. Fue en ese momento que la provincia del Paraguay comenzo a llamarse en el exilio provincia de San Jose.

El P. Robles decidio trasladar el colegio a otra residencia propiedad del canonigo penitenciario don Domingo Maria Fanelli. Los motivos fueron diversos, en primer lugar la estrechez de la casa, pero hay que senalar el temblor del primer dia de 1769 que por una cuestion supersticiosa, parte de la poblacion culpo del siniestro a la presencia de los jesuitas y unas mujeres hasta intentaron incendiar la casa del conde. Para la mudanza debieron convencer al propietario el obispo y el propio Cantoni para que les alquilara la residencia donde el mismo habitaba una pequena parte. Angeles en vez de hombres le comentaba que tenia en su casa al P. Ricci. De alli que por muchos anos se denominaba la <<calle de los angeles>> a la que pasaba por aquella residencia (7).

En 1771 el general Ricci designo provincial al P. Muriel, cargo que mantuvo hasta la extincion. Al igual que el P. Robles, que paso a ser rector del colegio. El flamante y carismatico provincial recorrio las casas de Faenza, Ravena y Brisighella, a sabiendas de que la supresion era inminente. Fue por entonces que tradujo los Ejercicios de Diertins a los fines de elevar la alicaida moral del dramatico exilio y redacto su carta sobre el modo de conservar el espiritu ignaciano.

Con el breve Dominus ac Redemptor del 21 de junio de 1773 se interrumpio el proceso organizativo del exilio y las comunidades debieron disolverse para dispersarse por el centro y norte de Italia, aunque la mayoria permanecio en las ciudades asignadas hasta la llegada de los franceses en 1796, pues no solo habian estrechado lazos de amistad con la nobleza, que les permitia tener trabajo en la educacion de sus hijos, sino que muchos ya eran personas mayores que les costaba trasladarse.

Encargado de notificar el breve a los jesuitas del Paraguay fue el obispo de Faenza Vitale Giuseppe de' Buoi, quien convoco a los jesuitas a su palacio para leerles el documento que ponia fin a la Compania de Jesus (8). Siguieron anos de zozobra donde aparecian vagos destellos de esperanza en el regreso, como los decretos reales de 1797 y 1798 que les permitian volver a conventos o a las casas de sus parientes en Espana. Solo cinco jesuitas consiguieron pasaporte para America. A Buenos Aires llego el P. Diego Leon de Villafane, aunque por ese tiempo tambien alcanzaron el Rio de la Plata los secularizados Pedro Arduz de Jujuy, que lo hizo junto a su pequeno hijo, y Jose Rivadavia de Buenos Aires, que fue deportado en 1803, aunque regreso y murio en su tierra natal una decada despues.

Los que se quedaron en Espana fueron expulsados nuevamente de la peninsula, regresando a Italia hasta la toma de Roma por parte de los franceses en 1808 donde fueron obligados a jurar fidelidad al nuevo rey de Espana, Jose Bonaparte. Obviamente, se negaron y fueron perseguidos y encarcelados como lo fue el santafecino Francisco Javier Iturri.

Para la Restauracion, primero en Napoles y Sicilia en 1804 y una decada despues en el resto del mundo, quedaban vivos pocos jesuitas, de los que solo uno habia regresado conservando la investidura jesuita: el mencionado P. Villafane. Otros pocos quedaron en Europa y fueron parte de la nueva Compania de Jesus, entre ellos los PP. Pedro Ramon Ganuza (1744-1829), Joaquin Lucas Uson (17431816) y los criollos Juan Francisco Ortiz de Ocampo (1729-1816), Francisco Iturri (1738-1822) y Joaquin Camano (1737-1820).

1.1. La produccion literaria del exilio

La literatura escrita por los jesuitas en su estadia en Italia se destaco notablemente. Ello se debe -como escribe Batllori- al estado cultural de las diversas provincias espanolas ante la expulsion (9). De tal manera que surgieron escritores de suma significacion que han conformado una suerte de literatura hispano-italiana. Ya habia literatos celebres dentro de los religiosos expulsos de la Compania de Jesus como Juan Andres, Esteban Terreros y Francisco Jose de Isla, entre otros. Pero la gran produccion estaba reservada en gran medida para una estirpe de hombres que, sobre todo, deseaban hacer conocer al mundo su vida cotidiana misional en paises lejanos y llenos de peligros. Sobresalen en este sentido los llegados de America, nutridos de una experiencia educacional y misional que los distinguia. Los educadores derivaron en publicistas y los misioneros en la produccion fundamentalmente de obras de caracter etnografico, linguistico, teologico y geografico, convirtiendose en fuentes primordiales del, por ejemplo, enciclopedismo de Hervas, el padre de la filologia moderna, que recibio notable ayuda de jesuitas del Paraguay como Jose Guevara, Jose Pelleja, Ramon Maria de Termeyer, Jose Cardiel, Jose Manuel Peramas y Jose Sanchez Labrador (10), pero sobre todo de Joaquin Camano, quien proporciono sus conocimientos sobre las lenguas chiriguana y las del Brasil; rectifico las noticias de Machoni sobre la lengua lule; escribio sobre la afinidad entre las lenguas maya, yapitalagia, mocobi y abipona, ademas de las lenguas de los payaguas, guanes, porrudos, guayakes y omaguacas.

Una primera etapa literaria en Italia va a estar signada por los relatos conmovedores del exilio, donde los jesuitas dejaron escritos testimoniales de aquel hecho. Obviamente, todos fueron textos prohibidos e ineditos que se publicaron mucho tiempo despues (11). Mientras que, ya establecidos, se abocaron a escribir en forma sistematica, lo que algunos habian comenzado a concebir en America y continuaban con sus memorias que se afirmaban con el paso del tiempo y en el recuerdo imborrable de los buenos tiempos del pasado.

Esta situacion se relaciono con los escritos del contexto europeo que desvalorizaba no solo la empresa colonizadora espanola, sino tambien las culturas originarias y la naturaleza del nuevo continente, y, por cierto, la labor evangelizadora de los jesuitas. Nos referimos principalmente a las obras del holandes Cornelio de Pauw (1768-1769), del abate frances Guillaume Raynal (1770) y el escoces William Robertson (1777). Los jesuitas, como interpretes principales de los sentimientos regionalistas, fueron los primeros detractores de esas posturas como el chileno Manuel de Salas, el mexicano Francisco Javier Clavijero o el peruano Juan Pablo Viscardo Guzman, entre muchos otros. Y hasta resultaron estimulados para responder, y no solo por conviccion, sino tambien porque el conde de Floridablanca comenzo a ofrecer premios de pensiones dobles a los expulsos para que escribieran en contra de aquellos (12). Era una clara necesidad de la monarquia borbonica controlar la historiografia americanista y para ello disponian del intelecto jesuita, aunque presionado como una posibilidad y esperanza de regreso. Pero esa defensa no fue ejercida por los jesuitas con un criterio unico, pues asi como unos reivindicaban la intervencion de Espana al grado de convertirse en apologetas, otros preferian enaltecer sus vivencias con las culturas originarias, resaltando la tierra y los hombres americanos. Nos referimos a los jesuitas del norte de Europa y fundamentalmente a los propios criollos.

Un ejemplo dentro de los jesuitas del Paraguay fue el mencionado P. Iturri, de quien nos ocuparemos en particular. Pero en toda America se produjeron obras exaltando el continente como los trabajos de los PP. Francisco Javier Clavijero de Mexico, Juan Ignacio Molina de Chile, Juan de Velasco de Quito, Antonio Julian y Filippo Antonio Gilij de Venezuela.

Efectivamente los jesuitas se dividieron en sus apreciaciones, entre hispanos europeos y criollos, aunque juntos cultivaban una ideologia regionalista prenacional que aumento con la melancolia de la distancia y los sufrimientos que les ocasiono el exilio. De estas tendencias, la obra de Jose Manuel Peramas comparando la Republica de Platon con las reducciones guaraniticas (1793) ya no tiene solo caracter religioso, sino que evidencia sus europeizadas ideas.

En la antigua provincia del Paraguay se destacaron varios profesores escritores que trabajaron diversas tematicas, resaltando el valor de las letras clasicas, la filosofia y tambien la historia natural, pues la ciencia ocupo un lugar preponderante. Pero muchas de estas obras fueron publicaciones postumas que penetraron el siglo xix y profundamente aun en nuestros dias.

Los jesuitas exiliados tambien se interesaron en los sucesos politicos de su convulsionado tiempo. Seguian con frecuencia los acontecimientos que incluso comunicaban a sus amigos americanos, como el caso del P. Juarez, quien ponia al tanto de los hechos a los Funes en Cordoba.

Tan copiosa resulto la obra literaria de los jesuitas en el exilio que comenzaron a resurgir los bibliografos como el prolifero P. Raimundo Diosdado Caballero (Palma de Mallorca, 1740-Roma, 1829), quien tambien en el exilio publico su biblioteca de escritores jesuitas entre 1814 y 1816. Su obra evidentemente tenia un correlato con la labor comenzada por Pedro de Ribadeneira (1602-1608), continuada por Andre Schott (1613), Philippe Alegambe (1643), Nathaniel Southwell (1676) y, sobre todo, Nicolas Antonio (1672-1696), del que los PP. Arevalo, Cordova y el mismo Ravago intentaron actualizar. Pero contemporaneo al P. Raimundo tambien se encontraba su maestro y amigo, el padre de la filologia comparada, el jesuita Lorenzo Hervas y Panduro, que escribio sobre los escritores jesuitas del exilio, ubicados entre 1759 y 1799, obra que su autor no llego a ver publicada y recien la edito Astorgano Abajo en 2007, indicando una treintena de escritores del Paraguay, de un total de 495 mencionados, es decir, 170 mas que el propio Sommervogel. Indudablemente, el catalogo de Hervas es el mas completo, superando no solo al frances sino tambien a Polgar y al propio Aguilar Pinal, entre los mas laboriosos, quienes excluyeron a gran cantidad de escritores jesuitas. En esta ocasion suprimimos de Hervas aquellos que escribieron pero murieron antes del exilio como Bartolome de Mora y Francisco Bautista o Pedro Juan Andreu, que escribio en America, pero no sabemos si lo hizo en el destierro. Incluso el provincial Manuel de Vergara, que murio en el Puerto de Santa Maria en 1770. Sin pretender disminuir en lo mas minimo la inmensa obra de Hervas, senalamos apenas dos detalles como que el tal Francisco Larreta que fue nombrado provincial nunca estuvo en Paraguay y Rafael de Cordoba, que dice Hervas que fue visitador en el Paraguay, no lo fue.

Con su trabajo, el P. Raimundo dejo el camino abierto a los hermanos Agustin y Aloys De Backer, quienes se concentraron primero en las ediciones de Plantin con el objeto de actualizar los trabajos de los antiguos bibliografos, surgiendo la primera edicion de sus siete volumenes publicados entre 1853 y 1861. Se sumo a ellos y luego continuo la obra, el frances Carlos Sommervogel, quien anoto una serie de errores y, cuando uno de estos fue a Paris, se los entrego. De este modo, empezo a colaborar con ellos por correspondencia hasta la edicion final de la obra, publicada en 12 tomos aparecidos entre 1890 y 1900.

Por otra parte, las obras de los exiliados tambien comenzaron a llamar la atencion, por ejemplo, en el jesuita Alessandro Gallerani con prologo de Salvador de Madariaga SJ (1897) y en especial referencia a los expulsos americanos, Jose Toribio Medina (1915).

Finalmente, no podemos dejar de mencionar al P. Jose Eugenio Uriarte (Bilbao, 1842-Orduna, 1909), entusiasmado por abarcar la totalidad de la bibliografia jesuitica. La publicacion de la obra de De Baecker-Sommervogel lo persuadio para limitarse a estudiar los escritores de la antigua Asistencia de Espana. Los primeros tres tomos los dedico a anonimos y seudonimos (1904-1906), mientras que los cuatro y cinco fueron publicados por Enrique del Portillo y Mariano Lecina (1925-1935). Tiempo despues se conocio su Biblioteca de Escritores de la Compania de Jesus, obra trabajada con Lecinas, pero solo se publicaron dos volumenes que llegan hasta la letra F. En la actualidad completa este trabajo el P. Jose Martinez de la Escalera SJ.

Ya el jesuita y bibliografo Antonio Possevino en el siglo xvi habia catalogado siete grupos tematicos. Algunos anos despues su hermano de religion Claude Clement amplio a veinticuatro (13). Pero es sumamente dificil la catalogacion tematica de autores, pues varios de ellos incursionaron en distintos temas y disciplinas. Nosotros simplemente y para organizar el texto dividimos el mismo en escritores extranjeros, espanoles y criollos, con algun subtitulo ocasional. Trataremos los autores cuyas obras han sido escritas en el exilio, a los fines de acotar el tema, e intentaremos mencionar algunos textos que conocemos ineditos o perdidos.

1.2. Autores extranjeros

Como senalamos en un principio los jesuitas del norte de Europa tuvieron una particular vision del mundo americano, resaltando las culturas originarias y su propia experiencia misional. Sus exilios fueron atemperados pues no tuvieron que trasladarse a los Estados Pontificios, sino que regresaron a sus paises. Uno de ellos fue Martin Dobrizhoffer (Frymburk, 1718-Viena, 1791), quien permanecio 18 anos entre guaranies, mocobies y abipones. Deportado a Europa estuvo detenido en el convento franciscano de Cadiz hasta que paso a Viena en 1773. Fue entonces que, a instancias de la emperatriz Maria Teresa, se publico con gran repercusion su conocida obra en tres tomos, primeramente en aleman (1783-1784) (Fig. 1) y luego en latin (1784). Tambien en ingles (1822-1935), aunque con omisiones y resumenes de varios pasajes, y finalmente en castellano con traduccion de Edmundo Wernicke y la introduccion del P. Furlong (1967-1970), quien resalta la particular y exhaustiva descripcion de esta etnia en toda su complejidad cultural. El autor no solo vuelca en sus palabras el profundo amor que les tuvo, sino que contagia al lector con su calida lectura.

Siguiendo con los extranjeros que estuvieron en el Paraguay, mencionemos al no menos conocido Tomas Falkner (Manchester, 1707-Plowden-Hall, 1784), quien estudio fisica y matematicas con Newton, siendo enviado a America por la Royal Society de Londres para estudiar las propiedades medicinales de plantas y aguas. Al llegar, no solo se hizo catolico, sino que ingreso en la Compania de Jesus, realizando multiples actividades, entre ellas la exploracion de la Patagonia donde incluso descubrio el primer fosil prehistorico. Regreso a su patria en 1771 incorporandose a la provincia jesuitica de Inglaterra. Su trabajo sobre la region austral de America fue extractado y publicado por William Combre en 1774 (Fig. 2). Al ano siguiente la obra fue traducida e impresa en Alemania y luego en Francia en 1788. Simultaneamente a la aparicion del libro, el oficial de la Secretaria del Consejo de Hacienda espanola don Manuel Machon la tradujo al castellano para alertar a Carlos III sobre este texto que afirmaba que era una clara incitacion de los ingleses para invadir la Patagonia, que hasta entonces no habia ocupado Espana. Desde ese momento la Corona se preocupo en arbitrar los medios para la ocupacion y considero a Falkner un traidor, como habia sugerido Machon, ademas de prohibir la publicacion en castellano. La no muy buena traduccion de Machon recien la imprimio De Angelis en 1835, encontrandose otra mejor de la Universidad de La Plata, publicada en 1911. La obra tuvo gran repercusion e incluso fue utilizada por Darwin como guia preparatoria para su viaje en el Beagle. Otro trabajo menos difundido, y del que solo se conoce el ejemplar del British Museum, fue editado por Tomas Pennant en 1788, tiempo despues del fallecimiento del autor. Falkner tambien escribio sobre la anatomia del cuerpo humano en dos tomos y varias otras obras menores que se han perdido y que bien el P. Furlong (1929 y 1954a) ha investigado.

De la actual Polonia proviene el misionero Florian Paucke (Winsko, 1719-Neuhaus, 1779), quien para la hora de la expulsion trabajaba entre los mocobies y de regreso a la Baja Silesia dono su famoso escrito al monasterio cisterciense de Zwettl en Austria. Su obra es conocida por sus alrededor de 150 notables ilustraciones que tienen su correlato temporal con la de su contemporaneo jesuita de Mexico el bohemio Ignacio Tirsch. Estampa la memoria de los lugares, personajes, flora, fauna y acontecimientos que siguen el texto. Precisamente, los amenos relatos estan llenos de detalladas informaciones sobre su llegada a America y regreso a Europa. Existen varias versiones reducidas (14), tanto del texto como incluso de las ilustraciones, siendo la primera la del monje cisterciense Johannes Frast de 1829 (Fig. 3), concentrada en un extracto muy pequeno. Continuaran editando los jesuitas Andres Kobler (1870), Agustin Brigmann (1908) y varias mas. Pero fue el P. Furlong quien tuvo en sus manos el original y procuro su impresion castellana aparecida en tres tomos entre 1942 y 1944 con traduccion del no menos meritorio Edmundo Wernicke. La edicion introdujo varias ilustraciones coloreadas. La extensa obra de Paucke recien se publico en su lengua en 1959 con reproducciones en color original, aunque el texto se vio alterado. Solo dos tomos, copiados de la edicion argentina, fueron publicados en 1999 y 2000, hasta que se edito la obra completa en 2010, compuesta de las 141 ilustraciones que se han conservado, excepto unos borradores en lapiz, con un cd adjunto con los textos de la traduccion de Wernicke.

Otros autores extranjeros no descollaron tanto como los mencionados, pero ademas de ejercer sus ministerios se dedicaron a escribir. Tal es el caso del croata Nikola Plantich (Zagreb, 1719-Varazdin, 1777), quien para la expulsion se encontraba en el Colegio de Montevideo, llegando poco despues a su patria; dejo escritas lecciones de logica, predicaciones en lengua croata y la traduccion en este ultimo idioma de la gramatica latina de Manuel Alvarez (15). En el convento mercedario de Mendoza se encuentra una obra inedita sobre logica, escrita en latin por Plantich (16), seguramente redactada antes del exilio. Otro ejemplo fue el musico y matematico austriaco Jose Brigniel (Klagenfurt, 1699-Wiener Neustardt, 1773), quien llego a Buenos Aires en 1729, siendo misionero entre guaranies, abipones y guaycurues, con quienes habito hasta la expulsion que lo llevo a Italia por un corto tiempo. Escribio un vocabulario, gramatica, catecismo y sermones en lengua abipona e inicio un diccionario de la misma (17). Sommervogel (18) agrega que escribio una gramatica, catecismo y sermones en guarani. Tambien el explorador, linguista y misionero aleman Bernardo Havestadt (Colonia, 1714-Munster, 1781), llegado en 1747, escribio sobre la lengua araucana, editado en 1777 (Fig. 4) y reeditado en 1883, expresando que su mayor maestro fue su compatriota el P. Francisco Javier Wolfwisen.

1.3. Escritores espanoles

Indudablemente, los espanoles fueron los mas numerosos. Llegados a America desde distintas regiones en los diversos viajes que los procuradores en Europa hicieron en el siglo xviii. Al referirnos a las actividades del esquema organizativo trasplantado en el exilio, mencionamos como protagonista al P. Domingo Muriel (Tamames, 1718-Faenza, 1795) (19). Desde que acato la orden de la supresion y aun antes (20), se dedico a escribir varias obras de distintas tematicas como el conocido Fasti Novi Orbis (1776) (Fig. 5), siendo una traduccion aumentada de la obra del P. Charlevoix que trabajo el P. Jose Sans y que trata una sintesis cronologica sobre el descubrimiento y la colonizacion de America (1218-1771) (21). Tambien y con su conocido seudonimo de Ciriaco Morelli, recopilo 605 disposiciones pontificias sobre America. Como jurista destaca su libro Rudimenta Juris, que fue traducido al castellano con no mucha precision en 1911, y el inedito titulado Jus nature et gentium apud Indios meridionalis, que se encuentra perdido. Obras historicas son la traduccion al latin de la acreditada Historia del Paraguay del P. Charlevoix, en la que no solo incorporo notas aclaratorias, sino que completo con varios capitulos (22). Como autor ascetico publico en 1772 la Practica de los Ejercicios, del P. Diertins (1698) y que la menciona Hervas y Panduro (23), sumando la traduccion de los Principios de la vida espiritual del P. Surin. Tambien en la biografia del P. Miranda se incorporaron algunas cartas del P. Muriel, siendo la mas importante la circular que envio exhortando a los jesuitas a seguir fieles a las normas de san Ignacio y una carta instructiva sobre los ministerios a celebrar, confesar y predicar (24). Las obras de caracter teologico y apologeticas son Collectanae dogmatica (1792), que era el primer tomo de una enciclopedia filosofico-teologica que quedo inedita y perdida, y Opus contra Jansenianam (25). Tambien escribio una obra publicada contra los enciclopedistas franceses (1766) y otra inedita en defensa de la guerra guaranitica y contra los seguidores de Campomanes (26). Otras de las tantas obras ineditas que hablan de su diversidad tematica son la Cuestion compleja y la Demostracion del estado de Espana (27).

Seguimos con el excelente biografo de Muriel, el P. Francisco Javier Miranda (Ledesma, 1730-Bolonia, 1811), de quien se conservan varios escritos y precisamente la biografia de su maestro es el segundo texto suyo que llego a publicarse, aunque mucho despues de su muerte. Efectivamente el manuscrito fue recuperado por los jesuitas en Roma y custodiado por los de Barcelona, hasta que el P. Hernandez lo hizo conocer. Es uno de los textos del genero biografico mas amenos y llenos de informacion escrito por los antiguos jesuitas, pero con el objeto de contribuir a la causa de beatificacion de Muriel. Su primera obra, aparecida una decada antes, fue impresa en varias entregas de una publicacion periodica, relatando los avatares de la partida de los novicios de Cordoba (1906). Pero un trabajo que lo destacara es indudablemente El Fiscal Fiscalizado, que recien fue impreso en 2013, y donde el P. Miranda intenta demostrar que Campomanes estaba al frente de una conspiracion compuesta por jansenistas, francmasones y filosofos libertinos que pretendian acabar con los jesuitas. No obstante, la obra trae gran cantidad de topicos americanos. Otro libro tambien recientemente impreso es El Perro de Diogenes (2010), donde el P Miranda critica conductas individuales y colectivas a traves de un relato de profunda erudicion en el campo de las humanidades. El P. Furlong (28), al biografiar al P Miranda, publico Sinopsis o Ensayo de los danos en lo espiritual y temporal seguidos del destierro, ademas de mencionar una gran cantidad de obras ineditas conservadas en su mayoria en los archivos de Loyola en Azpeitia y Toledo en Alcala de Henares.

Pero si de biografos trata mos, destaquemos al humanista catalan Jose Manuel Peramas (Mataro, 1732-Faenza, 1793). Despues de haber publicado la vida de Ignacio Duarte y Quiros en la imprenta de Cordoba, en el exilio incursiono en la poesia, escribiendo un poema en tres partes y 2.100 versos sobre el descubrimiento de America, publicado en 1777, y otro laudatorio dedicado al obispo de Faenza Domingo Marchioni Mancifforte en 1787. Como mencionamos, cultivo el genero biografico con gran exito, publicando primero la vida de seis jesuitas en 179128 (29) y luego de otros trece, en 1793 (30) (Fig. 6). En este ultimo incluyo la biografia del notable novicio Baigorri, que se tradujo primero al italiano en el ano 1859 (31) y al espanol en Barcelona en 1895 (32). Esta vez incluia no solo trece personajes, sino una primera parte, donde comparaba las reducciones guaraniticas con la doctrina utopica de la Republica de Platon (33).

De Peramas merece especial mencion el muy detallado diario del exilio que no solo fue conocido por sus contemporaneos, sino que incluso fue censurado. Del original se conservaron dos versiones, una en castellano y otra en latin un poco mas extensa. Esta ultima fue impresa en italiano por el historiador Jose Boero en 1859 (34). Finalmente, la version castellana fue publicada por primera vez en una serie de entregas, aparecidas entre 1906 y 1907 en la Revista Eclesiastica del Arzobispado de Buenos Aires. Pero fue el padre Furlong quien en 1937 se ocupo extensamente de la biografia del autor del texto y en 1952 le agregara el diario, con lo que inicio la famosa y monumental serie de Escritores Coloniales Rioplatenses. Recientemente, ha vuelto la atencion historiografica tanto sobre la figura de Peramas como en particular de su diario y descripcion de la provincia jesuitica. Aunque muchos de sus escritos todavia permanecen ineditos y ya fueron mencionados por Hervas y Panduro (35) en su tiempo.

Tambien escribieron del exilio Bernardo de Castro (La Rioja, Arg. 1729-Faenza, 1781), cuyo dramatico viaje comienza en la reduccion de San Jose de vilelas, a quien a su vez se le debe un muy interesante manuscrito sobre esta etnia de Salta escrito en 1771 (36). Se suman Juan Bautista Roca (Palma de Mallorca, 1725-Civitavecchia, 1800), que escribio desde el colegio de Belen en Buenos Aires, ademas de los aqui mencionados PP. Iturri, Sanchez Labrador, Paucke, Juarez y Miranda. Obras que como senalamos en otro pasaje fueron recientemente compiladas. De ellos destaquemos al catalan Jose Pelleja (Riudoms, 1730-Ravena, 1787), quien no solo escribio una relacion de la expulsion desde chiquitos, sino que Hervas menciono tres obras de su autoria: una gramatica en lengua chiquita que segun Camano lo escribio de memoria, siendo posiblemente la que encontro Sieglinde Falkinger en la biblioteca Estense Universitaria de Modena. Otras obras que menciona el poligrafo jesuita son un Diccionario de varias materias y secretos de artes mecanicas y una Instruccion para ayudar a morir bien.

El notable literato Joaquin Millas (Zaragoza, 1746-1811), que llego a Buenos Aires en 1764, se desempeno en el exilio como catedratico de Metafisica en el colegio Real de San Pedro en Plasencia (Italia). Psicologista, aunque mas inclinado como Arteaga a la escuela escocesa que a los postulados de Condillac, para el la observacion del hombre era el fundamento de la filosofia sin tener reparo en aceptar la duda cartesiana y patrocinar el metodo analitico (37). Desde Mantua escribio su conocido ensayo sobre el paralelo de los tres generos de la poesia de Virgilio con la poesia italiana y la relacion con las demas artes (1785). Bien recibida la obra por los eruditos de su tiempo y con la ayuda de Jose Nicolas de Azara, ministro de Carlos III, publico tambien en Mantua su segunda obra en dos tomos en 1786 y un tercero en 1788, que versa sobre el verdadero fin de la cultura humana (Fig. 7). Tambien esta obra fue bien recibida, incluso el jesuita y literato italiano Jeronimo Tiraboschi incluyo un extracto de la misma en los Jornales de Modena. Al llegar el libro a Espana fue elogiado por el conde de Floridablanca, por lo que Carlos III doblo su pension. Fue entonces que Millas enfermo y debio mudarse a un pueblito en las afueras de Bolonia, pero por poco tiempo ya que fue llamado a la mencionada catedra de Plasencia. Alli estuvo dos anos y regreso a Zaragoza no sin antes publicar su introduccion a la metafisica (1798), en dos tomos dedicados a sus discipulos, y donde contempla tratados de logica, ontologia, cosmologia, psicologia y teologia moral. De las obras hasta aqui resenadas se ocupo extensa y detalladamente Latassa y Ortin (38), el mayor de los bibliografos de las letras aragonesas. Aunque no incluye del jesuita Millas otras obras publicadas en Italia, mas precisamente las de Verona y Plasencia de 1797, que no hacen mas que reafirmar su vocacion eclectica y su gusto por el racionalismo de Descartes y el metodo analitico.

El moralista aragones Juan Francisco Aznar (Palomar, Teruel, 1743-Zaragoza, 1800), llego a Buenos Aires a mediados de 1764 y la expulsion lo sorprendio mientras estudiaba en Cordoba. En Italia residio en Ferrara hasta que pudo regresar a Espana a la casa de un tio en Huesca. Fallecio fortuitamente en un viaje a Zaragoza. Dos obras se conocen de este autor. La primera, impresa en Ferrara en 1786 (Fig. 8), fue traducida y enviada a Espana para su consideracion, pero el propio P. Luengo se refiere al poco merito de la misma (39). Su segundo trabajo impreso en 1791 tambien en Ferrara fue una traduccion al italiano de un libro del arzobispo de Toledo Valerio e Lossa.

Por ultimo, hubo varios jesuitas que se dedicaron a traducir obras de otros autores, como los mencionados Aznar y Muriel, pero tambien se aboco a esta tarea Manuel Sierra (Argamasilla, 1725-Faenza, 1790), quien ingreso a la Compania de Jesus de la provincia de Castilla en 1742 y tres anos despues ya se encontraba en Buenos Aires. Segun Hervas tradujo al espanol la obra del jesuita Crasset sobre la devocion a la Virgen Maria. Otro que se aboco casi exclusivamente a las traducciones fue el moralista y misionero Manuel Garcia (Reitenos, 1715-Faenza, 1782), quien habia arribado a Buenos Aires en 1743 y para la expulsion se encontraba en Santa Fe. Tradujo una obra ascetica y otra mistica del jesuita Juan Bautista Scaramelli publicada en Madrid por el P. Peramas en 1790 y otras obras que quedaron ineditas del jesuita Diego Alvarez de Paz, el franciscano Antonio Arbiol y varias de monsenor Alfonso Ligori (40). Ademas, compuso una historia del colegio de Santa Fe, donde fue su ultimo rector (41). Tambien en esta actividad se encontraba el linguista e historiador Nicolas Lagua (Haro, 1740-Poggio Mirteto, 1794), quien llego a Buenos Aires en 1764 y paso a estudiar en Cordoba, donde fue arrestado. En Faenza obtuvo el sacerdocio, dedicandose a la ensenanza de los hijos del marques de Muti Papazurri, pero por razones de salud se traslado a la provincia de Sabina en 1790, siendo parroco de la iglesia de Poggio Mirteto. De su experiencia como maestro de Girolamo y Pompeo, hijos del marques, publico en 1788 una obra. Aunque no fue la unica, ya que Hervas senala otras dos, positivamente resenadas por Luengo y publicadas en 1789 y 1790 (Fig. 9), ademas de la traduccion de un escrito del sacerdote Blas Ortiz, fallecido en 1540, y una traduccion al italiano de un libro del obispo san Alberto de 1792 y los dos primeros tomos de las Letras Pastorales del mismo prelado, impreso en Roma en 1793, cuyo original espanol aparecio en Madrid en 1786.

2. Los escritores de la malograda expedicion de los PP. Robles y Muriel

Fueron ochenta hombres los autorizados para la ultima expedicion al Paraguay. Pero los procuradores Muriel y Robles alcanzaron a despachar una primera tanda de veinte (42) que zarparon de Cadiz el 11 de enero. Cuando se aprestaron a embarcar a los restantes, el fiscal del Consejo adujo que eran muy jovenes y solo autorizo a cuatro.

Los jesuitas reclutados para el Paraguay llegaron a Montevideo el 25 de julio de 1767 y al dia siguiente regresaron sin siquiera pisar tierra rioplatense. Entre ellos se encontraba el por entonces estudiante zaragozano, que prestigio su nombre como matematico, Manuel Gervasio Gil (Villarroya, 1745-Piacenza, 1807). Fue vindicador y defensor de las teorias del matematico y filosofo jesuita Rudjer Boscowich y para ello publico una obra en Foligno en 1791, dedicado a Alexandre Pianciani y mencionada por Hervas. Aunque no cita otras dos aparecidas en Piacenza entre 1798 y 1799.

Por su parte, el linguista Jose Sans (Borjas del Campo, 1734-Roma, 1804) fue del grupo que no llego a embarcar, pero quedaron a su cargo los enviados a Italia. En ese viaje profeso su cuarto voto en Corcega.

El tarraconense ya habia publicado un libro antes del exilio; pero en Faenza, cuenta el P. Luengo que <<escribio por lo menos un librito>>, titulado Qui sunt hostes (Fig. 10), que no menciona Hervas y salio impreso en 1792. Cuando seis anos despues emprendio el viaje de regreso a Espana, su barco naufrago y perdio muchos de sus papeles, incluyendo manuscritos del P. Muriel, de quien habia sido amigo y confesor. En 1774 aparecio una obra considerada de su autoria aunque sin el nombre del autor. A los dos anos se publicaron dos trabajos, uno dividido en dos partes escrito en versos sexametros y los Fasti novis orvis editado por Muriel. Segun Hervas las proximas obras se publicaron en 1784 y 1787. Finalmente, se imprimio en Faenza en 1792 un trabajo contra los filosofos ilustrados, dedicado al obispo de Faenza marques de Manciforte, resenado con satisfaccion por el P. Luengo y otros criticos como Cernitori. Luego de un estudio preliminar donde expone que Dios es autor de paz y no de sedicion, y que no son personas de Cristo aquellas que causan perturbaciones, pasa a la primera parte de tres capitulos en la que explica como hay que tratar con los que estan en el error a causa de sus prejuicios, de como se conoce al hombre rector por sus obras y de como el apostol Pablo nos ensena ese camino. La segunda parte consta de 16 capitulos continuando con los mismos asuntos que involucran la doctrina relativa a las relaciones entre la Iglesia y el Estado. Furlong (43) le adjudica a Sans, por su caracter y espiritu, la obra Dammatio etprohibitio de 1786 que se encuentra entre los papeles del P. Luengo.

Otro jesuita que acompano al P. Sans fue Jose Antonio Serrano (Hueneja, 1740-Genova, 1826). Despues de los largos anos de exilio en Parma y Lugo, regreso a Espana en 1798 residiendo en Barcelona hasta 1801 que volvio a Italia. Sus obras son muy dificiles de hallar, comentadas desde Hervas y Panduro (44) hasta Furlong (45). La unica resenada en forma completa es la que ataca el famoso trabajo de Spedalieri sobre los derechos del hombre defendiendo el poder divino de los reyes publicada en 1792. Otra es Planeticoli, que en su primera edicion (1797) estampa su seudonimo de <<Antonio Sornera>> y recien se ubica el suyo en al menos dos ediciones posteriores (1800 y 1805). Otros dos trabajos ni siquiera fueron hallados por su biografo, uno sobre unas conclusiones de fisica (1802) y otro un discurso pronunciado en Piacenza sobre los terremotos (1806). Segun Furlong en 1813 publico su mejor trabajo referido a los astros opacos y luminosos.

Finalmente, Julian Nieto (Orgaz, 1748-Genova, 1784) ingreso a la Compania de Jesus en 1763, pero recien se pudo embarcar en la expedicion de los PP. Robles y Muriel en la fragata Santa Brigida o Venus que regreso con otros muchos jesuitas. De Espana paso a los Estados Pontificios. Su aparentemente unica obra la cita Hervas y la localizamos en la Biblioteca Manfrediana de Faenza, siendo editada en 1776.

3. Espanoles abocados a la ciencia y a las culturas originarias

El marino y matematico Jose Quiroga (Fabal, 1707-Bolonia, 1784) llego a Buenos Aires en 1745 e inmediatamente junto con los PP. Cardiel y Strobel participo en la expedicion a la Patagonia. Dos escritos redactados en el Paraguay, referidos a sus expediciones, fueron publicados en el siglo xix. En su exilio residio en Bolonia con el astronomo Ignacio Frias. Nos interesa su labor en este periodo, por tanto, mencionaremos solo un tratado de escaso valor, pero que demuestra su interes por las matematicas y la navegacion, publicado en 1784 (Fig. 11). Si bien la portada establece a Mendez como autor, el mismo lo aclara en la introduccion expresando que su tio el P. Quiroga le regalo el texto.

Una gran y conocida figura fue Jose Cardiel (Villa de la Guardia, 1704-Faenza, 1781), que llego a Buenos Aires en 1729. Fue un notable y popular misionero que junto con los PP. Quiroga y Strobel recorrieron las costas patagonicas. La expulsion lo llevo de las reducciones guaraniticas rumbo a Faenza donde se dedico a componer algunos mapas publicados por el P. Furlong y a reelaborar sus textos sobre los guaranies. Solo pudo ver impresa una breve relacion titulada De moribus guraniorum, y con tan solo sus iniciales que publico el P. Muriel al traducir al latin y completar la obra de Charlevoix. El tema de las misiones fue una constante entre sus escritos y que tuvieron su inicio en la carta que le escribio a su maestro el P. Pedro Calatayud en 1747, publicada por el P. Furlong (1953). Igual tema lo redacta en el exilio, solo que sin el asombro y vision juvenil de aquellos primeros anos. Incluso lo hizo al mismo destinatario a fines de 1770 y principios del siguiente en que se publico en Faenza. Muchos anos despues fue incluida en el libro del P. Hernandez de 1913 y en 1994.

En el exilio tambien escribio un compendio de la historia paraguaya (1780) con el seudonimo de presbitero <<Jose Dorceli>>, publicado en 1984, despues que el manuscrito fuera hallado en una biblioteca de Bologna.

Jose Jolis (San Pedro de Torrello, 1728-Bolonia, 1790) llego a Buenos Aires en 1755 y termino sus estudios en Cordoba para luego ser enviado al Chaco. Despues de la expulsion y establecido en Faenza, publico en 1789 parte de su obra consagrada a la historia natural de aquella region que permanecia en su recuerdo imborrable (Fig. 12). Tenia preparados otros tres tomos cuando le sobrevino la muerte al ano siguiente y su trabajo quedo extraviado. En 1972 Maria Teresa Acuna tradujo la obra con introduccion de Ernesto Maeder.

Es verdaderamente enciclopedica la obra del manchego Jose Sanchez Labrador (La Guardia, 1717-Ravena, 1798), quien desde su estadia en Italia compuso varios volumenes referidos a la botanica, zoologia, linguistica, geografia, etnografia e historia del Paraguay. Sabemos que al ser arrestado se le incautaron diversos papeles que pretendia llevar a Europa, aunque no es seguro si realmente cargo con ellos. Pero resulta inverosimil que tanta informacion volcada en sus investigaciones en el exilio fuera guardada en sus recuerdos. Jose Sanchez Labrador residia en Ravena donde era rector del colegio jesuitico (46). No consignamos el numero de volumenes, pues en realidad nadie los ha visto en su conjunto. Solo se publicaron tres tomos del Paraguay Catolico, entre 1910 y 1917, mientras que el manuscrito del ARSI, sobre el Paraguay Natural Ilustrado, acaba de ser publicado (47), que se suma al de la lengua eyiguayegi publicado por Susnik (1971). Otra gran parte de otros manuscritos firmados en Ravena entre 1769 y 1776 se conservan dispersos en archivos europeos, correspondientes al Paraguay Catolico en la RAH y en el AHPT. Los tomos del Paraguay Cultivado se encuentran perdidos y son innumerables las publicaciones parciales de la obra en general y que bien se ocuparon sus ultimos biografo (48).

Juan Ambrosio Fernandez (Paredes de Nava, 1745-Valencia, 1820) llego a Buenos Aires en 1764 y fue arrestado en Cordoba. Paso a Napoles en 1805 para incorporarse a la Compania de Jesus restaurada y luego de expulsados de alli por Jose Bonaparte, se traslado a Palermo donde trabajo en su biblioteca publica. Hervas menciona un <<Calendario politico-astronomico, y algunos folios volantes>> de su autoria, pero que no hemos localizado.

Otro que descollo por sus estudios originales fue el misionero y naturalista Ramon Maria de Termeyer (Cadiz, 1737-1814), hijo de alemanes, llego a Buenos Aires en 1764 y la expulsion lo sorprendio en la reduccion de San Javier de mocobies. Trasladado a su exilio en Italia residio en Genova, Faenza y Milan, donde trabajo intensamente publicando varias investigaciones que le valieron la incorporacion a la Academia Real Agraria de Turin y un premio de la Sociedad Patriotica de Milan. Aunque en forma incompleta, sus escritos fueron resenados por Hervas, Baecker y Sommervogel, y ordenados por Ramon de Santa Maria en 1907. Publico en las revistas Scelta di opuscoli interessanti, de Milan; Raccolta ferrarese di opuscoli scientifici, e letterari, de Venecia, y Opusculi scelti sulle scienze e sulle arti, tambien de Milan. Una compilacion de siete articulos fue remitida por el comisario Greco a Azara en 1787 (49). Escribio sobre sus experiencias con el gusano de seda, el veneno de las viboras, insectos marinos, diversos coleopteros y sobre la excelencia de la yerba. Pero fundamentalmente fueron auspiciosos sus aportes al cultivo de la tela de arana para hilar telas, confeccionando incluso un par de medias que envio a Carlos III y a otros monarcas. Con su coleccion de insectos formo un museo en su propia casa, pero el bombardeo a Milan por parte de las tropas francesas en 1796 destruyo su morada y sus insectos se esparcieron. De su labor como principal investigador de la seda aracnea destaquemos un tomo entero de 425 paginas que dedico a demostrar que la tela de las aranas era superior a la de los gusanos (Fig. 13). Esta publicacion es la primera de una serie con un total de cinco volumenes con la misma portada. Los tomos segundo y tercero, publicados en 1808, tratan sobre la lana, destacando la de los guanacos de America. El tomo cuarto, publicado en 1809, contiene varios articulos sobre su especialidad y, finalmente, el quinto, publicado en el mismo ano, lo dedico casi integramente a las misiones guaraniticas. Una seleccion de sus trabajos fue traducida al ingles y publicada por el viajero Alexander Caldcleugh (1795-1858) en 1825 (Furlong, 1948).

Varios jesuitas no solo trabajaron entre los guaranies, sino tambien con los vilelas y dejaron sus impresiones. Pues tanto ellos, como los mocobies, abipones y otros, constituian la nueva esperanza evangelizadora en el Paraguay. Uno de ellos fue el meritorio misionero e historiador Tomas Borrego (Ecija, 1728-Faenza, 1790), quien llego al Rio de la Plata en 1749 siendo arrestado en la reduccion de San Juan Bautista de isitines en Salta. Residio en Faenza y luego Roma, aunque posteriormente regreso y la Secretaria de Indias le encargo una obra historica desde la Era Cristiana en 13 tomos que concluyo en 1788 y al ano siguiente los 3 tomos del indice. La obra recorrio varios despachos hasta que finalmente quedo inedita. El largo titulo, que comienza con El mundo cristiano y politico ..., lo resena Hervas y Panduro (50). Tambien se conserva una relacion de los indios vilelas, pues fue misionero en la reduccion de San Juan de Valbuena de Petacas por muchos anos, es un informe solicitado por Camano que se encuentra en ARXIU.

Tambien el P. Furlong al escribir sobre los vilelas publico varios escritos del mencionado P. Castro y del catalan Antonio Moxi (Berga, 1722-Ravena, 1791). Este ultimo llego a Buenos Aires en 1745 y fue misionero entre los chunupies y omoampas, escribiendo una relacion que publico el P. Furlong (1931).

Entre los otros que trabajaron con los vilelas se encuentra el espanol Alonso Sanchez (Siruela, 1723-Faenza, 1773), de quien expresa el P. Furlong (51) que una relacion suya sobre el Chaco ha llegado hasta nosotros en copia que hizo Cardiel. Con los vilelas tambien trabajo el P. Olcina, a quien el P. Furlong llama erroneamente con el nombre de su hermano Vicente. El alicantino Luis Tomas Olcina (Gorga, 1733-Ferrara, 1777) llego a las costas del Plata en 1755, habiendo sido arrestado en la reduccion de San Juan Bautista de isistines del Chaco poco despues que profesara su cuarto voto. Residio en Faenza, luego en Ravena y en Ferrara desde 1773 junto con su hermano Vicente, su primer biografo (52). En Ravena tradujo la celebre comedia francesa La Dame Docteure y escribio una obra sobre recuerdos, flora y fauna del Chaco, publicada como anonima por Pastells, aunque Furlong la atribuyo al P. Cardiel (1920). Sin embargo, decadas despues se rectifico y le dio la autoria al P. Olcina (1953). Su ultimo biografo, Dominguez Molto (53), no solo la publico integramente, sino que le adjudico once obras, desafortunadamente ineditas y de las que se encuentran varias cartas y relaciones sobre las misiones del Paraguay que el hermano Vicente trato de formar un tomo. Ademas compuso una doctrina en lengua lule, un comentario sobre la bondad de la limosna y un compendio del diccionario en lengua espanola. Entre ellas la mas importante, cuyo manuscrito, ubicado en la Biblioteca de la RAH de Madrid, se componia de cinco tomos de los que solo se conserva el ultimo (54) en que hace una amplia exposicion de toda la doctrina y moral catolica. Su hermano reunio despues de su muerte otros tres tomos ineditos que se hallaron un tiempo en la biblioteca de San Isidro en Madrid y luego se perdieron (55). El P. Furlong llego a publicar el unico fragmento conservado en su obra sobre los vilelas de Salta (1939) y del Chaco con particular acento en los abipones (1938).

El gran misionero navarro que vivio entre los mocobies Francisco Burges (Pamplona, 1709-Faenza, 1777) llego al Rio de la Plata en 1729 y fue el primer fundador de una reduccion mocobi dominando ampliamente su lengua, por lo que dejo un diccionario incompleto sobre ella. Durante su destierro y, como dijimos, a peticion de Camano compuso una <<Relacion de la fundacion del pueblo de San Javier de los Mocobies>>, publicada por Furlong (56). Sommervogel lo confunde con su homonimo provincial de Chile y procurador del Paraguay. Tambien de origen navarro era Roman Arto (Sanguesa, 1719-Faenza, 1780), que llego a Buenos Aires en 1749 y en el exilio escribio <<Relacion de los indios Tobas y Mocobies>> que brinda noticias Furlong (57) pero no la publica en su libro sobre los mocobies. Tambien entre los mocobies estuvo Antonio Jose Bustillo (Alonos, 1730-Faenza, 1796), quien arribo a Montevideo en 1755 y la expulsion lo sorprendio en la reduccion de San Pedro de mocobies. Companero de Paucke entre los mocobies, en el exilio en Brisighella profeso su cuarto voto y luego residio en Faenza. Escribio una relacion sobre los mocobies publicada por Furlong.

4. Memorias y recuerdos de los jesuitas criollos

Tres jesuitas santafesinos se destacaron por su labor en el exilio. El moralista Tomas Uzedo (Santa Fe, 1701-Faenza, 1769) ingreso a la Compania de Jesus a los 16 anos, siendo con el tiempo profesor de humanidades y misionero entre guaranies. Estuvo en la residencia de Jujuy y de alli el provincial Pedro Juan Andreu le ordeno ir a Tarija, pero por su enfermedad se quedo en el colegio de Salta. Para la expulsion fue arrestado en Tucuman y deportado a Italia. Segun Hervas escribio tres obras (58) que no mencionan Diosadado Caballero, ni Sommervogel y tampoco pudimos hallar. Oriundo de Santa Fe tambien fue Juan Francisco Barrenechea (Santa Fe, 1735-Ravena, 1777), que escribio una sintetica relacion sobre el Chaco que puso a disposicion del provincial Andreu y publico el P. Furlong en 1941.

Pero el que mas se destaco fue Francisco Javier Iturri (Santa Fe, 1738-Barcelona, 1822), quien siguio trabajando en el exilio, ubicandose en Faenza y con la supresion se traslado a Roma, donde continuo con su Historia natural, eclesiastica y civil del Virreinato del Rio de la Plata, hoy perdida. Sin embargo, el P. Furlong (59) nos recuerda que Enrique Garcia Velloso le comento haber encontrado el manuscrito en un convento de Pisa, que el historiador jesuita trato infructuosamente de hallar en Italia. Entre tanto y del P. Iturri se publico en Madrid su Carta Critica en 1798 (Fig. 14), escrita para refutar apreciaciones poco felices aparecidas en el libro del cosmografo mayor de Indias el valenciano Juan Bautista Munoz sobre la historia del Nuevo Mundo. La obra encargada por Campomanes fue reimpresa en Buenos Aires en 1818, en Mexico en 1820 y por el P. Furlong en 1955 como apendice de su biografia y donde incorpora toda su obra edita e inedita. Pero tambien el P. Furlong en el mismo trabajo publico una version sobre lo acontecido con el arresto del Colegio de Asuncion (60) y una descripcion de los pueblos de las gobernaciones del Paraguay, Rio de la Plata y Tucuman, cuyo original se encuentra en una obra inedita del P. Pedro Calatayud y fue un pedido que este ultimo le hizo para colaborar con su trabajo (61). Un texto mencionado por Hervas y Panduro (62), aunque desconocido su paradero, es Vantaggi delle'America sotto il dominio spagnuolo.

Especial relacion tuvo el P. Iturri con el santiagueno Gaspar Juarez (Santiago del Estero, 1731-Roma, 1804), a quien le corresponderia la parte historica de la Historia natural de Iturri. Es decir que el primero escribia la parte eclesiastica y civil y Juarez la historia natural. El notable santiagueno fue de los jesuitas que dejaron una relacion de la expulsion publicada parcialmente ya que el resto se encuentra perdida (63). Sus dos primeras obras impresas las publico en Roma en colaboracion con Filippo Luigi Gigli, con quien mantenia un jardin botanico en el monte Gianicolo del barrio de Trastevere hasta que fue trasladado a los jardines pontificios. La primera fue impresa en 1786, mientras que la segunda pretendia dar a luz una serie anual ilustrada con diez plantas por tomo, aparecidos en tres oportunidades en los anos 1789, 1790 y 1792 (64) (Fig. 15). Juarez tambien reedito parte de la obra de Ruiz y Pavon, agregandole sus propios aportes, anunciado en un folleto reeditado en 1795 por Antonio Jose Cavanillas e Hipolito Ruiz al ano siguiente.

Finalmente, la correspondencia del PP. Juarez con los Funes fue publicada en dos tomos por el P. Grenon en 1920, aunque se desconoce el paradero de los manuscritos. En otro plano, el P. Juarez se intereso por el genero biografico. Recordemos que fue designado por Pio VII (1800-1823) como revisor de las causas de beatificacion, para lo cual entreno su pluma con extensas lecturas. Su primera obra en este sentido fue elogiar la vida de la madre de sus amigos de Cordoba, los Funes (1797), de quien habia sido maestro espiritual y confesor. Al ano siguiente emprendio una tarea con mayor vuelo al publicar una vida de san Francisco Javier, compuesta por 24 capitulos, ilustrado cada uno con una lamina, siguiendo el original del italiano Giuseppe Mase que se publico en 1793 y que incluso le facilito los mismos grabados. Ademas de la traduccion en castellano, Juarez le incorporo sus propios aportes a la biografia (65). Siguio en este genero literario con la biografia de la Venerable Madre Maria Antonia de la Paz Figueroa, que permanece perdida, y luego con la del joven novicio expulso del Paraguay Clemente Baigorri, a quien el propio Luengo lo calificara como un nuevo san Luis Gonzaga o san Estanislao de Kostka. Hervas escribe que se tradujo al italiano y al latin. En esta lengua dice que se imprimio en Alemania, aunque ningun otro bibliografo trata sobre esta supuesta publicacion. Lo cierto es que la misma permanecio inedita hasta hace poco tiempo (66). Fue mas lejos aun, pues sabemos por la correspondencia con los Funes que unos manuscritos suyos fueron colocados en un catalogo de libros escritos despues del destierro, entre ellos <<unas diez Vidas de Varones Ilustres de la Provincia del Paraguay>>. No menciona todos, solo a Francisco Ruiz [de Regis] (1745-1822), Jose Clemente Baigorri y el porteno Jose Ignacio Jaunzaras (1743-1770), agregando que aparecerian en un tomo donde tambien se darian noticias sobre las misiones, trabajos apostolicos y la expulsion. El texto lo tenia escrito desde antes de la abolicion (1773), pues expresa que se habia leido en los refectorios de algunas casas con el titulo de <<Cartas edificantes de la Provincia del Paraguay desde el ano 1767>>. Finalmente, senala que las biografias estaban escritas en castellano y <<las mas o todas las ha traducido despues en latin D. Joseph Peramas>> (67). Sugestiva afirmacion que cambiaria la autoria de la obra impresa por este ultimo. Incluso en las cartas que envia a Gregorio Funes, le relata algunos textos sobre la historia que estaba escribiendo (68) y que casualmente este ultimo publico con su firma un texto con el mismo tema, muchos anos despues. Por otro lado, varias obras registro el P. Furlong que quedaron ineditas o bien perdidas (69).

Tambien santiagueno fue el astronomo y matematico Alonso de Frias (Santiago del Estero, 1747-Roma, 1824), a quien la expulsion lo sorprendio en el colegio de Cordoba, donde estudiaba. Residio en Faenza y con la supresion se dirigio a Milan, donde estudio y trabajo en su observatorio junto a otros jesuitas. Paso a Espana con la esperanza de regresar a America, pero finalmente volvio a Italia. No se conocen impresos ni se han conservado manuscritos. Hervas y Panduro (70) escribio que cinco obras manuscritas y una publicada sobre astronomia fueron enviadas al observatorio de Cadiz. Mientras que el P. Storni (71) menciona que varios de sus escritos se conservan en el ARSI y el P. Furlong (72) escribe que otros se hallan en la Biblioteca Vittorio Emmanuele de Roma y que junto con los jesuitas Angel de Cesaris y Francisco Reggio publicaron diversos articulos, aunque sin firmar, para la revista del observatorio de Milan publicada entre 1776 y 1803.

Ya mencionamos el texto sobre el exilio que escribio el riojano P. Castro, de donde era tambien Joaquin Camano (La Rioja, Arg. 1737-Valencia, 1820), residente en Faenza y sobre todo en Imola, dedico su tiempo al estudio etnografico, compendios linguisticos americanos y trabajos cartograficos con la serie de mapas publicados entre 1780 y 1789, sobre todo el compuesto para la obra del P. Jolis sobre el Gran Chaco (1789). Aunque tambien se conocen otros cinco mapas, como el de la gobernacion de Buenos Aires compuesto para la obra perdida de Iturri-Juarez; el de la region del Orinoco inserto en el libro de Salvador Gilij (1781); un mapa de toda la America Meridional registrado por bibliografos de su tiempo, aunque extraviado; un mapa del Paraguay para insertar en la biografia del misionero del Paraguay Luis Olcina (73), que escribio su hermano Vicente, tambien perdida; un mapa de America extraviado al igual que el de Filipinas mencionado por Sommervogel, y otros tantos de los que solo tenemos conocimiento por sus biografos (74). El P. Camano fue un extraordinario linguista, como bien lo reconocio el propio Hervas y Panduro, ademas de muchos otros. Precisamente el gran filologo recibio ayuda fundamental de Camano en su monumental obra sobre la Idea dell'Universo, como tambien Gilij, quien en su conocido Saggio di storia americana (1782) introdujo observaciones de la lengua chiquita escrita por Camano. Pero no nos han llegado sus obras ineditas excepto el texto del conocido cuaderno inedito que se encuentra en el Archivo jesuitico de Barcelona, que contiene diversas notas de jesuitas del Paraguay, como la de los PP. Canelas, Burges, Arto, Bustillo y Camano, que aparentemente era el material recogido por este ultimo para componer su <<Historia de America>>, de la que desconocemos su paradero, como el de su diccionario historico-geografico de Indias y otras obras menores. El P. Furlong publico la <<Noticia del Gran Chaco>> en 1931 y en 1955, al igual que Maeder y otros recientemente. El P. Camano paso luego a Espana con la intencion de volver a America, regresando luego a Faenza para pasar a Valencia donde fue maestro de novicios hasta su muerte. Si de mapas se trata, Sommervogel (75) menciona a Juan Ignacio Deya (Palma de Mallorca, 1730-Faenza, 1784) como autor de un mapa del Paraguay con una leyenda.

De los mismos pagos de Camano fue Juan Francisco Ortiz de Ocampo (La Rioja, Arg., 1729-Roma, 1816). Era primo del P. Camano, siendo misionero y profesor de Moral. Para 1798 se acogio al decreto real y viajo a Barcelona, aunque posteriormente se instalo en Napoles en 1804. Se ocupo de escribir la historia de los guaycurues y segun el P. Hernandez (76) tenia impresa una novela a Nuestra Senora de Monserrat, que tambien cita Sommervogel (77).

El teologo Diego Leon de Villafane (Tucuman, 1741-1830) fue, como dijimos, el unico jesuita que como tal regreso a su Tucuman natal, no sin haber dejado en Italia una obra escrita e impresa (Fig. 16). El P. Furlong no lo valora como escritor y menos como poeta, aunque elevandolo a patriota de la Revolucion, pues fue el unico jesuita que participo de los sucesos relacionados con la Revolucion de Mayo, incluso como actor de aquellos acontecimientos. Hace poco tiempo hallamos en la Biblioteca Nacional Braidense de Milan dos obras publicadas en Roma (1792a y 1792b). Escribe contra un texto del jesuita Giovanni Vincenzo Bolgeni sobre la caridad cristiana. El P. Furlong no conocio las obras sino que siguio los buenos comentarios que de las mismas hizo el P. Luengo (78), aunque aparentemente el vallisoletano tampoco las leyo, como se menciono en otra oportunidad (79). Ambos libros fueron registrados por Uriarte (80). Lo valioso de sus escritos son las numerosas cartas que escribe y que por suerte la mayoria fueron publicadas por Furlong (81) y que incluyen dos memoriales al gobernador intendente de Cuyo, cartas a Funes donde deja entrever varias obras que tenia escritas que no se publicaron y que hoy se encuentran extraviadas, e incluso cartas a Gaspar Juarez y otros jesuitas exiliados. El Archivo General de la Nacion (Argentina) conserva un texto inedito sobre el uso de la Santa Biblia en lengua vulgar de 1802 (82).

Mencionamos antes una serie de jesuitas que enviaron sus valiosos escritos al P. Camano, entre ellos el misionero criollo entre mocobies Manuel Canelas (Cordoba, Arg., 1718-Faenza, 1773). Ingreso a la Compania de Jesus en 1739 y a pedido de Camano escribio <<Origen de la nacion Mocobi y relato de sus usos y costumbres>> (83).

Se destacan tambien el criollo Roque Gorostiza (Tarija, 1726-Roma, 1808), quien ingreso a la Compania de Jesus en 1745 y escribio sobre tres entradas a los vilelas que hizo una con el P. Jolis y otra solo (84). Ademas de linguistas como Francisco Legal (Asuncion, 1724-Faenza, 1779), quien escribio, segun recuerda Sommervogel (85), una gramatica en guarani inserta en la obra de Gilij publicada en Roma en 1782.

Para concluir mencionaremos al mendocino Juan Ramon Videla (Mendoza, 1749-Roma, 1811), quien ingreso a la Compania de Jesus en 1765 y estudio en Cordoba. Para la expulsion se establecio en Faenza, regresando a Espana en 1798 para luego volver a Italia. Videla contaba por entonces con 85 anos, cuando escribio una carta desde la restablecida Napoles en 1805, relatando los acontecimientos surgidos de aquel momento, incluso cuenta que el provincial San Jose Pignatelli le encargo que escribiera una relacion para ser impresa. La publica integramente Furlong (86). Pero el anciano regreso a Roma y estando en el colegio del Gesu fue asesinado por el joven enfermero Luis Piroli en un extrano incidente, que tambien llevo la vida del coadjutor espanol radicado en Chile Juan Antonio Trebuesto Fueros, acontecimiento redactado por Hanisch (87) siguiendo a Luengo.

4.1. Autores con obras perdidas e ineditas

Varias obras ya hemos mencionado que quedaron ineditas como, entre otras, las de los jesuitas Peramas, Sans y Borrego. O bien se hallan perdidas como las de Muriel, Pelleja, Jolis, Fernandez, Olcina, Iturri y Juarez; e incluso tienen trabajos tanto ineditos y perdidos como Sanchez Labrador. Un caso especial es, dentro de la tematica historografica, Jose Guevara (Recas, 1719-Spello, 1806), quien llego a Buenos Aires en 1734 y para la expulsion se hallaba en Cordoba, donde se lo despojo de sus escritos con la idea de encontrar entre ellos pruebas comprometedoras contra los jesuitas. Residio en Faenza, fue rector del colegio de Brisighella y canonigo de la catedral de Spello de la diocesis de Foligno. Hervas senala cuatro obras impresas entre 1775 y 1790, aunque la ultima de ellas, si bien fue mencionada como impresa por otros bibliografos, Lamas la considera inedita y no solo no la hemos hallado, sino que desconocemos incluso su manuscrito original (88). Su trabajo mas conocido es sobre la historia del Paraguay, impreso parcialmente en 1836 sobre un original hoy perdido y reeditado tres veces (1836, 1882, 1908). La obra manuscrita completa en dos tomos, hoy desaparecida, fue escrita en America y el P. Guevara la obsequio a los dominicos de Tucuman. Tampoco sabemos del paradero de dos obras que dejo en el colegio de Cordoba referidas al obispo Cardenas y que menciono el propio Hervas (89).

Entre estos desafortunados autores tambien se encuentra Manuel Arnal (Teruel, 1710-Ferrara, 1787), que habia llegado a Buenos Aires en 1734, pasando a las misiones guaraniticas, aunque la expulsion lo sorprendio en Buenos Aires. Sabemos por Uriarte y Lecinas que tenia un trabajo refutando al exjesuita Ibanez de Echavarri que estaba en poder del P. Muriel (90). Tambien Hervas menciona tres obras ineditas de Arnal, aunque desconocemos el paradero (91). Se suma Pedro Campos (Ciudad Rodrigo, 1743-Faenza, 1799), que llego a Buenos Aires en 1764 para continuar sus estudios en Cordoba donde fue arrestado y trasladado a Faenza y luego Genova. De alli envio a Madrid en 1789 tres tomos manuscritos (92) que fueron censurados por Floridablanca por recomendacion de Azara, quien lo consideraba de los jesuitas mas subversivos (93).

Otro escritor que no dejo obra conocida en el exilio es Juan de Escandon (Celucos, 1696-Faenza, 1772), curiosamente no mencionado por Hervas y advertido por Astorgano Abajo (94). Llego a Buenos Ares en 1734 y alcanzo el cargo de procurador en Europa (1757-1764). Con la expulsion se desempenaba como maestro de novicios, experimentado y muy querido jesuita que habia dejado en America profundos escritos, pero que en el exilio, seguramente por su avanzada edad, no llego a publicar nada. Segun Peramas y sigue Furlong (95) dejo inedita una traduccion al castellano de una obra pequena que era la respuesta del cardenal Belarmino a dos libelos y otra del mismo cardenal sobre un entredicho de Paulo V con fray Paulo Servita, que no hemos podido encontrar. Tampoco lo menciona Hervas, pero tambien fue estudiado por Astorgano Abajo, el navarro Francisco Javier Mariategui (Sanguesa, Navarra, 1741-?1814?), joven que estuvo en el Paraguay solo tres anos. Sabemos que remitio a Godoy una novela historico-pedagogica antifilosofica, compuesta en 1785 de tres tomos, que no se publico debido a la censura de Grimaldi. Tambien Campomanes lo censura en una obra que implora poder regresar a su patria. Pero fueron textos que el mismo Mariategui confiesa haber escrito para recibir la doble pension que se comenzo a otorgar en 1785 (96).

Se suma el esloveno Ignacio Cierhaimb (Hofenbach, 1703-Alba Real, 1773), misionero entre guaranies que llego en 1734 y fue arrestado en Martires y del que Sommervogel (97) cita tres obras escritas en el Paraguay.

No son pocas las obras que han permanecido ineditas o se han extraviado. El P. Pedro Antonio de Calatayud (Tafalla, 1689-Bolonia, 1773) fue destinado al Paraguay en 1716, pero no alcanzo a viajar, permaneciendo en Espana hasta la expulsion, momento en que se encontraba en Valladolid. Se propuso escribir desde Bolonia un tratado de 19 capitulos sobre el Paraguay y para ello pidio la ayuda de varios jesuitas que estuvieron en las misiones, conservandose el indice del trabajo y varias colaboraciones enviadas por distintos jesuitas americanos. Casi todo inedito se encuentra en el Archivo de Loyola (98) (Fig. 17).

5. Para ir cerrando con alguna reflexion

Como hemos mencionado y queremos reafirmar, parecia que los jesuitas expulsos estaban escribiendo no solo para lectores de su tiempo, sino dejando asentada su labor en America que sabian que seria borrada de la historia. Como efectivamente pretendian los borbones, destruyendo el <<mito>> de Muratori. Parafraseando a Yerushalmi, existia en el ambiente un fuerte terror al olvido, aun mas poderoso que el temor de tener que recordar demasiado. La memoria no se contrapone al olvido y rememorar el pasado era una necesidad a fin de afirmar la identidad propia y negar otra memoria. Recuperar la identidad era el objetivo para sentirse libres. Pues esa identidad no provenia de Roma, como centro eclesiastico, ni de Espana, metropoli de America, sino de los inolvidables paisajes y personas que no pudieron volver a ver.

La reincorporacion de la Compania de Jesus al mundo catolico no fue suficiente reparo ante el dano producido. Costo varias decadas para recuperar el prestigio de otrora. Y se comenzo reivindicando los escritos de los exiliados que fueron lentamente publicados y abriendo las fronteras a una comprometida identificacion con la historia. Los historiadores jesuitas supieron abrir el camino a generaciones de laicos que siguieron con entusiasmo recorriendo aquellas huellas. El conocimiento de su pasado les devolvio presencia identitaria y luego se revalorizo su labor temporal a traves de sus monumentos. Un poco mas de un siglo llevo esta ininterrumpida labor de quitar los prejuicios e instalar en la sociedad una renovada reputacion hasta alcanzar algo que nunca habian pretendido: el actual pontificado.

Un grupo de los jesuitas en su exilio italiano se dedicaron a redactar obras enmarcadas dentro de una literatura edificante y apologetica, juridica y filosofica. Otros contribuyeron a refutar a los detractores de la conquista y a escribir trabajos cientificos notables que fueron en su tiempo elogiados. En este aspecto siguieron el gusto y el pensamiento de la Ilustracion por la ciencia. Siempre bajo la mirada inquisitorial que observaba con malos ojos la produccion jesuita y, sobre todo, los temas devocionales.

Los jesuitas del Paraguay, al igual que la mayoria de los exiliados, comenzaron a publicar despues de la supresion, que fue un momento mucho mas duro que la misma expulsion. En este sentido los extranjeros tuvieron mas fortuna, ya que el primero que logro llevar un texto a imprenta, aunque en extracto, fue el P. Falkner (1774). Tuvo relativo exito pues rapidamente su trabajo se imprimio en otros idiomas, aunque en castellano en 1835. Pero no es de sorprender, pues la mayoria de los libros alcanzaron la lengua hispana en el siglo xix y aun en el xx.

Nos interesa esa particular preocupacion historiografica por la cultura aborigen como reconocimiento de la cultura hispanoamericana de raiz indigena. Pues trataban de demostrar que los americanos no solo tienen cultura, sino tambien historia, como el conocido postulado de Giambatista Vico. Y dentro de esa valoracion cultural se reivindica a rajatabla el saber autoctono.

Los jesuitas no dejaron que se apoderara el olvido de la memoria colectiva construida, que incluia la experiencia de la alteridad americana. No estaban dispuestos a someterse al <<pasado ausente de los vencidos>> e iban a defender esa America diferente que habian construido con gran sacrificio. Abrieron un debate sobre el continente como no habia existido desde el <<descubrimiento>> y no solo valorizando la otredad, sino la propia identidad iberica, amenazada ante las criticas extranjeras que en ciertos aspectos dejaban al descubierto las debilidades de la conquista.

De tal manera que, de las obras aparecidas durante el exilio, prevalecen trabajos con temas diversos con una marcada tendencia eclectica e incluso enciclopedista como por entonces estaba en boga. Aunque tambien influyeron las frecuentes corrientes clasicistas ilustradas, encuadradas en el latinismo, porque la lengua del Lacio les facilitaba la comunicacion con sus pares los italianos. Incluso usando seudonimos italianizados como Muriel, Serrano y Cardiel.

Habia, como dice Astorgano Abajo, una necesidad de demostrar que, a pesar de ser perseguida y suprimida, la Compania de Jesus continuaba trabajando y esa posibilidad se manifesto -siguiendo a Luengo- luego de desatada la competencia entre literatos italianos como Tireboschi y Bettinelli y los hispanos Serrano, Andres y Llampillas, pues se inicio una intensa actividad intelectual en provecho de la Compania de Jesus y el objetivo maximo de verla restaurada.

DOI: http://dx.doi.org/10.l4201/cuadieci201819l69211

6. Archivos

AGN-BN: Archivo General de la Nacion Argentina, fondo Biblioteca Nacional (Buenos Aires).

AHPT: Archivo de la Provincia jesuitica de Toledo (Alcala de Henares).

AL: Archivo de Loyola (Azpeitia).

ARSI: Archivo Romano de la Compania de Jesus (Roma).

ARXIU: Archivo Historico de la Compania de Jesus de Cataluna (Barcelona).

RAH: Real Academia de la Historia (Madrid).

7. Bibliografia

Astorgano Abajo, Antonio. <<La Biblioteca jesuitico-espanola de Hervas y Panduro y su liderazgo sobre el resto de los ex jesuitas>>. Hispania Sacra, 2004, LVI, 113, pp. 170-268.

Astorgano Abajo, Antonio. <<Un jesuita expulso sanguesino rebelde: Francisco Javier Mariategui. El ex jesuita oprimido>>. Revista Principe de Viana. 2011, 252, pp. 181-252.

Aznar, Juan Francisco. Instruzione utile alla Gioventuper degolare se stessa nella vita civile, e morale cristiana. Data alla Luce del S. Abbate Francisco Aznar. Ferrara: per Gli Eredi di Giuseppe Rinaldi, 1786.

Aznar, Juan Francisco. Lettera pastorale dell' illmo, e revmo. mons. Dn. Francisco Valerio e Lossa, arcivescovo de Toledo, nella quale manifesta a tutti suoi sudditi e motivi, che vi sono di temere, che l'ignoranza delle verita cristiane sia caggione di quello si crede etc. Tradotta dall' idioma espagnuolo del sacerdote Dn. Francisco Aznar. Ferrara: Per Francesco Pomatelli, 1791.

Batllori SI, Miguel. La cultura hispano-italiana de los jesuitas expulsos, espanoles, hispanoamericanos, filipinos, 1767-1814. Madrid: Ed. Gredos, 1966.

Binayan Carmona, Narciso. <<Los primeros croatas en la Argentina>>. Studia Croatica, Buenos Aires, 1971, XII, 42-43, pp. 122-124.

Cardiel, Jose. Compendio de la Historia del Paraguay. Estudio preliminar de Jose Maria Mariluz Urquijo. Buenos Aires: Fundacion para la Educacion, la Ciencia y la Cultura, 1984.

Cardiel, Jose. Breve Relacion de las misiones del Paraguay. Prologo de Ernesto J. A. Maeder. Buenos Aires: Ediciones Theoria, 1994.

Deckmann Fleck, Eliane Cristina. As artes de curar em um manuscrito jesuitico inedito do Setecentos. Sao Leopoldo: Editora Unisinos, 2015.

Dobrizhoffer, Abbe Martin. Geschichte der Abiponer, einer berittenen und kriegerischen Nation in Paraquay ... 3 vols. Wien: bei Joseph Edlen von Kurzbek, 1783-1784.

Dobrizhoffer, Martin. Historia de Abiponibus Equestri, Bellicosaque Paraquariae natione Locupletata Copiosis Barbararum Gentium, Urbium, Fluminum, Ferarum, Amphibiorum, Insectorum, Serpentium Praecipuorum, Piscium, Avium, Arborum, Plantarum, Aliarumque Eiusdem Provinciae, Proprietatum Observationibus. Veinae: Typis Josephi Nob. De Kurzbek, 1784.

Dobrizhoffer, Martin. An account of the Abipones, an equestrian people of Paraguay, [bigote] From the latin of Martin Dobrizhoffer, eighteen years a missionary in that country, [bigote] In three volumes III Vols. London: John Murray, Albemarle street, 1822.

Dobrizhoffer, Martin. Historia de los Abipones. Traduccion de Edmundo Wernicke. Advertencia editorial del Profesor Ernesto J. A. Maeder. Noticia biografica y bibliografica del Padre Martin Dobrizhoffer, por el Academico R. P. Guillermo Furlong S. J. Resistencia. Chaco: Universidad Nacional del Nordeste, Facultad de Humanidades, Departamento de Historia, 3 vols., 1967-1969.

Dominguez Molto, Adolfo. Vicente Olcina, fabulista. Luis Olcina, misionero. Alicante: Caja Provincial de Ahorros, 1984.

Falkner, Thomas. A description of Patagonia and the Adjoining Parts of South America: containing an account of the Soil, Produce, Animals, Vales, Muntains, Rivers, Lakes, & of those countries. The religion, Gobernment, Policy Customs, Drefs, Arms, and Language of the Indian Inhabitants; and some Particulars relating to Falkland's Island. Hereford: Printed by Puch and sold by T. Lewis, Russel-Street, Covent-Garden, London, 1774.

Falkner, Thomas. Of the Patagonians. Formed from the relation of Father Falkener a Jefuit who had refided among them thirty eight Years. And from the different Voyagers who had met with this tall race. Printed by the friendship of George Allan Esq. at his private press at Darlington, 1788.

Fernandez Arrillaga, Inmaculada. El destierro de los jesuitas castellanos (1767-1815). Salamanca: Junta de Castilla y Leon, 2004.

Furlong SJ, Guillermo. <<Lorenzo Hervas y las lenguas indigenas americanas>>. Estudios, Buenos Aires, 1927, 32, pp. 210-214, 291-294.

Furlong, SJ. Guillermo. La personalidad y la obra de Tomas Falkner. Buenos Aires: Talleres de Jacobo Peuser, 1929.

Furlong SJ, Guillermo. <<Datos sobre los indios chunupies y omoampas, reunidos por el Padre A. Maxi en 1763>>. Revista Solar, Buenos Aires, 1931, pp. 299-318.

Furlong SJ, Guillermo. Entre los en Mocobies de Santa Fe. Buenos Aires: Amorrortu e Hijos, 1938.

Furlong SJ, Guillermo. Entre los Vilelas de Salta. Buenos Aires: Academia Literaria del Plata, 1939.

Furlong SJ, Guillermo. Entre los lules de Tucuman. Buenos Aires: Talleres graficos San Pablo, 1941.

Furlong SJ, Guillermo. Matematicos argentinos durante la dominacion hispanica. Buenos Aires: Editorial Huarpes, 1945a.

Furlong SJ, Guillermo. <<Vicente Sans y Jose Sans>>. Estudios, Buenos Aires, 1945b, 397, pp. 250-264.

Furlong SJ, Guillermo. Naturalistas argentinos durante la dominacion hispanica. Buenos Aires: Ed. Huarpes, 1948.

Furlong SJ, Guillermo. Nacimiento y desarrollo de la filosofia en el Rio de la Plata. 15361810. Buenos Aires: Ed. Guillermo Kraft Limitada, 1952.

Furlong SJ, Guillermo. Jose Cardiely su Carta-Relacion (1747). Buenos Aires: Libreria del Plata, 1953.

Furlong SJ, Guillermo. Tomas Falkner y su <<Acerca de los Patagones>> (1788). Buenos Aires: Libreria del Plata, 1954a.

Furlong SJ, Guillermo. Matematicos argentinos durante la dominacion hispanica. Buenos Aires: Editorial Huarpes, 1954b.

Furlong SJ, Guillermo. Francisco Javier Iturri y su <<Carta Critica>> (1797). Buenos Aires: Libreria del Plata, 1955a.

Furlong SJ, Guillermo. Joaquin Camano S.J. y su <<Noticia del Gran Chaco>> (1778). Buenos Aires: Libreria del Plata, 1955b.

Furlong SJ. Guillermo. Domingo Muriel y su relacion con las misiones (1766). Buenos Aires: Libreria del Plata, 1955c.

Furlong SJ, Guillermo. Diego Leon Villafane y su <<Batalla de Tucuman>> (1812). Buenos Aires: Ediciones Theoria, 1962a.

Furlong SJ, Guillermo. Historia del Colegio de la Inmaculada de la ciudad de Santa Fe y sus irradiaciones culturales, espirituales y sociales, 1610-1962, t. 1. Buenos Aires: Sociedad exalumnos, 1962.

Furlong SJ, Guillermo. Francisco Miranda y su sinopsis (1772). Buenos Aires: Ed. Theoria, 1963.

Furlong SJ, Guillermo. Juan de Escandon SJ y su carta a Burriel (1760). Buenos Aires: Ediciones Theoria, 1965.

Gil, Manuel Gervasio. Theoria Boscovichiana vindicata et defensa ab impugnationibus, quibus impetitur in dissertatione quadam. De singulari systemate, aut hypothesi. P. Boschovich circa legem continuitatis, et contractum corporum, ab aliorum quoque difficultatibus in eamdem oppositis hac occasione expeditur. Auctore sacerdote hispano. Fulginiae: Apud Joannem Tomassini, Impress. Espiscop, 1791.

Gil, Manuel Gervasio. Dissertatio de viribus repulsivis in natura existentibus. Propugnabitur cum subjectis Thesibus a binis, quos sors tulerit, et tribus lectissimis et studiosissimis adolescentibus, Carolo Anguissola, Josepho Belloti, Dominico Lusardi, in D. Petri Placentiae, anno Domini MDCCXCVIII, mense Junio. Plasentiae: Excudebat Josephus Tedeschi, 1798.

Gil, Manuel Gervasio. Disquisitio in causam physicam recentium chemicorum pro elasticitate aeris atmosphaerici, et aliorum fluidorum elasticorum, quae Gas nuncupantur: Cum appendice de causa fluiditatis. Placentiae: Excudebat Josephus Tedeschi, 1799.

Grenon, Pedro SJ. Los Funes y el P. Juarez. Cordoba: Tip. La Guttenberg, t. 1, 1920.

Guasti, Niccolo. <<Rasgos del exilio italiano de los jesuitas espanoles>>. Hispania Sacra, Madrid, 2009, LXI, 123, pp. 257-278.

Hanisch SJ, Walter. Itinerario y pensamiento de los jesuitas expulsos de Chile (1767-1815). Santiago de Chile: Ed. Andres Bello, 1971.

Hernandez SJ, Pablo. Coleccion de libros y documentos referentes a la historia de America. Tomo VII. El extranamiento de los jesuitas del Rio de la Plata y de las misiones del Paraguay. Madrid: Libreria General de Victoriano Suarez, 1908.

Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca Jesuitico-Espanola (1759-1799). Estudio introductorio, edicion critica y notas Antonio Astorgano Abajo. Madrid: Libris, 2007.

Iturri, Francisco. Carta critica sobre la Historia de America del senor D. Juan Bautista Munoz escrita de Roma. Madrid, 1798.

Jolis, Giuseppe. Saggio sulla storia naturale della provincia del Gran Chaco e sulle pratiche, e su costumi dei Popoli che ne l'abitano, t. 1. Faenza: per Lodovico Genestri, 1789.

Juarez, Gaspar. Observazioni fitologiche sopra alcune piante esotiche introdotte in Roma fatte nell'Anno 1788. Roma: Nellas stamparia di Arcangelo Casalatti, 1789.

Juarez, Gaspar. Conspectus novae editionis florae peruvianae et Chilensis, quan Romae parat Gaspar Xuarez. Romae, 1795.

Juarez, Gaspar. Elogia de la Senora Maria Josepha Bustos. Roma, 1797 (reeditada por Luis Alberto Altamira en 1949).

Juarez, Gaspar. Decade di Alberi curiosi ed eleganti piante delle Indie orientali e dell'America. Roma: Salomoni, 1798a.

Juarez, Gaspar. Vida iconologica del Apostol de las Indias San Francisco Xavier de la Compania de Jesus por Gaspar Xuarez. Roma: en la imprenta de Miguel Puccineli, 1798b.

Lagua, Nicolas. Regole di buona pronunzia e ortografia latina ed italiana delle declinazioni de' nomigreco-latini con una breve istruzione da scrivere lettere, per uso dei signori marchesi Girolamo e PompeoMuti Papazzurri, patrizi romani, proposte dal loro maestro l'abate D. Nicolo Lagua. Roma: Per Luigi Perego Salvioni, 1788.

Lagua, Nicolas. Lettera di San Ignacio di Loyola a Claudio imperatore dell'Etiopia, e re degli Abissini, nella quale si defende il Primato, e la Suprema Autorita del Romano Pontefice, e l'unita della Chiesa, tradotta dal latino, ed illustrata con note dall' abate Niccolo de Lagua. Con una notiziapreliminare in torno all'Etiopia, ed ad alcuneparticolarita della stessa lettera. Roma: Nella Stamperia Pagliarini, 1790.

Lagua, Nicolas. Istruzioni morali per uso principalmente de <<Cavalieri Cristiani proposte dall' Ab. D. Niccolo de Lagua. Roma: dalle stampe del Vescovi a SS. Apostol, 1798.

Latassa y OrtIn, Felix de. Biblioteca nueva de los escritores aragoneses que florecieron desde el ano de 1795 hasta el de 1802. Pamplona: Oficina de Joaquin de Domingo, t. VI, 1802.

Lovay, Silvana M. y Page, Carlos A. <<El regreso del P. Diego Leon de Villafane, ultimo jesuita de la antigua Provincia del Paraguay>>. IHS. Antiguos jesuitas en Iberoamerica, Cordoba, 2013, I, 2, pp. 155-169.

Maeder, Ernesto; Salinas, M. Laura; Folkenand, Julio y Braunstein, Jose (comps.). Entre los Jesuitas del Gran Chaco. Compilacion de Joaquin Camano S.J. y otras fuentes documentales del siglo xviii. Buenos Aires: Academia Nacional de Ciencias, 2016.

Menendez y Pelayo, Marcelino. Historia de las ideas esteticas en Espana. Madrid: CSIC, vols. 1, 1993.

Millas SI, Joaquin. Saggio sopra i tre generi dipoesia in cui Virgilio si acquisto il titolo di principe: con un confronto dei greci e degl'italiani poeti che abbraccera le relazioni della poesia con le belle arti: che dara alpubblico il signor Lorenzo Tamarozzi sotto la direzione del sig. ab. Giovacchino Millas. Mantova: nella stamperia di Giuseppe Braglia, 1785.

Millas SI, Joaquin. Dell'unico principio svegliatore della ragione, del gusto e della virtu nell'edacazion letteraria, 3 vols. Mantova: nella stamperia di Giuseppe Braglia, 1786-1788.

Millas SI, Joaquin. Sopra el disegno e lo stile del sermonpoetico italiano. Dissertazione dell' Abate Giovachino Millas di Saragozza al Cav. Clementino Vannetti in ocasione d'un suo sermone. Verona, 1790.

Millas SI, Joaquin. PropositionespraecipuaeLogices, argumenta complectens, desumptae ex tractationibus metaphysicis, quas in regia Placentina Academia anno 1797explicavit Sacerdos Hispanus Joachim Millas, Disciplinarum Metaphisicarum Professor Placentiae: Joseph Tedeschi, 1797a.

Millas SI, Joaquin. Psychologiae lnstitutiones. Piacenza, 1797b.

Millas SI, Joaquin. Introductio ad metaphysics disciplinas, prolegomenon duplex de contemplatione et historia philosophia complectens, et logices totius analysim asque accomodationemprecipuis rationis et auctoritatis in veritatis investigatione ..., 1798.

Miranda SJ, Francisco Javier. <<Los novicios de Cordoba del Tucuman y otros novicios Americanos. Relato de sus pruebas y constancia en seguir la Compania de Jesus en la expulsion de Carlos III>>. Revista Eclesiastica del Arzobispado de Buenos Aires, 1906, 6, pp. 199-209, 285-297, 367-380.

Miranda SJ, Francisco Javier. Vida del Venerable sacerdote Don Domingo Muriel, religioso un tiempo de la abolida Compania de Jesus y ultimo provincial de su Provincia del Paraguay, escrita por un discipulo suyo sacerdote de la misma Compania. Cordoba: Universidad Nacional de Cordoba, 1916.

Miranda SJ, Francisco Javier. El perro de Diogenes. Edicion, actualizacion y notas Daniel Teobaldi, Alfredo Fraschini, Juan Kalinowski, Fabiana Demaria de Lissandrello y Lidia del Valle Moreira. Cordoba: Universidad Nacional de Villa Maria, 2010.

Miranda SJ, Francisco Xavier. El fiscal fiscalizado. Una apologia de los jesuitas contra Campomanes. Estudio introductorio, transcripcion y notas de Enrique Gimenez Lopez. Alicante: Publicaciones de la Universidad de Alicante, 2013.

Muriel SJ, Domingo. Lettre a l'auteur de l'article Jesuite dans le Dictionnaire encyclopedique: ou Compte rendu de cet article a son auteur. Paris, 1766.

Muriel SJ, Domingo (traductor). Practica de los Exercicios de S. Ignacio por el P Ignacio Diertins de la Compania de Jesus. Danse repartidos en meditaciones para todos los dias del ano. Faenza: Antonio Archi, 1772.

Muriel SJ, Domingo. Fasti novi orbis et ordinationum apostolicarum ad Indias pertinentium breviarium cum anotationibus. Opera D. Cyriaci Morelli, presbiteri, olim in universitate neo-cordubensi in tucumania professoris. Venecia: Prostat Apud Antonium Zatta, 1776.

Muriel SJ, Domingo (traductor). Principios de la Vida Espiritual sacados del Libro de la Imitacion de Jesu Christo por el P. Joseph Surin. Traduccion del original frances. Cesena: Imprenta de Gregorio Biasini, 1778.

Muriel SJ, Domingo. Rudimenta Juris Naturae et Gentium Libri Duo auctore D. Cyriaco Morelli Presbytero olim in Universitate Neo-Cordobensi in Tucumania publico professore. Venetis: Apud Josephum Rosa, 1791.

Muriel SJ, Domingo. Collectanea dogmatica de Saeculo xviii. Aucthore D. Cyriaco Morelli, presbitero, olim in Univesitati Neo-Cordubensi en Tucumania Professore publico. Venetiis: Apud Josephum Rosa, 1792.

Nieto, Julian. Opusculum depietate ac religione in sacroperagendo necessariis ac de tempore quod illi impedi debet auctore Juliano Nieto presbitero Hispano. Faventiae: typis Benedictis (ex typographia Archii), 1776.

Ortiz de Ocampo, Juan Francisco. Novena a la Virgen Maria de Monserrate, en agradecido recuerdo de sus Maravillosos portentos, la qual se venera en su capilla publica de la casa Magarola, calle de la Puerta Ferrisa. Barcellona: por Mateo Barcelo, 1799.

Page, Carlos A. Relatos desde el exilio. Memorias de los jesuitas expulsos de la antigua Provincia del Paraguay. Asuncion del Paraguay: Servilibro, 2011.

Page, Carlos A. (ed.). La vida del novicio jesuita Jose Clemente Baigorri escrita por el P. Gaspar Juarez. Cordoba: Baez ediciones, 2012.

Pastells SJ, Pablo y Mateos SJ, Francisco. Historia de la Compania de Jesus de la Provincia del Paraguay, t. VIII, segunda parte 1760-1768. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, 1949.

Paucke, Florian. Pater Florian Pauke's Reise in die Missionem nach Paraguay, und Geschichte der Missionem St. Xaver und St. Peter. Ein Beytrag zur Geschichte der Jesuiten in Paraguay. Aus derHandschriftPauke's herausgegeben von P. Johan Frast, Cistircienser des Stiftes Zwetl und Pfarrer zu Edelbach. Viena: Bey Anton Edlem vom Schmid, 1829.

Paucke, Florian. Hacia alla y para aca (Una estada entre los indios Mocovies, 1749-1767). Traduccion castellana Edmundo Wernicke, advertencia por Radames A. Altieri, 4 vols. Universidad Nacional de Tucuman, 1942-1944.

Pauw, Cornelius de. Recherches philosophiques sur les Americains ou Memories ..., 3 vols. Berlin, 1768-1769.

Peramas SI, Jose Manuel. De invento Novo Orbe inductoque illuc Christi Sacrificio Libri tres. Faenza: ex chalcographia Josephi Antonii Archii, 1777.

Peramas SI, Jose Manuel. Adveniente Faventiam illustrissimo ac reverendissimo episcopo DD. Dominico e Marchionibus Manciforte ad urbispraesides SS. Sabinum el Petrum Damiani. Faventiae: typis Ludovici Genestri, 1787.

Peramas SI, Jose Manuel. De vita et moribus tredecim virorumparaguaycorum. Faventiaen: ex typographia Archii, 1793.

Peramas SI, Jose Manuel. Vida y obra de seis humanistas. Buenos Aires: Ed. Huarpes, 1946 [1791].

Quiroga, Jose. Tratado de el arte verdadero de navegar Pro Circulo paralelo Equinoccial que para utilidad de la marina espanola da a luz publica D. Manuel Mendez y Quiroga con dos figuras matematicas y un tratadillo al fin sobre la aguja de Marear. Bolonia: En la imprenta de Santo Tomas de Aquino, 1784.

Raynal, Guillaume. Histoirephilosophique et politique des etablissements e du commerce des Europeens dans les deux Indes, 5 vols. Amsterdam, 1770.

Robertson, William. History of America, 2 vols. Londres: A. Strahan, 1777.

Sainz Ollero, Hector; Sainz Ollero, Helios; Suarez Cardona, Francisco y Vazquez de Castro Ontanon, Miguel. Jose Sanchez Labrador y los naturistas jesuitas del Rio de la Plata. La aportacion de los misioneros jesuitas del siglo xviii a los estudios medioambientales en el Virreinato del Rio de la Plata, a traves de la obra de Jose Sanchez Labrador. Madrid: Ministerio de Obras Publicas y Urbanismo, 1999.

Salinas, Maria Laura y Valenzuela, Fatima V. <<Los mocobies del Chaco segun la mirada del P. Manuel Canelas SJ>>. IHS. Antiguos jesuitas en Iberoamerica, 2015, III, 2, pp. 169-190.

Sanchez Labrador, Jose. <<Gramatica Eyiguayegi-Mbaya. Segun el manuscrito del siglo xviii>>. En Susnik, Branislava Familia Gaycuru. Asuncion: Museo Etnografico <<Andres Barbero>>, 1760, pp. 1-166.

Sanchez Labrador, Jose. El Paraguay Catolico. Homenaje de la Universidad Nacional de la Plata al XVII Congreso Internacional de los Americanistas en su reunion de Buenos Aires en mayo 16 a 21 de 1910. Buenos Aires: Imprenta de Coni Hermanos, 1910.

Santa Maria, Ramon de. <<El naturalista Termeyer (noticias biograficas)>>. En Lineo en Espana. Homenaje a Linneo en su segundo centenario (1707-1907). Zaragoza: Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales, 1907.

Sanz, Jose. Brevi notizie sopra l'acqua benedetta raccolte da un pio sacerdote a vantaggio de' fedeli date in luce in occasione del pubblico solenne battesimo conferito dall'illustrissimo ... Vitale Giuseppe De' Buoi vescovo di Faenza ... il di 15 agosto dell'anno 1774 all'ebreo Moise' Leon Fuligno che nell'eta d'anni 19 ha pel divina misericordia abbracciata la fede cattolica coi nomi di Giorgio Antonio Maria Abbondanzi. Faenza: per l'Archi, 1774.

Sanz, Jose. Elpidii de proxima bacchanalium abolitione sermo cum appendice, seu parte altera, &c. Venetiis: 1776.

Sanz, Jose. Dammatio et prohibitio libri germanico idiomate editi cui titulus Was ist der Pabst Graece autem ... Romae: Typographia Reverendae Camerae Apostolicae, 1786.

Sanz, Jose. Il leggere facilitato, o sia mettodopratticoper insegnare e imparare a leggere con poco fastidio, ed in breve tempo. Faenza: Per Giuseppe Archi, 1784 y Dissertazione critico-parenetica intorno al ministerio delle messe private in due parti. Ferrara: Per gli eredi di Giuseppe Rinaldi, 1787.

Sanz, Jose. Qui fidei hostes? [Tines oi tes pisteos polemioi] quali a nemici della fede? Philosophico-Theologica velitatio ... Faventiae: Typis Josephi Antonii Archii, 1792.

Serrano, Giuseppe. Vera origini della sovramita temporale. Imola: Dalla Stamperia del Seminario, 1792.

Serrano, Giuseppe. Planeticoli: canti tre di Giuseppe Antonio Sornera. Lugo: Presso Giovanni Melandri, 1797.

Sierra, Vicente D. Los jesuitas germanos en la conquista espiritual de hispano-america, siglos xvii y xviii. Buenos Aires: Facultades de Filosofia y Teologia de San Miguel e Institucion Cultural Argentino-Germana, 1944.

Sommervogel SJ, Carlos. Bibliotheque de la Compagnie de Jesus. Nouvelle Edition. Tome II. Bruxelles: Oscar Schepens y Paris: Alphonse Picard, 1891.

Sommervogel SJ, Carlos. Bibliotheque de la Compagnie de Jesus. Nouvelle Edition. Tome III. Bruxelles: Oscar Schepens y Paris: Alphonse Picard, 1892.

Sommervogel SJ, Carlos. Bibliotheque de la Compagnie de Jesus. Nouvelle Edition. Tome IV. Bruxelles: Oscar Schepens y Paris: Alphonse Picard, 1893.

Sommervogel SJ, Carlos. Bibliotheque de la Compagnie de Jesus. Nouvelle Edition. Tome VI. Bruxelles: Oscar Schepens y Paris: Alphonse Picard, 1895.

Storni SJ, Hugo. Catalogo de los jesuitas de la Provincia del Paraguay (Cuenca del Plata) (1585-1768). Roma: Institutum Historicum S. I., 1980.

Storni, H. <<Frias Alfaro, Alonso de. Astronomo>>. En O'Neill SI, Charles E. y Dominguez, Joaquin M.a. Diccionario Historico de la Compania de Jesus. Biografico-Tematico, II. Madrid: Universidad Pontificia Comillas, 2001.

Termeyer, Ramon Maria de. Opusculi scientifici d'entomologia di fisica e d'agricoltura dell'abate D. Raimondo Maria de-Termeyer, gaditano socio della Gia'Reale Societa Agraria di Torino. Milan: nella stamperia del Giornale italico di Carlo Nova, 1807.

Uriarte, P. Jose Eugenio de. Catalogo razonado de obras anonimas y seudonimas de autores de la C. de J. pertenecientes a la antigua asistencia espanola, I-V. Madrid: Establecimiento tipografico <<Sucesores de Rivadeneyra>>, 1904-1916.

Uriarte, Jose Eugenio de y Lecina, Mariano. Biblioteca de escritores de la C. de J. pertenecientes a la antigua asistencia de Espana desde sus origenes hasta el ano 1773, 2 vols. Madrid: Imprenta <<Grafica Universal>>, 1925-1935.

Villafane, Diego. Esposizione scolastico-dogmatica del primo e massimo precetto della carita verso Dio. Operetta del sacerdote D. L. de V. / di Villafane, Diego Lione de, Pubblicazione, 1792a.

Villafane, Diego. Nuova aggiunta alla esposizione scolastico-dogmatica del precetto della carita verso Dio del medemo sacer D. L. de V di Villafane, Diego Lione de, Pubblicazione, 1792b.

Carlos A. PAGE

CONICET. Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (Argentina)

capage1@hotmail.com

Fecha de recepcion: 12/01/2017

Fecha de aceptacion definitiva: 14/03/2018

(1.) Guasti, Niccolo. <<Rasgos del exilio italiano de los jesuitas espanoles>>. Hispania Sacra. Madrid, 2009, LXI, 123, p. 259.

(2.) Hervas y Panduro, Lorenzo. BibliotecaJesuitico-Espanola (1759-1799). Estudio introductorio, edicion critica y notas Antonio Astorgano Abajo. Madrid: Libris, 2007, p. 80.

(3.) Hernandez SJ, Pablo. Coleccion de libros y documentos referentes a la historia de America. Tomo VII. El extranamiento de los jesuitas del Rio de la Plata y de las misiones del Paraguay. Madrid: Libreria General de Victoriano Suarez, 1908, p. 245.

(4.) El P. Miranda al escribir la biografia del P. Muriel recuerda con sobrada gratitud la figura de Cantoni, quien los ayudo en todo cuanto podia. Incluso tambien a los jesuitas de Quito les ofrecio el palacio llamado San Nebulon que habia sido el hospital de la ciudad. El P. Ricci ante tanta generosidad le envio carta de hermandad con la que lo hacia participe de todos los bienes espirituales de la religion (Miranda SJ, Francisco Javier. Vida del Venerable sacerdote Don Domingo Muriel, religioso un tiempo de la abolida Compania de Jesus y ultimo provincial de su Provincia del Paraguay, escrita por un discipulo suyo sacerdote de la misma Compania. Cordoba: Universidad Nacional de Cordoba, 1916, p. 318).

(5.) Sucedio al P. Manuel Vergara (1711-1770), quien habia sido designado provincial en setiembre de 1766 y se encontraba en la reduccion de Yapeyu cuando llegaron las tropas que lo arrestaron y luego trasladaron a Espana. Pero el sacerdote se hallaba gravemente enfermo y permanecio en el Puerto de Santa Maria donde murio el 15 de mayo de 1770 [Storni SJ, Hugo. Catalogo de los jesuitas de la Provincia del Paraguay (Cuenca del Plata) (1585-1768). Roma: Institutum Historicum S.I., 1980, p. 302]. Una biografia suya en PeramAs SI, Jose Manuel. Vida y obra de seis humanistas. Buenos Aires: Ed. Huarpes, 1946 [1791], pp. 37-91. Segun el P. Furlong para la expulsion se inventariaron diez manuscritos de su autoria (Furlong SJ, Guillermo. Nacimiento y desarrollo de la filosofia en el Rio de la Plata. 1536-1810. Buenos Aires: Ed. Guillermo Kraft Limitada, 1952, p. 156).

(6.) Dos de Teologia Dogmatica, uno de Moral, otro de Derecho Canonico, otro de Sagrada Escritura, uno de Filosofia y uno de Retorica, para unos 60 estudiantes. Tal cual funcionaba en Cordoba (Hernandez SJ, Pablo. Coleccion de libros y documentos, op. cit., p. 246).

(7.) Miranda SJ, Francisco Javier. Vida del Venerable ... Op. cit, p. 333.

(8.) Miranda SJ, Francisco Javier. Vida del Venerable ... Op. cit., p. 369.

(9.) Batllori SI, Miguel. La cultura hispano-italiana de los jesuitas expulsos, espanoles, hispanoamericanos, filipinos, 1767-1814. Madrid: Ed. Gredos, 1966, p. 23.

(10.) El P. Furlong senala ademas a los PP. Juan Molina (Catamarca, 1734-Ravena, 1778), Manuel Duran (Monterde, 1729-Verona, 1797), Francisco Burges (Pamplona, 1709-Faenza, 1777), Tomas Borrego (Ecija, 1728-Faenza, 1790) y Jose Ferragut (Palma de Mallorca, 1748-Ravena, 1787) (Furlong SJ, Guillermo. <<Lorenzo Hervas y las lenguas indigenas americanas>>. Estudios, Buenos Aires, 1927, 32, p. 294).

(11.) Una compilacion completa de todos ellos en Page, Carlos A. Relatos desde el exilio. Memorias de los jesuitas expulsos de la antigua Provincia del Paraguay. Asuncion del Paraguay: Servilibro, 2011.

(12.) Fernandez Arrillaga, Inmaculada. El destierro de los jesuitas castellanos (1767-1815). Salamanca: Junta de Castilla y Leon, pp. 100-110.

(13.) Sobre Possevino y la organizacion de las bibliotecas jesuiticas, ver Astorgano Abajo, Antonio. <<La Biblioteca jesuitico-espanola de Hervas y Panduro y su liderazgo sobre el resto de los ex jesuitas>>. Hispania Sacra, 2004, LVI, 113, pp. 170-268.

(14.) Titulo original: Hin und Her. Hin susse und vergnugt, her bitter und betrubt: das ist: Treu gegebene Nachricht durch einem im Jahre 1748 aus Europa in West-America, nahmentlich in die Provinz Paraguay abreisenden und im Jahre 1769 nach Europa zurukkehrenden Missionarium ... Zwettler-Codex 420, volumen 2, Biblioteca del monasterio Cistirniense de Zwettl en Baja Austria.

(15.) Pobosna y Kratka za Vszaki Dan Meszecza Premishlyavanya, vszem szveto siveti y szrechno vumreti selyeechem kruto hasznovita. Zagreb, 1775 (Sommervogel SJ, Carlos. Bibliotheque de la Compagnie de Jesus. Nouvelle Edition. Tome VI. Bruxelles: Oscar Schepens y Paris: Alphonse Picard, 1895, p. 876).

(16.) Binayan Carmona, Narciso. <<Los primeros croatas en la Argentina>>. Studia Croatica, 1971, XII, 42-43, p. 124.

(17.) Sierra, Vicente D. Los jesuitas germanos en la conquista espiritual de hispano-america, siglos xviiy xviii. Buenos Aires: Facultades de Filosofia y Teologia de San Miguel e Institucion Cultural Argentino-Germana, 1944, p. 299.

(18.) Sommervogel SJ, Carlos. Bibliotheque de la Compagnie de Jesus. Nouvelle Edition. Tome II. Bruxelles: Oscar Schepens y Paris: Alphonse Picard, 1891, p. 165.

(19.) Sabemos de la existencia de dos retratos del P. Muriel. Uno publicado por primera vez en la oracion funebre del jesuita Baltasar Masdeu impresa en Lugo en 1796, de quien el P. Miranda escribe del mismo: <<bastantemente semejante>>, pues se hizo en base a una mascara mortuoria. Estampa que incluso circulo entre la gente que pretendia su canonizacion. El otro es un oleo aparentemente de mediados del siglo xIx que se encontraba en el Colegio del Salvador en Buenos Aires y se halla desaparecido.

(20.) Antes del exilio se conoce Lettre a l'auteur de l'article <<Jesuite>> dans le dictionnaireEncyclopedique (1766). Es una obra anonima, pero que reconoce su autoria Diosdado Caballero y que el P. Furlong hallo un ejemplar en Valencia aunque sin la portada. Por otra parte, un manuscrito que permanecio inedito hasta que lo publico el P. Furlong es la Breve noticia de las misiones vivas, escrita luego de su visita a las misiones de 1766 [Furlong SJ, Guillermo. Domingo Muriel y su relacion con las misiones (1766). Buenos Aires: Libreria del Plata, 1955c].

(21.) Fechas que aluden al descubrimiento de Groenlandia por los noruegos, por un lado, y al abandono de las islas Malvinas por parte de los espanoles, por el otro.

(22.) Fue publicada en 1779 y traducida al castellano por el P. Hernandez en siete tomos aparecidos entre 1910 y 1919.

(23.) Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit, p. 401.

(24.) Miranda SJ, Francisco Javier. Vida del Venerable ... Op. cit, pp. 493-524 y 525-542. De la primera hay copia del texto en el AL: Ilustres 20/12 Carta del P. Domingo Muriel, Provincial de la Provincia del Paraguay a sus subditos sobre el modo de conservar el espiritu religioso, extinguida la Compania de Jesus, escrita antes que lo fuese.

(25.) El P. Furlong sigue al P. Miranda en cuanto que fue una frustrada impresion que el P. Muriel presento para su aprobacion en el Tribunal de la Inquisicion de Faenza en 1783 con el titulo Monumenta historica ..., que venia a ser una continuacion de la obra de Lafitau contra los jansenistas (Furlong SJ, Guillermo. Domingo Muriel ... Op. cit, p. 80).

(26.) El manuscrito Recurso de la Provincia del Paraguay de la Compania de Jesus del Tribunal de la Verdad, y de la inocencia, en causa de la execucion, y resultas del Tratado de Limites entre Espana y Portugal (ARSI, Paraq. III, ff. 203-230) con una sintesis publicada por Charlevoix; y Entretenimiento sobre la consulta del consejo extraordinario al Rey Don Carlos Tercero acerca de lo que se habia de responder al Breve del Papa Clemente XIII, manuscrito que cita Miranda pero se encuentra perdido (Miranda SJ, Francisco Javier. Vida del Venerable ... Op. cit., p. 440).

(27.) Furlong SJ, Guillemo. Francisco Miranda y su sinopsis (1772). Buenos Aires: Ed. Theoria, 1963, p. 29.

(28.) Furlong SJ, Guillemo. Francisco Miranda ... Op. cit., pp. 57-92.

(29.) Contamos con una reedicion impresa en 1946 con la traduccion de Antonio Ballus y prologo de Guillermo Furlong. Los seis biografiados son los PP. Manuel Vergara, Manuel Querini, Pedro Juan Andreu, Juan Escandon, Vicente Sans y Segismundo Griera.

(30.) Incluye las biografias de los PP. Ignacio Morro, Juan Mesner, Juan Suarez, Ignacio Chome, Francisco Ruiz de Villegas, Juan Angel Amilaga, Antonio del Castillo, Esteban Pallozzi, Clemente Baigorri, Francisco Urrejola, Joaquin Irribarren, Cosme Agullo y Martin Schmid. Esta segunda serie de biografias, Peramas no llego a verlas impresas debido a su muerte en Faenza en ese mismo ano.

(31.) El P. Giuseppe Boero (1814-1884) al revisar los cuatro tomos del menologio de Patrignani publicado en 1730 y ampliar en dos tomos, publicando todo en 1859, incorporo tres biografias de Peramas, la del P. Juan de Escandon en el tomo uno (pp. 145-153), la del P. Juan Pedro Andreu en el tomo dos (pp. 436-447) y la de Clemente Baigorri en el tomo uno (pp. 438-444).

(32.) Revista Popular. Semanario Ilustrado. Barcelona: Libreria y Tipografia Catolica, 1895, Ano 39, pp. 86-88. Poco despues el jesuita Vicente Agusti (1849-1915) la publico en un folleto de 16 paginas, tambien en Barcelona, agregandole un adecuado subtitulo. Finalmente, la biografia de Peramas fue nuevamente traducida en 1999 por Italo M. Viotto.

(33.) De administratione guaranitica comparate ad rempublicam Platones commenterii fue reeditada con traduccion al castellano de Juan Cortes del Pino en 1946 y luego por Francisco Fernandez Pertinez y Bartolome Melia en 2004 a traves del Centro de Estudios Paraguayos <<Antonio Guasch>> de Asuncion del Paraguay.

(34.) En 1868 el P. Augusto Carayon la tradujo y publico en frances. Tambien aparecio la traduccion inglesa en Londres en 1875, y en lengua alemana, cuya edicion estuvo a cargo de Antonio Huonder, aparecida entre 1899-1900.

(35.) Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit, p. 437.

(36.) El original de 48 folios se conserva en el ARXIU con copia en AL y publicado por Guillermo Furlong en 1939.

(37.) Menendez y Pelayo, Marcelino. Historia de las ideas esteticas en Espana. Madrid: CSIC, v. 1, 1993, p. 1151.

(38.) Latassa y Ortin, Felix de. Biblioteca nueva de los escritores aragoneses que florecieron desde el ano de 1795 hasta el de 1802. Pamplona: Oficina de Joaquin de Domingo, t. VI, 1802, pp. 126-155.

(39.) Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit., p. 129.

(40.) HervAs y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit., pp. 244-245.

(41.) Furlong SJ, Guillermo. Diego Leon Villafane y su <<Batalla de Tucuman>> (1812). Buenos Aires: Ediciones Theoria, 1962, p. 478.

(42.) La lista de 18 sacerdotes y 2 coadjutores en Pastells SJ, Pablo y Mateos SJ, Francisco. Historia de la Compania de Jesus de la Provincia del Paraguay, t. VIII, segunda parte 1760-1768. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, 1949, pp. 1200-1201.

(43.) Furlong SJ, Guillermo. <<Vicente Sans y Jose Sans>>. Estudios, Buenos Aires, 1945b, 397, p. 256.

(44.) Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit, p. 671.

(45.) Furlong SJ, Guillermo. Matematicos argentinos durante la dominacion hispanica. Buenos Aires: Editorial Huarpes, 1945a, p. 133.

(46.) Miranda SJ, Francisco Javier. Vida del Venerable ... Op. cit, p. 350.

(47.) Deckmann Fleck, Eliane Cristina. As artes de curar em um manuscrito jesuitico inedito do Setecentos. Sao Leopoldo: Editora Unisinos, 2015.

(48.) Sainz Ollero, Hector et al. Jose Sanchez Labrador y los naturistas jesuitas del Rio de la Plata. La aportacion de los misioneros jesuitas del siglo xviii ... a traves de la obra de Jose Sanchez Labrador. Madrid: Ministerio de Obras Publicas y Urbanismo, Centro de Publicaciones, 1999.

(49.) Santa Maria, Ramon de Santa Maria. <<El naturalista Termeyer (noticias biograficas)>>. En Lineo en Espana. Homenaje a Linneo en su segundo centenario (1707-1907). Zaragoza: Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales, 1907, p. 204.

(50.) Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit., pp. 578-579. Los manuscritos, aunque no completos, se encuentran en la biblioteca de la Real Academia de Ciencias Morales y Politicas de Madrid (Menendez y Pelayo, Marcelino. Historia ... Op. cit, p. 216).

(51.) Furlong SJ, Guillermo. Entre los Vilelas de Salta. Buenos Aires: Academia Literaria del Plata, 1939, p. 44.

(52.) No obstante, el ano de su muerte Prat de Saba incorpora su biografia en una de sus conocidas obras. Pero mucho mas extensa fue la que escribio su hermano Vicente. El manuscrito ubicado en Sarria se perdio en 1939, aunque fue publicado en parte por Agustin Gasco en 1886. Una excelente biografia en Dominguez Molto, Adolfo. Vicente Olcina, fabulista. Luis Olcina, misionero. Alicante: Caja Provincial de Ahorros, 1984.

(53.) Dominguez Molto, Adolfo. Vicente Olcina ... Op. cit., pp. 143-154.

(54.) Explicacion de las principales obligaciones de un christiano contenida en varias Doctrinas compuesta por el P. Luis Olzina de la Compania de Jhs. Misionero del Paraguay.

(55.) Vicente los titulo: <<Doctrinas practicas para la instruccion del Christianismo sobre varios asuntos muy importantes. Obra postuma del P. Luis Olzina, Presbitero, natural de Gorga, en el Arzobispado de Valencia>>.

(56.) Monografia ubicada entre los ff. 354-374 y junto al diccionario en el ARXIU (Furlong SJ, Guillermo. Entre los en Mocobies de Santa Fe. Buenos Aires: Amorrortu e Hijos, 1938, pp. 23-35).

(57.) Furlong SJ, Guillermo. Entre los en Mocobies. Op. cit, pp. 377-392.

(58.) 1. Diccionario legal indico, o leyes de Indias, distribuidas alfabeticamente por materias. Un tomo en 4to. 2. Excelencias del glorioso Arcanjel San Rafael. Un tomo en 4to. 3. Ejercicios de San Ignacio con meditaciones, lecciones, historia eclesiastica, &c. para uso de los que hacen ejercicios espirituales. Cuatro tomos en 4to. (Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit., p. 693).

(59.) Furlong SJ, Guillermo. Francisco Javier Iturri y su <<Carta Critica>> (1797). Buenos Aires: Libreria del Plata, 1955a, p. 73.

(60.) Una se encuentra en el Archivo de los jesuitas en Alcala de Henares y otra en el de Roma. La primera es la que publica Furlong y la segunda publicamos nosotros (Page, Carlos A. Relatos ... Op. cit., pp. 123-153).

(61.) Lo mismo hizo el P. Calatayud con los PP. Guevara, Casado, Quiroga, Burgues, Arto, Araoz, Valdes, Camano y otros, de quienes incorpora sus aportes para una obra que firmaria en Bolonia el 8 de diciembre de 1771 y se encuentra en el AL.

(62.) Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit, p. 614.

(63.) Una parte de la relacion del P. Juarez la publico el P. Grenon en 1920 y otra nosotros en 2001. Ambas en 2011, aunque solo son fragmentos de un diario mas extenso y perdido.

(64.) Observazioni fitologiche sopra alcune piante esotiche introdotte in Roma fatte nell' Anno 1788. Roma: Nellas stamparia di Arcangelo Casalatti, 1789 con 64 pp. y con la observacion del ano 1789 publicado en el mismo sitio en 1790 con 70 pp. El tercer tomo con la observacion de 1890 fue publicado en Roma, nella stamperia Gunchiana, a espse di Venazio Monaldini, 1792, 99 pp.

(65.) Recordemos que de la biografia javeriana se escribieron desde la primera del P. Manuel Teixeira de 1579, unos doscientos libros hasta la actualidad y en once idiomas. El libro del P. Juarez (1798b) incluso fue reeditado en Pamplona en 2004, edicion de Maria Gabriela Torres Olleta e impreso por la Fundacion Diario de Navarra.

(66.) Page, Carlos A. (ed.). La vida del novicio jesuita Jose Clemente Baigorri escrita por el P. Gaspar Juarez. Cordoba: Baez ediciones, 2012.

(67.) Grenon SJ, Pedro. Los Funes y el P. Juarez. Cordoba: Tip. La Guttenberg, t. 1, 1920, pp. 181-182.

(68.) Nos referimos al mencionado trabajo de tres tomos de la Historia natural, civil y eclesiastica del Virreinato del Rio de la Plata, compuesta con el P. Iturri, de la que tenemos noticias de su ultimo destino en Madrid donde fue remitida para su impresion.

(69.) Entre ellas Disertaciones del derecho natural y de gentes, tardo para su composicion mas de 20 anos y se ha perdido.

(70.) Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit., p. 594.

(71.) Storni, H. <<Frias Alfaro, Alonso de. Astronomo>>. En O'Neill SI, Charles E. y Dominguez, Joaquin M.a Diccionario Historico de la Compania de Jesus. Biografico-Tematico, II. Madrid: Universidad Pontificia Comillas, 2001, p. 1521.

(72.) Furlong SJ, Guillermo. Matematicos ... Op. cit, p. 137.

(73.) El P. Furlong expresa que el P. Luis Olcina es el autor de una obra sobre <<Recuerdos del Gran Chaco>> que Godofredo Kaspar atribuyo erroneamente al P. Cardiel y publico en la Revista de la Academia del Plata (a. 9, t. XVIII, enero/junio, 1920).

(74.) Furlong SJ, Guillermo. Joaquin Camano S.J. y su <<Noticia del Gran Chaco>> (1778). Buenos Aires: Libreria del Plata, 1955b.

(75.) Sommervogel SJ, Carlos. Bibliotheque de la Compagnie de Jesus. Nouvelle Edition. Tome III, Bruselas: Oscar Schepens y Paris: Alphonse Picard, 1892, p. 28.

(76.) Hernandez SJ, Pablo. Coleccion de libros y documentos ... Op. cit., p. 518.

(77.) Sommervogel SJ, Carlos. Bibliotheque ... Op. cit, VI, p. 1859.

(78.) AL, t. 26, ano 1792, pp. 543-546 y ano 1793, pp. 287-288.

(79.) Lovay, Silvana M. y Page, Carlos A. <<El regreso del P. Diego Leon de Villafane, ultimo jesuita de la antigua Provincia del Paraguay>>. IHS. Antiguos jesuitas en Iberoamerica, Cordoba, 2013, I, 2, pp. 155-169.

(80.) Uriarte, J. E. de. Catalogo razonado de obras anonimas y seudonimas de autores de la C. de J. pertenecientes a la antigua asistencia espanola. I. Madrid: Establecimiento tipografico <<Sucesores de Rivadeneyra>>, 1904, pp. 272-273 y 502.

(81.) Furlong SJ, Guillermo. Historia del Colegio de la Inmaculada de la ciudad de Santa Fe y sus irradiaciones culturales, espirituales y sociales, 1610-1962, t. 1. Buenos Aires: Sociedad exalumnos, 1962b.

(82.) AGN, BN, ms. 4308.

(83.) Monografia ubicada entre los ff. 177-347 en el ARXIU (publicada en Furlong SJ, Guillermo. Entre los en Mocobies ... Op. cit., pp. 78-118). Tambien ver sobre el tema en: Salinas, Maria Laura y Valenzuela, Fatima V. <<Los mocobies del Chaco segun la mirada del P. Manuel Canelas SJ>>. IHS. Antiguos jesuitas en Iberoamerica, 2015, III, 2, pp. 169-190.

(84.) Se titula <<Breve noticia de las tres entradas que hizo el Padre Roque Gorostiza, dos de ellas solo y la tercera con el Padre Joseph Jolis>> y la reproduce integramente el P. Furlong en 1939, tomandola del ARXIU.

(85.) Sommervogel SJ, Carlos. Bibliotheque ... Op. cit., IV, 1658.

(86.) Furlong SJ, Guillermo. Francisco Javier Iturri y su <<Carta Critica>> (1797). Buenos Aires: Libreria del Plata, 1955a, pp. 24-26.

(87.) Hanisch SJ, Walter. Itinerario y pensamiento de los jesuitas expulsos de Chile (1767-1815). Santiago de Chile: Ed. Andres Bello, 1971, p. 160.

(88.) 1.-Dissertatio Antiblasiana, seu Blasius admonitor in Blasium Commonitorem. Venecia: Typis Bettinelli, 1775. Dissertatio historico-dogmatica de Sacrarum imaginum cultu religioso quator epochis complectens dogma, et disciplinam Ecclesiae super sanctas imagines. Foligno: Typis Jesualdi Fofi, 1789. 2.-Dissertazione sopra gli oracoli nella quale si fa manifesto contra Fontanelle che il demonio ebbeparte negli oracoli degli antichi. Foligno: Per Gesualdo Fofi, 1790. 3.-Risposta all'anonimo della lettera sopra la vicinanza del iudizio universale. Foligno: Per Giovanni Tomassini, 1790 y 4.-De abusu superstitioso rerum sacrarum Degli oracoli (Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit., p. 257).

(89.) Vida del Ilustrisimo senor Don Bernardino Cardenas, obispo del Paraguay y Disertacion sobre la fe y credito que se deben dar a las imposturas del senor Obispo D. Bernardino de Cardenas, confirmandolo todo con Reales Cedulas, determinaciones de la Real Audiencia de Lima, del juez conservador, deposicion de testigos de vista y oido, y con los escritos originales del mismo obispo (Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit., pp. 258-259 y Sommervogel SJ, Carlos. Bibliotheque de la Compagnie de Jesus. Nouvelle Edition. Tome III. Bruselas: Oscar Schepens y Paris: Alphonse Picard, 1892, p. 1923).

(90.) Del fabuloso reino jesuitico en el Paraguai, contenido en los cuatro libros de Ibanez y en el librillo de la <<Republica del Paraguay>>, que se presento a Benedicto, papa, XIV.

(91.) 1.-Synopsis operis anonymi (italice editi in IV voluminibus) de jure libero ecclesiae ad possidenda bona temporalia, un tomo en folio. 2.-Synopsis Ante-Febronii italica editi Caesenae, typis Gregorii Biasini, et auctore Francisco Antonio Zaccaria Soc. J. In IV voluminibus, in folio y 3.-Vitae etpraedictionum beati Joachimi Abbatis super futuro clericorum regularium ordine. Liber singularis, in 4to.

(92.) Auctoritas, et aequitas summa constitutionis <<Unigenitus>>, &., adversus veteres, et novissimos calumniatores.

(93.) Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit, p. 593.

(94.) Hervas y Panduro, Lorenzo. Biblioteca ... Op. cit, p. 60.

(95.) Furlong SJ, Guillermo. Juan de Escandon SJy su carta a Burriel (1760). Buenos Aires: Ediciones Theoria, 1965, p. 78.

(96.) Astorgano Abajo, Antonio. <<Un jesuita expulso sanguesino rebelde: Francisco Javier Mariategui. El ex jesuita oprimido>>. Revista Principe de Viana, 2011, LXXII (252), pp. 196-200.

(97.) Sommervogel SJ, Carlos. Bibliotheque ... Op. cit, I, p. 1189.

(98.) AL, 17/3.

Leyenda: Fig. 1. Version alemana del libro de Dobrizhoffer (1783-1784).

Leyenda: Fig. 2. Primera edicion del libro de Falkner (1774).

Leyenda: Fig. 3. Primera edicion resumida del libro de Paucke (1829).

Leyenda: Fig. 4. Libro de Havestadt sobre la lengua araucana (1777).

Leyenda: Fig. 5. El Fasti Novi Orbis de Muriel con el seudonimo de Morelli (1776).

Leyenda: Fig. 6. Primera edicion de las 13 biografias de Peramas (1793).

Leyenda: Fig. 7. Tomo 1 de Dell'unicoprincipio ... del P. Millas (1786).

Leyenda: Fig. 8. Una de las obras de Aznar publicadas en Ferrara (1786).

Leyenda: Fig. 9. Carta de san Ignacio al emperador de Etiopia publicada por Lagua (1790).

Leyenda: Fig. 10. Quisunt hostes ... del P. Sans (1792).

Leyenda: Fig. 11. La poco conocida obra de Quiroga publicada en Bolonia (1784).

Leyenda: Fig. 12. La conocida obra de Jolis publicada en Faenza (1789).

Leyenda: Fig. 13. Uno de los tomos de Termayer (1807).

Leyenda: Fig. 14. La famosa carta critica de Iturri (1798).

Leyenda: Fig. 15. Las Observazioni fitologiche que Juarez publica con Gigli entre 1789 y 1792.

Leyenda: Fig. 16. Una de las dos obras del P. Villafane (1792b).

Leyenda: Fig. 17. Inedito tratado de la provincia del Paraguay del P. Calatayud (1771).
COPYRIGHT 2018 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Page, Carlos A.
Publication:Cuadernos dieciochistas
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2018
Words:20106
Previous Article:ADORNO Y REPRESENTACION: ESCENARIOS COTIDIANOS DE VIDA A FINALES DEL SIGLO XVIII EN MADRID.
Next Article:EL MAUSOLEO DEL I DUQUE DE MONTEMAR EN EL PILAR DE ZARAGOZA: UN ENCARGO DE CARLOS III EN HONOR A SU MEMORIA.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters