Printer Friendly

LA IDEA DE LA HISTORIA EN IMAGEN DE LA VIRGEN MARIA DE MIGUEL SANCHEZ.

THE IDEA OF HISTORY IN IMAGEN DE LA VIRGEN MARIA OF MIGUEL SANCHEZ

1. En sus "Meditaciones sobre el criollismo", Edmundo O'Gorman sostuvo que antes de que hubiera mexicanos hubo criollos novohispanos. (1) En el siglo XVI los peninsulares y sus hijos eran espanoles en America, pero los criollos del siglo XVII se pensaron a si mismos como espanoles de America. Diferencia pequena en la preposicion pero enorme en la idea que tenian de si mismos. El criollismo, dijo O'Gorman, mas que un asunto de raza o sitio, tuvo que ver con una forma de ser que se forjo, en parte gracias a la literatura barroca. (2)

Como ha senalado Emilio Uranga, los criollos novohispanos tuvieron una idea muy alta de si mismos. (3) Ellos se sabian subditos del imperio mas grande y poderoso de la tierra. Su capital, Mexico, era una urbe majestuosa y cosmopolita; paso entre Europa y Asia, pero tambien puente con Africa, ya que miles de esclavos de ese continente caminaban por sus calzadas. Los criollos conocian la historia de su reino: desde el dominio de los aztecas, hasta la conquista y la evangelizacion, para desembocar en su presente de esplendor. Sin embargo, fue gracias a un libro del parroco Miguel Sanchez que supieron, ademas, cual era su sitio en la historia de la creacion.

El primero en interpretar al continente americano desde las sagradas escrituras fue el Almirante Colon. Al encontrar la desembocadura del Orinoco, el penso que un rio tan caudaloso solo podia proceder del paraiso. (4) Esta conjetura fue reelaborada por Antonio de Leon Pinelo en El paraiso en el nuevo mundo, historia natural y peregrina, de 1656. (5) Sin embargo, ni Colon ni Leon Pinelo le dieron un sentido providencial al descubrimiento y a la conquista. Quien si lo intento fue fray Geronimo de Mendieta en su Historia eclesiastica indiana. El franciscano consideraba que la alta mision de la Iglesia y la Corona era construir en la Nueva Espana una sociedad cristiana fundada en los principios de pobreza y humildad. Segun Mendieta, la conquista, la evangelizacion y el derrotero que tomara la colonia debian entenderse desde una perspectiva providencial. Por ejemplo, en el libro III de su obra, sostiene que Dios eligio a Cortes para recompensar a la Iglesia Catolica en America por la perdida que Lutero le habia provocado en Europa y que, por ello, se podia comparar con el conquistador de Mexico con Moises. (6)

2. En 1648, el parroco Miguel Sanchez publico Imagen de la virgen Maria Madre de Dios de Guadalupe, milagrosamente aparecida en la ciudad de Mexico. Celebrada en su historia, con la profecia del capitulo doce del Apocalipsis. (7) Su escrito estaba acompanado de otros textos aprobatorios de clerigos distinguidos como Juan de Poblete, chantre de la Catedral; Pedro de Rozas, lector de Teologia del Convento de San Agustin; Francisco de Siles, catedratico de Teologia de la Universidad; Luis Lasso de la Vega, vicario de la Ermita de Guadalupe, y el bachiller Francisco de Barcenas. El libro solo ha sido reimpreso en una ocasion, en 1982, y son pocos los especialistas del guadalupanismo que lo han estudiado con profundidad. (8)

Imagen de la virgen es la primera publicacion en la que se cuenta la historia de la aparicion de la virgen de Guadalupe. Episodio central de la narracion es el momento en el que ante los ojos del obispo Juan de Zumarraga, la imagen de la Virgen aparece en la tilma de Juan Diego. Sanchez sostiene que esa imagen no fue pintada por manos humanas, sino que fue la propia Virgen quien decidio plasmarse en la tela que portaba las rosas invernales que Juan Diego habia cortado en el Tepeyac. No es, por lo tanto, una representacion de ella, un producto de la imaginacion humana, sino la imagen veridica, exacta, unica de Maria la que cuelga en el altar de la Basilica de Guadalupe.

La narracion de Sanchez se presenta como una "historia". No es una historia natural, como la de Francisco Hernandez. (9) Tampoco es una historia natural y moral, como la de Joseph de Acosta, (10) o una historia general como la de Bernardino de Sahagun. (11) Podria decirse que, por su rareza y excepcionalidad, es peregrina, como la de Leon Pinelo, pero ello no significa que fuese ficticia, sino que pretendia ser verdadera, tan verdadera como la narrada por Bernal Diaz del Castillo. Como Leon Pinelo, Sanchez pone a America en un sitio central de la historia, pero no por su pasado remoto, sino por un suceso reciente que seguia teniendo manifestaciones milagrosas.

El impacto de la obra de Sanchez fue inmediato y perdurable. Toda la literatura sobre el suceso guadalupano parte de ella. (12) El libro esta escrito en estilo barroco. Su prosa contiene numerosas digresiones, elucubraciones y florituras. Intercaladas dentro del texto hay cuantiosas citas del Antiguo y del Nuevo Testamento y de los Padres de la Iglesia. Las citas estan en latin, aunque Sanchez haya escrito en espanol, con el proposito de que su libro fuese leido por un publico mas amplio. La compleja arquitectura barroca de la obra resulto farragosa para los lectores menos educados. Por esa razon, el padre Mateo de la Cruz preparo una version abreviada en la que unicamente se contaba, en un lenguaje accesible, la historia de la aparicion. Este resumen fue publicado en Puebla en 1660 con el titulo de Relacion de la milagrosa aparicion de Nuestra Senora de Guadalupe de Mexico. Esta version expurgada resulto muy util para la difusion del acontecimiento guadalupano, pero fue desastrosa para la justa valoracion de la Imagen de la virgen Maria, ya que elimino de un plumazo todas las delicadas y eruditas argumentaciones biblicas, teologicas, filosoficas, historicas, astrologicas, numerologicas e iconograficas del libro.

No examinare aqui la narracion que hace Sanchez de la aparicion mariana. Tampoco hare un analisis de todos los razonamientos que ofrece en su libro. Mi proposito se limita a distinguir tres concepciones de la historia que se hallan en Imagen de la virgen.

3. Sostengo que en la obra de Sanchez encontramos entrelazados tres tipos de narracion historica. En primer lugar, una historia prodigiosa (la de la aparicion de la Virgen a Juan Diego y de todo lo que sucedio despues); en segundo lugar, una historia profetica (que se desprende de la comparacion que hace Sanchez de la virgen de Guadalupe con la mujer del Apocalipsis); y, en tercer lugar, una historia patria (que se escribe para la gloria de Mexico y, en el dificil momento en que fue publicada, para su consuelo).

Estas tres formas de hacer historia estan integradas a la manera de un altar barroco. El resultado es un discurso repleto de silogismos, analogias, metaforas y alegorias. Como ya dije, la version expurgada de Imagen de la virgen destruyo la compleja unidad de la obra. Hoy en dia, se recuerda al libro solo por su historia prodigiosa, pero se olvida su historia profetica y su historia patria, que son no menos importantes.

En la aprobacion del libro, Juan de Poblete dice, citando a san Gregorio Magno, que "no debe ser tan desnuda la historia que no inflame el corazon para levantar el espiritu hacia Dios y alabarle en la grandeza de sus maravillas". (13) Sin embargo, una cosa es que la historia inflame el corazon y levante el espiritu y otra que este fundada en hechos genuinos, es decir, que sea historia verdadera. El asunto de las fuentes de la investigacion de Sanchez ha sido debatido. Sobre este tema se ocupa el propio Sanchez en la primera seccion de su libro, denominado "Fundamento de la historia". Asi dice el autor: "Determinado, gustoso y diligente busque papeles y escritos tocantes a la santa imagen y su milagro, no los halle, aunque recorri los archivos donde podian guardarse, supe que por accidentes del tiempo y ocasiones se habia perdido los que hubo". (14)

Sin embargo, continua Sanchez: "Apele a la providencia de la curiosidad de los antiguos, en que halle unos, bastantes a la verdad, y no contento los examine en todas sus circunstancias, ya confrontando las cronicas de la conquista, ya informandome de las mas antiguas personas y fidedignas de la ciudad, ya buscando los duenos que decian ser originarios de estos papeles". (15)

Sanchez no dice cuales fueron esos papeles--es probable que entre ellos estuviera el Nican mopohua--pero afirma que, aunque no los hubiera hallado, el tenia de su parte el "derecho comun, grave y venerado de la tradicion, en aqueste milagro, antigua, uniforme y general". (16) Como recuerda Sanchez, las historias de los hechos y los milagros de los principales santuarios de Espana y de la Nueva Espana no requerian mas que la tradicion para apuntalar su historia.

Despues de tratar el asunto de las fuentes documentales, Sanchez se ocupa del estilo en el que escribe su libro. Aqui encuentro los elementos de su historia profetica. Dice: "Escribir esta historia con estilo fuera de lo comun, tuvo en mi particulares motivos. El primero, conocer que la Sagrada Escritura no embaraza a los entendimientos, sino que los alumbra, y las palabras de los santos no estorban, sino que encaminan y mas cuando se hallan en lenguaje castellano que no menester comento". (17)

Pero como Sanchez concentra su argumentacion a partir del Apocalipsis biblico, se justifica de la siguiente manera: "Elegir la revelacion del Apocalipsis, fue por parecerme hallaba en ella todo mi asunto, que se cifra en original, dibujo, retoque, pintura y dedicacion de la santa imagen, y tambien porque siendo del Apocalipsis a que esta inclinado mi ingenio, lleva consigo divina bendicion a quien lo lee y quien lo oye". (18)

No es mucho decir que la Sagrada Escritura alumbra los entendimientos y que el de Sanchez estaba inclinado, en particular, al libro del Apocalipsis. Sin embargo, a lo largo de su obra, Sanchez argumenta para persuadirnos de las conclusiones a las que el llega a partir de su lectura del Apocalipsis y de su observacion de la tilma de Juan Diego. Un lector actual podria preguntarse que podemos aprender sobre la historia de Mexico con ese metodo tan extrano. Para la historia profetica, la eternidad es como una inmensa llanura que puede observarse desde cualquier punto. Luis Villoro la describe de esta manera:
   Miope seria quien creyera que solo puede haber historia de hechos
   pasados; que tambien puede haberla del futuro. Cierto que el futuro
   aun no existe, pero tampoco existe el pasado. Y asi como el
   conocimiento del pasado que ya no es, es posible por la memoria:
   asi tambien el conocimiento del futuro que no es aun, es posible
   por el espiritu profetico. [...] Al historiador profetico no le
   interesa el hecho en cuanto tal, sino la senal, los gestos
   significativos que le hacen los hechos. [...] El profeta enlaza asi
   pasado y futuro: la senal habra de cumplirse en el futuro; y este,
   a su vez, hara comprensible el anuncio del pasado. (19)


La historia profetica se lee en clave. Sanchez interpreta el Apocalipsis usando como clave la historia de Mexico y, a la vez, analiza la imagen de la virgen de Guadalupe usando como clave al Apocalipsis. Se trata de una deslumbrante hermeneutica de ida y vuelta. Como dice el mismo, lo que hace es un "careo" entre la mujer que aparece en Apocalipsis XII y la virgen de Guadalupe.

4. Resumido a su minima expresion, el complejo argumento de Sanchez esta basado en dos premisas. (i) La primera es que la mujer que lucha contra el dragon, descrita por san Juan en Apocalipsis XII, es la virgen Maria. (ii) La segunda es que la imagen de la virgen de Guadalupe es la imagen fidedigna de la mujer del Apocalipsis. Sanchez extrae de aqui una serie de consecuencias teologicas e historicas impresionantes. Todas ellas ponen a Mexico en el centro de la historia de la creacion.

Sanchez cita a san Agustin como la autoridad teologica que identifica a la mujer del Apocalipsis con la virgen Maria. Se han dado varias interpretaciones de quien es esa mujer: algunos han propuesto a la Iglesia, otros a la Virgen Maria. Sanchez ofrece una cita de un texto menor que en aquel entonces era atribuido a san Agustin y hoy se atribuye al obispo Quodvultdeus. (20) La cita declara que "Nadie ignora que el dragon es el diablo y que la mujer significa la virgen Maria". (21) El texto original no profundiza en la exegesis; es un discurso a catecumenos en el que se explica de manera sencilla los principios de la fe cristiana.

Para defender la segunda premisa, Sanchez ofrece dos argumentos. El primero es un cotejo entre la descripcion que san Juan hace de la Mujer y la imagen de la Guadalupana. Se trata, por tanto, de una minuciosa comparacion entre un texto y una imagen. El primero, dice Sanchez, es fruto de una revelacion profetica y el segundo de un milagro. Sin embargo, Sanchez no especula, se basa en un hecho portentoso, pero objetivo. El retrato de la Virgen esta alli, cualquiera puede verlo. Lo que el hace es comparar lo que se ve en el cuadro, con lo que se lee en el texto.

La representacion de la virgen Maria como la mujer del Apocalipsis era comun en la pintura europea del periodo. Se encuentran caracteristicas de ella en pinturas y esculturas de la Inmaculada, la Asuncion, la virgen de la Humildad y la virgen del Rosario generadas en Espana en los siglos XV y XVI. (22) Mas alla de las semejanzas pictograficas, la diferencia fundamental entre esas pinturas y la virgen de Guadalupe--insistiria Sanchez--es que esta no fue pintada por manos humanas. Con base en ello, Sanchez extrae dos conclusiones.

La primera de ellas es que la imagen de la virgen de Guadalupe es la imagen misma que Dios se hizo de la Virgen, antes, incluso, de que ella naciera del vientre de santa Ana. Pero ya que Dios hizo al hombre a imagen y semejanza, la imagen de la Virgen que se hizo desde el principio de los tiempos tiene que ser la imagen mas perfecta del propio Dios. (23) Para llegar a esta conclusion, Sanchez se basa en un famoso sermon que, hasta el siglo XIX se atribuia a san Agustin, el De sanctis, numero 35. Este sermon ya no se incluye dentro del corpus agustiniano.

La segunda conclusion, que es la que me interesa examinar en este trabajo, es que una lectura de Apocalipsis XII nos permitira entender la historia de Mexico y su sitio en la historia providencial. Asi como Dios desempena un papel determinante en la historia del pueblo de Israel, tambien lo tiene en la historia del pueblo de Mexico. De aqui, Sanchez extrae los siguientes corolarios: (I) la conquista de Mexico fue profetizada en Apocalipsis XII; (II) esa victoria se realizo, en ultima instancia, para que la virgen de Guadalupe, "la imagen mas perfecta y copiada del original de Dios", apareciera en Mexico; (III) el pueblo mexicano recibio, por medio de la virgen de Guadalupe la bendicion, la suavidad y la bienaventuranza de Dios; (IV) pero, por ello mismo, es un pueblo acosado por el demonio. Aqui me limitare a examinar los dos ultimos, poniendo atencion en el caracter de historia patria de la obra de Sanchez.

5. Las ideas de Sanchez sobre la conquista eran lugares comunes en aquella epoca: se pensaba que el imperio azteca habia estado poseido por demonios que exigian sacrificios humanos y que los conquistadores habian sido ayudados por Dios con el fin de salvar a los naturales. (24) La diferencia entre Sanchez y los demas consiste en la dimension profetica que el le da a esta historia.

En la Ciudad de Dios, san Agustin se ocupa del destino de Roma, que cayo, nos dice, por culpa de sus pecados, no por la de los cristianos. Agustin sostiene que los demonios se hicieron adorar como si fueran dioses y que fue esa maldad la que provoco la caida de Roma. Hay en san Agustin una concepcion providencialista de la historia: no se entiende la historia humana sin la voluntad divina. Sin embargo, eso no significa que el ser humano no sea libre y, por lo mismo, que pueda elegir entre el bien y el mal. Por ultimo, hay una lectura escatologica: la historia tiene una direccion lineal que llega a un fin, que sera el juicio en el que Dios separara a los buenos de los malos, es decir, a quienes se entregaron a el y a quienes lo rechazaron. Se puede decir que asi como Agustin escribe La ciudad de Dios para comprender un evento de enorme importancia en la historia del mundo, a saber, el saqueo de Roma por los visigodos en 410, Miguel Sanchez escribe Imagen de la virgen para ofrecer una comprension historico-teologica de otro acontecimiento de enorme importancia en la historia mundial, a saber, la caida de Tenochtitlan en 1521.

El analisis de Sanchez se basa en el libro XX de La ciudad de Dios. En ese libro, san Agustin ofrece una lectura alegorica del Apocalipsis. San Agustin afirma que el Apocalipsis "contiene multitud de cosas oscuras a fin de ejercitar la inteligencia del lector, y tambien hay algunas en el que dan como la pista para aclarar las restantes, aunque con esfuerzo". (25) Siguiendo a Agustin, Sanchez ejercita su inteligencia para descifrar las pistas de Apocalipsis XII. El resultado es una peculiar historia de Mexico explicada a la luz de la revelacion de la imagen de la virgen de Guadalupe. Es una historia patria porque comienza con la salida de los aztecas de Aztlan y termina con las inundaciones mas recientes de la ciudad. Los aztecas vieron en la Conquista el cumplimiento de antiguas profecias. Lo extraordinario de la obra de Sanchez es que combina y pone a la par las profecias prehispanicas con las biblicas. La sintesis que realiza es un ejemplo destacado de historia mexicana, es decir, de una historia que combina dos visiones escatologicas de la historia: la indigena y la espanola. Destaca su interpretacion de uno de los celebres presagios de la conquista narrados por Sahagun. Se trata de la grulla que unos pescadores llevaron a Moctezuma. El ave tenia en la cabeza un espejo redondo y pulido en el que el emperador vio una noche oscura con estrellas. Esta imagen poetica y misteriosa es interpretada por Sanchez como una coincidencia con la corona de estrellas que lleva en su cabeza la mujer del Apocalipsis. Trasladando la figura de la Mujer a la de la virgen de Guadalupe y esta a su vez a la historia de Mexico, Sanchez afirma que las estrellas significan los primeros conquistadores y descendientes suyos. (26)

Aunque Sanchez afirma que el pueblo de Mexico ha sido bendecido por Dios, eso no significa que el destino de la patria sea facil. Por una parte, los mexicanos, segun Sanchez, demuestran una ingratitud semejante a la de los judios en el desierto cuando recibieron el mana y se atrevieron a preguntar que era aquello. Los mexicanos, que viven en una tierra prodiga, tambien preguntan que son todos esos dones que reciben. Pero lo mas dramatico es que el demonio no olvida su derrota y persigue a las generaciones de mexicanos. Al final de Apocalipsis XII se dice que despues de su derrota, el dragon queda furioso con la mujer y le hace la guerra a todos los de su simiente que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. Sanchez sostuvo que en Mexico el dragon adopto la forma de las sanguinarias divinidades indigenas. Sin embargo, una vez derrotado podria adoptar otras formas. En un pasaje el habla de "enemigos de nuestra santa fe, sin raices originarias desta tierra". (27) Quiza el autor se referia asi a los herejes luteranos, tema que seria retomado en sermones guadalupanos del siglo XVIII. (28) Pero volvamos a la amenaza del demonio. Cito a Sanchez:
   No se como darme a entender en aqueste discurso, quedese en cifra y
   cuando se experimente la envidia que el demonio ha engendrado
   contra los hijos de esta tierra, se persuadan a lo que yo, aunque
   no tengo autoridad para ello. Me persuado que como el demonio
   dragon tan expulso del cielo no puede volver al cielo a inquietar a
   la ciudad del cielo, ni a sus hijos los angeles, halla en Mexico
   [...] una nueva ciudad de Jerusalen, ciudad de paz, bajada del
   cielo y con su favor conquistada, con hijos y ciudadanos angeles de
   todas jerarquias, y como en imagenes de ciudad del cielo y de hijos
   angeles, pretende ejecutar sus rigores ... (29)


La tesis de Sanchez de que el demonio persigue a los mexicanos se sigue aceptando en algunos sectores dentro de la Iglesia, aunque muy rara vez se la mencione, seguramente para evitar malentendidos teologicos y no atemorizar a los fieles; a pesar de que Sanchez deja en claro que el amparo de la virgen de Guadalupe nos protegera de cualquier mal. (30)

En la cita anterior, Sanchez sostiene que la ciudad de Mexico es la nueva Jerusalen. Esta idea luego seria adoptada de varias maneras por el patriotismo criollo. ?Si Mexico era la Nueva Jerusalen, cual era la Nueva Babilonia? Sanchez no sostiene que sea Europa. Sin embargo, es probable que el hubiera marcado la diferencia entre Europa, desgarrada por la herejia, y Mexico, pueblo y tierra elegidos por la Virgen para la fundacion de una Nueva Jerusalen.

En el siglo XVI aparecieron varias imagenes religiosas en la Nueva Espana a las que se les construyeron santuarios. De acuerdo con un modelo clerical calcado de Espana, cada region tenia su propia imagen. Asi pudo haber pasado en Mexico; cada ciudad pudo haber tenido su propio santuario sin que ninguno fuese preeminente. La ciudad de Mexico, por ejemplo, pudo haber tenido tres equiparables: el de Guadalupe, el de los Remedios y el de Chalma. La idea de que hubiera una Patrona de todo Mexico todavia era lejana. La virgen de Guadalupe se fue imponiendo hasta ocupar el sitio que hoy disfruta. Sanchez menciona la participacion de la virgen de los Remedios en la conquista, pero la presenta como una auxiliadora para el proposito final, que era la aparicion de la Guadalupana en el Tepeyac. (31) Hay que tomar con pinzas lo poco que dice Sanchez sobre la virgen de los Remedios. En la primera mitad del siglo XVII, su culto estaba extendido y era la advocacion favorita de las autoridades--cuando habia calamidades era la primera a quien se pedia ayuda--. Pero ya desde entonces, detras del culto de ambas virgenes, se asomaban dos concepciones muy distintas sobre la historia de Mexico que luego tendrian graves repercusiones politicas. La inspiracion profetica de Sanchez no le alcanzo para adivinar que la virgen de Guadalupe apareceria en el estandarte de Hidalgo y que la de los Remedios, convertida en Generala de los espanoles, a la postre seria derrotada.

DOI: http://dx.doi.org/10.22201/iih.24486922e.2018.59.63244

BIBLIOGRAFIA Y HEMEROGRAFIA

ACOSTA, J. de (1590). Historia natural y moral de las Indias. Sevilla: Juan de Leon.

AGUSTIN, san (2007). Ciudad de Dios. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos. COLON, C. (1892). Carta del tercer viaje los Reyes Catolicos. En Relaciones y Cartas de Cristobal Colon. Madrid: Viuda de Hernando, 1892.

BRADING, D. (2011). Mexican Phoenix. Our Lady of Guadalupe: Image and Tradition across Five Centuries. Cambridge (United Kingdom): Cambridge University Press.

GARCIA MAHIQUES, R. (1996-1997). Perfiles iconograficos de la mujer del Apocalipsis como simbolo mariano. Ars Longa. Cuadernos de Arte, 7-8, pp. 177-184.

HERNANDEZ, F. (1615). Quatro libros de la naturaleza. Mexico: Vda. de Diego Lopez Davalos.

HERRERA Y TORDESILLAS, A. (1601-1615). Historia general de los castellanos en las islas y tierra-firme del Mar Oceano. Madrid: Juan Flamenco y Juan de la Cuesta.

LEON PINELO, A. de (1656). El paraiso en el nuevo mundo, historia natural y peregrina. Madrid: s/e.

MAYER, A. (2008). Lutero en el paraiso. Mexico: Fondo de Cultura Economica.

MENDIETA, G. de (1870). Historia eclesiastica indiana. Mexico: Antigua Libreria Robredo.

MILLAN DE POBLETE, J. (1695). Aprobacion. Mexico: s/e.

O'GORMAN, E. (1975). Meditaciones sobre el criollismo. En Memorias de la Academia Mexicana (t. XXI, pp. 84-94). Mexico: 1975.

PAZ, O. (1995). Sor Juana Ines de la Cruz o las trampas de la fe. En Obras completas (vol. 5). Mexico: Fondo de Cultura Economica.

QUODVULTDEUS CARTHAGINENSIS (1976). Opera tributa. Ed. R. Braun. Turnhout: Brepol Publishers (Corpus Christinaorum Series Latina, n. 60).

SAHAGUN, B. de (1829). Historia general de las cosas de la Nueva Espana, Mexico: Imprenta del ciudadano A. Valdes.

SANCHEZ, M. (1648). Imagen de la virgen Maria Madre de Dios de Guadalupe, milagrosamente aparecida en la ciudad de Mexico. Celebrada en su historia, con la profecia del capitulo doce del Apocalipsis. Mexico: Imprenta de Bernardo Calderon. Las citas al libro en este articulo refieren a la reimpresion de la obra en Torre Villar, E. de la, y Navarro de Anda, R. (eds.) (1982).

TORRE VILLAR, E. de la, y Navarro de Anda, R. (eds.) (1982). Testimonios historicos guadalupanos. Mexico: Fondo de Cultura Economica, pp. 152-267.

URANGA, E. (1952). Optimismo y pesimismo sobre el mexicano. Historia Mexicana, 1-3, enero-marzo, pp. 395-410.

VILLORO, L. (1948). Mito y profecia de Vasconcelos. Revista Mexicana de Cultura, 79, 3 de octubre, p. 2.

Violencia en Mexico es un castigo del diablo: papa. El Universal (viernes 13 de marzo de 2015). Mexico.

GUILLERMO HURTADO PEREZ

Doctor en Filosofia por la Universidad de Oxford. Investigador, desde 1991, del Instituto de Investigaciones Filosoficas de la UNAM y, de 2004 a 2012, director del mismo. Centra sus estudios en los proyectos sobre "Filosofia analitica", "Filosofia e historia intelectual" y "Filosofia mexicana", obteniendo como resultado de este ultimo proyecto el CD destinado a recopilar toda la produccion filosofica mexicana del siglo XX, Cien anos de filosofia en Mexico. Entre sus publicaciones podemos mencionar Proposiciones russelianas (1998), El buho y la serpiente. Ensayos sobre la filosofia en Mexico en el siglo XX (2007), Por que no soy falibilista y otros ensayos filosoficos (2009), y Mexico sin sentido (2012), ademas de diversos articulos en revistas especializadas. Fundador de la segunda epoca de la revista Dianoia. Miembro del Comite editorial de las revistas Ideas y valores, de Colombia, Mexican Studies, de EEUU, y Journal of Interamerican Philosophy, de EEUU. Miembro de la Asociacion Filosofica de Mexico (2014). Miembro del Consejo Directivo del Observatorio Filosofico de Mexico (2016).

Informacion del articulo

Recibido: 25 de enero de 2018.

Aceptado: 28 de agosto de 2018.

Correo para correspondencia: peninsula0@gmail.com

(1) O'Gorman (1975, t. XXI, pp. 84-94).

(2) Octavio Paz tambien distingue el criollismo del siglo XVI del del siglo XVII, pero encuentra ya en el XVI los origenes de la mexicanidad. Paz (1995, vol. 5).

(3) Uranga (1952, pp. 395-410).

(4) Colon (1892).

(5) Leon Pinelo (1656).

(6) Mendieta (1870).

(7) Sanchez (1648). Las citas al libro en este articulo se refieren a la reimpresion de la obra (Torre Villar y Navarro de Anda, 1982, pp. 152-267).

(8) Uno de los pocos estudios recientes sobre Imagen de la virgen es la obra de David Brading (2011).

(9) Hernandez (1615).

(10) Acosta (1590).

(11) Sahagun (1829).

(12) En 1649, Luis Lasso de Vega publico un opusculo en nahuatl con el titulo Huei Tlamahuicoltica en donde se incluye un texto denominado Nican mopohua en el que se describe el suceso guadalupano de manera muy semejante a como un ano antes lo habia narrado Sanchez.

(13) Poblete (1695, p. 154).

(14) Sanchez (1648, p. 158).

(15) Idem.

(16) Idem.

(17) Sanchez (1648, p. 159).

(18) Sanchez (1648, p. 158).

(19) Villoro (1948, p. 2).

(20) El texto de san Agustin procede de Ad cathecumenos, pero cuando uno busca el "Sermon a catecumenos" en las actuales Obras completas de san Agustin no aparece esa cita. El texto al que se refiere Sanchez era atribuido a san Agustin. Para encontrarlo hay que acudir al tercero de los sermones atribuidos al obispo Quodvultdeus, amigo y colaborador de san Agustin. Cfr. Quodvultdeus Carthaginensis (1976).

(21) Sanchez (1648, p. 160).

(22) Garcia Mahiques (1996-1997, pp. 177-184).

(23) Sanchez (1648, p. 164).

(24) Sanchez afirma que los datos sobre la conquista los tomo de la Historia general de los castellanos en las islas y tierra-firme del Mar Oceano escrita por Antonio de Herrera y Tordesillas, cronista mayor de su majestad, de las Indias y su cronista de Castilla, publicada en cuatro volumenes por Juan Flamenco y Juan de la Cuesta entre 1601 y 1615.

(25) San Agustin (2007, XX, p. 18).

(26) Sanchez (1648, pp. 167-168).

(27) Sanchez (1648, p. 173).

(28) Sobre la identificacion del dragon con los herejes luteranos en los sermones guadalupanos del siglo XVIII, vid. A. Mayer (2008).

(29) Mayer (2008, pp. 176-177).

(30) En 2015 el papa Francisco declaro que el demonio castigaba a Mexico en venganza de que se le hubiera aparecido la Virgen. La Iglesia mexicana no ofrecio comentarios al respecto y la declaracion papal se olvido al poco tiempo. Cfr. "Violencia en Mexico es un castigo del diablo: papa", El Universal, Mexico, viernes 13 de marzo de 2015.

(31) Sanchez (1648, p. 119).
COPYRIGHT 2018 UNAM (Estudios de Historia Novohispana)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Hurtado Perez, Guillermo
Publication:Estudios de Historia Novohispana
Date:Jul 1, 2018
Words:5348
Previous Article:LAS REPRESENTACIONES GEOGRAFICAS DE LA ARCHIDIOCESIS DE MEXICO EN TIEMPOS DEL ARZOBISPO LORENZANA (1766-1772).
Next Article:DISPUTA DE FUEGO. LA MARCA DE PROPIEDAD DE LA BIBLIOTECA DE LA REAL UNIVERSIDAD DE MEXICO.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters